Iglesia en camino

Semanario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz (España)

E-Mail: iglenca@archimeridabadajoz.org

Número 781. 29 de noviembre de 2009

Director: Juan José Montes


Temas de la semana

“La presencia de los católicos en el ámbito de la Política es imperiosamente necesaria”

El Cardenal Rouco denuncia la “deficiente” regulación de la asignatura de Religión

Táliga ha acogido a los Animadores Misioneros

Más de setenta personas se diploman en las EFB

El Papa nombra nuevo arzobispo de Oviedo y nuevo obispo de San Sebastián

Alumnos de Religión viajan a Fátima y Jerez de los Caballeros

Escuela de padres: Aceptación incondicional del matrimonio

Presentada la Carta del Arzobispo a los Colaboradores

El Papa pide paz y diálogo para Oriente Medio

Inma Serrano actúa en Badajoz a favor de un colegio en Ghana


Actualidad

Se ha celebrado en Madrid el XI Congreso Católicos y Vida Pública

Bajo el lema “La política, al servicio del bien común”

Bajo el título “La política, al servicio del bien común” se ha celebrado el pasado fin de semana el XI Congreso Católicos y Vida Pública, organizado por la Asociación Católica de Propagandistas y la Fundación Universitaria San Pablo CEU. Durante estas jornadas los participantes han reflexionado sobre la democracia, la política, los derechos humanos, la Economía o políticas sobre la vida y familia.

En la inauguración de este Congreso Alfredo Dagnino, presidente de los organizadores de este evento, advirtió que “no habrá democracia si en el centro del sistema no está la dignidad del hombre y los derechos que tiene por el mero hecho de serlo”.

Valor humanizante

Precisamente, Alfredo Dagnino fue el encargado de realizar la intervención que clausuró este Congreso, asegurando que lo único que piden los católicos es “libertad y respeto” para proponer ideas en la plaza pública, sin que nadie “pueda sentirse amenazado por ello”.

Dagnino afirma que iniciativas legislativas como Educación para la Ciudadanía o el proyecto para la nueva Ley del Aborto son políticas públicas inspiradas en un “laicismo ideológico impropio de un Estado democrático y libre”. Además, reclamó que, en contraste con estos postulados, se reconozca la labor “de los cristianos en la vida pública” y que se acepte “el valor humanizante del cristianismo, también por parte del Estado”.

Aborto y corrupción

En el manifiesto final se han recogido las principales ideas plasmadas durante estas jornadas. En él se recoge que la sociedad se encuentra en “una anemia moral y pasividad política”, puesta de relieve en los casos de corrupción que se están conociendo en estos días. Además, se denuncia la falta de libertad de conciencia, religiosa, ideológica y educativa.

También se subraya que, puesto que la política está al servicio del bien común, ha de asegurar el derecho fundamental a la vida y desarrollar una política integral de ayuda a la familia.

Por último, se afirma la importancia de la presencia de los católicos en la política. “Las exigencias de orden moral a las que debe atenerse el político católico no son distintas de las que debe atender el no católico, si bien la fe le proporciona al creyente especial luz para percibirlas con toda claridad y gracia”, concluye.

 

Monseñor Asenjo ha sido elegido miembro del Comité Ejecutivo

Los obispos españoles se han reunido esta semana en la 94º Asamblea Plenaria de la CEE

Durante esta semana se ha celebrado en Madrid la 94º Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española (CEE). El cardenal Antonio Mª Rouco Varela, presidente de la CEE, abrió esta Asamblea, con un discurso en el que denunció que el Estado incumple los Acuerdos sobre Educación y Asuntos Culturales entre la Santa Sede y España por la “deficiente regulación jurídica” de la enseñanza de Religión y Moral Católica. En este sentido, apuntó que el “deterioro” de la formación religiosa y moral en la escuela “no es bueno para nadie y, menos, para los jóvenes que en la práctica se ven privados de ella u obligados a recibirla en condiciones difíciles y discriminatorias”.

El Presidente de la CEE se manifestó también sobre la crisis económica y de valores que estamos atravesando que, dijo, no se supera sólo con medidas técnicas de orden económico, sino que hay que trabajar “en materia de educación, cultura, comunicación y, sobre todo, del binomio matrimonio-familia”.

A la sesión inaugural también asistió el nuevo Nuncio, monseñor Renzo Fratini, que, en su primer acto en España desde su nombramiento, afirmó que “las raíces cristianas están ahí, tenemos que ser optimistas y positivos”, aunque haya problemas como “el desafío de la secularización”. “Se hace urgente pues trabajar por una formación religiosa seria y la insistencia en la profundización en la fe”, sostuvo.

Nuevo miembro

La Asamblea de la CEE ha elegido al Arzobispo de Sevilla, Mons. Juan José Asenjo Pelegrina, nuevo miembro del Comité Ejecutivo de la CEE, que sustituye al Cardenal Carlos Amigo Vallejo, quien desde el 5 de noviembre es Arzobispo emérito de Sevilla, y que era miembro de este Comité, desde el año 2005.

Durante esta Asamblea la Comisión Episcopal de Pastoral Social, presidida por Monseñor Santiago García Aracil, ha presentado una ponencia sobre la crisis económica, a la luz de la Encíclica del Papa Benedicto XVI “Caritas in Veritate”.

Además, los obispos han reflexionado sobre el ejercicio del sacerdocio hoy en España, en el contexto del Año Sacerdotal convocado por el papa Benedicto XVI, y se les ha informado sobre la implantación en las diócesis del Catecismo Jesús es el Señor.

 

En Almendralejo y Badajoz

Se ha presentado la Carta que el Arzobispo dirige cada curso a los Colaboradores

El pasado domingo se celebró en la parroquia de San José de Badajoz el II Encuentro de Colaboradores, al que asistían alrededor de 400 personas, tras el celebrado el pasado día 7 en Almendralejo que fue presidido por el Arzobispo. En esta ocasión, por imprevistos de última hora, el encargado de presidir el encuentro fue el Vicario General, Sebastián González, que, en ambos casos, se encargó de exponer el contenido de la carta que monseñor García Aracil ha dirigido a los colaboradores.

La carta consta de dos partes, la primera de las cuales lleva por título “La seglaridad, imprescindible en la Diócesis” y la segunda “El Año Jubilar Sacerdotal”. Finaliza con una conclusión en la que el Arzobispo señala: “Quiero terminar afirmando que la promoción de los laicos en la Iglesia es una responsabilidad que todos debemos compartir”. “La promoción de las vocaciones sacerdotales es, también, responsabilidad de todos los cristianos; especialmente de quienes gozan de una mayor conciencia de su identidad y de una clara vocación apostólica”, afirmó el Arzobispo.

Tras el desarrollo de la carta, el Delegado Episcopal de Cáritas Diocesana, José María Vega, expuso la elaboración de cuatro guiones para ser trabajados por laicos con motivo del Año Sacerdotal.

 

Más de 70 personas recibieron su diploma

Se clausuran las Escuelas de Formación Básica de los arciprestazgos de Olivenza y Almendralejo

En los últimos días se ha celebrado la clausura de la Escuela de Formación Básica (EFB) de los arciprestazgos de Olivenza y Almendralejo.

En el Centro Parroquial de Nuestra Señora de la Purificación, en esta última localidad, se entregaron los diplomas al más de medio centenar de alumnos que han concluido los estudios programados en esta EFB.

A este acto de entrega de diplomas asistió Antonio Becerra, Vicario de Mérida-Tierra de Barros, y Agustín Ríos, arcipreste de Almendralejo, así como José Manuel Álvarez, coordinador de las EFB, quien también asistió al acto de clausura de la escuela del arciprestazgo de Olivenza, que tuvo lugar en la localidad de Villanueva del Fresno.

En este acto se le hizo entrega de los diplomas a 18 alumnos de las EFB. A la clausura también asistieron Manuel Alegre, Vicario de la Sierra Sur-Raya de Portugal, y Manuel Ruiz, arcipreste de Olivenza.

La mayoría de los alumnos que han concluido estos estudios, en ambas escuelas, son catequistas, miembros de cofradías y colaboradores parroquiales.

 

Han trabajado el tema “Los pobres en el mundo”

El grupo de Animadores Misioneros se ha reunido en Táliga

El pasado fin de semana, más de veinte personas del Grupo de Formación de Animadores Misioneros han celebrado un encuentro en Táliga.

A esta jornada de convivencia, oración y formación, asistieron los misioneros Ángel Maya, destinado en Perú, y Nemesio Frías, que se encuentra actualmente en el Instituto Español de Misiones Extranjeras. Ambos compartieron su experiencia con este grupo.

En esta ocasión, los Animadores Misioneros han hecho balance de la campaña del DOMUND y han trabajado el tema “Los pobres del mundo”, como uno de los retos de la misión de hoy. Además se habló de las próximas campañas de misiones: Sembradores de Estrellas, Catequista Nativo (6 de enero) e Infancia Misionera (24 de enero).

 

El Arzobispo escribe un nuevo cuento navideño

Monseñor Santiago García Aracil, arzobispo de Mérida-Badajoz, como ya es tradicional, ha escrito un cuento navideño para felicitar la Navidad a los niños.

Navidad y Año Sacerdotal

En Espejos de la luz de Jesús, título de este cuento, Monseñor Santiago García Aracil hace coincidir el mensaje con motivo de la Navidad con el Año Sacerdotal que estamos celebrando, para que los niños, además de vivir la realidad de la Navidad que llega, centren la atención en la luz que lleva el sacerdote, reflejo de la luz de Jesús.

Las ilustraciones del cuento han sido realizadas por Pilar Elías.

El cuento Espejos de la luz de Jesús se puede solicitar en horario de mañana en el 924 222 847 (extensión 119) o través del correo electrónico web@archimeridabadajoz.org.

 

Encuentro Radio María

Se ha celebrado en Madrid el encuentro anual de responsables provinciales de Radio María. Durante varias jornadas se ha presentado la nueva junta directiva y su nuevo presidente, Alfredo Dagnino. El voluntariado de Radio María en Badajoz lleva trabajando dos años y esta abierto a cualquier persona que lo desee. Para más información pueden ponerse en contacto en la siguiente dirección: promotion.badajoz@radiomaria.es.

 

Jóvenes de los institutos de Alburquerque y Montijo visitan Fátima y Jerez de los Caballeros

Alumnos de Religión Católica de sendos institutos han viajado a Jerez de los Caballeros y al santuario de Fátima.

Por un lado, alumnos de Religión de 2º de Bachillerato del IES “Vegas Bajas” de Montijo han viajado a Jerez de los Caballeros para visitar una exposición de Arte Sacro, así como los templos de esta localidad.

Por otro lado, alumnos de Religión de 1º y 2º de Bachillerato del IES “Castillo de Luna” de Alburquerque han viajado a Fátima, acompañados por el Vicario parroquial de esta localidad, Antonio Acedo. Una vez allí, conocieron la historia y vida de los “pastorcitos”.

 

Aula Fe y Cultura en Arroyo de San Serván

La Hermandad de la Santa Cruz de Arroyo de San Serván ha llevado a cabo, dentro de las actividades que anualmente organiza correspondientes al Aula Fe y Cultura, un ciclo de conferencias sobre la Educación. Durante dos días se han desarrollado una serie de conferencias y coloquios en los que han participado personas relacionadas con el ámbito educativo (profesores, psicólogos,...) y el sacerdote diocesano David Martínez.

 

Badajoz

Jornada de formación para catequistas

La parroquia de San Juan de Ribera de Badajoz ha celebrado una jornada de formación para catequistas de esta parroquia. En ella, su párroco, Antonio Muñoz, habló sobre la importancia de conocer el Catecismo. Además, durante este encuentro se llevaron a cabo diversas reuniones de formación entre los distintos niveles.

 

Badajoz

Convivencia de la parroquia de San Fernando

El pasado sábado se celebró la primera convivencia de este curso del Grupo de Amistad Parroquial de San Fernando y Santa Isabel en Badajoz. Durante esta jornada marcharon a la ermita de San Isidro. Una vez allí, trabajaron el conocimiento mutuo y los valores de la alegría y la felicidad, que han reflexionado en las reuniones.

 

Agenda

Exposición Manos Unidas

Desde este viernes pasado, 27 de noviembre, se puede visitar la exposición que Manos Unidas celebra cada año con los trabajos que se realizan en el Taller Solidario. En esta ocasión lo que se recaude irá destinado para el trabajo con niñas en el Congo. La exposición está situada en la Avda. Colón nº 9 de Badajoz y estará abierta de 10’00 a 14’00 hrs. y de 17’00 a 20’00 hrs.

 

Peregrinación diocesana

La Diócesis ha organizado una peregrinación a Tierra Santa del 8 al 15 de febrero, con motivo del 25 aniversario de la ordenación episcopal de Monseñor Santiago García Aracil, que presidirá esta peregrinación. Más información  en el teléfono 924 222 847.


España/Mundo

Monseñor Sanz Montes y Monseñor Munilla Aguirre han sido nombrados Arzobispo de Oviedo y Obispo de San Sebastián, respectivamente

La Santa Sede ha hecho público, el pasado sábado, que el papa Benedicto XVI ha nombrado Arzobispo de Oviedo a Monseñor Jesús Sanz Montes, en la actualidad Obispo de Huesca y de Jaca. La Archidiócesis de Oviedo está vacante tras el nombramiento de Monseñor Carlos Osoro Sierra como Arzobispo de Valencia.

Asimismo, el Papa ha aceptado la renuncia al gobierno pastoral de la diócesis de San Sebastián presentada por Monseñor Juan María Uriarte Goiricelaya, al cumplir 75 años de edad. El Santo Padre ha nombrado Obispo de la sede guipuzcoana a Monseñor José Ignacio Munilla Aguirre, en la actualidad Obispo de Palencia.

Obispo de Huesca y de Jaca

Monseñor Sanz Montes nació en Madrid el 18 de enero de 1955. Ingresó en el Seminario Conciliar de Toledo en 1975 donde realizó los estudios institucionales teológicos (1975-1981). En 1981 ingresó en la Orden Franciscana. Fue ordenado sacerdote el 20 de septiembre de 1986 en Madrid. El 23 de octubre de 2003 se hacía público su nombramiento como Obispo de las diócesis de Huesca y de Jaca. De esta manera, ambas diócesis quedaron unidas “in persona Episcopi”, aunque con independencia entre sí.

Obispo de Palencia

Monseñor Munilla Aguirre nació en San Sebastián el 13 de noviembre de 1961. Inició los estudios eclesiásticos en el Seminario Mayor de Toledo y los concluyó en San Sebastián. Fue ordenado sacerdote en San Sebastián el 29 de junio de 1986.

Su nombramiento como obispo de Palencia se hizo público el 24 de junio de 2006.

En la CEE ha sido miembro de la Comisión Episcopal para la Vida Consagrada (2006-2008), y desde el año 2008 de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar.

 

El Papa exhorta a la paz y al diálogo interreligioso en Oriente Medio

Al recibir en audiencia al Primer Ministro de Kuwait

Benedicto XVI ha exhortado a la paz y al diálogo en la atormentada región medio-oriental al recibir este lunes, en audiencia, al Primer Ministro de Kuwait, Sheikh Nasser Al-Mohammad Al-Ahmad Al-Sabah,

Así lo ha hecho público un comunicado difundido tras el encuentro por la Sala de Prensa de la Santa Sede, en el que se lee de hecho que en los “cordiales coloquios” se han examinado algunos temas de interés común, con particular referencia a la promoción de la paz y del diálogo interreligioso en el área medio-oriental”.

El Papa y el Primer Ministro kuwaití recordaron también “las óptimas relaciones bilaterales durante más de cuarenta años entre la Santa Sede y Kuwait”.

De la misma forma, destacaron “la contribución positiva que la significativa minoría cristiana aporta a la sociedad kuwaití, subrayando la necesaria asistencia pastoral a esta comunidad”.

Tras el encuentro con el Santo Padre, el Primer Ministro de Kuwait fue recibido por el Cardenal Tarcisio Bertone, Secretario de Estado, acompañado por Monseñor Dominique Mamberti, Secretario para la Relación con los Estados.

Kuwait tiene casi 2.700.000 habitantes, un 85% musulmanes. Los católicos son alrededor de 250.000, en su mayoría inmigrantes procedentes de otras zonas de Oriente Medio o de Asia oriental.

Zenit.org


Testimonios para el Año Sacerdotal

Ofrecemos esta semana el testimonio del sacerdote diocesano José María Barrantes Gil que se presenta bajo el título “El Señor siempre me acompaña”

 

No recuerdo con precisión el momento exacto en el que decidí conocer el seminario, quizás fue una decisión que tomé movido por el testimonio de los seminaristas mayores del pueblo donde vivía. Sea como fuere, hoy doy gracias a Dios por ese momento en el que decidí comenzar mi formación en el seminario menor, inicio de un proceso vocacional que culminaría con mi ordenación sacerdotal. Empezaba entonces mi ministerio sacerdotal que continúa en estos momentos en la Parroquia de Santa Marta de los Barros.

Es posible que muchos jóvenes de hoy no conozcan la vida de un sacerdote,  y que incluso puedan pensar que ser cura es algo aburrido y monótono, pero os puedo garantizar que ser sacerdote en el mundo de hoy es una aventura apasionante que merece la pena vivir.

Conlleva necesariamente ser fiel a la llamada recibida del Señor, estar íntimamente unido a Aquel que te eligió para ser su ministro en la tierra. Guiado por su Espíritu y de una manera misteriosa, se ha ido desarrollando mi vida sacerdotal. Primero como párroco de un pueblecito de la Serena Extremeña, Esparragosa de Lares, mi primer destino y como se suele decir “mi primer amor”. Qué bien supo el Señor encomendarme la misión de ser pastor de ese pueblo de personas sencillas, acogedoras, con gran sentido de  iglesia y de la vida en comunidad. De ellos aprendí muchas cosas, seguramente más de las que yo pude aportar. En el anuncio del Evangelio, la presidencia de la Eucaristía y la entrega a los demás, sientes de cerca las palabras de Jesús: “el que quiera perder su  vida por mí la encontrará”. ¡Qué gratificante es ser sacerdote y entregar tu vida a los hermanos por amor a Dios!

Después de algunos años en Esparragosa, nuestra Iglesia local, es decir  la Diócesis por medio de nuestro pastor que es el obispo, me envía de vicario parroquial a una parroquia de la ciudad de Badajoz. En la comunidad de San José me esperan unos años intensos de trabajo en muchos sectores de lo que llamamos “la pastoral”, que son las acciones que realizan todos los cristianos para sembrar el mundo con los valores de Jesús. Especialmente viví con mucha intensidad mi labor con los jóvenes, en el mundo de la enseñanza como profesor de un instituto de enseñanza secundaria y consiliario de un movimiento de jóvenes estudiantes llamado J.E.C. (Juventud Estudiante Católica). De esta segunda etapa de mi ministerio he de constatar que el contacto con los jóvenes llenó mi vida de esperanza y valentía. Sus ganas de cambiar el mundo al estilo de Jesús desde la realidad estudiantil en la que vivían, contagió mi ministerio sacerdotal de coraje y fuerza para seguir sin desfallecer anunciando el evangelio. Su opción por ser fiel a la voluntad del Padre animó mis ganas de ser más fiel en mi ministerio, y a  formarme mejor para poder acompañar a los jóvenes en su empeño de encontrar su vocación en esta vida desde los designios de Dios.

Unos años después, viví una de las experiencias más plenas y esperanzadoras de mi  ministerio. Aunque me  costó despedirme de los amigos y parroquianos a los que estuve sirviendo durante años, el Espíritu me condujo a otra realidad pastoral y parroquial; sin abandonar la labor de docente en otro  instituto de enseñanza secundaria, comencé como párroco en dos pueblos de la Comarca de Mérida. Ese cambio de realidad pastoral, me hizo constatar una vez más que el Señor me amaba sin medidas, que quería que creciera en mi vida personal, que me abriera a la acción de su Espíritu y me dejara conducir por sus designios, que renovara la confianza  en Aquel que me llamó para la misión. Es por eso que en Villagonzalo y Valverde de Mérida viví una de las experiencias que más me han ayudado a madurar en mi vida sacerdotal, yo la calificaría como “la experiencia del sembrador”. En muchos aspectos de la pastoral parroquial había que partir de cero, lo que supone un gran reto para mi ministerio. Tenía que cambiar mi manera de estar en la realidad de los pueblos, ya había estado de párroco en un pueblo, pero estas realidades eran muy diferentes a lo vivido hasta ahora. Con la única seguridad de saber que el Señor hace bien las cosas, aunque nuestros sentimientos en ocasiones no concuerden con los que Dios, eché manos “al arado” y me puse a trabajar. Lo primero era hacer un análisis de la realidad a la que vas a servir, constatar las posibilidades de crecimiento y empezar a buscar obreros para la tarea de construir el Reinado de Dios en esas tierras. Os puedo decir que el ejercicio de construir supuso una gran dosis de paciencia, vigilancia, constancia y vida de oración. Paciencia para saber esperar al modo de Dios, sabiendo que el crecimiento en la vida espiritual es un proceso lento, que no depende todo de nosotros, que es el Espíritu quien fecunda con su gracia la vida de la comunidad. Vigilancia para estar atento a las distintas posibilidades de evangelización que iban surgiendo, así como para saber leer con los ojos del evangelio los pequeños avances y signos que surgen en la vida de la comunidad. Las claves para fraguar unos cimientos sólidos sobre los que construir la acción pastoral fueron la constancia y el empeño por no desfallecer en la tarea. Pero todo ello no hubiera servido para nada si nos hubiera faltado el Señor en el corazón de la acción pastoral, sin Él no podemos hacer nada, con Él lo podemos todo. La savia que nutrió y dio vigor a la acción pastoral en aquellos años fue la presencia misteriosa del Señor, vivida en los sacramentos, la oración, el servicio de la caridad  y la vida comunitaria.

Ahora continúo mi ministerio pastoral en la Comunidad de Santa Marta de los Barros, abierto a los caminos por los que el Espíritu del Señor me quiera conducir, y con la certeza de saber que el Señor me acompaña en este caminar.

José María Barrantes Gil


Análisis

Escritos episcopales

El Adviento, nuestro tiempo

Mensaje de Monseñor Santiago García Aracil para el tiempo de Adviento

Por todas partes se oyen expresiones de insatisfacción. La experiencia de los males que sufrimos  oscurece el brillo de los bienes de que disfrutamos. Una visión correcta de la realidad no debe prescindir de ninguno de los dos aspectos. Sin embargo debemos ser conscientes de que, como criaturas con buenas capacidades, pero limitadas y presionadas por variadas concupiscencias, fácilmente somos protagonistas de gestos y logros verdaderamente positivos por una parte y, por otra, causamos, directa o indirectamente, males que destacan por la fuerza de sus graves repercusiones.

Conviene tener en cuenta que es propio de la psicología humana destacar lo negativo incluso ensombreciendo la memoria de lo positivo. Las razones que lo explican pueden ser muy variadas. Pero no podemos olvidar que la criatura humana tiende constitutiva y espontáneamente a la felicidad, y le impacta de modo especial todo aquello que frustra o entorpece la consecución y el disfrute de lo que desea.

Desconcierto y frustración

El impacto del mal, que produce en las personas las quejas, los lamentos, el pesimismo y, a veces, la desconfianza e incluso la desesperación, llega, de una forma u otra y en general, a los individuos, a las instituciones y a las colectividades. Las empresas, las familias, los comercios, los trabajadores, etc. se quejan, por ejemplo, del mal que supone la crisis económica y financiera que estamos viviendo. Los padres, profesores y demás educadores manifiestan su descontento y hasta su desconcierto y frustración ante el difícil problema de la educación de los hijos y de los jóvenes. Éstos se rebelan contra las formas de poder y de autoridad que les restringen o impiden el ejercicio de la libertad según el modo como ellos la entienden y la desean. Los políticos se manifiestan constantemente como adversarios de sus opositores, quejándose del freno que de aquellos reciben sus planes propios, entendidos por cada uno como los verdaderamente positivos para alcanzar el bien social que habían proyectado. Y así podríamos extendernos en la enumeración de protestas, quejas y disconformidades, y en la referencia a sus posibles causas.

Vías para la solución

Las voces que exigen soluciones reclaman la reforma de estructuras, la emisión de nuevas leyes, la adopción de medidas más coercitivas y, al mismo tiempo, el establecimiento de sanciones más justas y humanitarias. Pero por ese único camino no llegará la solución de los males que nos aquejan. Así se va percibiendo en las manifestaciones sociales. Sin desconsiderar la necesidad de reformas en las realidades sociales, cada vez se oye y se lee más la necesidad de valores, del respeto a los derechos fundamentales y al bien común, y de la urgencia de que brille la justicia y abunde la solidaridad, etc. como paso imprescindible para resolver las diversas crisis que atravesamos. La reforma de actitudes va considerándose como la raíz de las soluciones acertadas y estables. Sobre ello nos ha hablado muy clara y acertadamente el Papa Benedicto XVI en su encíclica “Caritas in Veritate

Sin embargo, cada uno manifiesta su propia escala de valores, y resulta muy difícil una coincidencia satisfactoria por parte de las ideologías, las creencias y los anhelos de los grupos encontrados. La prueba de ello es que, en nombre del derecho a la vida y a la libertad se persiguen los maltratos, cosa que me parece muy bien, pero simultáneamente se considera un derecho el aborto que supone la muerte cruenta de un ser inocente e indefenso.

Este conjunto de anhelos encontrados, de divergencias notables en la forma de entender la verdad, el bien, los derechos, la justicia, la solidaridad, y tantas otras cosas más, que ocasionan serios problemas y motivan grandes quejas,  nos inclinan a pensar en la necesidad de una referencia consistente, claramente acorde con  la verdad, objetivamente fiable y accesible a todos. En realidad, la sociedad espera alguien que ponga orden, que encauce debidamente la sociedad, que ayude a cada persona, a cada institución, a cada pueblo y a cada grupo a encontrar su lugar en el mundo. Eso es precisamente lo que nos trae el Señor con su Encarnación, con su testimonio de vida y con su Evangelio. Por eso, la celebración de la Navidad es motivo de auténtica alegría entre los cristianos, y reviste gran solemnidad que repercute sensiblemente en la sociedad, como todos podemos comprobar cada año.

Fidelidad

El profeta  Isaías anuncia así la Navidad: “El pueblo que caminaba en tinieblas vio una luz grande; habitaban tierra de sombra y una luz les brilló” (Is. 9, 1). Jesucristo, el Hijo del Dios vivo, el Mesías prometido, el salvador a quien se refiere el profeta, dijo de sí mismo: “Yo soy la luz del mundo. El que me siga no caminará a oscuras, sino que tendrá la luz de la vida” (Jn. 8, 12). La solución está en Jesucristo y en la fidelidad a su vocación sobre cada uno de nosotros. Él, como Dios, es la Verdad, la Vida, y el camino para alcanzarlas. Por tanto, él es la referencia objetiva, permanente, y verdadera que señala los valores fundamentales, la justicia, la solidaridad, la forma de entender todo ello y de llevarlo a la práctica. El profeta Miqueas, refiriéndose a Jesucristo, nos dice: “En pie pastoreará por la fuerza del Señor, por el nombre glorioso del Señor, su Dios. (Todos) habitarán tranquilos, porque se mostrará grande hasta los confines de la tierra, y éste será nuestra paz” (Miq. 5, 3-4).

Si todo esto es así, y así nos lo asegura la fe cristiana, nuestro primer objetivo debe ser la búsqueda y el conocimiento cada vez más profundo de Cristo, de su obra y de su doctrina. En él está la raíz de esa difícil y urgente solución que todos anhelamos para nuestras familias, para nuestra educación, para nuestra política, para nuestra economía, y para todos los ámbitos de la vida personal, institucional y social. Por eso es un contrasentido que se quiera o se consienta reducir la vida de fe a la privacidad de lo íntimo. No hay cristiano verdadero si no hay apóstol consciente y valiente en medio del mundo.

La preparación para el encuentro con el Señor, con su obra y con su Evangelio es precisamente lo que nos propone y ofrece el tiempo del Adviento, la espera del advenimiento de Cristo. Por eso podemos decir que el Adviento es nuestro tiempo.

+ Santiago García Aracil
Arzobispo de Mérida-Badajoz

 

Este mundo nuestro

Adviento

La Liturgia de la Iglesia nos propone vivir el misterio de Cristo desgranando a lo largo del año las distintas efemérides del Señor: concepción, nacimiento, vida escondida y pública, pasión, muerte, resurrección y glorificación de Jesús de Nazaret, el Cristo, el Mesías, el Hijo de Dios hecho hombre.

Para nosotros es incuestionable que en, un momento de la historia, el Dios en quien creemos se hace hombre en el seno virginal de una doncella de Nazaret y que, desde ese momento (misterio de la Encarnación), Dios entra en la historia de la humanidad de un modo nuevo, llenando de luz, felicidad y esperanza a quienes, fieles a Él conjugando verdad y amor, hemos descubierto al Dios escondido en un Niño: Jesús, el Señor.

Adviento es una palabra apocopada de “advenimiento”. Hablamos de tres venidas del Señor a nosotros: una hace más de veinte siglos en el seno virginal de María; otra será al final de los tiempos y otra cada día, como rezamos en uno de los prefacios de Adviento, en cada hombre y en cada acontecimiento.

Desde esta perspectiva hemos de animarnos a vivir este tiempo de preparación para celebrar el Nacimiento del Señor. Se dice que cada uno vive según la concepción de vida que tiene. De ahí la importancia de manifestar con gestos, actitudes y actuaciones preparatorias para celebrar la realidad, desde nuestra fe, de la Navidad. No descuidemos esta preparación, sobre todo en el interior de cada uno, estando en paz con Dios, con la naturaleza, con los demás y con uno mismo, participando en el sacramento del perdón que nos conducirá a la celebración más adecuada de la Eucaristía en Navidad, la Misa del gallo, genuina presencia sacramental del Señor entre nosotros.

Junto a estos sacramentos hemos de cuidar otros signos y símbolos cristianos; hacer belenes, visitarlos, cantar y orar delante de ellos; implicarnos en el servicio hacia quienes más lo necesitan; colocar balconeras con una imagen de Jesús o del Misterio navideño que recuerden a los demás, y a nosotros mismos, lo que celebramos y, para ser creíbles, no descuidar la austeridad y generosidad propias en beneficio de otros en estos tiempos de crisis, en que necesitamos a Dios y una coherencia de vida cristiana más que nunca.

Sebastián González González
Vicario General

 

Editorial

La vida sigue siendo un precioso misterio

Como la noticia no es que un perro le muerda a un niño sino que un niño le muerda a un perro, cualquiera podría pensar que deberíamos alegrarnos viendo en los medios de comunicación casos de corrupción, juicios por asesinatos y cosas por el estilo, ya que siguiendo la máxima periodística, serían la excepción o la rareza. Pero entre tantas coles también hay lechugas que, de entrada, nos alegran y, en segunda instancia, nos mueven a la reflexión.

Esta semana hemos conocido que un hombre de 43 años pasó 20 de ellos en coma y hace un tiempo ha vuelto a comunicarse, aunque la noticia no se ha conocido hasta ahora por respeto a la intimidad del paciente.

El caso es que el hombre había sufrido un accidente de tráfico del que quedó en el estado señalado y que posteriores revisiones demostraron que no estaba tan “desconectado” del mundo.

Con casos como este se pone de manifiesto que la vida sigue siendo un gran y maravilloso misterio en el que somos invitados, no organizadores y se da alas a la ciencia para ponerse del lado del Organizador y continuar desvelando oscuridades.

Aunque sea un caso atípico, el hecho de que sucedan cosas como estas nos viene a demostrar que son posibles y eso ya es muy importante. Tal vez algún día estas cosas no sean tan raras y no aparezcan en los medios de comunicación.


Iglesia y familia

Escuela de Padres

Aceptación incondicional en el matrimonio

Una relación de pareja se torna vacía y sin aliciente cuando nos centramos exclusivamente en lo negativo del otro: cuando en cada momento le decimos que así no se hacen las cosas o que tiene que esforzarse más en cambiar aquello en donde al parecer se equivoca. Mientras que nos dedicamos sin parar en esta misma línea a ver lo negativo del otro, estamos olvidando que la persona que tenemos delante es mucho más que sus errores, y que también tiene muchas otras cosas positivas que pasan inadvertidas en la mayoría de las ocasiones. Perpetuando esta conducta dentro de la pareja se inicia una escalada simétrica en donde se nos presenta la imagen de un rin en donde uno constantemente parece estar retando al otro.

Lo contrario

Lejos de esta opción esa pareja se olvida que un día se prometieron la aceptación incondicional, esa en donde por medio del compromiso asumido en el matrimonio, aceptaban toda clase de condicionantes haciendo mención a “en lo bueno y en lo malo”. Ahí está el riesgo que asumimos cuando se decide  formalizar la unión, pues de esa manera queremos a esa persona tal cual es y no a otra. Sin embargo en la terapia de pareja  se suele argumentar: “es que el ha cambiado, o es que ella no es la misma”, a no ser que haya una enfermedad mental o ciertas patologías que influyan sobre el comportamiento o el temperamento, nuestra tendencia a comportarnos de una forma determinada será siempre la misma. Por lo cual ¿por qué no dejar ser uno mismo? ¿por qué nos cuesta tanto aceptar que haga las cosas de otra manera? o ¿por qué proyectamos nuestras dificultades continuamente en el otro?

Es cierto que me gustaría que mi mujer o mi marido en esta cosa o en la otra actuara más como me gusta a mí, pero de esa manera se le niega la posibilidad de ser quien quiere ser, negando esa aceptación incondicional de nuevo. Todo esto está muy relacionado con las propias exigencias de cada uno, así como en las expectativas propias, buscando la perfección deseada. Sí que es cierto que esto suele pasar en muchos matrimonios pero cuando pasa se puede hablar y, por supuesto, lo fundamental: perdonar.

Sé que te voy a fallar

El asumir que el matrimonio lleva la aceptación incondicional del otro, lo pude captar en el transcurso de una película donde la protagonista de la misma le decía al chico “sé que te voy a fallar, que a veces te voy a hacer daño, tanto que algunas veces te va a doler mucho y sé que tu también lo harás, pero te quiero”. A esto me refiero  cuando intentamos aceptar al otro, cuando le permitimos ser como es, y de esa manera también a nosotros mismos nos lo permitimos. Por eso intentemos buscar mejor aquello en donde el otro se sienta a gusto por cómo es, valorando sus cualidades positivas y no recalcando continuamente sus fallos o lo que tendría que cambiar.

Lo que sí tengo claro es que este artículo me remite una vez más a lo primordial: que para un matrimonio hay que prepararse en un tiempo de noviazgo. Aquel que nos permita madurar personalmente y como pareja, aquel que me ayude a ser más yo y tú, a ser más tú y a reconocernos mutuamente en el nosotros.

María del Carmen González Rivas
Psicóloga
mcarmengr@hotmail.com

 

Libros

Contra los académicos, de San Agustín

La obra filosófica considerada como la más importante del santo

San Agustín vivió una época que coincidió con la decadencia del Imperio romano. Algunos historiadores no han dudado en mostrar las similitudes entre el mundo que conoció Agustín y nuestra época. Sin duda una de las características coincidentes es el escepticismo. Uno de los caminos por el que se introduce el escepticismo en los círculos intelectuales, y en la Academia a la que se refiere Agustín, no es el de la negación de la Verdad, sino de la posibilidad de conocerla. Entonces, como hoy, andaba de la mano con el materialismo (allí de influencia estoica) que embota los sentidos y acaba negando la posibilidad de conocer cualquier realidad espiritual, empezando por la propia alma.

En algún escrito sobre la naturaleza de la teología Joseph Ratzinger ha dicho que una filosofía que sólo hace preguntas pero no espera respuestas, y que por tanto se niega al diálogo con la teología por partir esta de las afirmaciones de la fe, no sirve al hombre. Una filosofía que renuncia a un fundamento y rechace la ontología, puede resultar muy interesante y hasta acertada en algunos puntos, pero se muestra incapaz de satisfacer la demanda que existencialmente todos percibimos en nuestro interior.

Contra los Académicos, escrita en el 386, se considera la más importante obra filosófica de san Agustín. Redactada a partir de la transcripción de unos diálogos sostenidos por el mismo santo con algunos amigos, muestra cómo la pregunta por la verdad va unida al deseo de felicidad que hay en el hombre. Y quien conoce la verdad es el sabio. Aunque al hombre le resulte difícil llegar con sus propias fuerzas a esa verdad, esta no es inaccesible. Dios viene en ayuda del hombre y lo ilumina para que pueda alcanzarla. El hecho de la Encarnación ofrece una nueva perspectiva que era inimaginable para el mundo griego.

En la sugerente introducción de Jaime García Álvarez se nos indica que Agustín intenta llevar a sus amigos desde el escepticismo al platonismo y de ahí a Jesucristo. Es el mismo camino de conversión realizado por él. La búsqueda de la verdad le llevó a encontrarse con Jesucristo y en Él la conoció. La conversión es una actitud necesaria tanto para el filósofo como para el teólogo. Mediante ella reconocemos que es la verdad la que nos salva y que siempre hay una prioridad de ella. El creyente la reconoce en Dios.

Agradecemos a la editorial que nos ofrezca esta importante obra en edición bilingüe (latín-castellano), así como la cuidada traducción realizada por Julio García Álvarez y Jaime García Álvarez.

Se habla mucho de la actualidad del santo obispo de Hipona. Esta obra da buena fe de ello.

David Amado.
Forumlibertas.com

 

Vamos al cine

Siempre a tu lado, (Hachiko)

Hachikō, conocido en japonés como ハチ (Hachikō, el perro fiel), era un perro de raza akita nacido en noviembre de 1923 en la ciudad de Odate (Prefectura de Akita, Japón). En 1924 fue trasladado a Tokio por su amo, Eisaburō Ueno, un profesor del departamento de agricultura de la Universidad de Tokio. Cada día el perro saludaba y despedía a su amo en la cercana estación de Shibuya. Incluso tras la muerte de Ueno en mayo de 1925, Hachikō volvió cada día a la estación a esperarle, y lo hizo durante los diez años que transcurrieron hasta su propia muerte. La devoción que Hachikō sentía hacia su amo fallecido conmovió a los que le rodeaban, que le apodaron el perro fiel. En abril de 1934, una estatua de bronce fue erigida en su honor en la estación de Shibuya, es un lugar de encuentro extremadamente popular.

Esta legendaria historia sirve de hilo conductor de esta película, dirigida por Lasse Hallström. Un director que sabe moverse en el melodrama, centrándose de forma reflexiva y refinada visualmente en los temas que aborda, y que ha dotado a esta historia de hondura y belleza, hablando simple y llanamente de cosas importantes, de como los animales nos muestran el camino hacia la humanidad, a través de su lealtad. Ha tratado de las cosas normales: un matrimonio que se quiere y permanece junto a pesar del tiempo y de las circunstancias de la vida, unos hijos, un perro de compañía. El tratamiento de la imagen es elegante, sin cargar las tintas en la atmósfera melancólica, sobre la sencillez de la vida diaria, sin estridencias ni heroísmos.

María Molina.
Pantalla 90

 

De web en web

Siro López

Leticia me ha recomendado esta Web que ya conocía, porque al personaje lo conocí hace un montón de años, en un memorable viaje con Juan Andrés a Tarragona (no cuento los pormenores, pero teníamos 20 años menos). La Web es www.sirolopez.com . Al bueno de Siro yo lo conocía como Mimo, pero se ve que ha seguido desarrollando artes, y con esto de lo digital ha llegado a unos niveles más que aceptables… o sea, geniales. Yo no me perdería nada de la web, pero comenzaría con sus videos de mimo y por nada del mundo dejaría de visitar la contra-publicidad. Claro que si entramos en sus diseños… da para mucho esta Web

Casimiro Muñoz Murillo
Dtor. del Dpto. de Internet


Celebrar la fe

Celebramos el I domingo de Adviento

Libro de Jeremías 33, 14-16

Mirad que llegan días -oráculo del Señor- en que cumpliré la promesa que hice a la casa de Israel y a la casa de Judá.

En aquellos días y en aquella hora, suscitaré a David un vástago legítimo, que hará justicia y derecho en la tierra.

En aquellos días se salvará Judá, y en Jerusalén vivirán tranquilos, y la llamarán así: “Señor nuestra justicia”.

 

Salmo 24, 4bc-5ab. 8-9. 10 y 14

R. A ti, Señor, levanto mi alma.

 

Señor, enséñame tus caminos, instrúyeme en tus sendas: haz que camine con lealtad; enséñame, porque tú eres mi Dios y Salvador. R.

El Señor es bueno y es recto, y enseña el camino a los pecadores; hace caminar a los humildes con rectitud, enseña su camino a los humildes. R.

Las sendas del Señor son misericordia y lealtad para los que guardan su alianza y sus mandatos. El Señor se confía con sus fieles y les da a conocer su alianza. R.

 

1ª carta de san Pablo a los Tesalonicenses 3, 12-4, 2

Hermanos:

Que el Señor os colme y os haga rebosar de amor mutuo y de amor a todos, lo mismo que nosotros os amamos.

Y que así os fortalezca internamente, para que cuando Jesús, nuestro Señor, vuelva acompañado de todos sus santos, os presentéis santos e irreprensibles ante Dios, nuestro Padre.

En fin, hermanos, por Cristo Jesús os rogamos y exhortamos: habéis aprendido de nosotros cómo proceder para agradar a Dios; pues proceded así y seguid adelante.

Ya conocéis las instrucciones que os dimos, en nombre del Señor Jesús.

 

Evangelio según san Lucas 21, 25-28. 34-36

En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos:

-Habrá signos en el sol y la luna y las estrellas, y en la tierra angustia de las gentes, enloquecidas por el estruendo del mar y el oleaje. Los hombres quedarán sin aliento por el miedo y la ansiedad ante lo que se le viene encima al mundo, pues los astros se tambalearán.

Entonces verán al Hijo del hombre venir en una nube, con gran poder y majestad.

Cuando empiece a suceder esto, levantaos, alzad la cabeza: se acerca vuestra liberación.

Tened cuidado: no se os embote la mente con el vicio, la bebida y los agobios de la vida, y se os eche encima de repente aquel día; porque caerá como un lazo sobre todos los habitantes de la tierra. Estad siempre despiertos, pidiendo fuerza para escapar de todo lo que está por venir y manteneros en pie ante el Hijo del hombre.

 

Lecturas bíblicas para los días de la semana:

30, lunes: Rm 10, 9-18; Mt 4, 18-22.
 1, martes: Is 11, 1-10; Lc 10, 21-24.
 2, miércoles: Is 25, 6-10a; Mt 15, 29-37.
 3, jueves: Is 26, 1-6; Mt 7, 21. 24-27.
 4, viernes: Is 29, 17-24; Mt 9, 27-31.
 
5, sábado: Is 30, 19-21. 23-26; Mt 9, 35-10, 1. 6-8.
 6, domingo: Ba 5, 1-9; Flp 1, 4-6.
8-11; Lc 3, 1-6.

 

La liturgia... paso a paso

A ti, Señor

No es muy periodístico el título que encabeza estas líneas, pero es la frase que inaugura la liturgia de la misa de este día, primer domingo de Adviento de ciclo C que, como sabemos, da comienzo a un nuevo Año litúrgico y nos abre a todas las potencialidades de la gracia divina y del compromiso personal iniciando una nueva etapa de nuestra historia de fe que a cada uno de nosotros corresponde intentar vivirla con cierto decoro y mucho de esperanza.

Quizá la secular experiencia de la Iglesia en la tarea de  alentar nuestro caminar por este mundo, con la doble certeza de que de nosotros sólo podemos esperar debilidades y que la fuerza nos viene de lo alto, es la razón del texto que comentamos y que resonará como canto de estrada con todo su contenido esperanzador: “A ti, Señor, levanto mi alma: Dios mío, en ti confío, no quede yo defraudado”.

La oración colecta completa la actitud expectante propia del Adviento y que hemos de hacerla muy nuestra a lo largo de todo este tiempo litúrgico: “Aviva en tus fieles el deseo de salir al encuentro de Cristo”.

Las lecturas en su conjunto nos recuerdan un poco la meditación del “Principio y fundamento” que san Ignacio sitúa al inicio de los Ejercicios Espirituales, pues también nos enfrenta con la verdad radical de ser peregrinos del Infinito al cabo del cual está Cristo, que en la lectura evangélica nos describe el Adviento: “estad siempre despiertos para escapar de todo lo que está por venir y para manteneros en pie ante el Hijo del hombre”.

Para terminar la Misa, y en la misma línea, la Iglesia pide al Padre que la celebración de la Eucaristía y el encuentro con Cristo en el sacramento nos ayude a centrar nuestra vida al “descubrir el valor de los bienes eternos y poner en ellos nuestro corazón”.

 

Antonio Luis Martínez

 

El Santo de la semana

5 de diciembre: San Sabas (439-532)

Nació en Mutalasca, muy cerca de Cesarea de Capadocia (Turquía) en el año 439. Se sintió llamado a consagrar su vida al Señor y muy joven fue admitido en un monasterio donde fue iniciado en la vida contemplativa, distinguiéndose por la austeridad de vida.

En el año 457 se dirigió a Jerusalén donde estuvo muy poco tiempo en el monasterio fundado por Pasarión, por considerarlo un lugar falto del sosiego y de la paz necesaria para la contemplación. Pidió ser admitido en la laura que Theoctisto dirigía cerca del mar Muerto, donde permaneció durante diez años.

Consiguió el permiso de su abad para vivir en soledad retirándose a una cueva, un rincón pedregoso en la orilla izquierda del torrente Cedrón, donde difícilmente iban a estorbar su silencio. A dicha cueva accedía a través de una escalera de cuerda.

Allí su trabajo fue el de trenzar hojas de palmera en forma de canastillos hasta hacer cincuenta al día que llevaba al monasterio una vez por semana.

Acudieron a él muchos inquietos por vivir la soledad, habitando cuevas cercanas y mendigando dirección de Sabas, llegando, sin pretenderlo, a convertirse en abad y padre de multitud de monjes.

Sabas, al descubrir en torno suyo la hipocresía, la envidia, la murmuración porque hubo monjes que discutían su autoridad por no estar ordenado, se escapó a otro desierto en Transjordania con el fin de defender su soledad y sencillez de vida.

El patriarca de Jerusalén le propuso acceder a la ordenación sacerdotal y fue ordenado presbítero en el año 491 y le nombró también abad general de todos los anacoretas de Palestina.

Tuvo que viajar a Bizancio para defender la fe en contra de los herejes nestorianos y monofisitas.

Murió en Jerusalén en el año 532, después de haber fundado quince lauras o monasterios.

Gonzalo Encinas Casado

 

Dichos y preguntas

¿Cuándo es nulo un matrimonio? (IV)

El consentimiento requerido para la validez del matrimonio puede estar viciado, además de por las causas contempladas en el canon 1095, por las enumeradas en los cánones 1096-1099. Estos cánones regulan la nulidad matrimonial por ignorancia o error.

El canon 1096 indica el mínimo requerido para que haya verdadero consentimiento: es necesario que los contrayentes no ignoren, al menos, que el matrimonio es un consorcio permanente entre varón y mujer, ordenado a la procreación mediante cierta cooperación sexual. Si hubiera ignorancia de alguna de estas propiedades, el matrimonio sería nulo.

El canon 1097 tipifica dos clases de error: el error acerca de la persona (se da cuando Tiburcio quiere casarse con Julia y, por error, se casa con Juana), y el error acerca de cualidad de la persona que se pretende directa y principalmente. Es el caso del que se siente movido a casarse porque cree que el otro posee unas determinadas cualidades, de forma que no se casaría si hubiera sabido que esas cualidades no existían. Ambos errores vician el consentimiento, por lo que el matrimonio sería nulo. Como sería nulo el matrimonio de aquel que, engañado dolosamente sobre cualidad del otro que puede perturbar gravemente la vida conyugal, accede a la celebración del matrimonio. Así se encuentra tipificado este capítulo de nulidad en el canon 1098.

Hasta aquí los vicios de consentimiento que hacen invalido el matrimonio por error de hecho. El canon 1099 tipifica el llamado error iuris (error de derecho), declarando que el error acerca de la unidad, indisolubilidad y/o la dignidad sacramental del matrimonio, no invalida el matrimonio, a no ser que el mismo determine la voluntad del contrayente; es decir: a no ser que el error deje de estar sólo en el entendimiento y pase a formar parte del consentimiento matrimonial, determinando la voluntad del contrayente, en cuyo caso contraería inválidamente.

José Gago González.
Vicario Judicial de Mérida-Badajoz


Última

“Cantos de Ghana”, una iniciativa de Inma Serrano y SED para construir un colegio en dicho país africano

Aprender con África. Esto es “Cantos de Ghana”, un proyecto de la ONGD Solidaridad, Educación, Desarrollo (SED) y un grupo de autores y artistas españoles, liderados por Inma Serrano, que apuesta por la cultura como herramienta de desarrollo. Una producción musical y audiovisual (CD + DVD) donde un grupo de niñas del colegio Saint Marcellin Champagnat, de Kumasi (Ghana), cantan junto a artistas como Víctor Manuel, Tontxu, Caco Senante, Mai Meneses, Queco, Javier Álvarez y Tam Tam Go; quienes han colaborado desinteresadamente en esta iniciativa que apoya la construcción de una nueva escuela en Kasoa (Accra, Ghana).

La cantautora española y la ONGD “SED”, vinculada a los Hermanos Maristas, han puesto en marcha un proyecto solidario consistente en la construcción de un colegio en Ghana.

Todo surgió en noviembre de 2008, cuando la autora musical visitó Ghana para dar unos cursos de música organizados por la Embajada Española en la Universidad de Legon (Accra). Durante su estancia, Serrano tuvo la ocasión de visitar Saint Marcellin Champagnat School, en Kumasi, donde los niños y niñas la recibieron con una versión africana de su conocido éxito, Cantos de Sirena. La energía y la fuerza de las chicas contagió a Inma quien, a su vuelta a España, comenzó a diseñar, en colaboración con SED, un disco con canciones de artistas españoles interpretadas por las niñas ghanesas. Así nació “Cantos de Ghana”, un trabajo donde Inma Serrano ha implicado a otros artistas españoles como Víctor Manuel, Tontxu, Caco Senante, Mai Meneses, Queco, Javier Álvarez o Tam Tam Go que han colaborado desinteresadamente en esta iniciativa.

Temas conocidos

Grabado entre Ghana y España, las jóvenes ghanesas interpretan temas tan conocidos por el público español como Sólo pienso en ti, Aserejé, Las chicas son guerreras, Somos de colores, Cantos de sirena, Mojo Picón, Espaldas mojadas, No controles y Por qué te vas. Nueve versiones en las que se mezclan la energía con los ritmos de África y en los que se palpa la fuerza de un pueblo que lucha por su propio desarrollo.

Junto al CD de canciones también se incluye un DVD con el documental SED, un compromiso con la educación en África. La pieza realiza un recorrido por la vida en Ghana, el origen del proyecto y los más de quince años de trabajo de la ONGD “SED” junto a los ghaneses y ghanesas, principalmente en el sector educativo.

Compromiso con la educación

La cultura como herramienta de desarrollo es la principal apuesta de Cantos de Ghana.

Un proyecto con sensibilidad cultural que se acerca y desea comprender la realidad africana. Con este planteamiento, esta iniciativa refleja cómo viven los Ashantis, uno de los grupos étnicos más importantes ubicados en el centro sur del país y con los que SED trabaja día a día. Asimismo, esta iniciativa también representa un compromiso con la educación, ya que apoyará la construcción de una nueva escuela en Kasoa (Accra) con 1.300 plazas para los niños, niñas y jóvenes de esta región. El centro ofrecerá formación a todos los niveles, desde el infantil hasta el preuniversitario, el centro -siempre en colaboración con los Ashanti- contribuirá a una mejora de las condiciones de vida de esta zona.

Concierto en Badajoz

Para recaudar los fondos para construir el colegio, Inma Serrano está recorriendo España dando conciertos, siempre acompañada por alguno de los artistas que participan en el proyecto. En nuestra región estará, junto a Tontxu, el próximo jueves, día 3 de diciembre, con un concierto que se celebrará a las 19’00 horas en el salón de actos del Colegio Marista de Badajoz, donde se podrá adquirir el CD-DVD.

 

Patrimonio cultural de nuestra Iglesia

San Vicente de Alcántara (II)

La continuidad con San Vicente nos lleva a la fábrica parroquial y a su interior, donde llaman poderosamente la atención un baldaquino del siglo XVIII y una bella talla de Jesús Nazareno, obras que aparentemente fueron realizadas por el escultor Sebastián de Paz en torno al año 1643, luego son indudablemente piezas trasladadas desde otro lugar -nos referimos al conventual de san Benito de Alcántara- para ser colocadas en la parroquial.

La misma parroquia tuvo un cambio de carácter toponímico pues, en un principio, era conocida como Santa María de Alcántara pero, en honor a las reliquias del santo y por expreso deseo del entonces párroco (1951) Félix Domínguez, quiso que la imagen mariana tuviera su propio edificio, fábrica levantada en 1954 que contará con una sola nave, amplia, ya dentro de un lenguaje arquitectónico más propio de la época, colocando al lado derecho del evangelio la capilla del Sagrado Corazón de Jesús y del que en su conjunto monumental fue autor el arquitecto Francisco Vacas.

La Ermita de Santa Ana es una de las joyas de San Vicente por cuanto fue levantada en el siglo XVIII.

Es un edificio -como puede observarse en la fotografía- de pequeñas dimensiones, pero donde el visitante comienza rápidamente a sentir que hay diferentes fases constructivas que lo han ido enriqueciendo, levantándose la parte más antigua en el espacio que cobija la cúpula central en el testero de la nave, única y de  medio cañón. Con un interior ricamente barroco, aparece incluso cubierta por pinturas que hacen todo un juego dentro del sistema pictórico muy decorativo.

Las recientes investigaciones hablan de que estas pinturas bien pudieran nacer de pinceles de finales del siglo XVIII (1760), inclinándose algunas de ellas al estilo Rococó. Como era de esperar, entra las imágenes: san Vicente Mártir, san Lorenzo, santo Domingo y santa Teresa.

Pero seríamos tremendamente injustos si no mencionáramos dos aspectos, aunque sean de pasada. Por un lado, los restos del convento de monjas franciscanas en la actual calle de Las Molinas, y la ermita de San Ramón Nonato, convertida hoy en casa particular. Finalmente, y para terminar, queremos hacer una especial mención al patrimonio que nace no de lo visible en cuanto a lo pétreo, pictórico o monumental en general sino, nada más y nada menos, que de la mano de la piedad y la religiosidad popular. Me estoy refiriendo a lo que San Vicente llama la fiesta del Corpus y las de septiembre de San Miguel. Invitaciones pues, que quedan hechas.

Pablo Iglesias Aunión
Licenciado en Historia

 

Han dicho…

Benedicto XVI:

“Es de Dios de quien los hombres y las mujeres reciben su esencial dignidad y la capacidad de buscar la verdad y la bondad”.

Rafael Navarro-Valls, jurista:

“Nunca debería ser necesario renegar de Dios para poder gozar de los propios derechos”.

Lourdes Ruano Espina, catedrática de Derecho Eclesiástico del Estado de la Universidad de Salamanca:

“La asignatura de Educación para la Ciudadanía (EpC), responde a un proyecto ideológico del Gobierno incompatible con la antropología cristiana y contraria a la ley moral”.

Cardenal Tarcisio Bertone, Secretario de Estado Vaticano:

“Los laicos católicos, partícipes de la misión de Cristo Rey, están llamados, como miembros de la Iglesia, a  animar de espíritu evangélico las realidades temporales”.

Agencias


Noticias de América latina

http://www.aciprensa

 


Return to Camino