Iglesia en camino

Semanario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz (España)

E-Mail: iglenca@archimeridabadajoz.org

Número 805. 30 de mayo de 2010

Director: Juan José Montes


Temas de la semana

Este domingo celebramos la Jornada Pro Orantibus

200 laicos se reúnen en Almendralejo en el Día del Apostolado Seglar

El Papa afirma que sin ética no habrá un orden mundial justo

La delegada del Gobierno en Extremadura ha visitado el centro “La Providencia”

Certificadas 49.126 firmas para la ILP Red Madre

El “Padre Cristóbal” recibe 35.000 euros del “Mochuelo”

Cáritas ha celebrado el III Encuentro de Mujeres de Badajoz

Escuela de padres: Colaboración con la Pastoral Familiar

Renovado el Consejo de arciprestes

El obispo de Córdoba con el Patronato de Caja Sur

Entrevista a Rafael Navarro-Valls


Actualidad

En la Diócesis hay trece monasterios de clausura femeninos

Jornada Pro Orantibus, para orar por los que cada día oran por nosotros en los monasterios

Este domingo, solemnidad de la Santísima Trinidad, celebra la Jornada Pro Orantibus, dedicada a orar por aquellos que cada día oran por nosotros en sus monasterios, por las personas de vida consagrada contemplativa.

Este año el lema es “La vida contemplativa, cenáculo eucarístico. ¡Venid adoradores!”. Con él las comunidades contemplativas invitan a reconocer el valor de la oración y especialmente de la adoración eucarística.

Monseñor Jesús Sanz, arzobispo de Oviedo y presidente de la Comisión Episcopal para la Vida Consagrada, en su mensaje con motivo de esta jornada señala que “la presencia amable y querida de Jesús en la santa Eucaristía ha generado no pocos carismas en la vida de la Iglesia”. Además, afirma que “es en torno a la Eucaristía en donde la comunidad se reúne” cada día. “Los llamados a la vida contemplativa hacen de esto una particular profesión de vida y de amor”. Así, continúa, “el silencio del claustro y el retiro apartado, lejos de ser un mutismo o una huida, se convierten en la condición para poder testimoniar el amor de toda la Iglesia hacia Jesús en la Eucaristía”.

Por su parte, Monseñor Santiago García Aracil, arzobispo de Mérida-Badajoz, en su mensaje con motivo de esta jornada, que reproducimos íntegramente en la página 3, invita que se conozcan las comunidades monacales, lo que “concierne a su identidad, constitución y dedicación, necesidades y recursos, y a su difícil situación actual a causa de la escasez de vocaciones”. Mons. García Aracil pide “ferviente y confiadamente al Señor, que haga sentir a los jóvenes la llamada a compartir la fraternidad y la contemplación en el silencio del Claustro. Esta forma de vida es una joya en el seno de este mundo tan agitado y disperso, carente de serenidad y de paz interior, de felicidad profunda y de cercanía de Dios”.

Realidad diocesana

En la Diócesis la vida consagrada contemplativa se hace presente a través de 13 monasterios de clausura femeninos, pertenecientes a cuatro órdenes: Agustinas Recoletas, con 14 monjas, Carmelitas Descalzas, con cerca de 40 monjas en tres monasterios, Concepcionistas, que tienen una treintena de consagradas en dos monasterios, y Clarisas, las más numerosas, tienen una media de 15 monjas en cada uno de sus siete monasterios en la Diócesis.

 

Se presentaron más de 67.800 firmas

La Junta Electoral de Extremadura certifica las firmas para la ILP Red Madre

Según informa el Foro de la Familia, la Junta Electoral de Extremadura ha certificado un total de 49.126 firmas de las 67.825 presentadas por la comisión promotora de la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) RedMadre, para crear una red de apoyo a la mujer embarazada.

El proceso en nuestra región se inició en abril de 2009 y, tras casi un año, se presentaron las firmas en abril de 2010. El objetivo que se marcó el Foro de la Familia pasaba por recoger, en el plazo de seis meses, el 5% del censo electoral de la Comunidad, unas 43.000 firmas (las exigidas por la ley Autonómica) para conseguir que la red de apoyo a la mujer embarazada tuviese rango de Ley. En este sentido, el Foro Español de la Familia presentó más de 67.800 firmas en Parlamento de Extremadura. La Comisión Promotora de la ILP manifestó su agradecimiento y colaboración a los más de 326 fedatarios que estuvieron recogiendo firmas en los últimos meses.

Ahora tan sólo queda el acuerdo de la mesa del Parlamento para su tramitación como proposición de ley y el debate y votación de la ILP conforme a las previsiones del reglamento del Parlamento de Extremadura.

 

Almendralejo ha acogido la celebración del Día del Apostolado Seglar

Han participado 200 personas de Movimientos y Asociaciones de la Diócesis

Alrededor de 200 personas pertenecientes a los Movimientos y Asociaciones de la Diócesis se han reunido para celebrar juntos el Día del Apostolado Seglar, bajo el lema “No he venido a ser servido, sino a servir”. Este encuentro, organizado por la Delegación Episcopal para el Apostolado Seglar se celebró en el Centro Universitario Santa Ana, de Almendralejo.

En esta ocasión la celebración de Pentecostés quería tener un acento celebrativo y de fiesta, en el que la alegría del encuentro de laicos procedentes de distintos Movimientos se hiciese patente.

Reconocimiento y valoración

Tras la oración, se hizo una presentación en imágenes de todos los Movimientos implantados en la Diócesis amenizada con la música del grupo “Pares sueltos”, de la familia salesiana de Cádiz. Como explica Clarisa Pinheiro, Delegada episcopal para el Apostolado Seglar, “esta presentación quería dejar constancia de la diversidad de carismas que el Espíritu suscita en nuestra Iglesia para la evangelización y la construcción del Reino. No se trataba sólo del conocimiento mutuo, sino del reconocimiento y valoración de aquello que, entre todos, distingue y complementa”.

Además, para fomentar este conocimiento se llevó a cabo una exposición de materiales y folletos divulgativos de cada Movimiento.

La jornada concluyó con la celebración de la Eucaristía, presidida por Monseñor Santiago García Aracil y concelebrada por varios sacerdotes, en su mayoría consiliarios de la Acción Católica y Seglares claretianos.

 

Afirma la Delegada del Gobierno en su visita a este centro

“El Centro La Providencia es un ejemplo de esfuerzo y trabajo”

La delegada del Gobierno en Extremadura, Carmen Pereira, ha visitado el Centro Ocupacional que gestiona la Casa de La Providencia del Instituto Secular “Hogar de Nazaret” en Ribera del Fresno. Carmen Pereira recorrió las instalaciones de este centro que acoge personas con discapacidad física y psíquica y actúa como residencia de mayores.

“La Providencia” comenzó su andadura en Ribera del Fresno en 1941, seis años después de que el 23 de diciembre de 1935 se consagrara el primer miembro del Hogar de Nazaret, María Gragera.

Por su parte, el Centro Ocupacional, que comenzó a funcionar a principios del año pasado, trabaja con 25 mujeres con discapacidad intelectual para desarrollar sus habilidades y destrezas, ayudados por profesionales tituladas.

En la visita, tanto Carmen Pereira como el alcalde la de la localidad, Antonio Fernández, declararon que esta obra es “sin duda un ejemplo de esfuerzo, trabajo, constancia y tesón”.

Juan Franco Llano/Redacción

 

“El Mochuelo” comienza a repartir la recaudación

La Campaña del Mochuelo ha comenzado esta semana el reparto de los más de 116.000 euros recaudados la pasada Navidad en la última edición de esta iniciativa solidaria.

El acto simbólico de este inicio del reparto de la Campaña 2009/2010 tuvo lugar en el centro de transeúntes “Padre Cristóbal” de Mérida, el principal beneficiario de la campaña, que ha recibido cerca de 35.000 euros.

En total, los 120.000 euros de la recaudación de este año se destinarán a 24 organizaciones asistenciales, gracias a las cuales puede llegar la generosidad de todos los que colaboran con la “Campaña el Mochuelo” a las personas más necesitadas.

En esta ocasión, más de 30.000 euros se han destinado a diez Cáritas parroquiales; la Conferencia de San Vicente de Paúl y las Voluntarias de la Caridad reciben más de 13.000 euros cada una; también se ayudará al Asilo de Ancianos (5.100 euros) y al Proyecto Vida (6.010 euros); a asociaciones que trabajan con personas con Síndrome de Down, deficientes auditivos, Alzheimer...; además se enviará dinero para la construcción de un orfanato en África y para los afectados por el terremoto de Haití.

 

Mujeres de las Cáritas parroquiales de Badajoz participan en un encuentro con sus monitoras

El pasado viernes se celebró en la parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe el “III Encuentro de Mujeres de la ciudad de Badajoz”, bajo el lema “Es hora de empezar a andar…”, organizado por Cáritas Diocesana con motivo del “Día del Corpus”.

A este encuentro asistieron más de 50 mujeres de distintos puntos de la ciudad, que participan en los talleres de las cáritas parroquiales, acompañadas por sus monitoras y por los miembros de la Dirección de Cáritas Diocesana e Interparroquial y técnicos del Equipo de Animación Comunitaria.

Educación de los hijos

Tras la oración que inauguraba este encuentro, dio comienzo la charla “Prevención en el ámbito familiar”, en la que se contó con la presencia de Rocío Pérez Moreno y Ana Belén García Rubio, técnicos del Proyecto Vida de Badajoz. Durante la misma se mostraron, a través de casos y consejos prácticos, las distintas realidades y estilos de familia y cómo educar a sus hijos.

El broche final de la tarde llegó con algunas dinámicas en las que se fomentaban habilidades sociales y técnicas de risoterapia.

Por otro lado, Cáritas Diocesana y la Obra Social de Caja Madrid han firmado un convenio para financiar, con 12.000 euros, el proyecto “Convivium”, dirigido a la atención de personas inmigrantes en el territorio.

 

El Arzobispo renueva el Consejo de Arciprestes

Como es habitual en estas fechas, Monseñor Santiago García Aracil, Arzobispo de Mérida-Badajoz, ha procedido al nombramiento de diversos sacerdotes diocesanos como arciprestes para los 17 arciprestazgos que forman la Diócesis. Los nombramientos realizados son los siguientes:

-Mateo Blanco Cotano: arcipreste de San Juan Bautista, en Badajoz.

-Antonio León Durán: arcipreste de San Juan de Ribera, en Badajoz.

-Manuel Fernández Rico: arcipreste de San Fernando, en Badajoz.

-Manuel Calvino López-Torrado: arcipreste de Jerez de los Caballeros.

-José Mª Campanón Forte: arcipreste de Zafra.

-Juan Francisco Apolo Márquez: arcipreste de Fregenal de la Sierra.

-José Mª Redondo Pilo: arcipreste de Castuera-Zalamea de la Serena.

-Juan Antonio Delgado Silvero: arcipreste de Montijo.

-David Martínez Gutiérrez: arcipreste de Calamonte.

-Javier Moreno Soltero: arcipreste de Villafranca de los Barros.

-José Ignacio López- Navarrete Garrido: arcipreste de Llerena.

-José Mª Barrantes Gil: arcipreste de Almendralejo.

-Jesús Chacón Jiménez: arcipreste de Fuente de Cantos.

-Manuel Ruiz Durán: arcipreste de Olivenza.

-Jorge Sánchez Muriel: arcipreste de Mérida.

-Diego Valle Rubio: arcipreste de Alburquerque.

-Luis Ramírez García: arcipreste de Villanueva de la Serena.

 

Sacerdotes diocesanos participan en la Jornada de Formación Permanente

Alrededor de 60 sacerdotes diocesanos han participado en la Jornada de Formación Permanente del Clero, organizada por la Delegación episcopal para el Clero, en la casa de oración de Gévora.

En esta ocasión el tema a tratar ha sido “El sacerdote, partícipe y dinamizador de encuentros pastorales”. El salesiano Josep Mª Maideu Puig, de la diócesis de Tarrasa, fue el encargado de desarrollar este tema a través de tres ponencias: “La participación del presbítero en las reuniones sacerdotales”, “El presbítero como pedagogo y dinamizador de las reuniones pastorales” y “Metodología y estructura de una reunión pastoral”.

 

Día de la Parroquia

El pasado domingo la parroquia del Espíritu Santo, de Badajoz, celebró su Día con la celebración de una Eucaristía en el Paseo Condes de Barcelona, en la que participaron un gran número de fieles de esta nueva parroquia que está dando sus primeros pasos como comunidad.

 

Hermandad Ntra. Sra. de Finibus Terrae

Durante la celebración de la Eucaristía la nueva Junta de Gobierno de la Hermandad de Ntra. Sra. de Finibus Terrae de Almendral juró los Estatutos y posteriormente le fueron impuestas las medallas de la Hermandad. Esta celebración estuvo presidida por José Corrales Guisado, párroco de la localidad y director espiritual de la Hermandad.

 

María de la Concepción García celebra sus bodas de oro

La hermana María de la Concepción García Gutiérrez ha celebrado sus bodas de oro de profesión religiosa con una Eucaristía en la que renovó sus votos, en la parroquia de Santa Eulalia, de Mérida. Esta hermana, natural de Málaga, y miembro de la Congregación de las Hermanas franciscanas, trabaja en el centro “Padre Cristóbal” de Mérida.

 

Agenda

Actos con motivo del Corpus

Con motivo del Corpus, en Mérida la procesión será a las 11’00 h. y, previamente, se celebrará la Eucaristía en la Concatedral, a las 10’00 h. Para los niños de Primera Comunión la Eucaristía se celebrará en la parroquia de Ntra. Sra. del Carmen. En Badajoz, la Eucaristía será a las 19´00 h. en la Catedral, de allí partirá, a continuación, la procesión. Los niños de Primera Comunión celebrarán la Eucaristía en la parroquia de San Juan Bautista.

Por su parte, la parroquia de Los Santos de Maimona ha preparado una serie de actos, entre ellos, la proyección del documental “Asland, con la miel en los labios”, el martes a las 21’00 h o un concierto de órgano en la parroquia el sábado.

Además, la Cáritas del Arciprestazgo de Zafra ha organizado varios actos. El martes, en Medina de las Torres, se presentará una ponencia sobre Cáritas a las 21’00 h. En Los Santos de Maimona, el viernes se celebrará una Vigilia Solidaria, a las 21’30 h., y el sábado en Atalaya tendrá lugar un encuentro con niños.

 

Exposición

La parroquia San Juan de Ribera realiza una exposición de artesanía a beneficio de las misiones del 29 de mayo al 5 de junio, en horario de 11’30 h. a 13’00 h. y de 18’30 h. a 22’00 h.


España/Mundo

Benedicto XVI afirma que sin ética no habrá un orden mundial justo

Hay que construir una economía “socialmente responsable y a medida del hombre”

El Papa Benedicto XVI reiteró el pasado sábado que la ética es indispensable para que se construya un orden mundial justo, basado en la solidaridad.

Así lo afirmó al recibir a los participantes en el Congreso de estudio, con el tema “Desarrollo, progreso y bien común”, celebrado en Roma por la Fundación Centesimus Annus-Pro Pontifice, institución de derecho pontificio creada para dar a conocer la doctrina social de la Iglesia en el ámbito empresarial y social.

Los miembros del congreso, encabezados por el presidente de la Fundación, el español Domingo Sugranyes Bickel, fueron recibidos por el Papa al terminar sus actividades.

El Papa se dirigió a ellos tratando sobre los temas del congreso, y en especial, profundizó en la cuestión de la ética, pues el bien común, afirmó, no consiste solo en asegurar los bienes materiales.

El bien común

El bien común y la finalidad dan sentido al progreso y al desarrollo, “los cuales de otra forma se limitarían solo a la producción de bienes materiales; éstos son necesarios, pero sin la orientación al bien común terminan por prevalecer el consumismo, el despilfarro, la pobreza y los desequilibrios; factores negativos para el progreso y el desarrollo”.

Por ello, el Papa insistió en la necesidad de construir un orden económico y productivo “socialmente responsable y a medida de hombre”, así como el reforzamiento de las “garantías propias del Estado de derecho, un sistema de orden público justo y eficaz, en el pleno respeto de los derechos humanos, como también instituciones verdaderamente democráticas y participativas”.

“Lo que es fundamental y prioritario, de cara al desarrollo de la entera familia de los pueblos, es el trabajar para reconocer la verdadera escala de bienes-valores. Sólo gracias a una correcta jerarquía de los bienes humanos es posible comprender qué tipo de desarrollo debe ser promovido”.

El desarrollo integral de los pueblos “no se produce sólo con la difusión de la empresa”, ni tampoco con “los bienes materiales y cognitivos como la casa y la instrucción”, sino que es necesario un “bien humano integral”, un objetivo “a cuya luz es pensado y querido el desarrollo”.

“La noción de desarrollo humano integral presupone coordinadas precisas, como la subsidiariedad y la solidaridad, así como la interdependencia entre Estado, sociedad y mercado”.

“La política debe tener la primacía sobre las finanzas, y la ética debe orientar cada actividad”.

Exclusión de lo público

Además, el Pontífice subrayó la importancia del diálogo interreligioso: “las religiones son decisivas, especialmente cuando enseñan la fraternidad y la paz, porque educan a dar espacio a Dios y a estar abiertos a lo trascendente, en nuestras sociedades marcadas por la secularización”.

“La exclusión de las religiones del ámbito público, como, por otro lado, el fundamentalismo religioso, impiden el encuentro entre las personas y su colaboración para el progreso de la humanidad; la vida de la sociedad se empobrece en motivaciones y la política asume un rostro oprimente y agresivo”, añadió.

El Papa abordó dos de las cuestiones capitales de la reflexión actual de la doctrina social de la Iglesia, que son la globalización y la actual crisis económica.

En este sentido, subrayó que la crisis y las dificultades que en el presente sufren las relaciones internacionales, los Estados, la sociedad y la economía “son en gran medida debidas a la falta de confianza y de una adecuada inspiración solidaria, creativa y dinámica, orientada al bien común, que lleve a relaciones auténticamente humanas de amistad, de solidaridad y de reciprocidad también ‘dentro’ de la actividad económica”.

Sólo lo económico

El Papa explicó que uno de los mayores riesgos hoy es el de una globalización exclusivamente económica, a la que “no corresponda la interacción ética de las conciencias y de las inteligencias, de la cual pueda surgir como resultado un desarrollo verdaderamente humano”

Puso como ejemplo de ello a los gobernantes que, “frente a renovados episodios de especulaciones irresponsables hacia los países más débiles, no reaccionan con adecuadas decisiones de gobierno financiero”.

“Hoy más que nunca, la familia humana puede crecer como sociedad libre de pueblos libres cuando la globalización es guiada por la solidaridad y por el bien común, como también por la respectiva justicia social, que encuentran en el mensaje de Cristo y de la Iglesia una fuente preciosa”.

Por ello concluyó animando a la Fundación a seguir profundizando en el conocimiento de la Doctrina Social.

“La visión cristiana del desarrollo, del progreso y del bien común, como surge de la Doctrina Social de la Iglesia, responde a las expectativas más profundas del hombre y vuestro compromiso en profundizarla y difundirla es una válida aportación para edificar la civilización del amor”, añadió.

Inma Álvarez.
Zenit.org

 

El obispo de Córdoba muestra su apoyo al Patronato de CajaSur y lamenta que no se llegara a un acuerdo laboral

Este lunes pasado, en una nota publicada en la Web de la diócesis, el obispo de Córdoba, Demetrio Fernández González, argumenta que la postura de CajaSur en el proceso de fusión con Unicaja, ha sido de “firmeza por defender y trabajar porque se conserven los puestos de trabajo. Ha antepuesto siempre el empleo a cualquier otro beneficio”.

La nota recuerda que “desde el primer momento que se inició el proceso de fusión con Unicaja, los patronos de CajaSur han actuado con total lealtad y responsabilidad poniendo todos los medios a su alcance para que se cumpliera lo firmado en el protocolo de fusión”. Explica que “precisamente esa honradez personal y profesional con la que siempre han actuado, es la que les ha llevado a solicitar la intervención del Banco de España. Las personas que han estado al frente de CajaSur son plenamente competentes. No han buscado sus intereses personales, ni ganarse un puesto de trabajo, ni enriquecerse a costa de CajaSur. Los patronos siempre han estado preocupados sobre todo por los trabajadores de la entidad, los intereses de los impositores y por el bien de la sociedad cordobesa”.

  

La Fundación Juan de Ávalos pide que se paralice “el destrozo” que Patrimonio Nacional está haciendo a La Piedad del Valle de los Caídos

Esta imagen preside la entrada a la Basílica

La Fundación Juan de Ávalos, por boca de su presidente, Juan de Ávalos Carballo, hijo del artista extremeño, ha formulado una reclamación a la Administración del Estado por los “por los daños y perjuicios” sobre La Piedad y por los “daños morales ocasionados por dichas actuaciones negligentes”. Según explicó, Patrimonio Nacional ha emprendido unas actuaciones en relación a la misma que, lejos de beneficiarla, “está suponiendo unos daños de difícil reparación de la escultura, si no la completa destrucción del modelo original”.

Graves daños

Por ello, solicita a esta institución estatal que paralice el “destrozo” que se está haciendo en la obra y, “aunque ya se han hecho graves daños, se está llegando a zonas más sensibles del modelado del Cuerpo de Cristo y cabeza de la Virgen”. Juan de Ávalos asegura que existen fórmulas en el mercado de la rehabilitación para hacerlo ‘in situ’ sin desmontarla, y conservando el modelo de su padre.

Por su parte, la Asociación en Defensa del Valle de los Caídos, ha denunciado que la imagen será “decapitada” por Patrimonio Nacional en el desarrollo de las mencionadas actuaciones de “restauración”.

Esta Asociación ha denunciado en un comunicado que “no ha sido convocado o no consta concurso de adjudicación de las obras de desmontaje y reparación. Y que, además, se han negado repetidamente los permisos a la Fundación Juan de Ávalos para realizar un molde a la escultura que garantizaría la reposición de algunos de los bloques, en caso de destrozo en su desmontaje”.

Así mismo, desde la Asociación se ha informado que “no se han hecho caso de los informes técnicos que desaconsejan firmemente el desmontaje de la escultura para su restauración”. Por último, la asociación se plantea iniciar medidas legales contra las obras, después de que hayan denunciado las diversas infracciones cometidas en el proceso de “restauración” emprendido por Patrimonio Nacional.


Análisis

Escritos episcopales

Un don del Espíritu para la Iglesia

Carta pastoral con motivo de la jornada eclesial dedicada a la vida consagrada contemplativa

Mis queridos hermanos y hermanas, fieles cristianos de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz:

Me dirijo de nuevo a vosotros por escrito. Me gustaría mucho más encontrarme personalmente con las distintas comunidades cristianas que camináis en la fe y en la esperanza. Y, con motivo de esta Jornada que la Iglesia dedica a la Vida Consagrada Contemplativa, gozaría pudiéndome encontrar con las Monjas de los distintos Monasterios de nuestra Archidiócesis.

El amor de Dios nos une en medio de la más amplia diversidad que brota de la pluralidad de razas, pueblos, naciones, culturas, edades, vivencias y situaciones personales, familiares y sociales.  El amor de Dios nos une con una fuerza mayor que cualquier otro lazo humano.

Al ser hijos de Dios por el Bautismo formamos entre nosotros, con Cristo como Cabeza, un solo y mismo cuerpo que es la Iglesia. Por eso llamamos a la Iglesia “Cuerpo Místico de Cristo”. A este vínculo esencial, que permanece más allá de que disfrutemos o carezcamos de relaciones humanas perceptibles, y que nos reúne en la fraternidad cristiana, debemos incorporar progresivamente otros vínculos. Éstos son los que nacen del mutuo conocimiento, de la recíproca valoración, del trato personal y de la colaboración posible, según la situación de cada uno en el seno de la Iglesia y de la sociedad en la que estamos insertos.

La unión crea responsabilidades recíprocas

La cercanía, que estos vínculos van creando entre las personas, entre los grupos y entre la comunidades cristianas, potencia el sentido de la responsabilidad que nos incumbe en lo que concierne a la atención humana y sobrenatural de los hermanos y hermanas en la fe. Sin embargo, debemos tener muy presente que la especial vinculación con los demás cristianos, no excusa la conciencia y la responsabilidad de nuestra relación con todas las personas, creyentes o no; ellas constituyen nuestro prójimo y merecen nuestra ayuda solidaria. De ellos recibimos la riqueza de sus valores y de sus aportaciones al desarrollo de la humanidad y a nuestro crecimiento cristiano porque son imagen del Señor. Todos somos criaturas de Dios.

En este empeño por descubrir y aprovechar los vínculos que nos unen cristianamente con las personas, con las comunidades y con los grupos, quiero dirigir la atención hoy a unos hermanos y hermanas en Jesucristo nuestro Señor, que se consagran a Él en el silencio del claustro. Ellos forman comunidades cristianas al interior de un monasterio, dedicando su vida a la contemplación y celebración de los misterios del Señor, a la oración y al trabajo.

La apretada y ordenada convivencia de estos hermanos constituye un signo y un testimonio de las actitudes y comportamientos fraternales que deben existir entre los cristianos. Al mismo tiempo, la permanente relación de los monjes y de las monjas en las respectivas comunidades, les brinda singular oportunidad para ejercitar permanentemente la ayuda mutua propia entre hermanos.

En el ejercicio de esa recíproca atención y ayuda, cada uno ha de actuar poniendo al servicio de los hermanos los diversos carismas, cualidades o dones con que el Señor le ha enriquecido. Para avanzar en esa fraternidad y en la consiguiente atención y ayuda recíproca, es necesario el ejercicio constante de la solicitud que lleve al descubrimiento de las necesidades de los hermanos o hermanas en cada momento y en cada circunstancia de su vida. También en ello, las comunidades Monacales son, para nosotros, un signo y un ejemplar testimonio.

Las comunidades contemplativas, un precioso regalo de Dios

Por la identidad, por el estilo de vida y por la dedicación de las Comunidades monacales, podemos entender que son un auténtico regalo del Señor para la Iglesia y, consiguientemente, para las distintas comunidades cristianas.

Los monjes y las monjas oran por la Iglesia universal, por las Iglesias particulares o Diócesis, por las parroquias, movimientos y asociaciones apostólicas, por los ancianos y enfermos, por los Presbíteros y por los Obispos, por los responsables de la vida social, y por tantas y tantas intenciones que se les encomiendan constantemente. Con todo ello, los monjes y las monjas no suplen la oración individual y comunitaria, que es deber ineludible de todo cristiano. Pero no cabe duda de que la oración de las personas consagradas en la Vida Contemplativa refuerzan la plegaria que corresponde a cada uno de nosotros.

La Santa Madre Iglesia, conocedora de la riqueza que supone la Vida monacal para el crecimiento y fortalecimiento del Reino de Dios, nos invita a que conozcamos cuanto concierne a su identidad, a su constitución y dedicación, a sus necesidades y recursos, y a su difícil situación actual a causa de la escasez de vocaciones. Por eso ha instituido una Jornada cuyo objetivo es dar a conocer y valorar la Vida monacal, a orar por sus necesidades, a tomar conciencia de su importancia para la vida de la Iglesia y de las distintas comunidades cristianas.

En esta Jornada la santa Madre Iglesia nos convoca, de un modo especial, a colaborar, según las posibilidades de cada uno, para que la vocación a la Vida Contemplativa en el Monasterio encuentre, en las familias y en el corazón de los jóvenes, la acogida necesaria en actitud de fidelidad a la llamada del Señor.

Oración y contemplación ante el santísimo Sacramento

La Jornada de este año destaca la importancia de la adoración ante el Santísimo Sacramento del Altar, que es el memorial de la Pasión redentora de nuestro Señor Jesucristo, y el testimonio pleno del amor de Dios a la humanidad. El Señor, después de entregarse hasta la muerte por la salvación de todos los hombres, ha querido permanecer entre nosotros hasta el fin del mundo y darse como alimento de salvación y como comida que fortalece nuestro ánimo en el caminar por el mundo hacia la vida eterna.

Los monasterios, que dedican un tiempo muy importante a la adoración del Santísimo, han de ser para nosotros una llamada que nos recuerde el deber de la oración y la importancia de la adoración a Jesús sacramentado. En algunos monasterios permanece el Santísimo expuesto a la veneración y adoración de la Comunidad Monástica y de los fieles durante buena parte del día. En este caso, dichos Monasterios ya no son simplemente una llamada a la adoración del Señor, sino un ejemplo para nosotros y una oportunidad que se nos brinda para esta sublime dedicación que debe ocuparnos con  frecuencia si queremos ser buenos cristianos.

Importancia y grandeza de la oración

No olvidemos que la oración es una muestra de amor a Dios, permaneciendo a su lado y correspondiendo, con nuestra reverencia, con nuestra alabanza y con nuestra acción de gracias, a cuanto el Señor hace constantemente por nosotros. Él es nuestro creador y Señor, nuestro redentor, y el camino para alcanzar la plenitud en la vida eterna.

La oración es, también, la verdadera solución para nuestras necesidades, si queremos cubrirlas según la voluntad de Dios. Por eso el Señor nos invitó a llamar, a pedir y a buscar  con la seguridad de que Él nos abrirá, de que nos atenderá, y de que encontraremos en Él lo que buscamos.

La oración es, al mismo tiempo, un signo de que somos conscientes de nuestra condición de hijos de Dios, y de que amamos el inmenso don de la filiación divina que nos reporta la mayor dignidad, a pesar de nuestras limitaciones y pecados.

La oración es un derecho de Dios. Él es nuestro Padre y tiene derecho a estar con sus hijos, hablarnos, escucharnos, sentirnos cerca de sí, no forzados sino acudiendo y manteniéndonos cerca de Él con libertad y amor.

La oración es un inmenso don de Dios porque orando rompemos la distancia infinita que existe entre Dios, infinito y perfecto, y nosotros, limitados e imperfectos. En la oración la distancia entre el Creador y las creaturas se convierte en cercanía de intimidad y de amor entre el Padre Dios y nosotros sus hijos.

En la oración, adelanta el encuentro personal con Dios que gozaremos a plena luz en el cielo. Orando, aunque no lo sintamos como nos gustaría, vivimos, ya en la tierra, la suerte que alcanzaremos definitivamente en el cielo; esto es: estar en relación paciente, amorosa y confiada con Dios nuestro Señor. Por eso, la oración, realizada frecuente y debidamente, es la mejor escuela para avanzar en la relación con el Señor y comenzar el disfrute de la paz y el gozo que él nos regala con su compañía.

La oración, teniendo en cuenta lo que venimos diciendo, es la mejor preparación y la consecuencia más lógica de la celebración de la Santa Misa en la que Cristo se hace Eucaristía para nosotros y nos constituye y renueva como templos vivos de su divina Majestad. Es Él mismo quien nos ha dicho: “El que come mi carne y bebe mi sangre habita en mí y yo en él y yo le resucitaré en el último día”

Gratitud a Dios

Agradezcamos a Dios el inmenso don de la Vida Consagrada y, hoy en concreto, de la Monástica, dedicada a la contemplación, a la oración, al Culto sagrado, a la fraternidad cristiana, a la alabanza, a la plegaria de acción de gracias y a la súplica por las necesidades de la Iglesia y del mundo.

Agradezcamos a Dios que nos haya concedido ese precioso regalo que son las Comunidades de vida contemplativa.

Pidamos ferviente y confiadamente al Señor, que haga sentir a los jóvenes la llamada a compartir la fraternidad y la contemplación en el silencio el Claustro. Esta forma de vida es una joya en el seno de este mundo tan agitado y disperso, carente de serenidad y de paz interior, de felicidad profunda y de cercanía de Dios. Sólo cerca del Señor podemos encontrar la razón última de nuestra existencia y el norte de nuestro caminar por la historia hacia la plenitud en la eternidad.

Atendamos la llamada de la Iglesia a celebrar la Jornada de oración por las Comunidades monacales, procurando, además, acercarnos a su rica realidad y a su admirable vocación para conocer su estilo de vida, y gozar de la riqueza de su signo y de su testimonio.

No olvidemos que la celebración de esta Jornada, coincidiendo con la Festividad litúrgica de la Santísima Trinidad, es una clara invitación de la Iglesia a compartir con los Monjes y Monjas de clausura la contemplación del primer y mayor misterio de la fe para los cristianos. El mismo Jesucristo nos lo fue manifestando dándonos a conocer al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, en la unidad del único Dios vivo y verdadero, y en la distinción de tres Personas con la misma naturaleza, según  nos lo presenta la Santa Madre Iglesia.

Oremos y reafirmemos nuestra fe en Dios Uno y Trino, creador, salvador nuestro.

Recibid mi bendición pastoral con el testimonio de mi plegaria en este día por los miembros de la Vida Consagrada Contemplativa y por todos los sacerdotes, religiosos, religiosas y seglares de nuestra Archidiócesis.

Santiago García Aracil.
Arzobispo de Mérida- Badajoz


Iglesia y familia

Escuela de Padres

Colaboración con la Pastoral Familiar

Muchas y muy diversas pueden ser las formas en que las familias pueden colaborar con la Pastoral Familiar: Catequesis, Cursillos Bautismales y Prematrimoniales, Limpieza, decoro y ornato del templo, Jornadas convivenciales… pero hay una, a la cual me voy a referir, que encaja con otra por la cual sigo luchando desde hace tiempo pero que nunca ha llegado a ponerse en práctica bien porque no se considere válida o porque lleve consigo gran compromiso; consiste en la creación de Grupos de Acción Misionera (GAM) en la Diócesis o en  Parroquias formados por aquellas personas pertenecientes a distintos Movimientos Apostólicos de los que existen inscritos en la Archidiócesis, que tendría como misión anunciar y dar a conocer la Iglesia, la Parroquia, sus actividades, sus servicios, sus ayudas… a las distintas familias, en su propio hogar, de las Barriadas donde esté enclavada. En una palabra: evangelizar a los alejados.

E.I.P.F

Pero hay otra que, por su semejanza, aunque en otro ámbito de actuación, puede venir bien para esa estrecha colaboración necesaria entre Familias y Pastoral Familiar. Se trata de una iniciativa de seglares, pionera en España: son los Equipos Itinerantes de Pastoral Familiar, que, desde su fundación en 2005, cuenta con la participación de la Asociación S.O.S. Familia. Igual que la expresada anteriormente, ésta se constituye con personas procedentes de los diversos Movimientos Familiares inscritos en la Archidiócesis formando Equipos que se disponen a ir a las parroquias, colegios o familias para transmitir las enseñanzas de la Iglesia sobre la institución familiar, especialmente los contenidos en el Directorio de la Pastoral Familiar de la Iglesia de España, amén de las Encíclicas de nuestro Santo Padre o Cartas Pastorales de nuestros Obispos relativas a la familia. En cada Parroquia podría estructurarse un servicio de apoyo y defensa de la familia y la vida, de forma parecida al que realiza Cáritas para suplir las necesidades materiales.

El éxito de esta experiencia se analizó en el año 2006, en El Escorial, en la XXV Jornada de Familia, organizada por la Subcomisión Episcopal para la Familia y Defensa de la Vida y desde entonces está en vías de difusión por toda España y es que fortalecer y unir a la familia es la mejor garantía para el futuro, no sólo ya para crear una sociedad mejor sino para la familia que se ve fortalecida al estar comprobado que los niños que se educan dentro del matrimonio y de una familia estructurada obtienen mejores resultados académicos, tienen mejor salud emocional y  mejoran en sus problemas de comportamiento.

No cabe duda de que esta iniciativa podría ser un eficaz instrumento para defender la familia pues aún existen personas que quieren trabajar por un futuro mejor para nuestros hijos y nietos, porque aún existen hogares que desconocen o piensan en la amenaza que pesa sobre sus hijos y porque puede ser una valiosa contribución para promover los valores del matrimonio, la familia y la vida. Creo sinceramente que si esta proposición se llevara a efecto podría cambiar la forma de ser de nuestros hijos y amistades, la fisonomía de nuestras familias y la organización de nuestra vida y tejido social. ¿Estamos en ello? Eso espero.

Francisco L. Bobadilla Guzmán
Maestro. Coordinador Escuela de Padres
fbobadillag@hotmail.com

 

Libros

Acompañar las vocaciones religiosas, Guy Lespinay

Ya está en las librerías el recién publicado libro Acompañar las vocaciones religiosas. Llamada-discernimiento-adaptación-formación inicial, del dominico canadiense Guy Lespinay. Un libro interesante sobre las vocaciones a la vida consagrada y la formación inicial de las mismas, escrito por un experto formador de reconocido prestigio. El libro ha visto la luz también en francés y en inglés, lo que avala su calidad y su actualidad. La edición española viene de la mano de Publicaciones Claretianas, la editorial católica especializada en vida consagrada de habla española.

La formación constituye hoy un gran desafío para las comunidades religiosas apostólicas y contemplativas. La integración en una regla de vida, que exige un compromiso para toda la vida, se hace hoy difícil. El presente libro es una interesante reflexión sobre el camino del acompañamiento a quienes desean consagrarse a Dios en la vida comunitaria. La llamada, el discernimiento y la adaptación a la vida religiosa son vividos de una manera diferente por candidatos que provienen de diversos medios y edades, lo que requiere por parte de los formadores una adaptación constante. Para que cada vocación florezca y se realice es necesario un largo tiempo de formación en el que la interacción positiva y comprensiva entre el formador, la comunidad y el candidato son asuntos cruciales.

Guy Lespinay, Dominico, entró en la Orden de los Predicadores a los 46 años. Se ordenó sacerdote en el año 1984 y fue nombrado capellán de la Universidad de Montreal, donde fundó el centro estudiantil Benoît Lacroix al servicio de la pastoral juvenil. Durante años ha sido formador de los hermanos estudiantes de filosofía de la Provincia Dominica de Toulouse y, actualmente, es maestro formador de los estudiantes en el Studium de los Dominicos de Ottawa (Canadá).

El libro está dirigido, preferentemente, a formadores de jóvenes aspirantes a la vida consagrada activa y contemplativa, así como a todos aquellos agentes que trabajan implicados directamente en la pastoral juvenil vocacional.

Camineo.info

 

Vamos al cine

Lourdes

Avalada por el Premio Signis y el Fipresci del Festival de Venecia y con el Giraldillo de Oro a la Mejor Película del Festival de Sevilla, llega a nuestras pantallas la singular Lourdes, tercer largometraje de la austriaca Jessica Hausner, una directora agnóstica que afronta los milagros atribuidos a la Virgen de Lourdes.

La película cuenta la peregrinación que hace Christine, con esclerosis múltiple, a Lourdes. La cuestión es que Christine, tras pasar por las piscinas, empieza a experimentar una mejora, y esa misma noche recupera su perdida movilidad. El médico le informa que su mejora es sin duda excepcional. ¿Es un milagro o no? La película no lo dice, ni lo sabe. Lo deja al juicio del espectador. Pero lo interesante es lo que Lourdes sí dice entre líneas: que el milagro no es recuperar o no la movilidad, sino que en la vida irrumpa un significado, un sentido que te haga feliz. De hecho, Christine no se queja tanto de su enfermedad, como de que “mi vida transcurre sin mí”.

La película está atravesada por una melancólica tristeza impropia de los santuarios marianos. Falta sin duda una mirada de fe que la directora, a pesar de sus nobles intenciones, no tiene. Pero conviene resaltar la figura de dos personajes: La señora Hartl, profundamente religiosa, quien verdaderamente hace de “camino” entre Christine y la Gracia. Por otro lado está Cecile, la voluntaria-jefe, una mujer de aspecto ascético, que se revelará como una mujer capaz de dar su vida por los demás.

El film, dentro de su tono amable, no evita mostrar las oscuridades del alma humana. La primera parte se dilata en exceso, pero el comienzo y el final son brillantes, y quizá se abusa de la música litúrgica. Pero sin duda es una película interesante y muy aprovechable para quien quiera ver en el cine un espejo del hombre contemporáneo. 

Juan Orellana
Pantalla 90

 

De web en web

Vimeo

Os recomiendo una web que enlaza con una de las webs de vídeo con más calidad: Vimeo. La web es http://www.vimeo.com/infinitomasuno  y es el espacio de una productora de películas, tv... La traigo porque van a estrenar una película sobre un cura que murió en la montaña junto a una amiga. A pesar de todo lo dicho hablan bien del cura, que además era un buen intelectual. Vedlo y me daréis las gracias. La peli se titula La última cima. A ver si conseguimos que se proyecte en Badajoz. Sólo hay que pedirlo.   

Casimiro Muñoz


Celebrar la fe

Celebramos la Santísima Trinidad

Libro de los Proverbios 8, 22-31

Así dice la sabiduría de Dios: 

“El Señor me estableció al principio de sus tareas, al comienzo de sus obras antiquísimas. 

En un tiempo remotísimo fui formada, antes de comenzar la tierra. 

Antes de los abismos fui engendrada, antes de los manantiales de las aguas. 

Todavía no estaban aplomados los montes, antes de las montañas fui engendrada. 

No había hecho aún la tierra y la hierba, ni los primeros terrones del orbe. 

Cuando colocaba los cielos, allí estaba yo; cuando trazaba la bóveda sobre la faz del abismo;  cuando sujetaba el cielo en la altura, y fijaba las fuentes abismales. 

Cuando ponía un límite al mar, cuyas aguas no traspasan su mandato; cuando asentaba los cimientos de la tierra, yo estaba junto a él, como aprendiz, yo era su encanto cotidiano, todo el tiempo jugaba en su presencia: jugaba con la bola de la tierra, gozaba con los hijos de los hombres”.

 

Salmo 8, 4-5. 6-7a. 7b-9

R. Señor, dueño nuestro, ¡qué admirable es tu nombre en toda la tierra! 

Cuando contemplo el cielo, obra de tus dedos, la luna y las estrellas que has creado, ¿qué es el hombre, para que te acuerdes de él, el ser humano, para darle poder? R. 

Lo hiciste poco inferior a los ángeles, lo coronaste de gloria y dignidad, le diste el mando sobre las obras de tus manos. R.  

Todo lo sometiste bajo sus pies: rebaños de ovejas y toros, y hasta las bestias del campo, las aves del cielo, los peces del mar, que trazan sendas por el mar. R.

 

Carta de san Pablo a los Romanos 5, 1-5

Hermanos: 

Ya que hemos recibido la justificación por la fe, estamos en paz con Dios, por medio de nuestro Señor Jesucristo. 

Por él hemos obtenido con la fe el acceso a esta gracia en que estamos; y nos gloriamos, apoyados en la esperanza de alcanzar la gloria de Dios. 

Más aún, hasta nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce constancia, la constancia, virtud probada, la virtud, esperanza, y la esperanza no defrauda, porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones con el Espíritu Santo que se nos ha dado.

 

Evangelio según san Juan 16, 12-15

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: 

-Muchas cosas me quedan por deciros, pero no podéis cargar con ellas por ahora; cuando venga él, el Espíritu de la verdad, os guiará hasta la verdad plena. Pues lo que hable no será suyo: hablará de lo que oye y os comunicará lo que está por venir. 

É1 me glorificará, porque recibirá de mí lo que os irá comunicando. 

Todo lo que tiene el Padre es mío. Por eso os he dicho que tomará de lo mío y os lo anunciará.

 

Lecturas bíblicas para los días de la semana:

31, lunes: So 3, 14-18; Lc 1, 39-56.
 1, martes: 2P 3, 12-15a-17-18; Mc 12, 13-17.
 2, miércoles: 2Tm 1, 1-3. 6-12; Mc 12, 18-27.
 3, jueves: 2Tm 2, 8-15; Mc 12, 28b-34.
 4, viernes: 2Tm 3, 10-17; Mc 12, 35-37.
 5, sábado: 2Tim 4, 1-8; Mc 12, 38-44.
 6, domingo: Gn 14, 18-20; 1Co 11, 23-26; Lc 9, 11b-17.

 

La liturgia... paso a paso

Doxología trinitaria

Este domingo celebramos la solemnidad de la Santísima Trinidad, inmediatamente unida al Domingo de Pentecostés que cierra el Tiempo Pascual. Todo esto nos parecerá normal, pero la historia del Año litúrgico nos pone en guardia porque nos resultará un poco extraño saber que la misa y la fiesta de la Santísima Trinidad aparece como devoción de la tradición benedictina hacia el siglo IX.

Su admisión en el Calendario Universal de la Iglesia ha sido algo muy reciente, pues fue el papa Juan XXII (a. 1334) quien introdujo la fiesta en el Calendario Universal Romano y el papa Pablo VI le dio la categoría litúrgica de solemnidad.

Tanta reticencia en admitir una fiesta en honor de la Santísima Trinidad no era por falta de piedad sino por una razón muy seria y que nos debe hacer pensar. La exponía el papa Alejandro III (a. 1181) cuando escribía a un obispo que le había suplicado la aceptación de la nueva fiesta: “Algunos han comenzado a celebrar la fiesta de la Santísima Trinidad en el día de la octava de Pentecostés. La Iglesia de Roma no adopta tal costumbre”. Alejandro III explica el motivo: todo domingo, más aún cada día, conmemora tan augusto misterio.

En el centro de esta historia y de esta fiesta meditemos la doxología que cierra la Plegaria eucarística.

Es una fórmula litúrgica y teológica que nos recuerda la realidad divina de nuestra salvación y cuál debe ser nuestra respuesta: “Por Cristo, con él y en él, a ti, Dios Padre omnipotente, en la unidad del Espíritu Santo, todo honor y toda gloria, por los siglos de los siglos”. Es decir, Cristo es el río (o camino), el Espíritu Santo la corriente (o aliento) y el Padre la fuente y el mar de donde venimos y encontraremos la salvación y gloria eterna.

Antonio Luis Martínez

 

El Santo de la semana

31 de mayo: Santa Petronila (siglo I)

Petronila debió pertenecer a la familia Aurelia, emparentada con los Flavios.

Petronila era una joven romana a quien san Pedro había convertido junto con toda su familia, por eso ella comenzó a llamarse su hija espiritual.

Estuvo paralítica durante muchos años y era digna de admiración verla tan joven sin que se le notase signo de impaciencia y siempre con un semblante sereno y risueño.

Era su casa como el hospicio general de san Pedro y de todos los cristianos que había en Roma y se dice que un día que habían acudido muchos obró Pedro el milagro y fue curada y se puso a servirles pero volvió a su parálisis hasta que después del martirio de san Pedro quedó totalmente curada y dedicó su vida a visitar a los cristianos presos y a enterrar a los mártires.

Profesó una gran devoción a la santísima Virgen y también destacó por tener sus bienes a disposición de los pobres y todo cuanto trabajaba lo destinaba para aliviar a los afligidos y menesterosos.

Un caballero romano llamado Flaco se enamoró de ella y le ofreció matrimonio. Petronila le pidió tres días para pensarlo. El día tercero llegó a casa el sacerdote y celebró para ella la santa Misa, le dio la comunión y Petronila murió. Cuando llegaron las doncellas que enviaba su pretendiente, en lugar de conducirla al tálamo nupcial, siguieron el acompañamiento de los funerales, llevándola a la sepultura.

Su cuerpo fue enterrado en el cementerio de Domitila donde  más tarde levantaron una  iglesia dedicada a su memoria que el papa Gregorio III la hizo una de las estaciones en el siglo octavo.

El papa Paulo I trasladó el cuerpo de santa Petronila a la Iglesia de san Pedro en el Vaticano. Ella es la primera virgen que celebra la Iglesia romana y ya en el siglo IV tenía su basílica.

Gonzalo Encinas Casado

 

Dichos y preguntas

Formación cristiana, ¿por qué?

Sí. Formación cristiana. Porque es imprescindible para conocer bien nuestra fe y para poder practicarla con amor, con esmero, con cuidado. Es muy difícil, por no decir imposible, crecer en la fe, en la vida cristiana, si nos falta formación, si nos falta conocimiento de nuestra fe. Es como si un trabajador quisiera desempeñar bien su trabajo sin formarse para su puesto, sin adquirir el conocimiento necesario para tener, al menos, la posibilidad de ser competente. No basta sólo con tener buena voluntad: en la vida y en la fe, hay que adquirir el conocimiento suficiente que nos posibilite hacer bien las cosas, no sólo con buena voluntad, sino también con competencia.

Además, si el cristiano ha de ser apóstol, tiene que estar preparado para dar “razón de su esperanza”, como pedía san Pedro (1 Pe 3, 15). Y, cuando hablamos de dar razón, nos referimos al plano intelectual, es decir, a tener argumentos, razones, para creer lo que creemos. No puede ser (y menos en estos tiempos de duda, de confusión doctrinal), que los cristianos no sepamos contrarrestar ese ambiente de inseguridad, de preguntas, por una carencia formativa. La gente duda: nosotros, los cristianos, no podemos dudar. Cuando alguien nos pregunte algo, tenemos que saber responder y, además, hacerlo con argumentos sólidos.

Lo dicho hasta aquí vale con muchísima más razón y responsabilidad para quienes se han comprometido en tareas de dar catequesis, clases de religión, etc. Para formar hay que formarse; lo más sólida y profundamente que podamos. Una religiosidad natural, sin más profundización, constituye un buen primer paso, pero del todo insuficiente para defender nuestra fe, practicarla con hondura, darla a conocer o formar a otros.

Miguel Ángel Irigaray
Semanario La Verdad


Última

Entrevista a Rafael Navarro-Valls, catedrático de Derecho de la UCM

“El sentido original de la laicidad no fue el de hacernos libres de la religión, sino más bien el de hacernos libres para su práctica”

La polémica suscitada en los últimos meses por el uso del velo mueve a la reflexión acerca de los límites establecidos por el Derecho y a las manifestaciones públicas de distintivos religiosos determinados. Para profundizar en esta cuestión, ofrecemos en la Última de Iglesia en camino, una entrevista con uno de los expertos a nivel nacional en esta materia, al catedrático en Derecho Rafael Navarro-Valls, para que nos oriente en su análisis.

¿Qué considera que ha de hacer el Gobierno español ante el uso del velo, del niqab y del burka?

Existe una tendencia en Occidente a confundir “garantía de la libertad religiosa” con tutela del “Islam político”. Quiero decir que en Occidente suele entenderse que esas muestras externas de religiosidad de la mujer son más bien fruto de la dictadura política del Islam. Así ha pasado en Turquía, en Francia y con el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Sin embargo, si aislamos lo que es religión de política, probablemente planteamientos negativos anti-símbolos cederían ante necesidades garantistas de la libertad religiosa. En Francia en el debate sobre el burka y el niquab, se ha apostado por “una República a cara descubierta”. Es un criterio respetable, pero siempre que no olvide que sobre la mesa existen otros factores en juego: libertad religiosa, dignidad de la mujer e igualdad de sexos. Coincido con el TSJ de Baleares cuando en una sentencia del 9 de septiembre de 2002 hacía notar que los conflictos en materia de simbología religiosa “no admiten una solución única, y habrán de ser decididos teniendo a la vista las circunstancias singulares del caso”, aunque con prioridad del “cumplimiento efectivo de los valores constitucionales”. Dudo de que la prohibición del velo islámico sea oportuna, y menos en un momento en que la Comisión para la Libertad Religiosa Internacional de Estados Unidos (USCIRF) acaba de alertar acerca del deterioro que la libertad religiosa está sufriendo en muchas partes del mundo. Una regulación por vía legislativa de los símbolos suele implicar restricción de la libertad religiosa.

 

Parece que el Gobierno de Zapatero respalda en gran medida la defensa de símbolos religiosos extranjeros y, por el contrario, se encarga de suprimir los de crucifijos en las aulas. ¿No le resulta paradójico?

La impresión que me da es que en esta materia el gobierno Zapatero se mueve en un mar de contradicciones. Un día habla de prohibir los símbolos religiosos, y al siguiente distingue entre unos y otros, y al final matiza entre los centros educativos de Melilla y de Madrid.

En todo caso, en materia de crucifijos, me parece sensato el criterio sentado por un magistrado de lo contencioso administrativo de Zaragoza (sentencia 30 abril 2010), en el que confirma la decisión del alcalde socialista Belloch de mantener el crucifijo en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Zaragoza. La sentencia afirma que “el hecho de que exista una neutralidad del Estado en materia de libertad religiosa no significa que los poderes públicos hayan de desarrollar una especie de persecución del fenómeno religioso o de cualquier manifestación de tipo religioso”. Es el mismo criterio seguido en EEUU al denegar que se demoliera una cruz instalada en territorio público por razones de una supuesta neutralidad.

 

Laicismo y laicidad, dos conceptos que parecen asemejarse y que guardan una gran distancia entre ellos. ¿Cómo debería regirse una auténtica laicidad que respetara la convivencia entre religiones dentro de un mismo país?

Ante todo, con sentido común, que es el primer paso para un criterio seriamente jurídico. Parafraseando a William McLoughlin, suelo decir que el sentido original de la laicidad no fue el de hacernos libres de la religión, sino más bien el de hacernos oficialmente libres para su práctica. Posteriormente, se degradó el concepto, y hoy ha sido necesario un cambio de rumbo, enfilado hacia la llamada laicidad “positiva”. Aquella que garantiza un espacio de neutralidad en el que germina el principio de libertad religiosa y de libertad de conciencia, abandonando esa visión sesgada de instrumento, primordialmente diseñado para imponer una “filosofía” beligerante por la vía legislativa.

Esta última, tiende a sustituir la antigua teocracia por una nueva ideocracia. Una religión tal vez incompleta, sin Dios y sin vida después de la muerte, pero que quiere ocupar en las almas de los ciudadanos el lugar de las convicciones morales. Más en concreto, el problema hoy en España estriba en que algunos sectores políticos entienden que el Estado debe resumir en sí todas las verdades posibles. Sería algo así como el custodio de un determinado patrimonio moral (que suele coincidir con los llamados “nuevos valores emergentes”) y que le confiere poderes ilimitados.

Por contraste, la nueva laicidad abandona sus resabios arqueológicos para reconocer en la dimensión religiosa de la persona humana puntos de encuentro en un contexto cada vez más multiétnico y pluricultural.

F. Martínez.
Análisis Digital

 

Patrimonio cultural de nuestra Iglesia

Trasierra

Nos encontramos ante un núcleo poblacional cuyas crónicas apuntan a que fue fundado por Pelay Pérez Correa, aprovechando un asentamiento en la ladera de la sierra de San Bernardo y a las espaldas de Llerena, en una zona de esplendor en su dominio geográfico, que aparece agreste en espesura y altiva en hermosura.

Santa Marta es la advocación originaria de la iglesia parroquial en Trasierra, fábrica de notables proporciones y una aceptable arquitectura en la que predomina visiblemente el rasgo mudéjar en muchos de sus componentes. El templo domina el entorno y sobre su titular, Santa Marta, giran las fiestas patronales el 29 de julio. También merece la pena destacar desde lo festivo, lo lúdico y lo religioso, el 15 de mayo con San Isidro o el 13 de junio con San Antonio de Padua o la conocida fiesta de los “migueletes”, el 20 de abril.

En lo que se refiere al análisis descriptivo de la fábrica parroquial está realizada en mampostería de piedra y ladrillo sin encalar, levantándose a modo exento sobre un podio a la manera de terraza, con la finalidad de poder salvar la acusada pendiente del terreno. Su planta es de una sola nave dividida en cuatro tramos, con cubierta de cañón, coro a los pies, y cabecera más angosta, de ábside poligonal, con bóvedas de crucería. Por el costado de la Epístola se le une la sacristía; y en lado contrario una capilla con terceletes.

En el exterior destacan los estribos de ladrillo que forman perímetro en dicha construcción, y sobre todo la torre en la fachada, igualmente de ladrillo, que asume su total protagonismo. Es una obra maciza, de forma cuadrangular, que avanza sobre un cuerpo principal y que aparece franqueada por unas estructuras de diferente altura, en una de las cuales se alojará la escalera de acceso por ella. El cuerpo inferior, que ha sido recientemente encalado, es el lugar donde se abre la portada abocinada, de medio punto, compuesta por varios baquetones y enmarcada en semi-pilastras cilíndricas que dan aspecto de frontón. Es en este mismo cuerpo inferior y sobre ella, donde se abre una ventana de medio punto.

En la misma fachada del equivalente a la epístola se encuentra otra portada, también encalada, para quedar bajo el cobijo de un arco en estribos consistente en un vano muy rebajado y enmarcado por molduras apuntadas.

Pablo Iglesias Aunión
Licenciando en Historia

 

Han dicho...

Ricardo de la Cierva, historiador:

“Me parece que Benedicto XVI es el teólogo más importante que hay, además de Papa. Es una persona que está muy por encima de los ataques que desde hace un tiempo ha recibido sin el más mínimo fundamento por parte de aquellas personas que sobre él han levantado cualquier tipo de acusación. Es un hombre que está totalmente seguro de su fe y de su misión, por encima de cualquier tipo de duda, por convicción profunda. He hablado con él en más de una ocasión y sé personalmente que es un hombre de una clarividencia y dedicación realmente ejemplares”.

 

Enrique Cornejo, empresario teatral:

“Benedicto XVI es un buen Papa en momentos difíciles para nuestra religión. Él es diferente a sus antecesores y no es bueno hacer comparaciones. En los momentos que vivimos es cuando más hace falta la fe y la confianza en su gestión papal. Hay que ayudarle”.

 

María Vallejo-Najera, escritora:

“Le considero un Papa profundamente inteligente, cuya labor es extraordinariamente difícil, pues ha decidido limpiar, purificar y eliminar de la Iglesia católica aquellos elementos que no eran dignos de ella y eso le ennoblece y le enaltece”.

Extraído de La Razón


Noticias de América latina

http://www.aciprensa

 


Return to Camino