Iglesia en camino

Semanario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz (España)

E-Mail: iglenca@archimeridabadajoz.org

Número 802. 9 de mayo de 2010

Director: Juan José Montes


Temas de la semana

Cáritas Extremadura atendió durante 2009, en sus programas de empleo, a más de dos mil personas

Los obispos europeos piden que se acoja a los inmigrantes porque “cada ser humano tiene el derecho de ser acogido”

Recaudados más de 7.000 euros para proyectos solidarios en Hispanoamérica

La comunidad marianista de Badajoz celebra las bodas de plata de uno de sus miembros

Escuela de padres: Ser padres y modelos

El Papa visita la Sábana Santa de Turín

Este domingo se celebra la “Pascua del Enfermo”

La Campaña “Xtantos


Actualidad

Además, han dado a conocer los datos del Programa Empleo

Se clausura el “Proyecto Dimas” de Cáritas diocesana

En esta edición han participado siete reclusos

Esta semana Cáritas diocesana de Mérida-Badajoz ha presentado los resultados obtenidos en el “Proyecto Dimas”, dirigido a reclusos en régimen abierto y que tiene como objetivo favorecer la inserción sociolaboral de estas personas.

Según indicaban en rueda de prensa los responsables del proyecto, “Dimas” ha permitido que siete personas, hombres y mujeres, puedan salir todas las mañanas del Centro Penitenciario de Badajoz con el fin de participar en los talleres de “empleada de hogar” y en el del Plan de Formación e Inserción Profesional (Plan FIP) en la especialidad de electricista de edificios, ambos gestionados por Cáritas diocesana. Además de la capacitación sociolaboral, durante el curso se han desarrollado diversos itinerarios de inserción, de forma que las personas participantes se convirtieran en sujetos activos de su proceso de inserción.

Programa de Empleo

Además de los resultados del “Proyecto Dimas” de Cáritas Diocesana, esta semana se han conocido los datos del Programa de Empleo de Cáritas Española correspondientes al año 2009.

Según esos datos, Cáritas atendió el año pasado a cerca de cien mil personas en toda España. De ellas, algo más de dos mil participaron en los programas de empleo de las tres Cáritas diocesanas de Extremadura.

A pesar del impacto de la crisis, casi quince mil personas consiguieron acceder a un puesto de trabajo, de las que más de trescientas pasaron por los programas extremeños.

Dentro de este Programa, al que se destinaron unos recursos por valor de 24 millones de euros, se impartieron también a lo largo del último año casi 900 cursos y talleres de formación laboral, en el que participaron 16.000 alumnos, y se pusieron en marcha 21 empresas de economía social, que han generado cerca de 500 empleos directos.

Mujer, joven e inmigrante

“Mujer, inmigrante, joven y con estudios básicos”. Éste es el perfil mayoritario descrito en el comunicado de Cáritas española para resumir los datos de los usuarios del Programa de Empleo.

Actuación ante la crisis

El Programa de Empleo lleva más de 30 años en marcha y desde entonces Cáritas ha apostado por una intervención social que propiciase la reducción del desempleo. En la situación económica actual, esta atención sigue siendo fundamental. “La gravedad de la situación socioeconómica actual nos ha llevado a tener que redoblar nuestros esfuerzos y continuar trabajando con empeño para lograr nuestro objetivo”, explica en el comunicado, además de recordar que la prioridad del trabajo de la entidad en este ámbito es “apoyar a aquellos que tienen más dificultades para encontrar y mantener un empleo”.

 

Benedicto XVI agradece al Arzobispo de Mérida-Badajoz su mensaje de adhesión

El Papa ha agradecido a Monseñor García Aracil, arzobispo de Mérida-Badajoz, el mensaje de adhesión que en nombre de toda la Diócesis le envió tras la celebración de la Misa Crismal de este año.  En su carta, remitida por la Secretaría de Estado vaticana a través de la Nunciatura en España, el Santo Padre imparte su Bendición Apostólica, extensiva a todos los miembros de la comunidad diocesana.

 

Reproducción de la carta enviada por la Secretaría de Estado vaticana con el mensaje del Santo Padre

Señor Arzobispo:

A través de los buenos oficios de la Nunciatura en España, el Santo Padre ha recibido con gratitud el atento mensaje que ha tenido la gentileza de enviarle, manifestándole en estos momentos su afecto, solidaridad y cercanía, y asegurándole al mismo tiempo su oración, para que Dios lo ilumine y sostenga en el ejercicio de su ministerio de Pastor de la Iglesia Universal.

Su Santidad Benedicto XVI he apreciado vivamente este gesto de especial confianza y comunión eclesial al cual corresponde complacido con un particular recuerdo en la plegaria, a la vez que, invocando la amorosa protección de María Santísima, le imparte la implorada Bendición Apostólica, que hace extensiva a los sacerdotes. Seminaristas, comunidades religiosas y fieles laicos de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz.

Me es propicia la ocasión para expresarle, Señor Arzobispo, el testimonio de mi estima en Cristo y hacerle llegar mi más cordial felicitación en este santo tiempo de Pascua de Resurrección.

Fernando Filoni
Sustituto

 

Para ayudar a proyectos en Hispanoamérica

Hornachos y Oliva de la Frontera han celebrado sendos actos solidarios

Las religiosas de las Hermanas Apostólicas de Cristo Crucificado de Hornachos han celebrado, como en ocasiones anteriores, una “cena solidaria” con el objetivo de recaudar fondos para la ONG CRUVI, gestionada por estas religiosas.

En esta ocasión los fondos recaudos, unos 3.000 euros, irán destinados a la construcción de un puente en una de las zonas más deprimidas de República Dominicana, donde se encuentra la misionera hornachega Emilia González, perteneciente a las Hermanas Apostólicas.

En esta “cena solidaria” participaron numerosos hornachegos que estuvieron acompañados por la religiosa Alicia Plaza, Superiora general de la congregación de Hermanas Apostólicas.

También para Perú

Por otro lado, la asociación “Amigos de Lolo”, fundada en Oliva de la Frontera para apoyar la labor del misionero diocesano Manuel Matos, ha conseguido recaudar más de 4.000 euros que serán destinados a los proyectos de desarrollo que están puestos en marcha en la zona de Mendoza (Perú), donde se encuentra este misionero. Precisamente allí, el pasado fin de semana, se inauguraba una escuela construida con las aportaciones recogidas por la citada asociación.

 

Como preparación para el 15 de mayo

Encuentro interdiocesano de pastoral rural

Más de 100 personas, jóvenes y adultas, celebraron en la ermita de la Virgen de Sopetrán en Almoharín (Cáceres) un encuentro intergeneracional para descubrir la situación de los jóvenes del medio rural, como preparación para el Día del Mundo Rural que se celebra el próximo 15 de mayo.

Al encuentro asistieron personas de toda Extremadura pertenecientes al Movimiento Rural Cristiano (MRC), entre ellos militantes de la diócesis de Mérida-Badajoz, y al Movimiento Juvenil Rural Cristiano (MJRC). Así mismo, fueron invitados a participar entidades sensibles a la juventud, como la Asociación Miajadas Ayuda al Toxicómano (AMAT).

Los participantes estuvieron acompañados por el sociólogo Jesús Moreno, y en el encuentro se pusieron de manifiesto las dificultades propias de la juventud que vive en un “cultura líquida” y que tiene que afrontar las dificultades del medio rural, desde la escasez de oportunidades hasta el concepto negativo que se tiene de la cultura rural.

 

Con el tema “Ser animadores de jóvenes estudiantes hoy”

Los animadores de JEC celebran un encuentro de formación

Los animadores del movimiento Juventud Estudiante Católica (JEC) de Extremadura han celebrado, recientemente, un encuentro de formación en Mérida. En él han participado más de una veintena de  animadores de toda la región -Plasencia, Badajoz, Valle de Santa Ana, Atalaya, Zafra, Miajadas- y algunos animadores procedentes del proceso que la Pastoral Juvenil está afianzando en la Diócesis. El lema del encuentro fue “Ser animador de jóvenes estudiantes hoy”, puesto que este curso se había detectado una falta de adultos que acompañen a jóvenes que se plantean en profundidad su ser cristiano dentro del ambiente estudiantil.

 

La información y las nuevas tecnologías centran un encuentro de formación en CONFER Extremadura

CONFER Extremadura ha organizado, hace unos días, un encuentro de formación sobre la cultura digital y la vida consagrada. El encuentro, al que han acudido algo más de 70 religiosas, se ha desarrollado en Gévora (Badajoz), a lo largo del sábado y el domingo por la mañana.

El encuentro ha estado dirigido por el salesiano Javier Valiente que, a lo largo de estas jornadas, ha presentado las características más importantes de la cultura digital, las transformaciones tecnológicas y antropológicas que se están produciendo y su repercusión en la vida de las personas hoy.

Los temas que se han abordado han sido, cómo estar presentes, como consagrados, en el ciberespacio y las posibilidades de las nuevas tecnologías. En este sentido, se han analizado los blogs, foros, webs, redes sociales, viendo las posibilidades y oportunidades que se abren para los religiosos y religiosas, mostrándose también cómo utilizarlos para ser, también, generadores de contenidos e información.                  

IVICON

 

La religiosa Esperanza Ruiz ha celebrado sus bodas de oro

Una joven extremeña ha profesado sus votos como clarisa en Soria

La joven extremeña Sor María Clara Nieves ha profesado sus votos religiosos, como Hermana Pobre de Santa Clara, en el convento de Santo Domingo de Soria, donde ya se encontraba una hermana de la nueva religiosa. En el acto estuvieron presentes los familiares más directos de la joven, entre ellos los sacerdotes diocesanos Andrés y Enrique Cruz.

Por otro lado, en Badajoz, las religiosas marianistas también han vivido una jornada festiva. En esta ocasión, por la celebración de la bodas de oro de la consagración de la religiosa Esperanza Ruiz. La Eucaristía de acción de gracias tuvo lugar en la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción, donde estas religiosas desarrollan su labor.

 

Convivencia de grupos de confirmación

La parroquia del “Perpetuo Socorro” de Badajoz ha acogido una convivencia de adolescentes, pertenecientes a grupos de confirmación de dicha parroquia y a la de “Ntra. Sra. de Guadalupe”. Durante este curso, los jóvenes han estado trabajando la “Participación Estudiantil”, que les ha llevado a elaborar y repartir más de 400  encuestas sobre este tema a sus compañeros de instituto.

 

Retiro espiritual

Unos cincuenta miembros de la Cofradía de Nuestra Señora de los Dolores de Chandavila, de La Codosera, han participado en un retiro espiritual celebrado en el Seminario menor de Vilaviçosa (Portugal). Acompañaron a los participantes los sacerdotes diocesanos Antonio Acedo y Francisco Barroso.

 

Peregrinación a Guadalupe

La cofradía de “Oración en el huerto” de la parroquia de San Andrés de Badajoz, ha peregrinado al Real Monasterio de Santa María de Guadalupe, con motivo del año jubilar guadalupense. Los peregrinos estuvieron acompañados por los sacerdotes Andrés Fernández Llera, director espiritual de la cofradía, y por Pedro María Rodríguez Gallego, Delegado episcopal para las Hermandades y Cofradías.

 

Agenda

Encuentro nacional

Con motivo del Año Jubilar Guadalupense se ha organizado el I Encuentro Nacional de Santuarios, Parroquias y Hermandades que están puestas bajo la advocación de Ntra. Sra. Santa de María de Guadalupe.

Este encuentro está previsto que se celebre el próximo 29 de mayo, sábado, en el Real Monasterio de Santa María de Guadalupe y hasta el momento han confirmado su participación más de 60 instituciones.

 

Peregrinación a Grecia

La parroquia de San Roque en Badajoz organiza una peregrinación a Grecia para los días del 31 de agosto al 7 de septiembre. Más información en el teléfono 630 952 444.


España/Mundo

Declaraciones del papa Benedicto XVI en su visita a Turín

La Sábana Santa es un “icono escrito en sangre”

El Papa Benedicto XVI se desplazó, el pasado fin de semana, a Turín para visitar la exposición de la Sábana Santa, que ha estado diez años sin ser expuesta al público. En la Eucaristía de ese domingo, Benedicto XVI ha presentado la reliquia, ante los más de cincuenta mil fieles que escucharon sus palabras desde la plaza San Carlos de Turín,  como “esperanza para quienes sufren”.

“Pienso, en particular, en quienes viven concretamente su existencia en condiciones de precariedad, a causa de la falta de trabajo, de la incertidumbre ante el futuro, del sufrimiento físico y moral; pienso en las familias, en los jóvenes, en las personas ancianas que con frecuencia viven en la soledad, en los marginados, en los inmigrantes”, ha afirmado.

Signo de esperanza

Para todas estas personas, ha recordado, la Sábana Santa “es un signo de esperanza: Cristo ha afrontado la cruz para poner un límite al mal; para hacernos entrever, en su Pascua, el anticipo de ese momento en el que también para nosotros toda lágrima será enjugada y ya no habrá muerte, ni luto, ni lamento, ni afán”.

“Quien ha sido crucificado, quien ha compartido nuestro sufrimiento, como recuerda también elocuentemente la Sábana Santa, es quien ha resucitado y nos quiere reunir a todos en su amor”, ha enfatizado.

Un “icono escrito en sangre”

El Papa, que se acercaba como un peregrino más a la exposición, ha explicado que la Sábana que según la tradición envolvió el cuerpo inerme de Jesucristo, constituye en sí un mensaje, ya que “es un icono escrito con sangre”, sangre que muestra “el amor de Dios por el hombre”.

“Me parece que al contemplar esta sagrada tela con los ojos de la fe se percibe algo de esa luz. La Sábana Santa ha quedado sumergida en esa oscuridad profunda, pero es al mismo tiempo luminosa”, ha explicado ante los fieles que llenaban el templo. El obispo de Roma ha matizado que “si miles y miles de personas vienen a venerarla, sin contar a quienes la contemplan a través de las imágenes, es porque en ella no sólo ven la oscuridad, sino también la luz; más que la derrota de la vida y del amor, ven la victoria, la victoria de la vida sobre la muerte, del amor sobre el odio; ciertamente ven la muerte de Jesús, pero entrevén su Resurrección; en el seno de la muerte ahora palpita la vida, pues en ella mora el amor”.

Además, Benedicto XVI mantuvo un encuentro festivo con los jóvenes de esa ciudad y de la región en el que les alentó a vivir la vida plenamente, y no simplemente “vegetar”.

“Que la Sábana Santa sea de manera totalmente particular para vosotros una invitación a imprimir en vuestro espíritu el rostro del amor de Dios, para ser vosotros mismos, en vuestros ambientes, con los de vuestra edad, una expresión creíble del rostro de Cristo”, les ha dicho a los jóvenes que ha emplazado al agosto de 2011 en Madrid, donde tendrá lugar la próxima edición de las Jornadas Mundiales de la Juventud.

“Deseo de corazón que ese acontecimiento extraordinario, en el que espero que podáis participar en gran número, contribuya a hacer crecer en cada uno el entusiasmo y la fidelidad en el seguimiento de Cristo y en la acogida con alegría de su mensaje, fuente de vida nueva”, ha finalizado el pontífice.

Visita a los enfermos

El último encuentro del Santo Padre ha sido con los enfermos, que ha visitado en la en la Pequeña casa de la Divina Providencia, fundada por san José Benito Cottolengo, en los suburbios de Turín en 1832. “Es un encuentro el nuestro -ha dicho el Papa- que entona muy bien con mi peregrinación al Sagrado Sudario, porque podemos leer todo el drama del sufrimiento, pero también, a la luz de la Resurrección de Cristo, el pleno significado que ésta asume para la redención del mundo”.

Recordando su última Audiencia General del miércoles anterior, donde habló del fundador de la “Casa de la Divina Providencia”, el Pontífice ha afirmado que José Benito Cottolengo “fue un auténtico campeón de la caridad” cuyas iniciativas a favor de los más necesitados han florecido en todo el mundo. “Nacidas para sanar la plaza de pobreza que afligía la ciudad de Turín, el santo dio una respuesta a esta situación acogiendo a personas en dificultad y privilegiando las que eran rechazadas y no eran curadas por los demás”.

Redacción/Agencias

 

Los inmigrantes son oportunidad para el presente y el futuro de Europa

Así lo recoge el mensaje final de Congreso de migraciones celebrado en Málaga

Al término del Congreso sobre migraciones que ha acogido la ciudad de Málaga del 27 de abril al 1 de mayo, organizado por el Consejo Pontificio para la Pastoral de los Emigrantes e Itinerantes, se presentaba un mensaje en el que se resalta que “es posible considerar la presencia de los inmigrantes en Europa como una oportunidad para el presente y para el futuro”.

En la declaración final de este congreso los participantes constatan que “en muchos países, los inmigrantes dan una contribución positiva –y no solo económica– a las sociedades que saben acogerlos y crear las condiciones para un autentico ‘vivir juntos’”.

En su mensaje, los obispos de Europa, alertan que ante los inmigrantes “para afrontar los miedos emergentes, se elaboran políticas restrictivas que interactúan con las mentalidades dominantes. Sin embargo, conscientes de los miedos que viven los ciudadanos europeos, hemos tratado de identificar los medios con los cuales podemos ayudar a superarlos”.

Después de resaltar la importancia del pluralismo cultural y de su necesaria aceptación social, el mensaje señala que “la Iglesia Católica en su conjunto, con sus tradiciones y sus diferentes ritos, da su contribución para servir la unidad de la familia humana en Europa y más allá de ella”.

El texto señala tres ámbitos en los que se debe construir la fraternidad según el Evangelio: la familia, las comunidades eclesiales que deben ser alentadas por los obispos, las parroquias y los movimientos católicos. Un tercer ámbito es la sociedad que “está obligada a gestionar la migración, que es una realidad compleja porque incluye aspectos culturales, económicos, jurídicos, políticos, sociales y religiosos. Todas las naciones tienen que comprometerse a elaborar un marco justo para que la dignidad humana sea respetada”.

“Además es necesario que la comunidad internacional se comprometa a reducir las causas de las migraciones forzadas, para que la migración sea una elección. Por otro lado debe subrayar los aspectos positivos de esta movilidad humana”.

Al finalizar su mensaje, los participantes del congreso se dirigen a los inmigrantes y les recuerdan que “los acogemos porque creemos que cada ser humano tiene el derecho de ser acogido. No nos importa vuestro origen, vuestra religión o vuestra cultura: ustedes son estimados y amados por Dos. Todos nosotros tenemos dones para intercambiar. [...] Queremos deciros que deseamos construir juntos el porvenir de Europa”.  

Redacción/Agencias

 

Este domingo se celebra la “Pascua del Enfermo”

Los enfermos tienen un lugar preferente en la comunidad cristiana

Este domingo la Iglesia española celebra la “Pascua del enfermo”, segundo momento importante dentro de la Campaña anual del enfermo. Una jornada que este año celebra sus bodas de plata.

Como se explica en los materiales para este día, la “Pascua del enfermo” es una “fecha señalada en la que hay que hacer visible a los enfermos, que tienen un lugar de preferencia en la comunidad cristiana, el mismo que tuvieron en la vida de Jesús”. También se recuerda que “en el momento histórico-cultural actual, se advierte la exigencia de una presencia eclesial atenta junto a los enfermos, así como de una presencia en la sociedad capaz de transmitir de modo eficaz los valores evangélicos para tutelar la vida humana en todas sus fases, desde su concepción hasta su término natural”.

Por su parte, en su mensaje, los obispos de la Comisión episcopal de Pastoral explican que “En las últimas décadas ha crecido la atención a enfermos que precisaban de cuidados especiales y se ha hecho un gran esfuerzo por iluminar, desde la fe en Jesucristo, la existencia humana ante la muerte y ante aquellas situaciones donde el hombre experimenta de modo especial su fragilidad. La Iglesia, experta en humanidad, se acerca a todo hombre que sufre y le ofrece el consuelo del amor y la fortaleza de la fe en Jesucristo, único Salvador del hombre”.

Así mismo, los obispos recuerdan que “Es necesario promover, en el campo sanitario, una acción pastoral que favorezca una visión integral del hombre y evitarlo que pueda deshumanizarlo. Es tarea nuestra evangelizar la cultura actual de la salud, ofreciendo una iluminación desde el Evangelio”.              

Redacción                         


Análisis

Escritos episcopales

El mundo no es así

Artículo de Monseñor Santiago García Aracil, arzobispo de Mérida-Badajoz

La verdad es que atendiendo las noticias que nos llegan por los medios de comunicación, parece que estamos en un mundo de violencia, de injusticia, de malicias y traiciones bien urdidas; que han desaparecido el bien, la concordia entre las gentes, la felicidad y hasta la esperanza de alcanzarla. Da la impresión de que las personas, no resignadas a perder el bienestar y las satisfacciones que anhelan, van lanzándose con verdadero ímpetu y con lamentable desconcierto sobre lo que cada uno considera la llave, la puerta o la fuente de su lejana felicidad o de su oscura realización. La rebeldía interior  causada por la frustración, por el fracaso, por una sospechada traición, por la envidia o los celos, por el ánimo de venganza, por la convicción de que uno puede hacer las cosas mejor que  los otros y por encima de los otros, o por la conciencia de que se puede implantar la justicia y la paz mediante la fuerza y la guerra, provocan situaciones límite que convierten la sociedad y el mundo entero  en un mar de conflictos armados, de violencia, de inclemencia, de soledad, de destrucción y de muerte. Todo esto es constatable. Pero el mundo no es así.

Es necesario que, sin desconocer la grave realidad de cuánto hemos enumerado, tengamos en cuenta con realismo la inmensa riqueza de bondad, de aciertos, de conductas ejemplares acordes con la verdad, y de auténticos heroísmos vividos con la sencilla humildad de quien se sabe responsable del propio deber.

En este mundo, que el Señor ha puesto en nuestras manos para que lo construyamos en la verdad, la justicia, el amor y la paz, como realización personal en plenitud y como preparación para la felicidad plena, abundan las personas buenas, las acciones sociales verdaderamente encomiables, los gestos de solidaridad, la inmensa dignidad de las obras calladas y bien hechas, la profundidad de tantos pensamientos que nunca llegaron a las páginas impresas ni a los medios de difusión y de los que muchas personas recibieron luz para su caminar cotidiano. Merece consideración la grandeza de alma de quienes viven intensamente y con sentido sobrenatural todas las cosas pequeñas de cada día, las maravillas que obra el Señor en el corazón de muchísimos niños, de un gran número de jóvenes que entregan generosamente su vida al servicio de Dios y de la humanidad, el inestimable valor de tantos y tantos sacrificios y sufrimientos vividos en silencio y ofrecidos a Dios por muchos enfermos y ancianos, en unión con la cruz redentora de Jesucristo. Gracias a Dios, son una maravillosa manifestación de la belleza y del bien, las creaciones artísticas en todos sus órdenes, el indiscutible progreso logrado con los esfuerzos anónimos y con la apretada colaboración entre personas e instituciones, la belleza inigualable de la creación, la sonrisa de un niño, el  amor de una madre, el entusiasmo de dos jóvenes que se aman, y la encantadora admiración mutua que une en el amor a dos ancianos, la ingenua imaginación y la dinámica fantasía de los niños que ayuda a vivir la pureza del corazón limpio, y tantas otras cosas más que adornan el mundo por doquier y que son destellos de la verdad, de la bondad, de la belleza y de la luz de Dios.

Es necesario que sepamos descubrir todas estas realidades verdaderamente positivas. Ellas constituyen la verdadera semilla de la regeneración de las personas, de las instituciones, de la sociedad y del mundo en su conjunto.

Es urgente que entendamos bien donde está la fuente de todo bien y procuremos que no se dé la espalda a Dios. Jesucristo es la manifestación plena de Dios y la realización perfecta del hombre. Sólo mirando  a Jesucristo podemos conocer la esencia de nuestra identidad. Y sólo desde el conocimiento de nosotros mismos podemos descubrir nuestro origen, nuestro horizonte de vida, nuestras verdaderas capacidades y nuestro lugar en el mundo para su purificación, renovación y desarrollo armónico.

Precisamente cuando el ambiente puede parecernos más hostil a la vivencia y desarrollo del cristianismo es cuando más necesitado está el mundo del conocimiento de Cristo. Precisamente cuando más motivos podemos encontrar para reducir nuestra actividad apostólica, más necesaria se hace.

Los cristianos no tenemos motivos para caer en el pesimismo, ni en el cansancio, ni en la excusa ante el deber apostólico, que al mismo tiempo, aunque no lo parezca, es un derecho de quienes todavía no conocen al Señor y caminan en la oscuridad, perdidos sus pasos fuera del camino de la verdad y del amor que llevan a la justicia y a la paz, base de la convivencia social y clima propicio para construir la civilización del amor.

El mundo puede que esté, en buena parte, tan mal como parece, pero no es así. El mundo es el regalo que hemos recibido de Dios, el escenario donde tenemos que desarrollar el proyecto de Dios para nosotros, y el reto en el que podemos medir nuestra fe, nuestra generosidad y nuestra esperanza.

Santiago García Aracil.
Arzobispo de Mérida-Badajoz 

 

Este mundo nuestro

Primeras Comuniones

Los protagonistas de las Primeras Comuniones son los niños y Jesús, el Señor. ¿A quién no le ha corrido una lágrima en estos días cuando su niño, su nieto, su biznieto ha participado en su Primera Comunión? No tengáis reparo en manifestar también esos sentimientos, pero no nos quedemos sólo en ellos. Ayudemos a que estos protagonistas sean felices, muy felices, rodeándoles de todo el amor del mundo, genuino, auténtico, sacrificado y limpio.

Y recuerdo que el hecho central es la incorporación más plena a la Comunidad de creyentes en Jesús, a la Iglesia, a la que se incorporaron el día de su Bautismo. Ahora, sacramental, misteriosa, pero realmente, participan por primera vez en la Eucaristía, el sacramento del Cuerpo y de la Sangre del Señor, el Banquete entre hermanos presididos por el Señor (impersonado por el presbítero y en nombre de la Iglesia) y la actualización del sacrificio del Cristo en la Cruz, glorioso y resucitado. En dos palabras ahí está la esencia de la vida cristiana, desde donde ha de salir y volver todo compromiso de entrega y amor hacia todos, muy en especial a los más débiles. De ahí la íntima unión narrativa de la institución de la Eucaristía y la escena del lavatorio de los pies.

Los padres, junto con los abuelos, que cada vez están tomando un protagonismo mayor en las Primeras Comuniones de los niños, han de implicarse antes, durante y, sobre todo, después de este evento. Si ellos acompañan a sus niños, tanto en la vivencia de fe, sobre todo en la Eucaristía del domingo, y el estilo de vida cristiano, con una continua y buena formación y, sobre todo, con una experiencia de trato con Jesús, de oración, estaremos logrando que los niños cristianos vivan como tales. Después vendrán otras fases en sus vidas, pero que vivan como niños su dimensión eucarística. Los abuelos pueden mucho, tienen una complicidad con los nietos estupenda, también para esto.

Y al mismo tiempo, a veces supliendo la tarea de los padres, las distintas comunidades han de asumir, con sus presbíteros a la cabeza y con los demás catequistas, la tarea de proseguir el proceso catequético con estos niños a través de distintas actividades que no sean “la seño, el boli y el pupitre”, sino la riqueza de iniciar en la vida cristiana a estos niños cristianos, con la Eucaristía y su vivir diario.  

Sebastián González González
Vicario General

 

Editorial

Trabajo

Acabamos de celebrar el Día del Trabajo, una jornada de reflexión, reivindicación, celebración y todos los añadidos que imaginemos.

La palabra “trabajo” tiene muchos significados. Mucha gente no ha tenido ni siquiera la oportunidad de elegirlo, la vida vino para ellos en una dirección y se subieron al lomo para sobrevivir. Para ellos la pérdida del trabajo supone un desgarro amargado por la incertidumbre del mañana en todos los sentidos.

Muchos eligen el trabajo en función de las retribuciones que les aporta, de lo cómodo que les pueda resultar, del prestigio social que lleve parejo... Para ésos perderlo conlleva perder todo lo anterior, y eso es difícil, especialmente por la pérdida de retribuciones que hace posible la subsistencia holgada.

Hay gente también que ha elegido el trabajo por el servicio que pueden prestar con él, por el sentimiento de plenitud que los reconforta cuando ven el bien que hacen con su esfuerzo. Ellos suelen mantenerlo mejor porque ponen en él todo lo que son, pero si llega el momento de la pérdida de la ocupación, a la dificultad para subsistir se suma la pérdida de sentido, de cierto vacío existencial y un sentimiento de falta de dignidad. Ése tal vez sea el fruto más amargo de la epidemia de “eres”, cierres y despidos que diluvian.

Aunque la dignidad de la persona está muy por encima de su ocupación, cuando no tiene el tiempo ocupado parte de esa dignidad que existe por el simple hecho de ser persona se percibe oscurecida.


Iglesia y familia

Escuela de Padres

Ser padres y modelos

Nos quejamos, los llamados adultos, de la pérdida de valores en la sociedad actual e indicamos la necesidad de recuperarlos a través de las familias, las aulas y la vida social. Criticamos la falta de esfuerzo y de sacrificio en muchos de nuestros jóvenes y decimos que son flojos y caprichosos, que están acostumbrados a tener de todo desde pequeño y que han perdido la capacidad de ilusionarse, incluso parece que nada les sorprende porque se acostumbraron. Nos asusta el uso que hacen del Internet y de la televisión, no digamos nada de los móviles y de los avances en aparatos de músicas y juegos. Sacamos leyes sobre el consumo de bebidas alcohólicas en la vía pública, realizamos estudios e investigaciones sobre los efectos de la marihuana o la cocaína y prohibimos vender tabaco a los menores de edad. Nos encontramos con que ya no ceden los asientos a las personas mayores, ni a las mujeres embarazadas o con niños pequeños. En las conversaciones con ancianos o superiores no utilizan el usted y rápidamente pasan al “tú, al tío o al chacho”. Nos preocupan sus horarios desplazados varias horas, porque salen a la calle cuando nos acostamos, llegan cuando nos vamos a trabajar, se despiertan con el sonido de las cerraduras al abrir las puertas y se levantan porque les llamamos para comer.

Los tenemos hasta que se aburren de estar en casa, se hacen viejos en las mismas y si no andas precavido pueden invitarte a que se las dejes los fines de semanas para reunirse con los amigos y, por supuesto, con frigoríficos y bolsillos llenos. Aumentan las peleas callejeras y los casos de violencia de género en parejas jóvenes, no digamos nada si nos fijamos en los fracasos escolares o en las rupturas afectivas por egoísmos y faltas de comunicación. Muchos han perdido la ilusión en el futuro porque lo que tienen en el presente es desempleo o trabajos precarios que no cubren sus necesidades, entre otros motivos, porque son muchas, y qué decir de las hipotecas que no pueden pagar y que se convierten en la soga que les ahoga. Estas son algunas cuestiones que presenciamos en el diario de nuestra sociedad y que no son patrimonio solo de los jóvenes.

Es hora de recuperar el respeto al otro, la tolerancia hacia lo diferente, el trabajo bien hecho y el esfuerzo, la búsqueda de unos objetivos que den sentido a la existencia, la vida como un valor en sí misma y que no dependa de la decisión de nadie, la defensa del débil y del necesitado. También es tiempo de reivindicar que la llamada tercera edad ocupe el lugar que siempre tuvo y nunca debió perder, que el diálogo sea la manera para llegar a las soluciones y que no hagamos de las subvenciones el ansiolítico de una población que sigue teniendo capacidad de trabajo. Es posible que podamos discrepar en algunos de los valores mencionados, pero es necesario que nuestros jóvenes confíen más en sus capacidades, en las posibilidades que les ofrece el presente y en las expectativas de un futuro lleno de ilusiones. Esto será realidad si los padres y adultos somos modelos educativos edificantes y no copias adulteradas de lo que sí creemos que deberíamos ser. Y como decíamos al inicio de estas líneas, entre todos debemos recuperar los valores perdidos y afianzar los que tenemos para formar jóvenes comprometidos con ellos mismos y con la sociedad, siendo el ejemplo de los padres el principal modelo en este proceso educativo. La pregunta que debemos hacernos es si realmente lo somos.

José María Fernández Chavero
Psicólogo clínico y Máster en Bioética
chavero@correo.cop.es

 

Televisión

Concursos de cantantes infantiles

Las cadenas generalistas siguen buscando propuestas diferentes y que atraigan al público en su nueva programación. Para ello, algunas de ellas han optado por los concursos infantiles de cantantes, al estilo Operación Triunfo o al programa, que seguro recordarán, Menudas Estrellas, que presentaba Bertín Osborne.

En la última semana se han estrenado dos programas similares que van a tener una tremenda competencia mutua. Se trata de Quiero cantar, en Antena 3 TV y de Cántame una canción, en Telecinco. Tienen el mismo formato (“talent-show”), en el que se les da una oportunidad a niños de diversas edades para demostrar sus cualidades cantando. Interpretan versiones de canciones de artistas conocidos de diversas formas: en solitario o formando dúos, tríos o incluso, a veces, junto a los propios cantantes famosos. Una vez han cantado, los chicos reciben los comentarios de personas de reconocido prestigio artístico o de los medios de comunicación. No obstante, esos comentarios no determinan nominaciones ni expulsiones, como ocurría en el programa con academia OT. Se trata, por el contrario, de exponer opiniones que aconsejen y ayuden a mejorar las actuaciones de los niños. Además, el programa también está abierto a la participación de los televidentes desde casa.

Este tipo de programas suele tener bastante audiencia y suele divertir mucho al público adulto (se programan en horario de prime-time).

Aunque es una digna oportunidad para la promoción artística de figuras musicales infantiles (también habría que ver el papel que juegan los padres en todos estos concursos), en lo estrictamente televisivo me resulta cuando menos paradójico ver cómo en los últimos años ha disminuido en las cadenas la programación destinada al público infantil y, sin embargo, en programas de este tipo se “utiliza” a intérpretes infantiles para entretener al público adulto. En todo caso, diremos que por lo menos se trata de programación para todos los públicos, aunque sería deseable que algunas cadenas apostaran más por la programación infantil. Por desgracia, esto no parece factible a corto plazo.    

Javier Trabadela Robles
Profesor Facultad Comunicación Audiovisual UEX
jtrarob@unex.es

 

Vamos al cine

Alicia en el país de las Maravillas

El mago de la fantasía y de los sueños, Tim Burton, se atreve con una nueva interpretación de la obra literaria del escritor, sacerdote anglicano y matemático Charles Lutwidge Dogson, conocido como Lewis Carroll.

Como no podía ser de otra manera, la historia se centra en las aventuras y desventuras de Alicia, que se encuentra atrapada en dos dimensiones en las que se siente incomprendida, el mundo de extraños seres a cual más disparatado y un mundo aristocrático en el que los matrimonios de conveniencia están a la orden del día.

Esta producción de Disney, difícilmente, llega al nivel de su predecesora de dibujos animados y presenta más elementos negativos que positivos. El ambiente gótico creado por Burton no es el más apropiado, si tenemos en cuenta el público al que supuestamente va destinado. Sabemos que las comparaciones son odiosas, pero la simpatía que derrochaban los personajes de la producción del año 1951 no tiene nada que ver con esta moderna interpretación del cuento de Carroll. Además, la carencia de ritmo resulta un pesado lastre.

Lo más destacable de la cinta se encuentra en lo claro que deja el autor el modo en el que el bien se enfrenta a las fuerzas del mal. En líneas generales no nos ha gustado la forma tan superficial con la que la protagonista da respuesta a sus problemas en la vida real, no queda demasiado claro el porqué toma esas decisiones en su vida. Pero hay que reconocer la calidad de los efectos creados por el equipo técnico de la factoría del cineasta.

Víctor Alvarado
Pantalla 90

 

De web en web

Belomasan

Los chicos de Belomasan se lo curran a base de bien y son unos auténticos genios. Si yo fuese director de una cadena de televisión, los fichaba pero a la voz de ya. La prueba: http://www.youtube.com/watch?v=e_7_VrAxu14 . Belomasan son los del vídeo del rosario que, por tercer año consecutivo, nos preparan un vídeo para animarnos en el mes de mayo al rezo del rosario. Y si digo que son unos genios no es por decirlo. Emocionan. Incluso alguien que estaba viendo conmigo el vídeo ha terminado diciendo: “Emociona esto, tú”. Por eso el cine, vídeo, fotografía puede ser considerado obra de arte, porque emociona, porque llega al alma, porque aunque no lo entiendas, llega a lo íntimo de nosotros.

Casimiro Muñoz


Celebrar la fe

Celebramos el VI domingo de Pascua

Libro de los Hechos de los Apóstoles 15, 1-2. 22-29

En aquellos días, unos que bajaron de Judea se pusieron a enseñar a los hermanos que, si no se circuncidaban conforme a la tradición de Moisés, no podían salvarse. Esto provocó un altercado y una violenta discusión con Pablo y Bernabé; y se decidió que Pablo, Bernabé y algunos más subieran a Jerusalén a consultar a los apóstoles y presbíteros sobre la controversia. 

Los apóstoles y los presbíteros con toda la Iglesia acordaron entonces elegir algunos de ellos y mandarlos a Antioquía con Pablo y Bernabé. Eligieron a Judas Barsabá y a Silas, miembros eminentes entre los hermanos, y les entregaron esta carta: 

“Los apóstoles y los presbíteros hermanos saludan a los hermanos de Antioquía, Siria y Cilicia convertidos del paganismo. 

Nos hemos enterado de que algunos de aquí, sin encargo nuestro, os han alarmado e inquietado con sus palabras. Hemos decidido, por unanimidad, elegir algunos y enviároslos con nuestros queridos Bernabé y Pablo, que han dedicado su vida a la causa de nuestro Señor Jesucristo. En vista de esto, mandamos a Silas y a Judas, que os referirán de palabra lo que sigue: Hemos decidido, el Espíritu Santo y nosotros, no imponeros más cargas que las indispensables: que os abstengáis de carne sacrificada a los ídolos, de sangre, de animales estrangulados y de la fornicación. Haréis bien en apartaros de todo esto. Salud”.

 

Libro del Apocalipsis 21, 10-14. 22-23

El ángel me transportó en éxtasis a un monte altísimo, y me enseñó la ciudad santa, Jerusalén, que bajaba del cielo, enviada por Dios, trayendo la gloria de Dios. 

Brillaba como una piedra preciosa, como jaspe traslúcido. 

Tenía una muralla grande y alta y doce puertas custodiadas por doce ángeles, con doce nombres grabados: los nombres de las tribus de Israel. 

A oriente tres puertas, al norte tres puertas, al sur tres puertas, y a occidente tres puertas. 

La muralla tenía doce basamentos que llevaban doce nombres: los nombres de los apóstoles del Cordero. 

Santuario no vi ninguno, porque es su santuario el Señor Dios todopoderoso y el Cordero.

La ciudad no necesita sol ni luna que la alumbre, porque la gloria de Dios la ilumina y su lámpara es el Cordero.

 

Evangelio según san Juan 14, 23-29

En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos: 

-El que me ama guardará mi palabra, y mi Padre lo amará, y vendremos a él y haremos morada en él. 

El que no me ama no guardará mis palabras. Y la palabra que estáis oyendo no es mía, sino del Padre que me envió. 

Os he hablado de esto ahora que estoy a vuestro lado, pero el Defensor, el Espíritu Santo, que enviará el Padre en mi nombre, será quien os lo enseñe todo y os vaya recordando todo lo que os he dicho. 

La paz os dejo, mi paz os doy; no os la doy yo como la da el mundo. Que no tiemble vuestro corazón ni se acobarde. Me habéis oído decir: “Me voy y vuelvo a vuestro lado.” Si me amarais, os alegraríais de que vaya al Padre, porque el Padre es más que yo. Os lo he dicho ahora, antes de que suceda, para que cuando suceda, sigáis creyendo.

 

Lecturas bíblicas para los días de la semana:

10, lunes: Hch 16, 11-15; Jn 15, 26 - 16, 4a.
11, martes: Hch 16, 22-34; Jn 16, 5-11.
12, miércoles: Hch 17, 15. 22 - 18, 1; Jn 16, 12-15.
13, jueves: Hch 18, 1-8; Jn 16, 16-20.
14, viernes: Hch 1, 15-17. 20-26; Jn 15, 9-17.
15, sábado: Hch 18, 23-28; Jn 16, 23b-28.
16, domingo: Hch 1, 1-11; Ef 1, 17-23; Lc 24, 46-53.

 

La liturgia... paso a paso

Vuelvo a vuestro lado

Podemos caer en una visión simplista de los misterios de Cristo y llegar al error de creer que los treinta y tantos años de la vida de Cristo en nuestra Historia fue la época en la que estuvo más cerca de los hombres y que, una vez cumplida su misión de evangelizador y redentor, resucitó y subió a los cielos y, por lo tanto, abandonó la cercanía que suponía su vida histórica.

La verdad es que estas ideas no estaban muy lejos de lo que pensaban los discípulos en aquellos momentos entrañables de la Última Cena, en los que todo hablaba de despedida. Tanto fue así, que Jesús se dio cuenta del estado de ánimo de los suyos y les echa en cara la tristeza que veía en sus rostros y se les queja: “Si me amaráis, os alegraríais de que vaya al Padre, porque el Padre es más que yo”.

Pero lo más hiriente para Cristo fue que no habían reparado en la frase clave que acababa de pronunciar: “Me voy y vuelvo a vuestro lado”. También sirve para desterrar de nosotros los malentendidos acerca de la presencia y cercanía de Cristo: es cierto, Jesús dejó de vivir de un modo histórico y visible entre los hombres, pero el misterio de su resurrección ha transformado de tal modo su santa humanidad que el espacio y el tiempo no son fronteras que achiquen su presencia entre los suyos.

La única frontera que puede impedir su cercanía es el pecado, el desamor. Su presencia, por la acción del Espíritu Santo, es lo más íntima que se puede dar, como lo explican las palabras que dan comienzo al evangelio: “El que me ama guardará mi palabra, y mi Padre lo amará, y vendremos a él y haremos morada en él”. Meditemos estas palabras y ensanchemos las dimensiones de nuestra amistad con Jesús que por la gracia se hace Huésped y Amigo.

Antonio Luis Martínez

 

El Santo de la semana

12 de mayo: San Pancracio (+304)

Poco sabemos de su vida pero las Actas legendarias del siglo VI sitúan su nacimiento en Frigia y de allí, al perder a sus padres, marchó a Roma con un tío suyo que se encargó de su educación y allí se hicieron cristianos.

Lo torturaron y cuando vieron que no renunciaba a la fe cristiana fue decapitado hacia el año 304, tenía unos catorce o quince años. Fue enterrado gracias a una noble señora que lo recogió, lo embalsamó, lo amortajó y cuidó de que fuese sepultado en un sepulcro nuevo, en la vía Aurelia, muy cerca del lugar del martirio.

El papa san Símaco le dedicó una basílica a principios del siglo VI, de la que no quedan restos. El papa Honorio I, en el siglo VII, construyó una iglesia nueva en honor de san Pancracio. Aparece entre los santos “auxiliadores”, así llamados en la Edad Media. Se convirtió entonces en el benjamín de los mártires cuando la última persecución.

Fue venerado en Alemania como patrón de los caballeros, en Francia como abogado de los niños. Y en la actualidad, en la mayoría de las tiendas y hogares, está su imagen, de niño romano, con la palma del martirio, o como un joven con coraza, escudo y espada.

Se le invoca como protector de los inocentes. En libros antiquísimos se dice que su sepulcro era considerado como “lugar de salud” y él como abogado ante el Señor en las dificultades económicas.

Desde siempre se le aclama como patrón de la salud y el trabajo. Se dice que consigue trabajo y salud, cosa que se agradece en estos últimos tiempos en que el fantasma del paro no cesa. Pero se le venera, sobre todo, por la valentía de su testimonio juvenil. La moda de colocarle perejil para asegurar el negocio es más superstición que recta devoción. 

Gonzalo Encinas Casado

 

Dichos y preguntas

El Papa, ¿Jefe de Estado?

Sí. El Papa es Jefe temporal de un minúsculo Estado, el Estado del Vaticano. No es afán de poder, al menos en nuestros días. Independientemente de los avatares históricos que han llevado a la Iglesia a la peculiar situación de regir un territorio civil, hay que caer en la cuenta de las ventajas que esto reporta hoy en día, habida cuenta de que el Papa, las más de las veces, no se comporta como un soberano al uso. En efecto, se puede decir que a la Iglesia le viene bien tener un Estado internacionalmente reconocido, porque, gracias a eso, puede establecer relaciones diplomáticas con los distintos países al más alto nivel, no para acaparar poder ni otras glorias, sino para servir a la paz y al bien común de la humanidad.

Por ejemplo, en la Alemania de Hitler, la Santa Sede fue capaz de salvar muchas vidas gracias a sus secretos contactos diplomáticos que, quizás, hubieran sido más complicados si no fuera un Estado; en nuestros días, la Santa Sede tiene voz y voto en algunos organismos internacionales de relevancia porque es un Estado. Los viajes del Papa a los países del mundo se facilitan mucho al ser un Jefe de Estado.

No hay ninguna otra religión que tenga un cuerpo diplomático, por otra parte tan extenso, de tanto prestigio, eficacia y buen hacer, fruto de una experiencia de más de 2000 años. Señala John L. Allen, biógrafo de Benedicto XVI, que 193 países mantienen relaciones diplomáticas con la Santa Sede y que tan sólo unos pocos (como Vietnam, Carea del Norte, Arabia Saudí e Irán) no las tienen. Esto sitúa a la Santa Sede en una situación de privilegio internacional para difundir el bien, la paz y los valores del Evangelio, también entre países de mayoría musulmana o de otros credos. Por eso, antes de criticar este aspecto nos viene bien saber por qué se da. La Iglesia, al mantener un Estado, no quiere poder, sino sólo servir mejor a Dios y a los hombres.

Miguel Ángel Irigaray
La Verdad


Última

Entrevista a Julián Peña, Ecónomo General de la Diócesis

“La financiación de la Iglesia depende, única y exclusivamente, de la aportación de los católicos”

Esta semana ha comenzado oficialmente la Campaña de la Renta 2009, y un año más la Iglesia pide a todos los católicos y a aquellos que, sin serlo, reconocen la labor social que realiza esta Institución, que marquen la “X” en la casilla de la Iglesia Católica a la hora de hacer su Declaración de la Renta. En la campaña del año pasado más de 9 millones de contribuyentes apoyaron su labor. En esta Ultima entrevistamos a Julián Peña Ripado, Ecónomo general de la Diócesis para hablar sobre la campaña “XTantos”.

 

¿Qué valoración se hace de la campaña “XTantos?

La valoración que se hace desde la Conferencia Episcopal de los datos de la asignación tributaria del año 2008 es muy positiva porque hubo un aumento de unas 237.000 declaraciones más para la Iglesia Católica, lo que supone un total de alrededor de 7.200.000 declaraciones. Si además tenemos en cuenta que hay algunas que son declaraciones conjuntas, podemos afirmar que fueron aproximadamente 9 millones de contribuyentes los que pusieron la “X” a favor de la Iglesia Católica en la campaña del año 2008.

 

¿A qué cree que se debe este éxito?

Las campañas que se han hecho en todos los medios de comunicación con “XTantos” y sobre la financiación de la Iglesia han sido muy positivas. Han dado a conocer para qué se necesita el dinero en la Iglesia y cuál es la labor que se realiza. Ha supuesto que los católicos asumamos la responsabilidad que tenemos en la financiación de la Iglesia, que depende única y exclusivamente de nosotros. Desde la modificación que se produjo en el año 2007, en el que hubo un cambio en la asignación tributaria (se produjo un aumento del 0’52 al 0’7% en cuanto a la cuantía, pero desaparecía el complemento de mínimos -antes si no se llegaba a una cantidad, el Estado la complementaba a través de los Presupuestos), la Iglesia recibe única y exclusivamente lo que corresponde de las “X” que se coloquen en la casilla de la Iglesia Católica en la Declaración de la Renta. Además, con este nuevo modelo desapareció la exención del IVA (antes la Iglesia Católica estaba exenta de pagar el Impuesto sobre el Valor Añadido en la construcción de edificios religiosos –iglesias o centros parroquiales- y en la compra de material para el culto o cualquier otra actividad).

 

¿Se nota la crisis en las cuotas parroquiales?

Sí se nota. Es curioso porque ha aumentado el número de familias que colaboran a través de la cuotas, pero los ingresos a través de esa vía han disminuido porque, lógicamente, las familias al tener menos ingresos destinan menos dinero al sostenimiento de la Iglesia, que va un poco acorde con los ingresos y la situación económica que estamos viviendo, pero no hay que olvidar que la financiación de la Iglesia depende, única y exclusivamente, de la aportación de los católicos.

 

¿A cuánto asciende el presupuesto con el que cuenta nuestra Diócesis? ¿De dónde viene?

Los datos del 2009 de todas las parroquias e instituciones de la Diócesis no los tenemos todavía consolidados. Con respecto a los datos del año 2008 fueron unos 10 millones de euros aproximadamente los que recaudamos y nos gastamos durante ese año. El 46’5% de ese dinero proviene de la aportación de los fieles a través de las colectas, de las cuotas parroquiales y de donativos. De la asignación tributaria, es decir lo que nos ha correspondido una vez que la CEE recibe el dinero de la asignación tributaria y lo reparte entre las diferentes diócesis, nos corresponde 2.300.000 euros, lo que supone un 23% de nuestro presupuesto. Un 12% procede de las nóminas que reciben los sacerdotes que tienen un nombramiento en una institución civil (los capellanes sanitarios y penitenciarios, los profesores de instituto,…) que se ingresan en las arcas de la Diócesis para distribuirlo en el Fondo de Sustentación del Clero. Otra parte del presupuesto proviene de subvenciones de entidades privadas y públicas, de las cuales el 90% se destinan a Cáritas diocesana.

 

Gran parte de los presupuestos de nuestra Diócesis se destinan a la labor social de la Iglesia.

Es curioso pero, quitando los grandes proyectos que pueda desarrollar Cáritas en campos concretos, la labor con los más necesitados es realizada, en gran parte, por voluntarios. Eso nos permite hacer una importante labor social con un presupuesto tan corto. Parece mentira que con 10 millones se puedan hacer tantas cosas, pero es gracias a los voluntarios. Además, a esto ayuda que la nómina de los sacerdotes no es muy alta, la media en la Diócesis está entre 700 y 800 euros mensuales.

 

¿Qué planes de futuro hay si las aportaciones directas de los fieles disminuyen?

No tengo la solución mágica. Sí te puedo decir que las cosas que tengamos que hacer se harán. Nuestro espíritu es siempre gastarnos lo menos posible, pero está claro que hay una serie de gastos que son imprescindibles para seguir el desarrollo de una actividad normal dentro de la Diócesis. ¿De dónde lo sacaríamos? Pues habría que concienciar más a los fieles sobre las necesidades, en temas sociales buscaríamos el acompañamiento de las Obras Sociales de las Cajas de Ahorro, de instituciones públicas y privadas. Un tema que me preocupa mucho es el patrimonio que tenemos, que es muy antiguo e imprescindible para continuar la actividad. Este año de lluvias ha sido horroroso, es difícil encontrar un párroco que no haya tenido un problema de goteras… espero que con la buena voluntad se puedan solucionar.

 

Aunque uno marque la casilla de la Iglesia en la Declaración eso no le exime de comprometerse en su comunidad parroquial concreta.

El tema económico es una parte, muy importante, pero no hay que olvidar que la misión de la Iglesia es evangelizar y cada uno debemos buscar cuál es nuestra parcela de trabajo en esa corresponsabilidad que tenemos todos los creyentes en el funcionamiento de la Iglesia (catequistas, voluntarios para actividades sociales,…).

Redacción

 

Patrimonio cultural de nuestra Iglesia

Torremejía (I)

Adentrados en una nueva localidad cuyos orígenes nos vuelven a ser confusos y aparecen envueltos en la controversia habitual de los mismos orígenes de sus pobladores durante tiempos prehistóricos, cercando el curso medio del Guadiana y próximo a Mérida, Calamonte o Arroyo de San Serván, nos encontramos con Torremejía.

Su iglesia parroquial está bajo la advocación de la Purísima Concepción, se nos presenta como un edificio cuyas líneas se trazan, tanto interiormente como en su fachada, entre los años finales del siglo XVI o inicios del XVII. Como en muchas fábricas parroquiales el mantenimiento y restauración a lo largo de los siglos ha sido obra y mano de los señores de la localidad simultaneándola con las obras del palacio, si bien no podemos olvidar que Torremejía perteneció a la Orden Militar de Santiago Priorato de San Marcos de León y como tal en el momento de su venta pasarán a ser los fautores de dichas obras (algo tan repetido en muchos pueblos y localidades de las órdenes militares).

Siguiendo con la descripción del edificio, la mampostería y el ladrillo son los elementos por excelencia que abundan llegando su exterior a encalarse hasta los años iniciales del siglo XX (1900) cuando el entonces cura párroco don Manuel Sánchez Marín, decidió levantar todo lo que cubría sus muros devolviéndole la estampa original que posiblemente tuvo en los momentos mismos de su construcción, acertada decisión por la notable nobleza y personalidad que ganó la Purísima Concepción de Torremejía.

Si nos situamos sobre su fachada principal aparece ante nuestros ojos un espacio rectangular, que tiene un dintel algo almohadillado y con jambas lisas. En sus laterales podemos ver que se conservan ciertos rebajes que realizaron los franceses con la intención de abrir espacio para poder guardar en su interior sus cañones. Los historiadores e investigadores de la comarca y de la localidad afirman que bien pudiera ser esto lo que la salvó de ser destruida, caso que ocurrió en la práctica totalidad del caserío.

La riqueza ornamental de la arquitectura de la Purísima Concepción es admirable pues presenta sobre el mismo granito la simulación del sostenimiento de unas ménsulas decoradas con dados. Dos capiteles entre los cuales se abre un gran arco de ladrillo y rebajado. Bajo el Altar, igualmente y cómo no de granito, aparece una hornacina donde bien pudo estar entronizada alguna imagen (¿quizá en aquellos momentos la titular?). La cabecera del templo se alza sobre la torre, dando la idea de que los elementos que han sido utilizados pudieran parecer de menor calidad que el resto del edificio, para rematar un campanil en forma de prisma cuadrangular de un solo cuerpo, para que sus huecos sean ocupados por las campanas, huecos con ricos arcos peraltados y una vez más en su uso el granito

Pablo Iglesias Aunión
Licenciando en Historia

 

Han dicho...

Benedicto XVI:

 “La crisis global debe dejar una lección: la economía global exige una ética, pues ha quedado claro que el mercado es incapaz de autorregularse”.

 

Cardenal Odilo Scherer, arzobispo de São Paulo:

“Las malas noticias que implican a parte del clero no deben hacer callar el testimonio de fidelidad del sacerdocio”.

 

Monseñor Edward Slattery, obispo de Tulsa (EEUU):

“La cultura de nuestra edad moderna secular se define por el sufrimiento”.

 

Cardenal Renato Martino, presidente emérito del Pontificio Consejo para la Justicia y la Paz:

“La Iglesia quiere contribuir al progreso de la ciencia y de la investigación pero en defensa de la vida de los enfermos y evitando que se usen células madre embrionarias”.

 

Enrique Ferrara, enfermero (Revista Misión):

“Cuando participaba en abortos no podía dormir”.

Agencias


Noticias de América latina

http://www.aciprensa

 


Return to Camino