Iglesia en camino

Semanario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz (España)

E-Mail: iglenca@archimeridabadajoz.org

Número 735. 30 de noviembre de 2008

Director: Juan José Montes


Temas de la semana

El Presidente de la CEE reflexiona sobre el perdón y los orígenes morales de la crisis en la inauguración de la Asamblea Plenaria

X Congreso Católicos y Vida Pública. Alfredo Dagnino: Tenemos derecho a actuar en la vida pública según nuestras convicciones

Santa Teresita de Lisieux "viaja" al espacio

Selección de profesores de Religión Católica

Polémica sentencia sobre retirada de crucifijos en colegios

La Santa Sede pide una auténtica "refundación" del sistema financiero mundial

Escuela de padres: Responsabilidad de transmitir la fe

La Delegación de Turismo participa en una Jornada Nacional

Beatificados en Nagasaki 188 mártires japoneses

Adviento: las cuatro semanas que preceden al gran Nacimiento


Actualidad

Monseñor Martínez Camino, reelegido Secretario General de la CEE en la Plenaria

Toledo, sede del Congreso Eucarístico Nacional que se celebrará en 2010

Durante esta semana se ha celebrado en Madrid la 92º Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española (CEE). En la sesión inaugural de la Plenaria estuvo presente el Nuncio Apostólico en España, Monseñor Manuel Monteiro de Castro.

Esta Asamblea Plenaria ha estudiado y aprobado la Sagrada Biblia. Versión oficial de la CEE. Así mismo, la Comisión Episcopal de Misiones y Cooperación presentó para su estudio el documento 'Actualidad de la misión ad gentes en España'.

Además, en la Plenaria se han presentado y aprobado los balances y el presupuesto de la CEE y de sus instituciones y organismos, así como los criterios de constitución y distribución del Fondo Común Interdiocesano.

Congreso Eucarístico

Por otro lado, Toledo ha sido elegida por los obispos españoles como sede del Congreso Eucarístico Nacional que se celebrará en 2010. Además de Toledo, las otras diócesis candidatas eran: Barcelona, Granada y Lugo.

Los Congresos Eucarísticos son una manifestación del culto a Cristo en la Eucaristía. En él participarán teólogos, liturgistas, escrituristas, pastoralistas y fieles que dan testimonio de la importancia de la Eucaristía para la vida del cristiano. Este congreso será el décimo que se celebre en España. El último tuvo lugar en Santiago de Compostela en 1999.

Elección Secretario General

En otro orden de cosas, la Asamblea Plenaria eligió a Monseñor Juan Antonio Martínez Camino, Obispo Auxiliar de Madrid, como Secretario General y Portavoz de la CEE hasta 2013, labor que viene desempeñando desde 2003.

Los obispos han tenido que elegir entre el propio Martínez Camino, Monseñor Jesús Sanz Montes, el sacerdote Eduardo García Parrilla, y Monseñor Raúl Berzosa Martínez, candidatura incluida al estar avalada por más de 10 obispos.

Monseñor Martínez Camino salió elegido por 39 votos frente a los 32 obtenidos por el sacerdote García Parrilla.

 

La Esperanza en Cristo, tema central del X Congreso Católicos y Vida Pública

Han participado cerca de 1.750 personas

La Asociación Católica de Propagandistas (AcdP) y la Fundación Universitaria San Pablo-CEU han celebrado el pasado fin de semana, en Madrid, el X Congreso Católicos y Vida Pública. En esta edición han participado cerca de 1.750 personas, lo que supone todo un récord, a los que hay que sumar los más de 4.000 congresistas que lo han seguido por Internet.

Laicismo imperante

El objetivo que ha perseguido este Congreso "es, según Alfredo Dagnino, presidente de la AcdP y la Fundación Universitaria San Pablo-CEU, recuperar, articular y organizar" la presencia de "los católicos como ciudadanos de pleno derecho", y ha añadido que "tenemos derecho a actuar en la vida pública conforme a nuestras convicciones". Además, en la presentación del Congreso, Dagnino se refirió al laicismo imperante, fomentado desde ciertas instancias públicas. Una corriente que, afirmó, "no es aceptable porque supone una quiebra de la neutralidad que se consagra en la aconfesionalidad del Estado". "Ese laicismo, continuó, pretende erradicar el catolicismo de la vida pública". Los católicos sólo son tolerados "en tanto que no salgan de las sacristías", ha lamentado Alfredo Dagnino.

Por otro lado, Liliana Negre, senadora argentina y presidenta de Acción Mundial de Parlamentarios y Gobernantes por la Vida, cree "contradictorio", predicar la no violencia contra las mujeres y, al tiempo, promover proyectos que facilitan el aborto, como es la denominada 'Ley de Plazos'. El progreso de un país, ha explicado, pasa por el desarrollo de su principal capital, que es el humano, y para ello se ha de proteger "su fuente de producción: la familia".

Manifiesto final

Sobre el tema de la décima edición del Congreso, 'Cristo, la Esperanza fiable', Dagnino ha explicado que "animados por la encíclica del Papa sobre la esperanza que salva, creemos que es el momento de compartir con la sociedad la gran esperanza de la persona de Cristo para el hombre moderno". Así durante tres días varios ponentes hablaron sobre diversos aspectos de la esperanza, entre ellos la ex senadora socialista Mercedes Aroz; el diputado del Partido Popular en el Congreso Eugenio Nasarre, o el presidente del Foro Español de la Familia, Benigno Blanco.

Los congresistas en el manifiesto final afirmaron sentirse "impulsados a renovar el esfuerzo y compromiso por el bien común". Además, subrayaron que quieren seguir contribuyendo "a una libertad en democracia basada en el respeto a la Verdad, y a una definitiva reconciliación entre españoles". Los congresistas también manifestaron su "plena disposición a un diálogo abierto a la fe y la razón, desde el mutuo respeto, en un clima de sana laicidad".

Presencia diocesana

La Diócesis de Mérida-Badajoz ha estado presente en este Congreso "compartiendo las inquietudes como católicos en medio del mundo, y tomando conciencia sobre la importancia de ser comunicadores de la esperanza que no defrauda, Cristo", así lo afirma Luis Manuel Romero, participante de nuestra Diócesis en este Congreso.

Como él mismo indica, "el número tan elevado de participantes y la organización de conferencias, mesas redondas, comunicaciones y la noche joven, ponen de manifiesto la vitalidad de los católicos españoles, aunque casi siempre pasemos desapercibidos".

Para Luis Manuel, "lo más importante de este encuentro es que se toma conciencia de que no estamos solos, hay muchos católicos que testimonian en la vida pública su fidelidad a Dios". Según él, este tipo de encuentros "rompen con la dicotomía entre vida privada y pública, habitual en nuestro cristianismo".

 

Cumbre de la Orden Agustina Recoleta

Durante esta semana se celebra en San Millán de la Cogolla, La Rioja, el Encuentro de Obispos Agustinos Recoletos, presidido por el cardenal Giovanni Battista Re, Hermano General de esta Orden y presidente de la Comisión Pontificia para América Latina.

En esta cumbre participan 14 de los 20 obispos recoletos. Entre los participantes se encuentran los obispos peruanos de nuestros misioneros diocesanos que se encuentran en este país andino, Monseñor Carmelo Martínez, obispo de Cajamarca, y Monseñor Emiliano Cisneros, obispo de Chachapoyas, quien, además, pronunció una ponencia sobre los desafíos de la evangelización en América Latina desde el ser agustino recoleto.

Día de la Recolección

Por otro lado, y aunque el Día de la Recolección se celebra el 5 de diciembre, aprovechando la presencia de los obispos y la llegada de los superiores de las 8 provincias eclesiásticas en que se divide la Orden, esta fiesta se celebró este viernes.

El encuentro concluye con la visita, durante el fin de semana, a los lugares significativos para esta Orden en la zona media del Ebro.

Zenit/Redacción

 

Ya han abierto el tradicional mercadillo artesanal

Manos Unidas celebra su encuentro diocesano en Gévora

El pasado fin de semana, Manos Unidas celebró su encuentro anual en la casa de oración de Gévora, en la que participaron alrededor de 40 voluntarios de todos los puntos de la Diócesis.

La jornada comenzó con una ponencia sobre "el Voluntario en Manos Unidas", desarrollada por José Antonio Salguero, Consiliario Diocesano de dicha organización, seguida por un coloquio, en el que personas, que llevan trabajando muchos años para combatir el hambre en el mundo, contaron sus experiencias en este campo.

Además, y debido a que el próximo año se celebran los 50 años de la creación de Manos Unidas, se mantuvo un intercambio de iniciativas para hacerse más presente en nuestra sociedad, a través de acciones que potencien el voluntariado que trabaja en esta tarea.

Mercadillo solidario

Por otro lado, Manos Unidas ha abierto en Badajoz hasta el próximo 12 de diciembre, una exposición y venta de productos artesanos realizados en el taller de Manos Unidas. El dinero que se recaude servirá para apoyar los proyectos que Manos Unidas desarrolla en países del Tercer Mundo.

El mercadillo se encuentra en la calle Alonso de Celada.

 

Además, ha celebrado un curso sobre patrimonio cultural y religioso

La Delegación de Turismo, Ocio y Tiempo Libre participa en las Jornadas Nacionales de Pastoral de Turismo

La Delegación Episcopal de Turismo, Ocio y Tiempo Libre de la Diócesis ha celebrado en Jerez de los Caballeros, Fregenal de la Sierra y Segura de León un curso sobre el patrimonio cultural, artístico y religioso del Suroeste de Extremadura. Este curso se ha desarrollado en colaboración con el Centro de Profesores y Recursos (CPR) y en él han participado profesores de secundaria, que han profundizado en el conocimiento de la cultura extremeña a través del patrimonio.

Entre las personas que han impartido este curso se encuentra Francisco Tejada Vizuete, Delegado Episcopal de Patrimonio Cultural, quien analizó en dos jornadas, el patrimonio artístico-religioso de Jerez de los Caballeros y de la zona de Fregenal y Segura .

Para Agustín Pérez del Casar, Delegado de Turismo, Ocio y Tiempo Libre, "este curso es un claro ejemplo de la apuesta que, desde esta delegación, se está haciendo por el conocimiento del propio patrimonio".

Turismo religioso

Por otro lado, tres miembros de esta Delegación han participado en las Jornadas Nacionales de Pastoral de Turismo celebradas en Ávila.

"Durante tres días, según Agustín Pérez del Casar, los participantes han conceptualizado a través de las distintas ponencias qué es el turismo religioso".

En estas jornadas participaron como ponentes, entre otros: Monseñor Jesús García Burillo, obispo de Ávila, quien habló de la Iglesia y el Turismo, o Joan Mesquida, Secretario de Estado de Turismo, que analizó el presente y futuro del Turismo en España.

 

En nota hecha pública por la Delegación Episcopal para la Educación Católica

Se establecen criterios de selección de profesores de Religión Católica para las listas de la Junta de Extremadura

Dada la cantidad de solicitudes que habitualmente se presentan para solicitar ejercer como profesores de Religión Católica, y considerando la necesaria selección previa de los candidatos, se ha considerado oportuno establecer también una referencia objetiva en torno a la actualización y amplitud de conocimientos doctrinales. Por ello, se han establecido varios criterios.

Currículo personal

El primero de los cuales es el currículo personal, para lo cual se cumplimentará el correspondiente impreso. Este impreso estará a disposición de todos los que lo deseen en el Arzobispado de Mérida-Badajoz y en las oficinas del Arzobispado en Mérida, y deberá presentarse, cumplimentado, en la Delegación Episcopal para la Educación Católica antes del día 17 de abril de 2009.

Prueba escrita

Además del currículo, se realizará una prueba escrita de actualización de conocimientos, teniendo como referencia para su preparación el Catecismo de la Iglesia Católica (Compendio). Para realizar esta prueba, cuya fecha, hora y lugar se anunciará con antelación, se valorará, además de la corrección de las respuestas, la profundidad de planteamientos, la claridad de ideas, la coherencia en el desarrollo y la pedagogía en la exposición.

Para acceder a la prueba escrita es necesario haber presentado el impreso del currículo personal en el plazo establecido.

Redacción

 

Un juzgado ordena retirar los crucifijos de un colegio público de Valladolid

Padres de familia lo consideran una "imposición laicista"

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número dos de Valladolid ha ordenado la retirada de símbolos religiosos de las aulas y espacios comunes del colegio público "Macías Picavea" en la primera sentencia en este sentido que se dicta en el país.

En el fallo, el juez indicó que la presencia de estos elementos religiosos vulnera Derechos Fundamentales recogidos en los artículos 14 y 16.1 de la Constitución, los referentes a la igualdad y a la libertad de conciencia.

Por su parte, la Confederación de Padres y Madres de Alumnos (COFAPA) rechazó esta decisión judicial porque refleja una postura "intolerante al imponer una opción laicista". Su presidenta, Mercedes Coloma, lamentó el fallo judicial y pidió "tener en cuenta la opinión de los padres que sí quieren tener los crucifijos en las aulas".

Al mismo tiempo, CONCAPA señaló que lo ocurrido en Valladolid se enmarca dentro de "una política de ataque rabiosamente laicista contra los símbolos religiosos".

ACI

 

Con la presencia del misionero diocesano Leonardo Terrazas

Se reúnen en Mérida el Grupo de Formación de Animadores Misioneros

El Grupo de Formación de Animadores Misioneros de la Diócesis se han reunido en Mérida para ultimar el calendario de actividades para este curso pastoral, que se centrarán en qué es la animación misionera y en la figura del animador.

El grupo estuvo acompañado, en esta ocasión, por el misionero diocesano Leonardo Terrazas, quien se encuentra durante estos días en la Diócesis visitando a su familia. Después regresará a la diócesis de Cajamarca, en Perú, donde está llevando a cabo su labor pastoral y social propia de la misión.

Redacción

 

"Primeros cristianos", 2 años en Internet

Haciéndose eco de Benedicto XVI, que durante estos dos últimos años está tratando en sus catequesis de los miércoles las figuras de los primeros cristianos -actualmente de San Pablo-, surgió hace dos años el portal www.primeroscristianos.com.

"La iniciativa, lanzada por un grupo de estudiantes de la Universidad de Navarra, busca informar sobre los primeros seguidores de Jesús", explican los universitarios en un comunicado.

Quiénes eran los primeros cristianos, las persecuciones, los Padres de la Iglesia, las catacumbas y las actas de los mártires son apartados de este nuevo espacio web.

Además, la página ofrece listados de libros y películas relacionados con el cristianismo primitivo, así como archivos sonoros de las actas de los mártires o la situación del cristianismo en los cuatro primeros siglos.

Zenit

 

Convivencia de confirmandos

El colegio de los Salesianos de Puebla de la Calzada acogió, el pasado fin de semana, la convivencia de 44 jóvenes llegados desde Zafra, que este domingo recibirán el Sacramento de la Confirmación en la parroquia de la Candelaria, a partir de las 19'00 horas.

Los jóvenes estuvieron acompañados por 9 catequistas y por José Ángel Losada, sacerdote responsable de Confirmación.

 

Badajoz

Convivencia en San Fernando

El pasado fin de semana el grupo de amistad de la parroquia de San Fernando y Santa Isabel, de Badajoz, celebró una convivencia en el centro parroquial. En él participaron 27 chicos y chicas, entre 11 y 13 años, quienes a través de juegos y oraciones descubrieron cómo ser fuentes de agua en su mundo, ayudando al que sufre.


España/Mundo

La Santa Sede pide una auténtica "refundación" del sistema financiero mundial

Propone una tributación más justa y la desaparición de los "paraísos fiscales"

Ante la actual situación de crisis financiera, la Santa Sede propone una "refundación del sistema" que ponga a las finanzas ante su fin natural, que es servir al desarrollo y al bien común.

Éste es uno de los puntos centrales de la Nota hecha pública por la Santa Sede, elaborada por el Consejo Pontificio "Justicia y paz", ante la Conferencia de Doha (Qatar), que organiza Naciones Unidas sobre la financiación al desarrollo, y que se está celebrando este fin de semana.

En la Nota, se expone la necesidad de que las naciones se planteen "cómo se ha llegado a la desastrosa situación actual de crisis, tras un decenio en que se han multiplicado los discursos sobre la ética de los negocios y de la finanza, y en el que se ha difundido la adopción de códigos éticos".

La Santa Sede afirma, en línea con la opinión de muchos expertos, que "la actual crisis financiera es esencialmente una crisis de confianza", y apunta entre sus causas "el excesivo uso de la 'leva' financiera por parte de los operadores, la inadecuada consideración de los elementos de riesgo", pero sobre todo, "la relación entre la necesidad de que las finanzas cumplan su función 'real' de puente entre el presente y el futuro, y el horizonte temporal de referencia de los operadores, sustancialmente empequeñecido en el presente".

En otras palabras, la búsqueda del beneficio a corto plazo ha hecho que las finanzas ya no cumplan su función de promover el desarrollo económico, y por tanto, más que una "revisión", la Santa Sede apunta hacia la necesidad de una total "refundación" del sistema.

Paraísos fiscales

La Santa Sede apunta como una de las causas de la crisis a la existencia de los llamados "paraísos fiscales" o "centros financieros offshore", culpables tanto de transmitir la crisis como de haber provocado su desarrollo.

Este tipo de mercados, afirma el documento, "han mantenido una trama de prácticas económicas y financieras alocadas: fugas de capitales de proporciones gigantescas, flujos "legales" motivados por objetivos de evasión fiscal y canalizados también a través de la sobre o infrafacturación de los flujos comerciales internacionales, reciclaje de los procedentes de actividades ilegales".

La utilización de estos centros ha producido un doble efecto negativo: por un lado, ha beneficiado a las rentas más altas, que pueden escapar al control fiscal en sus propios países, y penalizado a las más bajas, es decir, a los trabajadores y las pequeñas empresas; y por otro, "han comportado una traslación de la tasación del capital a la tasación del trabajo".

De esta forma, una serie de personas e instituciones maneja en estos centros "cerca de 860.000 millones de dólares al año, y que corresponderían a una falta de entrada fiscal de casi 255.000 millones de dólares: más de tres veces el monto entero de la ayuda pública al desarrollo por parte de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OSCE)".

Sólo por el beneficio

La Santa Sede cree que la actual situación se debe a que "se ha evitado afrontar algunas cuestiones importantes: la trazabilidad de los movimientos financieros, el rendir cuentas adecuadamente de las operaciones en los nuevos instrumentos financieros, la cuidadosa valoración del riesgo".

"Muchas autoridades, especialmente en los países financieramente más evolucionados, han pospuesto elecciones puntuales, movidos por los beneficios económicos que derivan de hospedar una fuerte industria financiera, beneficios que duran lo que dura la fase de euforia financiera".

Para la Santa Sede, la solución a la crisis pasa por un pacto internacional en materia financiera y fiscal, de forma que se recupere la "confianza" y la "transparencia".

"Los mercados financieros no pueden operar sin confianza; y sin transparencia y sin reglas no puede haber confianza. El buen funcionamiento del mercado requiere por tanto un importante papel del Estado y, donde es apropiado, de la comunidad internacional para fijar y hacer respetar reglas de transparencia y de prudencia".

Sin embargo, en el fondo, no habrá solución mientras no haya una "formación de la conciencia moral de las personas", ya que las normas por sí solas "no pueden garantizar" la marcha de la economía.

"Ninguna intervención de regulación puede 'garantizar' su eficacia prescindiendo de la conciencia moral bien formada y de la responsabilidad cotidiana de los operadores del mercado, especialmente de los empresarios y de los grandes operadores financieros", advierte.

"El hombre nunca puede ser cambiado o redimido sencillamente desde el exterior", añade el documento.

Por ello, apunta, "es necesario llegar al ser moral más profundo de las personas, es necesaria una educación real en el ejercicio de la responsabilidad hacia el bien de todos, de parte de todos los sujetos, a todos los niveles: operadores financieros, familias, empresas, instituciones financieras, autoridades públicas, sociedad civil".

Esta educación a la responsabilidad "puede encontrar un fundamento sólido en algunos principios indicados por la doctrina social, que son patrimonio de todos y base de toda la vida social: el bien común universal, el destino universal de los bienes, la prioridad del trabajo sobre el capital".

Al respecto, la Iglesia cree también que es necesario repensar el propio trabajo de los operadores financieros, sometidos ellos los primeros a la "absoluta prioridad del capital" sobre las personas, con "horas de trabajo larguísimas y estresantes, y horizonte temporal cortísimo de referencia para las decisiones".

Puede leerse la Nota completa en la sección de Documentación de la página web de la Agencia Zenit (www.zenit.org).

 

La llevaba consigo en su último viaje el astronauta norteamericano Ron Garan

Una reliquia de Santa Teresita de Lisieux en un vuelo espacial

Las Carmelitas Descalzas de New Caney (EE.UU.) entregaron al astronauta, Ron Garan, una reliquia de Santa Teresita, para que le acompañara en su viaje espacial. En la pasada primavera este comandante había llamado a la comunidad para pedir oraciones para su viaje en el espacio, ofreciéndose a llevar algún objeto sagrado que las monjas le encomendaran.

Durante 14 días este recuerdo teresiano ha recorrido 9.177.030 Km. en el espacio alrededor de la tierra a una velocidad de 27.291 Km. por hora. Durante ese tiempo con una oración intensa, la comunidad ha pedido a Santa Teresita una lluvia de rosas desde el espacio sobre el mundo. Su vocación universal ha llegado hasta los confines del espacio.

El 17 de agosto pasado las Carmelitas Descalzas de New Caney (EE.UU.) recibieron la prometida y largamente esperada visita del amigo astronauta de la comunidad. Ron formaba parte de la tripulación del último viaje del trasbordador espacial Discovery, que tuvo lugar del pasado 31 de mayo al 14 de junio para transportar y añadir el módulo de laboratorio japonés Kibo (Esperanza) a la Estación Espacial Internacional.

Vídeo de la misión

La misión de Ron consistió en salir al espacio, atado sólo por un cable, en un brazo robótico guiado desde el interior de la estación por otro miembro de la tripulación, para mover el módulo japonés en la posición correcta y segura, así como hacer algunas reparaciones en el exterior de la estación espacial. La NASA preparó un vídeo de la misión, por lo que se ha podido escuchar y ver algo de lo que pasa "dentro" del trasbordador y de la estación. Se trató de una apasionante y esclarecedora tarde para la comunidad carmelitana.

La comunidad, se acordó de las palabras de Santa Teresita: "Siento la vocación de apóstol... Quisiera recorrer la tierra, predicar tu nombre, y plantar sobre el suelo infiel tu Cruz gloriosa. Pero Amado mío, ¡una sola misión no me bastaría! Quisiera anunciar al mismo tiempo el Evangelio en las cinco partes del mundo, y hasta en las islas más remotas...". Con esta evocación las Carmelitas no dudaron en entregar al astronauta una reliquia de Santa Teresita.

OMPpress

 

Beatificados en Nagasaki 188 mártires japoneses

Más de 30.000 personas participaron este lunes pasado en Nagasaki en la beatificación de 188 mártires japoneses, en gran parte laicos, por odio a la fe entre los años 1603 y 1639.

La celebración fue presidida por el cardenal Seiichi Peter Shirayanagi, arzobispo emérito de Tokio, con la presencia del cardenal José Saraiva Martins, prefecto emérito de la Congregación para las Causas de los Santos y enviado del Papa para la ocasión.

En la homilía, el cardenal Martins subrayó cómo el martirio es "el ejercicio más pleno de la libertad humana y el acto supremo del amor" y, citando a san Agustín, que "no es la condena o la tormenta la que hace el mártir, sino la causa o el motivo, que es Cristo".

La "característica distintiva del martirio cristiano", añadió citando a Benedicto XVI, consiste en ser "exclusivamente un acto de amor hacia Dios y hacia los hombres, incluidos los que les persiguen".

Zenit.org


Análisis

"Es el momento de reflexionar sobre los orígenes morales de la crisis"

Resumen del Discurso del Cardenal Rouco en la apertura de la Plenaria CEE

 

Queridos Hermanos en el episcopado,

Señoras y Señores:

[...]

Es providencial que ahora, cuando ha tenido lugar la Asamblea Sinodal sobre la Palabra de Dios y cuando esperamos una Exhortación del Papa sobre este mismo tema, en pleno Año Paulino, estemos a punto ya de aprobar la versión oficial de la Biblia de la Conferencia Episcopal. Se nos presenta una ocasión excelente para promover en los próximos años una renovada pastoral de la Palabra de Dios en todos los ámbitos en los que ella ­como dice el Mensaje del Sínodo­ se encuentra en su casa: en la predicación, la catequesis, la enseñanza, la familia, la celebración de los sacramentos y de la liturgia de las horas y en la comunión fraterna, que se alimenta y fortalece con la Palabra. De tal renovación se puede esperar, sin duda ninguna, el fortalecimiento de la misión de la Iglesia en todos los ámbitos de la vida personal y social, para que la gracia salvadora de Jesucristo inunde de su luz a todos los hombres. [...]

La Iglesia y los católicos vivimos, como es natural, las alegrías y las penas que confortan o que afligen a la sociedad en medio de la cual transcurren nuestras vidas. Quisiéramos compartir especialmente dos de las preocupaciones que se sienten en este momento de nuestra sociedad.

La necesidad del perdón

No son pocos los que manifiestan una justificada inquietud ante el peligro de un deterioro de la convivencia serena y reconciliada, que hemos logrado ya en nuestra sociedad. La historia de España de los dos últimos siglos ha estado, por desgracia, jalonada por tensiones que más de una vez han desembocado en enfrentamientos fratricidas El último y el más terrible de todos tuvo lugar en los años treinta del siglo pasado en el contexto de una situación internacional de confrontación entre ideologías totalitarias de diverso signo. Gracias a Dios, la actual situación internacional y nacional no es la misma. Pero siempre es necesario vigilar para evitar de raíz actitudes, palabras, estrategias y todo lo que pudiera dar pábulo a las confrontaciones que puedan acabar siendo violentas. Es necesario cultivar el espíritu de reconciliación, sacrificado y generoso, que presidió la vida social y política en los años llamados de la transición a la democracia. A veces es necesario saber olvidar. No por ignorancia o cobardía, sino en virtud de una voluntad de reconciliación y de perdón verdaderamente responsable y fuerte; una voluntad basada en los altos ideales de la paz que se alimenta de la justicia, de la libertad y ¿por qué no decirlo? del perdón y del amor fraterno. Es lo que puede llamarse una auténtica y sana purificación de la memoria. A los jóvenes hay que liberarlos, en cuanto sea posible, de los lastres del pasado, no cargándolos con viejas rencillas y rencores, sino ayudándoles a fortalecer la voluntad de plena concordia y de amistad, capaz de unir pacíficamente las personas, las familias y las comunidades que integran y conforman la España actual.

En este sentido, es bueno recordar lo ya señalado por esta Asamblea Plenaria cuando, en 1999, hacía un balance espiritual del siglo XX. En referencia a España, podíamos entonces reconocer como uno de los frutos más señalados y beneficiosos de aquel siglo el de la concordia social: "Tanto los conflictos externos, como los enfrentamientos internos entre distintas ideologías, grupos sociales, regiones o nacionalidades han dado paso a una creciente concordia social que es casi seguro el mejor legado de nuestra historia reciente para el nuevo milenio; no debemos dilapidarlo". [...]

En este contexto es bueno recordar también, con las palabras de la Plenaria de noviembre de 1999, la necesidad de perdón y de signos de reconciliación en todos los campos: "Deseamos pedir el perdón de Dios para todos los que se vieron implicados en acciones que el Evangelio reprueba, estuvieran en uno u otro lado de los frentes trazados por la guerra. La sangre de tantos conciudadanos nuestros derramada como consecuencia de odios y venganzas, siempre injustificables, y, en el caso de muchos hermanos y hermanas como ofrenda martirial de la fe, sigue clamando al Cielo para pedir la reconciliación y la paz".

Crisis económica. Crisis moral

Otro motivo de preocupación es la crisis económica en la que nos encontramos. [...]

El desajuste económico que sufrimos tiene, sin duda, causas de orden técnico que los especialistas tratan de diagnosticar en orden a ofrecer las soluciones más adecuadas. Pero como la economía está tejida también de relaciones humanas libremente decididas, ninguna situación económica puede ser entendida como fruto de leyes inexorables totalmente ajenas al comportamiento humano. En tiempos de crisis, como en tiempos de bonanza, es necesario prestar atención a las responsabilidades morales de los actores sociales, que, de uno u otro modo, somos todos.

Es tal vez el momento de reflexionar sobre los orígenes morales de la crisis, examinando si el relativismo moral no ha fomentado conductas no orientadas por criterios objetivos de servicio al bien común y al interés general; si la vida económica no se ha visto dominada por la avaricia de la ganancia rápida y desproporcionada a los bienes producidos; si el derroche y la ostentación, privada y pública, no han sido presentados con demasiada frecuencia como supuesta prueba de efectividad económica y social.

Es hora de reflexionar también sobre las exigencias morales que la crisis nos impone, pensando en un futuro mejor. Se precisa un fortalecimiento de las personas como sujetos morales, capaces de orientar su vida y su conducta según el verdadero bien personal y social, que no puede confundirse nunca con los propios gustos o intereses. Pero la conducta orientada al bien, presupone el conocimiento del bien: del verdadero bien del hombre. Para ello es necesario el reconocimiento de Dios como bien supremo. Porque "sin referencias al verdadero Absoluto, la ética queda reducida a algo relativo y mudable, sin fundamento suficiente ni consecuencias personales y sociales determinantes." Avanzar en la consecución de mejores metas de bienestar es bueno, pero el "progreso" materialista no puede ser tenido como único criterio de conducta y de humanidad.

Deseamos que no se nos entienda mal. No propugnamos lo que se llama una política teocrática; no reivindicamos el control de la situación para la Iglesia. "La Iglesia ­escribe Benedicto XVI en su primera encíclica­ no puede ni debe emprender por cuenta propia la empresa política de realizar la sociedad más justa posible. No puede ni debe sustituir al Estado". Tampoco es deseable "un Estado que regule y domine todo". La Iglesia se interesa por la justicia ayudando a las personas y a los pueblos a abrirse a la fe en Dios. De este modo presta una ayuda insustituible a la purificación de la razón, que, en cuanto razón política, ha de saber y poder realizar la justicia. [...]

El amor no puede ser regulado ni imperado por ninguna normativa estatal o económica. Sin embargo, "el amor ­caritas­ siempre será necesario incluso en la sociedad más justa. Más todavía, en momentos en los que los más débiles se encuentran expuestos a cargar con el precio de las consecuencias de la crisis. Cáritas y otras instituciones de caridad lo demuestran siempre y especialmente en estos momentos en los que se multiplican para atender necesidades perentorias. Es necesario reactivar la solidaridad que procede del amor.

En todo caso, la justicia debe ir más allá de la mera justicia del "do ut des", de la justicia conmutativa y distributiva, y llegar a la justicia social. Por eso, en las actuales circunstancias conviene recordar especialmente la doctrina del destino universal de los bienes, de la propiedad privada y pública, del derecho y el deber del trabajo y, sobre todo, las exigencias del bien común. [...]

Una mirada a la familia

No es ocioso recordar ahora dónde se halla la escuela primera y básica de la solidaridad efectiva, que se basa en el sentido de la fraternidad: en la familia. Cuando la familia no recibe el apoyo cultural, social y legal adecuado, se están cegando las fuentes de la savia moral del ciudadano actor del orden social justo. La Iglesia, promoviendo el cultivo de la vida familiar, como santuario de la vida y esperanza de la sociedad, presta una colaboración de primer orden a la justicia social. El sacrificio silencioso y legalmente tolerado de tantas vidas inocentes a través de la práctica sistemática del aborto, representa una injusticia clamorosa que no puede dejar de afectar seriamente a todas las relaciones humanas más básicas. La misma institución del matrimonio, como ha recordado en diversas ocasiones la CEE, precisa de una verdadera protección jurídica que garantice a los esposos y esposas actuales y futuros el reconocimiento elemental de su cualidad de tales. Se trata también de una exigencia básica de la justicia social. [...]

 

Este mundo nuestro

Modelos

No abundan en nuestros días personas que sean consideradas referencias para otros. Da la impresión que hoy, en un mundo tan globalizado, con tantas personas en los distintos medios de comunicación, no abundan líderes que sean punto de referencia para nosotros, ciudadanos de a pie, para que uno pudiera decir "yo quiero ser como ése, como ésa" que está en la base de muchas vocaciones de entrega total.

Algunos modelos podemos proponer desde nuestra pequeñez, entresacados de nuestra Iglesia diocesana. Se trata de D. Manuel Domínguez Merino, a título póstumo, D. Francisco Carrallo Soltero y Srta. María José Antúnez Rodríguez que han sido condecorados con la "Medalla de la Diócesis", en reconocimiento al estilo de vida de los tres y su continuada tarea de amor y servicio a la Iglesia en las personas que han tratado y servido ejemplarmente.

Paco, María José y la viuda e hijos de Manolo, afirmaron cuando se les comunicó que habían sido distinguidos con esta medalla, que ellos qué habían hecho de extraordinario para merecer este galardón. Se consideraban, según el evangelio, "siervos inútiles" que habían hecho lo que tenían que hacer, y consideraban que había muchas personas entre nosotros que merecían esta distinción más que ellos.

Pero han sido otros los que precisamente se han fijado en ellos para proponerlos al señor Arzobispo pidiendo que fueran reconocidos con alguna distinción. El Pastor diocesano, tras consultar con su Consejo episcopal y Colegio de consultores, ha considerado que había méritos suficientes para la concesión de esta "Medalla diocesana". Los tres, sin alharacas, han sido considerados, sin ruido, con normalidad, con sencillez, muy buenos profesionales, padres de familia, músico, visitador médico, cursillistas de cristiandad, colaboradores voluntarios en varias parroquias y servicios diocesanos, dedicación exclusiva al servicio del anterior Prelado, amén de directora del Hogar de Nazaret.

En fin, ellos son referencia para muchos de nosotros en este mundo con tanta aspereza y dureza, en que parece que nadie se acuerda de nadie. Así han sido propuestos, galardonados y reconocidos con toda justicia, para ser de algún modo referencia para nosotros, modelos, sí señor, que nos ayudan a seguir adelante.

Sebastián González González
Vicario General


Iglesia y familia

Escuela de Padres

La responsabilidad de transmitir la fe

"Señor, haz que yo tenga la energía del padre; la ternura de la madre; el amor del hermano; la sencillez del niño y la abnegación del santo". Con esta oración comenzaba su jornada don Luis Zambrano, santo sacerdote pacense que deseamos verlo cuanto antes en los altares.

¿Dónde y cuándo aprendimos las primeras oraciones, sino en el seno de la familia? Aquello del "Jesusito de mi vida" y, al levantarnos, el "Oh Señora mía, oh Madre mía, yo me ofrezco enteramente a vos" Madres y padres -también los abuelos- han sido los transmisores de la fe. La madre de don Luis no pedía buenas carreras o colocaciones para sus hijos. Con sabiduría, rezaba constantemente: "Señor, hazlos sanos de cuerpo y limpios de alma".

Competente y responsable

La transmisión de la fe es competencia de todos. Pero para los padres no solo es competencia: es ante todo, responsabilidad. Responsabilidad a veces (en el mejor de los casos) delegada en los abuelos. Pobremente delegada en el colegio. Lamentablemente delegada en la calle.

Hace poco me decía Pepe, buen amigo (y maestro), que él y su esposa estaban pensando dejar la catequesis prematrimonial que venían dando a jóvenes parejas. Llevaban en eso mucho tiempo y -decía- ya es hora de que otras parejas más jóvenes tomen el relevo. Entramos en la actual cultura del utilitarismo: los mayores han de retirarse; la experiencia no es más que un cúmulo de recuerdos inútiles al que no merece dedicar tiempo.

Juan Pablo II insistía en la pastoral de la familia, especialmente necesaria en la actualidad, cuando son precisos una educación evangélica más completa y ejemplos convincentes de matrimonios (Nuevo Milenio, 47). No me cabe duda de que mi amigo tendrá en cuenta lo que nos dice san Pablo, "Él nos alienta en nuestras luchas para poder atender a los demás", y seguirán ambos en la brecha, trabajando como siempre.

Es evidente que ahora toca

En estos momentos en los que la fuerte presión de un determinado sector social (no muy amplio, la verdad) quiere arrinconar los símbolos cristianos en los museos (crisis de los crucifijos), dejar valores y convicciones morales reducidos al fondo de la sacristía o jalear ante los medios de comunicación el ejercicio de la apostasía pública, es cuando más debemos convencernos los laicos de que tenemos que evangelizar nuestro mundo siguiendo los tres ejes fundamentales: familia, trabajo y cultura. El Concilio Vaticano dio los primeros pasos en este sentido y numerosos documentos posteriores lo recuerdan.

Transmitir la fe implica la totalidad de nuestras fuerzas, pues no es posible entender un cristiano apeado de esa responsabilidad.

Ateísmo transitorio

No cabe duda de que la ayuda es necesaria. Esta será de utilidad: la íntima convicción, en línea con el P. Tomás Morales, de que:

1º. El futuro de la civilización actual será un futuro religioso. En palabras de Karl Rahner: "el cristiano del futuro será un místico, o no será nada".

2º. Esa civilización del mañana se forjará a través de nuestra vida bautismal.

3º. La juventud del futuro no vivirá al margen de Dios.

Aquellas manifestaciones agudas del ateísmo, que antes aludíamos, no son definitivas. Forman parte de una crisis provisional que no tiene porqué arrollarnos si nos mantenemos fieles al Señor.

Al final triunfará el bien. Hay que saber esperar. Pero ésta ha de ser como la espera del sembrador: no se tiene la cosecha de inmediato. Como decíamos en mi anterior artículo: no maduran antes las manzanas agitando el árbol: renunciar a las prisas.

Tenemos campo para sembrar. ¿La semilla? La clave está, sin duda, en la oración, en la renovada necesidad de orar (Nuevo Milenio, 33). Y en cosas tan inmediatas como, por ejemplo, el Congreso de la Familia. O el Encuentro de las Familias. La Pastoral Familiar, que según algunos ha sido la gran olvidada en la historia de la Iglesia, ha surgido con fuerza. No podemos quedar al margen.

Juan Santiago Garrido Moreno
Padre de familia
jsgarmor07@gmail.com

 

Libros

Abdón Moreno celebra 25 años como profesor con un nuevo libro

Prodigio de la Palabra para bodas de plata

Al cumplir sus bodas de plata como profesor, y siguiendo la costumbre anglosajona de mostrar veinticinco libros que han influido en la vida de quien cumple sus bodas de plata, Abdón Moreno nos ofrece un nuevo libro: Pródigo de la Palabra, Ed. Indugrafic, (Badajoz 2008).

Una vez finalizado el Sínodo de la Palabra, este libro nos viene a animar a volver a las fuentes vivas de la Sagrada Escritura, porque ayuno de Palabra, el hombre bracea por las esquinas de la historia al ritmo que le marcan las voces de su existencia. Como pródigo eterno debe volver una y mil veces a la casa de la Palabra para desentrañar su sentido y para entenderse a sí mismo, para convertir la voz de la vida en Palabra.

La dedicatoria del libro nos da la clave de su lectura:

"En mis Bodas de plata como profesor en Badajoz, Roma y Santiago de Compostela, dedico agradecido esta obra a los alumnos y colegas que compartieron, durante estos veinticinco años, la vuelta a la casa de la PALABRA como pródigos eternos, el camino a veces pedregoso de desentrañar su sentido y de nombrar su rostro, la aventura fascinante de amasar sus versos con el vaho del aliento y el abrazo tierno con que paga la Verdad a los que buscan desinteresadamente sus ojos".

Redacción

 

Vamos al cine

JCVD

JCVD, dirigida por Mabrouk El Mechri y protagonizada por el actor belga Jean Claude Van Damme, se presentó en el pasado Festival de Sitges. El film combina realidad y ficción, además de contener numerosos momentos de improvisación. El actor se autoparodia, nos muestra su lado humano, y lava su imagen de hombre-músculo a favor de una faceta más vulnerable y dramática.

Van Damme, apurado económicamente, entra en una sucursal de correos de Bruselas para recibir un giro postal. La mala fortuna hace que en ese momento la oficina postal esté siendo atracada. Cuando los delincuentes reconocen al famoso actor deciden hacerle rehén. La situación se vuelve contra Van Damme que comprueba que no le sirve de nada ser una estrella del cine de acción.

La película es muy original en su planteamiento y bastante divertida a pesar de su trasfondo dramático. En un momento determinado el actor, haciendo de sí mismo, se sincera ante la cámara y con lágrimas en los ojos, alude a hechos reales de su vida, como su adicción a la cocaína en los noventa, de la que salió él mismo; o reza a Dios ante su insatisfacción existencial. Una película ciertamente incatalogable.

Juan Orellana
www.pantalla90.es

 

De web en web

Cybernavidad

Cybernavidad.com es una web pensada para eso, para la navidad. Tiene además de muchos recursos con los que programar actividades de cara a la navidad con los más peques, pequeñas herramientas para el adviento, que requieren un trabajo que casi yo diría catequético. Muy bien presentada la sección de Adviento, aunque "cortita" y casi esquemática pero bueno. A lo que íbamos es a que tenéis una web para preparar cosillas. No es que sea el súmmum de las webs navideñas, pero da juego. A partir de este domingo podréis tenerla en favoritos, por si os interesa prepararos unas actividades cara al Adviento y la Navidad. De nada.

Casimiro Muñoz


Celebrar la fe

Celebramos el I domingo de Adviento

Libro del profeta Isaías 63, 16b-17; 64, 1. 3b-8

Tú, Señor, eres nuestro padre, tu nombre de siempre es "nuestro redentor".

Señor, ¿por qué nos extravías de tus caminos y endureces nuestro corazón para que no te temamos?

Vuélvete por amor a tus siervos y a las tribus de tu heredad.

¡Ojalá rasgases el cielo y bajases, derritiendo los montes con tu presencia!

Bajaste y los montes se derritieron con tu presencia. Jamás oído oyó ni ojo vio un Dios, fuera de ti, que hiciera tanto por el que espera en él.

Sales al encuentro del que practica la justicia y se acuerda de tus caminos.

Estabas airado y nosotros fracasamos: aparta nuestras culpas y seremos salvos.

Todos éramos impuros, nuestra justicia era un paño manchado; todos nos marchitábamos como follaje, nuestras culpas nos arrebataban como el viento.

Nadie invocaba tu nombre ni se esforzaba por aferrarse a ti; pues nos ocultabas tu rostro y nos entregabas al poder de nuestra culpa.

Y, sin embargo, Señor, tú eres nuestro padre, nosotros, la arcilla, y tú, el alfarero: somos todos obra de tu mano.

No te excedas en la ira, Señor, no recuerdes siempre nuestra culpa: mira que somos tu pueblo.

 

Salmo 79, 2ac y 3b. 15-16. 18-19

R. Señor, Dios nuestro, restáuranos, que brille tu rostro y nos salve.

Pastor de Israel, escucha, tú que te sientas sobre querubines, resplandece. Despierta tu poder y ven a salvarnos. R.

 

Carta 1ª de S. Pablo a los Corintios 1, 3-9

Hermanos:

La gracia y la paz de parte de Dios, nuestro Padre, y del Señor Jesucristo sean con vosotros.

En mi acción de gracias a Dios os tengo siempre presentes, por la gracia que Dios os ha dado en Cristo Jesús.

Pues por él habéis sido enriquecidos en todo: en el hablar y en el saber; porque en vosotros se ha probado el testimonio de Cristo.

De hecho, no carecéis de ningún don, vosotros que aguardáis la manifestación de nuestro Señor Jesucristo.

Él os mantendrá firmes hasta el final, para que no tengan de qué acusaros en el tribunal de Jesucristo Señor nuestro.

Dios os llamó a participar en la vida de su Hijo, Jesucristo Señor nuestro. ¡Y Él es fiel!

 

Evangelio según san Marcos 13, 33-37

En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos:

-Mirad, vigilad: pues no sabéis cuándo es el momento.

Es igual que un hombre que se fue de viaje, y dejó su casa y dio a cada uno de sus criados su tarea, encargando al portero que velara.

Velad entonces, pues no sabéis cuándo vendrá el dueño de la casa, si al atardecer, o a medianoche, o al canto del gallo, o al amanecer: no sea que venga inesperadamente y os encuentre dormidos.

Lo que os digo a vosotros, lo digo a todos: ¡velad!

 

Lecturas bíblicas para los días de la semana

1, lunes: Is 2, 1-5; Mt 8, 5-11.
2, martes: Is 11, 1-10; Lc 10, 21-24.
3, miércoles: Is 25, 6-10a; Mt 15, 29-37.
4, jueves: Is 26, 1-6; Mt 7, 21. 24-27.
5, viernes: Is 29, 17-24; Mt 9, 27-31.
6, sábado: Is 30, 19-21. 23-26; Mt 9, 35-10, 1. 6-8.
7, domingo: Is 40, 1-5. 9-11; 2P 3, 8-14; Mc 1, 1-8.

 

La liturgia...paso a paso

La arcilla y el alfarero

Comenzamos este domingo un nuevo Año Litúrgico e iniciamos el Adviento. Lo debemos hacer con una gran disposición de ánimo porque se nos ofrece una nueva etapa de nuestra vida de fe en la que, de nuevo, se nos da la oportunidad de participar sacramentalmente en el Misterio de Cristo por medio de la escucha de la Palabra y la participación en la Eucaristía y la celebración del Domingo.

La frase que encabeza estas líneas, sacadas de la primera lectura de este domingo, nos sugiere la postura ideal para cimentar nuestro crecimiento en la fe y en la comunión con Dios.

Es una realidad que no podemos olvidar en nuestra reflexión cristiana: todo nuestro haber personal como criatura y como cristiano frente a nuestro Dios viene a ser como la relación que existe entre la arcilla que ofrece confiadamente su pobreza y su maleabilidad a las diestras manos del alfarero para que él la enriquezca dándole una bella forma.

A lo largo de todo el Año Litúrgico que iniciamos, la Iglesia nos ofrece el tesoro de la Palabra de Dios, que está destinada a ser alimento de nuestra fe y levadura de la necesaria conversión permanente que necesitamos, a la vez que nos irá presentando y dando la oportunidad de participar en los distintos misterios de la vida de Cristo, que en cada Eucaristía se nos ofrece como origen y meta de nuestra vida de fe, así como Salvador que da sentido a la misma.

Jesús, en la lectura evangélica, al decirnos a todos "Velad" nos invita a crecer en la vigilancia y esperanza, para que sepamos interpretar y aprovechar cada momento de nuestra vida y alcancemos así la gracia de un encuentro con Él, que nos acerque a la auténtica y última meta de nuestra existencia que es el abrazo plenificante de Cristo Resucitado, por la acción del Espíritu Santo, en la gloria de Dios Padre

Antonio Luis Martínez

 

El Santo de la semana

30 de noviembre: San Andrés (siglo I)

Natural de Betsaida, población situada al Norte del lago de Galilea o de Tiberíades. Andrés, de oficio pescador como su hermano Pedro y su padre Jonás.

Es conocido por el sobrenombre griego de Andrés, que significa, "el valiente", "el varonil". Aunque más que por su valentía se le conoce por el don de la oportunidad por haber estado presente en momentos importantes junto a Jesucristo. Andrés aparece en el relato de la multiplicación de los panes y los peces y también presentando a unos gentiles que querían ver a Jesús y en el día de la entrada de Jesús en Jerusalén.

Fue el primero, junto con Juan evangelista, en seguir a Jesús a quien presentó a su hermano Pedro. El Evangelio de San Marcos nos lo presenta en el círculo de los cuatro apóstoles más cercanos al Maestro.

La tradición le hace apóstol de Grecia, Escitia, Tracia, Epiro y Acaya. Según otra tradición fue apóstol de otras regiones de Asia Menor.

Según la tradición murió crucificado en Patrás en la región de Acaya (Grecia) hacia el año 60. Las actas apócrifas señalan su crucifixión sobre una cruz en forma de aspa (X), no considerándose digno de morir en una cruz como la de Jesús. Sus reliquias y su culto se difundieron desde Constantinopla hasta las islas Británicas, donde sería reconocido como patrono de Escocia. Se le considera como Cabeza de la Iglesia Oriental.

Después de la caída de Constantinopla de 1204, sus reliquias fueron trasladadas por los cruzados a Italia en 1208. En 1462 su cabeza fue trasladada a Roma.

Es de destacar como signo ecuménico que en 1964 Pablo VI devolvió a la Iglesia Ortodoxa la cabeza de San Andrés mientras que la Iglesia Ortodoxa regaló a la Iglesia de Roma un icono representando el beso entre Andrés y Pedro. Es un paso más en el camino hacia la unidad de las dos iglesias hermanas.

Bendito mes que comienza con Todos los Santos y termina con San Andrés.

Gonzalo Encinas Casado

 

Dichos y preguntas

¿Qué celebramos en Adviento?

Los cristianos no celebran la venida de Cristo en la carne, sin que antes se preparen con la oración durante las cuatro semanas previas a la fiesta de la Navidad. Es el Adviento, cuyas celebraciones requieren una ambientación especial. Desde el canto litúrgico más selecto y cuidado, pasando por una bella proclamación de la Palabra, y aplicando una austera pedagogía de signos propios de este tiempo. El canto de entrada introduce a los fieles en la mística de la espera: esperamos con alegre expectación al Señor que viene a salvarnos, somos su pueblo que le desea ardientemente. Es el grito de Isaías: "¡Ojalá rasgases el cielo y bajases!" (Is 63).

El adviento, además, evoca tres venidas: la más inmediata se da en la reunión litúrgica, donde Cristo se acerca como pan de vida, en su Palabra y en su Cuerpo. Esta presencia se prolonga luego en la vida. "Cada vez que lo hicisteis con uno de estos mis humildes hermanos, conmigo lo hicisteis", nos decía el evangelio de Cristo Rey. Luego está aquella venida que aconteció en Belén, preparada por Dios mismo en la historia a lo largo de los siglos, y expresada en los Profetas (en especial, de Isaías) y Salmos del pueblo. Es esta historia la que se revive en la liturgia de adviento hasta llegar a los umbrales de la salvación, que tienen a Juan Bautista y a María de Nazaret como los precursores inmediatos de la venida del Señor. Por último, está la venida del Señor en gloria al final de los tiempos. Este misterio ocupa la primera parte del adviento, hasta el 17 de diciembre. Es el deseo de la Esposa que busca la unión plena con su Esposo, y clama: "Maranatá, Ven Señor Jesús". Es la fe escatológica que decimos en el Credo: "espero la resurrección de la carne y la vida eterna". Si el Hijo de Dios para salvarnos ha tomado sobre sí nuestra naturaleza humana, también es cierto que nuestro cuerpo participará de la misma vida gloriosa del Hijo. Ea, pues, que disfruten y saboreen el Adviento de nuestro Señor.

José Manuel Puente Mateos
Delegado episcopal para la Liturgia


Última

Preparación de la Navidad

Adviento, las cuatro semanas que preceden al gran Nacimiento

Este domingo comenzamos el tiempo de Adviento, uno de los llamados tiempos fuertes dentro del calendario litúrgico junto a otros, tal vez más "populares" como la Cuaresma y la Pascua. Traemos a la última las reflexiones del liturgista y colaborador de nuestra publicación, Antonio Luis Martínez, que nos ilustra sobre el sentido de estas cuatro semanas que preceden a la Navidad.

Acercarnos a la historia de este tiempo litúrgico, a los viejos textos litúrgicos que celosamente nos recuerdan los orígenes del mismo, puede llenar de sorpresa a los no avezados en la materia.

La primera sorpresa sería comprobar que esos testigos de los orígenes de este tiempo litúrgico, lo sitúan no al comienzo del Año litúrgico, como los actuales misales, sino al final del mismo.

Esta ubicación de las misas de Adviento no era un despiste de encuadernación, sino que se trataba del sentido original que tuvo la liturgia adviental. No era prepararse para celebrar la Navidad sino un tiempo litúrgico, que a la vez que daba término al Año litúrgico, tenía la misión de despertar al alma dormida, como diría el poeta, y enfrentarla con la inexorable realidad del fin de mundo y de la última venida de Cristo, Señor de la gloria y Juez de la Historia.

De esta dimensión del Adviento tenemos todavía sus resquicios en textos de las misas que, como en la oración colecta del primer domingo, nos hablan de "salir al encuentro de Cristo, que viene para que, colocados un día a su derecha, merezcamos poseer el reino eterno" con una alusión evidente a la última venida de Cristo y el juicio universal.

Esta dimensión del Adviento nos invita a pensar en la transitoriedad de nuestras vidas y a darles densidad para que cuando llegue la balanza final tengamos el peso necesario.

A partir del 17 de diciembre

Pero el Adviento no es solamente escatología sino que, como ya es más conocido por nosotros, es preparación para celebrar lo mejor posible la gran fiesta de la Navidad. Por esta razón la liturgia actual, a partir del día diecisiete de diciembre, enriquece su Leccionario con pasajes tanto del Antiguo Testamento como de los Evangelios que nos presentan las profecías que anuncian la venida del Mesías o los acontecimientos que precedieron al nacimiento de Jesús en Belén.

Esta doble dimensión del Adviento no es un mero hecho histórico sino que hemos de traducirlo en vivencia personal con la meditación tanto de las lecturas como de los textos litúrgicos y aceptar la doble invitación que nos hace la Iglesia: recordar que toda nuestra vida está llamada al encuentro definitivo con Cristo Resucitado y prepararnos lo mejor posible para celebrar de un modo fructuoso el encuentro sacramental con el Cristo nacido en Belén y hecho presente sacramentalmente en la solemne liturgia de la Navidad y la Epifanía.

Antonio Luís Martínez Núñez

 

Patrimonio cultural de nuestra Iglesia

Montijo (I)

El desarrollo artístico religioso de finales del siglo XVI y primer tercio del siglo XVII viene ligado a una extraordinaria actividad constructiva, debida a una serie de razones, que hemos explicado en otro lugar, si bien, en ocasiones, dicha actividad incide sobre edificios terminados en la anterior centuria, de los que ahora se quiere reconstruir alguna parte. Tal sucede con la iglesia parroquial montijana de San Pedro, edificio prácticamente concluido en 1556, pero cuya capilla mayor, un espacio cubierto entonces con bóveda sobre cruceros, no debía tener mucha amplitud.

Pues bien, en 1605 ese problema iba a quedar feliz y novedosamente resuelto. 0Las bellas bóvedas del templo, en las que se prolongan todavía las maneras góticas, deberán enfrentarse con las nuevas maneras, ganadas por esa sobriedad estructural derivada de una gramática que apuesta por los modelos clásicos. Tras el arco toral apuntado que diera paso a la antigua capilla mayor se elevan ahora, sobre recias pilastras acanaladas de estirpe escurialense, arcos de medio punto que soportan, junto con las pechinas, una generosa media naranja sobre el espacio central del amplísimo crucero, cuyos extremos, así como el espacio en que concluye la capilla mayor, se cubren con bóvedas de cañón encasetonadas, disponiéndose los casetones a manera de rombos, en aquellos, y en cuadrados en éste.

Maestro elegido para la obra de Montijo fue el zafrense Francisco Montiel, obrero mayor de la Casa de Feria, quien, por otras muchas obras que sabemos debidas a su mano y que no es el caso referir ahora, se nos muestra como artista versado en soluciones que venían dándose en lugares dispares de la geografía iberoamericana, sea que nos refiramos a la catedral portuguesa de Portalegre, conclusa en 1600, sea que signifiquemos el bello espacio de la catedral de Mérida, la del Yucatán mexicano. Tras la nueva capilla mayor no tardaría en llegar nuevo retablo, cuya autoría se oculta todavía en el más terco de los anonimatos, aunque podemos sugerir el nombre del escultor Francisco Morato, activo en Mérida (1611-1628), para la arquitectura del mismo: en 1623 será precisamente el encargado de labrar un sagrario de elevado precio (mil reales) y cierta envergadura, hoy desaparecido; sagrario que, instalado en el nicho central del primer cuerpo del retablo, debió poner fin a una obra, ganada por la geometría del momento y acorde con la nueva arquitectura.

Su autor, aunque se ajusta a los modelos clasicistas del Seiscientos, se permite una cierta libertad compositiva, como la de invertir la sucesión acostumbrada de los órdenes de las columnas, situando las corintias en el cuerpo inferior y las dóricas en el superior; como también coloca en lo más alto los frontones triangulares cerrados y en la parte inferior de la calle central uno abierto en volutas. Acorde igualmente con la época nos resulta el programa iconográfico que ofrecen las pinturas sobre tablas, insertas en las calles y cuerpos del retablo, así como en su banco: nada menos que un apostolado completo, la Asunción de la Virgen y el Calvario en aquellos, más los evangelistas y doctores de la iglesia en los tableros de referido banco; pinturas a las que también deberé referirme.

Francisco Tejada Vizuete


Han dicho...

Benedicto XVI:

"Si ponemos en práctica el amor por nuestro prójimo, según el mensaje evangélico, hacemos espacio al señorío de Dios, y su reino se realiza en medio de nosotros".

Federico Lombardi S.I., director de la oficina de información de la Santa Sede:

"Existe una dimensión interior y espiritual de la vida que debe ser custodiada y alimentada, pues de no ser así puede hacerse estéril y árida, e inclusive morir".

Arzobispo Agostino Marchetto, secretario del Consejo Pontificio de la Pastoral de Migrantes e Itinerantes:

"Es necesaria una cultura de solidaridad y de interdependencia para sensibilizar a las autoridades públicas, a las organizaciones internacionales y a los ciudadanos sobre el deber de aceptar y compartir con los más pobres".

Rocco Buttiglione, filósofo y político italiano:

"La familia es el principio de unidad de los seres humanos, en donde la unidad no nace de la opresión, sino de la entrega mutua de reconocimiento, libertad y amor".

Mercedes Aroz, ex senadora socialista:

"Hay que plantear la abolición del aborto como lo que es: un objetivo progresista".

Agencias


Noticias de América latina

http://www.aciprensa


Return to Camino