Iglesia en camino

 

Semanario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail: iglenca@jet.es

Edición electrónica: http://198.62.75.1/www1/camino/camino.html

Número 500. 12 de octubre de 2003

Director: José María Gil

Redactor Jefe: Juan José Montes

 


Portada

Se llevarán a cabo actividades parroquiales, diocesanas y una peregrinación de familias a Guadalupe

Este domingo se inicia la Semana de la Familia en la Archidiócesis de Mérida-Badajoz

Este domingo se inicia la Semana de la Familia en la Archidiócesis de Mérida-Badajoz, que se sustentará sobre dos pilares fundamentales: las actividades organizadas por las parroquias y las que se llevarán a cabo desde el Arzobispado, a lo que hay que sumar una peregrinación de familias a Guadalupe el próximo día 19.

Por lo que se refiere a las actividades parroquiales, éstas se irán escalonando a lo largo del año, por lo que esta semana será simplemente un arranque, mientras que las actividades diocesanas consistirán en una serie de talleres en cuatro sedes diferentes: el Seminario Metropolitano, en Badajoz; el colegio de San José, en Villafranca; la ermita de Docenario y la casa de la Iglesia de Jerez de los Caballeros.

La Semana se inscribe dentro del Programa Pastoral Diocesano, y sus resultados pasarán al Consejo Pastoral de la diócesis, que asumirá su aplicación posterior.


Editorial

Violencia gratuita

Probablemente esto de "violencia gratuita" sea ya un tópico y seguro que es una redundancia, porque cuando la violencia se utiliza es que se ha perdido la razón o termina por perderse en caso de que quedara alguna.

La eliminatoria de Copa del Rey que se jugaba esta semana, tuvo su noche triste el martes. Ese día Manuel Ríos Sánchez, un aficionado del Deportivo de La Coruña, que se jubaba pasar a la siguiente ronda con el "Compos" en el estadio Multiusos de San Lázaro compostelano, resultaba muerto de una patada en el hígado propinada por otro aficionado deportivista cuando el fallecido intentó mediar en una pelea entre aficionados de un equipo y otro. Ese es el hecho que todos conocemos y que viene a sumarse a la agresión, que pudo haber terminado en tragedia, de un árbitro en Castellón cuando el equipo de esta ciudad se medía al Valencia. Días antes presenciábamos un apuñalamiento con testigos infantiles en otro campo. Así suma y sigue en copa o liga, en España o fuera.

De todos es conocido que los comportamientos de masas son sustancialmente diferentes a los indivivuales, pero también es cierto que mucha violencia en el mundo del deporte, especialmente en el fútbol, procede de grupos organizados para generar violencia como forma de reafirmación.

¿Qué está pasando? ¿Por qué se llega a matar y morir por nada? En un mundo donde se dice que los ideales cada vez tienen menos cabida en beneficio de la efectividad material, vemos que las personas se resisten, y muchos buscan ideales y razones para dar y darse donde no hay motivos para hacerlo.

A todos nos toca reflexionar y pensar qué razones para vivir estamos dando a nuestros niños y jóvenes. La cosa es muy seria.


Escritos Episcopales

Exhortación a celebrar el jubileo pontificio de Juan Pablo II

De la Permanente del episcopado a los católicos españoles

El próximo 16 de octubre, D.m., se celebra el XXV aniversario de la elección del Papa Juan Pablo II. En la tarde del 16 de octubre de 1978, la Iglesia recibía con gozo el anuncio de la elección del cardenal Karol Wojtyla, Arzobispo de Cracovia, como nuevo sucesor de San Pedro en la sede de Roma. Cuando el recién elegido se presentó en la logia de la basílica Vaticana como un Pastor "venido de lejos", se dirigió al mundo con las mismas palabras de Cristo resucitado: "No tengáis miedo", y añadió: "Abrid, abrid de par en par las puertas a Cristo". Su solicitud por todas las Iglesias durante estos veinticinco años ha sido, sin duda ninguna, un especial don de Dios, que debemos y queremos agradecer.

Es imposible resumir en pocas palabras lo que el pontificado de Juan Pablo II significa para la Iglesia y para el mundo. Él sufrió bien pronto en su propia carne las heridas de la irracional violencia que azota al mundo de hoy. Pero Dios ha querido que su pontificado sea uno de los más largos de la milenaria historia de la Iglesia, el tercero después del de San Pedro. Así ha podido realizar su sueño de acompañar a la Iglesia en el paso del segundo milenio cristiano al tercero, en un cambio de siglo en el que se nos ha dado celebrar, con el mismo Papa y bajo su impulso, el gran Jubileo de la Encarnación de Jesucristo, el Hijo de Dios, en el año 2000.

El Santo Padre, con su enseñanza y con su ejemplo, nos ha ayudado a poner con fe, esperanza y amor nuestra mirada y nuestro corazón en Jesucristo, el Redentor del hombre y en el Padre de las misericordias y en el Espíritu Santo vivificador, Dios único y verdadero. A través de encíclicas, exhortaciones y cartas; innumerables audiencias y más de un centenar de viajes por todos los continentes, entre ellos, los cinco realizados a España; las Jornadas mundiales de la Juventud y, al tiempo, por su testimonio personal de vida, desde la madurez hasta la ancianidad, Juan Pablo II nos alienta a continuar y promover la misión que la Iglesia recibió de Jesucristo, el único Salvador del hombre, para el bien de toda la Humanidad. El magisterio del Papa en cuestiones morales, tan iluminador, se arraiga siempre en la visión de Dios y del hombre procedente de la revelación de Dios como el Amor, la Trinidad Santa.

La dignidad de los débiles en los areópagos

La proclamación en los areópagos del mundo de la dignidad y de los derechos de la persona humana, del hombre y de la mujer, de los niños nacidos y por nacer, de la familia, así como de la fraternidad que ha de unir a todos los hijos de Dios; la defensa de la vida, de la libertad, de la concordia y la paz; la atención caritativa a los más necesitados de cualquier raza y religión para el desarrollo de todos los pueblos y la invitación constante a cuidar de la creación han resultado una verificación ejemplar de la evangelización. El mensaje de Juan Pablo II, propuesto siempre sin imposición ni injerencia alguna, sino con el valor profético y explícito del Evangelio y de la doctrina moral y social de la Iglesia que de él se deduce, ha llegado a contribuir de modo decisivo a la más justa configuración social de muchos países.

El diálogo ecuménico con otras confesiones cristianas, lleno de respeto y de amor a cada persona y simultáneamente a la verdad, ha promovido una mayor cercanía, que prepara los caminos de la unidad. Lo mismo se puede decir del diálogo interreligioso, del que la convocatoria en Asís de los líderes de todas las religiones del mundo en 1986, constituye un ejemplo de gran relieve histórico.

"Con el Concilio se nos ha ofrecido la brújula segura para orientarnos en el camino del siglo que comienza". La aplicación del Concilio Vaticano II, el gran don que el Espíritu Santo ha concedido a su Iglesia en el siglo XX, como un "nuevo adviento", de modo particular a través de las distintas asambleas del Sínodo de los Obispos que él ha presidido personalmente, ha sido y es una de las tareas más relevantes del Papa, plasmada no sólo en la publicación del Catecismo de la Iglesia Católica, sino también en la renovación legislativa desde la mirada teológica y pastoral de su misión.

Al proclamar tantos santos y beatos, muchos de ellos contemporáneos y compatriotas nuestros, y, significativamente, tantos mártires del siglo XX de todas partes del mundo, Juan Pablo II nos ha recordado a obispos, sacerdotes y diáconos, consagrados y laicos que la santidad es posible para todos y que es necesario aspirar a ella con determinación por los distintos caminos de seguimiento del Señor en la fidelidad a las diversas vocaciones y misiones que enriquecen a la Iglesia.

En nuestro Viejo Continente, desde la interpelación lanzada en 1982 en Santiago de Compostela: Europa, "vuelve a encontrarte. Sé tú misma", pasando por la vigorosa ayuda prestada a la superación de la división simbolizada por el muro de Berlín, hasta los reiterados llamamientos recientes, con ocasión de la redacción de una primera Constitución europea, el Papa ha impulsado la verdadera unión entre los pueblos de Europa, alimentada por las raíces cristianas que están en el origen y que continúan sosteniendo su cultura.

Para la Iglesia en España, los mensajes con ocasión de las visitas "ad limina", en las que nos ha acogido a los obispos con benevolencia de padre y amor de hermano en el episcopado, así como la palabra sembrada en sus visitas apostólicas, expresión de la perspicacia y del corazón del verdadero pastor, han conmovido nuestras iglesias particulares para la conversión y la renovación exigidas por la nueva evangelización.

Invitación de la Iglesia española

Por todo ello, damos gracias a Dios, con el mismo Santo Padre, por los beneficios recibidos. Invitamos a todos los fieles para que, en nuestras respectivas diócesis, el mismo día 16 de octubre, con el esquema de la "Misa por el Papa", participemos en la celebración de la Eucaristía, uniéndonos a la celebración que el mismo Juan Pablo II presidirá en Roma, acompañado por muchos obispos, sacerdotes y laicos de todo el mundo, pues "la liturgia eucarística es por excelencia escuela de oración cristiana para la comunidad",  el mejor modo de dar gracias a Dios. En la Eucaristía del domingo 19, además de la intención misionera del "Domund", podremos hacer en la oración de los fieles una petición especial por el Santo Padre, justamente en el día de la beatificación de la Madre Teresa de Calcuta.

Proponemos, a la vez, que el magisterio y las acciones del ministerio pastoral del Santo Padre, puedan ser estudiadas y presentadas en distintos actos públicos o académicos, como conferencias, diálogos en los ámbitos eclesiales y civiles, etc. para agradecer también de este modo al mismo Papa su entrega y su servicio a la Iglesia y al mundo.

Anunciamos que el día 18 de Noviembre, durante la Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española, todos los obispos concelebraremos la Eucaristía en la Catedral de Santa María la Real de la Almudena para dar gracias a Dios por el mismo motivo. Invitamos a los fieles a participar en ella. Muchos de nosotros, como muchísimos hermanos en el episcopado, hemos sido llamados por él durante estos veinticinco años para desempeñar, "bajo su sombra", como la de Pedro, el ministerio episcopal.

Mientras tanto, seguimos pidiendo al Señor para que conceda al Papa los dones de la salud y de la fortaleza en el cumplimiento de su misión apostólica, cuyo secreto ha sido expresado tan bellamente por él: "Tú eres Pedro. Te doy las llaves del Reino Así fue en agosto y, luego, en octubre del memorable año de los dos cónclaves, y así será de nuevo, cuando se presente la necesidad, después de mi muerte...". [...]

A Santa María, la Madre de Jesucristo y de la Iglesia, de quien el Papa ha querido ser siempre suyo y a la que invoca continuamente al final de sus encíclicas y exhortaciones, así como en su oración personal, confiamos su persona con todo afecto, para que - según él mismo reza - acoja su testimonio "como una ofrenda filial, para gloria de la Santísima Trinidad. Que la haga fecunda en el corazón de los hermanos en el sacerdocio y de tantos hijos de la Iglesia. Que haga de ella una semilla de fraternidad también para quienes, aun sin compartir la misma fe, me hacen con frecuencia el don de su escucha y del diálogo sincero".


Centrales

Este domingo se inicia la Semana de la Familia en la Archidiócesis de Mérida-Badajoz

Se llevarán a cabo actividades parroquiales, diocesanas y una peregrinación de familias a Guadalupe

Entre este domingo y el próximo se desarrollará la Semana de la familia, con el lema "La familia cristiana: buena noticia para la sociedad"como respuesta al Plan Pastoral Diocesano, que este año se centra principalmente en la familia, los jóvenes y los alejados de la Iglesia.

Dicha semana, organizada por el Secretariado Diocesano de Familia, en colaboración con otros secretariados diocesanos, se sustentará sobre dos pilares fundamentales: las actividades organizadas por las parroquias y las que se llevarán a cabo desde el Arzobispado, a lo que hay que sumar una peregrinación de familias a Guadalupe el próximo día 19.

Según ha explicado el Vicario General, don Francisco Maya, "el hecho de que se organice una semana no quiere decir que las actividades organizadas por las parroquias finalicen en estos 7 días, continuarán durante todo el curso". Por lo que se refiere a las parroquias, cada una organizará los actos que estime necesarios a lo largo del curso, lo único que se hace es dar una serie de sugerencias. En palabras de don Francisco Maya "se proponen como sugerencias que se tengan charlas y testimonios en torno a la familia, mesas redondas de debate sobre la situación de la familia, celebraciones. Hay un cúmulo de actividades creativas que después cada parroquia las puede ir organizando".

Cuatro sedes

Por lo que se refiere a los actos diocesanos, éstos tienen un día señalado, el sábado 18. A lo largo de la jornada, entre las 10 de la mañana y las 5 de la tarde, se llevarán a cabo una serie de talleres en cuatro sedes diferentes: el Seminario Metropolitano, en Badajoz; el colegio de San José, en Villafranca; el complejo parroquial de Docenario y la Casa de la Iglesia de Jerez de los Caballeros. En cada zona se impartirán tres talleres, el primero lleva por título "Las relaciones familiares y la comunicación en la familia", en el segundo se hablará de "La familia cristiana, iglesia doméstica, transmisora y educadora de la fe";el último tema de debate es "El compromiso solidario de la familia". Un cuarto taller, sobre la oración en la familia, se ha suspendido de momento y se impartirá a lo largo del curso.

Según don Francisco Maya la temática se ha elegido en función de las preocupaciones que se expresan. "Actualmente se percibe una preocupación, tanto en ¨la Iglesia como en los padres sobre cómo transmitir la fe, sobre todo en este ambiente de secularización en el que nos encontramos. Estamos detectando el sufrimiento que se vive también desde la misma familia, a veces desde la incomunicación, los problemas generacionales que hay dentro de la familia, los problemas sociales con los que se encuentra, las rupturas familiares.... Todo ello requiere que nos volquemos con la familia. Si dentro del ambiente familiar, Dios y su significación no nos dice nada y ni siquiera escuchamos nada de Dios, pues que duda cabe que todo eso nos llevará a una mayor secularización dentro de nuestra vida. Queremos que la familia no se sienta sola, que se sienta acompañada por la Iglesia, tanto cuando goza como cuando sufre". Por ello los talleres no son propuestas para "aprender" sino para "obtener pistas" sobre las que trabajar a lo largo del año en las parroquias.

Por lo que se refiere a la peregrinación, saldrán autobuses desde algunas parroquias o se organizarán los viajes desde los arciprestazgos.

Algunos datos en torno a la familia

El Plan Integral de Apoyo a la Familia, aprobado por acuerdo del Consejo de Ministros el 8 de noviembre de 2001, con un periodo de aplicación de tres años, reconoce que "la familia es la institución fundamental de nuestra convivencia, nuestra sociedad y nuestro país". En la introducción de dicho Plan se recuerda que los españoles otorgamos sistemáticamente la máxima valoración a la familia: 9,37 sobre una escala de 1 a 10.

La incorporación de la mujer al mercado de trabajo, el descenso de la natalidad y el envejecimiento progresivo de nuestra población son algunos de los cambios reales que requieren una atención específica. España es un país con una de las tasas de fecundidad más bajas del mundo: el número medio de hijos nacidos vivos por edad fértil (15-49 años) es de 1,07. Esta cifra confirma la caída de la natalidad que se ha venido produciendo en nuestro país desde mediados de los años 70; de hecho, el umbral de reemplazo generacional (2,1) no se alcanza desde 1981.

Las mismas fuentes advierten sobre las razones principales por las que algunas parejas no quieren tener hijos o tienen menos de los que en realidad desean. "Las que se mencionan con más frecuencia son las razones económicas (83%), cargas que implican los hijos (28%), que la mujer trabaja fuera de casa (22%) y el pesimismo ante la situación económica y social (17%).

El documento destaca aspectos relacionados con la estructura de las familias. Se llama la atención sobre las familias monoparentales, aquellas en que un solo progenitor, la madre con carácter general, asume en solitario las cargas familiares (por viudedad, por separación o divorcio o por maternidad de madre soltera) . Este tipo de familia se ha incrementado en España de manera progresiva en los últimos años, sobre todo debido al aumento de los casos de separación o divorcio. "Algunos estudios, sañala el Plan Integral de Apoyo a la Familia, sitúan en algo más del 8% los hogares monoparentales sobre el total de núcleos familiares con hijos menores de 18 años. Estas familias requieren de un apoyo adicional y específico ya que presentan mayores dificultades de conciliación entre trabajo y familia y mayor riesgo de exclusión social.

 

El Papa reza en Pompeya el Rosario por un mundo "azotado por vientos de guerra"

Este jueves Juan Pablo II cumplirá un cuarto de siglo como Papa

Juan Pablo II rezó este martes pasado el Rosario por la paz en el mundo al visitar el santuario de la Virgen de Pompeya, localidad del sur de Italia cercana a Nápoles, peregrinación con la que ha querido culminar el año dedicado a esta práctica de oración.

Acogido calurosamente por más de 30.000 peregrinos, el Santo Padre, que llegó en helicóptero, elevó su súplica por "este inicio de milenio, azotado por vientos de guerra y regado por la sangre de muchas regiones del mundo».

Habitantes que viven junto a los restos de la antigua ciudad romana, sepultada bajo las cenizas del Vesuvio en el año 79 después de Cristo, así como fieles provenientes de Estados Unidos, Polonia, o Francia... estallaron en un fuerte aplauso liberador cuando vieron la figura blanca subir al palco colocado en el atrio del templo.

Rompiendo pronósticos

Las noticias publicadas por los periódicos en los últimos días habían provocado en algunos el temor a que el Santo Padre tuviera que cancelar su viaje apostólico número 143 dentro de Italia, el único de 2003. Mas, aunque con claras muestras de debilidad y de cansancio, Juan Pablo II alcanzó a superar la situación, leyendo todo su discurso.

"La visita de hoy constituye, en cierto sentido, la coronación del Año del Rosario", afirmó el Santo Padre, proclamado en el preámbulo de su vigesimoquinto aniversario de pontificado.

Según él mismo constató, "se ha producido un significativo despertar de esta oración, sencilla y profunda al mismo tiempo, que toca el corazón de la fe cristiana y resulta sumamente actual ante los desafíos del tercer milenio y del urgente compromiso por la nueva evangelización".

"Hoy, como en los tiempos de la antigua Pompeya, es necesario anunciar a Cristo a una sociedad que se está alejando de los valores cristianos y pierde incluso su recuerdo", añadió durante la ceremonia, que duró más de dos horas.

Juan Pablo II rezó los misterios de la luz, que introdujo en octubre del año pasado a la fórmula clásica del Rosario. Cada uno de ellos fue dedicado a la paz en un continente. Representantes de Europa, Asia, África, América y Oceanía subieron al palco para encender un cirio ante la imagen de la Virgen.

"Hemos meditado los misterios de la luz, como queriendo proyectar la luz de Cristo sobre los conflictos, las tensiones, y los dramas de los cinco continentes", explicó después el Papa.

"El Rosario --aseguró-- es una oración orientada por su propia naturaleza a la paz. No sólo porque nos lleva a invocarla, apoyados en la intercesión de María, sino también porque nos hace asimilar, junto a el misterio de Jesús, su proyecto de paz".

Acción de gracias

En nombre de los presentes, el obispo de Pompeya, monseñor Doménico Sorrentino, deseó al Papa que el Señor "lo mantenga en vida por mucho tiempo como testigo de paz".

Tras rezar el Rosario, el Papa pronunció palabras de conmovido agradecimiento: "Gracias, gracias Pompeya. Gracias a todos los peregrinos por esta cálida y bellísima acogida. Gracias a los cardenales y obispos presentes", dijo.

"Gracias a las autoridades del país, de la región, de la ciudad. Gracias por el entusiasmo de los jóvenes. Gracias a todos. Rezad por mí en este santuario, hoy y siempre", concluyó.

Los detenidos de la cárcel de Poggioreale, una de las más grandes de Italia, le enviaron un mensaje al Papa con motivo de su visita a Pompeya: "Usted no falta jamás a la cita con los que sufren", escriben y añaden: "Es usted un ejemplo para nosotros, los que hemos optado por el mal camino".

XXV Aniversario de Juan Pablo II

El viaje a Pompeya es el último que, de manera oficial, realiza este año Juan Pablo II, pero no es en absoluto, su último trabajo de este año.

El próximo día 16 de octubre Juan Pablo II celebra el vigésimo quinto aniversario de su elección para el papado, y son numerosos los actos que por este motivo se organizan en el Vaticano. Entre los acontecimientos la gran novedad es el encuentro -de cuatro días de duración- de los miembros del Colegio Cardenalicio. Además de la Misa en la jornada del aniversario, un concierto en honor del Santo Padre, la beatificación de la Madre Teresa de Calcuta, y el Consistorio donde serán nombrados cardenales los españoles Carlos Amigo y Julián Herranz.

En su encuentro de 4 días, los cardenales reflexionaran sobre temas de actualidad para la Iglesia, con la ayuda del cardenal Bernardin Gantin, ex decano del Colegio, que hablará sobre "El ministerio petrino y la comunión en el episcopado"; el cardenal Jean-Marie Lustiger, sobre "Los sacerdotes, la vida consagrada y las vocaciones"; el cardenal Alfonso López Trujillo, sobre "La familia"; el cardenal Nasrallah Pierre Sfeir, sobre "El ecumenismo"; el cardenal Ivan Dias, sobre "Las misiones", y el cardenal Angelo Sodano, "Veinticinco años de pontificado al servicio de la paz".

Durante este encuentro, que empieza el día 15 y termina el día 19 -con la beatificación de Teresa de Calcuta-, tendrá lugar el concierto en honor de Juan Pablo II, a cargo del coro y la orquesta de Leipzig que ejecutarán la Novena Sinfonía de Beethoven y el "Ecce Sacerdos Magnus" de Bruckner.

El Santo Padre intervendrá en la última sesión del encuentro. Su discurso seguirá a la presentación de un mensaje dirigido a él por todos los cardenales.


Información diocesana

Inaugurado el curso 2003-2004 del Seminario Diocesano

La Eucaristía fue presidida por el arzobispo Antonio Montero

El pasado sábado, 4 de octubre, tuvo lugar en el Seminario Diocesano San Atón la inauguración oficial del curso 2003-2004, en la que -como viene siendo habitual se comenzó, en el salón de actos, recordando el curso anterior .

Al terminar la memoria todos los asistentes participaron en la bendición, presidida por D. Antonio, de la imagen, recientemente restaurada, de San Atón.

A continuación, Monseñor Montero presidió la celebración de la Eucaristía en la se puso en manos de Dios toda la ilusión y la tarea de este nuevo curso. Concluida la Eucaristía los padres de los Seminaristas del Menor tuvieron con los formadores un encuentro donde se informó de lo pasos que se han ido dando durante este primer mes en la formación de sus hijos. El resto de asistentes, junto con los Seminaristas mayores asistieron a la clase inaugural del Curso que con el tema "La sexualidad humana difusa" expuesta por el sacerdote y profesor de moral sexual don Francisco Santos Neila.

Terminada la reunión y la clase inaugural, los seminaristas menores pudieron marchar con sus padres y el resto concluyó la jornada con la comida.

 

Participaron 200 personas de los distintos grupos de este movimiento

Cursillos de Cristiandad celebra su XXV Ultreya diocesana

El Movimiento de Cursillos celebró la XXV Ultreya Diocesana el pasado día 5 de octubre en la ciudad de Jerez de los Caballeros. El tema de la Ultreya "Caminemos con esperanza" fue desarrollado por Mª del Carmen Duarte, cursillista de Oliva de la Frontera, quien lo expuso con la claridad y alegría que es habitual en ella. La meditación corrió a cargo de D. Antonio Becerra del equipo sacerdotal de Jerez de los Caballeros. Tras la exposición del tema cursillistas de las diferentes escuelas de cursillo de la diócesis transmitieron su testimonio de vida cristiana en los diferentes ámbitos que les son propios, la familia, el trabajo, la política, corresponsabilidad laical, etc.

El acto, que fue coordinado por Paco Bobadilla, se celebró en la Casa de la Cultura "Conventual de San Agustín". Asistieron alrededor de 200 personas procedentes de diferentes localidades de la Diócesis. Nuestro arzobispo D. Antonio Montero estuvo presente durante todo el acto y presidió la celebración de la Eucaristía en la Iglesia de San Miguel.

El día finalizó con una comida compartida que tuvo lugar en el claustro de la Casa de la Iglesia y a la que nos acompañaron el Alcalde y el concejal de Cultura de Jerez.

 

El Papa acepta la renuncia de Monseñor Cipriano Calderón

Es extremeño y hasta ahora desempeñaba el cargo de vicepresidente de la Pontificia Comisión para América Latina

El Vaticano anunció la pasada semana los primeros cambios en una renovación de la Curia romana que terminará afectando a media docena de dicasterios importantes y a la Secretaría de Estado, para la que también ya se han nombrado nuevas caras.

El Papa aceptó la renuncia por razones de edad del arzobispo extremeño don Cipriano Calderón, que ha venido desempeñando, entre otras ocupaciones, el cargo de vicepresidente de la Pontificia Comisión para América Latina, y nombró como sucesor al prelado mexicano don Luis Robles Díaz, hasta ahora Nuncio Apostólico en Cuba.

Estima papal

El Santo Padre, que ha mostrado repetidas veces su alta estima por este prelado español y extremeño, ha dilatado casi un año la aceptación de su renuncia.

Don Cipriano, que ha ocupado este cargo durante catorce años, es Obispo titular de Tafora y miembro de la Congregación de los obispos, en la que seguirá ejerciendo sus funciones durante dos años todavía, en cumplimiento del quinquenio para el que fue nombrado por el Santo Padre.

 

Fallece el sacerdote diocesano don Néstor Ordóñez Díaz

El pasado día 2 de octubre fallecía en Calamonte el sacerdote diocesano don Néstor Ordóñez Díaz, adscrito a la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción de Calamonte, de la que fue párroco su hermano don Oswaldo, fallecido también hace poco más de 6 meses.

Natural de Moguer (Huelva), nació en 1933, y fue ordenado sacerdote en 1962, tras cursar sus estudios en el Seminario de "San Atón".

Sus primeros nueve años como sacerdotes los paso sirviendo a la parroquia de La Santísima Trinidad, en Trujillanos, para pasar después a la de La Purísima Concepción, en Esparragalejo. En 1975 es destinado, como vicario parroquial, a la parroquia de Calamonte, junto con su hermano, y donde ha permanecido hasta su fallecimiento. De salud muy delicada, a pesar de ello ejerció su ministerio sacerdotal en la medida de sus fuerzas.

 

Parroquia María Auxiliadora (Badajoz)

Una placa en la puerta del templo recordará a don Manuel Camargo

El pasado domingo 5 la parroquia María Auxiliadora rindió un homenaje al que por 17 años había sido su párroco, don Manuel Camargo. La eucaristía celebrada por el homenajeado y acompañada con cantos extremeños fue la mejor expresión de acción de gracias a su persona. En su homilía él mismo reconoció sentirse extremeño por haber pasado un tercio de su vida aquí. Su humildad y sencillez ha quedado grabado en el corazón sus fieles que como muestra de reconocimiento a su servicio ministerial entregaron un cáliz y una patena. Al concluir la celebración y como constancia de su paso por la parroquia en el atrio del templo se descubrió un azulejo conmemorativo. El nuevo párroco será don Aurelio Rodríguez, que hasta ahora había ejercido como vicario parroquial.

 

Editado el primer tomo de la trilogía sobre la mártir Santa Eulalia

Ha sido editado el libro 'Vida e historia de Santa Eulalia de Mérida', primer tomo de la trilogía que sobre la mártir ha escrito el sacerdote emeritense jubilado don Juan Fernández López, que fue párroco de San Francisco y coadjutor de Santa Eulalia.

Este primer volumen recoge la historia y vida de la mártir y, según su autor. "viene a llenar un gran vacío que sobre Santa Eulalia existía desde que el poeta hispanorromano Aurelio Prudencio Clemente le dedicó un himno en su reconocida obra Peristéphanon".

El segundo volumen recogerá toda la documentación sobre la toponimia. Son muchos los pueblos que llevan el nombre de Santa Eulalia. En el tercer tomo se incluirá la historia de la basílica y parroquia de Santa Eulalia.

 

Villanueva de la Serena

60 aniversario de la llegada de la Virgen de los Dolores

La Cofradía de Ntra. Sra. de los Dolores celebró el día 15 de septiembre, festividad litúrgica de la Virgen, el 60 aniversario de la llegada de su imagen titular a Villanueva de la Serena, obra del escultor e imaginero Mariano Benlliure, la cual llegó a la ciudad el 25 de julio de 1943.

Se celebró una solemne Eucaristía de acción de gracias, en la Parroquia de Ntra. Sra. de la Asunción, seguida de la procesión de la imagen titular por el recorrido habitual de esta Cofradía en la Semana Santa.

Con estas celebraciones la Cofradía quiso dar testimonio público de fe y, tal como señalan sus estatutos, de la participación de todos sus cofrades en la Eucaristía y en la actividad evangelizadora y caritativa de la Iglesia, cumpliendo con los deberes de un cristiano que es consciente de ser miembro vivo de la Iglesia.


Liturgia del domingo

Celebramos el XXVIII Domingo del Tiempo Ordinario

Palabra de Dios

 

Libro de la Sabiduría 7, 7-11

Supliqué y se me concedió la prudencia; invoqué y vino a mí un espíritu de sabiduría. La preferí a los cetros y a los tronos, y en su comparación,. tuve en nada la riqueza. No le equiparé la piedra más preciosa, porque todo el oro, a su lado, es un poco de arena, y, junto a ella, la plata vale lo que el barro. La quise más que a la salud y a la belleza, y me propuse tenerla por luz, porque su resplandor no tiene ocaso. Con ella me vinieron todos los bienes juntos, en sus manos había riquezas incontables.

 

Salmo 89

R. Sácianos de tu misericordia, Señor,/ y toda nuestra vida será alegría y júbilo.

Enséñanos a calcular nuestros años,/para que adquiramos un corazón sensato./ Vuélvete, Señor, ¿hasta cuándo?/ Ten compasión de tus siervos.

Por la mañana sácianos de tu misericordia,/ y toda nuestra vida será alegría y júbilo./ Danos alegría, por los días en que nos afligiste,/ por los años en que sufrimos desdichas.

 

Carta a los Hebreos 4, 12-13

La Palabra de Dios es viva y eficaz, más tajante que espada de doble filo, penetrante hasta el punto donde se dividen alma y espíritu, coyunturas y tuétanos. Juzga los deseos e intenciones del corazón. No hay criatura que escape a su mirada. Todo está patente y descubierto a los ojos de Aquel, a quien hemos de rendir cuentas.

 

Evangelio según san Marcos 10, 17-30

En aquel tiempo, cuando salía Jesús al camino, se le acercó uno corriendo, se arrodilló y le preguntó: Maestro bueno, ¿qué haré para heredar la vida eterna? Jesús le contestó: ¿Por qué me llamas bueno? No hay nadie bueno más que Dios. Ya sabes los mandamientos: no matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no darás falso testimonio, no estafarás, honra a tu padre y a tu madre. Él replicó: Maestro, todo eso lo he cumplido desde pequeño. Jesús se le quedó mirando con cariño y le dijo: Una cosa te falta, anda, vende lo que tienes, dale el dinero a los pobres, así tendrás un tesoro en el cielo, y luego sígueme. A estas palabras, él frunció el ceño y se marchó pesaroso, porque era muy rico.

Jesús, mirando alrededor, dijo a sus discípulos: ¡Qué difícil les va a ser a los ricos entrar en el Reino de Dios! Los discípulos se extrañaron de estas palabras. Jesús añadió: Hijos, ¡qué difícil les es entrar en el Reino de Dios a los que ponen su confianza en el dinero! Más fácil le es a un camello pasar por el ojo de una aguja que a un rico entrar en el Reino de Dios. Ellos se espantaron y comentaban: Entonces, ¿quién puede salvarse? Jesús se les quedó mirando y les dijo: Es imposible para los hombres, no para Dios. Dios lo puede todo.

Pedro se puso a decirle: Ya ves que nosotros lo hemos dejado todo y te hemos seguido. Jesús dijo: Os aseguro que quien deje casa, o hermanos o hermanas, o madre o padre, o hijos o tierras, por mí y por el Evangelio, recibirá ahora, en este tiempo, cien veces más ­casas y hermanos y hermanas y madres e hijos y tierras, con persecuciones­, y en la edad futura, vida eterna.

 

Comentario litúrgico

Se me concedió la prudencia

Todos los que conducimos algún vehículo sabemos que lo más sensato y lo que nos da una gran probabilidad de no tener accidente de carretera es la prudencia ante el volante. A esto hay que añadir que tal virtud nos ahorrará muchos disgustos en la vida ordinaria pues la mayoría de ellos nos sobreviene por alguna imprudencia que hemos cometido.

Desde luego, la primera lectura al presentarnos la súplica del sabio que pide precisamente la prudencia no se refiere a esa prudencia de tejas abajo a la que me refiero en el párrafo anterior, sino al don divino de la sabiduría que hace que el creyente sintonice con el plan de Dios en el desarrollo de su vida y así su corazón descubra el gusto por las cosas de Dios y sus pasos se ordenen hacia la vida eterna.

En la lectura evangélica nos encontramos con una de sus páginas aparentemente más desconcertantes. Un joven lleno de buena voluntad, con un curriculum envidiable pues había cumplido todos los mandamientos desde su infancia, se ve sorprendido por la exigencia de Jesús: "Vende lo que tienes, dale el dinero a los pobres... y luego sígueme ".

Para leer con sosiego esta frase de Jesús hemos de tener presente la prudencia que nos facilita un equilibrio entre el sentido literal de la frase y la vivencia de los santos. No todos imitaron a Francisco de Asís con la severidad de abandonar hasta su propia vestimenta . Pero todos los santos si que han trabajado para que todas las fibras de su corazón estuvieran orientadas para elegir siempre lo que más les acercara a la voluntad de Dios y no quedasen atrapadas engañosamente por los falsos valores de este mundo.

Antonio Luis Martínez

Lecturas bíblicas para los días de la semana

13, lunes: Rm 1, 1-17; Lc 11, 29-32.
14, martes: Rm 1, 16-25; Lc 11, 37-41.
15, miércoles: Ecl 15, 1-6; Mt 11, 25-30.
16, jueves: Rm 3, 21-30; Lc 11, 47-54.
17, viernes: Rm 4, 1-8; Lc 12, 1-10.
18, sábado: 2 Tim 4, 9-17a; Lc 10, 1-9.
19, domingo: Is 53, 10-11; Hb 4, 14-16; Mc 10, 35-45.

 

13 de Octubre: San Colmano (+ 1012)

Viena tiene por patrón a un peregrino irlandés que, camino de Tierra Santa, fue atrozmente torturado e injustamente ahorcado. Los vieneses, inquietos por los continuos saqueos de los bohemios, que por entonces no eran vividores libertinos sino piratas de la región de Bohemia, confunden a Colmano con un bandido, lo acusan y torturan para terminar colgándolo de un árbol seco.

Lo curioso es que, según costumbre, el cuerpo se descolgaba al descomponerse, pero el de nuestro hombre, se balanceó durante más de un año e hizo florecer el árbol, acudiendo los milagros como hormigas al azúcar.

Sepultado el cuerpo, se construyó una ermita en el sepulcro que daría origen a un espléndido monasterio que honra, como siempre, tanto al santo como a la ciudad.

Colmano es el perfecto ejemplo de extranjero al que, de entrada, se considera culpable... ¿porqué lo distinto se nos antojará peligroso?. Colmano debiera ser patrón de los inmigrantes maltratados o ejecutados sumariamente en tantas épocas y lugares: la leyenda del florecimiento del árbol seco no sería tan verosímil si el peregrino no hubiera devuelto bien por mal, llenando de beneficios a sus torturadores.

El cristianismo reverdece hasta los corazones más secos. ¿Veis? Por esto me fastidian con jota -no aragonesa- los nacionalismos.

Manuel Amezcua

Los santos de la semana

13, lunes: Bertoaldo, Carpo, Celedonia, Venancio.
14, martes: Calixto, Angadrisma, Bernardo, Cosmas.
15, miércoles: Teresa de Jesús, Agileo, Antíoco, Barsen.
16, jueves: Eduvigis, Margarita Mª de Alacoque, Amando.
17, viernes: Ignacio de Antioquía, Agustina, Florencio.
18, sábado: Lucas, Acucio, Asclepiades, Euticio.
19, domingo: Pedro de Alcántara, Pablo de la Cruz, Aquilino.


Contraportada

Entrevista con el padre Luis Ruiz Suárez

Un misionero con 90 años y 145 leproserías

El pasado día 21 de septiembre el padre jesuita Luis Ruiz Suárez, cumplió 90 años, y fue la primera vez, desde 1930, que lo pudo celebrar en Gijón con su familia. "Es que estos últimos 62 años he estado por ahí, por estos mundos de Dios", argumenta. En estos 62 años ha trabajado con los más pobres de China, especialmente con los leprosos, y en la actualidad dirige 145 leproserías, que atienden nada más y nada menos que a 10.000 enfermos.

- Usted, ¿no piensa retirarse a descansar?

- Yo descanso trabajando. A mis 90 años, llevo un régimen de vida similar al de un hombre de 60. Me levanto a las 6:30 de la mañana, y hasta hace dos años me solía mover en moto. Me encanta el fútbol; a través de la televisión china veo los partidos de equipos españoles. Pero quiero seguir trabajando: tenemos 15 proyectos en espera que no podemos poner en marcha por ahora por la falta de dinero y de voluntarios. Sé que el Señor me llamará cuando quiera, pero yo siempre he vivido al día, y nunca me preocupo por el mañana.

- Vayamos a sus inicios. Usted fue expulsado de España en 1931 por el Gobierno Republicano.

--Sí, nos desterraron a todos los jesuitas del país. La Compañía me mandó entonces a Bélgica, y en 1937 marché a Cuba, a estudiar Magisterio. Yo era profesor en el colegio al que asistía Fidel Castro, que estaba haciendo el bachillerato en aquella época.

- ¿Y cómo era? ¿Ya apuntaba en sus maneras a que llegaría a ser un dictador?

- Pues sí, ya era muy trasto. Cuando estaba ya en China, me enteré que lo habían echado del colegio por sacar una pistola en medio de clase. Después engañó a los jesuitas y a sus compañeros y amigos de clase que le ayudaron. Nuestro colegio era el mejor de América del Sur, y él, cuando alcanzó el poder, cerró el colegio y expulsó a todos los españoles de la isla. Cuando subió a la Sierra Madre, numerosos jesuitas se fueron de capellanes, y los traicionó a todos.

Prisionero en China

- En 1941, llegó usted a China.

- Sí, y allí comencé a estudiar el chino mandarín, que es una lengua endiabladamente difícil. En 1942 tuve que huir de Pekín por la II Guerra Mundial entre EE. UU. y Japón. En 1945 fui ordenado sacerdote, y estuve destinado a la misión de Anking, donde daba clases de inglés. En 1951 los comunistas ocuparon nuestra misión, y estuve prisionero en casa, donde enfermé de tifoidea, y me expulsaron de China.

- ¿Qué hizo entonces?

- Mis superiores me mandaron a Macao, que era colonia portuguesa. Llegué a una ciudad llena de refugiados muertos de hambre, sin dinero y sin trabajo. Olvidé mi enfermedad, porque tenía que dar salida a todas esas pobres familias. Comencé a recibir ayuda de Cáritas de los Estados Unidos y les repartía arroz, fideos y queso.

- Así que comenzó a organizar su labor en Macao. ¿En qué consistía su ayuda?

-- En ayudar a los refugiados que huían de China. Había algunos que incluso llegaban a nado, y no tenían absolutamente nada. Cada día venían 20, 40, 80. Hasta 30.000 refugiados chinos llegaron a pasar por nuestra misión. Nosotros les dábamos ropa, comida y un lugar para dormir. Después, cuando he vuelto algunas temporadas a España, me he encontrado con chinitos que estuvieron en mi casa.

- En 1969, las autoridades chinas le prohibieron seguir ayudando a los refugiados.

- Efectivamente. Cuando declararon Macao como territorio chino, nos prohibieron recibir más refugiados. Pero seguimos trabajando, y creamos un asilo de ancianas, otros dos de ancianos y un centro para retrasados mentales.

- ¿Cuándo comenzó su trabajo con los leprosos?

- En 1986 (con 73 años) comencé a trabajar en la provincia de Guangdong. Allí, en una isla, tenían tirados a todos los leprosos. Una noche fuimos en una lancha de pesca hacia la isla. Debería habernos visto; parecíamos contrabandistas. Yo llevaba cigarrillos para repartirlos entre los leprosos. Cuando llegamos a la isla, vimos algo que no se me olvidará jamás. Aquella gente vivía en un lugar sucio y asqueroso. Se me acercó un leproso y le extendí mi mano. Cuando él extendió la suya, me di cuenta de que no tenía más que un muñón. Y así todos los habitantes de la isla que se iban acercando. ¿Y qué podía hacer yo con los cigarrillos que había traído? Pues los iba encendiendo yo, y se los ponía a ellos entre los muñones.

- ¿Empezó a trabajar en esa isla?

- Sí, y al cabo de los años, fue un cambio total. En Macao, 25 monjas me ayudaban. Les pedí ayuda, y vinieron 5: una sevillana y cuatro indias. Al principio teníamos miedo a que el Gobierno chino nos cerrara los centros, así que trabajábamos con mucha discreción. Al cabo de los años, hasta las autoridades chinas nos pedían ayuda. Ahora, en Cantón, tenemos 40 leproserías.

- ¿Y qué le llevó a dedicarse a los leprosos?

- Cuando ves la pobreza, no puedes cruzarte de brazos. Tendría que ver el cambio en la vida de los leprosos. Cuando llegamos, no había agua ni electricidad; las casas estaban destrozadas, y todos pasaban hambre. Empezamos a hacer pozos, que cada uno me cuesta 20.000 euros, y conseguimos unas placas solares para calentar agua. Muchos leprosos me decían: "Padre, es la primera vez que nos duchamos con agua caliente".

"Nunca pido dinero"

- Hablando de dinero, ¿cómo lo consigue?

- Yo no consigo el dinero; el dinero me llega. Nunca pido; el Señor me lo envía.

- Todo el mundo conoce a la Madre Teresa, a Vicente Ferrer... ¿Por qué no se conoce al padre Luis Ruiz?

- No me preocupa eso; no hago propaganda de lo que hacemos. Siempre trabajo con los más pobres, y a la gente que trabaja conmigo le pido que sea discreta. Nosotros hacemos la labor de Dios: Él es nuestro Padre, y también el Padre de los leprosos. La labor cristiana es la de la caridad, no la de hacer ruido. Recuerdo que, cuando iba a entrar en China, las autoridades comunistas me dijeron que me daban el visado si no predicábamos a Cristo. Pero el mismo Jesús dijo que "si no creéis en mis palabras, creed al menos en mis obras". Hace unos años, un señor chino que se vino una semana conmigo a visitar las leproserías, me dijo: "Yo no creo en Dios, pero creo en el trabajo que hace el padre Ruiz". Y yo le respondí: "Pues si cree en mí, crea también en Dios".

- Algunos dicen que el Papa debería retirarse. A usted, que le saca siete años, ¿qué le parece?

- El Papa está más derrotado físicamente que yo. Pero tiene una cabeza y una conciencia que no están derrotadas... Mientras se pueda servir, sirve; cuando el Señor te diga basta, pues basta. Yo, todos los días, antes de salir a trabajar, paso por la capillita de mi casa y le digo al Señor: "Oye, si quieres llamarme hoy, me llamas". Y por la noche, cuando vuelvo a casa, le digo: "Gracias, Señor, porque has querido darme un día más para servirte".

 

Zenit


Noticias de América Latina:

http://www.aciprensa.com




Return to Camino