Iglesia en camino

 

Semanario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail: iglenca@archimeridabadajoz.org

Edición electrónica: http://198.62.75.1/www1/camino/camino.html

Número 560. 30 de enero de 2005

Director: José María Gil

Redactores: Juan José Montes y José Carrasco


Portada

Han permanecido esta semana en Roma acompañados por más de 200 personas

Los obispos extremeños, recibidos por el papa Juan Pablo II

Los obispos extremeños han realizado esta semana la visita 'Ad Limina', una visita que, cada cinco años, realizan al Papa todos los obispos del mundo y que, en esta ocasión van acompañados por más de 200 personas de la Provincia Eclesiástica de Mérida-Badajoz.

El momento principal de la visita 'Ad Limina' lo constituye la entrevista personal que el Papa mantiene con cada uno de los Obispos y la posterior audiencia y discurso papal a los distintos grupos de Obispos. En estos discursos, el Papa incide y subraya las urgencias pastorales de las distintas Iglesias particulares. En ese discurso Juan Pablo II se ha referido a temas como la unidad entre los obispos, la enseñanza de la religión, el laicismo, los sacerdotes y las vocaciones, los sacramentos, e incluso el problema del agua.

En el transcurso de la visita 'Ad Limina', los Obispos han de visitar también distintos Dicasterios y organismos de la Curia Romana y peregrinar a las tumbas de los apóstoles Pedro y Pablo.


Editorial

Tres millones de firmas

El día 20 de enero concluyó la campaña de recogida de firmas, promovida por la Confederación Católica de Padres de Alumnos (CONCAPA) en apoyo de la asignatura de Religión y Moral Católica dentro del currículo escolar, en horario lectivo y con reconocimiento académico como el resto de las asignaturas, así como la existencia de una alternativa, también lectiva, para quienes no opten por la mencionada asignatura.

El resultado de la campaña no ha podido ser más positivo: más de tres millones de firmas que serán entregadas al presidente del Gobierno, don José Luis Rodríguez Zapatero.

Además de avalar la opción que libremente hace más del 80% de los padres al inscribir cada año a sus hijos en la clase de religión, con estas firmas se evidencia el sentir mayoritario de la población española al reconocimiento del verdadero status de la clase de religión, reivindicación que nace de un derecho constitucional y que la actual reforma educativa, promovida por el Gobierno, pretende ­con toda la simulación de consenso que se quiera y del pretendido cumplimiento de un mandato electoral- dejar en una situación de marginalidad.

Esperamos que nuestros gobernantes, más allá de opciones partidistas, sepan ser sensibles a esta demanda social y entenderla en clave de derecho a la libertad religiosa del que son depositarios los ciudadanos, incluidos los católicos, y no de privilegios que se otorgan según las circunstancias o conveniencias políticas.

Así mismo es de desear que la clase de Religión sea contemplada con la altura de miras de una verdadera política de Estado para que encuentre su lugar adecuado y estable en el ordenamiento escolar y deje de ser la "asignatura pendiente" en la vida democrática española.

Pero para los católicos también se derivan unos compromisos más allá de la recogida de firmas y de la inscripción anual de los hijos en esta asignatura, y no son otros que una mejora constante en la calidad de esta enseñanza y un verdadero aprecio por la asignatura de Religión, para que de puertas adentro de la comunidad cristiana no sea tampoco una "maría".


Juan Pablo II

El Papa invita a reafirmar la identidad cristiana de España

En su discurso a los obispos en visita 'Ad Límina'

Los obispos extremeños realizan esta semana, como hemos adelantando en anteriores números, la visita 'Ad Limina', acompañados por más de 200 personas de la Provincia Eclesiástica de Mérida-Badajoz. Dos de los momentos principales de esta visita lo constituyen el discurso papal a los distintos grupos de Obispos y la entrevista personal que el Papa mantiene con cada uno de los Obispos, el martes por la mañana. En su discurso, el Papa incide y subraya las urgencias pastorales de las distintas Iglesias particulares. Juan Pablo II se ha referido a temas como la unidad entre los obispos, la enseñanza de la religión, el laicismo, los sacerdotes y las vocaciones, los sacramentos, e incluso el problema del agua. A continuación reproducimos el mencionado discurso.

Queridos hermanos en el Episcopado:

1. Con gusto os recibo, Pastores de la Iglesia de Dios que peregrina en España, integrantes del primer grupo que viene a Roma para realizar la visita Ad limina y fortalecer los vínculos estrechísimos que os unen con esta Sede Apostólica.

Saludo con afecto al Señor Cardenal Arzobispo de Madrid y Presidente de la Conferencia Episcopal Española, con sus tres Obispos auxiliares; al Arzobispo de Toledo y Primado de España, con sus dos Obispos auxiliares; al Arzobispo Castrense y a los Arzobispos de Burgos, Valladolid, Zaragoza, Mérida-Badajoz y a los Obispos sufragáneos de estas sedes metropolitanas y de la de Pamplona, a cuyo Arzobispo deseo una pronta recuperación. A través vuestro mi saludo quiere llegar con afecto y estima a los sacerdotes, religiosos, religiosas y fieles de vuestras Iglesias particulares.

Agradezco cordialmente las amables palabras que me ha dirigido, en nombre de todos, el Señor Cardenal Antonio María Rouco Varela, presentándome las inquietudes y esperanzas de vuestra acción pastoral, en la que con fortaleza ejercéis el ministerio guiando al Pueblo de Dios por el camino de la salvación y proclamando con vigor los principios de la fe católica para una mayor formación de los fieles.

Patrimonio de santidad

2. España es un país de profunda raigambre cristiana. La fe en Cristo y la pertenencia a la Iglesia han acompañado la vida de los españoles en su historia y han inspirado sus actuaciones a lo largo de los siglos. La Iglesia en vuestra Nación tiene una gloriosa trayectoria de generosidad y sacrificio, de fuerte espiritualidad y altruismo y ha ofrecido a la Iglesia universal numerosos hijos e hijas que han sobresalido a menudo por la práctica de las virtudes en grado heroico o por su testimonio martirial. Yo mismo he tenido el gozo de canonizar o beatificar a numerosos hijos e hijas de España.

En mi Carta apostólica Tertio millennio adveniente propuse el estudio, actualización y presentación a los fieles del "patrimonio de santidad" (n. 37), seguro de que en esta hora histórica será una preciosa y valiosa ayuda para los pastores y fieles como punto de referencia en su vida cristiana, tanto más cuanto que muchos de los retos y problemas aún presentes en vuestra Nación ya existieron en otros momentos, siendo los santos quienes dieron brillante respuesta con su amor a Dios y al prójimo. Las vivas raíces cristianas de España, como puse de relieve mi última Visita pastoral en mayo de 2003, no pueden arrancarse, sino que han de seguir nutriendo el crecimiento armónico de la sociedad.

3. Vuestras relaciones quinquenales evidencian la preocupación por la vitalidad de la Iglesia y los retos y dificultades a afrontar. En los últimos años, en Aragón, Asturias, Castilla-La Mancha, Castilla-León, Madrid, Navarra y el País Vasco, regiones donde ejercéis la caridad pastoral guiando al Pueblo de Dios, han cambiado muchas cosas en el ámbito social, económico y también religioso, dando paso a veces la indiferencia religiosa y a un cierto relativismo moral, que influyen en la práctica cristiana y que afecta consiguientemente a las estructuras sociales mismas.

Algunas zonas viven en la abundancia mientras otras tienen graves carencias. En ocasiones, lo que fueron fuentes de riqueza en tiempos anteriores ­por ejemplo, la producción minera y siderúrgica, la construcción naval, diversas empresas- sufren un cierto declive ante el cual hace falta mantener la esperanza. En algunas partes se vive la confrontación social por un recurso natural: el agua; siendo ésta un bien común no se puede despilfarrar ni olvidar el deber solidario de compartir su uso. Las riquezas no pueden ser monopolio de quienes disponen de ellas, ni la desesperación o la aversión pueden justificar ciertas acciones incontroladas de quienes carecen de las mismas.

Defensa de la libertad religiosa

4. En el ámbito social se va difundiendo también una mentalidad inspirada en el laicismo, ideología que lleva gradualmente, de forma más o menos consciente, a la restricción de la libertad religiosa hasta promover un desprecio o ignorancia de lo religioso, relegando la fe a la esfera de lo privado y oponiéndose a su expresión pública. Esto no forma parte de la tradición española más noble, pues la impronta que la fe católica ha dejado en la vida y la cultura de los españoles es muy profunda para que se ceda a la tentación de silenciarla. Un recto concepto de libertad religiosa no es compatible con esa ideología, que a veces se presenta como la única voz de la racionalidad. No se puede cercenar la libertad religiosa sin privar al hombre de algo fundamental.

En el contexto social actual están creciendo las nuevas generaciones de españoles, influenciadas por el indiferentismo religioso, la ignorancia de la tradición cristiana con su rico patrimonio espiritual, y expuestas a la tentación de un permisivismo moral. La juventud tiene derecho, desde el inicio de su proceso formativo, a ser educada en la fe. La educación integral de los más jóvenes no puede prescindir de la enseñanza religiosa también en la escuela, cuando lo pidan los padres, con una valoración académica acorde con su importancia. Los poderes públicos, por su parte, tienen el deber de garantizar este derecho de los padres y asegurar las condiciones reales de su efectivo ejercicio, como está recogido en los Acuerdos Parciales entre España y la Santa Sede de 1979, actualmente en vigor.

5. Por lo que se refiere a la situación religiosa, en vuestros informes se refleja una seria preocupación por la vitalidad de la Iglesia en España, a la vez que se ponen de relieve varios retos y dificultades. Atentos a los problemas y expectativas de los fieles ante esta nueva situación, vosotros, como Pastores, os sentís interpelados a permanecer unidos para hacer más palpable la presencia del Señor entre los hombres a través de iniciativas pastorales más apropiadas a las nuevas realidades.

Para ello es primordial conservar y acrecentar el don de la unidad que Jesús pidió para sus discípulos al Padre (cf. Jn 17,11). En vuestra propia diócesis, estáis llamados a vivir y dar testimonio de la unidad querida por Cristo para su Iglesia. Por otra parte, la diversidad de pueblos, con sus culturas y tradiciones, lejos de amenazar esta unidad, ha de enriquecerla desde su fe común. Y vosotros, en cuanto sucesores de los Apóstoles, tenéis que esforzaros en "conservar la unidad del Espíritu con el vínculo de la paz" (Ef 4,3). Por eso os quiero recordar que "en la transición histórica que estamos viviendo debemos cumplir una misión comprometedora: hacer de la Iglesia el lugar donde se viva y la escuela donde se enseñe el misterio del amor divino. ¿Cómo será posible esto sin redescubrir una autentica espiritualidad de comunión?" (Mensaje a un grupo de Obispos, 14.II.2001, n.3), válida para todas las personas y en todos los momentos.

La Eucaristía

6. Los Sacramentos son necesarios para el crecimiento de la vida cristiana. Por eso los pastores han de celebrarlos con dignidad y decoro. Especial importancia se ha de dar a la Eucaristía, "Sacramento de piedad, signo de unidad, vínculo de caridad" (San Agustín, In Johannis Evangelium, 26,13). Su participación, como recuerdan los Santos Padres, nos hace "concorpóreos y consanguíneos con Cristo" (San Cirilo de Alejandría, Catequesis mistagógicas, IV,3), e impulsa al cristiano a comprometerse en la propagación del Evangelio y en la animación cristiana de la sociedad.

A este respecto, con ocasión de la clausura del Año Jacobeo, he invitado a los fieles españoles a buscar en el Santísimo Sacramento la fuerza para vencer los obstáculos y afrontar las dificultades del momento presente. Al mismo tiempo, apoyados por sus Obispos, se sentirán vigorizados en la propia fe para dar un testimonio público y creíble al defender "el respeto efectivo a la vida, en todas sus etapas, la educación religiosa de los hijos, la protección del matrimonio y de la familia, la defensa del nombre de Dios y del valor humano y social de la religión cristiana" (Carta al Arzobispo de Santiago de Compostela, 8.XII.2004).

Se debe incrementar, pues, una acción pastoral que promueva una participación más asidua de los fieles en la Eucaristía dominical, la cual ha de ser vivida no sólo como un precepto sino más bien como una exigencia inscrita profundamente en la vida de cada cristiano.

7. En las relaciones quinquenales habéis puesto de manifiesto vuestra solicitud por los sacerdotes y seminaristas. Los sacerdotes están en la primera línea de la evangelización y soportan "el peso del día y el calor" (Mt 20,12). Ellos necesitan de manera especial vuestro cuidado y cercanía pastoral, pues son vuestros "hijos" (LG 28), "amigos" (ChD 16) y "hermanos" (PO 7).

Cuidados paternales

La relación con los sacerdotes no ha de ser solamente de tipo institucional y administrativo, sino que, animada ante todo por la caridad (cf. 1Pe 4,8), ha de revelar la paternidad episcopal que será modelo de aquella que después los presbíteros han de tener con los fieles que tienen confiados. De un modo especial, esa paternidad se debe manifestar en la situación actual con los sacerdotes enfermos, con los de edad avanzada, y también con los que están al frente de mayores responsabilidades pastorales.

Los sacerdotes, por su parte, deben recordar que, antes de nada, son hombres de Dios y, por eso, no puede descuidar su vida espiritual y su formación permanente. Toda su labor ministerial "debe comenzar efectivamente con la oración" (San Alberto Magno, Comentario de la teología mística, 15). Entre las múltiples actividades que llenan la jornada de cada sacerdote, la primacía corresponde a la celebración de la Eucaristía, que lo conforma al Sumo y Eterno Sacerdote. En la presencia de Dios encuentra la fuerza para vivir las exigencias del ministerio y la docilidad para cumplir la voluntad de Quien lo llamó y consagró, enviándolo para encomendarle una misión particular y necesaria. También la celebración devota de la Liturgia de las Horas, la oración personal, la meditación asidua de la Palabra de Dios, la devoción a la Madre del Señor y de la Iglesia y la veneración de los Santos, son instrumentos preciosos de los que no se puede prescindir para afirmar el esplendor de la propia identidad y asegurar el fructuoso ejercicio del ministerio sacerdotal.

Fomento de las vocaciones

8. Una esperanza viva es el incremento de la vocaciones sacerdotales que se da en algunas partes. Es verdad que la situación social y religiosa no favorece la escucha de la llamada del Señor a seguirle en la vida sacerdotal o consagrada. Por eso es importante orar sin cesar al Dueño de la mies (cf. Mt 9,38) para que siga bendiciendo a España con numerosas y santas vocaciones. Para ello se debe fomentar una pastoral específica vocacional, amplia y capilar, que mueva a los responsables de la juventud a ser mediadores audaces de la llamada del Señor. No hay que tener miedo a proponerla a los jóvenes y después acompañarlos asiduamente, a nivel humano y espiritual, para que vayan discerniendo su opción vocacional.

9. Los fieles católicos, a los cuales les incumbe buscar el Reino de Dios ocupándose de las realidades temporales y ordenándolas según la voluntad divina, están llamados a ser testigos valientes de su fe en los diferentes ámbitos de la vida pública. Su participación en la vida eclesial es fundamental y, en ocasiones, sin su colaboración vuestro apostolado de pastores no llegaría a "todos los hombres de todos los tiempos y lugares" (LG, 33).

Los jóvenes, futuro de la Iglesia y de la sociedad, han de ser objeto especial de vuestros desvelos pastorales. En este sentido, no deben escatimarse los esfuerzos necesarios, aunque a veces no den fruto inmediato. A este respecto, ¿cómo no recordar la impresionante y conmovedora vigilia que presidí con cientos de miles de jóvenes en Cuatro Vientos, recordándoles que se puede ser moderno y cristiano? Ahora muchos se preparan para ir a Colonia y participar en la Jornada Mundial de la Juventud. Decidles que el Papa les espera allí, bajo el lema "Hemos venido a adorarle" (Mt 2,2) para, junto con coetáneos de otros países, descubrir en Cristo el rostro de Dios y de la Iglesia como "la casa y la escuela de la comunión" y amor (Novo millenio ineunte, 43).

10. Queridos Hermanos: habéis tomado la iniciativa de dedicar un año especial a la Inmaculada, Patrona de España, en conmemoración del 150º aniversario de la proclamación de este dogma mariano.

Se trata de una invitación al pueblo fiel a renovar su consagración personal y comunitaria a nuestra Madre y a secundar mi invitación a toda la Iglesia a ponerse "sobre todo a la escucha de María Santísima, en quien el Misterio eucarístico se muestra, más que en ningún otro, como misterio de luz" (Ecclesia de Eucharistia, 62).

La evangelización y la práctica de la fe en tierras españolas han ido siempre unidas a un particular amor a la Virgen María. Así lo ponen de manifiesto los numerosos templos, santuarios y monumentos que se elevan por doquier en vuestra tierra; las cofradías, hermandades, gremios y claustros universitarios, que porfiaban en la defensa de sus privilegios, así como las prácticas de piedad y fiestas populares en honor de la Madre de Dios, que han sido también fuente de inspiración de tantos artistas, célebres pintores y renombrados escultores.

España es tierra de María. A Ella encomiendo vuestras intenciones pastorales. Bajo su maternal protección pongo a todos los sacerdotes, los religiosos y religiosas, los seminaristas, los niños, jóvenes y ancianos, las familias, los enfermos y necesitados.

Llevadles a todos el saludo y el cariño del Papa, acompañado de la Bendición Apostólica.


Información Diocesana

Esta iniciativa, organizada por el Plan de Animación Vocacional, es novedosa en nuestra diócesis

Un numeroso grupo de chavales participan en la experiencia de Seminario menor externo

Tras las fiestas navideñas los participantes en el Plan Diocesano de Animación Vocacional (PDAV) han retomado de nuevo sus actividades.

Los primeros en hacerlo han sido el grupo de animadores que colaboran en el denominado 'Proyecto Damasco". Los animadores provenían de las tres sedes en las que está estructurada esta actividad: Villagonzalo, Jerez de los Caballeros y Badajoz.

Revisión trimestral

El encuentro se desarrolló en las instalaciones del Seminario Diocesano 'San Atón', en Badajoz, y tenía como objetivo revisar la primera experiencia Damasco de este curso 2004-2005 y tratar de descubrir, entre todos, en qué aspectos había que incidir en próximas convivencias para propiciar que llegue a los chavales el mensaje que Jesús les está lanzando en sus vidas.

Seminario Menor externo

Frutos de la Convivencia Damasco del curso pasado surgió la experiencia de 'Seminario Menor Externo'.

Durante el fin de semana del 21 al 23 de enero participaron en la vida del Seminario Menor un grupo de adolescentes de nuestra Diócesis dispuesto a dejarse acompañar en sus vidas y dejarse interpelar por lo que Jesús les dice.

Han sido varios fines de semana los que han convivido estos chavales en el seminario durante los cinco meses que llevamos de curso. Tras ellos, los propios participantes, se sienten un seminarista más y participan activamente en las distintas actividades programadas dentro de la estructura del propio Seminario, como catequesis, oraciones, talleres o estudio.

El sábado de ese mismo fin de semana, el 22 de enero, y también en el Seminario, tuvo lugar el segundo encuentro de la experiencia de discernimiento para jóvenes, que también desarrolla el PDAV, llamada 'Mar Adentro', en el que participaron chicos y chicas de nuestra Diócesis.

 

Se realizó en la casa de espiritualidad de Villagonzalo

El movimiento de Cursillos de Cristiandad celebró su cursillo 225

El Movimiento de Cursillos de Cristiandad ha celebrado entre los días 21 y 23 de enero de 2005, el Cursillo n° 225, en la Casa de Ejercicios de Villagonzalo, en el que participaron un total de 20 personas entre nuevos cursillistas y miembros del equipo responsable.

Al cursillo, organizado por el Secretariado Diocesano de Mérida-Badajoz, se incorporó un grupo de participantes procedentes de Navalvillar de Pela, localidad que pertenece a la Diócesis de Plasencia. El equipo de responsables estuvo coordinado por José María Vega Fernández, y los directores espirituales fueron don Jesús Pérez Mimbrero y don Pedro Alberto Delgado Vadillo.

Calendario

La clausura del cursillo, se celebró en la noche del domingo, en la Parroquia de Villagonzalo y contó con la asistencia del Delegado de Laicos, don Luis Romero Rangel, y cursillistas desplazados desde diversas localidades.

Este es el segundo de los cursillos que el Secretariado Diocesano celebra en el presente curso; el próximo se llevará a cabo en la Casa de Ejercicios de Gévora entre los días 21 y 24 de abril. Por otra parte, los días 19 y 20 de febrero tendrá lugar una convivencia de jóvenes en la ermita de Barbaño.

 

Ha recaudado 8.878.760 euros, 361.392 procedentes de nuestra diócesis

Cáritas Española es la tercera del mundo en aportaciones al sudeste asiático

Cáritas Española se ha convertido ya en la tercera del mundo en volumen de aportación para paliar el desastre en el sudeste de Asia, superada tan solo la cáritas de Estados Unidos y la de Austria. En conjunto las distintas cáritas han recaudado 55.643.952 euros. La recaudación de Cáritas española, a fecha de 21 de enero era de 8.878.760 euros, de ellos 361.392 proceden de Cáritas Diocesana de Mérida-Badajoz que ha obtenido estos fondos de las colectas en las parroquias (252.036 euros) y de donaciones particulares ( 109.356 euros )

Cuando se ha cumplido ya un mes del maremoto del 26 de diciembre de 2004, la red internacional de Cáritas -integrada por 162 Cáritas nacionales de todo el mundo- sigue trabajando a pleno rendimiento en la respuesta humanitaria a la emergencia en los cuatro países donde los daños han sido mayores: Indonesia, India, Sri Lanka, Indonesia y Tailandia.

Se mantiene la alerta con relación a Bangladesh, así como la búsqueda de información sobre la evolución de los acontecimientos en las regiones menos afectadas por la catástrofe, como Myanmar (Birmania) o Malasia.

El trabajo de las Cáritas nacionales (India, Sri Lanka, Indonesia y Tailandia) sigue adelante con la acción de 5.000 voluntarios involucrados en la respuesta a las necesidades básicas de los damnificados y con la puesta a punto de las fases siguientes de post-emergencia y rehabilitación.

 

Estaba organizado por la Juventud Estudiante Católica

Jóvenes de la diócesis de Mérida-Badajoz participan en un encuentro nacional

El pasado fin de semana tuvo lugar en Madrid el encuentro estatal de secundaria de la Juventud Estudiante Católica (JEC), movimiento especializado estudiantil, en el cual se reunieron jóvenes de diversas diócesis como la de Vigo, Bilbao, Palencia, Murcia, Plasencia y Mérida-Badajoz entre otras.

Participación diocesana

De Mérida-Badajoz participaron representantes de Zafra, Mérida y Badajoz que pertenecen a la JEC, junto con sus respectivos animadores.

El encuentro se celebró en el albergue juvenil 'San Fermín' y en el se hizo una puesta en común del trabajo realizado por los jóvenes desde principio de curso, organizado a través de una campaña. Ésta tiene como objetivo plantear para este año la vivencia del tiempo libre y el ámbito del instituto.

En el encuentro se debatió, además, sobre las relaciones de los alumnos con los compañeros y con el tutor. También se hicieron una serie de sugerencias para la segunda parte de la campaña respecto a la comunicación entre las diócesis mediante síntesis de lo trabajado cada mes, material que estará disponible en la pagina web de JEC (www.jec.org.es).

 

Parroquia san Juan de Ribera de Badajoz

Encuentro de jóvenes en Jaraíz de la Vera

Recientemente, veintidós jóvenes pertenecientes a la pastoral juvenil de la parroquia de san Juan de Ribera, de Badajoz, estuvieron presentes en la convivencia que se viene celebrando anualmente en el albergue "El Lago", en la localidad cacereña de Jaraíz de la Vera.

Entre otras actividades en estas convivencias, a los jóvenes se les proponen diversos asuntos para la reflexión. En esta ocasión, los asistentes tuvieron la oportunidad de reflexionar y dialogar sobre asuntos como "Marginación y juventud" y "La Eucaristía", centro de la vida cristiana que tiene, si cabe, un especial protagonismo durante este año, declarado por el Papa Año de la Eucaristía.

Los jóvenes participaron también en una marcha al monasterio de Yuste.

 

Más de tres millones de firmas en favor de la enseñanza de Religión

La campaña de recogida de firmas en favor de la Enseñanza Religiosa Escolar (ERE) -la clase de religión-, postulada por la Confederación Católica Nacional de Padres de Alumnos (CONCAPA), se cerraba el pasado día 20 con una cifra histórica: más de tres millones de adscripciones. "Jamás ha habido un nivel de participación social como éste", señalaba en un comunicado de prensa el presidente de CONCAPA, Luis Carbonell.

Por lo que se refiere a Extremadura, el número de firmas recogidas ha rondado las 150.000.

CONCAPA ya ha enviado notificación al presidente del Gobierno español, don José Luis Rodríguez Zapatero, del número de firmas recogidas y está a la espera de poder entregárselas.

 

AGENDA

El día 6 de febrero se realizará el XII Encuentro de Cofradías

El próximo domingo, 6 de febrero, se celebrará en Villanueva de la Serena el XII Encuentro de Hermanos Mayores y Secretarios de Hermandades y Cofradías.

El programa actividades se abre a las 10.30 de la mañana con la acogida de los asistentes en el teatro "Las Vegas". Tras un acto de oración el Arzobispo, don Santiago García Aracil pronunciará una conferencia sobre religiosidad popular. El propio Arzobispo presidirá posteriormente la Eucaristía en la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción.

Una comida de fraternidad, seguida de una Salve en la ermita de Nuestra Señora de la Aurora pondrá el fin a este encuentro, cercano ya a la Semana Santa.


 

Liturgia dominical

Celebramos el IV domingo del Tiempo Ordinario

Palabra de Dios

 

Libro del profeta Sofonías 2, 3; 3, 12-13

Buscad al Señor los humildes, que cumplís sus mandamientos; buscad la justicia, buscad la moderación, quizá podáis ocultaros el día de la ira del Señor.

Dejaré en medio de ti un pueblo pobre y humilde, que confiará en el nombre del Señor.

El resto de Israel no cometerá maldades, ni dirá mentiras, ni se hallará en su boca una lengua embustera; pastarán y se tenderán sin sobresaltos.

 

Salmo 145, 7, 8-9a, 9bc-10

R/. Dichosos los pobres en el espíritu,

porque de ellos es el reino de los cielos

El Señor mantiene su fidelidad perpetuamente,

el Señor hace justicia a los oprimidos,

Él da pan a los hambrientos.

 

Carta de san Pablo a los Corintios 1, 26-31

Fijaos en vuestra asamblea, no hay en ella muchos sabios en lo humano, ni muchos poderosos, ni muchos aristócratas; todo lo contrario, lo necio del mundo lo ha escogido Dios para humillar a los sabios, y lo débil del mundo lo ha escogido Dios para humillar el poder. Aún más, ha escogido la gente baja del mundo, lo despreciable, lo que no cuenta para anular a lo que cuenta, de modo que nadie pueda gloriarse en presencia del Señor.

Por él vosotros sois en Cristo Jesús, en este Cristo que Dios ha hecho para nosotros sabiduría, justicia, santificación y redención.

Y así ­como dice la Escritura­ "el que se gloríe, que se gloríe en el Señor".

 

Evangelio según san Mateo 5, 1-12a

En aquel tiempo, al ver Jesús al gentío subió a la montaña, se sentó y se acercaron sus discípulos, y él se puso a hablar enseñándoles:

Dichosos los pobres en el espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos.

Dichosos los sufridos, porque ellos heredarán la tierra.

Dichosos los que lloran, porque ellos serán consolados.

Dichosos los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos quedarán saciados.

Dichosos los misericordiosos, porque ellos alcanzarán la misericordia.

Dichosos los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios.

Dichosos los que trabajan por la paz, porque ellos se llamarán "los hijos de Dios".

Dichosos los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos.

Dichosos vosotros cuando os insulten, y os persigan, y os calumnien de cualquier modo por mi causa. Estad alegres y contentos, porque vuestra recompensa será grande en el cielo.

 

Comentario Litúrgico

El se puso a hablar, enseñándoles

Parece que san Mateo tiene prisa en presentar a Jesús como Maestro. A penas lo sitúa en el punto de mira del lector en momentos entrañables como su aparición junto al Jordán y sus primeros encuentros con sus futuros discípulos y con la gente sencilla del pueblo, el evangelista se apresura a presentar el Sermón del monte

La liturgia de hoy nos presenta la introducción. Es la parte más conocida y tan plena de sentido para tantas situaciones difícilmente asumibles y tan rica de esperanza que es una de las páginas que más consuelo y fortaleza ha regalado al corazón humano cuando el peso del infortunio o la conciencia de la propia indignidad ha hecho tambalear el quicio de la propia existencia.

Siendo esta una de sus características, el texto que nos ofrece hoy la lectura evangélica lo hemos de meditar desde la profundidad de nuestra indigencia existencial y con las manos extendidas en un gesto de súplica y confianza.

Hemos de evitar el riesgo de leer este texto como un examen de conciencia condenatorio, cuando en realidad son palabras que nacieron del corazón de Cristo, que no ha venido a condenar, sino a que todos los que se encuentren con Él se sientan llamados a vivir en la ternura y en la libertad de sentirse gratuitamente amados y llamados a compartir la bienaventurada riqueza de quien siendo Dios se hizo hombre para que los hombres podamos llegar hasta Dios.

Una buena forma de meditar esta página de las Bienaventuranzas es leerlas desde Jesús, el primer bienaventurado pués, en su paso por nuestro mundo. vivió las actitudes básicas de quien se sabe hijo amado del Padre.

Antonio Luis Martínez

Lecturas bíblicas para los días de la semana

31, lunes: Hb 11,32-40; Mc 5,1-20.
1, martes: Hb 2, 14-18; Lc 2, 22-40.
2, miércoles: Hb 12, 4-7.11-15; Mc 6, 1-6.
3, jueves: Hb 12, 18-19.21-24; Mc 6, 7-13.
4, viernes:Hb 13, 1-8; Mc 6, 14-29.
5, sábado: Hb 13, 15-17.20-21; Mc 6, 30-34.
6, domingo: Is 58, 7-10; 1Cor 2, 1-5; Mt 5, 13-16.

 

30 de enero: San Adelelmo o Lesmes (+1097)

Un santo tan burgalés como el Cid, su contemporáneo, y cuyo sepulcro se venera en la iglesia de su nombre en Burgos, ciudad de la que es patrón.

Ahora bien, su lugar de nacimiento es muy otro: del otro lado de los Pirineos, de Loudun, en el Poitou, y debía de llamarse Adelelme, o, aún más a la francesa, Aleaume.

Nació de una familia acaudalada, y después de repartir sus bienes entre los pobres vistió las ropas de uno de sus antiguos criados y fue en peregrinación a Roma.

Más tarde fue monje y llegó a ser abad del monasterio de La Chaise-Dieu, fundada por el Beato Roberto, en la Auvernia, hasta que Constanza, que era de origen borgoñón, la esposa del rey castellano Alfonso VI, lo llamó a España para introducir la liturgia romana en sustitución de la mozárabe.

Lesmes fundó en Burgos el monasterio benedictino de San Juan Evangelista, y allí se dedicó a atender a las necesidades de los peregrinos de Santiago.

El despliegue de caridad religiosa al servicio de todos y especialmente de los enfermos, hasta su muerte el año 1097, le mereció el ser considerado por Burgos como su Santo Patrono.

 

Los santos de la semana

31, lunes: Juan Bosco, Ciro, Saturnino.
1, martes: Cecilio, Pionio, Severo, Pablo, Brígida
2, miércoles: Presentación del Señor, Ntra. Sra. de la Candelaria, Cornelio.
3, jueves: Blas, Oscar, Julián, Francisco Blanco y comp.
4, viernes: Catalina de Ricci, Juan Brito, José Leonisa, Juana de Valois.
5, sábado: Agueda, Isidoro, Albuino.
6, domingo: Pablo Miki, Pedro Bautista, Martín de la Ascensión.


Contraportada

El día 2 se celebra la Jornada Mundial de Vida Consagrada

La entrega gratuita al Señor, clave de la vida consagrada

El próximo día 2 de febrero se celebra la Jornada para la Vida Consagrada, que coincide con la fiesta litúrgica de la Presentación de Jesús en el Templo. Con esta jornada Iglesia quiere recordar la labor de todos los religiosos que trabajan siguiendo la llamada del Señor.

La vida consagrada podría definirse como una entrega absoluta por amor a Dios, pues como señala Antonio Luque, presidente de CONFER Diocesana (Conferencia Española de religiosos) "el sentido de la vida es darla por amor, ya que quien ama hasta dar la vida, resucita con el Señor. Y desde esta clave es como podemos entender la vida religiosa y cualquier entrega cristiana".

En nuestra diócesis hay casi un millar de religiosos, que viven en unas cien comunidades, tanto de vida contemplativa como de vida activa. A estos consagrados hay que añadir los institutos seculares y otras formas de consagración existentes en la Iglesia.

Una de esas religiosas es María del Carmen Fernández Santamaría, que pertenece a la Comunidad de Hermanas del Ángel de la Guarda de Badajoz y que además trabaja como profesora en el colegio del Santo Ángel de la misma ciudad. Ella define su vida dentro de la comunidad como algo extraordinario, como una acción de gracias continua a Dios por todo lo que le regala cada mañana.

Al hablar sobre los desafíos que debe plantearse la Iglesia, tanto María del Carmen Fernández como Antonio Luque, coincidían en señalar que es necesario motivar a los jóvenes, luchando para que los valores cristianos sirvan de plataforma para un proceso vocacional que evite el envejecimiento de la Iglesia.De lo que se trata, en definitiva, es de plantear proyectos que sean útiles dentro de la sociedad de hoy, para que la vida religiosa sea entendida dentro de los valores del compromiso y de la entrega absoluta.

Entre los actos organizados con motivo de la Jornada destaca una misa presidida por el Arzobispo, don Santiago García Aracil el próximo lunes, día 1, a las 19,00 horas en la Catedral de Badajoz.

Lidia Magariño Montejano

Carta del Arzobispo a las personas consagradas

Mis queridos hermanos y hermanas:

Me dirijo a vosotros por segunda vez desde que inicié mi servicio pastoral en la Archidiócesis de Mérida-Badajoz.

El motivo que me acerca a vosotros ahora es la celebración de la Jornada eclesial dedicada a vosotros y a vosotras. Con este gesto la Iglesia proclama, gozosa, la presencia y la acción de tantas y tantas personas consagradas enteramente al Señor.

La consagración entera y fiel a Dios hace de vosotros ministros del Señor que, como Jesucristo, son enviados, de acuerdo con vuestra vocación, para llevar la Buena Noticia a los pobres con la dedicación catequética y misionera; para proclamar la liberación a los cautivos estando personal e institucionalmente cerca de ellos en la prisión, en los centros terapéuticos donde acuden quienes sucumbieron a la esclavitud de tantos espejismos de libertad y felicidad; para procurar la vista a los ciegos abriendo sus ojos a horizontes de vida y de verdad dedicándoos a las tareas educativas; para ofrecer la libertad a los oprimidos por la soledad, la marginación, la tristeza y el olvido acogiéndoles y cuidándoles amorosamente en los centros de atención social, en los hospitales, en las residencias de ancianos y de enfermos terminales; para cuidar a los abandonados y acercar el consuelo a los que sufren; para ser testigos de la riqueza que comporta el desprendimiento, de la alegría que nace del sacrificio; y para ser profetas de la condición celestial con la vivencia voluntaria y oblativa de la castidad.

La belleza de vuestra vocación debe constituir el mayor motivo de alegría interior y de renovada entrega al Señor. Pero, al mismo tiempo, exige de cada uno la revisión personal e institucional ejercitando la conversión humilde, constante y generosa que ha de mantener, en toda su frescura y con todo el entusiasmo inicial, vuestra consagración al Señor. Por ello oraremos todos unidos, conscientes de que en vuestra fidelidad está buena parte del crecimiento de la Iglesia.

Oraremos, también, para que el Señor bendiga vuestras Comunidades, Institutos y Sociedades apostólicas con abundancia de vocaciones. Nos sentimos corresponsables en la oración para que podáis llevar a término los compromisos eclesiales que se derivan de vuestra identidad específica, según la acción del Espíritu Santo sobre vosotros y vosotras.

Pediremos al Señor, con fe y esperanza, que la singularidad de vuestra vocación enriquezca siempre, con legítima pluralidad, la vida y la acción de cada una de las Iglesias particulares. Ellas constituyen el espacio en que debéis desarrollar vuestra misión en armonía con las otras vocaciones y carismas, y en colaboración abierta, confiada y sincera con los Pastores.

Pedid vosotros, también, que el Señor nos ilumine para que, cada uno según su responsabilidad en la Iglesia, sepa valorar y aprovechar toda la riqueza con que el Señor bendice a su pueblo a través vuestro. Que la unión efectiva y afectiva, y la colaboración habitual, desinteresada y generosa sean características sobresalientes en el seno de cada Comunidad cristiana en las que os encontréis insertos.

Unidos todos, demos gracias a Dios que nos ha llamado a construir su Pueblo Santo por la palabra, por la entrega a los demás y por el amor sincero entre quienes hemos sido elegidos y enviados para ser luz del mundo y sal de la tierra.

Recibid mi bendición pastoral y el testimonio de mi afecto fraternal.

+ Santiago. Arzobispo de Mérida-Badajoz


Noticias de América latina

http://www.aciprensa.com



Return to Camino