Iglesia en camino

 

Semanario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail: iglenca@jet.es

Edición electrónica: http://www.christusrex.org./www1/camino/camino.html

Número 408. 7 de octubre de 2001

Director: José María Gil

Redactor Jefe: Juan José Montes

 


Portada

Los obispos analizan en Roma su identidad y su papel en el mundo de hoy

X Asamblea General Ordinaria del Sínodo Episcopal

El Papa inauguraba el pasado domingo la X Asamblea General Ordinaria del Sínodo de Obispos, que se desarrolla en Roma hasta el 27 de octubre. Bajo el lema "El obispo, servidor del Evangelio para la esperanza del mundo", los asistentes, entre los que se encuentran quince españoles, profundizarán en "la identidad y el papel del obispo hoy", según ha manifestado el secretario general del Sínodo, el cardenal Jan Schotte.

Este Sínodo concluye el ciclo de asambleas ordinarias sobre los ministerios y estados de vida en la Iglesia (sobre la familia en 1980, los laicos en 1987, sacerdotes en 1990 y vida consagrada en 1994).

Existen cuatro tipos de Sínodos de Obispos: General Ordinario, General Extraordinario, Particular y Especial. Desde 1967, se han celebrado diecinueve Asambleas Sinodales Episcopales, esta es la vigésima, la décima General Ordinaria.


Editorial

Programas religiosos en Telefrontera

Con el comienzo de octubre, la emisora local badajocense Telefrontera ha empezado a poner en antena lo que suele llamarse una nueva "parrilla" de programas, que supone un gran avance en la definición de sus contenidos y en la buena sintonía con su audiencia.

Atrás queda un esforzado semestre de la Sociedad Limitada "Canal Cultural Badajoz", por cuenta de sus nuevos titulares Cartera de Medios, S. A. U. (Grupo Correo), Arzobispado de Mérida-Badajoz y dos empresarios privados, y con el flamante Equipo de redacción pilotado por el escritor y periodista Juan Félix Bellido. Los resultados son unas modernas instalaciones en el corazón de la capital (Plaza de San Atón) con una oferta programática que, tras el periodo de continuidad y transición de la etapa anterior, acomete ahora el nuevo Equipo de profesionales, apoyados también por el tanden de emisoras locales vinculadas al Grupo Correro en diversas ciudades de España.

Ya aclaramos en su momento que Telefrontera es una emisora profesional, comercial y local de la ciudad de Badajoz, de contenidos generalistas, que intenta definirse por los principios democráticos constitucionales, el compromiso ético y los valores humanistas de inspiración cristiana. No es , sin embargo, una emisora eclesial o diocesana, si bien, por compromiso fundacional y consenso entre los socios de la empresa, emitirá periódicamente programas religiosos católicos con el respaldo eclesial, sin carácter oficial ni oficioso, del Arzobispado de Mérida-Badajoz.

Este modelo de presencia de la Iglesia, aunque sea a escala tan modesta, en un gran grupo mediático de España y de Extremadura, constituye un intento pionero de la Iglesia local de Mérida-Badajoz, que, al no contar con precedentes ni paralelos actuales, hace camino al andar, en la búsqueda y los titubeos, pero fundamentalmente en la esperanza. Saludamos con gozo los primeros programas religiosos de Telefrontera y animamos a la audiencia católica a que los siga con interés , tolere sus deficiencias y sugiera mejoras.

 


Carta del Arzobispo

No temáis

La atmósfera cargada de tensiones y de obscuros presagios, que venimos respirando en los países de Occidente a partir del fatídico 11-9, se nutre de dos temores: el de que pudiera repetirse en otro sitio un ataque similar al de las Torres gemelas(surgen dudas de que pudiera haberlo sido la trágica explosión de Burdeos); y el de que la respuesta armada que USA y la OTAN, con el respaldo de la ONU, piensan dar a Bin Laden y a los talibanes afganos. Y a esto último, no por lo que suponga de castigo merecido para los autores de la barbarie neoyorquina, cuanto por lo que presagia de una guerra formal y prolongada, sea del estilo que fuere, cuyas consecuencias, no solo económicas, pueden más que salpicarnos a todos. Dios no lo quiera.

Ya he discurrido aquí en las semanas anteriores lo poco que se me ocurre para afrontar como es debido una situación de tamaña envergadura y tan singular transcendencia. No tengo más cuerda sobre el asunto, salvo que otras circunstancias, ignotas cuando esto escribo, nos aporten a todos nuevos elementos de juicio, ojalá que constructivos y esperanzadores. Prefiero, hoy por hoy, sin salirme totalmente de ese marco, discurrir un poquillo sobre ese fantasma del miedo que acompaña al ser humano, como su sombra al caminante, desde que el mundo es mundo.

Yo no soy quien, por mi flagrante ignorancia de la psicología, para analizar los comportamientos anímicos del miedo, que ya carcomían al hombre de las cavernas o, más exactamente, que le indujeron a refugiarse en ellas. Miedo a la intemperie desolada, miedo a las fieras, miedo al ataque de sus semejantes. Y, ahondando más, miedo a los poderes cósmicos, a los espíritus, a la muerte, a los misterios del más allá.

Y como réplica o lucha contra el obscuro pavor, la acción defensiva ante los elementos: el vestido, el fuego, las mismas cavernas; y, frente a los miembros de su especie, qué pena, la defensa aguerrida o el ataque feroz, para tener a raya a las tribus vecinas, o apoderarse por la fuerza del territorio ajeno. El miedo, dicen los sicólogos, no solo guarda la viña, más también desata la agresividad humana hasta límites incontrolables, lo mismo en los tiempos antiguos que en los actuales.

Podemos con el miedo

Cosa bien distinta, por cierto, de la superación del miedo por los niños que se refugian en el seno del padre o de la madre; o por las personas adultas, conscientes y responsables, que se imponen con valentía a esa congoja atenazante con la lucidez de su inteligencia y el temple de su voluntad.

Saber cómo habérnoslas ante los clarines del miedo que resuenan, lejanos o cercanos, a menudo o de tarde en tarde, en nuestras cavernas interiores, demuestra, en quien sabe dominarlos, una dosis envidiable de fortaleza y de sabiduría (dones del Espíritu Santo). Para ser cumplidamente uno mismo y autorrealizarse en plenitud, para volar alto en el horizonte de la propia existencia, se impone evadirse con talento y con tesón, no sin la gracia de Dios, de las redes sutiles del miedo.

Dejo con el mayor respeto en manos de los psicoterapeutas el cuidado profesional, tan beneficioso y meritorio, de los casos patológicos como la ansiedad constante, las obsesiones tozudas, y la franja doliente de las depresiones. Hablo aquí de los miedos diarios, menores o más fuertes, larvados o conscientes, tuyos y míos; cosa muy normal, pero que, si no se sortean con garbo y con coraje, achatan la vida, sumergen en la vulgaridad a la gran mayoría de los humanos.

Sigo considerando buena y constructiva cualquier ayuda sicopedagógica a las personas corrientes que, sin antropologías estrafalarias, enseñe el buen uso de la mente y de la voluntad para tomar decisiones en la vida, superando las trabas interiores y los incordios de fuera. Me encantas las personas que, fiadas en Dios, le echan valor al asunto, en los eventos corrientes de la existencia, sin ser por ello ni arrogantes ni fanfarrones. No me entusiasman en cambio aquellas otras que, en el dominio gimnástico del cuerpo, en la severidad ecuánime del yo interior, en el total dominio, a lo yoga, de sus acciones y pasiones consumen sus mejores energías labrándose a sí mismos como una estatua en vida. Todos los "superyoes", que no nadan con la gente corriente en las playas de la vida, me producen sospecha de egoísmo.

Algo natural y peligroso

Porque hay que decir también, para no perdernos en entelequias, que la aprensión o el temor, cuando están justificados por hechos reales, son un signo de racionalidad y de buen sentido, que toma el nombre de cautela o de prudencia. El miedo, a más de un sentimiento natural, es una defensa saludable. El lobo viene alguna vez. Y, de hecho, en lo físico somos más débiles que algunos animales, da lo mismo elefantes que virus microscópicos. Pues, nada digamos de la fragilidad moral: nos hunde la adversidad, nos turba la tentación, nos ahogamos en la bañera, nos arredran la intemperie y la soledad.

El miedo es un dato antropológico tan natural y legítimo como dañino y peligroso. Es un enemigo a abatir, no solo en los casos patológicos antes descritos sino en los tembleques y titubeos que agarrotan nuestro caminar y nuestro vuelo. Miedo al ridículo, a que te encasillen como retro o progre, a dar la cara por la verdad y por el bien, a adquirir compromisos estables. Nada de esto se cura con pastillas ni en sesiones de sicólogo. Son esos miedos tontos y vulgares los que frenan nuestro desarrollo personal y social, nos disuaden de complicarnos la vida en causas grandes y nos quitan las ganas de arrimar el hombro en casa, en el barrio, en el compromiso político o en el voluntariado parroquial. El miedo es primo hermano de la pereza. Tal para cual.

La santidad hace libres

¿Bajamos otro escalón? Digo en profundidad, no en deterioro. ¿A quién tememos cuando nos asusta lo mejor, las virtudes evangélicas, cuando le tememos a la llamada de Dios, cuando consideramos la santidad como una cosa imposible y para otros? Estamos cruzando el territorio de la espiritualidad cristiana, al que sólo pueden acompañarnos (aunque todos estén invitados) las personas que viven o quieren vivir de la fe. Para ellas, unas observaciones conclusivas:

Primera: En el creyente cristiano el miedo consentido entraña una desconfianza de Dios; de su poder, si Dios no resuelve la situación que lo provoca, o de su amor, si Dios no te libra, sin más, de ese sufrimiento. Le ponemos condiciones a Dios, no nos fiamos de que El puede librarnos del temor fortaleciéndonos para vencerlo. ¡No temáis!, fue su saludo a los discípulos en la tormenta del lago en las apariciones de su resurrección.

Segunda: Nos hace daño la imaginación miedosa de que lo pasaremos muy mal, si damos el salto a una total entrega a su voluntad. Lo de la cruz nos pone el vello de punta. Nos convencemos fácilmente de que seremos más felices en las medias tintas de la mediocridad. Ser santo supondría ser un sufridor nato, descoyuntado de sí mismo y en patética soledad. ¡Craso error! Pregunten a los iniciados y les oirán todo lo contrario: la santidad nos hace libres, nos reconcilia con nosotros mismos, afianza nuestra apertura a los demás. El miedo es pecado.

+ Antonio Montero Moreno
Arzobispo de Mérida - Badajoz

 


Centrales

Los obispos analizan su papel actual, en su X Asamblea Sinodal General Ordinaria

Fue inaugurada por el Papa en Roma el domingo y cuenta con amplia representación española

Bajo el lema "El obispo, servidor del Evangelio para la esperanza del mundo" se desarrolla en Roma, del 30 de septiembre al 27 de octubre, la X Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos. Será a su vez la vigésima Asamblea Sinodal desde su restauración en la Iglesia, por parte de Pablo VI, en 1965.

La Iglesia Católica en España estará representada por 14 personas más el responsable de prensa en lengua castellana.

La transmisión de la fe en una cultura religiosamente analfabeta es, según el secretario general del Sínodo de los obispos, el cardenal Jan Schotte, el desafío de la asamblea episcopal que el pasado domingo inauguró Juan Pablo II en el Vaticano.

Al encontrarse con los periodistas para explicar la composición y los temas de discusión de la X Asamblea mundial de los obispos, el cardenal belga recordó que es importante no perder de vista el tema central, es decir, "la identidad y el papel del obispo hoy".

"¿Cómo es el obispo que necesita la Iglesia en el tercer milenio?", dijo, "será la cuestión de la asamblea".

"El papel del obispo tendrá que ser visto en referencia a Jesucristo ­añadió el cardenal de 73 años de edad­. Ser su servidor no significa que esté al servicio de la sociedad, sino al servicio del Evangelio de Jesucristo, y de este modo, por definición, el obispo se convierte en evangelizador. Todo ello para la esperanza del mundo".

Como ejemplo para explicar este mensaje, citó el caso del arzobispo de Nueva York, el cardenal Edward Michael Egan, quien diez minutos después de que tuvieran lugar los atentados contra las Torres Gemelas, el 11 de septiembre, se presentó en el lugar de la tragedia para administrar los sacramentos y estar junto a la gente.

"La preocupación principal de los obispos consiste en ver cómo es posible transmitir en la cultura de hoy la fe y cómo es posible superar el analfabetismo religioso de los miembros de la Iglesia", añadió.

Por lo que se refiere al futuro, Schotte reveló que este Sínodo concluye el ciclo de asambleas ordinarias sobre los ministerios y estados de vida en la Iglesia (sobre la familia 1980, los laicos 1987, sacerdotes 1990, vida consagrada 1994). Se piensa que ahora podría dar lugar a un segundo ciclo de asambleas continentales, que volvería a comenzar con África.

Los Sínodos del Vaticano II

En el espíritu del Concilio Vaticano II, nacían, a través del Motu Propio del Pablo VI "Apostolica sollicitudo", los Sínodos de los Obispos. Era el año 1965. El mismo Pablo VI definía precisa y espléndidamente qué es un Sínodo: "Es una institución eclesiástica establecida tras el Concilio Vaticano II para favorecer la unión y la colaboración de los Obispos de todo el mundo con la Sede Apostólica, mediante un estudio común de las condiciones de la Iglesia y las soluciones pertinentes sobre las cuestiones relativas a su misión. No es un Concilio, no es un Parlamento, sino que el Sínodo tiene su propia y particular naturaleza". Son palabras pronunciadas por el Papa Montini en el "Angelus" del 22 de septiembre de 1974.

Hay cuatro tipos de Sínodos de Obispos: General Ordinario, General Extraordinario, Particular y Especial. Desde 1967, se han celebrado diecinueve Asambleas Sinodales Episcopales. Esta es la vigésima, la décima general ordinaria. En 1969 y 1985 tuvieron lugar sendas Asambleas Extraordinarias; en 1980, una Asamblea particular, concretamente para la Iglesia en Holanda; y otras siete especiales, dos para Europa, una para Líbano, para África, para Asia y para Oceanía.

Sínodos Ordinarios

En los Sínodos ordinarios se han abordado temas como la evangelización, la catequesis, la familia, la reconciliación, el laicado, la formación sacerdotal y la vida consagrada. Dichos temas y asambleas sinodales han sido recogidos después en las Exhortaciones Apostólicos "Evangelii nuntiandi", "Catechesi tradendae", "Familiaris consortio", "Reconciliatio et paenitentia", "Christifidelis laici", "Pastores dabo vobis" y "Vita consecrata", respectivamente.

En el otoño de 1985 se desarrolló la Asamblea general extraordinaria dedicada al XX aniversario de la conclusión del Concilio Vaticano II. No se emanó después Exhortación Apostólica.

Sínodos especiales

En la primavera de 1994 tenía lugar la Asamblea especial para África del Sínodo de los Obispos. Fue el primer Sínodo continental previo al Gran Jubileo del año 2000. En septiembre de 1995, el Papa Juan Pablo II hacía público en el continente negro la Exhortación Apostólica Postsinodal "Ecclesia in África", a modo de conclusión de la Asamblea sinodal, cuyo tema se tituló "La Iglesia en África y su misión evangelizadora hacia el año 2000: seréis mis testigos".

En diciembre de 1995, tuvo lugar otra Asamblea especial para la Iglesia en El Líbano, traducida después, en mayo de 1998, a la Exhortación apostólica "Una speranza nuova per Il Libano", promulgada en Beirut.

A finales de otoño de 1997 se celebraba el Sínodo para América, titulado "Encuentro con Jesús vivo: el camino para la conversión, la comunión y la solidaridad en América". En Guadalupe (México), en enero de 1999, el Papa Juan Pablo II presentaba la Exhortación Apostólica postsinodal "Ecclesia in America".

En la primavera de 1998 tenía lugar el Sínodo para Asia, cuya Exhortación Apostólica correspondiente fue hecha pública en el 6 de noviembre de 1999, en el transcurso del viaje del Papa Juan Pablo II a la India. "Jesucristo el Salvador y su misión de amor y servicio en Asia:para que tengamos vida y la tengamos en abundancia" fue el lema del Sínodo.

En el final del otoño de 1998 llegó el turno para la Asamblea especial sobre Oceanía, el más reciente de los continentes. La Exhortación Apostólica postsinodal se encuentra todavía en fase de redacción. "Jesucristo y los pueblos de Oceanía: siguiendo su camino, proclamando su verdad y viviendo su vida" fue el tema de la Asamblea.

Hace dos años, en octubre de 1999, se celebró la IIª Asamblea Especial para Europa del Sínodo de los Obispos, la última previa al Gran Jubileo del Año 2000. "Jesucristo, vivo en su Iglesia, fuente de esperanza para Europa" fue su lema. Todavía no se ha publicado el documento potsinodal.

Redacción/Zenit

 

La Santa Sede publica el nuevo 'Martirologio Romano'

Recoge los nombres de todos los santos y beatos reconocidos por la Iglesia

El nuevo 'Martirologio Romano', en el que se recogen los nombres de los santos y beatos reconocidos oficialmente por la Iglesia católica, fue presentado en la Sala de Prensa de la Santa Sede por el cardenal Jorge Arturo Medina Estévez, prefecto de la Congregación vaticana para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos.

"No es un libro de historia para saber todos los detalles sobre la vida de un santo ­explicó el purpurado chileno­. Es un texto destinado a celebrar la santidad, ese don extraordinario fruto de la vocación cristiana".

La última edición del 'Martirologio Romano' se remontaba al año 1956. La nueva edición tiene en cuenta la reforma traída por el Concilio Vaticano II, así como los santos y beatos proclamados por Pablo VI y Juan Pablo II.

El primer 'Martirologio' data del siglo XVI

Según ilustró el cardenal Medina Estévez, el primer 'Martirologio Romano' fue publicado en el siglo XVI, gracias a las posibilidades que ofrecían los medios de comunicación de la época y al intenso sentido de universalidad de los católicos de la época. Fue aprobado por el Papa Gregorio XIII en 1586.

El nuevo 'Martirologio' recoge 6.538 voces, a pesar de que los santos correspondientes a estos nombres son mucho más numerosos, pues se conocen pocos nombres de los mártires.

En cada día del año, el documento presenta el elenco de los santos y beatos recordados en esa fecha. El nombre está acompañado por datos concisos sobre el lugar de su muerte, su estatuto eclesial, su actividad y carisma.

Exclusiones

Se han excluido del 'Martirologio' los nombres de aquellos santos de los que no consta su reconocimiento oficial por parte de la Iglesia. En muchas ocasiones, sus hagiografías se mezclan con la leyenda. Los periodistas pidieron al cardenal Medina Estévez algunos de estos nombres. El purpurado prometió que comunicará pronto una lista completa.

El nuevo 'Martirologio' tiene en cuenta también los personajes del Antiguo Testamento venerados como santos por la Iglesia católica, como los profetas Isaías y Jeremías, así como Josué, Gedeón y el rey David.

El voluminoso libro aparece en latín. Pronto será traducido a otros idiomas.

 

Siete nuevos beatos

Juan Pablo II durante su pontificado ha beatificado a 1.265 personas (1.016 mártires) y canonizado a 452 personas (401 mártires). Este domingo, el Papa proclamará a otros siete nuevos beatos, , entre ellos dos mártires, que, obviamente, no aparecen aún en el 'Martirologio'. Los nuevos beatos serán: Ignazio Maloyan, Obispo y Mártir; Nikolaus Gross, padre de familia y mártir; Alfonso María Fusco, sacerdote fundador de la Congregación de las Hermanas de San Juan Bautista; Tommaso María Fusco, sacerdote fundador del Instituto de las Hijas de la Caridad de la Preciosísima Sangre; Emilie Tavernier Gamelin, religiosa fundadora de la Congregación de las Hermanas de la Providencia de Montreal; Eugenia Picco, virgen, de la congregación de las pequeñas hijas de los Sagrados Corazones de Jesús y María; y María Euthymia Üffing, virgen, de la Congregación de Barmherzige Schwestern.

ZENIT

 

Ni "clericalizar" laicos, ni "secularizar" sacerdotes

Carta del cardenal Angelo Sodano

La necesidad de evitar la "clericalización" de los laicos así como la "secularización" de los sacerdotes se ha convertido en el objetivo de una carta firmada por el cardenal Angelo Sodano, secretario de Estado vaticano, y dirigida con motivo de la Semana Litúrgica Italiana. El purpurado italiano reconoce que, gracias a la renovación que trajo el Concilio Vaticano II, "los laicos han asumido una conciencia más clara de su vocación", que les ha llevado a una más "activa participación en la liturgia".

"Ministerios de hecho"

En las comunidades cristianas, constata el cardenal, junto a los ministerios laicos bien estructurados, como el misionero o el catequista, se han ido difundiendo los así llamados "ministerios de hecho".

Un ejemplo típico es el ministerio extraordinario de la Comunión, explica el mensaje cardenalicio, como sucede cuando "una comunidad, en situación de emergencia, se queda sin presbítero para la celebración eucarística del Señor". En esos casos, "puede ser recomendado reunirse en asamblea en torno a la Palabra de Dios bajo la guía de un ministro laico autorizado". Ahora bien, sigue diciendo el purpurado, se trata de situaciones de emergencia, y no de la norma, pues la comunidad cristiana tiene por centro la Eucaristía, que sólo puede ser celebrada por el sacerdote.

Hay que "estar atentos a no confundir sacerdocio común y sacerdocio ministerial", advierte Sodano. Es decir, esta "sustitución" no debe convertirse en una "clericalización" de los laicos, "que corre el riesgo de crear de hecho una estructura eclesial de servicio paralela a la fundada sobre el sacramento del Orden".

Se recomienda la lectura del documento 'La colaboración de los fieles laicos en el sagrado ministerio de los sacerdotes' (http://www.vatican.va).

 

Podrá seguirse en Internet un curso de Biblia

Se trata de una oferta del portal de los dominicos españoles en la red

La Escuela de Biblia "Palabra viva", dirigida por los dominicos españoles, ha inaugurado el día 1 de octubre, el curso en Internet. Se trata de una nueva oferta del portal de la Orden de Predicadores en España, que viene a completar las posibilidades de formación teológica que desde hace tres años ofrecen en la red. Los interesados pueden acceder a este centro virtual en la dirección: http://www.dominicos.org/biblia .

La enseñanza está dividida en dos cursos de ocho asignaturas cada uno de ellos. Mensualmente, cada alumno tendrá acceso a un nuevo tema en cada asignatura. El proceso de aprendizaje es seguido por un profesor dominico a través de un sistema de tutoría, realizado con conexiones por medio de chat. Además, se establecen pruebas periódicas de evaluación. Junto con el aprendizaje, los alumnos pueden acceder a otras actividades extraacadémicas, entre las que se encuentran el contacto con otros compañeros de curso a través de la red y los comentarios en foros de debate.

Así, el módulo "Cafetería", que es el punto de encuentro en la red y ofrece una ayuda educativa virtual de gran alcance, permite la comunicación entre alumnos, profesores, personal administrativo e invitados, y cuenta con recursos de ocio, pudiendo establecer conversaciones con todos los que integran la Escuela. Este módulo también dispone de un tablón de anuncios donde se pueden leer o introducir experiencias, juegos y noticias particulares.

Al mismo tiempo, los alumnos pueden presentar trabajos para las diversas asignaturas, programar actividades extraescolares o lúdicas, solicitar ayudas, introducir foros de discusión o realizar tutorías "on line". Con este módulo "pretendemos hacer de quienes participamos en la Escuela una gran o pequeña familia unida por lazos de conocimiento, amistad y fraternidad", señalan los promotores de la iniciativa.

IVICON

 


Noticiario diocesano

Peregrinan a Francia dos grupos de la Parroquia de San Juan Macías, de Badajoz

En el espacio de un mes, dos grupos de la parroquia de san Juan Macías, de Badajoz, han viajado a Francia. El primer grupo pasó una semana en París, un viaje no sólo turístico y cultural, se extendió también a lo religioso con la celebración de la eucaristía en lugares emblemáticos de dicha ciudad como la Catedral de Notre Dame, el Sacre Coeur y la capilla de las apariciones de la Virgen Milagrosa a santa Catalina Labouré.

El segundo tuvo como objetivo el santuario de Lourdes, donde los miembros de la parroquia permanecieron dos días y tres noches. durante ese tiempo participaron en las procesiones eucarísticas y de la luz, entre otros actos. A la ida visitaron el castillo de Javier y a la vuelta el sepulcro del beato Rafael en la trapa de Venta de Baños. También hicieron un alto en la exposición Remembranza, de las edades del hombre, en Zamora .

Los grupos fueron acompañados por el párroco, don Manuel Santos.

 

Apertura del curso "Ejercicios en la vida corriente"

La pasada semana tenía lugar la apertura del curso "Ejercicios en la vida corriente", que ofrece la posibilidad de realizar ejercicios espirituales sin salir de la vida ordinaria, sin retirarse y dejar la vida familiar y de trabajo.

La hermana Mari Paz, responsable de estos ejercicios destaca en la inauguración la participación de hombres y el hecho de que la gente se interese por estos Ejercicios hasta el punto de tener cubiertas la práctica totalidad de las plazas disponibles para el curso.

La inauguración corrió a cargo del padre jesuita Ricardo Rodrigo, que ofreció una charla donde destacó su importancia como experiencia personal en la que cada uno descubre su relación personal con Jesús, que ayuda al crecimiento de la persona desde el interior. Invitó a no dejar la oración personal y la contemplación para transformar el mundo. Posteriormente se celebró la eucaristía. El acto se cerró con un pequeño ágape.

 

La Asamblea diocesana echa a andar con la convocatoria en las parroquias

Será entre este domingo y el día 18

La Asamblea diocesana está siendo ya presentada a los distintos responsables: arciprestes, consejo Pastoral Diocesano, sacerdotes y responsables arciprestales, equipos parroquiales y animadores.

A partir de este domingo y hasta el día 18 se lleva a cabo la convocatoria en las parroquias y la formación de los distintos grupos, según el vicario general, don Amadeo Rodríguez.

En el calendario de la Asamblea figura también un retiro convivencia para grupos parroquiales los días 19 y 20 de este mes.

Por lo que se refiere a los contenidos de reflexión para los grupos parroquiales que se creen, el calendario está completo y detallado. El primer bloque de contenidos girará en torno a la contemplación y constará de cuatro encuentros. El primero de ellos, del 22 al 28 de octubre con el título "Te buscaré Señor"; el segundo, del 29 de octubre al 4 de noviembre, con el tema "Yo estoy con vosotros; el tercero, del 5 al 11 de noviembre llevará por título "Tu palabra me da vida" y el último "Con vosotros está", del 12 al 18 del mismo mes.

Entre el 26 de noviembre y el 2 de diciembre se celebrará una convivencia en la que se reflexionará sobre "La vocación del cristiano" y se presentarán los nuevos temas.

El segundo bloque de contenidos profundizará en "La misión". Los cuatro encuentros tendrán lugar del 10 al 16 de diciembre con el título de "Tras las huellas de Cristo", del 7 al 13 de enero "Reavivar el impulso de los orígenes", del 14 al 20 del mismo mes "Dar razón de nuestra esperanza" y del 21 al 27 "Construir un hogar eclesial misionero y contemplativo".

Una vez que los grupos reflexionen sobre los temas propuestos, el calendario establecido preve que el 23 de febrero se desarrollen las asambleas parroquiales, el 16 de marzo las arciprestales y los días 25 de mayo y 1 de junio se lleve a cabo una asamblea diocesana.

La clausura de la Asamblea diocesana tendrá lugar el día 8 de junio, décimo aniversario del Sínodo Pacense del año 1992.

 

El sacerdote don Antonio Bellido publica un nuevo libro de oración y reflexión

El sacerdote don Antonio Bellido, párroco de santa Eulalia de Mérida, acaba de publicar un libro de reflexiones y oraciones sobre el cuarto Evangelio, el de san Juan, bajo el título "Encuentros con la Palabra". Esta publicación ha nacido al calor de los grupos de formación bíblica de su parroquia, santa Eulalia de Mérida, como complemento al trabajo doctrinal y exegético llevado a cabo.

Según el autor "el libro nace como una aportación más en estos años del Gran Jubileo 2000. Se trata de un recorrido por cada página del cuarto Evagelio con oraciones a Jesús desde diversos ángulos, desde sus múltiples nombres, desde sus variadas actitudes y revelaciones".

Las oraciones aparecen acompañadas de citas bíblicas que pretenden ilustrar, fundamentar y justificar el pensamiento.

"Encuentros con la Palabra" consta de veintitrés oraciones que van desde "Nacer y renacer cuando el esclavo pasa a Hijo hasta anochecer de traiciones pasando por "Cristo, bandera discutida" por citar algunas.

El autor aconseja que a la hora de trabajar el libro "se acuda a la fuente directa, con la lectura del capítulo correspondiente y que después, despaciosamente, se vaya meditando proclamando o leyendo cada punto, tratando de encontrar respuestas a las llamadas del texto". También aconseja don Antonio Bellido "hacer la lectura del capítulo en su fuente y una lectura elaborada buscando las citas y repasándolas usando el texto como una lectura o estudio. Y también se puede hacer lo anterior concluyendo con una segunda lectura convertida en oración".

 

Cursillos de Cristiandad prepara el curso 2001-2002

El domingo, 15 de Septiembre se reunieron en la Casa de Oración de Gévora, 28 miembros e invitados del Pleno del Secretariado del Movimiento de Cursillos de Cristiandad (MCC) de la diócesis de Mérida-Badajoz.

El Pleno dio comienzo con un retiro espiritual dirigido por el consiliario diocesano de MCC, don Feliciano Leal Cáceres, y terminó con un acto de acción de gracias y de oración a la Virgen.

Durante toda la jornada se presentaron y se analizaron las propuestas, proyectos e ideas que cada una de las Vocalías y Comisiones habían redactado para el desarrollo del curso 2001-2002.

 


Al paso de Dios

Para qué sirve el dinero

Últimamente ciertos sectores de la sociedad se rasgan las vestiduras porque instituciones eclesiales administran unos fondos, que fundamentalmente son depósitos (fundaciones) que la sociedad, desde hace siglos y en un gesto de confianza, ha puesto en sus manos, encomendándole el cumplimiento de unos fines, casi siempre sociales y pastorales. Ante esa campaña, muchos se preguntan qué debe hacer la Iglesia.

Mientras no se demuestre lo contrario, es evidente que no debería negarse a aceptar esas ofrendas y legados, porque ni el medio es malo en sí mismo (administrar unos bienes) ni lo es el fin (cumplir unos encargos para beneficio de la sociedad). Pero si lo acepta, parece también evidente que ha de hacerlo con todas las consecuencias; es decir, para ser administradora eficaz, naturalmente a través de medios legales, lícitos y éticos. Gescartera es evidente que no lo es, pero antes de descubrirse su irregularidad los inversores no lo sabían, son sus víctimas. En cualquier caso, administrar bienes no es ser rico; se puede ser pobre, muy pobre, cuando lo que se tiene es para el servicio de los demás y no para lucro propio.

Si la Iglesia optara por no aceptar nada, por no administrar nada, lo lamentarían los sin techo, los drogodependientes, los ancianos, los pobres en general; saldría perjudicada la educación de los niños, de los jóvenes...; se reducirían las posibilidades para el anuncio del Evangelio. Dicho esto, es evidente que nada ocurre en vano. Quizás sea una llamada a vivir con más pobreza y a servir con medios pobres.

Amadeo Rodríguez Magro
(amadeo.vgeneral@planalfa.es)

 


Liturgia del domingo

Celebramos el XXVII Domingo del Tiempo Ordinario

Palabra de Dios

Profecía de Habacuc 1, 2-3; 2, 2-4

¿Hasta cuando clamaré, Señor,
sin que me escuches? ¿Te gritaré: "Violencia",
sin que me salves?

¿Por qué me haces ver desgracias,
me muestras trabajos, violencias y catástrofes,
surgen luchas, se alzan contiendas?

El Señor me respondió así:
"Escribe la visión, grábala en tablillas,
de modo que sea de corrido.
La visión espera su momento,
se acerca a su término y no fallará;
si tarda, espera,
porque ha de llegar sin retrasarse.
El injusto tiene el alma hinchada,
pero el justo vivirá su fe."

Salmo 94, 1-2, 6-7, 8-9

R. Ojalá escuchéis hoy la voz del Señor

Venid, aclamemos al Señor,
demos vítores a la Roca que nos salva;
entremos a su presencia dándole gracias,
aclamándolo con cantos.

Segunda carta a Timoteo 1, 6-8, 13-14

Querido hermano: Reaviva el don de Dios, que recibiste cuando te impuse las manos; porque Dios no nos ha dado un espíritu cobarde, sino un espíritu de energía, amor y buen juicio.

No te avergüences de dar testimonio de nuestro Señor y de mí, su prisionero.

Toma parte en los duros trabajos del Evangelio, según la fuerza de Dios.

Ten delante la visión que yo te dí con mis palabras sensatas y vive con fe y amor en Cristo Jesús.

Guarda este precioso depósito con la ayuda del Espíritu Santo que habita en nosotros.

Evangelio según san Lucas 17, 5-10

En aquel tiempo, los apóstoles le pidieron al Señor:

- Auméntanos la fe.

El Señor contestó:

- "Si tuvierais fe como un granito de mostaza, diríais a esa morera: Arráncate de raíz y plántate en el mar.Y os obedecería.

Suponed que un criado vuestro trabaja como labrador o como pastor; cuando vuelve del campo, ¿quién de vosotros le dice: "En seguida, ven y ponte a la mesa"? ¿No le diréis: "Prepárame de cenar, ciñete y sírveme mientras como y bebo, y después comerás y beberás tú?"

¿Tenéis que estar agradecidos al criado porque ha hecho lo mandado? Lo mismo vosotros: Cuando hayáis hecho todo lo mandado, decid: "Somos unos pobres siervos, hemos hecho lo que teníamos que hacer".

 

Lecturas bíblicas para los días de la semana

8 lunes: Jon 1, 1-2, 1. 11; Lc 10, 25-37.
9, martes: Jon 3, 1-10; Lc 10, 38-42.
10, miércoles: Jon 4, 1-11; Lc 11, 1-4.
11, jueves: Mal 3, 13-20a; Lc 11, 5-13.
12, viernes: Hch 1, 12-14; Lc 11, 27-28.
13, sábado: Jl 4, 12-21; Lc 11, 27-28.
14, domingo: 2R 5, 14-17; 2Tm 2, 8-13; Lc 17, 11-19.

 

Comentario litúrgico

¿Hasta cuándo, Señor?

¿Hasta cuando, Señor? es el grito que sale espontáneamente de los labios de los que han confiado al cielo sus dolores, sus angustias, sus miedos y se han visto defraudados porque su queja no ha recibido la respuesta divina esperada.

Se trata de uno de los problemas religiosos que se plantea con más inquietud en corazones creyentes que han ido por la vida teniendo la confianza en Dios como estandarte y que, llegada la hora de la prueba, se han topado con un silencio de parte de Dios que los hunde en una noche oscura de la que no saben salir aunque sigan caminando a tientas.

Las lecturas de este domingo plantea con valentía el problema y apunta a la solución que desde arriba se nos da a los hombres. En la primera lectura nos encontramos con la queja del profeta Habacuc: ha clamado y no ha sido escuchado, ha denunciado su miedo ante la violencia que le rodea y no ha sentido la salvación que esperaba de Dios. La única respuesta que recibe se sintetiza en la última frase de la lectura: "El justo vivirá por su fe".

Esta respuesta se ve explicitada en la lectura evangélica. Se intuye que una crisis se cierne en el corazón de los apóstoles: ven una desproporción entre sus trabajos y su entrega y el poco eco suscitado en la muchedumbre. Jesús les responde con una parábola que resume la frase: "Somos unos pobres siervos, hemos hecho lo que teníamos que hacer". Jesús nos mete en el misterio de la misericordia y de la gracia de Dios que tiene reservada para el hombre una recompensa que va más allá de lo que se puede considerar premio en esta vida y que sólo la fe es capaz de intuir lo inconmensurable del don de Dios.

Antonio Luis Martínez

 

Santoral

15 de octubre: santa Teresa de Jesús

A santa Teresa no ha habido movimiento social español que no intente instrumentalizarla: así la hemos tenido por republicana y falangista, feminista y conservadora...y, también es cierto, por mística y Doctora de la Iglesia. El suyo, es un mensaje netamente sobrenatural: una vida eterna en medio de la terrena. ¡Que quede claro!

La muralla que tu ciudad circunda
no fue bastante fuerte baluarte
a contener tu genio, y después darte
corona pétrea y defensa fecunda.

Por corona tuviste amor del cielo
y por defensa el brillo de tu pluma
purificando con tu recia espuma
las tocas reformadas del Carmelo.

Por ti sabemos que la muerte es vida
si se vive el amor más verdadero
que abrasa el corazón en suave herida,

sumándonos al gozo bien certero
del que nuestra alma toda está transida
al sentir "que muero porque no muero".

Manuel Amezcua

Los santos de la semana

8, lunes: Pelagia, Reparada.
9, martes: Dionisio, Juan Leonardi, Abrahán.
10,miércoles: Tomás de Villanueva, Daniel, Casio, Florencio, Claro.
11, jueves: Soledad Torres Acosta, Miguel, Etelburga.
12, viernes: Nª Sª del Pilar. Dómina, Opilión, Rotobaldo.
13, sábado: Teófilo, Venancio, Lubencio, Paracesve.
14, domingo: Calixto, Gaudencio, Justo.

 

Contraportada

Siervas de María: 150 años cuidando enfermos en sus propias casas

Aseguran que el dolor y la muerte se padecen de forma diferente desde la fe

EL Instituto "Siervas de María" cumple este año el 150 aniversario de su fundación. Las cerca de 2.500 religiosas que lo integran, presentes en cuatro continentes, dedican su tiempo a cuidar enfermos en sus propios domicilios, una labor iniciada por la fundadora, santa María Soledad Torres Acosta, que ya en su infancia destacó atendiendo a los enfermos de su barrio y catequizando a los más desafortunados. En Badajoz ciudad, conmemoran este aniversario con un triduo los días 9, 10 y 11. Los dos primeros días a las 18,30 en la capilla de la comunidad, en la calle Cristóbal Oudrid, número 7. El día 11, festividad de la santa, el triduo se traslada a la Catedral y estará presidido por el Arzobispo.

El 15 de agosto de 1851, reciben el hábito las primeras Siervas de María. Dan comienzo en la Iglesia a un nuevo estilo en la vivencia del ejercicio de la caridad en beneficio de los que sufren: la asistencia a los enfermos en sus propios domicilios. Esta semana hemos hablado con dos religiosas de este Instituto, la Madre Carmen (M.C.) , superiora de las "Siervas de María" en Badajoz y Sor Encarnación (S.E.).

P. Ustedes se dedican al cuidado de los enfermos, pero no lo hacen en un hospital, sino en las casas, ¿porqué?

S.E. Sí, esa es la particularidad de la congregación nuestra que nació precisamente para rellenar ese hueco social que había a mediados del siglo XIX, en 1851, que es cuando se funda la institución.

Las "Siervas de María" surgen a raíz de la constatación de un hecho: no existía en la Iglesia, hasta aquel momento, una institución que atendiese a los enfermos en sus propias casas, todas las que había lo hacían en hospitales o casas propias y a esta circunstancia es a la que quiere responder nuestra institución. No se trata sólo de dar compañía y apoyo moral, nosotras somos enfermeras y pretendemos ayudar al enfermo integralmente. Nosotras tenemos los estudios pertinentes y luego, como religiosas enviadas en nombre de la Iglesia, también nos ocupamos de la faceta espiritual del enfermo.

P. ¿Su atención se centra en las noches o también acompañan de día?

S.E. Particularmente de noche, aunque no se descarta que pueda ser de día y que pueda ser también, como ocurre en algunos lugares, acompañar al enfermo aunque esté ingresado en un hospital o en una clínica, porque a veces la persona requiere cuidados continuos que el familiar que tiene que estar no puede realizar y por eso nos llama a nosotras, aunque no suele ser lo habitual, porque allí se limita mucho nuestra acción como enfermeras ya que tienes que sujetarte a las indicaciones del centro.

Una experiencia muy fuerte

P. Ustedes que están cerca de los enfermos, ¿nos podrían contar cómo es esa experiencia?

M.C. Para nosotras es una experiencia muy fuerte, porque vemos al mismo Cristo en esa persona enferma a la que atendemos. Entonces vamos con ese amor y esa entrega de hacerlo todo lo mejor posible. Dentro de esa profesionalidad que tenemos, pues es gratuita, cumpliendo el evangelio de "dar sin esperar recompensa", solamente con la esperanza de la Providencia. El Señor nunca nos abandona, siempre nos da lo que necesitamos.

P. A la hora de la muerte, ¿cómo lo sobrelleva un enfermo con fe de uno que no la tiene? ¿hay mucha diferencia?

S.E. La postura es distinta. De hecho, nosotras notamos la diferencia enseguida, en la misma acogida que nos dan. Hay enfermos que aceptan que vayamos porque casi les obliga la familia pues ellos ya no pueden, pero es un rechazo total, incluso de no hablarte en toda la noche, y rebeldes ante el dolor y contra Dios. Pero en muchos casos, el ver cómo actúa la hermana con ellos, con la caridad evangélica de la que tenemos que ser portadoras, hace que sea el idioma más elocuente ante el enfermo quien, poco a poco va cediendo y cuando es capaz de aceptar a Cristo en su vida, ésta cambia totalmente. De hecho, multitud de enfermos han llegado a recibir los sacramentos y están deseando que llegue la hermana para decírselo, porque han experimentado esa alegría y esa conformidad ante la enfermedad o ante una muerte que puede ser inminente. La fe se nota muchísimo en un enfermo. La enfermedad es, además, una coyuntura muy especial para que el ser humano se encuentre con Dios, porque reflexiona y porque en esas horas de soledad piensa mucho.

En cuatro continentes

P. ¿Con cuántas comunidades cuentan en la actualidad las "Siervas de María"?

M.C. En la actualidad existen fundaciones repartidas por España, América, África y Asia. Concretamente las últimas fundaciones han sido en México, África y Filipinas. La de África es una fundación un tanto especial porque nace más como casa de formación, gracias al resurgir vocacional que está experimentando este continente. En total son aproximadamente 2.500 religiosas las que forman parte del Instituto.

P. ¿Qué hay que hacer para ponerse en contacto con ustedes y solicitar su ayuda?

M.C. Hay que ponerse en contacto con la comunidad y hablar con la superiora, que realiza una primera visita para conocer el entorno y las circunstancias del enfermo, porque no siempre hay hermanas y quisiéramos poder llegar a todo el mundo pero no podemos, materialmente no hay posibilidad.

Juan José Montes / M. Murillo

 


Noticias de América Latina:

http://www.aciprensa.com



Return to Camino