Iglesia en camino

 

Semanario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail: iglenca@archimeridabadajoz.org

Edición electrónica: http://198.62.75.1/www1/camino/camino.html

Número 559. 23 de enero de 2005

Director: José María Gil

Redactores: Juan José Montes y José Carrasco


Portada

Del 18 al 25 de enero se celebra la Semana de Oración por la unidad de los cristianos

Católicos y cristianos de distintas confesiones oran esta semana por la unidad

Cada año, entre el 18 y el 25 de enero, la Iglesia católica, unida a otras iglesias cristianas lleva a cabo una semana de oración por la unidad de los cristianos.

En su mensaje para esa semana, la Comisión Episcopal de Relaciones Interconfesionales, recuerda que "aunque son muchos los aspectos que nos unen, todavía estamos separados unos de otros. Ante esta anómala situación, no podemos permanecer impasibles, como si no nos afectara o no tuviéramos nada que hacer".

Por lo que se refiere a nuestra diócesis, en todas las parroquias se pide durante estos días por la unidad, pero además se han programado dos actos con participación de católicos y protestantes: el viernes, día 21, a las 20,30 una celebración en la Concatedral de Mérida y al día siguiente, a la misma hora otra de similares características en la parroquia San Juan de Ribera de Badajoz.


Editorial

Nota de Prensa de la CEE sobre el SIDA y el preservativo

El Secretario General de la Conferencia Episcopal, P. Juan Antonio Martínez Camino, visitó ayer a la Ministra de Sanidad y Consumo, Dña. Elena Salgado, con el fin de conversar sobre el modo de colaborar del mejor modo posible en la prevención de la pandemia del SIDA. Es un asunto que preocupa mucho a la Iglesia, a los católicos y a las instituciones eclesiales que trabajan, de modo destacado, en España y en todo el mundo, en la atención social y sanitaria a los afectados por esta enfermedad.

El Secretario General comentó con la Sra. Ministra el programa de prevención conocido como ABC y propuesto por prestigiosos científicos y especialistas de rango internacional. (Véase la revista médica The Lancet de noviembre de 2004). El consejo de los especialistas es que las políticas de prevención de la transmisión del SIDA por vía sexual, para ser completas y eficaces, han de basarse en la recomendación - por este orden - de la abstención, la fidelidad y el uso de preservativos. Lo mismo afirma también la Organización Mundial de la Salud.

Se explicó, por tanto, a la Sra. Ministra que no son ciertas las afirmaciones que aseguran que la Iglesia, cuando promueve el recto uso de la sexualidad humana, encauzada por la virtud de la castidad, se sitúa en contra de las recomendaciones científicas a la hora de prevenir el contagio de SIDA. Por el contrario, la abstención de relaciones sexuales indebidas y la fidelidad mutua entre los cónyuges, constituyen la única conducta segura generalizable frente al peligro del SIDA. Las recomendaciones de los expertos en salud pública coinciden en esto con la doctrina moral de la Iglesia.

El Secretario General respondió brevemente a los periodistas que le esperaban a la salida del Ministerio de Sanidad que el uso del preservativo tiene un lugar en ese programa llamado ABC, un plan integral técnico de prevención del SIDA. Esta declaración ha de ser entendida en el sentido de la doctrina católica que sostiene que el uso del preservativo implica una conducta sexual inmoral. Por eso, la Iglesia colabora eficaz y racionalmente en la prevención del SIDA promoviendo la educación de las personas para el amor conyugal fiel y abierto a la vida, tratando de evitar de este modo las relaciones indebidas y promiscuas, que dan lugar a las llamadas "situaciones de riesgo" sanitario. De acuerdo con estos principios no es posible aconsejar el uso del preservativo, por ser contrario a la moral de la persona. Lo único verdaderamente aconsejable es el ejercicio responsable de la sexualidad, acorde con la norma moral.

En conclusión, a diferencia de lo afirmado desde diversas instancias, no es cierto que haya cambiado la doctrina de la Iglesia sobre el preservativo.


Palabras del Arzobispo

Los sacerdotes deben ser una gran familia

Homilía pronunciada en el encuentro de sacerdotes de Villafranca de los Barros

Mis queridos hermanos sacerdotes:

Esta es la primera vez que tengo la oportunidad de encontrarme con todos los presbíteros de la Archidiócesis.Permitidme que os manifieste hoy mi gran satisfacción; y que, exteriorizando un verdadero sentimiento de afecto fraternal, repita esas bellísimas palabras de la sagrada Escritura: "Quam bonum et quam jucundum habitare fratres in unum" (Sal 132,1).

En verdad, a quienes tenemos un mismo origen en el Sacramento del Orden, a quienes hemos sido ungidos para servir sacerdotalmente al Pueblo de Dios en idéntico ministerio, y a quienes gozamos de la condición de ser parte del mismo presbiterio diocesano, nada puede satisfacemos tanto como estar unidos, como sentirnos unidos, y como ver en esa unión una garantía importante de nuestra identidad sacerdotal.

Unión sacerdotal

Por mi parte puedo y debo deciros que constituye en mí un motivo de gran inquietud, ayudar a la unión efectiva y afectiva entre los sacerdotes. Mi experiencia, y creo que también la vuestra, es que, cuando un sacerdote no se siente apreciado por su obispo y por los compañeros, o cuando, por las razones que sea, se separa de los hermanos que tiene más próximos en el campo de su ministerio, decae su optimismo pastoral; incluso puede entrar en crisis la convicción profunda de su utilidad vocacional, de su lugar en la Iglesia y de su función en el mundo.

Ciertamente podemos afirmar que todos necesitamos de todos. Pero esto no excluye la gran verdad de que, sobre todo, necesitamos la ayuda de quienes están más cerca y son más afines a nuestra condición vocacional y a la consiguiente dedicación ministerial. No en vano la familia, que es el origen de nuestra existencia, lleva en su identidad, como nota esencial, el vínculo de unidad que brota de la sangre compartida, y la vocación casi instintiva para la defensa y la ayuda recíproca entre sus miembros.

La familia sacramental

Creo que, sin forzar la realidad, puedo afirmar, como otras veces he hecho, que la familia más permanente y allegada para los sacerdotes somos los mismos sacerdotes. Nuestra forma de vida, las implicaciones de nuestro ministerio, nuestras vivencias más íntimas, los estilos propios de nuestro hacer, las condiciones de nuestro discurrir generalmente lejos del hogar, y las características que debe adoptar nuestra relación con las personas más allegadas entre los feligreses, hacen que el ámbito en que podamos sentimos más arropados, donde podamos hallar la mayor comprensión, la más fácil sintonía espiritual, el apoyo más adecuado y el ambiente acogedor menos necesitado de explicaciones, sea la cercanía de los hermanos sacerdotes. Por eso, nuestra vigilancia personal respecto de las actitudes hacia los hermanos sacerdotes, ha de ser constante y merece toda la atención, revisión y cuidado.

Así de grande y profunda es nuestra vinculación vocacional y sacramental. Así de importante es nuestra responsabilidad ante los hermanos en el sacerdocio. Por eso las críticas innecesarias y desbordadas, los juicios temerarios, las exageraciones de los defectos de los compañeros que, en ocasiones, quizás adolezcan de imprudencia y rayen en la calumnia, pueden ser la causa remota o ambiental, o la circunstancia desbordante que provoque o estimule, en algunos hermanos, vivencias y sensaciones innecesariamente negativas, y hasta decisiones desacertadas y, a veces, dificilmente reversibles.

Fuente de espiritualidad

La unión entre nosotros y el cuidado recíproco inherente, unido siempre a una fuerte espiritualidad, es un factor decisivo para mantener vivo y entusiasta el ejercicio permanente de nuestro ministerio.

Nuestra experiencia pastoral abunda en momentos difíciles causados por la dureza de las dificultades y la frecuencia de las adversidades e incomprensiones. No resulta extraño que la debilidad humana nos haga sentir muchas veces el cansancio y hasta el desánimo. Es entonces cuando más arduo resulta sostener el nivel de entrega, la ilusión ante nuevos proyectos y la constancia en los quehaceres ya emprendidos.

Apoyo en las dificultades

Las dificultades nos llegan de los que no creen y de quienes consideran vana o perjudicial nuestra vivencia cristiana y la integración en la Iglesia. Y, sin embargo, esos son los enfermos que necesitan médico y que motivan la encarnación y la predicación de Jesucristo. Y, por la misma razón, esos son los que motivan nuestro ministerio y han de estimular la dedicación generosa de nuestra caridad pastoral, de nuestro celo apostólico.

Si es verdad, como dice un autor no precisamente cristiano, que "en la vida de un hombre está la vida de todos los hombres", no puede ser menos verdad que en la vida de un sacerdote está la vida de todos los sacerdotes. Y, si admitimos esto, como es lógico, tendremos que admitir que en la vida de cada compañero está la vida de los demás que el Señor ha puesto a nuestro lado.

¡Qué responsabilidad y qué grandeza al mismo tiempo la de nuestra condición fraternal como sacerdotes! Demos gracias a Dios por ello. Y pidamos al Señor, con toda humildad, que nos conceda integrar entre nuestras más fuertes convicciones y entre los objetos de nuestro permanente cuidado, la vivencia humana de nuestra fraternidad sacerdotal.

+ Santiago García Aracil
Arzobispo de Mérida-Badajoz


Centrales

En las parroquias de nuestra diócesis se realizan actos de oración dentro de la semana de la unidad

La unidad de los cristianos es un testimonio para que este mundo secularizado crea

Tradicionalmente, entre el 18 y el 25 de enero (día en el que se celebra la conversión de san Pablo) se celebra la semana de oración por la unidad de los cristianos. Estas fechas fueron propuestas en 1908 por Paul Watson para cubrir el periodo entre la fiesta de san Pedro y la de san Pablo. Esta elección tiene un significado simbólico. En el hemisferio Sur, donde el mes de enero es tiempo de vacaciones de verano, se prefiere adoptar igualmente en otra fecha, por ejemplo en torno a Pentecostés (sugerido por el movimiento Fe y Constitución en 1926) que representa también otra fecha simbólica para la unidad de la Iglesia.

En su mensaje para esa semana, la Comisión Episcopal de Relaciones Interconfesionales, recuerda que "aunque son muchos los aspectos que nos unen, todavía estamos separados unos de otros. Ante esta anómala situación, no podemos permanecer impasibles, como si no nos afectara o no tuviéramos nada que hacer. Al contrario: hemos de seguir fielmente a nuestro Señor Jesucristo que ha querido que la comunidad de sus discípulos, la Iglesia, fuera una sola cosa en El".

Oración y gestos de unidad

Juan Pablo II alentó el pasado domingo "gestos significativos de diálogo ecuménico" en vísperas de la celebración de la anual Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos. "Invito a toda comunidad -dijo el Papa- a ofrecer gestos significativos de encuentro y de diálogo ecuménico y a implorar de Dios el don de la unidad plena de todos los discípulos de Cristo".

El obispo de Roma, quien considera que María puede reunir como madre a los discípulos de Cristo separados en diferentes confesiones religiosas, concluyó deseando que "su maternal intercesión ayude a los cristianos a formar un solo corazón y una sola alma".

Según José Antonio Salguero, vicario de Comunión y Solidaridad de nuestra diócesis, "prácticamente desde finales del siglo XIX, pero sobre todo desde 1948, viene celebrándose en todas las iglesias cristianas una semana de oración por la unidad. Pedir al Espíritu la unidad de los cristianos es cosa de todo el año, no es de 8 días; es tan importante que Jesucristo supeditó la evangelización a la unidad de los que creen en él, de forma que la víspera de dar su vida por nosotros en la cruz, tras la cena de despedida con sus discípulos, san Juan nos describe unos discursos preciosos entre los que encontramos aquellas palabras de que todos sean uno para que el mundo crea que tú me has enviado. Así de importante es la unidad".

José Antonio Salguero recuerda que "como en la Iglesia tenemos los dones pero también la tarea, la unidad es motivo de oración y también de trabajo".

Celebraciones conjuntas

Por lo que se refiere a nuestra diócesis de Mérida-Badajoz, en todas las parroquias se pide durante estos días por la unidad, pero además se han programado dos actos con participación de católicos y protestantes: el viernes, día 21, a las 20,30 una celebración en la Concatedral de Mérida y al día siguiente, a la misma hora otra de similares características en la parroquia San Juan de Ribera de Badajoz.

Para Ramón Bellew, pastor evangélico que trabaja en Badajoz y cuya comunidad demuestra una gran vocación ecuménica, destaca que en las relaciones interconfesionales entre distintas iglesia cristianas se están dando pasos importantes en los últimos años. "Creo -señala- que las relaciones personales son cada vez mejores. Por ejemplo en Badajoz las relaciones entre mi comunidad evangélica y la Iglesia Católica son muy buenas y al más alto nivel se han dado pasos muy importantes. Un hito fue la firma hace dos o tres años de un acuerdo entre la Iglesia Católica y la Federación Luterana Mundial".

Desde que en el año 1740 naciese en Escocia el movimiento pentecostal con vinculaciones en América del Norte, cuyo mensaje por la renovación de la fe llamaba a la oración por todas las Iglesias y con ellas, encontramos momentos importantes en la historia de la Semana de oración por la unidad de los cristianos. La más reciente la encontramos el año pasado: "Fe y Constitución" (Consejo Mundial de las Iglesias) y el Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos (Iglesia Católica) deciden que en lo sucesivo los textos en francés y en inglés de la Semana de oración por la unidad de los cristianos sean publicados conjuntamente y presentados en un mismo formato.

El ecumenismo en Europa

Miembros de los episcopados católicos y de la mayor parte de las demás Iglesias cristianas de Europa se reunirán del 3 al 6 de febrero en Chartres (Francia) para reflexionar sobre la situación ecuménica en el viejo continente.

Constituido en 1972, el comité conjunto de la Conferencia de las Iglesias Europeas (KEK) y del Consejo de las Conferencias Episcopales de Europa (CCEE) mantiene un encuentro anual. Es responsable de las relaciones entre ambos organismos y está formado por seis miembros de la KEK, representantes de las Iglesias protestantes, ortodoxas y anglicanas, y seis obispos católicos designados por el CCEE. La agenda del encuentro, preve el análisis de la situación ecuménica en Europa hoy; también se trabajarán aspectos relativos a la III Asamblea ecuménica europea prevista para 2007.

La cita será ocasión también de revisar el trabajo de CCEE y KEK, del comité común para las relaciones con los musulmanes en Europa y de la relación entre Iglesias y Unión Europea. Los matrimonios mixtos serán además objeto de debate.

En el marco de esta reunión tendrá lugar una celebración ecuménica en la catedral de Chartres y un encuentro con la Federación Protestante Francesa en París.

 

Contribuyen de este modo a su integración

Los jesuitas de Alicante crean un 'fondo rotatorio' para conceder microcréditos a los inmigrantes

Alicante es la cuarta provincia española con mayor número de extranjeros, con el 5,3%, donde existen 23 municipios con el 25% de la población no autóctona. En la capital, la Compañía de Jesús cuenta con tres obras emblemáticas: el Colegio Inmaculada, Nazaret y el Centro Loyola, del que depende el "Fondo Rotatorio", que concede microcréditos a inmigrantes.

Préstamos sin interés

El "Fondo Rotario Loyola" es fruto de un convenio con "Alicante Acoge", que facilita los informes a través de sus trabajadores sociales, y consiste en un servicio de préstamos sin intereses a inmigrantes. Una de las condiciones para los beneficiados es que tengan la posibilidad de devolución (salvo contratiempo), dado que el fondo considera muy importante la rotación "préstamo/devolución" del capital prestado.

El jesuita Juan Luis Marteles explica que "hacemos el préstamo y establecemos el contrato en el que se preve el lugar, la temporalidad y el modo de devolución. No conseguimos que las devoluciones se hagan al ritmo deseado y por eso es necesario seguir alimentando el Fondo con donativos y subvenciones. Este programa se consolida como instrumento de integración social, pues ayuda a los beneficiarios y, al mismo tiempo, les hace tomar conciencia de que su devolución es indispensable para poder seguir prestando a otros inmigrantes que necesitan el mismo recurso".

Sobre todo sudamericanos

Hasta ahora el total prestado por el "Fondo Rotatorio" asciende a 57.173 euros, de los cuales el 38% ha sido destinado a arrendar viviendas, el 29% para cancelar deudas, el 11% para trámites documentales y el 9% para reagrupación familiar. Por nacionalidades, los beneficiarios de este programa son un 37% de ecuatorianos, seguidos por los colombianos y argentinos.

(Agencia de Noticias de la Vida Religiosa-Ivicon)

 

Un portal de Internet fomenta la adhesión al Papa

El portal de Internet www.conelpapa.com , que nació con motivo del V de la visita del Papa a España en mayo de 2003 dentro de la Comisión para la Ambientación y Acogida del arzobispado de Madrid, se dedica ahora a dar a conocer y promover la adhesión de los católicos a la figura del Papa.

Según explicó a Veritas su actual gestor, el periodista y escritor José Miguel Cejas, la página "nació de un grupo de personas entre sacerdotes, religiosos y laicos, coordinadas por el sacerdote Javier Cremades y dirigidas por el deán de la Almudena, Antonio Astillero. Parecía que tras el viaje iba a desaparecer, pero la gente seguía mandando mensajes".

Los objetivos en la nueva etapa, según Cejas, son "fomentar la comunión eclesial con el Papa", entre otras iniciativas, "dando a conocer sus documentos y escritos", y "dar a conocer la vida interna de la Iglesia y su vitalidad evangelizadora".

(Veritas)


Información Diocesana

Provincia Eclesiástica de Mérida-Badajoz

Los obispos extremeños ultiman los preparativos para la visita 'Ad-limina'

Los tres obispos de la Provincia Eclesiástica de Mérida-Badajoz han celebrado esta semana un encuentro, acompañados por el arzobispo emérito de Mérida-Badajoz, don Antonio Montero, y los respectivos Vicarios Generales de las tres diócesis extremeñas.

El tema central de este encuentro ha sido la visita 'Ad-limina', que se desarrolla esta semana. Los obispos aprovecharon la jornada para concretar el calendario de las distintas actividades que se realizarán durante la mencionada visita y el reparto de las distintas celebraciones que tendrán lugar durante la peregrinación.

Encuentro con el Papa

Está previsto que nuestros obispos tengan el encuentro personal con el Santo Padre el próximo día 25 de enero, martes. Los peregrinos que los acompañan en esta visita, más de doscientos de las tres diócesis, estarán presentes en la audiencia que Juan Pablo II concede los miércoles.

Además de esta cuestión, los obispos extremeños hablaron en su reunión de los medios de comunicación y trazaron las lineas de un plan común de actuación con respecto a éstos y la presencia de la Iglesia en los mismos.

 

Más de 150 sacerdotes participan en el tradicional encuentro postnavideño de Villafranca

Más de 150 sacerdotes diocesanos participaron, el fin de semana pasado, en el tradicional encuentro postnavideño entre sí y con su Arzobispo.

El encuentro, desarrollado en las instalaciones del colegio 'San José', de Villafranca de los Barros, contó con la celebración de la Eucaristía, presidida por el arzobispo emérito de Mérida-Badajoz, don Antonio Montero y cuya homilía fue pronunciada por el actual Arzobispo don Santiago García Aracil. En ella, Monseñor García se refirió a los sacerdotes como 'una gran familia', donde todos deben cuidar los unos de los otros.

Además, como ya adelantamos la semana pasada, en este encuentro se homenajeó a los sacerdotes que este año cumplen sus bodas de oro y plata.

 

La jornada sirvió como clausura 'oficial' del trabajo del 'Año de los jóvenes'

Más de setenta jóvenes participan en un encuentro celebrado en Zafra

El Secretariado Diocesano de Pastoral de Juventud ha celebrado el pasado fin de semana en Zafra un encuentro en el que han tomado parte representantes de los grupos de jóvenes de nuestra diócesis.

El trabajo que se realizó en esta jornada estuvo basado en las conclusiones extraídas tanto del encuentro diocesano de jóvenes, celebrado en Guadalupe en abril de 2004, como de una encuesta que se ha trabajado en los grupos durante el primer trimestre de este curso.

Propuestas

Participaron en el encuentro más de 70 jóvenes provenientes de Badajoz, Cabeza la Vaca, Calera de León, Campanario, Fuente del Maestre, Llerena, Lobón, Mérida, Salvaleón, Talavera la Real, Usagre y Villafranca de los Barros.

Entre las propuestas que los jóvenes hicieron tras el trabajo en común, cabe destacar las que hacen referencia a un mayor compromiso con la comunidad parroquial a la que pertenecen y al compromiso de los jóvenes en sus ambientes, sobre todo en lo refiere al acercamiento a los más alejados de la Iglesia.

El encuentro sirvió también como clausura 'oficial' del trabajo que se ha venido realizando durante todo el año 2004, 'Año de los jóvenes' en nuestra diócesis.

 

Sigue creciendo la cantidad recaudada para el sudeste asiático

Al cierre de esta edición, tanto Cáritas como Manos Unidas continúan con la recaudación de fondos para ayudar a paliar la catástrofe del sudeste asiático. Los datos, aún muy parciales, elevan la cifra a casi diez millones de euros, sólo en España.

Por lo que respecta a Manos Unidas, ésta ha aprobado once proyectos de emergencia por valor de más de 450 mil euros, y lleva contabilizadas sólo 1/3 de sus delegaciones, en las que se han recaudado un millón de euros.

Por su parte, Cáritas España cifra en más de siete millones de euros lo aportado hasta ahora. Por lo que respecta a la diócesis de Mérida-Badajoz, son casi 250.000 euros los que nuestra Cáritas diocesana ha recibido. De ellos, más de doscientos mil provienen de la colecta especial que se realizó en todas las parroquias.

 

Badajoz

Una joven realiza sus votos solemnes como clarisa

El pasado domingo hacía sus votos solemnes en el Monasterio de Nuestra Señora de la Merced (Clarisas) de Badajoz, Sor María del Carmen de la Trinidad y Jesús Eucaristía Gallardo Talero. La monja, que realizó sus votos simples el 2 de febrero del año 2002, es de Arroyo de San Serván, tiene 30 años de edad y ha realizado la carrera de magisterio.

La ceremonia, que comenzaba a las 17.00 horas, fue presidida por el Arzobispo, don Santiago García Aracil, con el que concelebraron una veintena de sacerdotes y en ella, sor María del Carmen realizaba los votos de pobreza, castidad, obediencia y clausura.

El Monasterio cuenta actualmente con 12 religiosas y una novicia.

 

Su autor es el sacerdote Teodoro Agustín López

Nuevo fascículo sobre apuntes históricos de la Diócesis

El sacerdote diocesano Teodoro Agustín López acaba de publicar el decimosegundo fascículo de su obra "Apuntes para la Historia de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz", bajo el título "San Atón y la ciudad de Badajoz", que viene a sumarse a otros estudios del mismo autor sobre el santo en esta serie de fascículos históricos de nuestra Iglesia local.

En este estudio, Teodoro Agustín López se plantea asuntos como lo que existe de verdad y leyenda sobre la procedencia pacense de san Atón.

Dentro de la misma colección histórica encontramos otros estudios sobre temas como el martirologio pacense, las parroquias pacenses del Plan Badajoz o los santos de la diócesis Eulalia, Servando y Germán.

 

El año que viene celebran sus 'bodas de plata'

Los sacerdotes ordenados en 1981 y sus familias celebran un encuentro

Los sacerdotes de nuestra diócesis que se ordenaron en el año 1981, se han reunido recientemente para celebrar junto con sus padres un encuentro de convivencia y fraternidad.

Se encontraron en el Seminario Metropolitano y, tras un recorrido por sus instalaciones recordando la historia y las anécdotas que les ocurrieron en dicha casa, celebraron un acto mariano en la capilla central ante la imagen de María Inmaculada.

Más tarde visitaron la ciudad de Olivenza, donde almorzaron juntos y visitaron las iglesias monumentales de dicha localidad así como el museo etnográfico 'González Santana' de la misma.

 

Fallece el laico don José Ferrera de la Cruz

Estuvo al servicio de nuestra diócesis durante toda su vida

El pasado viernes, día 15, fallecía en Badajoz a los 80 años de edad don José Ferrera de la Cruz, tras una larga afección cardíaca.

Pepe Ferrera, como era conocido por todos sus amigos, estuvo al servicio de los obispos diocesanos de los últimos años y de la propia diócesis de Mérida-Badajoz hasta que sus fuerzas físicas comenzaron a declinar.

Desde los once años se mantuvo al servicio de don José María Alcaraz y Alenda, obispo de la diócesis de Badajoz desde 1930 hasta 1971, y continuó posteriormente colaborando con don Antonio Montero Moreno, actual arzobispo emérito de Mérida-Badajoz.

Colaborador desinteresado

Incluso, después de su jubilación, continuó colaborando como voluntario tanto en la Catedral Metropolitana de Badajoz como en el Arzobispado, dando siempre muestras de su talente sencillo, trabajador y desinteresado. Entre ese trabajo podemos destacar su colaboración en los archivos y, desde estas páginas, su labor repartiendo esta revista cada viernes por las parroquias de Badajoz.

Persona valorada

Muestra del aprecio del que gozaba don José Ferrera de la Cruz fue el numeroso grupo de sacerdotes, más de cuarenta, que quisieron estar presentes en su funeral, celebrado el pasado domingo en la Catedral Metropolitana.

Los últimos años de la vida de Pepe Ferrera, transcurrieron en la residencia diocesana, junto a un grupo de sacerdotes jubilados con los que mantenía una gran amistad.


Liturgia dominical

Celebramos el III domingo del Tiempo Ordinario

Palabra de Dios

 

Profeta Isaías 8, 23b-9,3

En otro tiempo el Señor humilló al país de Zabulón y el país de Neftalí; ahora ensalzará el camino del mar, al otro lado del Jordán, la Galilea de los gentiles.

El pueblo que caminaba en tinieblas vio una luz grande; habitaban tierras de sombras, y una luz brilló.

Acreciste la alegría, aumentaste el gozo: se gozan en tu presencia como gozan al segar, como se alegran al repartirse el botín.

Porque la vara del opresor y el yugo de su carga, el bastón de su hombro los quebrantaste como el día de Madián.

 

Salmo 26, 1, 4, 13-14

R. El Señor es mi luz y mi salvación.

El Señor es mi luz y mi salvación; /¿a quién temeré? / El Señor es la defensa de mi vida; / ¿quién me hará temblar?

 

1ª Carta a los Corintios 1, 10-13, 17

Os ruego, hermanos, en nombre de nuestro Señor Jesucristo: poneos de acuerdo y no andéis divididos. Estad bien unidos con un mismo pensar y sentir. Hermanos, me he enterado por lo de Cloe de que hay discordias entre vosotros. Y por eso os habló así, porque andáis divididos, diciendo: Yo soy de Pablo, yo soy de Apolo, yo soy de Pedro, yo soy de Cristo. ¿Está dividido Cristo? ¿Ha muerto Pablo en la cruz por vosotros? Habéis sido bautizados en nombre de Pablo? Porque no me envió Cristo a bautizar, sino a anunciar el Evangelio, y no con sabiduría de palabras, para no hacer ineficaz la cruz de Cristo.

 

Evangelio según san Mateo 4, 12-23

Al enterarse Jesús de que habían arrestado a Juan se retiró a Galilea. Dejando Nazaret se estableció en Cafarnaún, junto al lago, en el territorio de Zabulón y Neftalí. Así se cumplió lo que había dicho el profeta Isaías: País de Zabulón y país de Neftalí, camino del mar, al otro lado del Jordán, Galilea de los gentiles. El pueblo que habitaba en tinieblas vio una luz grande; a los que habitaban en tierra y sombras de muerte, una luz les brilló. Entonces comenzó Jesús a predicar diciendo: Convertíos, porque está cerca el Reino de los cielos.

Paseando junto al lago de Galilea vio a dos hermanos, a Simón, al que llaman Pedro, y a Andrés, que estaban echando el copo en el lago, pues eran pescadores. Les dijo: Venid y seguidme y os haré pescadores de hombres. Inmediatamente dejaron las redes y le siguieron.

Y pasando adelante vio a otros dos hermanos, a Santiago, hijo de Zebedeo, y a Juan, que estaban en la barca repasando las redes con Zebedeo, su padre. Jesús los llamó también. Inmediatamente dejaron la barca y a su padre y le siguieron.

Recorría toda Galilea enseñando en las sinagogas y proclamando el Evangelio del Reino, curando las enfermedades y dolencias del pueblo.

 

Comentario Litúrgico

Una luz les brilló

En este domingo comenzamos la lectura del evangelio según san Mateo. Tenemos que prepararnos interiormente para vivir con éxito la aventura de ir pasando las páginas del Evangelio y conseguir el encuentro semanal con Cristo al que estamos convocados cuando participamos en la eucaristía de cada domingo.

Es sugerente la página profética de Isaías, si la leemos como introducción o preparación para abordar el relato evangélico. El profeta tiene que enfrentarse con el pueblo de Israel sumido en la desesperante situación de un destierro que se prolonga y parece no tener fin. Debe despertar la esperanza.

Con ojos de halcón, el profeta les adelanta un horizonte para levantarles el ánimo: "El pueblo que caminaba en tinieblas, vio una luz grande... una luz les brilló".

Quizá, mas de uno de nosotros sufre también un cierto destierro interior en cuanto a la vivencia de la fe. Quizá le rodea un ambiente hostil contra todo lo religioso e no siente en su interior el calor de una vivencia religiosa que pueda responder al hielo exterior que intenta congelarlo.

Te invito, amigo lector, a una lectura del evangelio de hoy desde el grito profético: "una luz les brilló". San Mateo describe desde esta perspectiva el comienzo de la predicación de Jesús y su encuentro con sus primeros discípulos.

Con calor de cercanía de Cristo fueron escritos los evangelio, con este hambre de cercanía deben ser leídos y meditados. Si te inicias en esta aventura espiritual y la colmas con el encuentro con Cristo en la Eucaristía, harás tuyo el grito profético: "Una luz les brilló" porque habrás crecido un poquito en la fe

Antonio Luis Martínez

Lecturas bíblicas para los días de la semana

24, lunes: Heb 9, 15. 24-28; Mc 3, 22-30.
25, martes: Heb 10, 1-10; Mc 3, 31-35.
26, miércoles: Hch 22, 3-16; Mt 16, 15-18.
27, jueves: Heb 10, 19-25; Mc 4, 21-25.
28, viernes: Heb 10, 32-39; Mc 4, 26-34.
29, sábado: Heb 11, 1-2; Mc 4, 35-40.
30, domingo: Sof 2, 3. 3, 12-13;1 Cor 1, 26-31; Mt 5, 1-12a.

 

24 de enero: San Francisco de Sales(1566-1622)

Nació en el castillo de Thorens (Saboya) en 1566 y murió en Lyon en 1622.

Estudia como seglar Filosofía y Letras y Teología, en las aulas de la Compañía de Jesús de Clermont (París); y se doctora en Derecho en la Universidad de Padua, en 1592, a sus 24 años.

Ordenado sacerdote es enviado a la región protestante de Chablais, donde atrae a miles y miles de personas, con su predicación, su catequesis, su dirección espiritual y sus escritos.

En 1602 sucede al obispo titular de Ginebra. El rey Enrique IV, dirá de él que "el obispo de Ginebra tiene todas las virtudes, sin un solo defecto". Por ello desea tenerlo como obispo en una gran capital francesa. Pero Francisco de Sales responde: "Tengo ya mi diócesis, con la que estoy casado; es pobre; pero no puedo dejarla por otra más rica".

Jamás, en toda su actuación, se apartó de una dulzura, que nada tenía de afectación, sino que brotaba de un humilde amor hacia los demás, la virtud de los fuertes, de aquellos que encuentran su paz íntima y su equilibrio en una inalterable docilidad al Espíritu.

"La devoción -decía- cuando es auténtica, no estropea nada, antes bien, todo lo perfecciona: hace apacible el cuidado por la familia, más sincero el amor del esposo y la esposa, y más suaves y agradables cualesquiera ocupaciones"

 

Los santos de la semana

24, lunes: Ntra. Sra de la Paz, Francisco de Sales.
25, martes: Conversión de S. Pablo, Ananías, Amarino.
26, miércoles: Timoteo y Tito, Roberto, Alberico, Esteba, Paula, Teógenes.
27, jueves: Ángela de Merici, Julián, Enrique de Ossó.
28, viernes: Tomás de Aquino, Pedro Nolasco.
29, sábado: Valero, Papías, Mauro.
30, domingo: Jacinta de Mariscotti, Mucciano Wiaux, Lesmes, Martina, Hipólito.


Contraportada

Este domingo se celebra la Jornada de la Infancia Misionera

Casi mil millones de niños sufren pobreza, marginación o explotación de diversas formas

Este domingo, día 23 de enero, se celebra la Jornada de la 'Infancia Misionera' con el lema 'Abre tus ojos a la misión'.

El objetivo de ésta es doble, por un lado se pretende suscitar en los niños el deseo de ser misioneros en su casa, en la escuela o en la iglesia; por otro lado, esta jornada quiere concienciar a los más pequeños de las desigualdades en las que nacen, crecen y viven los niños de su edad en otras partes del mundo.

Por lo que se refiere a la recaudación de la colecta que lleva unida esta jornada, en el año 2004 se invirtieron más de 16 millones de dólares, provenientes de las aportaciones realizadas en todo el mundo a la 'Infancia Misionera'.

La 'Infancia Misionera', dependiente de Obras Misionales Pontificias (OMP), constituye una red de solidaridad universal que está presente en 110 países del mundo y cuya función es ayudar, en nombre de la Iglesia Católica, a los niños que carecen de los medios necesarios para formarse como personas o que sufren hambre, enfermedad, explotación laboral o sexual, o son víctimas de la guerra, aunque ambas circunstancias suelen darse a un mismo tiempo.

Es este el espíritu que movió a Monseñor Forbin Janson a impulsar, en el seno de la naciente Obra de la Propagación de la Fe (antecesora de la actual OMP), la formación misionera de los niños. Era entonces el año 1842, lo que convierte a la 'Infancia Misionera' en la decana de las jornadas que organiza OMP a lo largo del año.

La infancia en el mundo

En la campaña de este año, la 'Infancia misionera' quiere poner un acento especial en la situación que viven los niños involucrados en conflictos armados. Según los datos que aporta OMP, sólo en la última década, más de dos millones de niños han muerto en los innumerables enfrentamientos que han salpicado y salpican nuestra historia más reciente. Además, los conflictos han dejado a 6 millones de niños heridos y más de un millón de huérfanos. A ellos se suman los más de 15 millones de niños desplazados o refugiados por esta misma causa. Y no hay que olvidar también a los casi 600.000 niños-soldado obligados a combatir y los más de diez mil niños que cada año mueren por causa de las minas terrestres.

Estas espeluznantes cifras se incrementan si a la guerra unimos la pobreza, pues más de la mitad de los pobres del mundo son niños, es decir, más de 600 millones, de los que cien viven en la calle; o los dos millones de niños y niñas que son víctimas de la prostitución infantil y los más de 250 millones de niños-esclavos obligados a trabajar en condiciones infrahumanas en fábricas, minas, hornos o en la agricultura.

Acciones y beneficiarios

En la actualidad más de 20 millones de niños de todo el mundo se benefician de la solidaridad de la 'Infancia Misionera', gracias a multitud de proyectos de desarrollo y educación, que incluyen -entre otras cosas- el mantenimiento o construcción de más de 7.000 dispensarios, 2.000 hospitales, 2.800 orfanatos y más de 65.000 escuelas. Todo esto mediante los dos mil proyectos que se desarrollaron en 2004 gracias a los más de 16 millones de dólares que se recaudaron en 2003. La iglesia española recaudó ese año algo más de 2'1 millones de euros, de los que se beneficiaron 20 paises.

Por lo que se refiere a nuestra diócesis de Mérida-Badajoz, en la jornada del año pasado se recaudaron algo más de 30.000 euros, lo que supuso casi seis mil euros menos que el año anterior.

Redacción


Noticias de América latina

http://www.aciprensa.com



Return to Camino