Iglesia en camino

Semanario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz (España)

E-Mail: iglenca@archimeridabadajoz.org

Número 775. 18 de octubre de 2009

Director: Juan José Montes


Temas de la semana

Orar por los misioneros y colaborar económicamente con su labor, tarea de toda la comunidad eclesial

El Papa canoniza a 5 beatos, entre ellos los españoles Rafael Arnáiz y Francisco Coll

El movimiento Cursillos de Cristiandad ha celebrado su Ultreya diocesana

La parroquia pacense de San Juan de Ribera celebra una convivencia con chavales

La Delegación de Catequesis presenta una colección de materiales para el Año Sacerdotal

Escuela de padres: A favor de la educación diferenciada (I)

Cáritas española envía ayuda al Pacífico y Asia

Testimonios para el “Año Sacerdotal”

Nuestro patrimonio San Benito de la Contienda


Actualidad

Este domingo se celebra la Jornada del DOMUND

Es uno de los días con más arraigo dentro de la comunidad eclesial

Octubre es conocido en la Iglesia por ser un mes misionero, que tiene como momento central la celebración del tradicional DOMUND, Domingo Mundial de las Misiones, fijado para el penúltimo domingo de octubre. En esta ocasión, será el domingo 18 de octubre cuando la Iglesia invite de manera especial a tomar conciencia de la responsabilidad misionera de cada bautizado.

El lema de este año, “La Palabra, Luz para los Pueblos”, ha sido elegido por la Obra Pontifica de la Propagación de la Fe en consonancia con el sínodo de los obispos celebrado el pasado año. En él se afirmó que “la Palabra de Dios es un bien para todos los hombres, que la Iglesia no debe conservar sólo para sí, sino compartir con alegría y generosidad con todos los pueblos y las culturas, para que también ellos puedan encontrar en Jesucristo la vía, la verdad y la vida”.

La Obra Pontificia de la Propagación de la Fe tiene como objetivos: valorar a los misioneros como ministros de la Palabra que iluminan a todos los pueblos, promover una sensibilidad y predilección hacia los más necesitados, colaborar económicamente con las necesidades materiales de los misioneros en su labor e intensificar la oración por las vocaciones misioneras.

El papa Benedicto XVI en su mensaje con motivo de esta jornada exhorta “a cada uno a reavivar en sí mismo la conciencia del mandato misionero de Cristo de hacer discípulos a todos los pueblos siguiendo los pasos de san Pablo, el Apóstol de las Gentes. El Papa afirma que “anunciar el Evangelio debe ser para nosotros un compromiso impostergable y primario”.

Fondo Universal

En la actualidad hay 1.069 diócesis y territorios de misión en todo el mundo, a ellos se les envía las aportaciones económicas que se realizan con motivo del DOMUND. Estas aportaciones se ingresan en el Fondo Universal de Solidaridad y éste es el encargado de gestionar las colectas realizadas en todo el mundo. Su finalidad es apoyar económicamente a las Iglesias en misiones en sus esfuerzos de evangelización, desarrollo, sociales y educativos.

Característico de las Obras Misionales Pontificias es el hecho de que lo recaudado en un año se envía a misiones al año siguiente en su totalidad, por lo tanto, el año pasado se envío lo recaudado en 2007, que fueron 137 millones de euros, de los cuales más de 23 millones se recolectaron en España, el segundo país que más aportó al DOMUND tras EE.UU. Por primera vez, desde que se establecieron las Obras Misionales Pontificias, aparece un país no occidental, la India, entre los diez países que más aportaron al Fondo Universal. En nuestra Diócesis la recaudación del pasado año ascendió a 250.000 euros.

En total 116 países reciben ayudas del Fondo Universal, de ellos casi la mitad se encuentran en África, siendo la República Democrática del Congo la que más ayuda recibió el último año.

Este dinero supone una ayuda a la labor evangelizadora y social que llevan a cabo los misioneros, principalmente, en países en desarrollo. España cuenta con 17.515 misioneros que llevan el Evangelio a los que aún no conocen a Jesús.

Realidad diocesana

Nuestra Diócesis tiene 150 misioneros repartidos por todo el mundo. De ellos, “16 son sacerdotes diocesanos que se encuentran, sobre todo, en Sudamérica, especialmente en Perú, aunque también tenemos presencia en África, concretamente en Zimbabwe”, apunta Juan Andrés Calderón, Delegado episcopal para la Cooperación Misionera. “Como congregación diocesana tenemos en Perú a las Formacionistas- añade Calderón- que cuentan con dos casas: una en Lima y otra en la zona del Amazonas”.

El Delegado para la Cooperación Misionera afirma que nuestra Diócesis “tiene una gran vitalidad misionera”. Muchos son los laicos que están en contacto con congregaciones de religiosos y religiosas y que llevan a cabo sus vivencias misioneras. Además, apunta Juan Andrés Calderón, “contamos con un grupo de Formación de Animadores Misioneros, integrado por una veintena de personas, algunas de las cuales trabajan con sacerdotes misioneros en Perú; así como con grupos vinculados a un misionero diocesano al que envían ayuda para continuar con su misión”. “En nuestra Diócesis -concluye el Delegado para la Cooperación Misionera- hay mucha vivencia y riqueza de misión”.

 

Las comunidades parroquiales reciben ayuda para celebrar el Año Sacerdotal

Para ello, la Delegación episcopal para la Catequesis ha preparado temas de formación, cuentos y marcadores de libro

La Delegación episcopal para la Catequesis ha elaborado un material para niños, jóvenes y sus respectivos catequistas, con motivo del Año Sacerdotal en el que nos encontramos, con el objetivo de “ayudar a las parroquias de la Diócesis a que trabajen en torno a esta celebración”, según ha explicado a Iglesia en camino Francisco Romero Galván, Delegado episcopal para la Catequesis.

Estos materiales, diseñados para niños y jóvenes y en los que se ha preparado también una guía para los catequistas, ofrecen dos catequesis, una sobre la figura del sacerdote y otra sobre la vocación; celebraciones vocacionales para realizar una en cada trimestre, en la que se invita a los niños y jóvenes a que recen por las vocaciones y se interroguen sobre la llamada de Dios; y, por último, ofrecen una serie de testimonios de sacerdotes, laicos y religiosos sobre el sacerdocio.

Vida del santo Cura de Ars

Además, esta Delegación ha confeccionado un pequeño libro sobre la vida del santo Cura de Ars, san Juan María Vianney, del que se conmemora el 150 aniversario de su muerte y por cuya conmemoración Benedicto XVI convocó el Año Sacerdotal. Este libro narra a través de dibujos y de un texto adaptado para niños quién era Juan María Vianney, qué hizo y cuál fue su testimonio.

“Para confeccionar todos estos materiales la Delegación ha contado con la participación de 25 sacerdotes diocesanos y de un amplio equipo”, afirma Romero Galván.

Trabajo en colegios

Desde la Delegación ya se han enviado estos materiales a las parroquias para que los analicen y los párrocos los ofrezcan a sus catequistas.

También con motivo del Año Sacerdotal, la Delegación para la Catequesis ha confeccionado unas unidades didácticas para infantil, primaria, secundaria y bachillerato para que en varias sesiones de clase de religión se hable de quién es un sacerdote, qué hace... Además se han convocado dos concursos -de pintura y de redacción- sobre la figura del sacerdote.

Todo con el objetivo de que se posibilite, en niños y jóvenes, la reflexión sobre los sacerdotes y, a la vez, se planteen su vocación al sacerdocio.

 

Cáritas Española envía 320.000 euros a los países de Asia y el Pacífico afectados por los desastres naturales

Alrededor de 300.000 personas, gravemente afectadas por los desastres naturales que en las últimas dos semanas han devastado diversas regiones de Asia y el Pacífico, están recibiendo ayuda humanitaria de emergencia a través de la red Cáritas en Sumatra, Camboya, India, Filipinas y Samoa.

En estos momentos, las Cáritas locales están desarrollando en sus respectivos países los planes de emergencia puestos en marcha para identificar las necesidades más urgentes de las víctimas y las áreas más vulnerables. En general, las prioridades de los afectados son: ayuda alimentaria y sanitaria de urgencia, agua potable, enseres domésticos, ropa de abrigo, materiales de construcción y acompañamiento psico-social a las víctimas.

Millones de afectados

Cáritas Indonesia está atendiendo en Sumatra a unas 40.000 personas en las zonas más castigadas por el terremoto del pasado 30 de septiembre.

De las emergencia actualmente declaradas en Asia, la que afecta a los Estados indios del sur del país, a causa de las intensas lluvias de las últimas semanas, es la de mayores dimensiones. Ha dejado 18 millones de personas afectadas y 2,5 millones de desplazados y 250.000 casas destruidas. Cáritas India ha puesto a punto un plan de respuesta que incluye la distribución urgente de agua y alimentos, el suministro de lotes familiares de productos de higiene y el reparto de enseres domésticos, ropa y mantas.

En Samoa, donde el maremoto registrado el 28 de septiembre dejó sin hogares a miles de personas, la Cáritas insular reparte ayuda básica a los damnificados y trabaja en la recuperación de la actividad educativa y la habilitación de refugios temporales.

Las Cáritas de Filipinas y Camboya, por su parte, continúan desarrollando sus respectivos planes de respuesta a la emergencia causada en ambos países por el tifón “Ketsana”. Mientras en Filipinas, la red Cáritas prevé atender en los próximos tres meses a 50.000 damnificados, en Camboya la población a la que se está prestando auxilio asciende a 13.000 personas.

Todas estas emergencias son apoyadas económicamente por Cáritas Española, que ha aprobado en las dos últimas semanas varias partidas por un valor total de 320.000 euros.

 

En nota hecha pública por la Delegación episcopal para la Educación Católica

Se establecen criterios de selección de profesores de Religión para las listas de la Junta de Extremadura

Dada la cantidad de solicitudes que habitualmente se presentan para solicitar ejercer como profesores de Religión Católica, y considerando la necesaria selección previa de los candidatos, se ha considerado oportuno establecer también una referencia objetiva en torno a la actualización y amplitud de conocimientos doctrinales. Por ello, se han establecido varios criterios.

Currículo personal

El primero de los cuales es el currículo personal, para lo cual se cumplimentará el correspondiente impreso. Este impreso estará a disposición de todos los que lo deseen en el Arzobispado de Mérida-Badajoz y en las oficinas del Arzobispado en Mérida, y deberá presentarse, cumplimentado, en la Delegación Episcopal para la Educación Católica antes del día 26 de febrero de 2009.

Prueba escrita

Además del currículo, se realizará una prueba escrita de actualización de conocimientos, teniendo como referencia para su preparación el Catecismo de la Iglesia Católica (Compendio).  Para realizar esta prueba, cuya fecha, hora y lugar se anunciará con antelación, se valorará, además de la corrección de las respuestas, la profundidad de planteamientos, la claridad de ideas, la coherencia en el desarrollo y la pedagogía en la exposición.

Para acceder a la prueba escrita es necesario haber presentado el impreso del currículo personal en el plazo establecido.

Redacción

Cursillos de Cristiandad celebró su Ultreya diocesana

El pasado domingo el movimiento de Cursillos de Cristiandad de Mérida-Badajoz  con motivo del inicio del curso celebró en Zafra su Ultreya diocesana, a la que asistió el Arzobispo de Mérida-Badajoz, monseñor Santiago García Aracil, y en la que han participado un centenar de personas.

Durante este encuentro, Enrique Marqués Trenado, miembro del Secretariado diocesano de Cursillos, impartió la conferencia. Por otro lado, Jesús Pérez Mimbrero, que fue consiliario de este movimiento, fue el encargado de dirigir la meditación.

“Haced esto en memoria mía” ha sido el tema elegido para esta Ultreya diocesana y éste será, además, la base de las ultreyas que se celebren, durante este curso pastoral, en las distintas comarcas de nuestra Diócesis.

Este acto concluyó con los testimonio de miembros de las distintas escuelas de cursillos de la Diócesis.

 

Badajoz

Niños de San Juan de Ribera celebran una convivencia

El proyecto “Pozo de Jacob”, que se enmarca dentro de las actividades de profundización en la vocación que el Plan Diocesano de Animación Vocacional (PDAV) puso en marcha hace unos años, ha comenzado este curso con un encuentro, que tenía lugar el pasado fin de semana, y en el que han participado 20 chicas acompañadas por cuatro religiosas de la diócesis de Mérida-Badajoz y tres laicas.

 

Peregrinación al santuario de Chandavila

La Cofradía de Nuestra Señora de los Dolores de Montijo peregrinó el pasado sábado hasta el santuario de Chandavila, en La Codosera. A esta peregrinación asistieron más de medio centenar de personas que participaron en un Viacrucis por la Via Sacra, en los alrededores del Santuario, y celebraron la Eucaristía que estuvo presidida por Antonio Acedo, párroco de La Codosera.

 

Almendralejo celebra un triduo a santa Clara

Jóvenes de Almendralejo animaron las eucaristías celebradas en el convento de las Hermanas Pobres de Santa Clara en el triduo en honor a su fundadora presidido por el P. Severino Calderón (O.F.M), Ministro Provincial de Granada, quien además dirigió una mesa redonda, la celebración comunitaria de la penitencia y una reunión para jóvenes sobre los pilares de un grupo cristiano.

 

Antonio Heredia, Poblanchino del año

El sacerdote diocesano y párroco de Puebla de la Calzada Antonio Heredia Muñoz, ha sido nombrado “Poblanchino” de este año. En esta elección, las asociaciones de Puebla de la Calzada han valorado su espiritualidad, su buen hacer en esta localidad y, sobre todo, su dedicación a esta parroquia durante más de 20 años.

 

Fuente del Maestre organiza un curso de monitores

La parroquia de Fuente del Maestre, en colaboración con el Ayuntamiento de dicha localidad, ha organizado un curso de monitores de ocio y tiempo libre.

El curso será impartido por la Escuela de Ocio y Tiempo Libre “Jálama” de Cáritas diocesana y se desarrollará durante 5 fines de semana consecutivos en los meses de octubre y noviembre, tras lo cual los participantes tendrán que realizar una memoria práctica.

Según ha explicado a Iglesia en camino Francisco Javier Moreno Soltero, párroco de Fuente del Maestre, el objetivo de este curso es “dotar a la comunidad parroquial de monitores titulados que ayuden al desarrollo de las numerosas actividades que se realizan a lo largo del curso y, también, las actividades del verano, como el campamento parroquial”.

 

Agenda

Inscripción grupo scout “San Atón

El grupo scout “San Atón”, del colegio diocesano “San Atón” de Badajoz, animan a niños y jóvenes, entre 11 y 16 años, a participar en las reuniones de cada semana, así como en los campamentos de Semana Santa y verano, teniendo presente la figura de Jesús, el respeto a la naturaleza y ayudando a los demás. Las inscripciones se realizarán durante este mes en el colegio diocesano, de lunes a jueves, de 10 a 13 horas.


España/Mundo

En la canonización de los españoles Francisco Coll y Rafael Arnáiz

Benedicto XVI recuerda las profundas raíces cristianas de España

Más de 50.000 participantes -procedentes, entre otros países, de España, Francia, Bélgica, Polonia, Rusia, Ucrania, Estados Unidos, sobre todo de Hawai, Perú, Chile, Colombia y, obviamente, de Italia- se encontraban el domingo pasado en el Vaticano para unirse a la canonización de cinco nuevos santos, una ceremonia que se ha caracterizado por algunos detalles novedosos.

A diferencia de otras ocasiones, la ceremonia se realizó dentro de la Basílica de San Pedro. Como no había espacio para los peregrinos, un gran número se quedó en la plaza y participó de la Eucaristía a través de las pantallas gigantes presentes en la Plaza de San Pedro.

Esta vez no hubo aplausos cuando el Papa mencionaba en su homilía a cada santo. Así se les pidió expresamente a los peregrinos antes de que se iniciara la celebración, y los asistentes supieron respetar la petición.

En el año sacerdotal, nuevos presbíteros santos

Miles de peregrinos con los típicos collares hawaianos de flores multicolores, evidenciaban tanto su lugar de procedencia como el santo que los motivó a viajar hasta Roma: el padre Damián de Veuster, nacido en Bélgica en 1840 y muerto de lepra en las islas Molokai en 1889, tras permanecer 16 años allí atendiendo una colonia de Leprosos.

En la celebración de más de dos horas, participó Audrey Toguchi, habitante de Hawai de 80 años cuya recuperación de cáncer de pulmón hace una década fue certificada como inexplicable por científicos y reconocida por el Papa como un milagro atribuido a la intercesión del padre Damián.

“Recordando al santo padre Damián, dijo Benedicto XVI durante el Ángelus celebrado después de las canonizaciones, os pido que os comprometáis al mismo tiempo en apoyar con vuestra oración y obras a las personas entregadas con generosidad en la lucha contra la lepra y contra las demás formas de lepra debidas a la falta de amor por ignorancia y cobardía”.

También fue canonizado el obispo polaco Zygmunt Szczesny Felinski, (1822-1895), fundador de las hermanas franciscanas de la Familia de María, quien padeció el exilio en Rusia. Bajo su protección, puso el Santo Padre a la Iglesia de Polonia y a toda la nación.

Santos españoles

El tercer santo sacerdote era el español Francisco Coll (1812-1875) que ha sido canonizado junto al hermano Rafael Arnáiz (1911- 1938), religioso de la orden cisterciense de la estricta observancia. Ambos han pasado a formar parte de la pléyade de santos españoles.

Durante su alocución en el Ángelus, el Santo Padre se refirió a estos nuevos santos españoles recordando su labor y entrega, y recordando que éstos hacen honor a las profundas raíces cristianas de nuestro país. “El dominico san Francisco Coll, con su entrega sacerdotal y misionera, y el trapense san Rafael Arnáiz Barón, con su alma enteramente contemplativa,  ambos fervientes devotos de la Virgen María, hacen honor a la mejor tradición religiosa y a las profundas raíces cristianas de su pueblo. Que el ejemplo y la intercesión de estos nuevos Santos avive en todos, y particularmente en las Dominicas de la Anunciata, en la Orden de Predicadores y en los monjes Trapenses, el compromiso de seguir generosa y desinteresadamente a Cristo, según la propia vocación, dando testimonio de su Evangelio en la sociedad de hoy”, dijo el Papa.

Por último, fue canonizada Juana Jugan (1792-1879) fundadora de la asociación de laicos que lleva su nombre y que viven su vida al servicio de los ancianos.

“Siguiendo el ejemplo de la santa Juana Jugan, dijo el Papa durante el Ángelus, os invito a preocuparos por los más pobres y más pequeños, los heridos de la vida y los marginados de nuestras sociedades sobre todo con motivo de la Jornada Mundial del Rechazo de la Miseria, que se celebrará en unos días”.

En su homilía, Benedicto XVI alentó a los fieles “a dejarse atraer por los ejemplos luminosos de estos santos, a dejarse guiar por sus enseñanzas para que toda nuestra existencia se transforme en un cántico de alabanza al amor de Dios”.

Redacción/Zenit


Testimonios para el Año Sacerdotal

Comenzamos esta semana en Iglesia en camino, una serie de testimonios de personas (sacerdotes, laicos y religiosos) que han querido compartir su experiencia con el objetivo de acercar la figura del presbítero a la comunidad diocesana, con motivo del Año Sacerdotal que está celebrando la Iglesia universal. Comenzamos con el testimonio de nuestro Arzobispo, Monseñor Santiago García Aracil.

 

Mis queridos niños y jóvenes:

 

Supongo que sabéis que os escribo con alguna frecuencia; sobre todo al comenzar el curso y con motivo de la Navidad, o con ocasión de algún encuentro que vayamos a tener a lo largo del año. Pienso escribiros más adelante para anunciaros todo cuanto estamos preparando para recibir y acompañar al papa Benedicto XVI en su Viaje a España en el verano del año 2011.

Ahora os escribo porque me han pedido que os cuente cómo ha sido mi vida sacerdotal desde que entré en el Seminario hasta ahora, al cumplir los 25 años como Obispo de la Santa Iglesia Católica.

Debo deciros que, desde muy pequeño, tenía en la cabeza la idea de ser Sacerdote. Si me preguntáis por qué no sabría responderos. Cuando lo pienso termino creyendo que era el Señor quien me hacía pensar así.

Como mis padres eran muy buenos cristianos, me llevaban con ellos al Templo para participar en las celebraciones que tenían lugar allí. Antes me explicaban lo que se iba a hacer allí, según yo podía entender, para que aquello no me resultara extraño ni aburrido. Recuerdo que me parecía imposible que el Dios estuviera presente de verdad entre nosotros cuando el sacerdote consagraba el Pan y el Vino en la santa Misa. Pero terminaba creyéndolo, no sólo porque me lo decían mis padres, sino también porque veía la devoción y el respeto con que las personas mayores y algunos niños se acercaban a recibirlo. A la vista de ello deseaba asistir a la catequesis para recibir un día al Señor en la sagrada Comunión.

Al mismo tiempo se me ocurrió ser monaguillo para estar junto al Altar donde celebraba el Sacerdote.

Poco a poco, relacionándome con las cosas del Señor y estando cerca del sacerdote de la Parroquia, se fortalecía en mi alma el deseo de ser sacerdote. Yo seguía yendo a la Escuela, jugando mucho con mis amigos y compañeros, y asistiendo a la Iglesia hasta que cumplí los años necesarios para ingresar en el Seminario. Y allá que me fui, con toda la ilusión del mundo.

Yo suponía que en el Seminario tendría que estudiar, como en mi pueblo. Pensaba que allí podría jugar al futbol, como antes, puesto que me gustaba mucho. Es verdad que me dolía estar lejos de mis padres y no verles todos los días, ya que debía vivir en el Seminario durante el curso. Pero esto les ocurría también a los mayores que estudiaban en la Universidad fuera del pueblo. Por tanto, veía normal tener que salir de casa. Pensé incluso que así aprendería a ser mayor; y me conformé a vivir interno fuera de mi casa preparándome para ser sacerdote, que es lo que me interesaba.

¡Qué buen recuerdo tengo de aquellos años vividos en el Seminario! Jugaba, estudiaba, aprendía a convivir con los compañeros, hacía amigos de gente que no había visto jamás y que llegaba de muy diferentes lugares. Todavía hoy sigo reuniéndome con muchos de ellos en fechas muy destacadas del año. Y siempre recordamos anécdotas de aquellos tiempos que compartimos en el Seminario.

La vida en el Seminario tenía momentos felices y otros más difíciles. No todo era divertido. Tampoco en la vida de los niños y jóvenes fuera del Seminario todo es fácil y feliz. A nadie nos gusta que nos corrijan, y menos que nos riñan y castiguen si hemos hecho algo mal; a nadie le gusta tener que pasar un examen, etc. Pero todo esto ocurre tanto dentro como fuera del Seminario, y es necesario para ir creciendo en el alma igual que crecemos en el cuerpo.

Los educadores nos decían que era muy necesario aprender mucho porque todo nuestro saber iba destinado a los demás, a quienes un día recurrirían a nosotros para conocer al Señor, para saber afrontar los problemas de esta vida, y para saber orientar sus acciones por el camino de la verdad y del bien. Por tanto, llegábamos al convencimiento de que, si nosotros no trabajábamos, si no aprendíamos a tratar bien a los compañeros, si no íbamos conociendo al Señor más cada día hasta hacernos amigos suyos, luego perjudicaríamos a las persona que recurrieran a nosotros; y esto sería una grave injusticia. Yo recuerdo que eso me hacía pensar y me ayudaba a estudiar, y a jugar, y a leer, y a aprovechar todo lo que me ofrecían mis educadores; y a ofrecer al Señor los sacrificios que me pudieran costar hacer las cosas bien. Al fin y al cabo, según me enseñaban mis educadores, yo mismo, y todo lo que pudiera hacer, era para el Señor. ¿Cómo le iba a ofrecer al Señor las cosas a medias?

Llegó el momento de ser ordenado Sacerdote. ¡Qué alegría! Iba a conseguir lo que siempre había deseado. ¡Qué bueno había sido el Señor conmigo a pesar de mis torpezas, defectos y limitaciones! En adelante debía intentar pensar lo que Dios quería de mí en cada momento, y estar siempre dispuesto a servir a los demás con buen ánimo y convencido de que así servía a Dios nuestro Señor que me había admitido como sacerdote suyo.

(Continúa la próxima semana)


Análisis

Escritos episcopales

Mensaje Pastoral con motivo del Domund

¿Más palabras? Estamos hartos de palabras. La experiencia nos demuestra que buena parte de las palabras que nos llegan por diversos caminos y desde las más diferentes instancias sólo transmiten intereses personales, políticos o comerciales, encubiertos con giros y expresiones impactantes, publicitarios o demagógicos. Con todo ello pretenden sustituir la verdad de que carecen con la impresión de veracidad que puedan causar en los ingenuos oyentes. ¿Habrá mayor contrasentido que una palabra carente de verdad o contraria a ella?

Mal uso de la palabra

La palabra es un instrumento que Dios ha regalado al hombre para que comunique y se comunique, para que aprenda y se desarrolle, y no para que engañe o mienta, ni para que se encierre en la ignorancia o llegue incluso a confundirse. Algunos, a fuerza de repetir palabras engañosas, terminan siendo víctimas de su propia malicia engañándose a sí mismos. En ese caso, la palabra llega al mayor deterioro: en lugar de ayudar al desarrollo de la dimensión social de la persona, y de ser vehículo para su crecimiento integral la encierra en sí misma y le trastorna los caminos de acceso a la verdad.

En medio de la confusión y la desconfianza que produce el abundante mal uso de la palabra, la Iglesia, indefectiblemente fiel a Jesucristo, transmite el Evangelio como la Buena Noticia de salvación que, ya desde el inicio, nos dice: “En el principio existía la Palabra, y la Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios... Todo se hizo por ella y sin ella no se hizo nada de cuanto existe. En ella estaba la vida y la vida era la luz de los hombres y la luz brilla en las tinieblas y las tinieblas no la vencieron” (Jn. 1, 1-5).

 ¿Podrá decirse algo mejor refiriéndose a la palabra? Ciertamente no. Pero esto no puede afirmarse de la palabra humana, siempre escrita con minúscula. Lo que dice S. Juan sólo puede referirse a la Palabra con mayúscula. Y esa Palabra es Jesucristo. Se llama así porque Jesucristo es la manifestación plena y totalmente veraz de Dios a los hombres. Así lo dijo el mismo Jesús al Apóstol Felipe: “Quien me ve a mí ve al Padre” (Jn. 14, 9). Y así nos lo dice S. Juan en su Evangelio: “La Palabra era Dios” (Jn. 1,1).

El mismo Jesucristo, que es la Palabra del Padre y que existe desde el principio, dice de sí mismo: “Yo soy el camino, la verdad y la vida” (Jn.14, 6). Jesús es todo para la humanidad porque es Dios. Si el hombre quiere encontrar la verdad absoluta, única referencia veraz y válida para conocer el sentido de todo cuanto somos, de cuanto existe y nos acontece,  ha de recurrir a Jesucristo, Dios y hombre verdadero. Escuchándole y siguiéndole como camino seguro, podemos participar ahora de la vida de Dios que es la Gracia santificante, y alcanzar luego la Vida definitiva y eterna que solo se puede vivir junto a Dios en los Cielos. Siendo cierto cuanto venimos diciendo, es lógico que Jesucristo dijera: “Yo soy la luz del mundo; el que me siga no caminará en la oscuridad, sino que tendrá la luz de la vida” (Jn. 8, 12).

La religión, ¿no aporta nada?

Ya podemos entender, pues, que la Palabra es luz para los pueblos; para todos los pueblos sin excepción, y para todas las personas. Esta afirmación sorprende en los ambientes culturales en que nos movemos. Va progresando cada vez más en nuestro mundo la idea de que la religión no aporta gran cosa al desarrollo de las personas y de la sociedad porque pertenece, se dice, al ámbito subjetivo, discrecional y acientífico, meramente subjetivo, cuya supuesta verdad es ajena al progreso en el que todos estamos empeñados. Desde este punto de vista no extraña que se consideren igualmente válidas o igualmente inválidas todas las religiones. Entendidas así las cosas, sonará a vana prepotencia afirmar que sólo Jesucristo es la verdad. Sin embargo, queda clara una cosa importante: sabemos por la fe que Jesucristo es Dios, que sólo en Él está la salvación y que, por tanto, solo siguiéndole a Él podemos lograr el auténtico desarrollo integral de las personas y de la sociedad. Sólo Él es el camino hacia la plenitud. De hecho, la experiencia reciente de la crisis, cuyos lamentables y múltiples efectos estamos sufriendo, nos habla de corrupción, de manipulación interesada, y de muchos otros factores que nada tiene que ver con el Evangelio de Jesucristo, ni con la enseñanza de la Doctrina Social de la Iglesia, y que están entre los elementos causantes de este infortunio.

Deber cristiano

Comunicar la Palabra a todo el mundo se convierte, pues, en un deber prioritario para todo cristiano.  El magisterio de los Papas nos recuerda que el acto de caridad más importante es dar a conocer el rostro de Jesucristo, comunicar la Palabra, transmitir el mensaje de salvación, difundir el Evangelio. El Señor mismo nos dice a través de S. Mateo: “Gratis lo recibisteis; dadlo gratis” (Mt. 10, 8). Éste ha de ser, pues, nuestro deber prioritario que cada uno habrá de cumplir de acuerdo con la vocación y el ministerio que en esta vida haya recibido de Dios. Por eso la Iglesia es esencialmente misionera, y llenas de espíritu misionero deben estar cada comunidad parroquial y cada asociación cristiana.

No abandonar las misiones

La urgencia misionera se orienta en este Domingo mundial de la Propagación de la Fe hacia los llamados países de misión, donde nunca antes ha brillado la luz del Evangelio, y donde las Comunidades cristianas son todavía muy pobres y carentes de recursos propios para subsistir y crecer en la fe. Entre nosotros tiene una larga y rica tradición la preocupación por las misiones. No solo no debemos abandonarla sino que estamos llamados a fortalecerla en estos tiempos en que la dignidad de las personas es conculcada en grave perjuicio de personas, pueblos y razas por cuya salvación ha muerto y resucitado Jesucristo.

La Palabra, con mayúscula, Jesucristo Dios y hombre verdadero, es la luz que todos necesitamos y ha de brillar en todos los pueblos. El Señor ha puesto en nuestras manos esta responsabilidad que debemos asumir y compartir con verdadero celo apostólico movidos por la caridad que nos une a los hermanos, especialmente a los más necesitados.

Nuestros misioneros

Nuestra Archidiócesis cuenta con muchos sacerdotes que dedican su tiempo y su celo pastoral a la atención de Iglesias hermanas allende los mares, que cuentan con escasos recursos evangelizadores. A ellas debemos dedicar nuestros esfuerzos. Pero esto no debe mermar la generosidad para con los lugares de misión que el Papa atiende personalmente gracias a nuestras prestaciones de personas y medios materiales. A ello os convoco de un modo especial en este día del DOMUND 2009.

+ Santiago García Aracil
Arzobispo de Mérida-Badajoz

 

Este mundo nuestro

Reforma

Si analizamos con cierta objetividad el mundo en que vivimos, es muy posible que estemos de acuerdo en que hay muchas realidades buenas a nuestro alrededor y en nuestra propia vida, al tiempo que existen otras que necesitan de cambio, de mejora, de revisión, de reforma.

La Iglesia que es una, santa, católica y apostólica según confesamos en el símbolo de la fe que profesamos comunitaria y personalmente al menos todos los domingos y solemnidades en la Liturgia de la celebración de la Eucaristía; digo que esta Iglesia, humana y divina, está siempre necesitada de reforma en sus miembros, en quienes integramos a esta Madre que, en su dimensión divina, no necesita de esa actualización

Así se expresaba el Papa, Benedicto XVI, en la audiencia general del pasado miércoles, siete de octubre, cuando afirmaba que la Iglesia se reforma desde dentro, poniendo como referencia a tantos y tantos santos que han impulsado esa renovación a lo largo de la historia.

Y es que el bien y el mal que puede ser letal, está siempre dentro del organismo de uno más que los elementos agresivos desde fuera, están siempre en el interior, también de la Iglesia. De ahí que cualquier auténtica reforma dentro de la Iglesia, como de cualquier otra institución, afecta ciertamente a las estructuras, pero primero y antes que nada debe incidir en el corazón de cada uno de nosotros, los creyentes en Jesús que formamos parte de Ella.

Para conseguir este objetivo el Papa nos señalaba algunas referencias que dejo a consideración de todos nosotros: es necesario que quienes aspiran a la reforma de las costumbres de los hombres busquen, sobre todo y ante todo, la gloria de Dios, y  han de brillar por la integridad de vida y la excelencia de sus costumbres, de modo que, en lugar de obligar, atraigan dulcemente a la reforma.

De este modo la renovación de la Iglesia debe llevarse a cabo por igual en todos los que componemos la Iglesia y ha de comenzar por quienes hacen “cabeza” para extenderse después a sus “súbditos”. Manos a la obra, que ¡vale la pena!

Sebastián González González
Vicario General


Iglesia y familia

Escuela de Padres

A favor de la educación diferenciada (I)

Ciertamente no encuentro desventajas ni mucho menos insalvables en la escuela diferenciada con respecto a la coeducación. Muy al contrario pienso que existe un abismo tremendo entre el beneficio que aportan los centros diferenciados y aquellos en donde se encuentran chicos y chicas de la misma edad. A continuación paso a detallar algunas de los puntos positivos que me hacen sostener esta opinión.

Para empezar hay que decir que la coeducación pretende que estudiantes de ambos sexos se eduquen en común y bajo un mismo modelo de persona; se trata así de desdibujar o suprimir las diferencias y valores que distinguen a varón de mujer. Esto ya de por sí es un error pues es un intento de igualar aquello que es diferente desde aspectos fundamentales como el psicológico o el afectivo-emocional. Hombres y mujeres pensamos y vemos una misma realidad de forma completamente distinta. Es naturalmente así. Por tanto, ¿por qué y para qué ir en contra de aquello que constitutivamente es así? Somos, hombres y mujeres, absolutamente iguales en derechos y obligaciones pero somos muy distintos en los aspectos arriba mencionados. No hay que olvidar que toda nuestra personalidad tiene un carácter sexuado. 

Ventajas

La primera ventaja en la que me gustaría fijarme es que la educación diferenciada  pretende que cada cual se distinga en sí mismo, profundizando en lo que es, pero no desde el punto de vista de la rivalidad sino para reafirmarse positivamente en lo beneficioso que tiene cada sexo.

Una conclusión norteamericana dice que la disciplina académica resulta afectada por la coeducación. Dale, en 1969, planteaba que los chicos influyen negativamente en la conducta social de las chicas. La sociometría dice que los chavales de clases mixtas tienden a adoptar más actitudes asociales y a ser más agresivos que los procedentes de clases separadas.

Los de educación diferenciada se encuentran mejor predispuestos. En cuanto a ellas, en lo social no se aprecian diferencias, pero en las procedentes de educación diferenciada sí se apreciaba mayor madurez.

Afecta a la autoridad

Para cualquier profesional de la enseñanza con experiencia, resulta obvio que el ejercicio de la autoridad de un aula mixta es más difícil que si enseñara independientemente a chicas o chicos. Esto es debido a que la coeducación hace que se resienta la autoridad del docente, precisamente porque introduce un nuevo ingrediente: el de las discrepancias, luchas y contradicciones entre los alumnos, a causa de las diferencias naturales de sexo.

Hay que añadir que el comportamiento de chicos y chicas también cambia con la coeducación. Las chicas, ante la presencia de los chicos, transforman el compañerismo en competitividad, incluso de tipo socio-grupal. En este clima, surgen las calumnias y murmuraciones que debilitan la amistad entre ellas. Los chicos hacen alarde de fuerza física y renuncian a la competitividad intelectual con ellas.

Habitualmente, entre sus partidarios, se defiende la hipótesis de la ventaja de la coeducación, en tanto que se supone que la temprana convivencia entre chicas y chicos contribuye a mejorar el conocimiento y la mutua aceptación. La verdad es que estas afirmaciones no están cargadas de razón en absoluto, pues, en la mayoría de los casos, la coeducación contribuye a que tanto chicas como chicos se cierren herméticamente en dos grandes grupos, que a su vez se subdividen.

Otros investigadores en este campo concluyen que las clases mixtas son factor de intimidación. Como el ambiente es competitivo, resulta duro aprender en ese clima de relaciones. Comparando los procesos de aprendizaje por grupos, los de las aulas unisexuales son mejores.

Julio de la Barrera Lebrato
Profesor
jubale41@yahoo.es

 

Libros

Por qué soy católico, de G.K. Chesterton

Una recopilación de los ensayos religiosos de este pensador católico converso

Por primera vez se publican en español todos los ensayos religiosos que G.K. Chesterton escribió después de su conversión en 1922. Esta obra se convierte así en una referencia para conocer el pensamiento del Chesterton apologeta de la fe. Unas páginas que ponen de manifiesto su extraordinaria capacidad para discurrir sobre las cuestiones más elevadas con una genialidad y sencillez incomparables.

 “La dificultad de explicar «por qué soy católico» radica en el hecho de que existen diez mil razones para ello, aunque todas acaban resumiéndose en una sola: que la religión católica es verdadera”. He aquí la causa por la que el 30 de julio de 1922, G. K. Chesterton deseó ser acogido en el seno de la Iglesia Católica. Sin embargo, la travesía espiritual seguida hasta entonces por este grandísimo escritor no fue breve ni estuvo exenta de obstáculos, lo cual muestra su honestidad a la hora de encarar su conversión.

En la Inglaterra de entonces, donde la Iglesia Católica era muy poco popular, Chesterton hubo de responder en numerosas ocasiones por los motivos de su bautismo. No obstante, fiel a su personalidad sencilla y directa, Chesterton no escamoteó la cuestión ni los ataques y siempre defendió públicamente su fe y la racionalidad del Cristianismo. Esas respuestas, dadas en muchas ocasiones en forma de artículos o ensayos breves, se encuentran en este volumen, que sigue la edición americana de la editorial Ignatius, de las obras completas de G.K. Chesterwton.

Gilbert Keith Chesterton (1874–1936) cultivó el ensayo, la narración, la biografía, la poesía, el periodismo y el libro de viajes.

La evolución espiritual de Chesterton le llevó desde un juvenil agnosticismo con devaneos espiritistas a convertirse en el intelectual católico inglés más importante de la primera mitad del siglo XX. Su abundante obra está llena de obras maestras, tanto en novela como en ensayo filosófico.

Escribió también biografías de grandes personajes de la historia. Famosas son sus aproximaciones a san Francisco de Asís o a santo Tomás de Aquino. Su personaje más famoso es el Padre Brown, un sacerdote de apariencia ingenua cuya agudeza psicológica lo hace un formidable detective.

Forumlibertas.com

 

Vamos al cine

Katyn

Este viernes pasado, 9 de octubre, se estrenó en España la película Katyn, del director polaco Andrzej Wajda. Este drama bélico, que narra un desolador episodio de la II Guerra Mundial, hasta ahora había pasado desapercibido.

Una première realizada en Barcelona el pasado 16 de septiembre en un acto organizado conjuntamente por la Universidad Abat Oliba CEU (UAO), el consulado de Polonia en Barcelona y la Asociación CinemaNet trajo a la luz pública el filme, un hecho que ha agilizado la presentación formal de la cinta en las pantallas españolas.

La cinta, nominada al Oscar 2008 como mejor película extranjera, ha vencido las dificultades que encontraba su distribución como sucede a menudo en el mercado cinematográfico español. Por fin, con dos años de retraso (pero, apropiadamente, en fecha próxima al 70º aniversario de la invasión de Polonia por las tropas de Stalin y Hitler, con la cooperación de los comunistas polacos), se ha estrenado la película.

La película narra una historia de oficiales polacos asesinados durante la Segunda Guerra Mundial en Katyn en 1940 -el propio director, Wajda, es hijo de una de las víctimas de aquella masacre-. Es un retrato de las mujeres que ignoraban el crimen, que estaban a la espera de sus maridos, padres, hijos y hermanos. Un acuerdo inflexible con la mentira, que obligó a Polonia a olvidar a sus héroes. Una película sobre una lucha invencible por la verdad y la memoria, gracias a la cual existe una Polonia libre actualmente.

Forumlibertas.com

 

De web en web

Otro vídeo

Os traigo un nuevo vídeo. La verdad es que me parece un compendio de la fe que profesa la Iglesia, aunque originariamente ha sido pensado para hacer volver al seno de ella a los que se han alejado. Poderoso de argumentos y verdades, el vídeo genera un sentimiento de seguridad en la fe que llama la atención. Lo tenéis en http://www.youtube.com/watch?v=0YR25u3LfpA , la todopoderosa Youtube que tanto juego nos da a los audiovisuales que ya podemos usar Internet como un medio completo, y lo que es mejor, mucho más libre que la TV. Ved el vídeo a ver si coincidimos en la apreciación… a mí me ha encantado.

Casimiro Muñoz Murillo
Dtor. del Dpto. de Internet


Celebrar la fe

Celebramos el XXIX domingo del Tiempo Ordinario

Libro de Isaías 53, 10-11

El Señor quiso triturarlo con el sufrimiento, y entregar su vida como expiación: verá su descendencia, prolongará sus años, lo que el Señor quiere prosperará por su mano.

Por los trabajos de su alma, verá la luz, el justo se saciará de conocimiento.

Mi siervo justificará a muchos, porque cargó con los crímenes de ellos.

 

Salmo 32, 4-5. 18-19. 20 y 22

R. Que tu misericordia, Señor, venga sobre nosotros, como lo esperamos de ti.

 

La palabra del Señor es sincera, y todas sus acciones son leales; él ama la justicia y el derecho, y su misericordia llena la tierra. R.

Los ojos del Señor están puestos en sus fieles, en los que esperan en su misericordia, para librar sus vidas de la muerte y reanimarlos en tiempo de hambre. R.

Nosotros aguardamos al Señor: Él es nuestro auxilio y escudo. Que tu misericordia, Señor, venga sobre nosotros, como lo esperamos de ti. R.

 

Carta a los Hebreos 4, 14-16

Hermanos:

Mantengamos la confesión de la fe, ya que tenemos un sumo sacerdote grande, que ha atravesado el cielo, Jesús Hijo de Dios.

No tenemos un sumo sacerdote incapaz de compadecerse de nuestras debilidades, sino que ha sido probado en todo exactamente como nosotros, menos en el pecado.

Por eso, acerquémonos con seguridad al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y encontrar gracia que nos auxilie oportunamente.

 

Evangelio según san Marcos 10, 35-45

En aquel tiempo, se acercaron a Jesús los hijos de Zebedeo, Santiago y Juan, y le dijeron:

-Maestro, queremos que hagas lo que te vamos a pedir.

Les preguntó:

-¿Qué queréis que haga por vosotros?

Contestaron:

-Concédenos sentarnos en tu gloria uno a tu derecha y otro a tu izquierda.

Jesús replicó:

-No sabéis lo que pedís, ¿sois capaces de beber el cáliz que yo he de beber, o de bautizaros con el bautismo con que yo me voy a bautizar?

Contestaron:

-Lo somos.

Jesús les dijo:

-El cáliz que yo voy a beber lo beberéis, y os bautizaréis con el bautismo con que yo me voy a bautizar, pero el sentarse a mi derecha o a mi izquierda no me toca a mí concederlo, está ya reservado.

Los otros diez, al oír aquello, se indignaron contra Santiago y Juan.

Jesús, reuniéndolos, les dijo:

-Sabéis que los que son reconocidos como jefes de los pueblos los tiranizan, y que los grandes los oprimen. Vosotros, nada de eso: el que quiera ser grande, sea vuestro servidor; y el que quiera ser primero, sea esclavo de todos. Porque el Hijo del hombre no ha venido para que le sirvan, sino para servir y dar su vida en rescate por todos.

 

Lecturas bíblicas para los días de la semana:


19, lunes: Flp 3, 8-14; Lc 12, 32-34.

20, martes: Rm 5, 12. 15b. 17-19. 20b-21; Lc 12, 35-38.
21, miércoles: Rm 6, 12-18; Lc 12, 39-48.
22, jueves: Rm 6, 19-23; Lc 12, 49-53.
23, viernes: 2 Mac 6, 18. 21-31; Mt 10, 34-39.
24, sábado: Rm 8, 1-11; Lc 13, 1-9.
25, domingo: Jr 31, 7-9; Hb 5, 1-6; Mc 10, 46-52.

 

La liturgia... paso a paso

El cáliz

Este domingo, la liturgia de la palabra nos ofrece lecturas de hondo contenido y difícil compaginación con el superficial estilo de vida cristiana que llevamos, incluso los que estamos aparentemente más cerca del seguimiento evangélico por nuestra especial consagración.

Como símbolo central aparece la figura del cáliz que, en la noche de la entrega de Cristo, aparece como anticipo de su muerte con derramamiento de sangre y expresión de su afán redentor.

En la primera lectura, el profeta Isaías ya nos introduce en la dimensión cruenta de la redención con la figura del Siervo triturado con el sufrimiento pero como expiación porque “mi siervo justificará a muchos, porque cargó con los crímenes de ellos”.

En medio de esta dramaturgia, el evangelio nos presenta la candidez de los discípulos  Juan y Santiago ofreciéndose como candidatos a los primeros puestos en la victoria de Cristo. No podía ser de otro modo, Jesús les tiene que desengañar: “no sabéis lo que pedís”. En realidad, ninguno de nosotros sabemos en la aventura en la que estamos metidos por nuestra vocación a la fe y al seguimiento de Cristo desde que aceptamos el bautismo recibido en los primeros días de nuestra vida.

Al final del coloquio con sus discípulos, Cristo les sugiere la senda por la que les quiere ver caminar y la que con seguridad nos hará posible encontrarnos con Él al final del recorrido: “el que quiera ser grande sea vuestro servidor; y el que quiera ser primero, sea esclavo de todos”. Es un camino paradójico pues su apariencia de sencillo y fácil es equívoca porque exige lo que más nos cuesta: la muerte de nuestro amor propio, nuestro “yo”, que anticipaba el simbolismo del “cáliz” que bebió Cristo y que anunció que todos hemos de beber.

Antonio Luis Martínez

 

El Santo de la semana

18 de octubre: San Lucas (siglo I)

Según la tradición era de familia pagana y nació en Antioquia, la primera ciudad donde los seguidores de Jesús tomaron el nombre de cristianos.

Los datos más fiables que tenemos sobre San Lucas aparecen en la carta a los Colosenses cuando san Pablo habla de él como “médico querido” y como su discípulo y compañero en algunos de sus viajes apostólicos como el mismo Lucas narra en los Hechos de los Apóstoles. Después de que San Pablo fuera ejecutado, San Lucas dejó Roma y lo poco que se ha dicho de él es a través de la tradición. En los saludos finales de la carta a Filemón se le menciona como uno de los  colaboradores de san Pablo en las tareas del evangelio.

Se le considera autor del evangelio que lleva su nombre y del libro de los Hechos de los Apóstoles.

Transmite en su evangelio todo lo que hizo y enseñó Jesús, un mensaje de salvación universal dirigido a todos, gentiles y judíos, destacando la sensibilidad y compasión de Jesús hacia los marginados y pecadores, el perdón, la alegría y la oración de Jesús. Hay también retratos de mujeres que no aparecen en otros evangelios, María, la Madre de Jesús, Isabel, la viuda de Naim, la mujer pecadora, las mujeres de Jerusalén.

En los Hechos narró los comienzos de la vida de la Iglesia, así como viajes, discursos y crónica de un concilio.

Se le representa como pintor o retratando a la Virgen María. Como atributo tiene un toro o un buey con o sin alas, que suele estar acostado a sus pies y a veces sirve de soporte para su tintero.

Es patrono de los médicos y cirujanos, así como de los artistas y de otras artes y oficios. Mi felicitación a Don Jacobo, octogenario desde hoy y párroco emérito y capellán emérito del Hospital de Llerena.

Gonzalo Encinas Casado

 

Dichos y preguntas

¿Qué es el gnosticismo?

La Enciclopedia Hispánica dice sobre el gnosticismo: “La palabra gnosis (término griego que significa ‘conocimiento’) se emplea, al tratar del movimiento filosófico y religioso al que dio nombre, como alusión a un conocimiento esotérico, adquirido no por aprendizaje u observación empírica, sino por revelación divina. La gnosis, posesión de los iniciados, se oponía a la pistis, o mera creencia”.

El corpus de nociones compartido por las diversas escuelas gnósticas puede sintetizarse en tres grandes temas: la miseria del hombre, prisionero de su cuerpo, pues el gnóstico consideraba a su alma procedente de una realidad supramundana; la dualidad cósmica, en la que el mundo visible, malo y tenebroso, había sido creado por un demiurgo -elemento típicamente neoplatónico- perverso, mientras que existía otro Dios bueno pero desconocido; y, por último, el apocalipsis gnóstico, en virtud del cual el mundo malvado sería sustituido por el reino divino.

Es preciso hacer notar, sin embargo que, por su propio carácter esotérico, las distintas escuelas gnósticas desarrollaron formas especulativas muy diversas. La mayor parte de los estudios tienden a considerar la existencia de una gnosis no cristiana, que englobaría movimientos como el hermetismo y el maniqueísmo, y de una gnosis cristiana, herética. Esta última, desarrollada en el siglo II por Basílides y Valentín, afirmaba la realidad de un Dios trascendente y desconocido en tanto que identificaba al demiurgo creador del corrupto mundo físico con el Jehová bíblico. Los ataques a estas tesis por teólogos cristianos como Hipólito y san Ireneo son la causa principal de que el gnosticismo fuera considerado ante todo como una desviación del cristianismo.

P. Miguel Ángel Fuentes, I.V.E


Última

Vivencias de una joven en tierras de misión

Con motivo de la celebración este 18 de octubre del Domingo Mundial de la Propagación de la Fe, el conocido DOMUND, traemos a nuestra Última el testimonio de una joven, Sonia Fernández, que este verano, junto a varios compañeros del movimiento de Acción Católica “Profesionales Cristianos”, ha compartido el verano con los misioneros de la diócesis de Mérida-Badajoz Manuel Matos, Antonio Sáenz y Ángel Maya que se encuentran en la diócesis de Leymebamba, en Perú, donde también hay una comunidad de Hijas de la Virgen para la Formación Cristiana, algunas de las cuales son originarias también de la diócesis de Mérida-Badajoz.

La mayoría andamos preocupados por nosotros mismos y por las personas más cercanas, no nos paramos a pensar en el ochenta por cierto de la humanidad cuyo anhelo diario es “¿existirá un mañana para mí?”.

Los sociólogos hablan para referirse a este tema del “humanismo indoloro”. Humanismo indoloro que nos hace pasar al lado del indigente que duerme en la calle o que pide en el supermercado y nos parece una estampa normal de nuestros pueblos y ciudades. Humanismo indoloro porque nos dicen que cada cinco segundos muere un niño y no pensamos que podría ser nuestro hijo, sobrino, hermano. Humanismo indoloro porque vemos aparecer noticias en televisión y nos es indiferente y, como mucho, nos atrevemos a hacer zapping si se nos revuelve el estómago. Humanismo indoloro porque vivimos en un mundo que no conocemos, donde el abismo norte-sur crece cada día y donde los países del norte explotan sin piedad a los más empobrecidos. Humanismo indoloro porque cambiamos de móvil constantemente para tener el más moderno y no somos conscientes de que estamos provocando una guerra en el Congo. Humanismo indoloro porque vivimos bajo un techo seguro, dormimos en una cama caliente, no nos faltan alimentos y ni siquiera sabemos qué ocurre en nuestra ciudad. Humanismo indoloro por tantas y tantas cosas…

E incluso nos atrevemos a decir que se lo merecen, sin entender que tú has tenido la suerte de nacer en España, pero que otros ese mismo día estaban naciendo en África, Latinoamérica, India,… y con su nacimiento casi fecharon el día de su muerte.

Viaje a Perú

He tenido la suerte de viajar con otros tres jóvenes como yo a Perú este verano acogidos por Antonio, Lolo, Ángel, Mercedes y Glafira (entre otros), misioneros y religiosas de la diócesis de Mérida-Badajoz. Allí no he podido cerrar los ojos, no he podido hacer zapping. He podido ver sin entender cómo en el año 2009 sigue habiendo muchos ciudadanos que no poseen una vida digna, sin agua, sin luz, con un acceso a la educación muy limitado y falto de recursos, sin sanidad para todos… Cómo una mujer y su bebé mueren en un parto normal, cómo existen miles de niños desnutridos mientras a mí me sobran unos kilos, cómo hay tantos jóvenes deseando estudiar sin poder hacerlo porque tienen que cuidar el ganado o cultivar sus campos para poder subsistir (que no existir), cómo…

Y hoy me toca preguntarme sin entender ¿por qué este mundo es tan injusto y desigual? ¿por qué unos vivimos tan “bien” y otros tan mal? ¿por qué, como mucho, nos acordamos de ellos puntualmente en un telemaratón, un mercadillo, cuando les mandamos un contenedor,… y no entendemos que en el resto de nuestro día podemos estar contribuyendo con nuestras vidas –en el trabajo, consumo, uso del dinero, poco cuidado del medio ambiente,…- a que la brecha siga creciendo?

Y hoy también me pregunto, ¿el mundo puede cambiar? ¿puede ser más humano y habitable? Y me convenzo de que es posible pues en estos misioneros y religiosas, en el pueblo peruano y otros tantos pueblos, en el trabajo de las ONGDs aquí y allá,… he visto muchos signos de esperanza. Gestos y vidas entregadas que hacen que el mundo tenga un poco más de sentido hoy. Gracias a todos ellos.

Pero también estoy convencida de que el mundo cambiará cuando los que vivimos en la cara buena de la moneda también pongamos de nuestra parte. Deberíamos replantearnos nuestro trabajo para que sea más integrador, ético y tenga como horizonte y centro de nuestro quehacer diario a los más empobrecidos. Pero también tendremos que cuestionar nuestros estilos de vida para que sean más universalizables: repensar nuestro consumo; el cuidado del medio ambiente; comprar en comercio justo; compartir nuestro dinero; compartir nuestro tiempo como voluntarios en ONGDs, comedores, asilos, hospitales, Centro Hermano,… Apoyar campañas, acciones y ciberacciones –pronto llegará la campaña mundial de Pobreza Cero-.

Yo estoy dispuesta a ponerme en camino porque pienso en Magali, Edwin, Dennis, Segundo, César, Sandra y tantos y tantos.

¿Y tú?

Sonia Fernández Holguín
Militante de Profesionales Cristianos

 

Patrimonio cultural de nuestra Iglesia

San Benito de la Contienda

Dicen que cada 11 de julio los mozos de la localidad próxima a Olivenza de San Benito de la Contienda, en plena fiesta de San Benito Abad, esperan que el santo pueda ser cogido y sacado en procesión tras rendir honores hasta el último que es el Pendón de su Hermandad.

Hablan además los más ancianos del lugar de que, desde la iglesia de San Benito Abad, titular de su parroquia hacia arriba era portuguesa y hacia abajo era española no en vano, a San Benito Abad le conocían como San Benutu de los Alayadus.

Nos situamos al sudeste de Olivenza y muy próximos a una serie de aldeas que nacieron en claro sentido de protección a Olivenza, como por ejemplo Olivenza de Táliga, San Jorge de Alor, Santo Domingo de Guzmán y Santo Domingo de la Contienda. Próxima pues a estas anteriores y, como decimos, hacia el sur, en el eje de la carretera de Cheles, está San Benito de la Contienda.

Como ya hemos indicado, el nombre es fruto de la pugna entre castellanos y portugueses. En la actualidad la configuran, según los últimos datos censados por Diputación, unos 500 vecinos.

Su iglesia parroquial está dedicada a san Benito Abad, también de acusada influencia portuguesa, cuyo aspecto es más bien de ermita, y que recoge la bella tradición de una participación en dos zonas, la mencionada portuguesa y la española.

Este templo es de reducidas proporciones, y los rasgos populares de su arquitectura están plenos de plasticismo y valor ambiental. Configura la fachada frontal un atractivo pórtico, bajo el que llama la atención la preciosa portada trilobulada que da paso al interior. Éste es de nave única con inusual bóveda de arco carpanel y cabecera cuadrangular. Sobre la puerta figura la fecha de 1788. El núcleo constituye también un conjunto de arquitectura popular de notable valor etnográfico, en el que reside su principal encanto.

Pablo Iglesias Aunión
Licenciado en Historia

Han dicho…

Monseñor Miguel Cabrejos, Presidente de la Conferencia Episcopal Peruana:

“El primer derecho de una persona es el derecho a vivir, que es el fundamento y condición de posibilidad para ejercer todos los demás derechos”.

 

Jornadas Sociales Católicas de Europa:

La unidad de Europa era el sueño de algunos y se ha convertido en una esperanza para muchos. Hoy nuestro deber es hacer que se continúe al servicio de una solidaridad global”.

 

Mensaje final de la Semana Social de Mar del Plata:

“Hoy vivimos una crisis del sentido de la vida: ‘la deuda social es una deuda existencial’, que se refleja en una desmotivación y en la falta de vocación emprendedora de las personas y las comunidades. Contemplamos el hambre de respeto de su dignidad de tantos hermanos y hermanas que no quieren ser objetos pasivos sino sujetos activos protagonistas del propio desarrollo personal y familiar”.

Agencias


Noticias de América latina

http://www.aciprensa


Return to Camino