Iglesia en camino

 

Semanario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail: iglenca@jet.es

Edición electrónica: http://www.christusrex.org./www1/camino/camino.html

Número 467. 12 de enero de 2003

Director: José María Gil

Redactor Jefe: Juan José Montes

 

 


Portada

El lugar de reunión fue la capital francesa

80.000 jóvenes recibieron el año nuevo
orando por la paz en el encuentro de Taizé

Más de 80.000 jóvenes, la mayor parte de ellos europeos, acudían a la llamada de Taizé, la comunidad ecuménica de religiosos ubicada en esta localidad francesa, para recibir el año 2003 orando por la paz en el mundo.

La reunión, ha sido en París, durante la última semana del año. Los jóvenes católicos, ortodoxos y protestantes, reunidos ";en la misma esperanza", se han hospedado en casas de familias parisinas que les han ofrecido acogida.

Los lugares de reunión han sido el Parque de las Exposiciones de la Puerta de Versalles, donde hubo encuentros temáticos en 23 idiomas e iglesias, así como el Senado, la Sorbona y el propio ayuntamiento parisino.

Durante esos días recibieron mensajes de apoyo de Juan Pablo II; el patriarca ortodoxo de Moscú, Alejo II; Bartolomé I, patriarca ecuménico ortodoxo de Constantinopla y de autoridades civiles como Kofi Annan, secretario general de las Naciones Unidas.


Carta del Arzobispo

El Sínodo, la Asamblea y el futuro pastoral de la diócesis

Con el nuevo año 2003, le llega puntualmente a nuestra Asamblea diocesana del pasado junio la hora de la verdad, es decir, de la actuación. Con la satisfacción añadida de que no partimos de cero, porque esta Asamblea ha querido ser, ante todo, conmemorativa y relanzadora de aquel proceso renovador y salvífico, el Sínodo pacense del 92, que sigue en la memoria viva e nuestra Iglesia local. Es significativo que de los alrededor de quinientos representantes con voto en las sesiones finales de los dos acontecimientos, la mitad de ellos estuvieran en el Sínodo y la otra mitad representa a nuevas oleadas, henchidas de futuro, de nuestro clero y laicado.

En la memoria más viva y reciente de todos nosotros está la "gran movida" del primer semestre del año que acabamos de cerrar, vivida por todas las personas implicadas en organismos diocesanos, cuadros arciprestales, parroquias y comunidades de todo tipo, que de modo escalonado experimentaron y compartieron juntos una larga cadena de encuentros, no menos de veinte consecutivos, de escucha y de diálogo, de reflexión y oración compartidas; y en especial de redacción de una serie de propuestas que luego serían molturadas y asumidas en reuniones arciprestales y diocesanas en círculos concéntricos cada vez más amplios, hasta recoger el sentir del Pueblo de Dios, que al fin acogería, discerniría y aplicaría el Pastor diocesano. Es lo que se llama eclesiología de comunión.

Un enjambre conmovedor

Quienquiera que hubiese observado, en su conjunto y de cerca, este activísimo enjambre, llámenlo si quieren organizado hormiguero, tenía que experimentar (yo lo he sentido a tope, pero no soy muestra válida) una cierta sorpresa, emoción y simpatía ante tanto empeño ilusionado, ante un engranaje tan bien concatenado, ante el lubricante de compañerismo y de amor en todos los entresijos. Más de seis mil componentes de grupos de base, de ellos, casi un millar en equipos arciprestales, casi un centenar en el núcleo coordinador, sacado en gran parte de ellos mismos, en el entorno diocesano cercano al Arzobispo. Comunión se llama esta figura.

Los frutos están a la vista. El flamante cuaderno de 88 páginas que recoge el texto oficial y definitivo de las 67 conclusiones del bloque Contemplación y de las 103 correspondientes al de Misión, que fueron votadas sucesivamente en las Sesiones Generales del 25 de Mayo y del 1 de Junio de 2002; presentadas al Pastor diocesano y acogidas favorablemente por él una semana más tarde con emoción, respeto y gratitud.

La solemne Eucaristía de Clausura, en el templo titular de Santa Eulalia de Mérida, el 8-VI-2002, con la asistencia de los delegados de todas las Comunidades, fue presidida, como todos recordamos, por el Nuncio de Su Santidad, Don Manuel Monteiro de Castro, que pronunció una cálida homilía; y concelebrada con el Arzobispo y los hermanos Obispos de Coria-Cáceres y Plasencia, Don Ciriaco y Don Carlos.

Una mirada animosa y retrospectiva a este año, de gracia para nosotros, "terribilis" por algunos sufrimientos de la Iglesia y por la España del chapapote, nos muestra la respuesta espabilada y animosa de miles de almas buenas en nuestra Comunidad eclesial, a la llamada de Dios y de la Iglesia para los nuevos siglo y milenio. La gran Carta pontificia sobre el tema nos empuja a remar en mares altos, a interiorizar el rostro glorioso del Señor, a librarnos de complejos en la apuesta por la santidad, a vivir a fondo la eclesialidad de comunión, a reencontrar en los pobres la presencia visible y retadora del Señor Jesús.

En longitud de onda con ese documento profético y de múltiples "signos de los tiempos" de nuestra Iglesia y de nuestra sociedad, han hecho resonar en los sucesivos momentos de nuestro semestre asambleístico como "un viento recio", eco emotivo y humilde del de Pentecostés, que ha henchido los pulmones, agitado las ramas y empujado las velas de nuestra Iglesia local, para responder a su modo a las necesidades de nuestro ambiente, a las aspiraciones de los cristianos más fieles y despiertos, y, sobre todo, a las llamadas insistentes de la Iglesia a renovarnos por dentro y lanzarnos sin temor a los nuevos frentes de la evangelización.

La gran herencia del Sínodo

El Sínodo pacense del 92 fue en su momento y lo ha seguido siendo, sin agotar su caudal durante todo un decenio, como un Guadiana fecundo, nutrido a diario por pequeños y grandes afluentes de la Iglesia y de España y por la vitalidad religiosa de mucha gente santa que habita entre nosotros; el cual, a su vez, por incontables acequias de regadío (parroquias, conventos, grupos apostólicos, catequistas a granel, meritorios agentes pastorales, intrépidos voluntarios y voluntarias) han empapado la buena tierra, desde Mirandilla a Montemolín, desde Alburquerque a Fregenal, desde Olivenza a Cabeza del Buey.

La Asamblea-2000, cuenco y cuenca a la que afluyen esas aguas, no parte, pues, de cero al enfilar la proa de nuestra Iglesia mar adentro del siglo XXI. Durante el decenio que dejamos atrás, las aguas del Sínodo, junto a las provenientes de Roma, de la Conferencia Episcopal y de nuestra propia inventiva, animadas todas ellas por el soplo del Espíritu, han empapado las tierras ribereñas. Sacerdotes entregados, de viejas y nuevas hornadas, animan los Grupos de Biblia y los talleres de oración, están recuperando la Acción Católica, cultivan con empeño grupos juveniles, mantienen su esfuerzo en las clases de religión, abren nuevos frentes pastorales en el mundo universitario, en la pastoral de enfermos, de ancianos, de emigrantes.minúsculo y testimonial muchas veces, pero presente y vivo. En el plan institucional mantienen su presencia esforzada en sus campos propios, Cáritas diocesana (con sus "filiales", Proyecto Vida, Centro Hermano y frentes de marginación), junto a los Comedores de pobres de la Familia Vicenciana y la Hospitalidad de Lourdes.

A partir de la Asamblea

¿A qué seguir? Estas citas incompletas y por ello injustas (perdón) son sólo un estímulo para cuantos se queman las cejas en los campos más representativos del Evangelio de Jesús. Y,a la par, un aguijón para que cada cual, desde nuestros sectores o niveles de responsabilidad, recibamos el librito con las Propuestas de la Asamblea-2002, en la convicción de que sus dos Bloques de conclusiones, el de Contemplación y el de Misión, abren caminos y señalan tareas ineludibles para mi, tu y su persona, todos miembros responsables de la Iglesia local de Mérida-Badajoz. ¿Nos hacemos un augurio de Año nuevo y de decenio ya en marcha? Pues allá va, fiándonos del Espíritu:

­Que la Asamblea 2002 sea, hasta el 2012, lo que el Sínodo 92 ha sido desde entonces hasta los dos lustros siguientes.

+ Antonio Montero Moreno
Arzobispo de Mérida-Badajoz

 


Centrales

La mayoría eran europeos y con edades comprendidas entre los 17 y 30 años

La comunidad de Taizé reúne a 80.000 jóvenes para celebrar el año nuevo rezando por la paz

La noche del 31 de diciembre, unos 80.000 jóvenes recibieron en París el año nuevo orando por la paz, como ya es tradición en los encuentros que organiza la Comunidad de Taizé.

Más de la mitad de estos jóvenes, en buena parte europeos, de entre 17 y 30 años, proceden de antiguos países comunistas -Polonia, República Checa, Hungría, Rusia y Ucrania-, según ha confirmado la ";comunidad ecuménica internacional" creada en 1940 por los monjes de esta comunidad ecuménica en la localidad francesa de Taizé (cerca de Cluny, Borgoña).

Los jóvenes católicos, ortodoxos y protestantes, reunidos ";en la misma esperanza", se han hospedado durante los cinco días que ha durado el encuentro en casas de familias de París que han ofrecido acogida.

El programa de actividades estaba cargado: en las mañanas, participaban en encuentros de oración y de intercambio de experiencias sobre los ";signos de esperanza" en 400 puntos de acogida diseminados por la capital francesa. En la tarde, se encontraron en el Parque de las Exposiciones de la Puerta de Versalles para participar en encuentros temáticos en 23 idiomas.

Otros encuentros de reflexión se organizaron en numerosas iglesias de París, así como en el Senado, en la Sorbona, y en el ayuntamiento.

";¿No vemos surgir, incluso en las situaciones más problemáticas del mundo, algunos signos de una innegable esperanza?", preguntaba el hermano Roger, fundador de la Comunidad, en su Carta 2003, texto utilizado en estas jornadas.

Profundizar en la fe y prepararse para asumir responsabilidades fueron los objetivos centrales de esta cita.

";Vosotros sois los depositarios de su único tesoro: el Amor de Jesús, el Mesías que quita el pecado del mundo - afirmó el cardenal Jean-Marie Lustiger-, la esperanza de todos los pueblos. Donde hay odio, mostrad la fuerza del amor. Compartid las riquezas que nuestro Padre del Cielo os ha confiado".

";Dios os ha confiado el secreto de la vida, el secreto del Amor, Jesús, su hijo y nuestro hermano. Avanzad valientemente hacia el futuro: Jesús está siempre con vosotros hasta el fin del mundo", invitó el arzobispo de París.

Los jóvenes acogieron las palabras del prelado en medio de un absoluto silencio, mientras se traducían en distintos idiomas: italiano, ruso, portugués, búlgaro, alemán o letón, entre otros.

En otro momento, el hermano Roger expuso a los jóvenes reunidos en París: ";A menudo preguntamos: "Dios de misericordia, ¿cuál es la llamada que me haces en la vida?". Dios espera de cada uno de nosotros que seamos durante toda la vida portadores de alegría y de paz, de una profunda compasión por los demás".

Ante una llamada así, pueden surgir dudas sobre la propia perseverancia. ";Entonces no olvidamos: también en los momentos de oscuridad, Dios nos repite siempre: "Que vuestro corazón no tenga temor. ¡A través del Espíritu Santo, Yo estoy con vosotros!"", recordó el hermano Roger.

Todas las jornadas están caracterizadas por la oración y los cantos típicos de la comunidad de Taizé.

El Papa Juan Pablo II; el patriarca ortodoxo de Moscú, Alejo II; Bartolomé I, patriarca ecuménico ortodoxo de Constantinopla y autoridades civiles como Kofi Annan, secretario general de las Naciones Unidas, son algunos de los personajes que han enviado mensajes a los jóvenes participantes con motivo de este encuentro.

Desde 1978 --la primera cita fue en París--, el encuentro europeo que tiene lugar a finales de cada año puede reunir hasta cien mil jóvenes durante cinco días en una gran ciudad de Europa del Este o del Oeste (Budapest 2001, Barcelona 2000, Varsovia 1999, Milán 1998, Viena 1997...) en la que son acogidos por las parroquias.

En ocasiones hay encuentros en otros continentes, como los organizados en Madrás (India), Manila (Filipinas), Dayton (EE. UU.) o Johannesburgo (Sudáfrica).

Más información en http://www.taize.fr.

 

Universitarios de Badajoz

Del 2 al 5, un grupo de 20 jóvenes de la parroquia pacense de San Juan de Ribera, junto al sacerdote don Fermín González, realizaron una convivencia, la tercera de estas características, en las proximidades de Jaraíz de la Vera . Estos jóvenes son, en su mayoría, universitarios que vienen desarrollando labores pastorales en los distintos grupos parroquiales y que quieren compartir su experiencia de Dios en esos días de vacaciones.

El lema fue "Vosotros sois la sal y la luz del mundo", bajo el cual se han trabajado distintos aspectos de la realidad del joven que quiere seguir a Jesús y que ha de ser testigo de Cristo en la universidad.

Los temas tratados han sido: "El rostro del discípulo de Jesús a la luz de las bienaventuranzas", "Construimos ladrillo a ladrillo la civilización del Reino" y "Vocación: seguir a Cristo en el camino de la Luz". Ellos han iluminado la reflexión sobre el modelo de joven cristiano, su compromiso en medio del mundo, especialmente entre los que más lo necesitan, y la llamada que Cristo nos hace a ser testigos de su luz de una manera radical y total. La reflexión de estos temas ha sido acompañada de la oración, que ha ocupado una parte importante del encuentro.

El contacto con la naturaleza ha sido otro elemento fundamental de la convivencia, que concluyó con la eucaristía en el Monasterio de Yuste. Los jóvenes redactaron sus conclusiones, que pasarán al Consejo Pastoral Parroquial. Con ellas se marcarán las líneas de trabajo en la pastoral juvenil parroquial y darán pistas para los objetivos y acciones de la pastoral de juventud de la programación pastoral del próximo curso.

 

En la jornada se homenajeó a los que celebran este año sus bodas de oro y de plata

Los sacerdotes diocesanos celebraron el XXII Encuentro con el Arzobispo en Villafranca

El pasado martes se desarrollaba en el colegio jesuita "San José", de Villafranca de los Barros, la tradicional convivencia del Arzobispo, don Antonio Montero, con los sacerdotes de la diócesis.

Se trata del XXII encuentro de estas características, organizado por la Delegación Diocesana para el Clero, en la que el Arzobispo tiene la oportunidad de intercambiar impresiones con sus sacerdotes e informar sobre los retos que se le presentan a la Iglesia diocesana en el año recién inaugurado. Además, también es un momento significativo para el encuentro de los sacerdotes unos con otros.

Durante esta convivencia se ofrece también un homenaje a los sacerdotes que celebran sus bodas de oro y plata sacerdotales, que este año son ocho, cuatro de oro y cuatro de plata.

En la edición de este año han acudido en torno a 170 sacerdotes diocesanos, acompañados por el superior de la comunidad de jesuitas.

Documento sobre terrorismo

El programa de la jornada se abría a las 10,30, con la acogida, tras la cual tenía lugar una conferencia a cargo de don José Rico Pavés, profesor de la Facultad de Teología de San Dámaso de Madrid y del Centro Superior de Estudios Teológicos de Toledo. Rico Pavés es además Secretario Técnico de la Comisión Episcopal de la Doctrina de la Fe, encargada de la elaboración de la instrucción pastoral "Valoración moral del terrorismo en España, de sus causas y de sus consecuencias", aprobado en la última Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española, de la que disertó en su conferencia. En ella, Rico Pavés, analizó primero las reacciones a dicho documento episcopal y sus causas, haciendo hincapié en "las lecturas partidistas y sesgadas de las que ha sido objeto el documento y que desvirtúan el sentido del mismo" para pasar después a analizar el documento propiamente dicho.

Posteriormente, don Antonio Montero presidió la Eucaristía. En su homilía recordaba a los presentes la necesidad de vivir la comunión sacerdotal como testimonio para el pueblo de Dios, así como la necesidad de ser modelos de seguimiento de Jesucristo para la comunidad. También animó a los sacerdotes a no caer en el desaliento y los invitó, en la parte final de su intervención, a leer el documento "El presbítero, pastor y guia de la comunidad", de la Congregación para el Clero, y las conclusiones de la Asamblea Diocesana.

A la eucaristía siguió una comida de hermandad, con la que se cerraba este encuentro.

Bodas de oro

Los sacerdotes que en este encuentro han sido homenajeados al cumplir sus bodas de oro han sido:

Don Andrés Alonso Trejo. Natural de Montánchez (Cáceres). Realizó sus estudios en el Seminario Diocesano y, tras su ordenación sacerdotal, es enviado a La Morera, pasa luego a Nogales y de ahí a Villanueva del Fresno. En 1990 es nombrado párroco de Olivenza y sus aldeas, cargo que ocupa hasta su jubilación. Desde entonces, ejerce su ministerio en Madrid

Don Ramón Bernard León. Natural de Martos (Jaén). Realizó sus estudios en el Seminario Diocesano. Ordenado sacerdote en 1953, es destinado a Jerez de los Caballeros. En 1971 es enviado a Castuera, de donde es, en la actualidad, párroco emérito.

Don Francisco Flores Escribano. Realizó sus estudios en el Seminario Diocesano. Desde 1958, ejerce su ministerio en Campo de Criptana (Ciudad Real).

Don Antonio Guisado Tapia. Natural de Villanueva de la Serena. Realizó sus estudios en el Seminario Diocesano. Ha permanecido toda su vida ministerial en Villanueva de la Serena, donde actualmente es copárroco de la de San Francisco de Asís.

Bodas de plata

Por otra parte, los que en este año cumplen bodas de plata son:

Don Francisco Gallego Bélmez. Natural de Llera, realizó sus estudios en el Seminario Diocesano. En 1978, recién ordenado, es enviado a Barcarrota como vicario parroquial. Diez años después es nombrado párroco de Almendral y, posteriormente, párroco de Torre de Miguel Sesmero. En el 2001 es trasladado a Barcarrota.

Don Miguel González Romo. Natural de Oliva de Mérida. Realizó sus estudios en el Seminario Diocesano. Estuvo en Zafra y Los Santos de Maimona. Pasa después por Monterrubio de la Serena, Peraleda del Zaucejo y Puerto Hurraco. En 1997 es nombrado párroco en San Pedro de Mérida y Trujillanos y, un año después, de Mirandilla.

Don Antonio Sáenz Blanco. Es natural de Don Benito y realizó sus estudios en el Seminario Diocesano. Su primer destino fue Carmonita, de donde pasó a Medina de las Torres que, más tarde, compartiría con Atalaya. En la actualidad realiza su labor pastoral como misionero en la diócesis peruana de Cajamarca.

Don Juan Manuel Parra López. Está incardinado en la diócesis de Málaga.

 


Información diocesana

Se llevó a cabo entre el 27 y el 30 de diciembre en la COPE de Mérida

La Campaña del Mochuelo recaudó 107.000 euros para fines sociales

La XX Campaña del Mochuelo, que se ha celebrado entre el 27 y el 30 en los estudios de la Cadena COPE en Mérida, ha alcanzado la cantidad de 106,909 Euros (17.788.161 pesetas), marcando un nuevo récord de recaudación y superando a la del pasado año en 2.720 Euros (452.661 pesetas), según el alma mater de esta campaña, el sacerdote don Guillermo Soto.

Aunque un 80% de los colaboradores son 'abonados' tradicionales, siempre hay nuevas incorporaciones espontáneas, como la del torero extremeño Antonio Ferrera que, sin conocer previamente la Campaña, se vio implicado en ella y donó 300 euros .

Los donativos más elevados correspondieron al Ayuntamiento de Mérida, con 3.600 euros, y tres entidades, que colaboraron con 3.000 euros: la Fundación de la Caja 'El Monte', la empresa Carija y don Manuel Rui-Nabeiro.

Una vez más se ha recibido la donación de un cuadro-grabado del pintor extremeño Eduardo Naranjo, que este año tuvo ocasión de visitar los Estudios de la COPE el segundo día de la Campaña y conceder una breve entrevista. La obra subastada se ha adjudicado en 1.960 euros.

También fueron objeto de donaciones y subasta una escultura alegórica de bronce y dorado, creación del escultor extremeño Francisco Sierra, que se adjudicó en 1.054 euros, y una camiseta del Real Madrid, firmada por todos los jugadores, que se remató en 205 euros.

Fines

Los fondos de esta Campaña se destinan a subvencionar a las más diversas instituciones asistenciales de Mérida y a algunas de ámbito regional e incluso internacional. La institución que recibe más subvención es el Centro de Acogida Padre Cristóbal de Santa Catalina, de Mérida.

La Campaña del Mochuelo cuenta con un equipo de 24 personas que trabajan coordinadas. Los miembros del Equipo que tienen un contacto directo con los donantes destacan la amable acogida que , en general, encuentran en las llamadas que hacen, junto con una actitud de generosidad que da lugar a tan sorprendentes resultados.

Los responsables de la Campaña quieren dejar constancia de su agradecimiento, por su singular servicio, a la Cadena COPE; centro regional de TVE en Extremadura, diario 'Hoy' y Periódico Extremadura. Y también a Pablo Díaz 'El Peluquero por la cesión gratuita, del despacho desde el que se ha llevado a cabo la Campaña.

 

Los Reyes Magos llegaron al Centro Penitenciario enviados por las parroquias

Los internos del Centro Penitenciario de Badajoz, alrededor de 650, tendrán, como en años anteriores, la visita de sus majestades de Oriente: Melchor, Gaspar y Baltasar.

Las parroquias de Badajoz aportarán unos 2.100 euros, a los que se sumarán otros 1.500 de Caja Badajoz para que los que pasan estos días privados de libertad reciban alguna alegría. El regalo, el mismo para todos, será una bufanda, tabaco y caramelos. Tras la celebración de la eucaristía del día de Reyes, los voluntarios de la pastoral penitenciaria se pasarán por los distintos módulos para entregar los 'reyes'.

 

Comienza la fase preparatoria del Congreso Nacional de Misiones

Ya se están formando los grupos participantes

El Episcopado español, en su Plan Pastoral para el trienio 2003-2005, ha programado el Congreso Nacional de Misiones, que se celebrará en Burgos desde el 18 al 21 de septiembre de 2003. La Delegación Diocesana de Misiones de Mérida-Badajoz ha iniciado ya la fase preparatoria del mismo.

La responsabilidad de la organización del Congreso ha sido encomendada a la Comisión Episcopal de Misiones y Cooperación entre las Iglesias y, aunque su celebración va a ser en el mes de septiembre del año en curso, es muy importante el trabajo de preparación. Para ello, se ha elaborado y editado un documento base, con una serie de temas, que servirán de formación y preparación para los grupos que ya están participando, a fin de que reflexionen sobre los contenidos fundamentales, que afectan a la responsabilidad misionera. Temas como 'Desde la fe a la misión', 'Dimensión contemplativa de la misión', 'Testigos del Dios vivo', 'La Iglesia, camino de la misión', 'Diálogo interreligioso', 'Responsables de la misión' e 'Iglesias misioneras' serán el soporte del trabajo preparatorio del Congreso.

El lema del Congreso es como un clarinazo: 'Es la hora de la misión'. Hay diócesis que lo han adoptado como trabajo básico, como tema de reflexión y estudio en retiros, reuniones arciprestales, catequesis a todos los niveles e, incluso, lo han incorporado a la programación general de la diócesis para el presente curso pastoral. "En la nuestra ­nos explica don Pedro Losada, delegado diocesano de Misiones­ presentamos el Congreso aprovechando las Jornadas Interdiocesanas de Misiones celebradas el pasado septiembre y ya han surgido algunos grupos de trabajo; pero, sinceramente, creo que aún no le hemos tomado el pulso ni hemos reflexionado lo suficiente sobre la trascendencia que el Congreso puede tener para la vida de la Iglesia en España".

Según don Pedro Losada, habría que aprovechar el Congreso Nacional de Misiones para "animar, formar y sensibilizar a nuestras comunidades cristianas en torno a la dimensión misionera de nuestra Iglesia y de nuestra fe, de forma que se intensifique y fortalezca la animación, la formación y la cooperación misionera de los fieles cristianos".

El marco teológico pastoral del Congreso se ofrece también para ir descubriendo desde el principio las cuestiones objeto de reflexión más importantes del Congreso.

"Todavía estamos a tiempo de engancharnos ­nos dice don Pedro Losada­, pues aún estamos en la fase diocesana de difusión y formación de grupos".

Los interesados pueden adquirir los materiales de formación e información en la Delegación Diocesana de Misiones.

La fase nacional juvenil de la Canción Misionera, en Badajoz

La Delegación Diocesana de Misiones y Cristianos sin Fronteras han anunciado que la fase nacional del Festival de la Canción Misionera, en su modalidad juvenil, se celebrará este año en Badajoz el día 5 de abril, por lo que los grupos que deseen inscribirse pasarán directamente a esta fase. Tendrán así una oportunidad única de compartir música, amistad y espíritu misionero con chicos y chicas procedentes de toda España.

Por otro lado, se ha convocado también a todos los grupos cristianos de niños a participar en una nueva edición del Encuentro-Festival de la Canción Misionera, en su fase diocesana, que tendrá lugar en Badajoz el día 5 de abril.

La fase nacional de niños, de la que se festejan este año las Bodas de Plata, será en Burgos los días 10 y 11 de mayo.

El lema para ambos apartados es el mismo del Congreso Nacional de Misiones: 'Es la hora de la misión'.

Todos los interesados podrán ampliar esta información en la Delegación Diocesana de Misiones (924) 222847.

 

Era emérito de Santa María de Mérida

Fallece el canónigo y antiguo arcipreste de Mérida don Pedro Rodríguez de Tena Guillén

En la madrugada del pasado miércoles fallecía, en el Hospital de Mérida, el sacerdote diocesano don Pedro Antonio Rodríguez de Tena Guillén, a causa de un infarto, aunque ya llevaba más de un mes hospitalizado.

Natural de Campillo de Llerena, cursó sus estudios en el Seminario Diocesano. Llevaba casi cuarenta años en la parroquia de Santa María la Mayor de Mérida, de la que era párroco emérito, además de canónigo, cargo para el que fue nombrado el 8 de septiembre de 1996.

Don Pedro Rodríguez de Tena Guillén había cesado a petición propia, y por razones de salud, hace siete años como párroco de Santa María. En las mismas fechas fue nombrado por el Arzobispo de Mérida-Badajoz canónigo del Cabildo Metropolitano de la Diócesis con asignación a la sección capitular de la Concatedral de Mérida, en la que ha permanecido hasta su muerte. Con anterioridad, entre los años 1951 y 1964, había ejercido su servicio ministerial en las localidades de La Roca de la Sierra y Usagre.

Ha sido arcipreste de Mérida desde 1972 hasta 1981 y miembro del Colegio de Consultores desde 1987 hasta 1992.

Don Pedro, como le llamaban en Mérida, era muy querido en la ciudad por su sencillez, entrega y bondad, de manera especial en la parroquia a la que sirvió tantos años, pues no en vano había conocido y tratado a todo el mundo.

El funeral, celebrado el jueves por la mañana en la Concatedral de Santa María, estuvo presidido por el arzobispo don Antonio Montero y a él asistieron numerosos sacerdotes y laicos.

 


Al paso de Dios

Rezar a diario

Al ojear los expositores de una librería religiosa, compruebo que proliferan ciertos libros con los que se pretende ayudar a los cristianos de a pié a rezar a diario. Se trata en la mayoría de los casos de adaptaciones de los salmos o de escritos de maestros de espiritualidad, presentados en itinerarios anuales, mensuales o semanales. Pero lo verdaderamente reseñable es que actualizan una tesis permanente: hay que rezar todos los días y hay que hacerlo en unos momentos determinados y con unos modos concretos.

Es verdad que lo más contrario a la oración es el formalismo, porque los verdaderos adoradores lo han de ser en espíritu y en verdad; pero no es menos cierto que la oración del corazón no es incompatible con las fórmulas y los tiempos. No nos engañemos, vivimos tan aprisa y nos distraen tantas cosas, que se nos sube "el santo" al cielo pero nunca nos acordamos de Él, que es tres veces Santo.

Hemos de mantener un ritmo temporal para la oración con las formas más adecuadas a nuestras circunstancias personales. La única condición es que éstas han de equilibrar nuestra vida cristiana y jerarquizar nuestras devociones: al Padre, por Jesucristo, desde la Virgen y los santos, y siempre en el Espíritu Santo. Al comenzar el día, lo ofrecemos, poniendo nuestro yo en situación de que viva Cristo en nosotros; a lo largo de la jornada nuestro trabajo bien hecho santifica y los tiempos que dedicamos a la oración y a la celebración ratifican nuestro vivir en el Señor; nuestros recuerdos a María (ángelus, rosario) nos ponen en camino hacia Jesús; y al final del día damos gracias por todo lo recibido o nos arrepentimos por no haber sabido acogerlo dándonos.

Amadeo Rodríguez Magro
(amadeo.vgeneral@planalfa.es)


Liturgia del domingo

Celebramos el Bautismo del Señor

Palabra de Dios

 

Libro del profeta Isaías 42, 1-4. 6-7

Así dice el Señor: "Mirad a mi siervo, a quien sostengo; mi elegido, a quien prefiero. Sobre él he puesto mi espíritu, para que traiga el derecho a las naciones. No gritará, no clamará, no voceará por las calles. La caña cascada no la quebrará, el pábilo vacilante no lo apagará. Promoverá fielmente el derecho, no vacilará ni se quebrará, hasta implantar el derecho en la tierra, y sus leyes que esperan las islas. Yo, el Señor, te he llamado con justicia, te he cogido de la mano, te he formado, y te he hecho alianza de un pueblo, luz de las naciones. Para que abras los ojos de los ciegos, saques a los cautivos de la prisión, y de las mazmorras a los que habitan las tinieblas".

 

Salmo 28, 1a y 2. 3ac-4. 3b y 9b-10

R. El Señor bendice a su pueblo con la paz.

Hijos de Dios, aclamad al Señor,/ aclamad la gloria del nombre del Señor,/ postraos ante el Señor en el atrio sagrado.

La voz del Señor sobre las aguas,/ El Señor sobre las aguas torrenciales./ La voz del Señor es potente,/ la voz del Señor es magnífica.

El Dios de la gloria ha tronado,/ En su templo un grito unánime: "¡Gloria!"./ El Señor se sienta por encima del aguacero,/ el Señor se sienta como rey eterno.

 

Primera carta del apóstol san Juan 5, 1-9

Queridos hermanos: Todo el que cree que Jesús es el Cristo ha nacido de Dios; y todo el que ama a aquel que que da el ser ama también al que ha nacido de él. En esto conocemos que amamos a Dios y cumplimos sus mandamientos. Pues en esto consiste el amor a Dios: en que guardamos sus mandamientos. Y sus mandamientos no son pesados, pues todo lo que ha nacido de Dios vence al mundo. Y lo que ha conseguido la victoria sobre el mundo es nuestra fe. ¿Quién es el que vence al mundo, sino el que cree que Jesús es el Hijo de Dios? Éste es el que vino con agua y con sangre: Jesucristo. No sólo con agua, sino con agua y con sangre; y el Espíritu es quien da testimonio, porque el Espíritu es la verdad. Porque tres son los testigos: el Espíritu, el agua y la sangre, y los tres están de acuerdo. Si aceptamos el testimonio humano, más fuerza tiene el testimonio de Dios. Éste es el testimonio de Dios, un testimonio acerca de su Hijo.

 

Evangelio según san Marcos 1, 7-11

En aquel tiempo proclamaba Juan: "Detrás de mí viene el que puede más que yo, y yo no merezco ni agacharme para desatarle las sandalias. Yo os he bautizado con agua, pero él os bautizará con Espíritu Santo".

Por entonces llegó Jesús desde Nazaret de Galilea a que Juan lo bautizara en el Jordán. Apenas salió del agua, vio rasgarse el cielo y el Espíritu bajar hacia él como una paloma. se oyó una voz del cielo:"Tú eres mi Hijo amado, mi preferido".

 

Lecturas bíblicas para los días de la semana

Lecturas bíblicas para los días de la semana

13, lunes: Hb 1, 1-6; Mc 1, 14-20.
14, martes: Hb 2, 5-12; Mc 1, 21b-28.
15, miércoles: Hb 2, 14-18; Mc 1, 29-39.
16, jueves: Hb 3, 7-14; Mc 1, 40-45.
17, viernes: Hb 4, 1-5. 11; Mc 2, 1-12.
18, sábado: Hb 4, 12-16; Mc 2, 13-17.
19, domingo:
1S 3, 3b-10. 19; 1Co 6, 13c-15a. 17-20; Jn 1, 35-42.

 

Comentario litúrgico

Mi predilecto

Se termina el ciclo litúrgico de Navidad y Epifanía. La Iglesia no quiere que nos quedemos solamente con las evocadoras y tiernas imágenes del belén o con las hondas reflexiones sobre la dimensiones teologal y salvadora de la Encarnación, por eso, hoy, nos da oportunidad de celebrar la fiesta del Bautismo de Cristo.

Es una vieja fiesta muy celebrada en Oriente pero que en la liturgia romana ha entrado en los últimos tiempos. La reforma litúrgica del Vaticano II la ha situado perfectamente en el domingo siguiente a la solemnidad de la Epifanía.

El misterio que celebra la fiesta de hoy entra con perfecto derecho en el ciclo de Epifanía y la da una clausura solemne: el Salvador que hemos ido contemplando en su nacimiento en Belén, en su vida oculta en Nazaret, hoy el Padre nos lo presenta solemnemente en la escena que nos describe el evangelio.

Toda la afectividad que han podido suscitar en nosotros los distintos misterios de la Navidad han tenido como protagonista entrañable el Niño que se nos ha dado, hoy , en la liturgia que celebramos, hemos de reconducir toda nuestra devoción y todo nuestro deseo de entrega en aquel que fue presentado en las orillas del Jordán, con estas palabras: "Tú eres mi Hijo amado, mi predilecto".

Con todo lo dicho, se ve claramente que la Iglesia nos invita a hacer un proceso espiritual en el que, sin perder un ápice la experiencia religiosa acumulada durante los días en que hemos celebrado nuestra fe alrededor del Niño recién nacido, nos adentremos, en las semanas que siguen, en la escuela del seguimiento del Hijo que el Padre nos acaba de presentar ya adulto.

Antonio Luis Martínez

 

Santoral

17 de enero: San Antonio Abad (251- 356)

Nada menos que san Atanasio, el campeón del Concilio de Nicea, es el biógrafo de "Antonio el Grande". Terminadas las persecuciones, el ideal de la heroicidad cristiana se reorienta, y la identificación con Cristo, pobre, casto y obediente, es el estilo de los numerosos ermitaños del desierto de Tebas, en Egipto, que siguen a san Antonio. Éste ha dejado sus riquezas a los pobres y ha hecho del amor a Dios el valor absoluto de su existencia, sin las interferencias del dinero, los afectos o la capacidad de asentar el propio futuro. Dicen que cuando estas legítimas opciones se aparcan, es más fácil vivir como Cristo, o sea, radicalmente pobre, casto y obediente.

Antonio, al principio, no sabía que estaba inaugurando el fenómeno monástico, de inmensa fecundidad histórica.

Vivió más de cien años y, posteriormente, sus monjes compaginaron la oración y el trabajo, otorgándoseles el uso común de las dehesas para la cria de cerdos, razón por la cual se representa al gran Abad acompañado de un guarrino.

La piedad medieval lo hizo patrón de los animales. Es un noble oficio la protección de la fauna, porque entre mascotas abandonadas y deterioro medioambiental profundo, o san Antón echa una mano o no vamos a quedar más que los "reyes de la creación", mejor llamados déspotas contra la naturaleza.

Manuel Amezcua

Los santos de la semana

13, lunes: Hilario de Poitiers, Remigio, Agricio, Gumersindo.
14, martes: Dacio, Eufrasio, Félix de Nola, Fermín, Fulgencio.
15, miércoles: Ableberto, Mauro y Plácido, Secundina, Probo.
16, jueves: Fulgencio de Écija, Bernardo, Leobato, Marcelo I.
17, viernes: Antonio, abad; Espeusipo, Elasipo y Melasipo.
18, sábado: Cosconio, Zenón y Klucio, Deícola, Volusiano.
19, domingo: Arsenio, Basiano, Germánico, Marcelo Spínola.

 


Contraportada

La Santa Sede reconoce el milagro atribuido a su intercesión

Sor Ángela de la Cruz, una monja para
los pobres que pronto será canonizada

El arzobispo de Sevilla, monseñor Carlos Amigo Vallejo, estuvo presente en el acto en el que se hizo público el decreto de canonización de la religiosa sevillana, celebrado en la Sala Clementina del Vaticano, junto a la madre general de la Compañía, Reyes de María, y un grupo de religiosas. A la salida mostró su satisfacción por la marcha del proceso de canonización y definió a Sor Ángela como una ";figura muy relevante de la espiritualidad cristiana y del servicio a los más pobres".

En el mismo acto se han dado a conocer los decretos correspondientes a una veintena de causas entre las que destacan las de Madre Teresa de Calcuta, Daniel Comboni o Santiago Alberione.

Familia humilde sevillana

Ángela González Guerrero nació en Sevilla el 30 de enero de 1846, en el seno de una familia sencilla y trabajadora. Vivió la pobreza desde niña. Muy pronto tuvo que abandonar la escuela elemental para ayudar a su familia. Angelita, como la llamaban en sus primeros años, trabajó en una profesión artesana de servicio, hasta ganarse el título de la zapaterita. A los 19 años pide su admisión al Carmelo, pero no puede ingresar por falta de salud. En otro intento de entregarse plenamente a Dios, entró como postulante en la Hijas de la Caridad, pero también debe salir por enfermedad.

La enfermedad y la pobreza, son las pistas que el Señor le ponía al paso para descubrir lo que le tenía reservado. Al volver con su familia encuentra el sentido de su vocación: los pobres y enfermos. En julio de 1875, a los 29 años de edad, deja su trabajo para dedicarse a su fundación: el Instituto de las Hermanas de la Compañía de la Cruz. Ella, con dos compañeras más, inician una obra que pretende ";alcanzar la santificación de sus miembros con las práctica de las virtudes, especialmente por la mortificación y el servicio a Dios en los pobres". Un año más tarde, reciben la aprobación del Instituto; años después, en 1904, el Papa que llegará a ser san Pío X las aprueba como Instituto de Derecho Pontificio.

Llamaron la atención

Empiezan a llamar la atención en Sevilla, en Madrid, en todas partes donde se abren camino: Son humildes, visten muy pobremente, se preocupan del desecho de la humanidad. Todos caben en sus casas. La austeridad será nota distintiva de sus casas y de sus personas. A los pobres no les faltará nada, a ellas, sí. Roma aprueba su Obra, es lo que ella esperaba, es su mayor gozo.

Murió el 2 de marzo de 1932. Juan Pablo II la beatificó en Sevilla, el 5 de noviembre de 1982, en el curso de su primera visita a España. La Compañía de la Cruz fue fundada en Sevilla, con un fin específico: la "imitación de Cristo en pobreza, trabajo..."

4 comunidades en la diócesis

La congregación fundada por Sor Ángela de la Cruz cuenta con 53 comunidades, de ellas, cuatro están en la diócesis de Mérida-Badajoz, concretamente en Jerez de los Caballeros, Oliva de la Frontera, Villafranca de los Barros y Zafra.

Con 105 años de existencia, las Hermanas de la Compañía de la Cruz continúan hoy, con la frescura del primer día, siendo fieles a la voluntad de Dios de seguir el camino de la Cruz. El Instituto cuenta con 716 Hermanas: 469 en Andalucía, 213 en el resto de la Península, y 34 entre Canarias, Roma y Argentina. Distribuidas en 54 casas, 37 de las cuales están en Andalucía. Llevan la caridad cristiana a todos los que sufren con entrega personal y generosa. Además de ayudar a los pobres, orientándolos en sus problemas y acercándolos al consuelo de las virtudes cristianas, las hermanas atienden a los enfermos abandonados en sus propias casas, acompañándolos, curándolos y visitándolos y enseñan y protegen a los niños desamparados, creándoles un ambiente de alegría y esperanza para su crecimiento.

Contraste

En medio de estas labores, las hermanas dan testimonio de desprendimiento, pobreza y humildad, que contrasta con el lujo, egoísmo y despilfarro del ambiente general, por eso su más visible distintivo es la transparente alegría de sus rostros.

Cuando en 1925 se cumplieron cincuenta años del Instituto, sor Ángela escribió, en su Carta de año, a las Hermanas cuál era su anhelo para este tiempo nuestro: ";Y después de los cien años, la (persona) que vea una Hermana de la Cruz pueda decir: Se ve a las primeras, el mismo hábito exterior y el mismo interior; el mismo espíritu de abnegación, el mismo de sacrificio... Son las mismas, la providencia para los pobres; dan de comer al hambriento, visten al desnudo, buscan casa a los peregrinos, visitan a los enfermos, los limpian, los asean, los velan sacrificando su reposo. Son todas para los pobres, mirándolos no sólo como hermanos, sino como señores, y los acompañan y están con ellos a su lado". ODISUR


Noticias de América Latina:

http://www.aciprensa.com



Return to Camino