Iglesia en camino

Semanario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz (España)

E-Mail: iglenca@archimeridabadajoz.org

Número 800. 25 de abril de 2010

Director: Juan José Montes


Temas de la semana

“Nuestras estructuras eclesiales y eclesiásticas necesitan un baño de seglaridad

Más de 350 personas participan en la fase diocesana de la “Canción Misionera”

Más de cuatrocientas personas participan en el 50 aniversario de los ENS en Extremadura

El seminario diocesano acoge, por séptima vez, el proyecto “Venid y lo veréis”

Badajoz ha acogido el encuentro nacional de la Federación de Escuelas Cristianas de Tiempo Libre

Palabras del Arzobispo: Arrepentidos pero no acomplejados

Viaje apostólico a Malta

La CEE sale en defensa del Papa

Jornada de oración por las vocaciones


Actualidad

Sacerdotes y laicos trabajan juntos para ser corresponsables en la Misión de la Iglesia

En unas Jornadas enmarcadas dentro del Año Sacerdotal

El pasado fin de semana se han celebrado las Jornadas para Sacerdotes y Laicos, bajo el lema “Corresponsables en la Misión de la Iglesia”, enmarcadas dentro del Año Sacerdotal en el que nos encontramos. En total 227 personas de toda la Diócesis, que realizaron un trabajo previo preparatorio, se dieron cita en el Seminario de Badajoz en unas jornadas presididas por el Arzobispo de Mérida-Badajoz y que, por primera vez, estaban dirigidas por igual a sacerdotes y laicos.

El Arzobispo de Mérida-Badajoz, tras reconocer que en la Iglesia existe una verticalidad sacramental, señaló en la inauguración que “nuestras estructuras eclesiales y eclesiásticas necesitan un baño de seglaridad” y que “debemos abrir puertas a la renovación diocesana y parroquial”, para lo que dijo “debemos dar pasos a partir de estas Jornadas dirigidos a colaborar entre todos los estados de vida cristiana y entre todos los carismas”. Mons. García Aracil afirmó que es urgente una reflexión a cerca del lugar de los cristianos en la vida de la Iglesia, reconoció que “faltan presencia, criterios y respuestas cristianos en la vida pública” y declaró que se requiere mirar todos juntos para abrir caminos de renovación estructural y apostólica.

Tras la inauguración, el viernes por la tarde, se celebró la primera ponencia sobre el sacerdocio común y el ministerial a cargo del sacerdote Luis Manuel Romero y la seglar Rosa María Barroso.

Laicos en el mundo

El sábado fue el turno de otras tres ponencias. La primera de ellas abundó en la construcción conjunta de comunidad y de Iglesia diocesana entre sacerdotes y laicos, que corrió a cargo del Rector del Seminario, Francisco José Andrades Ledo y del Delegado episcopal para los Medios de Comunicación, Juan José Montes. A continuación, Sonia Fernández, miembro de Profesionales Cristianos, y José Ignacio Pérez, consiliario de Acción Católica, hablaron sobre la toma de conciencia de la encarnación de los laicos del mundo y su función específica en la Iglesia.

La ponencia que cerró las Jornadas trató sobre la vocación al sacerdocio, a cargo del diácono Francisco Javier Tarriño y del sacerdote Antonio Jesús Marín, Delegado episcopal para la Pastoral Vocacional.

Al finalizar cada ponencia, los asistentes tuvieron la oportunidad de interpelar a los ponentes sobre las exposiciones que habían realizado, lo que generó en todo momento un  rico debate.

Conclusiones

En la clausura se leyeron las propuestas operativas a las que se había llegado tras todo lo escuchado en estas Jornadas. Estas propuestas incluyen: propiciar en las comunidades un ambiente de reflexión sobre la acción pastoral entre laicos y sacerdotes, que no prevalezca el protagonismo de los sacerdotes y la inhibición de los laicos, la creación en todas las parroquias de consejos pastorales, fomentar los consejos arciprestales, promover la creación de grupos de formación social y política, así como la Acción Católica y sus movimientos especializados, y que la vocación al sacerdocio se trabaje transversalmente en las parroquias, así como el conocimiento por parte de estas del Plan Diocesano de Animación Vocacional (PDAV).

 

Al encuentro asistió el Arzobispo de Mérida-Badajoz

Los ENS celebran en Villafranca de los Barros los 50 años de presencia en Extremadura

El movimiento matrimonial “Equipos de Nuestra Señora” ha celebrado, el pasado domingo, el cincuentenario de su iniciación en Extremadura. Lo han hecho con un encuentro realizado en el Colegio “San José” de Villafranca de los Barros, localidad donde se inició el primer equipo de matrimonios, gracias a la colaboración y el acompañamiento de un matrimonio perteneciente a los ENS y que, desde Sevilla, apoyó los comienzos de los ENS en Extremadura.

En el encuentro han participado unos 190 matrimonios, muchos de ellos acompañados por sus hijos, provenientes de todos los puntos de las tres diócesis extremeñas, desde Badajoz hasta Cáceres, pasando por Plasencia, Jerez de los Caballeros, Calamonte o Mérida.

Compromiso pastoral

Tras el saludo inicial, Monseñor Santiago García Aracil, arzobispo de Mérida-Badajoz, dirigía unas palabras a los participantes en el encuentro, a los que invitó a comprometerse con las labores pastorales y los animó a participar en la vida comunitaria.

Las palabras del Arzobispo daban paso a los responsables regionales de los ENS, el matrimonio formado por Ana Cuéllar y José Joaquín Parejo, que realizaron un breve recorrido por la historia del movimiento en Extremadura durante estos cincuenta años, rescatando fotos y testimonios de los que han tomado parte en la expansión de los Equipos. Esta presentación sirvió como preámbulo para la mesa redonda posterior, donde participaron muchos de los implicados en ese desarrollo del movimiento en nuestra comunidad autónoma y se escuchó también el testimonio del matrimonio formado por Carlos Mª López-Fe y Mª Dolores de la Cuadra, que ayudaron a que se creara la región extremeña de los ENS.

El Arzobispo volvió a dirigirse a los participantes en el encuentro, esta vez en la Eucaristía que presidió en la capilla del colegio y que se celebró tras la mesa redonda.

Ya por la tarde, tras la comida, los diversos sectores en los que se divide la región extremeña presentaron sus actividades al resto de sectores.

 

El Día de la HOAC está centrado en los trabajadores inmigrantes

La Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) celebra el domingo su día bajo el lema “Inmigrantes: romper fronteras, construir humanidad”. Con motivo del Día de la HOAC este movimiento quiere compartir con la comunidad eclesial la realidad actual del mundo obrero, centrada este año en los trabajadores inmigrantes, un sector de la sociedad que desde la HOAC creen necesario que se analice su situación (por qué vienen, los efectos de la crisis, cómo se aplica la nueva Ley de Extranjería).

En un comunicado la HOAC cree que la mejor actitud frente a la inmigración es “la integración mutua”: ellos deben asumir los aspectos fundamentales de “nuestro acerbo cultural” y nosotros debemos aceptar “los valores apreciables de sus tradiciones”, tratándoles siempre “con respeto y solidaridad”.

Desde la HOAC se apuesta por la humanización de la cultura y la sociedad, “comenzando por el reconocimiento de la dignidad y los derechos humanos de todos”, también de los inmigrantes.

Este movimiento pide a la Iglesia en su Día una “solidaridad real con los inmigrantes”.

 

Jornada de puertas abiertas del Seminario

Más de 250 niños y jóvenes de la Diócesis participan en el proyecto “Venid y lo veréis”

La pasada semana se ha celebrado en el Seminario de Badajoz la séptima edición del proyecto “Venid y lo veréis”, enmarcado dentro del Plan Diocesano de Animación Vocacional (PDAV), en el que participan niños y adolescentes que cursan la asignatura de Religión Católica en sus respectivos centros educativos, este año de Santa Marta, Valdelacalzada, Pueblo Nuevo, Guadiana, Fuente del Maestre, Ribera del Fresno y Badajoz.

Este proyecto, que es una actividad extraescolar, está dividido en dos días: el primero, el martes, dirigido a niños de primaria, en el que han participado un centenar de niños; y el segundo día, el miércoles, para los chavales de secundaria, este año un total de 160.

Puertas abiertas

Durante esta jornada de convivencia se realizaron diversas actividades para acercar el seminario a los participantes, y son los seminaristas mayores los encargados de éstas.

El proyecto supone una jornada de puertas abiertas del Seminario, con el objetivo de dar a conocer la Casa y pasar un día intercentros dentro de sus instalaciones, acompañados por seminaristas mayores, futuros pastores de las comunidades parroquiales de nuestra Diócesis.

 

Más de 60 personas participan en el Encuentro Nacional de Escuelas Cristianas de Tiempo Libre

El pasado fin de semana la Escuela Jálama, de Cáritas Diocesana, junto a la Federación de Escuelas Cristianas de Tiempo Libre “Didania”, han organizado su Encuentro Nacional y Asamblea en Badajoz, bajo el lema “Didania, Tiempo Libre y retos futuros”. En él han participado 62 personas, representantes y directivos de las Escuela Cristianas de España.

En estas jornadas se ha reflexionado sobre “Los procesos participativos en las Escuelas”, acompañados por el formador Antonio Moreno. Además han participado Carlos Rodríguez, Consejero de los Jóvenes y del Deporte, José Manuel López, presidente de Cáritas Regional y José María Vega, Delegado de Cáritas Diocesana.

El encuentro finalizó con la celebración de la Eucaristía, presidida por Sebastián González, Vicario General.

 

Arroyo de San Serván ha acogido la celebración del Festival de la Canción Misionera

Más de 350 personas, en su mayoría niños y jóvenes, han participado en la Convivencia y Festival de la Canción Misionera, en su fase diocesana, que organiza “Cristianos Sin Fronteras” y la Delegación episcopal para la Cooperación Misionera, este año en Arroyo de San Serván.

El encuentro comenzó con una acogida de los Animadores Misioneros de Arroyo y la celebración de la Eucaristía en la parroquia, presidida por el Vicario Episcopal, Francisco Sayago. Después los participantes se reunieron por grupos para reflexionar sobre “La Misión, alegría en el camino”, lema de este año.

Ya por la tarde comenzó el Festival con la participación de grupos de Badajoz (Colegio Diocesano y Colegio Santa Teresa), Hornachos, Valverde de Leganés, Fuente del Maestre y Calamonte, con canciones con letra y música originales.

Por otro lado, las Obras Misionales Pontificias de la Diócesis ha dado a conocer la aportación de Mérida-Badajoz a estas Obras en el 2009. Así el DOMUND fue la jornada en la que más dinero se recaudó, un total de 240.202 euros; por su parte, la Diócesis aportó a Infancia Misionera 47.073 euros y a Vocaciones Nativas, 19.070 euros.

 

Gévora

Cursillos de Cristiandad ha celebrado su cursillo nº 239

El pasado fin de semana se ha celebrado en la casa de Espiritualidad de Gévora el Cursillo nº 239 organizado por el Movimiento de Cursillos de Cristiandad, al que han asistido 18 personas, muchos de ellos jóvenes, acompañados por el equipo de dirigentes que ha coordinado Esteban Gamero. La dirección espiritual corrió a cargo de los sacerdotes Feliciano Leal y Luis Manuel Romero.

A la clausura asistieron un centenar de personas, entre ellos el Vicario General, Sebastián González.

Fue una clausura en la que los nuevos cursillistas pusieron de manifiesto el gozo por experimentar el encuentro con el Señor, conocido para unos y para otros no, pero siempre cercano

El próximo cursillo de cristiandad se celebrará del 1 al 4 de julio en la casa de Ejercicios de Villagonzalo.

 

Peregrinación a Guadalupe

Cerca de un centenar de personas de la parroquia de San Fernando y Santa Isabel, de Badajoz, han peregrinado hasta el Santuario de Guadalupe. Oración, Eucaristía, arte y convivencia han sido los elementos que han rodeado esta experiencia pascual.

 

   

Bodas de oro sacerdotales

El sacerdote y canónigo emérito Ramón Conde Porras ha celebrado sus Bodas de Oro Sacerdotales en la Concatedral de Mérida con una Eucaristía a la que asistió Monseñor Antonio Montero Moreno, arzobispo emérito de Mérida-Badajoz, y concelebrada por doce sacerdotes. En la homilía Ramón dio gracias al Señor por los beneficios recibidos en los cincuenta años de ministerio sacerdotal.

 

   

Agenda

Peregrinación a Santiago

La Delegación episcopal de Peregrinaciones, Santuarios y Turismo prepara una peregrinación a Santiago de Compostela en su Año Santo del 14 al 18 de junio. La ruta del viaje incluirá el Camino Vía de la Plata, el Francés y el Portugués, integrando un itinerario Mariano, Eucarístico y Jacobeo. Las inscripciones han de hacerse antes del 17 de mayo. Para más información pueden llamar al 924 222 847.

 

Triduo al Cristo de la Espina

Del 2 al 4 de mayo se celebrará en el convento de las Clarisas Descalzas, de Badajoz, un Triduo al Cristo de la Espina. Los tres días se venerará la Santa Espina que se guarda en este Monasterio. El día 2 será a las 12’00 horas y los días 3 y 4 a las 19’00 horas. El sacerdote Francisco Trabadela Gómez será el encargado de predicar en este Triduo.

 

Peregrinación a Guadalupe

El movimiento de Vida Ascendente organiza una peregrinación interdiocesana al Santuario de Guadalupe para el próximo 6 de mayo. Saldrán autobuses desde Badajoz. Para inscribirse pueden llamar al teléfono 924 224 189.


España/Mundo

La visita del Papa a Malta supera las expectativas

La mitad de la población ha visto a Benedicto XVI

La mitad de la población del archipiélago de Malta ha salido al encuentro de Benedicto XVI durante su visita apostólica, un dato que permite comprender el efecto de su decimocuarto viaje internacional.

A su regreso a Roma, el balance que ha sacado el padre Federico Lombardi S.I., director de la Oficina de Información de la Santa Sede, reconoce: “ciertamente es un balance sumamente positivo, diría incluso superior a las expectativas para los mismos organizadores malteses. Y esto porque el calor de la respuesta, la cantidad espontánea de personas por las calles, todas muy alegres y ordenadas en la manifestación de su entusiasmo, es algo que ha impresionado muy profundamente. Yo creo que se puede decir tranquilamente que unas 200 mil personas, en los dos días han podido ver al Papa. Por tanto una participación conjunta”.

Los habitantes de Malta son algo más de 400 mil, de manera que uno de cada dos ciudadanos han podido acercarse para ver al Santo Padre.

El padre Lombardi, en los micrófonos de Radio Vaticano, atribuye esta extraordinaria participación a “las raíces cristianas de este pueblo y su gran tradición católica, que se ha manifestado espontáneamente”. Este dato, reconoce, es significativo, pues “por algunas discusiones, y lo que había escrito la prensa, no quedaba claro en la víspera cómo podría haber sido la acogida”.

Encuentro con víctimas de abusos

Por lo que se refiere al encuentro que el Papa mantuvo en la nunciatura apostólica el pasado domingo con víctimas de abusos sexuales de clérigos, el padre Lombardi revela que “el encuentro fue muy sencillo y diría que es un mensaje en la misma manera que ha tenido lugar: un encuentro descrito, alejado por decirlo así del ruido de los medios de comunicación y de la publicidad. Quedó enmarcado al comenzar por un momento de oración y luego continuó con una escucha profunda por parte del Papa de las palabras que estas personas deseaban decirle, todo lo que llevaban en el corazón y que querían decir al Papa como pastor y como padre”.

“Las respuestas fueron sencillas, muy espontáneas, compartiendo el dolor, la oración, el aliento, la esperanza, que el Papa pudiera transmitir a cada uno de ellos. Es importante el que haya sido un encuentro en el que cada uno pudiera expresar su palabra al Papa, pues se trataba de curar las heridas personales profundas y, por tanto, el camino no era gritar mensajes, sino escuchar y dialogar en profundidad. El Papa pudo hacerlo y concluyó nuevamente con una oración común y con una bendición de este encuentro”.

“Me parece comprender que los testimonios que han dado los mismos participantes, que han querido hablar de manera libre, han sido sumamente positivos. Yo, que estaba presente, veía un clima muy, muy conmocionado, muy profundo, pero también muy sereno y lleno de esperanza, de curación, y de reconciliación”.

El director de “L’Osservatore Romano”, Giovanni Maria Vian, ha afirmado que “en este proceso de purificación incesante la Iglesia de Roma está llamada a la ejemplaridad y esto es lo que está haciendo su obispo desde el día en que fue elegido como sucesor de Pedro”.

“Por este motivo, también en Malta, Benedicto XVI ha indicado el camino a sus fieles y al mundo, al encontrarse con víctimas”, afirmó. “Para declarar su vergüenza y su dolor, para asegurar que se hará todo lo posible para restablecer la justicia, sobre todo para rezar y mostrar su cercanía a Dios”.                          

Zenit.org

 

Este domingo se celebran al unísono la “Jornada de Oración por las Vocaciones” y la “Jornada de Vocaciones Nativas”

Toda la Iglesia está invitada a orar por las vocaciones sacerdotales y religiosas

Este domingo coinciden dos jornadas eclesiales muy relacionadas entre sí: la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones, organizada por la Santa Sede, y la Jornada de Vocaciones Nativas, organizada por Obras Misionales Pontificias (OMP). Habitualmente ambas jornadas se celebran de manera separada, una el IV domingo de Pascua -la primera de las mencionadas- y la otra el cuarto domingo de abril, fechas que coinciden en el presente año 2010.

La Jornada de Oración por las Vocaciones tiene como lema, este año, “El testimonio suscita vocaciones”, en referencia al Santo Cura de Ars, propuesto como modelo en este Año Sacerdotal que está celebrando la Iglesia. Este Año es un tiempo propicio para la siembra vocacional, que debe tener como elemento central el testimonio que los propios sacerdotes ofrecen de su ministerio en la Iglesia. Así lo afirma el papa Benedicto XVI en su mensaje para esta Jornada: “Se podría decir que las vocaciones sacerdotales nacen del contacto con los sacerdotes, casi como un patrimonio precioso comunicado con la palabra, el ejemplo y la vida entera. Esto vale también para la vida consagrada”.

Tres son los aspectos de la vida del sacerdote que destaca Benedicto XVI en su mensaje: “la amistad con Cristo”, cultivada en la oración; el “don total de sí mismo a Dios”; y la “comunión”, pues el sacerdote, explica Benedicto XVI, “debe ser hombre de comunión, abierto a todos, capaz de caminar unido con  toda la grey que la bondad del Señor  le ha confiado, ayudando a superar divisiones, a  reparar fracturas, a suavizar contrastes e incomprensiones, a perdonar ofensas”.

Vocaciones nativas

Por otra parte, la Jornada de las Vocaciones Nativas, que se celebra bajo el lema “Al servicio de la Reconciliación”, tiene por objetivo contribuir al crecimiento del clero local en los países de misión y ayudar a la formación de los sacerdotes y de las religiosas y religiosos, de forma que ninguna vocación se pierda por falta de medios materiales.

Esta contribución se concreta en tres líneas de intervención fundamentales: la concesión de subsidios para contribuir al mantenimiento de los seminaristas; la construcción, ampliación y reestructuración de los mismos Seminarios; y, por último, la asistencia económica a los novicios y novicias del primer año de vida religiosa y concesión de subsidios extraordinarios para el mantenimiento de sus centros de formación.

Actualmente, OMP sostiene gracias a la generosidad de las cristianos de las comunidades del “Primer Mundo”, a casi ochenta mil seminaristas; diez mil novicios y novicias; y se ayuda a casi cien mil centros educativos y cerca de sesenta mil instituciones sociales.

En el año 2009 la contribución española a esta Obra Misional sobrepasó los 2’8 millones de euros que, en su mayor parte, fueron destinados a los continentes africano y asiático.

 

En el discurso de apertura de la Plenaria

Monseñor Rouco expresa la cercanía de la CEE al Papa Benedicto XVI

Durante esta semana, la Conferencia Episcopal Española (CEE) ha celebrado su XCV Asamblea Plenaria. Un encuentro que se abría con el discurso del Arzobispo de Madrid, Cardenal Antonio Mª Rouco Varela, presidente de la CEE. En él, defendió con rotundidad al papa Benedicto XVI de los ataques que recientemente ha recibido por los casos de pederastia y dijo que los sacerdotes y religiosos que han abusado de menores deben “responder ante Dios y ante la Justicia”.

“Nos duele en el alma -afirmó el cardenal Rouco- los graves pecados y delitos cometidos por algunos hermanos en el sacerdocio y por algunos religiosos que han abusado de menores, traicionando la confianza depositada en ellos por la Iglesia y por la sociedad” y consideró que “deben ciertamente responder de sus actos ante Dios y ante la justicia humana”.

En este sentido, anunció que los obispos pondrán, “con más cuidado, los medios adecuados para prevenir y corregir casos de este tipo, de modo que nadie pueda pensar que sea compatible el servicio sacerdotal o la vida consagrada con la comisión de tales crímenes”.

De esta manera dijo con rotundidad que “es intolerable faltar tan gravemente a la castidad, a la justicia y a la caridad, abusando de una autoridad que debería haber sido puesta precisamente al servicio de esas virtudes y del testimonio del amor de Dios”.

Al mismo tiempo, los obispos españoles mostraron todos a una su apoyo al papa Benedicto XVI y sostuvieron que no pueden permitir que estas “acusaciones insidiosas sean divulgadas como descalificaciones” contra los sacerdotes y religiosos en general y “por extensión contra el mismo Papa”. “Ya es demasiado que se haya abusado de un solo niño. No puede ser. No puede ser la omisión de las actuaciones disciplinarias debidas o de la atención que merecen quienes han sufrido tales desmanes”, agregó.

En su discurso, el Cardenal Rouco también destacó la visita que el Santo Padre realizará a España el próximo mes de noviembre, concretamente a Santiago de Compostela con motivo del Año Santo y a Barcelona para consagrar el Templo de la Sagrada Familia.

Redacción/SIC


Análisis

Escritos episcopales

Arrepentidos pero no acomplejados

Artículo de Monseñor Santiago García Aracil, arzobispo de Mérida-Badajoz

La campaña orquestada contra la Iglesia es evidente y nada reciente. En diversos momentos, más o menos cercanos, los artífices de las estrategias ordenadas a desfigurar la imagen de la Iglesia y a poner en entredicho su credibilidad han sabido aprovechar los puntos de partida y la influencia de los medios de comunicación social. Ello ha reportado a los cristianos, Jerarquía y demás fieles que integramos la Iglesia, notables perjuicios. No cabe duda. Pero, sorprendentemente, como suele ocurrir cuando se desbordan los límites de la verdad y de la prudencia, la avalancha de acusaciones, notablemente exageradas y fruto muchas veces de una clara manipulación de datos, ha motivado una reacción favorable a la Iglesia por parte de los fieles y de muchas personas no creyentes pero sensatas y preocupadas por la verdad más que por las algarabías.

Aceptación de la verdad

En la serena reflexión, que corresponde sobre todo a los cristianos, debe contar, como punto de partida, el conocimiento y aceptación de la verdad que subyace a cada cartel de campaña hostil. Hay que amar la verdad más que a uno mismo y a lo propio. Los ojos cerrados ante las propias miserias constituyen el mayor obstáculo para la conversión sincera y acertada. La falta de valentía y humildad para asumir los errores y pecados propios, personal o institucionalmente cometidos, lejos de resolver el problema y de acallar las voces de los delatores, dan motivos para añadir nuevas críticas y descréditos. No obstante, la aceptación de las propias limitaciones, no debe estar motivada por el miedo a las acusaciones sociales, sino por el amor a la honestidad en coherencia con el mensaje evangélico. La Iglesia, que ha recibido del Señor el poder de perdonar los pecados por el ministerio de los sacerdotes, inicia la celebración litúrgica principal y diaria de la Santa Misa manifestando públicamente la condición pecadora de sus miembros y renovando su propósito de enmienda.

Es verdad que los cristianos estamos especialmente comprometidos con la verdad, con la justicia, con la caridad, con el respeto a la vida, a las personas y especialmente a los más débiles e indefensos. Es cierto que no tenemos derecho a ofender a Dios y a escandalizar. Pero también es cierto que el Señor nos acoge en su infinita misericordia, porque nos quiere más que podamos querernos cada uno a sí mismo. En prueba de ello ha dado su vida por nosotros precisamente para que nuestros pecados y los de todos los hombres pudieran ser perdonados. Las palabras de Jesucristo a la mujer sorprendida en adulterio son clara muestra de que podemos hacer nueva y limpia nuestra vida, a partir de cada momento, mediante una sincera conversión. “Yo tampoco te condeno; anda y no peques más” es una expresión que invita fuertemente a reconocernos capaces de superar todo bache y de reconstruir la vida con la ayuda de Dios.

Tener claro lo que acabo de manifestar es imprescindible para vivir cristianamente: lo cual consiste, de entrada, en creer firmemente la palabra del Señor y asumir con fe y esperanza la constante oportunidad de conversión y de regeneración que su misericordia nos ofrece.

Mirar a Jesús

No podemos ignorar la influencia negativa que los errores y pecados tienen sobre la propia imagen y credibilidad. Pero tengamos bien presente que el principal testimonio de un buen cristiano consiste en reconocer las propias limitaciones, apoyarse constantemente en la misericordia de Dios, y ser capaces de pedir perdón humildemente con ánimo renovado y con propósito de enmienda.

Por tanto, es absolutamente necesario que, en estos momentos, ante tantas y tan graves acusaciones, y bajo el peso de tan  extendida y humillante difamación como la que nos llega cada día, levantemos la mirada más arriba de los periódicos, de la pantalla de televisión y de las páginas de Internet, y, sin ignorar la verdad de lo que nos atañe, mirar a Jesús, nuestro salvador y redentor. Tengamos en cuenta que Él, verdadero hombre, pero simultáneamente verdadero Dios, desde su sabiduría infinita, puso el tesoro de su redención en manos de su Iglesia fundada sobre el cimiento de los Apóstoles. Y todos sabemos que eran hombres torpes y débiles.

No perdamos de vista que los planes de Dios en favor de la humanidad, son proyectos de vida y de libertad, de amor y no de aflicción, de paz y no de enfrentamientos interiores y sociales, de esperanza y no de miedo alguno. Todo lo podemos con Aquel que nos conforta; y en nuestras debilidades se manifiesta más claramente la fortaleza que nos viene del Señor. Él cuenta con nosotros para llevar a cabo la salvación del mundo.

La redención, más necesaria

Termino diciéndoos, queridos lectores, que cuando mayor es el pecado personal o el deterioro social, más necesaria es la redención, más urgente es la luz que viene del Señor. Él es el camino, la verdad y la vida. Por tanto, con toda humildad y con toda esperanza, asumamos nuestra responsabilidad de ir por todo el mundo dando a conocer la Buena Noticia de la salvación predicada por Cristo. Cuando mayor es el pecado, más necesaria es la redención. Andemos arrepentidos de nuestros pecados, pero no sucumbamos a ningún complejo. Somos pecadores, pero también somos testigos de la alegría y de la energía que renueva en nosotros el perdón del Señor. Nuestro lugar es el mundo y no escondite alguno. Ni el orgullo de casta ni la presunción de virtud es nuestro sello de identidad. Nuestro lema, después de constatar nuestras limitaciones, pecados y cansancios, debe ser el que nos brinda S. Pedro: Señor, en tu Nombre lanzaré las redes, aunque haya pasado toda la noche faenando sin recoger un solo pez. Sabemos que se llenó la barca. ¡Arrepentidos, pero no acomplejados! 

Santiago García Aracil

 

Este mundo nuestro

Buen Pastor

Jesucristo es el Buen Pastor que da la vida por sus ovejas, que las conoce y ellas le conocen a Él, que le siguen y que les da el pasto que perdura hasta la vida eterna. Los cristianos vivimos en estos días la alegría de Cristo resucitado que vivo, vive en y entre nosotros, con denominación de origen en la celebración de los Misterios de la fe, máxime en la Eucaristía que, puesta en su valor correcto, da razón de ser y es fuente de toda vida cristiana porque contiene al autor de la misma vida. El Sínodo pacense de 1992 nos recordaba las cuatro dimensiones en que está estructurada la realidad de la vida de la Iglesia: “anunciar la Palabra, celebrar la fe, vivir en comunión y servir a los demás”.

Como mediación de Cristo, como Vicario suyo en cada Iglesia particular, está el Obispo cuya presencia en cada comunidad parroquial la hace visible un presbítero. De ahí la inseparable unidad entre presbiterio y Obispo, como de éste con el Colegio episcopal, presidido por el Papa.

¡Cuántos sacerdotes ejemplares han influido positivamente en nuestras vidas! ¡Cuántos han hecho visible al único Buen Pastor cuidando de nosotros, alentando, perdonando, animando, celebrando la Eucaristía y el perdón, el matrimonio y la unción, el bautismo...! En esta hora de sombras, de dolor, de sufrimiento, de penitencia y de pedir perdón, valoremos también la presencia del Buen Pastor por las mediaciones humanas de nuestros presbíteros y obispo en comunión con el Papa.

Sabiéndonos Iglesia, presencia viva de Cristo en la historia, comunidad de creyentes en Jesús, no está de más que celebremos especialmente la fiesta de la Comunidad, como nos invita nuestro Arzobispo en una carta pastoral enviada esta semana a las parroquias, junto al párroco y demás presbíteros haciendo así presente al único Buen Pastor de nuestras vidas, Jesús, el Señor.

De ahí la invitación a hacer fiesta del Buen Pastor, revisar y sacar brillo a una puesta al día de la evangelización al anunciar la Palabra, celebrar la fe, vivir en comunión y servir a los demás, sabiendo que el protagonista sigue siendo el Espíritu Santo que pone en pie a la Iglesia.

Sebastián González González
Vicario General

 

Editorial

Pequeñas acciones, grandes testimonios

La crisis que afecta a las economías de las familias ha dejado de hacerse invisible. Como una enfermedad se ha ido manifestando poco a poco; primero en la soledad de conversaciones familiares de los que la padecían y que amortiguaban con subsidios. Lo visualizábamos cuando pasábamos por las puertas de una oficina de empleo y empezábamos a ver más cola de lo habitual, y más tarde, cuando se fue extendiendo, se percibía al pasar por determinados centros sociales donde se facilitaba a la gente comida u otros recursos con los que seguir viviendo con dignidad.

Actualmente las ciudades están siendo testigos de cómo los sectores más vulnerables, dígase personas mayores, rebuscan en los contenedores de basura con la esperanza de encontrarse lo que otros tiraron.

En medio de esta situación la Iglesia, a través de sus instituciones como Cáritas, las congregaciones religiosas o la actividad organizada o individual de muchas personas movidas por su fe han resuelto o ayudado a resolver muchas situaciones de emergencia social, y lo han hecho como siempre, en silencio, sin propaganda, sin ruido, conscientes de que el ruido hace poco bien y de que el bien hace poco ruido.

Los cristianos seguimos teniendo muchas oportunidades de dar testimonio de nuestra fe haciendo lo que tenemos que hacer. Es momento de pocos discursos y grandes gestos desde las pequeñas cosas.


Iglesia y familia

Escuela de Padres

Educación familiar: para no llegar tarde

Ya hemos empezado a ver por nuestras calles hombres y mujeres, con su mascarilla puesta, que pretenden aliviar en lo posible las desagradables molestias de las “alergias primaverales”. Es un ejemplo insignificante de los grandes avances y éxitos que ha conseguido la “atención preventiva”. Las campañas para prevenir o detectar prontamente determinadas enfermedades están produciendo unos resultados francamente positivos.

En el ámbito educativo también se dan avances importantísimos en la atención preventiva para detectar con prontitud determinados problemas. ¡Cuánto bien están haciendo los profesionales y los equipos especializados para detectar, en los primeros momentos, posibles disfunciones en nuestros niños y adolescentes! Cuando se trata a tiempo, los procedimientos para la corrección o mejora son mucho más simples y su eficacia es muchísimo mayor. Cuando falta esta acción preventiva el problema o disfunción se complica, se enquista y, pasado el tiempo puede que sea demasiado tarde.

Pero, ya no es sólo reparar posibles anomalías o potenciar determinadas carencias en los primeros momentos, sino además se pretende fortalecer -con protocolos perfectamente diseñados- hábitos positivos en nuestros niños y niñas, aplicando una “estimulación temprana” que les facilite el aprendizaje. Y así, por ejemplo, encontramos a pequeñitos dando sus primeros pasos en un segundo idioma o identificando piezas musicales clásicas, con la facilidad con que identifican cada uno de los monstruitos que les han traído los Reyes Magos.

La conclusión es patente: la prevención de posibles problemas en nuestros hijos y la estimulación de aspectos que puedan favorecer su desenvolvimiento y madurez personal en el día de mañana no sólo es algo bueno, sino también necesario. Bien empleados están el tiempo, los medios materiales y personales en esta atención preventiva y en esta estimulación temprana. Nuestros jóvenes ya gozan de la eficacia de una educación que ha cuidado la prevención de posibles disfunciones y la estimulación en determinados campos del aprendizaje. Bendito sea Dios por estas conquistas.

Carencias

Pero, si seguimos mirando serenamente a este importantísimo colectivo de adolescentes y jóvenes, detectamos profundas carencias. Si quisiéramos calificar a nuestros jóvenes de forma breve y sencilla, diríamos que tenemos una juventud indefensa. Me atrevería a decir más: cada vez más indefensa, más débil, más manipulable.

Unos jóvenes que han crecido sobreprotegidos en el ámbito familiar, que no han aprendido a detectar las hostilidades del ambiente, que no tienen fuerzas en su interior para contrarrestar ese ambiente y, por tanto, para no sucumbir en el fango de esos entornos adversos.

Débiles por una parte y, a la vez, creando frecuentemente conflictos en la familia o en el ámbito escolar, por otra. Se les ve desorientados, empujados al atractivo irresistible de la última novedad. Debilidad que, por afectar a la estructura de su personalidad, se refleja en muchos campos, incluido el ámbito escolar. Las exigencias y niveles de calidad han bajado –dato claramente contrastado- y, a pesar de ello, existe un fracaso escolar que, superando ya el 30%, nos lleva a un callejón sin salida. La atonía, la falta de interés, la desmotivación son carencias que, tanto las familias como los gobernantes, pretenden que los educadores corrijan, sin aceptar que, en la mayoría de los casos, “ya llegamos tarde”.

Negocio con adolescentes

No digamos nada si esta mezcla explosiva de debilidad interior y de atonía y falta de motivación se entremezcla, más frecuentes de lo que se dice, con ambientes donde se respira un aire turbio de alcohol, droga o sexo o la mezcla de los tres ingredientes. Son presas fáciles de tantos embaucadores malvados que tienen montado su negocio sobre nuestros adolescentes y jóvenes.

A estas reflexiones, que he compartido con padres angustiados y con educadores preocupados, podemos ponerles rostros. Tienen nombres y apellidos. Y está comprobado que el paso del tiempo, por si sólo, no soluciona ninguna de estas profundas carencias que traen consigo tanta infelicidad, tantas lágrimas y tanta destrucción. Además, las causas que sustentan esos casos dramáticos, están presentes, de alguna manera, al acecho de nuestros niños y adolescentes. Es decir, el riesgo es a mi entender grande y también grave

¿Qué podemos hacer? Estoy convencido de que hay un camino seguro: Cuidar con esmero la educación en la familia y así, con la ayuda de Dios, no llegaremos tarde.

Mateo Blanco Cotano
Sacerdote. Doctor en Teología y Pedagogía
mblanco@unex.es

 

Libros

El arte de ser feliz, de Ignacio Larrañaga

Tengo la idea de haber leído el libro al revés, empezando por el final… me explicaré: ya conocía, de referencias, los Talleres de Oración y Vida, no personalmente sino a través de algunos compañeros de mi grupo y familiares que habían asistido a ellos, de sus comentarios y de los efectos producidos, pero lo he leído ahora con atención y ordenadamente, y veo que el libro, como el autor indica en su primer capítulo, consta de dos partes muy diferenciadas, que en sus mismas palabras son: “en los cinco primeros capítulos nos movemos en una perspectiva simplemente humana, prescindiendo de los presupuestos de la fe, y el sexto capítulo será una mirada de fe sobre el dolor y, por cierto, el más liberador”.

Esa primera parte es más bien una divulgación de conocimientos psicológicos sobre la obsesión, la depresión, la angustia y nuestra impotencia humana ante ellas, y le invita a la acción mediante unos ejercicios de relajación, concentración, respiración, y técnicas del olvido para llevar al lector a la segunda parte, donde entreabre la puerta a la verdadera felicidad que es aprender a vivir con Cristo en la alegría, el dolor, el sufrimiento, la redención, la satisfacción y el gozo.

Es también importante el espacio dedicado al sufrimiento redentor, cuando se acepta voluntariamente y se hace con amor y sintiéndose miembros del Cuerpo Místico. En los primeros capítulos (y es también frase del autor) intenta colocar un vaso de alegría a la puerta del sediento de la misma para que, dándose cuenta de que por sí solo nunca podrá saciar esa ansia de felicidad, si lo desea puede beber a raudales y conseguirla tal y como el Señor nos la quiso regalar.

Hay después un epílogo en el que explica qué son los Talleres de Oración y Vida y lo que con ellos se trata de conseguir, aún cuando advierte que es un entrenamiento lento pero mucho más fácil de lo que parece, si se vive en un constante clima de oración que el “asistente a ellos” debe de seguir practicando después.

Creo que se trata de un libro que puede ser muy útil, tanto para el que busca la felicidad, como para el que cree haberla encontrado.

Emiliano Martín Romero
Religión en Libertad

 

Vamos al cine

Ajami

Hace más de veinte años se pusieron de moda las películas que empleaban como recurso principal la combinación de historias. Ajami podría ser una más de ellas, de no ser porque su acción se desarrolla en Jaffa, ciudad portuaria de Israel en la que conviven cristianos, judíos y musulmanes. Ajami encuentra su sentido en el hecho de que los debutantes en el largo, Scandar Copti (palestino) y Yaron Shani (israelita), también guionistas, pertenecen a los distintos bandos del conflicto.

El conjunto que surge, pues, no acaba de tomar partido. La historia de Malek, un refugiado que trabaja y malvive ilegalmente en Israel, nos acerca a la difícil realidad del pueblo palestino. Pero también podemos sentir el dolor de la pacífica familia judía de Dando, que ha perdido a uno de sus miembros por culpa de la violencia.

Pero Ajami, a pesar de estar fuertemente apegada a la realidad de ese espacio, también quiere ser un thriller vibrante, con asesinatos, tráfico de drogas y varias venganzas.

Hay dos motivos por los que Ajami merece ser destacada. Uno tiene que ver con la historia, el otro con la forma de contarla.

Ajami está montada con ritmo vertiginoso -cámara al hombro y seguimiento frenético de algunos personajes- y dividida en cinco capítulos no cronológicos. La película reconstruye desde la ficción la vida de personajes reales, a quienes dan vida actores amateurs de la zona.

Una propuesta valiente y valiosa, que enfoca un conflicto inagotable desde un prisma distinto en su cotidianeidad, centrado más en la ambivalencia del ser humano. No podéis dejar de verla, es un dechado de virtudes imprescindible.

José Luis Panero.
Pantalla 90

 

De web en web

Conoze.com

Conoze.com es una web que quiere hacer que los cristianos conozcan y sepan defender aquello en lo que creen. En resumen, tal y como diría Pedro, “dar razón de nuestra esperanza”. Además de la formación y la información, el contenido fundamental está basado en buscar el encuentro entre ciencia y fe, desde el punto de vista de la fe, claro. Podrá gustar más o menos el temario y el contenido, pero está claro que nada nos sobra en el diálogo con la cultura, la ciencia y el conocimiento de nuestro tiempo, además de plantearnos los conflictos que surgen y que pueden seguir surgiendo con la cultura contemporánea. Incluidos los de contenido moral, incluso legal. A favoritos. Ya.

Casimiro Muñoz


Celebrar la fe

Celebramos el IV domingo de Pascua

Libro de los Hechos de los apóstoles 13, 14. 43-52

En aquellos días, Pablo y Bernabé desde Perge siguieron hasta Antioquía de Pisidia; el sábado entraron en la sinagoga y tomaron asiento. 

Muchos judíos y prosélitos practicantes se fueron con Pablo y Bernabé, que siguieron hablando con ellos, exhortándolos a ser fieles a la gracia de Dios. 

El sábado siguiente, casi toda la ciudad acudió a oír la palabra de Dios. Al ver el gentío, a los judíos les dio mucha envidia y respondían con insultos a las palabras de Pablo. 

Entonces Pablo y Bernabé dijeron sin contemplaciones: 

-Teníamos que anunciaros primero a vosotros la palabra de Dios; pero como la rechazáis y no os consideráis dignos de la vida eterna, sabed que nos dedicamos a los gentiles. Así nos lo ha mandado el Señor: “Yo te haré luz de los gentiles, para que lleves la salvación hasta el extremo de la tierra”. 

Cuando los gentiles oyeron esto, se alegraron y alababan la palabra del Señor; y los que estaban destinados a la vida eterna creyeron. 

La palabra del Señor se iba difundiendo por toda la región. Pero los judíos incitaron a las señoras distinguidas y devotas y a los principales de la ciudad, provocaron una persecución contra Pablo y Bernabé y los expulsaron del territorio. 

Ellos sacudieron el polvo de los pies, como protesta contra la ciudad, y se fueron a Iconio. Los discípulos quedaron llenos de alegría y de Espíritu Santo.

 

Salmo 99, 2. 3. 5

R. Somos su pueblo y ovejas de su rebaño. 

Aclama al Señor, tierra entera, servid al Señor con alegría, entrad en su presencia con vítores. R. 

Sabed que el Señor es Dios: que él nos hizo y somos suyos, su pueblo y ovejas de su rebaño. R. 

“El Señor es bueno, su misericordia es eterna, su fidelidad por todas las edades”. R.

 

Libro del Apocalipsis 7, 9. 14b-17

Yo, Juan, vi una muchedumbre inmensa, que nadie podría contar, de toda nación, raza, pueblo y lengua, de pie delante del trono y del Cordero, vestidos con vestiduras blancas y con palmas en sus manos. 

Y uno de los ancianos me dijo: 

-Éstos son los que vienen de la gran tribulación: han lavado y blanqueado sus vestiduras en la sangre del Cordero. 

Por eso están ante el trono de Dios, dándole culto día y noche en su templo. 

El que se sienta en el trono acampará entre ellos. 

Ya no pasarán hambre ni sed, no les hará daño el sol ni el bochorno. Porque el Cordero que está delante del trono será su pastor, y los conducirá hacia fuentes de aguas vivas. 

Y Dios enjugará las lágrimas de sus ojos.

 

Evangelio según san Juan 10, 27-30

En aquel tiempo dijo Jesús: 

-Mis ovejas escuchan mi voz, y yo las conozco, y ellas me siguen, y yo les doy la vida eterna; no perecerán para siempre, y nadie las arrebatará de mi mano. 

Mi Padre, que me las ha dado, supera a todos, y nadie puede arrebatarlas de la mano del Padre. 

Yo y el Padre somos uno.

 

Lecturas bíblicas para los días de la semana:

26, lunes: 1Co 2, 1-10; Mt 5, 13-16.
27, martes: Hch 11, 19-26; Jn 10, 22-30.
28, miércoles: Hch 12, 24 - 13,5; Jn 12, 44-50.
29, jueves: 1Jn 1, 5 - 2, 2; Mt 11, 25-30.
30, viernes: Hch 13, 26-33; Jn 14, 1-6.
 1, sábado: Hch 13, 44-52; Jn 14, 7-14.
 2, domingo: Hch 14, 21b-27; Ap 21, 1-5a; Jn 13, 31-33a. 34-35.

 

La liturgia... paso a paso

Pastor y puerta

Una vez más la liturgia pascual nos ofrece la oportunidad de celebrar el “domingo del Buen Pastor”, que es un óptimo momento para resaltar el cálido ambiente que la comunidad parroquial puede ofrecer a los fieles y también resaltar la misión del cura párroco que, con su palabra y ministerio sacramental y caritativo, hace posible que las comunidades cristianas sean, de verdad, “parroquias, es decir, comunidades que peregrinan tras el Pastor y suspiran por llegar a la Morada del Padre.

En la lectura evangélica se nos ofrece el texto de san Juan que nos presenta a Cristo como el Buen Pastor y todos sabemos que esta imagen bucólica viene del Antiguo Testamento. Concretamente, en el salmo 22 se presenta la experiencia de Dios del salmista que le lleva a confesar con alborozo “El Señor es mi pastor, nada me falta”.

Esta experiencia religiosa que engendra confianza, amistad y seguridad la encontramos a lo largo de la historia de la Iglesia en las noticias que nos han llegado de las almas santas y orantes, que han consentido aceptar las insistentes insinuaciones de la gracia divina que les invitaban, no sólo a la búsqueda de Dios en la oración, sino también en el seguimiento tras las huellas del Buen Pastor.

La ruptura del binomio de oración y seguimiento es quizá la causa de tantos fracasos en la vida espiritual, que se dan tanto en fieles cristianos seglares como en consagrados por vocaciones especiales como religiosos y sacerdotes.

Quizá enamorados de tal manera de la imagen de Jesús como Buen Pastor, hemos pasado por alto que en el mismo texto Jesús se presenta como la Puerta que da acceso al aprisco, aludiendo a que no basta lo afectivo si nos falta el seguimiento: llevar la cruz de cada día siguiendo las huellas del Señor.

Antonio Luis Martínez

 

El Santo de la semana

29 de abril: San Pedro de Verona (1206-1252)

Nació en Verona en 1206. A pesar de ser sus padres seguidores de la secta cátara que profesaba un dualismo de tipo maniqueo, tuvo la suerte de asistir a una escuela católica y siendo todavía niño abrazó la fe católica.

Ingresó en la Orden de los Predicadores a los dieciséis años y recibió el hábito de manos del mismo fundador santo Domingo.

Hizo sus estudios en Bolonia y su fe se hizo más firme y más consciente y, ordenado sacerdote, recorrió todo el norte de Italia predicando para combatir la herejía de los cátaros, conocidos también como albigenses. Fue nombrado inquisidor general en 1232.

En 1252, predicando en la plaza de san Eustorgio, de Milán, terminó con estas palabras: “Sé que los maniqueos han decretado mi muerte, y ya está depositado el precio de mi muerte. Pero que no se hagan ilusiones los herejes, pues haré más contra ellos  después de muerto que lo que les he combatido vivo”.

El seis de abril de 1252, cuando se dirigía de Milán hacia Como, fue herido de muerte con dos golpes de hacha en la cabeza, proclamando hasta en el último momento el símbolo de la fe. Cuando le faltaban las fuerzas para seguir rezando, mojó el dedo en su propia sangre y escribió en la tierra: “Creo”. Los sicarios lo remataron clavándole un puñal.

En su fiesta se bendicen ramos para preservar los campos de las inclemencias del tiempo.

Fue canonizado en 1253 por el papa Inocencio IV. Podemos decir que fue una de las canonizaciones más rápidas de la historia de la Iglesia, tan sólo hacia unos once meses después de su muerte.

Gonzalo Encinas Casado

 

Dichos y preguntas

¿Es cruel el Dios del Antiguo Testamento?

El Dios del Antiguo Testamento (AT) es muy poco popular, pues aparece como un Dios que castiga, lleno de ira, que permite o alienta verdaderas tropelías humanas… Parece estar lejos del Dios bueno y misericordioso que conocemos por el cristianismo. Parece. Pero no es así. Ese Dios aparentemente castigador y vengativo es el mismo que hizo con amor toda la Creación explicada en el Génesis (que también es AT) y el que determinó salvar al hombre, después de la caída de Adán, mandando a su propio Hijo hasta la cruz, con el fin de hacernos ver a los hombres hasta qué extremos nos ama.

Ocurre que en el AT Dios tenía que lidiar con un pueblo “de dura cerviz”, que, una vez tras otra, le ofende adorando a otros dioses falsos e inexistentes, a pesar de que constantemente Él había dado pruebas de su existencia y amor. Dice entonces el AT que Dios es un Dios “celoso”, porque es lógico: quien ama quiere ser amado. Y dice también que es un Dios que “castiga hasta la tercera o cuarta generación la iniquidad de los padres”, porque, a veces, la dureza del pecado hace que tengan que pasar generaciones hasta que el pueblo elegido se da cuenta de lo mal que vive lejos de su Dios, de cuánto le conviene volverse a Él.

Dios lo intentó “por las buenas”, mandando constantemente profetas que anunciaban el verdadero camino a Israel; pero también constantemente, tras un tiempo de obediencia, el pueblo elegido acaba por rebelarse e irse tras otros dioses, tras “el becerro de oro”. No había manera. Así que Dios tuvo que intentarlo con otros medios, digamos que “por las malas”, recurriendo al castigo, porque era la única manera de hacer que los israelitas rectificaran de sus malos caminos. En su pedagógico plan de salvación, Dios “se adapta” a esa imperfección del hombre. Con Jesucristo, llegada la plenitud de los tiempos, es el momento de restaurar las cosas en su plan original, tal y como las diseñó Dios al principio de la Creación. El Nuevo Testamento es ya el tiempo del Amor plenitud de la Ley.

Miguel Ángel Irigaray.
www.semanariolaverdad.org


Última

Los primeros cinco años de Benedicto XVI

“Un humilde trabajador de la viña del Señor”

El papa Benedicto XVI ha cumplido este lunes cinco años al frente de la Iglesia católica. Tres días antes había celebrado su 83 cumpleaños.

En Iglesia en camino nos hemos sumado a estas dos celebraciones y les ofrecemos el siguiente reportaje preparado por la Agencia de noticias Zenit.

“Después del gran papa Juan Pablo II los señores cardenales me han elegido a mí. Un sencillo y un humilde servidor de la viña del Señor”, fueron las primeras palabras del entonces recién electo Pontífice Benedicto XVI cuando a las 18 horas en Roma, la Capilla Sixtina dejó ver la fumata blanca para que el cardenal chileno Jorge Arturo Medina Estévez pronunciara las dos palabras más esperadas en ese entonces por la opinión pública: “Habeamus papam”.

Era el tercer cónclave en el que participaba Joseph Ratzinger, quien fue elevado a cardenal por Pablo VI en 1977. Durante 24 años sirvió como prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

Este gran humanista tiene el record entre todos los pontífices de quien más libros ha escrito antes de subir al solio de Pedro: son 142 las obras publicadas, que presentan su rica teología y espiritualidad, caracterizada por explicar en un lenguaje muy sencillo los grandes misterios de la fe que pueden ser entendidos en un interesante diálogo con la luz natural de la razón.

Con rasgos profundamente humanos, a Benedicto XVI le gustan los gatos, toca piano y su autor favorito es Mozart. Sus padres se llamaban José y María. Es hermano del también sacerdote George Ratzinger. Juntos recibieron el sacramento del orden en 1951.

Sus enseñanzas

Después de haber terminado el tema de los salmos, que el papa Juan Pablo II había iniciado en la catequesis de los miércoles, Benedicto XVI comenzó a hablar sobre un tema que para él siempre ha sido fundamental: la tradición del cristianismo y el pensamiento de los primeros siglos. Por ello dedicó varias de las audiencias a hablar de cada uno de los apóstoles, de acuerdo las Sagradas Escrituras y la tradición. Luego ha querido profundizar en los padres de la Iglesia, dejando ver cuán actual es su pensamiento.

Años paulino y sacerdotal

Ha instituido dos años temáticos para resaltar algunos personajes y aspectos particulares del cristianismo: el año Paulino para conmemorar los dos mil años del nacimiento de San Pablo. Su inauguración y su clausura se dieron en la basílica San Pablo Extramuros, donde, según la tradición, yacen los restos del Apóstol de las Gentes. También dedicó varias de sus catequesis a este importante apóstol que se convirtió al cristianismo luego de haber perseguido a la Iglesia.

Igualmente ha querido dedicar un año a los sacerdotes, el cual se clausurará el próximo mes de junio. De esta manera, el Papa ha querido conmemorar los 150 años de muerte de San Juan María Vianney, o Santo Cura de Ars, patrono de los párrocos.

En su pontificado escribió el libro Jesús de Nazaret en calidad de teólogo, no de Papa. En su obra deja ver a la persona de Jesucristo como Hijo de Dios, totalmente obediente al Padre sin perder un solo rasgo de su humanidad. Se espera para finales de este año la publicación de la segunda parte de esta importante obra cristológica.

Tres encíclicas han dejado ver su increíble talento intelectual al servicio de la fe: Deus caritas est (febrero de 2006); Spe salvi, (noviembre de 2007); y Caritas in veritate, (julio de 2009).

Canonizaciones

En estos cinco años de pontificado Benedicto XVI ha proclamado 516 beatos. Gracias a una propuesta del prefecto emérito de la Congregación para la Causa de los Santos, cardenal José Saraiva las beatificaciones se han comenzado a celebrar en la diócesis del nuevo beato y son presididas por arzobispo en representación del Papa. En general las ceremonias son presididas por monseñor Angelo Amato, prefecto de este dicasterio vaticano.

Bajo su pontificado se realizó la ceremonia de beatificación más numerosa de toda la historia. En octubre de 2007 fueron elevados a los altares 498 mártires que murieron en la Guerra Civil Española. Benedicto XVI ha canonizado 28 nuevos santos. Entre ellos el sacerdote belga Damian de Veuster, (1840-1889) llamado el Apóstol de los Leprosos, quien a los 33 años viajó a la isla de Molokai, ubicada en el archipiélago de Hawaii, para cuidar física y espiritualmente a los leprosos que eran aislados en aquel lugar. En octubre canonizará la primera australiana: se trata de la madre Mary Mackillop (1842-1909), cofundadora de las Religiosas de San José, sierva de los pobres y analfabetos, quien realizó en su país una extraordinaria obra educativa en su país.

Hechos sin precedentes

Algunas publicaciones y pronunciamientos de Benedicto XVI han hecho historia: Anglicanorum coetibus publicada en noviembre de 2009. Por primera vez en la historia de la Iglesia un pontífice instituye ordinariatos personales para permitir a un grupo de otro credo entrar en plena comunión con la Iglesia Católica. Así ocurrirá con los cerca de 500 mil anglicanos que por algunas cuestiones como el sacerdocio y episcopado femenino y la admisión a este ministerio a personas homosexuales, han pedido la comunión con la fe católica.

Durante su pontificado ha visitado tres sinagogas en las ciudades de Colonia, Nueva York y Roma. También ha visitado tres mezquitas: La mezquita azul de Estambul (2006), la mezquita Hussein en Amann, 2009 la mezquita de la Roca en Jerusalén 2009. Así mismo tuvo un encuentro con la comunidad islámica de Roma al concluir el foro católico–musulmán que se realizó en la capital italiana en noviembre de 2008.

Otra publicación sin precedentes es la carta pastoral a los católicos de Irlanda debido a los casos de abuso sexual a menores que han sido denunciados en este país. Este documento es el fruto de una reunión que tuvo el Pontífice con los obispos irlandeses para examinar estos casos, sus causas, proponer una penitencia en las diócesis y plantear algunas medidas para que estos hechos no se repitan.

Peregrino

Su primer viaje fuera de Italia fue a su país natal Alemania, donde presidió la Jornada Mundial de la Juventud en Colonia, cuya reflexión se centró en los Reyes Magos de oriente que fueron a Belén a adorar a Jesús.

En mayo de 2006 viajó a Polonia donde oró frente al campo de concentración de Auschwitz: “este silencio se transforma en petición de perdón y reconciliación, hecha en voz alta, un grito al Dios vivo para que no vuelva a permitir jamás algo semejante”, dijo en su discurso.

En julio de 2006 participó en Valencia en el Encuentro Mundial de las Familias y en septiembre del mismo año regresó a su país para visitar las ciudades de Munich, Altötting y Ratisbona. Viajó a Turquía en diciembre siguiente para encontrarse con el Patriarca ortodoxo de Constantinopla, Bartolomé I, donde se firmó una declaración común con el Patriarca.

Su primer viaje a Latinoamérica fue a Brasil en mayo de 2007, donde inauguró la V Conferencia general del Episcopado latinoamericano y del Caribe en Aparecida. En septiembre del mismo año viajó a Austria para celebrar los 850 años de la fundación del Santuario de Mariazell.

Viajó a Estados Unidos en abril de 2008 con el fin de celebrar los 200 años de la archidiócesis metropolitana de Baltimore, hecho que trajo el nacimiento de cuatro diócesis más: Nueva York, Filadelfia, Boston y Louisville. Fue una visita que propició también un encuentro interreligioso con los judíos y un encuentro con las diferentes denominaciones cristianas de este país.

En su viaje a Sydney, en julio de 2008, celebró la Jornada Mundial de la Juventud. Allí decenas de miles de jóvenes, muchos provenientes de diócesis de Asia y Oceanía, se reunieron para meditar en el tema central de este evento: recibir la fuerza del Espíritu Santo para ser testigos de Cristo. En septiembre del mismo año viajó a Francia para conmemorar los 150 años de las apariciones de la virgen de Lourdes.

En marzo de 2009 viajó a África donde entregó el Insturmentum laboris del sínodo que se realizó sobre la iglesia en este continente.

En mayo del mismo año viajó a Tierra Santa donde quiso realizar una peregrinación a los manantiales de la fe. Quiso también visitar y dar una voz de aliento a la Iglesia en este país.

En septiembre de 2009 viajó a República Checa donde visitó la imagen del Niño Jesús de Praga en la capital de este país y recordó la figura de san Wenceslao, duque de Bohemia y mártir de este país en el siglo VIII.

Su último viaje fuera de Italia ha sido a la pequeña república de Malta para celebrar los 1950 años de los naufragios de San Pablo “Del naufragio, surgió para Malta la suerte de tener la fe; de este modo podemos pensar también nosotros que los naufragios de la vida forman parte del proyecto de Dios para nosotros y pueden ser útiles para nuevos inicios de nuestra vida”, respondió a los periodistas.

Un lustro en el que Benedicto XVI ha sabido imprimir a la Iglesia sus mejores cualidades como persona: inteligencia, sensibilidad, humanismo, firmeza y disciplina. “Me consuela el hecho de que el Señor sabe trabajar y actuar incluso con instrumentos insuficientes, y sobre todo me encomiendo a vuestras oraciones”, dijo hace cinco años al ser elegido.

Carmen Elena Villa.
Zenit.org


Noticias de América latina

http://www.aciprensa

 


Return to Camino