Iglesia en camino

 

Semanario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail: iglenca@archimeridabadajoz.org

Edición electrónica: http://198.62.75.1/www1/camino/camino.html

Número 553. 28 de noviembre de 2004

Director: José María Gil

Redactores: Juan José Montes y José Carrasco


Portada

En su discurso ante la Plenaria de los obispos españoles

El cardenal Rouco ofrece diálogo en las relaciones Iglesia-Estado

El arzobispo de Madrid, Cardenal Rouco, inauguraba el pasado lunes la LXXXIII Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española, con un discurso en el que, amén de enumerar los temas que se iban a tratar durante la Plenaria tales como las "Orientaciones pastorales para la iniciación cristiana de los niños no bautizados en su infancia" o una nueva edición del "Ritual de la Iniciación Cristiana", enumeró algunos de los problemas que actualmente preocupan a la sociedad y a la Iglesia en España, "con la finalidad de hacernos conscientes una vez más de la vigencia y de la urgencia de la misión pastoral de la Iglesia en nuestra coyuntura concreta".

En su intervención, el presidente de los obispos españoles, habló sobre el derecho a la vida, hizo una defensa del matrimonio y la familia, de la asignatura de religión y recordó que la Iglesia "ha de mostrarse como un camino de verdadero diálogo en torno a los grandes problemas que afectan al hombre".


Editorial

Misión de esperanza

A caballo entre noviembre y el último mes del año es obligado referirse a la esperanza, sobre todo cuando comienza el tiempo de Adviento que recuerda la expectación ante la primera venida del Mesías y se invita a esperarle de nuevo armados con esta virtud teologal, por la que, se dice en el Catecismo, "aspiramos al Cielo y a la vida eterna como nuestra felicidad" a la par se "asume las esperanzas que inspira las actividades de los hombres".

Pero, según cantan los datos de las encuestas sociológicas, el personal no está para mucho anhelo y deseo sobrenatural, antes al contrario se ha instalado en la finitud y no quiere saber nada de tejas para arriba, sino profesar el bienestar, estado del que se desea hacer partícipe hasta los muertos. Nos hemos habituado a que cada año, por la fiesta de Todos los Santos, no se nos hable del más allá sino del aumento del coste de los servicios funerarios e industrias auxiliares, así como de las modas y modalidades sobre el particular, a gusto del consumidor que no del finado. Muerte, cielo, infierno, purgatorio y la gloria bendita... ni nombrarlos, incluso en la prédica del entierro donde abunda el elogio fúnebre y el consuelo de la feligresía ocasional y escasea, en cambio, esta parte del Credo.

Así está el patio postmoderno. Por citar sólo a los creyentes en Dios -pues al resto huelga decir que les trae sin cuidado la escatología- sólo un 40 por ciento de ellos creen en la vida eterna, porcentaje que aumenta, como es natural, a medida que se es más viejo, por si acaso...

Ciertamente estos datos constituyen una escandalosa contradicción con la fe en el Dios cristiano y no deja de tener consecuencias para la propia existencia terrena, efectos que van desde la pérdida del sentido de la vida hasta el decaimiento de la solidaridad, pasando por la carencia de ilusión y el aumento del miedo a afrontar el futuro con decisiones duraderas. Depresivos contagiosos. Una auténtica fragmentación vital: hechos polvo, nunca mejor dicho, aunque sin dejar de estar, eso sí, muy entretenidos y divertidos.

Con este panorama, especialmente presente en nuestra Europa, nada tiene de extraño que la Iglesia se haya propuesto a sí misma dar la vuelta a esta situación, haciendo de la recuperación de la esperanza, humana y sobrenatural, y de su hermano menor que es el optimismo, una misión prioritaria y urgente. Así lo promueven muchos de los últimos documentos magisteriales y pastorales, por ejemplo Ecclesia in Europa de Juan Pablo II y el vigente Plan Pastoral Una Iglesia esperanzada, de los obispos españoles.

A los verdaderos creyentes toca, por su parte, pasar del dicho al hecho, o sea recuperar el artículo final del Credo; "y en la vida eterna. Amén".


Conferencia Episcopal Española

Algunos retos del momento actual para la misión de la Iglesia

Extraído del discurso del Cardenal Rouco en la apertura de la Plenaria de la CEE

No son pocos los problemas que actualmente preocupan a la sociedad y a la Iglesia en España. Permítaseme una enumeración sucinta de algunos de ellos con la finalidad de hacernos conscientes una vez más de la vigencia y de la urgencia de la misión pastoral de la Iglesia en nuestra coyuntura concreta.

Derecho a la vida

La vida de cada persona en este mundo no es en realidad un bien absoluto. Los héroes y los mártires han ofrecido su vida por una causa superior. Hay otra vida, la Vida eterna, que constituye el destino absoluto de la existencia humana. Justamente por eso, nuestras cortas vidas temporales tienen una dimensión de trascendencia que hace de ellas una realidad intangible para todos. Nadie puede disponer de la vida humana según su arbitrio: su valor es innegociable. Un deber fundamental del Estado es proteger la vida de todas la personas de modo que nadie pueda arrogarse el supuesto derecho de ponerle fin por ningún motivo. La protección jurídica adecuada de la vida humana constituye uno de los pilares fundamentales de la convivencia en libertad y en solidaridad. Abrir puertas a la desprotección del derecho a la vida es dar alas a los abusos de los más fuertes. Es lo que ha sucedido con la legalización del aborto. Son ya realmente muchos, demasiados, los hijos que han sido privados de su derecho fundamental a la vida de un modo absolutamente rechazable. Afortunadamente no se preve para esta legislatura la despenalización de la eutanasia. Sin embargo, es preocupante que la apología de este delito haya adquirido enorme resonancia pública. Nos encontramos en la pendiente resbaladiza que conduce del aborto a la eutanasia. Es la lógica fatal de las excepciones legales a la protección del derecho a la vida. Entre esas excepciones lamentables hay que contar también la que afecta a los embriones humanos usados como cobayas para la investigación. Conviene reflexionar a fondo y serenamente sobre lo que está pasando y sobre lo que puede venir. La doctrina católica sobre el comienzo y el fin de la vida humana ha de ser más y mejor conocida por los católicos, de modo que puedan fortalecer su esperanza y sus convicciones para prestar una contribución positiva a los debates sociales en curso...

Defensa del matrimonio y la familia

La promoción del derecho a la vida va muy unida a la del bien integral del matrimonio y de la familia, pues éstos constituyen el lugar humano natural del nacer y del morir. Las relaciones sexuales no son simplemente, como se dice con cierta frecuencia, un asunto privado, que sólo atañeran a quienes las ejercitan de modo más o menos responsable. Las relaciones entre los sexos son, ante todo, la dimensión básica de la socialidad humana en la que las personas se realizan como tales y en la que van inscritas las relaciones interpersonales fundamentales de la paternidad/maternidad, la filiación y la fraternidad. Hay alguna cuestión social más importante que ésta? Si el matrimonio y la familia son desprotegidos por las leyes, el daño social será de gran trascendencia. Desnaturalizar la figura jurídica del matrimonio en lo sustancial, como es su constitución por un varón y una mujer, será imponer a la sociedad en su conjunto una visión irracional de las cosas. Si este proyecto prosperara, el verdadero matrimonio resultaría discriminado e incluso se vería seriamente afectada en el futuro la libertad para defenderlo y promoverlo. Naturalmente, no se va a obligar a nadie a unirse con una persona del mismo sexo, pero a las leyes les es propio un dinamismo o fuerza pedagógica para ir imponiendo de uno u otro modo al conjunto de la sociedad la filosofía que las sustentan, en este caso tan errada. No será la Iglesia quien se oponga a reconocer un derecho conculcado; pero lo que hemos oído hasta ahora no es más que la repetición constante y emotivista de que también las personas del mismo sexo tienen derecho a contraer matrimonio entre ellas; lo que no se ofrece es razón alguna que avale la existencia de ese supuesto derecho ni de la consiguiente conculcación del mismo.

Para la familia es fundamental la estabilidad del matrimonio. Dejar la permanencia del vínculo matrimonial al mero arbitrio de los cónyuges mina el bien y el futuro de la familia.

Asignatura de Religión

La educación integral de las nuevas generaciones no puede desconocer la formación religiosa en la escuela. El estudio de la religión puede ser hecho de modo científico, como demuestra la presencia de la teología y de las ciencias de la religión en buen número de las más prestigiosas universidades del mundo. Un profesorado adecuadamente titulado y preparado puede impartir estos saberes de modo adaptado a las exigencias de las enseñanzas primarias y medias. Es verdad que la perspectiva confesional, en nuestro caso la católica, no deber ser impuesta a nadie. El estudio de la religión católica en la escuela ha de ser opcional. Lamentamos que se nos impute la exigencia, jamás esgrimida por nosotros, de que la religión tendría que ser obligatoria. Lo que sí pedimos es que se respete de modo efectivo el derecho de los padres a elegir la formación religiosa y moral de sus hijos. Y si eligen la perspectiva católica, como vienen haciendo año tras año en porcentajes elevadísimos, que se les garantice que la clase de religión no sea tratada como una especie a extinguir, sino más bien como una asignatura ofrecida en condiciones dignas y equiparables a las demás. Hay fórmulas adecuadas para lograrlo sin que nadie, ni los que opten por la Religión católica, ni quienes no lo hagan así, resulten discriminados académicamente o de cualquier otro modo.

Inmigración

Otros asuntos que son objeto de preocupación encuentran también atención y dedicación por parte de la Iglesia. Pienso, en particular, en las nuevas marginaciones, que afectan a personas sin hogar, entre ellas a bastantes jóvenes; o a un número creciente de personas mayores con dificultades de salud y de integración social; y, por supuesto, a los inmigrantes. En este último campo es necesario proceder con prudencia y, al mismo tiempo, con justicia y generosidad. Quienes han venido en busca de trabajo y prestan, de este modo, un servicio a nuestra sociedad han de poder regularizar su situación jurídica entre nosotros, de modo que se garanticen los derechos de todos. Ellos han de estar dispuestos, por su parte, a respetar las leyes que regulan nuestra convivencia...

Espíritu de diálogo

La gravedad de los problemas mencionados y de otros que afectan a la constitución política del Estado, así como a la comprensión de nuestra historia reciente y más antigua, ha hecho crecer un tanto la tensión en el debate público. La Iglesia desea contribuir a suscitar y alimentar sentimientos de comprensión mutua y, donde sea necesario, a la reconciliación entre los españoles...

La Iglesia en su totalidad ha de mostrarse como un camino de verdadero diálogo en torno a los grandes problemas que afectan al hombre, ya que el hombre es el camino de la Iglesia y ella, al tiempo que custodia la herencia preciosa de la verdad recibida de Cristo, lleva adelante su misión al modo de un gran diálogo de salvación entablado con cada hombre y con la Humanidad entera...

No tenemos nada contra el verdadero diálogo en el contexto de una sociedad democrática. La Iglesia no tiene nada que objetar al pluralismo democrático...


Centrales

Los valores y la identidad cristiana en Europa a debate en el Congreso 'Católicos y Vida Pública'

Estaba organizado por la Fundación Universitaria San Pablo-CEU

La Universidad San Pablo -CEU de Madrid acogía, el pasado fin de semana, la celebración del VI Congreso 'Católicos y Vida Pública', que anualmente organiza la Fundación Universitaria San Pablo-CEU. Este año se ha celebrado bajo el título 'Europa, sé tú misma'.

El objetivo de esta edición era profundizar en la identidad de los valores comunes que constituyen Europa, en un momento clave para la definición de Europa. Durante los tres días se analizaron lo que era, es y debiera ser Europa.

Las conferencias marco trataron sobre la memoria de Europa, su laicidad y libertad, su misión en el mundo, sus orígenes y se analizará Europa como comunidad de valores y orden jurídico.

Numerosas personalidades

Entre los ponentes de este año han participado los académicos Luis Suárez y Dalmacio Negro, el presidente del Instituto de Estudios Europeos-CEU, Marcelino Oreja Aguirre, el profesor de la Universitá degli studi di Roma Tor Vergata, Cesare Mirabelli, el presidente del Instituto Juan Pablo II en Roma, Stanislaw Grygiel, los eurodiputados Jaime Mayor Oreja, Iñigo Méndez de Vigo, José Ignacio Salafranca Sánchez-Neyra y Elizabeth Montfort, el presidente del Consejo Federal Español del Movimiento Europeo, José Mª Gil Robles, así como más de 20 catedráticos de diferentes universidades europeas, rectores y embajadores europeos.

Como en las ediciones anteriores, el Congreso fue inaugurado por el Nuncio de Su Santidad en España, Manuel Monteiro de Castro, y en la clausura participó el Cardenal Arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela. Además, este año ha participado el Nuncio de Su Santidad en la Comunidad Europea, Faustino Sainz, como presidente de una de las mesas.

Precisamente Rouco Varela, en la homilía de clausura de este Congreso, exhortó a los laicos a "ser testigos de la ley de Dios, cumpliendo su vocación, mostrando que la realidad de la vida propia, que la comunidad cristiana, es pueblo nuevo".

Además se celebró una conferencia extraordinaria sobre "Católicos en la vida Pública" impartida por el Ministro Italiano de Política Comunitaria Rocco Buttiglione, que ya impartió una conferencia marco en el III Congreso Católicos y Vida Pública (2001).

Papel de los católicos

El presidente de la Fundación Universitaria San Pablo-CEU, Alfonso Coronel de Palma, en la presentación del Congreso subrayó que éste "es un congreso apolítico, en el sentido de que, de acuerdo con la doctrina Social de la Iglesia, las creencias católicas se pueden y se deben dar en diferentes realidades políticas". "Este Congreso ­añadió- reivindica que los católicos tengan un papel en la vida pública, que lo pueden hacer en múltiples realidades". Por eso, Coronel de Palma insistió en el "empeño de hacer un Congreso abierto, que no se plantea frente ni contra nada, sino todo lo contrario. Es pro-positivo, es un Congreso en el que se busca el encuentro de católicos de muy distintas realidades, y que, entre todos, se realice un clima de debate y de convivencia para plantear los grandes problemas de la persona y de la sociedad teniendo como fundamento el bien común".

Amplia participación

En los tres días del congreso han participado más de mil personas, a los que hay que sumar otras tres mil quinientas que, gracias a Internet, han podido participar desde todos los rincones del mundo, ya que la organización dispuso -al igual que se hiciera el año pasado- una web desde donde se podía acceder on-line a todo el desarrollo de las sesiones.

El Comité Organizador de este Congreso está formado por más de 200 personalidades del mundo de la cultura, la política, las finanzas, la Universidad o las realidades eclesiales. Entre otros citar a José Bono, ministro de Defensa, Leopoldo Calvo Sotelo, ex-presidente del gobierno español, Marcelino Oreja Aguirre, José María Gil Robles, Eugenio Nasarre, Amalio de Marichalar, Juan Manuel de Prada, Pedro Schwartz o Ignacio Gordillo.

El mini-Congreso

Una de las iniciativas paralelas a la celebración del Congreso 'Católicos y Vida Pública' es el desarrollo de un mini-Congreso destinado a los niños. En éste han participado más de 150 chavales, desde los 2 a los 12 años, con un programa que no está planteado como una guardería, sino como un verdadero Congreso en el que los más pequeños también han tenido oportunidad de reflexionar sobre la realidad europea que viven, merced a multitud de actividades adaptadas a su edad.

Los niños tuvieron a su disposición construcciones y mecanos, manualidades, puzzles... así como teatro, animación infantil, guiñol, música y actividades deportivas.

Los pequeños congresistas realizaron, a través de todas estas actividades, un 'viaje imaginario' por Europa, para conocer así de donde vienen sus tradiciones.

 

Opinión

Silencio y adoración en la Eucaristía

El papa Juan Pablo II, como ya informó 'Iglesia en camino', ha promulgado la celebración de un año dedicado a la Eucaristía, desde octubre de este año a octubre de 2005.

Para ayudar a la celebración de este año, la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, ha editado un documento con sugerencias y propuestas.

En el siguiente artículo, el sacerdote Antonio Luis Martínez, Director del Secretariado Diocesano de Liturgia, desgrana alguno de los elementos apuntados en dicho documento.

Se acaba de inaugurar el Año de la Eucaristía que Su Santidad ha querido para toda la Iglesia con la intención de intensificar la fe y la devoción hacia la Santísima Eucaristía.

No creo traicionar esta meta si la identifico con una de las recomendaciones que el mismo Papa nos hizo en la Carta Apostólica que celebraba el XXV aniversario del documento conciliar sobre la liturgia en la que nos invitaba a "una profundización cada vez mas intensa de la Liturgia de la Iglesia, celebrada según los libros vigentes y vivida, ante todo, como un hecho de orden espiritual" (VQA,14)

Acertamos si tomamos la recomendación pontificia como la tarea de conseguir que nuestras celebraciones eucarísticas sean verdaderos acontecimientos que lleguen a nuestro corazón creyente y no se queden en un mero aquietar nuestra conciencia por haber cumplido con un mandamiento de la Iglesia como la asistencia a la misa dominical.

Silencio y adoración

En esta tarea de interiorización y de acercamiento cordial al misterio nos pueden ayudar los últimos documentos pontificios y también un interesante documento que ha publicado la Sagrada Congregación para el Culto y del que vamos a entresacar algunas ideas que nos ayuden a la citada tarea de participar plenamente en nuestras celebraciones eucarísticas. Concretamente nos fijaremos en dos elementos esenciales de la celebración de la misa y del culto eucarístico: el silencio y la adoración.

Con referencia al silencio no nos será difícil aceptar que con frecuencia nuestras misas están llenas de mucho ruido. Ruido exterior porque no conseguimos acompasar la palabra proclamada y rezada con momentos de interiorización y ruido dentro de nosotros mismos porque llegamos con precipitación y somos incapaces de crear un espacio interior sereno y receptivo.

El documento de la Sagrada Congregación nos dice que "En el ritmo celebrativo, el silencio es necesario para el recogimiento, la interiorización y la oración interior; no es vacío, ausencia, sino presencia, receptividad, reacción ante Dios que nos habla, aquí y ahora, y actúa en nosotros, aquí y ahora. 'Descansa en el Señor y espera en él' recuerda el Salmo 37".

Nuestra experiencia personal nos lleva fácilmente a la conclusión que toda oración profunda y que todo momento de recogimiento necesita el silencio como un paso previo. La misma ley rige los distintos momentos de la celebración eucarística o del culto al Santísimo Sacramento.

Esta exigencia de silencio se impone de un modo más acusado tras la proclamación de la Palabra y, sobre todo, tras la comunión del Cuerpo y Sangre del Señor.

Nuestro documento incluso extiende el silencio aún más: "estos momentos de silencio, se prolongan, en cierto modo, fuera de la celebración, en recogida adoración, oración y contemplación delante del Santísimo Sacramento".

Con este acopio de silencio y recogimiento es relativamente fácil pasar "a la espiritualidad del silencio, a la dimensión contemplativa de la vida" a la que, con pleno derecho, se puede aspirar no sólo en el claustro, sino en una vida cristiana plenamente encarnada en el mundo.

Nuestras pobres experiencias tanto en la celebración de la misa como en nuestra misma vida espiritual nos llevará a aceptar que "si no está anclada en el silencio, la palabra puede desgastarse, transformarse en ruido, incluso en aturdimiento".

Si para interiorizar la celebración y el culto de la Eucaristía es necesario el silencio, este nos lleva de la mano a una actitud absolutamente necesaria para que de verdad nos adentremos en el Misterio: la adoración.

Las actitudes del corazón

Nuestras posturas corporales son diversas a lo largo de la celebración y son expresiones de distintas actitudes de nuestro corazón porque hay una gama de vibraciones cuando estamos en la celebración: "Si el estar en pie confiesa la libertad filial que nos ha donado el Cristo pascual, que nos ha liberado de la esclavitud del pecado, el estar sentados expresa la receptividad cordial de María, que sentada a los pies de Jesús, escuchaba su palabra; y el estar de rodillas o profundamente inclinados indica el hacemos pequeños delante del Altísimo, delante del Señor (cf. Fil2, 10). La genuflexión ante la Eucaristía, como la hacen el sacerdote y los fieles, expresa la fe en la presencia real del Señor Jesús en el Sacramento del altar".

Sabemos que no está muy de moda el arrodillarse en la Misa o ante el Sagrario por eso, como personas de nuestro tiempo, hemos de descubrir el valor simbólico que tiene este gesto religioso precisamente porque en la cultura que nos rodea, en la sociedad civil, de una manera insidiosa nos están empujando a arrodillamos ante los ídolos del mundo como el poder, el sexo, el dinero, etc.

Con nuestra postura de estar de rodillas ante Cristo presente en el sacramento estamos haciendo nuestras sus mismas palabras cuando al ser tentados por los poderes mundanos respondió al Tentador "Al Señor, tu Dios, adorarás y a Él sólo darás culto (Mt 4, 10)".

Ciertamente "el doblar la rodilla ante la Eucaristía, adorando al Cordero que nos permite hacer la Pascua con Él, nos educa a no postrarnos ante ídolos construidos por manos de hombre y nos sostiene en el obedecer con fidelidad, docilidad y veneración ante aquel que reconocemos como único Señor de la Iglesia y del mundo". Probemos hacer del silencio y de la oración las dos armas que nos defiendan de nuestra superficialidad innata y podamos llegar a tener una sensibilidad interior que nos alerte, tanto en la misa como ante el sagrario, que el Señor está a la puerta y nos llama.

Antonio Luis Martínez Núnez
Director del Secretariado Diocesano de Liturgia


Información Diocesana

Este fin de semana ha celebrado, además, otra convivencia del Proyecto Damasco

El Plan Diocesano de Animación Vocacional cumple su primer aniversario

El Plan Diocesano de Animación Vocacional (PDAV) cumple, este mes, un año desde su puesta en funcionamiento.

El PDAV es una iniciativa diocesana, que surgió a raiz de la reflexión de los distintos agentes pastorales implicados en los procesos vocacionales, y que pretende acompañar a los jóvenes en su proceso vocacional, no sólo en el sentido de vocación religiosa o sacerdotal, sino en cuanto llamada a ser cristianos.

El director de este plan, Antonio Jesús Marín Romo, explicaba a 'Iglesia en camino' que "el PDAV es algo que sigue abierto, pero que ya ha empezado a dar sus frutos, tanto desde la perspectiva de la vida consagrada -hay varios chicos y chicas que han comenzado procesos tanto en el seminario como en comunidades religiosas- como, y sobre todo, desde la perspectiva de vivencia cristiana. Por ejemplo, en 'Venid y lo veréis' -uno de los proyectos del PDAV encaminado a dar a conocer la realidad del seminario- pasaron el año pasado más de 600 chavales junto con sus profesores".

Proyecto Damasco

Además, durante el pasado fin de semana se ha celebrado en el Seminario Metropolitano San Atón la tercera de las convivencias del Proyecto Damasco, perteneciente al PDAV. En esta ocasión han participado 110 jóvenes de distintos pueblos de la diócesis, entre ellos, Badajoz, Almendralejo, Fregenal de la Sierra, La Albuera, La Codosera, Salvaleón, San Vicente de Alcántara y Valverde de Leganés. Durante este fin de semana, amén de compartir la convivencia, han podido profundizar, mediante la reflexión, el juego, el diálogo y la oración, en el sentido de su vocación cristiana. Esta experiencia se continuará en el segundo trimestre del curso con las convivencias del llamado 'segundo nivel', en las que participarán los chicos y chicas que, bien durante el curso pasado, bien durante éste, han participado ya en el proyecto.

 

Estaba organizado por la Universidad y por el Instituto de Ciencias Religiosas

Más de cien universitarios participan en un curso sobre el hecho religioso

El Servicio de Asistencia Religiosa de la Universidad de Extremadura (SARUEX) ha organizado, en colaboración con el departamento de Didáctica de las Ciencias Sociales de dicha universidad y con el Instituto Superior de Ciencias Religiosas (ISCR) 'Virgen de Guadalupe' de Badajoz, un curso de perfeccionamiento titulado 'El hecho religioso en la sociedad contemporánea', que se ha celebrado desde el 15 al 20 de noviembre en la Facultad de Educación.

Bajo el paraguas de la temática general, se trataron asuntos como '¿qué es la religión?', 'teoría de la secularización y resurgir religioso' o 'el caso español: la vigencia de lo religioso en la actualidad'. Todo ello de la mano de diversos especialistas en cada una de las materias, tanto pertenecientes al ISCR como invitados para la ocasión, entre los que destaca el sociólogo claretiano Pedro Beldarrain.

El curso acogió a más de un centenar de estudiantes de diversas facultades, lo que hizo que se tuviera que ampliarse el cupo de alumnos al superar ampliamente las expectativas iniciales.

 

Cáritas diocesana atendió el año pasado a 20.000 personas

Así lo pone recoge en su memoria anual presentada recientemente

Cáritas Diocesana ha presentado su memoria anual para dar a conocer las actuaciones que tiene en los diferentes frentes de la sociedad.

Esta memoria, a grandes rasgos, hace una reflexión sobre las necesidades de los más desfavorecidos, además de trabajar en la llamada 'promoción integral de la persona', un trabajo que se centra en tratar de conocer cuáles son las causas que originan la situación de desamparo o de necesidad de ayuda.

Entre las distintas actuaciones que han llevado a cabo, destacan los proyectos dedicados a infancia y adolescencia, los programas de mujer y familia o los programas de empleo.

Pero el abanico de actuación de Cáritas no se queda sólo ahí, ya que a parte de las veinte mil personas atendidas el año pasado, hay que destacar que Cáritas también desarrolla una importante labor de cooperación internacional, concretamente en Perú, con lo que se amplía su campo de actuación.

En cuanto a la labor que desempeñan desinteresadamente los voluntarios, hay que destacar que la diócesis de Mérida-Badajoz, cuenta con cerca de 1700 personas, coordinadas por la Plataforma para la Promoción del Voluntariado de Badajoz.

 

Encuentro de antiguos alumnos del Seminario Metropolitano

Es una experiencia que quieren repetir

Los antiguos alumnos pertenecientes al curso 1985-1986 del Seminario de San Atón han celebrado, en días pasados, un encuentro de hermandad en las mismas estancias que los vieron crecer como personas y como cristianos.

Manuel Cobo Rayo, actual director espiritual del Seminario y antiguo formador de estos alumnos, destacaba en declaraciones a 'Iglesia en camino' que "su encuentro con el Seminario ha sido un cúmulo de sensaciones y emociones, sobre todo de agradecimiento por cuanto en él aprendieron. El encuentro entre ellos ha despertado amistad y ganas de seguir encontrándose para compartir experiencias, por eso hemos decidido encontrarnos todos los años".

 

El arzobispo se reúne con los eméritos

El arzobispo de Mérida-Badajoz, Monseñor Santiago García Aracil ha celebrado, en días pasados, un encuentro con los sacerdotes eméritos de nuestra diócesis.

En él participaron más de una veintena de estos sacerdotes eméritos, que son aquellos que han sobrepasado los 75 años, la edad canónica a la que se jubilan los presbíteros.

En este encuentro los sacerdotes eméritos intercambiaron impresiones con el Sr. Arzobispo y le relataron el proceso de creación de la Fraternidad de Sacerdotes Eméritos, una entidad única en nuestra diócesis, y que aglutina a los sacerdotes jubilados con el objetivo no sólo de sentirse acompañados -para lo que mantienen encuentros mensuales donde, entre otras cosas, tienen charlas formativas-, sino también poder seguir sirviendo a la iglesia diocesana, ejerciendo como confesores en la capilla de 'Don Rafaelito', en la capital pacense.

 

Alumnos del Seminario realizan Ejercicios Espirituales

Los alumnos de 2º de Bachillerato del Seminario Menor han realizado un tanda de ejercicios espirituales en la Casa de oración de Gévora.

El sacerdote diocesano José Ignacio López-Navarrete fue el encargado de acompañarles en estos días en los que los jóvenes tuvieron la oportunidad de conocer la experiencia de un sacerdote joven, su proceso vocacional concreto y las alegrías y dificultades de su ministerio sacerdotal.

Según Fermín Jesús González Melado, responsable de los chavales en el Seminario, "han sido días intensos de oración y encuentro personal con Dios, y de búsqueda de respuestas a la vocación que Dios tiene para cada uno".

Estos ejercicios espirituales forman parte del proceso de acompañamiento y discernimiento que estos alumnos realizan en el Seminario.

 

Agenda

Escuela de padres

El próximo lunes, día 29 a las 8 de la tarde, comienza el curso la escuela de padres de la parroquia San Juan de Ribera de Badajoz; lo hará con una conferencia en el salón de actos de la parroquia que bajo el título "la educación religiosa y moral: un derecho" será impartida por don Mateo Blanco Cotano, sacerdote, profesor de la Facultad de Educación de la Universidad de Extremadura y autor de varios libros de Religión para la Enseñanza Primaria y Secundaria.

La escuela de padres de la parroquia de San Juan de Ribera de Badajoz cumple ahora 15 años. Comenzó su andadura en el año 1989; desde entonces, y de una manera ininterrumpida, ha venido tratando temas relacionados con la familia, la educación, temas médicos, de actualidad y formativos.

Según Antonio Béjar, uno de sus miembros, se han realizado más de un centenar de sesiones.

Este curso, con motivo del XV aniversario de su puesta en marcha, pretenden afrontar temas de actualidad como la educación y la enseñanza de la religión, el matrimonio a través de la historia, los medios de comunicación y la familia y la eutanasia entre otros.

Ademas, aunque siempre ha estado abierta ,en este curso los miembros de la Escuela quieren que ésta sea una tribuna más abierta, si cabe, a todas aquellas personas de la ciudad interesadas en estos temas y que tengan ganas de estar mejor informadas.

 

Vigilia de la Inmaculada

La Catedral Metropolitana de San Juan Bautista, en Badajoz, acogerá el próximo día 7 de diciembre a las 21'00 hrs. una gran vigilia de la Inmaculada. Ésta será la única que se celebre en la capital pacense y a ella están invitadas todas las personas que deseen participar.


Liturgia dominical

Celebramos el I domingo de Adviento

Palabra de Dios

 

Libro del profeta Isaías 2, 1-5

Visión de Isaías, hijo de Amós, acerca de Judá y de Jerusalén:

Al final de los días estará firme el monte de la casa del Señor, en la cima de los montes, encumbrado sobre las montañas.

Hacia él confluirán los gentiles, caminarán los pueblos numerosos. Dirán: "Venid, subamos al monte del Señor, a la casa del Dios de Jacob: Él nos instruirá en sus caminos y marcharemos por sus sendas, porque de Sión saldrá la ley, de Jerusalén la palabra del Señor".

Será el árbitro de las naciones, el juez de pueblos numerosos. De las espadas forjarán arados , de las lanzas, podaderas.

No alzará la espada pueblo contra pueblo, no se adiestrarán para la guerra.

Casa de Jacob, ven; caminaremos a la luz del Señor.

 

Salmo 121, 1-2, 3-4a, 6-7, 8-9

R. Vamos alegres a la c asa del Señor.

¡Qué alegría cuando me dijeron:/ "Vamos a la casa del Señor"!/ Ya están pisando nuestros pies/ tus umbrales, Jerusalén.

Allá suben las tribus,/ las tribus del Señor./ Según la costumbre de Israel,/ a celebrar el nombre del Señor;/ en ella están los tribunales de justicia,/ en el palacio de David.

Desead la paz a Jerusalén:/ "Vivan seguros los que te aman,/ haya paz dentro de tus muros,/ seguridad en tus palacios".

 

Carta de san Pablo a los Romanos 13, 11-14

Hermanos: Daos cuenta del momento en que vivís; ya es hora de despertaros del sueño, porque ahora nuestra salvación está más cerca que cuando empezamos a creer. La noche está avanzada, el día se echa encima: dejemos las actividades de las tinieblas y pertrechémonos con las armas de la luz. Conduzcámonos como en pleno día, con dignidad. Nada de comilonas ni borracheras, nada de lujuria ni desenfreno, nada de riñas ni pendencias. Vestíos del Señor Jesucristo.

 

Evangelio según san Mateo 24, 37-44

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:

- Cuando venga el hijo del hombre, pasará como en tiempo de Noé. Antes del diluvio, la gente comía y bebía y se casaba, hasta el día en que Noé entró en el arca; y cuando menos lo esperaban llegó el diluvio y se los llevó a todos; lo mismo sucederá cuando venga el Hijo del hombre:

Dos hombres estarán en el campo: a uno se lo llevarán y a otro lo dejarán; dos mujeres estarán moliendo: a una se la llevarán y a otra la dejarán.

Por tanto, estad en vela, porque no sabéis qué día vendrá vuestro Señor. Comprended que si supiera el dueño de casa a qué hora de la noche viene el ladrón estaría en vela y no dejaría abrir un boquete en su casa. Por eso, estad también preparados, porque a la hora que menos penséis viene el Hijo del hombre.

 

Comentario Litúrgico

Subamos al monte del Señor

De nuevo, la Iglesia ha puesto en marcha su reloj y nos invita a comenzar el Adviento como una experiencia espiritual que está llamada a ser un revulsivo de lo cotidiano que, con frecuencia, nos hace olvidar nuestra condición de discípulos de Jesús.

Con qué realismo san Pablo, escribiendo a la recién estrenada comunidad cristiana de Roma, le recuerda que en la vida cristiana podemos caer en la tentación del sueño que todo lo evapora y lo relega para mejores tiempos.

Las prisas de san Pablo están justificadas porque él ve la vida cristiana como una aurora que se nos echa encima y tenemos que estar bien despiertos para que no nos coja desprevenidos y entretenidos en las actividades de las tinieblas. Para estar en forma nos invita a armarnos con la luz de la fe que ilumina nuestra propia realidad personal y la que nos rodea dándonos las autenticas dimensiones de lo que espera de nosotros el Señor: lo resume diciéndonos: "vestíos del Señor Jesús".

Que bien expresa la tensión que este tiempo litúrgico intenta imprimir a nuestra vida cristiana la oración colecta cuando pide a Dios Padre "aviva en tus fieles, al comenzar el Adviento, el deseo de salir al encuentro de Cristo".

Como dice Isaías: "subamos al monte del Señor". Sobrevolemos nuestras pequeñas ilusiones y arraiguemos nuestra vida cristiana en la fuerte esperanza que nos anuncia el Adviento: nuestra vida está llamada al encuentro constante con el Señor, que es quien, al final de la misma, dará sentido pleno a toda nuestra aventura humana pues entonces descubriremos y gozaremos del pleno valor de los bienes eternos.

Antonio Luis Martínez

Lecturas bíblicas para los días de la semana

29, lunes: Is 2, 1-5; Mt 8, 5-11.
30, martes: Rm 10, 9-18; Mt 4, 18-22.
1, miércoles: Is 25, 6-10; Mt 15, 29-30.
2, jueves: Is 26, 1-6; Mt 7, 21. 24-27.
3, viernes: Is 29, 17-24; Mt 9, 27-31.
4, sábado: Is 30, 18-21. 23-26; Mt 9, 35-10, 1. 6-8.
5, domingo: Is 11, 1-10; Rm 15, 4-9; Mt 3, 1-12.

Santoral

1 de diciembre: San Eloy (s. VII)

Un santo curioso el que hoy celebramos: patrono de los joyeros y orfebres, vivió toda su vida rodeado del favor de los reyes, gracias a su extraordinaria habilidad orfebrística, y sin embargo, terminó sus días nada menos que de obispo. Pero vayamos por partes. Nació Eloy en la Francia del s. VII, de una familia sencilla, y ya desde pequeño se mostró como todo un manitas.

Por eso, con 20 años, se presentó en la corte del rey con ganas de trabajar allí, lo que le fue muy fácil en cuanto presentó algunos de sus trabajos. De sus manos salían coronas, pulseras, collares y hasta un trono real, bueno dos: uno el que le encargaron y otro de regalo, como el 2x1 de algunos supers. Como gozaba de gran estima fue nombrado superintendente de la casa real de moneda (algo así como el jefe del banco de España).

Pero Eloy no es santo sólo por ser modelo de honradez sino por que, encima, tenía un gran corazón, y esto lo sabían todos los pobres que se acercaban a palacio a pedirle ayuda. La ocupación favorita de Eloy era ir al mercado de esclavos y comprar todos los que pudiese, para liberarlos después. Tan apreciado era que, aún siendo un cristianito de a pie, fue elegido por el pueblo y el clero de Noyón, como su obispo, cargo que ocupó hasta su muerte.

Era mejor orfebre que predicador, pero la gente lo seguía porque era un encanto de persona, que quizás sea más importante que saber hablar bien.

Los santos de la semana

29, lunes: Saturnino, Sisinio, Filomeno, Blas.
30, martes: Andrés A., Maura Justina, Constancio.
1, miércoles: Edmundo C., Roberto Sothwell, Lucio, Casiano, Ananías.
2, jueves:Bibiana, Eusebio, Marcelo, Hipólito.
3, viernes: Francisco Javier, Sofonías, Claudio, Hilaria.
4, sábado: Juan Damasceno, Pedro Crisóstomo, Félix.
5, domingo: Mauro, Sabas, Anastasio, Crispina.


Contraportada

El ministro italiano considera indispensable explicar a los europeos el principio de no discriminación

Rocco Buttiglione: "Intentar abolir la distinción entre el bien y el mal sería un nuevo totalitarismo"

El ministro italiano de Política Comunitaria, Rocco Buttiglione, ha estado estos días en Madrid para participar en el VI Congreso Católicos y Vida Pública, organizado por la Fundación Universitaria San Pablo-CEU.

En esta entrevista, concedida a Veritas durante el mencionado Congreso, el ministro hace un interesante análisis sobre el principio de no discriminación (dejando entrever que no acaba de ser comprendido por los europeos) así como una distinción entre el juicio ético y estético de la realidad, afirmando que el abandono de éste último por parte de la Iglesia ha provocado una presentación "aburrida" del cristianismo, despojándolo de la belleza que le corresponde esencialmente.

-Teniendo en cuenta su reciente experiencia en el Parlamento Europeo, ¿le ha decepcionado la política o sigue creyendo en ella?

Rocco Buttiglione: Decepcionado ¿por qué? La política es una idea, es una lucha para la afirmación de valores y para la defensa de los intereses fundamentales de todos. En esta lucha algunas veces se vence y algunas veces se pierde y es necesario aprender a vencer sin exaltación y perder sin decepción.

Éste es un caso un poco particular porque es un caso en que hubo discriminación, hubo una acción contra las reglas de la política, una transgresión contra las reglas del estado liberal y democrático, pero hay que contestar en el terreno de la política, es decir, explicando a la gente, hablando con la gente.

La fuerza de la política es la gente, es la gente que debe entender, que debe movilizarse y que debe crear las condiciones para que una cosa así no pueda repetirse, y para que todos los ciudadanos europeos tengan los mismos derechos, sin discriminación por razón de conciencia y de religión, ni por otras razones, naturalmente.

-¿Qué espacio deja esta Constitución a los cristianos, a la libertad de los cristianos para actuar?

Rocco Buttiglione: Creo que deja un gran espacio. No es la mejor Constitución posible, abstractamente, teóricamente, pero es la mejor Constitución que puede juntarnos a nosotros los europeos hoy, en esta Europa.

Creo que es importante explicar algunas partes de la Constitución, especialmente el principio de no discriminación, que no significa que no tengo el derecho de pensar éticamente que, por ejemplo, la homosexualidad es mala; pero significa que en la esfera pública tú tienes el derecho de equivocarte y aunque yo piense que tú te equivocas, estoy dispuesto a dar mi vida para que tú puedas equivocarte. Porque hacer las cosas justas no por causa de tu libertad, sino por una imposición, no tiene valor moral positivo sino negativo. Si quiero que tú puedas encontrar la libertad, tengo que dejarte libre, esa es la idea liberal-democrática de la no discriminación.

Hay otra idea que es muy peligrosa, es una especie de totalitarismo suave que significa que tú no tienes el derecho de pensar en la esfera ética y religiosa, que nadie tiene el derecho de pensar que una cosa sea buena o mala, eso significa que pensamos abolir a través de la política la distinción entre el bien y el mal en nuestra moral, eso sería realmente un nuevo totalitarismo. Es muy importante explicar que esto no es lo que está en la Constitución europea.

La Constitución europea no dice esto, la Constitución tiene una visión de la no discriminación que es la visión clásica, liberal-democrática, que tiene en su raíz la idea cristiana de que el hombre tiene su camino hacia Dios, y tiene la libertad, porque sin libertad no puede ir por su camino.

Mi maestro, Augusto del Noce decía siempre que la verdad es lo que nadie puede pensar por ti, tienes que pensarlo tú.

-¿Nos puede haber pasado a los católicos que seamos bastante correctos en el juicio ético y que hayamos sin embargo abandonado la estética, la presentación de esa belleza moral?

Rocco Buttiglione: Yo era un gran amigo de Urs von Balthasar, él ha escrito un libro fundamental "Ehrlichkeit", exactamente sobre este tema, dice que la Iglesia traicionó al hombre moderno al no saberle explicar que el cristianismo es belleza, la belleza es la introducción en la ética. Así, mucha gente, especialmente los jóvenes, pensaron que el cristianismo puede ser justo, puede ser verdadero, pero es aburrido.

Yo personalmente estoy sellado en mi experiencia personal, por haber encontrado un cura, Luigi Giussani, que me explicó exactamente lo contrario, dejemos a un lado que el cristianismo sea verdad o no, pero es apasionante, es la historia más apasionante del mundo. La belleza es un poco el método teológico de von Balthasar, la belleza como introducción a la verdad, porque es raro, no son la misma cosa, pero tendrían que caminar juntas.

Futuro de Europa

-¿Hacia dónde le parece a usted que se dirige Europa como comunidad humana, más que como comunidad económica o política, como comunidad de hombres y de valores?

Rocco Buttiglione: Europa no se dirige a ningún fin, Europa va donde la conducimos nosotros. Podemos seguir no teniendo hijos, no teniendo familia, creando una multitud, no una comunidad, de hombres aislados, y en este caso, Europa va a desaparecer de la historia, en pocas generaciones los europeos no existirán más.

La otra posibilidad es que Europa encuentre nuevamente sus raíces, es como el hombre: un hombre tiene un padre y una madre, no puede vivir en la profundidad, no puede movilizar las energías profundas de su ser sin una confrontación con su padre y su madre; puede ser una confrontación difícil, con choques, líos, reconciliaciones, pero si uno pone entre comillas su raíz, va a vivir en una superficialidad en la que no puede movilizar nada, ni por el bien, ni por el mal.

Yo pienso que Europa está aquí, podemos elegir esta superficialidad, el nihilismo (no el nihilismo trágico de Nietzsche, el nihilismo cómico de Gianni Vattimo) y nos acabamos; o podemos tener el coraje para encontrarnos con nuestra raíz, y en este caso, estamos en el futuro.

Véritas


Noticias de América latina

http://www.aciprensa.com



Return to Camino