Semanario
"Iglesia en camino"

Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail:

Iglenca@jet.es

Iglenca@grn.es

Número 276.22 de noviembre de 1998

Director: José María Gil

Redactor-Jefe: Juan José Montes

 

Portada

Los laicos, corresponsables
en la tarea evangelizadora de la Iglesia

Presentado el documento "La formación integral de los laicos"

La Iglesia tiene en su punto de mira a los laicos, todos los bautizados, y el papel que a éstos les corresponde llevar a cabo tanto de puertas a dentro como de puertas a fuera. En contrapartida también los laicos son cada vez más conscientes de su derecho y obligación al mismo tiempo, de ser Iglesia que vive y transmite el Evangelio en los ambientes en los que se desenvuelve. Para ello es necesario una decidida voluntad a la que hay que sumar otros elementos como son una consonancia entre la vida y los valores evangélicos y una profunda formación que permita dar razón de la fe en medio de la increencia.

Acaba de ver la luz un documento elaborado por el Consejo Pastoral que bajo el título "La formación integral de los laicos" pretende marcar los criterios y las líneas de acción en la formación del laicado en nuestra diócesis.

Editorial

La formación de los padres

Circula ya por nuestra diócesis el documento sobre la formación integral de los laicos, preparado por el Consejo Pastoral Diocesano y aprobado por el Arzobispo. Está orientado y destinado a aquellos seglares cristianos, de uno y otro sexo, interesados en el cultivo de su fe personal y que quieren colaborar también en la misión evangelizadora de la Iglesia.

Lo que ellos consigan, en sus reuniones de grupo, en las Escuelas de agentes pastorales o en las Catequesis de adultos, redundará, cómo no?, en su vida creyente, en su entorno familiar, en el círculo de la parroquia, en su ambiente de trabajo y en sus actividades ciudadanas. Pero, querámoslo o no, estos documentos diocesanos, con su utiliad indudable, sólo suelen ser manejados por cristianos convencidos, el círculo llamado, sin tono despectivo, como de los de siempre. Han de ser estos la correa de transmisión de sus mensajes al resto de la Iglesia y de la sociedad.

Todo es poco para las carencias y necesidades que se acusan, cada día más, en nuestros ambientes cristianos y no digamos entre los más alejados de la fe y de la práctica religiosa. Por lo que sea (los factores son múltiples y harto conocidos) los padres de niños y adolescentes ejercen cada vez menos, o con mayores deficientcias, su función de educadores: trabajo de los cónyuges, omnipresencia de la tele, presiones de la calle y muchos etcéteras.

Tanto los poderes públicos como la sociedad y la Iglesia deben acudir en ayuda de los padres de familia y brindarles instrumentos y apoyo para el quehacer insustituíble de la educación de sus hijos. Bienvenidos sean, a este propósito, los Centros de orientación familiar que no han de ser tan sólo controladores de la natalidad. Bien, los consejeros de familia y bien, sobre todo, las Escuelas de Padres en sus múltiples modalidades, imbuídas de una escala de valores, humanos y cristianos.

Carta del Arzobispo

La inmensa minoría

Si mal no recuerdo, creo que fue en la dedicatoria de Juan Ramón Jiménez para una de sus obras poéticas, donde leí por primera vez esa afortunada expresión, que he visto posteriormente repetida por otros, como yo lo estoy haciendo ahora. Cierto que el Nobel de Huelva, aunque leído por muchas gentes de a pie, era, por su exquisitez, un autor para paladares selectos y no precisamente un orador de masas.

Hablar hoy de minorías, y más de minorías selectas, se toma como elitismo, cuando no como un clasismo con tufos de superioridad. Lo que mola es nivelar hacia abajo a todo quisque, reservando la idolatría para las estrellas del rock o los futbolistas de astronómicas cláusulas de rescisión. En lo demás, como diría Ortega, se detesta la excelencia, y se tiende mansamente hacia el rebaño.

He de armarme, lo confieso, de valor para valorar, aplaudir, imitar y hasta envidiar en el mejor sentido a las minorías valiosas que abren caminos, marcan el ritmo y le aportan calidades a la sociedad a la que pertenecen, y no digamos a la Iglesia de la que soy miembro y pastor. Si viviera hoy el jesuíta Padre Angel Ayala, que tanto significó en el catolicismo español del primer cuarto de siglo, principalmente como fundador de la Asociación de Propagandistas, dudo de que titulara, como entonces, su espléndido libro Formación de selectos, si bien una gran parte de sus contenidos han resistido el desgaste del tiempo. Hablaría tal vez de minorías valiosas, es decir, portadoras de valores no cotizables en bolsa.

Porque, Cómo no vamos a estimar, entre las dotes naturales, el talento, la fortaleza, la grandeza de ánimo, la anchura de corazón, el sentido del humor? Cómo dejar de admirar, entre las virtudes morales, la humildad sincera, la resistencia en las pruebas, el trabajo incansable, el talante de perdón, el despego del dinero, la ilusión sin fisuras? Y cómo no rendirse, en el mundo del espiritu, ante la fe ardiente y contagiosa, la constancia en la oración, la aceptación creyente de la cruz, la caridad sin limites, la transparencia de alma, la búsqueda incansable de Dios?Selectos, haylos, vengan de donde vinieren.

Llamados y elegidos

Decía el Cardenal de Lubac que la Iglesia es una cosa de pocos para muchos. No porque negara él la voluntad divina de salvar a todos los hombres, ni que nadie está excluído del llamamiento a la santidad, ni de las gracias para alcanzarla. Pero es que entran aquí otros componentes de la realidad humana y cristiana que nos muestran, casi con precisión estadística, cómo son muchos los llamados y pocos los elegidos. Sin enmendarle la plana al Maestro, quiero entender por no elegidos a aquellos que, en el misterio de su libertad y en las encrucijadas azarosas de este mundo, se van quedando en la cuneta del seguimiento de Jesús. Estos son acreedores al ejemplo y al servicio de los que recibieron más talentos o supieron emplearlos mejor.

No es tan sencillo situarse ante la realidad humana de las minorías de cualquier tipo, existentes en todas las sociedades. Lo que más difícil resulta es definirlas. No hablamos, por ejemplo, de las minorías parlamentarias o electorales. Estas, igual que las mayorías, se computan por la proporción aritmética de cada partido político y no hay más que decir. Un hombre, un voto. Tampoco nos referimos a los poderes económicos o políticos en cuanto tales. Pueden ser éstos unas minorías relevantes o privilegiadas, pero no por eso se convierten automáticamente en valiosas y ejemplares. Así como tampoco quedan descartadas de antemano.

Lo que intentamos cotizar aquí es la talla humana y la categoría moral de los grupos minoritarios, por el talento y la virtud de sus miembros, por sus méritos, carisma y capacidad de convocatoria. Quienes acreditan un currículum así, nada importa, sino al contrario, que se trate de profesionales brillantes, políticos de nota, empresarios triunfadores, artistas de renombre o deportistas con palmarés. Tampoco estorba, sino al revés, que desempeñen funciones importantes en la vida social o en la misma Iglesia.

Iguales, pero distintos

Donde quiera que la comunidad humana goce de buena salud, proliferan en su seno hombres y mujeres con patente de minoría, aunque a los demás ciudadanos no les cuadre esa definición. Si así fuera, ya no serían minoría. A ésta se le puede adjudicar con Juan Ramón el distintivo de inmensa, porque es incalculable su influjo sobre la ciudadanía. Dios nos ha hecho iguales a todos los hombres en la dignidad de hijos suyos, pero bastante desiguales en muchas otras cosas. Para comprobar esa regla da lo mismo una fábrica de muebles, que una Facultad universitaria; un municipio rural, que una parroquia urbana o una comunidad religiosa. Se cumple en todas partes, sin excepción, el chiste-refrán de que unos seres humanos son más iguales que otros.

Contemplar esa ley desde el complejo o la envidia resulta tan inútil como estúpido, porque sólo puede conducirnos al desánimo, al resentimiento y a la frustración. Encajar el fenómeno con deportividad, sin mengua de la autoestima y abiertos a nuestro propio proyecto vital, es ya un signo de buen sentido que nos incorpora de arranque a la importante minoría de las personas sensatas. Aún serás más minoritario-a, si eres de los que disfrutan con lo bueno de los demás: el talento, la belleza, la prosperidad, el éxito de los otros. Y aun más, si tienes por regla imitar a los mejores, sin constituirte en fotocopia de nadie.

A la inmensa minoría pertenecen los humildes (no los aduladores, no los pusilánimes, no los resignados) que en el mundo han sido. Están excluídos, en cambio, los que se cosideran a sí mismos como minoría salvífica, como un bien escaso, inflados como pavos reales. La minoría no es una cima a escalar ni un enemigo a batir. Es el resultado de la buena explotación por cada cual de los talentos recibidos de Dios; de la noble ambición de crecer hasta donde dé nuestra estatura; y de la puesta en rendimiento de cuanto somos y tenemos al servicio de los demás.

La pequeña grey

Pertenece a la inmensa minoría un señor que es esposo fiel, padre excelente, trabajador honesto, contribuyente cabal, amigo con amigos, ciudadano de su municipio y feligrés fervoroso. Añadan, añadan ustedes: una maestra competente y abnegada, un alcalde desvivido por su pueblo, tantos curas y monjas por ahí. Unidos a los sabios, a los gobernantes, a los grandes pastores del Pueblo de Dios, son ellos la punta de lanza, la potente locomotora que abre caminos de futuro a las muchedumbres anónimas. Y para Dios son el resto de Israel, la pequeña grey, el grano de mostaza y el trigo que muere como raiz de la espiga.

+Antonio Montero Moreno
Arzobispo de Mérida-Badajoz

 

Centrales

Presentado el documento
"La formación integral de los laicos"

Señala criterios de acción para la participación de los seglares en la Iglesia

El papel de los laicos en la Iglesia y su misión en la sociedad como miembros de esa iglesia son asuntos que están tomando mucha fuerza en los últimos tiempos entre las preocupaciones tanto de los obispos y sacerdotes como de los propios laicos. El modelo de Iglesia clerical, en la que el sacerdote constituía prácticamente la única voz, está dando paso, cada vez con mayor fuerza, a otro modelo basado en la corresponsabilidad de todos los bautizados, conscientes de que su bautismo les permite y los obliga a vivir de acuerdo con el Evangelio y a dar fe de lo que viven ante el resto de la comunidad cristiana y ante el mundo en el que se desenvuelve su vida y su labor profesional.

La jerarquía y los propios seglares son conscientes de los cambios profundos que ha experimentado la sociedad en poco tiempo, lo que ha llevado a plantear abiertamente que el compromiso evangelizador de los laicos no es que sea bueno o aconsejable, sino que se antoja como indispensable porque los sacerdotes no pueden llegar a todos los ambientes a los que sí llegan los laicos, ambientes que son evangelizados por éstos o se quedan sin evangelizar.

El Consejo Pastoral de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz ha elaborado un documento titulado "La formación integral de los laicos" en el que se establecen criterios y líneas de acción para una creciente preparación teológica, moral, humanista y social de los laicos en las parroquias de la diócesis.

En él se realiza un análisis de la situación actual de la región y de la Iglesia de Mérida-Badajoz. En este análisis se afirma que "el laicado de nuestra diócesis, necesitado aún de encontrar su identidad, se inhibe, a veces, con escasa capacidad de iniciativa; en parte, por falta de claridad en su misión y, en parte porque su inhibición es también fruto de un cierto protagonismo del clero...el trabajo pastoral lo realiza por impulsos y, a veces, por libre".

Tras el análisis se plantea la formación como una de las bases para la acción , una formación integral que tenga como características lo humano-afectivo, el conocimiento sólido del mensaje cristiano, la práctica y la ética en coherencia con lo que se cree y la dimensión comunitaria de la fe y el sentido de pertenencia eclesial.

El documento señala como dimensiones irrenunciables de la síntesis fe-vida lograr la realización de la persona, la toma de conciencia de que construir la comunidad es tarea de todos, construir la vida familiar como la primera experiencia de Iglesia y promover el compromiso social y político.

En su tercer apartado "La formación integral de los laicos" habla de etapas en el proceso formativo, el cuarto está dedicado a los aspectos que no deben faltar en ningún plan de formación de laicos que se realicen en la diócesis y en el quinto se hace alusión a la pedagogía. No se pasa por alto la formación en relación con la espiritualidad del laico, de lo que se ocupa el capítulo seis para finalizar con propuestas operativas.

Preocupación del Sínodo

La necesidad de impulsar la participación de los laicos en las labores de la Iglesia se puso de manifiesto claramente en el Sínodo Diocesano como tarea prioritaria. Desde entonces se han multiplicado las iniciativas en este campo, debido tanto a la solicitud de obispos y sacerdotes como a la preocupación de los laicos.

Destacan en esta línea la catequesis de adultos, las escuelas de agentes de pastoral y la escuela diocesana de formación teológico-pastoral. Asimismo la formación del laicado ha sido uno de los objetivos generales del Plan Pastoral Diocesano.

Los movimientos laicos tienen un papel clave
dentro de la Iglesia y en la sociedad

Junto al descubrimiento de la importancia de su misión eclesial por parte del laico, se observa también un cambio en la idea que la Iglesia tiene de sí misma. Desde el concepto de Iglesia como Pueblo de Dios es más fácil entender la común obligación, la corresponsabilidad, cada uno con sus obligaciones pero con igualdad de dignidades, que con un concepto de Iglesia de hace unas décadas.

Según don Luis Romero, Delegado de Apostolado Seglar, el proceso de elaboración del documento ha sido largo, laborioso y con participación de mucha gente. "En un primer momento el Arzobispo crea una comisión y de allí pasa al Consejo Diocesano de Pastoral. Ahora está en proceso de darlo a conocer. Los primeros han sido los responsables de las asociaciones y movimientos de la Diócesis".

Los movimientos

Desde los movimientos deben realizarse muchas aportaciones ya que ellos son los referentes de los laicos asociados y a ellos, los movimientos y las asociaciones laicales en sentido amplio, va dirigido básicamente el documento "La formación integral de los laicos".

Para don Vidal Luis Mateos, de la Juventud Estudiante Católica y miembro de la Delegación de Apostolado Seglar, "poco a poco se empiezan a notar en nuestra Iglesia laicos con mayor conciencia de su identidad y de su misión. Por un lado conciencia de miembro del pueblo de Dios desde su ser bautizado que le hace tener plena responsabilidad de la marcha de la Iglesia tanto hacia dentro como hacia fuera. En ese sentido, más conciencia de su misión. Cada vez va habiendo mayor número de laicos en plataformas con mayor sentido tanto de su identidad como de su misión. A la hora de analizar las razones que están haciendo posible esta circunstancia, Vidal alude al Espíritu Santo, "que actúa de las formas que menos esperamos y se vale de circunstancias como pueden ser el descenso del número de sacerdotes para forzar un cambio que de otra forma hubiese sido más difícil. También la historia de las sociedades puede haber contribuido. "

Evangelizar la familia

Otra responsable de movimientos, doña Clarisa Piñeiro, de los Equipos de Nuestra Señora, destaca que existen muchos canales de participación en la Iglesia para los laicos, " desde los movimientos, desde las parroquias, desde las delegaciones, los secretariados... Hace unos años y sobre todo las mujeres parecía que teníamos hasta un poco de cortapisas a la hora de realizar esto tan traído y tan llevado de la misión del laico, que además es derecho y deber, no somos bautizados para tener la partida metida en casa o el libro de registro de la parroquia, sino para ejercer la misión de Jesucristo en la construcción del Reino". Clarisa afirma que en el área de la familia si no son las propias familias las que evangelizan, la evangelización se quedará coja.

Asociaciones y movimientos en la diócesis*

Vida Ascendente

C/ Regino de Miguel, 13-Bajo-A. Badajoz

Institución Teresiana

C/ Isabel de Aguilar, 19. Badajoz

Cristianos sin Fronteras

Avda. de Colón, 19. Badajoz

Cursillos de Cristiandad

Avda. Antonio Masa Campos, 14-3º A. Badajoz

Encuentro Matrimonial

C/ Miguel de Unamuno, 8-6º D. Badajoz

Equipos de Nuestra Señora (ENS)

Avda. Juan Carlos I . Edificio Roma Bq-C. 6º-C. Mérida

Hermandades del Trabajo. Residencia Universitaria Virgen del Mar

C/ Santo Domingo, 12. Badajoz

Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC)

C/ Travesía López Tienda, Portal 2, Bajo-B. Zafra

Acción Católica General de Adultos

C/ Ramón Albarrán, 36. Badajoz

Adoración Nocturna Española (ANE)

Avda. de Colón, 11-2º Izda. Badajoz

Adoración Nocturna Femenina (ANFE)

C/Almendralejo, 1. Mérida

Asociación Medalla Milagrosa (AMM)

C/Fuerte, 21 Badajoz

Comunidades de Vida Cristiana (CVX)

C/Ramón Albarrán, 4-Bajo, Centro Loyola. Badajoz

Comunidades Neocatecumenales

Carretera del Valle, 2-4º D. Plasencia

Comunidades Santa María del Magnífica

C/ Ronquita, 37. Jerez de los Caballeros

Scouts Católicos
C/ Carretera de la Corte, 117. Badajoz
Hogares Don Bosco

Avda. de Colón, 27 1ºC. Badajoz

Jóvenes Estudiantes Católicos (JEC)

C/ Virgen de la Esperanza, 6-3º C. Badajoz

Jóvenes Obreros Cristianos (JOC)

C/ Otumba 24. Badajoz

Juventudes Marianas Vicencianas (JMV)

C/ Gómez de Solís, 3. Badajoz

Legión de María

Avda. Juan Sebastián Elcano, 33 3ºA. Badajoz

Legión de Santa María (Masculino)

C/ Ntra. Sra. del Perpetuo Socorro, 5. Badajoz

Milicia de Santa María (Femenino)

C/ Castillo de Alconchel, 19. Badajoz

Misioneros de la Esperanza (MIES)

C/ Lirios, 6. Badajoz

Montañeros de Santa María

Parroquia de San Juan Macías. Badajoz

Movimiento de los Focolares

C/ La Cruz, 1-3º. Almendralejo

Movimientos JUNIOR

C/ Del Pilar, 32. Alburquerque

Mujeres Trabajadoras Cristianas (MTC)

Gp. Ntra. Sra. de la Piedad, B-1. Almendralejo

Pax Christi

C/ Prim, 40. Badajoz

Renovación Carismática Católica

C/ Castillo Villalba de los Barros, 8. Badajoz

Voluntarios de la Caridad

C/ Mariano José de Larra, 39 Alto. Mérida

* Los que aparecen en la Guía-directorio de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz

 

 

Honduras confía a la Iglesia la distribución de ayuda
a los afectados por el huracán 'Mitch'

Quiere evitar que se manipule a los damnificados

El presidente de Honduras, Carlos Flores, ha decidido seguir los pasos de Nicaragua y confiar a la Iglesia Católica la distribución de la ayuda entre las víctimas del 'Mitch' para agilizar el proceso y evitar manipulación de cualquier índole. Flores ha establecido que sea la Iglesia la que coordine la distribución, con el apoyo de otros grupos cristianos y organizaciones no gubernamentales (ONGs), el manejo de las ayudas internacionales y el mantenimiento de los albergues instalados en el país a causa del paso del huracán 'Mitch', tal como el mandatario nicaragüense, Arnoldo Alemán, lo había decidido ya.

Tras mantener una reunión con el Foro Nacional de Convergencia (FONAC), integrado por diferentes sectores de la sociedad hondureña, el gobierno local anunció la medida e indicó que la Iglesia será la encargada de diseñar programas de participación ciudadana orientados a reconstruir la vida de miles de hondureños.

Actualmente, miles de hondureños con la ayuda de la comunidad internacional trabajan en labores de limpieza en el campo y diversas regiones del país para tratar de recuperar la normalidad tras el paso del 'Mitch'.

Las últimas cifras oficiales revelan que el huracán dejó 6.600 muertos, 8.052 desaparecidos y 1.393.200 damnificados en este país de 6 millones de habitantes.

Al cierre de nuestra revista, Cáritas Diocesana nos informa que se llevan recaudadosen torno a 40 millones de pesetas para ayudar a paliar la catástrofe que padecen los países hermanos de Centroamérica.


Noticiario diocesano

Los grupos misioneros juveniles de Hornachos
se movilizan en favor de Centroamérica

Los jóvenes de los grupos misioneros de Hornachos, se han reunido en la Haba para revisar las actividades que estos grupos realizaron en los meses de septiembre, con la asistencia a las X Jornadas Misioneras de Trujillo, y octubre, mes dedicado al Domund.

También estos grupos aprovecharon el encuentro para poner a punto las actividades para los próximos meses. Entre estas actividades se cuentan la realización de una revista local misionera, el envío de una carta de Navidad a los misioneros, la realización de nuevas convivencias y, por último, preparar una cena solidaria, con la que se quiere recaudar fondos para ayudar a las víctimas del huracán 'Mitch' en los países de Centroamérica.

En esta convivencia, a pesar de la diferencia de edad entre los grupos, se compartieron momentos importantes de oración, meditando sobre los valores de cada uno y cómo desarrollarlos en el grupo y la comunidad.

El domingo, los jóvenes estuvieron acompañados por las Hermanas Apostólicas de Cristo Crucificado, que proyectaron un montaje sobre el origen de su congregación, sus casas misioneras y la destrucción que el huracán 'Mitch' ha provocado en ellas.

Inaugurado el nuevo retablo del Sagrario y del Cristo del Arco Toral,
en Hinojosa del valle

Se inauguró en la parroquia de Hinojosa del Valle la obra de restauración del retablo-dosel del Sagrario y del Santo Cristo del Arco Toral, patrono de la población.

En estas obras se han incluido elementos nuevos, combinándolos con otros pertenecientes a un retablo anterior, del siglo XVII, atribuido a Baltasar Díez Hidalgo y que fue desmontado de su lugar en la década de los sesenta.

Peña y Zapata, restauradores

Todo el trabajo de nueva factura y de acoplamiento de los elementos del siglo XVII, así como la limpieza, estucado, policromado y dorado de los mismos corrió a cargo de los restauradores llerenenses Luis Peña y Fernanda Zapata.

Los feligreses, que llenaron el templo parroquial para la inauguración, el pasado día 24, apreciaron la obra realizada y celebraron que se hayan salvado los elementos del retablo anterior, entre los que se cuentan el entablamento y remate, diversos adornos vegetales en policromado, los espejos y algunos elementos verticales, situados en los laterales del altar.

Cáritas Española celebra hoy el 'Día de los Sin Techo'

Cáritas Española celebra este domingo, 22 de noviembre, el 'Día de los Sin Techo', con el lema "Ante todo son personas", y lo hace no desde un planteamiento festivo, sino desde una llamada a la sensibilización y denuncia de las situaciones que obligan a un colectivo de hermanos nuestros a subsistir dentro de una sociedad de riqueza y competitividad, donde no tienen sitio porque tampoco tienen voz.

Los 'sin techo' son aquellas personas que, al carecer de vivienda, hacen de la calle su lugar de residencia: mendigos, refugiados e inmigrantes, personas desahuciadas de su vivienda, jóvenes rechazados por sus familias...

Nuestra actitud como cristianos debe ser, por un lado, la aceptación de ese colectivo como personas con todos los derechos y, por otro, un compromiso para ser la voz que anuncie ante la sociedad que todos somos hijos de un Padre que nos ha creado desde y para el amor.

Encuentros de profesores de religión

El Secretariado Diocesano de Enseñanza ha programado una serie de encuentros de profesores de religión en enseñanza primaria. El calendario se abría ayer, sábado, con los profesores de la zona de Badajoz, hoy es el turno para los profesores de la zona noroeste. El resto de los encuentros se llevarán a cabo en el mes de diciembre. El día 12 se reunirán los profesores de la zona este en el centro parroquial de Zalamea de la Serena y el día 13 lo hará la zona sur en la Casa de la Iglesia de Zafra. Los encuentros comienzan todos a las 11 de la mañana.

Misa para pedir la beatificación de don Rafael

El templo parroquial de San Marcos Evangelista, de Oliva de la Frontera, ha acogido una Eucaristía para rogar por la pronta beatificación del siervo de Dios, Rafael Sánchez García, el conocido D. Rafaelito. A la eucaristía, que fue amenizada por el coro, asistieron muchos amigos del sacerdote.

Los sacerdotes jóvenes de la diócesis celebraron
en Villagonzalo su V encuentro

También se reunió la Confer joven de Extremadura

La casa de oración de Villagonzalo, acogía el pasado fin de semana el V encuentro de los sacerdotes jóvenes de la Diócesis convocados por la Delegación del Clero, así como la primera reunión de los jóvenes de la Conferencia de Religiosos (CONFER) de Extremadura.

Desde hace cinco años los curas jóvenes vienen manteniendo dos reuniones cada curso. En un ambiente de convivencia y oración se trabajó sobre la vida espiritual del clero joven, partiendo de la realidad concreta de cada uno. Después de una reflexión personal y en grupo, se llegó a un diálogo, en el que los participantes pudieron compartir sus experiencias con don Antonio Montero, quien los alentó a vivir la alegría del ministerio en las comunidades a las que sirven. Hay que destacar que, en un ambiente de sinceridad, se acogieron los signos de esperanza, pero también las dificultades, que tienen influencia en la vida espiritual de estos jóvenes, valorando a su vez, los pilares que sostienen la calidad de su ministerio.

Reunión de la CONFER joven

También en la casa de ejercicios de Villagonzalo tuvo lugar la primera reunión de la CONFER joven de Extremadura. Asistieron más de treinta jóvenes religiosos y religiosas de las diócesis de Coria-Cáceres, Plasencia y Mérida-Badajoz, así como tres religiosos de Madrid que informaron sobre el encuentro internacional de religiosos jóvenes celebrado en Roma.

El arzobispo don Antonio Montero resaltó el hecho de que los sacerdotes y religiosos jóvenes estuvieran reunidos "en la misma casa, como una familia, los que sois el futuro de nuestra Iglesia".

 

Mirada a nuestro tiempo

En la hora del adiós

Esta semana despedimos el año del Espíritu Santo en la preparación al Jubileo del año 2000. Han sido 365 días - de adviento a adviento- en los que el discreto Espíritu de Dios ha aparecido como protagonista de la reflexión catequética y orante de la Iglesia. Todos los cristianos que nos ocupamos de las cosas de la fe nos hemos encontrado, de un modo u otro, con esta nueva "invasión pentecostal" que ha supuesto este año de gracia. Se podría decir que en la conciencia creyente el desconocido ha pasado de anónimo a protagonista y que hoy es mucho más conocido y amado que hace un año.

Sabemos sin ninguna duda muchas más cosas del Espíritu, pero sobre todo somos más conscientes de que el dulce huesped de las almas es también el Dios "mundano" que se mueve con diligencia amorosa en la historia de nuestro tiempo. Sabemos que, el que para bastantes de nuestros contemporáneos es el "Dios desconocido", tiene mucho que ver en las conquistas sociales, ecológicas y técnicas que el hombre se atribuye sólo a sí mismo, con un celo desmedido por su autonomía. Sabemos que "está cerca de todo hombre que escucha la voz de su conciencia y acompaña a la humanidad en su camino y en sus esfuerzos por la justicia, la libertad, el respeto y la paz". Sabemos que las huellas del Espíritu están esparcidas en el corazón del hombre y sembradas en las cosas que hizo el Creador por el que aleteaba sobre ellas.

Amadeo Rodríguez Magro
 

Página litúrgica

Celebramos la solemnidad de Jesucristo, Rey de Universo

Palabra de Dios

Segundo libro de Samuel 5, 1-3

En aquellos días, todas las tribus de Israel fueron a Hebrón a ver a David y le dijeron:Hueso tuyo y carne tuya somos; ya hace tiempo, cuando todavía Saúl era nuestro rey, eras tú quien dirigías las entradas y salidas de Israel. Además el Señor te ha prometido: "Tú serás el pastor de mi pueblo Israel, tú serás el jefe de Israel".

Todos los ancianos de Israel fueron a Hebrón a ver al rey, y el rey David hizo con ellos un pacto en Hebrón, en presencia del Señor, y ellos ungieron a David como rey de Israel.

Salmo 121, 1-2, 4-5

R.Vamos alegres a la casa del Señor.

Qué alegría cuando me dijeron:
"Vamos a la casa del señor"!/
Ya están pisando nuestros pies
tus umbrales, Jerusalén.

Allá suben las tribus,
las tribus del Señor,
según la costumbre de Israel,
a celebrar el nombre del Señor;
en ella están los tribunales de justicia,
en el palacio de David.

Carta de san Pablo a los Colosenses 1, 12-20

Hermanos:

Damos gracias a Dios Padre, que nos ha ha hecho capaces de compartir la herencia del pueblo santo en la luz. Él nos ha sacado del dominio de las tinieblas, y nos ha trasladado al reino de su Hijo querido, por cuya sangre hemos recibido la redención, el perdón de los pecados. Él es imagen de Dios invisible, primogénito de toda criatura; porque por medio de Él fueron creadas las cosas: celestes y terrestres, visibles e invisibles, Tronos, Dominaciones, Principados, Potestades; todo fue creado por Él y para Él. ´

Él es anterior a todo, y todo se mantiene en Él. Él es también la cabeza del cuerpo de la Iglesia. Él es principio, el primogénito de entre los muertos, y así es el primero en todo. Porque en Él quiso Dios que residiera toda la plenitud. Y por Él quiso reconciliar consigo todos los seres: los del cielo y los de la tierra, haciendo la paz por la sangre de su cruz.

Evangelio según san Lucas 23, 35-43

En aquel tiempo, las autoridades hacían muecas a Jesús, diciendo:

A otros ha salvado; que se salve a sí mismo, si él es el Mesías de Dios, el Elegido.

Se burlaban de él también los soldados, ofreciéndole vinagre y diciendo:

Si eres tú el rey de los judíos, sálvate a ti mismo.

Había encima un letrero en escritura griega, latina y hebrea: "Éste es el rey de los judíos". Uno de los malhechores lo insultaba, diciendo:

No eres tú el Mesías? Sálvate a ti mismo y a nosotros.

Pero el otro lo increpaba:

Ni siquiera temes tú a Dios, estando en el mismo suplicio? Y lo nuestro es justo, porque recibimos el pago de lo que hicimos; en cambio, éste no ha faltado en nada.

Y decía:

Jesús, acuérdate de mí cuando llegues a tu reino.

Jesús le respondió:

Te lo aseguro: hoy estarás conmigo en el paraíso.

 

Lecturas bíblicas para los días de la semana

23, lunes: Ap 14, 1-3, 4b-5; Lc 21, 1-4.
24, martes: Ap 14, 14-19; Lc 21, 5-11.
25, miércoles: Ap 15, 1-4; Lc 21, 12-19.
26, jueves: Ap 18, 1-2, 21-23; 19, 1-3. 9a; Lc 21, 20-28.
27, viernes: Ap 20, 1-4, 11-21, 2; Lc 21, 29-33.
28, sábado: Ap 22, 1-7; Lc 21, 34-36.
29, domingo: Is 2, 1-5; Rm 13, 11-14; Mt 24, 37-44.

 

Comentario litúrgico

INRI

Todos sabemos que esas letras son las iniciales del letrero que mandó poner Pilato en lo alto de la cruz de Cristo. La intención del gobernador romano era mofarse tanto del reo como de los judíos. La fiesta de hoy alcanza a darle un sentido totalmente distinto, pero también se distancia de un triunfalismo que cubre de oropel la figura santa del Siervo de Yaveh.

Desde luego, las oraciones y el prefacio de este día presentan un rostro de la realeza de Cristo que no se compagina con el INRI y que solamente cobra su sentido si contemplamos a Cristo resucitado y en el que reside toda plenitud, como dice san Pablo en la segunda lectura.

Pero sería ignorar una parte importante de la verdad olvidar que el camino que llevó a Jesús a esa realeza gloriosa fue su modo concreto de vivir el destino humano y su relación con el Padre que lo llevaron hasta la muerte en cruz. Y que de ese camino y de esa cruz ha de vivir todo cristiano que quiera entrar en su Reino.

Eso es lo desconcertante del cristianismo, imposible de aceptar sin la acción del Espíritu Santo.

Leamos la escena evangélica. Se trata de un juicio. Las autoridades, los soldados son los acusadores. El reo evidentemente es Jesús y la acusación es su falso mesianismo:"A otros ha salvado, que se salve a sí mismo, si él es el Mesías de Dios, el Elegido". Hay un testigo que guarda un silencio aterrador: el Padre. Si no fuera por el INRI, no sabríamos que allí moría un Rey.

Sin embargo, en ese silencio del Padre, en esa obediencia sin límite del Hijo se revela al mundo que existe un Reino que no es de este mundo: en él amar, perdonar, hacerse pequeño y servir es el modo de reinar.

Antonio Luis Martínez

Santoral

26 de noviembre: San Porciano (+ 540)

San Porciano es el nombre de una ciudad de Auvernia, que debe su denominación a un monasterio del que nuestro hombre fue abad. Se trata de un esclavo de los que se compraban y vendían, de un esclavo de los de verdad, apaleado, flagelado, encadenado y escupido..., sin derecho y sin posibilidad alguna de la más mínima protesta.

Naturalmente, cumpliendo con su obligación de oprimido inocente y víctima de un sistema inhumano, en cuanto pudo se escapó de su cautiverio e ingresó en un convento.

Su dueño le persiguió, dando con él y encadenándolo a su carro para llevarlo a sus propiedades y torturarlo hasta la muerte, como lección para los demás siervos... Esta era la práctica común y aprobada por el derecho romano que únicamente contemplaba procedimientos penales equitativos para los ciudadanos, pero jamás para los esclavos.

Dicen que su señor quedó ciego y Porciano le curó: el dueño, admirado y agradecido, le dejó partir de nuevo al monasterio del que sería elegido abad, enfrentándose a las invasiones de Teodorico, rey de los francos, con singular éxito militar y diplomático.

Me gusta la historia de este hombre: una vida de libertad, de perdón para su amo, de eficacia estratégica y éxito negociador con los invasores a base de diálogo.

San Porciano: quedan en el mundo veinte millones de esclavos, comprados y vendidos en públicas subastas. Dános tu amor a la libertad, a la misericordia, a la lucha y al diálogo como solución de los problemas insolubles.

Manuel Amezcua

Los santos de la semana

123, lunes: Clemente I, Columbano, Felicitas, Lucrecia.
24, martes: Crísogono, Protasio, Andrés Dung-Lac, Flora y María.
25, miércoles: Catalina, Tomás de Villanueva, Mercurio, Moisés, Pedro Ni.
26, jueves: Porciano, Siricio, Alipio,Juan Berchmans, Tomás Dinh.
27, viernes: Facundo y Primitivo, Valeriano, Virgilio.
28, sábado: Papiniano y Mansueto, Andrés Trãn.
29, domingo: Saturnino, Filomeno, Iluminada, Dionisio, Redentor.

 

Contraportada

Publicados los libros de Catequesis
de Adultos de nuestra diócesis

Ha sido editada por la Editorial PPC y es una importante aportación de nuestra comunidad diocesana a la acción evangelizadora de la Iglesia en España

Publicados por la Editorial PPC , a caban de salir al mercado los tres libros que, unidos a una guía de utilización, componen el itinerario de Catequesis de Adultos que se viene llevando a cabo con gran éxito en nuestra diócesis, desde hace seis años.

El encargado de elaborar, coordinar y redactar este proceso de formación cristiana ha sido el vicario general de la diócesis y experto catequeta, D. Amadeo Rodríguez Magro, quien ha contado para la redacción de los contenidos de algunos temas con la ayuda del actual vicario de evangelización, don Francisco Maya.

Esta obra catequética está prologada por el Arzobispo don Antonio Montero, y ha sido muy cuidada tanto en el moderno diseño de sus páginas como en la gran cantidad de ilustraciones que lleva, tomadas, en su mayoría, de grandes obras de la iconografía cristiana.

Con la publicación de estos libros para la catequesis de adultos, no cabe duda que nos encontramos, como destaca el Arzobispo en el prólogo, ante una aportación significativa de nuestra diócesis al resto de la Iglesia española en un empeño difícil y cada vez más necesario en nuestro país.

En esta ocasión, además de decir que nuestra diócesis ha sido pionera, habría que señalar que en esta obra catequética la vida misma se ha adelantado a la imprenta, pues este proceso de formación cristiana ha sido seguido, hasta el momento, por más de 8.000 adultos, que han encontrado en él una manera adecuada de dar cauce a la necesidad de formación y de compromiso cristiano de los seglares.

Por esto mismo, su eficacia eclesial, si se pudiera hablar así, ha sido probada ampliamente y goza de garantía, tanto en ámbitos parroquiales urbanos como en los rurales, donde los cristianos adultos han visto en los contenidos de sus temas la luz necesaria para iluminar sus vidas desde el mensaje cristiano, y dar así respuestas a sus inquitudes humanas y religiosas de hombres y mujeres de hoy.

A ello ha contribuido no sólo los contenidos catequéticos de esta obra, en los que se hace un recorrido sistemático y armónico por todo el misterio cristiano, sino también la metodología usada y su seguimiento grupal: partiendo de la vida concreta de la gente, a través de estas páginas se entra fácilmente en contacto con la Palabra de Dios, se aprende a reflexionar y orar en grupo, y se termina perfilando el compromiso concreto de hacer vida lo que se ha aprendido.

Desde los textos bíblicos a las preguntas, pasando por las oraciones que se incluyen en los distintos temas, todo aparece expuesto con una gran sencillez que hace que puedan acceder a estos libros todo tipo de fieles adultos sin que se retraigan de volver a esta catequesis, como si ésta fuera cosa de niños.

Las páginas de estos tres libros de cateqeuesis, uno para cada curso, nada tienen de academicismo, y sí mucho de naturalidad, sin que por ello pierda un ápice de rigor sistemático y de profundidad. Nos felicitamos todos de este trabajo que es una obra para adultos en el mejor y buen sentido de la palabra.

"Venid y lo veréis"

Proceso catequético para adultos

Qué es?

Se trata de un itinerario de catequesis para adultos, seguido ya por miles de cristianos de la archidiócesis de Mérida-Badajoz, y con el que se pretende un fortalecimiento en la fe y en el testimonio de aquellos cristianos que lo siguen, semana a semana, a lo largo de los tres años de que consta el proceso.

A cada uno de estos años corresponde uno de los libros editados, en los que se hace un recorrido sistemático y a la vez ameno por todo el misterio cristiano y su mensaje:

1. Un camino de esperanza: Es el libro para comenzar el itinerario catequético. En él se plantean las preguntas fundamentales, se dán la ayuda necesaria para resolver dudas y adquirir hábitos para iniciar el proceso catequético. También empieza en él el catecúmeno su contacto con la Historia de la Salvación de mano de los grandes personajes bíblicos.

2. Un hogar para la humanidad: De mano del Evangelio y su mensaje el catecúmeno se acerca a Jesús, el Verbo de Dios hecho hombre, quien nos ha mostrado el misterio de Dios Uno y Trino: Padre, Hijo y Espíritu Santo.

3. Las brasas del Espíritu: En el tercer libroel catecúmeno tiene las pautas, nacidas del Evangelio, para vivir su compromiso cristiano en santidad de vida y en servicio a los demás, al compas de los sacramentos, a través de los cuales la vida y la salvación de Jesús le es ofrecida como gracia.

Qué ofrece?

Esta obra, editada por el Secretariado diocesano de Catequesis de Mérida-Badajoz y publicada por la Editorial PPC es un proyecto de catequesis integral, inspirada en el Catecismo de la Iglesia Católica, para ayudar a los adultos a profundizar en su fe y dar razón de ella en nuestro mundo. A través de este itinerario, los adultos podrán aprender a vivir su compromiso cristiano en medio de la Iglesia y en comunidad con los otros católicos.

Dónde adquirila?

Esta obra editada en tres libros, que pueden ser adquiridos por separado, a los que se les une la guía pedagógica, puede comprarse en las librerías y en las parroquias, o si se desea, en la editora y distribuidora PPC. C/ E. Jardiel Poncela 4. 28016 Madrid. Tfno.: 91 353 23 00.


Please send your comments and problem reports to
Michael Olteanu.
E-mail root@christusrex.org