Semanario
"Iglesia en camino"

Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail:

Iglenca@jet.es

Número 322. 21 de noviembre de 1999

Director: José María Gil

Redactor Jefe: Juan José Montes

 

Portada

En lo que va de año 1.588 personas han pasado por centros para transeúntes de la diócesis

Se celebrada hoy la Jornada de los Sin Techo

El 20% de los 1.588 acogidos en centros de transeúntes de la diócesis de Mérida-Badajoz, lo son por problemas de drogas. Es también importante la incidencia que tiene el alcohol y, últimamente, es significativa la cantidad de personas que acuden a estos centros por su condición de inmigrantes sin lugar donde ir.

Contrariamente a lo que se pudiera pensar, la edad de los Sin Techo no es muy elevada. La mitad están entre los 30 y los 50 años y el 32% tienen entre 30 y 40 años de edad.

Con la jornada de hoy se busca sensibilizar, denunciar, reivindicar, comprometer y denunciar. Este último objetivo llevará en los próximos días a plantear una denuncia ante el Defensor del Pueblo sobre la marginación que sufren los Sin Techo en nuestra diócesis, entre ellos el trato despectivo en algunos hospitales, que han llegado a darles de alta de madrugada o por trato vejatorio por parte de algunos agentes del orden.

 

Editorial

La familia no va bien

Lo sabíamosa nuestra manera, por datos de acá y allá, pero ahora se nos asegura de buena tinta, nada menos que desde el informe "Indicadores de la población española", del Instituto de Estadística. España será en el siglo XXI el país más viejo del mundo. Durante el último decenio, nuestra natalidad ha descendido en siete años un diez por ciento: de los cuatrocientos un mil nacimientos de 1990 a los trescientos sesenta y un mil del año 97.

En cuanto a la proporción de edades, la variante es aun más significativa. Si, en esa misma banda de tiempo, en el 90 había 1,5 jóvenes menores de veinte años por cada español de más de 60, ahora las cifras se igualan y quedan uno por uno. O sea, aumentan los mayores, o disminuyen los jóvenes, o las dos cosas a la vez, con más de treinta puntos en favor del envejecimiento .

El informe es vasto y complejo, con toda una serie de parámetros de un severo chequeo de la familia. Han aumentado en casi un diez por ciento las parejas sindescendencia, disminuído en un doce por ciento las que tienen dos hijos, y subido la edad media del matrimonio hasta por encima de los treinta años. Más de un tercio de las mujeres tienen sus hijos entre los treinta y los treinta y cuatro años. Todo lo cual puede causar extrañeza, sin provocar alarma todavía, pero no diríamos lo mismo del aumento de los divorcios en un cincuenta por ciento y de los abortos en un treinta.

Nadie ignora las novedades de la llamada "vida moderna", en trabajo, vivienda, educación, sanidad, que pueden determinar correcciones en el modelo de familia, pero no en su voladura controlada. ¿Tiene esto algo que ver con el mundo de la fe, conla moral del Evangelio? Desde luego no hay un solo comentarista que no coloque el egoísmo y el hedonismo desbocado entre las causas de un fenómeno tan poco alentador. ¿De una sociedad semejante cabe esperar grandes gestos de heroísmo?

 

Carta del Arzobispo

Saber vivir y morir

Volvió el dorado noviembre, con el eterno retorno de los vivos y de los difuntos. Mes de ánimas ha venido nombrándosele en nuestra tradición religiosa, ya para rezar por ellas o rezarles a ellas. A menudo con resonancias del Tenorio o aleteos de fantasmas nocturnos o de santa compaña a la gallega. Mas, el asunto de la vida y de la muerte no se queda en espiritismo menor o en ruidos de ultratumba, sino que conmueve los quicios del ser humano en todas las religiones y en todas las culturas. Y, en verdad, ¿qué otro argumento de mayor calado para los humanos que su paso fuzaz por este mundo y su salida inexorable de la escena para perderse detrás del escenario?

El nacimiento por sorpresa y la fecha de caducidad nos son connaturales a todos los miembros de la especie. Si no estuvo en mis manos el nacer ni lo va a estar el morir, salvo la barbarie lúgubre del suicidio, entonces me quedo a solas, frente por frente con la existencia intermedia, mi vida temporal, donde me interpreto pasajeramente a mí mismo en el gran teatro del mundo.

Junto a otros muchos afanes y fatigas, tendré, pues, siempre a mi cargo, a ese sujeto pensante, contradictorio y desconocido que soy yo mismo. Hay quienes le echan menos cuentas al asunto y se limitan a transcurrir por la existencia sin preguntas incómodas ni horizontes ultraterrenos; que vegetan, año tras año, al ritmo del reloj y del almanaque, hasta que baje el telón final. ¡A lo loco se vive mejor! A gentes así les es aplicable lo de aquel autor polaco: "El hecho de que hayan muerto no es prueba suficiente de que hayan vivido". O las consabidas sentencias de los dos pontífices del existencialismo: "El hombre es un ser para la muerte" (Heidegger) o "La vida es una pasión inútil" (Sartre).

Mirada creyente

Ante ese mercado de ofertas, no está, pienso, fuera de lugar que cedamos aquí la palabra a una alternativa creyente y esperanzada sobre la condición humana, a despecho, y sin negarlo por completo, del unamuniano sentimiento trágico de la vida. En esa excursión hacia la luz estaremos bien acompañados por ejemplares únicos de nuestra estirpe: Noé, Abraham, Job e Isaías; Pablo de Tarso, Agustín de Hipona, Francisco y Clara de Asís, Tomás de Aquino, Ignacio de Loyola,Teresa de Jesús, Juan de la Cruz, Maximiliano Kolbe y Teresa de Calcuta. El eje de estos radios fulgurantes es Jesucristo Hijo de Dios, camino, verdad y vida para todo hombre que viene a este mundo.

Saber vivir, saber morir. ¿Son cosas tan diferentes, o se trata de dos caras de una misma realidad? Solemos hablar con toda naturalidad de los mortales, refiriéndonos a los hombres. La muerte nos define y nos emplaza para que nos definamos ante ella. Son muchos los que piensan que de nuestro concepto de la muerte dependen las respuestas que sepamos dar a las preguntas más importantes sobre la vida: el mal y el bien, el sentido o el absurdo, la esperanza o el abatimiento.

No es igual considerarse a uno mismo, o misma, como un don gratuito de Dios, dotado de razón y capacidad de amar, de dignidad, libertad e inmortalidad, depositado tiernamente en la familia humana, para crecer en cuerpo y espíritu, en sabiduría y en gracia, hijo de Dios, miembro de su pueblo santo; no es lo mismo eso, digo, que bracear en las tinieblas de la incredulidad o de la duda o defender que carece de sentido la pregunta misma sobre el sentido de la vida. Nihilismo se llama esta figura, no siempre expresada con crudeza, pero envuelta en el modo de pensar y de vivir de no pocos.

­ Es que el enfoque optimista y maravilloso del párrafo anterior sobre el don, la dignidad, la grandeza y la belleza de la vida, refleja, a lo sumo, algunos casos afortunados de personas privilegiadas o periodos en la historia personal de otros muchos. Pero, piense usted en las masacres y hambrunas de Uganda, en los terremotos de Turquía, en las inundaciones de la India, en las crueldades de Kósovo o de Chechenia. Por no hablar de los parapléjicos de Toledo, de los esquizofrénicos de Ciempozuelos, de los presos de larga condena, de los drogatas, sidocas, alcohólicos, ancianos en soledad, parados sin futuro. ¡Vaya vida!

­ Difícil me lo ponen ustedes y líbreme Dios de argumentaciones hueras, que frustran más a los que sufren. Déjenme apelar a la grandeza de espíritu, a la categoría humana y espiritual de los que eso padecen, cuando se sienten personas, se enfrentan con la adversidad, no renuncian a ser felices, aman la vida y no buscan la muerte. Con o sin el componente religioso, pero con éste mucho más, no se resignan abatidos, antes se aferran a vivir desde la paz profunda, la apertura a los demás y la esperanza en Dios. Las estadísticas más altas de suicidios y de depresiones, no se dan precisamente entre ellos, sino entre los hastiados y vacíos de los países opulentos.

Dicho en pocas palabras, para los pobres y los ricos, para los creyentes y los agnósticos, los enfermos y los sanos, vivir es una asignatura tan empinada como fascinante, tan amarga a veces, como hermosa siempre. Prefiero para entenderlo recordar a personas concretas, a lamentar o endulzar las situaciones. Me remito a los creyentes y sencillos que depositan en Dios su confianza y aspiran más a dar que a recibir.

Hermosura de la vida

La brevedad de la vida nos obliga a tomarla en serio y deportivamente, sabedores que ningún sufrimiento dura un siglo y que no hay que aplazar indefinidamente ni nuestros proyectos de ser mejores ni nuestros compromisos de servicio a los demás. Y, para quienes apunten más alto, la vida temporal es un reto, un banco de pruebas y una pista de carreras para mejorar este mundo e implantar, palmo a palmo, el Reino de Dios. Está volviendo a la Iglesia el interés por las vidas de los santos y la presentación de estas vidas al alcance del hombre de hoy.

A personas como esas, poco habría que preguntarles sobre su preparación para la muerte o el modo de comportarse ante ella. Toda su existencia es antesala de ese trance, que puede ser empinado y doliente, como para cualquier hijo de vecino; o nos sorprende también de pronto o en unas horas, porque así vienen las cosas, sin que Dios esté obligado a darnos explicaciones. En todo caso, nada resuelven, sino todo lo contrario, el miedo convulsivo al momento final, la desesperación o la rebeldía.

Un talante de respeto, aceptación valiente, humildad y confianza, combinan a la perfección con las atenciones médicas, hoy tan beneficiosas. Bienvenidos los fármacos que alivian el trance, sin ensañamiento terapéutico ni eutanasia encubierta. Morir con dignidad, como un acto más, humilde y majestuoso de la propia andadura; rendir el alma a Dios con los sacamentos de la Iglesia y con los seres queridos en derredor. Y, si no, como El quiera.

La Madre Teresa recogió a millares de moribundos en Calcuta para llevarlos a su casa y que murieran con dignidad. El verso inmortal de Petrarca "Un bel morir tutta la vita onora" da la cifra de la buena muerte, que apellida a los Cristos andaluces y que cantó tan dulcemente San Francisco de Asís: "Y por la hermana muerte: ¡loado mi Señor!

+ Antonio Montero Moreno
Arzobispo de M-erida-Badajoz

Centrales

Las drogas y el alcohol, principales problemas
que empujan a la gente a vivir en la calle

Este domingo la Iglesia recuerda a los Sin Techo

"No tengo techo, pero sí derechos" es el lema escogido para hacer una llamada de atención a la sociedad con el fin de sensibilizarla en relación a la existencia de miles de personas que no tienen un techo donde cobijarse. En la diócesis de Mérida-Badajoz, existen tres centros de acogida a Sin Techos, uno en Almendralejo otro en Badajoz y un tercero en Mérida. En lo que va de año han pasado por ellos 1588 personas. De los tres, el que mayor número de transeúntes ha recibido ha sido el "Centro Hermano" de Badajoz, con 624, seguido del "Padre Cristobal" de Mérida, con 566 y el "San Roque, de Almendralejo, con 398 acogidos.

¿Por qué tirados en la calle?

Son muchos los problemas que llevan a una persona a verse "tirada", pero repasando las estadísticas, la droga y el alcohol son las que más gente tienen en la calle.

Una media del 20% de los acogidos en los tres centros de nuestra diócesis han recurrido a ellos debido al consumo de drogas. Desde aquí se les orienta y ofrece una salida. Otro problema es la inmigración y los abusos a que, muchas veces, se somete a los inmigrantes. De los 624 acogidos en el Centro Hermano de Badajoz en lo que va de año, 131 son inmigrantes. En este sentido se observa que, aunque la mayoría son portugueses, se está produciendo un aumento de personas procedentes de los países del Este, principalmente rumanos, moldavos, rusos, polacos, checos y húngaros.

Contrariamente a lo que pudiera parecer, la edad de los Sin Techo no es muy elevada. La mitad están entre los 30 y los 50 años y el 32% tienen entre 30 y 40 años de edad.

Ante el Defensor del Pueblo

La directora del Centro Hermano de Badajoz, doña Teresa Castellano señala que con la jornada de los Sin Techo se pretenden varios objetivos; el primero de ellos es sensibilizar, dando a conocer la situación de personas sin hogar, denunciar, reivindicar, comprometer y denunciar. Este último objetivo llevará, en los próximos días, a platear una denuncia ante el Defensor del Pueblo sobre la marginación que los acogidos en los tres centros de la diócesis han sufrido. Entre ellas señala Teresa registros abusivos por parte de la policía y un trato despectivo en algún centro hospitalario, como darle alta a personas a las dos o las tres de la mañana.

 

Algunos acogidos en el Centro Hermano de Badajoz

María Luisa acudió al Centro Hermano de Badajoz por problemas de alcohol ya superados después de siete meses. Afirma que está aquí "porque no tengo otro sitio hasta que no le den a mi hija la llave de un piso, después podré irme con ella a casa".

Manifiesta que siempre se ha sentido bien acogida en el Centro Hermano, donde lleva a cabo diversas labores que le sirven para estar entretenida, primero en cocina y ahora en limpieza.

Carla Vasco está ya fuera del centro de acogida. Estuvo en él tres meses por problemas de droga, que consiguió superar hace dos años.

Declara que cuando salió de este mundo le costó integrarse, entre otras cosas, por la gente que la conocía. El hecho de que mucha gente la conociera y supiese su vida anterior era una barrera un tanto difícil de superar. Ahora se muestra contenta con su nueva vida.

Vladimir Petjko es de Lituania. Ha vivido en Europa con muchas dificultades. Cuenta que, antes de saber que existían centros de acogida, vivió debajo de un puente y tenía que levantarse de madrugada para caminar porquese quedaba frío.

Afirma con naturalidad que durante algún tiempo se alimentó rebuscando pan duro. Ahora trabaja y no le falta alimentación ni vivienda, si bien no es suya propia.

Miguel Ángel es de Cantabria. Llegó a Badajoz hace cinco meses por problemas de salud. Vive acogido en el Centro Hermano, donde, dice, se siente bien mientras encuentra un piso donde vivir con su pequeña paga.

Mientras tanto aprovecha para dar clases de alfarería en el Centro Social del Gurugú, aunque de profesión es cocinero. Su paso por el Centro supone la antesala de lo que quiere que sea su vida en Badajoz.

 

"La Universidad debe promover el sentido
de pertenencia a toda la familia humana"

Juan Pablo II propone al mundo universitario
un nuevo desafío en la aldea global

Juan Pablo II visitó la Universidad Pontificia Lateranense, institución de reconocido prestigio académico dependiente de 'su' diócesis, la diócesis de Roma, para inaugurar el nuevo campus y dar inicio solemne al nuevo año académico.

Al llegar por cuarta vez en su pontificado a la Lateranense, el Santo Padre fue recibido con entusiasmo por el coro de la Universidad. El Papa respondió a la calurosa bienvenida, en la que participaron además todos los alumnos y profesores, proponiendo un nuevo desafío para la universidad en el mundo globalizado: así como las universidades de la Edad Media contribuyeron decisivamente a la creación de una conciencia común de la familia europea, del mismo modo "la Universidad hoy día debe promover el sentido de pertenencia a toda la familia humana de hombres y pueblos".

La teología, expulsada de la Universidad

El obispo de Roma había comenzado su intervención constatando que las Universidades eclesiásticas se encuentran hoy día ante el desafío de restituir su importancia a los estudios teológicos, que durante siglos fueron el centro de la cultura europea. "En la época moderna la reforma de la Ilustración de la Universidad quiso responder a las preguntas esenciales sobre el hombre y sobre su destino, excluyendo la Revelación ­dijo el Papa­. En muchos casos, la misma teología ha sido expulsada, por así decir, de las instituciones académicas, después de haber sido su centro durante siglos".

"Sin embargo, en el actual contexto cultural ­aclaró­, que ha redimensionado las pretensiones exclusivistas de la razón y constata la aridez del relativismo agnóstico, parece que la atención universitaria vuelve a centrarse en la investigación sobre lo humano de manera integral".

Protagonistas del nuevo humanismo

Por ello, Juan Pablo II consideró que "como legítimas herederas de la tradición académica de las escuelas medievales, las Universidades 'eclesiásticas' están llamadas a convertirse en protagonistas de este nuevo despertar, en colaboración fecunda con tantos investigadores del mundo universitario, especialmente católico". El mismo pontífice describió este nuevo momento como el redescubrimiento del "hombre en su relación intrínseca con el ser y con la pregunta sobre Dios".

Según el sucesor de Pedro, este es el gran desafío que espera a las facultades universitarias católicas: "rediseñar las fronteras de la Universidad del tercer milenio". Y añadió: "Así como la 'Universitas' medieval participó en la formación de la identidad europea, de manera análoga la Universidad del tercer milenio está llamada a promover la nueva conciencia de pertenencia a toda la familia humana de hombres y pueblos".

Como recordó el gran canciller de la Lateranense y obispo vicario de Roma, el cardenal Camillo Ruini, al dirigir sus palabras de bienvenida a Juan Pablo II, de esta Universidad han sido alumnos y profesores grandes pontífices, como Pío XII, Juan XXIII y Pablo VI.

ZENIT

 

El Papa pide comprender y valorar el trabajo agrícola

"Imploramos la bendición divina sobre el mundo rural, para que el Señor sostenga a quienes se dedican al trabajo del campo"

Juan Pablo II ha lanzado un sentido llamamiento a las autoridades y a la opinión pública para que "consideren con compromiso solidario las necesidades y las expectativas de las poblaciones rurales".

En esta segunda quincena de noviembre, en numerosos países del mundo, las comunidades cristianas, en especial las que viven en contextos agrícolas, organizan celebraciones para agradecer la cosecha del año. Al encontrarse con varios miles de peregrinos en la plaza de San Pedro del Vaticano, con motivo del tradicional rezo del 'Angelus', el Pontífice aprovechó esta oportunidad para pedir más atención por "quienes se dedican con pasión a la actividad agrícola, indispensable para la supervivencia de toda la humanidad".

"Al finalizar la estación agrícola y al comenzar una nueva ­explicó el Santo Padre­ imploramos la bendición divina sobre los campos y sobre el mundo rural, para que el Señor sostenga a quienes se dedican al trabajo del campo".

"Que esta celebración ­añadió­ sea una ocasión para apreciar mejor la creación que Dios ha confiado para que la cultiven y lo salvaguarden como un don precioso".

ZENIT

El Papa canonizará hoy a diez mártires españoles

Este 21 de noviembre, solemnidad de Jesucristo, Rey del Universo, el Papa Juan Pablo II canonizará en la basílica de San Pedro a las 9:30 de la mañana a 12 beatos.

Entre los futuros santos están los españoles Cirilo Bertrán y ocho compañeros (asesinados en 1934), religiosos del instituto de los Hermanos de las Escuelas Cristianas, e Inocencio de la Inmaculada (asesinado en 1937), sacerdote de la congregación de la Pasión de Cristo, todos ellos mártires.

 

Entró en vigor el régimen jurídico común
para todo el profesorado de Religión Católica

Nota de la Comisión Episcopal de Enseñanza
sobre la aplicación del Convenio Económico-Laboral

El Secretariado de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis ha emitido una nota sobre la aplicación del Convenio Económico-Laboral firmado el 26 de febrero de 1999, por el que se procede a adoptar un régimen jurídico común para todo el profesorado de Religión Católica (Educación Infantil y Primaria, Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato). Es la siguiente:

 

1.- La situación de los Profesores de Religión de todas las etapas educativas se fundamenta en el Acuerdo entre la Santa Sede y el Estado Español sobre Enseñanza y Asuntos Culturales de 1.979 que en su artículo III dice: "... la enseñanza religiosa será impartida por las personas que, PARA CADA AÑO ESCOLAR, sean designadas por la autoridad académica entre aquellas que el Ordinario diocesano proponga para ejercer esta enseñanza".

En consecuencia los Obispos proponen para su designación por la autoridad académica a los profesores que van a impartir dicha enseñanza en cada año escolar. Sucesivamente cada año han renovado esta propuesta para los mismos.

2.- En cuanto a los Profesores de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato procede aclarar que, desde 1979, por una Resolución de 26 de Septiembre y posteriormente por una Orden Ministerial de 11 de Octubre de 1982, están equiparados a los Profesores Interinos del Estado en remuneración y Seguridad Social. Esta equiparación a los profesores interinos  no evitaba  que  fuese necesario proceder anualmente a la renovación de la propuesta de los profesores de religión, por parte de los obispos diocesanos, de la que se habla en el número anterior. También el nombramiento según la orden ministerial citada, aunque renovado automáticamente, tiene carácter anual.

3.- Esta situación jurídico-administrativa, que permitía a los profesores de Religión de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato recibir una remuneración y Seguridad Social equiparable a la de los profesores funcionarios del Estado, no la tenían los demás profesores de Religión en Educación Infantil y Primaria, que se encontraban en una situación de gran precariedad: con una deficiente regulación jurídica, con remuneración escasa e insegura y con privación total de la Seguridad Social. Por ello, la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis, por encargo y mandato unánime de la Asamblea Plenaria, a lo largo de más de una década ha tratado de llegar a un acuerdo con la Administración Pública para resolver la situación de este profesorado, con criterios análogos a los que se venían empleando con los profesores de Educación Secundaria Obligatoria y  Bachillerato. Todo ello se consigue mediante el Convenio Económico-Laboral firmado el 26 de febrero de 1999.

4.- En este Convenio, la cláusula 3ª afirma que "los Profesores de Religión católica a los que se refiere el presente Convenio percibirán las retribuciones que correspondan en el respectivo nivel educativo a los Profesores Interinos".

En su cláusula 5ª, 1. dice así: "Los Profesores encargados de la enseñanza de la Religión Católica a los que se refiere el presente convenio (Educación Infantil, Primaria y Secundaria) prestarán su actividad en régimen de contratación laboral,  de duración determinada y coincidente con el curso o año escolar, a tiempo completo o parcial y quedarán encuadrados en el régimen general de la Seguridad Social.  (...) A los efectos anteriores, la condición de empleador corresponderá a la respectiva Administración Educativa".

Y en su cláusula 6ª, párrafo 2, dice: "Los profesores de Religión Católica de Educación Secundaria, manteniendo la actual equiparación de su retribución con la del profesor interino correspondiente, pasarán a prestar su actividad en régimen de contratación laboral de acuerdo con lo previsto en la cláusula anterior".

5.- Como se puede ver, en este Convenio se procede a adoptar un régimen jurídico común para todo el profesorado de Religión Católica, que se  inspira no ya en el derecho administrativo sino en el derecho laboral, cuya aplicación con frecuencia han reclamado los mismos profesores pero que no altera los elementos de la situación jurídico-económica de los profesores de Religión de Educación Secundaria, que siguen percibiendo la misma remuneración y siguen disfrutando de la misma Seguridad Social y en el empleo que tenían hasta ahora. Todo ello, sin embargo, supone una sustancial mejora del resto del profesorado de Religión, hasta ahora fuertemente discriminado.

6.- El Convenio ha entrado en vigor este curso. En las distintas diócesis se han realizado las correspondientes propuestas de profesores de Religión. Y, por parte de la Administración Educativa ya se ha procedido a la firma de los contratos necesarios para el presente  año escolar, como se venía haciendo con los  nombramientos, según el procedimiento anterior. Se ha dado a los profesores un plazo amplio para la firma de estos contratos. Finalizado el plazo señalado, si algún profesor decide no firmar su contrato, la Administración no podrá efectuar el correspondiente nombramiento al quedar por ello extinguida su relación laboral con dicha Administración, debiendo el Ordinario del lugar proponer nuevo profesor para que los  alumnos sigan debidamente atendidos.

7.- En estas últimas fechas algunos profesores insisten en sus gestiones para que se les reconozca una relación laboral indefinida que va más allá de lo prescrito en el Acuerdo entre la Santa Sede y el Estado Español y del Convenio antes mencionado, que determinan que la propuesta y nombramiento de profesores de religión ha de realizarse para cada año escolar. Algunos de estos han recurrido a los Tribunales antes y después de la firma del Convenio. En todas las Sentencias siempre ha quedado patente que son necesarios la propuesta del Ordinario y el nombramiento de la Administración Educativa para que la relación laboral tenga efecto.

8.- La Conferencia Episcopal Española desea lograr cuantas mejoras sean posibles, tanto para los profesores como para la calidad de la enseñanza de la Religión, naturalmente siempre en el marco del Acuerdo entre la Santa Sede y el Estado Español y el Convenio antes mencionado.

Madrid, 12 Noviembre, 1999


Noticiario diocesano

Los sacerdotes jóvenes se preparan
para el nuevo milenio

Analizaron el último documento de la Congregación para el Clero

El pasado fin de semana se iniciaron los encuentros del clero joven de la diócesis de Mérida-Badajoz. Estos encuentros se vienen celebrando regularmente desde hace 6 años, a dos encuentros por año, y reúne a los sacerdotes ordenados durante esos mismos años, convocados por el Arzobispo, a través de la Delegación del Clero.

Trabajo en común

En esta ocasión se trató el más reciente documento de la Congregación para el Clero, titulado "El Presbítero, maestro de la Palabra, ministro de los sacramentos y guía de la comunidad ante el tercer milenio". Este primer encuentro contó con la presencia de 20 sacerdotes, además del Arzobispo, don Antonio Montero, el Vicario General, Amadeo Rodríguez, y el Delegado del Clero, Gabriel Cruz, que durante la tarde del viernes y la mañana del sábado, compartieron el encuentro con los jóvenes presbíteros y aportaron sus experiencias sacerdotales.

Como propuestas para este año se apuntó la posibilidad de aumentar el número de encuentros, realizar una peregrinación -aprovechando este año jubilar- e incidir en la asistencia de todos los presbíteros.

 

El Seminario celebra una convivencia vocacional
y recibe la visita de los Socios-Amigos

El pasado fin de semana el Seminario Metropolitano vivió un doble acontecimiento importante. Por una parte se celebró el primer encuentro vocacional de este curso para todos aquellos niños y jóvenes con inquietudes sacerdotales. En esta ocasión han sido 30 los asistentes: 2 para el seminario mayor y el resto para el menor. Durante la tarde del viernes y la mañana del sábado convivieron con los seminaristas, cada uno con los de sus respectivas edades, con el fin de conocer un poco más la vida del seminario.

El domingo, el Seminario acogió la visita de un grupo de Socios-Amigos, personas que se han comprometido con el centro de formación sacerdotal y las vocaciones al sacerdocio mediante la oración y la ayuda económica. En esta ocasión fueron 80 los que acudieron a la cita bianual con el Seminario. El número total de socios-amigos supera los trescientos en toda la diócesis.

Comienzan unas jornadas bíblicas en la Parroquia de los Santos Servando y Germán, de Mérida

La parroquia de los Santos Servando y Germán de Mérida, regida por los padres franciscanos, celebrará unas jornadas bíblicas entre el 22 y el 25 de este mes dirigidas por profesores de la Casa de la Biblia de Madrid.

Las jornadas van dirigidas a todas aquellas personas que se sientan interesadas por el conocimiento, manejo y lectura orante de la Biblia. Con ello se pretende, según los organizadores, "conocer y profundizar en el mensaje de la palabra de Dios, haciéndola cercana a nuestro vivir diario, tomando conciencia de que es fuente y núcleo de nuestro ser cristiano, acompañados por personas expertas, partiendo de nuestras vidas, iluminándolas con la Palabra para volver a la vida y hacerla más auténtica.

El curso se impartirá en el centro parroquial, en la calle Jacinto Benavente (detrás del ambulatorio dela Zona Sur).

 

Mirada a nuestro tiempo

Quién tiene autoridad sobre el Papa

Entre los que han visto la imagen enternecedora y a la vez preocupante de un Juan Pablo II anciano y tembloroso, ha corrido, como un clamor filial, una pregunta que formulo tal como la he oído: ¿Quién tiene autoridad sobre el Papa? La gente quiere saber si el Papa tiene quien le regañe, si fuera preciso, y quien le quite de la cabeza lo que parecen ciertos excesos impropios de su edad y de su salud. Esa gente sabe que normalmente los ancianos tienen quien les diga "hasta aquí has llegado" y" eso ya no puedes hacerlo", y es consciente de que la sociedad y la Iglesia, aunque eso en muchas ocasiones sea frustrante, regulan el tiempo del descanso y de la jubilación.

Pero no podemos olvidar, ante cualquier consideración sobre su persona, que el Papa tiene un destino y una misión excepcional como sucesor de Pedro. En el Papa tiene autoridad, por encima de personas y circunstancias, el sentido de responsabilidad con que asume los grandes objetivos de la Iglesia y los problemas del hombre de nuestro tiempo. En la vida del Papa la autoridad la tienen ese sin fin de preocupaciones que lleva cada día sobre sus hombros: la defensa de la dignidad de la persona desde su concepción hasta su muerte, la apertura misionera a nuevos ámbitos para el anuncio del Evangelio, los delicados caminos hacia la unidad de los cristianos, la consolidación de la fe católica en la vida a veces sangrante del continente americano, el testimonio evangelizador en Africa, que ve en él un heraldo de la justicia social, los asuntos de la vieja Europa que se descristianiza...

Amadeo Rodríguez Magro
 

Página litúrgica

Celebramos la solemnidad de Jesucristo,
Rey del Universo

Palabra de Dios

Libro del profeta Ezequiel 34, 11-12, 15-17

Así dice el Señor Dios: Yo mismo en persona buscaré a mis ovejas siguiendo su rastro. Como sigue un pastor el rastro de su rebaño, cuando las ovejas se dispersan, así seguiré yo el rastro de mis ovejas y las libraré, sacándolas de todos los lugares donde se desperdigaron un día de oscuridad y nubarrones. Yo mismo apacentaré a mis ovejas, yo mismo las haré sestear ­oráculo del Señor Dios­.

Buscaré las ovejas perdidas, recogeré a las descarriadas, vendaré a las heridas, curaré a las enfermas, a las gordas y fuertes las guardaré y las apacentaré como es debido.

Y a vosotras, mis ovejas, así dice el Señor: "Voy a juzgar entre oveja y oveja, entre carnero y macho cabrío".


Salmo 22, 1-2a. 2b-3. 5. 6

R. El Señor es mi pastor, nada me falta.

El Señor es mi pastor, nada me falta:
en verdes praderas me hace recostar.
Me conduce hacia fuentes tranquilas
y repara mis fuerzas;/ me guía por el sendero justo,
por el honor de su nombre.

Carta 1ª de S. Pablo a los Corintios 15, 20-26. 28

Hermanos: Cristo resucitó de entre los muertos: el primero de todos. Si por un hombre vino la muerte, por un hombre ha venido la resurrección. Si por Adán murieron todos, por Cristo todos volverán a la vida.

Pero cada uno en su puesto: primero Cristo como primicia; después, cuando él vuelva, todos los que son de Cristo; después los últimos, cuando Cristo devuelva a Dios Padre su Reino, una vez aniquilado todo principado, poder y fuerza. Cristo tiene que reinar, hasta que Dios haga de sus enemigos estrado de sus pies. El último enemigo aniquilado será la muerte.

Al final, cuando todo esté sometido, entonces también el Hijo se someterá a Dios, al que se lo había sometido todo. Y así Dios lo será todo para todos.

Evangelio según san Mateo 25, 31-46

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:

-Cuando venga en su gloria el Hijo del hombre y todos los ángeles con él, se sentará en el trono de su gloria y serán reunidas ante él todas las naciones. Él separará a unos de otros, como un pastor separa las ovejas de las cabras.

Y pondrá las ovejas a su derecha y las cabras a su izquierda. Entonces dirá el rey a los de su derecha: "Venid vosotros, benditos de mi Padre; heredad el reino preparado para vosotros desde la creación del mundo. Porque tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me disteis de beber, fui forastero y me hospedasteis, estuve desnudo y me vestisteis, enfermo y me visitasteis, en la cárcel y vinisteis a verme".

Entonces los justos le contestarán: "Señor, ¿cuándo te vimos con hambre y te alimentamos, o con sed y te dimos de beber?, ¿cuándo te vimos forastero y te hospedamos, o desnudo y te vestimos?, ¿cuándo te vimos enfermo o en la cárcel y fuimos a verte?".

Y el Rey les dirá: "Os aseguro que cada vez que lo hicisteis con uno de estos mis humildes hermanos, conmigo lo hicisteis".

Y entonces dirá a los de su izquierda: "Apartaos de mí, malditos; id al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles. Porque tuve hambre y no me disteis de comer, tuve sed y no me disteis de beber, fui forastero y no me hospedasteis, estuve desnudo y no me vestisteis, enfermo y en la cárcel y no me visitasteis".

Entonces también estos contestarán: &laqno;"Señor, ¿cuándo te vimos con hambre o con sed, o forastero o desnudo, o enfermo o en la cárcel y no te asistimos?". Y él replicará: "Os aseguro que cada vez que no lo hicisteis, con uno de estos, los humildes, tampoco lo hicisteis conmigo".

Y estos irán al castigo eterno y los justos a la vida eterna.

Lecturas bíblicas para los días de la semana

22, lunes: Dn 1, 1-6. 8-20; Lc 21, 1-4.
23, martes: Dn 2, 31-45; Lc 21, 5-11.
24, miércoles: Dn 5, 1-6. 13-14. 16-17. 23-28; Lc 21, 12-19.
25, jueves:Dn 6, 121-28; Lc 21, 20-28.
26, viernes: Dn 7, 2-14; Lc 21, 29-33.
27, sábado: Dn 7, 15-27; Lc 21, 34-36.
28, domingo: Is 63,16b-17; 64,1. 3b-8; 1Co 1, 3-9; Mc 13, 33-37.

 

Comentario Litúrgico

Un rey solidario

Parece una paradoja hablar de un rey solidario. Por cuna, educación y rango, los reyes de la historia siempre se han presentado como seres distintos, por encima de los demás y, a lo máximo, manteniendo una postura de conmiseración hacia los demás seres humanos.

Cuando nos enfrentamos con las lecturas de este domingo, en el que se celebra la solemnidad de Jesucristo Rey del Universo, nos damos cuenta rápido de que el título de rey que la liturgia le otorga a Cristo nada tiene que ver con el significado histórico y político de los reyes.

En primer lugar, la escena magnífica que describe Mateo, que es un adelanto del fin de la historia, presenta a Cristo no como un rey sino "como un pastor que separa las ovejas de las cabras". De un Dios pastor también nos habla la primera lecturas. Y desde luego, la figura de pastor se pone a distancia sideral respecto a la figura tradicional de rey.

Además, no se trata de un pastor cualquiera. Sino de un pastor solícito que Ezequiel presenta preocupado por sus ovejas a las que hace volver al redil después de la tormenta, venda a las heridas y cura a las enfermas. El salmo responsorial redondea el retrato aclamando: "el Señor es mi pastor, nada me falta".

San Mateo da un paso más, y presenta a Cristo que se solidariza con las ovejas que han sufrido y se pone como escudo para defenderlas. La sentencia que dará al final de la historia será la de un Rey solidario que tomará como hecho a sí mismo lo que se haga a sus súbditos.

Según esto, para que Cristo sea nuestro Rey, hemos de aceptar también su peculiar solidaridad y tratar a los demás como le trataríamos a Él personalmente.

Antonio Luis Martínez

Santoral

21 de noviembre: La Presentación de María

Celebramos una fiesta que no existe: en el siglo VI celebran en Jerusalén, extendida después por todo Oriente, la fiesta de la Presentación, que llega a Europa durante el período del Papado de Avignon, en 1370, siendo el Papa Sixto V, 200 años más tarde, quien la establece universalmente en clave contrarreformista.

Se trata de conmemorar que María fue presentada , con tres o cuatro años, en el Templo de Jerusalén, donde vivirá enclaustrada con otras compañeras hasta sus desposorios con José; haciendo ¿qué?: orando y tejiendo un velo nuevo, que sirva para separar el Sancta del Sancta Sanctorum, o sea, para cubrir la entrada del recinto donde se halla el Arca de la Alianza: nótese que este velo será el que se rasgue al morir Jesús, para indicar que el lugar del encuentro con Dios ­Shequiná­ es ya todo hombre. Naturalmente, los hechos que os cuento son de raíz apócrifa y resultan imposibles, pues jamás existió en Jerusalén una especie de noviciado femenino y María nunca subió los inexistentes quince escalones, tan repetidos en la iconografía cristiana para ingresar en este infantil monasterio.

Ahora bien, los apócrifos nos muestran siempre la espiritualidad de los primeros siglos, quedando patente la valoración del monacato femenino, aunque, eso sí, María hizo mucho más que tejer el Velo del Templo, pues entretejió en sus entrañas a Aquel cuyo costado se rasgó para que naciéramos todos los cristianos. María no fue novicia tejedora, aunque tejer en un noviciado la entraña evangélica es un buen modo de parecerse a Ella.

Manuel Amezcua

Los santos de la semana

22, lunes: Cecilia, Ananías, Benigno.
23, martes: Clemente I, Columbano, Felicitas, Lucrecia.
24, miércoles: Crisogono, Protasio, Eanfleta, Flora y María.
25, jueves: Mercurio, Moisés, Pedro Ni, Juan Berchmans.
26, viernes: Siricio, Alipio, Silvestro Gozzolini, Tomás Dinh.
27, sábado: Facundo y Primitivo, Valeriano, Virgilio, Raimundo Lluch.
28, domingo: Catalina Labouré, Jaime de la Marca, José de Pignatelli.

Contraportada

Un grupo de jóvenes ofrece alternativas
para disfrutar el tiempo libre juvenil

La idea, fraguada hace dos años, se desarrolla
en la Parroquia de San Pedro de Alcántara, en Badajoz

Un grupo de jóvenes de la parroquia de San Pedro de Alcántara de Badajoz, en la barriada pacense de Suerte de Saavedra, está llevando a cabo un proyecto alternativo de ocio y tiempo libre con cerca de un centenar de chicos entre los 8 y los 17 años. Durante la semana llevan a cabo diversos talleres, dan clases de apoyo y se meten en el mundo de los muchachos con el fin de estar cerca y poderles echar una mano.

La idea se fraguó hace dos años. Al principio era muy precario, con pocos medios y ahora cuenta con 100 chicos. El origen fue el descubrimiento de la realidad que se vivía en el entorno, los problemas con los que se encontraban los niños y jóvenes, la falta de alternativas a la tradicional movida, el absentismo escolar y las grandes carencias.

El primer paso fue realizar un estudio de la situación de los chicos de la barriada a través del conocimiento personal que el grupo joven de la parroquia tenía, el contacto con Cáritas y la elaboración de una encuesta. A partir de ahí comenzó el trabajo. Según Nieves Aguadero, una de las monitoras, los movió "la preocupación por el barrio y la necesidad de cambiar el individualismo actual de la sociedad".

El proyecto cuenta con once monitores, a los que se suman cuatro jóvenes más que realizan un curso especial dirigido a premonitores. El fin es tomar el relevo el día de mañana.

Diversos frentes

El proyecto cuenta con varias áreas de tipo escolar, social, familiar y personal. En lo que se refiere a lo escolar, el grupo joven está en contacto con los colegios del barrio, el Manuel Pacheco y el Leopoldo Pastor Sito, que ofrecen información sobre los niños y las necesidades personales de cada uno. Con ellos se realiza una labor de socialización, autocontrol y ayuda en las lagunas académicas de aprendizaje o contenido. A los niños se les valora cada día el comportamiento, de forma que ellos se valoren a sí mismos. Las clases de apoyo escolar se mantienen de lunes a miércoles, de 17,30 a 19,30.

El apartado social incluye actividades de tiempo libre. Consiste en la realización de talleres, juegos y excursiones, que les ayuden a convivir y cooperar. Estos han tenido continuidad durante el verano con la organización de un campamento urbano, ya que tres meses sin actividad es demasiado tiempo para los niños.

Vínculos afectivos

Todo este trabajo intenta sostener en la creación de vínculos afectivos, "Cuando un niño falta, vamos a su casa -señala Gregorio, uno de los monitores- queremos que nos vean cercanos, que sepan que somos sus monitores pero que tengan confianza para contarnos sus problemas". El grupo parroquial de jóvenes contacta con los padres para que sepan qué están haciendo sus hijos, de forma que pueda darse una mayor implicación o al menos una coordinación en todo el proceso.

La labor no va dirigida sólo a los niños y jóvenes, también los monitores requieren formación. Para ello se reúnen una tarde al mes en los salones de la parroquia y un fin de semana cada trimestre fuera, a modo de acampada o convivencia. En la formación hacen de todo un poco: aprendizaje de nuevas técnicas para lo que cuentan con la ayuda de Cáritas, que además financia su proyecto, y análisis de lo que se está haciendo.

El barrio colabora

Además de la coordinación de los colegios, los jóvenes cuentan con la colaboración de las plataformas del barrio, educadora social, asociación de vecinos y trabajadora social. Según Auxi de las Heras, otra de las monitoras, la implicación del entorno hace que se estime como especialmente importante que los que llevan a cabo el proyecto sean del barrio.

Todos piensan que este proyecto de alternativa a la forma de consumo de ocio y tiempo libre de muchos niños y jóvenes es exportable a otros barrios y parroquias, tanto de ciudad como de pueblo, sobre todo si tenemos en cuenta que esto constituye una de las grandes preocupaciones de padres, educadores e incluso autoridades.

Juan José Montes


Return to Camino