Semanario
"Iglesia en camino"

Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail:

Iglenca@jet.es

Número 317. 17 de octubre de 1999

Director: José María Gil

Redactor Jefe: Juan José Montes

 

Portada

Será entre el 22 y el 24 en el colegio de las Madres Escolapias de Mérida

Extremadura: un gran congreso

sobre la Iglesia ante la pobreza

La iglesia extremeña celebrará un gran congreso sobre pobreza los días 22, 23 y 24 de este mes bajo el título "La Iglesia en Extremadura ante la Pobreza". En él tomarán parte los tres obispos de la Provincia Eclesiástica de Mérida-Badajoz, además de expertos como sociólogos, profesores universitarios, teólogos, gente que trabaja con población marginal y, lo que quizás sea más llamativo, personas consideradas parte integrante de población en situación de exclusión social.

El Congreso, al que se espera la asistencia de unas ochocientas personas, contará con la presencia de autoridades civiles y religiosas y en él se presentarán tres ponencias y cuatro comunicaciones, habrá 16 sectores de trabajo en los que se integrarán los asistentes y manifestaciones culturales de tipo musical a cargo del cantautor Migueli.

 

Editorial

Los fines de semana

Más en las ciudades que en los pueblos, pero también en estos últimos a pasos agigantados, los sábados y domingos, anticipándose cuando se puede a los viernes por la tarde, cae bruscamente el telón de las ocupaciones ordinarias ­trabajo, tráfico, clases­ para dar paso a un cambio de escenario, que afecta a chicos y a grandes, aunque, en cada caso, con diversas representaciones.

Las de los jóvenes y los adolescentes, ya nos las sabemos: concentraciones en puntos urbanos "tomados" literalmente por la movida, bolsas de plástico con bebidas fuertes, ritmos y sonidos de vértigo en la semioscura discoteca.Resaca al amanecer, dormida sin tasa en la mañana del sábado; eso, si no se dobla la función en la noche del sábado al domingo.

Claro que también existen los mayores y los niños. A estos últimos se los mueve, hasta el mareo, como dijimos hace poco, en actividades complementarias de toda naturaleza, danza, inglés, kárate, artes plásticas. Los padres encarnan a la familia como tal, nada numerosa por cierto con el más bajo índice de natalidad del planeta (1,2 hijos por pareja), encabezan, con los que haya, el programa del fin de semana, las más de las veces cambiando de sitio. O si no, que se lo pregunten a la delegación de tráfico o al servicio de urgencias.

Así es como, entre las movidas, las excursiones, traslados al chalet, actividades de ocio, espectáculos y deportes, ha de abrirse paso, como pidiendo permiso, la celebración festiva y religiosa que le da origen y sentido al descanso semanal: el Domingo, el Día del Señor.

Un tercio de los españoles acude a la misa de precepto, el sábado tarde o a lo largo del domingo. Con diversos grados de intensidad, asisten, celebran, participan en la Eucaristía. Esta es para muchas familias todavía el eje y el foco de todo el fin de semana o, mejor, de toda la semana. ¿porqué no imitarlos?

 

Escritos Ponticios

¿La ética cristiana? Amor, punto y basta

Con frecuencia, el cristianismo es percibido en el mundo contemporáneo como un sistema ético plagado de preceptos y prohibiciones. Se trata de una visión que contradice frontalmente la esencia misma del mensaje evangélico. El cristianismo es, ante todo y sobre todo, amor. Este es el centro de la catequesis pronunciada recientemente por Juan Pablo II. Ofrecemos aquí el texto integral.

1. La conversión, de la que hemos hablado en las precedentes catequesis, está orientada a vivir el mandamiento del amor. Es particularmente oportuno, en este año del Padre, poner de relieve la virtud teologal de la caridad, según la indicación de la carta apostólica &laqno;Tertio millennio adveniente» (cf. n. 50).

El apóstol Juan recomienda: &laqno;Queridos, amémonos unos a otros, ya que el amor es de Dios, y todo el que ama ha nacido de Dios y conoce a Dios. Quien no ama no ha conocido a Dios, porque Dios es Amor» (1 Juan 4,7-8).

Estas palabras sublimes, al mismo tiempo que nos revelan la esencia misma de Dios, como misterio de caridad infinita, sientan también las bases sobre las que se apoya la ética cristiana, concentrada totalmente en el mandamiento del amor. El hombre está llamado a amar a Dios con un compromiso total y a entrar en relación con los hermanos con una actitud de amor inspirado en el amor mismo de Dios. Convertirse significa convertirse al amor.

En el Antiguo Testamento se puede apreciar ya la dinámica profunda de este mandamiento, en relación con la alianza instaurada por Dios con Israel: por una parte se da la iniciativa de amor de Dios; por otra, la respuesta de amor que él se espera. El libro del Deuteronomio, por ejemplo, representa la iniciativa divina con estas palabras: &laqno;No porque seáis el más numeroso de todos los pueblos se ha prendado el Señor de vosotros y os ha elegido, pues sois el menos numeroso de todos los pueblos; sino por el amor que os tiene» (Deuteronomio 7,7-8). A este amor de predilección, totalmente gratuito, le corresponde el mandamiento fundamental, que orienta toda la religiosidad de Israel: &laqno;Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu fuerza» (Deuteronomio 6,5).

Dios de hoy, Dios de siempre

2. El Dios que ama no es un Dios lejano, sino que interviene en la historia. Cuando revela a Moisés su nombre, lo hace para garantizar su asistencia amorosa en el acontecimiento salvífico del Éxodo, una asistencia que durará para siempre (cf. Éxodo 3,15). A través de las palabras de los profetas, recordará continuamente a su pueblo este gesto de amor. Leemos, por ejemplo, en Jeremías: &laqno;Así dice el Señor: Halló gracia en el desierto el pueblo que se libró de la espada: va a su descanso Israel. De lejos el Señor se me apareció. Con amor eterno te he amado: por eso he reservado gracia para ti» (Jeremías 31,2-3).

Es un amor que asume tonos de una inmensa ternura (Oseas 11,8s.; Jeremías 31,20) y que se sirve normalmente de la imagen paterna, pero que se expresa en ocasiones con la metáfora nupcial: &laqno;Yo te desposaré conmigo para siempre; te desposaré conmigo en justicia y en derecho en amor y en compasión» (Oseas 2,21, cf. vv. 18-25). Incluso después de haber constatado en su pueblo una repetida infidelidad a la alianza, este Dios está dispuesto a ofrecer una vez más su propio amor, creando en el hombre un corazón nuevo, que le hace capaz de acoger sin reservas la ley que se le da, como leemos en el profeta Jeremías: &laqno;pondré mi Ley en su interior y sobre sus corazones la escribiré, y yo seré su Dios y ellos serán mi pueblo» (Jeremías 31,33). Del mismo modo, se lee en Ezequiel: &laqno;Y os daré un corazón nuevo, infundiré en vosotros un espíritu nuevo, quitaré de vuestra carne el corazón de piedra y os daré un corazón de carne» (Ezequiel 36,26).

3. El Nuevo Testamento nos presenta esta dinámica del amor centrada en Jesús, Hijo amado del Padre (cf. Juan 3,35; 5,20; 10,17), el cual se manifiesta a través de él. Los hombres participan en este amor conociendo al Hijo, es decir, acogiendo su enseñanza y su obra redentora.

Alcanzar amor imitando

No es posible alcanzar el amor del Padre, si no se imita al Hijo en la observancia de los mandamientos del Padre: &laqno;Como el Padre me amó, yo también os he amado a vosotros; permaneced en mi amor. Si guardáis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor, como yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor» (Juan 15, 9-10). De este modo, se llega a alcanzar también el conocimiento que el Hijo tiene del Padre: &laqno;No os llamo ya siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su amo; a vosotros os he llamado amigos, porque todo lo que he oído a mi Padre os lo he dado a conocer (Juan 15, 15).

4. El amor nos hace entrar plenamente en la vida filial de Jesús, haciéndonos hijos en el Hijo. &laqno;Mirad qué amor nos ha tenido el Padre para llamarnos hijos de Dios, pues ¡lo somos! El mundo no nos conoce porque no le conoció a él» (1 Juan 3,1). El amor transforma la vida e ilumina también nuestro conocimiento de Dios, hasta alcanzar ese conocimiento perfecto del que habla san Pablo: &laqno;Ahora vemos en un espejo, en enigma. Entonces veremos cara a cara. Ahora conozco de un modo parcial, pero entonces conoceré como soy conocido» (1 Corintios 13, 12).

Es necesario subrayar la relación entre conocimiento y amor. La conversión íntima que propone el cristianismo es una auténtica experiencia de Dios, en el sentido indicado por Jesús durante la Última Cena, en la oración sacerdotal: &laqno;Esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y al que tú has enviado, Jesucristo» (Juan 17,3). Ciertamente el conocimiento de Dios tiene también una dimensión de orden intelectual (cf. Romanos 1,19-20). Pero la experiencia viva del Padre y del Hijo tiene lugar en el amor, es decir, en último término, en el Espíritu Santo, porque &laqno;el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos ha sido dado» (Romanos 5, 5).

El Paráclito es aquel por el que hacemos la experiencia del amor Paterno. Y el efecto más consolador de su presencia en nosotros es precisamente la certeza de que este amor perenne y desmedido con el que Dios nos ha amado antes nunca nos abandonará: &laqno;¿Quién nos separará del amor de Cristo? ...

Estoy seguro de que ni la muerte ni la vida ni los ángeles ni los principados ni lo presente ni lo futuro ni las potestades ni la altura ni la profundidad ni otra criatura alguna podrá separarnos del amor de Dios manifestado en Cristo Jesús Señor nuestro (Romanos 8, 35. 38-39). El corazón nuevo, que ama y conoce, palpita en sintonía con Dios que ama con un amor perenne.

Catequesis de Juan Pablo II

 

Relación tras el debate del cardenal Rouco Varela

La Iglesia en Europa no será igual tras el sínodo de obispos europeos de Roma

"Comenzamos hoy una nueva etapa". Estas son las palabras con las que se puede resumir la &laqno;relación después del debate» presentada al Sínodo de los Obispos para Europa por el cardenal Antonio María Rouco Varela, arzobispo de Madrid. Una nueva etapa, en sentido técnico, pues el Sínodo ha terminado la primera fase en la que la asamblea general ha escuchado las intervenciones de los participantes y ahora le toca afrontar, por grupos lingüísticos, las propuestas que tendrán que salir de esta cumbre eclesial. Pero, se trata también de una nueva etapa en sentido figurado, pues ante la amplitud y profundidad de los análisis presentados, la Iglesia europea sale así con una nueva conciencia. En cierto sentido, y sin caer en demagogia, se podría decir que la vida de la Iglesia en Europa no podrá ser igual tras este Sínodo. "La palabra de los hermanos nos ha permitido conocernos mejor --explica el cardenal Rouco--, nos ha dado luz y nos ha confirmado en la fe y en la esperanza, en particular la de aquéllos que han hablado como testigos de la fe que han sufrido en su propia carne la cárcel y la tortura por amor y fidelidad a la Verdad que nos salva. Ahora, en grupos más pequeños, vamos a profundizar en lo escuchado para llegar a formular algunas proposiciones que ofrecer al Santo Padre sobre la situación y la tarea de la Iglesia en esta hora de Europa".

Convergencias

El cardenal español recogió en su intervención las "convergencias" o "coincidencias fundamentales" que se han dado en las intervenciones . Entre las más notables, destacó, la percepción común de "la urgencia de que nuestras Iglesias anuncien y transparenten mejor a Jesucristo, su presencia personal y operante, la fuente de la esperanza que Europa necesita".

En segundo lugar, Rouco constató que los obispos han insistido en la necesidad de plantear la nueva evangelización de Europa como propuesta vivida y visible de Jesucristo, vivo en su Iglesia y fuente de esperanza para la gente de hoy.

En tercer lugar, este Sínodo ha puesto de manifiesto la necesidad de llevar a cabo un examen de conciencia eclesial referido tanto a la situación de la sociedad europea como a la de la misma Iglesia.

Propuestas

A continuación, el cardenal hizo veinte propuestas para la nueva evangelización sobre las que se orientarán las reflexiones de los grupos de trabajo. Entre ellas, el diálogo ecuménico, que incluye explícitamente el intercambio de bienes entre el Este y Occidente; el diálogo de la Iglesia con el mundo político y cultural; el nuevo impulso a algunos sacramentos, como el de la confesión. En la discusión aparecen otros argumentos de gran actualidad como el voluntariado, la presencia y la relación con los medios de comunicación social, el papel de la mujer, la doctrina social que responde a emergencias de nuestros días, como el desempleo o los flujos migratorios.

Regreso a los orígenes

La relación del cardenal Rouco concluyó reconociendo que el futuro de la Iglesia está ya en sus mismos orígenes. "La renovación de la vida cristiana en sus fuentes mismas (la fe en la Palabra de Dios, la celebración de los sacramentos y el servicio de la caridad) aportará la esperanza divina y humana que Europa necesita. La renovación viene del encuentro con Jesucristo resucitado, que nos enseña, por su Espíritu, a comprender el misterio de la cruz y de la Vida, del perdón y de la Gloria". (ZENIT)

 

Centrales

Congreso "La Iglesia en Extremadura ante la pobreza"

Ochocientas personas debatirán sobre pobreza y exclusión social en Extremadura

Las tres diócesis de la Provincia Eclesiástica de Mérida-Badajoz preparan un gran congreso regional sobre pobreza, exclusión social y marginación en nuestra región que se llevará a cabo entre los días 22 y 24 de este mes de octubre en el colegio de las Madres Escolapias de Mérida.

Se trata de un ambicioso proyecto sin precedentes en Extremadura en el que participarán sociólogos de Cáritas Española, profesores de la Universidad de Extremadura, economistas, gente que trabaja día a día con población marginal, políticos, población con problemas de exclusión...

El objetivo es impulsar la acción socio-caritativa de la Iglesia y al mismo tiempo poner propuestas encima de la mesa.

¿Qué pobreza?

Durante los tres días de ponencias, comunicaciones, debates y transmisión de experiencias en Mérida no se pretende únicamente abordar la pobreza en términos de carencia de recursos económicos, es algo mucho más profundo.

El coordinador del Congreso, don Francisco Maya, ha manifestado que no hay que verlo como una panacea, sino más bien "como todo un proceso que la Iglesia española está llevando a cabo, un proceso de análisis, de búsqueda de propuestas alternativas en torno a la pastoral de la caridad y al mundo de los pobres".

Novedades

Además de la profundidad que pueda tener el evento en el plano intelectual por la calidad de los ponentes y los contenidos que afronten, tal vez la mayor singularidad de este congreso sea, según don José Moreno Losada, miembro de un equipo de ponentes, la participación en él de grupos de personas que se consideran parte de población en situación de exclusión, que cuentan poco o nada para el mundo en el que viven como presos o personas que han pasado por la droga. Ellos contarán su experiencia y aportarán sus propias ideas de cómo piensan que se deberían resolver estas situaciones.

 

Programa y horarios

VIERNES, 22

16,00 Recepción de congresistas en el Colegio de la Madres Escolapias y reparto de materiales.
17.00 Sesión inaugural
Oración.
Discurso de apertura a cargo del Obispo de Coria-Cáceres, Monseñor Ciriaco Benavente.
Saludo del Alcalde Mérida, don Pedro Acedo.
Mensaje de Su Santidad Juan Pablo II
Intervención del Presidente de la Junta de Extremadura, don Juan Carlos Rodríguez Ibarra.
Presentación del Congreso por el Coordinador General, don Francisco Maya.
18.00 "La pobreza y la exclusión social en la Extremadura de hoy", relator D. Francisco Pedraja, Catedrático de Hacienda Pública de la Facultad de Económicas de la Universidad de Extremadura.
18.45 Descanso y tiempo para formular, en la hoja entregada al efecto, las preguntas a la Ponencia.
19.30 Respuesta a las preguntas formuladas a la mesa de Ponencia.
20.00 Primera Comunicación: "La política social en Extremadura"
Doña Ana Garrido, Consejera de Bienestar Social
20.45 Cena.
22.00 Vigilia de Oración.

SABADO, 23

09.00 Oración
09.30 "Testimonio de la Caridad-promoción de la justicia e identidad cristiana." D. Pedro Jaramillo Vicario General de la Diócesis de Ciudad Real
10.15 Preguntas a la ponencia.
10.30 Respuesta a las preguntas formuladas a la mesa de Ponencia.
11.00 Segunda Comunicación: "Análisis de la política de empleo en Extremadura e iniciativas de empleo" don José Carazo, Director Provincial del INEM
11.30 Descanso
12.00 Tercera Comunicación: "El Tercer mundo y las relaciones Norte-Sur". Don Ignacio Urquijo.
12.30 Comunicación de Experiencias. Modera: doña Teresa de Felipe.
14.00 Comida
16.30 Sectores de Trabajo
20.15 Eucaristía
21.00 Cena
22.00 Coloquio musical. Migueli

DOMINGO, 24

09.00 Oración
09.30 "La iglesia en Extremadura ante los desafíos de la pobreza y la exclusión social" Doña Inmaculada Sánchez, Licenciada en Sociología.
10.15 Preguntas a la ponencia.
10.30 Respuesta a las preguntas formuladas a la mesa de Ponencia.
11.00 Descanso
11.30 Cuarta Comunicación: "La acción caritativo-social de la Iglesia en Extremadura" Don José Manuel López, Director de Cáritas Regional.
12.00 Propuestas operativas y declaración final del Congreso
12.30 Discurso de Clausura del Arzobispo de Mérida-Badajoz, Monseñor Antonio Montero Moreno.
13.00 Eucaristía de Clausura, presidida por el Nuncio de Su Santidad en España Monseñor Lajos Kada.
14,00 Comida

 

 

Congreso "La Iglesia en Extremadura ante la pobreza"

El Congreso quiere realizar un análisis de la pobreza desde la colaboración con las instituciones

Desde la organización se resalta que "El Congreso quiere recoger el sentir de las tres diócesis buscando la voz de los débiles para asumirla como propia dándole el verdadero protagonismo a los sufrimientos de nuestros hermanos". Se afirma que una de las pretensiones es indagar en cómo afrontar con esperanza los desafíos de la pobreza.

Es destacada la gran participación de los laicos, lo cual es un termómetro que nos indica el grado de compromiso de los cristianos de nuestras parroquias con el mundo de la pobreza y la marginación desde su condición de bautizados y creyentes.

Sin levantar polémica

El coordinador del Congreso, don Francisco Maya, ha querido resaltar que no se trata de levantar polémicas sobre el número de pobres ya que, "estas disputas, afirma, nos llevan a olvidar las situaciones concretas de los pobres: dónde están, cuales son sus circunstancias, por qué se está dando la pobreza...no es un Congreso para generar polémica con respecto a los números sino para hacer un análisis desde la colaboración, afrontar conjuntamente con las mismas instituciones propuestas donde tenemos que ver la realidad"

Para aportar luz sobre las situaciones de pobreza en la región, tanto en número como en la forma que adopta esta pobreza y causas de la misma, será de mucha utilidad el informa FOESSA sobre pobreza en Extremadura, realizado recientemente por Cáritas.

Según los organizadores la caridad no debe ser entendida solamente desde la cercanía, la pobreza que existe en nuestros pueblos, que será básicamente lo que se analice, tiene que ser universal, por lo que debe mirarse al Tercer Mundo y de hecho por ahí van algunos sectores de trabajo previstos.

Parados

Otro aspecto que se ha tenido en cuenta a la hora de dar forma a ponencias, comunicaciones y debates ha sido el empleo debido a que el paro ha sido y está siendo una de las causas determinantes de la situación de pobreza , por lo que se hará un análisis de las iniciativas y políticas de empleo.

 

Sectores de trabajo

El Congreso contará con 16 sectores de trabajo en los que podrán insertarse las cerca de ochocientas personas inscritas en el mismo. En cada área se profundizará en todo lo que afecta a las personas afectadas, sus carencias, necesidades y visión de la vida, así como posibles soluciones o mejoras para progresar en ese terreno.

Los sectores de trabajo son los siguientes:

El mundo rural en Extremadura
Coordina: Alfredo Sanz Cabanillas.
Salud, minusválidos y marginación
Coordina: Antonio Vera Luengo.
Los Drogadictos
Coordina: Diego Muñoz Cardo.
Los "sin techo"
Coordina: Juan de Mata López Medina.
Juventud Marginada
Coordina: Julián Martín Paniagua
El Voluntariado Social
Coordina: Marco Antonio Peña López
La Mujer y la Marginación
Coordina: Antonia Nieto Serrano
Espiritualidad y experiencia de Dios desde los pobres
Coordina: Guadalupe Vivas Ingelmo
El Compromiso Social y Político del cristiano
Coordina: Luis Romero Rangel
Los Ancianos
Coordina: Sonia Grande Sánchez
Los Gitanos
Coordina: Mene Borrallo Carrasco e Inmaculada Martín Pérez Gutiérrez
Tercer Mundo
Coordina: Pedro Losada Domínguez
Infancia y Familia
Coordina: María Isabel Polo del Río
Los Reclusos
Coordina: Andrés Cruz Barrientos
Empleo
Coordina: Evangelina Sánchez Calle
Los Inmigrantes
Coordina: María Dolores Clemente Sánchez.

MANIFESTACIONES CULTURALES

Coloquio musical a cargo de Migueli (sábado, 23 de octubre, a las 22.00 horas)

Migueli, extremeño, comienza su andadura musical hace unos 12 años en trono a festivales de tipo solidario/alternativo (DAVID Barcelona, GREENBELT Northampton, VIVAC Sevilla) en los que dio unos primeros conciertos de gran éxito de público y crítica.

Siempre se ha dedicado al mundo marginal. Vive con gente recién salida de la cárcel y trabaja mucho en estos temas. Es por esto que también ha cantado en montones de programas de reinserción, y ha actuado en España y Méjico, en la mayoría de las cárceles.

 

Noticiario diocesano

 

Movimiento de Cursillos de Cristiandad

Medio millar de personas celebran

una ultreya en el Palancar

El Movimiento de Cursillos de Cristiandad celebró el pasado domingo en el Palancar una Ultreya interdiocesana en la que se dieron cita en torno a 500 personas. El encuentro comenzaba a las once de la mañana con una reflexión vertebrada por el lema elegido para la ocasión "Apóstoles del siglo XXI". También intervino don José Pacheco, de Oliva de la Frontera, que ha sido Presidente Nacional del Movimiento de Cursillos.

Conversiones

A continuación algunos participantes expusieron sus propias experiencias de cómo, a través de cursillos, se habían encontrado con Cristo. Muchos de estos testimonios procedían de personas que habían gozado de una conversión y que admitían que antes se consideraban ateas o agnósticas.

No faltó en este encuentro de oración, reflexión y formación del Movimiento de Cursillos de Cristiandad la Eucaristía. Ésta fue presidida por el obispos de Cáceres, don Ciriaco Benavente, que quiso llamar la atención sobre el lugar en el que se encontraban, un lugar alcantarino, donde vivó san Pedro de alcántara, cuando se cumple el 500 aniversario de su nacimiento. Dijo don Ciriaco que Cristo y su mensaje son siempre actuales y que los cristianos tienen que hacer visible a Cristo en el mundo.

A la Eucaristía siguió la comida, que como suele suceder en estos casos, fue compartida por parte de los asistentes.

Finalizó la ultreya con una oración a la Virgen en la que el consiliario de Cáceres, don Ángel Tejero pidió que no hubiera despedida a la Madre, ya que la despedida supone un adiós, sino que la despedida del encuentro fuese pedir a la Virgen que continuara camino con todos.

Religiosas Esclavas de Cristo Rey de Gévora

Organizan ejercicios espirituales

sin necesidad de retirarse

La comunidad de religiosas Esclavas de Cristo Rey de Gévora, vienen llevando a cabo tandas de ejercicios espirituales para realizar en la vida ordinaria, sin necesidad de retirarse a un lugar concreto durante un tiempo determinado. Los ejercicios espirituales en la vida ordinaria, que así se llaman, se realizan a lo largo de un año y de forma individualizada, con el único requisito de que la persona que los realiza acude una vez a la semana a la persona que dirige la experiencia que da consejo, aporta temas de meditación y evalúa la semana. Esta dirección no suele prolongarse por espacio de más de una hora.

La hermana María Paz Sanz, superiora de la comunidad, señala que en este proceso es básica la oración. "Las personas que realizan los ejercicios, dice, no abandonan su ambiente, pero sí hacen al día al menos una hora de oración personal y se les orienta para que busquen y encuentren a Dios en la actividad ordinaria de sus vidas, de forma que esa vida sea santificada y se alcance plenitud y la felicidad que tanta gente busca sin saber dónde"

Según la hermana María Paz la gente que ha hecho ya la experiencia pide seguir, por lo que ahora se está buscando cómo dar continuidad.

 

El motivo era el cincuenta aniversario de la programación religiosa

El Arzobispo viaja a Estrasburgo invitado

por la Televisión Francesa

El Arzobispo de Mérida-Badajoz, don Antonio Montero, ha participado entre el domingo y el martes pasados en Estrasburgo, a los actos organizados con motivo del cincuenta aniversario de la programación religiosa de la Radio Televisión Francesa (RTF), invitado por los responsables de la programación religiosa de la televisión gala, en representación de la Conferencia Episcopal Española.

Influencia en la U.E

La RTF cuenta, entre sus programas dominicales con "El día del Señor", que ha influido notablemente en programas paralelos de otros países de la Unión Europea.

A pesar de ser el único programa católico en la televisión pública , su influjo es muy destacado, no sólo entre la clásica audiencia de personas mayores o enfermos, sino también entre personas de barrio y del mundo obrero que no frecuentan demasiado la iglesia pero que tienen sentimiento religioso y lo nutren siguiendo la misa y otros componentes del programa.

En su visita el Arzobispo de Mérida-Badajoz, ha concelebrado la misa en la catedral de Estrasburgo con el arzobispo de esta diócesis, monseñor Joseph Doré y otros prelados franceses.

Don Antonio ha visitado también detenidamente las sedes del Consejo de Europa y del Parlamento Europeo

Misa para los emigrantes

Don Antonio ha sido también agasajado por la embajada española en esta ciudad francesa y ha tenido la posibilidad, siempre entrañable de celebrar una misa para emigrantes españoles en día del Pilar.

En este viaje ha estado acompañado por don José María Gil, director del Secretariado de Medios de Comunicación Social de la Conferencia Episcopal Española, y han sido atendidos allí por otro joven sacerdote español, don Santiago Serván Solís, que cursa estudios superiores de teología en la Universidad Católica de Estrasburgo y ejerce de capellán de la colonia española.

 

Mirada a nuestro tiempo

¿Qué hay para mi?

Hace tiempo que está en marcha en la Iglesia un movimiento interno en pro de la participación en su misión de todos los bautizados. Se va pasando de una actitud pasiva, despreocupada e individualista de la fe, al descubrimiento progresivo de que todos en la Iglesia tenemos una tarea.

En el pasado, se remarcaban tanto las diferencias entre los distintos sectores del Pueblo de Dios (sacerdotes, religiosos y laicos), que a cada uno se le situaba en un compartimento cerrado en sí mismo, y con una riqueza exclusiva. En el reparto de bienes, los laicos quedaban malparados y su identidad vacía de contenido: eran los "no sacerdotes, los no religiosos", y lo suyo era escuchar y aprender (la Iglesia discente).

Sé que exagero en la descripción, pero con ello quiero llamar la atención sobre lo contrario; es decir, sobre la participación como obligación de todos los cristianos. En la Iglesia no debería de haber paro. Todos los que tienen unos vínculos habituales con ella deberían de ir pasando a una incorporación activa a la vida de las parroquias, que han de ser "la oficina de empleo" que sitúe a cada uno en su puesto, según su "grado" de responsabilidad y según su capacidad.

En estos días de comienzo de curso debería de ser normal que niños, jóvenes, adultos y mayores se acercaran a su comunidad a preguntar: "¿Qué hay para mí?" Y las parroquias, que deben ir creciendo cada vez más en posibilidades de participación, le indicarán a cada uno la tarea que le corresponde hacer, al margen, naturalmente, de la que cada uno tiene que asumir en sus ambientes de familia, trabajo, amigos, etc.

Amadeo Rodríguez Magro
 

Página litúrgica

Celebramos el XXIX Domingo del Tiempo Ordinario

Palabra de Dios

Libro del profeta Isaías 45, 1. 4-6

Así dice el Señor a su Ungido, a Ciro, a quien lleva de la mano: Doblegaré ante Él las naciones, desceñiré las cinturas de los reyes, abriré ante él las puertas, los batientes no se le cerrarán. Por mi siervo Jacob, por mi escogido Israel, te llamé por tu nombre, te dí un título, aunque no me conocías. Yo soy el Señor y no hay otro; fuera de mí no hay dios. Te pongo la insignia aunque no me conoces, para que sepan de Oriente a Occidente que no hay otro fuera de mí. Yo soy el Señor y no hay otro.


Salmo 95. 1 y 3, 4-5, 7-8, 9-10a y c

R. Aclamad la gloria y el poder del Señor

Cantad al Señor un cántico nuevo,

cantad al Señor toda la tierra.

Contad a los pueblos su gloria,

sus maravillas a todas las naciones.

R. Aclamad la gloria y el poder del Señor

Porque es grande el Señor, y muy digno de alabanza,

más temible que todos los dioses.

Pues los dioses de los gentiles son apariencia

mientras que el Señor ha hecho el cielo.

Carta 1ª de S. Pablo a los Tesalonicenses 1, 1-5 b

Pablo, Silvano y Timoteo a la Iglesia de los Tesalonicenses, en Dios Padre y en el Señor Jesucristo. A vosotros, gracia y paz. Siempre damos gracias a Dios por todos vosotros y os tenemos presentes en nuestras oraciones.

Ante Dios, nuestro Padre, recordamos sin cesar la actividad de vuestra fe, el esfuerzo de vuestro amor y el aguante de vuestra esperanza en Jesucristo nuestro Señor.

Bien sabemos, hermanos amados de Dios, que él os ha elegido y que cuando se proclamó el evangelio sobre vosotros no hubo sólo palabras, sino además fuerza del Espíritu Santo y convicción profunda.

Evangelio según san Mateo 22, 15-21

En aquel tiempo, los fariseos, se retiraron y llegaron a un acuerdo para comprometer a Jesús con una pregunta. Le enviaron unos discípulos, con unos partidarios de Herodes, y le dijeron: Maestro, sabemos que eres sincero y que enseñas el camino de Dios, conforme a la verdad; sin que te importe nadie, porque no te fijas en las apariencias. Dinos, pues, qué opinas: ¿Es lícito pagar impuestos al César o no?

Comprendiendo su mala voluntad, les dijo Jesús: ¡Hipócritas!, ¿por qué me tentáis? Enseñadme la moneda del impuesto.

Le presentaron un denario. Él les preguntó: ¿De quién es esta cara y esta inscripción?

Le respondieron: Del César.

Entonces les replicó: Pues pagadle al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios.

Lecturas bíblicas para los días de la semana

Lecturas bíblicas para los días de la semana

18, lunes: 1 Tm 4, 10-17b; Sal 144; Lc 10, 1-9
19, martes:
Rm 5, 12. 15b. 17-19. 20b-21; Sal 39; Lc12, 35-38
20 miércoles:
Rm 6, 12-18; Sal 123; Lc 12, 39-48
21, jueves:
Rm 6, 19-23; Sal 1; Lc 12, 49-53
22, viernes:
Rm 7, 18-25a; Sal 118; Lc 12, 54-59
23, sábado:
Rm 8, 1-11; Sal 23; Lc 13, 1-9
24, domingo:
Ex 22, 21-26; Sal 17; Ts 1, 5c-10; Mt 22, 34-40

 

Comentario Litúrgico

Darse a Dios

No era la búsqueda de la verdad lo que empujaba al grupo de fariseos que se acercaron a Jesús y le plantearon la legitimidad de pagar el tributo que el Imperio romano había impuesto a los judíos. Intentaban poner al Maestro en un aprieto, pues si respondía con sencillez, como le pedían, "sí" o "no", lo habrían puesto en la necesidad de opinar sobre la hiriente realidad política que vivía el pueblo. Una respuesta afirmativa sería mal interpretada por el pueblo que no quería pagar el tributo, la negativa le crearía problemas con las autoridades romanas.

Pero Jesús era, como le llamaron, "Maestro" y supo aprovechar la ocasión para dar una respuesta que se ha convertido en frase usual para cuando se quiere hacer una distinción o un reparto equitativo: &laqno;Dad al Cesar lo que es del Cesar y a Dios lo que es de Dios».

No es buena esa interpretación, por eso no podemos quedarnos ahí. La respuesta de Jesús no busca la equidad entre Dios y el Cesar como si fueran iguales a la hora de pedir pleitesía y entrega al hombre.

Jesús les preguntó de quien era la imagen que aparecía en la moneda. Al responderle que se trataba de la imagen del Cesar, reconocían que esa moneda era del Cesar y entonces Jesús les dijo que dieran al Cesar lo que era suyo.

El resto de la respuesta de Jesús tiene la misma lógica: hay que dar a Dios lo que está marcado por la imagen de Dios, es decir, el propio hombre. Por eso Jesús les da una respuesta profundamente religiosa y que incluye todos los demás deberes del hombre: el hombre se tiene que dar a la familia, al trabajo, a la sociedad, etc., pero fundamentalmente a su Creador

Antonio Luis Martínez

Santoral

16 de octubre:

Santa Eduvigis (1174-1245)

A la gran duquesa de Silesia la educan como a una monja y, tras doce años de vida religiosa, la sacan del monasterio para casarla con el duque Enrique de Polonia. Fue madre amantísima de seis hijos y, como tantas mujeres en la historia, pudo hacer pocas opciones que no le fueran impuestas por el mundo de los hombres. Pero Eduvigis se las ingenió para optar con preferencia por los más pobres y se deshizo en fundaciones de hospicios, hospitales, asilos y orfanatos.

Su derroche continuo con los desheredados provocó multitud de críticas: los gastos solidarios de los duques de Silesia fueron todo menos razonables. Eso sí, el pueblo adoró a su señora que supo vivir en una radical pobreza capaz de asustar al más severo penitente. Todo ello con una ternura de carácter y una capacidad de comprensión sólo comparables a la firmeza inquebrantable en la defensa de los miserables.

Sus enemigos apresaron al duque Enrique y Eduvigis, ya anciana, impidió a sus hijos la guerra, logrando la libertad del marido por medio del diálogo político.

No, si ya veréis como la tan denostada Edad Media ofrece también magníficos ejemplos de tolerancia y solidaridad, no sé si feministas, pero desde luego sí profundamente femeninas y, por tanto tan recias como humanas.

El mundo vivirá sin guerras cuando dejen gobernar a las madres.

 

Manuel Amezcua

Los santos de la semana

18, lunes: Lucas, Asclepíades, Justo, Prócul.
19, martes:
Pedro de Alcántara, Pablo de la Cruz
20, miércoles:
Cornelio, Adelina, María Bertilla.
21, jueves:
Úrsula, Dacio, Malco, Ciclinia.
22, viernes:
Marco, Abercio, Valerio, Moderón.
23, sábado:
Juan de Capistrano, Severino, Ignacio.
24, domingo:
Antonio María Claret, Ciríaco y Claudino.

Contraportada

Publicada la guía de recursos de la Iglesia en Extremadura

La Iglesia en Extremadura atiende a 50.000 personas que viven en situación de pobreza

La Iglesia en Extremadura ha realizado un estudio sobre su propia actuación en el campo social en el que se tiene en cuenta el trabajo que realizan en el mundo de la marginación instituciones eclesiales, órdenes religiosas, asociaciones laicales etc. Se han considerado los recursos pertenecientes a la Iglesia católica, no incluyendo aquellos centros o servicios que fueron promovidos por movimientos católicos y grupos de Iglesia pero que actualmente actúan de manera independiente, excepto los Centros de Promoción de la Mujer, considerados independientes, pero vinculados a la Iglesia.

Los resultados, que serán publicados próximamente en una guía de recursos, aseguran que la Iglesia extremeña cuenta con un total de 438 centros y cáritas parroquiales que el año pasado atendieron a 45.576 personas. En cuanto a la actuación que se desempeña en estos centros y cáritas parroquiales, las acciones con mayor relieve son, por este orden, las residencias y servicios para las personas mayores, que suponen un 17,4% del total, la atención a menores en acciones socio-educativas en la calle y en animación en el tiempo libre alcanzan el 15,9%, seguido de los proyectos dirigidos a la mujer, con un 10,6%.

Gente de la calle

Los transeúntes y sin techo, con un 23,6%,seguido de los servicios de acogida de las cáritas parroquiales con un 21,3%, son los centros y servicios que más personas atienden . También es importante señalar la labor importante que se realiza con los enfermos ,15,3% del total, desarrollada en gran medida por los grupos de visitadores de enfermos en las parroquias y religiosas que realizan cuidados y acompañamiento a los enfermos en sus domicilios y hospitalizaciones.

El estudio afirma que de las 447.550 personas que se considera que viven en situación de pobreza en las tres diócesis extremeñas, 45.576 son atendidas por la Iglesia, lo que representa el 10,2%. Ello es posible, entre otras cosas gracias al trabajo de 8.872 personas, de las que 8.183 ( 92,2%) son voluntarias y 689 (7,8%) contratados. De los 8.183 voluntarios, 6.502 son mujeres y 1681 hombres. Por sectores destaca el voluntariado en el sector de enfermos, con más de 2.600 voluntarios, seguido de la atención comunitaria y de base con 2.600. Los contratos se reparten en el sector de mayores con 385 y el de discapacitados con 113.

En cuanto a la titularidad de los centros y servicios sociales de la provincia eclesiástica, el 94% corresponden a la titularidad y gestión a la Iglesia, en el 2,9% la Iglesia no es titular pero sí los gestiona y el 2,4 % corresponde a centros que su origen fueron promovidos por la Iglesia y que, en la actualidad su titularidad y gestión está en manos de fundaciones.

Cáritas es la institución que más centros y servicios sociales aporta al conjunto (45,1%), seguido de las congregaciones religiosas (24,6%) y asociaciones católicas seglares (16,4%).

¿De dónde se saca del dinero?

La procedencia de los recursos económicos para desempeñar esta importante labor proceden de varios lugares: la propia Iglesia aporta el 55% de los recursos, los beneficiarios aportan el 12,2%, mientras que un 25,7% del dinero que se utiliza e atender a los más necesitados de la sociedad son recursos públicos. Del dinero que pone la Iglesia, la mitad viene de donativos, casi una tercera parte de cuotas y una quinta parte de campañas. Las subvenciones provienen en un 29,1% de la administración estatal, un 24% llega de la administración autonómica y un 17,5% a la administración local. Las entidades financieras aportaron el año pasado el 8,7% de los fondos, lo mismo que la Unión Europea, la diputación financió el 2,9%, mientras que el resto llegaba de diferentes vías, tales como Cáritas Española, cofradías y hermandades y federaciones de instituciones de Iglesia.

A la pregunta de ¿que servicio o centro recibe más subvención?, se responde que la lista está encabezada por los parados, con el 15,4%, seguido de transeúntes, con el 13,8% y, con el mismo porcentaje, el 9,2%, cooperación internacional e inmigrantes.

No sólo de palabra

Cuando se airean datos como los que figuran en este estudio realizado por la Iglesia de Mérida-Badajoz muchos pensarán en aquello de que no sepa una mano lo que hace la otra, sin embargo no es menos importante la obligación de testimoniar con los hechos lo que se profesa de palabra, y los hechos son los que son.

Este estudio pone de manifiesto que el compromiso de la Iglesia no es cuestión verbal. En las conclusiones se dice que el trabajo recopilatorio de datos no pretende ser sólo un conjunto de números, sino que sobre todo pretende ofrecer un conocimiento cualitativo que " nos permita revisar lo que hacemos, para ir alcanzando una mayor coherencia en esta dimensión esencial de la acción evangelizadora".

El apartado de conclusiones señala también que "la característica común a todos los centros y servicios sociales de la Iglesia es la dedicación a las personas más empobrecidas y excluidas de nuestra sociedad". Prueba de ello es que con los datos en la mano podemos observar que "son los transeúntes y las 17.000 familias extremeñas que viven en pobreza severa los que mayormente son atendidos".

Juan José Montes


Return to Camino