Iglesia en camino

Semanario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz (España)

E-Mail: iglenca@archimeridabadajoz.org

Número 779. 15 de noviembre de 2009

Director: Juan José Montes


Temas de la semana

Los cristianos, llamados a participar en la Iglesia y a colaborar en su sostenimiento económico

El Congreso Provida insta a los gobiernos a ayudar a las mujeres embarazadas

Los sacerdotes con seminaristas en sus parroquias comparten sus experiencias de acompañamiento

Más de 250 personas de Ribera del Fresno peregrinan a Guadalupe

Escuela de padres: Jorgito es Síndrome de Down

La JEC celebra su Asamblea Regional

Publicada la Constitución Apostólica sobre los anglicanos

Mensaje de la CEE a Manos Unidas


Actualidad

Este domingo se celebra el Día de la Iglesia Diocesana

Bajo el lema “Somos parte de una Iglesia que acompaña y ayuda”

La Iglesia en España celebra este domingo el Día de la Iglesia Diocesana, este año bajo el lema “Somos parte de una Iglesia que acompaña y ayuda”.

El Arzobispo de Mérida-Badajoz, monseñor Santiago García Aracil, ha escrito varias cartas con motivo de esta jornada -una de las cuales reproducimos en la página 3 de Iglesia en camino. En una de las cartas, incluida en el material para esta Jornada, el Arzobispo afirma que “en estos momentos de profunda crisis económica, el acompañamiento y la ayuda de la Iglesia son de gran esperanza para una sociedad dolorida. Los católicos tenemos que ser personas dispuestas a escuchar, a acompaña y a ayudar, como expresión de nuestro compromiso creyente”.

“Para que quienes acuden a la Iglesia buscando ayuda puedan encontrar en ella una respuesta adecuada, es necesario que disponga de los medios necesarios”, continúa Monseñor García Aracil, por ello “la colaboración de los católicos y de los que valoran su labor es indispensable”.

El Arzobispo de Mérida-Badajoz pide que todos los cristianos que participen en la Iglesia y colaboren económicamente en su sostenimiento, pues “todos somos necesarios”.

Realidad diocesana

La Archidiócesis de Mérida-Badajoz cuenta con 312 sacerdotes que trabajan dentro de la propia diócesis. El número de parroquias es de 217. Entre las acciones socio-caritativas que realiza la Archidiócesis encontramos: proyectos con menores, con jóvenes y familia, con mujeres, 13 residencias de ancianos, 36 centros educativos, dos casas de acogida para transeúntes y gente sin techo, además de comedores, el Proyecto Vida para reinserción de drogodependientes, decenas de grupos que trabajan con enfermos, colegios para discapacitados, programas con minorías étnicas, parados y reclusos, además de diversos programas de cooperación internacional.

Labor pastoral

A la labor educativa se suma la de catequesis, que realizan los casi 3.500 catequistas con los que cuenta la diócesis, y dirigida a miles de niños y jóvenes de todas las edades.

Es digno de mención también el papel que desarrolla nuestra iglesia diocesana en materia de patrimonio, como la tarea ordinaria de conservación y restauración, en colaboración con otras instituciones, de diversos templos de la diócesis.

A todo ello hay que sumar la tarea de los misioneros diocesanos en distintos países del mundo. 16 de ellos son sacerdotes diocesanos (1 en Argentina, 3 en Costa Rica, 2 en Puerto Rico, 2 en Zimbabue y 8 en Perú). Junto a ellos, hasta sumar 150, debemos contar a los misioneros y misioneras pertenecientes a congregaciones religiosas.

Gastos e ingresos

Para que todas estas acciones, tanto pastorales como sociales, se puedan llevar a cabo es imprescindible la colaboración económica de los fieles de nuestra Diócesis.

En el último ejercicio los gastos fueron de 10.486.742 euros. De ellos, cerca de 4 millones se destinaron al sostenimiento del clero diocesano, algo más de 2 millones para el mantenimiento de los centros de culto, como parroquias, ermitas y otros centros, más de 2 millones y medio se destinaron al ejercicio del apostolado (materiales, publicaciones y actividades desarrolladas por parroquias y por las Delegaciones Episcopales), y por último, un poco más de 2 millones se dirigió al ejercicio de la Caridad (desarrollo de los proyectos coordinados por Cáritas Diocesana y Parroquiales).

En cuanto a los ingresos, en el año 2008 fueron 10.239.143 euros. Casi la mitad de ese dinero fue aportado directamente por los fieles (a través de colectas, cuotas y donativos en parroquias), más de 2 millones procedieron de la Asignación Tributaria (la conocida “X” en la casilla de la Iglesia Católica en la Declaración de la Renta), más de un millón procedieron de los servicios prestados por los sacerdotes que desarrollan actividades en entidades públicas o privadas (profesores, capellanes sanitarios y penitenciarios...) y otro tanto se recibió por subvenciones oficiales y privadas, cuyo destino, casi en su totalidad, corresponde a proyectos desarrollados por Cáritas Diocesana.

La Iglesia en España

Por lo que se refiere a los números de la Iglesia en España, en cuanto a la acción Caritativa y Asistencial se atiende a casi 3 millones de personas en cerca de 400 centros. En la actualidad hay 16.000 misioneros repartidos por todo el mundo, más de un millón de niños están matriculados en Centros de Titularidad Católica. 19.000 sacerdotes atienden 22.000 parroquias, 55.000 religiosos y 70.000 catequistas llevan a cabo la actividad pastoral en España.

La responsabilidad de todos los bautizados es participar en las acciones pastorales, tanto litúrgicas como catequéticas y caritativas, y colaborar también en su sostenimiento económico.          

 

En España se practicaron más de cien mil abortos en 2008

Zaragoza acogió el IV Congreso Internacional Provida con un gran éxito de participación

El Ministerio de Sanidad daba a conocer la pasada semana los datos de los abortos practicados el año pasado. En 2008, 115.812 niños fueron abortados, doblando así la cifra de hace 10 años (56.847 abortos en 1998)

Estos datos son obtenidos de las clínicas abortistas y que, como demuestra el caso Morín-Ginemedex, no recogen la realidad completa, que previsiblemente es aún peor.

Esta cifra supone un incremento en el número de abortos con respecto al 2007 en un 3’2%. Con estos números se comprueba que la Píldora del Día Después no ha reducido los abortos, al contrario, esta práctica ha crecido un 93% desde que empezó a repartirse este método abortivo en el año 2001.

10.000 eran menores

De las 115.000 mujeres que abortaron, más de 10.000 tenían menos de 18 años. Las mayores tasas de abortos se produjeron en mujeres de entre 20 y 24 años (28,4 abortos por cada 1.000 mujeres), seguido de las mujeres de entre 25 y 29 años (16,5 por cada 1.000) y las menores de 19 años, grupo de edad en el que se registraron casi 15.000 abortos. De estos últimos, 14.464 se produjeron en mujeres de entre 15 y 19 años y 475 en menores de 15 años. El 68’2% de las jóvenes que abortaron eran solteras.

El 98% de los abortos en España se realizan en clínicas privadas y sólo el 2% restante en hospitales públicos y privados.

Datos en Extremadura

Por su parte, en Extremadura el año pasado se provocaron 1.383 abortos, frente a los 1.243 practicados en el 2007. De éstos, 980 se produjeron en la provincia de Badajoz. En cuanto a la edad, en esta provincia, se practicaron 6 abortos a chicas menores de 15 años, 171 en jóvenes de 15 a 19 años y 230 practicados en jóvenes entre 20 y 24 años.

Ante estos datos el presidente del Foro Español de la Familia, Benigno Blanco, ha afirmado que “es lamentable que el Ministerio de Sanidad se limite año tras año a comunicar las estadísticas del aborto sin que se atreva a afrontar este inmenso drama sin políticas de ayuda a la mujer embarazada y al niño no nacido”. Benigno Blanco añadió que “el conformismo y el derrotismo del Gobierno frente al drama del aborto no puede ser más que fuente de más aborto y abandono de la mujer embarazada”.

Congreso Provida

Por otro lado, el pasado fin de semana se celebró en Zaragoza el IV Congreso Internacional Provida al que asistieron más de 1.300 congresistas  de 32 países y un millar de asistentes on-line. Este Congreso ha abordado la necesidad de una sensibilización en defensa de la vida desde el punto de vista médico, jurídico, asistencial, político y ético.

Los congresistas aprobaron la Declaración de Zaragoza, un documento dirigido a los poderes públicos y a la sociedad en general, en el que se insta a los gobiernos a “trabajar eficazmente para ayudar a las mujeres embarazadas”. En esta Declaración se recoge la propuesta de calificar con el neologismo ‘mega-genocidio’ los más de 800 millones de muertes provocadas hasta el momento por abortos ‘legales’ en los países que lo han autorizado.

Además, enmarcado dentro de este Congreso, tres mil voluntarios del mismo participaron en la iniciativa “Un millón de velas”, que consistía en encender una vela por cada niño o joven no nacido desde que se aprobó en España la Ley del aborto. La cadena de velas sumó 4 kilómetros de recorrido.

Agencias/Redacción

Un millón de firmas

Diversas agrupaciones internacionales han vuelto a lanzar la campaña, impulsada hace un año, para recoger un millón de firmas en apoyo al no nacido y la familia. Esta iniciativa pretende que los Estados de la ONU empiecen a interpretar que la Declaración Universal de los Derechos Humanos protege al ser humano contra el aborto y reconoce el matrimonio y el derecho de los padres a educar a sus hijos.

Las personas interesadas en respaldar la iniciativa pueden firmar la declaración a través de internet, en www.c-fam.org/campaigns/lid.3/default.asp.

 

Celebrada en Puebla de la Calzada

Militantes de la JEC trabajan sobre el compromiso en su Asamblea Regional

Militantes de la Juventud Estudiante Católica (JEC) de las diócesis extremeñas se han reunido en Puebla de la Calzada para celebrar una Asamblea Regional. En ella se han definido los objetivos que se quieren desarrollar durante este curso.

El tema central de la Asamblea fue “Activos en la Escuela”. Bajo este propósito, se realizaron de forma dinámica actividades para ver tanto el sentido del compromiso en el movimiento, la familia, los estudios... como el sentido de la militancia.

Así mismo, se diseñaron las campañas por etapas y se fijaron las fechas de los próximos encuentros. También se decidieron, entre todos, las responsabilidades de los militantes, animadores y consiliarios de cada diócesis.

Retomar la tarea

Esta Asamblea Regional ha sido, según afirman los organizadores, “una nueva oportunidad para pasar unos días de convivencia y retomar así la tarea de servir en nuestros centros de estudio y de trabajo anunciando el mensaje de Jesús”.

 

Sacerdotes con seminaristas en sus parroquias celebran un encuentro

Esta semana se celebró en el Seminario “San Atón” un encuentro con los sacerdotes que tienen seminaristas en sus parroquias. La finalidad de este día era compartir las experiencias de acompañamiento que los párrocos tienen con los niños, adolescentes y jóvenes que se plantean su vocación al ministerio sacerdotal. Tras la acogida y oración inicial, el Rector, Francisco José Andrades, invitó a los compañeros a compartir caminos e ideas en esta misión que los sacerdotes, como responsables de sus comunidades parroquiales, deben ejercer.

El plan de formación para los seminarios destaca la importante labor de los sacerdotes de origen en la formación de los seminaristas.

 

El proyecto Damasco ha celebrado la segunda convivencia del curso en Jerez de los Caballeros

El pasado fin de semana se ha celebrado en Jerez de los Caballeros la segunda convivencia Damasco del Plan Diocesano de Animación Vocacional (PDAV) de este curso, en la que han participado 75 chavales, acompañados por animadores del PDAV.

Los niños y jóvenes, entre 11 y 15 años, que participaron en la convivencia procedían de diversas poblaciones de la zona sur y suroeste de la provincia de Badajoz.

Además de disfrutar de un ambiente distendido y agradable con juegos y dinámicas en el pueblo (que acoge  estas actividades desde hace 6 años), los participantes trabajaron en diversas reuniones y compartieron momentos de oración, profundizando en su Fe, y recibieron testimonio de otros cristianos. Así, chicas que están en otros proyectos del PDAV, como Pozo de Jacob, religiosas, sacerdotes y laicos compartieron con ellos su experiencia de seguimiento a Jesús.

Como colofón, celebraron la Eucaristía el domingo con los jóvenes de Jerez de los Caballeros.

 

Tras unos meses en fase de pruebas

Popular TV Badajoz emite ya en la Vegas Bajas por el canal 37 de UHF

Popular TV Badajoz, el canal diocesano, emite ya en las Vegas Bajas a través del canal 37 de UHF, después de unos meses en fase de pruebas.

De esta manera Popular TV Badajoz expande su ámbito de cobertura desde Montijo hasta la propia ciudad de Badajoz, pasando por las localidades del entorno como Puebla de la Calzada, Guadiana del Caudillo, Valdelacalzada, Pueblonuevo del Guadiana, Lobón, Talavera, Villafranco del Guadiana, Novelda, Sagrajas o Balboa.

Programación humanista cristiana

Popular TV Badajoz ofrece una programación generalista basada en el humanismo cristiano con afán de llegar a toda la familia. En su parrilla se conjuga la programación local y nacional, los programas propiamente religiosos, como la Eucaristía diaria a las 12 de la mañana, con una amplia oferta informativa, deportiva, cine, entrevistas o programas infantiles.

 

Ribera del Fresno peregrina a Guadalupe

El pasado domingo la Hermandad de Amigos de San Juan Macías organizó una peregrinación de Ribera del Fresno a Guadalupe, con el objetivo de entregar un cuadro de san Juan Macías, único santo extremeño de la evangelización de América y Patrón de los Emigrantes, obra del destacado pintor onubense Juan Manuel Núñez Bañez y para ganar, además, las indulgencias del Año Santo Guadalupense

Esta Hermandad mantiene desde el 2007 un hermanamiento con la Asociación de Caballeros de Santa María con el fin de extender y divulgar, aún más, la devoción de Ntra. Sra. de Guadalupe y la de san Juan Macías, dos de los símbolos más preclaros de la Evangelización de América.

Los más de 250 peregrinos participaron en la Eucaristía presidida por Fray Guillermo Cerrato, guardián del Real Monasterio y concelebrada por Antonio Pina, párroco de Ribera del Fresno, más tres sacerdotes ribereños: Francisco Suárez, Francisco Sayago y Serafín Suárez. En el ofertorio se hizo entrega de este lienzo de san Juan Macías al Monasterio de Guadalupe.

El cuadro ha sido colocado en las escaleras de subida al Camarín de la Virgen.

 

Peregrinación a Tierra Santa

La parroquia de Santa María la Real, más conocida como San Agustín, de Badajoz ha peregrinado a Tierra Santa. Medio centenar de personas acompañadas por el sacerdote diocesano, José Gago, recorrieron los lugares más destacados de la vida de Jesús como Nazaret, Belén, el Monte de las Bienaventuranzas, Monte de los Olivos o Jerusalén, entre otros.

 

Agenda

Encuentro sacerdotes rurales

Los sacerdotes rurales de nuestra Diócesis que estén interesados en los movimientos de Acción Católica están invitados a un encuentro nacional que se celebrará los días 17 y 18 de noviembre en Madrid. En él se tratará la espiritualidad de la Encarnación en el consiliario y en el sacerdote rural. Más información en el teléfono 927 530 438.


España/Mundo

Con los anglicanos se abre “un nuevo camino” para la unidad de los cristianos

El sentido de la Constitución Apostólica para fieles que regresan a la comunión plena

La constitución apostólica “Anglicanorum coetibus”, sobre la institución de ordinariatos personales para los anglicanos que ingresen en la plena comunión con la Iglesia Católica, constituye “un nuevo camino para la promoción de la unidad de los cristianos”.

Lo ha asegurado un comunicado emitido por la Santa Sede al hacer público este documento de Benedicto XVI, que aparece acompañado por las “Normas complementarias”, emitidas por la Congregación para la Doctrina de la Fe, que servirán a su recta aplicación.

Nueva estructura

La novedad de la Constitución, según aclara la nota vaticana, consiste en la introducción de “una estructura canónica que facilita esa reunión corporativa mediante la institución de ordinariatos personales”, que permitirán a grupos anglicanos entrar en comunión plena con la Iglesia Católica, “conservando al mismo tiempo elementos específicos del patrimonio espiritual y litúrgico anglicano”.

“Esta Constitución Apostólica abre un nuevo camino para la promoción de la unidad de los cristianos, reconociendo al mismo tiempo la legítima diversidad en la expresión de nuestra fe común”, afirma la Santa Sede.

“No se trata de una iniciativa que haya tenido origen en la Santa Sede -aclara-, sino de una respuesta generosa del Santo Padre a la legítima aspiración de estos grupos anglicanos”.

Celibato sacerdotal

“La institución de esta nueva estructura se enmarca en plena armonía con el compromiso a favor del diálogo ecuménico, que sigue siendo prioritario para la Iglesia Católica”, subraya la nota vaticana.

Asimismo, la Santa Sede indica que “la posibilidad prevista en la Constitución Apostólica de la presencia de algunos clérigos casados en los ordinariatos personales no significa de ninguna manera un cambio en la disciplina de la Iglesia acerca del celibato sacerdotal”. “Éste, como afirma el Concilio Vaticano II, es signo y al mismo tiempo estímulo de la caridad pastoral y anuncia de forma resplandeciente el reino de Dios”, añade, citando el número 1.579 del Catecismo de la Iglesia Católica.

Según el documento, “aquellos que han ejercido el ministerio de diáconos, presbíteros u obispos anglicanos, que responden a los requisitos establecidos por el derecho canónico y no están impedidos por irregularidades u otros impedimentos, pueden ser aceptados por el ordinario como candidatos para las sagradas órdenes en la Iglesia Católica”.

Práctica antigua

En realidad, la admisión a las funciones sacerdotales de varones casados que han ejercido ministerios en Iglesias o comunidades cristianas todavía separadas de la comunión católica y que buscan la comunión plena con la Iglesia católica, no es una novedad.

Esta práctica ya había sido expuesta por la encíclica de Pablo VI “Sacerdotalis coelibatus” (n. 42) y por la declaración de la Congregación para la Doctrina de la Fe del 1 de abril de 1981 sobre la admisión a la plena comunión con la Iglesia Católica de algunos miembros del clero y del laicado pertenecientes a las Iglesia Episcopaliana (Anglicana).

La Constitución Apostólica aclara también un debate que había surgido en días pasados sobre la posibilidad de que en los ordinariatos personales de tradición anglicana puedan ordenarse a seminaristas casados.

El documento establece que “el ordinario, en plena observancia de la disciplina del celibato clerical en la Iglesia latina, admitirá sólo a hombres célibes al orden del presbiterado. Podrá pedir al Romano Pontífice, como una derogación del canon 277 §1, admitir caso por caso al orden sagrado del presbiterado también a hombres casados, según los criterios objetivos aprobados por la Santa Sede.

Zenit.org

 

Cáritas expresa su preocupación por la reforma de la Ley de Extranjería

El Consejo general de Cáritas España ha hecho pública una nota en la que expresa su preocupación por la reforma de la Ley de Extranjería, los riesgos que ese proyecto legislativo entraña y el posible retroceso que puede significar.

La nota del Consejo General de Cáritas subraya que, desde la “dilatada experiencia de trabajo en el campo de las migraciones” de esta organización humanitaria de la Iglesia y “en fidelidad a nuestra opción preferencial y evangélica por los últimos y no atendidos”, expresa su “preocupación ante el proceso de reforma de la Ley de Extranjería y los riesgos que ese proyecto legislativo entraña para el adecuado reconocimiento de los derechos y libertades de los extranjeros en España”.

En coherencia con los pronunciamientos que, en el marco de una acción conjunta de repercusión pública, vienen impulsando en los dos últimos meses la Comisión española de Ayuda al Refugiado (CEAR), Cáritas y la Red Acoge alertan “sobre el retroceso que puede producirse en un terreno donde distintos agentes sociales e interlocutores políticos hemos venido avanzando, con no pocos esfuerzos, para consensuar las bases de una auténtica política de Estado en materia de inmigración y extranjería”.    

Zenit.org


Testimonios para el Año Sacerdotal

Ofrecemos esta semana la segunda parte del testimonio del sacerdote diocesano Feliciano Leal Cáceres, que se presenta bajo el título “25 años de cura son muchos años”.

 

(Viene de la pasada semana)

 

Me siguieron preguntando cosas de esa etapa… Pero, me quedé más extrañado cuando seguían explorando en la vida de sacerdote…

-Y desde que se hizo cura, ¿dónde ha estado? ¿Qué ha hecho?

-Pues, antes que nada, estar un año de capellán en el ejército. Y luego me dejaron en Badajoz, en una Parroquia de muchos niños, con muchas cosas. Lo pasé genial: teníamos un patio grandísimo donde organizábamos partidos de futbol. Y un escenario para representar obras de teatro…

-Y luego ¿dónde más ha estado?, porque en veinticinco años habrá estado en muchos pueblos…

-Pues me mandaron a Olivenza y a San Jorge de Alor, donde me sentí muy a gusto, donde daba muchas clases, había muchos grupos de jóvenes, organizábamos convivencias con jóvenes, salidas, caminatas…

-Pero, a nosotros nos ha dicho la señorita que usted estuvo en Roma…

-Sí, estuve estudiando un poco más de teología moral, una cosa que es muy interesante para que sepamos qué tenemos que hacer y por qué hacerlo. Luego volví y el Obispo me mandó a otros dos pueblos preciosos: Oliva de la Frontera y Valencia del Mombuey. Sólo dos años estuve allí pero me encantó porque trabajé mucho como sacerdote y me encontré con el apoyo de mi compañero Juan María, de muchos cristianos, niños, jóvenes y mayores que estaban “todos a una” para que la Iglesia estuviera bien, fuerte, alegre, llena.

-¿Y qué más? ¿Qué más?

-Pues luego estuve cuatro años en el Seminario, cuidando a los chavales que allí estaban, como formador. También allí lo pasé muy bien con tantas cosas como hacíamos… Teníamos hasta un zoológico de aves muy grande, con muchos animales que cuidábamos nosotros mismos… Cada semana un grupo se encargaba de darles de comer, limpiar, ordenar, arreglar, mirar los pichones, pollinos, faisanes, pavinos,... que iban naciendo…

-Jolín, ¡qué guay!, con lo que me gustan a mi los bichos…

-Pues lo hubieras pasado muy bien. Luego, para acabar me volvieron a mandar a Olivenza y de allí aquí al pueblo, a Lobón, y a Guadajira, donde llevo ya unos pocos de años, alternando con algún trabajillo más. ¿Qué os parece?

Y, ahora viene el que yo digo que es un espabilado y me dice:

-¿Y usted ha sido siempre feliz siendo cura?

-Pues claro, hombre. Muy feliz. Es verdad que hay ratos mejores y otros no tanto; incluso que se cometen errores y hay que corregirse. No he logrado hacer todo lo que me hubiera gustado, pero he hecho todo lo que he podido, con la ayuda de Dios y con la colaboración de mucha gente que me ha ido animando y con quienes he compartido todos estos años…

-¿Usted tiene muchos amigos?

-Yo creo que sí, muchos. En todos los sitios en los que he estado he ido haciendo bastantes amistades… A veces no veo a mis amigos en bastante tiempo, pero sé que están ahí y nos vemos de vez en cuando, compartimos momentos importantes de la vida, estamos unidos.

-¿Y qué es lo que hace un cura normalmente?

-Pues, qué va a hacer: decir Misa, no lo sabes tú, dijo uno de ellos.

-Sí, pero además, hago otras cosas. Por ejemplo: intento ser guía de la comunidad, coordinar las tareas entre todos…

-Y eso, ¿qué es?

-Pues eso es intentar que todos nos pongamos de acuerdo para hacer las cosas juntos, de manera que cueste lo menos posible y salga lo mejor posible. Pero, además, un cura ha de estar al tanto de muchas cosas, ha de visitar a los enfermos y ancianos, ha de procurar cuidar a los más necesitados, ha de prepararse bien para la predicación, para la catequesis, ha de asistir a muchas reuniones de catequesis, de cáritas, de liturgia, de compañeros sacerdotes…

-Jolín… ¡Cuántas cosas!

-Es que hay más: por ejemplo atender las cosas del despacho parroquial, estar para cuando la gente lo necesite, para hablar, para compartir… Ir a otros sitios, estar para los compañeros, ayudar en otras parroquias, etc.

-Pues, sí. Y yo que creía que no tenían tantas cosas que hacer los curas.

-Hombre, ésas y otras que ya os contaré en su momento. Pero sí es bueno que sepáis que si las hacemos es para bien de la gente y con la ayuda de todos. Veis, vosotros también me ayudáis.

-¿Nosotros?

-¡Claro! Cuando sois monaguillos en la Misa o en otro acontecimiento… Es vuestra manera de ayudar a que la Iglesia siga alegre y viva.

-¡Qué bien!

-Pero todavía podéis hacer mucho más… ¿Por qué no pensáis si alguno de vosotros puede ser cura algún día?

-Sí, hombre, nosotros, con lo trastos que somos…

- Pues sí, vosotros. Lo mismo pensaba yo y luego conocí que Dios sí contaba conmigo. Y lo mismo quiere contar con vosotros, porque, ¿sabéis? Los sacerdotes son necesarios y tienen que seguir en la vida de la Iglesia. Por eso se necesitan niños, jóvenes y adultos que quieran dedicarse a serlo…

-Pero, para eso se necesita irse uno al Seminario, ¿no? ¿Y dónde está? ¿Y cómo es?

-Os lo cuento otro día, ¿vale? Mirad, ya es tarde. Vuestra madre se va a empezar a preocupar si no llegáis. Si queréis mañana seguimos hablando de todo esto…

Y los veo a cada uno echar a correr por calles distintas dirigiéndose a sus casas. Hoy, estos chavales me han hecho recordar tantas cosas… 25 años de cura… 25 años de acción de gracias a Dios... Pido a Dios por ellos, por sus compañeros… Que si sienten su llamada no se cierren a responderle que sí. Y siempre con el espíritu dispuesto a seguir hasta que Dios quiera, con su gracia.

 

Feliciano Leal Cáceres


Análisis

Escritos episcopales

Firmes y esperanzadosen nuestra misión

Carta pastoral con motivo del Día de la Iglesia Diocesana

Celebramos el Día de la Iglesia Diocesana. Cada año, esta jornada nos invita a tomar conciencia de nuestra identidad y de nuestra misión, y a ir asumiendo las responsabilidades que ello comporta.

Identidad y misión de los católicos

Somos miembros vivos de la gran familia de los hijos de Dios que es la Iglesia universal. Ésa es nuestra identidad fundamental. Pertenecemos a esa porción del Pueblo de Dios que peregrina en las tierras pacenses integrando la Archidiócesis de Mérida-Badajoz. En ella, como en todas las demás Diócesis, se encuentra y opera verdaderamente la Iglesia de Cristo, que es una, santa, católica y apostólica. Así lo afirma el Concilio Vaticano II en el Decreto sobre el  ministerio pastoral de los Obispos.

Nuestra misión principal, desde que recibimos el Espíritu Santo en el Bautismo y en la Confirmación, es esencialmente la misma: predicar el evangelio con obras y palabras, ofreciendo a los demás, con respeto y entusiasmo, la verdad que ilumina nuestra vida, y la experiencia del amor de Dios que nos salva porque es más grande que nuestros pecados.

Enviados a ser luz y sal para la sociedad actual

Es necesario que reflexionemos y profundicemos en el significado de nuestra identidad eclesial y de nuestra misión apostólica. Ellas constituyen la esencia de todo cristiano. En ellas está nuestra razón de ser como miembros vivos de la gran familia de los hijos de Dios, y el cometido fundamental de nuestra vida sobre la tierra. Sin tener clara conciencia de nuestra identidad y misión y sin profundizar en su rico significado, nos resultará más difícil cada día, conocer y vivir con auténtico gozo esta sublime vocación apostólica con la que el Señor nos ha distinguido misteriosa y gratuitamente diciéndonos: “Vosotros sois la sal de la tierra... Vosotros sois la luz del mundo” (Mt. 5, 13.14). “Id por todo el mundo y proclamad la buena noticia a toda criatura” (Mc. 16, 15). En verdad no tenemos mérito alguno para ello.

Si nos damos cuenta de lo que significa haber conocido a Jesucristo y su Evangelio, haber creído en Él, y haber gozado del inmerecido beneficio de su infinita misericordia, nos percataremos de que no tenemos excusa alguna para dejar de cumplir  su encargo, que es el primer deber de caridad para con el prójimo: dar a conocer a Jesucristo y su mensaje de amor, de perdón, de luz y de salvación. Nosotros sabemos, por experiencia que, guiados por le fe y alentados por la gracia divina, podemos afrontar con alegría y esperanza el reto constante de los días y las horas; podemos asumir, ordenar y ofrecer a Dios, unidos a Cristo, el trabajo y el descanso, las alegrías y las penas, el dolor y el disfrute legítimo, la salud y la enfermedad, la vida y la muerte, como parte de nuestro recorrido desde la cuna hacia el encuentro definitivo con Dios en la felicidad eterna. Esto constituye una riqueza tal para encontrar el sentido de la vida, que no podemos guardárnosla para nosotros. La ansiedad con que mucha gente se lanza en busca de experiencias nuevas, placeres diversos, riqueza y poder, sin ver cumplidos nunca del todo sus deseos de bienestar y felicidad, manifiesta claramente que el sentido y el rico jugo de la vida no está en esos objetivos y deseos. Está en Dios creador y redentor nuestro, principio y fin de todo lo que somos y estamos llamados a ser.

Una delicada misión frente a serias adversidades

Cuando insisto en estas verdades, sencillas en su formulación y no siempre fáciles de incorporar satisfactoriamente a nuestra vida, no quiero caer en la ingenuidad de olvidar que la fe es un regalo de Dios, que necesita cuidado en un ambiente propicio, y que muchísimas personas de distintos pueblos y culturas, y también próximas a nosotros han carecido de todo ello. Ésa es la razón urgente que ha de llevarnos a ofrecer a los demás lo que nos ha enriquecido a nosotros sin haberlo merecido. Ser cristiano es ser apóstol.

 Aunque esté muy claro que debemos comprometernos en la urgente misión de evangelizar, también es cierto que cumplir con esta misión propia de nuestra identidad se encuentra, de entrada, con las dificultades propias de la debilidad humana. Por eso no debemos abandonarnos exclusivamente a nuestras fuerzas. La Iglesia es familia, es comunidad, es fraternidad. Vivir nuestra identidad como miembros de la Iglesia comporta la ventaja de gozar del apoyo mutuo, de la ayuda que nos proporciona la oración de unos por otros, y de la luz que nos ofrecen las ejemplares experiencias ajenas en el campo del apostolado. Esta jornada eclesial debería ser una ocasión para plantearnos muy seriamente cómo entendemos y vivimos nuestra condición de miembros e hijos de la Iglesia.

Por otra parte, somos testigos de que, aún cuando nos decidimos a ejercer generosamente el apostolado al que nos llama el Señor, y que es inherente a nuestra identidad eclesial, nos encontramos con muy serias adversidades. A ello contribuyen de modo llamativo y abundante muchas de las formas de pensar y de vivir, abiertamente contrarias a la fe cristiana y al sentido trascendente de la vida, y que vemos adoptadas por personas y grupos presentes y programadamente activos en nuestra sociedad. Ello causa la desorientación en quienes confían bondadosamente en la enseñanza cristiana, pero no disponen de suficientes recursos personales para discernir los errores y falacias que les llegan de todo eso. En otros, que ya están condicionados por las dificultades que supone la práctica del bien y el ejercicio de la virtud, y que viven acosados por la fuerza de los instintos y por las presiones de un ambiente hostil a la verdad evangélica, va sembrando actitudes contrarias al Evangelio y a la Iglesia. Por eso terminan mirándola como si fuera una simple institución humana dominada por los mismos intereses bastardos por los que otros se dejan guiar en su conducta aparentemente satisfactoria, al menos en lo inmediato y superficial. En muchos otros, todo lo que estamos señalando provoca una desconfianza radical que bloquea su capacidad de escucha y de atención ante el mensaje de amor y de misericordia que Dios nos comunica y que tanto necesitamos todos.

Caritativos y respetuosos con todos, pero sin ceder en nuestra misión

Sin embargo, la sensatez y la caridad nos enseñan que no debemos juzgar a esas personas, ni dejar de entender los obstáculos que para ellos suponen las circunstancias a que me he estado refiriendo. En esta línea sorprende percibir la estudiada estrategia antieclesial y anticristiana, tan hábilmente seguida por grupos muy significados en el mundo de las letras, de las ciencias, del cine y de los medios de comunicación haciéndose portavoces de un mensaje fuertemente  negativo y presentando a la Iglesia como un motivo permanente de escándalo.

Llama la atención observar cómo determinados grupos, de gran influencia social en la línea de un materialismo y un hedonismo atrayente, instrumentalizan cualquier actuación o enseñanza de la Iglesia retorciendo su mensaje y atribuyéndolo a formas anacrónicas de pensar y de vivir, contrarias al progreso, a la libertad de las personas, a los derechos de los individuos y una sociedad abierta, plural y dialogante capaz de consenso. Así pretenden hacer del ministerio de caridad, de paz y de respeto a todas las personas sin excepción desde su concepción hasta su muerte natural, un argumento que presente, ante las gentes sencillas, una Iglesia malvada, ciega, ilusoriamente entretenida en sueños de felicidad absolutamente infantiles e inadecuados para una humanidad madura, autosuficiente y lanzada hacia un desarrollo progresivo que no debe ser interrumpido o condicionado por semejantes despropósitos.

Todas estas formas de actuar en contra de la Iglesia, de la fe cristiana y de la religiosidad, nacidas de actitudes más cerradas en sí mismas que respetuosamente observantes y dialogantes, encuentran un especial apoyo en las faltas personales y en los comportamientos y criterios equivocados que se constatan entre nosotros. La verdad es que no siempre somos ejemplares. Por eso, los papas Juan Pablo II y Benedicto XVI han pedido perdón por los motivos de escándalo que han propiciado sacerdotes, religiosos, religiosas y laicos, bajo la presión de las tentaciones y adversidades.

Pero, queridos fieles cristianos: esta forma de juzgar y de tomar la parte por el todo, no sólo es ciega e incorrecta, sino que nos llevaría a no aceptar a nada y a nadie. ¿Qué tendríamos que hacer con los partidos políticos sobre todo, con las instituciones civiles de todo tipo, con las legislativas, con las jurídicas, con las educativas, etc.? Si actuáramos con los grupos e instituciones sociales dejándonos llevar sólo por los defectos y pecados de algunos de sus miembros, no sólo nos equivocaríamos, sino que haríamos imposible la vida personal y social en todas sus dimensiones.

Apóstoles pacientes, valientes y constantes

A  nosotros, como cristianos guiados por la luz del Evangelio y llamados a seguir  el camino que es Cristo, nos corresponde ser ecuánimes, respetuosos, pacientes y, sobre todo, valientes a la hora de enfrentarnos a las propias dificultades y a las adversidades sociales. Nos corresponde hacer caso a Dios antes que a los hombres. Confiando en su palabra y fortalecidos con su gracia, que nos llega por la oración y por la participación en los sacramentos, debemos decidirnos a desarrollar nuestra misión procurando, con humildad y constancia, ser luz del mundo y sal de la tierra con nuestras acciones y con la palabra adecuada, sencilla y oportuna. Ante todo, no acomplejarnos por las presiones ambientales, ni por los comportamientos de los poderosos.

Convenceos, queridos fieles cristianos, de que es el Señor quien nos ha puesto en este tiempo y en este mundo para mostrar el rostro de Cristo a quienes no conocen a Dios; para ser testigos del amor ante quienes sufren la desgracia del egoísmo como sistema de conducta; para defender incondicionalmente la vida como el don más preciado de Dios desde el primer instante de la concepción hasta la muerte natural; para amar a los que nos odian, pidiendo para ellos los bienes espirituales de que nosotros gozamos; para cultivar la esperanza frente a los aparentes fracasos de nuestras acciones bien intencionadas; y para buscar constantemente caminos nuevos, como nos indicaba el papa Juan Pablo II manifestándonos la urgencia de adquirir nuevos bríos, nuevos métodos y nuevo lenguaje en el ejercicio del apostolado.

Una llamada a la conversión, a la formación y a la esperanza

Nuestra Archidiócesis necesita crecer en todo ello. Nos faltan sacerdotes: pidamos al Señor que envíe operarios a su mies. Pidámoslo con fe y constancia.

Nuestra Archidiócesis necesita seglares bien formados capaces de ejercer cristianamente su misión en la familia, en la vecindad, en el ámbito de su profesión, en la vida pública, en la política, en la empresa, en el mundo obrero y sindical, en la educación, en las Parroquias, etc. Hagamos un esfuerzo importante por aprovechar los medios de formación que se ofrecen a nuestro alcance. Yo os propongo una vez más, con especial insistencia y por vuestro bien y el de nuestra Archidiócesis, las Escuelas que funcionan en nuestra Iglesia diocesana y que están al alcance de casi todos. Informaos de ello en vuestras Parroquias, Cofradías y Grupos apostólicos.

Solidarios como buenos hermanos

Nuestra Archidiócesis necesita ser solidaria con los más necesitados, especialmente en estos tiempos de singular necesidad. También es necesario crecer en solidaridad al interior de la propia Archidiócesis mediante la colaboración generosa a los fondos que han de salir al paso de lo que cada parroquia y cada institución eclesial no pueden lograr por sí mismas. Por eso os recuerdo que la Iglesia que integramos todos, debe ser sostenida por todos. Para cumplir en justicia con ello, cada uno debemos mirar más allá de nuestra propia Parroquia, grupo, cofradía o asociación. Confío en vuestra generosidad. Dios os lo pagará. Todo lo que se da a la Iglesia repercute, de una forma u otra, en bien de todos.

Os bendigo en el Nombre del Señor.

+ Santiago García Aracil
Arzobispo de Mérida-Badajoz


Iglesia y familia

Escuela de Padres

Jorgito es Síndrome de Down

Mi Jorgito es Síndrome de Down y, conviene aclarar esta característica cuanto antes, no está enfermo de Down, ni padece una dolencia grave, ni sufre un cuadro médico incurable –con todos mis respetos hacia esas personas-  porque, sencillamente, Jorgito es y es así y siempre lo será por mor de que tiene un cromosoma de más. Y antes de maldecir a la genética quiero expresarles mi agradecimiento por la existencia de Jorgito, porque a su lado –fundamentalmente- se está más alegre (algo tendrá que ver su sonrisa cautivadora) y se respira más hondo. ¡Qué bueno es que exista!, ¡qué bonito verle entre nosotros! Es más, creo que gracias a Jorgito nuestro mundo, el de los que le queremos, es mejor y, si me apuran, estoy convencido que el mundo se vuelve mejor gracias a los Síndrome de Down.

Diagnóstico y sensaciones

La única noticia negativa que recuerdo de Jorgito es su diagnóstico y eso que los primeros meses de los Down son memorables, cuando engarzan una visita al médico con otra a urgencias, ahí sí, hasta que salen adelante y nos hacen reir, llorar y ambas cosas a la vez. Y ese alegrarse y apenarse con mi Jorgito en concreto guarda estrecha relación con el cariño que, después, emanan e irradian a su alrededor. Bueno, bueno, en realidad con lo que guarda una relación directamente proporcional es con la atención que le han prestado sus padres (sobre los que pienso mantener silencio, primero porque les quiero y segundo porque espero que nunca lean estas líneas). Si Jorgito no tuviese Síndrome de Down no sería él pero es que, nosotros, tampoco seríamos nosotros.

Les escribo de Jorgito ante la sospecha de que a todos los que les une ese cromosoma de más parecen, ahora, estar tocados por la condición de supervivientes y, de un tiempo a esta parte, por un desafío vital. Tan preocupante está su futuro que, de seguir así habría que cambiarles el nombre y denominarles de Sentencia de Down con la tristeza que embarga el reconocer que esa sentencia es de muerte. ¿Por qué? Porque están en peligro de extinción. Porque el 85% de las amniocentesis que detectan alteraciones cromosómicas en el feto acaban en aborto (en algunos hospitales el 100%) y, en concreto, porque me duele el caso de las gemelas de Milán y la tremenda disminución de disminución de Síndromes Down en el mundo. ¿Pero qué deriva maligna está tomando nuestra sociedad? ¿Qué malditos derroteros de muerte se están inculcando civilmente?

Escándalo

Andrea y Paula eran las gemelas, que nunca vieron la luz, y su vida se redujo a la estancia en el claustro materno. Ambas murieron no hace demasiado en el hospital San Paolo de Milán, donde a su madre se le había practicado una amniocentesis. Por desgracia, parte del error que le costó la vida a sus dos hijas se debió a que los resultados de esta técnica no son inmediatos: es preciso centrifugar el líquido amniótico para aislar las células fetales que, a continuación son sometidas a un cultivo. El Síndrome de Down tiene su origen en una pareja de cromosomas, la 21, que se ha convertido en un trío. En el caso de Milán hicieron falta tres semanas para confirmar la presencia de ese cromosoma de más. Fue en esos veinte días cuando Andrea se movió hasta ocupar el sitio de su hermana Paula, una posibilidad que los especialistas que perpetraron el aborto selectivo no habían sopesado. El cirujano inyectó equivocadamente una solución de digoxina en el corazón de Paula. Cuando se descubrió el error, lo adujeron a “un fatídico accidente de naturaleza fortuita”. Cuando la madre supo que la única criatura que sobrevivía en su interior era la que estaba “enferma”, volvió a pasar por el quirófano.

Es una pena por muchos motivos pero intentaré resumirlo en uno sólo: la madre de Andrea y Paula perdió una gran oportunidad de ser feliz, primero porque si la felicidad consiste en hacer felices a los demás, cuando quiera que venga a Mérida y mire a los ojos a mi Jorgito; segundo si ser feliz puede consistir en valorar lo que tienes, yo le doy un motivo para ello; tercero si quien tiene un por qué vivir (para ser feliz) encontrará siempre un cómo, que viva junto a un Down y después hablamos.

Era Pearl S. Buck quien decía que muchas personas se pierden las pequeñas alegrías mientras aguardan la gran felicidad, ¡de acuerdo!, algún día les contaré los “pequeños detalles” de esta fierecilla porque lo mejor es que para ser feliz, muchos necesitamos que Jorgito “sea” y sigan siendo.

Rafael Angulo
Periodista

 

 

Música

Bon Jovi: El Círculo se cierra

John Francis Bongiovi es un hombre de costumbres: se casó su novia de toda la vida, trabaja junto a sus amigos de toda la vida, se corta el pelo en la peluquería de toda la vida (es de su padre, como para no)... y saca los discos de toda la vida. Jon Bon Jovi, su nombre real, nos propone, junto a su banda, una nueva experiencia que suena a ya visitada pero que, no por ello, resulta menos interesante.

The Circle es el nuevo trabajo de Tico, Dave, Ritchie, Hugh y, por supuesto, Jon. El undécimo disco de estudio de la banda de New Jersey. Un disco que, según ellos mismos, ha surgido por generación espontánea puesto que la idea era sacar un nuevo recopilatorio (como todos los artistas de un tiempo a esta parte) con un par de canciones nuevas (también como todos). Pero una vez puestos en faena los chicos del Runaway, Livinon a prayer, Bad medicine, Keep the faith y tantos otros éxitos, se lanzaron a grabar un total de 13 cortes en los que, aparte de ofrecer el sonido de siempre, nos hablan, al más puro estilo Springsteen, de la crisis económica, de los problemas de la gente de Jersey, de la asistencia social, de los necesitados, de los políticos y hasta de la caída del muro de Berlín, tan de moda últimamente.

We Were Born to Follow es el primer sencillo y, a la vez, el tema que abre el compacto. Un tema directo, con la esencia rock de Bon Jovi. Con las guitarras de Sambora regalando elegantes riffs, los teclados de Bryan dando un ambiente épico a todo y con el simpático Tico Torres marcando muy bien los tiempos de este auténtico himno. Ésta es para los que necesitan un milagro, es para los que tienen necesidad, es para el pecador y el cínico, pero sin hacer apología, canta Jon y uno piensa en los grandes himnos del tito Bruce.

A mi me gusta Bon Jovi. Sus canciones me dan siempre un punto de energía, además de buen rollo (hasta los baladones).  Y este disco no es menos. The Circle lo disfrutaremos muchos, muchísimos por todo el mundo. Y para los que dicen que Bon Jovi siempre hacen la misma canción, que se repiten bastante, que no innovan... señores, yo como con pan todos los días y no se me ocurre decirle a la chica que me vende las baguettes: ¡A ver si sois un poco más originales, que el pan siempre sabe igual! Bon Jovi nunca ha engañado a nadie y ahora tampoco. El que quiera pan de gambas o unos bollos dulces para comerse los garbanzos que vaya a otro lado, aquí solo venden el mejor que saben hacer... y ese pan es el de siempre.   

José Luis Lorido

 

Vamos al cine

Adam

Adam, que ha recibido el premio Alfred P. Sloan en el pasado Festival de Sundance, es de esas películas que llegan a la cartelera de cine al rebufo del éxito que el director, Max Mayer, ha cosechado en televisión con El ala Oeste de la Casa Blanca. Para encontrar una referencia fílmica de cine del señor Mayer tenemos que remontarnos a 1998 cuando rodó su única película, Better living, una tibia comedia sin chicha. Ahora, 11 años después, nos sorprende con esta comedia dramática. Y aunque Mayer se ha hecho de rogar, la espera ha merecido la pena. 

El filme versa sobre las “cualidades” del amor, que puede ser arriesgado, desconcertante y estar lleno de los peligros provocados por errores en la comunicación. Y eso, aunque uno no sea Adam, cuya vida es exactamente así.

Adam se sostiene gracias a unas interpretaciones frescas, creíbles y muy solventes, engarzadas en un guión ágil que no evita la visceralidad de sus personajes, puesto que en algún momento se rebelan bajo el prisma del pesimismo. Pero esto no le quita mérito a Meyer, al revés, no le importa mostrar esos matices en estado puro, y buena prueba de ello es que Adam rompe estereotipos y se convierte en un relato que se construye a base de situaciones humorísticas embutidas en una historia de amor evolutiva que ya quisieran para sí muchas producciones del género.

Max Mayer triunfa con esta comedia agridulce tan particular que sigue la estela de romances que introducen alguna tara psíquica en uno de sus personajes, pero sin convertirse en absoluto en otra película más.

José Luis Panero
Pantalla90.es

 

De web en web

dewebenweb

Hemos creado un grupo en facebook.com para intentar que todo el que quiera pueda enviar los enlaces, que serán debidamente corregidos, reducidos o ampliados, para poder publicar las webs recomendadas. Para poder acceder, si estáis registrados en la red de facebook, ponéis en el buscador: dewebenweb y os hacéis miembros del grupo. Prometo admitir a todo el que quiera, además de que podáis publicar vuestro texto. El texto en arial (12) y no más de ocho líneas en 15 cm de ancho. Animaos que que podemos hacer mucho bien enlazando las páginas que tenemos entre nuestras favoritas en los navegadores. Nos leemos.

Casimiro Muñoz Murillo
Dtor. del Dpto. de Internet


Celebrar la fe

Celebramos el XXXIII domingo del Tiempo Ordinario

Libro del profeta Daniel 12, 1-3

Por aquel tiempo se levantará Miguel, el arcángel que se ocupa de tu pueblo: serán tiempos difíciles, como no los ha habido desde que hubo naciones hasta ahora.

Entonces se salvará tu pueblo: todos los inscritos en el libro.

Muchos de los que duermen en el polvo despertarán: unos para vida eterna, otros para ignominia perpetua.

Los sabios brillarán como el fulgor del firmamento, y los que enseñaron a muchos la justicia, como las estrellas, por toda la eternidad.

 

Salmo 15, 5 y 8. 9-10. 11

R. Protégeme, Dios mío, que me refugio en ti.

 

El Señor es el lote de mi heredad y mi copa; mi suerte está en tu mano. Tengo siempre presente al Señor, con él a mi derecha no vacilaré. R.

Por eso se me alegra el corazón, se gozan mis entrañas, y mi carne descansa serena. Porque no me entregarás a la muerte, ni dejarás a tu fiel conocer la corrupción. R.

Me enseñarás el sendero de la vida, me saciarás de gozo en tu presencia, de alegría perpetua a tu derecha. R.

 

Carta a los Hebreos 10, 11-14. 18

Hermanos:

Cualquier otro sacerdote ejerce su ministerio diariamente, ofreciendo muchas veces los mismos sacrificios, porque de ningún modo pueden borrar los pecados.

Pero Cristo ofreció por los pecados, para siempre jamás, un solo sacrificio; está sentado a la derecha de Dios y espera el tiempo que falta hasta que sus enemigos sean puestos como estrado de sus pies.

Con una sola ofrenda ha perfeccionado para siempre a los que van siendo consagrados. Donde hay perdón, no hay ofrenda por los pecados.

 

Evangelio según san Marcos 13, 24-32

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:

-En aquellos días, después de esa gran angustia, el sol se hará tinieblas, la luna no dará su resplandor, las estrellas caerán del cielo, los astros se tambalearan.

Entonces verán venir al Hijo del hombre sobre las nubes con gran poder y majestad; enviará a los ángeles para reunir a sus elegidos de los cuatro vientos, de horizonte a horizonte.

Aprended de esta parábola de la higuera: Cuando las ramas se ponen tiernas y brotan las yemas, deducís que el verano está cerca; pues cuando veáis vosotros suceder esto, sabed que él está cerca, a la puerta. Os aseguro que no pasará esta generación antes que todo se cumpla. El cielo y la tierra pasarán, mis palabras no pasarán, aunque el día y la hora nadie lo sabe, ni los ángeles del cielo ni el Hijo, sólo el Padre.

 

Lecturas bíblicas para los días de la semana:

16, lunes: 1M 1, 10-15. 41-43. 54-57. 62-64; Lc 18, 35-43.
17, martes: 2M 6, 18-31; Lc 19, 1-10.
18, miércoles: 2M 7, 1. 20-31; Lc 19, 11-28.
19, jueves: 1M 2, 15-29; Lc 19, 41-44.
20, viernes: 1M 4, 36-37. 52-59; Lc 19, 45-48.
21, sábado: 1M 6, 1-13; Lc 20, 27-40.
22, domingo: Dn 7, 13-14; Ap 1, 5-8; Jn 18, 33b-37.

 

La liturgia... paso a paso

Tiempos difíciles

Éste es el penúltimo domingo del actual Año litúrgico y como el próximo y último es la fiesta de Cristo Rey, las lecturas de hoy nos invitan a una meditación muy tradicional, aunque bastante olvidada en nuestros días, cuyo tema es lo que tradicionalmente se ha llamado las “postrimerías”, por ser su contenido las realidades últimas de nuestra vida creyente que son la muerte, el juicio y el destino eterno, que puede ser el cielo o el infierno.

De acuerdo con tal planteamiento, en este domingo se proclama la página evangélica de lo que se ha llamado el discurso escatológico de Jesús en el que nos enseña que el final de la Historia para la Humanidad no será solamente el caos cósmico, que nos anuncia la geofísica moderna, sino que se producirá el encuentro decisorio con Cristo Resucitado, que viene a ser el Alfa y Omega de la aventura divino-humana que tuvo su inicio con la aparición del hombre en nuestro querido planeta Tierra.

En la primera lectura, el profeta Daniel nos invita a una meditación sapiencial  que nos introduce en el corazón del final del drama de la historia y que un pensador judío contemporáneo ha sintetizado afirmando que lo definitivo de la Historia humana es saber quién vencerá al final: las víctimas o los verdugos.

La lectura evangélica, tomando palabra suyas, nos da una respuesta a la duda anterior presentando a Cristo glorioso como el gran Pastor de la Humanidad para reunir a “sus elegidos de los cuatro vientos, de horizonte a horizonte” y sabemos que el test final no será otro distinto al  que el gran místico y doctor de la Iglesia san Juan de la Cruz resumió: “Al final de la jornada, te examinarán del amor”.

 

Antonio Luis Martínez

 

El Santo de la semana

17 de noviembre: Santa Isabel de Hungría (1207-1231)

Isabel nació en Bratislava el año 1207. Hija de Andrés II, rey de Hungría, y de Gertrudis, hermana de santa Eduvigis, fue educada en Wartburg, cerca de Eisenach, junto a Ludovico IV, con quien se casó en 1222 y tuvieron tres hijos. Destaca por su generosidad con los necesitados, fundó hospitales y atendió a niños abandonados.

Su esposo se incorporó a la cruzada convocada por Gregorio IX y el emperador Federico II y murió antes de llegar a Tierra Santa en 1227. Al quedar viuda se vio privada de su reino y vivió en la más absoluta pobreza hasta que en 1228 se retiró a Marburgo, en la actual Alemania, en un hospital que ella misma había fundado, donde se dedicó al cuidado de los enfermos, de los pobres y de los ancianos hasta el fin de su vida.

Isabel se acercaba a los pobres no con la actitud de quien “desciende” hacia los pobres, sino de quien está con ellos y los sirve cuidándolos personalmente. Así, Isabel sigue influyendo hoy, moviendo a las personas a implicarse con los pobres y marginados, con aquellas personas que se ven despojados de sus derechos.

 Murió en Marburgo el 17 de noviembre del año 1231. No hay caso como el suyo, pues fue canonizada sólo cuatro años después de su muerte, en 1235. Sus reliquias fueron trasladadas a la iglesia de Santa Isabel de Marburgo. En la iconografía es representada repartiendo limosnas entre los pobres, lavándoles los pies o llevando al brazo un cesto con panes o con rosas.

“Siempre os he dicho que tenemos que hacer felices a los demás”, ésta es una de las pocas frases que nos han llegado de ella. Descubre cómo puedes llevar alegría a la vida de las personas con quienes te encuentres. Si te acercas a las personas, algo empieza a moverse en ti que te libera y te ensancha interiormente. Ése fue el secreto de santa Isabel y podría ser el secreto de tu vida.

Isabel es patrona de las viudas y de los huérfanos, de los mendigos y de instituciones como Cáritas.

Gonzalo Encinas Casado

 

Dichos y preguntas

¿Cuándo es nulo un matrimonio? (II)

Partiendo de los supuestos a los que aludimos en nuestro anterior artículo, acudimos a la exposición de las causas de nulidad matrimonial, divididas en tres apartados: a) nulidades derivadas de impedimento matrimoniales, b) nulidades por vicio de consentimiento y/o c) nulidades por defecto de forma. Hoy nos ceñiremos a las mencionadas en el apartado “a)”.

En base a las circunstancias personales, es nulo el matrimonio celebrado antes de los 16 años cumplidos por el varón y los 14 por la mujer. Igualmente es nulo el matrimonio celebrado por persona impotente, con impotencia antecedente y perpetua.

Atendiendo a causas jurídicas, sería nulo el matrimonio celebrado: 1º por quien está ligado por el vínculo de un matrimonio anterior, 2º el celebrado entre persona católica y otra no bautizada, 3º el celebrado por quien ha recibido las órdenes sagradas (obispos, presbíteros y diáconos) y/o está vinculado por voto público perpetuo de castidad en instituto religioso.

Por comisión de delito, sería nulo el matrimonio celebrado por varón que rapta a una mujer con miras a contraer matrimonio con ella, a no ser que ésta, dejada en libertad, elija voluntariamente el matrimonio; igualmente sería nulo el de la persona que mata al cónyuge propio o al de otra persona, con el propósito de contraer.

Finalmente, por parentesco, es nulo el matrimonio de consanguíneos, legítimos o naturales en línea recta ascendente o descendente, en cualquier grado; también el de consanguíneos hasta cuarto grado de línea colateral; el de afines en línea recta en cualquier grado; y, por último, los unidos por parentesco legal proveniente de la adopción, en primer grado de línea recta y segundo de línea colateral. Los impedimentos en línea recta no son dispensables.

Hasta aquí los motivos o causas de nulidad provenientes de los impedimentos que no se han dispensado previamente. Si procede la dispensa de los mismos, el matrimonio celebrado es válido.

José Gago González.
Vicario Judicial de Mérida-Badajoz


Última

La CEE publica un mensaje con motivo del cincuentenario de Manos Unidas

Por otro lado, el consiliario diocesano de esta ONG católica ha visitado los proyectos que se desarrollan en El Salvador

La Conferencia Episcopal Española (CEE) ha hecho público un mensaje con motivo del cincuentenario de la fundación de Manos Unidas, la ONG católica para la “ayuda, promoción y desarrollo del Tercer Mundo” (Estatutos de Manos Unidas art. 2, 2).

El texto fue aprobado en la Comisión Permanente de la CEE a primeros de octubre y está divido en tres partes donde, sucesivamente, se mira al pasado, al presente y al futuro de Manos Unidas. Por lo que se refiere a su pasado, el documento alude a que “durante estos cincuenta años, Manos Unidas ha trabajado para erradicar la miseria, la nutrición deficiente, la enfermedad y el atraso cultural en los países del Tercer Mundo, y para identificar y eliminar sus causas estructurales; ha denunciado en la sociedad española el problema del hambre y las penurias del subdesarrollo; ha descubierto sus causas y propuesto eficaces remedios; ha reunido fondos para financiar proyectos de desarrollo agrícola, sanitario, educativo, social y de promoción de la mujer; y se ha esforzado por atender graves situaciones humanas”.

Para su presente, los obispos de España piden que “Manos Unidas, como institución que es de la Iglesia, no descuide su acción misionera: ha de evangelizar promocionando y promocionar evangelizando; con pasión y peculiar estilo, inspirado en la mirada compasiva del Buen Samaritano; cercana a la realidad y próxima a los hombres; buscando su desarrollo integral y no sólo satisfacer sus necesidades materiales”.

Seguir trabajando

Sobre el futuro, el texto reconoce que “aunque es mucho lo que en estos cincuenta años se ha conseguido, todos y especialmente los asociados a Manos Unidas consideran que no se ha llegado todavía a la meta y que hay que seguir trabajando sin descanso”

Precisamente en este sentido se manifestaba Ana Álvarez de Lara, Secretaria General de Manos Unidas, durante el VIII Simposio Internacional del Instituto “Martín de Azpilcueta” organizado por la Universidad de Navarra.

Álvarez de Lara destacó que Manos Unidas “al cumplir 50 años, mantiene su proyecto de preocuparse por los más desfavorecidos, erradicar la pobreza y el hambre, con la inspiración de la Doctrina social de la Iglesia” y recordó que se trata de la ONG que más ayudas presta en el tercer mundo, donde el año pasado “se aprobaron 774 proyectos de desarrollo en 59 países, por un valor de 46.717.869 euros”.

Labor de la Iglesia

Ana Álvarez de Lara consideró además que el Estado no destina suficiente dinero “a lo que debe ser prioritario, por justicia y bien común”. Sin embargo, “la Iglesia demuestra cada año que es capaz de multiplicar lo que recibe en favor de los más necesitados”.

Sobre la disminución de donativos ante la crisis, la secretaria nacional de Manos Unidas habló de un “cierto retraimiento, aunque también hay nuevos socios e iniciativas de cooperación”.

Redacción/Agencias

 

Visitando los proyectos en El Salvador

Manos Unidas realiza durante el año diversas inspecciones in situ de los proyectos que financia por todo el mundo. En el viaje que con este objetivo ha realizado la ONG católica a El Salvador ha participado José Antonio Salguero Marín, sacerdote de la diócesis de Mérida-Badajoz y consiliario diocesano de Manos Unidas.

Durante su recorrido por tierras salvadoreñas, los representantes de Manos Unidas han visitado nueve proyectos que van desde la educación hasta la alimentación de niños, pasando por la defensa de los derechos humanos o la explotación sostenible de la tierra.

Como ha explicado Salguero Marín a Iglesia en camino, el objetivo es “comprobar cómo los proyectos que ha puesto en marcha Manos Unidas siguen rindiendo y generando mejoras en aquellos lugares donde están, aún cuando han pasado varios años desde que se realizaron”.

 

Patrimonio cultural de nuestra Iglesia

Sancti-Spiritus

El Semanario Iglesia en camino nos ofrece poder recorrer los espacios naturales de la provincia de Badajoz y, esta semana, viajamos hasta el pequeño pero no por ello menos coqueto y precioso pueblo de Sancti-Spiritus, en la Comarca de La Siberia, dentro de un bello paraje que tiene parte de su término inundado por las aguas del pantano de La Serena, uno de los más grandes de Europa.

Hablamos de una localidad que, como ya hemos indicado anteriormente, es pequeña, no superando los 242 habitantes, (según el censo de 2008) pero que, de la misma forma que ocurre en otros espacios que aquí hemos dedicado, al lector le sabe dialogar en un perfecto idioma de patrimonio y espiritualidad (nunca mejor empleada la expresión).

Sus primeras referencias parecen remontarse a época romana, aunque no existe presencia cristiana más documentada hasta que aparece la Orden del Temple a la que perteneció ya en el siglo XIII. Claro, no estamos exentos en estos momentos de leyendas y dícese que un grupo de clérigos, siguiendo el rastro de una paloma, cuando esta posó sobre determinado lugar, allí levantaron un Oratorio sobre el que posteriormente nacería la que hoy es iglesia parroquial del Espíritu Santo.

Sea como fuera, el Temple desaparece en torno a los año de 1309 y el territorio pasa a la Orden de Alcántara en estas mismas fechas para comenzar un proceso repoblador que atrajo a los primeros habitantes procedentes de Puebla de Alcocer y Esparragosa de Lares.

Remitiéndonos estrictamente a lo que es la iglesia parroquial, ésta aparece enclavada en el mismo corazón de la población constituyendo todo un auténtico punto de referencia. Su aspecto exterior y a primera vista encalado, nos dice que nos encontramos en una zona campesina pues utilizaban mucho estos recursos.

Su origen es mudéjar, que nos abre a la vista un espacio de mampostería encalada tremendamente atractiva con un frontal que eleva el pórtico sobre el que se abre la torre, la fachada y el alojamiento propiamente de frente.

Muy próxima a la iglesia está el famoso rollo-picota auténtico emblema de la localidad y de funciones más que conocidas. Junto a todo lo anterior, Sancti-Spiritus merece ser visita  en mayo, durante las fiestas de San Gregorio, en junio para San Antonio, en plena Exaltación de la Cruz durante septiembre por la enorme advocación al Santísimo Cristo del Consuelo y como no, en plena fiesta de Pentecostés.

Pablo Iglesias Aunión
Licenciado en Historia

 

Han dicho…

Benedicto XVI:

“Si la relación con Dios no está viva, si no se vive, tampoco las demás relaciones pueden encontrar su justa forma. Si se prescinde de Dios, si Dios está ausente, falta la brújula para mostrar el conjunto de todas las relaciones a fin de hallar el camino, la orientación que conviene seguir.”.

 

Martin Kugler, responsable de la Red de defensa de los derechos humanos Christianophobia.eu:

“El derecho a la libertad religiosa puede significar sólo su ejercicio, no la libertad de confrontar; el significado de “libertad de religión” no tiene nada que ver con la creación de una sociedad libre de la religión”.

 

Monseñor Jorge Ortiga,  presidente de la Conferencia Episcopal Portuguesa:

“La familia  se encuentra expuesta al relativismo de los valores, que acaba degenerando en antivalores”.

Agencias


Noticias de América latina

http://www.aciprensa

 


Return to Camino