Iglesia en camino

 

Semanario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail: iglenca@jet.es

Edición electrónica: http://www.christusrex.org./www1/camino/camino.html

Número 456. 20 de octubre de 2002

Director: José María Gil

Redactor Jefe: Juan José Montes

 

 


Portada

Este domingo se celebra el DOMUND con una llamada al relevo misionero

Nuestra diócesis aportó el año pasado a esta campaña 230.072,28 euros

Este domingo se celebra el DOMUND, la Jornada Misionera Mundial, que este año centra su atención en la figura de uno de los grandes misioneros de la historia de la Iglesia: san Francisco Javier, cuando se cumplen 450 años de su muerte. El lema de la campaña es "Jesucristo nos llama al relevo misionero".

Según datos aportados por la Delegación Diocesana de Misiones de Mérida-Badajoz, nuestra diócesis cuenta con 150 misioneros, entre sacerdotes, religiosos, religiosas y laicos.

La aportación económica de España a las misiones el año pasado fue de 15.633.621,63 euros, de ellos 230.072,28 procedentes de la diócesis de Mérida-Badajoz, que ocupa el puesto 17 -a nivel nacional- en cuanto colaboración con esta obra.

Durante el año 2001, desde la dirección nacional de Obras Misionales Pontificias, se han enviado cantidades para afrontar 1.670 proyectos en distintos puntos del mundo.

 


Editorial

Holocausto evitable

"Treinta millones de personas, entre ellas seis millones de niños menores de cinco años, mueren cada año en el mundo a causa del hambre". Este terrible y fatídico enunciado no es un titular sacado de hemerotecas en las que se guarda la prensa de hace décadas, cuando todavía los medios nos daban cuenta de África, sino que era algo "fresco": estaba tomado el pasado día 16 de octubre del titular de una noticia que venía en un periódico nacional, no en portada, a pesar del número millonario de víctimas, sino en la página 31.

La primera página era reservada para dar cuenta de las repercusiones del robo en el domicilio de un asesor político y las nuevas noticias de dos muertes violentas: la provocada por un francotirador en EE.UU. y la de un ladrón abatido al intentar robar una farmacia madrileña.

Aunque estaba relegada a páginas interiores, lo que demuestra tristemente la escasa atención que nuestra sociedad presta al persistente y horrible lacra del hambre, es de agradecer que se hiciera eco de la llamada de socorro de la FAO y que aquí en nuestra revista queremos amplificar, cuando denunciaba el desinterés de las grandes potencias para acabar en los plazos acordados en las cumbres mundiales con el hambre en el mundo.

Cada día, según la FAO, mueren 25.000 personas a causa del hambre y la pobreza. Este cálculo revela que sólo unos 20 millones se han salvado del hambre desde 1992, cuando las previsiones acordadas eran de diez veces más. No hay escusas para este fracaso, máxime cuando según expertos de la ONU, nuestro planeta tiene recursos suficientes para alimentar a 12.000 millones de seres humanos, el doble de la población mundial.

Estas cifras requieren de nosotros que las situemos en el salpicadero de las conciencias a fin de movernos a una solidaridad más efectiva y de más alcance que nos haga trascender los problemas locales y cercanos, por graves y dolorosos que sean -como los que sufrimos por la violencia, el desempleo, etc.- y globalizar también nuestra solidaridad.

Las campañas anuales de Manos Unidas y la de este domingo del Domund nos ayudarán a ello y a no olvidar que Jesús, al final de nuestra vida, nos va a preguntar si hemos socorrido a quien pasa hambre. Hagamos lo posible para no esperar.

 


Carta del Arzobispo

Memoria viva de la apertura del Concilio

Crónica de otra crónica

En la tibia mañana otoñal y romana del 11 de octubre de 1962, sólo Dios sabía a ciencia cierta, y no con muita dificultade, como diría un portugués, que el Concilio Ecuménico Vaticano II, número veintiuno de los celebrados por la Iglesia, que inauguraban ese día, con fervor y majestad, en las inmensas nave central y rotonda superior, escalonadas ambas, de la Basílica Vaticana bajo el cayado amoroso del Papa Juan XXIII, los dos mil quinientos obispos provenientes de la cristiandad universal, sólo Dios sabía, digo, que el Concilio duraría tres años, celebraría cuatro etapas de sesiones bimestrales y otoñales y promulgaría cuatro grandes Constituciones, nueve Decretos y tres Declaraciones, para cerrar sus puertas, con no menor esplendor que su Apertura, el día de la Inmaculada de 1965, bajo la presidencia y guía del Papa Pablo VI.

A los cuarenta años de haber vivido, de cerca y a tope, un acontecimiento tan singular, corroboro aquellas experiencias echando mano de la memoria personal ­que focaliza muy bien el pasado distante, mientras que no retiene apenas lo acaecido el mes pasado- y acudo, ¿cómo no?, a lo escrito por mí en aquel entonces, como enviado especial del semanario "Ecclesia" cuya dirección tenía a mi cargo. Así es que entro a saco en la crónica sobre la apertura del Concilio que publiqué en el nº 1.100 de esa revista (20-X-1962) El primer flash, de gran angular, era la estampa grandiosa de la Basílica:

"En la retina quedan registradas, y también en las de los 200 millones de televidentes, las mitradas imágenes de la casi infinita procesión por la plaza, el cuadro augusto de escaños prelaticios, desde la puerta basilical hasta el Baldaquino de Bernini; el telón de fondo, centro de luces y miradas, con la sede papal y las altas tribunas representativas. Todo ello, fundido en inefable polifonía, o en la estremecedora simplicidad litánica del canto llano."

El mundo por auditorio

Leído esto ahora, observo que, ya entonces, se hacía notar el hecho, sin precedentes en la historia, de que aquellas asombrosas imágenes, servidas por el combinado Telestar-Eurovisión, estuvieran llegando a los más distantes rincones del planeta. Con lo cual, el Concilio ecuménico se hizo presente, por vía audiovisual, en la Ecumene, esto es, en el mundo entero, dando ya entonces un signo balbuciente de la hoy tan cacareada globalización. Sigamos con la crónica:

"He lamentado que, junto a los treinta y dos observadores de las comunidades cristianas no católicas que veía tan cerca al otro lado del trono papal, frente por frente de nuestra tribuna de prensa, no hubiera una numerosa delegación de ateos, de laicistas indiferentes, de hombres impermeables a lo religioso, por ver qué pasaba. Los niños cantores de "Notre Dame", que convirtieron súbitamente a Claudel, no podían emular ni de lejos, la fuerza sagrada de aquella Asamblea orante. La basílica vaticana ha sido parroquia de la cristiandad, templo de la Nueva Jerusalén. En suma, escenario extraordinariamente religioso, en el que todo atraía la presencia de Dios."

Del profeta Juan XXIII

Columna y eje radial de la sesión de Apertura del Concilio fue el discurso histórico del Papa Juan XXIII. Una pieza maestra, que siempre es provechoso releer, y que aquí no es posible ni tan siquiera reseñar. Transcribiré, por ello, mi apretado resumen de entonces, suficiente para los lectores de la crónica, que contaban, en páginas aparte de la revista, con el texto íntegro del discurso pontificio; y añadiré después, para los de hoy, algunas citas muy señaladas del mismo.Vamos con lo primero:

"El discurso es una vigorosa declaración programática, que sitúa en su luz justa los propósitos, la actitud general, el estilo y el aire del recién abierto Concilio. Optimismo firme, alegría por la libertad de la Iglesia, comprensión de nuestro tiempo, bandera de paz y de unión. No sé si fue tan gallarda la profesión de fe de Nicea, ni si tocó tales cimas de triunfo la definición mariana de Efeso, ocurrida hace quince siglos y medios en esta misma fecha. Pero, desde luego, el 11 de octubre de 1962 tiene ya un mojón bien llamativo en la ruta secular de la Iglesia."

Lo del "talante de optimismo", lo describió muy gráficamente el Papa al comienzo de su intervención, al hacer un mínimo examen de los problemas del mundo:

"Estas personas, dijo, no son capaces de ver en la actual situación humana sino desgracias y desastres. Andan diciendo que nuestra época, comparada con las anteriores, es mucho peor... Nosotros creemos que, de ninguna manera podemos estar de acuerdo con estos profetas de calamidades, que siempre anuncian lo peor, como si estuviéramos ante el fin del mundo"

Iglesia libre y fraterna

En lo tocante a la libertad de la Iglesia y comparando el nuevo Concilio con muchos de los precedentes, el hoy Beato Juan XXIII hizo notar a los Padres conciliares que, a pesar del laicismo enconado de nuestro tiempo,

"nadie puede negar que esta nueva situación tiene al menos una ventaja: ha quitado del medio los innumerables obstáculos con los que en otro tiempo los hombres de mundo solían impedir la libre acción de la Iglesia... incluso los Concilios ecuménicos, cuya celebración figura en letras de oro entre las glorias de la Iglesia, se celebraban muchas veces con grandes dificultades, muy dolorosas, a causa de las injustificadas ingerencias de la autoridad civil."

En ningún pasaje de su texto afirmó el Pontífice lo que tantas veces se ha dicho, de que el Vaticano II no iba a ser un Concilio doctrinal, porque no se proponía en directo definir dogmas ni condenar herejías. Se afirmaba, empero, que

"lo que más le interesa al Conicilio ecuménico es que se conserve y se proponga con mayor eficacia el sagrado depósito de la doctrina cristiana. Esta doctrina se refiere al hombre en su totalidad, conjunto de cuerpo y alma. Ella misma nos manda dirigirnos como peregrinos a la patria del cielo, mientras somos ciudadanos de este mundo" Ahora bien, diría el Papa después:

"Una cosa es el depósito de la fe o las verdades que contiene nuestra venerable doctrina, y otra distinta el modo como se enuncian esas verdades, conservando, sin embargo, ese sentido y significado... La Iglesia se opuso siempre a los errores y a menudo incluso los condenó con grave severidad. En nuestro tiempo la Iglesia de Cristo prefiere emplear la medicina de la misericordia y no empuñar las armas de la severidad. Ella cree que, en vez de condenar, hay que responder a las necesidades actuales explicando mejor la fuerza de su doctrina."

Han dado mucho que hablar, entonces y ahora, con general aceptación, pero diversas interpretaciones y no siempre correctas aplicaciones, aquellas palabras tan medidas del Papa que promovió el Concilio. Yo no las veo incoherentes, sino todo lo contrario, con la famosa trilogía de la nueva evangelización del Papa Juan Pablo II: nuevo ardor, nuevas expresiones y nuevos métodos para vivir y anunciar la fe de siempre en nuestro tiempo.

Otras dos actitudes magnánimas asemejan a estos dos pontífices, a cuarenta años de distancia: el espíritu ecuménico para con todos los cristianos y la acogida misericordiosa hacia toda la humanidad. No caben aquí esos textos tan bellos, pero sí este otro del Papa Juan, cifra y síntesis de todos los demás: "Confiamos en que la Iglesia, iluminada por la luz de este Concilio, cobrará nuevas fuerzas y mirará sin miedo hacia el futuro".

+ Antonio Montero Moreno
Arzobispo de Mérida-Badajoz

 


Centrales

La diócesis de Mérida-Badajoz ocupa el puesto 17 por su aportación al DOMUND

La aportación económica de España a las misiones el año pasado fue de 15.633.621,63 euros

La Jornada Misionera Mundial, que se celebra este domingo, conocida como DOMUND, fue instituida por el Papa Pío XI en el año 1926.

Este año el lema de la Jornada es "Jesucristo nos llama al relevo" y se centra en la figura y talante de uno de los grandes misioneros de la historia de la Iglesia: san Francisco Javier, de cuya muerte se celebra este año el 450 aniversario.

Para el delegado diocesano de Misiones, don Pedro Losada, se ha escogido como figura señalada a San Francisco Javier, "porque fue un gran 'relevista', utilizando terminología deportiva, que supo recoger muy bien la antorcha del anuncio misionero. Jesucristo nos llama a todos a ser relevistas, a coger la antorcha del anuncio misionero, porque todos somos misioneros, unos aquí y otros allá, pero todos somos misioneros".

Según don Pedro Losada, "los misioneros, con su estilo de vida y con la opción que han tomado, presentan el rostro más atractivo de la Iglesia. En este mundo nuestro que está tan secularizado y tan materializado la gente, sin embargo, se rinde ante el DOMUND y ante los misioneros".

Una nueva misión

Don Serafín Suárez es un misionero de Mérida-Badajoz que desempeña su labor en Zimbabue (África), a donde llegó hace nueve años. Desde el primer momento trabajó en la diócesis de Huange, junto a otro misionero extremeño, don Ildefonso Trujillo, de la diócesis de Plasencia y posteriormente se sumó al equipo otro sacerdote de Mérida-Badajoz, don Nemesio Frías Palanco.

El 24 de noviembre pasado, don Serafín Suárez Hidalgo se hacía cargo de una nueva misión en Dandnada, cuyo patrón es san Juan Bautista en agradecimiento a la Iglesia de Mérida-Badajoz, que ha contribuido a su creación. Allí trabaja con otro sacerdote africano, aunque próximamente se quedará solo, pues el obispo ha dado un nuevo encargo a su compañero. El clero nativo es escaso, si bien la esperanza es muy grande debido a que el Seminario no para de crecer.

Don Serafín manifiesta que "es la Iglesia católica la que está 'dando el callo' en todos estos países del tercer mundo, somos los que estamos al lado de la gente, al lado del sufrimiento. La razón de que la gente que vive allí nos vea como uno más está, precisamente, ahí, en que intentamos acercarnos a su realidad, vaciándonos un poco de nosotros mismos, de nuestras ideas y cultura, e insertándonos en la suya".

Últimamente algunos compañeros misioneros de Serafín han sido expulsados del país, que atraviesa una delicada situación política, económica y social. La causa es, según don Serafín "haber levantado la voz y denunciar estas situaciones. Mientras tú te limites a dar el trozo de pan el gobierno no se mete contigo, pero cuando empiezas a denunciar y a preguntar porqué, las cosas se complican".

¿Llega el dinero?

Sobre las críticas que se hacen sobre si llega el dinero o no, don Serafín cambia el rostro y asegura enérgico: "Cuando uno se pone delante de un micrófono o de una cámara parece que tiene derecho a decir todo lo que le da la gana, sin importarle el daño que puede estar haciendo. Todo el dinero que la gente aporta, con una generosidad abundante, que yo he experimentado en estos dos meses que llevo aquí de la gente de mi pueblo y de otros pueblos, todo ese dinero sirve, llega y se ve. Estamos poniendo el poquito grano de arena que podemos poner. Que nadie piense que ese dinero se lo están quedando otros, ese dinero llega todo a misiones y así se pueden crear centros, comedores, hospitales, iglesias... Que la gente se convenza de una vez por todas que su ayuda es necesaria y está llegando. Yo acabo de crear una nueva misión en Zimbabue gracias a las aportaciones que han llegado desde la diócesis, que ha realizado un gran esfuerzo".

Recibir más que dar

La hermana Carmela Santos es miembro del Instituto Catequista Dolores Sopeña y en la actualidad trabaja en el colegio OSCUS de Badajoz. Ha desempeñado su labor misionera en diversos países de Hispanoamérica.

Para esta religiosa "la gente de allí necesita y quiere a los misioneros, pero es éste el que realmente recibe de ellos. Yo, personalmente, recibí mucho más de los lugares en los que estuve de lo que pude dar. Ellos tienen un espíritu de solidaridad, de entrega, capacidad de sufrimiento y aguante impresionante, porque sino no podrían vivir las situaciones que están viviendo de hambre, de corrupción, de marginación... Desde ahí creo que la tarea del misionero es acercarse, quererlos y darles a conocer a Dios.

"Nuestro carisma es la promoción y evangelización del mundo del trabajo pero además tenemos centros obreros de instrucción, también estamos presentes en el mundo penitenciario".

Algunos números

- Según datos aportados por el Secretariado Diocesano de Misiones de Mérida-Badajoz, nuestra diócesis cuenta con 150 misioneros, entre sacerdotes, religiosos, religiosas y laicos.

- La aportación económica de España a las misiones el año pasado fue de 15.633.621,63 euros

- La diócesis de Mérida-Badajoz aportó 230.072,28 euros

- Nuestra diócesis ocupa el puesto 17, a nivel nacional, en cuanto colaboración con esta obra. En España hay 69 diócesis contando con el Vicariato General Castrense.

- Durante el año 2001, desde la dirección nacional de Obras Misionales Pontificias, se han enviado cantidades para afrontar 1.670 proyectos en las siguientes naciones: Antillas, Guatemala, Argentina, Honduras, Bolivia, Nicaragua, Brasil, Paraguay, Colombia, Perú, Chile, Venezuela, Ecuador, Camerún, Sahara Occidental, Guinea Ecuatorial, Senegal, Somalia, Filipinas, Nepal, India, Sri Lanka, Mongolia y las Islas del Pacífico en Oceanía.

 

Se cumplen cuarenta años de la inauguración del Concilio Vaticano II

Lo abrió el Papa Juan XXIII el 11 de octubre de 1962

El pasado día 11 se cumplieron 40 años de la inauguración, por el Papa Juan XXIII, del Concilio Vaticano II. Con ese motivo, el Cardenal Paul Poupard ha recordado en declaraciones a Radio Vaticana su experiencia en el Concilio. El hoy Presidente del Pontificio Consejo para la Cultura era, en ese entonces, colaborador del Papa Bueno en la Secretaría de Estado.

Recordando aquellos tiempos, comentó que para el Papa Juan XXIII "la expresión figurativa de 'aggiornamento' significaba el retorno a los orígenes, a la Palabra de Dios y a la Iglesia para hacerla más capaz de anunciar la Buena Nueva al mundo". Sin embargo, señaló también que algunos entendieron erradamente el Concilio "como poner en discusión la estructura misma de la Iglesia".

El Cardenal se refirió también al tema de la crisis que sobrevino luego del Concilio, en parte por este tipo de interpretaciones erradas, y que tuvo una de sus más agudas manifestaciones en la "caída de vocaciones a la vida religiosa".

"Esta crisis -lamentó- ha generado dudas en algunos con respecto al Concilio", pero indicó que "es necesario discernir bien entre aquello que ha hecho el Concilio y aquello que ha sucedido en el mundo. La Iglesia quería abrirse al mundo -agregó-, pero el mundo, en su cultura dominante, ha querido cada vez menos abrirse a la Iglesia", lo cual genera que las iniciativas de "diálogo" tomen, en ocasiones, la forma de un "monólogo".

Sin embargo, el Cardenal Poupard indicó que hoy, pese a las dificultades, "en la Iglesia vivimos el tiempo de la Esperanza".

Como un fruto concreto de la misma señaló el "florecimiento de nuevos movimientos laicales y religiosos, que cuentan con un número siempre creciente de jóvenes". Para terminar, resaltó la infatigable "invitación a retornar al Concilio" que el Papa Juan Pablo II dirige a toda la Iglesia.

Exposición Virtual

Al cumplirse los 40 años de la inauguración del Concilio Vaticano II, la Agencia "Fides", asociada a la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, ha puesto a disposición de los internautas parte de sus históricos archivos de noticias y textos fotográficos referidos al Concilio.

Recogiendo una de las noticias publicadas 40 años atrás, el archivo virtual de Fides cita: "Hacía meses que el mundo esperaba la solemne apertura del Concilio Ecuménico Vaticano II... Y todo el mundo estuvo representado en la ceremonia inaugural, sobre todo gracias a los 2.540 Padres Conciliares: Cardenales, Arzobispos y Obispos, que procedían de todos los países".

"Se trata ­dice la nota de la agencia- de una de las contribuciones históricas exclusivas, ofrecidas por la Agencia Fides, que fotografían la vida de la Iglesia y de las Misiones en el siglo XX; una ayuda para conocer mejor la historia de los pueblos, comprender la realidad que nos rodea y el papel de los católicos en la dedicación misionera".

La dirección de esta exposición virtual es http://www. fides.org/ita/storia/concilio.html.

ACI/NE

 

El Papa propone crear un organismo católico-ortodoxo para promover la unidad entre ambas iglesias

En un encuentro con el patriarca de la Iglesia ortodoxa rumana

Durante la Misa solemne celebrada este domingo en San Pedro con la participación del Patriarca Teoctist de la iglesia ortodoxa de Rumanía, el Papa Juan Pablo II propuso la creación de un organismo de ambas iglesias para promover el diálogo y la unidad entre católicos y ortodoxos.

Después de escuchar las palabras de Teoctist pronunciadas después del Evangelio, el Pontífice dijo durante su homilía que "por medio del Bautismo formamos parte del único Cuerpo de Cristo. Pero, por desgracia, ¿no hemos rechazado alguna vez esta invitación?"

El Santo Padre continuó preguntando: "¿No hemos rasgado quizá la túnica sin costura del Señor, alejándonos los unos de los otros? Sí, nuestra recíproca división es contraria a su voluntad".

Superar la pereza

Juan Pablo II propuso luego que, "para alcanzar la plena comunión, debemos superar con valentía nuestras perezas y pequeñeces de corazón. Tenemos que cultivar la espiritualidad de la comunión, que es capacidad para experimentar al hermano en la fe como alguien que me pertenece".

"La Iglesia católica y las Iglesias ortodoxas ­señaló el Pontífice-, al celebrar según sus respectivas tradiciones la auténtica Eucaristía, viven ya desde ahora en una comunión profunda, si bien todavía no es plena.  ¡Que llegue cuanto antes el día bendito en el que podamos verdaderamente vivir en plenitud nuestra perfecta comunión", exclamó

Durante el saludo de la paz, previsto por la Liturgia, el obispo de Roma y el de Bucarest se abrazaron. Al final de la misa, juntos bendijeron significativamente a la asamblea.

Respuesta ortodoxa

El domingo se dio a conocer que el Papa Juan Pablo II, durante la reunión privada sostenida con Teoctist en el Vaticano, había propuesto la creación de una comisión conjunta dedicada a promover el diálogo y la unidad entre católicos y ortodoxos. Se espera que el Patriarca responda próximamente a la propuesta papal.

ACI

 


Noticiario diocesano

Puesta la primera piedra de la parroquia Virgen de Guadalupe en Badajoz

Su jurisdicción abarca fundamentalmente la zona de Los Ordenandos

El pasado sábado se ponía la primera piedra de la que será nueva parroquia Virgen de Guadalupe, en Badajoz. El templo irá ubicado en la calle Juan Alba Burgos, en las traseras del Instituto Bioclimático.

El acto, al que asistió un nutrido grupo de fieles de la parroquia y de otras comunidades de la ciudad, fue presidido por el Arzobispo, don Antonio Montero, que estuvo acompañado por el vicario general, don Amadeo Rodríguez y el párroco, don Julián García Franganillo. Don Antonio Montero destacó el elevado ritmo de crecimiento de la ciudad, que ha obligado a construir más parroquias en el último siglo que en todos los anteriores.

Cápsula del tiempo

El cofre colocado en la simbólica primera piedra contenía una lista de los suscriptores que aportan una cuota mensual para financiar las obras de construcción y la fotocopia del primer cheque que aportó un benefactor para la edificación, periódicos del día, un poster de la Virgen de Guadalupe y las características que se pretende que tenga la nueva comunidad, un tarro de arena que quería simbolizar que cada uno es una pequeña porción de la Iglesia, monedas de curso legal y el acta de la celebración que se estaba llevando a cabo.

La parroquia, cuya jurisdicción abarca fundamentalmente la zona de Los Ordenandos, se construirá en dos fases. La primera de ellas, se espera que esté terminada en el mes de junio y que entre en funcionamiento el próximo curso.

Dos fases

Dicha fase consistirá en la edificación, en la planta baja, de un salón de actos, que provisionalmente se usará como templo para las celebraciones, y una sala de reuniones. En la planta superior irán trece salas para catequesis.

La segunda fase, que se acometerá cuando sea posible su financiación, consistirá en la construcción del templo. Éste tendrá planta octogonal, con dos capillas laterales, una de bautismo y penitencial y otra del sagrario, además de varios despachos y dos viviendas para los sacerdotes que trabajen en la parroquia.

Hasta que puedan utilizarse las nuevas dependencias, las celebraciones continuarán llevándose a cabo en lo bajos del bloque ubicado en la calle Alcaraz y Alenda 40.

La parroquia Virgen de Guadalupe se creó en el año 95 y comenzó su actividad pastoral el 11 de mayo de 1996.

Colaboración económica

Según el párroco, don Julián García Franganillo, la población de la parroquia se sitúa entre los tres mil y los cuatro mil habitantes, si bien se trata de una población muy volátil. "La idea que ha tenido la Iglesia diocesana -destaca don Julián García Franganillo- es estar presente allí donde surge la vida, poder servir y acercar la fe y el Evangelio a estas personas donde va surgiendo el nuevo Badajoz".

Para la construcción de la parroquia, cuyo presupuesto supera el millón de euros, se han abierto suscripciones populares. "El dinero -continúa don Julián- no lo es todo, pero es necesario para construir el complejo parroquial. En ese sentido hago un llamamiento a las personas que se sientan Iglesia y quieran colaborar con este proyecto, de modo especial a los devotos de la Virgen de Guadalupe. Lo pueden hacer en la avenida Alcaraz y Alenda 40, en Banca Pueyo o en el teléfono parroquial (924) 260209".

 

Nuevo sacerdote y cuatro diáconos para la diócesis

A la ordenacion asistieron un millar de personas

La parroquia de Jesús Obrero de Badajoz fue escenario el pasado sábado de la ordenación sacerdotal de un joven y de diácono de otros cuatro. Los cinco han recibido formación en el Seminario de Badajoz, donde casi una veintena de jóvenes se preparan actualmente para el sacerdocio. Al acto asistía un millar de personas de la ciudad y de los pueblos de origen de los jóvenes.

El sacerdote es Francisco Manuel Pacheco Camello, de San Vicente de Alcántara, mientras que los diáconos son Francisco Javier Domínguez Mancera, de Zafra; Enrique Merchán Ceballos, de Aceuchal; Juan Francisco González Vizuete, de Ahillones y Juan Moreno Gallardo, de Campanario.

El diaconado es el orden que precede al sacerdocio. El diácono hace promesa de celibato y de obediencia al obispo. Se trata de un ministerio de servicio y entre sus atribuciones específicas están presidir el sacramento del matrimonio, impartir el bautismo y proclamar el Evangelio en la Eucaristía.

 

Rehabilitado el templo parroquial de San Jorge de Alor

Con esta obra se pone fin a la plaga de termitas que asoló el templo

Con una Eucaristía presidida por el Vicario General de la diócesis de Mérida-Badajoz, don Amadeo Rodríguez Magro, a la que asistieron gran número de sanjorgeños, así como varios sacerdotes que han prestado su servicio ministerial en la localidad, quedaba inaugurado el rehabilitado templo parroquial.

Han sido 6 meses de obras, en los que se ha actuado sobre el presbiterio, capillas laterales, baptisterio y en los apartados de iluminación, carpintería y pintura. En total, un proyecto que asciende a 40.000 euros y con el que se ha devuelto al templo su aspecto original, muy deteriorado tras el paso de los años.

Plaga de termitas

Este proyecto de rehabilitación ha venido motivado por el intento de poner fin a la plaga de termitas que asolaba el templo y que había provocado el deterioro irreparable tanto del retablo mayor como del retablo lateral dedicado a la Virgen de los Dolores, así como otros elementos en madera del templo.

Además, en esta Eucaristía, ocho jóvenes de la localidad recibieron, de manos del Vicario General, el sacramento de la confirmación, quienes fueron invitados a vivir su compromiso de cristianos adultos.

 

Convivencia de jóvenes de Oliva de Mérida y de Talavera la Real

Los jóvenes de la comunidad parroquial de Oliva de Mérida han vivido unas jornadas de reflexión y convivencia con el grupo juvenil de Talavera la Real conocido como "Jóvenes Peregrinos de María", estudiantes que se desplazan a los pueblos para contagiar a otros jóvenes como ellos del amor a la Eucaristía y de la devoción a María.

Además de las celebraciones y las experiencias trasmitidas, cabe destacar la celebración de un festival en la caseta municipal; en medio de un concierto, algunos de los jóvenes dieron testimonio de lo que fueron antes y de la transformación que tuvieron sus vidas al acercarse al Evangelio. "Algo admirable -destaca el párroco, don Eloy Meca- que llamó la atención a la gente del pueblo, hasta el extremo de que muchos chicos mantienen el contacto diario con los peregrinos después de marcharse".

 

Se celebró en Mérida la XXIV Ultreya Diocesana

Alrededor de ciento cincuenta cursillistas de cristiandad asistieron el pasado domingo, en el colegio Salesiano de Mérida, a la XXIV Ultreya Diocesana.

El acto, que contó con la participación del Arzobispo, comenzaba a las once de la mañana con una reflexión sobre la llamada a la santidad de todo cristiano, que estuvo a cargo de don Antonio Bellido, párroco de Santa Eulalia.

A continuación, doña Aurora Ros, de la Escuela de Cursillos de Cristiandad de Mérida, ofrecía una meditación sobre el lema de la jornada: "Evangelizar en comunión".

Antes de la Eucaristía, presidida por don Antonio Montero, llegaron los testimonios de algunos miembros del Movimiento.

La jornada finalizaba con la comida compartida entre todos los asistentes.

 


Al paso de Dios

Vientos de guerra

Cuando corren vientos de guerra, parece que todo el mundo tuviera que seguir esa corriente y hasta se mira con recelo, cuando no con rechazo, a quien prefiere seguir los vientos contrarios. Estos, por su parte, contaminan las corrientes opuestas, y las vacían de contenido y de razón, cuando son sólo la expresión de lo "anti". En ambos casos se mueven con unos vientos que producen tempestades.

Ante eso hay una alternativa: trabajar por la brisa ligera de la paz. Ese tendría que ser el afán habitual de los seres humanos: crear las condiciones favorables para una convivencia pacífica todos los días, a todas las horas, en todos los ambientes, en la unidad de vida de los individuos y en la armonía entre las diversas esferas sociales y en las relaciones internacionales. Tejer la paz es la gran tarea encomendada a los seres humanos por el Promotor del Reino y por Jesucristo, que vino a poner su semilla en la historia de la humanidad.

Si es que llega la guerra, no tendremos más remedio que padecerla e incluso podríamos llegar, si no a justificarla, sí a comprenderla en parte, desde la situación actual de las cosas, es decir, por la crueldad del terrorismo internacional; pero que no nos digan que es inevitable, porque no nos lo podemos creer. Antes tendrán que demostrarnos que se trabajó la paz hasta lo imposible, sobre todo eliminando las raíces de la violencia, y que sólo al final no hubo más remedio que buscarla con una intervención militar. Pero si esto tuviera que ser así, es de suponer, además, que tuvieron en cuenta este principio de San Agustín: "La paz es preferible a la victoria".

Amadeo Rodríguez Magro
(amadeo.vgeneral@planalfa.es)

 


Liturgia del domingo

Celebramos el XXIX Domingo del Tiempo Ordinario

Palabra de Dios

 

Libro del profeta Isaías 45, 1. 4-6

Así dice el Señor a su Ungido, a Ciro, a quien lleva de la mano: Doblegaré ante Él las naciones, desceñiré las cinturas de los reyes, abriré ante él las puertas, los batientes no se le cerrarán. Por mi siervo Jacob, por mi escogido Israel, te llamé por tu nombre, te dí un título, aunque no me conocías. Yo soy el Señor y no hay otro; fuera de mí no hay dios. Te pongo la insignia aunque no me conoces, para que sepan de Oriente a Occidente que no hay otro fuera de mí. Yo soy el Señor y no hay otro.

 

Salmo 95. 1 y 3, 4-5, 7-8, 9-10a y c

R. Aclamad la gloria y el poder del Señor

Cantad al Señor un cántico nuevo,
cantad al Señor toda la tierra.
Contad a los pueblos su gloria,
sus maravillas a todas las naciones. (R. )

Porque es grande el Señor, y muy digno de alabanza,
más temible que todos los dioses.
Pues los dioses de los gentiles son apariencia
mientras que el Señor ha hecho el cielo. (R. )

 

Carta 1ª de S. Pablo a los Tesalonicenses 1, 1-5 b

Pablo, Silvano y Timoteo a la Iglesia de los Tesalonicenses, en Dios Padre y en el Señor Jesucristo. A vosotros, gracia y paz. Siempre damos gracias a Dios por todos vosotros y os tenemos presentes en nuestras oraciones.

Ante Dios, nuestro Padre, recordamos sin cesar la actividad de vuestra fe, el esfuerzo de vuestro amor y el aguante de vuestra esperanza en Jesucristo nuestro Señor.

Bien sabemos, hermanos amados de Dios, que él os ha elegido y que cuando se proclamó el evangelio sobre vosotros no hubo sólo palabras, sino además fuerza del Espíritu Santo y convicción profunda.

 

Evangelio según san Mateo 22, 15-21

En aquel tiempo, los fariseos, se retiraron y llegaron a un acuerdo para comprometer a Jesús con una pregunta. Le enviaron unos discípulos, con unos partidarios de Herodes, y le dijeron:

- Maestro, sabemos que eres sincero y que enseñas el camino de Dios, conforme a la verdad; sin que te importe nadie, porque no te fijas en las apariencias. Dinos, pues, qué opinas: ¿Es lícito pagar impuestos al César o no?

Comprendiendo su mala voluntad, les dijo Jesús:

- ¡Hipócritas!, ¿por qué me tentáis? Enseñadme la moneda del impuesto.

Le presentaron un denario. Él les preguntó:

- ¿De quién es esta cara y esta inscripción?

Le respondieron:

- Del César.

Entonces les replicó:

- Pues pagadle al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios.

 

Lecturas bíblicas para los días de la semana

21, lunes: Ef 2. 1-10; Lc 12, 13-21.
22, martes: Ef 2, 12-22; Lc 12, 35-38.
23, miércoles: Ef 3, 2-12; Lc 12, 39-48.
24, jueves: Ef 3, 14-21; Lc 12, 49-53.
25, viernes: Ef 4, 1-6; Lc 12, 54-59.
26, sábado: Ef 4, 7-16; Lc 13, 1-9.
27, domingo: Ex 22, 20-26; 1Ts 1, 5c-10; Mt 22, 34-40.

 

Comentario litúrgico

No hay alternativa

Sin duda es una de la frases de Cristo mas usada en medios no religiosos y buscando los significados mas diversos. Efectivamente, se ha aludido a esta expresión tanto para defender un liberalismo a ultranza en el que lo religioso no tiene nada que ver con la vida como para intentar entronizar lo religioso como valor supremo y omnipresente en la vida política.

En la página evangélica la cosa parece más sencilla. El entramado no está en la frase de Cristo sino en la pregunta que le hacen los fariseos. No están buscando la verdad, ni siquiera un poco de luz para valerse en sus vidas. Sólo desean poner a Cristo en una situación difícil.

Efectivamente, entre los problemas que causaba la presencia de los romanos como potencia invasora estaba el pago obligatorio de un impuesto. La clase alta, junto a Herodes, estaban de acuerdo con el impuesto pues les aseguraba la amistad de los romanos y les facilitaba sus negocios. El pueblo sencillo, que no se beneficiaba en nada de la ocupación romana, estaba en contra del pago del impuesto.

Esa era la trampa que los fariseos querían poner a Jesús: si aceptaba el pago del impuesto se ganaría la enemistad del pueblo sencillo, si se pronunciaba contra el impuesto se enfrentaría con los romanos y los judíos poderosos. Es evidente que no se trataba de una cuestión religiosa.

La respuesta de Cristo sí introduce lo religioso, pero no como una alternativa. Dar al Cesar lo suyo es vivir honradamente la condición de ciudadano. Dar a Dios lo que le pertenece es tenerle presente como de quien lo recibimos todo y a quien hemos de considerar el Señor de nuestra vida.

Antonio Luis Martínez

 

Santoral

25 de octubre: santos Crisanto y Daría (s. III)

Estamos ante otro matrimonio santo, de los muchos que hay reconocidos e infinitamente más sin reconocer oficialmente. Con todo, conviene pararse un poco: sabemos de Crisanto y Daría que fueron mártires, según lo atestigua no sólo San Gregorio de Tours, sino también inscripciones catacumbales del papa español san Dámaso y la arqueología del cementerio de Trasone, en la vía Salaria de Roma. Él era natural de Alejandría y ella una sacerdotisa de la diosa Minerva, ambos se convierten, predican, convencen a otros, y lo pagan con su vida, siendo enterrados vivos en un pozo de arena.

Sus reliquias fueron veneradísimas en Roma durante siglos. Hasta aquí los hechos, ahora su mejor significado: el matrimonio cristiano es la más preciosa escuela de la vida evangélica, en la medida en que cada parte de la pareja, olvidándose de sí misma, anteponga siempre a la otra parte.

Darlo todo por la persona amada, es una manera privilegiada de vivir según Cristo. Sabiendo que los defectos forman parte de la dote de boda, tanto los propios como los del conyuge. A todos nos faltan diez minutos en la olla exprés, por tanto, nadie está en su punto. Pero ello no impide enamorarse hasta el tuétano del alma y entregarse totalmente al otro, como un camino divinizado de feliz amor eterno.

A Crisanto y Daría los enterraron en arena, pero su cariño sigue vivo en Dios, que es amor siempre enamorado, como el matrimonio.

Manuel Amezcua

Los santos de la semana

21, lunes: Úrsula, Dacio, Malco, Ciclinia, Gaspar de Búfalo.
22, martes: Marco, Abercio, Valerio, Moderón.
23, miércoles: Servando y Germán. Juan de Capistrano, Severino.
24, jueves:Antonio Mª Claret, Ciríaco y Claudino, José Le Dang.
25, viernes: Crisanto y Daría, Crispín y Crispino, Bernardo Calbó.
26, sábado: Luciano y Marciano, Rogaciano, Demetrio.
27, domingo: Evaristo, Traseas, Abrahán, Desiderio.

 


Contraportada

Juan Pablo II cumplió 24 años en la sede de Pedro, el quinto pontificado más largo de la historia

Los celebra con un documento sobre el Rosario, al que añade cinco nuevos misterios

Karol Wojtyla fue elegido el 16 de octubre de 1978, sucediendo a Juan Pablo I, quien había fallecido repentinamente el 29 de septiembre, un mes después de su elección. El Papa que más tiempo ha estado al frente de la Iglesia ha sido San Pedro (34 ó 37 años, según los historiadores), primer obispo de Roma de la historia. Sólo Pío IX ha reinado más de 30 años (1846-1878). Trece Papas han guiado la barca de la Iglesia durante más de 20 años, entre ellos destacan León XIII con 25 años y cinco meses (1878-1903) y Pío VI, 24 años y seis meses (1775-1799).

Juan Pablo II, que cumplirá 83 años el 18 de mayo próximo y su actividad al frente de la barca de Pedro sigue siendo intensa, a pesar de los años y de los achaques. El 16 de octubre cumplía 24 años al frente de la Iglesia, convirtiéndose así en el quinto pontificado más largo de la historia.

Con motivo de este aniversario, la Sala de Prensa del Vaticano ha publicado algunas cifras que recuerdan la obra de Juan Pablo II:

Ha proclamado a 1.297 beatos y a 464 santos y ha ofrecido 1.055 audiencias generales que han reunido a un total de más de 16,5 millones de peregrinos.

Ha recibido a más de 1.430 personalidades políticas, de los cuales 715 han sido jefes de Estado, venidos al Vaticano en visita oficial o privada.

16 millones de peregrinos

Ningún otro Papa se ha encontrado con tantas personas como Juan Pablo II; más de 16 millones de peregrinos participaron en las más de 1000 audiencias generales celebradas los miércoles. Este número no incluye las otras audiencias especiales y las ceremonias religiosas (más de 8 millones de peregrinos durante el Gran Jubileo del 2000) y los millones de fieles que el Papa ha encontrado durante las visitas pastorales efectuadas en Italia y el resto del mundo.

El Papa ha publicado 13 encíclicas y 93 exhortaciones, constituciones, cartas apostólicas y "motu proprio".

Celebró ocho consistorios en los que ha creado a 201 cardenales.

Según estos cálculos, más del 70% de los 4.500 obispos del mundo han sido nombrados por Juan Pablo II, quien a lo largo de su pontificado ha reunido en 15 ocasiones en el Vaticano a representantes del episcopado mundial para participar en asambleas generales o especiales del Sínodo.

El cardenal Camillo Ruini, vicario del Papa para la diócesis de Roma, ha anunciado en una carta una serie de iniciativas religiosas y culturales que tendrán lugar durante el vigesimoquinto año del pontificado, invitando a los fieles de Roma a profundizar en el Magisterio de este pontificado.

Papa viajero

Juan Pablo II es un Papa viajero. Ha realizado 98 viajes fuera de Italia (129 países visitados y 1.154.997 km recorridos), además de 142 viajes a Italia.

Los 14 países más visitados son:

Polonia (9): 1979, 1983, 1987, 1991, 1991, 1995, 1997, 1999, 2002 .

Francia (6): 1980, 1983, 1986, 1988, 1996, 1997.

EE. UU. (5): 1979, 1987, 1993, 1995, 1999.

México (5): 1979, 1990, 1993, 1999, 2002.

Brasil (4): 1980, 1987, 1989, 1997.

España (4): 1982, 1984, 1989, 1993.

Portugal (4): 1982,1983, 1991, 2000.

Alemania (3):1980, 1987, 1996.

Austria (3): 1983, 1988, 1998.

Canadá (3): 1984,1987,2002.

Guatemala (3):1983,1996, 2002.

Kenia (3): 1980,1985, 1995.

República Dominicana (3): 1979, 1984, 1992.

Suiza (3): 1982, 1984, 1985.

ZENIT

 

Modificaciones en el Rosario

Con esta edición a punto de entrar en imprenta, la Santa Sede ha hecho pública la carta apostólica "Rosarium Virginis Mariae" de su santidad el papa Juan Pablo II, en la que se reflexiona sobre la oración del Rosario.

Las dos notas más novedosas de esta Carta Apostólica son la proclamación del "Año del Rosario", que irá desde el presente mes de octubre al mismo mes del 2003, y la adicción de cinco nuevos misterios a esta oración. Estos nuevos misterios se aglutinan bajo el nombre de "Misterios de Luz", y en ellos se recuerdan algunas de las escenas de la vida pública de Jesucristo: : 1. su Bautismo en el Jordán; 2. su autorrevelación en las bodas de Caná; 3. su anuncio del Reino de Dios invitando a la conversión; 4. su Transfiguración; 5. institución de la Eucaristía, expresión sacramental del misterio pascual.

En nuestro número de la próxima semana analizaremos más detalladamente este nuevo documento papal.

 


Noticias de América Latina:

http://www.aciprensa.com



Return to Camino