Iglesia en camino

 

Semanario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail: iglenca@archimeridabadajoz.org

Edición electrónica: http://198.62.75.1/www1/camino/camino.html

Número 545. 3 de octubre de 2004

Director: José María Gil

Redactor Jefe: Juan José Montes


Portada

Así lo pone de manifiesto el Vicario Judicial de Mérida-Badajoz, don José Gago

"El aumento de nulidades matrimoniales exige replantear la preparación al matrimonio"

En un reciente encuentro celebrado en Roma, especialistas de todo el mundo en Derecho Canónico han revelado que el número de casos de nulidad matrimonial ha experimentado un alarmante aumento en los últimos años.

Entre las causas señaladas está la falta de preparación de los novios ante el matrimonio, reducida en muchos casos al cursillo prematrimonial, lo que provoca muchas veces la ausencia de una conciencia clara sobre el paso que se da. Así lo ha puesto también de manifiesto el Vicario Judicial de Mérida-Badajoz, don José Gago, a quien entrevistamos esta semana.

Para intentar paliar esta situación, nuestra diócesis cuenta con un Centro de Orientación Familiar que ofrece asesoramiento y formación en este campo.


Editorial

Confundirse de adversario

El escenario político que están contemplando en las últimas semanas los católicos españoles, además de dejarles perplejos por el inevitable recuerdo de periodos tristes de nuestra historia -felizmente superados hace muchas décadas- provoca en ellos, y no sólo en sus obispos, una seria preocupación ante el futuro inmediato de la normalidad ciudadana con que, amparados por la Constitución, viven su fe en la plural y libre sociedad española actual, así como del ingente aporte de cohesión social y cultural que la Iglesia ha hecho secularmente y quiere seguir haciendo en nuestro país.

El motivo de esta preocupación, que algunos pueden considerar excesiva e incluso artificial, viene dado por el paquete de iniciativas políticas y legislativas que el Gobierno y el grupo parlamentario que lo sostiene están dando a conocer a la opinión pública. Estas propuestas van desde la equiparación matrimonial de la unión de los homosexuales y la posibilidad de adopción por estos hasta una mayor facilidad para el divorcio, pasando por el anuncio del aborto prácticamente libre en este legislatura, así como los primeros pasos de la despenalización de la eutanasia y el acoso, de hecho, a la clase de Religión hasta dejarla a las puerta de la expulsión del horario escolar, aunque esta asignatura sea pedida cada año por el ochenta por ciento de los padres. O sea, fuego por los cuatro costados.

Y es que todas estas iniciativas, aunque se quiera ser positivos, atentan frontalmente no sólo contra principios esenciales y acendrados de la concepción cristiana del matrimonio, de la familia, del derecho a la vida y a la educación de los hijos, sino también al espíritu y letra de nuestra Constitución que, desde su aconfesionalidad -que no laicismo-, considera el hecho religioso, en su dimensión personal y social, como un elemento positivo para la vida ciudadana y no como un factor perturbador a marginar o al menos a ignorar, como parece desprenderse de la rancia y resentida corriente laicista que ahora parece que domina en el Ejecutivo.

Pensamos que lo realmente perturbador de la vida social es esta ráfaga de propuestas que o bien tiene como finalidad distraer de otros problemas sociales, que sí son reales, o es que el Gobierno se ha equivocado de adversario político y piensa que la oposición es la Iglesia. Parece que no es que se hayan topado con la Iglesia, sino que sencillamente se han confundido de adversario. Ojalá rectifiquen. Así lo reclaman hasta destacados miembros del partido del Gobierno.

Por su parte, a los católicos esta situación no ha de hacerles perder su serenidad y normalidad, pero sí despertar en ellos una coherencia cristiana más activa en el ejercicio y defensa de sus derechos ciudadanos, entre los que está la libertad religiosa, así como un sentimiento más vivo de compromiso y pertenencia eclesial, que pasa también por colaboración generosa en su sostenimiento económico para hacer cada vez más libre a nuestra Iglesia.


Escritos del Arzobispo

Carta a los colaboradores parroquiales

Mis queridos religiosos y seglares, generosos colaboradores en la acción parroquial y diocesana:

Al iniciar el ministerio pastoral en esta querida diócesis de Mérida-Badajoz, no puedo menos que acordarme de vosotros y dirigiros un saludo cordialísimo y agradecido.

Aunque acabo de llegar y ni siquiera os conozco todavía, sé que aportáis lo mejor de vosotros mismos, como servicio desinteresado e incondicional, en las Parroquias y en muchas de las instituciones diocesanas. A través vuestro se percibe la riqueza que supone para la Iglesia la integración consciente y de la participación activa de los fieles. Vuestra colaboración en la catequesis, en cáritas, en las cofradías y asociaciones, en el servicio al culto, en el cuidado de los espacios, objetos y ornamentos, en la atención a los niños y a los jóvenes, y en tantas y tantas actividades que os ocupan gustosa y esforzadamente a lo largo del tiempo, son una verdadera muestra de que la Iglesia, guiada e impulsada por el Espíritu Santo, camina gracias a las aportaciones de los cristianos conscientes.

A lo largo de los años de experiencia pastoral como presbítero y como Obispo, he podido entender y valorar vuestro trabajo como imprescindible y cada vez más necesario para el crecimiento de la Iglesia. La gran familia de los hijos de Dios, que peregrina en todos los pueblos y ciudades de nuestra geografía diocesana, se manifiesta en su genuina vitalidad precisamente cuando los sacerdotes, los religiosos y los seglares caminamos juntos cumpliendo cada uno su propia vocación y misión. El Pueblo de Dios necesita cada vez más verdaderos testigos de Cristo y apóstoles decididos tanto en el ámbito eclesial como en medio del mundo ciertamente necesitado de la luz de Dios y de la vida que Cristo nos ofrece y nos regala.

Desde estas líneas quiero haceros llegar el testimonio de mi estima, la certeza de mi aprecio personal, mi satisfacción por las noticias que voy recibiendo referentes a vuestras valiosas dedicaciones apostólicas.

En este primer contacto con vosotros mediante la carta que os dirijo quiero estimularos a seguir trabajando con ilusión y con entrega. Al mismo tiempo me pongo a vuestra disposición ofreciéndoos mi ayuda e invitándoos a mirar al Señor que camina junto a nosotros. Él es nuestra fuerza. Con su gracia mantendremos el temple y el optimismo. Quien confía en el Señor nunca pierde la esperanza.

Os invito a tomar con interés la formación permanente sin agobios, sin miedos y con serena constancia de modo que vuestra preciosa labor no quede empobrecida ante las exigencias cada vez mayores que nos impone el momento histórico actual.

Siguiendo las indicaciones del Papa Juan Pablo II, debemos "remar mar adentro" y lanzar las redes en el nombre del Señor. La tarea de la evangelización es tan posible como necesaria en nuestro tiempo y en nuestros ambientes. Las gentes de nuestro mundo tienen derecho a encontrar las motivaciones y los recursos válidos para vivir y esperar. Más todavía: sienten la necesidad de conocer a Jesús aunque den la impresión de rechazarlo frontalmente a causa de tantos prejuicios, presiones sociales y hasta deformaciones de la verdadera imagen de Cristo y de la Iglesia como consecuencia de diversos factores influyentes en su mente y en su corazón. La caridad nos pide ser generosos con ellos intentando ofrecerles la Buena Noticia de la salvación con respeto y prudencia a la vez que con celo apostólico y constancia.

Confío en vosotros y en vosotras, hombres y mujeres, jóvenes y adultos, seglares y personas consagradas al Señor. Que él os bendiga.

Santiago, Arzobispo de Mérida-Badajoz

 

Carta a los enfermos y ancianos

Queridos jóvenes:

Ya veis: acabo de incorporarme a la Iglesia particular de Mérida-Badajoz y me pongo a escribiros. No sé a cuantos y a quienes llegará esta carta. No sé cuántos le prestaréis atención. Pero la escribo pensando en la mayor parte de vosotros, muchachos y muchachas que habéis cruzado la mítica línea de los quince años y no habéis superado la de los veinticinco. Me dirijo a vosotros en la etapa más viva, más prometedora, más vitalista, más entusiasta de vuestra existencia sobre la tierra.

Atravesáis la década maravillosa en que se juntan los sueños y los anhelos, la rebeldía y los proyectos, el descubrimiento y la vivencia del amor, las sensaciones y experiencias más inesperadas de inseguridad y de frustración, y un ansia enorme de saborear la vida hasta disfrutarla plenamente.

Llamados a construir vuestra vida y a renovar la sociedad, sois un claro desafío y un motivo de esperanza para las generaciones adultas. Pero, al mismo tiempo, sois un objetivo preciado de quienes desean beneficios personales de diverso orden a costa de quienes se dejen manipular.

Vuestra necesidad de experiencias constantemente nuevas y progresivamente más fuertes, impactantes y sorprendentes, os lleva a una búsqueda sin sosiego, a veces con buen tino y en otras ocasiones con lamentable ingenuidad que os lleva al disgusto, a la frustración y al pesimismo.

Por todo ello y, sobre todo, porque sois amados de Dios y criaturas que el Señor ha puesto como quicio entre la admirable infancia y la definitiva madurez, la Iglesia pone su atención en vosotros.

Yo, como Arzobispo vuestro y, por tanto, como Padre y Pastor para vosotros y como hermano en la fe con vosotros, quiero presentarme a todos los jóvenes y ponerme a vuestra disposición.

Tengo para vosotros, de parte del Señor, la Buena Noticia de la Salvación, el Evangelio que es la razón primera y última de vuestra existencia. El mensaje de Jesucristo abre insospechados horizontes de Verdad, de Bondad, de Amor y de Felicidad que llenan el alma de auténtica esperanza, de esa esperanza que no defrauda. El Evangelio de Jesucristo es el camino certero para saciar las inquietudes más profundas y genuinas, las que brotan de la identidad esencial como imagen y semejanza de Dios que somos, salidos de sus manos.

Podéis contar conmigo.

Espero que tengamos diferentes ocasiones de encontrarnos, de compartir experiencias, preocupaciones y proyectos, en diálogo sencillo y confiado. Ojalá que podamos llegar a proyectar acciones en las que nos sintamos unidos por la fe y por el compromiso común de conocer mejor y de dar a conocer el rostro de Jesucristo..

Llamadme cuando lo estiméis oportuno.

Os llamaré cuando tenga oportunidad de acercarme a vuestras parroquias y a vuestros lugares de estudio.

Un cordial abrazo.

Santiago, Arzobispo de Mérida-Badajoz


Centrales

La diócesis de Mérida-Badajoz cuenta con un Centro de Orientación Familiar

Como ayuda para las familias con problemas y en tareas de formación y orientación

Recientemente se ha celebrado en Roma un curso de actualización para agentes de derecho canónico, que ha reunido a más de 200 especialistas entre jueces, abogados, defensores del vínculo y vicarios judiciales de treinta y tres naciones del mundo.

Los participantes, en sus conclusiones finales, constataban el aumento de causas de nulidad matrimonial y cómo este hecho debía interpelar a los católicos y exigir una mayor preparación al matrimonio. Así lo ponía de manifiesto el padre Frans Daneels, perteneciente al Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica, al afirmar que "el número de todas las causas de nulidad matrimonial en el mundo indica que no se trata de un fenómeno insignificante o meramente académico, sino de una realidad que no hay que infravalorar".

Para saber más sobre este tema, 'Iglesia en camino' ha entrevistado al sacerdote don José Gago González, Vicario Judicial de la diócesis de Mérida-Badajoz.

¿Es cierto que el número de causas de nulidad ha crecido tanto que el tema empieza a ser preocupante?.

"Es cierto, a lo largo de estos años ha ido creciendo el número de causas de nulidad. En nuestro diócesis, en los últimos 15 años, se han tramitado entre 20 y 35 nulidades por año que, con respecto a la tasa de matrimonios canónicos celebrados, puede parecer un número muy bajo pero que es significativamente superior al de las causas que antes se tramitaban, pues hace 30 años eran raros los casos de nulidad en el Tribunal de nuestra diócesis".

Motivos para la nulidad

¿Cuales son los motivos que llevan a una pareja a solicitar la nulidad? ¿Han evolucionado los motivos para solicitar nulidades?

"Las causa de nulidad en sí son las mismas. El nuevo Código de Derecho Canónico lo que hace es tipificar de forma más concreta las incapacidades de contraer matrimonio por causas de naturaleza psíquica. Las causas más frecuentemente aducidas para solicitar la declaración de nulidad, son precisamente estas de naturaleza psíquica. Esto hace que los Tribunales tengan que acudir a la ayuda de peritos que le asesoren acerca de la aducida existencia de causas de naturaleza psíquica, gravedad, incidencia en el momento de prestar el consentimiento, etc. La nulidad no es una anulación del matrimonio existente, lo que supondría la ruptura del vínculo, sino la declaración o no de que el matrimonio nunca existió porque no hubo consentimiento válido. Entre los motivos que suelen aducir para pedir la declaración de nulidad se encuentra también la exclusión del matrimonio o alguna de sus propiedades esenciales ( indisolubilidad, fidelidad, la prole), así como el miedo grave externamente inferido a alguno de los contrayente, lo que le lleva a contraer presionado por algún agente externo, como la actitud de los padres, la presión social..."

Falta de preparación

El cambio de situación social, ¿ha influido en el número de nulidades?

"El hecho de que la situación social sea distinta incide en el número de nulidades quizás porque muchas personas vayan al matrimonio sin la preparación debida y sin la conciencia necesaria. Precisamente se ha celebrado un encuentro de derecho canónico en Roma, donde precisamente se ha estudiado este tema, que nos preocupa a todos los que estamos trabajando en este campo pastoral del matrimonio y de la familia. Una de las conclusiones a las que se ha llegado en este encuentro es que hay que incidir más en la pastoral de preparación al matrimonio, lo que permitiría una mayor preparación de las parejas, no reduciéndolo a lo inmediato, con los cursillos prematrimoniales, sino que se trataría de una preparación más amplia, en la que se tendrían que implicar desde las familias hasta los procesos catequéticos".

Atención pastoral

¿El tribunal trata de hacer de mediador entre las parejas que piden la nulidad o se limita a tramitar esta sin más?.

"Si se ve que hay posibilidades, el mismo Código dice que se intente la reconciliación. Lo que pasa es que, normalmente, cuando vienen al tribunal la ruptura es tal y la relación está tan degradada que es muy difícil que se consiga una reconciliación. Nosotros, no obstante, tenemos la inquietud de intentar ayudar a las personas que acuden al Tribunal, máxime cuando un proceso de nulidad siempre implica sufrimiento: sufren las personas que lo piden pero también sufren los hijos de ese matrimonio o los familiares de ambos. Con motivo de una nulidad matrimonial son muchas las personas que pasan por el Tribunal y, desde nuestro trabajo de administrar justicia, tratamos de realizar la mayor pastoral que podemos".

Centro de Orientación Familiar

En la linea de atención pastoral se sitúa también el Centro de Orientación Familiar, que es un servicio desarrollado por el Secretariado de Pastoral Familiar de la diócesis de Mérida-Badajoz, y que presta a todas las familias que lo necesiten una ayuda profesional para resolver sus problemas. Además, también desarrollan programas educativos dirigidos a novios, esposos y padres, donde se abordan las problemáticas que en la convivencia familiar se plantean.

Actualmente este Centro no cuenta con una sede estable, aunque el proyecto para el mismo ya está en marcha en Mérida, pero el equipo de profesionales que lo integran viene desarrollando su tarea desde hace tiempo.

 

Don Antonio Cañizares, ante la reforma educativa propuesta por el Gobierno

"No es una cuestión contra la Iglesia, sino contra los ciudadanos"

El Arzobispo de Toledo, don Antonio Cañizares Llovera, ha realizado valoración de la reforma educativa propuesta esta semana por la Ministra de Educación.

"Por lo que yo conozco, todavía no nos han enviado, por parte del Ministerio, ningún texto a la Conferencia Episcopal. Lo han dado a conocer a los medios, antes que la Iglesia, que es parte implicada en este tema, puesto que hay un acuerdo entre Santa Sede y Estado Español sobre Enseñanza Religiosa. Sin embargo, la Conferencia Episcopal no ha sido consultada ni informada, y se entera sencillamente por los medios de comunicación. No tenemos, por tanto, un conocimiento exhaustivo del tema, pero, por lo que parece por los comentarios que nos llegan, por las informaciones de que disponemos, que si lo que se pretende es que la Enseñanza Religiosa Escolar quede fuera, de alguna manera, del horario escolar, o en unos horarios que no sean adecuados y equiparados al resto de materias, supondría una dificultad muy seria y, sin duda ninguna, una vulneración de los derechos de los padres.

Si es así, si no es equiparada en todas sus consecuencias con una materia principal, con la posibilidad de que los padres tengan toda la capacidad para elegir, conforme a sus propias convicciones morales y religiosas, sería un cercenar también a los padres en sus propias libertades y en sus propios derechos.

Además, parece también que no queda claro qué es lo que se ofrece como alternativas, porque se habla sobre la posibilidad de que, en el fondo, no haya alguna alternativa, ya que se dice que sí, ofrecerán otras alternativas a la clase de religión, pero que van a hacer la consulta al Consejo de Estado para ver si incluso los padres pueden eximirse de esas otras alternativas, lo cual quiere decir que no hay alternativa a la Enseñanza Religiosa Escolar y, con ello, queda muy en el aire, esta propia enseñanza.

Por todo esto, lo veo con mucha preocupación y sí que quiero decir que no es una cuestión contra la Iglesia, aunque a la Iglesia le daña, sino que es una cuestión contra los ciudadanos, en la que están en juego los derechos de los ciudadanos, y si fuese como interpretan algunos medios, se estaría atacando los derechos fundamentales de la persona humana y esto realmente es muy grave. Es necesario insistir, por encima de todo, que la Iglesia, lo que hace, sencillamente es apoyar los derechos de los ciudadanos, defender estos derechos, que también debe defenderlos es Estado, y en estos momentos, al no conocer los textos, permítanme la duda de que esos derechos sean defendidos y protegidos por quien tiene la obligación de hacerlo". (Véritas)


Información Diocesana

En su homilía, el Sr. Arzobispo les recordó a los ordenandos que deben 'salir del templo'

Monseñor Santiago García Aracil celebra sus primeras órdenes en la diócesis

Tal y como estaba previsto, el pasado sábado, Monseñor Santiago García Aracil presidía las que han sido sus primeras tres ordenaciones sacerdotales y otras tantas diaconales desde su llegada a la diócesis de Mérida-Badajoz.

En una ceremonia en la que participó también Monseñor Antonio Montero y un centenar de sacerdotes, don Santiago invitó a los ordenandos a "asumir la responsabilidad de fundamentar la vida entera y todas vuestras acciones en el Espíritu de Dios que habita en vosotros". Además les recordó que, "como ministros de Cristo y dispensadores de su gracia debéis descubrir el rostro del Señor a los hombres y mujeres de nuestro tiempo".

'Salir del Templo'

El Arzobispo advirtió a los jóvenes ordenandos "no caigáis en el error de pensar que la convocatoria para evangelizar a las gentes queda cumplida con la que pueda hacerse desde el Templo" y que "el pastor bueno debe tener siempre en consideración y buscar con especial caridad y empeño a las ovejas que todavía no son del redil de Jesucristo".

Después de la homilía, tenía lugar el rito de ordenación. Tras realizar sus respectivas promesas de celibato, obediencia, rezo de la Liturgia de las Horas... los ordenandos se tumbaban en el suelo mientras la asamblea entonaba la letanía de los santos, previa a la oración de invocación al Espíritu Santo y la imposición de manos del Arzobispo. Revestidos ya cada uno con las vestiduras propias de su nuevo ministerio, recibían los símbolos de éste, la Palabra de Dios los diáconos y el cáliz y la patena los sacerdotes, y el abrazo de paz de don Santiago.

Palabras de Mons. Montero

Al final de la celebración, don Antonio Montero, en una breve alocución, expresaba su alegría y esperanza por este acontecimiento tan importante para la diócesis y hacía referencia a la situación vocacional y cómo las últimas actuaciones en este campo abrían una puerta a la esperanza.

 

La diócesis de Plasencia acogió las Jornadas Interdiocesanas de Reflexión Misionera

Este año tuvieron como lema "Iglesia local, protagonista de la misión"

La casa de espiritualidad de Pagos de San Clemente ha acogido, entre el 17 y el 19 de septiembre las Jornadas Interdiocesanas de Reflexión Misionera, que este año escogieron como lema "Iglesia local, protagonista de la misión".

Comenzaron las jornadas con una oración presidida por el obispo de Plasencia, don Amadeo Rodríguez Magro , que saludó a los asistentes y los animó al compromiso misionero en la Iglesia local. Don Juan Martínez, sacerdote de la Sociedad del Verbo Divino y colaborador de la Comisión Episcopal de Misiones, se refirió a "La Iglesia local, comunión en la Misión", "Animación misionera, savia de la Iglesia local" y "Cómo llevar a la práctica las conclusiones del Congreso Nacional de Misiones".

El último día el ponente presentó y desarrolló el DOMUND 2004, que este año lleva como lema "Es la hora de tu compromiso misionero". Todos los asistentes se reunieron en grupos para proyectar el plan de trabajo anual.

Participación de misioneros

Entre los presentes se encontraban varios misioneros que han realizado su labor en diversos países africanos, hispanoamericanos y europeos, los cuales ofrecieron su testimonio.

Finalizaron las Jornadas con la Eucaristía presidida por el Arzobispo don Santiago García Aracil y concelebrada por los sacerdotes asistentes. Don Santiago resaltó la importancia de la Iglesia local, donde se tiene que ver reflejada la Iglesia universal y recordó a todos el compromiso misionero del cristiano desde su bautismo.

 

Con una Eucaristía presidida por Monseñor García Aracil

Los Paúles clausuran el bicentenario de su presencia en Badajoz

La comunidad de Padres Paúles de Badajoz ha clausurado, el pasado domingo por la tarde, el bicentenario de su presencia en Badajoz y el tricentenario de su presencia en España, con una Eucaristía celebrada en la parroquia pacense de Santo Domingo, regentada por ellos, y presidida por Monseñor Santiago García Aracil, arzobispo de Mérida-Badajoz.

La celebración de este doble centenario comenzó el año pasado y, durante todo este tiempo se han desarrollado diversas actividades, tanto en la parroquia -encuentros de oración, creación del grupo 'Amigos de los Paules...- como a nivel nacional, una de las cuáles fue el encuentro nacional celebrado en Salamanca, donde participaron más de 400 personas.

 

La comunidad de Clarisas, premiadas con el galardón "Importante de Almendralejo"

El Centro de Iniciativas Turísticas de Almendralejo (CIT) entregaba el pasado domingo sus galardones anuales, que este año cumplen la XXX Edición .

En estos premios existen varias modalidades, el más importante, el Personaje o Importante de Almendralejo, ha recaído en la comunidad de religiosas clarisas de la capital de Tierra de Barros.

Según ha destacado el presidente del CIT, Antonio Díaz, los premiados con el galardón de Personaje o Importante de Almendralejo "deben tener categoría nacional en su profesión, algo que queda justificado en esta comunidad de religiosas, que ha cumplido recientemente 300 años y cuya Orden tiene presencia en todo el mundo".

Además el Centro de Iniciativas Turísticas otorga otros galardones que reconocen la promoción que hacen de la ciudad los premiados.

La Orden del Miajón de los Castúos, que premia el extremeñismo, ha recaído en el pueblo alemán Woltans Neckart Tailfingen.

El CIT otorga también tres premios a Cónsules de Almendralejo, que pueden ser o no de Almendralejo, pero que deben vivir fuera de la ciudad y demostrar su amor por ella y que este año han sido para Mari Caballero García, ama de casa, que reside en Marbella; Alejandro Cano Arrollo, subdirector de recursos humanos de Caja Badajoz y José Gómez Miranda, prejubilado de Telefónica en Arahal (Sevilla).

El Premio CIT a la Hostelería ha sido para el bar "Casa Sancho", mientras que el "Premio Ciudad de la Cordialidad"-Memorial Julio Luengo, que reconoce gestos de solidaridad ha recaído en Francisco Cadaval Franqueza.

 

Universitarios extremeños participan en un encuentro nacional

Un grupo de universitarios cristianos procedentes de distintas facultades y escuelas de la Universidad de Extremadura, acompañados de los directores del Secretariado de Pastoral Universitaria participaron entre los pasados 23 al 26 de Septiembre en el II Encuentro de Universitarios Cristianos convocados por la subcomisión Episcopal de Universidades.

La ciudad de Santiago de Compostela fue la sede elegida para este encuentro coincidiendo con la celebración del Año Santo Jubilar. Las distintas ponencias y mesas redondas corrieron a cargo: Monseñor Julián Barrio, arzobispo de Santiago, P. Enrique Climent S.J., don Pedro Luis Arias Ergueta, catedrático de la Universidad del País Vasco, don Alberto Núñez, de la Universidad de Deusto y D. Agustín del Agua, de la Conferencia Episcopal Española.

 

Aprovechó para entregarles la carta que escribió para ellos

Monseñor García Aracil celebra las fiestas de La Merced con los presos

El pasado domingo, el arzobispo de Mérida-Badajoz celebraba una Eucaristía en el Centro Penitenciario de Badajoz, como colofón de las fiestas de La Merced, patrona de los presos y cautivos.

Tras la celebración, don Santiago mantuvo con los privados de libertad y con el personal voluntario de Pastoral Penitenciaria un encuentro en el que, además, aprovechó para entregarles la carta pastoral que escribió para este colectivo y que publicamos en 'Iglesia en camino' la semana pasada.

 

Malcocinado

Finalizadas las reformas del templo y la casa parroquial

Las reformas se han llevado a cabo en el templo y la casa parroquial y su período de ejecución ha durado un año, divido en tres fases, con un gasto de 24.000 euros. En la primera de ellas, se reconstruyó completamente el tejado parroquial, además de adecentar la entrada al templo para personas mayores o con minusvalías. Al finalizar las obras de esta primera fase, don Antonio Aldana, vicario de la zona, y el párroco D. Juan Francisco Apolo, bendijeron las obras en la celebración de la Eucaristía de Acción de Gracias.

La segunda fase, estuvo enfocada al acondicionamiento de la casa parroquial.

Pero sin duda lo más destacado ha sido la presencia de tres Hermanas Apostólicas de Cristo Crucificado durante los meses de julio y agosto, que se han dedicado ha realizar una intensa labor con los niños y mayores de la localidad, en los denominados "campos de Trabajo". Gracias a ellas, los niños han recibido formación religiosa o catequesis, mientras que los mayores han reflexionado sobre el evangelio o desarrollado diversas actividades como costura o pintura.

 

Fue párroco de la localidad

Gévora rinde homenaje póstumo al sacerdote Juan Luengo

Don Miguel Celdrán, Alcalde de Badajoz, a la que pertenece como pedanía Gévora, junto a representantes del Arzobispado de Mérida-Badajoz y un numeroso grupo de personas, ha inaugurado la se-mana pasada una plaza, en dicha pedanía, a la que se ha rebautizado con el nombre de Juan Luengo García, como homenaje póstumo al que fuera párroco de ella durante 48 años, desde su creación por el Plan Badajoz.

En el mismo acto de inauguración, el alcalde de Badajoz adelantó que se iba a realizar una estatua del mencionado sacerdote para colocarla en la plaza que ahora lleva su nombre.


 

Liturgia dominical

Celebramos el XXVII Domingo del Tiempo Ordinario

Palabra de Dios

 

Profecía de Habacuc 1, 2-3; 2, 2-4

¿Hasta cuando clamaré, Señor,

sin que me escuches? ¿Te gritaré: Violencia,

sin que me salves?

¿Por qué me haces ver desgracias,

me muestras trabajos, violencias y catástrofes,

surgen luchas, se alzan contiendas?

El Señor me respondió así:

Escribe la visión, grábala en tablillas,

de modo que sea de corrido.

La visión espera su momento,

se acerca a su término y no fallará;

si tarda, espera,

porque ha de llegar sin retrasarse.

El injusto tiene el alma hinchada,

pero el justo vivirá su fe.

 

Salmo 94, 1-2, 6-7, 8-9

R. Ojalá escuchéis hoy la voz del Señor.

Venid, aclamemos al Señor,

demos vítores a la Roca que nos salva;

entremos a su presencia dándole gracias,

aclamándolo con cantos.

 

Segunda carta a Timoteo 1, 6-8, 13-14

Querido hermano: Reaviva el don de Dios, que recibiste cuando te impuse las manos; porque Dios no nos ha dado un espíritu cobarde, sino un espíritu de energía, amor y buen juicio.

No te avergüences de dar testimonio de nuestro Señor y de mí, su prisionero.

Toma parte en los duros trabajos del Evangelio, según la fuerza de Dios.

Ten delante la visión que yo te dí con mis palabras sensatas y vive con fe y amor en Cristo Jesús.

Guarda este precioso depósito con la ayuda del Espíritu Santo que habita en nosotros.

 

Evangelio según san Lucas 17, 5-10

En aquel tiempo, los apóstoles le pidieron al Señor:

-Auméntanos la fe.

El Señor contestó:

-Si tuvierais fe como un granito de mostaza, diríais a esa morera: "Arráncate de raíz y plántate en el mar".Y os obedecería.

Suponed que un criado vuestro trabaja como labrador o como pastor; cuando vuelve del campo, ¿quién de vosotros le dice: "En seguida, ven y ponte a la mesa"? ¿No le diréis: "Prepárame de cenar, ciñete y sírveme mientras como y bebo, y después comerás y beberás tú?". ¿Tenéis que estar agradecidos al criado porque ha hecho lo mandado? Lo mismo vosotros: Cuando hayáis hecho todo lo mandado, decid: "Somos unos pobres siervos, hemos hecho lo que teníamos que hacer".

 

Comentario Litúrgico

Si tarda, espera

Hablan los teólogos de que estamos, en lo que se refiere a la fe, en una época invernal. Se refieren a la frialdad religiosa que parece inundar nuestros países europeos tan tradicionalmente cristianos y actualmente tan cercanos a la total indiferencia religiosa.

Los de cierta edad estamos siendo espectadores de la tranquilidad que gozan las generaciones más jóvenes aunque se están alejando de toda práctica religiosa e incluso abordan el matrimonio civil como algo normal.

Intentamos disimular la cosa, pero también a nosotros nos impacta esta situación y, con frecuencia, a nivel de confidencia, nos planteamos mutuamente lo difícil que es creer hoy en día.

Por todo lo anterior, es reconfortante encontrarnos hoy unas lecturas que hablan de la fe, sin más.

Hababuc, el profeta, debió vivir una situación parecida a la nuestra: un pueblo como el de Israel que nació de la fe en el Dios del Sinaí vivía, en tiempos del profeta, la sensación de que todo se desmoronaba, que desaparecía el mismo pueblo de Israel y, por tanto, toda esperanza.

En ese momento la inspiración divina hace surgir en el interior del profeta la luz de la fe y, podríamos decir, una bella descripción de esta virtud: "si tarda, espera", "el justo vivirá por la fe". Recuerda la bella imagen sanjuanista del pájaro solitario que espera la brisa del viento. Si, así es la virtud de la fe: una espera que no se apoya en los medios sino que tiene fijos sus ojos en la hontananza.

El evangelio vuelve al mismo tema: la fe no espera ni mide la recompensa sino que tiene la certeza interior, aunque oscura, de que, pese a todo, podemos confiar en Él.

Antonio Luis Martínez

Lecturas bíblicas para los días de la semana

4, lunes: Ga 1, 6-12; Lc 10, 38-42.
5, martes: Ga 1, 13-24; Lc 10, 38-42.
6, miércoles: Dt 8, 7-18; 2Co 5, 17-21; Mt 7. 7-11.
7, jueves: Ga 3, 1-5; Lc 11, 5-13.
8, viernes: Ga 3, 7-14; Lc 11, 15-26.
9, sábado: Ga 3, 22-29; Lc 11, 27-28.
10, domingo: 2Re 5, 11-17; 2Tim 2, 8-13; Lc 17, 11-19.

Santoral

5 de octubre: San Froilán (ss. IX-X)

Froilán nació en la gallega ciudad de Lugo (España) en el siglo IX.

Apenas cumplidos los dieciocho años, se retiró a la soledad con ánimo de atender únicamente a su perfección y a la unión con Dios, pero siguiendo los impulsos de una autoridad superior abandonó su retiro y emprendió el camino de la vida apostólica, andando de pueblo en pueblo, enseñando y predicando recorriendo todo el territorio de Galicia, Asturias y León.

Por entonces se encontró con San Atilano, que había recorrido las montañas de León en su busca. Los dos santos se hicieron ermitaños en el monte Corueño.

A pesar de lo ignoto del lugar, la piedad de los fieles descubrió el escondite y tuvo que bajar de vez en cuando a los lugares de la comarca.

Su fama llega al rey de Asturias y León, Alfonso III el Magno, quien le mandó llamar a la corte y le dio amplios poderes y recursos para que fundase monasterios, contribuyendo en gran medida a la repoblación del reino de León. Siendo el más famoso de estos el de Távara, en el valle de Esla.

Elegido obispo al mismo tiempo que san Atilano, rigió la diócesis de León, ciudad en donde murió después de cinco años.

Las reliquias de Froilán se veneran en las catedrales de León y Lugo.

Los santos de la semana

4, lunes: Francisco de Asís, Pedro, Marco, Marciano, Atilano, Florián.
5, martes:Témporas de Acción de Gracias y Petición, Plácido, Cartina.
6, miércoles: Bruno, Román Marcelo,Casto.
7, jueves: Ntra. Sra. del Rosario, Marcos, Sergio, Baco.
8, viernes: Ntra. Sra. del Remedio, Brígido, Néstor, Benedicto.
9, sábado: Dionisio, Juan Leonardi, Luis Beltrán.
10, domingo: Tomás de Villanueva, Daniel, Samuel.


Contraportada

Padre Ricardo Mártensen, fundador del Movimiento de la Palabra de Dios

Creo que existe una crisis de la fe heredada y se desarrolla la fe fruto de las opciones personales

Esta semana ha pasado por Badajoz el Padre Ricardo Mártensen, un sacerdote argentino fundador del Movimiento de la Palabra de Dios. Dicho movimiento cuenta con unos 450 grupos repartidos fundamentalmente por Argentina, Paraguay y Ecuador. En España existe uno en Madrid y dos incipientes en Badajoz.

El Movimiento de la Palabra de Dios tiene una parte laical, otra sacerdotal y una tercera formada por laicas consagradas.

El Padre Ricardo Mártensen cree que se puede hablar de una crisis generalizada del modelo de fe "atada" a la cultura, de la fe heredada, pero que, por otro lado, se está desarrollando un modelo de fe fruto de las opciones personales.

¿Qué es el Movimiento de la Palabra de Dios?

El Movimiento, al principio, surgió de jóvenes, aunque ahora da cabida a todas las edades. Lo central del movimiento es que, a partir de la Palabra de Dios como estilo de vida, tener una experiencia comunitaria de la fe, que le permite al creyente compartir su vida iluminada por la fe, al mismo tiempo que la fe le ayuda a discernir las distintas situaciones que le toca vivir con la ayuda de la comunidad. Después, según los dones de cada uno, hay gente que trabaja a nivel más eclesial, otros que lo hacen a nivel social... El movimiento tiene distintas iniciativas en este último campo, mediante diversas organizaciones sin ánimo de lucro. Una de ellas es la asociación "Talita kum" que trabaja con niños autistas y que está vinculada con una asociación del mismo tipo de aquí de Badajoz, que le presta apoyo profesional. En este momento, además, en el movimiento tenemos como proyecto la creación de una casa de encuentro y oración, que serviría para atender a los 12 millones de habitantes que tiene la capital federal de Buenos Aires.

¿Cuántos miembros tiene?

Actualmente somos aproximadamente unos 450 grupos repartidos fundamentalmente por Argentina, Paraguay y Ecuador. Aquí en España contamos con un grupo en Madrid y dos grupos incipientes en Badajoz. Además de los grupos, que forman la rama laical del movimiento, éste tiene otras dos ramas: la sacerdotal y la de laicas consagradas que viven, éstas últimas, en comunidad. Además, hay otras dos ramas, bastante más nuevas: una mariana y otra de laicas de consagración particular.

En latinoamérica, en los últimos años, han surgido en el seno de la Iglesia muchos nuevos movimientos ¿intentan trabajar juntos o cada uno libra su propia 'batalla'?

Partiría de la distinción que ha hecho Juan Pablo II de que la Iglesia tiene dos dimensiones coesenciales: la institucional, que sería la que se organiza en torno a una pertenencia 'territorial' por la cual yo pertenezco a tal parroquia de tal diócesis; y la otra dimensión, que se organiza más en torno a carismas comunitarios. Armonizar estas dos cosas es un trabajo complicado porque no estamos tan acostumbrados, especialmente porque la dimensión carismática ha tenido un vuelco grande desde el Concilio Vaticano II. Antes los carismas abarcaban especialmente a la gente que se quería consagrar -contemplativos, activos...-. Ahora, con los movimientos y nuevas comunidades, se ha incorporado también el laicado, lo que supone que el número de carismas crece y se diversifica, más evangelizadores -como los neocatecumenales-, más social y ecuménico -los focolares- o más pastoral -como nuestro movimiento- y todo eso nos tiene que llevar a una necesaria colaboración no sólo con las parroquias y diócesis en las que se está, sino también entre los movimientos, aunque armonizar los pareces y el modo de ser de los agentes pastorales no sea siempre fácil.

Usted es argentino y ha hablado en repetidas ocasiones de la creciente secularización de la sociedad argentina, tras recorrer varios paises latinoamericanos: ¿se da la misma situación?

Creo que se puede hablar de una crisis generalizada del modelo de fe 'atada' a la cultura, es decir, de la fe heredada. Pero que, por otro lado, se está desarrollando un modelo de fe fruto de las opciones personales. Y la gente a esto responde, si se presenta la fe como un estilo de vida, como algo que nos se reduce puramente a lo cultual, sino que se tiene que llevar al día a día.

Según los datos, parece que el número de sectas está creciendo mucho en latinoamérica. ¿Qué está pasando?

Yo creo que, por lo menos en parte, la gente que va a las sectas son bautizados católicos que no lo hacen por cuestiones teológicas o dogmáticas, sino porque van buscando una expresión más comunitaria de la fe y donde puedan ellos ser más protagonistas.

Redacción


Noticias de América latina

http://www.aciprensa.com




Return to Camino