Iglesia en camino

 

Semanario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail: iglenca@archimeridabadajoz.org

Edición electrónica: http://198.62.75.1/www1/camino/camino.html

Número 591. 9 de octubre de 2005

Director: Juan José Montes


Portada

Fue inaugurado por Benedicto XVI el pasado domingo

Se inicia el Sínodo de los Obispos con el objetivo de redescubir 'el asombro eucarístico'

El papa Benedicto XVI ha inaugurado, el pasado domingo, el XI Sínodo Ordinario de los Obispos, primero de su mandato, que tiene como lema "La Eucaristía: fuente y cumbre de la vida y de la misión de la Iglesia ".

Durante tres semanas, hasta el próximo día 23 de octubre, los 256 padres sinodales, procedentes de 118 países, tratarán de dar las pautas para redescubrir "el asombro eucarístico, esa fuerza del cristianismo en estos dos mil años que le ha llevado a extenderse por todos los rincones del planeta en todas las clases sociales", tal y como afirmaba e Cardela Angelo Scola, Patriarca de Venecia, en su alocución al comienzo de este Sínodo.

Son numerosas las cuestiones que, hasta el momento, están siendo tratadas en el aula sinodal, desde la ordenación sacerdotal de hombre casados, hasta temas referidos con el 'arte de celebrar'.


Editorial

Vaya con la valla

La inmigración se ha convertido en los últimos años en un auténtico quebradero de cabeza para los gobiernos de los países desarrollados, especilamente para España que, por su situación geográfica, constituye la puerta de entrada a Europa por el sur, por el continente africano. Ello le da una trascendencia especial al asunto y a su tratamiento.

En nuestro país, el goteo de pateras ya ni siquiera llama la atención por lo que tiene de normalidad, pese a los dramas personales y familiares que escupe el mar casi a diario. Pero los últimos acontecimientos llamativos en relación a este fenómeno los encontramos en Melilla, donde las avalanchas de inmigrantes para saltar la valla que separa la miseria de una supuesta "tierra prometida" ha dejado cientos de heridos y varios muertos.

Estamos ante un complejo fenómeno de componentes políticos, sociales y, en gran medida, morales. Por un lado a nadie se le escapa que los estados deben regular el acceso de personas a sus territorios para evitar conflictos posteriores, pero por otro clama al cielo que las personas dejen su vida en una valla o en una playa empujados, paradógicamente, por el deseo de sobrevivir.

La solución a estos conflictos no es fácil, pero debe ser prioritaria para los países desarrollados. No podemos callarnos cuando los pobres se mueren en su tierra sin molestarnos y activarnos cuando nos meten en problemas. Pero la resolución pasa también por los países de procedencia, no nos engañemos. Las personas tienen derecho a irse, a emigrar, pero también a quedarse en su tierra viviendo arraigados y con dignidad, y eso es incompatible con el despotismo, la falta de libertad y la persecución, que condimentados de miseria se juntan en el caldo de cultivo de la inmigración.


Escritos del Arzobispo

Profetas del matrimonio cristiano

-Carta a los esposos-

 

Queridos matrimonios cristianos:

De nuevo estoy con vosotros. No os extrañe. Vosotros, unidos por el sacramento del matrimonio, sois un signo de la unión de Cristo con su Iglesia. Por tanto, viviendo con generosidad vuestra entrega mutua, proclamáis la belleza del amor, la grandeza de la familia y la bendición del Señor que os asiste con su gracia.

Sabéis muy bien que el matrimonio atraviesa momentos difíciles. La inestabilidad, la crisis y hasta la confusión legal con otras uniones distintas, parecen propiciar el pesimismo y la crudeza de la duda o la decepción.

En estas circunstancias yo quiero deciros, con plena convicción y con la esperanza que nace de la fe en el Señor, que sois necesarios para la sociedad y para la Iglesia; que vuestras posibilidades son muy superiores a vuestras dificultades; que la gracia de Dios obra maravillas en quienes la invocan con humildad, con sencillez y constancia. Hoy, quizá más que en otro tiempo, es muy importante que prestéis especial atención a vuestras relaciones personales como esposos, poniéndolas por delante de todo, y que acrecentéis vuestra relación con el Señor, cada uno personalmente y los dos juntos como matrimonio.

La falta de comunicación enfría la confianza y el hábito de diálogo íntimo. Y, cuando la vida de cada uno de vosotros no constituye el primer objeto de atención del otro, la alegría del matrimonio languidece y se siente la necesidad de buscar estímulos en momentos fuertes o en emociones que nadie puede asegurar y que no son permanentes ni capaces de sostener vuestra unión interior.

Si la unión interior no se cultiva, el amor se va secando, y la ilusión queda absorbida por destellos que sólo deslumbran, pero no iluminan; por atractivos que parecen imponerse, pero no llenan; y por crisis personales cuya única solución está en el reencuentro a tiempo entre los esposos, como quiere el Señor.

Vosotros, que, como cristianos conscientes, vivís con realismo y esperanza las alegrías propias y las dificultades inevitables de toda vida humana y también del matrimonio, tenéis que ayudar a los esposos que sufren sin ver, para que sepan valorar y aprovechar su rica realidad sin dejarse llevar por espejismos. Estos fuegos fatuos son capaces de obnubilar la mente y desviar la voluntad, pero nunca ofrecen la felicidad que se esperaba alcanzar.

Queridos matrimonios: llenaos del sentido cristiano de vuestra unión sacramental. Vuestra boda no fue un puro trámite; fue, nada más y nada menos, que una obra del Señor pedida y agradecida por vosotros mismos con gran ilusión y esperanza.

Apoyados en la gracia del Señor, que no os abandona, procurad ser profetas de la verdadera identidad del matrimonio, y testigos de que vale la pena luchar por él.

Pensad en el bien que podéis haceros y en la ayuda que podéis ofrecer a los novios y esposos, si os empeñáis en vivir vuestro matrimonio con sencillez, con intensidad, con humildad y con espíritu de superación, con ilusión y contando con el Señor.

Pedid a la Iglesia lo que necesitéis para ello. Entre todos debemos proyectar y llevar a cabo una renovada pastoral matrimonial que ayude a los jóvenes aspirantes, a los esposos y a los que sienten la tentación del desánimo, a preparar y vivir con acierto y alegría la unión matrimonial. Por eso he querido resaltar la pastoral familiar como objetivo preferente para el curso que vamos a comenzar.

Pido al Señor que os bendiga.

Recibid mi cordial y afectuoso saludo.

+ Santiago. Arzobispo de Mérida-Badajoz

 

Mensaje de los obispos de la Provincia Eclesiástica de Mérida-Badajoz

Ante la sequía los obispos extremeños piden oración

Los obispos de Extremadura, reunidos en Cáceres para preparar las líneas pastorales comunes del presente curso en la provincia eclesiástica de Mérida-Badajoz, han compartido la preocupación de nuestra tierra y de otras provincias españolas por el azote de la sequía, que amenaza gravemente a nuestros campos y poblaciones.

Esta carencia de agua, de la que Extremadura conserva ingratos recuerdos del pasado, vuelve a amenazarnos con unos síntomas muy preocupantes. Esto nos obliga a todos a tomar conciencia sobre el valor de este elemento imprescindible para los hombres, animales y plantas, y para toda la organización de la vida humana.

El agua es para nosotros un preciado don del cielo, tanto más estimado cuando más escaso se nos presenta.

En estas circunstancias, la tradición bíblica y cristiana nos recuerda nuestra dependencia del poder divino y el valor de la oración personal y comunitaria para impetrar de su providencia este y otros dones imprescindibles para subsistir. Cierto que Dios deja obrar a las causas naturales, pero también es libre y dueño de la naturaleza y del hombre para socorrernos en nuestras necesidades desde su sabiduría y bondad. Y tenemos constancia también de que, de uno u otro modo, nuestra oración no cae nunca en el vacío.

Esto nos mueve, como hombres de fe y pastores de la Iglesia, a recomendar a nuestras comunidades cristianas de Extremadura que pidan con nosotros insistentemente al Señor que, como tantas veces lo ha hecho, remedie esta necesidad de nuestro pueblo, y que extienda esta oración en favor de otros pueblos del planeta cuya carencia de agua reviste caracteres catastróficos para millones de personas.

Encomendamos pues a los pastores y demás fieles que introduzcan esta intención en las preces de la misa, promuevan -si lo creen conveniente- rogativas de esta índole y, en todo caso, que acepten generosamente los sacrificios que puedan pedírsenos en la reducción de un consumo innecesario del agua y la disposición a compartirlo con otros en la medida en que los intereses solidarios exigieran de nosotros ese sacrificio.

Cáceres, 5 de octubre de 2005

Santiago García Aracil,
Arzobispo de Mérida-Badajoz

Antonio Montero Moreno,
Arzobispo emérito de Mérida-Badajoz

Ciriaco Benavente Mateos,
Obispo de Coria-Cáceres

Amadeo Rodríguez Magro,
Obispo de Plasencia


Centrales

Numerosos padres sinodales reclaman profundizar en la 'dimensión horizontal' de la Eucaristía

Esta dimensión es la que vincula la Eucaristía con la transformación social y, para los obispos participantes en el Sínodo, está muy descuidada

El 2 de octubre comenzó oficialmente la XI Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos sobre el tema "La Eucaristía: fuente y cumbre de la vida y de la misión de la Iglesia". El domingo 23 de octubre finalizará el Sínodo, en el Día mundial de la propagación de la Fe y de las misiones (DOMUND).

Benedicto XVI inauguró este primer sínodo de los obispos de su pontificado constatando que la Iglesia de inicios de milenio sólo será convincente a la hora de anunciar a Cristo si redescubre la Eucaristía. En su alocución del Ángelus del pasado domingo, tras la Eucaristía con la que daban comienzo los trabajos del Sínodo, el Santo Padre explicaba el porqué de la elección de este tema. "Sin comprender y vivir la Eucaristía, explicó, las comunidades cristianas perderían su auténtica naturaleza: sólo en la medida en que son 'eucarísticas' pueden transmitir a los hombres a Cristo, y no sólo ideas o valores por más nobles e importantes que sean".

Esta es la respuesta que el sucesor de Pedro quiere que ofrezca la Iglesia a una sociedad, como la contemporánea, en la que -según constató en la homilía de la misa inaugural- parece que "Dios nos estorba o se hace de Él una simple frase devota o se le niega todo, desterrándolo de la vida pública, hasta que de este modo deje de tener significado alguno. "La tolerancia que sólo admite a Dios como opinión privada, pero que le niega el dominio público, la realidad del mundo y de nuestra vida, no es tolerancia, sino hipocresía".

Una vez iniciado el Sínodo, el Cardenal Scola, patriarca de Venecia, y relator general del mismo, expresaba que el argumento más candente para este Sínodo es redescubrir "el asombro eucarístico, esa fuerza del cristianismo en estos dos mil años que le ha llevado a extenderse por todos los rincones del planeta en todas las clases sociales".

Numerosos aspectos

Al cierre de nuestra edición eran ya numerosos los temas que habían surgido del diálogo entre los padres sinodales y que abarcan un amplio abanico, prueba de la riqueza que emana de un tema tan fundamental y central para los cristianos como es la Eucaristía.

Entre las cuestiones presentadas está la ordenación sacerdotal de hombres casados para afrontar la escasez de sacerdotes; la atención pastoral a los divorciados y vueltos a casar y su participación en la Eucaristía; la comunión para los cristianos de otras confesiones; la cuestión de los creyentes que votan a partidos proabortistas. Otro de los temas en el que los padres sinodales se han mostrado especialmente interesados es en la necesidad de profundizar en la 'dimensión horizontal' de la Eucaristía, que consideran muy descuidada. Esta dimensión es la que vincula la Eucaristía con la transformación social: "no se puede salir de la Eucaristía igual que como se ha entrado" es una de las frases que más se ha repetido en el aula sinodal.

Además, cuestiones como el 'arte de la celebración' ('ars celebrandi') de la Eucaristía y sus aspectos concretos, como el de la comunión en la mano, son temas que están acaparando el interés de los participantes en el Sínodo.

¿Qué es y para qué sirve el Sínodo de los obispos?

El Sínodo de los obispos es una institución permanente, creada por el Papa Pablo VI (15 de septiembre de 1965), en respuesta a los deseos de los Padres del Concilio Vaticano II para mantener vivo el buen espíritu nacido de la experiencia conciliar.

Etimológicamente hablando la palabra "sínodo", derivada de los términos griegos syn (que significa "juntos") y hodos (que significa "camino"), expresa la idea de "caminar juntos".

Un sínodo es un encuentro religioso o asamblea en la que unos obispos, reunidos con el Santo Padre, tienen la oportunidad de intercambiarse mutuamente información y compartir experiencias, con el objetivo común de buscar soluciones pastorales que tengan validez y aplicación universal.

El Sínodo puede ser definido, en términos generales, como una asamblea de obispos que representa al episcopado católico y tiene como tarea ayudar al Papa en el gobierno de la Iglesia universal dándole su consejo.

En la fase preparatoria del Concilio Vaticano II maduró la idea de una estructura que pudiera proporcionar a los obispos los medios para asistir al Papa en el gobierno de la Iglesia universal.

El cardenal Silvio Oddi, entonces pro-nuncio apostólico en la República Árabe Unida (Egipto), hizo una propuesta, el 15 de noviembre de 1959, para establecer un órgano de gobierno central de la Iglesia o, usando sus palabras, "un órgano consultivo".

"Este órgano abarcaría toda la Iglesia, al igual que las Conferencias episcopales reúnen toda o parte de la jerarquía de uno o varios países, y al igual que otros órganos, como el CELAM (el Consejo Episcopal Latinoamericano), extienden su actividad en beneficio de todo un continente", añadía.

Papa Pablo VI, siendo todavía arzobispo de Milán, dio fuerza a estas ideas. En el discurso conmemorativo con ocasión de la muerte del Papa Juan XXIII, hacía referencia a una "continua colaboración del episcopado, todavía no efectiva, que permanecería personal y unitiva, pero que tendría la responsabilidad del gobierno de la Iglesia universal".

Elegido Papa, volvió al concepto de colaboración en el colegio episcopal en el discurso a la Curia Romana (21 de septiembre de 1963), en la apertura de la segunda sesión del Concilio Vaticano II (29 de septiembre de 1963) y en la clausura de la misma (4 de diciembre de 1963).

Finalmente, al concluir el discurso inaugural de la última sesión del Concilio (14 de septiembre de 1965), el mismo Papa Pablo VI hizo pública su intención de instituir el Sínodo de los obispos.

Hasta el momento se han celebrado 21 asambleas sinodales, incluyendo la de este mes, en las que se han tratado temas de lo más variopinto, desde el fortalecimiento de la fe católica, hasta la familia, pasando por el fortalecimiento de la misión de los laicos o asambleas especiales para Europa o África.

 

Los obispos abogan por un pacto de Estado en educación

La Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Española ha celebrado, esta semana pasada, una de sus reuniones periódicas en la que tomado parte Monseñor Santiago García Aracil en representación de nuestra Provincia Eclesiástica.

En el repaso a los temas de actualidad, los obispos de la Permanente hablaron sobre la ley de enseñanza que ha preparado el Gobierno. Para los obispos, que han emitido una nota de prensa sobre esta cuestión, este "proyecto de Ley Orgánica de Educación no responde a los problemas que tiene la comunidad educativa en cuanto a la formación integral de los alumnos". Además, "el nuevo Proyecto de Ley cercena la libertad de enseñanza establecida por la Constitución Española", apuntan los obispos en la nota de prensa. Ante la situación creada, los obispos abogan "por un pacto escolar de Estado que dé estabilidad al sistema educativo y cree las condiciones apropiadas para abordar la urgente tarea de mejorar la calidad de la enseñanza". "En este empeño, terminan diciendo los obispos, es particularmente obligado es escuchar a los padres, cuyas demandas no han sido tenidas en cuenta hasta el presente".

Además de la cuestión de la enseñanza, la Comisión Permanente ha dado el visto bueno al borrador del Plan Pastoral de la CEE, cuyo eje principal será el Misterio de la Eucaristía, y que se espera que esté aprobado para la primavera de 2006.

Por último, los Obispos han estudiado la propuesta de reparto del Fondo Común Interdiocesano, así como los Presupuestos de la CEE y sus organismos para el año 2006 y han dado luz verde a la traducción castellana de la Tercera Edición Típica del Misal Romano.

(Oficina de prensa de la CEE)

Ante el Proyecto de Ley Orgánica de Educación

La Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Española, ante el Proyecto de Ley Orgánica de Educación aprobado por el Consejo de Ministros el pasado 22 de julio, se ve en la obligación de informar a la opinión pública acerca del alcance de dicha ley y de las consecuencias que se derivarían de la misma en lo que toca al respeto de los derechos fundamentales, si fuera aprobada por las Cortes con su contenido actual.

1. Constatamos con gran preocupación que este Proyecto de Ley Orgánica de Educación no responde a los problemas que tiene la comunidad educativa en cuanto a la formación integral de los alumnos. En concreto, no respeta como es debido algunos derechos fundamentales, como son el de la libertad de enseñanza; de creación y dirección de centros docentes de iniciativa social; el de establecer y garantizar la continuidad del carácter propio de estos centros; el derecho preferente de los padres a decidir la formación religiosa y moral que sus hijos han de recibir y, por consiguiente, el derecho de libre elección de centro educativo.

El criterio de zonificación como condición "prioritaria" para la admisión de alumnos vulnera el derecho fundamental de libertad de enseñanza.

2. El Proyecto de Ley atribuye a las Administraciones Públicas tal poder, que apunta a convertir al Estado en el único educador, olvidando que es a los padres a quienes asiste el derecho primordial, insustituible e inalienable de educar a sus hijos.

3. El nuevo Proyecto de Ley cercena la libertad de enseñanza establecida por la Constitución Española (art. 27.1) y por numerosos Tratados y Declaraciones Internacionales ratificados por el Estado Español e ignora la doctrina del Tribunal Constitucional.

Se considera la educación como una actividad de servicio público y, por tanto, según la legislación española, de exclusiva competencia del poder estatal. De ahí que la educación de iniciativa social sea regulada como mera concesión de carácter gubernamental. Tal reducción de la iniciativa social a función meramente subsidiaria de los poderes públicos es impropia de sociedades plenamente democráticas que respetan y promueven el pluralismo educativo.

4. No se garantiza de manera suficiente y adecuada el derecho de los padres a que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que ellos deseen. Aproximadamente el 80% de los padres solicita cada año la enseñanza de la religión católica para sus hijos. Es necesario que la enseñanza religiosa, como derecho de los padres, sea una asignatura fundamental, de oferta obligatoria para los centros y voluntaria para los alumnos, de tal manera que el hecho de recibir o no recibir esta enseñanza no suponga discriminación académica alguna en la actividad escolar.

5. Por otra parte, vemos con preocupación la creación de la nueva asignatura llamada Educación para la ciudadanía. "La finalidad de esta materia y su obligatoriedad apuntan hacia una formación moral que impartirá el Estado al margen de la libre elección de los padres y que, por tanto, vulneraría el derecho que les garantiza a éstos la Constitución Española en su artículo 27.3. Es igualmente muy probable que la imposición por parte del Estado de una determinada formación moral a todos los ciudadanos y a todos los centros educativos contradiga la libertad ideológica y religiosa que consagra el artículo 16.1 de la Constitución." (Comité Ejecutivo de la Conferencia Episcopal Española, Sobre el Anteproyecto de Ley Orgánica de Educación, 31 de marzo de 2005).

6. En cuanto a los profesores de religión, el Proyecto de Ley los convierte en empleados de la Iglesia, olvidando que trabajan en colegios de titularidad estatal, que forman parte del claustro a todos los efectos y que el Tribunal Supremo ha declarado reiteradamente que la Administración es la empleadora de estos profesores. Esta nueva situación, creada unilateralmente, sin diálogo alguno ­ como es también el caso de los demás aspectos de la Ley anteriormente mencionados ­ es inaceptable jurídica, social y académicamente.

7. La Conferencia Episcopal Española, a través de la Comisión Mixta Iglesia-Estado y de la Comisión Episcopal de Enseñanza, se ha ofrecido reiteradamente a dialogar sobre estos temas con la Administración. No se ha obtenido contestación alguna. No fue posible conocer las opiniones del Gobierno más que cuando la prensa publicaba los distintos Anteproyectos de Ley, que sucesivamente iban recortando la libertad de enseñanza y las garantías para el ejercicio del derecho de los padres a la educación de sus hijos según sus convicciones. La Conferencia Episcopal ha estado siempre abierta al diálogo. La reunión prevista para el pasado 22 de julio no se celebró, de común acuerdo, por carecer ya de utilidad, dado que ese mismo día el Consejo de Ministros aprobaba el Proyecto de Ley.

8. Abogamos por un pacto escolar de Estado que, como desarrollo del artículo 27 de la Constitución, dé estabilidad al sistema educativo y cree las condiciones apropiadas para abordar la urgente tarea de mejorar la calidad de la enseñanza. En este empeño es necesaria la integración de todas las fuerzas políticas y sociales. Particularmente obligado es escuchar a los padres, cuyas demandas no han sido tenidas en cuenta hasta el presente.

9. Esperamos que el debate parlamentario permita concluir dicho pacto y, en todo caso, introducir cambios sustanciales en el Proyecto de Ley, de modo que se eliminen las trabas que obstaculizan la libertad de enseñanza y el desarrollo y ejercicio del derecho de los padres a la formación religiosa y moral de sus hijos. Cuando se ponen en cuestión estos derechos fundamentales, es la misma democracia la que se deteriora.

(Madrid, 28 de septiembre de 2005)


Información Diocesana

Fue presentado por Antonio Jesús Marín Romo durante unas jornadas en Madrid

El Plan Diocesano de Animación Vocacional sorprende a los delegados de vocaciones de España

El Delegado para la Pastoral Vocacional de la diócesis de Mérida-Badajoz, el sacerdote Antonio Jesús Marín Romo, ha participado en el XXVIII Encuentro de Delegados Diocesanos de Pastoral Vocacional, que se ha celebrado en Madrid la semana pasada.

El tema elegido para esta reunión ha sido '¿Qué pasa con la pastoral vocacional? Revisión de la pastoral vocacional en la Iglesia', a partir del estudio del documento "Nuevas vocaciones para una nueva Europa", desarrollado en este encuentro por Mikel Garciandía Goñi, formador del Seminario de Pamplona y delegado de pastoral vocacional de la misma.

En la última parte de este encuentro, cada una de las delegaciones de pastoral vocacional expuso el trabajo que venían desarrollando en sus respectivas diócesis.

En esta exposición, el Plan Diocesano de Animación Vocacional (PDAV), en el que nuestra diócesis viene trabajando desde hace más de dos años, recibió numerosas alabanzas por parte de los delegados diocesanos participantes en el encuentro, tal y como ha puesto de manifiesto, en declaraciones a 'Iglesia en camino', Antonio Jesús Marín Romo.

Según él, esto se debe a que el PDAV está basado, precisamente, en el documento que se ha trabajado en este encuentro. "Tanta ha sido la sorpresa por el trabajo que aquí venimos realizando -explica Marín Romo- que en noviembre visitarán nuestra diócesis los delegados de vocaciones de las diócesis de Valencia, Ciudad Rodrigo y Astorga, para participar en las convivencias de uno de los proyectos con los que trabajamos en el PDAV". Además, para el Delegado Diocesano de Pastoral Vocacional, "en Mérida-Badajoz somos punteros en el desarrollo de un proyecto de estas características pues si bien hay diócesis, sobre todo Málaga, que viene trabajando en proyectos parecidos, el nuestro tiene la peculiaridad de que no parte de la meta (sacerdocio, vida consagrada...) sino que parte del compromiso de fe del joven para que, desde ahí, pueda ir dando respuesta a los interrogantes que Dios va planteando en su vida, sin encerrarse en un tipo concreto de vocación".

 

Con motivo del 'Año de la Eucaristía'

Coria-Cáceres organiza la exposición 'Verum Corpus'

El pasado fin de semana se ha inaugurado en la iglesia de la Preciosa Sangre de Cáceres la exposición 'Verum Corpus' ('verdadero cuerpo'), organizada por la diócesis de Coria-Cáceres, con motivo de la clausura del 'Año de la Eucaristía'.

Esta exposición está dividida en 5 partes: "Verdadero Cuerpo","Verdadera Sangre", "Tomad y comed. Esto es mi Cuerpo. Tomad y Bebed. Ésta es mi Sangre", "Haced esto en memoria mía" y "Esto os mando: Que os améis unos a otros como yo os he amado".

La muestra cuenta con 175 piezas del patrimonio religioso y artístico de las diócesis de Coria-Cáceres y de Plasencia, entre las que figuran cuadros, cálices, custodias, cruces, esculturas y ornamentos litúrgicos que datan desde siglo XIII y hasta nuestros días. Junto a esto, también se exponen documentos procedentes de los archivos catedralicios, diocesanos y parroquiales entre los que figuran estatutos de antiguas cofradías y documentos de algunas fundaciones.

La exposición estará abierta hasta el próximo 1 de noviembre en horario de mañana y tarde, menos los domingos, que sólo abre por las mañanas.

 

Puebla de Sancho Pérez

La 'Legión de María' celebra el 25 aniversario de su presencia en Badajoz

El Movimiento Apostólico 'Legión de María' ha celebrado el 25 aniversario de su presencia en la ciudad de Badajoz con una Eucaristía de acción de gracias celebrada, el pasado fin de semana, en la ermita de Nuestra Señora de Belén de Puebla de Sancho Pérez que fue presidida por el director espiritual de este movimiento, José Gago, y concelebrada por Enrique Cruz, que con anterioridad ocupó el mismo cargo. Además, en esta celebración, tomaron parte miembros de los grupos de la 'Legión de María' de Fuente del Maestre y Villafranca de los Barros, así como varios miembros pertenecientes a la comisión nacional de este movimiento.

 

Olivenza

El Colegio diocesano "Sagrado Corazón" inauguró el curso

El domingo, 2 de Octubre, se abrió oficialmente el curso en el Colegio diocesano "Sagrado Corazón" de Olivenza.

A las 11 de la mañana se celebró la Eucaristía, presidida por el Arzobispo D. Santiago García Aracil,  con el que concelebraron los sacerdotes de la parroquia y el rector del Seminario diocesano, que vino acompañado por el director del colegio diocesano de Badajoz.

En la celebración participó toda la comunidad educativa. Los alumnos interpretaron los cantos. En la homilía don Santiago se dirigió especialmente a los padres y profesores, animándolos en la tarea educativa. A continuación se reunió con el claustro de profesores donde se mantuvo un diálogo fluido. Todos salieron con la esperanza de que este nuevo curso sea positivo.

 

Badajoz

Convivencia de animadores y catequistas del Colegio Marista

El pasado fin de semana, los animadores y catequistas de los Grupos de Amistad y Vida Cristiana, ambos pertenecientes al Colegio Marista de Badajoz, han celebrado una convivencia con el objeto de planificar las acciones y objetivos para este curso en el que este colegio celebra el 75 aniversario de su constitución en Badajoz.

Las jornadas de convivencia perseguían, por un lado, profundizar en la tarea como educadores que desempeñan los animadores en el acompañamiento de los grupos que están a su cargo. Por otro lado, los participantes han revisado su vida, personal y comunitaria, y su acción a la luz de la vida y acción de Jesús de Nazaret.

Durante el encuentro, los participantes tuvieron un especial recuerdo para todos los que, en años anteriores, han colaborado con los grupos de Amistad y Vida Cristiana.

 

Agenda

Asamblea regional de la Renovación Carismática

La Renovación Carismática Católica de Extremadura tiene previsto celebrar su asamblea regional el próximo día 16 de octubre en Mérida.

Bajo el lema "La victoria es de nuestro Dios (Ap 7,10)" este movimiento eclesial convoca no sólo a sus miembros en Extremadura, sino a todas aquellas personas que quieran conocer qué es la Renovación Carismática Católica y, también a todas aquellas personas que en alguna ocasión tuvieran contacto con este movimiento.

El encuentro está previsto que comience a las 10 de la mañana en el Centro Cultural Alcazaba (C/John Lennon) de Mérida.

 

Inauguración de curso

El próximo día 14 de octubre está previsto que se celebre, a las 19'00 horas y en el Seminario Metropolitano de Badajoz, la inauguración oficial del curso 2005-2006 del Centro Superior de Estudios Teológicos, del Instituto Superior de Ciencias Religiosas y de las Escuelas de Agentes de Pastoral de nuestra diócesis. Esta inauguración estará presidido por Monseñor Santiago García Aracil, arzobispo de Mérida-Badajoz y tendrá dos partes, una Eucaristía y, posteriormente, un acto académico.

 

Vigilia de la luz

En la parroquia pacense de San Juan de Ribera, y en colaborción con la Delegación diocesana para la Cooperación Misionera, se ha organizado para el próximo 14 de octure, una 'Vigilia de adoración, oración y reflexión' con el objetivo de prepararse para celebrar el DOMUND y orar por los misioneros y misioneras.

Esta Vigilia esta previsto que comience a las 20'30 horas y está abierta a todas las comunidades parroquiales de Badajoz.


Liturgia dominical

Celebramos el XXVIII domingo del Tiempo Ordinario

Palabra de Dios

 

 

Libro del profeta Isaías 25, 6-10a

Preparará el Señor de los ejércitos para todos los pueblos, en este monte, un festín de manjares suculentos, un festín de vinos de solera; manjares enjundiosos, vinos generosos. Y arrancará en este monte el velo que cubre a todos los pueblos, el paño que tapa a todas las naciones. Aniquilará la muerte para siempre.

El Señor Dios enjugará las lágrimas de todos los rostros, y el oprobio de su pueblo lo alejará de todo el país ­lo ha dicho el Señor­. Aquel día se dirá: Aquí está nuestro Dios, de quien esperábamos que nos salvara: celebremos y gocemos con su salvación. La mano del Señor se posará sobre este monte.

 

Salmo 22, 1-3a, 3b-4, 5, 6

R. Habitaré en la casa del Señor por años sin término.

El Señor es mi pastor, nada me falta:/ en verdes praderas me hace recostar;/ me conduce hacia fuentes tranquilas/ y repara mis fuerzas./ Me guía por el sendero justo,/por el honor de su nombre./ Aunque camine por cañadas oscuras,/ nada temo, porque tú vas conmigo:/ tu vara y tu cayado me sosiegan.

 

Carta de S. Pablo a los Filipenses 4, 12-14, 19-20

Hermanos: Sé vivir en pobreza y abundancia. Estoy entrenado para todo y en todo: la hartura y el hambre, la abundancia y la privación. Todo lo puedo en aquel que me conforta. En todo caso, hicísteis bien en compartir mi tribulación.

En pago, mi Dios proveerá a todas vuestras necesidades con magnificencia conforme a su riqueza en Cristo Jesús. A Dios, nuestro Padre, la gloria por los siglos de los siglos.

 

Evangelio según san Mateo 22, 1-14

En aquel tiempo, volvió a hablar Jesús en parábolas a los sumos sacerdotes y a los senadores del pueblo, diciendo:

El Reino de los cielos se parece a un rey que celebraba la boda de su hijo. Mandó criados para que avisaran a los convidados, pero no quisieron ir. Volvió a mandar criados encargándoles que les dijeran: "Tengo preparado el banquete, he matado terneros y reses cebadas y todo está a punto. Venid a la boda".

Los convidados no hicieron caso; uno se marchó a sus tierras, otro a sus negocios, los demás les echaron mano a los criados y los maltrataron hasta matarlos.

El rey montó en cólera, envió sus tropas que acabaron con aquellos asesinos y prendieron fuego a la ciudad. Luego dijo a sus criados: "La boda está preparada, pero los convidados no se la merecían. Id ahora a los cruces de los caminos y a todos los que encontréis, convidadlos a la boda".

Los criados salieron a los caminos y reunieron a todos los que encontraron, malos y buenos. La sala del banquete se llenó de comensales. Cuando el rey entró a saludar a los comensales reparó en uno que no llevaba traje de fiesta y le dijo: "Amigo ¿cómo has entrado aquí sin vestirte de fiesta?". El otro no abrió la boca. Entonces el rey dijo a los camareros: "Atadlo de pies y manos y arrojadlo fuera, a las tinieblas. Allí será el llanto y el rechinar de dientes. Porque muchos son los llamados y pocos los escogidos".

 

Comentario Litúrgico

Un festín de manjares suculentos

Es conocida la frase de Santa Teresa que alude a lo triste que resultaría un santo triste y lo peor es la fama de aburrido que tiene para algunos el hecho de ser cristiano. En cualquier grupo de amigos, es fácil que salte el gracioso que entre chistes y chistes entresaca algunos que ridiculizan la vida cristiana.

No podemos negar estos hechos y tampoco merece la pena intentar darles respuesta. Pero, en las lecturas bíblicas de hoy, tenemos unos textos a los que hemos de sacarles todo su mensaje porque dan cumplida respuesta a todo lo anterior.

Efectivamente, en la lectura de Isaías, nos encontramos con la gran propuesta que hace Dios al atribulado pueblo de Israel: presenta un plan no sólo para Israel sino para todos los demás pueblos y su mensaje es, nada menos, que la invitación a un gran "festín de manjares suculentos, un festín de vinos de solera; manjares enjundiosos, vinos generosos".

Ciertamente, lo que propone Dios en este mensaje es todo lo contrario a una reunión de gentes aburridas.

El evangelio aclara las cosas: Jesús insiste en presentar la vida cristiana, el Reino, como algo absolutamente gozoso como eran las fiestas de las bodas de un príncipe. Lo frustrante es la respuesta negativa que recibieron los emisarios del rey.

Cada uno de nosotros nos tenemos que preguntar si no pertenecemos a esa clase de ciudadanos que no disfrutaron del banquete porque no quisieron ir y por eso, con frecuencia, nos parece aburrido ser cristiano. Sólo el que dice sí a las llamadas del Señor va descubriendo que seguirlo es un auténtico banquete, que el mundo no puede comprender.

Antonio Luis Martínez

 

Lecturas bíblicas para los días de la semana

10, lunes: Rm 1, 1-7; Lc 11, 29-32.
11, martes: Rm 1, 16-25; Lc 11, 37-41.
12, miércoles: 1Cro 15, 3-4.15-16. 16, 1-2; Lc 11, 27-28.
13, jueves: Rm 3, 21-30a; Lc 11, 47-54.
14, viernes: Rm 4, 1-8; Lc 12, 1-7.
15, sábado: Si 15, 1-6; Mt 11, 25-30.
16, domingo: Is 45, 1.4-6; 1 Ts 1, 1-5b; Mt 22, 15-21.

 

10 de octubre: Santo Tomás de Villanueva (+ 1555)

Tomás García y Martínez de Castellanos, pues ese era su nombre verdadero, nació en Fuenllana (Ciudad Real), aunque sus padres vivían normalmente en Villanueva de los Infantes, dentro de una familia de molineros que sabían distribuir el pan, en su más literal sentido, con los necesitados.

Esta lección constante de la limosna, aprendida desde la cuna, lo acompañaría durante toda la vida a Tomás.

En 1516 ingresó entre los ermitaños de San Agustín, en Salamanca. Se consagra a la predicación más con el testimonio de su vida que con la palabra.

Fue elegido prior, provincial y comisario de su Orden, y finalmente arzobispo de Valencia (1545).

En todos estos pasos siguió entregando todo a todos y entregándose a sí mismo por medio de su predicación, de las constantes visitas a parroquias, hospitales y cárceles y abriendo su propio hogar a todos los necesitados.

Sintiendo cercana la muerte, pidió a los que le atendían que se apresurasen en la distribución de los pocos bienes que le quedaban, llegando a desprenderse del propio lecho en el que reposaba. Así, vacío del todo para llenarse de Dios, moría el 8 de septiembre de 1555.

 

Los santos de la semana

10, lunes: Tomás de Villanueva, Daniel.
11, martes: Soledad Torres Acosta, María, Madre de la Iglesia.
12, miércoles: Nuestra Señora del Pilar.
13, jueves: Fausto, Genaro y Marcial, Serafín.
14, viernes: Calixto, Juan Olgive.
15, sábado: Teresa de Jesús.
16, domingo: Eduvigis, Margarita Mª de Alacoque, Gerardo Mayela.


Contraportada

José Ardila Codosero, sacerdote diocesano misionero en Perú

"Es una injusticia que haya gente que no tenga un plato de arroz, mientras aquí tiramos la comida"

Continuando con la serie de entrevistas a nuestros misioneros diocesanos, esta semana hemos estado hablando con José Ardila Codosero, sacerdote diocesano natural de Talavera la Real, que se encuentra en la parroquia de Sorochuco, diócesis de Cajamarca, en el departamento de Celendín, en los andes peruanos. En esta parroquia lleva 7 años y, con anterioridad, estuvo en Leimebamba, otra de las parroquias que atienden nuestros misioneros diocesanos. En total, 14 años dedicados a las comunidades más desfavorecidas de Perú, desempeñando su labor no sólo como sacerdote, sino también realizando proyectos de desarrollo, como el comedor infantil donde comen diariamente 140 niños y niñas.

¿Cómo es la zona de Perú en la que te encuentras?

Bueno, la parroquia en la que yo estoy, comprende dos distritos que suman en total 86 pueblitos, que tienen entre 200 y 100 habitantes, en total unos 25.000 habitantes distribuidos en una extensión de unos 200 kilómetros cuadrados. El problema es que las comunidades están muy dispersas, el transporte está fatal, no hay carreteras y, aunque tenemos una camioneta en la misión, hay muchos sitios a los que no podemos llegar como no sea en caballo o andando. No podemos olvidar que la zona donde estoy es montañosa. Allí tenemos comunidades que están entre los 2.600 y los 4.200 metros sobre el nivel del mar.

Por lo que cuentas, y por la zona donde están, las comunidades no tienen que ser precisamente desarrolladas...

Efectivamente. Son comunidades muy pobres. El estar lejos de la costa peruana es siempre un inconveniente, porque supone un encarecimiento inmenso el llevar los productos de la costa hasta Sorochuco. Por ejemplo, cuando quieres comprar una lata de atún en Sorochuco, no estás pagando la lata en si, sino los más de 1.000 kilómetros que hay que transportarla hasta allí. Esto hace que todo esté mucho más caro.

En Sorochuco, además, la economía es muy básica. La gente come de lo que siembra. No se compra apenas nada porque no tienen dinero. Pero no es sólo que no tengan, sino que muchas veces les es muy difícil conseguir algo de dinero. Había alguien que decía que allí era más difícil morir que vivir porque, cuando alguien muere, tiene que darle de comer a todo el pueblo.

Es por eso que nuestra tarea allí, la de los misioneros, no tiene que ver sólo con lo espiritual sino que también propiciamos y trabajamos en proyectos que permitan mejorar las condiciones de vida de las comunidades a las que servimos.

En Sorochuco, en concreto, apoyamos mucho todo lo que son las iniciativas de las mismas comunidades, es decir, cuando una comunidad quiere hacer una escuela... allí está la parroquia para apoyar en todo lo que pueda. Muchas veces incluso más de lo que nos están pidiendo.

También tenemos el proyecto del comedor parroquial, donde estamos atendiendo a unos 140 chicos y chicas, aunque este año serán 20 más, gracias a la generosidad de mucha gente que nos ha permitido ampliar el cupo.

El último proyecto que estamos queriendo poner en marcha es el de una piscigranja para poder incluir este alimento en su dieta, ya que es algo que, hoy por hoy, está fuera del alcance de la gente de allí.

A la hora de realizar todos esos proyectos ¿contáis con el apoyo de los gobiernos locales?

La verdad es que es muy difícil para los gobiernos locales llegar a todo. Cuando ves tantas necesidades, tantas pobrezas, no es fácil atender todas las necesidades. Es verdad, no obstante, que también hay mucha corrupción. Que hay muchos que quieren ser regidores para ver si así sacan algo de dinero. Pero también es verdad que se pone mucho empeño por ir avanzando, por ir haciendo cosas. Por ejemplo, en Sorochuco pronto vamos a tener electricidad las 24 horas del día gracias al empeño del Consejo municipal que ha hecho una gestión muy buena para conectar el pueblo a una red eléctrica que va desde Lima hasta el norte del país.

¿Y el apoyo desde España?

Lo primero que tengo que decir es que la gente es muy solidaria. Que por parte del gobierno de España existe el programa de Cooperación al desarrollo, que está apoyando muchas iniciativas para que las comunidades se vayan desarrollando. También están las ONGs que promueven muchos proyectos de desarrollo... lo que pasa es que luego te das cuenta que, por ejemplo, tiramos la comida a la basura, porque no nos gusta o porque nos ha sobrado, cuando hay gente que está necesitando un plato de arroz. Y eso es una injusticia que hay que empezar a atajar por nosotros mismos, después por nuestro entorno, y luego por nuestros gobernantes.

Redacción


Noticias de América latina

http://www.aciprensa.com


Return to Camino