Semanario
"Iglesia en camino"

Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail:

Iglenca@jet.es

Iglenca@grn.es

Número 269.4 de octubre de 1998

Director: José María Gil

 

Portada

Los centros académicos de

la diócesis comienzan un nuevo curso

Tanto el Seminario Metropolitano con sede en Badajoz, como la Escuela de Formación Teológico-Pastoral abren estos días sus aulas para iniciar el nuevo curso académico.

El número de seminaristas permanece estable con respecto al curso pasado, 78 en total, 27 de ellos realizando estudios eclesiásticos y 51 en el menor. Llama la atención el hecho de que se equipara el número de jóvenes que acceden al mayor procedentes del menor y los que lo hacen llegados de fuera, procedentes de institutos y de la universidad.

El rector, Pedro María Rodríguez, destaca que el sacerdote que se busca para el futuro debe estar preparado para afrontar la evangelización en una sociedad materializada, con lo que ello supone de dificultad para el anuncio del Evangelio.

Por otro lado la Escuela de Formación Teológico-Pastoral engloba a la Escuela de Teología y las escuelas de agentes de pastoral. Ambas han formado desde su puesta en funcionamiento a más de 1.500 pesonas en toda la diócesis. Mientras que la primera ha sevido básicamente para profundizar en el conocimiento teológico de los seglares, las escuelas de agentes de pastoral, siete repartidas por toda la diócesis, facilita la formación teórico-práctica a laicos que trabajan en parroquias a través de cinco especialidades: catequesis, cáritas, pastoral juvenil, pastoral familiar y liturgia.

Editorial

La declaración de Mérida

No es frecuente, como saben los lectores, nuestra incursión en el terreno de la política, que no es el propio de esta publicación. Tampoco lo es el vivir en Babia o sentirnos ajenos a los intereses de nuestro país o, más en concreto, de España y de Extremadura. Sobre todo cuando entran en juego valores de orden superior, tales como la convivencia civil, la búsqueda de la paz o la justicia en todas sus acepciones.

Nuestra Iglesia local de Mérida-Badajoz no es ajena a los sentimientos de esperanza, que han brotado en el corazón de todas las gentes de bien, a lo largo y a lo ancho de las regiones peninsulares e insulares, a raiz de la tregua de acciones terroristas anunciada por ETA no hace todavía un mes. Apoyamos sin reservas a todas las partes implicadas en esta búsqueda de la paz y pedimos que se avance hacia ella con decisión y generosidad, con respeto a los derechos de todos, sin monedas de cambio inaceptables, como serían el menosprecio de las víctimas o la cesión a otros chantajes. Pero apostando en firme por la paz, buscándola por caminos de superación de odios y sentimientos de reconciliación.

En este contexto, se hace pública, al cierre de nuestra edición, la llamada Declaración de Mérida que acaban de suscribir conjuntamente los tres presidentes autonómicos de Andalucía, Extremadura y Castilla la Mancha. Dejando a otros la valoración política de ese importante documento, recogemos con agrado la voluntad clarificadora, el tono moderado, la solidez de criterios, y el sentido institucional del mismo, cuya lectura y discrenimiento creemos de utilidad para los más de diez millones de ciudadanos miembros de esas comunidades. La Declaración de Mérida puede servir de base idonea para una sosegada reflexión, o unos debates animados, sobre las implicaciones éticas de los nacionalismos, que pueden esclarecer nuestro juicio en punto a derechos y deberes de las personas y de las comunidades.

 

Carta del Arzobispo

Te damos gracias Señor

En el calendario litúrgico de la Iglesia han figurado desde siglos, y hasta hace poco, las famosas cuatro témporas, unas jornadas de oración al comienzo de cada una de las estaciones del año natural. Se mantienen todavía la del otoño, el 5 de octubre, con el nombre y cometido de Día de la acción de gracias. Lástima que no goce del relieve celebrativo y la implantación devocional que parece reclamar la dignidad del asunto.

No deja de interpelarnos al respecto que en los Estados Unidos se mantenga todavía con tanta fuerza el Día nacional de acción de gracias, Thanks giving day, celebrado, aunque no siempre en clave religiosa, en todos los Estados de la Unión. Mejor aún sería que, tanto allí como aquí, mantuviéramos la conciencia de que todos los días del año, con sus correspondientes horas y minutos, ofrecen ocasión propicia para la acción de gracias al Señor.

Son tantos los beneficios que nos llegan a diario de su mano generosa que, para agradecerlos debidamente, tendríamos que recitar de contínuo, con el corazón y con los labios, himnos y cánticos de alabanza, en los términos del salmo 102: "Bendice alma mía al Señor y todo mi ser a su santo nombre. Bendice alma mía a Yavé y no olvides ninguno de sus favores". Así lo recomienda, a su vez, el Apóstol Pablo, en su Carta a los colosenses: "Cantad a Dios, dadle gracias de corazón, con salmos, himnos y cánticos inspirados. Y, todo lo que de palabra y de obra realiceis, sea todo en nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de él" (Col. 3,16-17).

Todo es gracia

Hay que abrir bien los ojos y agudizar los oídos, los del alma se entiende, para tomar buena nota y darnos cumplida cuenta de que todo es regalo para nosotros: vida e inteligencia, techo y alimento, educación y cultura, fe cristiana y esperanza de salvación. Antes de ser personas que reciben dones, nos ha llegado el don de ser personas. O sea, todo: mi ser, mi yo, mi identidad en el universo. Entre nosotros y la nada se ha interpuesto el amor creador de Dios. Estamos en la galaxia de la gratuidad. Gracias viene de gratis. Nuestros nombres propios debieran ser Regalo, Don Limosna, Favor, Imagen, Criatura, Hijo. De nuevo el Apóstol: Qué tienes que no hayas recibido? Y si lo recibiste, de qué te glorías, cual si no lo hubieras recibido? (I Cor. 4-7).

Gracias viene de gratis. Estamos entonces exagerando cuando decimos que nuestro talante vital, nuestro modo de estar ante nosotros mismos, ante la naturaleza, ante cada persona y ante la sociedad, tendría que rezumar agradecimiento, eso que el refranero considera como cosa de bien nacidos. No se trata, ya me entienden, de una obsequiosidad cursi, sino de un estilo y unas maneras nada engreídos, nada altaneros, sin aire de perdonavidas, dispuestos a dar siempre algo, ya que lo recibimos todo.

Los pobres, más agradecidos

Las gentes agradecidas no siempre coinciden con aqellas otras que han sido mejor tratadas por la vida, ya sea con la conocida trilogía de salud, dinero y amor, ya con diversos beneficios de poder, influjo, cultura y muchos etcéteras. No; a menudo, los más agradecidos a Dios y a sus prójimos son los que, por su propia pequeñez y humildad, experimentan la necesidad de ayuda y, por lo mismo, la reconocen. Tampoco suelen ser los más felices, humanamente hablando. Existen seres humanos, y no son bichos raros, que respiran serenidad y alegría, que irradian sonrisas en su derredor, desde una silla de ruedas, desde la ceguera de nacimiento y desde una pobreza de solemnidad. Nadie, salvo Cristo, ha encarnado jamás con tanta grandeza y autenticidad esa postura, como el santo Job, cuyas son estas palabras" "Desnudo salí del vientre de mi madre y desnudo volveré a ;el. El Señor me lo dio, el Señor me lo ha quitado. Sea bendito el nombre de Yavé" (Jb. 2,21).

Comprende uno, cómo no? que las personas crucificadas por la pobreza o la enfermedad, las que sufren frustraciones duras en el orden afectivo, profesional, económico o incluso espiritual, no estén para sermones y se resistan incluso a oir hablar de acción de gracias a Dios en semejantes escenarios. Los creyentes sabemos bien que esas personas no están dejadas de la mano de Dios, ni privadas de su gracia, ni distantes de su amor, sino todo lo contrario. Decirles estas cosas no es hablarles de soflamas ni música celestial ni paños calientes. Muy por el contrario, cuando esto se les predica con el ejemplo, cuando se les acompaña evangélicamente en esos lances y trances, llegan a descubrir en su cruz una fuerza secreta de paz y de alegría. Ayudarles con respeto, con discreción, con delicadeza a descubrir ese tesoro es un servicio sin par. No confundamos, ni ellos ni nosotros, el placer con la felicidad. Esta tiene unas raíces más hondas.

La alabanza nos engrandece

Emergen también en este campo otras preguntas y objeciones: Dar gracias contínuas a Dios pase lo que pase, endosarle aleluyas y alabanzas, sin ton ni son, no será una adulación servil, inspirada acaso por el miedo? No quiero contestar de mi cosecha. Que lo hagan las monjas y monjes de los monasterios contemplativos; que lo hagan los componentes de los incontables grupos de oración que hoy pululan por nuestras parroquias; que testifiquen también los miles y miles de fieles, varones y mujeres, jóvenes y adultos, afiliados a Renovación carismática. Ellos han encontrado en la alabanza divina una fuente de gozo, un camino de libertad, una inefable autoestima, que no cabe en palabras. No adoreis a nadie, a nadie más que a El!

Y con mayor autoridad que estos testimonios, responde a esas objeciones este texto litúrgico de la Iglesia, sacado del cuarto prefacio para los días ordinarios: "Pues, aunque (Tú, Señor) no necesitas nuestra alabanza ni nuestras bendiciones te enriquecen, tú inspiras y haces tuya nuestra acción de gracias, para que nos sirva de salvación". En efecto, alabándole, Dios no gana nada; nosotros, muchísimo. Para entenderlo mejor, procede reproducir aquí un pequeño fracmento de San Ireneo, el insigne Obispo de Lyón, teólogo, escritor, viajero y mártir de finales del siglo II, sobre la alabanza de Dios como gloria del hombre:

"... Quienes se hallan en la luz no son los que iluminan a la luz, sino ésta la que los ilumina a ellos... en esto consiste precisamente la gloria del hombre, en perseverar y permanecer en el servicio de Dios. Y por esta razón decía el Señor a sus discípulos: No sois vosotros los que me habeis elegido, soy yo quien os he elegido, dando a entender que no lo glorificaban, al seguirlo, sino que, por seguir al Hijo de Dios, era éste quien los glorificaba a ellos..." (Contra las herejías).

Jesús ponderó mucho, como es sabido, los sentimientos y la expresión del agradecimiento a Dios por los beneficios recibidos, como lo acredita la curación de diez leprosos, de los cuales sólo uno vino a dar las gracias (Lc. 17,11-19). Era muy frecuente en El la acción de gracias al Padre en las diversas multiplicaciones de los panes y en la institución de la Eucaristía. La cual, como sabemos, significa precisamente "acción de gracias", en cuanto sacrificio y sacramento de la Nueva Alianza, y expresión máxima de la glorificación de Dios, como memorial de la muerte y la resurrección de su Hijo. Por eso, sin perder la reverencia, incurrimos en redundancia, en pleonasmo, o en más de lo mismo, al hablar de una misa en acción de gracias por alguna intención. La misa -y con ella la vida entera- es Acción de gracias.

 

Centrales

El número de jóvenes que acceden directamente al Seminario Mayor se equipara a los que lo hacen procedentes del Menor

Proceden de institutos y la universidad

Ayer se inauguró oficalmente el curso académico en el Seminario Metropolitano de San Atón. El número de seminaristas permanece estable respecto al curso pasado, 78 en total, 27 de ellos en el Seminario Mayor y 51 en el menor, que reciben el apoyo de 6 sacerdotes.

En el Seminario convivencuatro comunidades , la integrada por alumnos del primero, segundo y tercero de Enseñanza Secundaria Obligatoria, a la que pertenecen 30 chicos. A ella se vienen a sumar los 21 de segundo y tercero de B.U.P. Estas dos comunidades pertenecen al seminario menor. En el mayor se insertan otras dos integradas por aquellos jóvenes que realizan estudios eclesiásticos. Se trata de las comunidades de filosofía, con 19 miembros y la de teología, con 15.

El número de seminaristas que ha abandonado este año el seminario ha coincidido con el que ha entrado, ya que una de las tareas de esta institución diocesana, según el rector "es colaborar en el discernimiento vocacional de los jóvenes y si vemos que este no es su camino hay que decirlo. Unos se van con mucho gusto y otros no".

Tiempo de formación

Es de destacar la importancia que empieza a adquirir la entrada directa al Seminario Mayor de jóvenes procedentes de institutos o de la universidad. Este año serán tres de los seis que cursarán el primer año de estudios eclesiásticos. En este sentido Pedro Rodríguez afirma que su idea es que "antes de entrar en el seminario tengan un año o un tiempo determinado de preparación, de fundamentación. Se trataría básicamente de hacer un seguimiento durante el año anterior a su entrada en el seminario acudiendo a una serie de convivencias etc. La idea nuestra es que ese enlace entre la calle y el mayor sea más fundamentado, de esta manera los jóvenes se adaptan mejor a lo que viene".

Además de recibir formación académica los seminaristas llevan a cabo actividades de preparación pastoral como catequesis en parroquias y de tipo cultural como la organización de conciertos, conferencias, teatro o cine, tanto dentro como fuera del centro.

Desde el seminario se llevan a cabo actuaciones dirigidas a proyectar la institución fuera, de forma que llegue la inquietud vocacional al mayor número de jóvenes posible. Entre ellas figura el día del monaguillo, que reune a cientos de monaguillos de toda la diócesis en el seminario o una convivencia trimestral en la que los chicos de fuera conviven con los seminaristas. La mayoría de los chicos que han llegado este año al seminario han estado ya en estas convivencias.

Generosidad de los padres

En puertas de la puesta en marcha del nuevo curso académico, el rector del seminario animaba a los padres a ser generosos ya que muchas veces la razón de que tengamos pocos seminaristas está en que a los padres les cuesta trabajo desprenderse de los hijos. Pedro Rodríguez pide que si los jóvenes eligen el sacerdocio como camino los padres los animen.

Cómo serán los curas del 2000?

La misión del sacerdote en la sociedad varía en función de la propia sociedad, que dentro de cada momento concreto de la historia reclama un tipo de necesidades aunque la esencia sea siempre la misma: anunciar el Evangelio. Esa adaptación de la Palabra de Dios al entorno en el que se desenvuelven los sacerdotes exige el conocimiento de la realidad en la que viven. Pedro Rodríguez señala que en lo que se refiere a la formación de los futuros curas, a los curas del nuevo siglo y del nuevo milenio, le preocupan muchas cosas, pero destaca sobre todo que sean responsables en lo que se les pide, que no sean blandos en la vida porque en esta sociedad materializada en la que nos movemos cada vez hay que luchar más para implantar el Evangelio, cada vez son mayores las dificultades que encontramos.

Otro aspecto que resalta el rector es inculcar la disponibilidad en los jóvenes seminaristas. " Ahora, afirma, son disponibles pero deben saber ser disponibles cuando estén en el presbiterio, una vez que hayan sido ordenados sacerdotes, para aceptar las pautas del obispo en sus puestos pastorales".

Sobre el perfil del sacerdote del futuro, el rector no duda en responder que hay cosas que no cambian. "Tiene que ser un hombre de Evangelioprofundo, tiene que llegar a querer mucho a la gente a la que va a transmitir el Evangelio, pero al mismo tiempo estar muy unido a Cristo para no ser simplemente un amigo de la gente, sino una amigo que transmita a Jesús y su mensaje, que sepa estar muy abierto a las alegrías y a las penas de nuestro mundo, que esté muy encarnado en la vida".

Sobre la formación del cura del futuro hemos de decir que el Seminario Mayor depende de la Universidad Pontificia de Salamanca, por lo que las materias son comunes.Los teólogos al terminar sus estudios realizan un examen para obtener el bachiller en Teología.

 

Noticiario diocesano

Esta semana comienza el curso

La Escuela de Teología y la de Agentes de Pastoral han formado a más de 1.500 personas desde su fundación

La Escuela de Formación Teológico-Pastoral, que incluye la Escuela de Teología y la Escuela de Agentes de Pastoral, inicia su andadura esta semana. La Escuela de Teología orientará este curso sus planes de formación hacia la realización de seminarios diversos debido a que se encuentra en una etapa de transición hacia lo que será el Instituto Superior de Ciencias Religiosas, cuya puesta en funcionamiento está prevista para el próximo curso, de ahí que este año tan sólo se impartan clases de tercero de teología. El resto de la programación se basa en seminarios de gran interés orientados a profundizar en las líneas apuntadas en la encíclica "Tertio Millennio Adveniente" y en el documento "Líneas y criterios sobre la formación del laicado" emanado del Consejo Pastoral Diocesano.

La Escuela de Teología entró en funcionamiento en Badajoz en el curso 83/84. Desde entonces han pasado por la Casa de la Iglesia, donde tiene su sede, alrededor de mil personas. Ello ha supuesto, según su director, Elías López, "una gran riqueza para el laicado de la diócesis en cuanto a la formación se refiere. Eso se ha dejado notar en el compromiso laical, e incluso en el mismo lenguaje teológico, es decir, hemos conseguido que un cierto sector del laicado pueda hablar de tú a tú en cuestiones bíblico-teológicas con especialistas y con sacerdotes. No estaban ya en plan de inferioridad sino en plan de igualdad en cuanto se refiere a la formación teológico-pastoral".

A la formación se suma un compromiso visible en las comunidades parroquiales, incluso a nivel diocesano. Elías afirma que los alumnos que han acudido a la Escuela de Teología desde su fundación han buscado formarse para saber dar razón de su fe en el mundo complejo en el que vivimos.

Agentes de Pastoral

Las escuelas de agentes de pastoral han formado en cuatro promociones a unas 500 personas de toda la diócesis. A diferencia de la Escuela de Teología, la de agentes de pastoral cuenta con siete sedes con dirección propia cada una de ellas. Además de Badajoz, se imparten clases en Mérida, Zafra, la Serena, Tierra deBarros, Zona Sur (Jerez-Fregenal) y la Campiña Sur. Actualmente cuenta con 300 alumnos en total.

El director de la Escuela de Agentes de Pastoral, José Manuel Álvarez Maqueda, destaca que en ésta podemos apreciar una doble realidad. "En primer lugar un laicado que siente la necesidad de formarse más con vistas a prestar un mejor servicio a su comunidad parroquial. Estos seglares están dispersos por todos los rincones de la diócesis pero sienten la inquietud de unirse a otros para recibir juntos una preparación, de tal manera que encuentren un sentido a su aportación dentro de la Iglesia, en segundo lugar la escuela está sirviendo a los sacerdotes para actualizarse y reciclarse. Esto es una gran riqueza, ya que toda la diócesis está conectada mediante personas que trabajan en las parroquias y movimientos.

Especialistas para las parroquias

Las escuelas de agentes de pastoral suponen un apoyo importante para las parroquias en todos los campos. En ellas los seglares adquieren una formación básica en general y una especialización que responde a las demandas que efectúan las propias parroquias. Estas especialidades son cinco: catequesis, cáritas, pastoral juvenil, pastoral matrimonial y liturgia. A diferencia de la escuela de Teología, en esta son las parroquias las que envían a personas para que se forman en ellas según las neceseidades parroquiales. Ello hace que se trate de un auténtico servicio a la Iglesia.

Según el director de la Escuela de Agentes de Pastoral de Badajoz, José Manuel Álvarez Maqueda, "el que las personas que trabajan en sus comunidades se formen supone una inquietud revitalizadora dentro de la comunidad".

Álvarez Maqueda afirma que uno de los objetivos para el futuro es replantear desde las necesidades de las comunidades de la diócesis todo el marco de formación y actualizarlo con nuevas personas y nuevos contenidos .

Bioética y ateísmo, a debate público

El director de la Escuela de Teología, Elías López, ha dado a conocer los seminarios organizados por este centro para el presente curso académico. Los seminarios constituirán este año la parte central de la programación de la escuela. Entre los seminarios nos encontramos uno sobre bioética en el que se abordarán los aspectos ético-morales que rodean a la ciencia , así como los aspectos legales y médicos en la investigación científica, otro seminario analizará las bases del ateismo contemporáneo bajo el tíulo "un mundo sin Dios: análisis crítico del ateismo contemporáneo". Se trata de dos temas de máxima actualidad en nuestro mundo, caracterizado por el progreso científico no siempre armonizado con la moral y la ética, a las que muchas veces da la espalda debido, entre otras cosas, a la secularización de la sociedad, el agnosticismo o el ateísmo puro y duro. El resto de los seminarios programados se centran en temas estrictamente teológicos: "El Dios del perdón y de la misericordia: reflexión teológica del sacramento de la penitencia" y "Qué Iglesia, qué mundo , qué laico?

La Conferencia Episcopal Española, promotora de la muestra

"El Hijo del Hombre: el rostro de Cristo en el arte", en Madrid

La exposición "El hijo del hombre: el rostro de Cristo en el arte", organizada por la Conferencia Episcopal Española y la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Madrid, ha sido presentada en el Museo Municipal de la capital, sito en la calle Fuencarral, 78, donde se podrá visitar la muestra hasta el 25 de noviembre.

La presentación corrió a cargo del secretario general de la Conferencia Episcopal Española, monseñor Juan José Asenjo, y del concejal de Cultura del Ayuntamiento de Madrid, don Juan A. Gómez Angulo.

Cerca de ochenta piezas: pintura en tabla y lienzo, tallas policromadas, esculturas en piedra y bronce, piezas de orfebrería, marfiles, esmaltes, manuscritos miniados, dan a conocer cómo vieron los hombres a Jesucristo en cada época, desde la Edad Media a nuestros días.

En este sentido, don Juan José Asenjo, explicó que "con la exposición se pretende cumplir un mandato de la Conferencia Episcopal Española para el cuatrienio 1997 al 2000: dar a conocer a Jesucristo a través del patrimonio artístico de la Iglesia española, con la organización de una exposición plástica del arte de los distintos siglos de la Iglesia en España, con participación de obras de todas las diócesis que lo deseen, sobre Jesucristo, desde la Encarnación, hasta la Resurrección, Ascensión y Pentecostés. La intención no es sólo cultural, sino catequética y evangelizadora. Estos objetivos están en el origen de la Iglesia. Para ello se realizaron los retablos, las portadas de las catedrales... Se trata de una muestra, no tan grande como 'Las Edades del Hombre' de las diócesis de Castilla y León, pero de una gran calidad cultural. Ha conseguido su fin: mostrar el rostro de Cristo en las diferentes épocas con una selección de obras de arte de las diferentes diócesis de la Iglesia española".

Aportación diocesana

La exposición incluye una hermosa pieza de orfebrería de la diócesis de Mérida-Badajoz. Se trata del hostiario-copón de Zalamea de la Serena y de factura llerenense Es de caja hexagonal y tiene decoradas sus caras con una cabeza de querube entre cornucopias. Se colocan columnillas, a manera de contrafuertes, en las esquinas.

La pieza sirvió como sobrecopa a un cáliz, según fue bastante usual en la platería bajoextremeña, todavía en el Seiscientos. (SIC)

El huracán Georges produce graves daños en misiones dirigidas por misioneros extremeños

Se trata de diócesis de La República Dominicana y Puerto Rico

El huracán "Georges", ha sembrado muerte y destrucción en diversos países hispanoamericanos. En La República Dominicana, se ha cobrado 210 vidas humanas, si bien otras fuentes hablan de más de mil, y ha dejado un saldo de unos 100.000 desplazados de sus viviendas por las aguas desbordadas. La diócesis de Barahona, en la que trabaja una misionera seglar extremeña, Guadalupe Nieto, de La Morera, ha sido una de las más afectadas. Según la agencia de noticias Zenit, un documento firmado por el obispo don Fabio M. Rivas y por los encargados diocesanos de la pastoral social revela que "toda la producción agrícola de la región tanto en el llano como en las montañas ha quedado destruida, sólo una parte de la producción cafetalera se podrá salvar". Por otra parte, las infraestructuras han quedado seriamente dañadas y los pequeños negocios de la zona devastada han sido destruidos por las inundaciones. Desde la zona se ha solicitado la ayuda internacional.

El huracán ha afectado también a otras misiones dirigidas por los misioneros extremeños José Lozano, de Santa Marta y José Galán, de Hornachos, que desarrollan su labor pastoral en Puerto Rico. No obstante aquí los daños son inferiores a los de la República Dominicana y ya han comenzado a recibir ayuda de E.E.U.U. José Lozano ha destacado que a pesar de la destrucción material de la isla, las iglesias pertenecientes a la misión han quedado milagrosamente intactas. En cuanto a las viviendas de los feligreses han resultado destruidas totalmente unas cuatrocientas, las casa de los más pobres, construidas con madera. En total, en toda la isla" se han destruido unas 65.000 viviendas.

 

 

Otras noticias

Se celebró en Mérida

Más de 300 personas perticipan en la XXI Ultreya de Cursillos de Cristiandad

El movimiento de Cursillos de Cristiandad celebraba el pasado domingo su XXI Ultreya en las instalaciones del colegio Salesiano de Mérida. Más de 300 personas se congregaron en este encuentro, que arrancaba a las 11 de la mañana. Antonio Bellido, párroco de Santa Eulalia expuso una meditación centrada en el Espíritu Santo y los sacramentos del Bautismo y la Confirmación. Posteriormente José Moreno, Director de la Escuela de Llerena expuso la ponencia "El MCC: Peregrinos hacia el Padre", que estuvo seguida de la puesta en común de testimonios de los cursillistas.

El Presidente Diocesano del Movimiento de Cursillos, Francisco Babadilla agradecía a todos su presencia y daba paso a la celebracicónde la Eucaristía presidida por el Arzobispo, que compartió la jornada con los cursillistas.

Por otro lado el movimiento de Cursillos de Cristiandad ha celebrado a finales de septiembre el X Encuentro de Jóvenes. Durante un fin de semana se propuso a los participantes en este encuentro reflexionar en torno al lema "Te busco". Los jóvenes, procedentes de Atalaya, Badajoz, Bienvenida, Bodonal de la Sierra, Calamonte, Jerez de los Caballeros, Llerena, Oliva de La Frontera, Zafra y Zahínos, fueron desarrollando diversos temas que serían sintetizar las etapas de un encuentro con Dios.

El próximo Cursillo de Cristiandad se celebrará en Gévora entre los días 5 y 8 de diciembre.

Badajoz

El Arzobispo presidió la misa de acción

de gracias por el 70 aniversario del Opus Dei

Con la asistencia de numerosos sacerdotes concelebrantes y gran número de fieles, el arzobispo de Mérida-Badajoz, don Antonio Montero, presidió el pasado día 6 en el templo parroquial de San Juan Bautista, de Badajoz, una solemne misa de acción de gracias a Dios con motivo de cumplirse los 70 años de la fundación del Opus Dei.

Durante su homilía Don Antonio destacó la figura del fundador de la Obra y su validez como instrumento para alcanzar la santidad personal dentro de una gran familia , así como su gran labor en el seno de la Iglesia. El Opus Dei, que tiene una importante presencia en la diócesis de Mérida-Badajoz y que fue erigido prelatura personal por el Papa Juan Pablo II en 1982, fue fundado en Madrid el 2 de octubre de 1928 por el sacerdote aragonés Beato Josemaría Escrivá de Balaguer. Extendida por todo el mundo, en la actualidad forman parte de la prelatura cerca de 80.000 personas (46.000 en Europa).

Bajo la atención pastoral de un prelado y su presbiterio propio, los fieles del Opus Dei tienen como fin promover en todo el mundo y en personas de toda condición social la llamada universal a la santidad, mediante el desempeño del trabajo y demás tareas de la vida ordinaria, haciendo de ellas también medio de evangelización de todos los ambientes de la sociedad.

En nuestra diócesis

En nuestra diócesis el Opus Dei cuenta con una presencia importante de seglares con 5 centros ubicados en Badajoz, desde los que se atienden numerosas labores apostólicas en Mérida y en otras poblaciones.

Al Opus Dei está unida también de manera intrínseca la Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz, una asociación de clérigos de la que, además del clero de la Prelatura, forman parte unos 2.000 sacerdotes y diáconos de numerosas diócesis del mundo, de los que casi medio centenar son de la de Mérida-Badajoz, los cuales, permaneciendo en total y exclusiva dependencia de sus respectivos obispos diocesanos, buscan la vivencia de la santidad según el espíritu del Opus Dei, mediante el ejercicio del ministerio sacerdotal, y el fomento de la fraternidad con sus demás compañeros del Presbiterio.

Campaña de un matrimonio de Mérida para un orfanato en Perú

La campaña iniciada por el matrimonio emeritense María Luisa Sierra y Diego Sierra, a la que se sumaron colegios, parroquias, hospitales y mucha gente anónima, ha concluído con el envío de más de 11.000 kilos de productos de primera necesidad al orfanato J.A.V.A. de Ayucucho, en Perú.

La idea de lanzar la campaña estuvo en la adopción de una niña que vivía en el orfanato por parte de esta familia y comenzó en abril, en el colegio "Dion Casio". La campaña se fue extendiendo a otros colegios de Mérida, a la parroquia de San Antonio, a la que pertenece el matrimonio promotor de la idea, a Cáritas a otras parroquias del entorno de Mérida, al arciprestazgo de Orellana y a los hospitales de Badajoz. Uno de los principales problemas que se plantearon fue el porte del contenedor, que rondaba el millón de pesetas y el coste del transporte interior una vez llegado a Perú. Para ello se está actualmente recaudando dinero.

Los arciprestes preparan el curso

 

Los 17 arciprestes se reunían el pasado día tres en Villagonzalo presididos por el arzobispo para programar el nuevo curso. En la reunión se abordaron las líneas y criterios de la formación del laicado y se presentó el directorio de pastoral prematrimonial aprobado tras varias sesiones de estudio y elaboración por parte del Consejo del Presbiterio. Así mismo los arciprestes conocieron las bases del Congreso Interdiocesano que bajo el lema "La Iglesia en Extremadura ante los desafíos de la pobreza" se va a desarrollar en octubre del próximo año. El vicario de culto expuso los actos diocesanos que se llevarán a cabo dentro del tercer año de preparación al jubileo del 2000. Además el Consejo Episcopal ofreció cinco temas para su estudio en las reuniones arciprestales: pastoral prematrimonial, guía para la formación del laicado, congreso sobre pobreza, la reconciliación como tema central del tercer año jubilar y el directorio general de catequesis.

Mirada a nuestro tiempo

Témporas para la paz

Hay en nuestro calendario litúrgico unas celebraciones que lamentablemente suelen pasar desapercibidas incluso para los cristianos más practicantes: se trata de las TEMPORAS DE ACCIÓN DE GRACIAS, al terminar la cosecha y las vacaciones, y DE PETICIÓN, al comenzar un nuevo curso.

El pasado día 5 la liturgia nos invitaba a celebrar una o varias jornadas de acción de gracias a Dios por la cosecha recogida a lo largo del año. Esta celebración viene de cuando los hombres estaban más pendientes de los frutos de la tierra: el grano, el vino y el aceite. No es que ahora no sean necesarios -máxime en una tierra tan agrícola como la nuestra-, pero todo apunta a que por encima de estas necesidades han surgido otros valores aún más básicos y urgentes.

Los creyentes no debemos dejar pasar esta celebración de la Iglesia para dirigirnos a Dios y darle gracias por los dones que recibimos cada día. También es ocasión para pedirle aquello de lo que carecemos y que sólo el Autor de toda gracia nos puede dar.Estas témporas que ahora celebramos son una buena ocasión para agradecerle a Dios la incipiente semilla de la paz que acaba de nacer. Es verdad que le queda un largo y difícil camino para que sea un fruto del que el pueblo español pueda disfrutar y que son muchos los obstáculos que hay que vencer hasta que se recupere el gusto por la paz (sobre todo después de los continuos atentados que ésta ha sufrido); pero mientras la inteligencia y el tacto de los hombres ponen lo mejor de sí mismos, los que vivimos de la fe no podemos dejar de pedírsela a Dios, conscientes de que al final todo depende de Él.

Amadeo Rodríguez Magro
 

Página litúrgica

Celebramos el XXVIII Domingo del Tiempo Ordinario

Palabra de Dios

 

-Libro de los Reyes 5, 11-17

En aquellos días, Naamán de Siria bajó al Jordán y se bañó siete veces, como había ordenado el profeta Eliseo, y su carne quedó limpia de la lepra, como la de un niño.
Volvió con su comitiva y se presentó al profeta, diciendo: Ahora reconozco que no hay dios en toda la tierra más que el de Israel. Acepta un regalo de tu servidor.
Eliseo contestó: Vive Dios, a quien sirvo! No aceptaré nada.
Y aunque le insistía, lo rehusó. Naamán dijo: Entonces, que a tu servidor le dejen llevar tierra, la carga de un par de mulas; porque en adelante tu servidor no ofrecerá holocaustos ni sacrificios a otros dioses fuera del Señor.

-Salmo 97. 1. 2-3ab, 3cd-4

R. El Señor revela a las naciones su salvación.
Cantad al Señor un cántico nuevo,
porque ha hecho maravillas;
su diestra le ha dado la victoria,
su santo brazo.
El Señor da a conocer su victoria,
revela a las naciones su justicia:
se acordó de su misericordia y su fidelidad
en favor de la casa de Israel.
Los confines de la tierra han contemplado
la victoria de nuestro Dios.
Aclama al Señor, tierra entera,
gritad, vitoread, tocad.

-Primera carta a Timoteo 2, 8-13

Querido hermano: Haz memoria de Jesucristo resucitado de entre los muertos, nacido del linaje de David. Este ha sido mi Evangelio, por el que sufro hasta llevar cadenas, como un malhechor; pero la palabra de Dios no está encadenada. Por eso lo aguanto todo por los elegidos, para que ellos también alcancen la salvación, lograda por Cristo Jesús, con la gloria eterna.
Es doctrina segura: Si morimos con Él, viviremos con Él. Si perseveramos, reinaremos con Él. Si lo negamos, también Él nos negará. Si somos infieles, Él permanece fiel, porque no puede negarse a sí mismo.

- Evangelio según san Lucas 17, 18-19

Yendo Jesús camino de Jerusalén, pasaba entre Samaria y Galilea. Cuando iba a entrar en un pueblo, vinieron a su encuentro diez leprosos, que se pararon a lo lejos y a gritos le decían: Jesús, maestro, ten compasión de nosotros. Al verlos, les dijo: Id a presentaros a los sacerdotes.
Y mientras iban de camino, quedaron limpios. Uno de ellos, viendo que estaba curado, se volvió alabando a Dios a grandes gritos y se echó por tierra a los pies de Jesús, dándole gracias. Este era un samaritano.

Jesús tomó la palabra y dijo: No han quedado limpios los diez?; los otros nueve, dónde están? No ha vuelto más que este extranjero para dar gloria a Dios? Y le dijo: Levántate, vete; tu fe te ha salvado.

Lecturas bíblicas para los días de la semana
12, lunes: 1Cr 15, 3-4, 15-16(o Hch 1,m 12-14);Lc 11, 27-28.
13, martes: Ga 5, 1-6; Lc 11, 37-41.
14, miércoles: Ga 5, 18-25; Lc 11, 42-46.
15, jueves: Si 15, 1-6; Mt 11, 25-30.
16, viernes: Ef 1, 11-14; Lc 12, 1-7.
17, sábado: Ef 1, 15-23; Lc 12, 8-12.
18, domingo: Ex 17, 8-13; !Tm 3, 14-4, 2; Lc 18, 1-8.

Comentario litúrgico

La ley que mata

San Lucas nos describe la escena con detalles que se nos escapan a los que no estamos muy enterados de las leyes que ordenaban el estatuto social de los leprosos. Pero es necesario detenernos en esos detalles, así descubriremos la novedad que trae Jesús respecto a los comportamientos meramente legalistas,
En primer lugar el evangelista nos dice que los leprosos, que deseaban pedir la curación a Jesús, "se pararon a lo lejos". Respetaban, de este modo, la prohibición que recaía sobre los leprosos de no acercarse a los poblados ni a los caminos.
La actitud de Jesús rompe el contexto legal pues les habla y les da un consejo que los llevará a la curación: "Id a presentaros a los sacerdotes".
Se realiza la curación prometida y el grupo se rompe. Nueve de ellos siguen el camino de la ley que obliga a al leproso, que se cure, a presentarse a un sacerdote para que le dé el certificado de que está curado y pueda ser admitido de nuevo en sociedad.
El décimo, precisamente samaritano, no hace caso a la ley y vuelve hacia atrás al encuentro con Jesús. La acogida que le dispensó Jesús tuvo que desconcertar a los escribas y fariseos pues alabó su comportamiento y añadió: "Los otros nueve, donde están? No ha vuelto más que este extranjero para dar gloria a Dios?".
La queja de Jesús debe plantearnos una revisión de nuestra vida cristiana. Veamos si nos comportamos con un frío sometimiento a la ley o, más bien, con la espontaneidad de un corazón agradecido, que se sabe ante un Dios, que se estremece más ante un pecador agradecido por el perdón recibido, que ante un observante de la ley que se cree con derechos ante Él.
Antonio Luis Martínez
 

Santoral

14 de octubre:

Santa Angadrisma (+ 696)

Leprosa ella, con un nombre como el suyo y santa....No cabe duda de que estamos ante una mujer que dejó pintar a Cristo, su autorretrato en la propia alma alma, pues no otra cosa es lo que hace el Señor con aquellos que, libremente lo dejan . El capítulo nupcial de su vida bien podría titularse así: "de cómo un enorme horror impide otro mayor". Me explico: es hija del conde palatino del rey franco Clotario III. Su matrimonio se pacta con el noble Ansberto, por razones de Estado. Angadrisma no desea casarse ni va libremente al matrimonio, pero infectada por la tremenda lepra, la boda es indefinidamente pospuesta. Su prometido ingresa en un monasterio y ella en otro, curando posteriormente. Ambos ocuparán sus respectivas sillas abaciales y llegarán a santos: él como obispo de Rouen y ella como superiora de Vauvais, ciudades que los tienen como sendos patronos. Ahora la moraleja final: resulta que el matrimonio o es una opción libre o, simplemente, no es, no existe: antes de un forzado "sí" es preferible una enfermedad.

-Está usted diciendo que la lepra es preferible a alguna otra cosa? .

- Estoy afirmando que conozco corazones leprosos de rencor y envidia por haber casado a la fuerza. Eso.

No, si ya verán ustedes como Angadrisma y Ansberto son toda una lección de libertad: bastante tuvieron con sopotar sus nombres, para , además, tener que aguantarse el uno al otro por simples conveniencias estatales. En el siglo XX sabemos mucho de como el Estado anula a las personas, que se lo pregunten si no a los comunistas y a los nazis

Manuel Amezcua

Los santos de la semana

12, lunes: Ntra. Sra. del Pilar. Dómina, Opilión, Rotobaldo.
13, martes: Teófilo, Lubencio, Venancio, Paracesve, Fausto, Jenaro, Marcial.
14, miércoles: Calixto, Gaudencio, Justo, Juan Ogilvie.
15, jueves: Teresa de Ávila, Tecla, Magdalena.
16, viernes: Eduvigis, Margarita M. de Alacoque, Longinos, Gerardo.
17, sábado: Ignacio de Antioquía, Rufino, Zósimo, Natalia.
18, domingo: Lucas, Asclepíades, Justo, Prócul.

Contraportada

De filósofa atea a mártir de la fe

El Papa cononiza este domingo a Edith Stein, una carmelita judía asesinada por los nazis

Este domingo, 11 de octubre, el Papa Juan Pablo II canonizará a Edith Stein, una mujer singular que en su existencia resume el sufrimiento del ser humano del siglo XX.
Judía de raza, alemana de nacionalidad, filósofa de profesión y mística de espíritu, Edith Stein ha encarnado la grandeza humana que busca con pasión la Verdad con mayúscula y, a la vez sufre, hasta el martirio, a manos de una de las irracionalidades más crueles de la historia: el nazismo que la llevó a la muerte el 9 de agosto de 1942 en campo de exterminio de Auschwitz, por la sola "razón" de ser judía y monja carmelita.
En el listado del campo se resume su "biografía" en estas escuetas líneas: "Número 44.070: Edith Theresa Hedwig Stein, Echt. Nació el 12 octubre 1891 en Breslau y murió el 9 agosto 1942" en Auschwitz.
Así de escasos son los datos, como también las 150 millas que separan ambos lugares. Pero el medio siglo de existencia de Edith Stein es un largo y fecundo periplo lleno de vivencias: pasó de ser filósofa atea a mártir de la fe, y en medio se debatió entre dudas, búsquedas y sufrimientos; defensa de la dignificación de la mujer y prejuicios; conversión religiosa e intransigencia de los suyos; ingreso en el Carmelo y odio del racismo nazi y, por fin, la entrega de su vida en el holocausto de su raza y de su fe.
Una mujer del siglo XX y de siempre: intelectual inquieta y contemplativa apasionada. En ella fe y razón se hicieron armonía. "Meine Sehnuscht nach Wahreheit warein einziges Gebet" (Mi deseo por la verdad fue en sí mismo una oración), dijo resumiendo su vida. Todo un diálogo fe y cultura, que hoy se diría.

Nacida en 1891, en la en otro tiempo ciudad alemana de Breslau, hoy de Polonia, Edith Stein era la más pequeña de once hermanos de una familia judía muy devota. A la muerte de su padre, será la madre quien saque adelante el hogar.

De natural muy sensible, dinámica y nerviosa, exigente en su idealismo ético y en sus compromisos de participación en asociaciones reivindicativas de los derechos socio-políticos, especialmente de las mujeres, Edith comenzó muy pronto a despuntar como una estudiante brillante, preocupada siempre por el sentido de la existencia humana, primero en la Universidad de Breslau y, luego, en la de Gottingen, donde continúo sus estudios bajo la dirección del fundador de la Fenomenología, el célebre filósofo Edmund Husserl.

Tanto le impresionó a éste las cualidades intelectuales y buen hacer de su discípula que la eligió para que fuera su ayudante en la Universidad de Friburgo. Llegó a decir de ella que era la alumna que mejor tesis doctoral había realizado en Filosofía. La concluyó en 1916 con la máxima calificación.

Pero Europa en aquellos años no estaba para muchas cuestiones intelectuales, ya que vivía inmersa en la I Guerra Mundial, y Edith sabía que no podía quedarse en los libros, sino que también había de echar una mano como voluntaria, junto con otras jóvenes estudiantes en la atención a los heridos en los hospitales. Pidió que la destinaran a uno para enfermos infecciosos. Al concluir su servicio en la Cruz Roja, fue condecorada con la medalla al valor.

El drama de la guerra había venido a añadir interrogantes a la lucha religiosa que Edith libraba desde hacía tiempo en su interior. La muerte de un amigo, A. Reicnar, y las conversaciones con su viuda, creyente convencida le van preparando el camino para el retorno a la fe, que acompañó con la lectura del Nuevo Testamento. Llegaría su conversión, el golpe de gracia, en casa de unos amigos al leer "La vida de Santa Teresa de Jesús". Lo que tan intensamente venía estudiando a través de la filosofía: la verdad del objeto, de las cosas en sí mismas, lo encontró en la Santa de Ávila como "la verdad del amor", que no es de conocimiento, sino de relación. Teresa de Jesús va a ser, a partir de entonces, su maestra y por ello tomará su nombre al ser bautizada en la fe católica el 1 de enero de 1922.

La oposición de la familia no se hizo esperar, aunque Edith mantuvo, por su parte, los lazos familiares y continuó asistiendo a la sinagoga con su madre. En este momento de su existencia comienza una nueva etapa, también de búsqueda, que no podía ser menos en esta perseguidora de la verdad y del sentido del vivir. Quiso hacerse carmelita y se lo desaconsejaron de momento, pero sí interrumpió su brillante carrera en la universidad y se puso a enseñar alemán, a dar conferencias en defensa de los derechos de la mujer, a escribir artículos y, sobre todo, pasa largos momentos de oración. Su personal e interior peregrinación de la fe, le van adentrando, cada vez más, en la intimidad de Dios, en la morada interior, en la comunión con el Esposo. Son los caminos místicos de una mujer de letras, de razónde amor.

Ingreso en el Carmelo

El día 14 de octubre de 1933, con 42 años, Edith Stein ingresa en el Convento Carmelita de Colonia y toma el nombre religioso de Hermana Teresa Benedicta de la Cruz. En este monasterio Edith continúa estudiando y escribiendo, sobre todo lo hace en su gran obra "Ser Infinito y Eterno" y en otras como "La Ciencia de la Cruz", "Caminos para el conocimiento de Dios", etc.

No son tiempos fáciles para hacerse monja los que le tocó a esta judía conversa. Ella había encontrado la paz en el claustro y, en el siglo, Alemania se encaminaba a una de las convulsiones más duras de su historia, caía en manos de Adolfo Hitler, que acababa de ganar las elecciones a la cancillería germana.

A Edith Stein, conocedora profunda de la realidad, de los fenómenos, no le pasa desapercibida la tormenta y el sufrimiento que se avecinan con Hitler en el poder. Los intelectuales no están en las nubes,como se piensa, pues ellos detectan, antes que nadie, las desgracias que amenazan a los pueblos.

La vida conventual de la H. Teresa Benedicta de la Cruz va a ser corta y, sobre todo, "de Cruz". Pasará cinco años en el Carmelo de Colonia y casi cuatro en el de Echt (Holanda), donde se refugia para no poner en peligro la vida de las carmelitas de Colonia. En el monasterio vivió una auténtica "vida escondida en Cristo", hasta tal punto que a las otras monjas les pasó desapercibido el renombre y prestigio que esta mujer tenía como intelectual fuera de los muros monacales.

Pero a quienes no le pasó inadvertida la presencia de Edith Stein fue a la Gestapo ya que dieron con la carmelita judía y el 2 de agosto de 1942. A las 5 de la tarde la hicieron prisionera junto con su hermana, a la que sencillamente dijo para consolarla: "Rosa, han venido por nosotras, vamos con nuestra gente". Las trasladaron al campo de Amersfoort y Westerbork, y de allí al de Auschwich donde murieron en la cámara de gas el día 9 de agosto. El comportamiento cristiano de la Hermana Teresa fue ejemplar. Su memoria ha permanecido y el 1 de mayo de 1987 Juan Pablo II la beatificó."Nos inclinamos dijo el Papa ante esta gran mujer ante esta gran hija de Israel". Volvemos a hacerlo en este domingo de octubre.

JMG


Return to Camino
Please send your comments and problem reports to Michael Olteanu.
E-mail root@christusrex.org