Iglesia en camino

Semanario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz (España)

E-Mail: iglenca@archimeridabadajoz.org

Número 808. 20 de junio de 2010

Director: Juan José Montes


Temas de la semana

Más de 15.000 sacerdotes participaron junto al Papa en la clausura del Año Sacerdotal

Cáritas arciprestal de Zafra ha celebrado la Semana Solidaria

Jóvenes profesores universitarios cristianos han celebrado sendos encuentros

Lolo, primer periodista laico en los altares sin pasar por el martirio violento

Profesores de Religión Católica celebran un encuentro

Celebrada la Asamblea Anual de Vida Ascendente

Benedicto XVI ha recibido a Zapatero en el Vaticano

Escuela de padres: Las madres

La Última Cena, número uno en España

Palabra del Arzobispo: Un feliz encuentro

Cristianos en Irán


Actualidad

Clausura del Año Sacerdotal

El Papa pide a los presbíteros ser mensajeros audaces del Evangelio y ministros fieles de los Sacramentos

Más de 15.000 sacerdotes, procedentes de casi un centenar de países, han participado en los actos celebrados la semana pasada en Roma para clausurar el Año Sacerdotal convocado por Benedicto XVI en el 150 aniversario de la muerte de san Juan María Vianney. La archidiócesis de Mérida-Badajoz también estuvo representada en esta clausura con la presencia de más de una veintena de presbíteros diocesanos encabezados por el Arzobispo de Mérida-Badajoz, Santiago García Aracil, que participaron en las diversas celebraciones que se desarrollaron durante varios días.

El primer encuentro estuvo organizado por varios Movimientos eclesiales en el Aula Pablo VI, y fue presidido por el Cardenal Tarcisio Bertone, quien reconoció que el “dolor causado por las infidelidades, a veces graves, de algunos miembros del clero, ha incidido negativamente en la credibilidad de la Iglesia”.

El miércoles miles de sacerdotes, divididos por idiomas escucharon las meditaciones del Cardenal Joachim Meisner, Arzobispo de Colonia, en la Basílica de San Pablo Extramuros, en conexión por vídeo con la Basílica de San Juan de Letrán, donde acudieron más de nueve mil sacerdotes.

Presentes en el confesionario

El cardenal aprovechó la ocasión para recordar a los sacerdotes la importancia del Sacramento de la Penitencia, pues su pérdida “es la raíz de muchos males en la vida de la Iglesia y en la vida del propio sacerdote”, ya que cuando el sacerdote se aleja del confesionario, entra en una grave crisis de identidad que daña su propia alma y su propia misión. El sacerdote –señaló el arzobispo– debe encontrarse de forma frecuente a los dos lados de la rejilla del confesionario, pues el sacramento de la penitencia es la fuente de una permanente renovación y vitalidad en la existencia sacerdotal”.

Uno de los actos más emotivos en esta clausura fue la Vigilia de Oración celebrada en la Plaza de San Pedro y en la que, según cifras de la Prefectura Apostólica, participaron unos 12.000 sacerdotes.

La ceremonia comenzó con las palabras del párroco de Ars, P. René Lavaur, quien explicó cómo el ejemplo del sacerdote es esencial para la vocación; siguió el testimonio de la familia Heereman, alemana, que tiene en su seno todas las realidades de la vida cristiana en sus seis hijos (un sacerdote, un seminarista, una laica consagrada, dos casados y una célibe).

Adoración al Santísimo

El Santo Padre fue recibido hacia las nueve y media de la noche con grandes aplausos de los presbíteros que llenaban la plaza de San Pedro. En esta vigilia el Santo Padre ha querido agradecer, en estos momentos, a tantos sacerdotes que viven “apasionados por Cristo”. Respondiendo a las preguntas de cinco sacerdotes (uno por cada continente) el Santo Padre ha defendido la verdad del celibato “pues aunque por desgracia existen otros escándalos que oscurecen la gran verdad del sacerdocio, existe el otro gran escándalo, el escándalo del celibato, que es el gran signo de la presencia de Cristo en el mundo. Por ello debemos dar a conocer el verdadero escándalo de la fe en Jesucristo”.

A las once de la noche comenzó la Adoración silenciosa al Santísimo, que presidió durante media hora el altar de la Plaza de San Pedro. Los doce mil sacerdotes, como una marea silenciosa, permanecieron de rodillas hasta que el Santísimo abandonó el altar y se dirigió a la Basílica.

Al día siguiente, el viernes, desde primera hora de la mañana más de 15.000 sacerdotes de todo el mundo comenzaron a llegar hasta la Plaza de San Pedro para concelebrar la Eucaristía de clausura del Año Sacerdotal. Además, asistieron 80 cardenales y 350 obispos y arzobispos.

Renovación de promesas

En la homilía, el Santo Padre ha reiterado su petición de perdón por los casos de abusos sexuales y ha prometido hacer todo lo posible para que no vuelva a suceder jamás. Benedicto XVI ha exhortado a los obispos a ser más exigentes con sus propios presbíteros, pues “no hay amor [a la Iglesia] cuando se toleran comportamientos indignos de la vida sacerdotal, como tampoco se trata de amor si se deja proliferar la herejía, la tergiversación, y la destrucción de la fe” construyéndonos una fe autónoma. Sin embargo, ha animado a los Pastores de la Iglesia a seguir adelante con su labor, ayudando a sus fieles a seguir a Cristo por los senderos difíciles.

Como conclusión de este Año sacerdotal, el Santo Padre ha pedido a los presbíteros que esta celebración se convierta en un vigoroso impulso para seguir viviendo con alegría, humildad y esperanza el sacerdocio, siendo “mensajeros audaces del Evangelio, ministros fieles de los Sacramentos y testigos elocuentes de la caridad”. Y los ha invitado a continuar aspirando cada día “a la santidad, sabiendo que no hay mayor felicidad que gastar la vida por la gloria de Dios y el bien de las almas”.

Tras la homilía, los sacerdotes renovaron las promesas hechas en el momento de su ordenación.  

Redacción/Agencias

 

Profesores de Religión han celebrado un encuentro de formación

Asistieron más de 160 docentes

Más de 160 profesores de Religión Católica de la Diócesis han participado en un encuentro celebrado en el Seminario “San Atón” de Badajoz y organizado por la Delegación episcopal para la Educación Católica. Además los profesores estuvieron acompañados por el Vicario General, Sebastián González.

Durante este encuentro el sacerdote Luis Romero Rangel impartió una conferencia titulada “La búsqueda de Dios, educar para la trascendencia”, en la que habló sobre la importante tarea de transmitir valores, conocimientos y experiencias. Los profesores reflexionaron sobre este tema y presentaron propuestas para posibles proyectos.

Además, la Delegación episcopal para la Educación Católica informó a los allí presentes sobre los contactos que se están manteniendo con la Junta de Extremadura, así como los acuerdos, propuestas y proyectos que se están diseñando tanto a nivel de la Diócesis como de la Provincia Eclesiástica.

 

Centenares de personas participan en la Semana Solidaria de Zafra

Cáritas La Roca realiza un viaje por el Palancar, Plasencia y Serradilla

Cáritas arciprestal de Zafra ha celebrado la II Semana Solidaria con una serie de actividades que giraban en torno a la caridad y a la solidaridad. El primer acto fue una conferencia de Inmaculada Sánchez Becerra, Delegada episcopal para las Migraciones, que se celebró en Medina de las Torres y a la que asistieron más de 60 personas. Bajo el titulo “Cáritas: una reflexión del trabajo hacia los demás fomentando los valores de la gratuidad, participación y diversidad”, Inmaculada destacó el papel tan importante que las cáritas parroquiales tienen en estos momentos de crisis, descubriendo la importancia de valores como la esperanza, la compasión o la austeridad.

Cinco sentidos

Otra de las actividades fue la celebración de una Vigilia Solidaria en los Santos de Maimona y a la que asistieron más de 250 personas de todo el arciprestazgo. Con ella se ponía punto y final a un trabajo de varios meses en el que se han realizado en las comunidades parroquiales, la Campaña “5 semanas–5 sentidos para el compromiso”.

La clausura de la Semana  la puso una “Oca Solidaria” que tuvo lugar en Atalaya, un juego que tenía como objetivo sensibilizar a los niños sobre el trabajo y la identidad de Cáritas. El juego contó con la participación de más de 150 niños, que habían celebrado este año su Primera Comunión.

Cáritas La Roca de la Sierra

Por otro lado, el pasado sábado los voluntarios de Cáritas de La Roca de la Sierra visitaron el Monasterio de El Palancar, donde pudieron observar la austeridad en la que vivió su fundador, san Pedro de Alcántara, siguiendo con gran atención las explicaciones de uno de los miembros de la Comunidad Franciscana. A continuación se desplazaron a Plasencia donde visitaron la Catedral de la ciudad, tanto la Nueva como la Vieja. Para finalizar la jornada se trasladaron a Serradilla donde pudieron observar la majestuosidad y realismos del Santísimo Cristo de la Victoria, ubicado en el Monasterio de las MM. Agustinas Recoletas donde celebraron la Eucaristía.  

 

La Cruz de san Damián, en Almendralejo

Las hermanas clarisas de Almendralejo han tenido en su convento, del 26 de mayo al 7 de junio, el Cristo de san Damián, que fue entregado por las hermanas de la misma orden de Zafra. Este Cristo, quien habló a su fundador, san Francisco de Asís, en el siglo XII, está recorriendo todos los monasterios como preparación del VIII centenario del nacimiento de la Orden en 2012.

Durante los días que fue expuesto un gran número de fieles acudieron al templo. Además, se han celebrado actividades con niños, la Eucaristía de fin de curso y una vigilia de oración con amplia participación de jóvenes.

 

Arciprestazgo Villanueva de la Serena

Niños de Primera Comunión han visitado Guadalupe

El pasado sábado el arciprestazgo de Villanueva de la Serena celebró por tercer año consecutivo a los niños que durante este curso han celebrado su Primera Comunión para tener un encuentro-convivencia, acompañados por su catequistas y párrocos. El lugar elegido para esta ocasión fue el Monasterio de Guadalupe.

La jornada comenzó con una marcha de unos dos kilómetros hasta llegar al Monasterio. Una vez allí realizaron una celebración mariana en torno a la Virgen de Guadalupe.

Tras la comida, y después de subir al camarín de la Virgen, se celebró un gran festival, en donde los niños ofrecieron las actuaciones que habían preparado con sus catequistas.

 

Centros de Promoción de la Mujer

Alrededor de 200 mujeres de los Centros de Promoción de la Mujer de Badajoz han participado en la convivencia celebrada en La Roca de la Sierra con motivo del final del curso. Las participantes pusieron en común los trabajos realizados sobre el Medio Ambiente. El encuentro finalizó con una Eucaristía, presidida por Vicente Martín, párroco de Ntra. Sra. de la Asunción del Gurugú.

 

Vida Ascendente ha celebrado su Asamblea Anual

El movimiento de Vida Ascendente ha celebrado su Asamblea Anual en la parroquia de Santa Teresa, de Badajoz, en el que han participado más de medio centenar de personas.

El acto comenzó con una oración dirigida por el consiliario diocesano, Emilio Rodríguez Benítez. A continuación, la psicóloga y colaboradora de Iglesia en camino. Mª Carmen González Rivas, pronunció una ponencia bajo el título “¿Mi vida hacia dónde se dirige?” y los participantes trabajaron un cuestionario sobre el sentido de la vida.

Además, en la Asamblea se dieron cuenta de las actividades de este curso pastoral y se leyó la memoria económica.

La Eucaristía de acción de gracias por el curso, presidida por el consiliario diocesano y concelebrada por dos consiliarios parroquiales, puso el punto y final a esta jornada.

 

Oliva de Mérida despide a Eloy Meca

La comunidad parroquial de la Purísima Concepción de Mérida celebró el pasado sábado el paso a emérito de su párroco, Eloy Meca Lázaro, con una Eucaristía de Acción de Gracias.

Tras 44 años de labor pastoral en esta localidad, en la Misa, concelebrada por 23 sacerdotes, se puso de relieve el cariño, la admiración y el profundo agradecimiento de toda esta comunidad a su párroco que se vio reflejado en una serie de cartas leídas por varios vecinos de la localidad. Además, el Arzobispo de Mérida-Badajoz agradeció tantos años de servicio en una misiva leída por Gabriel Cruz, delegado episcopal para el Clero.

Por su parte, Eloy Meca manifestó su sincero y hondo agradecimiento a esta comunidad parroquial. Además, al final recibió tres obsequios en nombre de la parroquia de la Purísima Concepción.

 

Fallece una hermana clarisa descalza

El pasado 12 de junio fallecía la hermana Sor Mª del Carmen de la Trinidad Salvador Fernández, a los 84 años, perteneciente a la Orden de Clarisas Descalzas de Badajoz, concretamente se encontraba en el Monasterio de Nuestra Señora de la Merced.

Sor Mª del Carmen había consagrado 62 años de su vida al Señor.

 

Filosofía y Teología de la Historia

Ha finalizado el Seminario sobre Filosofía y Teología de la Historia impartido por Fermín Muñoz Atalaya, profesor del ISCR de Badajoz, en el que han participado alumnos de este centro y profesores de Religión. En él han descubierto la historia como escenario del Reino de Dios y el papel que Dios juega en la historia.

 

Pastoral universitaria desarrolla varios actos

Una veintena de jóvenes profesores e investigadores universitarios han participado en sendos encuentros organizados por el Servicio de Asistencia Religiosa de la UEX en el Campus de Badajoz.

El objetivo era el mutuo conocimiento y la promoción de actividades comunes que incidan en una mejor relación personal, entre las que se propusieron: encuentros profesores-alumnos o la creación de un foro en el campus virtual.

Además, aprovecharon para trabajar sobre cuestiones referentes a la relación universidad-sentido cristiano de la vida.

Por otro lado, la Pastoral Universitaria ha coordinado, junto con la ONGD “Intered”, el “Curso de Perfeccionamiento sobre el Voluntariado”, en el que han participado alumnos y profesores de la UEX. En este curso han analizado las situaciones actuales de pobreza y se han conocido proyectos y ONG’s de lucha contra la pobreza.


España/Mundo

Monseñor Amato presidió la beatificación de Manuel Lozano Garrido

La vida de “Lolo” constituye un ejemplo de santidad desde su profesión y convivencia con el sufrimiento

Más de 18 mil personas, 20 obispos y más de 200 sacerdotes participaron, en la tarde del pasado sábado, en la beatificación de Manuel Lozano Garrido, más conocido como Lolo (1920-1971), primer periodista laico elevado a la gloria de los altares sin haber pasado por el martirio.

El arzobispo Angelo Amato S.D.B., prefecto de la Congregación vaticana para las Causas de los Santos, explicó en la celebración, que presidió en nombre del Papa en el recinto ferial de Linares, que “Benedicto XVI nos entrega un ejemplo de santidad, que transforma el dolor en peregrinación de redención”.

Infatigable apóstol

“El Papa ve en este ejemplar laico español un infatigable apóstol que aceptó la parálisis y la ceguera con espíritu sereno y dichoso -explicó monseñor Amato-. Como escritor y periodista propagó las verdades evangélicas, sosteniendo la fe de su prójimo, con la oración, con el amor a la Eucaristía y su filial devoción a la Virgen”.

“Su cuerpo se convirtió en un amasijo retorcido de huesos doloridos; pero nunca se quejó ni habló de sí mismo, sin embargo, cuando pierde el movimiento de la mano derecha, aprende a escribir con la izquierda, cuando también la izquierda se paraliza, dicta a un magnetófono y así se convierte en escritor y periodista incansable desde su silla de ruedas”, recordó monseñor Amato.

El momento culminante de la celebración tuvo lugar cuando monseñor Amato leyó solemnemente en latín la carta apostólica con la que el Papa Benedicto XVI inscribe en el Libro de los Beatos al siervo de Dios.

A continuación, se desplegó el tapiz gigante de Lolo. Tras ello, el padre Rafael Higueras, postulador de la causa de beatificación, quien acompañó en el momento de su muerte al periodista inválido, leyó de nuevo la carta en español.

Se oyeron entonces las campanas de las Iglesias de Linares, mientras un grupo de amigos de Lolo llevaron en procesión la urna con las reliquias del nuevo beato hasta ser colocadas junto al altar e incensadas.

Las personas sordas pudieron seguir la celebración mediante traducción simultánea al lenguaje de signos. La primera lectura del libro de Job la leyó un invidente. En la procesión de ofrendas, uno de los dones fue presentado por un discapacitado en silla de ruedas.

Monseñor Amato recordó también los años de adolescencia y juventud de Lolo, en plena persecución religiosa, durante la cual perdió a su hermano Agustín y distribuyó la Eucaristía entre los encarcelados. Por este motivo, él mismo fue encerrado en prisión durante tres meses. Ahora bien, más tarde perdonaría a la persona que le delató. Y concluyó: “Lolo nos invita a dar amor, porque Dios tiene un solo nombre, que es Amor, nada más que Amor”.

Parálisis total

Nacido en esa localidad, en 1920, a los 22 años Lolo, joven de la Acción Católica, comenzó a sufrir una enfermedad que en un año le provocaría una parálisis total, obligándole a vivir 32 años en silla de ruedas y en sus 9 últimos además quedó ciego. Falleció el 3 de noviembre de 1971.

A pesar de la parálisis, escribió para el diario “Ya”, las revistas “Telva” y “Vida Nueva” y la agencia “Prensa Asociada”, así como 9 libros, cuentos, poesías, ensayos, que le llevarían a ganar distintos premios.                     

Zenit.org

 

En el encuentro que mantuvo con el presidente español

El Papa reprueba la ley del aborto aprobada por el gobierno de Rodríguez Zapatero

La audiencia que Benedicto XVI concedió el jueves, día 10 de junio a José Luis Rodríguez Zapatero, presidente del Gobierno español, se ha caracterizado por la apertura con la que han afrontado tanto los temas que les unen como los que les separan.

Entre los argumentos de divergencia, han destacado el proyecto de ley sobre la libertad religiosa promovido por el gobierno, la ley del aborto que se ha aprobado con el apoyo del ejecutivo socialista, y diferencias de fondo en la visión de la educación.

Entre los temas de convergencia han destacado, en particular, la disponibilidad del Gobierno para colaborar en la preparación de las próximas visitas del Papa a España: la que realizará entre el 6 y el 7 de noviembre a Santiago de Compostela y Barcelona, y la prevista para agosto de 2011 a Madrid, con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud.

El encuentro privado entre el Papa y Rodríguez Zapatero, asistidos por un intérprete de la sección española de la Secretaria de Estado, duró una media hora y tuvo lugar en la biblioteca privada del pontífice.

Posteriormente, acompañado por el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, se entrevistó con el cardenal Tarcisio Bertone, secretario de Estado y con el arzobispo Dominique Mamberti, secretario para las Relaciones con los Estados.

Un comunicado emitido posteriormente por la Oficina de Información de la Santa Sede revela que “durante los coloquios han intercambiado sus puntos de vista sobre Europa, la actual crisis económico-financiera y el papel de la ética”.

El comunicado emitido por el Vaticano revela que en los encuentros “también han hablado de los países de Centroamérica y del Caribe, así como de otras situaciones, en particular, Oriente Medio”.

Sacralidad de la vida

Por lo que se refiere a las relaciones Iglesia-Estado, las conversaciones se centraron en “la presentación eventual de una nueva ley sobre la libertad religiosa, la sacralidad de la vida desde su concepción y la importancia de la educación”, señala el comunicado vaticano.

El comunicado vaticano afirma que “por cuanto respecta a las visitas del Santo Padre a Santiago y a Barcelona en este año y a Madrid el año próximo para la Jornada Mundial de la Juventud, se ha reconocido la más amplia disponibilidad del Gobierno español para colaborar en su preparación y desarrollo”.

El Papa viajará a Santiago de Compostela con motivo del Año Santo Jacobeo Compostelano y a Barcelona para bendecir el templo expiatorio de la Sagrada Familia, obra del arquitecto Antoni Gaudí, cuyo proceso de beatificación está en marcha.

El encuentro entre el Papa y Zapatero tiene lugar en estas fechas, según la costumbre de que el presidente saliente de turno de la Unión Europea (España está concluyendo su semestre) haga un balance de su mandato con el obispo de Roma.   

Jesús Colina.
Zenit.org  

 

La Última Cima: de 4 a 60 cines por aclamación popular

El documental sobre el cura Pablo Domínguez despierta pasiones en Internet y en las salas

La Última Cima, el emocionante documental de Juan José Cotelo sobre el sacerdote madrileño Pablo Domínguez, fallecido en 2009 en un accidente de montaña en el Moncayo, se estrenó hace una semana en sólo 4 cines, pero con ya 6.000 espectadores se ha convertido en la película número 1 en espectadores por cine en España, doblando a la segunda en el ranking, Sexo en Nueva York 2, y triplicando las cifras de El Príncipe de Persia o Robin Hood.

Como consecuencia, y por petición popular, numerosas salas en toda España han decidido retirar alguno de sus títulos para dejar espacio a La Última Cima, de forma que desde el pasado 11 de junio puede verse en más de 60 salas del país.

Pablo Domínguez, filósofo y teólogo de la Facultad de Teología de San Dámaso, en Madrid, murió con 42 años dejando atrás muchísimas personas que le apreciaban y admiraban. A su funeral acudieron más de 3.000 personas y una veintena de obispos.

Pero más allá de la personalidad de Pablo Domínguez, la película es un canto cotidiano a la vida del sacerdote “normal”: aquel que ni es criminal, ni tampoco heróico, ni exorcista ni misionero en lugares extremos, sino que, simplemente, está disponible, atiende a la gente, la escucha, la confiesa, predica la verdad sin miedo, con humor e ingenio. Con imágenes de la montaña, el filme reflexiona sobre la grandeza de lo sagrado, del sacerdocio, el sacrificio y la muerte.

Con testimonios de personas sinceras que hablan del padre Pablo, el espectador se encariña con un cura cercano que al final, lo sabemos, ha de morir. Empieza con humor y provocación, y va haciéndose más elevada en su estilo y contenido a medida que la muerte se acerca.

De boca en boca, “La Última Cima” ha sido recomendada como “la película que habla bien de los curas”. En las 3 semanas previas al estreno, se produjeron más de 200.000 descargas de los emocionantes trailers de la web (www.laultimacima.com ). En el apartado “Yo conocí a Pablo”  hay cientos de comentarios de gente que lo trataron, lo recuerdan y se han emocionado al compartir sus experiencias con este sacerdote.

P. J. Ginés
Forumlibertas.com


Análisis

La palabra del Arzobispo

Un feliz encuentro

Alrededor de 15.000 sacerdotes y más de quinientos obispos, nos hemos reunido con su Santidad el Papa Benedicto XVI, para clausurar solemnemente el Año Sacerdotal que él convocó y que abrió en la fiesta del Sagrado Corazón de Jesús de 2009.

Fueron días de reflexión, de oración y de un encuentro fraternal convertido en claro signo de la universalidad de la Iglesia. Sacerdotes, Obispos de toda raza, pueblo, lengua y nación hemos gozado compartiendo la conciencia y la gratitud de haber sido elegidos, ungidos y enviados por el Señor como auténticos ministros de salvación. Dios nos ha bendecido con el don del sacerdocio ministerial para que seamos presencia suya en el mundo, voz y esperanza para quienes buscan la Verdad, aman la justicia y desean crecer en el amor a Dios y a los hombres de nuestro tiempo.

Cálida acogida

¡Qué imagen la que hemos podido contemplar en estos tres intensos días eminentemente sacerdotales! Brillaba la ilusión, el gozo, la fe, el afecto propio de quienes se consideran hermanos pertenecientes a una misma familia cuyo hogar es el mundo entero. Tras de los rostros alegres que brindaban una cálida acogida por encima de las barreras del idioma y de las costumbres diferentes, podían adivinarse vivencias profundas, momentos de aridez espiritual, instantes de encuentro confiado con el Señor en la Eucaristía, en la Penitencia, en la administración de los sacramentos, en el rostro de los que sufren, en los ojos de los más pobres y abandonados. Por encima de todas las cosas que pueden aparecer, se intuía la realidad de las auténticas vivencias que vibran en el fondo del corazón sacerdotal. Y, junto a todo ello, el gesto recogido y devoto ante el Santísimo Sacramento expuesto a la adoración, hablaba de unión con el Señor, mantenida en la soledad de la incomprensión, en los momentos de oscuridad, en tantas ocasiones de esfuerzo mantenido más allá del cansancio, y de situaciones de sorpresa, de fracaso y de renovación interior motivada por el propósito de fidelidad a pesar de las debilidades propias. Momentos de profunda gratitud por el don de lo inmerecido e inesperado; por el don de haber sido elegidos para lo que no merecemos ni podemos corresponder adecuadamente.

Con frecuencia podíamos contemplar el gesto delicado de presbíteros jóvenes acompañando a sacerdotes mayores; y a éstos disfrutando de un apoyo que les permitía viajar desde continentes y pueblos lejanos, viviendo una aventura de fraternidad verdaderamente gozosa, quizá no fácilmente repetible.

Presbíteros y Obispos caminaban juntos hacia los lugares de encuentro y oración. Era bella imagen de compañeros unidos en esta peregrinación romana, y probablemente acostumbrados a compartir la andadura pastoral en los días anónimos y en las tareas ordinarias de pastoral que llenan las horas. Presbíteros y Obispos comparten de una forma u otra esa dedicación plena que brota de la caridad polifacética única capaz de animar el apostolado y la dedicación de los pastores.

Qué distinta imagen la contemplada ahora, y la que presentan los medios de comunicación instados por intereses y por ópticas que, en su morbosa actitud, destacan desproporcionadamente los errores y pecados de unos pocos, sobre la fidelidad, la virtud y la bondad de grandes mayorías. No nos sentimos víctimas, pero quisiéramos ayudar a quienes deforman la realidad, para que sean veraces, objetivos y equilibrados.

Crecer en humildad

Pero, en el corazón generoso de los sacerdotes reunidos anidaba el amor que perdona y pide perdón; se renovaba el ánimo de perfección que puede compensar la debilidad y el pecado que asoman en la historia de toda criatura humana; y vibraba el deseo de recuperar el amor primero.

Estoy convencido de que cada Obispo y cada Sacerdote ha podido crecer en humildad y en entusiasmo impulsado por las reflexiones, por la oración y por el estímulo que lleva consigo siempre, el testimonio de unos ante los otros.

El Santo Padre, que mantiene el espíritu joven con la riqueza de la experiencia, con la sabiduría profunda que da la fe, y con la esperanza de quien se pone y se sabe en manos de Dios, ha enriqueció este Encuentro Sacerdotal ofreciéndonos su profunda y amplia sabiduría, su testimonio de entrega sencilla y plena más allá de sus años y de su inevitable cansancio, su certera orientación teológica y magisterial tan oportuna como clara, y tan concreta como universal.

El Papa, feliz y satisfecho

Han sido verdaderamente emotivos los gestos de afecto al Santo Padre por parte del clero, de los religiosos y religiosas y de los laicos jóvenes y mayores, unidos en aplausos y aclamaciones que expandían el perfume de la sinceridad y del apoyo cordial de cada uno al sucesor de Pedro que mira a los hermanos en el sacerdocio y a los demás fieles confirmándolos en el amor a la vocación recibida.

Abundaba el comentario de que se veía al Papa, feliz y satisfecho en medio de sus hermanos Obispos y Presbíteros. Su gesto humilde y entrañable configuraba su imagen con la del Padre bueno, con la del enviado del Señor, y con el de “colaborador en la viña del Padre de familia”, tal como él mismo se presentó el día de su elección como Sumo Pontífice y cabeza visible de la Iglesia.

Pongo en vuestras manos, queridos lectores, una breve y espontánea impresión de lo vivido y compartido en estos días tan bellamente sacerdotales con los que hemos clausurado un Año de Gracia, convocado por el Papa, y presidido por la imagen y la santidad de San Juan María Vianney, patrono del clero universal.

Creo que todos los asistentes hemos salido verdaderamente reconfortados. Por eso siguiendo la invitación del Apóstol, estamos dispuestos a dar gratis, lo que gratis hemos recibido en estos días providenciales.

+ Santiago.
Arzobispo de Mérida-Badajoz.

 

Este mundo nuestro

Ancianos

En uno de estos días pasados hemos celebrado, en concreto el pasado día quince, el Día Mundial del Anciano. Cuando oí que conmemoramos tal efemérides no les niego que me quedé pensando: los ancianos.

Cuando en una familia normal se mira al entorno se da uno cuenta que, cuando aquella está constituida como Dios manda, los mayores, los abuelos, los ancianos tienen un lugar de honor, de respeto, de reconocimiento, de cariño.

Y es que la cosa en la familia viene de atrás: se casan unos jóvenes con toda la ilusión del mundo, constituyen una familia, tienen trabajo y vienen los niños: los abuelos, todavía con una vitalidad envidiable, apoyan -¡de qué manera!- a los hijos, nietos, los llevan al cole, sientan a su mesa a los hijos y demás familia con harta frecuencia… Y en los tiempos en que vivimos, si alguno o ambos han perdido el trabajo y se mueven con algunas necesidades vitales, allá están los abuelos con sus pensiones apoyando lo que pueden y más, “a vosotros no os faltará nunca un plato de comida mientras nosotros vivamos”. Sí, puede usted pensar que estoy pintando un mundo idílico de familia, pero estoy convencido que muchas de las nuestras están estructuradas así. Los mayores, mientras pueden, soportan y de qué manera una atención especial a toda la familia que viene detrás.

Pero con el paso del tiempo, se va volviendo la tortilla; ahora los que necesitan de apoyo, ayuda, atención, soporte son los ancianos, los mayores, los abuelos, y hemos montado una sociedad tan hacia fuera de la familia que es, muchas veces y otras no tanto, imposible poder cuidarles en casa. ¡Qué esfuerzos titánicos por parte de muchos de ustedes para mantener en casa a los abuelos que ya están que no pueden ni moverse! Y cuando no se puede más recurrimos según las posibilidades a que puedan ser atendidos adecuadamente en alguna Residencia.

Que el día de hoy sea para un reconocimiento continuo y perenne para nuestros ancianos en todos los sentidos, porque un pueblo se valora por cómo trate a los niños y a los ancianos.     

Sebastián González González
Vicario General

 

Editorial

Lo primero y lo segundo

Esta semana media España ha estado pendiente de la Reforma laboral y España entera del fútbol. Es curioso, cuanto menos, que el miércoles por la mañana los informativos de todas las tendencias políticas, siguieran ese orden en relación a los dos temas del día: el primer titular era el fútbol, el segundo la Reforma. ¿Será verdad que nos interesa más cómo juega eso que han dado en llamar “la Roja” que la Reforma que afectará a las relaciones entre trabajadores y empresarios en los próximos años? o ¿tal vez en el fondo no nos interesamos por las cosas que no dominamos y la Reforma nos suena a música celestial?, ¿probablemente muchos piensen que esto no va con ellos? o quizás ¿estamos acostumbrados a vivir el día a día sin preocuparnos de más historias? En cualquier caso, por si alguien tenía dudas, queda sobradamente demostrado que en esta vida pesa enormemente más el sentimiento que la razón. Razones hay para pensarlo.

Independientemente de la idea que cada uno tenga sobre las nuevas normas laborales, tanto desde la perspectiva legal como desde la política, lo cierto es que nos van a afectar a todos en algo tan importante como es aquello a lo que dedicamos, al menos, una tercera parte de nuestra vida, ocho horas diarias, y de lo que depende nuestra subsistencia y la de nuestra familia.  


Iglesia y familia

Escuela de Padres

Las madres

Esta sección de Iglesia en camino ha visto pasar por ella muchas reflexiones, como las de los padres o la de los abuelos o la del padre y ahora llega el especial de las madres. Ha surgido porque en los últimos días he recordado aquellas primeras lecciones de la enseñanza primaria en las que se estudiaban los conceptos de vertebrados e invertebrados y se descubría una de las claves para ir diferenciando lo que se encontraba en la realidad cotidiana. Después se complicaba un poco con la división entre animales ovíparos y vivíparos, entendiéndose fácilmente el primero y suscitando muchos interrogantes el segundo. ¿Quiénes nacen del vientre de la madre? o, ¿cómo se hace?, o ¿quiénes tienen madres? A la primera pregunta se nos respondía con mucha diligencia que solo los mamíferos, a la segunda que ya nos enteraríamos cuando fuésemos mayores y a la tercera que todos los seres vivos tienen madres.

Una gran obra

Con el transcurso de los años y de la experiencia de hijos aprendimos que la perfección de la naturaleza alcanza su máxima expresión en la maternidad de todas las especies. Las madres son los seres que moldean en silenciosa paciencia a sus progenies durante el tiempo que dura el desarrollo embrionario, que en el caso del ser humano son nueve largos meses de embarazo. Eso sucede con el celo de quien sabe que está haciendo una gran obra; no sólo la de un hijo, sino también la de perpetuar la especie. Este proceso termina con un grito de parto, en el que se mezclan el dolor y la dicha del desprendimiento, de regalar al mundo la nueva criatura que ha llevado en su más abultada intimidad. A partir de ese instante, su entrega la expresa en el amamantamiento, en los continuos cuidados cada vez que llora o se queja. Vendrán los desvelos en las enfermedades, en las salidas de los dientes o en las molestias causadas por las vacunas. También disponen de vitalidad para las alegrías que proporcionan los primeros sonidos que anticipan torpes palabras y oscilantes pasos. Con el transcurso de los días irán apareciendo lágrimas de penas por los fracasos y de gozo por los aciertos y éxitos.

Personas únicas

Las madres estarán acompañando al hijo aplicado en sus estudios y centrado en sus amistades, se mostrarán pacientes con el que se despista en su madurez y permanecerán en la lucha con el que no encuentra su sitio en la vida. Ellas son esas personas con las que es muy fácil discutir y enfadarse, pero lo es más el reconciliarse, sus comidas son las más sabrosas y exquisitas y sus abrazos los más tiernos. Resultan machaconas con las repetidas frases de “llámame cuando llegues o ten cuidado y no corras” y aunque nos incomodan, al mismo tiempo, nos transmiten esa constante preocupación que siempre tuvieron y tendrán. Las madres proporcionan el plus a nuestras existencias, se les quiere de forma especial, no más que a otros miembros de la familia como pueden ser los padres, sino de manera diferente.

Y esa maravilla de la naturaleza envejece con la elegancia de quien trasciende el tiempo y un buen día culmina toda una sofisticada metamorfosis que le aporta el esplendor de ser abuela. Cuando una mujer combina ser madre y abuela entonces se garantiza que hijo y nieto se sientan queridos y un niño querido será, con alta probabilidad, un adulto maduro.

A ellas, las que lo tuvieron fácil y a las que les supuso muchas dificultades y renuncias, les agradezco sus vidas y les deseo amores correspondidos. Si a las abuelas las recordamos en los sentimientos, las madres las mantendremos vivas siempre, porque nunca mueren, son eternas, infinitas en sus posibilidades y en los recuerdos sentidos. Es tanto lo que son y representan que no podemos permitir que haya niños que se quedan esperando la llegada de una madre por problemas burocráticos en los procesos de adopciones, triste y cierta realidad.

José María Fernández Chavero
Psicólogo clínico y máster en bioética
consulta@josemariafernandezchavero.es

 

Música

Padre Gabaráin: inspiración infinita

¿Quién no ha entonado alguna vez, casi sin darse cuenta, aquello de “Tú has venido a la orilla, sonriendo has dicho mi nombre”? ¿Alguno de ustedes recuerda cuándo fue la primera vez que fueron “Juntos como hermanos, miembros de una Iglesia”? ¿Y habrá alguien que se atreva a decir que no se le han erizado los pelos del cogote al escuchar a los militares cantar “La muerte no es el final”? Pues todas estas canciones (y otras 500 más, por lo menos) tienen en común que fueron escritas por el padre Cesáreo Gabaráin, quien en sus 55 años de vida nos las regaló como componentes ineludibles de nuestras oraciones, liturgias y momentos varios de celebración.

Cesáreo Gabaráin Arzumendi nació en Hernani en un año tan significativo como 1936. A la edad de 10 años ingresó en el Seminario Menor de Zaragoza para pasar después al Seminario Mayor de San Sebastián. Precisamente en la catedral de la capital Guipuzcoana es donde sería ordenado sacerdote en el año 1959 para pasar a ser nombrado capellán de diversos colegios y residencias. El contacto con los más jóvenes y también con los más necesitados le inspiraría la mayor parte de su prolija obra. Aficionado al deporte (el ciclismo era su pasión), comenzó a escribir canciones a los 30 años. Siempre buscaba una melodía que se “pegara” de primeras para rellenarla de sentimientos, experiencias y vivencias en forma de letras.

Una espiga dorada por el sol, Vienen con alegría, Señor (cantando vienen), El Viñador, La paz esté con nosotros, y, sobre todas, El Pescador de Hombres, traducida a múltiples idiomas y estilos, como la fabulosa versión que el Padre Jony nos ofrecía en su primer disco, Provocando la Paz. La del padre Gabaráin es una obra hecha con el corazón, desde la vivencia de Cristo, siempre con María muy presente. Podemos encontrar buena parte de ella en una colección de discos que la Editorial San Pablo pone a nuestra disposición. Para no perdérsela.

José Luis Lorido

 

Vamos al cine

Baaría

La película narra las andanzas de Peppino, un humilde pastor, amante de la literatura, que se meterá en política una vez finalizada  a Segunda Guerra Mundial.

La selección de secundarios nos parece muy acertada, aunque la de los protagonistas tampoco se queda corta a pesar de que se contrató a dos actores desconocidos para el gran público.

Según el cineasta, Baarìa (2009) es un largometraje casi autobiográfico, que guarda una íntima relación con Cinema Paradiso (1988). El autor cuenta la vida de tres generaciones que transcurren a lo largo de cincuenta años. Da la impresión de que estamos ante  una especie de Cuéntame cómo pasó, pero, a la italiana, contando la historia de Italia con una aparente objetividad, por lo menos más objetiva que la serie de nuestro país.

El cine de Tornatore deja destellos de un maestro, dotando al film de gran humanidad y de excelentes toques de humor que hacen a la producción de 150 minutos muy llevadera.

Por otra parte, la película  refleja magníficamente a la sociedad de la época: las distintas realidades políticas; las grandes diferencias sociales y el humanismo cristiano.

La película muestra una relación paterno-filial que resulta entrañable. También destaca la actitud positiva de los protagonistas hacia la vida o el matriarcado representado por Ángela Molina.

Finalmente, sería necesario indicar que este largometraje ha sido rodado al estilo clásico y con la elegancia de los grandes largometrajes americanos. Todo ello, amenizado por una buena banda sonora de Ennio Morricone y contando una gran historia de amor sin estridencias.

Víctor Alvarado
Pantalla 90

 

De web en web

Churchontheball

Churchontheball.com es la Web que la Conferencia Episcopal de Sudáfrica ha puesto en marcha con motivo del Campeonato del Mundo de Fútbol que se está celebrando en el país africano. El intento es una bonita experiencia para los que quieran aprovechar el fútbol para encontrarse también con Dios, que de eso se trata. Si queréis tenerla en castellano, ya sabéis que con Chrome el navegador de Google, tendréis una traducción simultánea para haceros una idea de lo que contiene la Web. Por lo pronto, podríamos empezar con la oración que nos trae en la primera página. Y mucho más.

Casimiro Muñoz


Celebrar la fe

Celebramos el XII domingo del T. O.

Profecía de Zacarías 12, 10-11; 13, 1

Así dice el Señor: 

“Derramaré sobre la dinastía de David y sobre los habitantes de Jerusalén un espíritu de gracia y de clemencia. 

Me mirarán a mí, a quien traspasaron, harán llanto como llanto por el hijo único, y llorarán como se llora al primogénito. 

Aquel día será grande el luto en Jerusalén, como el luto de Hadad-Rimón en el valle de Meguido”.

Aquel día se alumbrará un manantial a la dinastía de David y a los habitantes de Jerusalén, contra pecados e impurezas.

 

Salmo 62, 2. 3-4. 5-6. 8-9

R. Mi alma está sedienta de ti, Señor, Dios mío.

 

Oh Dios, tú eres mi Dios, por ti madrugo, mi alma está sedienta de ti; mi carne tiene ansia de ti, como tierra reseca, agostada, sin agua. R. 

¡Cómo te contemplaba en el santuario viendo tu fuerza y tu gloria! Tu gracia vale más que la vida, te alabarán mis labios. R.

Toda mi vida te bendeciré y alzaré las manos invocándote. Me saciaré como de enjundia y de manteca, y mis labios te alabarán jubilosos. R. 

Porque fuiste mi auxilio, y a la sombra de tus alas canto con júbilo; mi alma está unida a ti, y tu diestra me sostiene. R.

 

Carta de san Pablo a los Gálatas 3, 26-29

Hermanos: 

Todos sois hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús. 

Los que os habéis incorporado a Cristo por el bautismo os habéis revestido de Cristo. 

Ya no hay distinción entre judíos y gentiles, esclavos y libres, hombres y mujeres, porque todos sois uno en Cristo Jesús. 

Y, si sois de Cristo, sois descendencia de Abrahán y herederos de la promesa.

 

Evangelio según san Lucas 9, 18-24

Una vez que Jesús estaba orando solo, en presencia de sus discípulos, les preguntó: 

-¿Quién dice la gente que soy yo?

Ellos contestaron: 

-Unos que Juan el Bautista, otros que Elías, otros dicen que ha vuelto a la vida uno de los antiguos profetas.

Él les preguntó: 

-Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?

Pedro tomó la palabra y dijo: 

-El Mesías de Dios.

É1 les prohibió terminantemente decírselo a nadie. Y añadió: 

-El Hijo del hombre tiene que padecer mucho, ser desechado por los ancianos, sumos sacerdotes y escribas, ser ejecutado y resucitar al tercer día.

Y, dirigiéndose a todos, dijo: 

-El que quiera seguirme, que se niegue a sí mismo, cargue con su cruz cada día y se venga conmigo. Pues el que quiera salvar su vida la perderá; pero el que pierda su vida por mi causa la salvará.  

 

Lecturas bíblicas para los días de la semana:

21, lunes: 2 R 17, 5-8. 13-15a. 18; Mt 7, 1-5.
22, martes: 2 R 19, 9b-11. 14-21. 31-35a.
36; Mt 7, 6-12-14.
23, miércoles: 2 R 22, 8-13; 23, 1-3; Mt 7, 15-20.
24, jueves: Is 49, 1-6; Hch 13, 22-26; Lc
1, 57-66. 80.
25, viernes: 2 R 25, 1-12; Mt 8, 1-4.
26, sábado: Lm 2, 2. 10-14. 18-19; Mt 8, 5-17
27, domingo: 1 R 19, 16b. 19-21; 5, 1. 13-18; Lc 9, 51-62.

 

La liturgia... paso a paso

Prenda de Salvación

No es raro que se nos acerque a los sacerdotes buena gente, que comulgan casi todos los días o al menos los domingos, y nos digan con cierto sobresalto que “la comunión no les dice nada”. Con esta expresión, nos están indicando que cuando llega el momento culminante de la celebración en el que reciben a Cristo presente en el pan eucarístico no saben cómo acogerle, no sienten que su corazón se estremezca a pesar de la proximidad del encuentro con el Señor.

La oración de poscomunión de este domingo nos presenta la Comunión eucarística como “prenda de salvación.” Si consultamos al Diccionario de la RAE sabremos que “prenda” es lo que se da  como seguridad y cumplimiento de una obligación. Por tanto, si recibimos la Sagrada Comunión no sólo recibimos al Señor sino también una prenda de salvación como pide la poscomunión de la misa de hoy.

Esta petición presenta la comunión eucarística, recibir al Señor lo mejor que podamos, como una gracia que nos une un poco más a Cristo, nuestro Salvador y, por tanto, nos abre a la esperanza de la Vida eterna. Y esto con independencia de sentimientos y consuelos. Sólo exige fe y confianza de que las cosas son así porque Cristo se ha hecho alimento en la Eucaristía para salvarnos.

La lectura evangélica nos pude servir de encuadre para dimensionar lo anterior y no caer en un papanatismo pietista.

A la inquietante pregunta de Cristo sobre lo que pensaban de Él, san Pedro dio en la diana gracias a la acción del Espíritu. Es decir: sólo nos podemos acercar y reconocer a Cristo bajo la acción del Espíritu Santo que es quien  aviva la fe y así surge en nosotros el recogimiento interior que es el habitáculo donde se percibe a Cristo, aunque sea en la dolorosa experiencia de la ausencia.

Antonio Luis Martínez

 

El Santo de la semana

22 de junio: San Juan Fisher (1469-1535)

Juan, hijo de familia rica, nació en Beverly (Inglaterra), en 1469. Estudió en la Universidad de Cambridge y fue ordenado sacerdote en el año 1491.

La madre del rey protegía a quienes destacaban en la Universidad y eligió como titular de cátedra a Juan así como le pidió que fuera su confesor. Le pidió también que colaborase con ella en la fundación de dos colegios.

El año 1504 fue nombrado obispo de Rochester cuando era canciller de la universidad haciendo posible compaginar el oficio de catedrático y de canciller con el de obispo.

Hizo la visita pastoral de toda su diócesis destacando por su gran piedad, gran austeridad y verdadero celo por la salvación de las almas.

Juan Fisher sintonizó con el humanismo y el reformismo llegando a tener amistad y mantener correspondencia con Erasmo. En cuanto las ideas luteranas fueron conocidas en Inglaterra, Juan señaló que era una reforma equivocada y defendió la verdad católica, contestando al libro de Lutero “La cautividad de Babilonia” con su libro “Defensa de los siete sacramentos”.

En 1531 protestó contra el nuevo título del rey como “cabeza de la Iglesia de Inglaterra”, perdiendo desde ese momento el favor del rey. Se opuso al matrimonio del rey con Ana Bolena al considerar válido el matrimonio con Catalina de Aragón. En 1534 se negó a jurar el Acta de Supremacía del rey sobre la Iglesia de Inglaterra y por ello fue arrestado y encarcelado en la Torre de Londres y siendo destituido de su sede.

El papa Clemente VIII lo hizo cardenal, pero el rey Enrique VIII contestó que “el capelo cardenalicio no encontraría en Juan cabeza donde colocarse”.

Fue decapitado en Londres el 22 de junio de 1535. Su cabeza estuvo clavada en una pica durante quince días en el Puente de la Torre. Fue canonizado por el papa Pío XI junto con santo Tomás Moro en 1935.

Gonzalo Encinas Casado

 

Dichos y preguntas

¿Qué daños provoca la “píldora del día después”?

La mal llamada “anticoncepción de emergencia” provoca daños enormes. Porque bajo esta fórmula engañosa (“anticoncepción de emergencia”), especialmente con el recurso a la píldora del día después, se esconde la búsqueda no sólo de impedir la concepción, sino de destruir la vida del hijo si ya hubiese comenzado a existir. Hay mujeres que, después de una relación sexual, recurren a estos métodos porque tienen miedo de estar embarazadas. Pero al actuar así “disparan” de un modo indiscriminado contra todo lo que pueda ocurrir en su cuerpo. Este modo de actuar provoca daños enormes. Sólo queremos poner en evidencia tres:

El primero es que se busca destruir en el seno de sus madres a sus hijos. Es cierto que la mayoría de las veces la anticoncepción de emergencia no actúa sobre un embrión, porque no todas las relaciones sexuales permiten que se inicie una nueva vida humana. Pero también es cierto que en muchos casos sí se ha dado la concepción, y entonces la píldora del día después (u otros métodos) condenan al embrión a una muerte silenciosa y oculta, pero no por ello menos muerte ni menos injusta.

Lo anterior lleva, precisamente, a un segundo daño: la angustia y la duda en la que puede vivir una mujer después de haber recurrido a estos métodos. ¿Cómo saber si el uso de la píldora del día después provocó la muerte de un hijo, o no tuvo mayores consecuencias? La duda queda anclada en el corazón de muchas mujeres que, por no confiar en Dios y por no abrirse al respeto y cariño que merece cada hijo, “dispararon” un día contra sus cuerpos sin saber con certeza si estaban matando o no a un hijo muy pequeño.

Por último, este tipo de actuaciones promueven un uso muy irresponsable de la sexualidad y se cae en un sinfín de deformaciones.

Fernando Pascual.
Catholic.net


Última

Entrevista con el periodista Camille Eid

Católicos en Irán: ¿en peligro de extinción?

Dado que los cristianos huyen en gran número de Irán, tanto por razones políticas como religiosas, la comunidad cristiana corre verdadero peligro de extinción, afirma el periodista y observador de las Iglesias de Oriente Medio, Camille Eid. En esta entrevista concedida al programa “Dios llora en la Tierra”, producido por la Catholic Radio and Television Network en colaboración con la organización católica Ayuda a la Iglesia Necesitada, este experto explica cómo es la vida para un cristiano que vive en Irán..

Hoy Irán es más de un 99% musulmán. ¿Cómo impregna el Islam la vida de cada día?

Si usted está en las calles de cualquier parte del país verá el retrato de los mártires, del Ayatolá, el último Jomeini, el actual Ayatolá Jamenei. Si usa el teléfono de una cabina pública escuchará la voz de imán Hussein diciéndole qué hacer. En las escuelas, se permiten las diversas asignaturas pero a través de la perspectiva que se basa en el Corán y el Hadit y otras ciencias islámicas.

 

Los cristianos son unos 100.000 en una población de 71 millones. ¿Cómo son vistos los cristianos en Irán?

Los cristianos son vistos como minorías étnicas porque son predominantemente armenios y siro-caldeos. Tenemos 80.000 armenios ortodoxos, 5.000 católicos armenios y cerca de 20.000 asirio-caldeos, más otras comunidades como iglesias latinas y protestantes, que, todas juntas, hacen entre 100.000 y 110.000 cristianos. Así que son vistos como minorías étnicas y, como tales, no se les permite celebrar sus ritos en parsi, la lengua oficial de Irán, y evitar que sean atractivos y comprendidos por los iraníes locales.

 

Pero aún así, el parlamento reserva tres escaños para los cristianos. ¿Por tanto, los cristianos tienen voz dentro de la estructura parlamentaria?

De hecho, la República Islámica ha conservado la Constitución de 1906 que reserva cinco escaños para las minorías -tres para los cristianos, uno para los zoroástricos, y otro para los judíos-. Los bahabitas, por ejemplo, que son los no musulmanes más numerosos, no tienen escaño porque se les considera herejes y no una comunidad religiosa y, por tanto, no personas.

 

¿Están garantizados por la constitución los derechos de los cristianos?

No. El artículo 13 menciona que todos los iraníes iguales por raza y por lengua, pero la religión no se menciona. En el artículo 14, si me permite leérselo: “Todas estas comunidades no musulmanas se abstendrán de tomar parte en conspiraciones contra el Islam y contra la República Islámica de Irán”. Y por último, el artículo 19 establece: “Todos los iraníes de cualquier grupo étnico deben gozar de los mismos derechos y el color, la raza o la lengua no ofrecen privilegio alguno”. Aquí tampoco hay ninguna referencia a la religión.

 

¿A qué clase de restricciones se enfrentan los cristianos en su vida diaria?

Para los cristianos es difícil encontrar trabajos en la administración pública. Incluso los directores de colegios cristianos son musulmanes, excepto en Ispahan, donde hace tres o cuatro años el gobierno nombró un armenio para el Colegio Armenio. Otro ejemplo es el ejército. Hace algunos años descubrieron que un oficial, el coronel Hamid Pourmand, se había convertido al cristianismo. Fue procesado y se llevó ante la corte marcial, pero gracias a la presión internacional pudo abandonar Irán. Es muy difícil que los cristianos estén en altos puestos del gobierno en Irán.

 

¿Qué vida tiene un musulmán converso?

Nadie puede confesar su nueva fe dentro de Irán. Sólo es posible si se puede ir al extranjero. Conozco a dos familias iraníes en Italia que son convertidas. Una de las familias cruzó la frontera entre Irán y Turquía en invierno. Fue difícil y pudieron asegurarse el asilo. Dentro de Irán no podían expresar o mostrar su fe porque se enfrentarían a la muerte. No es fácil.

 

Cerca de 10.000 familias abandonan Irán cada año. ¿Qué significa esto para comunidad cristiana en Irán?

La presión política la sufren tanto no musulmanes como musulmanes, pero los cristianos la sufren doblemente, porque está la faceta política del régimen que es cuestionada por la mayoría de los iraníes y, encima de esto, la presión religiosa para los no musulmanes, porque sienten que su libertad está coartada. Esa es la razón de esta fuga masiva y, de hecho, hay un verdadero peligro de desaparición, de una extinción del cristianismo en Irán.

Mark Riedemann.
Zenit.org

 

Patrimonio cultural de nuestra Iglesia

Usagre (II)

Continuamos en este número hablando de la localidad de Usagre, más concretamente de su iglesia parroquial, que ya comenzamos a describir en el número anterior, y conoceremos el resto de edificios religiosos como ejemplo del excelente patrimonio eclesial.

Del exterior de la iglesia parroquial llama la atención la capilla absidal del costado del Evangelio, con su remate almenado sobre triple arquería y friso de ladrillo. La fachada frontal presenta a la izquierda una espadaña torreada de sencilla factura, con dos amplios campanarios. Centrada bajo el hastial, que en los templos se refiere a cada una de las tres posibles fachadas correspondientes a los pies y laterales del crucero, se abre una portada de piedra, de severo diseño clasicista, con finas pilastras laterales y elemental arquitrabe de coronación. Bajo el arco que lo remata por la parte superior, se cobija una hornacina en la que se aloja una hierática imagen de piedra, representando a la Virgen con el Niño, obra de gran interés, probablemente visigoda o mozárabe.

Otro edificio digno de mención en Usage es la ermita del Cristo de la Piedad que, aunque pequeño en cuanto edificio, cuenta con nave de dos tramos, cubierta mediante bóvedas de cañón con lunetos y bóveda secundaria en forma de media luna, que, en este caso, se utiliza para dar luz a la bóveda principal, aunque también en ocasiones una bóveda de lunetos nos indica la intersección de dos bóvedas de cañón de distinta altura.

Su cabecera, la zona de mayor antigüedad, es cuadrangular y presenta bóveda de crucería estrellada de adornada estructura con frisos laterales de ornamentación vegetal. Al exterior ostenta hermosa espadaña de gran cuerpo, con doble campanario abalconado, sobre sencilla fachada encalada.

No podemos finalizar sin las referencias a la ermita de la Virgen de la Cruz y al convento de monjas Concepcionistas, este último fundado en 1509 por Gonzalo Rico-Hombre y su esposa María Cepeda, que fue trasladado a Bienvenida en 1732.

Además, encontramos la Casa de la Inquisición en la calle Convento, pequeño edificio de carácter popular, con puerta y ventana enmarcadas con motivos decorativos de sencilla ejecución, realizado en fábrica y encalados.

Un escudo en piedra de esta institución, procedente quizá de esta casa, aparece en una colección particular. Ventanas y otros vestigios de viejas realizaciones mudéjares; viviendas tradicionales de atractivas fachadas, chimeneas del modelo más representativo de la región, y otras muestras constructivas y ambientales, perduran todavía en numerosos edificios.

Pablo Iglesias Aunión
Licenciando en Historia

 

Han dicho...

José Luis Mendoza, Rector de la UCAM:

“(Benedicto XVI) Es el gran continuador de la obra de Juan Pablo II el Magno. Se trata de un hombre pacificador y conciliador que ha hecho posible el entendimiento con las distintas Iglesias. Ha dado un gran impulso ecuménico y se ha convertido en un gran defensor de los derechos humanos y la paz”.

 

Jaime Mayor Oreja, Eurodiputado del PP:

“Tenemos un Pontífice excepcional. Sólo un hombre con su fortaleza moral es capaz de no callar ante los ataques contra la Iglesia. Todos pensaron que sería un Pontificado breve, pero está desarrollando una gran tarea. Es capaz de soportar un calvario sin dejar de hacer el diagnóstico preciso”.

 

Eduardo Verástegui, actor:

“Tras cinco años de Pontificado, la Iglesia navega segura en las manos de Pedro, que jamás se doblega ante las olas de la tempestad ni varía su rumbo hacia el puerto seguro que se encuentra en Cristo Jesús”.

 

Javier Nieves, locutor de radio:

“Es un Papa que me ha acompañado e invitado a una profunda meditación. Marcaría dos escritos clave: Deus Caritas est, en el que acerca la figura de Dios Padre, y el libro Jesús de Nazaret, en el que me acercó profundamente a la figura del Salvador”.

Extraído de La Razón


Noticias de América latina

http://www.aciprensa

 


Return to Camino