Semanario
"Iglesia en camino"

Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail:

Iglenca@jet.es

Iglenca@grn.es

Año VII. Número 283.17 de enero de 1999

Director: José María Gil

Redactor Jefe: Juan José Montes

 

Portada

La Santa Sede se suma a la declaración del 99 como "Año de los ancianos"

La Iglesia afirma que los mayores son la memoria de la sociedad y maestros de vida

El 99 ha sido declarado por las Naciones Unidas 'Año Internacional de los ancianos', con lo que se quiere llamar la atención sobre el papel que este sector de población, cada vez más numeroso en toda Europa, juega en nuestra sociedad. La Iglesia se ha adherido plenamente a esta iniciativa y, a través del Consejo Pontificio para los Laicos, ha hecho público un documento para dar una dimensión evangélica a la celebración. En este documento se afirma que las personas mayores tienen mucho que decir y pueden dar mucho a la vida de la sociedad. El Consejo Pontificio afirma que la tercera edad constituye la memoria de la comunidad y que posee una visión completa de la vida gracias a la experiencia.

En nuestra diócesis el Secretariado Diocesano de la Tercera Edad prepara actuaciones conjuntas con Cória-Cáceres y Plasencia.

 

Editorial

Inversiones en Extremadura

En el transcurso de un mes se han asomado a los periódicos y a los informativos locales de Radio y de Televisión, sendos proyectos empresariales, de grandes pretensiones, que contemplan la creación de cientos, y hasta de miles, de puestos de trabajo, junto a otros bienes sobreañadidos para nuestra región.

Quién va a ser indiferente y, menos, hostil ante la creación en Oliva de la Frontera de un gran Centro Geriátrico, con capital catalán, que, además de crear espectativas sanitarias y de calidad de vida para ancianos de salud quebrantada, requiere para su buen funcionamiento, con niveles técnicos del siglo XXI, la creación directa o indirecta de un millar de puestos de trabajo?

Quién sería tan miope o tan ruin que rechazara de plano un complejo industrial de fabricación de cemento como el que se proyecta en Alconera, sobre una inversión de quince mil millones de pesetas y una posible plantilla laboral de mil quinientos trabajadores?

Si nuestro pueblo no estuviera tan escaldado por anuncios utópicos, empeños frustrados o fracasos espectaculares, la respuesta social sería exultante, hasta con manifestaciones multitudinarias en las calles. Ocurre, sin embargo, que todo eso sigue aun demasiado vivo en la conciencia colectiva y lleva, por la lógica de los hechos, a templar entusiasmos y guardar cautelas, aparte las objeciones ecológicas, técnicas, financieras o políticas que puedan aducirse en cada caso.

Reconozcamos que para los dos magnos proyectos en ciernes, el de Oliva y el de Alconera, se nos dan nombres, apellidos y recursos de sus promotores y se conjugan las intervenciones de la Comunidad autónoma, de los municipios y del capital privado, sin muchos interrogantes ni sombras en el horizonte.

Ventilándose aquí unos bienes sociales de tal envergadura, parece obligado dejar la ventana entreabierta a la esperanza y ver cómo se agregan nuevos datos a los ya conocidos del asunto.

Carta del Arzobispo

Nuestro Dios

La Iglesia lleva dos años y le faltan otros dos buceando en el misterio del Dios uno y trino, empeñada en purificarse y renovarse, ante El y ante los hombres, a las puertas del año dos mil del nacimiento de Cristo. Con veinte siglos de cristianismo a sus espaldas, la comunidad católica mundial se dispone a cruzar el umbral del nuevo siglo y milenio sin arrogancia ni complejos, pronta de ánimo y ligera de equipaje, abierta con esperanza al futuro de Dios y de la humanidad.

Juan Pablo II (a quien su gran mentor y amigo, el Cardenal Wyszynski, le dijera en el cónclave "tú serás el Papa que conduzca a la Iglesia hasta el año dos mil") la ha venido empujando con fuerza desde entonces hacia ese norte, y con el pie en el acelerador a partir de la encíclica "Tertio millennio adveniente" (1994). De entonces acá, el recorrido ascendente hacia el grandioso jubileo del dos mil, arrancó en el 97 con el Año de Cristo salvador, siguió en el 98 con el del Espíritu santificador, y avanza ahora en el 99 con el del Padre misericordioso. El proceso culminará los Tres mediantes en el cénit jubilar y redondo del Año de la Santísima Trinidad.

Durante todo el cuatrienio finisecular, los cristianos de antenas sensibles y corazón alerta nos sentimos como inmersos en lo que llamaba Teillard de Chardin el "medio divino", empapados de Dios por todos los poros de nuestro ser. O intentamos, al menos, vivirlo así en estos doce meses del noventa y nueve, tan henchido de presagios y de inminencias, abriéndonos al abrazo del Padre misericordioso, contemplando, escrutando, acogiendo su amor insondable.

Claroscuros religiosos

No nos sentimos, ni por asomo, depositarios de la exclusiva de Dios. Lo que más nos inquieta e importa es que descubran su rostro, experimenten su presencia y su amor los hombres todos de nuestro tiempo. Siguen siendo mayoría en el Planeta los seres humanos abiertos a una realidad superior y transcendente al mundo visible, a la que, con diferentes expresiones religiosas, le rinden tributo de adoración. En nuestro propio mundo occidental, tan hijo pródigo, tan excristiano en muchos sitios, pierde terreno el ateísmo, según los últimos datos.

La saturación de materialismo, agnosticismo, nihilismo, vacío espiritual en definitiva, parece dejar paso, en no pocos espíritus, a la búsqueda de un sentido para la vida personal y para el rumbo del mundo, abriendo así una ventana al misterio y a la esperanza. No es sólo la profecía de Malraux de que el siglo XXI "será religioso o no será nada", sino que, aún siendo mayoría, según parece, los científicos y los intelectuales sin credo religioso, sube, no obstante el indicador de los que se muestran respetuosos con la fe de los demás, la consideran una opción razonable y, en más de un caso, la envidian.

Quiero pensar que, en los albores del tercer milenio, puede producirse el fenómeno que detectó con finísima pupila Ortega y Gasset, por los años 20, en su breve ensayo "Dios a la vista". Después de comparar a Dios con el sol y a la mente humana con la tierra, que en su rotación perenne se acerca y se aleja del astro rey, hasta quedar distante o en sombras, "hay épocas, dice, de odium Dei, de gran fuga lejos de lo divino, en que esta enorme montaña de Dios llega casi a desaparecer del horizonte, pero, al cabo, vienen sazones en que súbitamente, con la gracia intacta de una costa virgen, emerge a sotavento el acantilado de la divinidad. La hora de ahora es de este linaje y procede gritar desde la cofa: "Dios a la vista" (El Espectador, VI,1)

A espaldas de Dios

Quién se aleja de quién? Evidentemente no es Dios quien se distancia de nosotros sino a la inversa, siguiendo con el símil de la tierra y del sol. El mismo Ortega, que en el ensayo aludido no hace profesión de ninguna religión determinada, elabora allí, de paso, un agudo análisis del agnosticismo, haciendo notar que "la mente humana es angosta y caben en ella sólo algunos objetos. No podemos ver sin mirar... Agnóstico significa el que no quiere saber ciertas cosas... porque antepone a todo la cautela y la prudencia: al emprender, evitar; al acertar, no errar; y el caso es que las cosas cuya ignorancia complace al agnóstico no son cualesquiera, sino las cosas últimas y primeras, es decir, las decisivas". Perdonen la reiteración de citas, pero antes de dejar en paz a don José, transcribo otras palabras suyas referidas a la actitud irreligiosa: "es falta de respeto hacia lo que hay encima de nosotros, y a nuestro lado y más abajo" (Obras, I, Madrid, 1969, 31).

No se trata aquí, de echar los caballos contra nadie. El agnosticismo, la misma irreligiosidad y sobre todo la arreligiosidad, se asientan sobre múltiples causas y raíces, no siempre sobre culpas personales , al menos en exclusiva, de los que viven esas situaciones. Bueno es recordar lo de San Pablo en Atenas" "Dios que hizo el mundo y todas las cosas... da a todos la vida, el aliento... para que busquen a Dios y, siquiera a tientas, lo hallen; que no está lejos de nosotros, porque en El vivimos, nos movemos y existimos, como han dicho algunos de vuestros poetas: porque somos linaje suyo" (Hch 17, 2428).

Inmersos en Dios, linaje suyo. Por qué, entonces, Señor, se desentienden de tí, se las arreglan sin tí, tantas gentes valiosas, interesantes, satisfechas, de nuestro mundo? Esa es, bien lo sabes, la tortura pastoral de la Iglesia en nuestro tiempo. Un mundo, me atrevo a asegurarlo, que no es feliz en tu ausencia, que acepta, en el pensamiento, en el arte y en las costumbres, la filosofía del absurdo y la vida sin sentido; que se queda tan campante embotando sus sentidos y corriendo, a grandes cilindradas, hacia ninguna parte.

Los porqués del ateísmo

El Vaticano II estudia con gran rigor y con espíritu penitente las causas del ateísmo contemporáneo y no tuvo empacho en atribuir al pobre o negativo testimonio de muchos cristianos, una de las causas determinantes de tan doloroso fenómeno. Los hombres de hoy por su parte, o divinizan al hombre hasta la idolatría, como norma y razón de todo lo real, aunque no alcance a descifrar su propio origen y destino, ni el sentido global de la naturaleza y de la historia; o están tan saturados de bienes materiales, que se les estraga el sabor y se les nubla la visión de otros dones superiores; o, en el polo opuesto, están bloqueados por el sufrimiento, el mal o la injusticia, tras los cuales, o no encuentran a Dios, o lo desfiguran, cuando no lo culpabilizan.

Difícil lo tenemos, Señor. Cómo hablarles de tí , nos decimos, a seres humanos con tales condicionamientos?Apuntar una respuesta exigiría más líneas que las que llevo escritas. Para el diálogo evangelizador entre creyentes, menos creyentes, agnósticos y ateos, encontrará el lector interesado un instrumento muy valioso, para uno mismo y para otros, en la Instrucción Pastoral de la Conferencia Episcopal "Dios es amor" que acaba de llegar a las librerías religiosas. En este fascículo los obispos españoles hemos puesto el empeño y el acento, pienso también que el acierto (no soy autor principal) de descubrir las vías de acceso al Dios Padre de Nuestro Señor Jesucristo a los hombres del siglo XXI, con sus grandezas y sus miserias.

Ellos han de rebelarse por sí mismos contra el absurdo, el vacío y el sin sentido, como claves de lectura de la existencia humana. Tendrán que ser ayudados por el testimonio y la palabra de los creyentes a descubrir en el Dios bíblico, en el Padre de Jesús y nuestro, el fundamento y el eje de su y ser y actuar, el apoyo más entrañable, el rostro más acogedor. Por ser el Dios único y verdadero, es fuente de vida, de amor y de felicidad. Pruébenlo ustedes.

+ Antonio Montero Moreno
Arzobispo de Mérida-Badajoz

 

Centrales

La Iglesia dedica esta semana a rezar por

la unidad de las distintas confesiones cristianas

La primera semana de oración por los cristianos se celebró en 1935

Del 18 al 25 de este mes se celebra la tradicional semana de oración por la unidad de los cristianos, con la que se pretende el acercamiento progresivo entre las diferentes iglesias cristianas. Las celebraciones propuestas para las celebraciones ecuménicas ponen el acento en la presencia de Dios, en la unidad querida por Él para la Iglesia y para toda la creación, y sobre el imperativo del testimonio y del servicio cristiano como respuesta a las situaciones de injusticia y a las necesidades de la humanidad.

Parte esta celebración de la necesidad de unidad entre todos los cristianos, siguiendo la petición de Jesús al Padre en el capítulo 17 del Evangelio de San Juan y como premisa importante para hacer más creíble el mensaje cristiano de amor.

Desde 1908

La semana de oración por los cristianos hunde sus raíces en el año 1908 con la celebración del "Octavario por la Unidad de la Iglesia" supone, año tras año, concienciar a los creyentes sobre la necesidad del Espíritu, verdadero artífice de la unificación de la fe entre las iglesias cristinas. La primera Semana Universal de Oración por la Unidad de los Cristianos se celebró en 1935.

En nuestra diócesis, según manifestaciones de don Faustino Lobato, director del Secretariado de Ecumenismo, conviven pocas confesiones religiosas y con pocos fieles, básicamente se mantiene diálogo con la Iglesia Evangélica. Entre los actos programados con motivo de la semana de oración destaca la celebración de una misa presidida por el Arzobispo el próximo día 25 a las siete de la tarde ern el convento de las Descalzas de Badajoz. La eucaristía servirá para poner el cierre a la semana. Además de este acto, muchas parroquias de nuestra diócesis llevarán a cabo celebraciones y encuentros de oración para pedir la unidad de los cristianos.

A pesar de las diferencias que separan a las distintas confesiones cristianas, el Papa se muestra esperanzado, consciente de que es más lo que nos une. Así lo pone de manifiesto en su libro "Cruzando el umbral de la esperanza", si bien afirma que "la cuestión de la efectiva unidad no es y no puede ser fruto solamente del esfuerzo humano. El verdadero protagonista sigue siendo el Espíritu Santo, al cual corresponde decidir en qué momento está suficientemente maduro el proceso de la unidad".

Milenio de la unión

En su Carta Apostólica "Tertio millennio adveniente", sobre el jubileo del año 2000, el Papa señala que "con ocasión del tercer milenio que se está aproximando, los cristianos han advertido que mientras el primer milenio ha sido el periodo de la Iglesia indivisa, el segundo ha llevado a Oriente y a Occidente a profundas divisiones, que hoy es necesario recomponer.

 

Juan Pablo II volverá a recorrer miles de kilómetros este año

El Papa viajará a México, EE.UU. y Polonia

El avance inexorable de los años, no ha impedido a Juan Pablo II desplegar una febril actividad en el vigésimo año de su pontificado. El año 98 no pudo comenzar con mejores auspicios en la esfera internacional: la histórica visita a Cuba, que cerró el ciclo de viajes apostólicos al continente más católico del mundo. Del 21 al 23 de marzo estuvo en Nigeria. A continuación, realizó una compleja visita a Austria, a finales de junio, en un momento en el que esta Iglesia vivía heridas y divisiones internas.

El 3 de octubre el Papa beatificó al cardenal y mártir Alois Stepinac, gloria de la Iglesia contemporánea croata.

El año pasado vio desfilar por los Palacios Apostólicos del Vaticano a importantes figuras de la política internacional, como el presidente ruso, Boris Yeltsin, quien reiteró al Papa la invitación a visitar Rusia. También visitaron al Pontífice los Reyes de España, Juan Carlos y Sofía, el presidente de Colombia, Ernesto Samper y el de Nicaragua, Arnoldo Alemán.

Volver a Cuba

Pero la fuerza imparable de este hombre ya tiene toda una serie de programas internacionales en agenda. A finales, de este mes viajará a México para clausurar el Sínodo de Obispos para América con la entrega de la exhortación postsinodal en la Basílica de Guadalupe. Pasará también 24 horas en San Luis, en Estados Unidos, donde tendrá un encuentro con la juventud norteamericana. No faltará tampoco una entrevista con Bill Clinton, con quien en los últimos días ha diferido profundamente, ya sea en su evaluación moral de los bombardeos en Iraq, ya sea en la moratoria exigida por el pontífice en materia de pena de muerte. Fidel Castro ha reconocido que se rumorea la posibilidad de que el Papa haga una escala en la isla caribeña a su regreso de Estados Unidos a Roma. El otro gran viaje en la agenda papal será la visita más larga a Polonia realizada en este pontificado. El Santo Padre comenzará el 5 de junio su periplo por algunos de los lugares simbólicos de su tierra natal que no ha podido visitar como Papa. Serán casi doce días en los que no faltarán celebraciones masivas y momentos de intimidad.

No se han confirmado otros viajes, pero Juan Pablo II debería clausurar a finales de año el Sínodo de Oceanía en Nueva Caledonia, Islas Fiji y Australia. A finales de este año, podría comenzar también su esperada peregrinación por los lugares bíblicos.

Se habla también de una posible visita del Papa a Santiago de Compostela con motivo del Año Xacobeo y del encuentro continental de jóvenes. Por el momento, no hay ninguna confirmación. Otra de las grandes citas del Papa en este año será el Sínodo de obispos de Europa que tendrá lugar en otoño.

La ONU declara 1999 como'Año de los ancianos'

La Santa Sede pide respeto a la dignidad de los mayores y destaca su papel social

Las Naciones Unidas han decidido declarar 1999 'Año internacional de los ancianos'. El lema es significativo: 'Hacia una sociedad para todas las edades'. Lo explica el mismo Kofi Annan, Secretario General de las Naciones Unidas: se trata promover "una sociedad que, lejos de caricaturizar a los ancianos como enfermos y pensionistas, los considera por el contrario agentes y beneficiarios del desarrollo".

Juan Pablo II se ha adherido plenamente a esta iniciativa y, de este modo, ha encargado al Consejo Pontificio para los Laicos, dicasterio vaticano presidido por el cardenal estadounidense James Francis Stafford, que redacte un documento para ofrecer su propia dimensión evangélica de la celebración.

El documento, que lleva por título 'La dignidad del anciano y su misión en la Iglesia y en el mundo', de 52 páginas, comienza afrontando los desafíos que plantea la 'revolución silenciosa': "elalargamiento de la duración media de la vida, por un lado, y el descenso a veces dramático de la natalidad, por otro, han originado una transición demográfica sin precedentes, que ha dado literalmente la vuelta a la pirámide de la edad que se presentaba no hace más de cincuenta años: el número de los ancianos en crecimiento constante, mientras que disminuye el de los jóvenes".

"Esta especie de 'revolución silenciosa', que va mucho más allá de los datos demográficos constata el documento vaticano plantea un problema de orden social, económico, cultural, psicológico y cultural, cuya amplitud es desde hace tiempo objetivo de atención de la comunidad internacional".

Maestros de la vida

La propuesta que ha realizado la Santa Sede ante este fenómeno, cada vez más evidente en la sociedad occidental, es clara: "Recordando el respeto de la dignidad humana y de los derechos fundamentales de la persona anciana, así como la convicción de que los ancianos todavía tienen mucho que decir y pueden dar mucho a la vida de la sociedad, desea que la cuestión sea afrontada por parte de todos: personas individuales, familias, asociaciones, gobiernos y organizaciones internacionales, según las competencias de cada uno, y en conformidad con el principio importantísimo de la subsidiariedad".

El texto rebosa cariño por las personas que llegan al ocaso de la vida. De hecho, se dirige particularmente a la, así llamada, 'cuarta edad'. Su objetivo es el de ayudar a la sociedad a comprender "el secreto de la juventud del espíritu que se puede cultivar a pesar del paso de los años".Pone el ejemplo de Linda, una mujer que vivió 106 años. Cita una de sus cartas: "Ahora tengo 101 años, pero estoy fuerte. Físicamente tengo algunos achaques, pero espiritualmente hago de todo, no me dejo impedir por las cosas físicas, no las escucho... El único modo para vivir bien la vejez es vivirla en Dios". "Corregir la actual representación negativa de la vejez asevera la Santa Sede es un compromiso cultural y educativo que debe involucrar a todas las generaciones". Los ancianos tienen mucho que enseñar a la sociedad. En una sociedad consumista, que todo lo mide según la eficacia, el anciano enseña, ante todo, la 'gratuidad', ese desinterés en la ayuda a los demás que le caracteriza. En segundo lugar, del anciano se puede aprender la 'memoria'. 'Las generaciones más jóvenes van perdiendo el sentido de la historia y con él, el de la propia identidad. Una sociedad que ignora el pasado corre el riesgo de cometer con facilidad los mismos errores'.

Visión completa de la vida

En cuarto lugar, los ancianos enseñan la 'interdependencia': "Nadie puede vivir solo, pero el individualismo y el protagonismo reinantes esconden esta verdad aclara el Consejo Pontificio para los Laicos. Los ancianos, con su búsqueda de compañía, desafían a una sociedad en la que los más débiles son con frecuencia abandonados a sí mismos, recordando la naturaleza social del hombre y su necesidad de volver entretejer la red de relaciones interpersonales y sociales".

Por último, los ancianos tienen una 'visión más completa de la vida': "Nuestra vida está dominada por la prisa, la agitación y a veces por la neurosis reconoce el documento. Es una vida distraída, que se olvida de los interrogantes fundamentales sobre la vocación, la dignidad, el destino del hombre. La tercera edad es también la edad de la sencillez, de la contemplación. Los valores afectivos, morales y religiosos vividos por los ancianos son un recurso indispensable para el equilibrio de la sociedad, de las familias, de las personas... El anciano entiende muy bien la superioridad del 'ser' sobre el 'hacer' o el 'tener'". En definitiva, "las sociedades humanas serán mejores en la medida en que sabrán beneficiarse de los carismas de la vejez".

Mayores en la dióceis

Desde nuestra diócesis, el director del Secretariado Diocesano de la Tercera Edad, el padre José Antonio Parra, ha manifestado que los mayores deben ser tenidos en cuenta, ya que constituyen actualmente el 25% de la población. El padre Parra ha señalado que durante este año se van a llevar a cabo acciones conjuntas entre las tres diócesis extremeñas, para las que ya se elabora un calendario y en las que participarán las propias personas mayores. En este sentido el sacerdote jesuita establece una diferenciación entre los jubilados que pueden realizar actividades de provecho para el resto de la comunidad, en unos momentos en los que posee mucho tiempo libre, y los que necesitan el apoyo de los demás porque no pueden valerse por sí mismos.

Sobre las preocupaciones de la tercera edad, el director del Secretariado afirma, que son las mismas de todas las personas: el futuro, entre las que destacan las cuestiones económicas, la salud, la convivencia, todo lo que afecta a cualquier persona. El Secretariado ha ofrecido su colaboración a la Consejería de Bienestar Social en todos los aspectos, incluido, de forma destacada, la elaboración del Plan Gerontológico. (ZENIT)

 

 

Noticiario diocesano

La Escuela de Teología de Badajoz prepara dos seminarios

La eutanasia y las creencias serán estudiadas por teólogos, médicos
y personal sanitario

La Escuela Diocesana de Teología pondrá en marcha próximamente dos seminarios de gran interés y actualidad. El primero de ellos, a partir del día 20, un seminario interdisciplinar de bioética bajo el título "El enfermo terminal. Cómo dignificar la muerte humana?", el segundo sobre la creencia y la indiferencia ante el fenómeno religioso, que dará comienzo el día 26 de este mes.

El primero trata de llevar a cabo un acercamiento al final de la vida humana desde diferentes perspectivas: médica, jurídica, ética o desde la pastoral sanitaria. Por ello tomarán parte en este seminario teólogos, capellanes de hospital, médicos, psicólogos y personal sanitario en general. El seminario estará dirigido por don José Manuel Álvarez Maqueda, que ha declarado que las sesiones se celebrarán los miércoles a las siete de la tarde y por espacio de dos horas. El total de horas lectivas es de 30.

El otro seminario, coordinado por don Sebastián González, se centrará en la postura del hombre contemporáneo ante la idea de Dios y el fenómeno religioso. En él se hablará de asuntos como la creencia, el ateísmo, el agnosticismo o la indiferencia religiosa, posicionamiento que gana adictos en la sociedad postmoderna y que viene a suponer la ausencia de un planteamiento trascendente de la vida y de la existencia humana.

Sebastián González ha manifestado que el seminario está abierto a todos y espera que a él asistan no creyentes que puedan exponer su experiencia en esta materia. Este seminario, que comienza el día 26, tendrá una duración de 20 horas, se llevará a cabo los martes también a partir de las siete de la tarde y por espacio de dos horas cada sesión.

Las inscripciones pueden realizarse en la Escuela de Teología, en la calle Ramón Albarrán número 36.

Burguillos del Cerro

El párroco emérito, don Juan Cumplido, presenta un nuevo libro sobre historia local

El párroco emérito e hijo predilecto de Burguillos del Cerro, don Juan Cumplido, acaba de publicar un libro sobre la historia de la localidad titulado "Burguillos en la historia", segundo que escribe el sacerdote sobre la materia, el primero llevaba por título "Burguillos en Extremadura".

El acto de presentación de la nueva publicación se desarrolló la pasada semana en el Santuario del Cristo, repleto de público y presidido por el Arzobispo, don Antonio Montero Moreno, que estuvo acompañado, entre otras personas, por el párroco, don Elías Gómez Borrallo y por el académico don Francisco Tejada Vizuete.

En el transcurso de la presentación intervenían don Antonio Montero, el director de la empresa Grabasa, que patrocina la publicación, el autor del libro, cuatro alumnos del colegio burguillano con diversas redacciones sobre monumentos, fiestas y costumbres del pueblo y el coro parroquial, que interpretó villancicos y el himno del Cristo.

Los beneficios que se obtengan con la venta del libro se destinarán íntegramente, por voluntad del autor, a colaborar en la restauración del exconvento de las Llagas de San Francisco, conocido como de San Isidro.

Los sacerdotes de la diócesis participan en la convivencia con el Arzobispo

El sacerdote y académico Francisco Tejada habló de las torres de nuestras iglesias

Alrededor de doscientos sacerdotes de toda la diócesis de Mérida-Badajoz se reunían la semana pasada en Villafranca de los Barros presididos por el Arzobispo, en lo que constituía la XVIII convivencia del Presbiterio, instituida con la llegada de don Antonio Montero a Badajoz.

El encuentro, celebrado en el colegio San José, daba comienzo con la recepción y el saludo a los participantes a las 11 de la mañana, una hora después, a las 12, tenía lugar una conferencia: 'Torres para un paisaje', a cargo del sacerdote y académico don Francisco Tejada Vizuete.

Torres extremeñas

Esta ponencia sirvió como lección de ingreso en la Academia de Extremadura por parte de Tejada Vizuete. En ella, partiendo de la más hermosa torre extremeñadel mudéjar, la de Granja de Torrehermosa, pueblo natal de Tejada, éste desentrañó la historia y el devenir de las más hermosas construcciones de este orden a lo largo de los siglos XVI al XVIII, mientras establecía desde ellas, en una exposición muy documentada, un diálogo con el paisaje plural bajoextremeño. La exposición de don Francisco Tejada en la Academia fue contestada elogiosamente por el también sacerdote y académico don Carmelo Solís, director del coro del Conservatorio de música de Badajoz. Todos los asistentes al encuentro fueron obsequiados con un ejemplar del discurso sobre las torres, que ha sido editado recientemente.

200 sacerdotes concelebraron

Una vez finalizada la conferencia tenía lugar la concelebración de la Eucaristía en la capilla del colegio, especialmente compartida con los tres sacerdotes que este año cumplen sus Bodas de Oro Sacerdotales y los siete que cumplen las de Plata.

La convivencia se cerraba con una comida de hermandad tras la cual cada sacerdote partía para su lugar de origen.

Parroquia de Sta. María Magdalena de Olivenza

Varios actos recordarán los 50 años del 'milagro del arroz'

El próximo día 23 se cumple el 50º aniversario del conocido como "milagro del arroz" en Olivenza, que sirvió para la canonización de San Juan Macías. Aquel 23 de enero de 1949, en plena postguerra, no había comida para alimentar a los pobres atendidos por la Institución "Hogar de Nazaret": tan sólo tres puñados de arroz para doscientos pobres. La cocinera invocó al entonces Beato Juan Macías y el arroz comenzó a multiplicarse, sacándose comida para todos los necesitados de Olivenza sin agotarse la pequeña olla. Muchos testigos oculares viven aún y se proponen que las nuevas generaciones no olviden el fenómeno. Por ello en la parroquia de Santa María Magdalena se ha creado una comisión encargada de elaborar una serie de actos que incluye la apertura de una especie de museo en la casa donde se produjo el milagro. Fernanda Blasco, una de las personas que contempló el milagro y miembro de la comisión afirma que "se abrirá la cocina para que todas las personas que lo deseen puedan visitarla. Ésta se ambientará con recortes de prensa y revistas que durante todo este tiempo han hablado del milagro, para que, de esta forma, la gente que acuda conozca la historia. La verdad es que hay mucha gente del pueblo que no sabe que allí ocurrió un hecho extraordinario, ha ido pasando el tiempo y se ha ido dejando".

El primer acto será la celebración de una eucaristía el día 23, a la que tiene prevista su asistencia un grupo de personas llegadas de Ribera del Fresno, localidad natal del santo, de la parroquia de San Juan Macías de Badajoz y de Villafranca de los Barros. También se trabaja en la organización de visitas a los lugares donde vivió San Juan Macías.

VI Simposium sobre planificación familiar natural

Anuncian avances ligados a la investigación farmaceútica

La Asociación para el Control Natural de la Fertilidad (Connafer) ha celebrado su VI Simposium Internacional sobre avances recientes en planificación familiar natural en el Puerto de la Cruz (Tenerife), al que han asistido dos representantes de nuestra diócesis, Ramón Muñoz y Nieves Cruz, miembros de la asociación.

La planificación natural se basa en el conocimiento, por parte de la mujer de su estado de fertilidad o infertilidad en cualquier momento, lo que le permite regular y planificar sus relaciones sexuales.

Ramón Muñoz ha declarado que la eficacia de los distintos métodos naturales viene a ser la misma que la píldora, en torno al 98%.

Sobre la dificultad del aprendizaje de estos métodos, Muñoz señala que es muy sencillo y está al alcance de cualquiera, con la ventaja de que se trata de métodos de control de la natalidad admitidos por la Iglesia. Las limitaciones vienen dadas básicamente por la limitación de mantener relaciones sexuales dependiendo de cada mujer y de cada ciclo. Básicamente la abstención sería de siete a nueve días por cada ciclo.

Muñoz ha declarado que en el simposium ha quedado de manifiesto que la industria farmaceútica ha entrado de lleno a buscar instrumentos que consigan por sí mismos lo que la mujer observándose ya hace. Se han presentado nuevos instrumentos que están en proceso de desarrollo pero que dentro de unos años serán de plena fiabilidad, especialmente aquellos que miden los niveles hormonales de la mujer.

La Asociación Connafer se dedica a promulgar los métodos de control naturales a través de charlas. El teléfono de la misma, para las personas interesadas, es el (924) 120012.

 

 

Mirada a nuestro tiempo

Me gusta mi ciudad

El aprecio por el lugar en que vivimos pertenece a los sentimientos básicos del ser humano e incluso merece ser contemplado entre nuestras actitudes cristianas. En efecto, del mismo modo que Dios se relaciona con nosotros con criterios de encarnación,-haciéndose uno de nosotros-, también los cristianos vivimos nuestra fe entre unas personas, y en unos paisajes, unos monumentos, una historia, una cultura, en definitiva, en unos rincones que le ponen calor y color hogareño a las experiencias fundamentales de nuestra vida, entre las que están, naturalmente, las religiosas.

Aunque no sea la más bella, ni las más rica, ni la de mayor solera histórica, me gusta mi ciudad o mi pueblo, porque es la que alimenta y adorna mi retina con formas cotidianas y la que le pone relieve y perspectiva al corazón, dándole ubicación a las vivencias, a los sentimientos y a las creencias.

Todo eso hace que la ciudad o el pueblo sean, además, ámbito de responsabilidad, pues la vida de la ciudad pertenece a todos los que en ella viven: a todos nos obliga el cuidarla y el hacerla más habitable y digna, con una colaboración o bien institucional o bien espontanea y ocasional. Es también causa de nuestras alegrías, cuando la vemos crecer o embellecerse y la vemos cuidada y limpia; y lo es de nuestras penas, si la vemos deteriorada, abandonada o cuando sufre por una mala gestión o por las gamberradas de los que les molesta que las cosas estén en su sitio y ordenadas.

Amadeo Rodríguez Magro
 

Página litúrgica

Celebramos el II Domingo del Tiempo Ordinario

Palabra de Dios

Libro de Isaías 49,3.5-6

El Señor me dijo:
"Tú eres mi siervo de quien estoy orgulloso."
Y ahora habla el Señor,
que desde el vientre me formó siervo suyo,
para que le trajese a Jacob, para que le reuniese a Israel
-tanto me honró el Señor, y mi Dios fue mi fuerza-:
"Es poco que seas mi siervo y restablezcas las tribus de Jacob
y conviertas a los supervivientes de Israel;
te hago luz de las naciones,
para que mi salvación alcance
hasta el confín de la tierra."

Salmo 39, 2 y 4ab 7-8a.8b-9.10

R. Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad.
Yo esperaba con ansia al Señor:
él se inclinó y escuchó mi grito;
me puso en la boca un cántico nuevo,
un himno a nuestro Dios.
R. Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad.
Tú no quieres sacrificios ni ofrendas
y, en cambio, me abriste el oído-;
no pides sacrificio expiatorio,
entonces yo digo: "Aquí estoy."
R. Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad.

1º Carta de S. Pablo a los Corintios 1, 1-3

Yo, Pablo, llamado a ser apóstol de Cristo Jesús por designio de Dios, y Sóstenes, nuestro hermano, escribimos a la Iglesia de Dios en Corintio, a los consagrados por Cristo Jesús, a los santos que él llamó y a todos los demás que en cualquier lugar invocan el nombre de Jesucristo, Señor de ellos y nuestro.
La gracia y la paz de parte de Dios, nuestro Padre, y del Señor Jesucristo sean con vosotros.

Evangelio según san Juan 1, 29-34

En aquel tiempo, al ver Juan a Jesús que venía hacia él, exclamó:
"Este es el Cordero de Dios, que quita el pacado del mundo.Este
es aquel de quien yo dije:
"Tras de mi viene un hombre que está por delante de mi, porque existía antes que yo". Yo no lo
conocía, pero he salido a bautizar con agua, para que sea manifestado a Israel".
Y Juan dio testimonio diciendo:
" He contemplado al Espíritu que bajaba del cielo como paloma y se posó sobre El".
Yo no lo conocía, pero el que me envió a bautizar con agua dijo:>
"Aquel sobre quien veas bajar al Espíritu y posarse sobre él, ese es el que has de bautizar con
Espíritu Santo".
Y yo lo he visto, y he dado testimonio de que éste es el Hijo de Dios."

Comentario litúrgico

Volver a comenzar

 

Este es el primero de una serie de domingos que pertenecen a la primera parte del Tiempo Ordinario que terminará al comenzar la Cuaresma, a mediados del próximo mes de febrero.

Aunque no es un tiempo litúrgico de los llamados 'fuerte', sin embargo ofrece la riqueza de la lectura continuada del evangelio este año el de san Mateo que, si la aprovechamos, nos invita a volver a comenzar en la profundización de nuestra vida cristiana.

En sintonía con el deseo de reanudar nuestra andadura creyente, la liturgia nos ofrece un trozo del evangelio de San Juan que nos pone en situación cero respecto al seguimiento de Jesús.

Efectivamente, narra el primer testimonio del Bautista sobre Jesús, el cuál aún no se había dado a conocer. Un Jesús sólo, sin seguidores. Todo está por estrenar. Situación que, quizás, retrata nuestro paisaje interior en el que se vislumbra una buena dosis de deseos y buenas intenciones, pero en el que aun no se palpan realidades tangibles de compromiso serio y continuado en el seguimiento de Jesús.

El Bautista sirve de introductor en este primer encuentro con Jesús. A modo de flash, sus palabras invitan a situarnos ante el misterio de Jesús como si sucediera por primera vez en nuestra vida. Leámoslas.

En primer lugar, nos habla de su misión redentora: "Este es el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo". La presenta como fruto de su unción mesiánica: "He contemplado al Espíritu que bajaba del cielo como paloma y se posó sobre Él". Finalmente, recuerda que en el Padre está la fuente de tanto bien: "Y yo lo he visto, y he dado testimonio de que este es el Hijo de Dios".

Antonio Luis Martínez

Santoral

22 de enero: Beata Laura Vicuña (1891- 1904)

Trece años son pocos para ser santa, podría pensar más de uno. Pero no es verdad: los niños configuran el Evangelio de un modo extraordinariamente puro; tanto que Laura Vicuña, chilena universal, dio la vida por los que amaba, igual, igualito que Cristo.

El padre muere y la madre se ve obligada a emigrar a Argentina, tras el dolor de perder un marido y padre bondadoso en extremo. La miseria, propia de la viudedad de entonces, le lleva a juntarse con un "estanciero" verdaderamente feroz. No pocos compadecen a la pobre huérfana y a su madre unidas en la desgracia de una violencia familiar extrema: los golpes, las groserías y las blasfemias forman el menú diario.

Laura aprende, desde la más tierna niñez, la bondad de Dios y la grandeza de la fraternidad humana, de la mano de las Religiosas Salesianas que, tres veces por semana, reúnen a la comunidad infantil y le enseñan la verdad del Dios de la paz: Laura no es tonta y mide bien la distancia del Evangelio respecto de su hogar, por eso se confía a la oración, luchando por el cambio de vida de su madre. Contagiada de grave enfermedad dice en el lecho de muerte: "mamá me he ofrecido para que tú cambies".

Bendita Laura, te pedimos justicia y paz para tantas familias en las que la más indigna guerra se ceba cada día: no en balde tú eres víctima de esa, mal llamada "violencia doméstica", eufemismo que designa la más cobarde y asquerosa muestra del peor machismo.

Manuel AmezcuaManuel Amezcua

Los santos de la semana

18, lunes: Margarita de Hungría, Prisca, Librada y Faustina.
19, martes: Germánico, Tecla y Susana, Marcelo Spínola.
20, miércoles: Fructuoso, Eulogio y Augurio, Fabián, Sebastián.
21, jueves: Inés, Epifanio, Zacarías.
22, viernes: Vicente, Valerio, Anastasio, Laura Vicuña.
23, sábado: Ildefonso, Emerenciana, Eusebio.
24, domingo: Francisco de Sales, Feliciano, Ntra. Sra. de la Paz.

 

Contraportada

Comienza el año Jacobeo

más concurrido de la historia

El pasado 31 de diciembre el arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio, abrió la Puerta Santa, por la que se espera que pasen entre siete y diez millones de peregrinos a lo largo de todo el año. Será el 117 Año Santo Jacobeo. El primero fue concedido por el Papa Calixto II en 1122. En Santiago de Compostela todavía se tiene la esperanza de que el Papa visite la catedral compostelana este verano. De producirse sería entre el 4 y el 8 de agosto, fecha en que se celebra en la capital gallega el Encuentro Europeo de los Jóvenes, un punto débil del Santo Padre.

Dante lo decía así: "Se llaman romeros los que acuden a Roma; palmeros los que se dirigen a Jerusalén, pero sólo es peregrino aquel que va a Compostela". El Finisterrae gallego es desde hace un milenio meta mundial peregrinos.

Monseñor Julián Barrio, arzobispo de Santiago, define así el Año Jubilar: "Es el Año de la Gran Perdonanza, el año del perdón entre los adversarios, año de múltiples conversiones y de penitencia sacramental y extrasacramental, año para favorecer la fe y el testimonio de los cristianos por medio de la conversión y de la predicación asidua de la Palabra de Dios, año para promover la santidad por medio de la oración y de la caridad, y para animar la evangelización continua de la sociedad, con la esperanza de los bienes futuros". La celebración de este año está llamada a batir records de presencia, pues el más concurrido había sido el Año Santo de 1993, con cinco millones de peregrinos.

A partir del gran encuentro con Juan Pablo II en 1982, se ha producido un verdadero renacimiento del peregrinar compostelano. En 1987 Santiago recibió a unos 3.000 peregrinos; en 1993, Año Jubilar, 100.000 personas acudieron a pie, a caballo o en bicicleta, y más de 4 millones por otros medios. En 1997 fueron 25.176 peregrinos; de ellos, la mayoría eran jóvenes: 6.994 tenían entre 21 y 30 años, y 4.482 entre 31 y 40 años. Según un estudio hecho público por el semanario 'Alfa y Omega', de los peregrinos de 1998, el 70% aseguraba, al llegar a la catedral, que su motivación era religiosa, que querían confesarse y acoger la gracia de la conversión. La mayoría de los que comienzan el Camino como turistas --son los menos--, lo concluyen como peregrinos.

Visita del Papa a España

El Papa es un enamorado de Santiago como "corazón espiritual de Europa". Quizá por eso, las autoridades eclesiásticas todavía tienen la esperanza de que, a última hora, Su Santidad decida acercarse a la ciudad del apóstol. "No se descarta, por ahora, la presencia del Papa en Santiago", asegura el arzobispo gallego, Julián Barrio. De producirse, la visita del Papa tendría lugar del 4 al 8 de agosto, fecha en la que en Compostela se celebra el Encuentro Europeo de Jóvenes, un acontecimiento en el que la Iglesia espera congregar a cien mil jóvenes procedentes de toda Europa. No en vano, la jerarquía eclesiástica está convencida, como dice monseñor Barrio, que "el Camino de Santiago es la cuna de la civilización europea".

ZENIT


Return to Camino