Iglesia en camino

 

Semanario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail: iglenca@archimeridabadajoz.org

Edición electrónica: http://198.62.75.1/www1/camino/camino.html

Número 649. 14 de enero de 2007

Director: Juan José Montes


Portada

Se celebra este domingo 14 de enero

La Jornada Mundial del Emigrante y el Refugiado centra su mirada en las familias

Este domingo, 14 de enero, la Iglesia celebra la "Jornada Mundial del Emigrante y el Refugiado", bajo el lema "La familia migrante" que, aquí en España, se ha reconvertido en "44 millones de personas: una sola familia".

En su mensaje para esta Jornada, Benedicto XVI pide que se tengan en cuenta las especiales circunstancias no sólo de los inmigrantes sino también de las familias de éstos, que muchas veces se encuentran separadas por miles de kilómetros y sometidas a numerosas privaciones. Reconoce el Santo Padre que, aunque actualmente se están haciendo varios esfuerzos por la integración de las familias de los inmigrantes "aun queda mucho por hacer".

Por su parte, los obispos de la CEE, centran su mensaje en la situación "de numerosas personas que llegan a nuestro país sin los requisitos legales que les garanticen un trabajo y una vivienda dignas".


Editorial

Bueno, bonito y barato

Es cíclico , tradicional y ritual. Los escaparates han cambiado la estrella por la tentación en forma de -20, -30, -40 y hasta -50%.

Cada enero llega con unas rebajas debajo del brazo para arrasar con lo que se salvó del arrebato consumista navideño. Los habitantes de las ciudades, que pensaban que con el fin de las compras de Sus Majestades volverían a ver calles despejadas y aparcamientos disponibles estiran su resignación mientras que las asociaciones de consumidores amplían sus recetarios para evitar desencuentros entre los que venden y los que compran.

En la otra parte de la balanza se sitúan los comerciantes, los de siempre y los de las grandes superficies, a los que en los últimos años se unen con fuerza creciente las franquicias. En este tiempo, además de dar salida a lo que en su día despreciaron los clientes, irán cubriendo unos presupuestos de ventas que vendrán a rellenar, en desigual medida espectativas de negocio. Y es que para muchos de esos negocios, el aporte que conllevan las rebajas levantan los números que hay que hacer para pagar nóminas, impuestos, alquileres, letras...

Pero nada de todo eso sería posible sin la concurrencia de los que nos situamos al otro lado del mostrador. Ahí se juntan los caza-gangas, dispuestos a llevarse lo que sea con el único pretexto de que es más barato, y los que han tenido paciencia para aguantar sus compras, pensando que paso de tiempo y caída de precio es todo uno.

Sin embargo, no se nos puede escapar otra realidad que convive con las rebajas: el del cambio de regalos no aptos o no apetecidos. Al final todo es cuestión de paciencia. Mientras los más aventureros se pelean para coger el más bueno, el más bonito y el más rebajado, los sufridos dependientes tienen que compatibilizar la información, el cobro, el orden y la devolución. Feliz rebajas.


Palabras del Arzobispo

Carta a los hermanos inmigrantes

Mensaje de Monseñor Santiago García Aracil

Con motivo del tiempo de Navidad, que acabamos de celebrar, Monseñor Santiago García Aracil ha escrito un mensaje especialmente dirigido a los inmigrantes.

En 'Iglesia en camino' queremos ofrecer dicho texto a nuestros lectores, dado que celebramos este domingo la "Jornada Mundial del Emigrante y Refugiado" y parece apropiado recuperar las palabras de afecto y cariño que nuestro Arzobispo a escrito a estos hermanos inmigrantes que están en el territorio diocesano.

A vosotros, queridos porque sois personas, no importe de qué raza, pueblo o religión; a vosotros porque tenéis un corazón que vibra como el nuestro con los sentimientos más entrañables en las fechas que sobresalen por su carácter eminentemente familiar; a vosotros, que habéis dejado muy lejos vuestros seres queridos para buscar lo que a ellos y a vosotros pertenece por justicia; a vosotros, que lucháis con generoso esfuerzo procurando asegurar un puesto de trabajo y un contrato digno que dé sentido y continuidad a vuestros desvelos; a vosotros que veis prolongada la jornada laboral más allá de vuestros cálculos y, a veces, de vuestra resistencia; a vosotros que vivís lejos de vuestros hogares albergando en cada momento el sueño de regresar a vuestra patria y conseguir un hogar confortable para vuestros familiares; a vosotros que, de una forma u otra, formáis parte de nuestra sociedad ocupándoos de quehaceres necesarios para nuestro desarrollo y para el sostenimiento de un ritmo y nivel de vida buscado y considerado como un derecho irrenunciable; a vosotros, que percibís en los hogares y en la calle el cálido tono festivo de nuestra Navidad, el bullicio familiar propio de estos días, y la alegría callejera del pueblo que se vuelca en felicitaciones y expresiones afectivas, aunque no siempre sean firmes y durables; a vosotros que, al menos por sintonía espontánea, revivís interiormente en estos días como añoranza y fuerte anhelo la dulzura del cariño convertido en fiesta familiar; a todos vosotros sin excepción quiero hacer llegar mi saludo y mi abrazo porque, por mi fe cristiana como Obispo Católico, me siento verdaderamente hermano vuestro, hijo del mismo Padre Dios que nos ha creado a todos por amor y con amor inconmensurable.

Si compartís la fe cristiana y sois conscientes del profundo significado de la Navidad, quiero haceros llegar el abrazo fraternal que os haga sentiros acogidos entre nosotros con el afecto de una relación que va más allá de que nos conozcamos o no, de que compartamos o no la mesa familiar, o de que os podamos resolver el problema laboral, de residencia o de reunión familiar que os preocupa. Y, sobre todo, pido al Señor toda bendición para vosotros y para todos los vuestros. Ojalá encontréis ternura en los ojos con los que se cruza vuestra mirada, y actitudes verdaderamente amorosas y solidarias en quienes comparten vecindad con vosotros. Ojalá podáis disfrutar, especialmente en estos días, del calor de la comunidad humana y creyente en el seno de las parroquias a las que pertenecéis. Ojalá encontréis ocasiones propicias para reuniros en clima festivo y de mutuo apoyo quienes compartís la misma nacionalidad para celebrar esta fiesta a vuestro estilo. Ojalá que la Navidad, en que celebramos la entrega de Dios a nosotros hasta asumir la misma condición humana en todo menos en el pecado, nos haga sentirnos verdaderamente comprometidos con todos vosotros, e inquietos por aliviar vuestra situación, que deseamos sinceramente sea transitoria y satisfactoria.

Si no compartís nuestra fe, sabed que es nuestro deber acogeros y ayudaros igualmente como hermanos, porque el Señor, que da sentido a nuestra vida y que nos ha redimido de la perdición, se entregó por todos nosotros aunque seamos pecadores, e incluso por quienes no creen en Él o no le reciben. Ojalá encontréis en los cristianos y, especialmente en las comunidades parroquiales, la acogida que alivie vuestra soledad, la ayuda que suavice vuestras necesidades, y el calor humano por el que dejéis de sentiros extraños entre nosotros.

Para todos vosotros, queridos inmigrantes, mi saludo afectuoso y sinceramente cordial, con el deseo de que el Señor bendiga vuestros sueños legítimos y os ayude a lograr cada día un poco de cuanto os habéis propuesto y por lo que habéis arriesgado tanto.

A todos vosotros, con lo que para cada uno pueda significar de bueno y entrañable, quiero deciros con toda el alma: ¡Feliz Navidad!.

+ Santiago. Arzobispo de Mérida-Badajoz


Centrales

Así lo pone de manifiesto el Papa en su mensaje para la Jornada de este domingo

Aún queda mucho por hacer en el camino de la integración de las familias inmigrantes

Este domingo 14 de enero, la Iglesia celebra la 93 Jornada Mundial del Emigrante y Refugiado, bajo el lema "La familia migrante", y es a ésta a la que, este año, el Papa Benedicto XVI ha destinado su mensaje, poniendo como ejemplo a la Sagrada Familia de Nazaret. "En el drama de la Familia de Nazaret -dice el Papa-, obligada a refugiarse en Egipto, percibimos la dolorosa condición de todos los migrantes, especialmente de los refugiados, de los desterrados, de los evacuados, de los prófugos, de los perseguidos. Percibimos las dificultades de cada familia migrante, las penurias, las humillaciones, la estrechez y la fragilidad de millones y millones de migrantes, prófugos y refugiados". Según Benedicto XVI, la elección de la familia migrante como tema para esta Jornada no ha sido aleatoria, pues con él se "pretende acentuar el compromiso de la Iglesia no sólo a favor del individuo migrante, sino también de su familia, lugar y recurso de la cultura de la vida y principio de integración de valores". En su mensaje, el Santo Padre recuerda que son muchas las dificultades que encuentra la familia del migrante, "la lejanía de sus componentes y la frustrada reunificación son a menudo ocasión de ruptura de los vínculos originarios. Se establecen nuevas relaciones y nacen nuevos afectos; se olvida el pasado y los propios deberes, puestos a dura prueba por la distancia y la soledad. Si no se garantiza a la familia inmigrada una real posibilidad de inserción y participación, es difícil prever su desarrollo armónico".

Hay que avanzar más

El propio Papa reconoce que aunque "actualmente, se está trabajando mucho por la integración de las familias de los inmigrantes" quede aún mucho por hacer, y destaca algunos de los obstáculos con los que se encuentran los migrantes en su proceso de integración como son "algunos mecanismos de defensa" o la falta de las necesarias acciones legislativas, jurídicas y sociales que faciliten la integración.

Cambio de rostro

Por otra parte, el Santo Padre destaca el cambio de rostro que en los últimos años está sufriendo la inmigración, con un aumento significativo del número de mujeres "que abandonan el país de origen en busca de mejores condiciones de vida, en pos de perspectivas profesionales más alentadoras. Pero no son pocas las mujeres que terminan siendo víctimas del tráfico de seres humanos y de la prostitución".

Por último, Benedicto XVI lanza una llamada para que esta Jornada pueda "convertirse en una ocasión útil para sensibilizar las comunidades eclesiales y la opinión pública acerca de las necesidades y problemas, así como de las potencialidades positivas, de las familias migrantes".

En este mismo punto también insisten el mensaje de los obispos de la Comisión de Migraciones, de la Conferencia Episcopal Española, quienes hacen un "llamamiento a los responsables de las administraciones públicas y a cuantas personas tienen asignada una tarea en relación con los inmigrantes y sus familias para que establezcan normas justas y adecuadas, que defiendan y tutelen la dignidad y los derechos de los inmigrantes y sus familias".

La situación especial de España

Los obispos, además de incidir con el Papa en el cambio de rostro de la inmigración, hacen referencia al caso concreto de España donde "seguimos viviendo la situación de numerosas personas que llegan a nuestro país sin los requisitos legales que les garanticen un trabajo y una vivienda dignas y un futuro con esperanza; a veces corren en el camino un riesgo grave, al que algunos sucumben. Con frecuencia son víctimas de desaprensivos que los explotan antes de salir de sus respectivos países, en el camino o en la llegada al nuestro". Además, el mensaje de los obispos de la Comisión de Migraciones, contiene una invitación "a todos los miembros de nuestra sociedad a ver a los inmigrantes y a sus familias como una carga o un peligro, sino como una riqueza para nuestra sociedad y a acogerlos cordialmente, a servirlos como hermanos y a facilitarles su pacífica y enriquecedora integración".

Algunos datos sobre inmigración en España

No es fácil cuantificar el número de inmigrantes que, por diversos motivos y desde múltiples lugares, han decidido venir a España. Esto es debido, fundamentalmente, a la ilegalidad con la que muchos de ellos traspasan las fronteras españolas.

Por lo que se refiere a inmigrantes "legales", es decir, con permiso de residencia, el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales reconoce que, a 30 de junio de 2006, había en España algo más de 2'8 millones de extranjeros con tarjeta o autorización de residencia en vigor, lo que implica un incremento del 2'39 % con respecto al 31 de diciembre de 2005. Por continente de procedencia, de esos 2'8 millones de extranjeros, el 22,09% eran nacionales de países pertenecientes a la Europa Comunitaria, el 12,00% eran europeos de países no comunitarios, el 23,58% africanos, el 35,10% iberoamericanos, el 6,53% asiáticos y el resto se reparte entre norteamericanos, de Oceanía y apátridas. Si miramos la nacionalidad, el colectivo mayoritario procede de Marruecos -con más de 500.000 miembros-, seguido del ecuatoriano -339.000 personas- y el colombiano -con algo más de 211.000 personas-. La mayoría de estas personas fijan su residencia en Madrid, Cataluña, Andalucía y Comunidad Valenciana, que juntas aglutinan a casi las dos terceras partes de los inmigrantes. Por lo que se refiere a Extremadura, y según los datos del Ministerio, apenas hay 25.000 extranjeros en nuestra comunidad autónoma. Por último, se observa en los datos un progresivo aumento del número de mujeres inmigrantes, situándose éstas en el 45'63 % del total.

Estos datos oficiales deberían ser completados con los datos de la inmigración ilegal que, evidentemente, son escasos, aunque se suele hablar de que la cifra estaría en torno a un 40 % más de los inmigrantes reconocidos.

 

Así lo afirmó el cardenal Rouco en la Misa por los fallecidos en el atentado de Barajas

"En España no falta la paz porque haya guerra, sino porque hay terroristas"

El arzobispo de Madrid, cardenal Antonio María Rouco, presidió este lunes pasado en la Iglesia San Pedro Apóstol, del pueblo de Barajas, una Misa de Exequias por Diego Armando Estacio y Carlos Alonso Palate, las dos víctimas mortales del atentado que la banda terrorista ETA perpetró el pasado 30 de diciembre en el aparcamiento de la Terminal 4 del Aeropuerto de Barajas.

Durante su homilía, el cardenal afirmó que "en España no falta la paz porque haya guerra, sino porque hay terroristas que amenazan la vida y la libertad de sus semejantes" y añadió que al terrorismo sólo se le superará "definitivamente cuando las conciencias se conviertan, sanen, y consideren y estimen a la persona y a sus derechos como inviolables y parte esencial del bien común".

Para el prelado, el fin del terrorismo llegará cuando esas mismas conciencias "diseñen y apoyen proyectos sociales, culturales y políticos, inspirados en los valores de la libertad, de la concordia y de la unidad solidarias".

Esperanzas truncadas

De todos los daños producidos por el atentado el cardenal afirmó que "lo más doloroso, lo cualitativamente más doloroso ¡con mucho! fue la muerte de nuestros hermanos Carlos Alonso y Diego Armando, ciudadanos ecuatorianos que, como tantos de sus compatriotas, habían venido a España para mejorar las condiciones materiales de sus vidas y las de sus familias, pero también a compartir con nosotros trabajo, servicio y sacrificios en aras del bien común de todos los españoles".

Para el arzobispo de Madrid, Estacio y Palate, "escribían así en la reciente historia de la emigración de los países de la América Hermana a España el nuevo capítulo de la solidaridad con los que han dado la vida, víctimas del Terrorismo de ETA".

Asimismo, dijo que el Terrorismo, también el de ETA, "utilizó perversamente al hombre, con sumo desprecio de su dignidad y de su vida, al servicio de sus crueles e implacables intereses de conquista de poder político a toda costa".

El cardenal Rouco utilizó la definición del terrorismo como "una estructura de pecado", que dan los obispos españoles en sus instrucciones pastorales "Valoración moral del terrorismo en España, de sus causas y de sus consecuencias" y "Orientaciones morales ante la situación actual de España".

El cardenal aludió también a la enormidad de "los daños materiales producidos por el atentando. Incontables las personas que se vieron afectadas inmediata y/o mediatamente por sus efectos: los numerosos heridos, los perjudicados en sus planes de viaje, el personal del Aeropuerto de Barajas, los dueños de los automóviles y de otros objetos destruidos por el mismo".

Zenit


Nuestros Mártires

Don José María Vázquez Díaz, párroco de Burguillos del Cerro, asesinado cerca de Jerez de los Caballeros

Nació el 17 de febrero de 1896, en la calle de la Romana, a la una de la tarde en Higuera la Real. Hijo legítimo de Juan Vázquez Luna, de oficio zapatero, y de Mª del Carmen Díaz Torres; ambos naturales de esta vecindad. Fue bautizado el día 20 de febrero siguiente en la parroquia de "Santa Catalina de Alejandría Mártir" por don Tomás Políz Carmona, coadjutor de la misma con los nombres de José María y confirmado el día 29 de octubre de 1897, por D. Ramón Torrijos Gómez, obispo de Badajoz.

Ingresó en el Seminario de Badajoz, en donde estudió cuatro cursos de Latín y Humanidades (1908-1912); tres de Filosofía (1912-1915), con calificación de sobresaliente y cinco de Teología (1915-20), con la de notable.

D. Adolfo Pérez Muñoz, Obispo de Badajoz, le confiere las distintas órdenes sagradas, llamada "menores", el año 1919 en la capilla del Seminario: Tonsura el día 5 de abril; Ostiario y Lector el 30 de noviembre; Exorcista y Acólito el 20 de diciembre. En el año 1920 se le administran las demás órdenes denominadas "mayores" el Subdiaconado el 28 de febrero; el Diaconado el 20 de marzo y el Presbiterado el 9 de mayo.

Ministerio presbiteral

A los pocos días de haber sido ordenado presbítero, recibe el nombramiento de coadjutor del párroco de San Mateo en Alburquerque el día 26 de mayo de 1920, y el de notario eclesiástico, con fecha 9 de mayo de 1921, cargo que desempeña hasta el 8 de diciembre de 1926. En el año 1927 marcha a Bodonal de la Sierra, como coadjutor; cura encargado de la parroquia el día 5 de octubre y cura ecónomo (párroco) el 29 de noviembre del mismo año, donde permanece hasta el 29 de junio de 1929 que se le nombra cura ecónomo de Burguillos del Cerro hasta su muerte.

Sacerdote muy ejemplar y querido. Gran apóstol que suscitó numerosas vocaciones sacerdotales, sobre todo entre los jóvenes. Excelente fue la relación habida en él y su coadjutor, como se muestra que éste renunció a sus vacaciones en Portugal con unos amigos que tenía, para correr la misma suerte que él, como así ocurrió.

Martirio y sepultura

El informe recogido en el archivo diocesano de Badajoz, expresa que este siervo de Dios era Cura de Burguillos del Cerro, cuando fue ejecutado; tenía 40 años de edad cuando sufrió el martirio, a mano de sus verdugos. Fue llevado con otros que, previamente, habían sido detenidos y encarcelados, al sitio del "Pontón" en término de Jerez de los Caballeros. Allí se le enterró vivo, dejándole sólo libre la cabeza, sobre la que pasaron, montados en caballos, jinetes que se mofaban de él. Todo esto ocurrió el día diecisiete del mes de agosto, ocho después de haber sido apresado.

Su cadáver fue sepultado en el cementerio de Burguillos, donde se recuerda su memoria, expresada en la dedicación, con su nombre, de una de las calles adyacentes al templo parroquial.

La inscripción de su defunción en el registro civil fue el 24 de octubre de 1936.


Información Diocesana

Mérida

La "Campaña del Mochuelo" bate su propio record y recauda 126.000 euros

Un año más se ha celebrado en Mérida la tradicional "Campaña del Mochuelo" que tiene como objetivo recaudar fondos para distintas organizaciones asistenciales y caritativas.

Buena prueba del arraigo popular de esta campaña es que, cada año, se establece un nuevo record en la recaudación obtenida. Así, si el año pasado se consiguieron algo más de 118.000 euros, en la presente edición se ha superado ampliamente esta cantidad y se han alcanzado los 126.000 euros.

Programa especial en COPE

Para recaudar estos fondos la "Campaña del Mochuelo" sigue tres líneas básicas de actuación, la primera de las cuales es el programa radiofónico en directo que, realizado desde los estudios de la COPE en Mérida, se encarga de recaudar los fondos mediante llamadas telefónicas a distintas personalidades del mundo de la política, el deporte o la cultura, para que realicen aportaciones a esta iniciativa solidaria. Al mismo tiempo, en el programa se reciben llamadas de cientos de personas anónimas que también quieren realizar su aportación económica para esta Campaña, Este año, en concreto, han sido cerca de 2000 donantes los que han participado en el "Mochuelo".

Además del programa radiofónico, la Sociedad "Tiro de Pichón" de Mérida, ha organizado y destinado a esta Campaña, los beneficios íntegros de un torneo de padel, que ascendieron a algo más de 4.200 euros.

Por último, y como ya viene ocurriendo desde hace algunos años, durante la Campaña se ha subastado un cuadro del pintor extremeño Eduardo Naranjo, donado por el autor para este fin. En la edición de este año, la subasta de dicha obra se remató en 3.000 euros.

Hijo adoptivo

Este año, además, la Campaña ha tenido una nota distintiva, y es que el alcalde de Mérida, Pedro Acedo, anunció que este año presentará en el Pleno municipal del Ayuntamiento la concesión del título de 'Hijo Adoptivo' de la ciudad al sacerdote Guillermo Soto, que ha sido desde los comienzos, hace 25 años, el gran impulsor de la Campaña del Mochuelo.

 

Los voluntarios eran, en su mayor parte, de Monterrubio de la Serena y Puerto Hurraco

El campo de trabajo "Aceitunas solidarias" recauda más de 2.000 euros para la sierra peruana

Por segundo año consecutivo se ha celebrado en los primeros días de enero la iniciativa "Aceitunas Solidarias", un proyecto que desarrollan en conjunto las parroquias de Monterrubio de la Serena y Puerto Hurraco con el objetivo de recaudar fondos para la ONG "Operación Matogrosso".

Esta iniciativa, que se desarrolla a modo de campo de trabajo, consiste en la recolección de las aceitunas sobrantes que las máquinas no han conseguido recoger durante la campaña anual de la aceituna. Para ello, varios vecinos de los pueblos mencionados han donado sus olivares y en ellos se ha desarrollado este trabajo, que consistía en recoger las aceitunas del suelo, un trabajo algo duro "pero que ha llenado de satisfacción a todos sus participantes por poder realizar así un gesto solidario", según ha explicado a Iglesia en camino el párroco de Monterrubio de la Serena, Máximo Martín.

Más de 2.000 euros

En total se han recogido 4.000 kilos de aceitunas de las que, una vez vendidas, se han obtenido 2.100 euros. Estos fondos se han enviado a la sierra peruana de Huaraz, donde realiza su misión la ONG "Operación Matogrosso", y mantiene diversos proyectos de evangelización y de desarrollo, como una escuela que lleva el nombre de Puerto Hurraco y un comedor popular.

Más de 20 personas por día

En el campo de trabajo han participado una media de 22 personas por día. Cabe destacar la presencia de cuatro misioneros de dicha ONG, dos de Italia, Marco Trapolinni y Federico Martini; y las españolas Teresa Torres e Irene Rodríguez, además de una chica de Perú que vive en España, Sonia Espinosa, miembro de la ONG. El grueso de voluntarios, no obstante, ha sido de Puerto Hurraco y Monterrubio de la Serena, aunque también han participado voluntarios de otras partes de España.

 

Villafranca de los Barros

Un grupo de jóvenes pasa parte de sus vacaciones navideñas con enfermos psíquicos

Un grupo de jóvenes de las comunidades parroquiales de Villafranca de los Barros ha participado en un encuentro-convivencia con los internos de la casa de "La Misericordia" de Alcuéscar (Cáceres).

En esta actividad han participado 20 jóvenes de la mencionada localidad, junto con el sacerdote responsable, Oscar Prieto Perero, y los monitores de los jóvenes

Esta experiencia se encuadra dentro de las actividades que se vienen desarrollando en la Pastoral Juvenil de dichas Parroquias. Durante los tres días que duró esta actividad, los jóvenes compartieron las tareas diarias que realizan los Esclavos de María y los Pobres, bajo cuyo cuidado se encuentra esta comunidad de Alcuéscar, que acoge a enfermos psíquicos.

 

Agenda

Cursillo de cristiandad

El Movimiento diocesano de "Cursillos de Cristiandad" (MCC) organiza, para el último fin de semana de este mes de enero, su cursillo número 231.

Esta actividad tendrá lugar en la casa de oración "Nuestra Señora de Guadalupe" de Gévora, y está previsto que comience el viernes 26 a las 7'30 de la tarde, para terminar el domingo 28 hacia las 9'00 de la noche.

Además de este cursillo, el MCC ha programado otros dos más para lo que resta de curso académico, uno para los días 27 a 29 de abril - a celebrar también en Gévora-, y otro para los días 15, 16 y 17 de julio, que está previsto que se celebre en Villagonzalo.

Para recibir más información sobre estas actividades, las personas interesadas pueden contactar con la Secretaría General del Movimiento en el correo mccbadajoz@hotmail.com  o en el teléfono 924 256556.


Liturgia dominical

Celebramos el II domingo del Tiempo Ordinario

Palabra de Dios

 

Libro de Isaías 62, 1-5

Por amor de Sión no callaré,/ por amor de Jerusalén no descansaré,/ hasta que rompa la aurora de su justicia/ y su salvación llamee como antorcha./ Los pueblos verán tu justicia/ y los reyes tu gloria;/ te pondrán un nombre nuevo,/ pronunciado por la boca del Señor./ Serás corona fúlgida en la mano del Señor/ y diadema real en la palma de tu Dios,/ Ya no te llamarán "Abandonada"/ ni a tu tierra "Devastada",/ sino que a ti se te llamará/ "Mi Complacencia"/ y a tu tierra "Desposada",/ porque el Señor te prefiere a ti/ y tu tierra tendrá marido;/ como un joven se casa con su novia,/ así te desposa el que te construyó;/ la alegría que encuentra el marido con su esposa/ la encontrará Dios contigo.

 

Salmo 95, 1-2a. 2b-3. 7-8a. 9-10a y c

R. Cantad las maravillas del Señor a todas las naciones.

Cantad al Señor un cántico nuevo,

cantad al Señor, toda la tierra;

cantad al Señor, bendecid su nombre.

 

Carta de S. Pablo a los Corintios 12, 4-11

Hermanos:

Hay diversidad de dones, pero un mismo Espíritu; hay diversidad de ministerios, pero un mismo Señor; y hay diversidad de funciones, pero un mismo Dios que obra todo en todos.

En cada uno se manifiesta el Espíritu para el bien común. Y así uno recibe del Espíritu el hablar con sabiduría; otro, el hablar con inteligencia, según el mismo Espíritu.

Hay quien, por el mismo Espíritu, recibe el don de la fe; y otro, por el mismo Espíritu, don de curar. A éste le han concedido hacer milagros; a aquel, profetizar. A otro, distinguir los buenos y malos espíritus. A uno, la diversidad de lenguas; a otro, el don de interpretarlas.

El mismo y único Espíritu obra todo esto, repartiendo a cada uno en particular como a Él le parece.

 

Evangelio según san Juan 2, 1-11

En aquel tiempo, había una boda en Caná de Galilea y la madre de Jesús estaba allí. Jesús y sus discípulos estaban también invitados a la boda. Faltó el vino y la madre de Jesús le dijo: No tienen vino. Jesús le contestó: Mujer, déjame, todavía no ha llegado mi hora. Su madre dijo a los sirvientes: Haced lo que Él diga.

Había allí colocadas seis tinajas de piedra, para las purificaciones de los judíos, de unos cien litros cada una. Jesús les dijo: Llenad las tinajas de agua. Y las llenaron hasta arriba. Entonces les mandó: Sacad ahora y llevádselo al mayordomo. Ellos se lo llevaron.

El mayordomo probó el agua convertida en vino sin saber de dónde venía (los sirvientes sí lo sabían, pues habían sacado el agua) y entonces llamó al novio y le dijo: Todo el mundo pone primero el vino bueno y cuando ya están bebidos, el peor; tú, en cambio, has guardado el vino bueno hasta ahora.

Así, en Caná de Galilea Jesús comenzó sus signos, manifestó su gloria y creció la fe de sus discípulos en Él.

 

Comentario Litúrgico

El vino bueno

Terminadas las celebraciones litúrgicas de la Navidad y Epifanía con la fiesta del Bautismo de Cristo, comenzamos este domingo el llamado Tiempo Ordinario que tiene como centro la fiesta semanal del domingo, como Día del Señor, que hemos de celebrar poniendo como centro del día la participación en la Eucaristía.

Como se trata del tercer ciclo las lecturas evangélicas de la misa dominical están tomadas del tercer evangelio sinóptico, es decir, del evangelio según san Lucas.

Como excepción a lo anteriormente dicho, en la misa de este domingo se proclama una lectura del evangelio de san Juan. No es un capricho de la reforma del Concilio sino que se ha creído oportuno dar comienzo al Tiempo Ordinario con alguna lectura programática del evangelista San Juan que, como sabemos, es el evangelista que presenta la más sugestiva de las imágenes de Jesús.

Este año nos encontramos con la escena de las bodas de Caná. Merece una lectura reposada este texto lleno de simbolismo y que nos acerca a la figura de Jesús que va a comenzar su vida pública y, ya desde su inicio, se nos ofrece como salvador y garante de nuestra existencia.

Si meditamos el texto, interiormente iremos descubriendo el simbolismo del vino que ocupa un lugar destacado en la escena. Primeramente, las tinajas contenían agua y, por la acción de Jesús, es convertida en vino y, según la opinión del mayordomo, en vino bueno. Es un rico símbolo para acercarnos a la Eucaristía que nos hace presente al mismo Cristo que, si encuentra en nosotros limpieza interior y fervor, cambiará nuestra pobre vida en una existencia llena de sentido y fecunda en buenas obras.

Antonio Luis Martínez

Lecturas bíblicas para los días de la semana

15, lunes: Hb 5, 1-10; Mc 2, 18-22.
16, martes: Hb 6, 10-20; Mc 2, 23-28.
17, miércoles: Hb 7, 1-3.15-17; Mc 3, 1-6.
18, jueves: Hb 7, 25 - 8, 6; Mc 3, 7-12.
19, viernes: Hb 8, 6-13; Mc 3, 13-19.
20, sábado: Hb 9, 2-3.11-14; Mc 3, 20-21.
21, domingo: Ne 8,2-4a.5-6.8-10; 1 Co 12.12-30; Lc 1,1-4; 4, 14-21

 

Santoral

15 de enero, San Mauro Abad (s. VI)

Nació en Roma de una familia ilustre el año 511. Se educa desde su adolescencia bajo la dirección de S. Benito, llegando a ingresar en su orden donde llega a ser Abad y fundador de muchos monasterios en Francia. Taumaturgo por el episodio del estanque con el niño Plácido, la curación de los menesterosos y sus relaciones con el conde Gaidulfo, enemigo funesto de los monjes franceses. Su gran espíritu de penitencia le impulsa a retirarse a bien morir. Entrega su alma a Dios el 15 de enero del 583.

Al no constar el tiempo en que llegaron sus reliquias a Extremadura, sólo se puede afirmar ser muy antigua su veneración. El Sínodo diocesano de 1501 se expresa en estos términos: "Y así mismo, mandamos que en el lugar de Almendral se denuncie por fiesta de guardar el día de santo Mauro, por cuanto allí está el cuerpo".

Siendo Solano de Figueroa visitador general del Obispado, en 1658 indaga sobre el asunto y recoge la tradición de que los benedictinos fueron sus portadores, aunque no hay papeles de bulas pontificias que lo acrediten debido a la desaparición de documentos por un incendio.

La Iglesia y obispado de Badajoz celebraba el 15 de Enero al Santo Abad.

http://es.catholic.net

 

Los santos de la semana

15, lunes: Marcelino, Absalón, Francisco Fernández de Capilla.
16, martes: Marcelo, Honorato, Juana.
17, miércoles: Antonio, Julián, Sulpicio, Roselina
18, jueves: Margarita de Hungría, Prisca, Librada, Faustina.
19, viernes: Juan de Ribera, Germánico, Tecla, Marcelo Spínola.
20, sábado: Fructuoso,Eulogio, Augusto, Fabián, Sebastián.
21, domingo: Epifanio, Zacarías, Josefa María de Santa Inés.


Contraportada

Entrevista al sacerdote e historiador Vicente Cárcel Ortí

Salen a la luz los documentos vaticanos concernientes a la época de la II República y la Guerra Civil españolas

Se está inyectando "mucho veneno" en el cuerpo de España: es la constatación que hace a la Agencia Zenit el sacerdote e historiador español Vicente Cárcel Ortí, quien ha hablado en Roma sobre los nuevos documentos del Archivo Secreto Vaticano, relativos al pontificado de Pío XI (6 de febrero de 1922 - 10 de febrero de 1939) y de reciente apertura por decisión de Benedicto XVI, que arrojan luz sobre la etapa de la II República Española y la Guerra Civil (1931-1939).

¿Han aportado sorpresas, estos documentos vaticanos concernientes a la historia de España y en concreto de la Iglesia?

Más que sorpresas, aportan datos hasta ahora desconocidos para precisar algunos puntos polémicos y discutidos, que necesitan ser aclarados y refuerzan la tesis de que la República atacó abiertamente a la Iglesia y a los católicos y de que el Vaticano aconsejó siempre moderación y prudencia para no provocar males mayores, sobre todo cuando empezó la persecución religiosa.

Brevemente, ¿cuál era la situación de la Iglesia durante la II República, y cuál durante la Guerra Civil española?

La Santa Sede reconoció inmediatamente la República y pidió a los obispos y católicos en general que la aceptaran lealmente y colaboraran con ella por el bien común de todos los españoles.

La Iglesia demostró mucha paciencia al soportar la política abiertamente hostil, discriminatoria y humillante de los republicanos, que violaron el primero y fundamental de los derechos humanos, que es la libertad religiosa.

Cuando empezó la Guerra Civil, la Santa Sede siguió reconociendo la República como gobierno legítimo de España, y solamente en mayo de 1938 decidió reconocer el Gobierno nacional, aunque con muchas reservas, debido a las infiltraciones de paganismo nazi en la ideología de la Falange; pero entonces la República había perdido mucho crédito a nivel internacional. De hecho otras naciones comenzaron a reconocer el nuevo régimen y a enviar embajadores a Franco.

Los obispos tardaron exactamente un año en pronunciarse, con la carta colectiva del 1 de julio de 1937, a favor de los nacionales; pero para esa fecha ya habían sido asesinados más de cuatro mil sacerdotes y religiosos.

Destrucción programada

Usted habla de "holocausto de sacerdotes, religiosos y católicos" entre 1936 y 1939. ¿Holocausto?

Ciertamente, porque estaba programada la destrucción total de la Iglesia en su conjunto, y ahí están los datos que lo demuestran.

No solamente fueron asesinados miles de sacerdotes, religiosos y católicos por motivos de fe, sino que además fueron destruidos e incendiados miles de templos, y con ellos desapareció para siempre un ingente patrimonio histórico, artístico y cultural que nunca más volveremos a ver.

El ministro republicano de Justicia, Manuel de Irujo, denunció en un Consejo de Ministros a principios de 1937 que la República se había convertido en un "régimen verdaderamente fascista porque cada día era ultrajada la conciencia individual de los creyentes por las fuerzas del poder público".

Y el profesor Domínguez Ortiz ha escrito: "La persecución a la Iglesia fue, aparte de una atrocidad, un tremendo error, y de los que más perjudicaron a la causa republicana. Por ello, no tienen razón los que hoy exigen a la Iglesia que pida perdón por ello; no tienen razón porque no es lógico que las víctimas pidan perdón a los verdugos". Se refiere al apoyo de la Iglesia a los nacionales, porque los republicanos la persiguieron a muerte.

Imparcialidad

Ser imparcial cuando se habla de guerra, por ejemplo de la Guerra Civil española, ¿es posible y deseable?

Es deseable, por supuesto, pero es muy difícil, porque cuesta mucho admitir las razones del otro.

Debemos hacer todos un gran esfuerzo, setenta años después, a pesar de la parcialidad inherente en cada persona, para reconocer que, entre tantos vicios y defectos, republicanos y nacionales también tenían algunas virtudes: la sagacidad, la valentía, el vigor y la lealtad a sus propios ideales políticos.

Hay quien compara los años de la República española con la política hostil y discriminatoria de los católicos en la España de hoy. ¿Exageraciones?

Se están repitiendo puntualmente muchos de los errores que llevaron fatalmente a la división trágica de los españoles, porque no se busca la concordia sino la confrontación abierta, no la tolerancia sino el totalitarismo ideológico, no la democracia sino la partitocracia, no el respeto de las ideas y símbolos cristianos sino la ofensa permanente de los mismos. Y esto crea crispación, división.

Se desentierran muertos con fines políticos y no podemos seguir viviendo de cadáveres, que alimentan polémicas infinitas y a menudo indecentes.

El pasado es pasado. No lo liquidemos, no lo archivemos, pero no lo usemos nunca más unos contra otros, para sostener las tesis que nos gustan o nos acomodan y para condenar las que no coinciden con las nuestras o las contradicen.

La razón no estaba en una parte y el error en otra. Esta es una visión maniquea, falsa e inaceptable. Buenos y malos, valientes y cobardes militaron en uno y otro bando. Pero todo esto ya pasó y no debe repetirse nunca más.

Pero ahora se está inyectando de nuevo mucho veneno en el cuerpo de una España, que durante el quinquenio republicano dividió profundamente a los ciudadanos y, después de una guerra terrible, tras cuarenta años, no consiguió reconciliarlos.

Lo intentó la Transición, pero ahora volvemos a tener una España dividida en facciones rencorosas y litigiosas. Y así no podemos seguir viviendo.

Zenit


Noticias de América latina

http://www.aciprensa.com


Return to Camino