Iglesia en camino

 

Semanario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail: iglenca@jet.es

Edición electrónica: http://www.christusrex.org./www1/camino/camino.html

Número 460. 17 de noviembre de 2002

Director: José María Gil

Redactor Jefe: Juan José Montes

 

 


Portada

Día de la Iglesia diocesana

Mérida-Badajoz cuenta con 216 parroquias y cerca de 300 sacerdotes

Este domingo se celebra el Día de la Iglesia Diocesana con el lema "La Iglesia con todos y entre todos".

La legislación de la Iglesia recogida del Concilio Vaticano II establece esta definición de diócesis: "porción del pueblo de Dios cuyo cuidado pastoral se encomienda al obispo con la colaboración del presbiterio, de manera que, unida a su pastor y congregada por él en el Espíritu Santo mediante el Evangelio y la Eucaristía, constituya una Iglesia particular, en la cual verdaderamente está presente y actúa la Iglesia de Cristo una, santa, católica y apostólica" (Código Derecho Canónico Canon 369).

Para conocer a fondo la Iglesia diocesana y convertirnos en miembros activos de la misma, está pensada esta jornada, que además pone su acento en la colaboración económica, dadas sus incontables servicios y necesidades a las que tiene que hacer frente.

La diócesis de Mérida-Badajoz tiene una extensión de 17.611 kilómetros cuadrados. La atención pastoral se canaliza a través de 216 parroquias, atendidas por más de trescientos sacerdotes.

La actual diócesis de Mérida-Badajoz fue erigida por el Papa Juan Pablo II sede metropolitana mediante la Bula "Universae Ecclesiae sustinentes", de 28 de julio de 1994 por la que elevaba a arzobispado la diócesis de Badajoz, erigida en el año 1230 por el Papa Gregorio IX con el título de Pacensis, saltando un paréntesis de cinco siglos de dominación musulmana desde la antigua metrópoli Emérita Augusta.


Editorial

El euro y las colectas de la misa

Hablemos en plata y sobre la plata. Parece cosa comprobada que los donativos de los fieles en las colectas de las misas, desde que se implantó el cambio de moneda, han disminuído en su valor real entre un 20 y un 30 por ciento. Gracias al, o al contrario, por culpa del redondeo hacia abajo en el cambio pesetas-euros. Ruboriza un poco concretar tanto, pero se nos dice, por ejemplo, que los antiguos donantes de una moneda de cien pesetas, en lugar de ascender a la de un euro, se han dejado caer a los cincuenta céntimos (un 20 % menos) y cosa parecida en otras monedas fraccionarias.

El Día de la Iglesia diocesana nos remite a la nuestra de Mérida-Badajoz, como porción del Pueblo de Dios, asentada en la Baja Extremadura y pastoreada por un sucesor de los Apóstoles en comunión con el de Pedro. El común de los católicos viven su condición de miembros de la Iglesia en tres círculos concéntricos: Comunidad católica universal, diócesis y parroquia. Sólo las dos primeras poseen los elementos necesarios para ser y llamarse Iglesias. Las parroquias son comunidades cristianas de la Iglesia local, bajo la guía de un presbítero en nombre del Obispo. Son comunidades muy ricas por la fuente bautismal, el ambón de la Palabra, el altar del sacrificio, el sagrario eucarístico y la sede del perdón.

Sin embargo, el católico medio suele entender por Iglesia la catolicidad universal o su propia parroquia. Está menos formado en su vivencia de la eclesialidad, necesaria para el ser cristiano, que se verifica en la vinculación afectiva y efectiva a su Obispo y a su diócesis. De ésta se nutren doctrinal, espiritual y pastoralmente las parroquias y sus fieles y, para la buena salud cristiana de todos, es necesaria la comunión de todos.

De todos son conocidas las obligaciones, las responsabilidades y las necesidades de una diócesis, con Seminario, clero, templos, escuelas, centros caritativos, acción evangelizadora a todos los niveles. No hay que demostrar tampoco que eso requiere medios materiales y que éstos han de ser suministrados ante todo por los fieles de las comunidades. Todo lo cual requiere, pensémoslo, una mentalidad y unas actitudes que no son precisamente las del "redondeo" del euro.

 


Escritos papales

El sacerdote en la parroquia

Acaba de hacerse público el documento de la Congregación del Clero sobre "El presbítero, pastor y guía d la comunidad parrqouial", cuya extensión de setenta folios nos impide trascribirlo aquí. Se ha difundido también el discurso del Santo Padre a la Asamblea Plenaria de esta Congregación (23-9-2001) en el que traza las líneas maestras de este Directorio Pastoral. Transcribimos sus párrafos esenciales.

1 Considero muy importante para la vida de la Igelsia el tema abordado por la Congregación del Clero, bajo el título "El presbítero, pastor y guía de la comunidad parroquial". Al destacar la función del presbítero en la comunidad parroquial, se ilustra la centralidad de Cristo, que siempre debe resaltar en la misión de la Iglesia.

Cristo está presente en su Iglesia del modo más sublime en el santísimo Sacramento del altar. El concilio Vaticano II, en la constitución dogmática Lumen Gentium, enseña que el sacerdote in persona Christi celebra el sacrificio de la miisa y administra los sacramentos (cf. n. 10). Además, como observaba oportunamente mi venerado predecesor Pablo VI en la carta encíclica Mystetium Fidei, inspirándose en el número 7 de la constitución Sacrosanctum Concilium, Cristo está presente a través de la predicación y la guía de los fieles, tareas a las que el presbítero está llamado personalmente.

2 La presencia de Cristo, que así se realiza de manera ordinaria y diaria, hace de la parroquia una auténtica comunidad de fieles. Por tanto, tener un sacerdote como pastor es de fundamental importancia para la parroquia. El título de pastor está reservado específicamente al sacerdote. En efecto, el orden sagrado del presbiterado representa para él la condición indispensable e imprescindible para ser nombrado válidamente párroco (C. 521, l). Ciertamente, los demás fieles pueden colaborar activamente con él, incluso a tiempo completo, pero, al no haber recibido el sacerdocio ministerial, no pueden sustituirlo como pastor.

La relación fundamental que tiene con Cristo, cabeza y pastor, como su representación sacramental, determina esta peculiar fisonomía eclesial del sacerdote. En la exhortación apostólica Pastores dabo vobis afirmé que "la relación con la Iglesia se inscribe en la única y misma relación del sacerdote con Cristo, en el sentido de que la "representación sacramental" de Cristo es la que instaura y anima la relación del sacerdote con la Iglesia" (n. 16). La dimensión eclesial pertenece a la naturaleza del sacerdocio ordenado. Está totalmente al servicio de la Iglesia, de forma que la comunidad eclesial tiene absoluta necesidad del sacerdocio ministerial para que Cristo, cabeza y pastor, esté presente en ella. Si el sacerdocio común es consecuencia de que el pueblo cristiano ha sido elegido por Dios como puente con la humanidad y pertenece a todo creyente en cuanto injertado en este pueblo, el sacerdocio ministerial, en cambio, es fruto de una elección, de una vocación específica: "Jesús llamó a sus discípulos, y eligió doce de entre ellos" (Lc 6, 13). Gracias al sacerdocio mnisterial los fieles son conscientes de su sacerdocio común y lo actualizan (cf. Ef 4, 11-12), pues el sacerdote les recuerda que son pueblo de Dios y los capacita para "ofrecer sacrificios espirituales" (cf. 1P 2, 5), mediante los cuales Cristo mismo hace de nosotros un don eterno al Padre (cf. 1 P 3, 18). Sin la presencia de Cristo representado por el presbítero, guía sacramental de la comunidad, esta no sería plenamente una comunidad eclesial.

Centralidad de la Eucaristía

3 Decía antes que Cristo esta presente en la Iglesia de manera eminente en la Eucaristía, fuente y culmen de la vida eclesial. Está realmente presente en la celebración del santo sacrificio, así como cuando el pan consagrado se conserva en el tabernáculo "como centro espiritual de la comunidad religiosa y de la parroquiasl" .

Por esta razón, el concilio Vaticano II recomienda que "los párrocos han de procurar que la celebración de la Eucaristía sea el centro y la cumbre de toda la vida de la comunidad cristiana" (Chn'stus Dominus, 30).

Sin el culto cucarístico, como su corazón palpitante, la parroquia se vuelve estéril. A este propósito, es útil recordar lo que escribí en la carta apostólica Dies Domini: "Entre las numerosas actividades que desarrolla una parroquia ninguna es tan vital o formativa para la comunidad como la celebración dominical del día del Sefíor y de su Eucaristía" (n. 35). Nada podrá suplirla jamás. Incluso la sola liturgia de la Palabra, cuando es efectivamente imposible asegurar la presencia dominical del sacerdote, es conveniente para mantener viva la fe, pero debe conservar siempre, como meta a la que hay que tender, la regular celebración eucarística.

Donde falta el sacerdote se debe suplicar con fe e insistencia a Dios para que suscite numerosos y santos obreros para su viña. En la citada exhortación apostólica Pastores dabo vobis reafirmé que "hoy la espera suplicante de nuevas vocaciones debe ser cada vez más una práctica constante y difundida en la comunidad cristiana y en toda realidad eclesial" (n. 38). El esplendor de la identidad sacerdotal y el ejercicio integral del consiguiente ministerio pastoral, juntamente con el compromiso de toda la comunidad en la oración y en la penitencia personal, constituyen los elementos imprescindibles para una urgente e impostergable pastoral vocacional. Sería un error fatal resignarse ante las dificultades actuales, y comportarse de hecho como si hubiera que prepararse para una Iglesia del futuro imaginada casi sin presbíteros. De este modo, las medidas adoptadas para solucionar las carencias actuales resultarían de hecho seriamente perjudiciales para la comunidad eclesial, a pesar de su buena voluntad.

Ministro de la Palabra

4 La parroquia es, además lugar privilegiado del anuncio de la palabra de Dios. Este anuncio se articula en diversas formas, y cada fiel está llamado a participar activamente en él, de modo especial con el testimonio de la vida cristiana y la proclamación explícita del Evangelio, tanto a los no creyentes, para conducirlos a la fe, como a cuantos ya son creyentes, para instruirlos, confirmarlos e impulsarlos a una vida más fervorosa. Por lo que respecta al sacerdote, "anuncia la Palabra en su calidad de "ministro", partícipe de la autoridad profética de Cristo y de la Iglesia" (ib., 26). Y para desempeñar fielmente este ministerio, correspondiendo al don recibido, "debe ser el primero en tener una gran familiaridad personal con la palabra de Dios" (ib.). Aunque otros fieles no ordenados lo superaran en elocuencia, esto no anularía el hecho de que es representación sacramental de Cristo, cabeza y pastor, y de esto deriva sobre todo la eficacia de su predicación.

La comunidad parroquial necesita esta eficacia, especialmente en el momento más característico del anuncio de la Palabra por parte de los ministros ordenados: precisamente por esto la proclamación litúrgica del Evangelio y la homilía que la sigue están reservadas ambas al sacerdote.

5 También la función de guiar a la comunidad como pastor, función propia del párroco, deriva de su relación peculiar con Cristo, cabeza y pastor. Es una función qtie reviste carácter sacramental.

No es la comunidad quien la confía al sacerdote, sino que, por medio del obispo, le viene del Señor. Reafirmar esto con claridad y desempeñar esta función con humilde autoridad constituye un servicio indispensable a la verdad y a la comunión eclesial. La colaboración de otros que no han recibido esta configuración sacramental con Cristo es de desear y, a menudo, resulta necesaria. Sin embargo, estos de lúngún modo pueden realizar la tarea de pastor propia del párroco. Los casos extremos de escasez de sacerdotes, que aconsejan una colaboración más intensa y amplia de fieles no revestidos del sacerdocio nu'nisterial en el cuidado pastoral de una parroquia, no constituyen absolutamente excepción a este criterio esencial para la cura de las almas, como lo establece de modo inequívoco la normativa canónica (cf. Código de derecho canónico, c. 517, 2). En este campo, ofrece un camino seguro para seguir la exhortación interdicasterial Ecclesiae de misterio, hoy muy actual, que aprobé de modo específico.

En el cumplimiento de su deber de guía, con responsabilidad personal, el párroco cuenta ciertamente con la ayuda de los organismos de consulta previstos por el Derecho (cf. Código de derecho canónico, cc. 536-537); pero estos deberán mantenerse fieles a su finalidad consultiva. Por tanto, será necesario abstenerse de cualquier forma que, de hecho, tienda a desautorizar la guía del presbítero párroco, porque se desvirtuaría la fisonomía misma de la comunidad parroquial.

6 Dirijo ahora mi pensamiento, lleno de afecto y gratitud, a los párrocos esparcidos por el mundo, especialmente a los que trabajan en la vanguardia de la evangelización. Los ánimo a proseguir su dificil tarea, pero verdaderamente valiosa para toda la Iglesia. A cada uno recomiendo recurrir, en el ejercicio del munus pastoral diario, a la ayuda materna de la bienaventurada Virgen María, tratando de vivir en profunda comunión con ella. En el sacerdocio ministerial, como escribí en la Carta a los sacerdotes con ocasión del jueves santo de 1979, "se da la dimensión espléndida y penetrante de la cercanía a la Madre de Cristo". Cuando celebramos la santa misa, queridos hermanos sacerdotes, junto a nosotros está la Madre del Redentor, que nos introduce en el misterio de la ofrenda redentora de su divino Hilo. "Ad Iesum per Mariam": que este sea nuestro programa diario de vida espiritual y pastoral.

Con estos sentimientos, a la vez que os aseguro mi oración, os imparto a cada uno una especial bendición apostólica, que de buen grado extiendo a todos los sacerdotes del mundo.

+ Juan Pablo II

 


Centrales

Este domingo se celebra el "Día de la Iglesia Diocesana"

La labor pastoral en la diócesis se estructura en tres vicarías sectoriales y una general

La diócesis de Mérida-Badajoz tiene una extensión de 17.611 kilómetros cuadrados. La atención pastoral se canaliza a través de 216 parroquias, atendidas por 306 sacerdotes.

La tarea pastoral en la diócesis, presidida por el Arzobispo, don Antonio Montero, está estructurada en una Vicaría General, a cargo de don Amadeo Rodríguez Magro y tres Vicarías de zona, cada una de las cuales se encarga de una territorio diocesano y además asume determinadas áreas de la pastoral: Culto y Espiritualidad; Comunión y Solidaridad y Evangelización.

Para tener una visión general de lo que se hace en la diócesis, esta semana hemos dialogado con los vicarios para que nos cuenten qué asuntos dependen de sus vicarías.

Comunión y Solidaridad

Don José Antonio Salguero es vicario episcopal de Comunión y Solidaridad y encargado de coordinar los arciprestazgos de la zona Noroeste: Mérida, Calamonte, Almendralejo, Montijo y Alburquerque.

Además de coordinar estas zonas, la Vicaría de Comunión y Solidaridad es responsable de varios secretariados.

A esta Vicaría pertenece el Secretariado de Pastoral de la Salud, que incluye las capellanías hospitalarias y la atención a la tercera edad, además de la promoción de grupos de visitadores de enfermos o agentes de pastoral de la salud en las parroquias. Otro secretariado perteneciente a la Vicaría de Comunión y Solidaridad es el de Inmigración con el fin, según don José Antonio Salguero, "de acoger a los hermanos de distintas culturas que vienen buscando mejores condiciones de vida".

El Secretariado de Ecumenismo se incluye también en esta vicaría. Su misión es establecer relaciones con otras iglesias cristianas no católicas. "Estamos presentes -señala Salguero- en foros donde se produce el encuentro, el diálogo y el trabajo común con otras confesiones". A la misma vicaría están adscritos la Delegación para la Vida Consagrada "tratando de buscar la comunión dentro de la Iglesia con los religiosos y religiosas".

De esta vicaría depende la aprobación de los estatutos de los Consejos Pastorales Parroquiales y los Consejos de Economía Parroquiales.

La Vicaría coordina el Fondo Diocesano de Solidaridad, que se nutre con el 1% de los gastos ordinarios anuales de parroquias e instituciones eclesiales con los que se financian proyectos sociales en la propia diócesis y, principalmente, en el Tercer Mundo.

La Pastoral Penitenciaria, que cuenta con dos capellanes y cerca de una treintena de voluntarios, también depende de la Vicaría de Comunión y solidaridad.

Además de estos secretariados, a esta vicaría está vinculada Cáritas, si bien esta institución caritativa de la Iglesia posee un delegado episcopal propio debido a la extensa labor que tiene encomendada.

Evangelización

El vicario de Evangelización es don Francisco Maya, encargado a su vez de coordinar los arciprestazgos de la zona Sur: Zafra, Fuente de Cantos, Fregenal de la Sierra, Jerez de los Caballeros y Olivenza.

Según don Francisco Maya, desde su vicaría "se trata de atender las tres etapas de la acción evangelizadora".

La acción misionera está centrada en el anuncio a los no creyentes o indiferentes religiosos "partiendo del documento elaborado sobre Pastoral del Encuentro".

La acción catequética está atendida desde el Secretariado de Catequesis. "Existe -según don Francisco Maya- un proceso de iniciación cristiana desde pequeños hasta culminar con una catequesis de adultos y con una formación específica para los mismos catequistas".

La acción pastoral mira entre otras cuestiones cómo formar a todos los miembros de la comunidad cristiana a través de diversos instrumentos: la Iniciación Cristiana, catequesis de Adultos, Escuelas de Agentes, Instituto Superior de Ciencias Religiosas, Formación Permanente del Profesorado de Religión y un Itinerario de Formación para la Acción y de Formación SocioPolítica que está elaborando la Delegación de Laicos.

A esta vicaría están vinculados los secretariados de Enseñanza, Catequesis, Medios de Comunicación, Pastoral Familiar, Pastoral Universitaria, Pastoral de la Juventud, Pastoral Obrera, Pastoral Gitana, Pastoral de Mayores, Apostolado en la Carretera y Pastoral de Turismo. Además encontramos las delegaciones de Apostolado Seglar y Misiones.

Culto y Espiritualidad

Don Antonio Muñoz Aldana es el vicario de Culto y Espiritualidad, que se encarga de coordinar la zona Este de la diócesis, que integran los arciprestazgos de Castuera, Llerena, Villanueva de la Serenar y Zalamea de la Serena.

Pertenecen a esta vicaría la Delegación del Clero y cuatro secretariados: Liturgia, Patrimonio Artístico, Pastoral Vocacional y Hermandades y Cofradías.

Don Antonio Muñoz destaca que desde el secretariado de Liturgia "se anima la pastoral de la oración y las celebraciones en las distintas parroquias". Por lo que se refiere a patrimonio, "se contempla la restauración y rehabilitación de los templos parroquiales. Este secretariado vela por el patrimonio de la diócesis y supervisar las reformas que se acometan".

El vicario de este área muestra su interés por la pastoral vocacional. "Este tema se ha llevado recientemente al Consejo del Presbiterio y se va a analizar durante este curso en los arciprestazgos. Se pretende animar la pastoral vocacional y el fomento de vocaciones al ministerio sacerdotal".

El secretariado de Hermandades y Cofradías es el que mayor movimiento genera en la vicaría, ya que se proyecta en dos dimensiones "una jurídica -señala Muñoz Aldana- que compete más directamente a la Vicaría de Culto y otra de pastoral que compete más directamente al Secretariado, que se encarga de editar la revista Cofrades como vehículo de comunicación y formación ". La Vicaría de Culto y Espiritualidad coordina también al Consejo Asesor de Hermandades y Cofradías.

 

Piden que todos los sacerdotes y fieles de España oren por la pronta liberación de los secuestrados

Los obispos españoles condenan el secuestro del obispo presidente del Celam y de un párroco

La Conferencia Episcopal Española ha condenado el secuestro en Colombia del presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam), monseñor Jorge Enrique Jiménez, obispo de Zipaquirá, junto con el sacerdote de su diócesis Desiderio Orjuela. Al mismo tiempo, ruega por la pronta liberación de ambos y por el fin de la violencia que asola las tierras colombianas.

El Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam) es un organismo que realiza servicios comunes y facilita y fomenta la relación entre los obispos de Hispanoamérica.

Decenas de patrullas militares y helicópteros realizan una intensa búsqueda para liberar al obispo Jorge Enrique Jiménez, secuestrado por las FARC, primera guerrilla del país con la que se rompió negociaciones de paz en enero pasado. Estas fuerzas rebeldes tienen en su poder a una veintena de dirigentes políticos -entre ellos, la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt- y a 45 uniformados. Por monseñor Jiménez, de 60 años, y su párroco, el Ejército ha ofrecido una recompensa de 37.000 dólares para quien suministre información sobre su paradero. "Esto demuestra que la vida y la libertad valen menos en Colombia ante las fuerzas del mal", afirmó en plena eucaristía el párroco de la catedral de Zipaquirá, Emilio Ballesteros, mientras cientos de personas protestaban frente al templo donde ayer se ofició una misa a la que asistieron 50 sacerdotes.

Amistad con don Antonio

En su reciente viaje a Roma, nuestro Arzobispo, don Antonio Montero, tenía ocasión de departir amigablemente con monseñor Jorge Enrique Jiménez, pues ambos se conocían de oidas y lógicamente la noticia ha impresionado fuertemente al Arzobispo de Mérida-Badajoz.

En cartas que ha dirigido el secretario de la CEE, monseñor Juan José Asenjo, al arzobispo de Bogotá y presidente de la Conferencia Episcopal Colombiana, cardenal Pedro Rubiano Sáenz, y al obispo de Texcoco y secretario general del Celam, monseñor Carlos Aguiar Retes, el episcopado español reitera a la Iglesia de Colombia y a todas las Iglesias hermanas de Latinoamérica su comunión más estrecha y la seguridad de su plegaria para que los autores del secuestro respeten la vida y la integridad física de los secuestrados, de modo que puedan volver pronto al ejercicio de su ministerio pastoral, y, mientras tanto, se sientan reconfortados con la oración de toda la Iglesia.

Al tiempo que condenan este hecho inhumano y execrable, los obispos miembros de la Conferencia Episcopal Española encomiendan esta intención a los sacerdotes y fieles de cada una de sus diócesis y, en las últimas horas, han entrado en contacto con representantes del Gobierno español para solicitarles respetuosamente que lleven a cabo las gestiones que estén en su mano a fin de obtener la pronta liberación de los secuestrados. Por último, se ponen a disposición de la Conferencia Episcopal de Colombia y del Celam para llevar a cabo las acciones que quieran sugerirles.

Y mientras llegaba a Bogotá el arzobispo de Santiago de Chile, Francisco Javier Errázuriz Ossa, para asumir la Presidencia interina del Celam, otras voces de la Iglesia condenaron el secuestro. El primero en hacerlo fue el papa Juan Pablo II, quien expresó su "profundo rechazo" y pidió la pronta liberación de Jiménez, retenido en la tarde del lunes junto al párroco Desiderio Orjuela cuando realizaban labores pastorales en la diócesis de Zipaquirá.

 


Información diocesana

Campaña de Cáritas en el Arciprestazgo de Alburquerque

Cáritas del Arciprestazgo de Alburquerque ha realizado una campaña de sensibilización bajo el lema 'En tu pueblo hay mucho por hacer: ¡Participa!', cuyo principal objetivo fue lograr que la comunidad parroquial tome conciencia de la dimensión sociocaritativa y del compromiso del cristiano en la realidad social. También se pretendía posibilitar la coordinación con otras instituciones y asociaciones.

Cada Cáritas Parroquial ha desarrollado diversas actividades en las diferentes poblaciones: mesas redondas, debates, asambleas, gimkhanas, presencia en emisoras de radio y televisión locales, vigilias de oración....

Encuentro de clausura

Como clausura, se celebró un Encuentro Arciprestal el pasado día 10 en La Codosera, al que acudieron 150 personas de todos los pueblos participantes en la campaña.

Juntos celebraron la Eucaristía y, durante la acción de gracias, cada equipo presentó los resultados de la campaña en sus respectivas poblaciones.

En esta jornada de clausura hubo un espacio para dar a conocer el Comercio Justo y sensibilizar sobre los problemas y necesidades de las personas que viven en los países empobrecidos.

El Encuentro Arciprestal finalizó con una fiesta.

 

Misión Parroquial en Granja de Torrehermosa

La parroquia vive un momento extraordinario de renovación de su fe

El día 7, jueves, dio comienzo la Misión Parroquial en Granja de Torrehermosa que se desarrollará hasta el domingo día 24.

Durante estos días, la parroquia de Granja está viviendo un momento extraordinario de renovación de su fe en la que se quiere implicar a todos los habitantes de la población. Después de la visita casa por casa anunciando este momento de gracia, comenzaron el lunes 11 las Asambleas Familiares Cristianas, en las que se reunieron unas 450 personas repartidas en 23 hogares. Durante cinco días han estado conversando sobre la implicación de la fe en sus vidas. Esta acción se ha visto sustentada por lo que se conoce como Escuela de Oración en la que unas 150 personas han estado orando cada mañana. También han tenido la oportunidad de vivir el misterio de la Eucaristía de forma catequética y muy participada. Los niños y los enfermos forman parte de los destinatarios de esta acción evangelizadora durante esta primera semana.

La semana del lunes 18 al domingo 24 se continuará profundizando en la Escuela de Oración teniendo como principales destinatarios a los jóvenes y matrimonios. Así mismo, se reflexionará sobre los temas centrales de la fe en las celebraciones de la tarde.

El párroco, don Francisco Durán Escolar, espera que, como ya ha ocurrido en todas las poblaciones a las que llega la Misión Parroquial, todo esto sirva para reanimar la vida de los granjeños y sea una pequeña semilla que pueda ir creciendo como mayor presencia del Reino de Dios en esta parroquia.

 

Será el encargado de representarlo en los actos oficiales

Don Amadeo Rodríguez Magro es elegido como nuevo Deán del Cabildo

Releva a don Antonio Núñez, quien ya había cumplido dos mandatos consecutivos

El Cabildo Metropolitano de Mérida-Badajoz, con la asistencia de las 2 secciones que lo componen, la de Badajoz y la de Mérida, procedía la pasada semana a la elección de don Amadeo Rodríguez Magro como nuevo Deán-Presidente. El señor Arzobispo ha procedido después a su nombramiento formal. El Deán tiene como misión representar al Cabildo en cualquier tipo de actos e instancias jurídicas y articular la actividad de los miembros de esta institución. El cargo era desempeñado hasta la fecha por don Antonio Núñez Puerto, quien ya había cumplido dos mandatos consecutivos de 4 años, los máximos que permiten los estatutos del Cabildo.

Tras las votaciones resultó elegido don Amadeo Rodríguez Magro, Vicario General de la Diócesis y miembro de dicho Cabildo.

Natural de San Jorge de Alor, Rodríguez Magro cursó sus estudios en el Seminario Diocesano de San Atón y en la Pontificia Universidad Salesiana de Roma, donde obtuvo la licenciatura en Ciencias de la Educación. Ha sido vicario parroquial y párroco de San Francisco de Sales, en Mérida, formador del Seminario y profesor de la Facultad de Educación de la Universidad de Extremadura durante diez años.

Datos biográficos

Desde 1986 viene desempeñando importantes cargos dentro de la Curia Diocesana, primero como Vicario de Culto y Espiritualidad y luego como Vicario de Evangelización. Es durante este periodo cuando se celebra el Sínodo Diocesano de 1992, del que es Secretario General. En 1994, con la creación de la Provincia Eclesiástica es nombrado director del Secretariado Permanente de la misma, cargo que ostenta en la actualidad.

En 1996, don Antonio Montero, lo nombra Vicario General de la Diócesis.

 

La Coronada

Los participantes de los talleres de Cáritas realizan un viaje cultural a Salamanca

Un grupo de 52 personas, la mayoría mujeres y jóvenes integrados en los talleres de Cáritas, han participado en el viaje cultural organizado por Cáritas de La Coronada, a Salamanca, capital de la cultura europea del año 2002. Cabe destacar una visita guiada por José Maldonado, profesor de Historia del Arte de la Universidad de Extremadura y Monitor de Cáritas.

La convivencia fraterna, la alegría compartida y la experiencia de integración de jóvenes y mayores tuvieron su máxima expresión en la Eucaristía, presidida por el párroco, don Juan Santana García Pizarroso, celebrada en Alba de Tormes, tierra de Teresa de Jesús.

Cáritas continúa trabajando en la formación de las personas mediante los talleres semanales que se realizan en la Casa de la Iglesia, y los encuentros mensuales específicos para esta formación en valores humanos y cristianos.

 

Confer de Mérida-Badajoz celebró su asamblea general en Villagonzalo

Confer Mérida-Badajoz celebró el sábado día 9 su asamblea general en la casas de espiritualidad de Villagonzalo.

Declarada abierta la asamblea por su presidente, don Francisco Martín, O.M.I., el padre Javier Badillo, religioso Siervo de María (servita), de la comunidad del Santuario de Nuestra Señora del Puerto, Plasencia, pronunció la conferencia magistral sobre 'La vida religiosa hoy', que desarrolló en cuatro apartados: premisa, a modo de justificación; 'No os dejéis arrastrar por doctrinas extrañas' (Hb 13, 9a); carácter escatológico de la vida religiosa, y el sentido de la vida religiosa desde la liturgia. Toda la conferencia fue de un realismo actual, desde una perspectiva joven y llena de esperanza.

A continuación se presentó y aprobó la programación para el año 2003 , se efectuó la renovación de cargos en la junta directiva y se dio aprobación al balance económico y al presupuesto.

El arzobispo don Antonio Montero, que asistió acompañado por don Manuel de los Santos, delegado episcopal de la Vida Consagrada, presidió la eucaristía.

 

Beatificación de Dolores R. Sopeña

Dolores R. Sopeña (1848-1918), fundadora de la Familia Sopeña, será beatificada en Roma por el Papa el 23 de marzo de 2003. Nacida en Vélez Rubio (Almería), fue una mujer adelantada a su tiempo. Estrenó un nuevo modo de dar a conocer a Dios y a quienes por prejuicios o malas experiencias no quieren saber nada de todo lo relacionado con la Iglesia.

Abrió centros de instrucción en Puerto Rico, Cuba y por toda España y para su atención fundó el Movimiento de Laicos Sopeña, el Instituto Catequista Dolores Sopeña y la Obra Social y Cultura Sopeña (OSCUS).

 


Al paso de Dios

El cristiano se hace

El cristiano no nace, se hace. Esta frase es de los primeros tiempos de la Iglesia, pero también vale para los nuestros. Es cierto que la mayoría de los niños se bautizan y muchos crecen en la fe de la Iglesia en una familia creyente, pero no sólo por eso son y se les reconoce como cristianos; hoy es especialmente necesario refrendar esa identidad cada día de nuestra vida. Ya no existe ese clima envolvente que convertía en indiscutible y universal el ser cristiano, hoy hay que ganarse esa identificación.

Pero no basta con una experiencia privada e individual de lo que somos. La mejor prueba de que la fe crece, madura y es auténtica es que se hace comunitaria: la vida cristiana se cultiva, se comparte, se celebra y se hace compromiso junto a otros hermanos y hermanas. Sólo el que participa demuestra de verdad su pertenencia a la Iglesia.

El día de la Iglesia diocesana nos llama a tomar conciencia de nuestra pertenencia eclesial por la participación activa. No somos de verdad miembros de la Iglesia si no nos reconocemos en su historia y trabajamos en su presente. Pero sólo la diócesis -en nuestro caso la de Mérida-Badajoz- le da concreción a esa pertenencia: de ella es una parte nuestra comunidad parroquial y en ella está la Iglesia universal. Aunque es cierto que lo más cercano es la parroquia, lo más real es la diócesis, porque hace presente y activa a la Iglesia de Cristo.

Amadeo Rodríguez Magro
(amadeo.vgeneral@planalfa.es)

 


Liturgia del domingo

Celebramos el XXXIII Domingo del Tiempo Ordinario

Palabra de Dios

Libro de los Proverbios 31, 10-13, 19-20, 30-31

Una mujer hacendosa, ¿quién la hallará?, vale mucho más que las perlas. Su marido se fía de ella y no le faltan riquezas. Le trae ganancias y no perdidas todos los días de su vida. Adquiere lana y lino, los trabaja con la destreza de sus manos.

Extiende la mano hacia el huso y sostiene con la palma la rueca. Abre sus manos al necesitado y extiende el brazo al pobre. Engañosa es la gracia, fugaz la hermosura. La que teme al Señor, merece alabanza. Cantadle por el éxito de su trabajo, que sus obras la alaben en la plaza.

 

Salmo 127, 1-2, 3, 4-5

R. Dichoso el que teme al Señor.

Que el Señor te bendiga desde Sión,

que veas la prosperidad de Jerusalén,

todos los días de tu vida.

 

Carta 1ª de S. Pablo a los Tesalonicenses 5, 1-6

Hermanos: En lo referente al tiempo y a las circunstancias no necesitáis que nadie os escriba.

Sabéis perfectamente que el día del señor llegará como un ladrón en la noche. Cuando estén diciendo: "paz y seguridad", entonces, de improviso les sobrevendrá la ruina, como los dolores de parto a la que está encinta, y no podrán escapar.

Pero vosotros, hermanos, no vivís en tinieblas para que ese día no os sorprenda como un ladrón, porque todos sois hijos de la luz e hijos del día, no lo sois de la noche ni de las tinieblas.

Así, pues, no durmamos como los demás, sino estemos vigilantes y vivamos sobriamente.

 

Evangelio según san Mateo 25, 14-30

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos esta parábola:

- Un hombre que se iba al extranjero llamó a sus empleados y los dejó encargado de sus bienes: a uno le dejó cinco talentos de plata; a otro, dos; a otro, uno; a cada cual según su capacidad. Luego se marchó.

El que recibió cinco talentos fue enseguida a negociar con ellos y ganó otros cinco. El que recibió dos hizo lo mismo y ganó otros dos. En cambio, el que recibió uno hizo un hoyo en la tierra y escondió el dinero de su señor.

Al cabo de mucho tiempo volvió el señor de aquellos empleados y se puso a ajustar las cuentas con ellos. Se acercó el que había recibido cinco talentos y le presentó los otros cinco, diciendo: "Señor, cinco talentos me dejaste; mira he ganado otros cinco". Su señor le dijo: "Muy bien. Eres un empleado fiel en lo poco, te daré un cargo importante: pasa al banquete de tu señor".

Finalmente, se acercó el que había recibido un talento y dijo: "Señor, sabía que eres exigente, que siegas donde no siembras y recoges donde no esparces; tuve miedo y fui a esconder tu talento bajo tierra. Aquí tienes lo tuyo". El señor le respondió: "Eres un empleado negligente y holgazán. ¿Con que sabías que siego donde no siembro y recojo donde no esparzo? Pues debías haber puesto mi dinero en el banco para que al volver yo pudiera recoger lo mío con los intereses. Quitadle el talento y dádselo al que tiene diez. Porque al que tiene se le dará y le sobrará; pero al que no tiene se le quitará hasta lo que tiene. Y a ese empleado inútil echadlo fuera, a las tinieblas; allí será el llanto y el rechinar de dientes".

 

Lecturas bíblicas para los días de la semana

18, lunes: Ap 1, 1-4, 2, 1-5; Lc 18, 35-43.
19, martes: Ap 3, 1-6, 14-22; Lc 19, 1-10.
20, miércoles: Ap 4, 1-11; Lc 19, 11-28.
21, jueves: Ap 5, 1-10; Lc 19, 41-44.
22, viernes: Ap 10, 8-11; Lc 19, 45-48.
23, sábado: Ap 11, 4-12; Lc 20, 27-40.
24, domingo: Ez 34, 11-12. 5-17; 1Co 15, 20-26a, 28; Mt 25, 31-46.

 

Comentario litúrgico

Encargados de sus bienes

En este domingo las lecturas siguen la tónica del anterior en el sentido de iluminarnos con una referencia al final y meta de nuestra vida. El pasado domingo predominaba la idea de la venida del Señor, en este se destaca que la espera por nuestra parte no puede ser de cualquier manera.

La primera lectura ya nos propone como ejemplo una mujer hacendosa. Es una esposa que la trae ganancias al marido, que no se contenta con estar y atender la casa sino que se busca trabajo y consigue el jornal.

La lectura evangélica nos presenta una parábola muy conocida y que san Mateo sitúa al final de la vida pública de Jesús presentándola como un buen elemento de discernimiento para todos los que quieran tomar en serio el mensaje de Jesús.

Es significativo que a la hora de repartir los talentos ­cantidades importantes de dinero­ el señor de la hacienda los reparte de un modo desigual. Es fácil entender que esta desigualdad corresponde a la capacidad de iniciativa que tiene cada criado. Da más capital al que tiene más capacidad y menor capital al menos capacitado. Se trata, evidentemente, de no sobrecargar al más débil.

A la vuelta de su viaje, el señor ajusta cuentas con sus criados y escucha atentamente el pequeño discurso de cada uno de ellos. Se congratula que cada uno ha trabajado de acuerdo con su capacidad y ha dado el rendimiento debido. Sólo hay una nota discordante, el menos capacitado, al que se la dado una tarea menor, ha fallado al no intentar obtener el fruto debido de la pequeña tarea que se le ha pedido.

Está claro, a todos se nos invita a trabajar por el Reino lo que podamos. Nadie es inútil.

Antonio Luis Martínez

 

Santoral

18 de noviembre: Sta. Filipina Rosa Duchesne (1769-1852)

En su Francia natal le prohíben ser religiosa porque su familia la tiene destinada a "casar bien". Una vez que consigue profesar, las autoridades cierran su convento y, como eran tiempos de libertad, lo convierten en una prisión de condenados a muerte, en un alarde libertario que consistió en cambiar las monjas presuntamente oprimidas por presos condenados en tribunales populares y juicios sumarísimos. ¡Olé libertades!

Total, que la buena de Filipina termina por aprovechar la ocasión cuando un obispo de Luisiana pide religiosas, pasando de su Grenoble natal a Saint Louis en E.E.U.U.

Ahora se demuestra cómo las películas de indios y americanos no reproducen la realidad total. Esta religiosa, con escasos medios, funda en pocos años cinco hospitales para esclavos negros e indios y para los blancos más pobres. Nuestra santa también se ocupó de la educación de los jóvenes, construyendo colegios con numeroso alumnado, demostrando una capacidad organizativa fuera de lo común, en condiciones de absoluto heroísmo.

Toda una lección de integración racial, opción por los pobres, igualdad social, protagonismo femenino, autonomía eclesial, labor cultural, misericordia con el débil...o sea toda una lección de universalismo católico que no distingue entre blancos y negros, indios o vaqueros. Catolicismo en estado puro que no aparece en las películas, cuyos "malos" siempre son los negros y los indios, o sea, los pobres. Tiene migas...

 

Manuel Amezcua

Los santos de la semana

18, lunes: Dedicación de las basílicas de Pedro y Pablo.Odón, Orículo.
19, martes: Máximo, Barlaán, Azas, Inés de Asís, Matilde.
20, miércoles: Basilio, Crispín, Dasio, Octavio, María Fortunata.
21, jueves: Presentación de la Stma.Virgen. Mauro, Gelasio I.
22, viernes: Cecilia, Ananías, Benigno.
23, sábado: Clemente I, Columbano, Felicitas, Lucrecia.
24, domingo: Jesucristo, Rey del Universo. Crisógono, Protasio, Flora y María.

 


Contraportada

Este domingo, Día de los "Sin techo"

La mitad de los que han pasado este año por centros de acogida diocesanos son extranjeros

La diócesis de Mérida-Badajoz cuenta con tres centros de acogida para personas sin techo. Son el Centro Hermano de Badajoz, el Padre Cristóbal de Mérida y el San Roque de Almendralejo. Por ellos han pasado en lo que va de año 1.486 personas, de los cuales 1.291 eran hombres, la mitad extranjeros.

Este domingo es el Día de los "Sin techo", que se celebra con el lema "Tú, ¿para trabajar te escondes?" el lema tiene su origen en el del año pasado con el que se pedía un plan nacional de inserción. Ahora se retoma incidiendo en la faceta laboral de ese plan ya demandado.

 

Álvaro se levanta cada día a las las siete y media de la mañana. Durante el día estará ocupado en las labores propias de mantenimiento del Centro de transeúntes donde se encuentra acogido: limpieza, lavandería, cocina o mantenimiento de los jardines. Por las tardes existen grupos de habilidad social, de autoayuda. También se imparten clases de castellano para los extranjeros y de cultura.

Juegos prohibidos

Así Álvaro está olvidando poco a poco su adicción a la cocaína, que abandonó hace cuatro años. Comenzó a consumir droga en el Barrio Chino de Barcelona, ha pasado por la cárcel y la calle. Sus juegos secretos a voces con la droga son sustituidos por la amistad con gente que se mueve en otros ambientes, algo básico para abandonar la rueda de su destrucción como persona.

Cuenta que en la calle "se pasa muy mal. Hoy duermes aquí, mañana allí, ahora te levantas y tienes que buscarte la vida, necesitas droga y para lograrla debes robar o engañar... pierdes las amistades, pierdes la familia y pierdes la salud". Ahora valora su dignidad como persona "he hablado con mis padres y mi hermano, que me han aceptado, dice, he hecho relaciones, pero no le deseo a nadie la vida de toxicómano porque terminas en la calle, las puertas se van cerrando una a una".

Junto a su habitación está la de Romualdo, un granadino que cuando su mujer lo abandonó decidió sustituirla por el alcohol, la única salida que entonces vio para esconderse de una realidad que pensó no poder soportar. Estuvo diez años enganchado al alcohol. Ahora lleva dos meses sin probarlo, desde que llegó al centro.

Su historia nos recuerda que nadie nace "sin techo", las circunstancias de la vida puede hacer que cualquiera se pueda ver un día tirado en la calle por situaciones que ni siquiera sabía que podían darse.

Según don Juan de Matas López, director del Programa Diocesano de Transeúntes, el lema de la campaña de este año es "Tú, ¿para trabajar te escondes?" y tiene su origen en el del año pasado con el que se pedía un plan nacional de inserción. Ahora se retoma incidiendo en la faceta laboral de ese plan ya demandado.

En lo que va de año, de enero a octubre, han pasado por los tres centros de acogida de la diócesis, en Badajoz, Mérida y Almendralejo, 1486 personas. La directora del Centro Hermano, casa de acogida de Badajoz, doña Teresa Castellanos puntualiza que la gran mayoría de esas personas, 1.291, son hombres. Castellanos señala además que cada vez acuden a estos centros más extranjeros, especialmente en el Centro Hermano al ser Badajoz una ciudad fronteriza. Este detalle nos aporta algunas pistas de cómo es la situación de los inmigrantes en nuestro país".

Los extranjeros llegan sobre todo de Europa del Este y del norte de África y su problemática principal es que no tienen papeles y vienen buscando trabajo. Entre los españoles, las causas cambian. Se trata principalmente de gente sin casa con problemáticas asociadas, muchas de las cuales está en la raíz de su problema: alcoholismo, droga, enfermedades mentales, especialmente como consecuencia de la Ley de Desinstitucionalización Psiquiátrica, la ley regional que plantea el cierre de los psiquiátricos.

El Centro Padre Cristóbal de Mérida tiene en marcha, además, un programa para personas crónicas, aquellas que difícilmente podrán vivir solos porque ya tienen una edad avanzada, llevan muchos años en la calle etc.

Fuera del Centro Hermano

El Centro Hermano se encuentra junto a la estación de RENFE de Badajoz, en uno locales alquilados por ese organismo, pero deberá trasladarse a otro lugar antes del 30 de septiembre. Desde la casa de acogida se pide una solución en dos sentidos, por un lado que la administración les ceda un local digno y por otro que los vecinos del lugar designado sean comprensivos y entiendan la labor que se realiza con estas personas, que nunca han provocado problemas en el lugar que ocupan en la actualidad, como ha certificado la asociación de vecinos.

J. J. Montes


Noticias de América Latina:

http://www.aciprensa.com



Return to Camino