Iglesia en camino

 

Semanario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail: iglenca@jet.es

Edición electrónica: http://www.christusrex.org./www1/camino/camino.html

Número 469. 26 de enero de 2003

Director: José María Gil

Redactor Jefe: Juan José Montes

 

 


Portada

La diócesis de Mérida-Badajoz es la primera en porcentaje de aportación en el IRPF

Además, supera en más de un 10% la media nacional en alumnos que escogen Religión

La Conferencia Episcopal Española ha hecho público un Informe Estadístico sobre la Iglesia en España. Éste ha sido realizado por la Oficina de Estadística de la propia Conferencia, y en él se recogen los datos relativos a las diócesis españolas en una comparativa que va desde 1996 a 2000.

En el Estudio, se recogen los datos relativos a las diócesis (extensión, número de habitantes...), a las parroquias y al clero que las atiende o a los Seminarios.

En el capítulo económico, destacamos que la diócesis de Mérida-Badajoz es la primera en porcentaje de aportación en IRPF. También se desprende del informe que nuestra diócesis supera en más de un 10% a la media nacional en el porcentaje de alumnos que escogen Religión (en el año 2000, el 90,91% .)

La labor misionera, la acción caritativo-social y el campo de la educación, también tienen cabida en este informe, desgranándose en cada capítulo los datos más significativos.

Con respecto a las casas de la Iglesia para ancianos, enfermos crónicos, etc. su número se eleva a 876 en el 2000, once más que en 1996. De ellas, 12 pertenecen a la diócesis de Mérida-Badajoz. Por otra parte, el número de personas atendidas por esas casas fue de 57.653 en el 2000, lo que supone una reducción con respecto al año 96, cuando se atendió a 62.164 personas. Similar tendencia se ha dado en Mérida-Badajoz, donde se ha pasado de 1.032 en 1996 a poco más de 900 en el 2000.

La importante labor caritativa y social de la Iglesia católica encuentra su fiel reflejo también en los proyectos atendidos por Cáritas y Manos Unidas que, junto con los centros que se dedican a atender a los más desfavorecidos, ayudan a compensar las graves desigualdades existentes en la sociedad.

 


Editorial

Peregrinaje de muerte

No deja de paradójico y doloroso, que mientras los informativos nos dan cuenta del triste balance de los cadáveres de inmigrantes escupidos en las playas de Cádiz, al naufragar las pateras en las que les trasladaban las mafias a territorio europeo en busca de una nueva vida, esos mismos noticiarios nos informan a continuación de que una organización ­no menos inmoral que la de los traficantes de seres humanos- facilita todo un peregrinaje a Suiza de enfermos incurables, parapléjicos y ancianos terminales a fin de procurarles la muerte con un suicidio asistido por "enfermeras" y fármacos letales. Con otras palabras: eutanasia con garantías higiénica y en viaje y alojamiento organizado.

Así ha ocurrido la pasada semana con el ciudadano inglés Reginald Crew, de 74 años y parapléjico, quien además de su esposa se hizo acompañar de un equipo de la cadena de televisión ITV, quien grabó el desenlace y lo emitió después en horario de máxima audiencia. Crew hacía el número 146 de la lista de este moderno local de exterminio. Y además con espectáculo televisivo

No cabe duda de que, al margen de su dramática situación personal, nos encontramos en una secuencia más de la propaganda que a favor la eutanasia se viene realizando de modo bien planificado desde hace bastantes años y que va cobrando carta de naturaleza en la vieja Europa: baste con pensar en Holanda, Bélgica, Suiza

Todo ello reclama una seria reflexión en la que, además de reconocer la grave violación de la Ley de Dios que es la eutanasia y todo atentado a la vida humana desde el momento de su concepción, como denuncia Juan Pablo II en la encíclica "Evangelium vitae", nos haga rescatar la verdadera humanidad de las personas (la humanitas) que nos preserve de cifrar el sentido de la vida, y con él la felicidad, en el exclusivo bienestar. Una medicina más humana y, sobre todo, el cariño de los demás y el sentido trascendente o sobrenatural de la vida nos ayudará a conseguirlo. Se trata de ser mejores, no sólo estar bien.

 


Escritos Episcopales

Buscar a Dios

La experiencia nos hace ver que los hombres nos pasamos la vida buscando con quien relacionarnos. Somos seres abiertos, que necesitamos vivir, convivir, con otros sujetos. Si miramos hacia adentro, veremos que el contenido de nuestra vida está tejido de referencias a otras personas, referencias buenas o malas, logradas o fallidas. Pero lo cierto es que nuestra vida es toda ella interpersonal, referencial, de comunicación y convivencia.

Estas relaciones personales provocan y condicionan el contenido de nuestra vida. Según sean las personas con quienes nos relacionamos y la calidad de nuestras relaciones con ellas, así son nuestros sentimientos, nuestras tendencias, el tono y el contenido de nuestras vivencias y de nuestra vida interior.

Por eso, para ser hombres cabales, resulta indispensable buscar a Dios. Si es que Dios existe, si está ahí, tenemos necesidad de saber cómo es y cómo podemos relacionarnos con El adecuadamente. Para todos es una cuestión abierta la existencia de Dios y la posibilidad de nuestras relaciones con Él. Si está presente no podemos dejar de tener alguna relación con Él, porque estas posibles relaciones son parte de nuestra vida y de nuestra realidad humana. Si no está o no nos es accesible, tenemos que saberlo, para poder vivir tranquilos y satisfechos con nosotros mismos. Nadie puede vivir a gusto en una casa sin saber quién está en ella y cómo tiene que haberse con ese posible inquilino invisible.

La maravilla de las cosas visibles y el milagro de nuestra propia vida son la primera huella que nos permite rastrear la presencia de Dios en nuestro mundo. La observación directa y la mirada penetrante de la ciencia nos hacen ver que detrás de lo que existe a nuestro alcance tiene que haber una oculta presencia creadora, Alguien preexistente que llama a la existencia todo cuanto existe. Es difícil reconocer la existencia de un Ser necesario, absoluto, todopoderoso y providente. Pero sería absurdo afirmar que la maravilla del mundo y de la vida haya surgido de la nada. De la nada no hubiera salido nunca nada. Si ahora existe el mundo que vemos, si existimos nosotros, Alguien ha tenido que existir primero para poner y sostener en la existencia esta frágil y sorprendente maravilla de nuestro mundo.

La religión verdadera se sustenta en la verdad

Hay que dar un segundo paso que es el inicio de la verdadera religión. Si somos creaturas, si venimos de la Sabiduría y del Amor de un Ser anterior a nosotros, ¿qué menos que reconocerlo como origen y darle las gracias por nuestra existencia? ¿qué menos que tener en cuenta la Mente y el Querer de quien nos ha dado la existencia para descubrir nuestra propia verdad y plenitud? La religión verdadera se sustenta en la verdad de nuestro ser, y es camino de plenitud y de vida, nunca de opresión o alienación. La fidelidad a la realidad, el ejercicio ordenado de la inteligencia, la lealtad con uno mismo, llevan al reconocimiento de la existencia de Dios, a la adoración del Ser Primero y Absoluto, con amor y gratitud, al deseo profundo de un encuentro más claro y cercano.

Quien vive estos sentimientos acoge con agradecimiento y gozo profundo el mensaje de Jesucristo. Él se nos presenta como enviado de Dios, enviado de ese Dios barruntado y oculto, que ha querido hacerse patente y cercano, mostrarse como Padre lleno de amor y misericordia, un Padre que nos invita a vivir en su Casa como hijos queridos. Jesucristo inaugura en la historia humana un nuevo modo de ser hombre a partir del reconocimiento de esta cercanía y esta amorosa paternidad de Dios.

Vivimos la última era espiritual de la humanidad. Ya no necesitamos buscar a tientas cual es la verdad última de nuestro ser. Gracias al testimonio y a la enseñanza de Jesús, sabemos que somos creaturas de Dios, hechos a su imagen y semejanza, queridos y bendecidos como hijos, invitados a vivir en comunión de amor con Él, ahora y por toda una eternidad, capaces de poseer y disfrutar desde ahora mismo la dignidad y el gozo de esta abundancia y perfección de vida que Dios ha querido comunicarnos. Esta es la substancia de nuestra fe. Esta es la enseñanza de la Iglesia. Este es el mensaje central de Jesucristo.

A partir de esta experiencia fundamental de la fe en Dios como Creador y Padre nuestro, los cristianos descubrimos el valor supremo de la persona, aun en las condiciones más débiles o necesitadas; la igualdad de todos los hombres; el verdadero valor de las cosas de este mundo; el valor supremo del amor y de la misericordia como norma suprema de nuestras relaciones y modos de actuación con los demás, en la familia, en la vida social, en el ejercicio de la profesión y en todas las dimensiones de la vida. Este es el verdadero punto de partida de la moral cristiana. No es el temor ni el menosprecio de la vida, sino la defensa de la verdadera dignidad de la creación de Dios, el respeto y el amor a todo lo que existe, de acuerdo con la sabiduría y la bondad de Dios, lo que mueve a la Iglesia y a los cristianos en su modo de vivir y de actuar.

Los que dudan, no creen o no pueden creer

Brindo estas reflexiones, en primer lugar, a los cristianos verdaderos y practicantes. Para que se sientan orgullosos de serlo, para que vivan la fe con gratitud y con gozo, para que no se dejen afectar por las críticas o por el menosprecio que la religión en general y la fe cristiana en particular reciben hoy en muchos ambientes normales de nuestra vida. Si en el trabajo, o en los ambientes de diversión, o en las conversaciones con los amigos, escucháis personas que hablan y sienten en contra de la fe cristiana y de la religión verdadera, presentadles serenamente las razones y los valores de nuestra fe, pero no os dejéis impresionar por sus críticas. No tienen razón. No son más sabios, ni más libres, ni más justos que nosotros por el hecho de no creer en Jesucristo. Rezad por ellos y tratad de vivir de forma que les abráis el camino hacia las verdaderas actitudes y el descubrimiento de lo que ahora no ven.

Y las ofrezco también, con humildad, respeto y afecto, a los que dudan, a los que no pueden creer, a quienes se jactan de no creer, para ayudarles a todos a recorrer los caminos que llevan a Dios, con los pasos de la inteligencia, de la humildad, del respeto a la realidad del mundo y a su propia existencia, del reconocimiento desinteresado del testimonio de Jesús, engrandecido por los ejemplos y las enseñanzas de los santos. Dios nos espera a todos en el centro del mundo, en el más allá de nuestros deseos y de nuestras más hondas nostalgias. En Él y con Él nos encontraremos todos y podremos por fin sentir el gozo de la universal fraternidad. ¿Cómo no trabajar ya desde ahora para que este gozo universal llegue cuanto antes? ¿Hay alguna otra labor más hermosa y necesaria que ésta?.

+ Fernando Sebastián Aguilar
Arzobispo de Pamplona y Obispo de Tudela

 


Centrales

Según se extrae de los datos publicados en el informe estadístico de la Iglesia en España

La Iglesia española posee 876 casas de ancianos y enfermos donde atiende a 57.653 personas

La Conferencia Episcopal Española (CEE), ha presentado el libro "La Iglesia Católica en España. Estadísticas. Edición 2002", que ha elaborado la Oficina de Estadística y Sociología de la Iglesia (OESI).

Monseñor Juan José Asenjo, Secretario General de la Conferencia Episcopal Española, señalaba, en la presentación de la obra, su plena validez como "instrumento de trabajo para profundizar en la necesaria reflexión pastoral de nuestras diócesis y comunidades", además de permitir "dar a conocer a la opinión pública el enorme esfuerzo de personas, instituciones y medios que la Iglesia despliega en el desempeño de su misión".

La publicación se compone de trece capítulos, que muestran datos comprendidos entre los años 1996 y 2000 de las diversas diócesis que componen la geografía eclesial española. Al mismo tiempo, aparecen las cifras más relevantes de los organismos e instituciones que operan en el seno de la Iglesia católica en España.

Las diócesis en general

En su primer capítulo, el Informe presenta información general sobre las diócesis españolas. Como queda recogido en él, la geografía eclesial de España se compone de 13 Provincias Eclesiásticas, 67 diócesis y el Arzobispado castrense.

En la actualidad ejercen su ministerio en España 2 cardenales, 13 arzobispos, 51 obispos residenciales y 14 obispos auxiliares, junto con 3 cardenales eméritos, 8 arzobispos y 26 obispos eméritos.

El capítulo tercero está dedicado a las parroquias, al clero y a las comunidades religiosas, tanto masculinas como femeninas. En este campo, según los datos aportados por el Estudio, el número de parroquias se ha mantenido prácticamente constante a lo largo del período estudiado, con un ligero incremento de la media entre 1997 y 1999, de 22.932 a las 22.964 del año 2000. Para la diócesis de Mérida-Badajoz, en ese mismo periodo, sólo hubo una nueva parroquia más, en el año 2000, lo que situaba el número de parroquias en 216.

Por lo que respecta al número de sacerdotes, las cifras se han mantenido entre los 19.831 y los 19.987, mientras que en nuestra Diócesis la tendencia ha sido al alza, aunque muy leve, pasando de los 304 sacerdotes de 1996 a los 311 del año 2000.

En relación con los alumnos de los Seminarios, tratados en el capítulo quinto, es importante resaltar los altibajos existentes en el número, aunque las diferencias de incrementos y decrementos son mínimas. Así, desde 1996 hasta 2000, las cifras son 2.004, 2.115, 1.994, 2.025 y 1.981. Por su parte, en Mérida-Badajoz se registró una tendencia a la baja, pasando de los 129 seminaristas (entre mayores y menores) del año 1996 a los 80 del año 2000.

El capítulo segundo es el dedicado a los aspectos económicos. En él encontramos primero los presupuestos de la Conferencia Episcopal, y las aportaciones recibidas en el Fondo Común Interdiocesano. Tras ellos, se encuentran recogidos los datos de las aportaciones recibidas a través de la campaña del IRPF. Entre estos, destaca el aumento en el porcentaje de contribuyentes que señalan la opción de la Iglesia católica en su Declaración del IRPF, pasando del 33.36 % al 39.66 % a nivel global.

Con respecto a la diócesis de Mérida Badajoz, en el periodo comprendido entre 1997 y 2000, se observan altibajos entre el 52,57% de la Declaración de la renta del año 1997 (perteneciente al año fiscal anterior) y el 42,78% del año 1999. En los datos de la Declaración del año 2000, últimos recogidos en el estudio, se observa un leve aumento con respecto al año anterior, colocandose en un 45,51%, pero que sumado a los que en su Declaración marcaron la opción "Iglesia Católica y Otros fines" (aquel año fue el primero que esto se pudo hacer), que son un 13,11 %, sitúa a la Diócesis de Mérida-Badajoz la primera de España en porcentaje de aportación.

En el Estudio, además, se recoge la labor de los misioneros españoles en el mundo. En el año 2000 se encontraban desempeñando sus labores pastorales fuera de nuestras fronteras un total de 92 obispos españoles, en 29 países del mundo, y 1.096 sacerdotes, diocesanos y religiosos, de los que pertenecen a la Diócesis 17 de ellos.

Lo recaudado por las Obras Misionales Pontificias, varía entre los 20 millones de euros de 1996 y los algo más de 21 millones de euros del año 2000. Ese incremento también se da en Mérida-Badajoz, donde se ha producido un aumento del 12% aproximadamente, siendo la recaudación del año 2000 de unos 272.000 euros.

Acción caritativa y social

La importante labor caritativa y social de la Iglesia católica encuentra su fiel reflejo en los proyectos atendidos por Cáritas y Manos Unidas que, junto con los centros que se dedican a atender a los más desfavorecidos, ayudan a compensar las graves desigualdades existentes en la sociedad.

Según el Estudio, Cáritas ha aumentado su dedicación a los más necesitados en multitud de proyectos en los que ha destinado en el año 2000 algo más de 155 millones de euros suponiendo un incremento del 32 % sobre el año 1996. En la diócesis de Mérida-Badajoz se destinó a este fin en el año 2000, casi 2.230.000 euros.

Por su parte, Manos Unidas ha experimentado un aumento en la recaudación de sus campañas, pasando de 39.490.000 millones de euros en 1996 a 45.491.000 millones de euros en 2000. En Mérida-Badajoz, por contra se han reducido levemente los ingresos, pasando de los 484.000 euros de 1996 a los 480.000 euros del año 2000.

Con respecto a las casas de la Iglesia para ancianos, enfermos crónicos, etc. su número se eleva a 876 en el 2000, once más que en 1996. De ellas, 12 pertenecen a la diócesis de Mérida-Badajoz. Por otra parte, el número de personas atendidas por esas casas fue de 57.653 en el 2000, lo que supone una reducción con respecto al año 96, cuando se atendió a 62.164 personas. Similar tendencia se ha dado en Mérida-Badajoz, donde se ha pasado de 1.032 en 1996 a poco más de 900 en el 2000.

La Iglesia católica, en el campo de la Educación

Una media cercana al 80 % de los estudiantes, incluidos en los distintos tipos de centros (98 % en los centros de titularidad eclesiástica, 85 % en los centros privados no confesionales y un 70 % en los públicos), optan por recibir enseñanza religiosa. Por su parte, Mérida-Badajoz supera la media, situandose en el año 2000 en el 90,91% .

 

Fue aprobado en la última Asamblea Plenaria de los obispos españoles

Presentado el documento "La Iglesia en España y los gitanos"

El 4 de mayo de 1997, Juan Pablo II beatificaba en la Plaza de San Pedro del Vaticano al gitano español Ceferino Giménez Malla ­el Pelé­, y "le proponía como intercesor y modelo para todo el pueblo cristiano", recuerdan los obispos en la introducción del documento sobre La Iglesia en España y los gitanos. Con motivo de esa beatificación ­el primer gitano elevado a los altares en toda la historia de la Iglesia­, los obispos españoles dirigieron un breve mensaje a la Iglesia y a la sociedad española. En aquel documento invitaban a reconocer y apoyar todos los elementos positivos de la cultura gitana, e insistían "en la urgencia de compartir, con esta querida población, la Buena Noticia de Jesucristo". Fue entonces cuando los obispos se comprometieron a publicar una reflexión pastoral más pausada sobre los gitanos y su evangelización.

Con este nuevo documento, aprobado en la última Asamblea Plenaria de los obispos españoles, se quiere dar gracias a Dios por la vida y por el testimonio de Ceferino Giménez Malla, "así como el de todos los que han vivido y compartido su fe en Jesucristo entre la población gitana; también se pretende estimular la acción pastoral de nuestra Iglesia con los gitanos, avivar el amor y la solicitud por ellos".

Monseñor Ciriaco Benavente, obispo de Coria-Cáceres y Presidente de la Comisión Episcopal de Migraciones, comentó que otros objetivos de este documento son: "animar a nuestras parroquias a intensificar la acogida, la solidaridad y la evangelización de la comunidad gitana; alentar a los propios gitanos a colaborar en su propia promoción, e impulsar a los gitanos católicos a comprometerse activamente en la evangelización de su pueblo, siguiendo el ejemplo del Beato Ceferino; invitar a la población española mayoritaria ­los llamados payos entre los gitanos­ a hacer una lectura positiva de la diferencia gitana; y, por último, expresar nuestro apoyo y reconocimiento al quehacer de tantas personas y asociaciones que trabajan responsablemente en pro de la promoción gitana".

Los gitanos en España

Hoy día son 600.000 gitanos calés los que se estima que viven en España. El documento señala cómo "su situación es muy desigual, muy poco uniforme. Los gitanos españoles presentan diferencias notables en razón de su nivel de vida, estudios, trabajo, comportamientos, lugar de residencia, etc. Desde hace algunos años, están llegando a nuestro país, junto a los inmigrantes procedentes del Este de Europa, familias de gitanos rumanos, y también es frecuente encontrar algunos gitanos portugueses. La convivencia y la incorporación de unos y otros a nuestra sociedad, e incluso a la comunidad gitana española, no está resultando fácil".

Los obispos reconocen que se han dado importantes logros en la promoción social de los gitanos, pero queda mucho por hacer: "En teoría ­se lee en el documento­, gozan de los mismos derechos que sus vecinos payos, pero en la práctica muchos malviven en la marginación y el paro. Junto al deseo de ser considerados ciudadanos de pleno derecho de la sociedad española, desean, con no menos ardor, seguir siendo gitanos y conservar su identidad y sus costumbre propias". Si el pasado no ha sido fácil para la comunidad gitana, el presente, con sus luces y sombras, es un poco más halagüeño y esperanzador.

El documento ofrece, no obstante, datos alentadores: ha aumentado "la escolarización de los niños, el progreso en la alfabetización de los adultos, el aumento de la atención y educación sanitaria. Existe en nuestro país un número significativo de gitanos que están accediendo a la universidad, y un nutrido grupo con profesiones universitarias y liberales. Otros tienen una relevancia importante en el mundo del arte".

El cuarto capítulo está dedicado a resaltar los valores gitanos, que aunque "no están escritos en ningún documento oficial, ni son vividos en todos los casos de la misma manera ­algunos incluso corren el riesgo de ir poco a poco perdiéndose­, sin embargo, son los principales valores donde se reconocen la mayoría de los gitanos". Se reseñan algunos, como: el respeto a la familia como institución suprema de la sociedad gitana; la veneración por los miembros de más edad; una concepción más humana del trabajo; la hospitalidad y la solidaridad con los miembros de la etnia; la virginidad de la mujer antes del matrimonio; el respeto a los muertos; y otros valores muy apreciados en el pueblo gitano como el sentido de libertad, el respeto a la palabra dada o el amor a la naturaleza.

El papel de la Iglesia

El capítulo quinto está dedicado a recordar la misión de la Iglesia entre los gitanos, con una autocrítica y una llamada a la creatividad: "Queremos mirar y tratar a los gitanos como Dios lo hace. Nuestra misión es continuar en el tiempo y el espacio colaborando humildemente en el servicio a la salvación de la Humanidad, que Dios comenzó en los albores de la Historia y que culminó en la muerte y resurrección de nuestro Señor Jesucristo".

El documento recuerda la llamada que hace el Concilio Vaticano II a los obispos a tener una especial solicitud con "aquellos grupos humanos que, dadas sus especiales circunstancias de vida, no son convenientemente atendidos por las ofertas pastorales habituales". Los obispos afirman cómo el pueblo gitano es "un pueblo eminentemente religioso, aunque no siempre han tenido la suerte de poder cultivar y desarrollar convenientemente su religiosidad"; por eso señalan que "el anuncio explícito de Jesucristo y la catequesis han de ir parejos con la atención social y la promoción humana".

Los obispos ven también con alegría cómo empieza a haber entre los gitanos quienes se sienten llamados a la vocación religiosa y a la vida sacerdotal, como el sacerdote gitano recientemente ordenado, don Antonio Heredia, que participó en la presentación de este documento. "Vemos con inmensa esperanza ­se dice en el documento­ la presencia de algunos jóvenes gitanos en nuestros seminarios. Ellos pueden hacer la mejor síntesis entre Evangelio y cultura gitana".

Alfa y Omega

 


Información diocesana

En él están presentes las zonas de la Diócesis con más presencia inmigrante

Constituido el equipo diocesano del Secretariado de Migraciones

El Secretariado Diocesano de Migraciones, con el fin de ampliar su campo de acción, ha constituido en la parroquia de San Roque de Almendralejo, el Equipo Diocesano del Secretariado de Migraciones, cuyo objetivo será estimular en las comunidades parroquiales la acogida humana, social y religiosa de la creciente población inmigrante de la diócesis de Mérida-Badajoz.

En este acto, estuvieron presentes el vicario episcopal de Comunión y Solidaridad, don José Antonio Salguero; el director diocesano del Secretariado de Migraciones, don Eugenio Campanario, y representantes de las zonas de la diócesis de Mérida-Badajoz donde más presencia de inmigrantes se ha detectado: Badajoz, Almendralejo, Fuente de Cantos, Montijo, Mérida y Zafra. Aunque se espera, no obstante, ir añadiendo representantes de otros lugares de la Diócesis donde también se desarrollan actividades de acogida a inmigrantes.

En el nuevo Equipo están presentes tanto sacerdotes, destinados en parroquias con presencia inmigrante, como miembros de las Cáritas que trabajan con este colectivo, así como representantes del propio Secretariado Diocesano de Migraciones.

 

Se trata de la de Solana de los Barros y la de San Pedro en Badajoz

Dos nuevas parroquias diocesanas en Internet

Las parroquias de Santa María Magdalena, de Solana de los Barros, y de San Pedro de Alcántara, de Badajoz, han estrenado recientemente sendas páginas en Internet.

En la página de la parroquia de San Pedro de Alcántara se pueden encontrar noticias de la vida de la parroquia, información sobre el barrio, los textos bíblicos del domingo así como una pequeña reflexión sobre ellos, fotos de la parroquia y del barrio o un listado de enlaces.

La dirección de esta página es http://personal.telefonica.terra.es/web/pspa.

Por su parte, la parroquia de Santa María Magdalena, de Solana de los Barros, incluye en su página una visita a la parroquia, sus horarios de misas, o noticias sobre las actividades parroquiales.

La dirección es http://www4.planalfa.es/meridabadajoz/parroquias/parroquia3/default.htm.

 

Es natural de Montijo, y la celebración ha tenido lugar en Sevilla

El salesiano Antonio García, ordenado diácono

Antonio García Reyes, natural de Montijo, proveniente de la Iglesia Parroquial de San Pedro, fue ordenado diácono en San Lucas de Barrameda (Sevilla), por el arzobispo de la capital hispalense, don Carlos Amigo, en presencia de mas de 400 jóvenes y de su familia.

Trabajo con los desfavorecidos

García Reyes es licenciado en Psicología y Teología. En la actualidad realiza un Master en Psicología Clínica. Su labor pastoral como salesiano de Don Bosco se ha desarrollado casi siempre con muchachos en especial dificultad en ciudades como Huelva, Jerez, Cádiz, y Sevilla.

Durante su ordenación, el momento más emotivo fue cuando los propios muchachos con los que trabaja le ayudaron a vestirse con las vestiduras propias del diaconado. Estos jóvenes, además, fueron los encargados de animar con sus cantos la celebración.

Tras ser ordenado, García Reyes, permanecerá en Sevilla, trabajando en el mismo colegio donde hasta ahora, a la espera de su ordenación como sacerdote, prevista para junio.

 

Agenda

Jornada de Teología de la Caridad

Organizada por las tres diócesis extremeñas se va a celebrar una Jornada de Teología de la Caridad el próximo 15 de febrero.

Esta Jornada nace de lo apuntado en el Mensaje final del Congreso sobre La Iglesia en Extremadura ante la Pobreza, celebrado en Mérida en 1999. En esta misma ciudad es donde, precisamente, se celebrará esta Jornada.

El tema elegido es "Amar y transformar comunitariamente al mundo desde Cristo", nacido de uno de los objetivo del citado Congreso: "Reflexionar sobre el significado evangélico y eclesial del compromiso caritativo y social". Entre los ponentes de esta Jornada se encuentra Monseñor Antonio Algora, obispo de Teruel, miembro de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar.

El plazo de inscripción finaliza el próximo día 5 de febrero y las fichas para ello pueden solicitarse en todas las parroquias de la diócesis.

Seminario sobre la familia

El próximo lunes, día 27, a las 20 horas, comienza en la sede de la Escuela de Agentes de Pastoral Ntr. Sra. de Bótoa (Parroquia de San Fernando) un seminario sobre "La familia en el mundo actual", que impartirá el sacerdote don Francisco Sayago, especialista en el tema de la familia. El seminario, que ha sido promovido por el equipo de agentes de pastoral familiar del arciprestazgo, tendrá continuidad durante los cuatro lunes del mes de febrero a la misma hora.

La participación es gratuita y las inscripciones deberán realizarse directamente en la parroquia de San Fernando o por teléfono en la de San Juan de Dios, (924) 272792. en horario de tarde.

 


Al paso de Dios

"Hola, tío viejo"

Hace unos días, como siempre que puedo, hacía yo a pié el recorrido desde mi lugar de trabajo hasta mi casa, y me crucé en una esquina con un grupo de chicas adolescentes que caminaban, como es propio de su edad, con evidente buen humor y mucha algarabía. Al encontrarse conmigo, una de ellas -pienso que al divisar mi calva iluminada por la luz de las farolas- me saludó en todo de burla: "Hola, tío viejo". Todas las demás, naturalmente, rieron y asintieron el detalle jocoso de su compañera, mientras seguían su marcha felices con su hazaña, hasta entrar en una pizzería de la ciudad, en la que probablemente degustaron una cena que, al menos por lo que acababan de hacer, no se merecían del todo.

Evidentemente se trata de una anécdota más -así me lo tomé-, entre las que ocurren cada día en cualquier ciudad de España. Muchos hombres y mujeres, a partir de su mediana edad -así soy yo- son objeto de bromas y a veces de mofa callejera por la sola razón de aparentar años. Si les cuento esto, es porque me da un poco de miedo de que sea un síntoma de algo más serio y grave y no sólo un incidente aislado. ¿Y si fuera un cierto menosprecio generacional de los más jóvenes hacia los mayores? Si así fuere, tendríamos que poner mucha atención, no sea que tengamos que sumar, a la lista de discriminados sociales, a los mayores. Esto sería muy grave para la sociedad, en primer lugar por razones morales. Pero también porque ésta se quedaría sin uno de sus puntos de apoyo fundamentales; quizás el más serio, aunque aparentemente no sea el más práctico, por eso de las llamadas "clases pasivas".

Amadeo Rodríguez Magro
(amadeo.vgeneral@planalfa.es)


Liturgia del domingo

Celebramos el III Domingo del Tiempo Ordinario

Palabra de Dios

 

Libro del profeta Jonás 3,1-5.10

En aquellos días, vino de la palabra del Señor sobre Jonás:

- Levántate y vete a Nínive, la gran capital, y pregona allí el mensaje que te digo.

Se levantó Jonás y fue a Nínive, como le mandó el Señor. Nínive era una ciudad enorme; tres días hacían falta para recorrerla. Comenzó Jonás a entrar por la ciudad y caminó durante un día pregonando:

- ¡Dentro de cuarenta días Nínive será destruida!.

Creyeron en Dios los ninivitas, proclamaron el ayuno, y se vistieron de saco, grandes y pequeños.

Cuando vio Dios sus obras, su conversión de la mala vida; se compadeció y se arrepintió Dios de la catástrofe con que había amenazado a Nínive, y no la ejecutó.

 

Salmo 24, 4-5ab. 6-7bc. 8-9

R. Señor, instrúyeme en tus sendas.

Recuerda, Señor, que tu ternura

y tu misericordia son eternas;

acuérdate de mí con misericordia,

por tu bondad, Señor.

Recuerda, Señor, que tu ternura

y tu misericordia son eternas;

Acuérdate de mí con misericordia,

por tu bondad, Señor.

El Señor es bueno y es recto,

y enseña el camino a los pecadores;

hace caminar a los humildes con rectitud,

enseña su camino a los humildes.

 

Carta 1ª de san Pablo a los Corintios 7, 29-31

Digo esto, hermanos: que el momento es apremiante.

Queda como solución que los que tienen mujer vivan como si no la tuvieran; los que lloran como si no lloraran; los que están alegres, como si no lo estuvieran; los que compran, como si no poseyeran; los que negocian en el mundo; como si no disfrutaran de él: porque la presentación de este mundo se termina.

 

Evangelio según san Marcos 1, 14-20

Cuando arrestaron a Juan, Jesús se marchó a Galilea a proclamar el evangelio de Dios. Decía:

- Se ha cumplido el plazo, está cerca el Reino de Dios. Convertíos y creed en el evangelio.

Pasando junto al lago de Galilea, vio a Simón y a su hermano Andrés, que eran pescadores y estaban echando el copo en el lago.

Jesús les dijo:

- Venid conmigo y os haré pescadores de hombres.

Inmediatamente dejaron las redes y le siguieron.

Un poco más adelante vio a Santiago, hijo de Zebedeo, y a su hermano Juan, que estaban en la barca repasando las redes. Los llamó, dejaron a su padre Zebedeo en la barca con los jornaleros y se marcharon con Él.

 

Lecturas bíblicas para los días de la semana

27, lunes: Hb 9, 15. 24-28; Mc 3, 22-30.
28, martes: Hb 10, 1-10; Mc 3, 31-35.
29, miércoles: Hb 10, 11-18; Mc 4, 1-20.
30, jueves: Hb 10, 19-25; Mc 4, 21-25.
31, viernes: Hb 10, 32-39; Mc 4, 26-34.
1, sábado: Hb 11, 1-2. 8-19; Mc 4, 35-41.
2, domingo: Ml 3, 1-4; Hb 2, 14-18; Lc 2, 22-40.

 

Comentario litúrgico

Se ha cumplido el plazo

Si recorremos las tres lecturas de hoy encontramos algo común en ellas: parece que las tres nos quieren dar prisa ante el anuncio que nos trae la Palabra. No desaprovechemos esta urgencia y prestemos atención a lo que nos dicen.

Efectivamente, la primera lectura nos describe la vocación del profeta Jonás. Está tranquilamente acostado, y antes de que amaneciera, le llega con apremio el mandato divino de que se fuera a la ciudad de Nínive para predicar un mensaje profético de la urgencia de la conversión, pues estaba cercana su destrucción en caso de que no atendieran al mensajero divino.

San Pablo, es contundente. Tanto a los cristianos de Corinto como a nosotros que leemos hoy sus palabras dice con rotundidad: "Digo esto, hermanos, que el momento es apremiante".

Tambien en el relato evangélico se respira prisa. En este caso, es Jesús quien tiene urgencia en comenzar su vida pública y lo hace dándonos prisas a todos los que nos acercamos a su predicación: "Se ha cumplido el plazo, está cerca el reino de Dios: convertíos y creed en el evangelio".

Además de en la prisa, las tres lecturas coinciden en el núcleo del mensaje: es una invitación a la conversión que, en sus primeros destinatarios, fue una realidad que cambió la ruta y el sentido de sus vidas. Basta leer lo que hicieron los ninivitas, los corintios o Pedro y los otros primeros discípulos de Jesús. En nuestro caso, tan habituados a las prisas que nos impone nuestro modo de vivir, ¿nos apresuramos a avivar la luz de nuestra fe con la constante preocupación de dar espacio, tiempo y silencio a la Palabra que es su alimento?.

Antonio Luis Martínez

 

Santoral

27 de enero: San Enrique de Ossó (1840-1896)

Cuanfo el 15 de enero de 1993, Juan Pablo II canonizabá en Madrid al fundador de la Compañía de Santa Teresa, nos proponía como "modelo", o sea, "canon", a un sacerdote incansable en la evangelización.

Enrique vivió el Espíritu del Señor según la espiritualidad de su época. Por cierto, el Espíritu es mucho más importante que la espiritualidad. Aquel es perenne, imprescindible y divino, y la espiritualidad es transitoria, puramente histórica y sujeta a las condiciones ambientales de cada ser humano. Por eso puede haber buen Espíritu en cualquiere espiritualidad, pero no siempre al contrario.

Se preocupó nuestro hombre, sobre todo, de las familias, los jóvenes y los catequistas, también del fomento de las vocaciones. Hacia afuera de la Iglesia las circunstancias históricas españolas no podían ser más adversas, entre revoluciones, pronunciamientos y victorias de los enemigos de la fe. Hacia adentro, hubo de pleitear con otros eclesiásticos y soportar incompresiones y calumnias, con la entereza del que se sabe seguidor de Cristo, injustamente ajusticiado.

Las obras de Teresa de Ávila iluminarán la vida del tortosino más universal. Hoy la Compañía de Santa Teresa continua su obra en el mundo. O sea: la santidad puede ser fruto de un amor incompredido y perseguido, tanto a los niños, como a la familia y a la Iglesia. Ninguno de estos afectos parece hoy "políticamente correcto". Por eso Enrique de Ossó es un "canon", esto es, un "modelo", ¿os vale?.

Manuel Amezcua

Los santos de la semana

27, lunes: Ángela de Mérici, Devota, Enrique de Ossó, Julián, Mario.
28, martes: Tomás de Aquino, Julián de Cuenca, Tirso, Radegunda.
29, miércoles: Afraates, Constancio, Valero, Papías y Mauro.
30, jueves: Aldeguda, Martina, Matías, Teófilo el joven, Lesmes.
31, viernes: Juan Bosco, Eusebio, Waldo, Marcela, Julio de Novara.
1, sábado: Cecilio, Brígida, Enrique Morse, Severo de Rávena.
2, domingo: Presentación del Señor. Ntra. Sra. de la Candelaria.

 


Contraportada

Este domingo se celebra el Día de la Infancia Misionera con el lema "Comparte los frutos de la paz"

La infancia Misionera permitió acometer el año pasado 2.667 proyectos en todo el mundo

ESTE domingo se celebra el Día de la Infancia Misionera. Obra fundada en 1843 por un obispo francés, monseñor Carlos Augusto de Forbin-Janson, motivado por las cartas y noticias de misioneros que le escribían, sobre todo desde China, contándole la difícil situación de las niñas de ese país.

Comenzó a solicitar ayuda y de acuerdo con Paulina Jaricot, desde 1822 había fundado la Obra de Propagación de la Fe, pensó en otra obra en la que los niños cristianos ayudarían a los niños de los países de misión, con sus oraciones y algo de dinero al mes.

Desde un principio, la Obra tuvo el apoyo y la aprobación del Papa. En 1922 Pío XI la elevó a la categoría de Pontificia y en 1950 Pío XII instituyó el Domingo Mundial de la Infancia Misionera. En España se celebra el cuarto domingo del mes de enero.

Actualmente la Infancia Misionera está establecida en más de 110 países de todo el mundo. Es un servicio de las Iglesias particulares a los padres y educadores para que se despierte, desarrolle  y madure progresivamente en los niños la dimensión misionera de su fe y vida cristiana, y a la vez hacerlos sensibles para que compartan la fe y los medios materiales con los niños de las regiones y de las Iglesias más desprovistas a este respecto.

Fondo de solidaridad

Las cuotas y las ofrendas de los niños de todos los países contribuyen a formar un fondo de solidaridad que tiene por fin ayudar a las obras y a las instituciones de los niños más pobres.

La Obra tiene una función profundamente educadora y se inserta en el fenómeno de iniciación cristiana de niños, adolescentes y jóvenes que se lleva a cabo en cada Iglesia particular. En el interior de este proceso de formación se intenta desarrollar esta dimensión misionera en armonía con el resto de las tareas de educación de la fe.

En España

El 1 de enero de 1853, poco antes de cumplirse los diez años de su fundación en París,  la Obra de la Santa Infancia llega a España bajo el patrocinio de la Reina Isabel II. Ella quiso que su hija primogénita, la Princesa de Asturias, ostentase los títulos de "primera asociada, fundadora y protectora de la Obra". Por aquellos años se publicaba los "Anales de la Santa Infancia", boletín-revista que con el paso de los años se convirtió en la actual revista Gesto.

Mensaje del Papa a los niños

En su mensaje de este año a los niños con motivo de la Infanci Misionera, el Papa recuerda que "la fiesta de la Epifanía de este año reviste un valor singular, porque  se conmemoran los 160 años de historia de la Obra de la Santa Infancia, presente actualmente en 110 naciones. Propone a los niños de todas las diócesis del mundo un programa, que tiene como fundamento la oración, el sacrificio y gestos de solidaridad concreta: de este modo pueden convertirse en  evangelizadores de sus coetáneos".

Juan Pablo II se dirige a los "niños misioneros" diciendo "sé con cuánto cuidado y generosidad procuráis llevar adelante este compromiso apostólico. Os esforzáis de muchas maneras por compartir la suerte de los niños obligados, antes de tiempo, al trabajo y por aliviar la indigencia de esos pobres; os solidarizáis con las ansias y con los dramas de los niños implicados en las guerras de los grandes, que a menudo son víctimas de la violencia bélica; rezáis todos los días para que millones de vuestros pequeños amigos, que aún no conocen a Jesús, participen del don de la fe, que vosotros habéis recibido". El Papa recuerda a los niños que "el compromiso misionero os ayuda a vosotros mismos a crecer en la fe y os transforma en alegres discípulos de Jesús".

Recaudación en el año 2002

El 14 de mayo de 2002, las Direcciones Nacionales de las OMP han puesto a disposición del Fondo de Solidaridad Universal un importe total de 15.970.083,18, que se colectó, por continentes, del modo siguiente:

 
 

 TOTAL EUROS

% DEL TOTAL

 ÁFRICA

 202.488,22

 1,27

 AMÉRICA

 3.627.251,02

 22,71

EUROPA 10.515.470,34  65,84
OCEANÍA 742.393,74  4,65
ASIA 882.479,86  5,53
TOTALES 15.970.083,18 100,00

 


Noticias de América Latina:

http://www.aciprensa.com

 



Return to Camino