Iglesia en camino

 

Semanario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail: iglenca@jet.es

Edición electrónica: http://www.christusrex.org./www1/camino/camino.html

Número 413. 11 de noviembre de 2001

Director: José María Gil

Redactor Jefe: Juan José Montes

 


Portada

Cáritas trabaja con los refugiados y los misioneros españoles no han abandonado

El Papa envía un representante a Pakistán para conocer la situación que vive la zona

El Papa ha enviado recientemente a un representante, el arzobispo Paul Josef Cordes, a Pakistán para conocer de primera mano la situación que está viviendo la zona. La guerra de Afganistán está provocando uno de las mayores catástrofes humanitarias de los últimos años. El número de personas malnutridas, desplazadas o refugiadas alcanza a más de la mitad de la población -unos 25 millones según las Naciones Unidas- y, además, en continuo crecimiento.

En medio de las penalidades de tanta gente permanecen religiosas españolas. Es el caso de la hermana Pilar Vila Sanjuan, de la Congregación de Jesús y María, que en declaraciones a Antena 3 decía: "Los religiosos que estamos aquí no vamos a movernos, no conozco a ninguno que se haya ido. No podemos dejar a esta gente, tenemos que pensar que podemos convivir, lo demás sería perder la fe".

También Cáritas trabaja sobre el terreno con los refugiados. Cáritas diocesana ha facilitado varias cuentas corrientes.


Editorial

Un remedio casero frente a ETA

La ráfaga de atentados con que la organización terrorista ETA ha lacerado de nuevo la vida pacífica de los ciudadanos españoles, hiriendo esta semana a numerosas personas con un coche bomba en Madrid y asesinando en Guecho al magistrado José Mª Lidón, podría hacernos caer en el desánimo.

Y es que, dado el clima de rechazo del terrorismo que se está suscitando en el mundo, a raíz de los sucesos del Once de septiembre, muchos ya habíamos albergado la esperanza de que nosotros también experimentaríamos el alivio de vernos pronto libres de esta plaga que sufre nuestro pueblo; pero, parece ser, que los etarras nos quieren hacer creer que en esto también España es diferente y no están dispuestos a permitir que llegue a nuestro suelo ningún beneficioso efecto colateral del exterior.

Pero frente a este pesimismo, una vez más, el motivo para la esperanza es autóctono: un anónimo ciudadano madrileño nos ha dado la mayor prueba de civismo, de patriotismo ­del que tanto se habla ahora-, de amor a los demás, o lo que ustedes quieran, al perseguir, con gran riesgo de su vida, a los terroristas del último atentado de Madrid y facilitar así su captura por la Policía.

Todo un ejemplo de colaboración ciudadana y un fruto maduro que demuestra que todos los actos públicos de repulsa a ETA, aunque puedan parecernos por pacíficos inútiles, son, a la postre, el mejor remedio contra el terrorismo a la par que nos afianzan en la convicción de que hay mucha gente buena en nuestro mundo. La pena es que todavía no podamos conocer el rostro y el nombre de este héroe anónimo. Con hombres y mujeres como él, un día no lejano y cuando haya pasado el terror, será posible.

 


Carta del Arzobispo

La cripta de Santa Eulalia

 

En la memoria histórica de Mérida ha existido siempre una clara conciencia de que el templo mayor de Santa Eulalia se alza en torno y encima del famoso Túmulo del siglo IV ­cantado en rimas majestuosas por el poeta Prudencio a finales de esa centuria­ donde se rindió culto a la mártir a raíz misma de su holocausto en el año 307. Esta creencia, asentada en testimonios y hallazgos aproximativos de siglos posteriores, se ha visto ahora esclarecida hasta la certidumbre por las excavaciones efectuadas bajo el suelo basilical durante los años 90­92 del que ya llamamos siglo pasado.

Ha sido éste un trabajo científico de rango histórico, contagiado en su grandeza por la del mismo yacimiento explorado. Y fueron sus autores los preclaros arqueólogos Luis Caballero y Pedro Mateos, por encargo y a cargo de la Consejería de Cultura y Patrimonio de la Junta de Extremadura, en fecunda avenencia con el entonces Obispado de Badajoz y con la Parroquia de Santa Eulalia.

Un gran espacio sagrado

Ese logro científico, que ensancha con un hallazgo singular el acervo monumental de Mérida, sobresale más aún por su altísima significación religiosa en la tradición cristiana de la antigua capital de Lusitania, sede metropolitana en la España visigótica, y hoy capital también de la Comunidad autónoma extremeña. Una vez más la cultura y la fe han ido de la mano en la historia milenaria de nuestro pueblo.

El impresionante recinto subterráneo, que nos han descubierto los expertos y que hoy es visitable y observable de cerca, nos brinda nada más y nada menos que el reencuentro con los vestigios del primer Túmulo funerario o Mausoleo martirial de Santa Eulalia, tardorromano, sobre el cual y en torno al cual se edificó la grandiosa basílica visigótica cuyo frontal superior se ha salvado de todas las demoliciones y sigue cerrando, con los toscos pedruscos de su vetusta sillería, el ábside del altar mayor, donde encaja la preciosa hornacina iluminada de la mártir. Los muros, columnas y techumbre del templo actual arrancan del siglo XIV y son de clara inspiración románica.

Pero, volvamos al subsuelo. El enorme recinto despejado por los arqueólogos ha permitido localizar y limpiar de escombros, bajo ese mismo ábside, el Túmulo originario de la Niña mártir y otros varios mausoleos construidos en su derredor, como cortejo de devoción y de fe, en torno al principal y emblemático, cual ocurre en otros contornos martiriales de Roma y santuarios de la antigüedad cristiana.

Si el culto aquí a la mártir, y desde esa época, es de una demostrada historicidad, se han encontrado en estratos, aún más subterráneos, del mismo suelo los vestigios de una casa, destruída muy probablemente para construir el Túmulo de referencia, que bien puede ser, por lo acaecido en otras partes, aunque no existan aquí testimonios directos, el domicilio familiar de la Santa. ¿Qué más podemos pedir para la sacralidad del lugar, que el escenario de un martirio, o la morada de una santa?

Cripta y capilla votiva

Estamos, con toda legitimidad, en lo que la tradición arquitectónica y devocional del cristianismo denomina como cripta, palabra griega que significa oculto, recatado, misterioso, normalmente bajo tierra. Criptas son los espacios subterráneos de un templo, principalmente bajo el altar mayor, donde se instalan los enterramientos de personas relevantes en la Iglesia y, sobre todo, sepulcros o reliquias de los santos. En estos últimos casos se les considera ámbitos privilegiados de silencio y de oración, los más íntimos y venerados de numerosos monasterios o catedrales. A veces se les denomina capillas votivas, por la lámpara votiva (llamada así, quizá, por el compromiso de perennidad) que añade sacralidad y devoción a ese espacio único.

La cripta, ahora al descubierto, contemplable desde una pequeña pasarela a espaldas del altar mayor, reune condiciones inmejorables para ser considerada como capilla votiva de la mártir, a la que se puede venerar e invocar desde allí, pero su espacio no es fácilmente accesible para celebraciones o desfiles de devotos. Cabe sí, en su suelo hoy despejado, instalar quizá una a modo de estela o monolito emblemático, muy en consonancia con la sobriedad del muro visigótico, que resalte el punto focal de todas las miradas, acertadamente iluminado por la lámpara.

Lugar de culto y de cultura

Con esto estoy diciendo que se impone a todas luces abrir al culto este memorial de Santa Eulalia y convertir también en ámbito de culto y oración los espacios arqueológicos, en cuidada concertación con las visitas de estudio o de turismo, de modo que se ayuden y no se obstruyan lo más mínimo las dos dimensiones del recinto arqueológico.

Me refiero no sólo al ábside, sino a todo el espacio de la planta inferior, prácticamente debajo de las naves del templo parroquial, y que ocupó en su momento, incluso creo que con mayor amplitud, la gran basílica visigótica, cuyos muros y columnas de cimentación aparecen en todo el recorrido arqueológico. Todo allí rezuma sacralidad, por los enterramientos de obispos, más cercanos al ábside de la mártir, por las lápidas sepulcrales insignes y capillas laterales con frescos de mucho interés, que acreditan el fervor del culto y la dignidad del lugar, en épocas anteriores y posteriores a la Reconquista cristiana.

Por eso los actos de oración o la celebración de cultos no sólo no desmerecen, sino que encajan a la perfección en el sitio y en el ambiente. Existe, sin embargo, una dificultad física estructural en la configuración del suelo. Al haber descubierto los arqueólogos muros de cimentación, enterramientos muy profundos, muñones de columnas, capillas subterráneas y retazos arquitectónicos de dos basílicas, el suelo de todo el recinto resulta, no ya impracticable, sino peligroso. Tanto que, para visitarlo en todo su perímetro o en sus cruces transversales, hubo que instalar unas pasarelas metálicas y de madera, desde los que se contemplan fosos, muros y desniveles explorados.

Sólo en un crucero entre dos pasarelas, en el eje central del recinto, queda una plataforma de pocos metros cuadrados, donde según aconsejan las autoridades y los expertos del patrimonio emeritense, sería instalable una pequeña ménsula de piedra y un icono de la Santa con pedestal, y podría celebrarse la Eucaristía con dos docenas de fieles, contemplando también desde allí la que hemos llamado capilla votiva.

Se abre paso así, en definitiva, a unas "visitas religiosas" de la cripta de Santa Eulalia, sin instalar sagrario permanente en su capilla, pero sí con una lámpara votiva como memorial del martirio, y como fuente emblemática de la fe de Extremadura. Por donde estoy seguro que, además de millares de estudiosos y turistas, pasarán también las hileras de los peregrinos de la fe. Que se animen los jóvenes.

 


Centrales

Más de la mitad de la población tiene problemas para subsistir

La población afgana empujada por la guerra camina hacia una catástrofe humanitaria

La guerra de Afganistán está provocando uno de las mayores catástrofes humanitarias de los últimos años. El número de personas malnutridas, desplazadas o refugiadas alcanza a más de la mitad de la población -unos 25 millones según las Naciones Unidas- y, además, en continuo crecimiento.

Actualmente, 5,5 millones de personas dependen absolutamente de la ayuda humanitaria. Más de 400.000 personas sobreviven comiendo hierbas, 2 millones no tienen comida para pasar el invierno y las reservas de comida del Plan Mundial de Alimentos (PMA) no durarán más que un par de semanas. Además, el país viene sufriendo sequía y cosechas catastróficas desde hace tres años.

Unido a esto, los más de 20 años de guerra continuada (primero contra la Unión Soviética, luego luchas internas y finalmente los talibanes), los problemas económicos, las condiciones laborales, la opresión de las mujeres, la intransigencia talibán y las bombas norteamericanas. Todo esto ha producido más de 8 millones de desplazados - 3 millones internos y el resto refugiados en Irán y Pakistán sobre todo- que en su deambular por el país corren el riesgo de quedar mutilados o morir a causa de una de las más de 10 millones de minas que aun se encuentran esparcidas por todo el territorio afgano. La llegada del invierno agravará, aun más si cabe, la situación y miles de personas podrían morir por inanición.

Enviado papal

El papa Juan Pablo II envío recientemente un representante a Pakistán, para conocer de primera mano la situación que está viviendo la zona. El comisionado fue el arzobispo Paul Josef Cordes, presidente del Consejo Pontificio "Cor Unum" quien no hizo sino corroborar los terribles datos de la situación que atraviesa la zona. El arzobispo Cordes relataba su visita a un campo de refugiados en la frontera entre Afganistán y Pakistán con estas palabras: "Había cerca de 35.000 refugiados --explica--. Para mí, lo más dramático es que no tienen futuro. El sentido de depresión que se respira entre ellos es grande porque no saben dónde ir y quizá no podrán ni siquiera volver a Afganistán. Tenemos que pensar en el invierno que llega y el frío trae consigo muchos peligros para la vida humana. Es absolutamente necesario seguir llevando ayuda a los refugiados". Monseñor Cordes ha llevado un mensaje papal a la zona, donde se recoge el deseo del Santo Padre de alcanzar una solución al conflicto y que vuelva a reinar la paz: "Tenemos que esperar y rezar con ardor para que la estrella luminosa de la paz pueda resplandecer pronto en vuestra región".

Ataques contra los cristianos

Por último, el arzobispo Cordes llevó palabras de aliento y ánimo a los cristianos y misioneros de Pakistán, especialmente intranquilos desde el asesinato, a finales de octubre, de 17 cristianos en una iglesia de Bahawalpur (Pakistán) a manos de unos extremistas que entraron disparando indiscriminada mente cuando finalizaba el servicio religioso. El dominico P. Roque Patras, testigo presencial del suceso, relataba así lo acontecido: "A eso de las 8,45 de la mañana del 28 de octubre, al final de la oración, cuando el Pastor Emmanuel estaba despidiéndose de la comunidad, llegaron 5 personas en 2 motocicletas comenzando a disparar contra los policías de guardia en la puerta. Uno de ellos fue asesinado y el otro herido. Después entraron en la iglesia y comenzaron a disparar, asesinando a 17 personas: 6 mujeres, 6 hombres ­incluido el policía- mencionado y 5 niños. Mientras me estaba preparando para la Misa oí gritar y llorar. Fui a la puerta de la iglesia y vi a algunos niños que huían y a un cristiano que asistía al policía herido. Todo sucedió en pocos minutos y los asesinos consiguieron huir. Todos los fieles y los católicos que llegaban para la Misa se ocuparon de los heridos y de los muertos".

El testimonio de una religiosa española de la Congregación de Jesús y María en la zona, hermana Pilar Vila Sanjuan, recoge muy bien el sentimiento que domina a los misioneros católicos en Pakistán: "Los religiosos que estamos aquí no vamos a movernos, no conozco a ninguno que se haya ido. No podemos dejar a esta gente, tenemos que pensar que podemos convivir, lo demás sería perder la fe". Reconoce que viven con preocupación pero que sus vidas están en manos de Dios y que con Él lo tiene todo ganado.

Ayudar desde aquí

Ante este nada halagüeño panorama, las diversas ONGs que trabajan en la zona están realizando considerables esfuerzos para tratar de paliar, en la medida de lo posible, la situación.

Así, Cáritas Internacional ha hecho una aportación de cerca de 11 millones de dólares que permiten hacer frente a las operaciones de ayuda a las víctimas de la guerra. Dentro de los objetivos incluidos en el plan global de emergencia de Cáritas, figuran el reparto a unos 100.000 refugiados de ayuda de invierno (mantas, ropa de abrigo y tiendas) y enseres domésticos, la distribución de alimentos a más de 200.000 personas desplazadas en el interior de Afganistán, y la instalación de sistemas de agua potable y letrinización para 50.000 personas. Junto a esto, se desarrollaran programas educativos, de atención médica y microproyectos agrícolas, con distribución de aperos y semillas, que permitan a los refugiados desarrollar una agricultura de subsistencia mientras dure la crisis.

Cáritas Diocesana de Mérida-Badajoz ha abierto varias cuentas donde aquellas personas que lo deseen pueden efectuar sus aportaciones. Las cuentas de emergencia para Afganistán son las siguientes:

- Caja Badajoz.- 2010/0001/34/0502130304

- Caja Madrid.- 2038/4603/13/6000135811

- Caja Sur.- 2024/0360/29/3300002233

 

Juan Pablo II recuerda que "El desarrollo es el nuevo nombre de la paz"

La FAO propone una "coalición internacional" contra el hambre

El director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Jacques Diouf propuso el pasado lunes que junto a la coalición internacional contra el terrorismo debería surgir una coalición internacional contra el hambre en el mundo. La iniciativa había sido presentada por primera vez en días pasados por el presidente alemán Johannes Rau, al intervenir en la XXXI Conferencia de la FAO que se celebra del 2 al 13 de noviembre en la capital italiana, donde tiene su sede.

El encuentro ha dado también la oportunidad a Diouf para hacer un balance de la situación alimentaria mundial. De los 815 millones de personas que sufren desnutrición en el mundo, 777 millones viven en paises en vías de desarrollo, 27 millones en países en transición, y 11 millones en los países industrializados, reveló el director general de la FAO.

183 estados

El dirigente de esta institución, que cuenta con 183 estados miembros, recordó que en 1996, la "Cumbre Mundial de la Alimentación" convocada por la FAO en Roma, con la presencia de Jefes de Estado y de Gobierno de todo el mundo, se había propuesto disminuir el número de personas desnutridas en 22 millones al año. "La disminución ha sido sólo de seis millones al año, una cifra absolutamente inadecuada", reconoció Diouf con tristeza. Diouf consideró que para combatir efectivamente la pobreza hay que luchar en dos frentes. Por un lado, estar presentes en las emergencias humanitarias y, por otro, actuar con amplitud de miras "desvinculando a las comunidades rurales que viven en la pobreza de las ayudas humanitarias y ayudándoles a aumentar la producción, al principio para su propio consumo y luego abriéndose al mercado".

Diouf informó el sábado pasado, ante la asamblea general, sobre la actividad de la FAO en los últimos seis años y de sus dificultades, denunciando que "ninguna otra agencia de la ONU está sometida a condiciones económicas tan restrictivas".

Mensaje del Papa

En el mensaje enviado por Juan Pablo II a la Conferencia de la FAO asegura que la lucha de la comunidad internacional contra el hambre y el compromiso para acabar con las secuelas de las deuda externa de los países más pobres no debe claudicar tras los atentados del 11 de septiembre. En estos momentos, "el desarrollo es el nuevo nombre de la paz", asegura el pontífice, recordando a Pablo VI.

El Papa afirma que el derecho a la alimentación no es propio sólo de los hombres y mujeres, sino también de las naciones. Por este motivo, "cuando las personas no pueden afrontar sus necesidades fundamentales a causa de la guerra, la pobreza, del mal gobierno, de una mala gestión, o a causa de catástrofes naturales, los demás tienen el deber moral de intervenir para correr en su auxilio". ZENIT

 

Recibe en audiencia a la asociación "Turris Eburnea"

El Papa posa junto a modelos de pasarela por una idea de mujer diferente

En sus 23 años de pontificado, Juan Pablo II se ha sacado millones de fotos, pero nunca rodeado de preciosas modelos. Lo hizo en la mañana del miércoles para ofrecer una imagen diferente de mujer, contrapuesta a la "mujer-objeto" dominante en algunos ambientes.

Sin renunciar a los valores

Las muchachas que rodeaban al Papa son modelos de la asociación "Turris Eburnea", que viven en el mundo del espectáculo sin renunciar a los valores cristianos.

Esta organización surgida en Turín, que se inspira en María, "Torre de Marfil", ofrece su testimonio a través de desfiles de moda y otras actividades artísticas.

Al final de la audiencia general de este miércoles, Juan Pablo II felicitó a estas chicas por "la significativa actividad apostólica que desempeña su asociación a favor de la formación de la juventud".

Belleza y evangelización

En particular, constató, es importante su testimonio "de cara a los problemas de la afectividad y de la preparación al matrimonio".

"Deseo que este testimonio traiga abundantes frutos espirituales en beneficio del pueblo de Dios" concluyó.

En esta ocasión, las muchachas respondieron al Papa con una sonrisa que no era de circunstancias. Algunas de estas modelos han desfilado en pasarelas de moda de varios continentes.

En los desfiles de "Turris Eburnea" las chicas ofrecen también su testimonio sobre el amor, dando una concepción de la mujer en la que la belleza exterior sea un reflejo de la interior.

Desfile de ideas

"No sólo se trata de desfiles de moda, sino también de ideas", aclaraba Elena, de 17 años, de pelo color azabache.

"Ser modernas, estar arregladas no es contradictorio con la búsqueda de nuestro crecimiento interior -concluye-. No sólo ser maniquíes vacíos, sino mujeres que se enriquecen de valores para ser verdaderamente completas". Zenit

 

Conferencia Episcopal Española

La Iglesia española condena los últimos atentados de ETA

La Conferencia Episcopal Española ha condenado los últimos atentados que la banda terrorista ETA ha cometido en Madrid, sin víctimas mortales, y Guecho (Vizcaya), donde ha muerto una persona. A continuación reproducimos para nuestros lectores la nota que los obispos españoles han hecho llegar a todos los medios de comunicación.

"Un día después del intento de asesinato de un servidor del Estado en Madrid, que ha tenido como consecuencia numerosísimos heridos y grandes daños materiales, ETA ha arrebatado la vida a D. José María Lidón Corbi, magistrado de la Audiencia Provincial de Vizcaya.

Los Obispos miembros de la Conferencia Episcopal Española se sienten profundamente doloridos por esta muerte y la condenan sin reservas. A quienes cometen estos crímenes, despreciando la Ley de Dios y los derechos humanos más fundamentales, a quienes los ordenan y a quienes los amparan, les recuerdan las palabras del Papa: "Jamás los caminos de la violencia conducen a verdaderas soluciones de paz".

Los Obispos quieren manifestar su solidaridad a los familiares, a los compañeros del magistrado asesinado, a la comunidad cristiana de Bilbao y a sus Pastores, alentándoles con el consuelo de la esperanza cristiana en la vida eterna y en la futura resurrección.

Invitan por último a todas las comunidades cristianas a orar por las víctimas del terrorismo y también por aquellos cuyo odio les lleva a cometer estos crímenes, para que acaben convenciéndose de que semejante violencia, lejos de engendrar justicia, genera una injusticia mayor. Les invitan asimismo a apoyar a quienes ven su vida amenazada y a prestar ayuda a quienes han sufrido las consecuencias de los actos terroristas".

 


Información diocesana

Organizados por el Servicio de Asistencia Religiosa y tutelados por distintos departamentos de la UEX

Se ofertan varios cursos de inspiración cristiana a los universitarios extremeños

El Servicio de asistencia Religiosa de la Universidad de Extremadura, junto al Vicerrectorado de Acción Cultural y Servicios Universitarios, presentaba el pasado lunes los distintos cursos y asignaturas de inspiración cristianas que se van a llevar a cabo en el presente curso académico. A los cursos presentados, tres en conjunto que se llevarán a cabo en Badajoz, Cáceres y Plasencia, se unen otras tantas asignaturas que se ofrecen a los estudiantes como materias de libre elección en distintas carreras.

Por lo que se refiere a los cursos de perfeccionamiento, organizados por el Servicio de Asistencia Religiosa de la Universidad de Extremadura, el primero lleva por título "Bioética, medicina y fe" y está tutelado por el Departamento de Patología y Clínicas Humanas de la Facultad de Medicina y por el Departamento de Didáctica de las Ciencias Sociales de la Facultad de Educación. Este curso comenzará el 18 de octubre y finalizará el 25 de enero.

El segundo curso, que se llevará a cabo entre el 12 de noviembre y el 25 de enero, lleva por título "Historia, arte, literatura y Biblia". Está tutelado por el Departamento de Ciencias de la Antigüedad de la Facultad de Filosofía y Letras y por el Departamento de Didáctica de las Ciencias Sociales de la Facultad de Educación.

Finalmente, el tercer curso de perfeccionamiento es "La inmigración: germen de una nueva sociedad", cuyo calendario va desde el 5 de noviembre hasta el 17 del mismo mes.

Tres asignaturas

Por lo que se refiere a las asignaturas de libre elección, son tres: Teología cristiana; Cosmos, hombre y sociedad y Ética, sociedad y economía. Estas asignaturas serán impartidas por profesores del Instituto Superior de Ciencias Religiosas.

En la presentación don Antonio Montero destacó que los saberes sobre Dios y sobre el hombre no se oponen sino que se integran. "El ejemplo más claro -añadió don Antonio- es que el Dios cristiano viene al mundo, se mezcla con la gente, palpa nuestros sentimientos y nos redime y siempre ha habido desde las universidades primeras una buena avenencia entre la cultura y la fe". El Arzobispo señaló que con estos cursos la Universidad y la Iglesia se encuentran entre sí no sólo para un enriquecimiento mutuo, "lo hacen con unas actividades que están en el corazón de la sociedad. Este tipo de experiencias son sencillas pero ambiciosas porque son interfacultativas y multidisciplinares y porque tocan las humanidades y las ciencias. Es un programa que si yo lo hubiese visto en Berlín o en Oxford me hubiera parecido un programa interesante y me pongo muy contento de que en Extremadura, con la modestia de medios, podamos hacer una oferta perfectamente europea de nuestro tiempo y no desterrar a Dios del campo del saber".

Por su parte el responsable de la Pastoral Universitaria, don José Moreno Losada, afirmó que estos cursos, por la experiencia de años anteriores, poseen una gran demanda. "Siempre se han cubierto las plazas ofertadas -aseguró Moreno Losada- incluso en el curso de "Historia, arte, literatura y Biblia, ofertado para este curso ha habido que doblar el número de plazas iniciales a los pocos días de abrirse la preinscripción y el de Bioética, medicina y fe, ya tiene las plazas cubiertas".

 

Novelda del Guadiana

Nueva imagen de la Dolorosa

La parroquia de Novelda del Guadiana cuenta con una nueva imagen de la Virgen de los Dolores, gracias al esfuerzo de todo el pueblo y al empeño de un grupo de mujeres que han conseguido mantener la ilusión. Su lugar estaba vacío desde el año 94 debido a un incendio.

La imagen ha sido realizada por el imaginero sevillano don Jesús Méndez Lastrucci y destaca por la personalidad de sus rasgos, que le confiere una gran fuerza expresiva reforzada por la perfección técnica de sus formas.

La imagen fue bendecida el pasado día 21 por el párroco, don José Espino Moruno.

 

AGENDA

Día de la Iglesia Diocesana

El próximo domingo, día 18, se celebra el "Día de la Iglesia Diocesana", que este año lleva por lema "Para vivir la fe". El objetivo de esta jornada es concienciar a todos los bautizados para que participen en la vida de la Iglesia y en su sostenimiento económico.

La Iglesia Diocesana, con sus parroquias y comunidades, es el medio y lugar para vivir la fe. Para ello los creyentes cuentan con los sacerdotes, seminarios, casas religiosas, movimientos y asociaciones seglares, catequesis en distintos niveles, promoción y ayuda a los pobres y marginados o templos y centros parroquiales.

Para sostener todo esto, se necesita el apoyo económico de los creyentes, con el fin de que cada vez sea menos necesaria la ayuda exterior.

En España existen más de 23.000 parroquias atendidas por unos 20.600 sacerdotes. Por lo que se refiere a nuestra diócesis, el número de parroquias es de 216 y el de sacerdotes en activo cerca de 300. A todo ello hay que sumar un número indeterminado de seglares y religiosos dedicados a distintas actividades.

Congreso de Pastoral Familiar

Del 16 al 18 de este mes se desarrolla en el Palacio de Congresos y Exposiciones de Madrid el Congreso Nacional "Familia esperanza de la sociedad".

El programa se abre el viernes, día 16, a las 19.30 horas. Media hora después se presentará la primera ponencia sobre "Persona, matrimonio, familia y sociedad" por parte de Monseñor Angelo Scoda, rector de la Universidad Pontificia Lateranense de Roma.

La primera ponencia comenzará a las diez de la mañana. Estará a cargo de don Rafael Navarro-Valls, catedrático de derecho de la Universidad Complutense de Madrid, que hablará de "Familia y derecho".

A lo largo de la mañana se presentarán cuatro comunicaciones. Ya por la tarde, a las cuatro, se presentará la segunda ponencia del día; lo hará el profesor don Carlos Díaz, titular de Filosofía de la Universidad Complutense, a la que seguirán otras cuatro comunicaciones más.

El domingo se presentará una sola ponencia "La familia esperanza de la sociedad" por el Presidente del Consejo Pontificio para la Familia, Alfonso López Trujillo. La celebración de la Eucaristía, a las 12,30, pondrá la clausura al Congreso.

Encuentro de curas jóvenes

El próximo fin de semana, los días 16 y 17, el clero joven de la diócesis de Mérida-Badajoz se reunirá en la Casa de Oración de Villagonzalo, para celebrar su primer encuentro del curso 2001-2002. Estos encuentros están organizados por la Delegación Diocesana del Clero para acompañar a los jóvenes sacerdotes en sus primeros años de ministerio.

 


Al paso de Dios

El valor de una sonrisa

Acabo de leer un artículo de un eminente profesor de liturgia, en el que ofrece un decálogo sobre cómo celebrar la Eucaristía del domingo. Me ha llamado poderosamente la atención que el primer "mandamiento" sea celebrar con una sonrisa. Con esta sugerencia invita a todos los que prestan algún servicio en la celebración a contagiar un clima acogedor en la comunidad. En los demás artículos del decálogo habla de los símbolos, los adornos, los colores y olores, los cantos, la proclamación y la escucha de la Palabra, la preparación y predicación de la homilía, pero insiste en que todos esos ingredientes dicen más y son más significativos cuando se realizan en un ambiente cordial, en el que la sonrisa es el rostro de una actitud de alegría compartida por lo que se celebra y se vive en común.

Esta sonrisa se la pide especialmente al que anima la celebración y, sobre todo, al que la preside; a éste le recuerda que ha de cuidar con esmero su aspecto, su actitud, su tono de voz, su compostura e incluso su vestido, pues cuando celebra su persona está al servicio de ese clima de afecto y bienestar comunitario.

Todo eso, sin embargo, sería mera apariencia, si no fuera porque se hace para servir a una celebración litúrgica que ha de ser verdadera experiencia de fe; es decir, un encuentro gozoso y feliz entre la acción salvadora de Dios y la vida y circunstancias, personales y sociales, de los que participan en ella de un modo pleno, consciente y activo. En definitiva, sonriendo se celebra mejor.

Amadeo Rodríguez Magro
(amadeo.vgeneral@planalfa.es)

 


Liturgia del domingo

Celebramos el XXXII Domingo del Tiempo Ordinario

Palabra de Dios

 

Segundo libro de los Macabeos 7, 1-2, 9-14

 En aquellos días, arrestaron a siete hermanos con su madre. El rey los hizo azotar con látigos y nervios para forzarlos a comer carne de cerdo, prohibida por la Ley.

Uno de ellos habló en nombre de los demás: "¿Qué pretendes sacar de nosotros? Estamos dispuestos a morir antes que quebrantar la ley de nuestros padres".

El segundo, estando para morir, dijo: "Tú, malvado, nos arrancas la vida presente; pero, cuando hayamos muerto por su ley, el rey del universo nos resucitará para una vida eterna".

Después se divertían con el tercero. Invitado a sacar la lengua, lo hizo en seguida, y alargó las manos con gran valor. Y habló dignamente: De dios las recibí, y por sus leyes las desprecio; espero recobrarlas del mismo Dios.

El rey su corte se asombraron del valor con que el joven despreciaba los tormentos. Cuando murió éste, torturaron de modo semejante al cuarto. Y, cuando estaba para morir, dijo: "Vale la pena morir a manos de los hombres, cuando se espera que Dios mismo nos resucitará. Tú, en cambio, no resucitarás para la vida".

 

Salmo 16, 1, 5-6, 8 y 15

R. Al despertar me saciaré de tu/ semblante, Señor.

Señor, escucha mi apelación,/ atiende a mis clamores;/ presta oído a mi súplica,/ que en mis labios no hay engaño.

 

Segunda carta a los Tesalonicenses 2, 16-3, 5

Hermanos: Que Jesucristo, nuestro Señor, y Dios, nuestro Padre, que nos ha amado tanto y nos ha regalado un consuelo permanente y una gran esperanza, os consuele internamente y os dé fuerza para toda clase de palabras y de obras buenas. Por lo demás, hermanos, rezad por nosotros, para que la palabra de Dios siga el avance glorioso que comenzó entre vosotros, y para que nos libre de los hombres perversos y malvados, porque la fe no es de todos. El Señor, que es fiel, os dará fuerzas y os librará del Maligno. Por el Señor, estamos seguros de que ya cumplís y seguiréis cumpliendo todo lo que os hemos enseñado. Que el Señor dirija vuestro corazón, para que améis a Dios y tengáis la constancia de Cristo.

 

Evangelio según san Lucas 20, 27-38

En aquel tiempo, se acercaron a Jesús unos saduceos, que niegan la resurrección, y le preguntaron: Maestro, Moisés nos dejó escrito: "Si a uno se le muere su hermano, dejando mujer, pero sin hijos, cásese con la viuda y dé descendencia a su hermano". Pues bien, había siete hermanos: el primero se casó y murió sin hijos. Y el segundo y el tercero se casaron con ella, y así los siete murieron sin dejar hijos. Por último murió la mujer. Cuando llegue la resurrección, ¿de cuál de ellos será la mujer? Porque los siete han estado casados con ella.

Jesús les contestó: "En esta vida, hombres y mujeres se casan; pero los que sean juzgados dignos de la vida futura y de la resurrección de entre los muertos no se casarán. Pues ya no pueden morir, son como ángeles; son hijos de Dios, porque participan en la resurrección. Y que resucitan los muertos, el mismo Moisés lo indica en el episodio de la zarza, cuando llama al Señor "Dios de Abrahán, Dios de Isaac, Dios de Jacob". No es Dios de muertos, sino de vivos, porque para él todos están vivos.

 

Lecturas bíblicas para los días de la semana

12, lunes: Sab 1, 1-7; Lc 17, 1-6.
13, martes: Sab 2, 23-3, 9; Lc 17, 7-10.
14, miércoles: Sab 6, 1-11; Lc 17, 11-19.
15, jueves: Sab 7, 22-8, 1; Lc 17, 20-25.
16, viernes: Sab 13, 1-9; Lc 17, 26-37.
17, sábado: Sab 18, 14-16; 19, 6-9; Lc 18, 1-18.
18, domingo: Ml 3, 19-20a; 2Ts 3, 7-12; Lc 21, 5-19.

 

Comentario litúrgico

No es un Dios de muertos

No hace muchos días la liturgia y la religiosidad popular pusieron delante de nosotros la realidad de la muerte. Y lo han hecho aunque es un tema que la cultura, que se nos quiere imponer, intenta olvidar y maquillar de mil maneras porque la realidad de la muerte impone un límite hiriente a todo ese proyecto humano que se está fraguando apoyándose en el consumismo y en la cultura del fin de semana, que pretende sacar de la vida el máximo de goce sin respetar barreras éticas ni la misma dignidad humana.

Las lecturas de hoy nos recuerdan las verdades fundamentales que apuntalan el significado de la muerte y el sentido total de la vida humana.

La primera lectura pertenece al Antiguo Testamento en el que aún no había resplandecido la luz de la resurrección de Cristo. Pero ya los israelitas piadosos comenzaron a intuir que el Dios, que los profetas mostraban como la roca y el pastor de Israel y que amaba tiernamente al hombre, no podía abandonar a sus fieles precisamente el momento crucial de la muerte.

Es lo que expresa, en la primera lectura, la frase del joven macabeo: Vale la pena morir en manos de los hombres cuando se espera que Dios mismo nos resucitará.

Es el argumento que usó Jesús contra los saduceos: si Dios se presenta como el Dios de Abrahán, el Dios de Isaac, el Dios de Jacob es porque estas grandes creyentes están vivos para él, porque no es un Dios de muertos, sino de vivos; porque para él todos están vivos.

En el NT, tenemos la confirmación de toda esta intuición en el acontecimiento de la muerte y resurrección de Cristo que, precisamente, se hace presente en la Eucaristía.

Antonio Luis Martínez

 

Santoral

13 de noviembre: San Homobono (1150-1197)

Imaginemos a un seglar, padre de familia, buen esposo, responsable profesional de la sastrería y entregado a la sólida adoración eucarística y la más recia devoción mariana. Imaginemos a un hombre generoso hasta fuera de lo razonable, que convierte su propio domicilio en una suerte de hogar para ancianos y transeúntes con una entrega casi demencial.

Imaginemos, ya puestos, que este hombre nunca habla mal de nadie y jamás niega un favor cuando se lo piden. ¿Se lo figuran?

Bueno, pues todavía no han hecho ustedes más que empezar, porque ser bueno no es tan difícil, pero mantener la católica verdad en tiempos de gran confusión, con gran sentido de la tolerancia respecto de los "hermanos separados" llamados herejes en el medievo... lo constituyen en un tipo de laico cuya originalidad en el siglo XIII, supera la fantasía del más novelero tratadista del, así llamado "oscurantismo medieval".

La ciudad de Cremona tiene como abogado a un sastre con experiencia contemplativa y misionera tan expléndidas que bien podría ser declarado patrón de los grupos de nuestra Asamblea diocesana.

No, si cuando yo digo... A poco que no se lo pongamos difícil a Dios, Él puede edificar en nosotros a un verdadero seguidor de Jesucristo. No está demostrado que los grupos de la Asamblea diocesana dificulten semejante ideal, antes bien al contrario: de manera que ahí tienes.

Manuel Amezcua

Los santos de la semana

12, lunes: Nilo, Emiliano, Cuniberto, Millán.
13, martes: Leandro, Arcadio, Nicolás I, Estanislao de Kostka.
14,miércoles: Serapión, Dubricio.
15, jueves: Alberto Magno, Segundo y Oriencio, Maclocio.
16, viernes: Margarita de Escocia, Gertrudis, Inés.
17, sábado: Isabel de Hungría, Alfeo y Zaqueo, Acisclo, Hilda.
18, domingo: Orículo, Odón.

 


Contraportada

El cardenal Joseph Ratzinger hace balance del Sínodo de los obispos

No es tiempo de discutir de cuestiones organizativas sino de mostrar al mundo a Cristo

El Sínodo de los obispos clausurado el pasado día 27 de octubre en Roma constituye el final de una serie de encuentros eclesiales.   A continuación ofrecemos una entrevista al cardenal Joseph Ratzinger, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, que afirma que no es tiempo de discutir cuestiones organizativas sino de mostrar al mundo el rostro de Cristo. La entrevista fue concedida al padre Bernardo Cervellera, director de la agencia Fides

P. Eminencia, ¿nos puede dar un juicio personal?

R. Ha sido un Sínodo muy tranquilo y cordial. Quizás no ha habido grandes intuiciones y sorpresas: las ideas y los problemas son conocidos, no ha habido nada sorprendente. Sin embargo, da la impresión de que esto es posible gracias a un gran entendimiento y a una profunda colegialidad, formados en estos últimos veinte años.

He participado en los Sínodos desde 1977 y he vivido Sínodos con tensiones muy fuertes. Haciendo una comparación entre este Sínodo y el fermento de los años inmediatamente posteriores al Concilio Vaticano II, se nota mucha más tranquilidad y esto demuestra que nos encontramos en una nueva generación que ha asimilado el Concilio y busca los caminos para una nueva evangelización.

La primera impresión es, por tanto, la de una verdadera cordialidad y gran entendimiento. Ya no necesitamos discutir muchas cosas organizativas, o también interpretativas. Es tiempo de mostrar al mundo el rostro de Cristo y mostrar a Dios. Sin grandes sorpresas, el efecto esencial (de este Sínodo) es para mí esta nueva y profunda unidad del cuerpo episcopal a la hora de anunciar juntos el Evangelio a un mundo que necesita un nuevo anuncio de Dios y de Cristo.

Asuntos internos

P. En su intervención en el aula, usted habló de una auto-secularización de los obispos, de una polarización de la Iglesia en sus asuntos internos, "mientras que el mundo tiene sed de Dios"...

R. Esto, gracias a Dios, no se ha realizado en este Sínodo. Se podía temer que nos entretuviéramos en la relación entre Curia romana y obispos, en los poderes del Sínodo, en las estructuras de las Conferencias intercontinentales y nacionales. De este modo, se podía estrangular verdaderamente la vida de la Iglesia, discutiendo siempre sobre las cosas penúltimas y olvidando las cosas últimas.

Este fue el peligro en un cierto período, del período posterior al Concilio, con las grandes reestructuraciones acaecidas en ese tiempo. Sustancialmente eran útiles, pero la Iglesia se ocupaba casi exclusivamente de sí misma.

Una realidad que no produce frutos "para los demás" y sólo piensa en sí misma es inútil. Deseo expresarme verdaderamente contra este peligro. Si la Iglesia se ocupa sólo de sí misma, se olvida de que sólo está al servicio de algo más grande: tiene que ser la ventana a través de la cual se ve a Dios; tiene que ser el espacio abierto en el que aparece la Palabra de Dios y se hace presente en nuestra realidad.

Existe también el peligro de otro tipo de secularismo: al comprometernos tanto en los problemas de este mundo, lleno de sufrimientos, podríamos convertirnos sólo en agentes sociales, olvidando que el primer servicio que hay que prestar, también en el mundo social, es hacer que Dios sea conocido.

Así, pues, el peligro era un falso auto-encerramiento de las Iglesias en sí mismas y un horizontalismo que piensa sólo en cosas materiales, relegando a Dios a un papel secundario.

Gracias a Dios, superando estos dos peligros, se ha prestado verdadera atención al "primum necessarium": la primera necesidad del mundo es conocer a Dios. Si no lo conoce, todo lo demás deja de funcionar, como demuestran los grandes sistemas ateos del siglo pasado.

Lista de deberes

P. Al escuchar las proposiciones que presentó el Sínodo, se diría que se trata de una larga serie de "deberes", de actividades, que un Obispo debería realizar: compromiso con los sacerdotes, religiosos, jóvenes, en el ecumenismo, en la justicia social, etc. ¿No se corre el riesgo de pedir a los Obispos demasiadas cosas que después no se pueden aplicar?

R. Este es siempre el peligro de todos los Sínodos que quieren realizar algo completo y se convierten en una especie de manual, en lugar de sacar a la luz algunos imperativos importantes. Las diversas indicaciones hechas por los Padres sinodales sobre la reforma del método de los Sínodos van precisamente en esta dirección: no hacer más manuales, sino limitarnos a algunos imperativos de gran importancia. En todo caso, se puede esperar que el documento post-sinodal no sea un largo manual, sino que nos confronte con algunos elementos esenciales, algo así como el modelo que representa la "Novo Millennio Ineunte" [carta apostólica de Juan Pablo II al concluir el Jubileo], que es un documento que habla al corazón y a las situaciones.

P. Al escucharse las discusiones y documentos finales, el obispo parecería ser el amo de la Iglesia: el obispo hace esto, y lo de más allá No hay un momento en el que el obispo se reconozca hijo de la Iglesia y no sólo padre y maestro Usted dijo una vez que "la Iglesia es femenina"...

R. Quizás usted señala un peligro real. Subrayando todos los deberes del obispo y toda la riqueza de la función sacramental episcopal, se olvida que el obispo es creyente y servidor. Es hijo de la Iglesia y sólo así puede ser también un padre. Con todas las buenas intenciones de indicar todo lo que el obispo recibe en el sacramento, todas sus responsabilidades, hemos olvidado esta última humildad, que es también una gran gracia: en último término, nuestro compromiso no depende de nosotros, pero podemos dejar todo en las manos del Señor. Zenit

 


Noticias de América Latina:

http://www.aciprensa.com

 



Return to Camino