Iglesia en camino

 

Semanario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz (España)

E-Mail: iglenca@jet.es

Edición electrónica: http://www.christusrex.org./www1/camino/camino.html

Número 415. 25 de noviembre de 2001

Director: José María Gil

Redactor Jefe: Juan José Montes

 


Portada

El Rey agradece a la Iglesia su labor

Juan Carlos I visitó la sede de la Conferencia Episcopal Española

Su majestad el Rey visitaba el pasado martes la sede de la Conferencia Episcopal Española, donde tuvo la oportunidad de saludar a todos los obispos que esta semana han celebrado Asamblea Plenaria.

Juan Carlos I expresó su agradecimiento a la Iglesia española por su labor en múltiples frentes y animó a los obispos a conciliar la historia de la Iglesia con el ofrecimiento de los valores que representan.

El Rey tuvo un recuerdo especial para los misioneros españoles y para el Papa; los primeros por su testimonio de servicio y Juan Pablo II por ser un hombre constructor de la paz y sembrador de esperanza, del que ha recibido "aliento y orientación" .

Previamente, el presidente de la Conferencia Episcopal, el Cardenal Antonio María Rouco, daba la bienvenida al Rey y le agradeció su labor en asuntos relacionados con la Iglesia a lo largo de sus veinticinco años al frente de la Corona.


Editorial

Servicios de alto riesgo

Comentamos con estremecimiento el asesinato cruel de cuatro corresponsales de guerra, en Afganistán, entre ellos nuestro compatriota Julio Fuentes, periodista del diario "El Mundo". Unas muertes en acto de servicio, pero no como combatientes, sino como testigos valerosos, al servicio de la información mundial.

Para cuantos entendemos la información como un derecho y un deber en la sociedad moderna, que nos ayuda a ser ciudadanos más conscientes y solidarios, un servicio como este constituye para quienes lo ejercen una vocación comprometida, que incluye en su programa enormes riesgos y sacrificios, no excluida incontables veces la propia muerte.

Que millones de personas podamos estar al tanto de la hora del mundo, en momentos tan cruciales como los presentes, se debe, en última instancia, al heroísmo de unos o unas profesionales, de gran compromiso moral.

Justo es agradecérselo, a los corresponsales de guerra y a otros servidores excepcionales de la sociedad, como lo son también los desactivadores de artefactos, de minas, los bomberos, y, en general, los cuerpos de seguridad del Estado, en cuyo código ético figura el jugarse el tipo a cada paso, con toda naturalidad. Extensivo todo esto a los profesionales de la sanidad en clínicas de urgencia, o los transportistas nocturnos que facilitan nuestros suministros más indispensables.

Todos vivimos de todos, en especial, de unos pocos, que lo arriesgan todo por sus semejantes. No es tan malo nuestro mundo como parece, y siempre hay gentes que, apuntalando nuestras creencias nos enseñan a vivir con dignidad.

 


Documentos eclesiales

Manifiesto final del congreso "La familia, esperanza de la sociedad"

El pasado fin de semana se celebraba en Madrid un Congreso bajo el lema "Familia, esperanza de la sociedad", al que asistían dos mil personas, entre ellas una representación de seis matrimonios y dos sacerdotes de la diócesis de Mérida-Badajoz. En él se abordaron los problemas y las preocupaciones de la familia en la actualidad. A continuación ofrecemos íntegramente las conclusiones de este Congreso.

Al finalizar el Congreso Nacional "La familia, esperanza de la sociedad", promovido por el Pontificio Consejo para la Familia, y organizado por la Conferencia Episcopal Española con la Archidiócesis de Madrid, las familias participantes en el mismo queremos expresar la gratitud que rebosa en nuestros corazones:

Gratitud por el pontificado de Juan Pablo II, el Papa de la familia. Gratitud a los obispos españoles, que nos han regalado este año la estupenda instrucción pastoral "La familia, santuario de la vida y esperanza de la sociedad". Renovamos nuestra fe en la familia, el máximo bien social, y mostramos nuestra gratitud a todos los que contribuyen calladamente a que la familia continúe siendo generadora de la civilización de la justicia, la vida y el amor. Nuestra esperanza está en la familia.

Reconocemos que la familia es la comunión de personas que brota del matrimonio natural, alianza indisoluble entre un varón y una mujer, comprometidos públicamente en el proyecto de formar un hogar donde pueda germinar el don de la vida de los hijos. La fidelidad renovada a este compromiso -conforme al plan del Creador, válido para toda la humanidad- contribuye al bien de los cónyuges, de los hijos y de la entera sociedad.

Jesucristo, plenitud de lo humano, vigoriza el amor de los cónyuges cristianos y, en el sacramento del matrimonio les regala la capacidad de entregarse el uno al otro con la misma caridad con que Él ama a su Esposa, la Iglesia. Esta buena nueva del amor de los esposos cristianos, como participación y testimonio del mismo amor total de Cristo, es la fuente de la nueva evangelización en el ámbito del matrimonio y de la familia para beneficio de toda la sociedad.

Reconocemos, además, que la familia es como la célula del entero organismo social. La familia sana hace posible la salud y el vigor de toda la comunidad civil. La familia enferma, por el contrario, desintegra y desvertebra el conjunto de la sociedad. La familia armónica es como el hábitat o ecosistema del ser humano: la cuna, casa y escuela de la vida humana.

Donde acaba la familia comienza la soledad y la marginación. La familia, por su amor a cada persona concreta, es el más importante bien social. La familia, como corazón de la sociedad, se halla en la entraña del bien común que debe ser protegido y promovido.

Denunciamos la falta de políticas familiares justas y adecuadas en nuestra sociedad española. La causa de ello son graves errores y reduccionismos antropológicos: una concepción individualista y relativista que no comprende el nexo entre libertad y comunión en la verdad del bien de las personas; una concepción materialista, que se preocupa casi exclusivamente por el bienestar material y excluye de la vida social la búsqueda de los valores y dimensiones de trascendencia.

Afirmamos que la familia ha de ser reconocida en su verdadera identidad antedicha y, por tanto, como sujeto social básico, como sociedad en cierto modo soberana. La familia posee unos derechos inalienables que la sociedad y sus instituciones deben reconocer y defender. Conforme al principio de subsidiariedad o de subjetividad social, que se opone tanto al estatalismo como a la inhibición de los gobernantes, se han de crear las condiciones para que la familia despliegue su mismo ser y cumpla así su irremplazable misión humanizadora en beneficio de toda la sociedad.

Necesidades y derechos de la familia

Las condiciones para que la familia pueda existir y actuar requieren la creación de un marco jurídico y socio-económico justo. Hoy en día, por desgracia, ese marco resulta muy precario. Este marco requiere:

* Legislaciones familiares congruentes con su verdadera identidad, sin asimilar al matrimonio y a la familia otras realidades que no lo son;

* Políticas fiscales verdaderamente familiares, conforme al nivel de los países más desarrollados de la Unión Europea;

* Una política de viviendas decorosas para todas las familias, a precios asequibles, evitando la actual especulación;

* Una política social de ayudas a las familias con especiales dificultades, como la viudedad, la separación conyugal, la discapacidad, ancianidad o enfermedad de alguno de sus miembros, favoreciendo la tutela de las familias numerosas así como la reagrupación de las familias de emigrantes;

* Una política laboral que permita a los matrimonios jóvenes afrontar el futuro con sosiego, a las mujeres ser madres y cuidar de sus hijos pequeños, a los padres dedicar tiempo a la convivencia familiar;

* Una política sanitaria que favorezca la atención de los familiares enfermos tanto hospitalaria como a domicilio;

* Y, en fin, una política solidaria con las familias pobres del tercer mundo y con las personas sin familia, marginadas de nuestra sociedad, expuestas a degradaciones inhumanas como la prostitución, la drogadicción o el alcoholismo.

La baja natalidad, la peor pobreza

Denunciamos con pena la bajísima natalidad que padece nuestra sociedad española, cuya tasa se sitúa entre las inferiores del mundo entero. Este triste invierno demográfico pone de relieve la falta de esperanza que aqueja a muchas personas: no se quiere dar vida con amor generoso, porque se valora más tener cosas y disfrutar de comodidades.

Pero, además, hay que deplorar un hostigamiento y conjura contra la vida: no se crean las condiciones favorables a la paternidad y maternidad; se llega a la aberración de considerar el crimen del aborto como un derecho de la libertad individual. Afirmamos, en cambio, que las personas son el bien más valioso de la sociedad. Los hijos traen la primavera, la promesa de futuro, la esperanza y la alegría a la sociedad.

Los padres educan, la sociedad colabora

Reconocemos que la familia es la primera y principal escuela de humanidad: es la mejor e imprescindible transmisora de los valores, educadora en las virtudes, lugar donde se aprende a amar y guía en la búsqueda de la verdad. Los padres son los primeros responsables de la educación de sus hijos. Se ha de facilitar este derecho-deber educativo de los padres, para que puedan elegir los centros docentes y definir su ideario, en el respeto a su libertad de enseñanza, incluyendo la enseñanza religiosa.

Afirmamos que los padres son también los primeros responsables de la educación afectivo-sexual de sus hijos. Denunciamos la perversa infiltración en los ámbitos educativos de la "ideología del género", que pretende diseñar la sexualidad y su ejercicio al margen de los referentes de la antropología adecuada e integral.

Con diversos eufemismos, como "libertad sexual, sexo seguro, salud reproductiva", los organismos públicos, nacionales (centros docentes estatales, ayuntamientos, gobiernos autonómicos) e internacionales (Organización de las Naciones Unidas, Parlamento Europeo), propagan la promiscuidad sexual en formas aberrantes. De este modo se contribuye a una banalización de la sexualidad y, por tanto, a la destrucción de la persona misma.

La promoción de una verdadera cultura familiar se realiza mediante todas las formas de expresión de los valores humanos: científicos, éticos, relacionales, estéticos, lúdicos, etc., que elevan a las personas y comunidades a los niveles más altos y creativos de humanidad.

Los medios de comunicación social, de vital importancia en nuestra sociedad, pueden favorecer en gran medida la cultura familiar, el bien de la fidelidad y la esperanza que genera el verdadero amor. En cambio, hemos de rechazar con firmeza la exaltación de la pornografía y la promoción de las patologías de la sexualidad, contrarias a la dignidad de la persona, que contaminan las conciencias y pervierten el respeto mutuo que ha de reinar en la convivencia.

Solidaridad y familias rotas

Queremos expresar nuestra cercanía a las familias desunidas y rotas, cuyos miembros sufren con frecuencia la falta de confianza y apoyo. La violencia doméstica es, en realidad, la dolorosa excepción: una degeneración de la atmósfera de acogida cordial propia de la inmensa mayoría de nuestros hogares. En cambio, el que no tiene un hogar normalmente malvive en la intemperie y el desamor.

La resolución jurídico-social de los conflictos familiares, mediante la mediación por parte de especialistas competentes y esforzados, no ha de ser una mera facilitación del divorcio. Sentimos la necesidad de centros de verdadera orientación familiar, dirigidos a rehacer el entramado familiar y a recuperar una convivencia estable y respetuosa.

Por último, animamos a potenciar el asociacionismo familiar en sus variadas formas, para que sean las familias mismas quienes adquieran el protagonismo e iniciativa en la construcción de una sociedad verdaderamente humana. Para ello instamos con urgencia a la consolidación de un foro o plataforma nacional de las asociaciones familiares ­que integre otras plataformas similares a nivel autonómico y local­ y que agrupe a todas las personas y asociaciones de diverso tipo que reconozcan la verdad de la familia y deseen trabajar por su bien.

La familia es esperanza de la sociedad porque el compromiso de fidelidad que la origina y anima es un proyecto de custodiar la vida de las personas en el verdadero bien de la comunión. El futuro de nuestra sociedad está en su mano, puesto que la familia es promesa de plenitud humana, gestación del porvenir de vida y amor que todos queremos.

 


Centrales

El Rey pide a la Iglesia española que siga ofreciendo a la sociedad los valores que representa

Los Reyes visitaban el pasado martes, día 20, la sede de la Conferencia Episcopal Española (CEE), que celebra esta semana Asamblea Plenaria. No es esta la primera vez que los Reyes visitan la CEE, ya lo hicieron el 17 de noviembre de 1992 en el contexto de las celebraciones del V Centenario del descubrimiento y evangelización de América. En su presencia se clausuró entonces el Simposio "Primera Evangelización de América: Proceso y balance histórico", organizado por la Comisión Episcopal para el V Centenario.

En su discurso del martes ante los obispos, el Rey expresó su agradecimiento a la Iglesia española por su labor en múltiples frentes. "Encuentro en esta visita -afirmó el Monarca- un momento privilegiado para agradeceros, una vez más, vuestra dedicación generosa y perseverante -a pesar de las perplegidades y obstáculos que el tiempo nuevo presenta- a custodiar el rico patrimonio de la fe cristiana y de cultura que ha impregnado tan notablemente nuestra historia".

Seguir ofreciendo valores

El Rey animó a los obispos a conciliar esa historia con el ofrecimiento a la sociedad de los valores que representan.

En el discurso de Juan Carlos I hubo palabras de agradecimiento también "por el gran servicio que la Iglesia Católica presta en estos momentos a los españoles en campos muy diversos, particularmente en labores educativas y asistenciales, cuyas necesidades se han visto tan fuertemente acentuadas por el crecimiento de los sectores de marginación y el gran número de emigrantes venidos de todas partes. Conocemos y agradecemos la dedicación permanente y silenciosa de numerosas instituciones y de miembros de la Iglesia a estas valiosísimas tareas".

El Rey tuvo un recuerdo para los misioneros españoles y para el Papa. De los primeros dijo que "dan un admirable testimonio de servicio y solidaridad con los pueblos más necesitados de ayuda y de promoción humana" y sobre Juan Pablo II manifestó que es un hombre constructor de paz y sembrador de esperanza del que ha recibido constantemente, a lo largo de su pontificado, "aliento y orientación para nuestro camino de servicio, no siempre fácil, a España y a los españoles".

Finalmente el Rey se congratuló del marco de libertad y convivencia que se han construido los españoles con la ayuda de Dios y condenó la actividad terrorista que sufre España. Juan Carlos I terminó su discurso animando a la Iglesia española a mantenerse en su camino de servicio, "que es también servicio a España" y pidiendo a los obispos que "encomendéis nuestro pueblo a Dios y que continuéis ayudando cada día a los españoles a proseguir su andadura por caminos de unidad, de paz, de concordia y de desarrollo en la justicia".

Bienvenida de Rouco

Previamente el presidente de la Conferencia Episcopal, el Cardenal Antonio María Rouco Varela, daba la bienvenida al Rey, al que agradeció su labor en asuntos relacionados con la Iglesia a lo largo de sus veinticinco años al frente de la Corona. Rouco destacaba la renuncia del Rey al privilegio de presentación de los candidatos al Episcopado y los Acuerdos con la Santa Sede de 1979.

El presidente de la Conferencia Episcopal expresó la disposición de la Iglesia Católica en España de seguir trabajando "por la dignidad inviolable de la persona humana, el respeto y promoción de sus derechos fundamentales, especialmente el derecho a la vida, tan inicuamente conculcado por el terrorismo, por la defensa de los más pobres y débiles de la sociedad, mediante la libertad para predicar el Evangelio y testimoniarlo con obras y palabras en la vida privada y pública".

El Cardenal de Madrid recordó que "la fe cristiana ha hecho nacer y ha mantenido el arte que ennoblece nuestras catedrales y monasterios y que custodian hasta las más pequeñas iglesias rurales" y que ha sido creativa en universidades y centros de cultura, inspirando a nuestros autores clásicos y nuestros grandes músicos, dando forma también a muchas de las tradiciones del pueblo español. Rouco destacó también que la caridad cristiana "ha sido fecunda en múltiples iniciativas carismáticas e institucionales a lo largo de los siglos y continúa hoy prestando sus desvelos a favor de los más necesitados de la sociedad".

Actividad de la Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española

Los obispos españoles se han reunido en Madrid, en la que ha sido la LXXVII Asamblea Plenaria. En esta Asamblea la Secretaría General de la CEE ha presentado a la aprobación de la Asamblea Plenaria el nuevo Plan Pastoral de la Conferencia Episcopal para el trienio 2002-2005.

La Asamblea ha debatido también un amplio capítulo de temas económicos, en concreto, los Balances del año 2000, los Criterios de constitución y distribución del Fondo Común Interdiocesano y los Presupuestos de la CEE y de sus instituciones y organismos para el 2002.

La Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis presentaba un borrador de documento titulado "Plan de formación sistemática complementaria de los Profesores de Religión y Moral Católica".

Por su parte, la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social, ha presentado tres grandes ponencias sobre "La presencia y pastoral de la Iglesia en las Comunicaciones Sociales al comienzo de un nuevo milenio". Dichas comunicaciones han sido preparadas por tres equipos integrados por obispos, periodistas, profesores universitarios y pastoralistas, entre ellos don Antonio Montero.

Como es habitual, los Obispos han dedicado también parte de su tiempo a conocer las actividades y proyectos de las Comisiones Episcopales y del Fondo "Nueva Evangelización".

Durante esta Asamblea Plenaria, ha habido un encuentro entre los Obispos y la Junta Directiva de "Manos Unidas". Asimismo el Obispo Director en España de Obras Misionales Pontificias, Monseñor Francisco Pérez González ha informado sobre el organismo. También presentó un informe a los Obispos en esta Asamblea Plenaria el Rector Magnífico de la Universidad Pontificia de Salamanca, don Julio Manzanares Marijuan.

Por su parte, Monseñor Elías Yanes, representante de la CEE en la Comisión de Episcopados de los países de la Unión Europea (COMECE) introdució el diálogo sobre el tema titulado "Quehacer de la Iglesia en el proceso de reforma de las instituciones de la Unión Europea". Dicho tema está siendo también estudiado por otros episcopados de la Unión Europea.

 

El Papa convoca una jornada de oración de líderes religiosos por la paz

Invita en particular a los musulmanes a encontrarse en Asís el próximo 24 de enero

Juan Pablo II ha vuelto a sorprender a la opinión pública mundial convocando un encuentro de representantes de las religiones para rezar por la paz, en estos momentos de grave inestabilidad mundial desencadenados por los ataques terroristas del 11 de septiembre.

La cita, según anunció el pontífice en su tradicional encuentro dominical con los peregrinos en la plaza de San Pedro del Vaticano, tendrá lugar en Asís, el próximo 24 de enero, es decir, cuando se cumplan exactamente quince años del anuncio del primer encuentro de la historia de estas características, que se celebraría después el 27 de octubre de 1986, también en la ciudad de san Francisco. En aquella ocasión, casi todas las facciones involucradas en conflictos depusieron las armas durante veinticuatro horas. Asimismo, el obispo de Roma propuso a los católicos de todo el mundo observar un día de ayuno y oración para rezar por la paz el 14 de diciembre próximo.

"El escenario internacional sigue turbado por preocupantes tensiones -comenzó constando el Santo Padre al dirigirse a los peregrinos-. No podemos dejar de recordar los duros sufrimientos que han afligido y que siguen afligiendo a nuestros hermanos y hermanas del mundo".

Un día de ayuno

El sucesor de Pedro hizo una breve lista de los dramas que ha presenciado el mundo en las últimas semanas: "miles de víctimas inocentes en los gravísimos atentados del 11 de septiembre; innumerables personas obligadas a abandonar sus casas para afrontar lo desconocido y en ocasiones la muerte cruenta; mujeres, ancianos y niños expuestos al riesgo de morir de frío y hambre".

Presentó la fecha del 14 de diciembre como un "día de ayuno en el que [los católicos] recen con fervor para que Dios conceda al mundo una paz estable, fundada en la justicia, y nos permita encontrar adecuadas soluciones a los muchos conflictos que angustian al mundo".

Asimismo, propuso, "aquello de lo que nos privaremos con el ayuno puede ser puesto a disposición de los pobres, en especial de quien sufre en este momento las consecuencias del terrorismo y la guerra".

A continuación invitó "a los representantes de las religiones del mundo a venir a Asís el 24 de enero de 2002 a rezar por la superación de las contraposiciones y por la promoción de la auténtica paz".

En particular, musulmanes

"Queremos encontrarnos juntos en particular, cristianos y musulmanes -especificó-, para proclamar ante el mundo que la religión no deben ser nunca motivo de conflicto, de odio y de violencia. Quien acoge verdaderamente en su interior la palabra de Dios, bueno y misericordioso, no puede excluir del corazón toda forma de odio y enemistad".

El Papa Wojtyla justificó su iniciativa afirmando que "en este momento histórico, la humanidad necesita ver gestos de paz y escuchar palabras de esperanza".

"Es urgente que una invocación común se eleve con insistencia desde la tierra hasta el Cielo para implorar del Omnipotente, en cuyas manos está el destino del mundo, el gran don de la paz, presupuesto necesario para todo compromiso serio al servicio del auténtico progreso de la humanidad", dijo al concluir poniendo en manos de la Virgen María el éxito de esta iniciativa.

Zenit

 

La diócesis de Plasencia prepara su Sínodo diocesano

Se han creado cuatro comisiones de trabajo

La Iglesia diocesana de Plasencia continúa su labor preparatoria del Sínodo diocesano convocado el 17 de junio pasado por el obispo don Carlos López Hernández.

La finalidad de esta convocatoria es aplicar en la Iglesia diocesana las orientaciones de la Carta Apostólica "Novo Millennio Ineunte" (Al comienzo del nuevo milenio) y disponer así a la diócesis placentina para la más adecuada forma de presencia y de acción evangelizadora en las nuevas circunstancias que atraviesa la sociedad en nuestro tiempo y en el inmediato futuro.

Así pues, todos los miembros que conforman la Iglesia Diocesana de Plasencia trabajan en ese "camino" que les llevará unos tres años de trabajo. En estos momentos el proceso se encuentra en una fase "preparatoria" en la que se están recogiendo datos sobre la realidad de la Diócesis y se consulta a los distintos miembros diocesanos las cuestiones más urgentes que se deberían tratar. Es una fase educativa, de reflexión y renovación de la fe y el testimonio cristiano. Y es, además, el momento de dar a conocer, sensibilizar y comprometer a la mayoría de los fieles en el trabajo común, en la implicación de toda la comunidad diocesana en el desarrollo de esta tarea encomendada por el Episcopado.

Cuatro comisiones

Dos son los objetivos marcados a la hora de comenzar a "caminar juntos". Por un lado el fortalecimiento de la fe personal mediante la elaboración de acciones pastorales orientadas a la formación de los fieles. El segundo de estos objetivos es complementario al primero: testimoniar la fe mediante la acción evangelizadora, pues de nada sirve vivir la fe si no se comunica, si no se comparte.

Estos objetivos se materializan en el trabajo de las cuatro comisiones de trabajo que ya están en marcha y en plena labor. Una comisión Teológico Pastoral encargada de las líneas generales y a la vez más profundas que marcarán este "caminar conjunto". Es, además, la encargada de recoger mediante una encuesta las necesidades y deseos que acerca del sínodo tienen los fieles de la Iglesia diocesana placentina. Una comisión Canónica que en estos momentos ya tiene un borrador del reglamento que regirá el Sínodo diocesano. La tercera de las comisiones es la de Liturgia que está trabajando sobre la oración y el himno oficial del Sínodo. Asimismo, está trabajando en tres celebraciones especiales para los domingos de enero a través de las cuales se intenta sensibilizar a la comunidad diocesana de la importancia del acontecimiento y de invitar a todos los miembros a participar y vivirlo. Por último está la comisión de Información, transversal al resto y que es la encargada de reflejar y comunicar hacia el interior y hacia el exterior la marcha de los trabajos. A ella le incumbe también la labor de acercar el Sínodo a todos y cada uno de los miembros de la sociedad diocesana.

"La mies es mucha y los obreros pocos..." Mucho es el trabajo que hay que hacer en estos primeros años del Tercer Milenio, pero los obreros que están en él son firmes y están decididos para llegar hasta el final y para y recogiendo por el camino aquellos que son y se sienten Comunidad.

 


Información diocesana

Asamblea diocesana: esta semana se desarrolla la convivencia entre los dos bloques de contenido

Los grupos finalizaron la reflexión en torno a los temas de la contemplación

La Asamblea diocesana, que daba comienzo el pasado mes de octubre, continúa su proceso.

Los grupos parroquiales ya han agotado los cuatro primeros encuentros marcados en el programa referidos a la contemplación: del 22 al 28 de octubre se desarrollaba el primer encuentro "Tu rostro buscaré, Señor", del 29 de octubre al 4 de noviembre el tema de reflexión era "Yo estoy con vosotros", del 5 al 11 de noviembre el tema propuesto era "Tu palabra me da vida" y del 12 al 18 de este mes "Con nosotros está". Estos temas tenían como objetivo cultivar la experiencia de Dios.

Después, la misión

A partir del 26 de noviembre se llevará a cabo la convivencia que precede al segundo bloque de contenidos, en torno a la misión.

Posteriormente, a partir del 10 de diciembre continuará el trabajo en los grupos de reflexión. El primer encuentro de reflexión del segundo bloque, entre el 10 y el 16, lleva por título "Tras las huellas de Dios", la segunda, entre el 7 y el 13 de enero "Reavivar el impulso de los orígenes", la tercera, del 14 al 20 "Dar razón de nuestra Esperanza" y la última, entre el 21 y el 27 de enero "Construir un hogar eclesial misionero y contemplativo".

Una vez agotados los ocho encuentros de reflexión en los distintos grupos parroquiales, el 23 de febrero se reúnen las asambleas parroquiales y posteriormente, el 16 de marzo, las arciprestales. Las fechas marcadas para la Asamblea diocesana son el 25 de mayo y el 1 de junio.

La clausura tendrá lugar el 8 de junio, coincidiendo con el décimo aniversario del Sínodo pacense de 1992.

 

Homenaje en Mérida al padre salesiano don Silverio Barreña Luis

La comunidad salesiana de Mérida, así como los alumnos, antiguos alumnos y conocidos, del salesiano don Silverio Barreña Luis le tributaron en días pasados un sentido homenaje en reconocimiento a sus muchos años de servicio y con motivo de sus bodas de diamante como sacerdote.

Los actos consistieron en la celebración de la eucaristía presidida por don Silverio, acompañado por la comunidad salesiana de Mérida y por el Vicario General de la diócesis, don Amadeo Rodríguez Magro. Tras la Eucaristía, se celebró una comida donde se le entregó al homenajeado un pequeño detalle.

Don Silverio lleva alrededor de 30 años en Mérida y son muchas las personas que lo han conocido y lo aprecian.

 

Canonización de Paula Montal, fundadora de las Escolapias

El Papa canonizará este domingo a Paula Montal de San José de Calasanz, fundadora de las Escolapias, una congregación religiosa que cuenta en nuestra diócesis con un colegio en Mérida, ciudad a la que llegaron hace cincuenta años.

Esta religiosa había sido beatificada por Juan Pablo II el 18 de abril de 1993.

Paula Montal nació en Arenys de Mar (Barcelona) en 1799. Sensible a la realidad de su tiempo constató que a la sociedad y a la Iglesia les faltaba la cooperación de la mujer con una adecuada formación humano-cristiana y cultural, dado el papel que la nueva sociedad industrial le asignaba. De esa percepción se derivó toda su labor como fundadora y como religiosa.

 

Don Antonio Chorot, canónigo honorario

El sacerdote don Antonio Chorot Ortiz de la Tabla, Canciller-Secretario de la Curia de Justicia del Arzobispado de Mérida-Badajoz, ha sido nombrado Canónigo Honorario de la Santa Iglesia Catedral de Badajoz.

Don Antonio Chorot ha ejercido su ministerio en Almendralejo como coadjutor de la parroquia de la Purificación y durante más de treinta años fue capellán de los Hogares Provinciales. Desde 1981 hasta 1995 ocupó el cargo de Vicecanciller de la Curia diocesana.

 

Presentado un libro sobre la historia de Puebla de la Calzada

La Casa de la Cultura de Puebla de la Calzada acogió el pasado día 17, la presentación del cuarto libro de la colección Historia que edita el Ayuntamiento de esta localidad bajo el título "La villa de Puebla de la Calzada (años 1494-1605). Una visión de su estructura social, económica, administrativa y religiosa." cuyos autores son don Pablo Iglesias Aunión y don Manuel García Cienfuegos.

La obra desarrolla un núcleo temático que recae en las instituciones eclesiásticas aparecidas en Puebla de la Calzada desde el Medioevo hasta bien entrada la Modernidad.

Cabe destacar la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Encarnación, con una detenido análisis de su evolución arquitectónica, imágenes, ornamentos y altares. Igualmente se estudian cofradías, capellanías y obras pías en Puebla de la Calzada.

 

Encuentro del Clero Joven diocesano

El clero joven de la diócesis de Mérida-Badajoz fue convocado para celebrar su primer Encuentro del curso en la Casa de Oración de Villagonzalo. Acudieron 12 sacerdotes, que estuvieron acompañados por el Arzobispo don Antonio Montero, por el Vicario General, don Amadeo Rodríguez y por el Delegado del Clero, don Gabriel Cruz.

 


Al paso de Dios

A vueltas con los pobres

El título puesto a este artículo podría dar la impresión de que su contenido va a ser una acusación contra aquellos que hablan y hablan de los pobres y nunca hacen nada por ellos. No es esa, sin embargo, mi intención, aunque si vale para modificar actitudes, mejor que mejor. Si he titulado así, es para destacar que los pobres son destinatarios de una permanente preocupación de la Iglesia: cómo servirles en todas sus necesidades.

Hay asuntos que si no estamos siempre sobre ellos, se olvidan rápidamente; e identificar a los pobres en la diversidad de necesidades, porque a cada uno de ellos hay que servirles puntualmente ("Tuve hambre y me diste de comer...") ha de ser una tarea permanente. Si no andamos a vueltas con los pobres, no lo andamos con Jesús. Ellos son la medida del grado de nuestro compromiso: no somos buenos cristianos y tenemos una visión parcial de la fe, si no nos ocupamos de los pobres, como nos hace ver Juan Pablo II en Novo Millennio Ineunte (Al comienzo del Nuevo Milenio) al poner de relieve que en el servicio a los pobres la Iglesia comprueba su fidelidad a Jesucristo no menos que en la confesión íntegra de las verdades de la fe.

La ortodoxia de la caridad ha de ser efectiva; la confesión de fe desde el rostro de los pobres ha de llevar al servicio generoso y solidario de cada cristiano según sus posibilidades: unos pondrán su contribución, otros su tiempo y dedicación, otros quizás puedan ofrecer su vida y su entrega total. Todos pondrán lo mejor de si mismos, desviviéndose por los pobres, como reflejo del amor condescendiente y providente de Dios.

Amadeo Rodríguez Magro
(amadeo.vgeneral@planalfa.es)

 


Liturgia del domingo

Celebramos la solemnidad de Jesucristo, Rey del Universo

Palabra de Dios

 

Segundo libro de Samuel 5, 1-3

En aquellos días, todas las tribus de Israel fueron a Hebrón a ver a David y le dijeron:

- Hueso tuyo y carne tuya somos; ya hace tiempo, cuando todavía Saúl era nuestro rey, eras tú quien dirigías las entradas y salidas de Israel. Además el Señor te ha prometido: "Tú serás el pastor de mi pueblo Israel, tú serás el jefe de Israel".

Todos los ancianos de Israel fueron a Hebrón a ver al rey, y el rey David hizo con ellos un pacto en Hebrón, en presencia del Señor, y ellos ungieron a David como rey de Israel.

Salmo 121, 1-2, 4-5

R. Vamos alegres a la casa del señor.

¡Qué alegría cuando me dijeron:
"Vamos a la casa del señor"!
Ya están pisando nuestros pies
tus umbrales, Jerusalén.

Allá suben las tribus,
las tribus del Señor,
según la costumbre de Israel,
a celebrar el nombre del Señor;
en ella están los tribunales de justicia,
en el palacio de David.

Carta de san Pablo a los Colosenses 1, 12-20

Hermanos: Damos gracias a Dios Padre, que nos ha ha hecho capaces de compartir la herencia del pueblo santo en la luz. Él nos ha sacado del dominio de las tinieblas, y nos ha trasladado al reino de su Hijo querido, por cuya sangre hemos recibido la redención, el perdón de los pecados. Él es imagen de Dios invisible, primogénito de toda criatura; porque por medio de Él fueron creadas las cosas: celestes y terrestres, visibles e invisibles, Tronos, Dominaciones, Principados, Potestades; todo fue creado por Él y para Él.

Él es anterior a todo, y todo se mantiene en Él. Él es también la cabeza del cuerpo de la Iglesia. Él es principio, el primogénito de entre los muertos, y así es el primero en todo. Porque en Él quiso Dios que residiera toda la plenitud. Y por Él quiso reconciliar consigo todos los seres: los del cielo y los de la tierra, haciendo la paz por la sangre de su cruz.

Evangelio según san Lucas 23, 35-43

En aquel tiempo, las autoridades hacían muecas a Jesús, diciendo: "A otros ha salvado; que se salve a sí mismo, si él es el Mesías de Dios, el Elegido".

Se burlaban de él también los soldados, ofreciéndole vinagre y diciendo: "Si eres tú el rey de los judíos, sálvate a ti mismo".

Había encima un letrero en escritura griega, latina y hebrea: "Éste es el rey de los judíos". Uno de los malhechores lo insultaba, diciendo: "¿No eres tú el Mesías? Sálvate a ti mismo y a nosotros".

Pero el otro lo increpaba: "¿Ni siquiera temes tú a Dios, estando en el mismo suplicio? Y lo nuestro es justo, porque recibimos el pago de lo que hicimos; en cambio, éste no ha faltado en nada".

Y decía: "Jesús, acuérdate de mí cuando llegues a tu reino".

Jesús le respondió: "Te lo aseguro: hoy estarás conmigo en el paraíso".

 

Lecturas bíblicas para los días de la semana

26, lunes: Dn 1, 1-6. 8-20; Lc 21, 1-4.
27, martes: Dn 2, 31-45; Lc 21, 5-11.
28, miércoles: Dn 5, 1-6. 13-14. 16-17. 23-28; Lc 21, 12-19.
29, jueves: Dn 6, 12-28; Lc 21, 20-28.
30, viernes: Dn 7, 2-14; Lc 21, 29-33.
1, sábado: Dn 7, 15-27; Lc 21, 34-36.
2, domingo: Is 2, 1-5; Rm 13, 11-14; Mt 24, 37-44.

 

Comentario litúrgico

I.N.R.I

LAS generaciones cristianas no han dudado en mantener en lo alto de la cruz de Cristo el letrero que mandó poner Pilato como justificación de la condena a muerte y también aprovechando la ocasión para zaherir a los judíos que le habían obligado a dictar esa sentencia injustamente.

Y desde lo alto de la cruz de Cristo hemos de acercarnos al día de hoy, Solemnidad de Jesucristo, Rey del Universo. Es la única manera correcta de entrar en el misterio del título real de Cristo que no tiene nada que ver con la condición política de los reyes de este mundo.

La liturgia de la Palabra de hoy nos da material para resaltar las dimensiones originales de la realeza de Cristo.

Ya el libro de Samuel al relatar la elección de David como rey recuerda la promesa del Señor: "Tú serás el pastor de mi pueblo Israel". El título de pastor era el resultado de la experiencia de Dios que tenía del pueblo de Israel y que bellamente lo expresa el salmo 22 "Tú eres mi pastor " y el mismo Jesús se lo apropia en la conocida alegoría del Buen Pastor. Este título está lleno de encanto, suscita confianza y pide entrega. Está claro que nos orienta en nuestra reflexión.

San Pablo presenta la obra de Dios Padre que nos ha sacado de las tinieblas y nos ha trasladado al reino de su querido Hijo.

San Lucas nos ofrece un texto que presenta la ambivalencia del titulo real de Cristo: es un rey que deja que se mofen de Él tanto la autoridades como la soldadesca que se encontraban junto a la cruz y, sin embargo, manifiesta su peculiar poder salvífico: "Te lo aseguro: hoy estarás conmigo en el paraíso". El suyo es un reino de amor que no manda sino que nos espera.

Antonio Luis Martínez

 

Santoral

27 de noviembre: beato Ramón Llull (1232-1316)

Un mayorquín de la recién conquistada isla, es cortesano, buen poeta. Nuestro buen Ramón casa con Blanca Picany y tiene dos hijos. Se trata de una familia caballeresca y frívolamente aristocrática. Pero... a Ramón le parece ver a Cristo crucificado y se siente llamado a una empresa sobrehumana: intentar la unión de la Iglesia de Oriente con la de Occidente para, ortodoxos y católicos juntos, procurar la conversión de judíos y musulmanes. Es ahora cuando, a sus treinta años, viaja incansablemente por Europa primero y Oriente después, teorizando en la forma discursiva del mundo musulmán.

Buen conocedor de las claves filosóficas de Oriente, nuestro hombre consigue del Rey Jaime II la fundación de un colegio para que los misioneros aprendan árabe y hebreo, con el fin de dialogar en las culturas mediterráneas desde Chipre hasta Argelia pasando por Atenas.

Tras ser encarcelado en Bujía, tendrá tiempo de vivir una vejez llena de sabiduría, produciendo una ingente cantidad de escritos: poesía, novela, teología, filología...¡Qué pena que hombres como este hayan sido excepcionales! ¡Cuánto más le hubiese valido al Mediterráneo el diálogo culto y teológico y no el enfrentamiento étnico y religioso! El mar que ha acrisolado las culturas no puede entender de guerras santas, pues éstas sólo tienen lugar cuando existe mala fe. Que quede claro.

Manuel Amezcua

Los santos de la semana

26, lunes: Siricio, Alipio, Silvestro Gozzolini, Tomás Dinh, Juan Berchman.
27, martes: Facundo, Primitivo, Valeriano, Virgilio, Ramón Llull.
28,miércoles: Papiniano, Mansueto, Andrés Trán, Catalina Labouré.
29, jueves: Saturnino, Filomeno, Iluminada, Dionisio y Redentor.
30, viernes: Andrés, Mirocles, Cutberto Mayne.
1, sábado: Castricio, Florencia, Leoncio, Eulogio, Edmundo.
2, domingo: Habacuc, Bibiana, Silverio.

 


Contraportada

Muchos inmigrantes, alcohólicos y toxicómanos se ven tirados en la calle

Este domingo se celebra el Día de los "sintecho"

Este domingo se celebra el "Día de los sintecho" con el lema '¿Hasta cuándo este plan?'. En nuestro país muchas personas se ven tiradas en la calle por diversos problemas, desde económicos hasta laborales, familiares o todos al mismo tiempo. En la diócesis de Mérida-Badajoz hay tres centros para transeúntes uno en Mérida, el Padre Cristobal, otro en Almendralejo, el San Roque y otro en Badajoz, el Centro Hermano. Por todos ellos han pasado este año 1.460 personas, de ellas 177 mujeres. En total, los tres centros han proporcionado 15.802 estancias y 46.206 comidas. Los extranjeros atendidos fueron 533, la mayoría de Portugal, Marruecos y Europa del Este. Las problemáticas más frecuentes son las toxicomanías, el alcoholismo y las derivadas de la inmigración.

 

El Día de los "sintecho" pretende demandar este año un plan estatal específico para estas personas. Según Juan de Mata, responsable del Proyecto Diocesano Transeúntes, en nuestra diócesis existen 80 plazas para "sintecho". El centro de Almendralejo tiene capacidad para 12 personas, el de Mérida para 28 y el de Badajoz para 40. Por su parte, Teresa Castellano, responsable del Centro Hermano, destaca que, como las características de los centros son distintas, los datos de cada uno también lo son. "Este año, desde enero hasta finales de octubre, llevamos 1.460 personas distintas que han pasado por los 3 centros que, en total, suponen 1.765 acogidas, repartidas así: 803 en el centro Hermano, 4.267 en el Padre Cristóbal y 536 en el San Roque.

El perfil ha cambiado

El perfil de las personas que pasan por estos centros ha cambiado bastante. Teresa Castellano declara que "según constatamos ya el año pasado cuando presentamos el libro 'La acción social con las personas sin hogar en España', ahora pasan muchas más personas que tienen problemas de alcohol, personas con problemas de drogas, muchísimos inmigrantes o extranjeros de la Unión Europea y también personas con enfermedades mentales. Ha aumentado el número de mujeres; también la edad se ha rebajado, ya que antes el transeúnte era normalmente una persona mayor y ahora, sin embargo, la edad se ha rebajado. Teresa destaca sobre todo el número de personas extranjeras. "Por el 'Centro Hermano' es por donde más extranjeros pasan debido a la proximidad con Portugal, que hace que mucha gente vaya a buscar trabajo al país vecino y al no encontrarlo vuelva para acá".

De tres años para acá se ha notado el fenómeno de la inmigración y han variado los países de procedencia; antes venían mucho del norte de África y, sin embargo, ahora vienen sobre todo de Europa del Este y de Sudamérica. En general, los marroquíes tienden a no acudir tanto a los centros porque su sentido de pertenencia a la familia o al grupo social es muy fuerte y rápidamente se reagrupan en pequeñas comunidades.

A la pregunta de si la asistencia a estos centros hubiese disminuido de no ser por los grupos de extranjeros, Teresa responde que "nosotros notamos que si no fuera por las nuevas problemáticas, el inmigrante, el drogradicto..., el sin hogar estricto, que se llamaba antes, es mucho menor, hay menos gente sin hogar, es decir, hay menos gente con el único problema de carecer de una vivienda, y más con problemáticas asociadas que los llevan a estar en la calle".

Salir del pozo

Sobre el funcionamiento de los centros, Juan de Mata asegura que el de Almendralejo es un centro de corta estancia, normalmente, tres o cuatro días. Se ofrece cubrir las necesidades más básicas, desde una ducha hasta ropa, comida y una habitación. "En la diócesis hemos apostado por que los centros tengan habitaciones individuales de forma que la gente viva como en su casa, dar una sensación de hogar". Cuando un acogido con problemas expresa su intención de reinsertarse en la sociedad porque sea alcohólico, drogodependiente etc., es derivado al lugar pertinente.

Experiencia personal

Algunos jóvenes acogidos nos han contado su experiencia y las causas que los han llevado a estar en esa situación. Ángel, es un joven madrileño con problemas de alcohol. "Yo -declara- llegué a Extremadura en busca de trabajo. En el centro de transeúntes he encontrado acogida, no sólo para residir sino también para poder salir de mi problema, que es el alcohol". Ángel dice que el alcohol lleva a mucha gente a verse en la calle porque se empieza por perder el trabajo debido a que la resaca te impide llevar cierta regularidad y comienzas a faltar. "Además el dinero que coges te lo gastas en alcohol y al no llevar dinero a casa, llegan los problemas económicos y se deteriora la relación de familia. Lo primero que debes hacer es reconocer que eres adicto al alcohol, y después afrontar el problema laboral. La persona que bebe no se da cuenta de su situación, lo ve normal".

Junto a él, Kiko, un joven extremeño de 32 años, nos cuenta que su problema es la droga. "Yo -dice- he pasado varias veces por centros de acogida por mis problemas con la droga. Ahora llevo casi un mes, ya superé el 'mono' y estoy a punto de entrar en el Proyecto Vida".

J. J. Montes / M. Murillo

 


Noticias de América Latina:

http://www.aciprensa.com

 



Return to Camino