Semanario
"Iglesia en camino"

Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail:

Iglenca@jet.es

Número 331. 30 de enero de 2000

Director: José María Gil

Redactor Jefe: Juan José Montes

 

Portada

El día 2 se febrero se celebra la Jornada de la Vida Consagrada

Fundaciones católicas podrían encargarse
de las obras de los religiosos donde falten vocaciones

La falta de vocaciones en determinadas congregaciones no será problema para la continuación de las obras educativas y sociales que éstas han puesto en pie a lo largo de su historia, según el presidente de la CONFER, don Francisco Martín, muchos colegios religiosos se están poniendo en manos de una fundación católica de enseñanza, mientras que, en lo referido a obras sociales, se están creando patronatos. De esta manera continúa la labor iniciada por las religiosas, puesta ahora en manos de seglares con el mismo fin.
Según datos facilitados por la Confederación Diocesana de religiosos, en nuestra diócesis existen actualmente 103 comunidades religiosas pertenecientes a 60 congregaciones diferentes.

 

Editorial

Senderismo y peregrinaciones

Tan positivo y simpático como el de las Escuelas taller, que ponderamos aquí no hace mucho, es el fenómeno actual del llamado senderismo, nombre fácil de entender y de notable atractivo para los jóvenes y menos jóvenes. En esto sí que se cumple al pie de la letra el tan gastado y siempre nuevo verso machadiano "se hace camino al andar".

Entre coches, motos, trenes de cercanías y autobuses de línea, viajamos diariamente muchos kilómetros sentados, o a lo sumo, cogidos a la barra de los transportes públicos, los días laborales porque lo son, y los fines de semana, porque la moda implacable o la necesidad sincera nos exigen cambiar de sitio. Total que, andar, lo que se llama andar a patita, muy poco. A lo sumo ejercemos de peatones o de paseantes de parque, lo cual, aunque honesto en sí mismo, resulta poco glorioso. Y tampoco funde el colesterol ni elimina las toxinas.

Qué bien entonces, caminar a campo através, entre valles, llanuras y colinas, a la santa intemperie del sol, del viento y de la lluvia, provistos, si acaso, a más de gorra de visera, de un buen chubasquero. Es sin duda laudable que los movimientos ecológicos y los organismos impulsores del turismo rural estén levantando mapas de caminos y veredas, con diversos itinerarios de excursiones andariegas, por los parajes más bellos e ignotos de nuestra asombrosa geografía, procurando, ¿cómo no?, respetar y cuidar con mimo nuestra naturaleza irrepetible.

Ahí tenemos, pues, nuestros grupos andariegos, descubriendo parajes y paisajes, con alquerías, cortijos en cultivo o abandonados, rediles de ganado, viejas ruinas de castillos y ermitas entrañables. A estas últimas nos referimos. En marcha ya el gran año jubilar del 2000, las peregrinaciones parroquiales o zonales de niños, jóvenes y mayores, lo mismo a las catedrales que a los otros nueve santuarios jubilares, tendrán que elegir sus propios senderos, con jalones de santuarios. O sea, un senderismo cristiano en Extremadura. Es éste un sumando, no una competencia, a las rutas ya existentes. Fundir ambos programas. ¿Qué les parece?

 

Carta del Arzobispo

Los entresijos del perdón

 

Dos cosas tan presentes entre nosotros como el terrorismo etarra y el Año santo jubilar ponen sobre la mesa una tercera, la del perdón, como punto de reflexiones y camino de futuro. Antes, no obstante, de intentarlo, hay que empezar hablando del perdón, palabra tan rica de significados como expuesta a malentendidos. ¿Por qué no intentarlo?

Tenemos que empezar buceando, aunque sea muy someramente, en los componentes de la realidad humana expresada en el verbo perdonar. Requiere un sujeto activo que lo otorga y otro pasivo que lo recibe. No se perdona en abstracto; se perdona a alguien y por algo. Hay, pues, también un contenido del perdón, ya sea una deuda, un agravio u otras cosas que se consideren como tales. En todo caso, la actitud y el acto de perdonar brotan del corazón humano como una flor de su bondad. Por ahí se pasa del desencuentro, del desamor, y hasta del odio, al respeto, la aceptación y la acogida del deudor o del agraviante.

Pisamos un terreno de finos matices, de fibras muy sensibles, en una pluralidad tremenda de situaciones. Se perdona a un hijo pródigo, a un marido infiel, a una esposa rígida o dura de corazón. Se perdona al amigo traidor, al cliente canalla, al jefe explotador. Y llega a tenderse la mano a los adversarios ideológicos políticos o religiosos. Sin excluir en casos límite a las personas absolutamente indignas y hasta a terroristas infames.

Vence el mal con el bien

Fíjense que estamos hablando tan solo del perdón unilateral, por cuenta de la parte inocente ofendida, sin que medie, en esta hipótesis, una previa petición de perdón de parte del culpable o responsable de los hechos que se perdonan. Puede darse el caso de que aquel o aquella no lleguen a saber nunca que han sido perdonados, o que no tengan conciencia de agresores, o que les traiga al fresco que otra persona modifique o no sus actitudes hacia ellos. Porque el perdón activo, oiga, es en su esencia un proceso íntimo, en el corazón del que perdona. Un chorro de amor gratuito, que, de suyo, no exige correspondencia.

Lo contrario al amor y al perdón son el resentimiento y la sed de venganza. Pero, he aquí que de pronto, o poco a poco, se estremecen las entrañas del agraviado y, sabiéndolo o no, acaba por seguir el consejo de San Pablo "Vence al mal con el bien" (Rom. 12, 21). O la recomendación hermosa de Jesús en el Sermón de la Montaña: "Amad a vuestros enemigos y orar por los que os persiguen, para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos, que hace salir el sol sobre malos y buenos y llueve sobre justos e injustos" (Mt. 5, 44-45). No quiere decir esto que sólo los creyentes y cristianos sean capaces de perdonar. Existen gentes nobilísimas, sin la luz de la fe, pero con enorme grandeza de alma. El perdón, la misericordia, se valoran también en el Islám y en el hinduísmo. Recordemos a Gandi.

El signo más claro del perdón es, por supuesto, la renuncia a la venganza.
­ Si tuvieras a tu enemigo a tu alcance, ¿qué harías con él?
­ Pues, según los casos, desde dejarlo ir hasta darle un beso.
­ Y si se encontrara esa persona en una grave desgracia, ¿contribuirías a remediársela?
­ Creo que sí.
­ ¿Aunque él no supiese que lo hacías?
­ Tanto mejor.

Leo, cuando esto escribo (inspirando las respuestas en el Evangelio, que no en mi propia valentía), leo, digo, una columna de Manuel Alcántara donde cuenta, con la lucidez y la gracia que le son propias: "Una persona de natural bondadoso... me decía ayer que, si estuviera en su mano exterminar a los terroristas, no tendría inconveniente en apretar el gatillo. Le dije lo de siempre, que matar a quien mata es plagiar su conducta y que no podíamos imitar esos comportamientos. No convencí a mi amigo, que es mucho mejor que yo, como procuro que sean todos mis amigos, y tuve que acudir al argumento borgiano de que no es lícito comerse a un caníbal, pero no hubo nada que hacer. "Yo apretaría el botón". Lástima, ¿verdad?

Justicia y perdón

Mas, para no desembocar en el barullo mental, con ribetes de fariseísmo, nos faltan aún varias precisiones, que parecen de perogrullo pero que se olvidan a menudo. La primera es la de no confundir lo privado con lo público, la actitud personal del corazón, con los imperativos de la justicia y de la Ley, en la sociedad y en el Estado. El perdón personal, aunque sea el de la madre del asesinado, no exime, ni debe eximir a nadie, de sus responsabilidades judiciales y penales. Es y debe ser compatible con éstas.

¿Fariseísmo? Pues, no señor. Hay una ética superior, y no digamos la evangélica, que nos recuerda a un tiempo, y por este orden, el clamor de las víctimas del crimen, o de los estafados por el fraude, o de los dañados en su fama, exigiendo aplicar la justicia y restablecer el orden social quebrantado. Ellos han de ser amados antes que sus agresores, aunque se respeten los derechos humanos de los segundos, y se humanicen al máximo los procedimientos judiciales y las sanciones penitenciarias. Y si, además, erradicamos el odio y el afán de venganza en todo el cuerpo social, mediante los sentimientos de perdón, estamos sembrando paz y convivencia para una sociedad futura, marcada por la civilización del amor.

Tan bello y de la misma talla moral que el perdón ofrecido, es el perdón solicitado. El que nace del reconocimiento y del pesar de los propios desafueros ­matrimoniales, paternofiliales, económicos, delictivos o criminales­ solicitando después, desde la buena conducta penitenciaria, la indulgencia de los agredidos y de los poderes públicos competentes, por vía de indultos, reducción de penas o amnistías previstas en las leyes.

Perdono y me perdonan

El reconocimiento de los propios fallos y la petición digna y humilde de perdón, no se agota, ni con mucho, en el ámbito del código penal ni del sistema carcelario. El libro de los Proverbios(24, 10) asegura que "el justo cae siete veces y otras tantas se levanta"; en tanto que en el Nuevo Testamento, la carta de Santiago (3, 2) remacha el clavo sentenciando que "todos delinquimos en muchas cosas". Sólo la honradez de reconocerlo, la humildad de confesarlo y pedir excusas, junto a la acogida natural de quien lo escucha, comprende y perdona, sabedor éste, a su vez, de que mañana mismo pueden intercambiarse los papeles; hará más respirable la convivencia familiar, las relaciones laborales, las juntas de vecinos,el tráfico urbano y el juego de las libertades en la comunidad sociopolítica. ¡Y cuán graves son en este orden las responsabilidades de la Iglesia, como referente de amor y de perdón en su propio seno, como signo de comunión para toda la familia humana!

Perdón ofrecido, pedido y otorgado. ¿Recuerdan la gran perdonanza de los años jacobeos? Pues por ahí van los caminos del nuevo milenio, si de veras queremos para el planeta azul una ecología moral que lo haga habitable y confortable. Una humanidad reconciliada por Aquel que acaba de cumplir 2000 años.

 

+ Antonio Montero Moreno
Arzobispo de Mérida-Badajoz

Centrales

El día dos se celebra la Jornada de la Vida Consagrada

La alta media de edad de las religiosas provoca
nuevos planteamientos para continuar su obra

Uno de los problemas que más preocupa a la CONFER (Confederación de Religiosos) es la escasez de vocaciones y la elevada edad media de los religiosos y religiosas. Don Francisco Martín, presidente de este organismo en la diócesis piensa que la situación no tiene remedio a corto o a medio plazo, manifiesta que la disminución del número de religiosas y religiosos hace que ya se estén preparando salidas para mantener en pie las innumerables obras que las congregaciones religiosas llevan a cabo en España. En este sentido el presidente de la CONFER diocesana, destaca que en el caso de colegios religiosos, muchos se están poniendo en manos de una fundación católica de enseñanza, mientras que, en lo que se refiere a obras sociales se están creando patronatos. De esta forma continúa la labor iniciada por las religiosas, puestas ahora en manos de seglares con los mismos fines.

Don Francisco Martín declara que la colaboración entre religiosas de diferentes congregaciones ha aumentado últimamente, si bien, no ve clara la posibilidad de que tengan obras conjuntas.

A pesar de los problemas vocacionales con los que cuentan algunos institutos religiosos, lo cierto es que están surgiendo nuevas congregaciones en las que se integran muchos jóvenes y muy preparados, buena parte de ellos con formación universitaria, en sintonía con los nuevos tiempos que nos tocan vivir.

103 comunidades

La diócesis de Mérida-Badajoz cuenta con más de setecientos religiosos y religiosas repartidos en 103 comunidades pertenecientes a 60 congregaciones diferentes. De éstas 45 son institutos femeninos de vida activa y 5 de vida contemplativa; los diez restantes son institutos masculinos de vida activa. Son datos proporcionados por la CONFER diocesana. Su presidente, don Francisco Martín, religioso oblato de María Inmaculada, ha puesto de manifiesto, con motivo de la Jornada de Vida Consagrada que se celebra el día 2 de febrero, que en nuestra diócesis las comunidades religiosas están muy extendidas en el sentido de que existe un reparto homogéneo entre pueblos y ciudades. Con todo, Mérida-Badajoz es, según don Francisco Martín, una de las diócesis españolas en la que mayor presencia tiene de religiosos en el mundo rural.

Formación

Las personas consagradas se dedican básicamente a labores pastorales y a la enseñanza en colegios religiosos de sus congregaciones, más que en colegios públicos, además del desarrollo de labores asistenciales y sociales, principalmente a través de Cáritas.

Los religiosos y religiosas de nuestra diócesis realizan periódicamente actividades formativas en común. Actualmente está en marcha un curso de antropología de la vida religiosa, que se inserta el el plan de formación permanente de la Confederación de Religiosos. El curso comprende seis ponencias, la primera sobre el sujeto de la vida religiosa, la segunda sobre la vocación religiosa y la realización personal y la tercera en torno a afectividad humana y castidad religiosa. Las tres han finalizado ya, en los próximos días, se desarrollarán las tres restantes que completan el ciclo. La próxima tendrá lugar el 6 de febrero en torno al tema Comunidad y obediencia en la vida religiosa, para el 4 de marzo se prepara otra bajo el título de Pobreza religiosa y opción por los pobres. El ciclo concluye el 11 de marzo con una ponencia que abundará en la vida religiosa y la experiencia humana.

Religiosos y humanos

El objetivo fundamental de este curso es ahondar en el sentido "humano" que tiene necesariamente la vida religiosa como estado de vida. Se parte del hecho de la vida religiosa como fenómeno humano histórico y por tanto sometido a las condiciones de la historia de cada tiempo, teniendo en cuenta la herencia recibida y la aceleración actual.

 

Aprobado oficialmente un milagro
atribuido al Papa Juan XX III

Fuentes vaticanas confirmaron la aprobación oficial de un milagro atribuido a la intercesión del Papa Juan XXIII.

La hermana Capitani padecía de una perforación gástrica hemorrágica con peritonitis aguda. La curación milagrosa se produjo en el momento en que la religiosa a través de la oración, pidió la intercesión de Juan XXIII para calmar sus padecimientos y recuperar la salud.

Los últimos decretos de la Congregación fueron publicados el 20 de diciembre pasado, uno de ellos reconoció la heroicidad de virtudes de Juan XXIII con lo que calificó de "Venerable".

Al declarar la heroicidad de las virtudes del "Papa Bueno", el Prefecto de la Congregación para la Causa de los Santos, Mons. José Saraiva Martins, recordó que Juan XXIII ­de nombre Angelo Giuseppe Roncalli­ fue quien convocó el Concilio Vaticano II y promovió el ecumenismo. Promulgó dos significativas encíclicas, la "Mater et Magistra" (del 20 de mayo 1961) sobre la evolución social a la luz de la doctrina cristiana, y la "Pacem in terris'" (11 de junio de 1965) sobre la paz entre todas las gentes.

 

El Papa habló expresamente del asunto, en el Angelus del domingo, a los peregrinos españoles

La iglesia condena enérgicamente el último atentado de ETA

El Papa Juan Pablo II, en su alocución del Angelus del pasado domingo, se hizo eco del terrible acontecimiento que ha sacudido a la sociedad española la pasada semana. El papa, dirigiendose especialmente a los peregrinos españoles congregados en la Plaza de San Pedro, mostró su profundo dolor por la noticia del reciente atentado y afirmó: "Deploro enérgicamente este acto execrable, que pone en serio peligro los esfuerzos de cuantos buscan soluciones justas y pacíficas de convivencia. Pido al Señor por la conversión de quienes utilizan o creen en el terror para imponer sus ideas, y por la armonía entre todos los ciudadanos del querido pueblo español."

La Iglesia española

Por su parte, la Conferencia Episcopal Española hizo pública, el pasado viernes día 21, una nota de prensa condenando el nuevo atentado de la banda terrorista ETA. A continuación transcribimos a nuestros lectores el contenido de dicha nota:

"Un nuevo atentado terrorista, el primero tras el anuncio del final de la tregua de ETA del pasado 3 de diciembre, conmociona a nuestro pueblo. D. Pedro Antonio Blanco García, teniente coronel del Ejército de Tierra, ha sido asesinado esta mañana en Madrid en una acción terrorista, más reprobable aún, si cabe, por tratarse de la primera llevada a cabo tras la citada tregua y después de diecinueve meses sin atentados de la banda armada.

Este asesinato manifiesta, una vez más, un total desprecio por la vida humana y por la convivencia en paz y en libertad, tan reiteradamente pedida por el pueblo español, y que ninguna razón o fin puede justificar. Es un pecado gravísimo que ofende a Dios y al ser humano, creado a imagen y semejanza de Dios.

Al condenar tajantemente este atentado, la Conferencia Episcopal Española (CEE) desea expresar su más sentido pésame a la familia de D. Pedro Antonio Blanco García, a la comunidad castrense de la que formaba parte y a la ciudad e iglesia diocesana de Madrid, donde se ha producido el atentado mortal. Hace también votos por la pronta recuperación de las personas heridas.

A la vez, ruega a Dios por el eterno descanso de esta nueva víctima del terrorismo y pide a Dios, Padre misericordioso, que ilumine la mente y convierta los corazones de los autores de hechos tan reprobables y de cuantos les apoyan y amparan a fin de que cese definitivamente la violencia.

Tal y como afirmaba la nota del Comité Ejecutivo de la CEE del pasado 3 de diciembre 'el terrorismo no es camino para satisfacer ninguna demanda o reivindicación, que en una sociedad democrática hay que defender por medios pacíficos y justos'."

Monseñor Uriarte

Por su parte, Monseñor Uriarte, recién elegido obispo de San Sebastián, destacó que el asesinato del teniente coronel "interfiere injustamente un proceso de diálogo democrático" y "contradice el anhelo de paz y la opción por los medios pacíficos".

 

Juan Pablo II confirma la indisolubilidad del matrimonio
ante la mentalidad "divorcista"

Ni siquiera el Papa puede deshacer la unión matrimonial consumada y legítima

 

Juan Pablo II confirmó el carácter indisoluble del matrimonio "frente a la corriente mentalidad divorcista» al recibir esta mañana al Tribunal de la Rota Romana en la tradicional audiencia de inicio de año.

El Papa fue muy claro en su intervención: "La Iglesia, siendo fiel a Cristo, no puede dejar de repetir con firmeza el alegre anuncio del carácter definitivo del amor conyugal, que encuentra en Cristo su fundamento y fuerza, a todos aquellos que en nuestros días consideran difícil o incluso imposible unirse a una persona para toda la vida y a quienes se encuentran arrastrados por una cultura que rechaza la indisolubilidad matrimonial y que se ríe abiertamente del compromiso de los esposos a la fidelidad".

En su encuentro con los jueces de la Rota Romana, Tribunal ordinario de segunda instancia de la Santa Sede, conocido sobre todo por su específica competencia sobre causas matrimoniales, el Papa reconoció que la Iglesia, tras un examen de la situación por parte del tribunal eclesiástico competente, puede declarar "la nulidad del matrimonio", es decir, "que el matrimonio nunca existió". Ahora bien, constatar que un matrimonio nunca tuvo lugar no puede oponerse al principio de la indisolubilidad.

Ni siquiera el Papa

A continuación despejó dudas sobre la potestad del sumo pontífice en esta materia, constando que ni siquiera el Papa puede deshacer un matrimonio consumado y legítimo. "La afirmación opuesta ­dijo­ implicaría la tesis de que no existe ningún matrimonio absolutamente indisoluble, lo cual sería contrario al sentido en el que la Iglesia ha enseñado y enseña la indisolubilidad del vínculo matrimonial". Se trata de una doctrina enseñada por el Magisterio que "ha de ser considerada como definitiva, confirmada por la práctica de siglos de la Iglesia, mantenida con plena fidelidad y con heroísmo incluso ante graves presiones de los poderosos de este mundo".

En su saludo a Juan Pablo II, el nuevo decano de la Rota Romana, monseñor Raffaelo Funghini, lamentó "la ligereza con que se afronta el problema matrimonial incluso por parte de contrayentes que se dicen católicos". (ZENIT)

 

Noticiario diocesano

Una celebración ecuménica cerró
la semana de oración por la unidad

El pasado martes se clausuró, con una celebración comunitaria, la Semana de oración por la unidad de los cristianos. Como ya es tradicional, este acto tuvo lugar en el Convento de las Carmelitas Descalzas de Badajoz y contó con la presencia del Arzobispo de Mérida-Badajoz, don Antonio Montero Moreno y dos pastores evangélicos. El templo estuvo lleno de fieles, en su mayoría católicos, pero también de otras confesiones cristianas.

Evangélicos en Gévora

Coincidiendo con el octavario de oración por la unidad de los cristianos, a mediados de la semana pasada medio centenar de evangélicos han llevado a cabo un retiro en la casa de oración de Gévora, cerca de la capital pacense.

Se trata de la primera vez que un grupo tan numeroso y heterogéneo de no católicos, hombres, mujeres, jóvenes y ancianos, acude a una casa de religiosas a realizar un retiro.

La superiora de la casa, la hermana Mari Paz Sanz, ha señalado que "por parte de la comunidad ha existido una buena acogida y por parte de los evangélicos se ha expresado la intención de volver, debido a que se han encontrado muy bien". Esta semana la misma casa ha acogido otro grupo compuesto por jóvenes de la misma confesión llegados de Estados Unidos.

 

Muere don Crescencio Fernández, párroco de Valdelacalzada
Llevaba cuarenta años al frente de esta comunidad

El pasado día 20 de enero moría, tras una rápida enfermedad, el sacerdote don Crescencio Fernández Utrero, párroco de la localidad de Valdelacalzada, al frente de cuya comunidad parroquial llevaba ya cuarenta años, los mismos que tiene de existencia esta localidad, nacida dentro del Plan Badajoz, y cuyos habitantes se dedican fundamentalmente a las labores agrícolas relacionas con el regadío.

Entre ellos ejerció don Crescencio con su bondad y sencillez una gran labor apostólica, haciendo de su comunidad parroquial un centro de integración y de cohesión social de todos aquellos vecinos que, procedentes de otros puntos de Extremadura y de otras regiones de España, llegaban a este nuevo pueblo de regadío buscando un porvenir mejor para los suyos.

Toda esto este trabajo pastoral de D. Crescencio fue puesto de relieve por el Arzobispo don Antonio Montero en la homilía que pronunció con motivo de su funeral el día 21 de enero, en Valdelacalzada. Con el Arzobispo concelebraron numerosos sacerdotes y asistieron gran número de fieles que testimoniaron así el aprecio que sentían por este sacerdote, que precisamente celebraba en este año 2000 sus bodas de oro sacerdotales.

Don Crescencio tenía 73 años y era natural de la localidad de Fuente del Maestre, donde vivió hasta su ingreso en el Seminario de Badajoz.

En La Albuera y Mirandilla

Ordenado sacerdote el 11 de junio de 1950, su primer destino fue el de párroco de la Albuera, donde permaneció hasta octubre de 1951 en que fue destinado durante unos meses a su pueblo natal como coadjutor.

De allí fue trasladado de párroco a Mirandilla, a cuya comunidad sirvió hasta el 31 de julio de 1959 en que le es encomendada la parroquia de Valdelacalzada, donde pasó el resto de su vida en un trabajo pastoral sencillo y callado, pero a la vez querido de todos. Descanse en paz este pastor de la Iglesia.

 

NOTICIAS JUBILARES

Celebraciones jubilares para las religiosas de vida consagrada de la ciudad de Badajoz

Con motivo del Año Jubilar y siguiendo los deseos del Papa y de los Obispos, la Delegación Diocesana para la Vida Consagrada y la Confederación de Religiosos y Religiosas (CONFER) de la diócesis han preparado unas celebraciones en la ciudad de Badajoz que darán comienzo este domingo, día 30 de enero, y concluirán el próximo 2 de febrero, Día de los Consagrados.

Las celebraciones serán:
Día 30 de enero, celebración de Vísperas en el convento de Madres Carmelitas Descalzas, calle López Prudencio, 17, a las seis de la tarde.
Día 31 de enero, celebración de la Penitencia en el convento de Santa Ana, de las Madres Clarisas Descalzas, calle Duque de San Germán, 13, a las seis de la tarde.
Día 1 de febrero, adoración eucarística en el convento de las Madres Trinitarias, calle Concepción Arenal, 35, a las seis de la tarde.
Día 2 de febrero, celebración eucarística, presidida por el Arzobispo de Mérida-Badajoz, en la Santa Iglesia Catedral Metropolitana, a las seis de la tarde.
Se invita a participar en estas celebraciones, junto con las religiosas de los tres conventos de Badajoz, a todas aquellas personas que sintonizan con la vida consagrada y que, de este modo, podrán ganar la gracia del Jubileo.

Jubileo de los periodistas

El arzobispo don Antonio Montero Moreno, que se reunió con los directores de los medios informativos el pasado día 25, con motivo de la festividad de San Francisco de Sales, Patrón de los periodistas, presentó el programa de la peregrinación a Roma que la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social ha organizado para que los profesionales españoles participen en el Jubileo de los Periodistas. Será del 1 al 5 de junio e incluirá actos en la Capilla Sixtina, Pontificia Universidad Urbaniana, Basílica de San Pablo extramuros y Basílica de San Pedro.
Está prevista una audiencia del Santo Padre con los periodistas participantes en la celebración del Jubileo.
El arzobispo adelantó, también que la Archidiócesis está preparando, como una de las actividades estelares de la celebración jubilar del 2000, una magna concentración de todos los agentes pastorales de la diócesis, que por la mañana mantendrán reuniones sectoriales y por la tarde se unirán en una gran celebración conjunta

El arciprestazgo de Olivenza fija su gesto solidario con motivo del Jubileo

Comprarán un vehículo para los proyectos sociales de la zona

El arciprestazgo de Olivenza, como gesto de solidaridad en este año jubilar, pretende comprar un vehículo para uso común de todo el arziprestazgo. Este vehículo será usado principalmente por el piso de acogida que Proyecto Vida, para reinserción de toxicómanos, tiene en Olivenza, y que es responsabilidad de todo el arziprestazgo. Actualmente, este centro gasta casi todo su presupuesto en contratar los servicios de un medio de transporte.

No se pretenden realizar colectas especiales para este fin, sino que sean los propios colectivos del arciprestazgo (parroquias, cofradías, Cáritas) los que destinen parte de sus presupuestos a este gesto solidario.

Encuentro de Cáritas

También, en este mismo arciprestazgo, se celebró el pasado sábado el I Encuentro arciprestal de las Cáritas parroquiales. El objetivo fundamental era promover un mayor conocimiento entre estas Cáritas.

Fueron más de 50 personas, representantes de las Cáritas de Villanueva del Fresno, Olivenza, Cheles y Almendral, las que asistieron a este acto, donde estuvieron acompañados por Alfonso López-Fando responsable de Acción de Base de Cáritas Diocesana y que compartió con los asistentes algunas reflexiones sobre la actuación de Cáritas.

Se publica el Libro del Peregrino

La Conferencia Episcopal Española ha publicado el Libro del Peregrino, una guía para todos aquellos que, en este año Jubilar, realizarán alguna peregrinación ya sea a Roma, a Tierra Santa, o a algún templo Jubilar de las respectivas diócesis españolas.

Este pequeño libro contiene algunas notas sobre el gran Jubileo del año 2000 y, el grueso de la obra, las celebraciones propias de las peregrinaciones que se pueden realizar. Estas partes son comunes a todos los libros, mientras que cada diócesis ha añadido una introducción propia.

La adquisición de este libro se realizará a través de las parroquias, siendo estas las que soliciten los ejemplares que necesiten al arzobispado. En breve los arciprestes recibirán un ejemplar para cada parroquia de su circunscripción.

 

Al paso de Dios

La voz de la fe

Juan Pablo II nos dice que el objetivo primario del Jubileo 2000 es "el fortalecimiento de la fe y del testimonio cristiano". Une, por tanto, ambas expresiones de la vida de un creyente y las propone como esenciales para caminar al paso de Dios. Sin embargo, a muchos cristianos aún les cuesta entender que fe y testimonio tienen que ir siempre unidos y que el testimonio es la voz de la fe.

Hemos de reconocer que en la vida de muchos sacerdotes, religiosos y laicos hay un déficit de testimonio y que nos cuesta asumir esta unión indisoluble entre fe y vida, entre la fe y su repercusión social. En ocasiones, damos una imagen tan poco coherente que estamos acostumbrando a "los de fuera" a considerar que lo normal es que la fe sea un asunto privado, reducido a ámbitos eclesiales. Suele ocurrir que, cuando algún cristiano hace patente su identidad por las opciones que asume en sus intervenciones públicas, inmediatamente se le señala como servidor de "un enemigo" de la autonomía del orden temporal. Y no digamos nada, si la voz que se escucha es la de alguna jerarquía de la Iglesia; en ese caso se le manda inmediatamente al único lugar en el que se acepta que alcen su voz: a " sus zapatos", que, por lo visto, son los templos.

No existe una fe sin testimonio y no hay un testimonio coherente si no se pone en relación con la fe. No hay un primero creo y un después vivo. La vida del cristiano ha de ser el anuncio con el que le pone voz a su adhesión confiada a su Padre Dios y a su seguimiento de Jesucristo, pues una fe sin testimonio sería una fe muda.

Amadeo Rodríguez Magro
 

Página litúrgica

Celebramos el IV Domingo del tiempo ordinario

Palabra de Dios

Libro del Deuteronomio 18, 15-20

Habló Moisés al pueblo diciendo: ­El Señor, tu Dios, te suscitará un profeta como yo, de entre tus hermanos. A Él le escucharéis. Es lo que pediste al Señor tu Dios, en el Horeb, el día de la asamblea: "No quiero volver a escuchar la voz del Señor, mi Dios, ni quiero ver más ese terrible incendio; no quiero morir».

El Señor me respondió: "Tienen razón; suscitaré un profeta de entre sus hermanos, como tú. Pondré mis palabras en su boca y les dirá lo que yo le mande. A quien no escuche las palabra que pronuncie en mi nombre, yo le pediré cuentas. Y el profeta que tenga la arrogancia de decir en mi nombre lo que yo no le haya mandado, o hable en nombre de dioses extranjeros, es reo de muerte».

Salmo 94

R. Ojalá escuchéis hoy su voz,
no endurezcais vuestros corazones.
Venid, aclamemos al Señor,
demos vítores a la Roca que nos salva;
entremos en su presencia dándoles gracias,
vitoreándole al son de instrumentos.

Carta 1ª de S. Pablo a los Corintios 7, 32-35

Hermanos: Quiero que os ahorréis preocupaciones: el célibe se ocupa de los asuntos del Señor, buscando contentar al Señor; en cambio, el casado se preocupa de los asuntos del mundo, buscando contentar a su mujer, y anda dividido.

Lo mismo, la mujer sin marido y la soltera se preocupa de los asuntos del Señor, consagrándose a ellos en cuerpo y alma; en cambio, la casada se preocupa de los asuntos del mundo, buscando contentar a su marido.

Os digo todo esto para vuestro bien, no para poneros una trampa, sino para induciros a una cosa noble y al trato con el Señor sin preocupaciones.

Evangelio según san Marcos 1, 21-28

Llegó Jesús a Cafarnaún, y, cuando el sábado siguiente fue a la sinagoga a enseñar, se quedaron asombrados de su enseñanza, porque no enseñaba como los letrados, sino con autoridad.

Estaba precisamente en la sinagoga un hombre que tenía un espíritu inmundo, y se puso a gritar: ­"¿Qué quieres de nosotros, Jesús Nazareno? ¿Has venido a acabar con nosotros? Sé quien eres: el santo de Dios.

Jesús lo increpó: ­Cállate y sal de él.

El espíritu inmundo lo retorció y, dando un grito muy fuerte, salió. Todos se preguntaron estupefactos:

­¿Qué es esto? Este enseñar con autoridad es nuevo. Hasta a los espíritus inmundo les manda y le obedecen.

Su fama se extendió en seguida por todas partes, alcanzando la comarca entera de Galilea.

Lecturas bíblicas para los días de la semana

31, lunes: 2Sam 15, 13-14.30; 16, 5-13a; Mc 5, 1-20.
1, martes:
2Sam 18, 9-10. 14b. 24-25a. 30; Mc 5, 21-43.
2, miércoles:
Ml 3, 1-4; Hb 2, 14-18; Lc 2, 22-40.
3, jueves:
1R 2, 1-4. 10-12; Mc 6, 7-13.
4, viernes:
Si 47, 2-13; Mc 6, 14-29.
5, sábado:
1R 3, 4-13; Mc 6, 30-34.
6, domingo: Jb 7, 1-4.6-7; 1Co 9,16-19. 22-23; Mc 1, 29-39.

Comentario Litúrgico

Enseñaba con autoridad

El pasado domingo, el evangelio nos presentaba el primer encuentro de Jesús con los que serían sus discípulos. En la lectura de hoy, san Marcos nos describe el primer encuentro de Jesús con los fieles de la sinagoga de Cafarnaún, ciudad en la que llegará a tener una casita y la hará el punto de referencia de su vida pública.

En este primer encuentro con la gente, según el evangelista, destaca la impresión que causó la fuerza de la palabra de Cristo. Concretamente les extrañaba que "no enseñaba como los letrados, sino con autoridad». Parece que se referían a que Jesús no apoyaba su discurso en citas de las Escrituras o de sus comentaristas sino que hablaba en primera persona con la seguridad de quien se sabe de portador de una doctrina nueva y verdadera.

El exorcismo que terminó con la expulsión del espíritu inmundo confirmó la autoridad de la palabra de Cristo pero en el sentido de que es una palabra eficaz que ejecuta lo que dice y quiebra la resistencia del mal.

La fe de la Iglesia siempre ha tomado en serio esta apreciación de los primeros oyentes de Jesús y ha reservado para las palabras de Cristo una gran veneración. Son siempre la última y más solemne de las lecturas de la celebración eucarística y el libro que las contiene -el evangeliario- ha sido venerado con signos tan palpables como el incienso y el beso que se deposita sobre el mismo después de la proclamación del evangelio. Cada fiel cristiano tiene en su haber la riqueza de estas palabras y en él recae la tarea de acogerlas, rumiarlas y abrirles su libertad para que puedan llevar a cabo el poder de salvación que contienen.

Antonio Luis Martínez

 

Santoral

4 de febrero: San Obicio (+1204)

El santoral cristiano alberga en su fecundo seno, no sólo a mujeres y hombres de todo tiempo, de cualquier raza y del planeta entero, sino también a personas cuyas profesiones son tan variopintas como multiforme es la gracia de un Dios que consigue escribir inspiradísimos himnos utilizando la pata de una mesa.

San Obicio es la más pura demostración de como un bandido, soldado mercenario, asesino a sueldo y violador sistemático, puede transformarse en un santazo .Vivió durante años alquilando su fuerza y su destreza militar al mejor postor: ya contra Brescia, ya contra Cremona, o bien contra Bérgamo... Fue uno de tantos soldados de fortuna acostumbrados al pillaje del saqueo, a la tortura más infame o al llamado "descanso del guerrero" en afamados prostíbulos.

Herido en la batalla de Rudiano, ha de permanecer convaleciente durante meses, como le ocurrirá tres siglos más tarde a Ignacio de Loyola y cambia de vida: la experiencia de la propia fragilidad lo convierte de su prepotencia, ingresando como benedictino en Brescia.

Cuando se descubre la paz interior no resulta fácil sustraerse a la seducción de vivirla plenamente, porque Dios puede más que la violencia y la guerra alquilado o comprada en rebajas. ¡Y pensar que muchos mercenarios del mundo son niños de trece años!

San Obicio ponga su mano para deshacer los planes de todos los violentos, etarras inclusive. Amén.

 

Manuel Amezcua

Los santos de la semana

31, lunes: Juan Bosco, Ciro y Juan, Agustín Pak.
1,martes:
Trifón, Severo, Pablo, Ramón, Brígida, Ana Vaillot, Cecilio.
2, miércoles:
Presentación del Señor, Ntra. Sra. de la Candelaria, Cornelio.
3,jueves: Blas,
Óscar, Epifanio, León, Werbuga.
4,viernes:
Eutiquio, Isidoro, Nicolás, Juan Brito, José Leonisa.
5, sábado:
Águeda, Abrahán, Teodosio, Pablo Ni y Andrés.
6, domingo: Pablo Miki, Silvano, Dorotea, Guarino.

Contraportada

Un grupo de refugiados políticos y religiosos pasan los primeros días del año en Cheles

Vivir escondidos de la muerte

 

La localidad de Cheles ha acogido, durante la primera semana de enero, a un grupo de refugiados venidos desde distintas partes del mundo.
Se trata de una mezcla de refugiados políticos y religiosos que vienen sufriendo la persecución de sus propios gobiernos.
Estas personas, 17 en total, procedentes de Armenia, Rusia, Sierra Leona, Azerbaiján y Etiopía son ejemplo del gran mapa de conflictos que ahora mismo hay extendidos en todo el mundo. En la actualidad residen en Centros de Refugiados de Vallecas y Alcobendas (Madrid).
Su experiencia nos acerca lo lejano y nos puede ayudar a entender mejor los problemas que sufren aquellos para los que vivir es sólo huir de la muerte.

P. George Smit llega de Sierra Leona, donde era militar. Su madre fue asesinada hace cuatro meses. ¿Cuando llegó a España?
R. Hace tres meses.
P. Sierra Leona sufre, como tantos países africanos el desastre de la guerra fratricida. ¿Cómo están las cosas en este momento?
R. En mi país continúan los problemas militares, no me gusta porque hay muchos problemas.

Desde Armenia

P. Tamara es de Armenia y está en España junto a su hijo Duic y su sobrina Elie. Tamara, ¿cómo se encuentra aquí?
R. Muy bien. En Armenia tenía muchos problemas de tipo político y estoy muy agradecida a España, donde la gente es muy buena.
P. ¿Qué la empujó a venir a España?
R. En Armenia la política es un desastre, hay mucha mafia. Tengo un hijo y soy viuda.
P. ¿Aquí se siente acogida?
R. Sí, aquí la gente es muy buena y nos entendemos bien.

Un cristiano en Azerbaiján

P. Entre los refugiados hay muchos procedentes de países del Este. Eugenia Arquilova es de Azerbaiján, está en España con su marido que es armenio y con dos hijos. Eugenia se apresura a hablar como puede en español preguntada por su situación.
R. Ahora para nosotros las cosas van bien porque estamos con buena gente. Agradecemos a España su ayuda...(en este punto se emociona). Nosotros no podemos vivir en Azerbaiján porque somos cristianos ni en Armenia porque no sabemos el idioma, en Rusia tampoco porque allí no gusta la gente del caucaso. Llevamos años deambulando y pienso que España puede ser el lugar definitivo porque España se parece mucho a Azerbaiján y la gente tiene el corazón de oro.
P. ¿ Son perseguidos los cristianos por parte de los musulmanes?.
R. Sí. Es una república musulmana y nosotros somos cristianos ortodoxos y hace 12 años hubo una guerra entre ortodoxos y musulmanes y por eso nosotros no podemos vivir allí (las lágrimas reaparecen en sus ojos).

Pueblo solidario

P. El alcalde de Cheles, Fermín Mayorga, que pertenece al movimiento Focolar, nos ha facilitado la entrevista. A él le preguntamos ¿qué ha supuesto para el pueblo esta experiencia?
R. Creo que ha sido muy positiva para el pueblo porque en algunas personas estaba como adormecido el tema de la solidaridad. Esto ha sido un estímulo para que resucite de alguna forma esa solidaridad y el ejemplo lo tenemos en que se han volcado desde el primer día con todos ellos.

 

En Colombia la vida no vale nada

Javier es colombiano. Vino a España huyendo de los narcotraficantes. Preguntado sobre qué empuja a la gente y, en concreto a él a huir de su país y a andar deambulando por el mundo, Javier responde que "lo que nos obliga a marcharnos de nuestro país es la gran violencia que por estos días vive Colombia. El caso de la guerrilla, el narcotráfico... la gran inseguridad que vive el país. El hecho de no cumplir lo que ellos dicen siempre es una amenaza, no sólo para mi sino para muchos colombianos.

Por lo que cuenta y por lo que podemos seguir a través de los medios de comunicación parece ser que en Colombia la muerte está a la orden del día Javier lo corrobora de forma tajente: "En Colombia la vida vale poco".

Ahora, en España, quizás tengamos un poco más de conciencia porque entre los cerca de dos mil secuestros que ha llevado a cabo la guerrilla colombiana en el año 99, dos de los últimos han sido españoles. No sabíamos si Javier ha notado cierta sensibilidad o si, por el contrario, aquí se entiende poco ese problema porque estamos lejos. En este asunto lo tiene claro "Yo pienso -manifiesta con seguridad- que la sensibilidad la tiene que tener el gobierno porque el pueblo ya está sensible hasta el tope. Yo pienso que Colombia y la gente de Colombia prefiere la paz, una paz que la guerrilla habla y dice que es paz, el gobierno les da cierto territorio para que ellos operen ahí, formulan una propuesta de paz pero ya llevamos un año en que no hay solución".

Esta maraña tan compleja hace difícil encontrar una salida. Guerrilla, narcotraficantes, paramilitares....se ve muy lejos la solución. La falta de esperanza no hace más que aumentar el problema y distanciar las soluciones. Javier reconoce que "Es supremamente difícil y más cuando la guerrilla tiene toda la libertad de seguir operando y, como le digo, eso es un bienestar para ellos porque siguen obteniendo dinero por la extorsión, el secuestro, por el mismo narcotráfico y eso es algo que no acabará. Si no prefieren la paz y cortar de una vez, pienso que el gobierno debe ponerle mano fuerte a eso".

Juan José Montes



Return to "Iglesia en Camino"