Iglesia en camino

 

 

Semanario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail:

iglenca@jet.es

Edición electrónica: http://www.christusrex.org./www1/camino/camino.html

Número 364. 22 de Octubre de 2000

Director: José María Gil

Redactor Jefe: Juan José Montes

 

 


 

Portada

La llamada misionera
es necesaria aún en nuestro mundo

La Iglesia celebra este domingo la jornada del DOMUND

Este domingo la Iglesia celebra el DOMUND, en el que se recuerda que todos somos misioneros y que la llamada misionera está presente y es necesaria aún en nuestro mundo, como lo prueban los más de 200.000 misioneros repartidos por todo el globo y los más de 4.000 millones de personas, sobre todo en el continente asiático, que todavía no han oido hablar de Jesucristo. Tampoco falta el recuerdo a los mártires, como los 16 misioneros muertos en este año, entre ellos dos españoles.

Nuestra diócesis cuenta con 150 misioneros , de los que casi la mitad desarrollan su labor en Hispanoamérica.

Para esta campaña, el lema elegido es "2.000 años de misión", siguiendo las lineas marcadas por el papa Juan Pablo II en el mensaje que, con motivo de esta jornada, dirige todos los años.

En España se espera superar la recaudación del año 99, más de 3.600 millones de pesetas, que fue la mayor de los últimos cinco años y un 11,23% mayor que en el año 98.

Además, este Año Jubilar, se celebrará un Congreso Mundial Misionero en Castelgandolfo (Italia), con la asistencia de más de 1.200 misioneros.

 


 

Editorial

Incansables por la paz

No siempre ha de ocupar este recuadro la llamada de atención o la toma de conciencia sobre fenómenos de aquí o episodios cercanos a nosotros, que se presten a sacarles puntas, a extraer de ellos alguna lección, un aviso prudente, algo que anime o mejore nuestro caminar diario.

Las grandes catástrofes naturales a miles de kilómetros, las guerras del cono sur o del turbulento Oriente medio ya nos inundan por los cuatro costados desde la radio y la tele, desde los periódicos del día. Nos sentimos impotentes, y por eso, un poco indiferentes, ante las mujeres asesinadas, los niños prostituídos, o la expansión arrolladora del Sida. Al espontáneo ¿y qué puedo hacer yo? puede seguirse el inconsciente, casi cínico, ¿y a mí, qué?

Sí que nos va y muy mucho en todo lo que, venturoso o amenazante, acaece en nuestro planeta: el narco colombiano, el fundamentalismo talibán, la guerra étnica de los Balkanes; o, por el contrario, la invención de un nuevo fármaco, la captura de dos terroristas, la firma de un alto el fuego, una buena ley de extranjería. Todo, menos un aislamiento ensimismado que no tiene nada de espléndido y mucho de tacaño y de ruín. Somos ciudadanos del mundo.

Van a la imprenta estas líneas, cuando se abre una ventana de luz muy débil, con el acuerdo en Egipto del cese de violencia entre israelitas y palestinos. ¿Se ha dado un paso, Dios lo quiera, y se ha atajado una guerra? Todos estamos en el bombo de la suerte o de la ruina. Primero, porque todo hombre es mi hermano; después, porque también yo he de ser hermano de todo hombre; y luego, porque ellos y yo vamos en un mismo barco, el Planeta azul. Con todo, algo o mucho hay de bueno en que la ONU, los USA, la UE, los paises árabes vecinos, se hayan desgañitado, día y noche, para calmar a Barak y a Arafat.

 


 

Carta del Papa

Mensaje de Juan Pablo II
para la Jornada Misionera Mundial

Queridos hermanos y hermanas:

 

1 La celebración de la Jornada Misionera Mundial, que se celebrará el próximo 22 de octubre de 2000, nos impulsa a tomar renovada conciencia de la dimensión misionera de la Iglesia y nos recuerda la urgencia de la misión "ad gentes", que "atañe a todos los cristianos, a todas las diócesis y parroquias, a las instituciones y asociaciones eclesiales" (Carta enc. Redemptoris missio", 2).

Este año, la Jornada se enriquece de significado a la luz del Gran Jubileo, año de gracia, celebración de la salvación que Dios, en su amor misericordioso, ofrece a la entera humanidad. Recordar los 2000 años del nacimiento de Jesús quiere decir celebrar también el nacimiento de la misión: Cristo es el primero y el más grande misionero del Padre. Nacida con la encarnación del Verbo, la misión continúa en el tiempo a través del anuncio y el testimonio eclesial. El Jubileo es tiempo favorable, para que toda la Iglesia se empeñe, gracias al Espíritu, en un nuevo impulso misionero.

Dirijo, por tanto, una especial y apremiante llamada a todos los bautizados para que, con humilde coraje, respondiendo a la llamada del Señor y a las necesidades de los hombres y mujeres de nuestra época, se hagan heraldos del Evangelio. Pienso en los Obispos, sacerdotes, religiosos, religiosas, laicos; pienso en los catequistas y los otros agentes pastorales que, a diversos niveles, hacen de la misión "ad gentes" la razón de ser de su existencia, perseverando aun en medio de grandes dificultades. La Iglesia está agradecida a la dedicación de aquellos que, muchas veces, "siembran entre lágrimas" (cf. Sal 126,6). Sepan que su esfuerzo y sus sufrimientos no se perderán, sino que constituyen antes bien la levadura que hará germinar en el corazón de otros apóstoles el anhelo de consagrarse a la noble causa del Evangelio. En nombre de la Iglesia, les doy gracias y los estimulo a perseverar en su generosidad: Dios les recompensará abundantemente.

 

2 Pienso también en los muchos que podrían iniciar o profun dizar su empeño en el anuncio del Evangelio de la Vida. En modo diverso, todos son invitados a continuar en la Iglesia la misión de Jesús...En este tiempo, tiempo de gracia y de misericordia, advierto de modo especial que es necesario empeñar todas las fuerzas eclesiales para la nueva evangelización y para la misión "ad gentes". Ningún creyente, ninguna institución de la Iglesia puede sustraerse al supremo deber de anunciar a Cristo a todos los pueblos (cf. Carta enc. "Redemptoris missio", 3). Nadie puede sentirse dispensado de ofrecer su colaboración al desarrollo de la misión de Cristo que continúa en la Iglesia. Más aún, la invitación de Cristo es más actual que nunca: "Id también vosotros a la viña" (Mt 20,7).

 

Misioneros mártires

 

3 ¿Cómo no dedicar aquí un recuerdo especial, cargado de afecto y de conmoción profunda, a tantos misioneros, mártires de la fe que, como Cristo, han dado su vida derramando su sangre? Han sido innumerables también en el siglo XX, en el que "la Iglesia se ha convertido nuevamente en Iglesia de mártires" (Carta ap. "Tertio millennio adveniente", 37)...

4 En este esfuerzo, el cristiano no está solo. Es verdad que no hay proporción entre las fuerzas humanas y la grandeza de la misión. La experiencia más común y más auténtica es la de no sentirse dignos de tal cometido. Pero también es verdad que "nuestra capacidad viene de Dios, el cual nos ha capacitado para ser servidores de una nueva Alianza" (2 Cor 3,5b-6a). El Señor no abandona a aquél a quien llama a su servicio.

 

5 Como decía poco antes, también la perspectiva del Gran Jubileo, que estamos celebrando, nos induce a un mayor empeño misionero "ad gentes". Dos mil años después del inicio de la misión son todavía vastas las áreas geográficas, culturales, humanas o sociales en las que Cristo y su Evangelio no han penetrado aún. ¿Cómo no escuchar la llamada que emerge de esta situación?

Quien ha conocido la alegría del encuentro con Cristo no puede tenerla cerrada dentro de sí, debe irradiarla...Además, debemos estar profundamente convencidos del hecho de que la evangelización constituye también un óptimo servicio prestado a la humanidad, en cuanto la dispone a realizar el proyecto de Dios, que quiere unir a sí todos los hombres, haciéndolos un pueblo de hermanos libres de las injusticias y animados por sentimientos de auténtica solidaridad.

 

Muchas formas de participar en la misión

 

6 Deseo ahora dirigir la mirada a los numerosos protagonistas de la misión específica "ad gentes": los Obispos, en primer lugar, y sus colaboradores, los sacerdotes, recordando al mismo tiempo la obra de los Institutos misioneros, de varones y de mujeres. Siento el deber de dedicar una palabra especial a los catequistas de tierras de misión: son ellos "a quienes se aplica por excelencia el título de "catequistas". Sin ellos no se habrían edificado Iglesias hoy día florecientes" (E. Ap. "Catechesi tradendae", 66)...Espero que el empeño de toda la Iglesia en esta tarea sea cada vez más sentido. La formación de los catequistas, como de todo el personal misionero, es una prioridad pastoral; representa por decirlo así una "inversión en personas", ya que sólo evangelizadores y formadores a la altura de su cometido pueden contribuir de modo eficaz a edificar la Iglesia.

 

7 Vasto es aún el campo y queda todavía mucho que hacer: es necesaria la colaboración de todos. Nadie, en efecto, es tan pobre que no pueda dar algo. Se participa en la misión en primer lugar con la oración, en la liturgia o en el secreto de la propia habitación, con el sacrificio y la ofrenda a Dios de los propios sufrimientos. Esta es la primera colaboración que cada uno puede ofrecer. Luego es importante no substraerse a la contribución económica, que es vital para muchas Iglesias particulares.

 

8 Queridos hermanos y hermanas: puedan estas palabras mías servir de estímulo a todos aquellos a quienes apremia la actividad misionera.

Celebrando el Jubileo del Año Santo 2000, "toda la Iglesia está comprometida todavía más en el nuevo adviento misionero. Hemos de fomentar en nosotros el afán apostólico por transmitir a los demás la luz y la gloria de la fe, y para este ideal debemos educar a todo el Pueblo de Dios" (Carta enc. "Redemptoris missio", 86). ¡El Espíritu de Dios es nuestra fuerza! Él, que ha manifestado su potencia en la misión de Jesús, enviado a "anunciar a los pobres un gozoso mensaje y predicar un año de gracia del Señor" (Lc 4,18), ha sido derramado en el corazón de todos nosotros creyentes (cf. Rom 5,5), para disponernos a ser testigos de las obras del Señor.

La Virgen Santa, Madre de Cristo y Madre de los creyentes, mujer plenamente dócil al Espíritu Santo, nos ayude a repetir en cada circunstancia su "fiat" al designio de salvación de Dios, al servicio de la nueva evangelización.

Con tales sentimientos, a todos vosotros, que os empeñáis sin tregua en la gran misión "ad gentes", y a vuestras comunidades envío de todo corazón una especial Bendición Apostólica.

 

+ Ioannes Paulus II

 


 

Centrales

La Jornada del DOMUND mira los 2000 años
de misión de la Iglesia y plantea nuevos retos

Hay 200.000 misioneros repartidos por todo el mundo

En este domingo la Iglesia celebra el tradicional "Domingo Mundial de las misiones", el DOMUND, organizado por las Obras Misionales Pontificias (OMPs), a instancia del Santo Padre, pues, en palabras del Director nacional español José Luis Irizar Artiach, son "la presencia que el Papa tiene en todo el mundo".

Este año el lema elegido es: "2000 años de Misión", con él se pretende promover un DOMUND extraordinario, porque, como recuerda Juan Pablo II en su mensaje para este domingo, "con los 2000 años de nacimiento de Jesús, celebramos el nacimiento de la misión: Cristo es el primer y más grande Misionero del Padre. Nacida con la Encarnación del Verbo, la misión continúa en el tiempo a través de la Cruz y del testimonio eclesial".

Actualmente, la Iglesia cuenta con 200.000 misioneros y misioneras repartidos por todo el mundo, entre laicos, religiosos y sacerdotes. De ellos, 20.000 son españoles, trabajando en América Latina y África, principalmente.

En el presente año, son 16 los misioneros que han sido martirizados en todo el mundo, entre ellos los españoles Joaquín Bernardo, asesinado en Tirana (Albania) e Isidro Uzkudun, muerto en Mugina (Ruanda).

El gran reto de todos ellos, en palabras de Jose Luis Irizar, es que "todavía hay cerca de 4.000 millones de personas que no conocen ni a Jesucristo ni a su Evangelio". La mayoría de estos hombres están en Asia, que aglutina al 60% de la población mundial, y donde el número de católicos supera escasamente los 100 millones.

 

La Colecta del DOMUND

El dinero recaudado por las OMPs de todo el mundo es llevado a Roma, desde donde se distribuye entre los misioneros y las más de 100.000 instituciones de asistencia y beneficencia que la Iglesia tiene repartidas por todo el mundo.

En España se recaudaron, en la campaña del año 1999, más de 3.600 millones de pesetas (unas 80 pesetas por habitante), la mayor de los últimos 5 años y un 11,23 % más que en el año 98. La mayor parte fue destinada a Asia (857 mill.) y a América (707 mill.) y los paises que más recibieron fueron India (570 mill.) y Antillas (254 mill.).

 

Jubileo mundial misionero

Coincidiendo con la jornada del DOMUND, se celebra el Congreso misionero mundial, reunido en Castelgandolfo (Italia) bajo el lema "Jesús, fuente de vida para todos".

Con el objetivo de reforzar la vocación y el sentido misionero, 1.200 misioneros de todo el mundo participaran en este Jubileo.

Esta iniciativa nació en 1997, a instancias del cardenal Jozef Tomko, prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, que quería que la celebración de la Jornada Misionera Mundial fuera precedida, en el Año Santo, por un Congreso mundial y por una peregrinación jubilar que representase a todos los paises del mundo.

Esta celebración coincide con el vigesimosegundo aniversario del pontificado de Juan Pablo II, quien este domingo se une a los misioneros en la celebración de la Eucaristía. Al final del encuentro, el Pontífice conferirá a todos los congresistas el "mandato misionero".

 

Retos de la Iglesia Católica

Para el nuevo milenio, a la Iglesia se le plantean una serie de retos que no sólo son misioneros, sino también sociales. Así, en el contiente africano, los principales problemas son la explotación económica y militar, los innumerables conflictos tribales y la búsqueda del diálogo interreligioso.

En Asia son las diferencias de todo tipo (políticas, culturales, económicas, sociales...). Además, para estos dos continentes, se plantea un gran reto evangelizador pues sólo una mínima parte de la población (un 2% para Asia y un 16% para África) conoce a Jesucristo.

Por otra parte, en América Latina el mayor problema es que aún hay parte de la población lista para la primera evangelización, a pesar de ser el primer continente católico por número de fieles.

En Oceanía el problema es parecido, pues, aunque un tercio de la población es católica, las grandes distancias y la existencias de pequeñas comunidades aisladas dificultan enormemente la tarea evangelizadora.

Por último, Europa, donde vive más del 40 % de los católicos del mundo, tiene grandes zonas descristianizadas, como la mayoría de los paises del Este salidos del comunismo. El mayor problema es la creciente secularización y la falta de vocaciones. Con respecto a esto último, comentaba José Luis Irizar que ahora es América Latina la gran fuente de vocaciones misioneras, lo que no deja de ser "muy consolador, al haber sido España la evangelizadora de este continente".

Más de 150 misioneros son de Mérida-Badajoz

Según datos ofrecidos por el Secretariado Diocesano de Misiones, la diócesis de Mérida-Badajoz cuenta en la actualidad con más de 150 misioneros.

De ellos, 85 se encuentran en Latinoamérica, desde Argentina hasta México; 24 están en el continente africano; 7 en Asia, repartidos entre Japón, Taiwán y Corea del Sur. El resto se reparte por los paises europeos, donde trabajan en su mayoría con emigrantes españoles. Cabe destacar que entre estos misioneros se encuentran cuatro mujeres laicas, dos en la República Dominicana, una en Brasil y otra en Uruguay.

La recaudación de la diócesis en la campaña del año pasado fue de 38. 568.355 pesetas, 4. 368.746 más que en el anterior, lo que supone un aumento con respecto a la campaña del año 98 de casi un 10 %. Con estos datos en la mano, podemos decir que nuestra diócesis ocupa el puesto 20, entre las 68 diócesis españolas, en aportaciones a la campaña del DOMUND.

 

Juan Pablo II cumple 22 años al frente de la Iglesia Católica

Es el pontificado más largo del siglo y el séptimo más largo de la historia

La tarde del 16 de octubre de 1978 la gente reunida en la plaza de San Pedro escuchó un nombre en latín poco conocido después del famoso &laqno;Habemus Papam», Carolum Wojtyla.

Aquel día, comenzaba el pontificado de Karol Wojtyla, el más largo del siglo XX. Ostenta una cantidad impresionante de récords: ha realizado 92 viajes internacionales visitando 123 países; además, ha emprendido 138 visitas pastorales a Italia; ha visitado 291 parroquias de su diócesis, Roma; ha escrito 13 cartas encíclicas, 12 exhortaciones apostólicas, ha presidido 123 ceremonias de beatificación y 41 de canonización con 994 beatos y 447 santos; ha ofrecido 996 audiencias generales en las que han participado 15 millones de fieles de todos los países del mundo.

Juan Pablo II comenzó la celebración del aniversario de pontificado rodeado de seis mil peregrinos polacos que le hicieron una conmovedora fiesta en el Vaticano.

El encuentro tuvo lugar en la sala de audiencias generales del Vaticano. Entre los participantes se encontraban muchos niños, que habían venido con sus padres para participar ese fin de semana en el Jubileo de las familias. Arrancaron del Papa la nostalgia al entonar algunos de esos cantos polacos que auspician la bendición de Dios para el futuro.

ZENIT
 

Arranca el V Congreso Internacional de los Jóvenes Obreros Cristianos

Se desarrolla en Madrid entre el 10 y el 26 de este mes

La Juventud Obrera Cristiana (JOC) y la Coordinación Internacional de la Juventud Obrera Cristiana (CIJOC), inauguraron el pasado día 10, en El Escorial (Madrid), el V Consejo Internacional de esta organización. A este consejo acuden 150 delegados de los 31 países miembros, así como de los 36 países asociados y de otros con los que se mantienen relaciones estables.

La ceremonia de inauguración fue presidida por el nuncio de Su Santidad en España, Manuel Monteiro de Castro, así como por el cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, el presidente del Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos, Edward Cassidy, y el alcalde de la capital española, José María Álvarez del Manzano.

Durante dos semanas de sesiones este V Consejo Internacional, trabajará en torno a los "Jóvenes, trabajo y desarrollo sostenible: fuerza y esperanza para el futuro", y "Formación humana y cristiana en la JOC", títulos de los dos seminarios que se están celebrando.

Durante esta semana que empieza, se procederá también a la acogida de movimientos nacionales JOC que solicitan su adhesión a este organismo supranacional. Entre ellos, se encuentran Argentina, Cuba, Ecuador, Hungría, Uganda o Eslovaquia. El día 26 se procederá a la elección del presidente internacional y del secretariado general.

 

Mensaje de Juan Pablo II

Juan Pablo II se hizo presente en el encuentro a través de un mensaje, enviado por el cardenal Angelo Sodano, secretario de Estado, en el que subraya la necesidad de una renovación de la asistencia cristiana a los jóvenes trabajadores, ante la rápida y compleja transformación que experimenta el mundo del trabajo.

El desafío que afronta esta institución es hoy muy grande, como recuerda el Papa: en su mensaje: "Hay vastos sectores de jóvenes que, en los más diversos ambientes del mundo del trabajo sometido hoy a acelerados y complejos procesos de transformación, necesitan una renovada presencia del anuncio cristiano. Son jóvenes que a menudo tienen escasa formación escolar y profesional, lo que acrecienta las dramáticas situaciones de exclusión y desempleo; o bien que afrontan trabajos de gran precariedad y que, a veces, se ven incluso sometidos a formas de explotación". (

ZENIT

 

Encuentro mundial y Jubileo de las familias, en Roma

Bajo el lema "Los hijos, primavera de la familia y de la sociedad", se ha celebrado en Roma el III Encuentro Mundial de las familias, en unión con el Jubileo de las familias.

La lluvia torrencial no logró desanimar a los 200 mil peregrinos que participaron en la celebración culminante del Jubileo de las familias en Roma, el acontecimiento que ha reunido al mayor número de gente en este Año Santo, después de las Jornadas Mundiales de la Juventud. Como no cabían en la plaza de San Pedro del Vaticano, muchos de los peregrinos tuvieron que seguir la ceremonia desde la Vía de la Conciliación y las callejuelas paralelas. Refugiándose con paraguas de todos los colores, matrimonios (en ocasiones armados de biberón), niños (alguno iba cargado a la espalda de su padre dentro de una mochila), parejas mayores... dieron un espectáculo único de color y paciencia en la historia de Roma.

Dentro de esta acto el papa Juan Pablo II presidió la celebración del matrimonio de 8 parejas, representando a los 5 continentes. El papa aprovechó para definir la familia como "un laboratorio de humanización y de auténtica solidaridad" y para recordar que "el ser humano no ha sido hecho para la soledad, lleva en sí la vocación de la relación, arraigada en su misma naturaleza espiritual" y que "los hijos no son un 'accesorio' en el proyecto de una vida conyugal. No son un algo opcional, sino un don precioso".

 

Presencia española

Por parte de la Conferencia Episcopal Española, asistieron al encuentro el presidente de la Subcomisión episcopal de Familia y Vida monseñor Reig, junto con obispos de diversas diócesis españolas, que encabezaban sus respectivos grupos. En total, han sido unas 4000 personas las que han acudido al encuentro bajo la coordinación de la Conferencia Episcopal.

SIC/ZENIT

 

Unánime y enérgica condena de la Iglesia
por el atentado de ETA en Sevilla

Comunicados del Nuncio, los obispos andaluces, el presidente de la Conferencia Episcopal y el obispo de Bilbao

El atentado terrorista perpetrado el pasado lunes en Sevilla y que costó la vida al coronel médico Antonio Muñoz Cariñanos, ha suscitado la condena unánime de la Iglesia Católica.

Instantes después de confirmarse el asesinato del doctor Muñoz Cariñanos, los obispos de la Asamblea del Sur de España, que se encontraban reunidos en Monachil (Granada), emitieron un comunicado en el que manifestaban el más absoluto rechazo y condena al atentado, al tiempo que destacaban "el más radical desprecio a la vida humana que suponen estos actos terroristas porque anteponen los intereses de poder o de cualquier tipo a la vida de las personas".

Todos los miembros de la Asamblea -los obispos asistentes y la representante de la Unión de religiosos, URPA-, interrumpieron el martes sus sesiones de trabajo para sumarse a la concentración silenciosa que se ha desarrollado a las doce del mediodía en la puerta del Ayuntamiento granadino.

 

Anulado el viaje a Roma

El arzobispo de Sevilla, monseñor Carlos Amigo Vallejo, ha anulado el viaje que tenía previsto llevar a cabo a Roma, donde iba a participar en el Congreso Mundial Misionero - Monseñor Amigo preside la Comisión Episcopal de Misiones-, para presidir en la Catedral de Sevilla el funeral por el médico militar asesinado.

El arzobispo hispalense emitió un comunicado en el que lamentaba la muerte de "un hombre de bien": "no puede haber justificación alguna para este asesinato, ni podemos comprender que existan ideales a los que se pueda llegar por caminos tan absurdos como son los de la violencia y la negación a las personas de los derechos tan incuestionables como son los de la vida, la libertad y la paz".

El arzobispo concluye su comunicado subrayando que para la Iglesia de Sevilla "será siempre una obligación trabajar incansablemente por la paz entre todos, el respeto a las personas, el reconocimiento de la justicia, el derecho y el amor fraterno".

 

El Nuncio

Monseñor Amigo hizo llegar la noticia del atentado al Santo Padre a través de la Nunciatura Apostólica en España, así como al cardenal presidente de la Conferencia Episcopal.

El cardenal arzobispo de Madrid, monseñor Antonio María Rouco Varela, en telegrama dirigido la noche del lunes al arzobispo de Sevilla, manifestaba su unión y la de la Iglesia madrileña, "junto con nuestra sentida oración a Dios, por el eterno descanso de esta nueva víctima de los criminales". El cardenal arzobispo de Madrid destacó en su escrito el "hondo dolor" que preside estos momentos por el "ignominioso asesinato" que ha costado la vida a Antonio Muñoz Cariñanos.

Por su parte, el nuncio apostólico en España, monseñor Manuel Monteiro de Castro, pidió al arzobispo de Sevilla que trasladara a la familia del médico asesinado, en nombre del Papa, "el dolor y sufrimiento que compartimos con ellos por tan abominable e injusto crimen".

El obispo de Bilbao, monseñor Ricardo Blázquez, y el auxiliar, monseñor Carmelo Echenagusía, han remitido una carta a monseñor Amigo en la que condenan "este hecho tan reprobable para cualquier conciencia humana. La defensa de la vida -añaden- es una prioridad ética, por encima de ideologías y estrategias".

ODISUR
 

Falleció don Jesús Iribarren, ex secretario del Episcopado

El que fuera secretario general de la Conferencia Episcopal Española entre 1977 y 1982, Jesús Iribarren Rodríguez, falleció en la madrugada del día 14. La muerte de Iribarren, prelado de honor del Santo Padre, aconteció en la Residencia de las Hermanitas de los Pobres de Vitoria.

El sacerdote desempeñó su cargo en una etapa crucial de la Iglesia, la transición a la democracia, cuando se encontraban al frente del Episcopado el cardenal don Vicente Enrique y Tarancón y el arzobispo de Oviedo don Gabino Díaz Merchán. El obispo de Vitoria, don Miguel José Asurmendi, presidió los funerales por su eterno descanso, al que asistió el arzobispo don Antonio Montero, gran amigo de Iribarren, al que sucedió en la dirección de la revista Ecclesia y con el que compartió la inquietud periodística junto a otros grandes como José Luis Martín Descalzo o José María Javierre.

 


 

Noticiario diocesano

Don Luis Zambrano es nombrado Hijo adoptivo de Olivenza

El Ayuntamiento le dedica una calle

Olivenza nombraba el pasado martes hijo adoptivo al que durante muchos años fuera párroco de Santa María Magdalena de esta la localidad, don Luis Zambrano Blanco, que fundara también el instituto secular "Hogar de Nazaret" y que se encuentra actualmente en proceso de beatificación.

Buena prueba del cariño y admiración que sentían por él los que lo conocieron han sido las más de quinientas personas que abarrotaron el salón de actos de la Casa de la Cultura oliventina, lugar donde se desarrolló el homenaje. Mediante este acto, se ha declarado a Luis Zambrano "Hijo Adoptivo", a título póstumo, de Olivenza, según acuerdo unánime de toda la Corporación Municipal, quien además ha dedicado una calle a este sacerdote, la calle donde éste vivió y que en el pueblo todos la conocían ya como la calle de don Luis.

 

Máxima representación

El acto estuvo copresidido por el Alcalde de la ciudad, don Ramón Rocha Maqueda, el Arzobispo de Mérida-Badajoz, don Antonio Montero, y la Presidenta Honoraria de la Institución "Hogar de Nazaret", doña María Grajera. Todos ellos, en sus respectivas alocuciones resaltaron el gran talante de don Luis, así como la ingente labor social y religiosa realizada en la ciudad y en las aldeas de San Benito, donde la Institución sigue prestando sus servicios, y Villarreal. El Arzobispo recordó que es el "Hogar de Nazaret" el encargado de mantener vivo el espíritu de Luis Zambrano en medio de la Iglesia, pues es su obra más querida.

Al acto también asistieron diversos representantes del "Hogar de Nazaret", venidos de Fuente del Maestre, población de la que era natural don Luis, Ribera del Fresno, donde arrancó la Institución por él fundada en el año 1935, Badajoz y Lobón.

 

Colocada una gran cruz en la sierra del Pedregoso, en Cabeza del Buey

La celebración de los dos mil años del Nacimiento de Jesucristo sigue dejando huellas visibles a lo largo y ancho de nuestra geografía diocesana; ese es el caso de la grandiosa cruz de cinco metros de alto por dos metros y medio de ancho y trescientos kilogramos de peso, que el pasado día diez se alzaba sobre la sierra del Pedregoso, a unos ochocientos metros de altitud, en Cabeza del Buey para poder ser vista por todos y desde todos los lugares de la localidad.

La ubicación de la Cruz contó con la inestimable ayuda de un helicóptero procedente del acuartelamiento de "el Copero" de Sevilla, facilitado directamente por el Ministerio de Defensa.

 

Militares y voluntarios

Hicieron falta más de cuarenta y cinco minutos para situarla por los militares y un grupo de voluntarios en el sitio previsto debido a la dificultad del terrero y sobre todo al fuerte viento existente ese día en lo alto de la Sierra.

La idea de colocar la cruz, como se ha hecho en otras localidades, surgió en el seno de la Cofradía de Jesús Nazareno de la Parroquia Nuestra Señora Real de Armentera hace ya más de un año.

 

Preside la Serena

Esta hermosa Cruz conmemora los dos mil años del nacimiento de Jesucristo y será la última estación de un Vía Crucis que desde el pueblo irá ascendiendo hasta lo más alto, recorriendo un sendero que conduce hasta una ermita llamada el Calvario, en donde se disfruta de una increíble vista de todo Cabeza del Buey y de buena parte del resto de los pueblos que componen la comarca de la Serena.

 

Arciprestazgo de Zafra: peregrinación a los santuarios
de Carrión y Chandavila

Con ocasión del Gran Año Jubilar del 2000, las parroquias del Arciprestazgo de Zafra realizaron el pasado domingo día 15 una peregrinación a los Santuarios de Carrión, en Alburquerque, y Chandavila, en La Codosera, para pasar un día de convivencia y ganar las indulgencias jubilares.

Esta ha sido la primera peregrinación conjunta de las parroquias del arciprestazgo segedano y a ella acudieron algo más de 330 personas, que estuvieron acompañadas por varios sacerdotes y por el Vicario de Zona, don Francisco Maya, quien presidió la celebración de la eucaristía en Carrión y que recordó a los participantes en esta peregrinación la necesidad de conversión a la que llama el Jubileo.

 

Nueva sección de la Adoración Nocturna en Ribera del Fresno

La Adoración Nocturna Española (ANE) en la diócesis de Mérida-Badajoz, ponía en marcha el pasado día 13 una nueva sección en la localidad pacense de Ribera del Fresno.

Aunque esta agrupación venía funcionando desde hace algunos años, no ha sido hasta ahora cuando han formalizado su inscripción.

Para este acontecimiento se desplazaron a la localidad el Presidente, el Vicepresidente y el Secretario del Consejo Diocesano de la ANE en Mérida-Badajoz, así como algunos miembros de la sección de Badajoz. Allí fueron acogidos por el párroco, don Antonio Pina, y por los integrantes de la nueva sección. Tras un coloquio, en el que se perfilaron las directrices de la Adoración Nocturna, se celebró la Eucaristía y luego la exposición del Santísimo. El acto concluyó con una comida preparada por los miembros de la ANE de Ribera.

 


 

Al paso de Dios

Creo en la familia

Cuando ya había llegado a una conclusión sobre el enfoque y el contenido de este artículo, leí uno de Antonio Gala en el que prácticamente afirma la desaparición total del modelo de familia que yo iba a proponer. Pensé entonces en el desconcierto que muchos cristianos deben sentir ante la diversidad de mensajes sobre este tema y en la dificultad que deben de tener para vivir y decir aquello en lo que creen. Está claro que hoy más que nunca es necesario confesar el credo de la familia que ha acuñado la fe hecha vida de la Iglesia, para no estar sometidos cada día a los criterios que van imponiendo las modas de turno. Ese credo será el motor que mueva lo que se vive y se proclama; es decir, del testimonio que se ofrece de unos valores que son un don y un mandato.

Todos los cristianos deberíamos saber decir por experiencia: Creo en la familia, que nace como unidad de vida y amor, formada por un hombre y una mujer que viven en fidelidad hasta que la muerte los separe.

Creo que esta unión amorosa entre los esposos que es fecunda cuando está abierta a los hijos, que llegan, cuando Dios quiere, por una decisión responsable, y a los que cuidan con esa misma responsabilidad en su calidad de vida mientras lo necesiten. Creo que esa célula básica de la sociedad es un Sacramento, en el que Dios actúa con la gracia de su Espíritu que es el alma de la familia, hasta hacer de ella "una viva imagen y una representación del misterio de la Iglesia".

Amadeo Rodríguez Magro
(amadeo.vgeneral@planalfa.es)

 


 

Liturgia del domingo

Celebramos el XXIX Domingo del Tiempo Ordinario

 

Palabra de Dios

Libro del profeta Isaías 53, 10-11

El Señor quiso triturarlo con el sufrimiento y entregar su vida como expiación: verá su descendencia, prolongará sus años, lo que el Señor quiere prosperará por sus manos. Por los trabajos de su alma, verá la luz, el justo se saciará de conocimiento. Mi siervo justificará a muchos, porque cargó con los crímenes de ellos.

 

Salmo 32, 4-5, 18-19, 20 y 22

R. Que tu misericordia, Señor,
venga sobre nosotros, como lo esperamos de ti.

Que la palabra del Señor es sincera,
y todas sus acciones son leales;
él ama la justicia y el derecho,
y su misericordia llena la tierra.

Los ojos del Señor están puestos en sus fieles,
en los que esperan en su misericordia,
para librar sus vidas de la muerte
y reanimarlos en tiempo de hambre.

 

Carta a los Hebreos 4, 14-16

Hermanos: Mantengamos la confesión de la fe, ya que tenemos un sumo sacerdote grande, que ha atravesado el cielo, Jesús, Hijo de Dios. No tenemos un sumo sacerdote incapaz de compadecerse de nuestras debilidades, sino que ha sido probado en todo exactamente como nosotros, menos en el pecado. Por eso, acerquémonos con seguridad al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y encontrar gracia que nos auxilie oportunamente.

 

Evangelio según san Marcos 10, 35-45

En aquel tiempo se acercaron a Jesús los hijos de Zebedeo, Santiago y Juan, y le dijeron:

- Maestro, queremos que hagas lo que te vamos a pedir.

Les preguntó:

- ¿Qué queréis que haga por vosotros?

Contestaron:

- Concédenos sentarnos en tu gloria uno a tu derecha y otro a tu izquierda.

Jesús replicó:

- No sabéis lo que pedís, ¿sois capaces de beber el cáliz que yo he de beber, o de bautizaros con el bautismo con que yo me voy a bautizar?

Contestaron:

- Lo somos.

Jesús les dijo:

- El cáliz que yo voy a beber lo beberéis, y os bautizaréis con el bautismo con que yo me voy a bautizar, pero el sentaros a mi derecha o a mi izquierda, no me toca a mí concederlo; está ya reservado.

Los otros diez, al oír aquello, se indignaron contra Santiago y Juan. Jesús reuniéndolos les dijo:

- Sabéis que los que son reconocidos como jefes de los pueblos los tiranizan, y que los grandes los oprimen. Vosotros nada de eso: el que quiera ser grade, sea vuestro servidor; y el que quiera ser primero, sea esclavo de todos. Porque el Hijo del hombre no ha venido para que le sirvan, sino para servir y dar su vida en rescate por todos.

 

Lecturas bíblicas para los días de la semana

23, lunes: Ef 2, 1-10; Lc 12, 13-21.
24, martes: Ef 3, 12-22; Lc 12, 35-38.
25, miércoles: Ef 3, 2-12; Lc 12, 39-48.
26, jueves: Ef 3, 14-21; Lc 12, 49-53.
27, viernes: Ef 4, 1-6; Lc 12, 54-59.
28, sábado: Ef 2, 19-22; Lc 6, 12-19.
29, domingo: Jr 31, 7-9; Hb 5, 1-6; Mc 10, 46-52.

 

 

Comentario litúrgico

Servir y dar la vida

Una vez más aparece en el evangelio la disparidad de criterios y metas que existía entre Jesús y sus discípulos. A nosotros nos aprovecha estas situaciones por dos razones: en primer lugar, dan lugar a que Jesús vaya manifestando cuál es su misión y la repercusión que ha de tener en los que le sigan y, en segundo lugar, sirve de aliento a nuestra debilidad que los que estuvieron tan cerca del Maestro fueran tan tardos en captar lo esencial del mensaje.

Efectivamente, en la petición de los hermanos aparece un poco la lucha por el poder y por los primeros puestos como una constante en el grupo de los doce. Parece un retrato de lo que acontece tanto en nuestras comunidades cristianas, ya sean parroquias, cofradías, o conventos, como en nuestro corazón en el que habita con todo su fuerza el yo que, a toda costa, quiere hacer valer su presencia, incluso en los mismos momentos de la celebración litúrgica y de la oración individual.

Descabalgando todas estas aspiraciones tan humanas, al final de la lectura, Marcos nos presenta un resumen del pensamiento del Maestro y lo que espera de cada uno de nosotros.

Como en una buena catequesis, Jesús parte de la realidad, en este caso brutal, en la que los fuertes de este mundo no saben ejercer el mando sino es oprimiendo al pueblo y haciendo valer así su autoridad. Pero, a reglón seguido, expone el proyecto del Padre que espera de cada uno de nosotros que convivamos con los demás en una actitud de servicio. Como rúbrica de esta catequesis, Jesús se pone como ejemplo en cuanto que ha venido no a que le sirvan, sino a servir y a dar su vida en rescate por todos.

Antonio Luis Martínez

 

 

Santoral

28 de octubre: san José Baldo (1843-1915)

Asociaciones de madres, grupos de oración, sindicatos, cofradías, varios hospicios, dos clínicas, una caja de ahorros, dos asilos para ancianos y subnormales, la congregación de las Hijas de San José...

Todo eso, y más, no existía hasta que José Baldo fue ordenado sacerdote. No cabe duda de que la fecundidad apostólica es un camino hecho de vías paralelas: por una parte la gracia de Dios y por otra la libertad humana. Cuando ambos carriles coinciden sin separarse se produce ese fenómeno espléndido que, para entendernos, llamamos perfección evangélica, unidad de vida o, simplemente, santidad.

El párroco de un pueblo fue capaz, al colaborar con la Gracia, de usar su libertad en manera tal que Dios fue glorificado y los más pobres servidos y -por tanto- menos pobres.

La diócesis de Verona, rica en ejemplos de santidad, debiera ser famosa por algo más que por el drama de Romeo y Julieta, porque las diferencias sociales se solucionan más que con el suicidio, psicoafectivamente dudoso, con el amor entregado y exento de todo egoísmo, bastantísimamente más maduro. Me quedo con José Baldo y dejo a los famosos enamorados para los que tengan suficiente con la literatura. Aun siendo un apasionado de los clásicos, no cambio una página evangélica escrita con la vida por un renglón literario escrito con la pluma. De manera que ahí tienes.

Manuel Amezcua

Los santos de la semana

23, lunes: Servando y Germán. Juan de Capistrano, Severino.
24, martes: Antonio M. Claret, Ciriaco y Claudino, José Lê Dang.
25, miércoles:Crisanto y Daría, Crispín y Crispino, Bernardo Calbó.
26, jueves: Luciano y Marciano, Rogaciano, Demetrio, Engracia.
27, viernes: Evaristo, Traseas, Abrahán, Desiderio.
28, sábado:Simón y Judas, Ferrucio, Vicente, Sabina y Cristeta.
29, domingo: Feliciano, Narciso, Honorio, Ana, Marcelo

 

Contraportada

Ejercicios espirituales sin salir
del ambiente ordinario de trabajo y familia

Un grupo de personas nos cuenta su experiencia

Los ejercicios espirituales, una práctica propuesta ya por san Ignacio de Loyola en el siglo XVI, no han pasado de moda. Alejarse por un período de tiempo de la actividad ordinaria para encontrarse con uno mismo y con Dios sigue tan vigente como siempre, o tal vez más debido a la carrera a que nos empuja la vida moderna: correr para hacer más cosas y angustiarnos al final del día por no haber logrado más de lo que hicimos. En esta historia de stress productivo, de la imagen y de lo superfluo que nos toca vivir, se impone una parada para ver dónde estamos, qué queremos, medir nuestro nivel de satisfacción personal y la relación con Dios. Todo ello se puede hacer incluso sin salir de nuestro entorno.

Los ejercicios espirituales pueden estructurarse de muchas formas y su duración puede ser de un mes, de una semana, de unos días...

La hermana Mari Paz Sanz, superiora de la comunidad de Esclavas de Cristo Rey de Gévora, nos recuerda que hace unos quince años se recuperó en España lo que se conoce como "Ejercicios en la vida corriente". Mari Paz se reúne semanalmente, por separado, con un grupo de personas de todas las condiciones y diferentes edades. Habla con ellos de Dios, de cómo buscarlo, les ofrece lecturas y los va introduciendo y enseñando a orar, de forma que, dedicando una hora diaria a este menester, descubren lo que realmente significa y lo que les aporta a sus vidas, lo que tiene de relación personal y directa con Dios que transforma la realidad personal y se proyecta a los demás en una dimensión evangelizadora, todo ello sin dejar su actividad ordinaria.

 

Sin dejar el trabajo

Ya san Ignacio se dio cuenta de que no todo el mundo tiene la oportunidad de dejar su trabajo y su actividad durante un mes, por lo que fue acompañando a gente en la vida de cada día sin dejar trabajo, familia o estudios. Es muy importante en este proceso, que dura aproximadamente un curso, dejar un tiempo para la oración, "pues -señala María Paz- sin oración no hay ejercicios. Hay que dejar una hora diaria para esa relación personal con Dios en silencio".

En todo este proceso se hace imprescindible también el acompañamiento "ya que -continúa Mari Paz- san Ignacio ha experimentado en su vida que es muy fácil para el hombre engañarse. Por eso él no entiende los ejercicios sin acompañamiento".

Concha, que ha realizado "Ejercicios en la vida corriente" nos dice que la primera semana se encontró muy mal "me daba cuenta que era un encuentro conmigo misma y me daba miedo. Cuando descubres la oración encuentras otra manera de vivir, te sientes feliz y tienes necesidad de seguir, te cambia la manera de ver la vida".

María Jesús asegura con rotundidad: "esta ha sido la experiencia más bonita de mi vida, que te cambia. Te puedo contar un ejemplo y es que nunca había hecho oración cuando salía fuera de casa y sin embargo desde ahora, cuando voy de viaje, me llevo mis libros de espiritualidad y hago mi oración en el hotel. Cuando dejo la oración la echo mucho de menos".

 

Llega la relajación

María Jesús reconoce que cuando se terminan los ejercicios se produce cierta relajación, pero queda la simiente y permanece la necesidad de orar, cuando no se hace, se echa de menos.

Diez hijos dan mucho trabajo, sin embargo, Pilar saca tiempo para buscar a Dios. Habla de Él con toda la naturalidad al igual que la hermana Mari, de la comunidad de Mari Paz o Loreto, que ha trabajado en diversos grupos de Iglesia, por lo que decidió cogerse un año para la reflexión y la oración a través de los ejercicios. Declara que había hecho ejercicios muchas veces y compara esta experiencia con una riada de agua. En cambio los Ejercicios en la vida corriente han sido para ella como una lluvia que la ha ido calando. Manifiesta que "estos ejercicios me han servido para darle otro valor a las cosas de siempre. Las cosas tienen la importancia que nosotros le demos, no son imprescindibles pero a la vez son ricas porque podemos disfrutar de ellas".

Petri nos cuenta que en los "Ejercicios en la vida corriente" ha aprendido a orar y a diferenciar esto de rezar. "Es alimento para después poder caminar con más facilidad, pero te tienen que enseñar. Yo siempre he rezado pero nunca había vivido una relación tan personal y tan directa con Dios como cuando aprendí a orar".

Julio es el único hombre de este grupo. También él coincide con el resto al decir que el encuentro con Dios es abrirse a una forma de ver la vida que llena plenamente, que ni siquiera sabía que existía, aunque se lo habían contado muchas veces.

Todos estos testimonios son pruebas de que existe una forma diferente de vivir lo "normal". Es la perspectiva del que no se siente sólo en el camino ni protagonista último de su historia.

Juan José Montes

 



Return to "Iglesia en Camino"