Semanario
"Iglesia en camino"

Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail:

Iglenca@jet.es

Número 316. 10 de octubre de 1999

Director: José María Gil

Redactor Jefe: Juan José Montes

 

Portada

Se pone en marcha el Sínodo de los Obispos para Europa

Obispos de toda Europa se reúnen en Roma para analizar el futuro de la Iglesia

El viernes, día 1 de octubre, daba comienzo en el Vaticano el Sínodo de los Obispos Europeos. Este sínodo, que se prolongará hasta el día 23, ha puesto desde el primer momento sobre la mesa los desafíos que tiene que afrontar la Iglesia si quiere que el cristianismo no se convierta en una realidad del pasado en la Europa del tercer milenio.
En este gran evento participan 197 padres sinodales y cerca de 50 auditores y delegados fraternos que responderán a una pregunta apremiante: ¿Qué tiene que decir la Iglesia a una Europa que parece encaminarse hacia una "tranquila apostasía"?
Entre los padres sinodales figuran once obispos españoles. También asiste un grupo de teólogos de nuestro país y cuatro de los 38 auditores.
El día 22 se votarán las propuestas y el 23 será la clausura.
El Papa sigue las sesiones como un obispo más.

 

Editorial

Violencias familiares

Parece, Dios lo quiera, que ha amainado un tanto la racha de mujeres maltratadas y hasta violentamente asesinadas por sus cónyuges. En su momento más negro de hace unos meses, se publicaron abundantes y juiciosos comentarios sobre unos hechos tan abominables, sin limitarse a increpar a los verdugos, sino ahondando también en las raíces del fenómeno y en los caminos más idóneos para erradicarlo.

Ahora nos llegan nuevas oleadas, una de cieno sobre las redes de prostitución infantil a través de Internet; otra de indignación y de espanto por la familia francesa que ha maltratado y torturado sistemáticamente a los niños menores de cinco años; y una tercera de desconcierto y de meditación, motivada por la sentencia judicial en Galicia por la que se expulsa del hogar paterno a dos jóvenes hermanos, de 19 y 22 años, por los insultos, malos tratos y amenazas de muerte que ambos han infligido a sus progenitores.

Todo eso nos deja sin palabras y hace difícil, por no decir imposible, dedicarles un comentario sereno. Los hechos se comentan por sí mismos y, en los tres casos, despiertan un malestar horripilante. Sobran, por evidentes, los lamentos y las imprecaciones. Bástenos apelar a la conciencia de todos para lo que podemos llamar terapia preventiva de tan bochornosos excesos.

Y con referencia a los jóvenes expulsados judicialmente de su hogar, junto a una pena infinita porque hayan dado motivos para una sanción tan dura, la llamada a las familias, a las escuelas y a las catequesis, para que conjuren con tiempo los excesos infantiles y adolescentes que puedan conducir a semejantes barbaridades.

 

Carta del Arzobispo

Arrimar el hombro

No somos extraterrestres, ni navegantes solitarios, ni exploradores perdidos en una isla desierta. Somos habitantes, vecinos, peatones, consumidores y contribuyentes de una sociedad de muchedumbres. Todos actuamos a la vez como actores del gran teatro del mundo, que plasmó Calderón, o de la comedia humana ideada por Balsac. Los humanos somos familia, municipio, parroquia, comunidad. Pero también somos gente, rostros anónimos, guarismos de una estadística, masas de un estadio.

Y como, en última instancia, somos sujetos y no objetos, aunque nos sintamos o nos traten como tales, asoma siempre a la mente y a los labios esta descarada pregunta: ¿Quién soy yo? ¿Qué pinto yo? ¿Qué pito toco en esta banda? ¿Quién me ha dado vela en este entierro? ¿No será cosa de irse con la música a otra parte?¿A dóndel?Las preguntas son exageradas, porque nadie, por lo común, está tan desinstalado en nuestro ambiente que no ocupe algún sitio en el escenario ni encarne algún papel en la representación. Pero se dan en ella, lo mismo en la ficción que en la vida real, personajes que sostienen la obra con el peso de su actuación y otros secundarios que completan el cuadro; a más del apuntador, el director y el personal de tramoya, ocultos tras las bambalinas. El resto son espectadores, que sólo utilizan las manos para aplaudir o los pies para protestar.

Bordar el propio papel

Haciendo buena la ocurrencia de Oscar Wilde de que la naturaleza imita al arte, digamos aquí, para entendernos, que la vida debe copiar al teatro. Aquella, claro está, es más ancha que el teatro, aunque sea el romano de Mérida, y hasta que el anfiteatro, porque ofrece papeles variados de singular atractivo a todos los que se prestan a ello de buen grado. Los más tienen ya asignado su personaje, tan ajustado al actor, que coincide con su propia persona y con su puesto en la vida: madre, obrero, profesor, alcaldesa, veterinario. Eres lo que eres y lo representas a la perfección.

Actuar bien, bordar el papel de aquella figura y función donde ya nos ha colocado la historia personal. Eso supone un constante desafío a nuestra conciencia, es un test excelente sobre nuestra grandeza o cortedad de miras. Durante mi servicio sacerdotal primerizo en una parroquia de Roma, pude acompañar espiritualmente a un policia municipal de aquella ciudad, de los que guiaban el tráfico con grandes gesticulaciones y empinados sobre una especie de púlpito en el cruce de dos grandes avenidas urbanas. El pobre acababa extenuado y eso que lo relevaban cada pocas horas. Me impresionaba la meticulosidad con que procuraba cumplir su deber, su alto concepto de este servicio, hasta con afanes de santidad, aparte de ser en su barrio un vecino entrañable, un padre ejemplar y un feligrés muy activo. Gianni -le pongo ese nombre-arrimaba el hombro o, en negativo, no era de los que escurren el bulto.

Ya me ha salido lo de "arrimar el hombro", certera expresión donde las haya, para poner de manifiesto una disponibilidad permanente de servicio a los demás. El hombro no se arrima para que le den a uno la palmadita de felicitación, sino para compartir con otros una carga. Compartir he dicho; y ahora, que ya no hay cargadores de los muelles del puerto, la imagen que asoma a mi imaginación es la de los costaleros de las cofradías, bajo el larguero de las andas de la imagen, que portan, hombro con hombro, nunca mejor dicho, al Cristo o la Virgen en su trono, entre las multitudes fervorosas del recorrido urbano. Aunque provistos de hombrera y un mínimo cojín amortiguador, el madero se clava en el hombro y hay costaleros que ensayan hasta encallecer la zona de apoyo.

Servir sin obligación

Bien; esa es la metáfora. La lección moral o el mensaje espiritual, va más allá de las andas, para ellos y para todos. Lo que se trata es de ir procesionando por la vida, presto a arrimar el hombro en todo lo que se tercie. "Yo no he venido a ser servido, sino a servir" (Mt 20,28) dijo y practicó el Maestro. Ese talante va más allá del estricto cumplimiento del deber, como interpretación perfecta del propio personaje en el teatro del mundo o en la comedia humana. Supone estar listos, sin tener obligaciones, para todo lo bueno que nos salga al paso, y muy en especial para todos los servicios comunitarios, que no estén programados, o no los asume nadie, o deja de hacerlos aquel a quien corresponde. Cosas tan triviales, v. g., como servir la mesa o fregar los platos en comidas de muchos sin suficiente servicio, como quedarse de guardia para que salgan otros, sacrificar el fin de semana o hacer suplencias inesperadas.

Todos conocemos y creo que envidiamos, sin imitarlas demasiado, a gentes así. Pero, puestos a bucear en el tema, entiendo que "arriman el hombro" todos los voluntariados que han adquirido el compromiso estable de prestar un servicio gratuito para una causa noble. Que puede ser, en lo humano, la ecología, el cuidado de ancianos o minusválidos, la oferta de socorro en catástrofes naturales fuera de nuestro país. Lo son todo eso, desde la fe, el evangelio y la Iglesia, todos los ministerios al servicio de la comunidad creyente o de los hombres en plural. Así los catequistas (algunos toda la vida), los voluntarios de cáritas, los visitadores de enfermos, los animadores litúrgicos y de los grupos de oración.

Jugarse el tipo

Las hazañas más grandes y hermosas que llevan a cabo los mejores hombres y mujeres del planeta (en contrapartida de tantas tragedias y miserias del globo) todas las acometen sin obligación de hacerlas: los poetas y los artistas, los sabios e investigadores, los hombres de Estado ejemplares, los misioneros y misioneras, arrimaron el hombro con coraje e ilusión, para el servicio del hombre, para la gloria de Dios o para ambas cosas, complicándose la vida, metiéndose donde no los llamaban, arreglando el mundo a su manera y jugándose el tipo. Hay muchos modelos de santidad cristiana, pero éste de dar el todo por el todo lo es en grado superlativo.

Nuestra sociedad funciona mal y nuestra Iglesia pobremente, por la falta de arranques pequeños en el quehacer de cada día: asistir a reuniones, comprometerse en un servicio periódico, matricularse en un curso de reciclaje, abonar una cuota fija, soportarse entre sí en la familia. O porque falta el coraje para los compromisos profundos: casarse "para siempre" en el Señor, adoptar uno o más niños en un hogar sin ellos, amarrarse con cargos o servicios en la parroquia y en la diócesis. Y ¿qué diremos de nuestros y nuestras jóvenes mejores? Escuchan la llamada del Maestro: -"Ven y sígueme, te haré pescador de hombres". Pues, nada; en lugar de dar saltos de alegría y contestar sin remilgos: -"Maestro, te seguiré adonde quiera que vayas", resulta que al o la invitada los inunda un sudor frío, los invade una duda metódica, no sé si cartesiana o hamlética, y bajan la cabeza como el joven rico del Evangelio. En lugar de arrimar el hombro, escurren el bulto. Ellos se lo pierden. Y nosotros también.

+ Antonio Montero Moreno
Arzobispo de Mérida-Badajoz

 

Centrales

El Sínodo de los Obispos para Europa estudia en Roma el tema "Jesucristo, fuente de esperanza"

Diecinueve españoles participan en la Asamblea sinodal,
que se inició el día 1 y terminará el 23

El viernes, día 1 de octubre comenzó la II Asamblea especial para Europa del Sínodo de los Obispos, que se celebrará en Roma hasta el próximo día 23 bajo el tema "Jesucristo, vivo en su Iglesia, fuente de esperanza para Europa". Diecinueve españoles participan en el que será el último de los Sínodos continentales previo al Gran Jubileo del año 2000.
La I Asamblea Especial para Europa, del 28 de noviembre al 14 de diciembre de 1991, trató el tema "Somos testigos de Cristo que nos liberó".
El Papa Juan Pablo II presidía a las 9:30 horas la Misa Solemne de apertura, en la Basílica de San Pedro. A las 17:00 horas en el Aula del Sínodo dieron comienzo las sesiones. En torno a las 18:00 horas intervino el presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), cardenal Rouco Varela, quien, como Relator general, expuso la relación inaugural antes del debate.

Padres sinodales españoles

Once obispos españoles son Padres sinodales en esta nueva convocatoria sinodal. Siete fueron elegidos por la CEE y confirmados por el Santo Padre como miembros del Sínodo de los Obispos ­Rouco, Carles, Díaz Merchán, Yanes, Sebastián, Uriarte y Sánchez, obispos de Madrid, Barcelona, Oviedo, Zaragoza, Pamplona, Zamora y Sigüenza-Guadalajara, respectivamente ­.
El pasado mes de julio, el Papa Juan Pablo II nombraba a otros dos: don Francisco Álvarez Martínez, arzobispo de Toledo, y don Javier Echevarría Rodríguez, obispo de la Prelatura personal del Opus Dei. A estos se suman el cardenal don Eduardo Martínez Somalo y el arzobispo don Julián Herranz, ambos presidentes de dicasterios romanos.
El Superior General de los Claretianos, don Aquilino Bocos, será uno de los Padres Sinodales elegidos por la Unión de Superiores Generales (USG).

Expertos y Auditores

Tres teólogos españoles han sido asimismo nombrados expertos para la Asamblea sinodal. Se trata de don Pedro Rodríguez, del Opus Dei, profesor de la Facultad de Teología de la Universidad de Navarra, y de los jesuitas don Juan Antonio Martínez Camino, profesor de la Universidad Pontificia de Comillas y secretario técnico de la Comisión Episcopal para la Doctrina de la Fe de la CEE, y don Cándido Pozo, profesor de la Facultad de Teología de Granada.
Entre los 38 auditores también hay cuatro españoles: don Jesús Carrascosa y doña Juana Carrascosa, miembros del Centro internacional de Comunión y Liberación; el fundador del Camino Neocatecumenal, Kiko Argüello, y el presidente de la Confer de España, don Jesús Mª Lecea, religioso escolapio.
El día 22 la Congregación General votará las propuestas y el día 23, sábado, será la solemne celebración de la Santa Misa en la Basílica de San Pedro, como conclusión del Sínodo.

 

Tres co-Patronas para el continente europeo

Santa Teresa Benedicta de la Cruz (Edith Stein), santa Brígida de Suecia y santa Catalina de Siena fueron proclamadas por el Papa Juan Pablo II como Co-patronas de Europa. El anuncio se hizo en la Basílica de San Pedro durante la ceremonia inicial de la II Asamblea Especial para Europa del Sínodo de los Obispos.

Durante su homilía, el Papa indicó que las tres santas "están ligadas de modo especial a la historia del Continente". El Santo Padre se refirió a santa Edith Stein como "un símbolo de los dramas de la Europa de este siglo". Con respecto a santa Brígida de Suecia y a santa Catalina de Siena, señaló que fueron mujeres que "trabajaron incansablemente por la Iglesia, preocupándose por su suerte a escala europea".

Durante su homilía, el Papa recordó que tras el siglo que termina, especialmente trágico para Europa, "en los labios de tantas personas en Europa afloran las palabras desconsoladas de los dos discípulos del camino de Emaús: 'Nosotros esperábamos...'". En ese sentido señaló que con la Asamblea Sinodal "el Señor quiere dirigir al pueblo cristiano, peregrino en las tierras comprendidas entre el Atlántico y los Urales, una invitación a la esperanza".

Europa ya tenía otros tres co-Patronos: san Benito, san Cirilo y san Metodio.
El Sínodo de los Obispos de Europa entró en ebullición desde el primer día de las intervenciones. En la rueda de prensa de presentación de las sesiones, el cardenal Antonio María Rouco Varela comentó su extensa intervención con la que se le había pedido poner sobre la mesa los argumentos de debate.

Una Europa agnóstica

Por lo que se refiere a la primera parte de la relación, en la que afrontó los desafíos y dificultades de Europa y la Iglesia a las puertas del Tercer Milenio, el cardenal aclaró a la prensa que fue un pasaje "muy crudo sobre los problemas que afligen a Europa y a la Iglesia católica en el viejo continente", pero sirvió también para subrayar los actuales "signos de esperanza". En este sentido, la proclamación de las tres co-Patronas de Europa constituye una provocación del Santo Padre que pretende ofrecer a la Iglesia de Europa la inspiración de los grandes hombres y mujeres que han escrito las páginas de la historia de la Iglesia en Europa, explicó Rouco Varela.

Ante la pregunta por los motivos que llevan a los europeos a abandonar la práctica religiosa y a poner el Evangelio al margen de su vida diaria, el cardenal Rouco respondió que "es verdad que la Europa que vivía en Cristo ahora ha dejado de hacerlo, por este motivo los cristianos tienen que afrontar la responsabilidad de afrontar estos desafíos".

El arzobispo de Madrid explicó que "es necesario redescubrir la coherencia de la vida cristiana no sólo en la vida privada, sino también en cada minuto de la propia vida".

(NE / ZENIT)

 

El Papa recuerda que los médicos

son guardianes y servidores de la vida

"Nada, ni siquiera la petición del paciente, puede justificar arrebatar una vida"

Los médicos deben ser guardianes y servidores de la vida ante los constantes ataques del mundo contra ella, afirmó el Papa Juan Pablo II. Al recibir a los participantes del VII Congreso de la Sociedad Internacional de Lucha contra el Cáncer Ginecológico, el Santo Padre recordó que los médicos "se enfrentan con las realidades más fundamentales de la vida humana ­nacimiento, sufrimiento y muerte­", pero deben recordar, en primer lugar y por encima de todo, que como doctores, son "guardianes y servidores de la vida humana".

En otro momento de su alocución, el Pontífice rechazó el suicidio asistido y la eutanasia por ser "una grave violación de la ley de Dios". El Papa recordó a los doctores que "nada, ni siquiera la petición del paciente ­que la mayoría de las ocasiones es sobre todo un grito de ayuda­ puede justificar arrebatar una vida que es insustituible a los ojos de Dios".

Muerte como nacimiento

"En su nivel más profundo la muerte es de alguna manera como el nacimiento: una y otra son momentos de pasaje críticos y dolorosos que se abren a una vida que es más rica de la que se ha dejado atrás. La muerte es un éxodo, tras el cual es posible contemplar el rostro de Dios, como cuando el niño, una vez nacido, puede ver el rostro de sus padres", dijo.

El Pontífice recordó sus enseñanzas de la encíclica Evangelium Vitae y advirtió que "en el contexto cultural y social actual, en el que la ciencia y la medicina corren el riesgo de perder su dimensión ética original, ellos pueden estar a veces fuertemente tentados de convertirse en manipuladores de la vida o incluso en agentes de muerte".

Juan Pablo II también se refirió a "la delicada y dramática situación" que se produce cuando "la madre tiene cáncer y debe hacer frente a las presiones sociales y familiares para poner fin a la vida que lleva dentro para aliviar su propia situación". Sin embargo, añadió, "los progresos en vuestro campo hacen cada vez más posible salvaguardar tanto la vida de la madre como la del niño". (ACI)

ZENIT

El Papa visitará la tumba de Gandhi

en el viaje que realizará a la India

Programa del viaje que se desarrollará entre el 5 y el 8 de noviembre

En el programa del viaje que Juan Pablo II realizará a la India entre los próximos días 5 y 8 de noviembre, está prevista una visita al mausoleo de Ghandi. Este viaje es significativo no sólo por el hecho de representar la conclusión del Sínodo de Asia, del que el Papa entregará la exhortación apostólica postsinodal (&laqno;Ecclesia in Asia») sino también por sus importancia para el diálogo interreligioso.

Segundo a la India

El viaje, el segundo que el Pontífice realiza a la India tras el del año 1986, tendrá como única etapa la capital Nueva Delhi.

El programa hecho público por la Sala de Prensa vaticana, preve para el sábado, día 6 de noviembre, los encuentros con el presidente y el vicepresidente de la República y con el primer ministro.

Tras la visita al mausoleo de Gandhi, Juan Pablo II verá a todos los obispos de Asia y hará público su documento conclusivo del Sínodo.

Con otras religiones

Al día siguiente, además de la misa solemne para la clausura de la asamblea sinodal, está programado un encuentro con representantes de otras religiones. Una cita de gran relieve que, junto a la del día anterior en el mausoleo, quiere ser un acto de homenaje a la historia, a la cultura y también a las antiguas tradiciones religiosas del subcontinente indio, especialmente significativo por las tensiones que, cada vez con mayor frecuencia en los últimos años, han enfrentado a tradicionalistas hindúes y a las comunidades cristianas.

El 8 de noviembre, desde Nueva Delhi, Juan Pablo II se trasladará a la ex república soviética de Georgia. El programa preve tres encuentros de gran importancia: el primero, con el presidente de la República Shevernadze, el segundo con el patriarca ortodoxo Ilia y, por último, con los representantes del mundo de la cultura y de la ciencia.

Último viaje de este año

Con esta visita, se cerrarían los viajes internacionales del Papa para 1999.

Se ha dado sólo como "posible", a primeros de diciembre, el viaje a Irak y a Sinaí, primera etapa de la peregrinación a los lugares de la fe que el Papa quiere realizar con motivo del Jubileo y sobre los que ha expresado su ilusión. (ZENIT)

Timor Oriental

Tras la masacre muchos soldados manifiestan remordimiento

La guerra y la represión que ha sufrido Tirmor Oriental manifiesta ahora consecuencias de tipo moral que antes no han podido verse nitidamenteaunque existieran.

Muchos soldados indonesios están confesando las atrocidades cometidas contra la población civil en Timor, y no se trata ni mucho menos de casos aislados. Así lo confirma durante estos días Franciscus Lengkong, superior de la Casa que los Hermanos de Nuestra Señora de la Misericordia de Dili.

Muchos soldados, asegura, "vienen aquí todos los días para confesar sus pecados». Pero, como los religiosos presentes en la casa son hermanos, "les decimos que no somos sacerdotes y les aconsejamos que vayan a buscar un sacerdote". (ZENIT)

Vietnam

Un franciscano es condecorado por
el gobierno por su labor con leprosos

Fidele Le Trong Nhung, un franciscano de 75 años, que asiste desde 1967 a leprosos en las cercanías de Hô Chi Minh, en una casa que hoy alberga a un total de 500 personas sin techo, ha sido condecorado por el gobierno .

Gracias a su galardón, puede celebrar misa todos los domingos para los enfermos de la leprosería en que trabaja, entre quienes se encuentran también 130 hombres y mujeres que, si bien se han curado de la lepra, han quedado inválidos.

El objetivo principal del padre Fidele, explica el religioso, consiste en mantener la integración social de los enfermos: "no quiero separarlos de sus comunidades de referencia porque de todas maneras deberían vivir con sus familias, que tienen el deber de ocuparse de ellos". "Mi presencia --confiesa-- ha ayudado a las personas a reintegrarse en la sociedad y a mí me ha servido para sentirme uno como ellos". (ZENIT)

 

Noticiario diocesano

Militantes de la JOC trazan las líneas

para su implantación en Extremadura

Militantes de la Juventud Obrera Católica (JOC) han celebrado un encuentro con el fin de trazar las líneas que se seguirán en la implantación del Movimiento en la región. En el encuentro, celebrado en Villagonzalo, participaron las tres federaciones actuales: Plasencia, Cáceres y Badajoz. El modelo de trabajo de estos días ha sido la revisión de vida obrera, viendo de forma objetiva la situación actual del Movimiento en Extremadura y a los jóvenes a los que se dirige el movimiento,analizándola posteriormente a la luz del evangelio y marcando, finalmente, compromisos para el curso que acaba de empezar.

El Encuentro ha servido también para debatir las características actuales de los jóvenes de la clase obrera, jóvenes que cada vez alargan más su periodo formativo o por el contrario pertenecen a familias tan desestructuradas que esta faceta de sus vidas no es tenida en cuenta.

Se han analizado las inquietudes de este sector de población, sus centros de interés, cómo hacerlos protagonistas de sus vidas...

Se ha hablado, también, de la importancia de la figura del adulto-consiliario, que anima al militante en su labor evangelizadora y acompaña a los jóvenes en su su proceso de iniciación.

Igualmente se ha visto necesaria la extensión del Movimiento, tanto en las federaciones ya existentes como en otros puntos de la diócesis donde ya se ha iniciado una labor de conexión, como es el caso de Mérida.

Los Santos de Maimona

Joven Santeño se ordenará sacerdote en Madrid

Un joven de Los Santos de Maimona, Juan Antonio Obando Carrasco, será ordenado sacerdote en la diócesis de Getafe (Madrid) el próximo día 12, solemnidad de la Virgen del Pilar.

Juan Antonio Obando realizó estudios universitarios de empresariales en la Facultad de Ciencias Empresariales de Badajoz y ayudó pastoralmente en la Parroquia de San José, de la capital.

Incardinado en Getafe

Este joven santeño recibirá el sagrado Orden del Presbiterado en una ceremonia, que se llevará a cabo en la Catedral de la diócesis de Getafe, en la que Juan Antonio se encuentra incardinado y en la que prestará sus servicios pastorales de aquí en adelante.

La comunidad de Los Santos de Maimona acoge con gran alegría la ordenación sacerdotal de Juan Antonio Obando, quien, como nuevo sacerdote, celebrará su primera misa en la iglesia parroquial de Nuestra Señora de los Ángeles, de la citada localidad, el próximo sábado, día 16.

 

Efectuados los últimos nombramientos
de sacerdotes

 

Desde el Arzobispado se han dado por concluidos los nombramientos de sacerdotes para el presente curso. Los últimos han sido el de don Juan Antonio Delgado Silvero y don Manuel Lagar García, párroco y vicario parroquial respectivamente de san Gregorio Ostiense de Montijo, a quienes se les encarga la atención pastoral de la parroquia de Nuestra Señora de Barbaño, en Barbaño.

Don Francisco Gallego Bélmez ha sido nombrado administrador parroquial de Nuestra Señora del Camino, en La Albuera. Por último, don Manuel Tirado Tobalo, estará adscrito a la parroquia de Nuestra Señora de Gracia de Talavera la Real.

Iglesia en camino daba cuenta del resto de los nombramientos en su número 312, de 12 de septiembre. En ese número aparecían 25 nombramientos de sacerdotes para el nuevo curso en la diócesis.

 

Las Josefinas Trinitarias abren casa en Monterrubio de la Serena

Estas religiosas extremeñas trabajan en enseñanza, catequesis, enfermos...

Las religiosas Josefinas de la Santísima Trinidad se han establecido en Monterrubio de la Serena. La presentación a la comunidad parroquial se efectuó con una celebración eucarística, que fue presidida por don Antonio Muñoz Aldana, vicario de zona, quien, en nombre del Arzobispo, dio la bienvenida a esta comunidad de religiosas.

Por parte de las Josefinas, María Eugenia González, vicaria general de la congregación, hizo la presentación de su orden y del carisma propio: "La gloria de Dios uno y trino", a través del servicio a los hermanos.

La comunidad de Josefinas Trinitarias de Monterrubio está formada por tres religiosas, que van a trabajar en los campos de la enseñanza, la catequesis, la atención a los enfermos, la liturgia...

Congregación extremeña

Esta congregación es extremeña. nació en Plasencia en 1886 y está presente en varias diócesis españolas y en varios países hispanoamericanos. Esta es la primera casa que la congregación abre en la diócesis de Mérida-Badajoz.

Los sacerdotes de Monterrubio, don José María Franco y don Máximo Martín, han manifestado su alegría y gozo por la llegada de esta comunidad a la parroquia de Monterrubio, ya que, desde hace años, se intentaba conseguirlo. Pero, sobre todo, por el servicio y el testimonio que una comunidad de religiosas aporta a la vida de una comunidad parroquial, además del matiz femenino y maternal que aportan a la vida y al trabajo de una comunidad parroquial.

 

Cinco jóvenes fueron ordenados diáconos
en el Seminario

La diócesis de Mérida-Badajoz cuenta desde el pasado día 2 de octubre con 5 nuevos diáconos. La ordenación de estos jóvenes tuvo lugar en la capilla del Seminario Metropolitano, y la celebración estuvo presidida por el Sr. Arzobispo Antonio Montero quien, en su homilía, les recordó la importancia que tiene para la Iglesia el ministerio diaconal. Les invitó también a no dejar nunca la Liturgia de las Horas, que es oración de toda la Iglesia.

A la ceremonia asistieron un gran número de familiares y amigos de los ordenandos. Así como gran número de sacerdotes que quisieron acompañar a los nuevos diáconos.

 

Jóvenes de Badajoz preparan el curso
en Fátima

Medio centenar de jóvenes de la parroquia de San Juan Macías, de Badajoz, se han reunido en Fátima para preparar el curso 1999/2000. El grupo ha trabajado sobre el mensaje del Papa Juan Pablo II a los jóvenes, con motivo del Jubileo del año 2000, y han debatido las diferentes ofertas que lanza la parroquia para trabajar a lo largo del año: grupos de formación de jóvenes, catequesis, visitas al asilo de ancianos, coros y talleres para los más pequeños. No faltó en este encuentro tiempo para la oración en el santuario, la participación en en el rosario de las antorchas, el rezo del Viacrucis y la celebración de la Eucaristía en el Calvario.

Los jóvenes aprovecharon el viaje para efectuar un recorrido turístico.

 

Mirada a nuestro tiempo

Un Dios indulgente

Muchos cristianos de nuestro tiempo ignoran que pueden tener acceso a una fabulosa bolsa común, a un banco en el que se guarda el más extraordinario de los capitales. Junto a la gracia que habitualmente nos llega por los sacramentos, hay acumulado un tesoro inagotable e infinito, que custodia la Iglesia, y que se nutre del caudal permanente de los méritos de Cristo, a los que se asocian los de los santos y lo que de bueno, noble y justo hacemos todos los que le pertenecemos.

Esa reserva de gracia nos muestra la indulgencia de Dios, que no nos trata como merecen nuestros pecados, sino que además de perdonarnos y restablecer nuestra amistad con Él, nos fortalece, nos purifica interiormente y limpia las huellas que el mal deja en nosotros. Eso mientras vivimos, porque al traspasar el umbral de la muerte aplica a los difuntos esos méritos por la oración de los vivos, para que se cancele la pena de no poder ver aún el rostro de Dios, por no haber tenido el corazón lo suficientemente limpio. Este intercambio de gracia de Jesucristo a nosotros, de los más fuertes a los débiles, de los vivos a los difuntos, sólo puede realizarse porque en Jesucristo todos formamos un sólo cuerpo.

En esa cascada de gracia, en la que sólo se puede participar con conversión interior y con una actitud de total desprendimiento y generosidad, no cabe el egoísmo sino la comunión; por eso la Iglesia nos invita a acercarnos a este tesoro no sólo con gestos rituales, sino también con actos solidarios que nos lleven a los pobres como lugar de encuentro con Cristo.

Amadeo Rodríguez Magro
 

Página litúrgica

Celebramos el XXVIII Domingo del Tiempo Ordinario

Palabra de Dios

Libro del profeta Isaías 25, 6-10a

Preparará el Señor de los ejércitos para todos los pueblos, en este monte, un festín de manjares suculentos, un festín de vinos de solera; manjares enjundiosos, vinos generosos. Y arrancará en este monte el velo que cubre a todos los pueblos, el paño que tapa a todas las naciones. Aniquilará la muerte para siempre.

El Señor Dios enjugará las lágrimas de todos los rostros, y el oprobio de su pueblo lo alejará de todo el país ­lo ha dicho el Señor­. Aquel día se dirá: Aquí está nuestro Dios, de quien esperábamos que nos salvara: celebremos y gocemos con su salvación. La mano del Señor se posará sobre este monte.

 Salmo 22, 1-3a, 3b-4, 5, 6

R. Habitaré en la casa del Señor por años sin término.

El Señor es mi pastor, nada me falta:/ en verdes praderas me hace recostar;/ me conduce hacia fuentes tranquilas/ y repara mis fuerzas./ Me guía por el sendero justo,/por el honor de su nombre./ Aunque camine por cañadas oscuras,/ nada temo, porque tú vas conmigo:/ tu vara y tu cayado me sosiegan.

 Carta de S. Pablo a los Filipenses 4, 12-14, 19-20

Hermanos: Sé vivir en pobreza y abundancia. Estoy entrenado para todo y en todo: la hartura y el hambre, la abundancia y la privación. Todo lo puedo en aquel que me conforta. En todo caso, hicísteis bien en compartir mi tribulación.

En pago, mi Dios proveerá a todas vuestras necesidades con magnificencia conforme a su riqueza en Cristo Jesús. A Dios, nuestro Padre, la gloria por los siglos de los siglos.

Evangelio según san Mateo 22, 1-14

 En aquel tiempo, volvió a hablar Jesús en parábolas a los sumos sacerdotes y a los senadores del pueblo, diciendo:

El Reino de los cielos se parece a un rey que celebraba la boda de su hijo. Mandó criados para que avisaran a los convidados, pero no quisieron ir. Volvió a mandar criados encargándoles que les dijeran: "Tengo preparado el banquete, he matado terneros y reses cebadas y todo está a punto. Venid a la boda".

Los convidados no hicieron caso; uno se marchó a sus tierras, otro a sus negocios, los demás les echaron mano a los criados y los maltrataron hasta matarlos.

El rey montó en cólera, envió sus tropas que acabaron con aquellos asesinos y prendieron fuego a la ciudad. Luego dijo a sus criados: "La boda está preparada, pero los convidados no se la merecían. Id ahora a los cruces de los caminos y a todos los que encontréis, convidadlos a la boda".

Los criados salieron a los caminos y reunieron a todos los que encontraron, malos y buenos. La sala del banquete se llenó de comensales. Cuando el rey entró a saludar a los comensales reparó en uno que no llevaba traje de fiesta y le dijo: "Amigo ¿cómo has entrado aquí sin vestirte de fiesta?". El otro no abrió la boca. Entonces el rey dijo a los camareros: "Atadlo de pies y manos y arrojadlo fuera, a las tinieblas. Allí será el llanto y el rechinar de dientes. Porque muchos son los llamados y pocos los escogidos".

Lecturas bíblicas para los días de la semana

11, lunes: Rm 1, 1-7; Lc 11, 29-32
12, martes: 1Cro 15, 3-4, 15-16; 16, 1-2; Lc 11, 27-28.
13, miércoles: Rm 2, 1-11; Lc 11, 42-46.
14, jueves:Rm 3, 21-30; Lc 11, 47-54.
15, viernes: Rm 4, 1-8; Lc 12, 1-7.
16, sábado: Rm 4, 13, 16-18; Lc 12, 8-12.
17, domingo: Is 45, 1. 4-6; 1Ts 1, 1-5b; Mt 22, 15-21.

 

Comentario Litúrgico

Escala de valores

Entre las muchas encuestas que se hacen cada año, a los que estamos más metidos en la vida de la Iglesia nos interesan especialmente las referentes a temas religiosos. En libro reciente he visto los resultados de una encuesta hecha en nuestro país sobre los valores ­lo que se aprecia­ y los resultados dan que para los españoles entre la familia, el trabajo, el amor, el dinero y la solidaridad, la religión ocupa el último lugar pues solamente un cuatro por ciento de los encuestados la han situado como el valor principal de su vida.

Es una realidad sociológica de hoy pero que tiene mucha relación con las lecturas que nos ofrece la Palabra de Dios. Pues, en cierto sentido, la parábola del evangelio es también como una encuesta en la que está en juego el lugar que ocupa en el aprecio de la gente el anuncio y promesa del Reino de Dios.

También podemos ver en la lectura de Isaías algo parecido a un cuestionario sociológico al que tenemos que responder, pues presenta la salvación que ofrece Dios a Israel y al resto de la humanidad. El lenguaje usado por el profeta no ahorra palabras para hacernos ver que Dios quiere presentar su salvación como el valor más deseable para cualquier hombre: "Un festín de manjares suculentos, un festín de vinos de solera... Aniquilará la muerte para siempre. El Señor Dios enjugará las lágrimas de todos los rostros".

El evangelio recoge la imagen del festín de bodas para presentar lo apetecible que debe ser para el hombre la propuesta del Reino y denuncia la poca audiencia que ha tenido la misma. Nos queda hacernos la pregunta y ver la respuesta que damos con nuestra vida.

Antonio Luis Martínez

Santoral

9 de octubre:

San Luis Beltrán (1526-1581)

He aquí un valenciano, Patrono de la Iglesia de Colombia. En su juventud fue peregrino a Compostela y, de vuelta, decide hacerse dominico, no sin grave oposición de su padre, un notario que desea para su hijo un futuro más brillante. Luis se pone el mundo por montera e ingresa en la Orden de Predicadores, movido por los ejemplos del gran arzobispo santo Tomás de Villanueva.

"No menospreciar a nadie, sino al mundo y a mí", este será su lema, con el que marcha a América en 1562 para misionar en Colombia, con tan abundante cosecha entre los indios como escaso fruto entre los españoles "encomenderos", o sea, los colonizadores opresores de los indios: "Satánicos, malditos e infernales encomenderos", como los había llamado su hermano en religión fray Bartolomé de las Casas.

La vida de Luis corre peligro y es envenenado dos veces por los españoles, siendo salvado por los remedios de los indios. Se le ordena volver a España y muere al poco tiempo en manos de san Juan de Ribera, también arzobispo valenciano tras su primera mitra de Badajoz. El padre de Luis, al fin, daba gracias a Dios por su hijo religioso.

Si se hubiera hecho más caso a los misioneros, cuánto mejor habría sido la obra de España en América... Dicen que una vez Luis apretó un pan del que brotó sangre, diciendo a los opresores hispánicos: "Esta es la sangre que vosotros estáis chupando a los indios". Si no es verdad el milagro, sí la significación, pues Luis vivió para proclamar el genocidio de un pueblo inocente: es lógico que sea Patrono de Colombia.

 

Manuel Amezcua

Los santos de la semana

11, lunes: Soledad Torres Acosta, Miguel, Etelburga.
12, martes: Ntra. Sra. del Pilar. Domina, Opilión, Rotobaldo.
13, miércoles: Teófilo, Lubencio, Venancio, Paracseve.
14, jueves: Calixto, Gaudencio, Justo, Juan Ogilvie.
15, viernes: Teresa de Ávila, Tecla, Magdalena.
16, sábado: Eduvigis, Margarita M. de Alacoque, Longinos.
17, domingo: Ignacio de Antioquía, Rufino y Zósimo, Natalia.

Contraportada

Para ellos, Jesús no es Dios sino que es la primera criatura de Dios
y lo identifican con el arcángel Miguel

"Los testigos de Jehová no son cristianos", afirma el padre Giuseppe de Rosa

Para aseverar cada una de estas afirmaciones, la revista de los jesuitas ofrece una serie de pruebas. Por ejemplo, no se pueden definir cristianos porque niegan dos dogmas sin los cuales no existiría el cristianismo: la Trinidad y la divinidad de Jesús, el Hijo de Dios encarnado.
A pesar de que los testigos de Jehová se definan como los "únicos verdaderos cristianos", para ellos "Jesús no es Dios sino que es la primera criatura de Dios y lo identifican con el arcángel Miguel" .
Luego "tienen una Biblia propia que no es la hebreo-cristiana" y está traducida "de modo que confirme la doctrina jehovista", con la "falsificación en cosas esenciales, para hacerle decir cosas que no dice o para hacerle decir lo contrario de lo que dice" .
El Bautismo, sólo un signo
En el jehovismo, además no hay "prácticas religiosas ni vida sacramental". El bautismo para los Testigos de Jehová, afirma el padre De Rosa, "no es un sacramento, sino el signo dado a los otros de que se ha tomado la decisión de servir a Jehová. Y solamente una vez al año se hace una reunión multitudinaria para conmemorar la muerte de Jesús". La ceremonia comprende una oración solemne, un canto, un recuerdo de lo que realizó Jesús en la última cena y el "paso de los símbolos", es decir, el pan y el vino, que sin embargo no todos asumen, sino sólo quien siente que forma parte de los 144.000 "ungidos" destinados a estar con Jesús en el cielo, mientras que todos los demás testigos de Jehová vivirán en una especie de paraíso terrestre.
El hecho de que los cambios de la fecha del fin del mundo,1874, 1914, 1925, 1975, hasta una fecha "inminente no especificada" no hayan provocado una verdadera crisis en el jehovismo es explicable por el "continuo martilleo psicológico" al que son sometidos los adeptos. Esto provoca "la destrucción de lo que es más propiamente humano del hombre: su capacidad de pensar autónomamente, de razonar y de ejercer la capacidad crítica, su libertad" . "Sin contar --argumenta "La Civiltà Cattolica"-- que son sumamente censurables la concepción de Dios y aun el hecho de que el jehovismo induce a considerar extraños, y por tanto a evitar, a todos aquellos que no son testigos de Jehová" .
Pregunta el padre De Rosa: "¿Cómo puede Dios ­el verdadero Dios-- querer que no se deba practicar una transfusión de sangre a un niño, que sin ella está condenado a morir? ¿Un Dios que quiere una cosa semejante puede ser verdaderamente Dios?"
" Jehová --concluye el artículo-- no es el Padre y el Amigo de todos los hombres. Reconoce como suyos sólo a los testigos de Jehová y sólo para ellos ha preparado la tierra paradisíaca. Para todos los otros hombres queda la destrucción y el exterminio" . En suma, "un Dios exterminador de millones de hombres" .
ZENIT


Return to "Iglesia en Camino"