Iglesia en camino

 

Semanario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail: iglenca@archimeridabadajoz.org

Edición electrónica: http://198.62.75.1/www1/camino/camino.html

Número 595. 6 de noviembre de 2005

Director: Juan José Montes


Portada

Presenta sintéticamente todos los contenidos esenciales y fundamentales de la fe de la Iglesia

La Conferencia Episcopal Española presentó el Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica

La Conferencia Episcopal Española ha presentado la edición castellana del Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica, que presenta de forma sintética todos los contenidos esenciales y fundamentales de la fe de la Iglesia.

El Compendio no pretende ser un nuevo catecismo o una especie de compendio de la fe católica, sino que es deudor y dependiente del propio Catecismo de la Iglesia Católica. Algunas de las características de este Compendio, es su carácter dialogal y la inclusión de 14 imágenes artísticas, con su catequesis correspondiente, que pretende ayudar a dar a conocer el mensaje de la fe cristiana.

Monseñor Javier Salinas, Presidente de la Subcomisión Episcopal de Catequesis ha señalado que "la gente necesitaba algo más sencillo que el Catecismo de la Iglesia Católica. Estaban circulando Compendios realizados por distintos organismos. La Iglesia quería ofrecer su Compendio elaborado por la misma autoridad del Catecismo de la Iglesia Católica".


Editorial

La muerte y los paraísos de papel

Aunque ya dejamos atrás el día de los difuntos, el mes de noviembre está dedicado a recordar de forma especial a los que ya han muerto. Tener presentes a los muertos para los cristianos es esencialmente orar por ellos, no renunciando a elementos estéticos, como flores y otros adornos, pero sin poner en el centro a la estética, que debería ser una forma de expresión secundaria.

La muerte, lo inevitable por excelencia del género humano, frustra los intentos de la cultura generada y generadora del pensamiento débil que caracteriza este siglo. La muerte dinamita todo intento de construir aquí un mundo ideal, alejado del dolor, relativista, donde el hombre domina todo y sólo responde ante sí mismo.

Nuestra cultura ha fabricado un paraíso de papel, inmanente, e intenta alejar de la realidad lo que no puede dominar, por ello hablar de la muerte se ha convertido en un tabú, una osadía de mal gusto. Se intenta despojar a la muerte de su sentido trascendente, sin el cual no tiene sentido, se la quiere marginar, desintegrar del proceso natural de la vida porque la muerte es la 'puntilla' al concepto de vida que ha parido ese sistema de pensamiento.

Estas consideraciones teóricas se traducen en unas propuestas de vida con mayor o menor arraigo. No es inocente que las ofertas para el "Puente de todos los Santos", y de festividades religiosas en general como las Navidades o la Semana Santa, sea una y otra vez el turismo y el consumo en sus muchas vertientes. Además de los planteamientos económicos que esconden los nuevos modelos de comportamiento social, no podemos olvidar que detrás de ellos encontramos el intento de olvidar lo que estas fiestas suponen realmente y las realidades que nos muestran. Los cristianos, como no puede ser de otra manera, estamos influenciados por los ambientes en los que nos movemos, pero no podemos olvidar lo importante.


Santa Sede

Mensaje final del Sínodo de los Obispos (II)

La Eucaristía: Pan vivo para la paz del mundo

La semana pasada les ofrecíamos la primera parte del mensaje final del sínodo de los obispos, que ha reflexionado, durante veinte días en Roma sobre la Eucaristía. Esta semana los les ofrecemos la segunda parte de ducho mensaje.

8 Cuarenta años después del Concilio Vaticano II, hemos querido verificar en qué medida los misterios de la fe se expresan y celebran adecuadamente en nuestras asambleas litúrgicas. El Sínodo reafirma que el Concilio Vaticano II ha puesto las bases necesarias para una reforma litúrgica auténtica. Es importante cultivar sus frutos positivos y corregir los abusos que se hayan introducido en la práctica litúrgica. Estamos convencidos de que el respeto del carácter sagrado de la liturgia pasa por una fidelidad auténtica a las normas litúrgicas de la autoridad legítima. Que nadie se considere dueño de la liturgia de la Iglesia. La fe viva, que reconoce la presencia del Señor, constituye la primera condición para una celebración bella que culmine con el Amén para gloria de Dios.

Luces en la vida eucarística de la Iglesia

9 Los trabajos del Sínodo se han desarrollado en una atmósfera de alegría y de fraternidad, alimentada por la discusión abierta de los problemas y el testimonio espontáneo de los frutos del año eucarístico. La escucha y las intervenciones de nuestro Santo Padre Benedicto XVI han sido para todos nosotros un ejemplo y una ayuda preciosa. Muchos testimonios nos han hablado de hechos positivos y consoladores. Por ejemplo la toma de conciencia de la importancia de la Misa dominical; el aumento de las vocaciones al sacerdocio y a la vida consagrada en varias partes del mundo; la experiencia fuerte de las Jornadas Mundiales de la Juventud que han culminado en Colonia, Alemania; el desarrollo de numerosas iniciativas para la adoración del Santísimo Sacramento prácticamente en todo el mundo; la renovación de la catequesis del Bautismo y de la Eucaristía a la luz del Catecismo de la Iglesia Católica; el crecimiento de movimientos y comunidades que forman misioneros para la nueva evangelización; el aumento de grupos de monaguillos que dan la esperanza de nuevas vocaciones; y muchas otras experiencias que suscitan nuestra acción de gracias.

En fin, los Padres sinodales desean que el Año eucarístico sea un inicio y un punto de apoyo para una nueva evangelización, a partir de la Eucaristía, de la humanidad en vías de globalización.

10 Deseamos que el "estupor eucarístico" (EE 6) lleve a los fieles a una vida de fe cada vez más fuerte. Con este fin, las tradiciones orientales, ortodoxas y católicas, celebran la Divina Liturgia, cultivan la oración de Jesús, el ayuno eucarístico, mientras que la tradición latina propone una "espiritualidad eucarística" que culmina en la celebración e incluye también la adoración del Santísimo Sacramento fuera de la Misa, las bendiciones eucarísticas, las procesiones con el Santísimo Sacramento, y otras sanas manifestaciones de la piedad popular. Esta espiritualidad será sin duda de lo más fecundo para sostener la vida cotidiana y reforzar nuestro testimonio.

11 Damos gracias a Dios porque en varios países donde los sacerdotes estaban ausentes o confinados a la clandestinidad, la Iglesia puede ahora celebrar libremente los Santos Misterios. La libertad de evangelizar y los testimonios de renovado fervor despiertan poco a poco la fe en zonas profundamente descristianizadas. Saludamos con afecto y alentamos a los que aún sufren persecución. Pedimos también que donde los cristianos son minoría puedan celebrar el Día del Señor con toda libertad.

Retos para una renovación eucarística

12 La vida de nuestras Iglesias está marcada también por sombras y problemas que no hemos eludido. Pensamos ante todo en la pérdida del sentido del pecado y en la crisis persistente de la práctica del sacramento de la penitencia. Es importante que se redescubra su sentido profundo: es una conversión y un remedio precioso dado por Cristo resucitado para la remisión de los pecados (cf. Jn 20, 23) y el crecimiento en el amor a Dios y a nuestros hermanos.

Es interesante subrayar que un número creciente de jóvenes, habiendo recibido una catequesis adecuada, practican la confesión personal de los pecados y muestran una sensibilidad a la reconciliación requerida para recibir dignamente la santa comunión.

13 Por otro lado, la falta de sacerdotes para celebrar la Eucaristía del domingo nos preocupa enormemente y nos invita a rezar y a promover más activamente las vocaciones sacerdotales. Algunos sacerdotes se ven obligados a multiplicar las celebraciones y los desplazamientos de un lugar a otro para responder lo mejor posible a las necesidades de los fieles, al precio de grandes fatigas. Merecen nuestra estima y solidaridad. Nuestro agradecimiento se dirige también a los numerosos misioneros cuyo entusiasmo en el anuncio del Evangelio permite seguir siendo fieles al mandato del Señor de ir al mundo entero y bautizar en su Nombre (Mt 28, 19).

14 Por otro lado, estamos preocupados porque la falta del sacerdote impide la celebración de la Misa, el Día del Señor. En los distintos continentes que padecen esa falta de sacerdotes existen diferentes formas de celebraciones dominicales. Por otra parte, la práctica de la "comunión espiritual", muy apreciada por la tradición católica, ciertamente se podría y debería promover y explicar mejor, tanto para ayudar a los fieles a mejorar la comunión sacramental, como para dar un verdadero consuelo a los que, por diversas razones, no pueden recibir la comunión del Cuerpo y Sangre de Cristo. Creemos que esta práctica ayudaría a las personas solas, en particular a discapacitados, ancianos, prisioneros y refugiados.

15 Conocemos la tristeza de los que no pueden recibir la comunión sacramental por causa de una situación familiar no conforme con el mandamiento del Señor (cf. Mt 19, 3-9). Algunas personas divorciadas y vueltas a casar aceptan con dolor no poder comulgar sacramentalmente y lo ofrecen a Dios. Otras no entienden esta restricción y viven una gran frustración interior. Aunque no estemos de acuerdo con su elección (cf. Catecismo de la Iglesia Católica 2384), reafirmamos que no son excluidos de la vida de la Iglesia. Les pedimos que participen en la Misa dominical y escuchen frecuentemente la Palabra de Dios para que alimente su vida de fe, de caridad y de conversión. Deseamos decirles que estamos cercanos a ellos con la oración y la solicitud pastoral. Juntos pedimos al Señor obedecer fielmente a su voluntad.

16 Hemos constatado también en ciertos ambientes una disminución del sentido de lo sagrado que afecta no sólo a la participación activa y fructuosa de los fieles en la Misa, sino también a la manera de celebrar y a la cualidad del testimonio de vida que los cristianos están llamados a dar. Tratemos de reavivar, a través de la Sagrada Eucaristía, el sentido y el gozo de pertenecer a la comunidad católica, ya que en ciertos países se multiplican los abandonos. La descristianización reclama una mejor formación a la vida cristiana en las familias, para que la práctica de los sacramentos se renueve y manifieste realmente el contenido de la fe. Invitamos pues a los padres, pastores y catequistas a movilizarse en un gran trabajo de evangelización y de educación a la fe al inicio de este nuevo milenio.

17 Ante el Señor de la historia y ante el futuro del mundo, los pobres de siempre y los nuevos, las víctimas de injusticias, cada vez más numerosas, y todos los olvidados de la tierra nos interpelan, nos recuerdan a Cristo en agonía hasta el final de los tiempos. Estos sufrimientos no pueden ser extraños a la celebración del misterio eucarístico, que compromete a todos nosotros a obrar por la justicia y la transformación del mundo de manera activa y consciente, a partir de la enseñanza social de la Iglesia que promueve la centralidad y dignidad de la persona.

"No podemos engañarnos: es por el amor mutuo y, en particular, por la solicitud que manifestaremos a los que están en necesidad por lo que seremos reconocido como verdaderos discípulos de Cristo (cf. Jn 13, 35; Mt 25, 31-46). Este es el criterio que probará la autenticidad de nuestras celebraciones eucarísticas" (Mane nobiscum Domine 28).

Seréis mis testigos

18 "Jesús, habiendo amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el extremo" (Jn 13, 1). San Juan revela el sentido de la Institución de la Santísima Eucaristía por medio de la narración del lavatorio de los pies (cf. Jn 13, 1-20). Jesús se abaja a lavar los pies de sus discípulos como signo de su Amor supremo. Este gesto profético anticipa su abajamiento del día siguiente en la muerte de la cruz, que redime el pecado del mundo y lava nuestras almas de toda mancha. La Sagrada Eucaristía es el don del Amor, un encuentro con Dios que nos ama y una fuente que mana vida eterna. Obispos, sacerdotes y diáconos somos los primeros testigos y servidores de este Amor

19 Queridos sacerdotes, hemos pensado mucho en vosotros en estos días. Conocemos vuestra generosidad y vuestros retos. En comunión con nosotros vuestros obispos lleváis el peso del servicio pastoral cotidiano al lado del pueblo de Dios. Anunciáis la Palabra de Dios procurando introducir a los fieles en el misterio eucarístico. ¡Qué espléndida gracia la de vuestro ministerio! Rezamos con vosotros y por vosotros para que juntos seamos fieles al amor del Señor; os pedimos ser, con nosotros y siguiendo el ejemplo del Santo Padre Benedicto XVI, "humildes obreros de la viña del Señor", con una vida sacerdotal coherente. Que la paz de Cristo que dais a los pecadores arrepentidos y a las asambleas eucarísticas, resplandezca sobre vosotros y sobre las comunidades que viven de vuestro testimonio.

Con gratitud recordamos el empeño de los diáconos permanentes, de los catequistas, de los agentes de pastoral y de numerosos laicos que activamente trabajan en favor de la comunidad. ¡Pueda vuestro servicio ser siempre fecundo y generoso, apoyados por una plena comunión de intenciones y de acción con los Pastores de la comunidad!

20 Amados hermanos y hermanas, cualquiera que sea el estado de vida en el que somos llamados a vivir nuestra vocación bautismal, revistámonos de los sentimientos de Cristo Jesús (cf. Fil 2, 2) y compitamos en humildad los unos con los otros a ejemplo de Jesucristo. Nuestra caridad mutua no es solamente una imitación del Señor, es una prueba viva de su presencia activa en medio de nosotros. Saludamos y damos las gracias a todas las personas consagradas, porción escogida de la viña del Señor, que testimonian gratuitamente la Buena Nueva del Esposo que viene (cf. Ap 22, 17-20). Vuestro testimonio eucarístico de seguimiento de Cristo es un grito de amor en la noche del mundo, un eco del Stabat Mater y del Magnificat. Que la Mujer eucarística por excelencia, coronada de estrellas e inmensamente fecunda, la Virgen de la Asunción y de la Inmaculada Concepción, os mantenga en el servicio de Dios y de los pobres, en la alegría de Pascua, para la esperanza del mundo.

21 Queridos jóvenes, el Santo Padre Benedicto XVI os ha dicho e insistido que no perdéis nada dándoos a Cristo. Repetimos sus palabras fuertes y serenas de la Misa de comienzo de su ministerio que os orientan hacia la verdadera felicidad, respetando por completo vuestra libertad: "¡No tengáis miedo de Cristo! Él no quita nada, y lo da todo. Quien se da a él, recibe el ciento por uno. Sí, abrid, abrid de par en par las puertas a Cristo, y encontraréis la verdadera vida". Confiamos en vuestras capacidades y en vuestro deseo de desarrollar los valores positivos del mundo y de cambiar lo que es injusto y violento. Contad con nuestro apoyo y nuestra oración para que juntos nos enfrentemos con el reto de construir el futuro con Cristo. Sois los "centinelas de la aurora" y los "exploradores del futuro". No dejéis de beber en la fuente de la fuerza divina de la Sagrada Eucaristía para realizar las transformaciones necesarias.

A los jóvenes seminaristas que se preparan para el ministerio sacerdotal y que comparten con su generación las mismas esperanzas para el futuro, les deseamos que su vida de formación esté impregnada de una auténtica espiritualidad eucarística.

22 Queridos esposos cristianos y familias, vuestra vocación a la santidad, como iglesia doméstica, se alimenta en la Mesa de la Eucaristía. En el sacramento del matrimonio vuestra fe transforma la unión conyugal en un templo del Espíritu Santo, en fuente fecunda de nueva vida que engendra los hijos, fruto de vuestro amor. Hemos hablado a menudo de vosotros en el Sínodo, porque somos conscientes de las fragilidades y de las incertidumbres del mundo presente. No os desaniméis en el esfuerzo por educar vuestros hijos en la fe. Sois el semillero de las vocaciones al sacerdocio y a la vida consagrada. No olvidéis que Cristo habita en vuestra unión y la bendice con todas las gracias que necesitáis para vivir santamente vuestra vocación. Os animamos a conservar la costumbre de participar en familia en la Eucaristía dominical. Alegráis así el corazón de Jesús que dijo: "Dejad que los niños se acerquen a mí" (Mc 10, 14).

23 Deseamos dirigir una palabra especial a todos los que sufren, especialmente a los enfermos y discapacitados que están unidos al sacrificio de Cristo por su sufrimiento (cf. Rm 12, 2). Por el dolor que sentís en vuestro cuerpo y en vuestro corazón participáis de manera singular en el sacrificio de la Eucaristía, como testigos privilegiados del amor que de ella deriva. Estamos seguros de que en el momento en el que experimentamos la debilidad y nuestros propios límites, la fuerza de la Eucaristía puede ser una gran ayuda. Unidos al misterio pascual de Cristo, encontramos la respuesta a las cuestiones candentes del sufrimiento y de la muerte, sobre todo cuando la enfermedad toca a niños inocentes. Nos sentimos cercanos a todos vosotros pero especialmente a los moribundos que reciben el Cuerpo de Cristo como viático para su último paso al Reino.

Que todos sean uno

24 El Santo Padre Benedicto XVI ha reiterado el compromiso solemne de la Iglesia con la causa ecuménica. Todos somos responsables de esta unidad (cf. Jn 17, 21), pues somos miembros de la familia de Dios por nuestro bautismo, hemos recibido la misma gracia y dignidad fundamental y compartimos el inestimable don sacramental de la vida divina. Todos sentimos el dolor de la separación que impide la celebración común de la Santa Eucaristía. Queremos intensificar en las comunidades la oración por la unidad, el intercambio de dones entre las Iglesias y las comunidades eclesiales, así como los contactos respetuosos y fraternos entre todos, para conocernos mejor y amarnos, respetando y apreciando nuestras diferencias y nuestros valores comunes. Normas precisas de la Iglesia determinan cómo hay que conducirse respecto a la comunión eucarística de los hermanos y hermanas que no están todavía en plena comunión con nosotros. Una sana disciplina impide la confusión y los gestos precipitados que pueden obstaculizar aún más la verdadera comunión.

25 Como cristianos nos reconocemos muy cercanos a todos los otros descendientes de Abraham: a los judíos, herederos de la primera Alianza, y a los musulmanes. Al celebrar la sagrada Eucaristía, nos consideramos también, como dice San Agustín, "sacramento de la humanidad" (De civ. Dei, 16), voz de todas las oraciones y súplicas que suben de la tierra hacia Dios.

26 Damos gracias a Dios por esta XI Asamblea Sinodal, que nos ha hecho volver a la fuente del misterio de la Iglesia, cuarenta años después del Concilio Vaticano II. Terminamos así felizmente el Año de la Eucaristía, confirmados en la unidad y renovados en el entusiasmo apostólico y misionero.

A comienzos del siglo cuarto, el culto cristiano aún estaba prohibido por las autoridades imperiales. Los cristianos del norte de África, vinculados con fuerza a la celebración del Día del Señor, desafiaron la prohibición. Murieron mártires declarando que no podían vivir sin la celebración dominical de la Eucaristía. Los 49 mártires de Abitinia, unidos a tantos santos y beatos que han hecho de la Eucaristía el centro de sus vidas, interceden por nosotros al inicio del nuevo milenio. Nos enseñan la fidelidad al encuentro de la Nueva Alianza con Cristo resucitado. Al final de este Sínodo, experimentamos la paz llena de esperanza que los discípulos de Emaús, con el corazón encendido, recibieron del Señor resucitado. Se levantaron y volvieron apresuradamente a Jerusalén para compartir su alegría con sus hermanos y hermanas en la fe. Os deseamos que vayáis alegremente a su encuentro en la Santa Eucaristía y que experimentéis la verdad de su palabra: "Y yo estoy con vosotros hasta el fin del mundo" (Mt 28, 20).

(Roma, a 23 de octubre de 2005)

 


Centrales

Tiene carácter dialogal e incluye 14 imágenes artísticas con su catequesis correspondiente

El Compendio no pretende ser un nuevo catecismo, es dependiente del Catecismo de la Iglesia Católica

La Conferencia Episcopal Española ha presentado la edición castellana del Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica que ya fuera aprobado y presentado a toda la Iglesia, en su edición latina, por el papa Benedicto XVI en junio pasado.

El Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica tiene la finalidad de presentar de forma sintética todos los contenidos esenciales y fundamentales de la fe de la Iglesia. Al mismo tiempo, pretende ser un "vademécum" que permita a todas las personas, creyentes y no creyentes, abarcar el conjunto de la fe católica. Por último, quiere ofrecer la posibilidad de conocer mejor el Catecismo de la Iglesia Católica, como exposición de la fe católica, al cual remite para una lectura completa y en profundidad.

Y es que esto último es, precisamente, una de sus características más destacadas, ya que el Compendio no pretende ser en ningún modo un nuevo catecismo o una especie de compendio de la fe católica, sino que es deudor y dependiente del propio Catecismo de la Iglesia Católica. Tal dependencia está atestiguada tanto en los contenidos, pues el Compendio presenta, de forma sintética, todos los contenidos doctrinales fundamentales y esenciales de la fe y de la moral católica, ya expuestos en el Catecismo de la Iglesia Católica, respetando la jerarquía de verdades; como en su articulación, manteniéndose la misma estructura y subdivisiones que en el Catecismo de la Iglesia Católica. Además, para reforzar dicha dependencia, se han incluido referencias al margen donde se indica el número de párrafo del Catecismo, para así poder profundizar en el contenido respectivo.

Carácter dialogal

Otra de las características de este Compendio, y esta si es novedosa con respecto al Catecismo, es su carácter dialogal, "que recupera un antiguo género catequético basado en preguntas y respuestas. Se trata de volver a proponer un diálogo ideal entre el maestro y el discípulo, mediante una apremiante secuencia de preguntas, que implican al lector, invitándole a proseguir en el descubrimiento de aspectos siempre nuevos de la verdad de su fe. Este género ayuda también a abreviar notablemente el texto, reduciéndolo a lo esencial, y favoreciendo de este modo la asimilación y eventual memorización de los contenidos", tal y como recordaba el entonces Cardenal Joseph Ratzinger en la introducción de la edición latina del Compendio.

Otra de las características de este Compendio es la inclusión de 14 imágenes artísticas, con su catequesis correspondiente, que pretende ayudar a dar a conocer el mensaje de la fe cristiana ya que "en la civilización de la imagen, la imagen sagrada puede expresar mucho más que la misma palabra, dada la gran eficacia de su dinamismo de comunicación y de transmisión del mensaje evangélico", como también se recoge en la introducción del Compendio.

Entrevista a Monseñor Javier Salinas, Presidente de la Subcomisión Episcopal de Catequesis

"El Compendio es útil para transmitir la fe la manera más sencilla"

Monseñor Salinas ¿por qué la Iglesia vio la necesidad de realizar un Compendio?

La gente necesitaba algo más sencillo que el Catecismo de la Iglesia Católica. Estaban circulando Compendios realizados por distintos organismos. La Iglesia quería ofrecer su Compendio elaborado por la misma autoridad del Catecismo de la Iglesia Católica. Así, creyentes y no creyentes pueden tener una síntesis fiel y segura del conjunto de la fe católica. La idea surgió en el Congreso Catequético Internacional que se celebró en octubre de 2002. Juan Pablo II decidió la preparación del Compendio en 2003, confiando la redacción del mismo a un grupo de expertos, presididos por el entonces Cardenal Ratzinger, ahora Benedicto XVI.

El estilo del Compendio es dialogal ¿por qué se optó por el sistema de preguntas y respuestas y cual es su importancia?

Porque cuando inventaron los catecismos, ese era el sistema. Responde a la transmisión de la fe. Siempre es un diálogo. Está en el término de que Dios habla y nosotros respondemos. Es el estilo de la Biblia. Y pedagógicamente porque ayuda a la memoria. Aunque hay que reconocer que este texto no puede ser memorizado en todas sus preguntas. Es importante la respuesta, pero también la pregunta. Ambas conducen al catecismo. Porque esta obra de ahora es un compendio de aquel.

¿Están ya haciendo algo las diócesis para difundirlo?

Todavía en las diócesis no se han preparado actos. Es muy pronto. En principio el texto puede ayudar a aproximar de nuevo el catecismo de la Iglesia a los fieles. El catecismo es una mediación más. Es una ayuda para profundizar en la fe. Esta nueva obra está destinada para aquellos grupos cristianos que puedan facilitar la lectura del propio catecismo. El Compendio es útil para la elaboración de los catecismos en las Iglesia locales. No se trata de copiar sino, más bien, de interpretarlo de una manera fácil y con su lectura ser capaces de expresar y transmitir la fe de manera más sencilla. Está pensado para determinados destinatarios.

¿Para quienes va dirigido más concretamente?

El texto puede ser muy útil para todo el que quiera tener una aproximación a la fe de la Iglesia, para el que quiera saber sobre los principios y contenidos de la fe católica . Algunos me preguntan si es un texto para niños. No lo es. Es un texto para los responsables de la fe, para los agentes de pastoral, los sacerdotes y obispos y su servicio pastoral y como referente a los Catecismos de la Conferencia Episcopal Española, porque es la traducción oficial al español, y de las Iglesias locales.

¿Quienes se han encargado de la traducción al castellano?

El arzobispo emérito castrense, Monseñor Manuel Estepa, que fue miembro del equipo de redacción del Catecismo, también ha sido el encargado de coordinar la traducción al español.

(Servicio de Información de la Iglesia Católica en España)

 


Información Diocesana

Le presentó el plan del doble aniversario que celebra la diócesis

El Arzobispo de Mérida-Badajoz se reunió con Juan Carlos Rodríguez Ibarra

El Arzobispo de Mérida-Badajoz, Monseñor Santiago García Aracil, se ha reunido con Juan Carlos Rodríguez Ibarra, Presidente de la Junta de Extremadura para, entre otras cosas, presentarle el plan de las actividades que quiere desarrollar la diócesis con motivo del 750 aniversario de la implantación de la iglesia en Badajoz y del 1750 aniversario del primer documento que refiere la existencia en Mérida de una comunidad cristiana plenamente formada, y que se celebran en este curso pastoral.

En esta línea, García Aracil, expresó su deseo de que los templos catedralicios de nuestra diócesis, tanto Badajoz como Mérida, sean restaurados en algunos de sus elementos.

Además, y en otro orden de cosas, el Arzobispo de Mérida-Badajoz expresó a Rodríguez Ibarra la necesidad de que se retomen los encuentros de las Comisiones Mixtas que regulan las relaciones Iglesia extremeña-Junta de Extremadura y que éstas incidan en algunos puntos como son, según el Arzobispo, los puntos patrimoniales o los relativos a las obras sociales.

Al final del encuentro, el Arzobispo explicaba que este tipo de reuniones refuerzan la cercanía y mutua colaboración que deben mantener ambas instituciones.

 

El anterior quedó en estado ruinoso tras la guerra civil española

Magacela ha celebrado el cincuentenario de la construcción de su templo parroquial

Con la participación de todos los feligreses, el pueblo de Magacela ha celebrado la semana pasada el cincuenta aniversario de la construcción de su templo parroquial.

Por este motivo se han llevado a cabo una serie de actos que comenzaron con la subida de la Virgen de los Remedios, patrona de la localidad, al templo parroquial y que han concluido con una Eucaristía presidida por el Arzobispo de Mérida-Badajoz, Monseñor Santiago García Aracil, en la que concelebraron los sacerdotes del arciprestazgo y los párrocos que han servido a esta comunidad en estos años y que contó con la participación en los cantos de la coral de Montijo.

Destruido en la guerra

Este templo se construyó hace ahora cincuenta años, tras la ruina del anterior durante la guerra civil española, siendo párroco Salvador González Llerena, con aportaciones de todos los feligreses, no solo con dinero sino también con su trabajo, y también ayudas de la diócesis y de la Junta Nacional de Templos. En esta celebración han tenido un puesto destacado las numerosas personas que colaboraron en su día en la construcción del templo y que aún viven.

 

Se ha firmado un acuerdo para tal fin

Los alumnos de Derecho de la UEx harán prácticas en el Tribunal Eclesiástico

Dentro del acuerdo marco firmado entre la Archidiócesis de Mérida-Badajoz y la Universidad de Extremadura (UEx) el pasado curso, y a través del Servicio de Asistencia Religiosa de la Universidad de Extremadura (SARUEX), a partir de este año académico los alumnos de la facultad de Derecho de la Uex podrán realizar prácticas en el Tribunal Metropolitano de Mérida-Badajoz.

Así ha quedado recogido en el acuerdo de cooperación educativa firmado recientemente por el Arzobispo de Mérida-Badajoz, Monseñor Santiago García Aracil y el Rector de la UEx, Francisco Duque Carrillo.

 

Llerena

Las Religiosas del Santo Ángel cumplen el primer centenario de su llegada a la localidad

Las Hermanas del Ángel de la Guarda, conocidas como 'del Santo Ángel', han cumplido cien años de presencia en la localidad de Llerena.

Por este motivo, se ha celebrado una Eucaristía de acción de gracias en el templo de Santiago Apóstol de dicha población, que fue presidida por el Vicario episcopal de zona, Francisco Sayago, y concelebrada por varios sacerdotes. En esta celebración también estuvo presente María José Antúnez -Delegada diocesana de religiosos, institutos seculares y sociedades de vida apostólica- así como las Provinciales del Santo Angel, representantes de las otras casas con las que cuenta esta congregación en nuestra diócesis y numerosas personas de Llerena y de las poblaciones circundantes.

En la misma Eucaristía se celebraron también las bodas de oro de dos de las religiosas que forman parte de la comunidad de Llerena.

Las religiosas del Santo Angel, que hasta hace algunos años dirigían un colegio en la localidad, están dedicadas actualmente al trabajo pastoral en las parroquias de Llerena y de algunas poblaciones limítrofes, así como al cuidado y acogida de las religiosas ya jubiladas de su propia congregación.

 

Almendralejo

Apoyo abrumador a la petición para la coronación canónica de la Virgen de la Piedad

Más del 80% de la población de Almendralejo se ha adherido a la petición para la coronación canónica de la Virgen de la Piedad, patrona de la localidad, según ha revelado a 'Iglesia en camino', el sacerdote Tobías Medina Cledón, rector del santuario de dicha advocación en Almendralejo.

El proceso de recogida de las adhesiones terminó el pasado fin de semana y éstas han partido desde todos los colectivos de la ciudad, desde el Ayuntamiento hasta las asociaciones de vecinos, pasando por colegios, parroquias, cofradías o empresas, además de otras muchas realizadas a título personal o familiar.

 

Agenda

Día de Pastoral

Con motivo del 75 aniversario de la presencia marista en Badajoz, el colegio Nuestra Señora del Carmen de la capital pacense, ha organizado un 'día de pastoral' para el próximo 12 de noviembre.

El lema de este encuentro es "Pastoral Marista, soñando con Jesús una nueva realidad", y los actos está previsto que comiencen a las 11 de la mañana. Durante el día habrá actividades tanto para los niños -juegos y talleres- como para los jóvenes y adultos -charlas y mesas redondas-, para terminar todos juntos en una celebración de la Eucaristía.

 

Encuentro de monitores

El Programa de Mujer de Cáritas diocesana ha organizado el IX Encuentro de Monitores y Monitoras de dicho Programa para el próximo día 12 de noviembre en Llerena. Este tipo de encuentros también quieren servir como jornadas de formación, por lo que el tema elegido para el mismo es "resolución de conflictos", para lo que los participantes contarán con la ayuda de Luis Prats y Alfonso Puerto.

 

Misa en el Seminario

Monseñor Antonio Montero presidirá una Eucaristía en el Seminario Metropolitano de San Atón, organizada por dicha institución en recuerdo de la esclava del Hogar de Nazaret, Javiera Moreno, que durante muchos años sirvió en el Seminario y a los seminaristas desde los fogones de la cocina del mismo. Esta celebración tendrá lugar el próximo día 10 de noviembre a las 18'30 horas.

 

Templo abierto

La parroquia de san Roque ha decidido abrir sus puertas durante prácticamente todo el día para todas aquellas personas que quieran hacer oración, ante la demanda de los fieles. El templo está abierto desde las 11 hasta las 13 horas, en horario de mañana, y de 17 a 20 horas por la tarde.


Liturgia dominical

Celebramos el XXXII domingo del Tiempo Ordinario

Palabra de Dios

 

Libro de la Sabiduría 6, 12-16

La sabiduría es radiante e inmarcesible, la ven fácilmente los que la aman, y la encuentran los que la buscan. Ella misma se da a conocer a los que la desean. Quien madruga por ella no se cansa: la encuentra sentada a la puerta. Meditar en ella es prudencia consumada, el que vela por ella pronto se ve libre de preocupaciones; ella misma va de un lado a otro buscando a los que la merecen; los aborda benigna por los caminos y les sale al paso en cada pensamiento.

 

Salmo 62, 2, 3-4. 5-6. 7-8

R. Mi alma está sedienta de ti, Señor, Dios mío

Oh Dios, tú eres mi Dios, por ti madrugo, / mi alma está sedienta de ti/ mi carne tiene ansia de ti,/ como tierra reseca, agostada, sin agua.

¡Cómo te contemplaba en el santuario/ viendo tu fuerza y tu gloria!/ Tu gracia vale más que la vida,/ te alabarán mis labios.

 

Carta 1ª de S. Pablo a los Tesalonicenses 4, 13-17

Hermanos: No queremos que ignoréis la suerte de los difuntos para que no os aflijáis como los hombres sin esperanza.

Pues si creemos que Jesús ha muerto y resucitado, del mismo modo a los que han muerto en Jesús, Dios los llevará con Él.

Esto es lo que os decimos como palabra del Señor: Nosotros, los que vivimos y quedamos para su venida, no aventajaremos a los difuntos.

Pues él mismo, el Señor, a la voz del arcángel y al son de la trompeta divina, descenderá del cielo, y los muertos en Cristo resucitarán en primer lugar.

Después nosotros, los que aún vivimos, seremos arrebatados con ellos en la nube, al encuentro del Señor, en el aire. Y así estaremos siempre con el Señor.

Consolaos, pues, mutuamente, con estas palabras.

 

Evangelio según san Mateo 25, 1-13

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos esta parábola:

- El reino de los cielos se parecerá a diez doncellas que tomaron sus lámparas y salieron a esperar al esposo. Cinco de ellas eran necias y cinco sensatas.

Las necias, al tomar las lámparas, se dejaron el aceite; en cambio las sensatas se llevaron alcuzas de aceite con las lámparas.

El esposo tardaba, les entró sueño a todas y se durmieron. A medianoche se oyó una voz: "Que llega el esposo, salid a recibirlo".

Entonces se despertaron todas aquellas doncellas y se pusieron a preparar sus lámparas. Y las necias dijeron a las sensatas: "Dadnos un poco de vuestro aceite, que se nos apagan las lámparas".

Pero las sensatas contestaron: "Por si acaso no hay bastante para vosotras y nosotras, mejor es que vayáis a la tienda y os lo compréis".

Mientras iban a comprarlo llegó el esposo y las que estaban preparadas entraron con él al banquete de bodas, y se cerró la puerta.

Más tarde llegaron también las otras doncellas, diciendo: "Señor, señor, ábrenos". Pero él respondió: "Os lo aseguro, no os conozco".

Por tanto, velad, porque no sabéis el día ni la hora.

 

Comentario Litúrgico

Sentada a la puerta

Es una frase de la primera lectura que ofrece a quien la medite un buen caudal de confianza, de afianzamiento en el compromiso de la fe de cada uno. El texto del que ha sido entresacada alude a la búsqueda de la Sabiduría, que en nuestro lenguaje cristiano, es la búsqueda de Cristo y hace expresa la certeza de que nos sale al encuentro cuantas veces nos ponemos a su búsqueda.

La imagen es muy expresiva: se trata de quien, animado por su afán de encontrar a Dios, madruga y abre puerta rápidamente para comenzar su tarea y he aquí que, sentado en el umbral de la puerta, encuentra a Dios.

En el libro del Apocalipsis encontramos la misma imagen referida al mismo Cristo resucitado: "Estoy a la puerta y llamo...". En este caso la búsqueda angustiada y quien aborda la puerta es el mismo Señor.

Todo lo anterior son imágenes de una realidad teologal fundamental y tan antigua como la vocación del Patriarca Abrahan: Dios tiene la iniciativa en lo que concierne a la salvación de cada uno de nosotros. "Por Él no ha de quedar" nos diría Santa Teresa.

Todo esto nos da una seguridad sea cual sea nuestra situación religiosa, el nivel de nuestra fe, tenemos que tener una certeza: el pasado no importa, la única realidad es que el encuentro con Dios siempre es posible por que El viene del futuro y constantemente se está acercando a nosotros.

A nosotros nos toca la tarea de las vírgenes del Evangelio: mantener encendida la chispita de nuestra esperanza a pesar de las tinieblas que nos puedan rodear o los errores que hayamos cometido dejándonos llevar por los tortuosos impulsos de las pasiones que nos alejan del Evangelio.

Antonio Luis Martínez

 

Lecturas bíblicas para los días de la semana

7, lunes: Sb 1,1-7; Lc 17, 1-6.
8, martes: Sb 2,23-3,9; Lc 17, 7-10.
9, miércoles: Ez 47, 1-2.8-9.12; Jn 2,13-22.
10, jueves: Sb 7,22-8,1; Lc 17, 20-25.
11, viernes: Sb 13, 1-9; Lc 17, 26-37.
12, sábado: Sb 18, 14-16.19, 6-9; Lc 18, 1-8.
13, domingo:Pr 31, 10-13.19-20.30-31;Sal 127;1Ts 5, 1-6; Mt 25, 14-30

 

6 de noviembre: San Severo (Siglo IV)

Todos los barceloneses conocen la iglesia de san Severo, pequeña joya barroca muy cercana a la catedral. Está en la calle del mismo nombre, donde según la tradición vivía el santo, pero nada cierto se sabe de la primera parte de su vida, y la leyenda de que fue un humilde tejedor sobre cuya cabeza se posó una paloma como signo de elección para el episcopado, suele considerarse sin fundamento.

Sin duda era ya sacerdote cuando hacia el año 300 se le consagró obispo de Barcelona, gran obispo que los textos antiguos describen como "humilde, puro, sabio, prudente y magnánimo", resumiendo en estos adjetivos el ideal de pastor de almas.

A comienzos del siglo IV estalla la tormenta de la persecución de Diocleciano, y el prefecto Daciano llega a la ciudad para extirpar el cristianismo. Severo y dos de sus diáconos van a refugiarse al otro lado de las montañas, en el Castro Octaviano (hoy San Cugat), y en su camino de huida les presta ayuda un labrador. En San Cugat, sin embargo, el obispo se entrega a los soldados, que para intimidarlo decapitan a san Medín y a los diáconos; luego lo tientan ofreciéndole riquezas y honores a cambio de renegar de su fe, y al verlo inconmovible le hunden a mazazos un gran clavo en la cabeza, por lo que se acostumbra a invocarlo contra las jaquecas y neuralgias.

 

Los santos de la semana

7, lunes: Prosdócimo, Herculano, Congaro, Jacinto Castañeda.
8, martes: Claudio, Claro, José Nguyen Dinh Nghi y comps. mrts.
9, miércoles: Dedicación de la Basílica de Letrán.
10, jueves: León Magno, Orestes, Andrés Avelino.
11, viernes: Martín de Tours, Menas, Marina de Omura.
12, sábado: Josafat, Nilo, Emiliano, Cuniberto.
13, domingo: Leandro, Arcadio y comps. mrts., Nicolás I.


Contraportada

Javier López de Lerma, presidente de CONCAPA Extremadura

"Hace falta un pacto que acabe con los problemas del sistema educativo"

CONCAPA Extremadura agrupa a 39 asociaciones de padres y madres de alumnos, fundamentalmente de colegios concertados, que representan a unas 40.000 familias de nuestra región. En nuestra Última de esta semana entrevistamos a su presidente, Javier López de Lerma, sobre la posición de CONCAPA ante la Ley Orgánica de Educación (LOE).

 

CONCAPA está viviendo últimamente una época muy 'movida', donde está sonando mucho su nombre...

La verdad es que sí. Desde antes del verano estamos teniendo mucho movimiento. Primero fue la manifestación del 18 de junio en favor de la familia y ahora, el 12 de noviembre, vamos a tener otra manifestación, esta vez en contra de la Ley Orgánica de Educación (LOE).

Con respecto a la LOE, ¿cuáles son los aspectos principales con los que no están de acuerdo?

Fundamentalmente hay dos motivos principales y, además, importantísimos para nosotros que ya justifican el organizar esta manifestación y asistir a ella. Estos motivos son que, por un lado, la LOE no remedia el alto índice de fracaso escolar que tiene España. Concretamente, en nuestra comunidad, este se acerca al 30 %, lo que quiere decir que uno de cada tres alumnos de secundaria acaba pero no obtiene el título. Por otro lado, la LOE atenta contra los derechos constitucionales en materia de educación. Esas dos razones, por si mismas, ya nos llevan a la convocatoria y asistencia a esa manifestación, pero es que se podrían decir multitud de razones más que afectan a padres, alumnos y profesores... yo creo que nadie de la comunidad educativa está de acuerdo con esta ley.

Además, está el tema de la enseñanza de la religión, que para nosotros es un tema importante porque está implicado directamente con el artículo 27 de la Constitución que permite a los padres elegir el tipo de educación moral, religiosa... que queremos para nuestros hijos. Y en esta ley no sólo la religión católica se ve afectada, sino también cualquier tipo de religión o moral, sea confesional o no. En el anteproyecto de ley la religión está como una asignatura no computable, no evaluable y que, incluso, la quieren sacar del horario escolar, lo que hace muy difícil motivar a unos alumnos para que estudien algo que no les sirve para nada.

Pero no es sólo la asignatura de religión, hay también muchas cosas que a los padres nos preocupa, como puede ser el hecho de que la LOE atenta contra la libertad de enseñanza: los padres no podemos elegir el tipo de centro que queremos para nuestros hijos si no nos garantizan, por ejemplo, la gratuidad en educación infantil en una serie de centros concertados que ahora no la hay. Impide el derecho a educar según nuestras creencias o convicciones. Dificulta el derecho de asistencia de los alumnos a clase. Usurpa derechos de la familia. No otorga representatividad real a los padres en los consejos escolares de los colegios públicos, porque están en franca minoría con respecto a la administración. Desoye la demanda social: es una ley que se aprobará prácticamente sin consenso...

Medidas escasas e ineficaces

Además, la LOE no contiene medidas para apoyar la autoridad del profesor en la clase; no contiene medidas para frenar el acoso escolar; las medidas que contiene para el apoyo a alumnos con necesidades especiales son ineficaces; se quita la reválida, que es una prueba exterior que en todos los países de nuestro entorno se hace, con lo cual devaluamos un poco más nuestros estudios y, probablemente, si uno de nuestros alumnos se quiere ir a estudiar fuera no le van a convalidar los estudios de bachillerato. Pero no sólo si se quiere ir al extranjero: con la desvertebración del sistema educativo que propugna la LOE, un alumno de Extremadura puede no haber estudiado lo mismo que uno de Castilla la Mancha. Antes había unos mínimos que todas las comunidades debían cumplir, ahora lo que hay son unos máximos, por ejemplo: el máximo es que los alumnos aprendan a sumar en tercero... yo puedo poner más cosas o no con tal de que ese máximo se cumpla.

¿Qué cree que hay detrás de la intención de aprobar esta ley, a pesar de tantas voces en contra y de los fallos que contiene?

No sé si es un tema político, porque nosotros (CONCAPA) no somos políticos, pero lo que sí se es que una ley de educación necesita una serie de años para ver los fallos que tiene para intentar corregirlos y los aciertos que tiene para potenciarlos. Y, por ejemplo, la LOCE podía haber sido una buena ley -no lo sabremos nunca, porque fue abortada antes de nacer- que tenía cosas muy buenas. En la LOE sin embargo, se refunden textos legales de la época de la LOGSE, que han demostrado su ineficacia para atajar los problemas del sistema educativo.

Numerosas voces se han levantado ya para pedir un 'Pacto de Estado' en favor de la educación con el fin de evitar tantos vaivenes en el sistema educativo, ¿podría ser esa la solución a los problemas que arrastra el sistema?

Claro, seguramente sería la solución para que una ley educativa durara 4, 5 o 6 legislaturas que es lo que duran en cualquier país desarrollado, y se supone que nosotros somos un país desarrollado. Sin embargo, a todos los partidos políticos, a todas las organizaciones se les llena la boca hablando de un pacto, pero ninguno da un paso adelante. Porque el tema de la educación es muy importante y los gobiernos que manejan la educación, manejan a los ciudadanos.

Pero desde luego que tendría que haber un pacto entre sindicatos, profesores, padres y administración que permitieran que las leyes educativas no durasen lo que dura la alternancia política. Porque en el momento en el que un partido gana las elecciones, llega el ministro de educación de turno y, no se si por pasar a la historia, quita la ley anterior y se pone una nueva.

Esto, además, genera una gran inestabilidad entre el profesorado y el alumnado, porque nunca sabes muy bien que te va a tocar el curso siguiente. El profesorado está desmotivado, hay alumnos que ahora están en segundo de bachillerato que han sufrido tres planes educativos diferentes. Por eso creo que estar cambiando de ley cada ocho años no es bueno para la educación.

Redacción


Noticias de América latina

http://www.aciprensa.com


Return to Camino