Iglesia en camino

 

Semanario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail: iglenca@jet.es

Edición electrónica: http://www.christusrex.org./www1/camino/camino.html

Número 412. 4 de noviembre de 2001

Director: José María Gil

Redactor Jefe: Juan José Montes

 


Portada

Los profesores cristianos tendrán a su disposición un programa de ayuda

La Delegación Diocesana de Enseñanza celebró el I Encuentro de Profesores de Religión

Más de 150 profesores se daban cita el pasado sábado en el I Encuentro de Profesores de Religión de este curso. Estos encuentros tienen una periodicidad trimestral y tienen como finalidad la convivencia, la formación y el intercambio de experiencias entre los profesores de religión de la diócesis.

Entre los proyectos apuntados desde la Delegación Diocesana de Enseñanza aparece la creación de grupos que coordinen la formación y el acompañamiento de profesores cristianos, independientemente de la materia que impartan.

En el encuentro del pasado sábado, se presentó a los profesores de religión la Asamblea diocesana y se les entregó la Missio, documento arzobispal en el que aparece el encargo de la Iglesia a los profesores de religión.

Desde el Secretariado Diocesano de Enseñanza se está a la espera de crear una comisión mixta Junta-Archidiócesis de cara a elaborar el convenio para los profesores de religión en Extremadura. En esa línea otro compromiso es trabajar en el curriculo de religión, los contenidos de la asignatura, que se revisan cada diez años. La Conferencia Episcopal Española trabaja ya en ello, pero una comisión en la que se integran representantes de los obispados de cada comunidad autónoma puede introducir un determinado porcentaje de contenidos.

En la diócesis de Mérida-Badajoz, más del 90% de los alumnos solicitan la enseñanza de religión.

 


Editorial

Vivos y difuntos

Mes de ánimas. Recuerdo y presencia afectiva de los que se fueron. Algo intensamente humano, que se registra, con las más variadas expresiones, en todas las religiones, y con rasgos muy propios en la nuestra. Honrar a los difuntos, encomendar su alma a Dios, ofrecer sufragios por su eterno descanso, es para los cristianos la expresión más natural y cálida de nuestra fe en el más allá y en la supervivencia, allende la muerte, de nuestros seres queridos

Se tejen aquí, en las fibras del corazón, los sentimientos humanos más bellos con las creencias religiosas más arraigadas. Profesamos con el Santo Job: "Yo sé que mi Defensor está vivo, y que él, el último, se levantará sobre el polvo. Tras mi despertar me alzará junto a él, y con mi propia carne veré a Dios".

Hay que reconocer, empero, que la fe en el Salvador y nuestra resurrección con El no están tan grabadas y firmes en la conciencia de muchos que se autoconsideran creyentes, como lo entuvieron antaño en la fe y la devoción de nuestros padres o abuelos. Como una más, y no leve, de las contradicciones de nuestro tiempo, coexisten en muchos espíritus la sincera creencia en el Dios cristiano, e incluso en la divinidad de Cristo, con la puesta en duda o la ausencia de pronunciamiento sobre la inmortalidad del hombre.

Rezamos por los difuntos, con la experiencia consoladora de la comunión de los santos, y luego tenemos mal resueltas las creencias sobre nuestro propio destino y sobre la salvación de Dios en Jesucristo. Una parte del problema arranca de la ignorancia religiosa y de una fuerte anemia de catequesis. La otra, de índole más íntima y personal, se adentra en los dominios de la oración y de la gracia, con la búsqueda humilde y confiada de un crecimiento en la fe. "Creo, Señor; pero ayuda tú mi incredulidad" (Mt 9, 23).

No estaría mal en noviembre, mientras evocamos a nuestros seres queridos y rezamos por ellos, abrirnos en lo personal a los grandes misterios cristianos, que dan luz y sentido a nuestro destino.

 


Escritos Episcopales

Sínodo de los obispos:mirada al mundo con amor

Al cierre de sus sesiones (25-X), el X Sínodo de los obispos ha dirigido un Mensaje al Pueblo de Dios de treinta párrafos numerados, de los que extraemos un tercio: los que caben en esta página y nos parecen más al alcance del gran público. Para facilitar su lectura, suprimimos numeración y comillas. Se trata de un servicio informativo, no documental.

Reunidos en Roma en nombre de Cristo Señor, desde el 30 de septiembre hasta el 27 de octubre de 2001, nosotros, patriarcas y obispos católicos de todo el mundo, hemos sido convocados por el Papa Juan Pablo II, para evaluar nuestro ministerio en la Iglesia a la luz del Concilio Vaticano II (1962-1965).

... Nuestra asamblea, en comunión con el Santo Padre, ha expresado su más viva compasión por las víctimas de los atentados del 11 de septiembre de 2001 y por sus familias. Rezamos por ellas y por todas las otras víctimas del terrorismo en el mundo. Condenamos de modo absoluto el terrorismo, que de ninguna manera puede ser justificado.

Situaciones de violencia

Por otra parte, durante este Sínodo no hemos podido cerrar nuestros oídos al eco de tantos otros dramas colectivos. Es también urgente y necesario tener en cuenta las "estructuras de pecado" de las que ha hablado el Papa Juan Pablo II, si queremos abrir nuevos caminos para el mundo. Según observadores competentes de la economía mundial, el 80% de la población del planeta vive con el 20% de los recursos y ¡mil doscientos millones de personas deben "vivir" con menos de un dólar por día! Se impone un cambio de orden moral. La doctrina social de la Iglesia adquiere hoy una importancia que nunca podremos subrayar suficientemente. Nosotros, obispos, nos comprometemos a procurar que sea mejor conocida en nuestras Iglesias particulares.

Algunos males endémicos, subestimados durante mucho tiempo, pueden conducir a la desesperación de poblaciones enteras. ¿Cómo callarse frente al drama persistente del hambre y de la pobreza extrema en una época en la cual la humanidad posee como nunca los medios de un reparto equitativo? No podemos dejar de expresar nuestra solidaridad, entre otras, con la masa de refugiados e inmigrantes que, como consecuencia de la guerra, de la opresión política o de la discriminación económica, son forzados a abandonar su tierra, en búsqueda de trabajo y con una esperanza de paz. Los estragos del paludismo, la expansión del sida, el analfabetismo, la falta de porvenir para tantos niños y jóvenes abandonados en la calle, la explotación de las mujeres, la pornografía, la intolerancia, la tergiversación inaceptable de la religión para fines violentos, el trafico de la droga y el comercio de las armas ¡La lista no es exhaustiva!

Las grandes fuerzas del bien

Damos gracias de todo corazón a los sacerdotes, a los religiosos y religiosas así como a los misioneros. Movidos por la esperanza que viene de Dios y que se ha revelado en Jesús de Nazareth ellos se comprometen en el servicio a los débiles y enfermos y proclaman el Evangelio de la vida. Nosotros admiramos la generosidad de numerosos militantes de causas humanitarias; la tenacidad de animadores de instituciones internacionales; el coraje de aquellos periodistas que, no sin riesgos, hacen obra de verdad al servicio de la opinión pública; la acción de hombres de ciencia, de médicos y personal de salud; la audacia de algunos empresarios para crear empleos en zonas consideradas difíciles; la dedicación de padres, educadores y docentes; la creatividad de artistas, y de tantos otros artífices de paz que buscan salvar vidas, reconstruir la familia, promover la dignidad de la mujer, educar a los niños y preservar o enriquecer el patrimonio cultural de la humanidad. Creemos que en todos ellos "la gracia actúa invisiblemente" (Gaudium et Spes, 22).

Así como existe una pobreza que aliena, y que es necesario luchar para liberar de ella a los que la padecen, también puede haber una pobreza que libera y potencia las energías para el amor y para el servicio, y es esta pobreza evangélica la que intentamos practicar. ... Pobres ante los hombres, por un estilo de vida que hace atrayente la Persona del Señor Jesús. El obispo es el padre y el hermano de los pobres. Él no debe dudar, cuando es necesario, en hacerse portavoz de los que no tienen voz, para que sus derechos sean reconocidos y respetados. En particular, él debe proceder "de modo que, en todas las comunidades cristianas, los pobres se sientan como en su casa" (TMI, 50)

La Iglesia, hogar de comunión

Hacer de la Iglesia la casa y la escuela de la comunión"mediante la acogida de todos, la lectio divina, la Liturgia, la Diaconía, el Testimonio: tal es el desafío espiritual y pedagógico que permitirá al obispo alimentar la fe de unos, despertar la de otros y anunciarla a todos con firmeza. Él no cesará de sostener el fervor de sus parroquias y, junto con sus párrocos, las animará con un impulso misionero.

Los movimientos, pequeñas comunidades, servicios de formación o de caridad, que forman el tejido de la vida cristiana, se beneficiarán con su vigilancia y atención. Como un buen artífice de la unidad, el obispo, con los sacerdotes y los diáconos, discernirá y sostendrá todos los carismas en su maravillosa diversidad... Gracias a una confianza y una amistad cordial con sus sacerdotes el obispo hará que aumente nuevamente la estima de su ministerio, frecuentemente menospreciado en una sociedad tentada por las idolatrías del poseer, del placer y del poder.

Nuestro reconocimiento se dirige también a todas las personas consagradas, dedicadas a la contemplación y al apostolado. Testigos privilegiados de la esperanza del Reino que viene, su presencia y su acción frecuentemente permiten a nuestro ministerio apostólico alcanzar a las personas en las fronteras más alejadas de nuestras diócesis, allí donde, sin ellos, Cristo no sería conocido.

Los obispos desean promover la vocación originaria de los laicos, que es dar testimonio del Evangelio en el mundo. Que por su compromiso familiar, social, cultural, político y por su inserción en el corazón de lo que el Papa Juan Pablo II llamó "los areópagos modernos", particularmente en el universo de los medios de comunicación o en los destinados a preservar la creación (Redemptoris missio, 37), ellos continúen rellenando el foso que separa la fe de la cultura. Que se reúnan en un apostolado organizado para estar en primera línea en esta lucha necesaria por la justicia y la solidaridad, que da esperanza y sentido a este mundo.

Llamamientos

A los responsables políticos y económicos: Nos atrevemos a dirigirnos, por nuestra parte, a los responsables del mundo político y económico: Que el bien común de las personas y de los pueblos sea el motivo de vuestra acción. No está fuera de vuestro alcance poneros de acuerdo lo más ampliamente posible para hacer obra de justicia y de paz. La persistencia de graves desigualdades entre los pueblos amenaza la paz. Como os lo ha pedido expresamente el Papa, aliviad el peso de la deuda externa de los países en vías de desarrollo. Defended todos los derechos del hombre, especialmente el de la libertad religiosa. Con respeto y confianza os rogamos recordéis que todo poder no tiene otro sentido que el servicio.

A los jóvenes: Sois "los centinelas de la mañana". El Papa Juan Pablo II os ha dado este nombre. ¿Qué os pide el Señor de la Historia para construir una civilización del amor? Vosotros tenéis un sentido agudo de las exigencias de la honestidad y de la transparencia. No os dejéis reclutar en campañas de división étnica, ni os dejéis ganar por la gangrena de la corrupción. ¿Cómo ser juntos discípulos de Jesús y actualizar su programa proclamado en el monte de las bienaventuranzas? Este programa no hace caducar los diez mandamientos, inscritos en las tablas de carne de vuestro corazón... Él os dice a cada uno y a cada una: "Ama a Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu fuerza y con todo tu espíritu, y a tu prójimo como a ti mismo" (Lc 10, 27). Estad unidos a vuestros obispos y sacerdotes, testigos públicos de esta Verdad, que es Jesús nuestro Señor.

 


Centrales

El primer Encuentro de Profesores de Religión de este curso congregó a 160 docentes

Se crearán grupos para trabajar con profesores cristianos que impartan otras materias

La Delegación Diocesana de Enseñanza pretende que su coordinación y apoyo llegue no sólo a los profesores de Religión sino a todos los profesores cristianos. Se quiere ofrecer a los profesores cristianos acompañamiento en su tarea docente y acompañamiento cristiano, además de articular modos de participación en el Secretariado Diocesano de Enseñanza. Así se ha puesto de manifiesto desde esta delegación el pasado sábado, en el transcurso del I Encuentro de profesores de Religión de este curso, celebrado en el Seminario Metropolitano, al que asistían 160 profesores de toda la diócesis.

Según uno de los delegados de Enseñanza, don Miguel Ángel Carrasco, ya se han dado algunos pasos en ese sentido, pero en el presente curso se reforzarán. Entre los nuevos pasos anunciados figura la creación de grupos de pastoral educativa, donde se integran las parroquias, profesores de Religión, profesores cristianos en general , padres y madres y alumnos universitarios. Por otro lado, en el II Encuentro de Profesores, que se llevará a cabo en el segundo trimestre del curso, se invitará a los profesores que deseen asistir. Este Encuentro será por zonas: el 2 y 3 de febrero se reunirán los profesores de Badajoz y la zona este de la diócesis y el 2 y 3 de marzo están convocados los profesores de la zona noroeste y la sur.

I Encuentro de Profesores

En el I Encuentro de Profesores de Religión el vicario de Evangelización, don Francisco Maya presentó la Asamblea diocesana, a fin de invitar a los docentes a las asambleas parroquiales. También se les presentó el plan de formación elaborado por la Conferencia Episcopal Española, un plan que se desarrolla en tres años. El primero de ellos se centra en el Evangelio y la nueva evangelización, el segundo tiene un contenido teológico, aborda temas como cristología, biblia o eclesiología y el tercero afronta didáctica y pedagogía.

En la diócesis de Mérida-Badajoz este Plan comenzará a desarrollarse el próximo curso, probablemente utilizando como cauce las escuelas de agentes de pastoral, ya que en el presente se lleva a cabo la Asamblea diocesana.

Los profesores asistentes al Encuentro se reunieron por zonas para exponer y contrastar sus problemas. Posteriormente el vicario general, don Amadeo Rodríguez entregó a los profesores la Missio, documento arzobispal en el que aparece el encargo de la Iglesia a los profesores de Religión. Tras la comida, los docentes tuvieron la oportunidad de dialogar sobre la polémica de principio de curso sobre la no renovación a algunos profesores.

Polémica artificial

Desde la Delegación Diocesana de Enseñanza se apuntó en este sentido que la polémica en torno a los profesores de religión ha sido sacar las cosas de quicio. Como dato significativo don Miguel Ángel Carrasco apunta "que en una comunidad educativa de 18.000 profesores se ha levantado un escándalo por cinco casos, lo cual indica que ha sido algo más artificial que real". Este asunto, por otro lado ha ayudado a clarificar el papel del maestro de religión. Según don Pedro Gómez, "aún admitiendo posibles mejoras en su situación laboral, se ve más claro que estos profesores tienen una especificidad diferente a la de los demás que le viene de la propia naturaleza de la asignatura, como reconoce una sentencia del Tribunal Supremo".

Comisión mixta

Desde el Secretariado Diocesano de Enseñanza se está a la espera de crear una comisión mixta Junta-Archidiócesis de cara a elaborar el convenio para los profesores de religión en Extremadura, como ya tienen la mayoría de las comunidades autónomas con transferencias conferidas en esta materia. En esa línea otro compromiso es trabajar en el curriculo de religión, los contenidos de la asignatura, que se revisa cada diez años. La Conferencia Episcopal Española trabaja ya en ello, pero una comisión compuesta por los distintos obispados de cada comunidad autónoma puede introducir un determinado porcentaje de contenidos.

 

Más del 90% de los alumnos piden clases de religión

Más del 90% de los alumnos cuyos colegios, públicos y privados, están ubicados en la diócesis de Badajoz, solicitan clases de religión.

En el caso de los centros públicos el porcentaje de los alumnos inscritos el pasado curso en religión fue del 81,50%, 54.654 de los 67.058 alumnos totales.

Por lo que se refiere a los centros privados, en los colegios religiosos piden clase de religión el 99,93% de los alumnos, lo que traducido a números significa que de los 13.455 jóvenes que cursan estudios en estos colegios, 13.446 solicitan religión en los distintos niveles. Esta cifra se sitúa, en el caso de los colegios privados de titularidad civil en el 91,31%, 3.259 de los 3.569 que estudian en estos colegios.

En el apartado de profesorado, el número total de profesores que imparten clases de religión en colegios de la diócesis de Mérida-Badajoz es de casi un millar, concretamente 962. De ellos 578 trabajan en centros de titularidad pública, la mayor parte, 502 en Educación Primaria, 291 están en centros privados regidos por religiosos. El resto, 93 profesores, realizan su labor docente en centros privados de titularidad civil.

Cada año, además, aumenta el número de profesores seglares que imparten esta materia frente a los sacerdotes y religiosas.

 

El Papa recibe a Arafat y exige abandonar la violencia en Oriente Medio

Al recibir en la mañana del martes al líder palestino Yasser Arafat, Juan Pablo II hizo un llamamiento a abandonar la violencia y a emprender el camino del diálogo y del derecho, como solución al conflicto que ensangrienta Oriente Medio. Según ha informado el director de la Sala de Prensa de la Santa Sede, Joaquín Navarro-Valls, el presidente de la Autoridad Palestina vino al Vaticano para informar "sobre la preocupante situación en los Territorios palestinos, haciendo referencia en particular a los últimos acontecimientos trágicos que han afectado incluso a los santos lugares de la cristiandad".

La televisión pública israelí mostró el 20 de octubre los impactos de bala que sufrió la Basílica de la Natividad de Belén, durante enfrentamientos provocados por la reocupación israelí de varias ciudades de Cisjordania, tras el asesinato de un ministro de extrema derecha por parte de terroristas palestinos.

Según explica Navarro-Valls, durante la audiencia, que duró unos veinte minutos, Arafat "expresó claramente el deseo de paz de las poblaciones palestinas, condenando toda forma de terrorismo". Por su parte, continua aclarando el portavoz vaticano, "Su Santidad, al expresar su pésame por las numerosas víctimas de la interminable espiral de violencia, renovó el llamamiento para que todos abandonen las armas y retomen las negociaciones". "El Santo Padre -concluye el comunicado de prensa firmado por Navarro-Valls- repitió la bien conocida posición de la Santa Sede que privilegia el diálogo, el cumplimiento del derecho internacional, sin olvidar el necesario compromiso de la comunidad internacional para asegurar a los pueblos de la región respeto recíproco y seguridad para todos".

El presidente palestino llegó a Roma después de que Israel comenzara un retiro parcial de sus tropas de Belén.

En declaraciones a la prensa concedidas en la noche del lunes, Arafat opinó que este retiro es un buen signo para el proceso de paz, y consideró que ha sido posible gracias a la presión ejercida ante Israel por Estados Unidos, Europa, Rusia y las Naciones Unidas.

Dolor y condena por el asesinato de 16 cristianos en Pakistán

Antes de la reunión con Arafat, Juan Pablo II condenó enérgicamente el "terrible" atentado en el que perdieron la vida el domingo dieciséis personas al ser atacada una iglesia católica en Bahawalpur (este de Pakistán) por seis hombres armados. El ataque también provocó un número indeterminado de heridos.

Nada más conocer la noticia, el Papa envió un telegrama al nuncio apostólico en Pakistán, el arzobispo Alessandro D´Errico, para expresar su "condena absoluta de este nuevo trágico acto de intolerancia". Asimismo, en el mensaje enviado por el cardenal Angelo Sodano, secretario de Estado, el pontífice transmite su más sentido pésame a las familias de las víctimas y asegura su cercanía y oraciones "a todos los que han sido afectados por este malvado acto".

El presidente paquistaní, Pervez Musharraf, condenó este "ataque terrorista", cuyo objetivo es "crear la división en Pakistán, donde cristianos y musulmanes siempre vivieron en paz y respeto mutuo".

La iglesia de Santo Domingo, ubicada en el barrio residencial de Gulzar e Sadiq, es católica. Como los protestantes no tienen su propio templo en la zona, el obispo de la diócesis había permitido que pudieran celebrar en ella sus oficios religiosos en horarios establecidos. De hecho, muchas de las víctimas son de esta confesión.

ZENIT

 

Cáritas Española aumentó su número de voluntarios y de aportaciones

Cerca de diez mil voluntarios más, un incremento presupuestario superior a los 1.800 millones de pesetas y un porcentaje de donaciones privadas del 72 por ciento son algunos de los rasgos más destacados de la actividad desarrollada por Cáritas Española a lo largo del último ejercicio y sobre los que se ofrece detallada cuenta en la Memoria 2000.

Programas y gastos

En términos absolutos, los recursos invertidos en el 2000 dentro y fuera de nuestro país en acciones de lucha contra la pobreza y la exclusión social por el conjunto de las 68 Cáritas Diocesanas que integran la Confederación Cáritas Española ascendieron a 25.881 millones de pesetas (24.052 millones en 1999). De dicho volumen, 19.419 millones se destinaron a programas dentro de España y 6.462 millones a acciones de emergencia y desarrollo en el exterior.

Por programas, las mayores partidas corresponden, después del apartado de Cooperación Internacional, a Acogida y Asistencia (3.002 millones), Mayores (2.978 millones), Empleo y Economía Social (2.097 millones) y Personas Sin Techo (2.061 millones). Junto a estos colectivos, en la Memoria 2000 de Cáritas se detalla también la acción desarrollada con otros grupos socialmente vulnerables, como infancia, jóvenes, familia, mujer, inmigrantes, drogodependencias, sida, voluntariado, formación, comunidad gitana, animación rural, reclusos y ex reclusos, documentación, estudios, y comunicación y sensibilización.

En cuanto a su origen, el 72,2 por ciento de estos 26.000 millones proceden de donaciones privadas, mientras que el 27,8 por ciento tienen su origen en fondos aportados por organismos públicos.

Los datos contenidos en la Memoria anual de Cáritas confirman un importante incremento del número de voluntarios --66.805 en el 2000 frente a los 57.574 del año anterior--, que ha ascendido en los últimos cinco en más del 57 por ciento. El personal remunerado, por su parte, asciende a 3.828 trabajadores. En 1999 había 3.565 empleados.

En Mérida-Badajoz

Por su parte, Cáritas Diocesana de Mérida-Badajoz, hizo pública su memoria en el mes de junio, que Iglesia en camino recogía en su numero 396, coincidiendo con el Corpus Christi. En nuestra diócesis Cáritas atendió el año pasado a cerca de nueve mil personas, lo que fue posible gracias a sus más de 1.400 voluntarios.

 

El Papa beatifica por primera vez de forma conjuntaa un matrimonio

Por primera vez en la historia, Juan Pablo II elevó recientemente a la gloria de los altares de manera conjunta a un matrimonio. Una manera de decir a la Iglesia del tercer milenio que la santidad no es monopolio de religiosos, reconoce el postulador de esta causa de beatificación, el padre Paolino Rossi, quien ha presentado ante la Congregación vaticana para las Causas de los Santos la documentación que ha permitido comprobar el heroísmo de las virtudes traza un perfil de Luigi (1880-1951) y María (1884-1965) Beltrame Quattrocchi sin rasgos espectaculares.

María era profesora y escritora de temas de educación, comprometida en varias asociaciones (Acción Católica, Scout, etc.). Luigi fue un brillante abogado que culminó su carrera siendo vice-abogado general del Estado italiano. Tuvieron cuatro hijos.

Extraordinarios en lo diario

Rossi explica a Zenit: "Luigi y María no tenían aparentemente nada de 'extraordinario'. Lo que les distingue es la 'manera extraordinaria' con la que vivieron".

"Los dos esposos fueron cristianos convencidos --añade--, coherentes y fieles a su propio bautismo; supieron acoger el proyecto de Dios sobre ellos y respetaron su prioridad; fueron personas de gran caridad, entre sí, con los hijos y con el prójimo, promoviendo el bien y la justicia".

Según el padre Rossi, estos dos nuevos beatos dejan al mundo un "mensaje de esperanza, consuelo y apoyo a la familia cristiana, asaltada hoy por tantos problemas y asediada en sus valores fundamentale".

Esta causa de beatificación ha sido también especial por otro motivo: la Congregación para las causas de los santos aceptó un sólo milagro para los dos siervos de Dios.

 

Un millar de personas debaten los retos de la nueva sociedad de la información

Durante los días 26, 27 y 28 de octubre se ha celebrado en Madrid el II Congreso Católicos y vida Pública, centrado en los retos de la nueva sociedad de la información.

El Congreso ha contado con una importante novedad: la retransmisión en directo, a través de internet, de las cinco ponencias marco y la clausura. Además, los asistentes on-line han podido formular preguntas a los ponentes. Con la retransmisión on-line, a través de la home de la Fundación Universitaria San Pablo-CEU (www.ceu.es/Fnd/congreso.htm), se han superado las barreras geográficas y se ha facilitado el acceso a las conferencias principales del Congreso a un elevado número de personas.

Entre los temas abordados por los ponentes y participantes en mesas redondas figuraron asuntos como las luces y sombras de la sociedad de la información, las nuevas tecnologías y el desarrollo social, el pensamiento único y la aldea global, la responsabilidad de los profesionales de la comunicación o los medios de comunicación, la educación y la familia.

Entre los congresistas han participado don Antonio Montero, arzobispo de Mérida-Badajoz, Francisco Giménez-Alemán, director del Ente Público Radio Televisión Madrid, Juan Pablo de Villanueva, presidente del Grupo Negocios, Julio Ariza, presidente del Grupo Intereconomía, Jenaro González del Yerro, director general de la Cadena COPE; Alejandro Fernández Pombo, presidente de la Asociación de la Prensa, José María Vázquez Quintana, presidente del Mercado de Telecomunicaciones, Diego Armario, director adjunto a la presidencia del ICO, Consuelo Álvarez de Toledo, consejera de RTVE, y Fernando Abril Martorell, consejero delegado de Telefónica, Julio Iglesias de Ussel, secretario de Estado de Educación y Universidades, entre otros.

El cardenal de Madrid, Monseñor Antonio María Rouco Varela, afirmó en la eucaristía de clausura que "existe una estrecha relación entre el fiel laico y el Evangelio en la vida pública, sed testigos del Evangelio en la vida pública, que el Evangelio transforme la realidad".

Por su parte, don Antonio Montero, que presidió una mesa redonda, manifestó que la evangelización a través de los medios de comunicación es necesaria y urgente y que la Iglesia faltaría a su labor de evangelización si no se relaciona con los medios de comunicación.


Noticiario diocesano

El Museo Catedralicio tendrá una sala de arte sacro del siglo XX

Se inicia con la obra aportada por el pintor pacense Julián Pérez Muñoz

El pasado día 26 de octubre, viernes, el pintor badajocense Julián Pérez Muñoz hizo donación al Museo de la Catedral de Badajoz de un importante legado artístico: once bocetos de sus más representativas obras religiosas, que abarcan desde el año 1957 al 2000.

La obras pasarán a los fondos del citado Museo, donde pronto se podrán contemplar expuestos permanentemente. En dichos bocetos quedan recogidos los proyectos de la práctica totalidad de las pinturas murales y retablos que el pintor extremeño realizara para las iglesias del Plan Badajoz, más dos bocetos y preparación, a tamaño natural, del Via Crucis de la Catedral de Badajoz. De momento, estas obras se expondrán, durante un corto periodo de tiempo, en el Claustro de la Catedral, en horario de 6 a 8 de la tarde.

Ampliación del Museo

Estas obras, junto con otras de diversos autores, serán expuestas en la futura ampliación del Museo Catedralicio, donde está previsto realizar una gran sala dedicada al arte religioso del siglo XX. Esta sala se ubicará en los antiguos almacenes "San Blas", propiedad del Cabildo catedralicio y será un proyecto ejecutado por la consejería de Cultura de la Junta de Extremadura, aunque no hay fecha de inicio de las obras, según informaba don Francisco Tejada Vizuete, fabriquero del Cabildo catedralicio y director del Museo.

Además, se une a esto el espacio de dos salones, construidos por el obispo Marín de Rodezno a finales del siglo XVII, lo que arroja un amplio conjunto para museo y exposición en el que también se quieren incluir los tapices de la Catedral, que hoy no pueden ser visitados y que están en espera de una futura restauración, así como un espacio para exposiciones temporales del que aún no se dispone y que es necesario, dado que este Museo catedralicio es uno de los más importantes de España.

 

Presentado un libro sobre el asesinato del primer obispo de Madrid-Alcalá

El sacerdote y periodista don Diego Blázquez de Yañez, natural de Retamal de Llerena, ha presentado en Badajoz su libro "El asesinato del primer obispo de Madrid-Alcalá". El libro narra el asesinato de Monseñor Martínez Izquierdo el Domingo de Ramos de 1886, a manos de un sacerdote loco, Cayetano Galeote. Se trata de "uno de los sucesos que más impresionaron a la sociedad madrileña de la Restauración", según asegura en el prólogo don Alejandro Fernández Pombo, presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid.

El autor aprovecha la narración del crimen para repasar los acontecimientos políticos, sociales y culturales de una época rica para la historia española.

 

Fallece el padre paúl Felipe Manzanal Renedo

El pasado lunes, día 29, falleció en Coria el padre Felipe Manzanal Renedo, de la Congregación de los Padres Paúles, a los 91 años de edad. Este religioso ejercía su tarea en la Parroquia de Santo Domingo de Badajoz, atendida por los Paules, desde hacía 27 años, y anteriormente permaneció 25 años en la llamada "Casa de Ordenandos", antigua residencia de los padres paules y lugar donde los que estaban próximos a ordenarse permanecían un tiempo.

Durante su vida, además, realizó más de 365 misiones populares e impartió innumerables tandas de ejercicios espirituales a las Hijas de la Caridad, de quien también fue, durante 9 años, director del Noroeste de España.

Homenaje a don José Molano Ruiz

La comunidad parroquial de Quintana de la Serena homenajeó el pasado día 21 de octubre al que durante 23 años ha sido su párroco, don José Molano Ruiz, con motivo de su jubilación. Los actos consistieron en una Eucaristía presidida por el homenajeado y concelebrada por el Vicario de zona, don Antonio Muñoz Aldana, por el nuevo párroco de Quintana, don Victor Pérez Carrasco, y por otros sacerdotes. Tras la Eucaristía todos compartieron la comida.

 


Al paso de Dios

El Cementerio

CADA semana he de seguir, hasta encontrar y escribir el contenido de esta colaboración, un camino semejante a éste: primero elijo el tema entre varios posibles. Esta semana, aunque me rondaban varios por la cabeza, me ha parecido que es oportuno hablar de los cementerios; celebramos el día de los difuntos y entramos en el mes en el que la piedad cristiana recuerda a los que ya duermen el sueño de la paz.

Una vez elegido el tema, casi al mismo tiempo, pienso en aquello que quiero compartir con los lectores; y esto lo hago autolimitándome al máximo por el poquísimo espacio que tengo para expresar lo que pienso. Hoy tengo que decir que los cristianos reconocemos que el cuerpo humano es templo del Espíritu Santo, que ha recibido, junto con el alma, los bienes de Dios y que ha sido el instrumento del bien realizado a lo largo de la vida; y por eso merece ser honrado y encontrar reposo en un lugar digno y santo, mientras espera el mejor y más definitivo de los bienes, la resurrección de la carne.

Por último, siempre intento descubrir qué busca y necesita quien me lea. Hoy le escribo a los que en el cementerio lloran, a los que rezan, a los que recuerdan, a los que intentan olvidar, a los que no son capaces de cerrar las heridas o a los que viven serenamente el recuerdo de sus seres queridos. A todos les digo que los sentimientos claves al pasar por ese campo santo son la paz y la esperanza, y que el mejor modo de comunión con los difuntos es la oración.

Amadeo Rodríguez Magro
(amadeo.vgeneral@planalfa.es)

 


Liturgia del domingo

Celebramos el XXXI Domingo del Tiempo Ordinario

Palabra de Dios

Libro de la Sabiduría 11, 22-12. 2

Señor, el mundo entero es ante ti como grano de arena en la balanza, como gota de rocío mañanero que cae sobre la tierra. Pero te compadeces de todos, porque todo lo puedes, cierras los ojos a los pecados de los hombres, para que se arrepientan.

Amas a todos los seres y no odias nada de lo que has hecho; si hubieras odiado alguna cosa, no la habrías creado.

Y ¿cómo subsistirían las cosas, si tú no lo hubieses querido? ¿Cómo conservarían su existencia, si tú no las hubieses llamado?

Pero a todos perdonas, porque son tuyos, Señor, amigo de la vida.

Todos llevan tu soplo inconfundible. Por eso, corriges poco a poco a los que caen, les recuerdas su pecado y los reprendes, para que se conviertan y crean en ti, Señor.

 

Salmo 144, 1-2. 8-9. 10-11. 13cd-14

R. Bendeciré tu nombre por siempre,
Dios mío, mi rey

Te ensalzaré, Dios mío, mi rey;
bendeciré tu nombre por siempre jamás.
Día tras día, te bendeciré
y alabaré tu nombre por siempre jamás.

El Señor es clemente y misericordioso,
lento a la cólera y rico en piedad:
el Señor es bueno con todos,
es cariñoso con todas sus criaturas.

 

Carta II a los Tesalonicenses 1, 11-2, 2

Hermanos: Pedimos continuamente a Dios que os considere dignos de vuestra vocación, para que con fuerzas os permita cumplir buenos deseos y la tarea de la fe; para que así Jesús, nuestro Señor, sea glorificado en vosotros, y vosotros en Él, según la gracia de nuestro Dios y Señor Jesucristo. Os rogamos, hermanos, a propósito de la venida de nuestro Señor Jesucristo, y de nuestra reunión con él, que no perdáis fácilmente la cabeza ni os alarméis por supuestas revelaciones, dichos o cartas nuestras, como si afirmásemos que el día del Señor está encima.

 

Evangelio según san Lucas 19, 1-10

En aquel tiempo, entró Jesús en Jericó y atravesaba la ciudad. Un hombre llamado Zaqueo, jefe de publicanos y rico, trataba de distinguir quién era Jesús, pero la gente se lo impedía, porque era bajo de estatura. Corrió más adelante y se subió a una higuera, para verlo, porque tenía que pasar por allí.

Jesús, al llegar a aquel sitio, levantó los ojos y dijo:

- Zaqueo, baja en seguida, porque hoy tengo que alojarme en tu casa.

Él bajó en seguida y lo recibió muy contento.

Al ver esto, todos murmuraban, diciendo:

- Ha entrado a hospedarse en casa de un pecador.

Pero Zaqueo se puso en pie y dijo al Señor:

- Mira, la mitad de mis bienes, Señor, se la doy a los pobres; y si de alguno me he aprovechado, le restituiré cuatro veces más.

Jesús le contestó:

- Hoy ha sido la salvación de esta casa; también éste es hijo de Abrahán. Porque el Hijo del hombre ha venido a buscar y a salvar lo que estaba perdido.

 

Lecturas bíblicas para los días de la semana

5, lunes: Rom 11, 29-36; Lc 14, 12-14.
6, martes: Rom 12, 5-16b; Lc 14, 15-24.
7, miércoles: Rom 13, 8-10; Lc 14, 25-33.
8, jueves: Rom 14, 7-12; Lc 15, 1-10.
9, viernes: Ez 47, 1-2. 8-9, 12 (o 1Cor 3, 9c-11. 16-17); Jn 2, 13-22.
10, sábado: Rom 16, 3-9. 16. 22-27; Lc 16, 9-15.
11, domingo: M 7, 1-2. 9-14; 2Ts 2, 16 ­ 3, 5; Lc 20, 27-38.

 

Comentario litúrgico

Una crónica muy especial

Es lo que parece el relato de san Lucas. Efectivamente, entre los muchos encuentros que tuvo Jesús en su vida pública, Lucas ha escogido el encuentro de Jesús con Zaqueo y lo ha hecho de manera tan detallada que solamente por eso nos está dando a entender el valor programático que esta pagina evangélica tiene para todas las generaciones cristianas.

En primer lugar nos presenta al personaje: jefe de publicanos, es decir, jefe de los recaudadores de impuestos, rico en hacienda pero pequeño de estatura. Por la profesión tenía asegurada la antipatía general, su baja estatura daría pie a una fácil burla popular.

Pero Lucas también nos presenta al hombre por dentro: está tan lleno de curiosidad por conocer a Jesús que no le importa hacer la chiquillada de subirse a un árbol para verlo pasar.

Quizá ese niño que llevaba por dentro es lo que atrajo la mirada de Jesús que, sabiéndose aceptado por adelantado, le pide que le invite a comer a su casa. No se equivocó el Maestro: dice Lucas que bajó a toda prisa del árbol y muy contento recibió a Jesús en su casa.

Pero la cosa no era de juego: quien era pequeño y casi un niño al sentir la cercanía de Jesús creció, se hizo un hombre. Diríamos hoy que se hizo un discípulo comprometido: se arrepiente de su vida pasada y pone a disposición de Jesús no solo su hacienda sino toda su vida.

El contrapunto de esta crónica lo pone los fariseos que no acaban de entender la misión de Jesús que viene a buscar lo que estaba perdido. Con esta crónica de Lucas entre las manos repasemos nuestros encuentros con Cristo y cuales han sido nuestras respuestas y compromisos.

Antonio Luis Martínez

 

Santoral

Noviembre: los fieles difuntos

Este mes tiene para los creyentes un significado hondo, serio, y esperemos, no lo suficientemente triste como para ahorrar la esperanza siempre fértil de la vida eterna.

El bautismo siembra en nosotros una semilla de Gracia mucho más fuerte que la muerte. Estamos sembrados en Cristo e injertados en Él: por Él y por nosotros corre la misma savia vital. Este hecho nos da un derecho: el de orar por los que ya han partido al Padre; y nos da un deber: amar a nuestros difuntos y dejarnos amar por ellos. Querer a los que ya viven al completo es un acto de dignidad cristiana y de grandeza humana y dejarnos llenar de su amor es vivir el dogma espléndido de la Comunión de los Santos, o sea, la unidad total de los creyentes para amar todos con un mismo amor y ayudarnos con su irresistible fuerza unos a otros.

Recientemente, refiriéndose a una difunta muy querida, alguien me decía: "Manolo, ella ya está en la Verdad". Amigos, tengo que confesaros que esa forma de decirlo me conmovió interiormente. ¡Qué bien dicho! Los que han muerto participan de la verdad de la vida, de la belleza y unidad de Dios, en mayor grado que nosotros, viviendo aún en medio de nuestras mentiras. En el mes de noviembre conmemoramos a los que ya están en la verdad. Los muertos no son un tema tabú, ni una americanada trivializadora en forma de "jaloguyn" -me da la gana escribirlo así-. Quede claro que los muertos están en la verdad a la que todos hemos de llegar, quizá con las manos vacías, pero el corazón lleno de amistad. Amén.

Manuel Amezcua

Los santos de la semana

5, lunes: Teótimo, Fibicio, Gerardo, Ángela de la Cruz, María Rafols.
6, martes: Félix, Melanio, Calínico, Leonardo, Severo.
7,miércoles: Prosdócimo, Herculano, Congaro, Jacinto Castañeda.
8, jueves: Claudio, Claro, Godefrido, José Nguyén.
9, viernes: N. S. de la Almudena, Ursino, Agripino,Isabel.
10, sábado: León M agno, Orestes, Andrés Avelino.
11, domingo: Martín de Tours, Menas, Marina de Omura.

Contraportada

Los diversos colores litúrgicos expresan las características de los misterios que se celebran

Todos responden a una orientación eminentemente pedagógica y dinámica

En todas las culturas se hace uso del simbolismo de los colores, tanto para la vida social como para la expresión religiosa. La bandera nacional, un partido político o un equipo deportivo tienen, por ejemplo, sus colores propios, que vienen a representar a la entidad. En cada cultura puede ser distinto este simbolismo. En el Japón, por ejemplo, el luto se puede expresar, además de con el negro, también con el color blanco. Mientras que allí el color más noble es el morado, porque se encuentra en el escudo imperial. También la liturgia cristiana tiene unos colores propios y diferenciados, usados según la diversidad del tiempo litúrgico, o para resaltar un festividad concreta de algún santo.

En los primeros siglos cristianos no se halla rastro de una normativa del uso de los colores litúrgicos propiamente dicha. Lo cierto es que hubo una variedad de colores que eran señal de las tendencias místico-simbólicas. Lo único que se tenía en cuenta era que para los días más festivos se eligieran colores más vivos, como en la liturgia oriental donde se usaban sobre todo los policromados, y para los tiempos penitenciales, colores más oscuros y austeros.

Primeros pasos

El primero que trató con cierta amplitud de los colores litúrgicos y dio normas en esta materia fue el papa Inocencio III (+1216) en su "De Sacro altaris Mysterio". En él dice que eran cinco los colores usados por la Iglesia de Roma: blanco, rojo, negro, verde y morado. A partir del Concilio de Trento, en el siglo XVI, se fija un código para el uso de los colores muy similar al actual. En la Ordenación General del Misal Romano (OGMR), surgido tras el Concilio Vaticano II, se recogen como colores litúrgicos el blanco, el rojo, el verde, el morado o violeta, el negro y el rosa (OGMR n. 308). En España y en algunos paises de Hispanoamérica, además, se puede utilizar el color azul o celeste en las fiestas de la Santísima Virgen María, desde mediados del siglo XIX.

¿Por qué los colores?

Una fiesta, una idea, un acontecimiento celebrado puede expresarse también y suscitar actitudes de fe a través de ese signo externo que es el color, supuesto que ha sido elegido precisamente en consonancia con lo que es la identidad más propia de una celebración. Según la OGMR los colores litúrgicos tienen una doble finalidad. Por una parte, ayudan a sintonizar mejor con los misterios que se celebran: "la diversidad de colores en las vestiduras sagradas tiene como fin expresar con más eficacia, aún exteriormente, las características de los misterios que se celebran". Y por otra, tienen la pedagogía de la variedad y la dinámica de un Año Cristiano que nos va conduciendo por misterios y actitudes graduales: "expresan también el sentido progresivo de la vida cristiana a lo largo del año litúrgico". Según la OGMR (n. 308) queda abierta la posibilidad, además, de que las Conferencias episcopales propongan nuevos colores que respondan mejor a las necesidades y modos de ser de los pueblos.

En definitiva, lo que se pretende es que el color -como elemento visual sencillo- unido a otros elementos importantes como son las lecturas, las oraciones y los cantos, sirvan para una celebración más consciente y profunda del Misterio.

Simbolismo de los colores

Cada uno de los colores litúrgicos, por tanto, no está elegido al azar sino que guarda una correspondencia con el sentido litúrgico de la fiesta o tiempo que se esté celebrando.

Así, el blanco es símbolo de pureza, alegría y luz. Es un color con profundas raíces bíblicas: el Jesús transfigurado en el Monte Tabor viste de blanco (Mc 9, 3), el ángel que aparece junto al sepulcro de Jesús tras la resurrección (Mc 16, 5), los vencedores de los que habla el Apocalipsis (Apoc 7, 9). Es el color que se usa en la Navidad, la Pascua, así como en las fiestas de los ángeles, los santos no mártires y las fiestas de Jesucristo que no se refieran a los misterios de la cruz. También se usa en el bautismo, el matrimonio y la unción de los enfermos.

El rojo es, por su parte, el color del fuego, del amor y de la sangre. Es el color destinado a las celebraciones de los mártires, a los misterios de la Cruz, a las fiestas de los Apóstoles y los evangelistas. Se utiliza también en Pentecostés (el fuego del Espíritu) y se puede utilizar en la confirmación.

Con el verde se significa la paz, la esperanza y la serenidad. Es el color del llamado "Tiempo Ordinario", ese tiempo en el que la Iglesia celebra el conjunto de la Historia de la Salvación y, sobre todo, el misterio semanal del domingo como Día del Señor.

Moradas son las vestiduras de Adviento y Cuaresma, de las celebraciones penitenciales y de las exequias -aunque en estas últimas también se puede utilizar el negro-. Es un color que apunta a la penitencia, al dolor, a la tristeza y a la austeridad.

Además de estos, también se utiliza el rosa, para el domingo de "Gaudete" (a mediados de Adviento) y el de "Laetare" (a mediados de Cuaresma); el azul, para las fiestas de la Virgen, y el dorado que, por la nobleza de sus materiales, puede usarse en una fiesta muy solemne. José Carrasco Pina

 


 

Noticias de América Latina:

http://www.aciprensa.com

 



Return to Camino