Semanario "Iglesia en camino"

Archidiócesis de Mérida-Badajoz (España)
E-Mail: Iglenca@grn.es
No. 224 - Año V - 5 de octubre de 1997
Director: José María Gil


Portada

La Escuela Diocesana de Teología, oferta de formación para los laicos

Javier Gafo dará una conferencia el día 6 sobre la experimentación en seres humanos

El arzobispo de Mérida-Badajoz presidirá el lunes día 6 de octubre la apertura del curso académico de la Escuela de Formación Teológico-Pastoral en Badajoz .
Un año más este centro pretende ayudar a todos los fieles en la profundización del conocimiento de la Palabra de Dios, potenciando el diálogo fe-cultura y formando a los seglares para hacer más eficaz su participación en la vida de la Iglesia.
El funcionamiento de la Escuela abarca dos niveles distintos, aunque armonizados entre sí: la Escuela de Teología y la Escuela de Formación de Agentes de Pastoral. Esta segunda tienen sedes repartidas por toda la diócesis y su enseñanza va dirigida a personas que trabajan en las parroquias.

Editorial

Todos podemos ser héroes

Como contraluz de lo que ha podido ser una masacre terrorista, toda España se ha hecho eco, con elogio y emoción, de la hazaña del joven granadino José Antonio Sola Rodríguez, quien, con gran rapidez de reflejos, un extraordinario dominio de la situación y un talante operativo poco común, alertó voluntariamente a la Policía y desalojó a los vecinos de una urbanización, donde estaba instalado un coche-bomba con un artilugio lanzagranadas.
¿Fue el suyo un gesto improvisado? No, por cierto. Porque nos consta que su reacción, tan responsable y solidaria, tenía tras de sí una experiencia de años, adquirida por Antonio Sola en su formación y en las prácticas como voluntario de la Cruz Roja. No soy, dijo, ningún héroe; hice simplemente lo que cualquiera otro habría podido hacer en las mismas circunstancias.
Bueno; dejemos que José Antonio añada a su valentía y a su gran corazón unas gotas de modestia y de humildad. Pero aprendamos, eso sí, la lección. Quienes aspiramos a un mundo fraterno y solidario, en el que actitudes y actuaciones como la suya resulten "normales", habremos de personalizar cada uno de nosotros un proceso semejante al del joven granadino. De las mismas premisas, saldrán las mismas consecuencias.
¡Adelante, pues! Sea lo primero disponer de sentimientos nobles y altruistas como los que motivaron a nuestro amigo a alistarse y comprometerse como voluntario de la Cruz Roja. Sentimientos que brotan y se cultivan en la familia, en la escuela y en la Iglesia. Y luego, entrenarse permanentemente en el servicio diario y anónimo a nuestros semejantes, asociados y organizados para el bien. Quien pinte modestamente un gallo cada día, terminará por hacerlo con tanta maestría como la del heredero de aquel emperador chino que obtuvo el trono por haber dibujado en su presencia, y en un instante, un gallo perfectísimo.

Visita "Ad limina" de los obispos españoles

El Papa pide a ETA que abandone las armas

Juan Pablo II pasa revista con los obispos españoles a la actualidad del país

Una condena "rotunda y sin paliativos" del terrorismo, el avance del "relativismo imperante y el mito del progreso materialista" en la actual sociedad española, la celebración del Año Compostelano de 1999 y un análisis profundo de la coyuntura histórica de la Iglesia española han sido los temas tocados por Juan Pablo II en su discurso pronunciado el pasado martes ante el grupo de obispos de las provincias eclesiásticas de Santiago, Burgos, Zaragoza y Pamplona en visita "Ad limina".

La respuesta cristiana al terrorismo

Después de la conmoción con la que el Papa siguió el pasado mes de julio el asesinato de Miguel Angel Blanco Garrido, los medios de comunicación esperaban que el pontífice se refiriera a esta lacra de la democracia española: el terrorismo. Y así fue. "Algunas de vuestras diócesis padecen desde hace años el sufrimiento de repetidos atentados terroristas contra la vida y la libertad de las personas. Sigo con mucho dolor estos trágicos acontecimientos y con vosotros quiero expresar de nuevo la condena más rotunda y sin paliativos por estas injustificadas agresiones".
El Santo Padre indicó a los obispos españoles cuál es la respuesta cristiana a la violencia: "¡enseñad la vía del perdón, de la convivencia fraterna y solidaria y de la justicia, que son los verdaderos fundamentos para la paz y la prosperidad de los pueblos!".
Por una parte pidió que los cristianos colaboren "del mejor modo posible en la extirpación radical de esta violencia" y, por otra, hizo un llamamiento "en nombre de Dios" a los terroristas para que "renuncien a (la violencia) como pretexto de acción y reivindicación política".

Salir de las sacristías

Juan Pablo II consagró el resto de su discurso a afrontar los retos que tienen ante sí los cristianos españoles que se preparan para cruzar el umbral del Tercer Milenio. Constató, ante todo, "la transformación social y cultural que se está dando" en España. Este cambio lo resumió en una paradoja: nos encontramos ante "un mundo que siente la urgencia de la solidaridad, pero que al mismo tiempo sufre presiones y divisiones de orden político, económico, racial e ideológico". La respuesta de la Iglesia ante estas dos fuerzas centrípetas tiene que concentrarse en la promoción de "un nuevo orden social, fundado cada vez más sobre los valores éticos y vivificado por el mensaje cristiano".
Se trata de una invitación del Papa a que la Jerarquía española encuentre la fuerza para salir de las sacristías y se dirija "a los hombres de nuestro tiempo, tanto los fieles que participan activamente en la vida de la comunidad diocesana como quienes se dicen no practicantes o indiferentes, así como a cuantos, aun llamándose católicos, no son coherentes en su comportamiento moral".
Para que el mensaje de los obispos pueda ser escuchado, el Papa les pidió que hablen "con el lenguaje y los medios adecuados", pues se corre el riesgo de que la voz de la Iglesia "quede estéril o sea una voz desatendida ante la sociedad actual que da muestras tan visibles de secularismo".

Cercanía a los más pobres

Otro medio eficaz para que la Iglesia pueda convertirse de nuevo en un punto de referencia de la sociedad española es la cercanía de los obispos con la gente, especialmente con "los más necesitados y marginados". El Santo Padre recordó la obligación impuesta por el Derecho Canónico a los obispos de visitar la diócesis cada año total o parcialmente, de modo que al menos cada cinco años recorra la diócesis entera personalmente, a no ser que se encuentre impedido, en cuyo caso ha de hacerlo algún obispo auxiliar o delegado del obispo. Asimismo pidió a los obispos del Norte de España que sean "asequibles a quienes con confianza y amor os buscan porque sienten necesidad de orientación, ayuda y consuelo".

Cuidar de los sacerdotes

Pero entre las preocupaciones del obispo, según el Papa, la primera han de ser sus sacerdotes. "A los sacerdotes tenéis que dedicar vuestros mejores desvelos y energías. Por eso, os aliento a estar siempre cerca de cada uno, a mantener con ellos una relación de verdadera amistad sacerdotal". Les pidió que les ayuden a ser lo que son: sacerdotes: hombres de Dios entregados totalmente a sus hermanos.
Este cariño del obispo por los sacerdotes tiene que expresarse en todos los sentidos: "¡Que a ninguno de ellos le falte lo necesario para vivir dignamente su sublime vocación y ministerio!", exigió el Papa con firmeza. En este sentido, el Papa felicitó a la Conferencia Episcopal por el documento "Sacerdotes día a día", dedicado a la formación permanente integral de los presbíteros. Los retos a los que se enfrentan los curas en este fin de siglo son profundos y, por tanto, necesitan desempolvar la formación recibida en el seminario para actualizarla dando nuevas respuestas a los nuevos interrogantes del hombre de hoy.

Promover vocaciones

Con satisfacción, el Sucesor de Pedro constató que la crisis de vocaciones al sacerdocio, "que en los años pasados hizo disminuir sensiblemente el número de los seminaristas, parece que está superándose y hay datos esperanzadores al respecto". Para estimular este nuevo despertar de vocaciones, pidió que "donde sea posible" se vuelvan abrir los seminarios menores que fueron cerrados en los años de crisis después del Concilio Vaticano II, "pues ayudan al discernimiento vocacional de los adolescentes y jóvenes, proporcionándoles a la vez una formación integral y coherente, basada en la intimidad con Cristo".
Los nuevos desafíos que plantea la sociedad requieren, según el Papa, de los hombres que el día de mañana guiarán a la Iglesia española "una sólida preparación intelectual, filosófica y teológica". Y, a los sacerdotes jóvenes, que tienen particulares aptitudes intelectuales, el Obispo de Roma les pide que "se dediquen a la investigación y así se asegure la continuidad en la docencia en el Seminario y en otros centros eclesiásticos". En este sentido, el Papa también pidió que se prepare "a algunos sacerdotes para el discernimiento de las vocaciones y la dirección espiritual". "El relativismo imperante y el mito del progreso materialista como valores de primer orden" son, según el Santo Padre, las causas que han influido negativamente en el número de las vocaciones en España. Remando contra corriente, el Pontífice pide "fomentar en cada comunidad eclesial un ambiente espiritual y pastoral que favorezca positivamente la manifestación de la llamada del Señor para la vida sacerdotal o consagrada en la diversidad de formas como hay en la Iglesia".
Por último, Juan Pablo II se sumó a la iniciativa de la Iglesia española que ha proclamado el "Año Jubilar Compostelano, pórtico del Año Santo del 2000".
ZENIT

Centrales

La Escuela de Formación Teológico-Pastoral inicia un nuevo curso

Javier Gafo, catedrático de Bioética, hablará en la lección inaugural sobre la experimentación en seres humanos

El arzobispo de Mérida-Badajoz, don Antonio Montero, presidirá el lunes día 6 de octubre la apertura del Curso Académico de la Escuela de Formación Teológico-Pastoral en la Casa de la Iglesia de Badajoz a las ocho de la tarde.
La lección inaugural estará a cargo del padre Javier Gajo S.J., catedrático de Bioética de la Universidad de Comillas, que expondrá el tema: "Reflexión ética sobre la experimentación en los seres humanos".

Formación de seglares

Un año más la Escuela Diocesana de Formación Teológico-Pastoral inaugura un nuevo curso que pretende ayudar a todos los fieles en la profundización del conocimiento de la Palabra de Dios, potenciando el diálogo fe-cultura.
Otro de los objetivos que se plantea para este curso es hacer posible una capacitación teológico-pastoral a todos los que realizan un servicio de Iglesia y poner las bases que ayuden a dar razón de nuestra esperanza mediante una mayor vivencia de la fe con la participación litúrgica más plena y un compromiso cristiano más coherente.
La diócesis de Mérida-Badajoz intenta cumplir con este centro formativo uno de sus objetivos fundamentales en el Plan Pastoral para los próximos años como es la potenciación del papel de los laicos en la vida de la Iglesia, formándoles adecuadamente para ello.
La Escuela Diocesana es un centro de formación teológica y pastoral que sirve para la reflexión cristiana sobre los problemas de la Iglesia y del mundo.
Pretende también ser un foro de debate eclesial que ayude a dinamizar la comunidad cristiana, teniendo siempre presente la importancia de la formación para una vida más plena de fe en el mundo actual.Su funcionamiento abarca dos niveles distintos aunque armonizados entre sí: la Escuela de Teología y la Escuela de Formación de Agentes de Pastoral. La enseñanza de esta segunda va dirigida a personas que trabajan en las parroquias u otros campos de la actividad eclesial y que, por su nivel de responsabilidad en la comunidad, deban tener una mayor formación.
Los agentes de Pastoral están llamados a ser los responsables de la coordinación y animación de las diferentes actividades pastorales que van desde la liturgia a la acción caritativa y social, pasando por la catequesis y pastoral de enfermos.
Para facilitar a estos últimos su asistencia, la Escuela de Agentes cuenta con sedes en diferentes zonas como son Zona Sur, Tierra de Barros, Campiña Sur, Mérida, Villanueva de la Serena, Badajoz y Zafra. Las personas que deseen matricularse en los distintos cursos pueden dirigirse a su parroquia o a la Escuela Diocesana que tiene su sede en la Casa de la Iglesia, (C/. Ramón Albarrán, 36, Badajoz) teléfono 24 77 50.

Elías López Contreras: "Se nota la necesidad de formación por parte del laicado"

Don Elías López Contreras, un teólogo seglar y padre de tres hijos es director de la Escuela de Teología de la diócesis de Mérida-Badajoz hace ya cinco años. Desde la apertura de este centro han pasado por él más de 500 alumnos.
- ¿Cual es el perfil del alumnado de esta Escuela?
- Un poco de todo. Desde gente joven, de poco más de veinte años, a jubilados. Predomina la mujer, aunque hay bastantes hombres. La mayoría del alumnado son seglares. Este año tenemos unos seminaristas paules que vienen a hacer el noviciado y aprovechan la formación de la Escuela de Teología. Generalmente el nivel es de titulación media y muchos provienen del mundo de la enseñanza.
- ¿Qué motiva a estas personas a iniciar estos estudios de Teología?
- Fundamentalmente un interés por formarse. Esta es la razón principal de los alumnos que acuden a la Escuela. Hay también excepciones, raras, de gente que viene exclusivamente por una formación académica o de tipo cultural.
- ¿Cuál es el plan de estudios que se imparten?
- Actualmente la formación académica dura tres años y se superan las 500 horas lectivas. Se imparte un compendio fundamental de lo que son los contenidos teológicos tanto en asignaturas de dogmáticas, como bíblicas y materias auxiliares como pueden ser Historia de la Iglesia, Doctrina Social, Catequética, Pastoral...
- ¿Cuántas opciones de matriculación se ofertan?
- Hay dos clases de alumnos, los que nosotros llamamos alumnos ordinarios y los oyentes. Hay opción a matricularse del curso completo o de asignaturas sueltas, tiene que ser así por el tipo de alumnado que tenemos, personas que trabajan o estudian y tienen que combinar estos estudios con su actividad diaria.
- ¿Cuál es la asignatura más reclamada por los alumnos?
- Toda la parte bíblica es la opción más solicitada. Otra de las asignaturas preferidas es Cristología, tal vez una de las materias claves y fundamental.
- ¿Qué aporta una Escuela de Teología en la vida de una diócesis?
- Algo muy importante, despierta y hace vivir una gran conciencia de pertenencia a la Iglesia y da una preparación para un compromiso auténtico de corresponsabilidad en su misión evangelizadora.
- ¿Qué perspectivas de futuro tiene su director para la Escuela Diocesana de Teología?
- Tenemos un proyecto, que ya cuenta con el beneplácito de los tres obispos extremeños, de crear un Instituto Superior de Ciencias Religiosas para laicos. Es algo ilusionante y que va a suponer una gran riqueza para toda la provincia eclesiástica.
- ¿Qué experiencia tiene en estos cinco cursos del interés de los fieles por los estudios teológicos?
- Se nota claramente que existe una necesidad de formación por parte del laicado, es algo de máxima urgencia que hoy tiene planteada la Iglesia universal, pero a la hora de plasmar esta formación en un compromiso, no hay una respuesta tan positiva como sería necesario. Yo desearía un mayor número de alumnos.

Noticiario diocesano

Los participantes en las IX Jornadas Misioneras estudiaron la inculturación del Evangelio

También se presentó la campaña del Domund'97, bajo el lema "Los misioneros, mártires como Cristo"

Con una participación de casi un centenar de personas, procedentes de las tres diócesis extremeñas, se han celebradolas IX Jornadas Regionales de Reflexión Misionera en la Casa de Ejercicios de "Pago de San Clemente" de Trujillo.
El tema elegido para este año, convergente con el Plan de preparación para el Jubileo del Año 2000 ha sido el de "Y el Verbo se hizo carne..."(Inculturación del evangelio). Las ponencias fueron expuestas y desarrolladas por el sacerdote de la diócesis de Mérida-Badajoz, don José Manuel Puente Mateo, quien ha estado ocho años de misionero en Zimbabue, auxiliado en su exposición por don Pedro Luis, sacerdote de la Sociedad de Misiones Africanas.
Don José Manuel fundamentó bíblica y teológicamente la persona de Jesucristo como vértice de la evangelización, haciendo hincapié en la armonía que ha de darse entre oración y vida, palabra y carne, para la fecundidad misionera. Con gran aceptación por parte de los participantes -jóvenes y adultos- , el ponente, expuso asimismo, las tradiciones de los pueblos africanos Shonahs que han de ser conocidas para inculturizar en ellas el Evangelio. También fueron muy aplaudidos los testimonios de los misioneros en activo presentes y que trabajan en Zaire, Chile, Perú, Argel, República Dominicana, Etiopía, México y Benin.
El último de los días del encuentro fue dedicado a la presentación de la Campaña del Domund«97 que se celebrará el próximo día 19, bajo el lema "Los misioneros, mártires como Cristo" y se dio a conocer a los asistentes todo el material publicitario y educativo editado por las Obras Misionales Pontificias para esta celebración.
Estas Jornadas que se han convertido en el arranque de curso de la pastoral de animación misionera en Extremadura, fueron clausuradas por el Obispo de Plasencia, don Carlos López, quien animó a los participantes a incrementar su espíritu misionero.

Cuatro nuevos diáconos de nuestra diócesis serán ordenados este domingo en Badajoz

El día 5 de octubre, cuatro seminaristas de la diócesis recibirán a las 10,30 de la mañana en el templo pacense de San Juan Macías (en la barrida de la Paz) la ordenación de diáconos de manos del Arzobispo, don Antonio Montero. Son jóvenes de poco más de 24 años, con las mismas aficiones que el resto de los de su edad. Ellos son Felipe Manuel Gallego Casco, de Guadiana del Caudillo; Fermín Jesús González Melado, de Badajoz; Fermín Luengo Luengo, de Villanueva de la Serena y Manuel Valero Sánchez, de Mérida.
La ordenación de diáconos les capacita para ser servidores cualificados de la comunidad cristiana, pues es precisamente por una necesidad en el servicio por el que fue instituido el diaconado, según cuenta los Hechos de los Apóstoles.
Pero sería el Concilio Vaticano II quien potenció este grado del sacramento del Orden, resaltando la identificación de los diáconos con el ideal evangélico de servicio a las comunidades cristianas, distinguiéndolo del sacerdocio y restableciendo sus funciones pastorales en la Iglesia. Éstas son las de "administrar solemnemente el bautismo, conservar y distribuir la Eucaristía, asistir a la celebración del matrimonio y bendecirlo, llevar el Viático a los moribundos, leer a los fieles la Sagrada Escritura, instruir y exhortar al pueblo, presidir el culto y las preces de los fieles, administrar los sacramentales, presidir el rito de los funerales y sepultura" (LG 29) y , sobre todo, servir en la caridad a los más pobres.
Todas estas tareas serán realizadas a partir de ahora en sus destinos pastorales por estos nuevos diáconos de la diócesis . Ellos, por su parte al recibir el diaconado se comprometen a vivir el celibato como expresión de amor indiviso a Dios y a los hermanos, a la obediencia al Obispo en señal de disponibilidad para el servicio y a orar con la Iglesia por todas las necesidades de la humanidad mediante el rezo de la Liturgia de las Horas.

La Renovación Carismática de Extremadura celebró su asamblea anual

Asistieron más de 500 personas de toda la región

Bajo el lema "Jesús es el Señor", más de medio millar de personas provenientes de unos 35 grupos, repartidos por toda la región extremeña, se dieron cita el pasado domingo en el Colegio Salesiano de Badajoz para asistir la Asamblea Regional Anual de la Renovación Carismática Católica Allí compartieron gozosamente, y en sintonía con toda la Iglesia que se prepara al Jubileo del año 2000, la oración, la Palabra y la Eucaristía.
La jornada se inició con la oración de laudes, posteriormente el sacerdote claretiano P. José Márquez realizó la enseñanza o predicación en la que alentó a todos los presentes a establecer en sus vidas y en el mundo de hoy el Señorío de Cristo, único salvador de la humanidad. Con este clima toda la asamblea se constituyó en un admirable cenáculo en torno a la adoración de Cristo en la Eucaristía. Ambiente religioso de reflexión y oración, compartido también con la grata convivencia y los testimonios de los participantes, muchos de ellos jóvenes.
Esta jornada de experiencia intensa y alegre de fe en Cristo y confraternización, culminó con la celebración de la Eucaristía, presidida por el Arzobispo de la diócesis, don Antonio Montero, quien en su homilía habló de la inserción de la Renovación Carismática en el conjunto de los dones para el común servicio que Dios concede a su Iglesia, reafirmando con ello la eclesialidad de este movimiento que agrupa a miles de católicos en todo el mundo.

Mérida: La Conferencia de San Vicente da gracias por la beatificación de Federico Ozanam

Con una solemne celebración eucarística presidida en la Concatedral de Mérida el día 27 de septiembre por el Arzobispo don Antonio Montero, la Conferencia de San Vicente de Paúl de la capital emeritense ha querido dar gracias a Dios por la beatificación de su fundador, Federico Ozanam, realizada el mes de agosto en París por Juan Pablo II.
A este emotivo acto asistieron además de miembros de la Sociedad de S. Vicente de Paúl-Conferencia, otras instituciones vinculadas a la familia vicenciana como son las Hijas de la Caridad, la Asociación de la Medalla Milagrosa y las Voluntarias de la Caridad, y se prologó en una grata convivencia, en la que las responsables emeritense de la Conferencia informaron al Arzobispo sobre la gran labor que realizan en el campo de la acción caritativa.
Englobadas en la Sociedad de San Vicente de Paúl, las Conferencias se reúnen oficialmente por primera vez en mayo de 1833. Actualmente casi un millón de socios se agrupan en 40.000 conferencias y se esforzan en aliviar el sufrimiento y la pobreza de muchas personas, con un contacto directo y entrañable con los más pobres.
A España las Conferencias de San Vicente de Paúl llegaron en 1849 de mano de Santiago Marsanau y en este momento son cuatro mil los socios activos y alrededor de veinticinco mil más los socios bienhechores y colaboradores. En la diócesis de Mérida-Badajoz las Conferencias están presentes en varias parroquias, especialmente en ambas capitales.

Aplazada la emisión en TVE de los programas del Centro Hermano y el Proyecto Vida

La emisión de los programas que sobre el Centro Hermano y el Proyecto Vida tenía previsto emitir La 2 de TVE en su programa "Pueblo de Dios", a partir del día 29 de septiembre, como informamos a nuestros lectores, ha sufrido un aplazamiento de última hora, estando prevista su emisión del siguiente modo:
El próximo día 6 se emitirá el del Centro Hermano, en el que son acogidos y atendidos hombres y mujeres "sin techo", transeúntes, emigrantes, etc. Los propios usuarios se constituyen en protagonistas y actores de su superación personal y profesional. Este programa será repuesto el domingo día 12.
Los lunes 20 y 27 de octubre se emitirá, en dos capítulos, el programa sobre el Proyecto Vida, con el que Cáritas trata de recuperar a quienes luchan por descolgarse de la droga La reposición de los programas del Proyecto Vida serán los domingos 26 de octubre y 2 de noviembre.

Homenaje a don Pedro Rubio Merino por la Asociación Nacional de Archiveros de la Iglesia

Este sacerdote extremeño es director de los archivos eclesiásticos de Sevilla

Se ha celebrado en Sevilla el XIII Congreso Nacional de Archiveros Eclesiásticos bajo el tema general "Las visitas pastorales en el ministerio del Obispo y Archivos de la Iglesia", cuyo responsable y coordinador ha sido un extremeño, don Pedro Rubio Merino, antiguo archivero de las catedrales de Badajoz y de Coria-Cáceres, y actualmente director de los Archivos Eclesiásticos de Sevilla y miembro de la Real Academia de Extremadura.
La Asociación Nacional de Archiveros de la Iglesia aprovechó la apertura del Congreso para ofrecer un homenaje a don Pedro Rubio, con motivo de la celebración de sus Bodas de Plata con los Archivos Eclesiásticos de Sevilla. El tesorero de la Asociación, don Agustín Hevia Ballina hizo referencia a los méritos del homenajeado, desde la triple vertiente de sacerdote, historiador y, sobre todo, de archivero, no olvidándose de recordar su origen extremeño. Al terminar, el presidente de la Asociación, don José María Martí Bonet, archivero de Barcelona, hizo entrega al homenajeado de una placa conmemorativa de la efemérides. El Arzobispo de Sevilla, don Carlos Amigo Vallejo, resumió en términos muy entrañables los méritos que concurren en don Pedro Rubio Merino, que ha dedicado buena parte de su vida al servicio de los Archivos Eclesiásticos de Sevilla.

Extremeños en el Congreso

Durante el Congreso se debatieron nueve ponencias, confiadas a especialistas de toda España y a las que se han presentado cuarenta comunicaciones. La ponencia novena, sobre "Las visitas pastorales y el patrimonio artístico, monumental y mueble de la Iglesia", estuvo a cargo de don Carmelo Solís Rodríguez, canónico archivero de la Catedral de Badajoz.
Presentaron comunicaciones don Eladio Méndez Venegas, archivero diocesano de Mérida-Badajoz, sobre las visitas a las parroquias de las îrdenes Militares en Extremadura; don Fausto Iglesias Casado, archivero diocesano de Coria-Cáceres, quien presentó la visita realizada al Obispado de Coria por el santo obispo de Coria y después Cardenal de Sevilla, beatificado por la Iglesia, don Marcelo Spínola Mestre, y, finalmente, la señorita María del Carmen Fuentes Nogales, colaboradora del Archivo Diocesano de Coria-Cáceres, que expuso el caso puntual de una visita a la iglesia mayor de Santa María de Cáceres.

La parroquia de Valdivia rinde homenaje a su anterior párroco, don Juan Antonio Lozano, que falleció el pasado mes de abril

La comunidad parroquial de Valdivia rindió el día 27 de septiembre un sentido homenaje a su anterior párroco, don Juan Antonio Lozano Pérez de Villar, que falleció el pasado mes de abril a los 46 años después de una dolorosa enfermedad y dejando tras de sí el ejemplo abnegado de entrega sacerdotal a sus feligreses, a ejemplo de Cristo, Buen Pastor.
Ellos se lo han querido agradecer mediante una lápida de granito que descubrieron los hermanos de don Juan Antonio después de la celebración Eucarística presidida por el delegado diocesano del Clero, don Gabriel Cruz, y en la que estuvieron presentes también las autoridades locales y numerosos amigos.

Otras noticias

Una diócesis de Vietnam está desapareciendo bajo la presión del régimen comunista

El Gobierno de Vietnam ha emprendido una campaña orientada a sofocar lentamente toda actividad de las comunidades cristianas en la diócesis septentrional de Lang Son. Ubicada en los confines con China, este territorio parece estar destinado a la construcción de defensas militares contra el amigo-enemigo chino, aunque esto implique hacer la vida imposible a sus habitantes. Por ello, según ha informado la agencia internacional "Fides", la diócesis parece estar destinada a desaparecer. El método utilizado por el Gobierno es muy sencillo: impedir con todos los medios que lleguen nuevos sacerdotes. "La situación es trágica -revela una fuente procedente del interior del país-: el obispo está enfermo y paralizado, y celebra la Misa sentado en una silla de ruedas. En este momento no puede recibir a los fieles. El obispo sólo cuenta con la asistencia de un sacerdote de 96 años y de una religiosa ...".
El Gobierno, aun declarándose dispuesto a satisfacer las necesidades religiosas del pueblo -como predica la ley vietnamita sobre la libertad religiosa-, no permite la presencia de personal del sur o de otras diócesis. Y, si a veces se recibe la visita de sacerdotes de otras provincias del Vietnam, se les prohíbe toda actividad pública. Abandonados y sin ninguna garantía, muchos cristianos emigran a otras regiones.
En Lang Son hay cerca de cinco mil fieles. Hace algunos años tenía 25 parroquias, hoy sólo quedan 11, de las que tan sólo 5 disponen de una iglesia.
Mons. Phan Van Du, el obispo paralizado, padeció durante años la cárcel y el aislamiento. Tras su nombramiento episcopal en 1960, fue arrestado por los comunistas y enviado a una zona cercana a la frontera con China. Sólo en 1979, cuando el ejército chino atacó Vietnam, el prelado pudo huir junto con la población de la zona y refugiarse en Bach Ninh. En 1980 hizo su única visita a Roma.
ZENIT

Bob Dylan lloró ante el Papa

Al final, Bob Dylan, estalló en lágrimas ante el Papa. Las cámaras de televisión no lograron mostrar ni siquiera un instante de esta escena. La emoción que experimentó el cantante estadounidense en el concierto de clausura del Congreso Eucarístico Nacional italiano fue tan intensa que tuvo que interrumpir su intervención. "El Papa se estaba marchando -explica el compositor de origen judío- y me di cuenta que yo había perdido la fuerza, que se había interrumpido el "feeling" con el público. Entonces, preferí abandonar".
Juan Pablo II, por su parte, también ha hecho sus propios comentarios sobre la vigilia-concierto del pasado sábado. Monseñor Ernesto Vecchi, responsable de la organización, ha declarado que el pontífice, al regresar al seminario en el que se encontraba alojado, preguntó con su picardía habitual: "¿Ha salido bien? ¿Me he portado bien? Estos jóvenes son maravillosos y los artistas tenían mucho talento".
ZENIT

Mirada a nuestro tiempo

Un ejemplo Real

Es cierto que son cada vez menos, pero aún hay quien busca excepciones y quien pone disculpas para no acudir a los medios de formación que ofrece la Iglesia como preparación a los Sacramentos: el Bautismo, el Matrimonio, etc.
Unos se consideran ya suficientemente formados, otros creen que en las parroquias no pueden enseñarles nada y otros pretenden hacerlo todo con el mínimo esfuerzo y exigencia.
En todos los casos se equivocan porque, independientemente de cuál sea su formación y la valoración de lo que la Iglesia les ofrece o su interés personal, los sacramentos hay que prepararlos, para actualizar no sólo lo que son y significan para la vida de cada cristiano, sino para poder acoger interiormente la acción de Dios que en ellos se realiza y la tarea y los compromisos que al recibirlos se asumen.
La preparación para los sacramentos es una práctica que, de un modo u otro, nunca se ha interrumpido en toda la historia de la Iglesia, ya que ésta siempre ha considerado que era necesario cuidar con esmero que la gracia de Dios y la fe de quien la recibe se encuentren en la acción sacramental.
Un ejemplo positivo y real es el de la Infanta Doña Cristina y su prometido don Iñaki Urdangarín. Como toda pareja cristiana, que se casa por la Iglesia, han preparado su matrimonio con unos encuentros (cursillo prematrimonial) con el Capellán de la Casa de Su Majestad, el Arzobispo Castrense, don José Manuel Estepa.
Amadeo Rodríguez

Página litúrgica

Celebramos el XXVII Domingo del Tiempo Ordinario

Palabra de Dios:

Libro del Génesis 2, 18-24

El Señor Dios se dijo:
- No está bien que el hombre esté solo; voy a hacerle alguien como él que le ayude.
Entonces el Señor Dios modeló de arcilla todas las bestias del campo y todos los pájaros del cielo, y se los presentó al hombre, para ver qué nombre les ponía. Y cada ser vivo llevaría el nombre que el hombre le pusiera.
Así el hombre puso nombre a todos los animales domésticos, a los pájaros del cielo y a las bestias del campo; pero no se encontraba ninguno como él que le ayudase.
Entonces el Señor Dios dejó caer sobre el hombre un letargo, y el hombre se durmió. Le sacó una costilla y le cerró el sitio con carne.
Y el Señor Dios trabajó la costilla que le había sacado al hombre, haciendo una mujer, y se la presentó al hombre. Y el hombre dijo:
- ¡Esta sí que es hueso de mis huesos y carne de mi carne! Su nombre será Mujer, porque ha salido del hombre. Por eso abandonará el hombre a su padre y a su madre, se unirá a su mujer y serán los dos una sola carne.

Salmo 127, 1-2, 3, 4-5, 6

R. Que el Señor nos bendiga todos los días de nuestra vida.
Dichoso el que teme al Señor
y sigue sus caminos.
Comerás del fruto de tu trabajo,
serás dichoso, te irá bien.

Carta a los Hebreos 2, 9-11

Hermanos: Al que Dios había hecho un poco inferior a los ángeles, a Jesús, lo vemos ahora coronado de gloria y honor por su pasión y muerte. Así por la gracia de Dios, ha padecido la muerte para bien de todos. Dios, para quien y por quien existe todo, juzgó conveniente, para llevar una multitud de hijos a la gloria, perfeccionar y consagrar con sufrimientos al guía de su salvación.
El santificador y los santificados proceden todos del mismo. Por eso no se avergŸenza de llamarlos hermanos.

Evangelio según san Marcos 10, 2-16

En aquel tiempo, se acercaron unos fariseos y le preguntaron a Jesús para ponerlo a prueba:
- ¿Le es lícito a un hombre divorciarse de su mujer?
Él les replicó:
- ¿Qué os ha mandado Moisés?
Contestaron:
- Moisés permitió divorciarse dándole a la mujer un acta de repudio. Jesús les dijo:
- Por vuestra terquedad dejó escrito Moisés este precepto. Al principio de la creación Dios los creó hombre y mujer. Por eso abandonará el hombre a su padre y a su madre, se unirá a su mujer y serán los dos una sola carne. De modo que ya no son dos, sino una sola carne. Lo que Dios ha unido que no lo separe el hombre. En casa, los discípulos volvieron a preguntarle sobre lo mismo. El les dijo:
- Si uno se divorcia de su mujer y se casa con otra, comete adulterio contra la primera. Y si ella se divorcia de su marido y se casa con otro, comete adulterio.
Le presentaron unos niños para que los tocara, pero los discípulos les regañaban. Al verlo, Jesús se enfadó y les dijo:
- Dejad que los niños se acerquen a mí: no se lo impidáis; de los que son como ellos es el Reino de Dios. Os aseguro que el que no acepte el Reino de Dios como un niño, no entrará en él.
Y los abrazaba y los bendecía imponiéndoles las manos.

Lecturas bíblicas para los días de la semana

6, lunes: Jon 1, 1-2, 1-11; Jon 2, 2-5, 8; Lc 10, 25-37. 7, martes: Jon 3, 1-10; Lc 10, 38-42. 8, miércoles: Jon 4, 1-11; Lc 11, 1-4. 9 jueves: Mal 3, 13-20a; Lc 11, 5-13. 10, viernes: Jol 1, 13-15, 2, 1-2; Lc 11, 15-26. 11, sábado: Jol 4, 12-21; Lc 11, 27-28. 12, domingo: Sb 7, 7-11; Hb 4, 12-13; Mc 10, 17-30.

Comentario litúrgico

Las primeras palabras

Invito a una lectura reposada, diría poética, del relato del libro del Génesis. Se trata de beber en una fuente no contaminada por la vorágine amarga y dolorosa que está rodeando actualmente la realidad del matrimonio.
Comienza con el monólogo de un Dios -permítaseme la licencia- "casamentero" que está preocupado con lo que va hacer con ese primor que ha salido de sus manos creadoras: el primer hombre. Hablando consigo mismo, dice: "¿No está bien que el hombre esté solo; voy a hacerle alguien como él que le ayude".
Como no encuentra una materia prima más digna que su última adquisición, toma del cuerpo de Adán una costilla y dice el texto: "El Señor Dios trabajó la costilla que le había sacado al hombre, haciendo una mujer". En ese instante aparece el otro milagro de la creación: la mujer.
Es fácil comprender que son dos seres llamados a "vivir en sociedad". La naturaleza de esa sociedad el autor del relato la describe con detenimiento. En primer lugar le da al mismo Dios el oficio de padrino, de quien presenta la novia al novio, concretamente dice: "y se la presentó al hombre".
Después, vienen las primeras palabras que pone el relato en boca del hombre recién creado. Para ser las primeras fueron acertadas. Primeramente, agradece el regalo que le acababa de hacer el Señor: "¡Esta sí que es hueso de mis huesos y carne de mi carne"... Y saliéndose de su contexto, mirando a la futura familia humana, añade este compromiso: "Por eso abandonará el hombre a su padre y a su madre, se unirá a su mujer y serán los dos una misma cosa". En boca de hombre, pero son Palabra de Dios. Ahí está su actualidad.
Antonio Luis Martínez

Santoral

4 de octubre: San Francisco

Al hilo del terrible terremoto italiano es bueno comparar la situación franciscana del siglo XIII con la actual, 800 años después.
La Iglesia del "duecento" se debatía en tremendos problemas internos y durísimas situaciones exteriores: el sectarismo de los cátaros, por dentro, y el mundo islámico, por fuera, hicieron soñar al Papa con un hombrecillo mínimo y pobre que sostenía con su sola fuerza la gran bóveda de la basílica de Letrán. Al mismo tiempo, Francisco, en Asís, escuchaba la voz del crucifijo de san Damiano: "Paco, reconstruye mi iglesia que, como puede verse, necesita un repaso". Nuestro buen Francisco puso manos a la obra rehaciendo el techo de la ermita, pero pronto pudo darse cuenta de que la labor que se le encomendaba era bien distinta: reconstruir el espíritu del Evangelio, sosteniendo las bóvedas de una Iglesia necesitada de la misma reforma de siempre: volver a sus fuentes.
Ahora, habiéndose derrumbado el crucero de los evangelistas, de Cimabue, en Asís, es bueno volver a soñar con el Papa por si el Espíritu del Evangelio eterno pudiera ayudarnos, franciscanamente, a sostener y reconstruir cuanto sea necesario en la Iglesia. Así, quizá, el terremoto de la vida no sería sino una ocasión para reformarnos por dentro, volviendo a la única fuente verdadera: Cristo. ¿A que sí?
Manuel Amezcua

Santos de la semana

6, lunes: Bruno, Sagar, Romano, Magno, Isidoro de San José Loor.
7, martes: Ntra. Sra. del Rosario, Justina, Marcos, Osita.
8, miércoles: Ntra.Sra. del Remedio, Pelagia, Reparada.
9, jueves: Dionisio, Juan Leonardi, Abrahán.
10, viernes: Tomás de Villanueva, Casio y Florencio, Claro.
11, sábado: Soledad Torres Acosta, Miguel, Etelburga.
12, domingo: Ntra.Sra. del Pilar, Dómina, Opilión.

Contraportada

Ejercicios Espirituales en la vida ordinaria: Nueva manera del reencuentro ignaciano con Jesús

Hace 16 años que las religiosas Esclavas de Cristo Rey abrieron en la primera Casa de Oración de la diócesis de Mérida-Badajoz en la localidad pacense de Gévora. Desde entonces miles de fieles -más de cuatro mil por año- se han retirado, aveces horas, a veces días, a esta casa para reencontrarse con ellos mismos y encontrar a Dios en medio de la oración y el silencio. Seis religiosas, durante todo el año, están al servicio de todos aquellos que desean hacer ejercicios espirituales, retiros, cursillos, convivencias, encuentros matrimoniales y asambleas. Este año, la comunidad de religiosas ofrece un nuevo servicio; el acompañamiento en los ejercicios espirituales en la vida ordinaria, algo de mucha trascendencia para aquellos que buscan vivir una vida de fe en medio de las diferentes circunstancias del acontecer diario. Es seguir la guia de ejercicios ignacianos en el mundo actual.
En una carta escrita a Fulvio en 1556, Ignacio de Loyola dice : "Entre las cosas que suelen mucho ayudar, e intrínsecamente, los hombres, V.R. sabe que hay una principal: los Ejercicios. os recuerdo, pues que hay que emplear esta arma, muy familiar a nuestra Compañía. La primera semana puede extenderse a muchos justamente con algún modo de orar, mas para darlos exactamente precisaría hallar sujetos capaces e idóneos para ayudar a otros, después que ellos fueran ayudados." Y ayudar a los demás a encontrar a Dios en medio del trabajo, de la familia, del deporte, de los amigos, del dolor y del sufrimiento, es lo que este año, tras un periodo de formación y experiencia positiva en otras casas de su Congregación, van a hacer las Esclavas de Cristo Rey en la de Gévora: experimentar los ejercicios espirituales desde la vida de todos los días, a lo largo de más tiempo. Para ello la primera y única condición que se pide a la persona es querer libremente buscar a Jesús y llevar las experiencias de este encuentro a las vivencias de cada día. Estos "ejercicios en la vida ordinaria" se ofrecen para ser vividos de forma personalizada, acompañados de una persona experimentada, pero en medio de la vida de familia y de trabajo.

Ejercicios espirituales

Casi todas las personas creyentes, aunque hayan abandonado las prácticas de fe, tienen una experiencia de ejercicios espirituales en su vida, a veces guardada en los recuerdos escolares de la infancia o la juventud. Muchos son los que los necesitan en determinados momentos de silencio para reajustar la fe a las realidades de su vida. Quienes los realizan una vez al año saben, y pueden dar testimonio de lo trascendental de esta práctica de "gimnasia interior" que nos legó hace cuatro siglos Ignacio de Loyola en un breve libro, poco más de cien páginas, y que empezó a redactar en un periodo de convalecencia física que le llevó a su encuentro personal y definitivo con Dios.
Ignacio pensó que su fórmula podría servir para otros, desde entonces, miles y miles de personas han vivido estos ejercicios no como un fin, sino como un medio, para el encuentro personal que todo ser humano necesita, si quiere superar su radical soledad. En los ejercicios espirituales, lo que cuenta es la comunicación personal entre Dios y la persona -"tú", en tu propia historia personal- para convertir la existencia de un aburrido monólogo contigo mismo, en un inagotable diálogo.

En la vida corriente

Quienes alguna vez han realizado el retiro espiritual, saben la estabilidad que aporta lo mismo a la vida psíquica que a la de fe. Pero bien es verdad que en medio del estresante mundo que nos ha tocado vivir en estos finales del siglo XX, resulta casi imposible, para el término medio de las personas, retirarse durante unos días a una casa de oración, dejando atrás familia, trabajo..., por eso esta nueva forma de "encuentro y diálogo", con toda la profundidad de la experiencia ignaciana, facilita la integración de la vida ordinaria y la oración, enseña a sentir la presencia de Dios en todas las cosas y fortalece el hábito de orar con regularidad en cualquier circunstancia del acontecer diario, ya que cualquier actividad de la vida social, familiar o profesional se va a transformar en un "ejercicio espiritual."
Los ejercicios en la vida corriente suponen un encuentro de relación normal con Dios en medio de la normalidad cotidiana, es una compenetración de lo que creemos, a través de la fe, y pedimos, por medio de la oración, con los acontecimientos que se nos van presentando en el diario de nuestra vida. También puede ser una forma de ayudar a cuantas personas conviven a lo largo de la jornada a ser más personas.

Elementos necesarios

Esta forma de ejercicios tiene ya una larga tradición y un balance altamente positivo, según las Religiosas de Cristo Rey, que quieren este año ponerlos a disposición de todos los fieles de nuestra diócesis de Mérida-Badajoz. Los elementos necesarios para la realización de esta experiencia espiritual son: la oración, es imprescindible poder asegurar alrededor de una hora diaria; los exámenes, sobre la forma de orar y el comportamiento y que tienen gran importancia en esta modalidad de ejercicios ya que la complejidad de la vida es grande y hay que observar cómo la propuesta se ha hecho presente durante la jornada; el acompañamiento personal, un breve encuentro semanal y personalizado con la persona que está haciendo el seguimiento para recibir el modo y el orden de ir avanzando y encontrar ayuda ante las dificultades que se vayan presentando.
Mary Murillo


Return to Camino
Please send your comments and problem reports to Michael Olteanu.
E-mail root@christusrex.org