Iglesia en camino

 

Semanario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail: iglenca@jet.es

Edición electrónica: http://198.62.75.1/www1/camino/camino.html

Número 512. 11 de enero de 2004

Director: José María Gil

Redactor Jefe: Juan José Montes

 


Portada

XXIV Convivencia del Presbiterio de Mérida-Badajoz

El Nuncio de las Comunidades Europeas habló a nuestros sacerdotes sobre el cristianismo en el continente

El pasado miércoles se celebraba en el colegio San José de Villafranca de los Barros, la XXIV Convivencia del Presbiterio de Mérida-Badajoz entre sí y con su Arzobispo. En ella tomaban parte más de doscientos sacerdotes de la diócesis, además de los tres obispos extremeños.

En este encuentro se ofrece un homenaje a los sacerdotes que celebran sus bodas de plata y de oro.

La Convivencia ha contado este año con una conferencia a cargo del Nuncio Apostólico ante las Comunidades Europeas, el obispo español Faustino Sainz Muñoz. La conferencia tenía por título "Ausencia y presencia de lo religioso en la Unión Europea-novedades del proyecto de Tratado Constitucional". En una entrevista concedida por Monseñor Faustino Sainz a Iglesia en camino, destaca algunos aspectos de los trabajos que se están llevando a cabo para la elaboración de la futura Constitución europea y de los debates suscitados en este sentido.


Editorial

Acuerdos eficaces y duraderos

Con el comienzo de este año se cumplen las bodas de plata de los acuerdos suscritos entre la Santa Sede y el Estado Español en 1979, los cuales constituyen las obligadas reglas de juego en las relaciones entre la Iglesia y la Administración Pública en la vida de la sociedad española del último cuarto de siglo.

La perdurabilidad de estos acuerdos internacionales -asuntos jurídicos, económicos, de enseñanza y asuntos culturales, y la asistencia religiosa a las Fuerzas Armadas y servicio militar de los clérigos- además de mostrarlos eficaces en estas materias a la hora de hacer un balance riguroso de la "cuestión religiosa" en la España democrática, plasman en su articulado el espíritu, por una parte, de la novedosa doctrina del Concilio Vaticano II sobre la libertad religiosa, que supone para la Iglesia la renuncia a todo privilegio trasnochado, y, por otro lado -el del Estado-, la asunción de la aconfesionalidad que consagra nuestra Constitución, por la que, sin tomar partido por ninguna opción concreta, se reconoce el hecho religioso como un derecho fundamental que forma parte de la vida personal y social de los ciudadanos, por lo que su ejercicio personal y colectivo ha de ser no sólo respetado, sino facilitado en armonía con los otros derechos fundamentales.

Pasados cinco lustros de colaboración a la sombra de los Acuerdos de 1979 entre la Iglesia y las diferentes Administraciones públicas de distinto signo político, así como la demostrada adaptación de éstos en los variados ámbitos competenciales de las autonomías, no es el momento ahora de poner en cuestión -como se hace desgraciadamente con tantas cosas fundamentales de nuestra convivencia democrática- el espíritu de colaboración que posibilitan los mencionados acuerdos.

Apostar, como lo hacemos, por la vigencia del actual marco concordado no significa en modo alguno la renuncia a la conveniente actualización de sus contenidos a la nueva realidad española y eclesial, pero sí el rechazo de posturas obsoletas, como son las un laicismo militante que niega carta de ciudadanía social al hecho religioso y la de la confesionalidad excluyente que se arroga el monopolio en dicho ámbito.

El camino que hemos de seguir es el de la profundización y perfeccionamiento de los actuales acuerdos. Dejemos los experimentos para hacerlos con gaseosa... Con esto no se juega.


Escritos para la oración

Del hermano Roger de Taizé, a los jóvenes del mundo

A finales de diciembre, miles de jóvenes celebraban un encuentro de cinco días, el vigésimo sexto encuentro de jóvenes en Hamburgo, auspiciado por la comunidad de Taizé. Esta carta, escrita por el hermano Roger, ha sido la base de la meditación de los jóvenes congregados y será retomada y meditada durante todo el 2004 en los encuentros de jóvenes que tendrán lugar tanto en Taizé, semana tras semana, como en otros lugares a través del mundo.

Tantos jóvenes, a través de la tierra, llevan en ellos una sed de paz, de comunión, de alegría. Están atentos también a la pena insondable de los inocentes. No ignoran, en particular, el crecimiento de la pobreza en el mundo.

No sólo los responsables de los pueblos construyen el futuro. El más humilde entre los humildes puede contribuir a construir un porvenir de paz y de confianza.

Por desprovistos que estemos, Dios nos ofrece poner reconciliación allí donde hay oposiciones, y la esperanza donde hay inquietud. Nos llama a hacer accesible, por nuestra vida, su compasión por el ser humano.

Si los jóvenes se convierten, por su propia vida, en focos de paz, habrá una luz allí donde se encuentren.

Un día, pregunté a un joven eso que, a sus ojos, era lo más esencial para sostener su vida. Me respondió: "La alegría y la bondad del corazón".

La inquietud, el miedo a sufrir, pueden quitar la alegría.

Cuando asciende en nosotros una alegría que brota del Evangelio, ésta nos aporta un soplo de vida.

Esta alegría, no la creamos nosotros, es un don de Dios. Es reanimada sin cesar por la mirada de confianza que Dios dirige sobre nuestras vidas.

Lejos de ser ingenua, la bondad del corazón supone una vigilancia. Ella puede conducir a correr riesgos. No deja lugar al desprecio del otro.

Ella nos hace estar atentos a los más desprovistos, a los que sufren, a la pena de los niños. Sabe expresar por el semblante, por el tono con que habla, que todo ser humano tiene necesidad de ser amado.

Sí, Dios nos concede caminar con un destello de bondad en el fondo del alma, que no pide sino convertirse en llama.

¿Pero cómo ir a las fuentes de la bondad, de la alegría, e incluso a las de la confianza?

Al abandonarnos en Dios, encontramos el camino.

Por lejos que nos remontemos en la historia, multitud de creyentes han sabido que, en la oración, Dios aportaba una luz, una vida desde dentro. Ya antes de Cristo, un creyente oraba: "Mi alma te ha deseado durante la noche, Señor; en lo más profundo de mí, mi espíritu te busca."

El deseo de una comunión con Dios es depositado en el corazón humano desde toda la eternidad. El misterio de esta comunión alcanza lo más íntimo, las profundidades del ser.

Así podemos decir a Cristo: "¿A quién iremos si no a ti? Tú tienes palabras que devuelven la vida a nuestra alma."

Permanecer delante de Dios en una espera contemplativa no sobrepasa nuestra medida humana.

En una oración así, un velo se levanta sobre lo inexpresable de la fe, y lo indecible lleva a la adoración.

Dios está presente también cuando el fervor se disipa y cuando se desvanecen las resonancias sensibles. Nunca somos privados de su compasión. No es Dios quien se mantiene alejado de nosotros, somos nosotros los que a veces estamos ausentes.

Una mirada contemplativa percibe signos de evangelio en los acontecimientos más simples.

Discierne la presencia de Cristo incluso en el más abandonado de los humanos.

Descubre en el universo la radiante belleza de la creación.

Muchos se hacen la pregunta: ¿qué es lo que Dios espera de mí? Y he aquí que, leyendo el Evangelio, llegamos a comprenderlo: Dios nos pide ser en toda situación como un reflejo de su presencia; nos invita a hacer bella la vida para aquellos que nos confía.

Quien busca responder a una llamada de Dios para toda la existencia, puede decir esta oración:

Espíritu Santo, si nadie ha sido forjado con evidencia para realizar un sí para siempre, tú vienes a encender en mí una hoguera de luz. Tú iluminas las vacilaciones y las dudas, en los momentos en los que el sí y el no se enfrentan.

Espíritu Santo, tú me haces capaz de consentir mis propios límites. Si hay en mí una parte de fragilidad, que tu presencia venga a transfigurarla.

Y he aquí que somos llevados a la audacia de un sí que nos va a conducir muy lejos.

Este sí es confianza límpida.

Este sí es amor de todo amor.

Cristo es comunión. No ha venido a la tierra para crear una religión más, sino para ofrecer a todos una comunión en él. Sus discípulos son llamados a ser humildes fermentos de confianza y de paz en la humanidad.

En esta comunión única que es la Iglesia, Dios ofrece todo para ir a las fuentes: el Evangelio, la Eucaristía, la paz del perdón... Y la santidad de Cristo ya no es inalcanzable, está ahí, muy cerca.

Cuatro siglos después de Cristo, un cristiano africano, de nombre Agustín, escribía: "Ama y dilo con tu vida".

Cuando la comunión entre los cristianos es vida, no teoría, irradia la esperanza. Más aún: puede sostener la búsqueda indispensable de una paz mundial.

Entonces, ¿cómo pueden aún los cristianos permanecer separados?

A lo largo de los años, la vocación ecuménica ha provocado intercambios incomparables. Son las primicias de una comunión viva entre los cristianos.

La comunión es la piedra de toque. Nace en primer lugar del corazón del propio corazón de todo cristiano, en el silencio y en el amor.

En la larga historia de los cristianos, multitudes se descubrieron un día separados, a veces incluso sin conocer el porqué. Hoy es esencial hacer todo lo posible para que el mayor número posible de cristianos, a menudo inocentes de las separaciones, se descubran en comunión.

Son innumerables los que tienen un deseo de reconciliación que toca el fondo del alma. Aspiran a este gozo infinito: un mismo amor, un solo corazón, una sola y misma comunión.

Espíritu Santo, ven a depositar en nuestros corazones el deseo de avanzar hacia una comunión, eres tú quien nos conduces hasta allí.

La tarde de Pascua, Jesús acompañaba a dos de sus discípulos que iban a la aldea de Emaús. En ese momento no se daban cuenta de que él caminaba a su lado.

Nosotros también conocemos periodos en los que no alcanzamos a tener conciencia de que Cristo, por el Espíritu Santo, se mantiene muy cerca de nosotros.

Incesantemente él nos acompaña. Ilumina nuestras almas con una luz inesperada. Y descubrimos que, aunque pueda permanecer en nosotros alguna oscuridad, hay sobre todo, en cada uno, el misterio de su presencia.

¡Intentemos retener una certeza! ¿Cuál? Cristo dice a cada uno: "Te amo con un amor que no se acabará jamás. Nunca te dejaré. Por el Espíritu Santo, estaré siempre contigo".

Roger de Taizé


Centrales

XXIV Convivencia del Presbiterio de Mérida-Badajoz

Homenaje a 12 sacerdotes que celebran sus bodas de plata y de oro sacerdotales

Este miércoles, 7 de enero, se desarrollaba en el colegio San José de Villafranca de los Barros, la XXIV Convivencia del Presbiterio de Mérida-Badajoz entre sí y con su Arzobispo. Durante dicho encuentro tiene especial relieve el homenaje que reciben los sacerdotes que celebran sus bodas de oro y plata. Por orden alfabético, comenzando por las bodas de oro, son:

Heliodoro Almeida Oyola, natural de Segura de León, cursó sus estudios en el Seminario Diocesano y es ordenado sacerdote el 27 de junio de 1954. Ha desarrollado su ministerio en Trasierra (1954-1958), Malcocinado (1958-1959), Mirandilla (1959-1967), Guadiana del Caudillo y Alcazaba (1967-1982), Hornachos (1982-1984), y Mérida, primero como vicario parroquial en la Asunción de Santa María (1984-1995) y, actualmente, párroco de San José.

Manuel Botello Marín, natural de Salvaleón, cursó sus estudios en el Seminaro Diocesano y es ordenado sacerdote el 27 de junio de 1954. Su labor pastoral comienza en Los Entrines (1954-1958), luego viniveron Cheles (1958-1966), Berlanga (1966-1968), Salvaleón (1968-1987) y capellan del Hospital Infanta Cristina de Badajoz (1987-1995). Actualmente está jubilado.

Adrián González Martín, natural de Albalá (Cáceres), curso sus estudios sacedotales en el Seminario Diocesano y los de derecho civil y canónico en Salamanca, doctorándose en este último por la Universidad de Navarra. Desde su ordenación sacerdotal, el 12 de septiembre de 1954, su ministerio ha estado vinculado a la curia de la diócesis de Mérida-Badajoz y, más concretamente, a la vicaría judicial de la misma, donde ha desempeñado todos los cargos posibles, desde auxiliar de Notaría Eclesíastica hasta Vicario Judicial, pasando por Notario Eclesíastico, Juez del Tribunal... En 1967 es nombrado canónigo de la Santa Iglesia Catedral, de la que también ha sido presidente del Cabildo. Además, ha compaginado estas tareas con la capellanía en diversas congregaciones religiosas de la capital pacense y con la docencia en el Seminario diocesano de San Atón. En el año 2003, se jubila como Vicario Judicial, pasando ser emérito de dicho cargo.

Tobías Medina Cledón, natural de Cabeza la Vaca. Pasó, para cursar sus estudios, por el Seminario Diocesano y por el Colegio del Corpus Christi de Valencia, y fue ordenado sacerdote el 27 de junio de 1954. Desarrolla su ministerio primero en Llerena y Valverde de Llerena (1954-1958), luego vinieron Valle de Santa Ana (1958-1961), Nogales (1961-1969), Jerez de los Caballeros (1969-1978), Azuaga (1978-1986) y, finalmente, Almendralejo, primero como párroco de Nuestra Señora de la Purificación (1986-1995) y luego como Rector del Santuario de Nuestra Señora de la Piedad.

Jacobo Moreno Mingorance, natural de Almendral, realizó sus estudios sacerdotales en el Seminario Diocesano. Ha desarrollado su ministerio pastoral en las parroquias Salvaleón (1954-1958), La Parra (1958-1965), Villagarcía de la Torre (1965-1990) y Llerena (1990- ), además, es capellán de la Residencia Sanitaria del SES en dicha localidad.

Cristino Portalo Tena, natural de Higuera de la Serena. Cursó sus estudios en el Seminario Diocesano siendo ordenado sacerdote el 27 de junio de 1954. Su primer destino fue Corte de Peleas (1954-1961), luego Valle de Santa Ana (1961-1970) y Valle de Matamoros (1968-1970). A continuación es nombado capellán del Obispo don Doroteo Fernández (1970-1978) y. luego, entra en la Santa Iglesia Catedral, primero como benficiario (1978-1987) y luego como canónigo (1987- ).

Francisco Santos Neila, natural de Santa Marta de los Barros. Realiza sus estudios sacerdotales en el Seminario Diocesano, que completa con el estudio de la Teología Moral en Salamanca y Roma, donde obtiene el doctorado. Ha sido vicario parroquial de Barcarrota (1954-1955), Granja de Torrehermosa (1955-1956), Santa Marta de los Barros (1956-1965); tras un breve paso por Calera de León recala en Badajoz, primero como vicario de San Agustín (1971-1981) y luego como canónigo de la Santa Iglesia Catedral (1981- ). Además, es capellán del Monasterio de Santa Ana y profesor del Seminario Metropolitano de San Atón.

Vicente Molero Tabas, natural de Hinojosa del Duque (Córdoba). Realizó sus estudios sacerdotales en el Seminario de Córdoba. Fue ordenado, para la diócesis de Córdoba, el 27 de junio de 1954, siendo nombrado párroco de Benquerencia, Puerto Hurraco y Helechal (1954-1966) que, por aquel entonces, pertenecían a dicha diócesis. En 1957, con la reestructuración de las diócesis españolas, estas localidades pasan al obispado de Badajoz, optando Molero Tabas por pasar a ella. Es envíado después a Cabeza del Buey (1966-1981) y, tras su servicio en esta localidad, decide reintegrarse a su diócesis de origen.

Bodas de plata

Por otra parte los que celerban bodas de plata son.

Manuel J. Cintas Rosas, natural de Salvatierra de los Barros, cursó estudios en el Seminario Diocesano, siendo ordenado sacerdote el 14 de octubre de 1979. Su labor sacerdotal la ha desempeñado en San Francisco de Olivenza y San Rafael de Olivenza (1979-1983), Nogales (1983-1992), Salvatierra de los Barros (1983-1988), La Morera (1988-1992), Burguillos del Cerro (1992-1994), Valverde de Burguillos (1992- ) y Valencia del Ventoso (1995- ).

Gonzalo Encinas Casado, natural de Los Santos de Maimona. Sus estudios sacerdotales los realizó en el Seminario Diocesano y fue ordenado el 14 de octubre de 1979. Su primer destino fue Llerena, Reina y Trasierra (1979-1984), le siguieron Zahinos (1984-1986), el Seminario (1986-1991), Alburquerque (1991-1996) y Azuaga (1996- ).

Sebastián Megías Solís, natural de Mérida, realiza estudios en el Seminario Diocesano y es ordenado el 14 de octubre de 1979. Fue destinado a Valverde de Mérida (1979-1994) y después a Carmonita y Aljucen (1994- ).

Víctor Pérez Carrasco, natural de Valle de la Serena, cursó sus estudios en el Seminario Diocesano, siendo ordenado el 14 de octubre de 1979. Su primer destino fue Zalamea de la Serena (1979-1981), luego vinieron Malpartida de la Serena y Esparragosa de la Serena (1981-1991), Castuera (1991-2001) y, por último, Quintana de la Serena (2001- ).

 

Monseñor Faustino Sainz Muñoz, Nuncio Apostólico ante las Comunidades Europeas

Son más los que quieren una mención del Cristianismo en la Constitución Europea que los que no la quieren

El pasado miércoles se celebraba en el colegio San José de Villafranca de los Barros la XXIV Convivencia del Presbiterio de Mérida-Badajoz entre sí y con su Arzobispo. En ella tomaban parte más de doscientos sacerdotes de la diócesis, además de los tres obispos extremeños.

Este encuentro se enmarca dentro de los habituales actos de confraternización del Arzobispo con todos los sacerdotes de la diócesis, en el que además de pasar una jornada amistosa, se ofrece un homenaje a los sacerdotes que celebran sus bodas de plata y de oro.

La Convivencia ha contado este año con una conferencia a cargo del Nuncio Apostólico ante las Comunidades Europeas, el obispo español Faustino Sainz Muñoz. La conferencia tenía por título "Ausencia y presencia de lo religioso en la Unión Europea-novedades del proyecto de Tratado Constitucional".

Antes del comienzo del encuentro Monseñor Faustino Sainz Muñoz concedía una entrevista a Iglesia en camino.

P. ¿Cree usted que en un futuro más o menos próximo Europa puede llegar a ser una verdadera unión política con una sociedad con sentido de pertenencia a algo más que a una entidad económica?

R. Yo creo que sí. Pienso que ya no se puede decir que la Unión europea sea simplemente una organización económica, hay ya muchos vínculos entre los distintos paises europeos. Es verdad que todavía hace falta profundizar en el sentido ese de unión entre paises y ciudadanos de todo el continente europeo, pero se va hacia ello.

P. Actualmente se intenta consensuar la futura Constitución Europea; existe un fuerte debate entre los que piensan que esa Constitución debe recoger las raíces cristianas de Europa y los que estiman que no. ¿En qué punto estamos y hacia dónde vamos?

R. Estamos en un momento de pausa, de reflexión. Después de no llegar a un acuerdo sobre esos temas, sobre todo del proyecto de Tratado Constitucional en el mes de diciembre. Se puede decir que en el proyecto de Tratado hay muchos principios y muchos valores que son, indudablemente, de raíz cristiana;otra cosa es que se recoga o no una mención explícita de las raíces cristianas, y en eso se sigue trabajando. Hay una fuerte presión a favor, suscrita incluso por centenares de miles de firmas de ciudadanos europeos de los distintos paises, y también por bastantes asociaciones y organizaciones no gubernamentales que representan a más de 55.000.000 de ciudadanos europeos a favor dela inclusión de una mención explícita de la herencia cristiana. Hay también una oposición de cuatro o cinco paises y grupos, que en realidad son grupos minoritarios, pero que tienen mucha fuerza mediática y saben dar la impresión de que son muchos. Si se hace un examen objetivo de la situación, son más los que sí quieren esa mención que los que no la quieren.

P. ¿Podemos decir, por tanto, que este asunto va por buen camino?

R. Las cosas estas, cuando intervienen representantes de 25 paises con situaciones locales o nacionales distintas y con influjos que tienen un peso mayor del que corresponde a la entidad del que presenta una opción u otra, no se puede decir que vaya por buen camino ni por mal camino, sino que es una cuestión que está abierta y lo que haría falta es que los representantes de los diversos paises sean capaces de descubrir donde está de verdad el sentido de la mayoría de los ciudadanos europeos, porque no se puede ignorar una realidad, y es que, tirando por lo bajo, un 80% de los ciudadanos europeos son cristianos, bautizados cristianos, más o menos practicantes pero son cristianos. Eso no se puede negar.

P. ¿Qué papel le toca jugar a la diplomacia de la Santa Sede en la construcción europea?

R. Es una presencia diplomática para hacer presente sus ideas. Pero los que sí tienen y deben tener una presencia activa en este proceso de formación son las iglesias locales: la jerarquía y los seglares tienen voz para decir y proponer en el juego democrático de la vida. La Iglesia no puede estar ajena a algo que afecta a los ciudadanos que son creyentes, sin querer imponer sus criterios, pero sí proponiéndolos, escuchando y respetando a todos, pero también pidiendo que se repete y que no se quiera silenciar algo que interesa a muchos ciudadanos.

P. De esa implicación tenemos grandes ejemplos actuales y de políticos de extracción cristiana que fueron básicos en el surgimiento de la Unión Europea, tales como Schumann, Adenauer o De Gasperi.

R. Tiene usted toda la razón. Recientemente el Papa ha recordado en una audiencia concedida a miembros de la Fundación Schumann, que en 1951, poco antes de firmar el Tratado de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero, Schumann, Adenauer y De Gasperi se reunieron en un monasterio benedictino a orillas del Rin para meditar y rezar ante la importancia y lo delicado de las negociaciones que estaban realizando; y poco después, Schumann decía que el proceso europeo no podría ser únicamente económico, sino que tendría que tener unos valores y proyecciones culturales dirigidas precisamente a salvar los valores de la civilización cristiana. Estos eran los padres de Europa.

Un cura diplomático

Monseñor Faustino Sainz Muñoz nació en Almadén (Ciudad Real) el 5 de junio de 1937. Sacerdote de vocación tardía, los que lo conocen dicen de él que es una persona cercana y afable. Es licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid y doctor en derecho Canónico por la Universidad Lateranense de Roma.

Por lo que se refiere a sus cargos diplomáticos, ha sido secretario de la Nunciatura Apostólica en Senegal y en la Delegación Apostólica para África Occidental, secretario de la Delegación Apostólica para los Países Escandinavos y de la Nunciatura en Finlandia, Auditor y Consejero de Nunciatura en el Consejo para los Asuntos Públicos de la Iglesia, Pronuncio Apostólico en Cuba, Nuncio Apostólico en Zaire, hoy República Democrática del Congo y actualmente Nuncio Apostólico ante las Comunidades Europeas.

Monseñor Faustino Sainz Muñoz ha sido miembro de la Delegación de la Santa Sede en la Conferencia sobre la Seguridad y la Cooperación en Europa, en las reuniones de Helsinki, Ginebra, Belgrado, Madrid, Otawa y Berna, y miembro de la Oficina de Mediación Pontificia en la controversia entre Argentina y Chile sobre el Canal de Beagle (1979-1985).

Juan José Montes


Información diocesana

Monseñor Rodríguez Magro fue nombrado hijo predilecto de Olivenza

El actual Obispo de Plasencia es natural de la aldea oliventina de San Jorge de Alor

El Ayuntamiento de Olivenza entregó el título de Hijo Predilecto de Olivenza al obispo de la diócesis de Plasencia, monseñor don Amadeo Rodríguez Magro. El acto tuvo lugar en la Torre del Homenaje del Alcázar.

El expediente para la concesión de esta distinción fue incoado a petición del alcalde de Olivenza, don Ramón Rocha Maqueda, y aprobado por el Pleno Municipal.

Don Amadeo Rodríguez Magro, nombrado obispo de la Diócesis de Plasencia por su Santidad el Papa Juan Pablo II el 3 de julio, nació en San Jorge de Alor el 12 de marzo de 1946.

Tras una breve presentación del acto por Luis Alfonso Limpo Píriz, Director del Museo de Olivenza y la lectura por parte del Secretario del Ayuntamiento de Olivenza, Rafael Arenas Marmejo, del acuerdo del Pleno, intervinieron el alcalde, don Ramón Rocha Maqueda, y monseñor Rodríguez Magro, quien tuvo cálidas palabras de agradecimiento a la Corporación y a los vecinos de San Jorge de Alor y Olivenza.

Al acto de entrega del pergamino de Hijo Predilecto de Olivenza asistieron, entre otros, el Presidente de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, los consejeros de Cultura y Sanidad y Consumo, Francisco Muñoz Ramírez y Guillermo Fernández Vara, el Arzobispo de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz, monseñor Montero Moreno, y el Vicario General de la Diócesis portuguesa de Portalegre.

Ya recuperado de un accidente de tráfico

Don Amadeo Rodríguez Magro sufrió un accidente de tráfico el día 29 de diciembre, en el que resultó con lesiones no preocupantes y de las que se recuperó favorablemente en su domicilio.

Le acompañaba el Vicario General de Plasencia, don Juan Bautista Lobato Fernández, quien sufrió una doble fractura de clavícula, de la que se está recuperando en su domicilio.

Ambos agradecen de corazón las múltiples llamadas y muestras de cariño de todos los que se han preocupado por su estado de salud.

El accidente ocurrió en la carretera N-630, Gijón-Sevilla, cuando el Obispo y el Vicario General se dirigían a un restaurante para participar en un almuerzo con los sacerdotes diocesanos. Al intentar salir de la carretera para acceder al aparcamiento del restaurante, el coche del prelado y su vicario fue embestido lateralmente por otro vehículo.

 

Esto supone 6000 euros más que en la edición del año pasado

La 'Campaña del Mochuelo' recauda más de cien mil euros para acciones solidarias

El día 30 de Diciembre a las 10 de la noche se cerró la XXI edición de la Campaña del Mochuelo, que durante los días 27, 28, 29 y 30 se ha celebrado en Mérida en los Estudios de la CADENA COPE .

La recaudación ha alcanzado la cifra de 110,182 euros. Con esta cifra, un año más se ha batido el récord de recaudación, superándose, en esta ocasión, en casi 6000 euros la del año anterior .

Campaña popular

Es una Campaña eminéntemente popular y de un gran arraigo en la Ciudad de Mérida. Según las estadísticas que manejan los promotores, este año han participado unas 2,000 entre particulares, empresas, entidades bancarias y otros colectivos.

Este carácter popular de la Campaña hace que el 90 % de los donativos sean cantidades que oscilan entre los 30 y los 100 Euros, pero también hay donaciones más elevadas de entidades que, con sus aportaciones, reconocen la labor social que desempeña esta Campaña. Entre estas destacan la realizada por el Ayuntamiento de Mérida con 3,600 euros , o las realizadas por las Fundaciones de Caja Extremadura y "El Monte" que han aportado 3000 euros cada una.

Procedencia de los objetos

Es ya tradicional que el insigne pintor extremeño Eduardo Naranjo, done alguno de sus cuadros-grabados para ser subastado. El de este año, titulado Plaza de la Villa de Madrid, alcanzó en la subasta la cantidad de 2,705 Euros. Otros objetos subastados fue una camiseta de la Selección Española de Fútbol firmada por Raúl y que alcanzó 200 euros.

La página en Internet de esta inicitiva ( www.mochuelo.org ), ha protagonizado dos anécdotas curiosas : un extremeño, que "chateaba" en su ordenador, se topó con la página del Mochuelo y llamó al programa para colaborar desde México. Y una señora madrileña, a su paso por Mérida, escuchó el programa en la radio de su coche, donde se daba la información de cómo participar a través de la página web, le pareció interesante la iniciativa y envió su donativo.

Destino de los fondos

Gracias a esta Campaña, se financian los proyectos de las principales Asociaciones benéficas : Centro de Acogida "Padre Cristobal", Cáritas Parroquiales, distintas Asociaciones benéficas o el Asilo. Aunque principalmente se subvenciona a las Instituciones de Mérida, también se atiende a algunas de ámbito diocesano e incluso algunos objetivos misionales.

La Campaña fue abierta, en esta ocasión, por el Alcalde de Mérida don Pedro Acedo. Y fue cerrada por el Arzobispo de Mérida-Badajoz, Monseñor Antonio Montero que, como siempre, apoyó afectiva y efectivamente esta tradicional iniciativa solidaria.

 

Parroquia de San Juan de Ribera de Badajoz

Los jóvenes reflexionan sobre la familia

Veinte jóvenes de la Parroquia de san Juan de Ribera en Badajoz han realizado una convivencia de trabajo en el albergue "El Lago", próximo a Yuste. Este año y bajo el lema "Llamados a ser familia" los jóvenes han reflexionado sobre la vocación al matrimonio y la vivencia del noviazgo.

Durante los días 2, 3, 4 y 5 de enero y coordinados por el Director del Secretariado Diocesano de Pastoral Familiar, don David Martínez Gutiérrez, han trabajado cuatro temas con una pedagogía activa: "Toda la vida y la vida de todos", "Llamados al amor y a la diferencia sexual", "Vocación al matrimonio y a la familia" y "El matrimonio, sacramento; la familia, iglesia doméstica".

Estas convivencias de trabajo se enmarcan dentro de la programación pastoral de jóvenes de dicha parroquia y desarrollan los objetivos del plan pastoral diocesano.


 

Liturgia del domingo

Celebramos el Bautismo del Señor

Palabra de Dios

 

Libro de Isaías 42, 1-4. 6-7

Esto dice el Señor: "Mirad a mi siervo, a quien sostengo; mi elegido a quien prefiero. Sobre él he puesto mi espíritu, para que traiga el derecho a las naciones.

No gritará, no clamará, no voceará por las calles. La caña cascada no la quebrará, el pábilo vacilante no lo apagará. Promoverá fielmente el derecho, no vacilará ni se quebrará hasta implantar el derecho en la tierra y sus leyes, que esperan las islas.

Yo, el Señor te he llamado con justicia, te he cogido de la mano, te he formado y te he hecho alianza de un pueblo, luz de las naciones. Para que abras los ojos de los ciegos, saques a los cautivos de la prisión, y de la mazmorra a los que habitan las tinieblas".

 

Salmo 28, 1a y 2. 3ac-4. 3b y 9b-10

R. El Señor bendice a su pueblo con la paz.

Hijos de Dios, aclamad al Señor,

aclamad la gloria del nombre del Señor,

postraos ante el Señor en el atrio sagrado. R/.

La voz del Señor sobre las aguas.

el Señor sobre las aguas torrenciales.

La voz del Señor es potente,

la voz del Señor es magnífica. R/.

El Dios de la gloria ha tronado.

En su templo un grito unánime: "¡Gloria!".

El Señor se sienta por encima del aguacero,

el Señor se sienta como rey eterno. R/.

 

Hechos de los Apóstoles 10, 34-38

En aquellos días Pedro tomó la palabra y dijo:

Está claro que Dios no hace distinciones; acepta al que lo teme y practica la justicia, sea de la nación que sea. Envió su palabra a los israelitas anunciando la paz que traería Jesucristo, el Señor de todos.

Conocéis lo que sucedió en el país de los judíos, cuando Juan predicaba el Bautismo, aunque la cosa empezó en Galilea. Me refiero a Jesús de Nazaret, ungido por Dios con la fuerza del Espíritu Santo, que pasó haciendo el bien y curando a los oprimidos por el diablo; porque Dios estaba con Él.

 

Evangelio según san Lucas 3, 15-16. 21-22

En aquel tiempo el pueblo estaba en expectación y todos se preguntaban si no sería Juan el Mesías, él tomó la palabra y dijo a todos:

- Yo os bautizo con agua; pero viene que el que puede más que yo, y no merezco desatarle la correa de sus sandalias. Él os bautizará con Espíritu Santo y fuego.

En un bautismo general, Jesús también se bautizó. Y, mientas oraba, se abrió el cielo, bajó el Espíritu Santo sobre él en forma de paloma, y vino una voz del cielo:

- Tú eres mi Hijo, el amado, el predilecto.

 

Comentario litúrgico

Mi predilecto

Se termina el ciclo litúrgico de Navidad y Epifanía. La Iglesia no quiere que nos quedemos solamente con las evocadoras y tiernas imágenes del belén o con las hondas reflexiones sobre la dimensiones teologal y salvadora de la Encarnación, por eso, hoy, nos da oportunidad de celebrar la fiesta del Bautismo de Cristo.

Es una vieja fiesta muy celebrada en Oriente pero que en la liturgia romana ha entrado en los últimos tiempos. La reforma litúrgica del Vaticano II la ha situado perfectamente en el domingo siguiente a la solemnidad de la Epifanía.

El misterio que celebra la fiesta de hoy entra con perfecto derecho en el ciclo de Epifanía y la da una clausura solemne: el Salvador que hemos ido contemplando en su nacimiento en Belén, en su vida oculta en Nazaret, hoy el Padre nos lo presenta solemnemente en la escena que nos describe el evangelio.

Toda la afectividad que han podido suscitar en nosotros los distintos misterios de la Navidad han tenido como protagonista entrañable al Niño que se nos ha dado, hoy , en la liturgia que celebramos, hemos de reconducir toda nuestra devoción y todo nuestro deseo de entrega hacia aquel que fue presentado en las orillas del Jordán, con estas palabras: "Tú eres mi Hijo amado, mi predilecto".

Con todo lo dicho, se ve claramente que la Iglesia nos invita a hacer un proceso espiritual en el que, sin perder un ápice la experiencia religiosa acumulada durante los días en que hemos celebrado nuestra fe alrededor del Niño recién nacido, nos adentremos, en las semanas que siguen, en la escuela del seguimiento del Hijo que el Padre nos acaba de presentar ya adulto.

Antonio Luis Martínez

Lecturas bíblicas para los días de la semana

12, lunes: 1S 1, 1-8; Mc 1, 14-20.
13, martes: 1S 1, 9-20; 1Sam 2, 1, 4-5, 6-7, 8; 1Mc 1, 21b-28.
14, miércoles: 1S 3, 1-10, 19-20; Mc 1, 29-39.
15, jueves: 1S 4, 1-11; Mc 1, 40-45.
16, viernes: 1S 8, 4-7; Mc 2, 1-12.
17, sábado: 1S 9, 1-4, 17-19; 10, 1a; Mc 2, 13-17.
18, domingo: Is 62, 1-5; 1Co 12, 4-11; Jn 2, 1-12.

 

17 de enero: San Antonio Abad (251-356)

Antonio significa 'floreciente' y no cabe duda de que este egipcio del siglo del siglo IV hace honor al significado de su nombre: los cristianos habían 'florecido' en rojo, cuajando de martiriales amapolas el fecundo trigal de la Iglesia; ahora florecerán también en el blanco de los grandes doctores y fundadores.

Terminadas con Constantino las grandes persecuciones, ser cristiano comienza a estar bien visto civilmente y a ser políticamente ventajoso. Muchos fieles pensarán que la ausencia de conflictos externos y la presencia masiva de arribistas, perjudican la autenticidad de la Iglesia y buscan un modo de heroicidad cristiana, basada en la virginidad y la austera pobreza, orante y estudiosa.

Con San Antonio Abad, sabio consejero desde su gruta del desierto, la santidad inaugura una de sus más fecundas fórmulas; se abre un modo de vida en común que intenta reproducir la comunidad cristiana primitiva: vivir juntos y unidos, compartiendo todo, bajo la autoridad de un padre, o sea, un 'Abad'.

San Antonio de Egipto funda el monacato cristiano que alcanzará después su perfeccionamiento en Oriente con San Basilio y en Occidente con San Benito, convirtiendo los grupos de ermitaños en verdaderos monasterios.

Por bendecir lechones para los pobres el 'guarrino' se incluye en su iconografía, como patrón de los animales, cuyo cuidado y respeto nos ayuda a ser más humanos.

Manuel Amezcua

Los santos de la semana

12, lunes: Arcadio, Antonio María Pucci, Victoriano, Margarita, Benito.
13, martes: Hilario de Poitier, Remigio, Gumersindo, Agricio, Leoncio.
14, miércoles: Félix de Nola, Potito, Macrina, Eufrasio, Malaquías.
15, jueves: Cosme, Plácido, Macario, Mauro, Secundina, Miqueas.
16, viernes: Fulgencio de Écija. Marcelo, Honorato, Estefanía.
17, sábado: Antonio Abad, Alfredo, Sulpicio, Mariano,Rosalina, Leonila.
18, domingo: Margarita de Hungría, Jenaro Sánchez, Deícola.


Contraportada

Desde la de Mérida-Badajoz se ofrece una cuenta corriente para efectuar ayudas

Cáritas envía ayuda a Irán para socorrer a las víctimas del terremoto

EL pasado 26 de diciembre varios cientos de miles de personas, habitantes de la histórica ciudad de Bam (Irán) y sus alrededores, vivían el que probablemente fuera el peor de los días de toda su vida: un terremoto arrasaba las frágiles construcciones de adobe, sepultando y segando la vida a más de 40.000 personas (según las previsiones más optimistas). De inmediato se activó la solidaridad internacional, siendo Cáritas una de las primeras en prestar ayuda sobre el terreno. En total, esta institución ha movilizado ya 600.000 euros, de los que 30.000 provienen de Cáritas España.

La Confederación de Cáritas ha hecho llegar a la Cáritas Irán una cantidad de 600.000 euros para la ayuda humanitaria a los damnificados por el terremoto que asoló la ciudad de Bam el pasado día 26 de diciembre.

De este montante, Cáritas Española colabora con una partida económica de 30.000 euros para apoyar las labores de socorro a las víctimas del terremoto. Cáritas Española se suma así a las acciones emprendidas en el seno de la red internacional de la organización para hacer frente en el terreno a esta nueva catástrofe natural, que ha dejado un saldo ingente de vidas humanas y ha originado cuantiosas pérdidas materiales. Junto a Cáritas Española, otras Cáritas europeas han decidido movilizar también fondos de emergencia con destino a Irán.

Cáritas Española está en permanente comunicación con Cáritas Teherán y con la red Cáritas Internacional y seguirá contribuyendo con el pueblo iraní a través de la solidaridad de la sociedad española.

Lo más urgente

La red Cáritas ha transmitido su solidaridad a monseñor Ramzi Garmou, arzobispo católico del rito asirio-caldeo y presidente de Cáritas Irán, así como su completa disponibilidad para sumarse a las labores de auxilio a los damnificados que está llevando a cabo la Iglesia local. Estas labores se centran, de forma prioritaria, en facilitar abrigo temporal a las decenas de miles de personas que han perdido sus hogares, proporcionar asistencia sanitaria de urgencia y suministrar alimentos básicos a las víctimas.

Monseñor Ramzi y Vincent Godebout, enviado a la zona por la Confederación Cáritas Internacional, han informado que la situación sigue siendo extremadamente delicada en las zonas siniestradas. Han finalizado las maniobras de búsqueda de víctimas y han dado paso a las de barrido de escombros en la zona, por lo que muchas familias supervivientes se niegan a abandonar las zonas siniestradas y lo que queda de sus casas guardando la última esperanza de encontrar algún resto de sus seres queridos.

Monseñor Ramzi, ha mostrado igualmente su preocupación por la situación sanitaria de la zona, por lo que ya se ha procedido a iniciar una campaña de vacunación entre los supervivientes.

Al mismo tiempo Monseñor Ramzi, destaca el esfuerzo de coordinación que se está realizando en la zona. En todas las parroquias se ha creado un comité de ayuda a los damnificados del terremoto, que recoge material en especie, dinero y cualquier cosa que todas las personas sin diferencia de religión quieren hacer llegar desde todos los puntos del país a las miles y miles de personas que se han quedado sin hogar.

Prioridades

Como en cualquier otra emergencia, la red internacional de Cáritas trabaja en la región de Bam de acuerdo a sus criterios permanentes de intervención humanitaria en caso de catástrofes. Según éstos, Cáritas, además de luchar contra cualquier tipo de distinción (por razones de credo, raza, sexo o grupo social) a la hora de repartir la ayuda, da prioridad a los damnificados que se encuentran en una situación de especial desprotección y necesidad.

Desde Cáritas Diocesana

Como es habitual ante este tipo de catástrofes, Cáritas Diocesana de Mérida-Badajoz se ha movilizado para facilitar la tarea de recogida de fondos y posterior envío de los mismos a las zonas afectadas mediante Cáritas España.

Para cumplir con este propósito, Cáritas Diocesana ha puesto a disposición de las personas interesadas dos números de teléfono de información y donaciones, el 924 231157 y 924 231172 y ha abierto una cuenta en la Caja de Ahorros de Badajoz, con el nombre "Emergencia Irán", número 2010/0001 /35/0502130304.

Redacción


Noticias de América Latina:

http://www.aciprensa.com




Return to Camino