Iglesia en camino

Semanario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz (España)

E-Mail: iglenca@archimeridabadajoz.org

Número 745. 15 de febrero de 2009

Director: Juan José Montes


Temas de la semana

La III Jornada de Formación para Laicos abordó la relación entre parroquias y movimientos

El Arzobispo defiende ante 500 cofrades la dimensión pública de la fe

El Hospital del SES de Zafra ya tiene capilla

Voluntarios de OMP de la diócesis participan en las VI Jornadas de formación

Aumentan los contribuyentes que apoyan la misión de la Iglesia

"Cacicada parlamentaria" en la Subcomisión del aborto

El Portavoz oficial del Vaticano reflexiona sobre la muerte de Eluana Englaro

Escuela de padres: Laicos y laicistas

Solidaridad y subsidiaridad, fórmulas para la crisis

Calzadilla de los Barros celebra una "Misión Popular"

El Vaticano acoge un Congreso sobre la teoría de la evolución


Actualidad

La III Jornada de Formación para Laicos reafirma la necesidad de formación y corresponsabilidad

Laicos pertenecientes a distintos movimientos en la diócesis se reunieron el pasado sábado en Zafra, dentro de la III Jornada de Formación para Laicos, organizada por la Delegación Episcopal para la Coordinación de Movimientos y Asociaciones.

El lema escogido para la Jornada fue "Parroquia-Movimientos: una relación necesaria" y sobre este asunto versó la ponencia del día, a cargo de Rafael Serrano, que entre otros cargos es Delegado de Apostolado Seglar de la Archidiócesis de Madrid. En ella Serrano describió a la sociedad actual en relación a la fe y señaló que los derechos humanos, tal como los contemplamos son fruto de la cultura judeo-cristiana, incluso otras culturas no los han asimilado. Afirmó que la justicia y el derecho no pueden estar desvinculadas del derecho natural y que los cristianos tenemos que ser conscientes de que la fe comienza a ser una oferta más en nuestro mundo. Reconoció Rafael Serrano que los padres hemos dejado mucho terreno en la formación de nuestros hijos a la guardería y al colegio y afirmó que la relación Iglesia-Mundo debe plantearse como diálogo y no como confrontación. Sobre la labor de los laicos dijo que su trabajo no es en la comunidad sino en el mundo.

Rafael Serrano afirmó que la evangelización es un derecho y un deber de todos los cristianos, por lo que abogó por la recuperación de la dimensión pública de la fe y la actualización del modelo de presencia pública por parte de los movimientos porque, dijo, la sociedad ha cambiado.

Tras la ponencia, los participantes se repartían en grupos de trabajo que elaboraron una serie de propuestas.

El cierre a la jornada lo ponía una mesa redonda en la que se hablaba, entre otras cosas, de la Iglesia y los movimientos en relación a la comunión y la corresponsabilidad, los pobres, los alejados y los jóvenes.

Estas jornadas de formación van viendo incrementada progresivamente la participación; si en la primera fueron poco más de 100 participantes, en esta la participación rondaba las 200 personas.

Conclusiones de los grupos de trabajo

Los grupos de trabajo que se reunían tras la ponencia abordaron la situación de las parroquias mostrando su preocupación por los jóvenes y destacando la necesidad de potenciar las pastorales de familia, juvenil, universitaria y social.

Las conclusiones elaboradas por los grupos se leyeron en la asamblea. Fueron las siguientes:

A nivel de parroquias:

- Necesidad de una formación de los laicos práctica y eficaz, orientada al mundo.

- Necesaria corresponsabilidad de los laicos.

- Fomento de la participación en los consejos pastorales parroquiales donde deberían estar representados los movimientos como tales.

- Facilitar la difusión de los movimientos.

- Mayor coordinación interparroquial.

A nivel de Movimientos:

Se pide corresponsabilidad y mayor implicación en la pastoral diocesana.

A nivel de la Delegación:

- Seguir trabajando en la coordinación de movimientos y en la celebración de jornadas como esta.

- Buscar espacios de presencia común que favorezcan el encuentro y la acogida mutua.

- Potenciar encuentros a nivel local o de zona.

 

Jerez acogió el Encuentro de Cofradías

El Arzobispo defiende ante 500 cofrades la dimensión pública de la fe

Jerez de los Caballeros acogió el pasado domingo el XVI Encuentro de Juntas de Gobierno y Hermanos Mayores que se celebra cada año.

Junto al Vicario General, el Vicario de Culto y Espiritualidad, los Vicarios de Zona, Delegado Diocesano de Hermandades y Cofradías y el Consejo Asesor de éstas, los cofrades de la Archidiócesis han tenido una nueva oportunidad de confraternizar y conocerse mejor en un mundo tan complejo y donde la tarea pastoral es tan laboriosa y a la que también le llega la modalidad adaptada de colaboración económica en el cierre de sus respectivos ejercicios económicos tras el nuevo modelo de sostenimiento en este campo de la Iglesia.

135 cofradías

Unas 500 personas pertenecientes a135 Hermandades y Cofradías comenzaron celebrando en la iglesia parroquial de Santa María el Encuentro, con la Eucaristía presidida por don Santiago y concelebrada por 15 sacerdotes.

En la homilía don Santiago animó a los cofrades a trabajar en la viña del Señor y advirtió del interés que existe en ciertos ámbitos por "borrar de la vida pública todo signo religioso y especialmente cristiano". "No se ha hecho la luz para esconderla debajo del celemín, sino para ponerla en el candelabro y que alumbre a todos los de la casa, a la sociedad entera si fuera posible" dijo don Santiago. En ese sentido hizo un llamamiento a los cofrades. "Tenéis -afirmó- una especial responsabilidad porque protagonizáis manifestaciones públicas de fe".

Posteriormente, las palabras del Arzobispo fueron entregadas en un nuevo material para el estudio y el trabajo tranquilo que cada cofradía deberá realizar, dándose paso a la música y a la comida de confraternidad que reunió a 435 personas para finalizar con una visita guiada por Jerez de los Caballeros en la que se pudieron admirar muchas de sus buenas obras de arte que procesionan en la Semana Santa jerezana.

 

Los Delegados Episcopales para las Misiones de las diócesis extremeñas celebran un encuentro en Cáceres

Los Delegados episcopales para misiones de las tres diócesis extremeñas se reunieron el pasado fin de semana en Cáceres para ultimar los preparativos del Día del Misionero Extremeño, que tendrá lugar el próximo 7 de marzo en la ermita de la Virgen de Argeme, en Coria. Este encuentro sirve para recordar, de manera especial, a los misioneros extremeños y pedir por ellos y el buen fruto de su labor. Está previsto que el encuentro comience a las 10:30h. para terminar con la Eucaristía, a las 16:00h., presidida por el Obispo de Coria-Cáceres, Monseñor Francisco Cerro.

 

Ha fallecido el obispo extremeño Monseñor Cipriano Calderón Polo

Era natural de Plasencia

El pasado domingo se ha celebrado en Plasencia el funeral de Monseñor Cipriano Calderón Polo, obispo de Tagore y vicepresidente emérito del Consejo Pontificio para América Latina.

La Eucaristía por su eterno descanso fue presidida por Monseñor Antonio Cañizares y en ella participaron, entre otros prelados, Monseñor Santiago García Aracil y Monseñor Antonio Montero Moreno, Arzobispo Metropolitano y emérito de Mérida-Badajoz respectivamente; Monseñor Amadeo Rodríguez Magro, obispo de Plasencia; Monseñor Francisco Cerro Chaves, Obispo de Coria-Cáceres; Monseñor Octavio Ruíz, actual vicepresidente del Consejo Pontificio para América Latina o Monseñor Roberto González Nieves, Arzobispo Metropolitano de San Juan de Puerto Rico.

Labor periodística

Monseñor Calderón era placentino de nacimiento, pero la casi la totalidad de su vida sacerdotal y episcopal la desarrolló en Roma, primero compaginándola con una intensa labor periodística como corresponsal y director de la edición semanal en español de L´Osservatore Romano, cargo para el que fue nombrado por el propio Pablo VI y, posteriormente, dedicándose a la Comisión Pontificia para América Latina como vicepresidente, cargo para el que fue nombrado en 1989 por el papa Juan Pablo II, quien lo elevó a la dignidad episcopal.

Gran conocedor de la Curia Romana y de los pontificados de Pablo VI, Juan Pablo II y Benedicto XVI, había pertenecido también hasta hace un año a la Congregación para los Obispos.

 

El MRC celebra su 41ª Asamblea nacional

En ella han participado varios representantes de la diócesis de Mérida-Badajoz

El Movimiento Rural Cristiano, uno de los movimientos especializados de acción católica, ha celebrado el pasado fin de semana su 41ª asamblea general en Alcalá de Henares. En ella se dieron cita representantes del MRC de toda España, unas 80 personas entre las que se encontraban 4 miembros del citado movimiento de nuestra Diócesis. La asamblea trató el tema "Una entidad, una organización, un futuro", con aspectos como la presencia pública del Movimiento, la revisión de sus mecanismos organizativos y la necesidad de revitalizar la iniciación.

 

Bendición de una capilla

Don Santiago García Aracil bendecía en la tarde del sábado la capilla del Hospital de Zafra. En el transcurso de la inauguración, el Arzobispo agradeció a las autoridades vinculadas al centro hospitalario la posibilidad de contar con una capilla en la que puedan reunirse las personas creyentes que pasan por un momento difícil de su vida a causa de la enfermedad.

Según Antonio Cerro, capellán de este centro hospitalario, la capilla está abierta todo el día y la Eucaristía se celebra todos los domingos y festivos a las 11 de la mañana.

 

Jornadas de OMP

El pasado fin de semana se han celebrado en Madrid, las VI Jornadas de empleados y voluntarios de Obras Misionales Pontificias, a las que asistieron más de 110 personas, entre ellos 4 voluntarios de nuestra Diócesis, representando a 28 Delegaciones Diocesanas de Misiones.

Con la intervención de Mons. Carlos Amigo, cardenal arzobispo de Sevilla, se reflexionó sobre "Responsables y agentes de pastoral misionera", del capítulo VI de la Redemptoris Missio.

Uno de los objetivos de este encuentro, además de intercambiar experiencias, es profundizar en el sentido y finalidad del trabajo en las OMP al servicio de la misión ad gentes.

 

Misión popular

Calzadilla de los Barros celebra, desde hace unos días, una "Misión Popular" dirigida por un Equipo Misionero Claretiano. Esta misión se desarrolla durante dos semanas y, en ese tiempo, se van sucediendo una serie de encuentros y actividades que pretenden involucrar a todos los estamentos y grupos de la parroquia y, también, de la propia localidad, con el objetivo de renovar la fe. Esta "misión" se enmarca dentro de un proceso misionero más amplio que esta parroquia puso en marcha hace casi dos años.

 

Agenda

Jornada sobre la crisis

La Archidiócesis de Mérida-Badajoz ha organizado una jornada sobre la crisis económica, bajo el título "La crisis que atravesamos, retos y esperanzas". Ésta tendrá lugar en el teatro "López de Ayala" de Badajoz el próximo día 7 de marzo, desde las 10 de la mañana, y en ella intervendrán José Tomas Raga, Catedrático de la Universidad Complutense de Madrid, y Juan Velarde, destacado economista.

 

Movimiento de los Focolares

El próximo día 21 de febrero desde las 10'30 horas, en el centro parroquial de San Miguel de Zafra, se celebra un encuentro organizado por el Movimiento de los Focolares. El objetivo es dar a conocer la figura de Chiara Lubich y la espiritualidad del movimiento por ella fundado a los sacerdotes de la diócesis.

 

Seminario sobre San Pablo

La Escuela de Formación Básica, del arciprestazgo de Olivenza, ha organizado un seminario sobre San Pablo bajo el título "Acompañamos a Pablo en sus viajes apostólicos". Los encuentros serán todos los jueves de cuaresma, en Valverde de Leganés, y comenzarán a las 18'00 horas. Más información en el teléfono 680555210.

 

Jornada vocacional

Las Hijas de la Caridad organizan una jornada vocacional para chichas interesadas en conocer el carisma de estas religiosas. Este encuentro tendrá lugar el próximo día 7 de marzo en Sevilla. Se puede recabar más información en el teléfono 669344310.

 

Aula de familia

La parroquia de San Juan de Ribera, en Badajoz, dentro del ciclo de conferencias del "Aula de familia" celebra el lunes 16 un encuentro con el tema "Influencia de la familia en el fracaso escolar". Este acto tendrá lugar a las 20'15 horas en la mencionada parroquia.


España/Mundo

Más de ocho millones de personas marcan la casilla de la Iglesia

Este número supone una cifra récord que supera las dos subidas de 2006 y 2007

El número de contribuyentes que marcan la casilla a favor de la Iglesia puede sobrepasar el número de ocho millones. Ésta es la cifra que maneja la Conferencia Episcopal y que ha sido dada a conocer por su vicesecretario de Asuntos Económicos, Fernando Giménez Barriocanal. Los datos se refieren al avance de la Declaración de la Renta 2008, correspondiente al ejercicio 2007.

Este hecho supone aumentar las también subidas registradas en España en los dos últimos años, hasta llegar a los 7.750.000 los contribuyentes que marcan la casilla de la Iglesia, un 33,45% del total.

Uno de los hechos que más llama la atención en este sentido y que es remarcado por el propio Barriocanal es el reconocimiento de la labor que realiza la Iglesia. Ello se demuestra en el hecho de que "hay más gente que marca la casilla de la Iglesia de la que va cada domingo a Misa". Como otro punto a añadir a esta afirmación, se puede citar las personas que sí pueden asistir a la Eucaristía dominical pero no hacen la Declaración. Y es que, sobre los números, señala que "ahí no están incluidos niños, ancianos o jóvenes que no están obligados a hacerla".

Barriocanal defendió la tarea que realiza la Iglesia en distintas tareas e indicó que el dinero de la asignación tributaria "nace para atender las necesidades básicas de la Iglesia", que son la manutención de sacerdotes, la evangelización, el culto y la labor asistencial.

Sobre la posibilidad de que un Estado tenga que demostrar que no es confesional dejando de lado la opción de que una parte del dinero se destine a la Iglesia, Barriocanal defendió que no existe "ningún Estado confesionalmente deportivo, pero el Estado financia el deporte". "Hay una demanda de muchos miles de ciudadanos que quieren servicios religiosos y el Estado tiene que atender esa demanda, que es la demanda de unos contribuyentes", añadió.

A pesar de los elevados resultados referidos al número de contribuyentes, recordó la campaña que ha puesto el Episcopado para dar a conocer sus actividades. Todo ello debido a la circunstancia adversa de que "exista un gran desconocimiento de lo que hace la Iglesia".

ForumLibertas.com

 

El Foro de la Familia denuncia "la cacicada parlamentaria" acordada por la Subcomisión del Aborto

El Foro Español de la Familia ha hecho pública una nota de prensa en la que denuncian "el acuerdo de la Subcomisión del Aborto en el Congreso de los Diputados de encargar la redacción de las conclusiones a la diputada del PSOE Carmen Montón supone un total desprecio a la sociedad española, a todos los que han comparecido en la comisión y a los propios parlamentarios; dado que la señora Montón ya ha dicho públicamente cuales son sus conclusiones sobre el aborto antes de empezar los trabajos de la Subcomisión y está vinculada al mayor lobby abortista del mundo que es la International Planned Parenthood Federation".

El presidente del Foro Español de la Familia, Benigno Blanco señaló "que se haya montado el paripé de la subcomisión para teóricamente analizar a fondo la aplicación de la 'ley del aborto' para concluir que sea la señora montón quién redacte las conclusiones, demuestra que el PSOE tiene interiorizado un prejuicio proabortista total y se niega a un debate abierto y sincero, además de despreciar la sensibilidad de una parte importantísima de la opinión pública en España".

Igualmente, Benigno Blanco destacó que "es lamentable que un tema tan serio el PSOE se tome tantas molestias en montar un teatro a cargo de los fondos públicos para concluir así".

El Foro de la Familia exige que no se proceda a modificar la 'ley del aborto' sobre bases analíticas y parlamentarias tan endebles y que se recuerde que estamos hablando de más de 100.000 mujeres que todos los años en España pasan por el inmenso drama del aborto y de la vida del no nacido.

El Foro de la Familia se declara parte en este debate en defensa de la mujer y del niño no nacido, las dos víctimas del aborto. Haremos todo lo que esté en nuestras manos para despertar una conciencia mayoritaria en España en contra del atropello que supondría una nueva 'ley del aborto' basada en el sistema de plazos.

 

La Santa Sede alienta a la solidaridad y subsidiaridad ante crisis económica

En un discurso de Monseñor Migliore ante la Comisión para el Desarrollo Social ante la ONU

El arzobispo Celestino Migliore, observador permanente de la Santa Sede ante la ONU, ha intervenido esta semana ante la XLVII sesión de la Comisión para el Desarrollo Social del Consejo Económico y Social.

Hablando sobre el tema de la integración social, el nuncio apostólico dijo que el informe del secretario general "señala que su ausencia lleva a la exclusión social, que está difundida tanto en las regiones desarrolladas como en las no desarrolladas y tiene causas comunes, como la pobreza, la desigualdad y la discriminación en todos los niveles".

Instrumento adecuado

El marco del desarrollo, afirmó, "se caracteriza por la convicción de que la lógica de la solidaridad y de la subsidiariedad es el instrumento más adecuado para superar la pobreza y asegurar la participación de todas las personas y grupos sociales en los niveles sociales, económicos, civiles y culturales. Hay un amplio consenso en la última década -subrayó- sobre el compromiso en promover el desarrollo en la lucha contra la pobreza y en la inclusión y la participación de todas las personas y grupos sociales".

Tras poner de relieve que "el logro de los objetivos, y en definitiva, del desarrollo y la cohesión social requiere no solo ayuda financiera, sino la participación concreta de las personas", recordó unas palabras de Benedicto XVI en su mensaje para la Jornada Mundial de la Paz de 2009: "Los problemas del desarrollo, de las ayudas y de la cooperación internacional se afrontan a veces como meras cuestiones técnicas, que se agotan en establecer estructuras, poner a punto acuerdos sobre precios y cuotas, en asignar subvenciones anónimas, sin que las personas se involucren verdaderamente. En cambio, la lucha contra la pobreza necesita hombres y mujeres que vivan en profundidad la fraternidad y sean capaces de acompañar a las personas, familias y comunidades en el camino de un auténtico desarrollo humano".

El arzobispo Migliore concluyó afirmando que "es necesario responder mediante las estructuras jurídicas, sociales e institucionales apropiadas a las necesidades de las familias, mujeres, jóvenes, personas que no han recibido una educación adecuada, parados, indígenas, ancianos, emigrantes y todos los demás grupos que son más vulnerables a la exclusión social".

VIS

 

Federico Lombardi, Portavoz oficial de la Santa Sede

"La muerte de Eluana Englaro no es la última palabra"

Pide que sea motivo de reflexión sobre el valor de la vida humana

La muerte de Eluana Englaro, la mujer italiana de 38 años, en estado vegetativo desde hace 17, fallecida en la noche de este lunes no tiene la última palabra, asegura el portavoz vaticano.

El padre Federico Lombardi S.I., director de la Oficina de Información de la Santa Sede, ha comentado el desenlace terreno de esta frágil vida, que tuvo lugar, mientras en el Senado de Italia se debatía un proyecto de ley para prohibir la suspensión de la nutrición e hidratación que mantenía a la joven a con vida.

El sacerdote ha recordado a Eluana como "una persona a la que hemos querido mucho y que en los últimos meses se ha convertido en parte de nuestra vida''.

"Ahora, que Eluana está en la paz, esperamos que su caso, después de tantas discusiones, sea motivo para todos de una reflexión serena y de búsqueda responsable de los mejores caminos para acompañar a las personas más débiles, con amor y cuidadosa atención, con el debido respeto del derecho a la vida", afirma en una nota difundida a través de Radio Vaticano.

Citando las palabras que Benedicto XVI pronunció durante el Ángelus de este domingo, su portavoz mencionó especialmente a las personas que "no pueden valerse por sí mismas, sino que dependen totalmente de los demás".

"La muerte de Eluana nos deja necesariamente una sombra de tristeza por las circunstancias en las que ha tenido lugar", reconoce el padre Lombardi.

"Pero la muerte física no es nunca para el cristiano la última palabra. Por tanto, en nombre de Eluana, seguiremos buscando los caminos más eficaces para servir a la vida", concluye.

Tres días

La muerte de Eluana tuvo lugar cuando cumplía el tercer día sin alimentos ni hidratación en la clínica "La Quiete" de la ciudad de Údine.

Los obispos italianos habían pedido repetidas veces que se le mantuviera en vida, pues no dependía de máquinas para vivir, sino únicamente del suministro de alimentación e hidratación.

Al hacerse pública la noticia de su muerte, la Conferencia Episcopal Italiana publicaba un comunicado para manifestar su "grandísimo dolor" y expresar la esperanza de que su muerte una "a quienes creen en la dignidad de la persona y el valor inviolable de la vida, sobre todo cuando es indefensa".

Zenit.org


Análisis

"Los derechos humanos en el magisterio de Benedicto XVI" (I)

Conferencia del Cardenal Tarsicio Bertone, Secretario de Estado de Su Santidad

La visita de Monseñor Tarsicio Bertone, Secretario de Estado de Su Santidad, a España -de la que informamos la pasada semana en Iglesia en camino- venía motivada, principalmente, por la invitación de la Conferencia Episcopal Española para que Monseñor Bertone impartiera una conferencia sobre el tema "Los derechos humanos en el magisterio de Benedicto XVI". En Iglesia en camino les vamos a ofrecer el texto íntegro de la mencionada conferencia, durante las próximas semanas.

[...] La Iglesia ha tomado muy en serio la cuestión de los derechos humanos. El deseo de paz, la búsqueda de la justicia, el respeto de la dignidad de la persona, la cooperación y la asistencia humanitaria, expresan las justas aspiraciones del espíritu humano. En este sentido, todavía resuena en nosotros el eco de las palabras que el Papa Benedicto XVI dirigió a la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas, el pasado 18 de abril, cuando señalaba que la Declaración Universal "fue el resultado de una convergencia de tradiciones religiosas y culturales, todas ellas motivadas por el deseo común de poner a la persona humana en el corazón de las instituciones, leyes y actuaciones de la sociedad, y de considerar al hombre esencial para el mundo de la cultura, de la religión y de la ciencia".

Aportaciones del cristianismo y de la doctrina social de la Iglesia

Los Derechos Humanos nacen de la cultura europea occidental, de indudable matriz cristiana. No es casualidad. El cristianismo heredó del judaísmo la convicción, plasmada en la primera página de la Biblia, de que el ser humano es imagen de Dios. Por ello, la Iglesia ha dado su propia contribución, tanto con la reflexión sobre los Derechos Humanos a la luz de la Palabra de Dios y de la razón humana, como con su compromiso de anuncio y de denuncia, que la ha convertido en una defensora infatigable de la dignidad del hombre y de sus derechos, también en estos sesenta años que nos separan de la Declaración de 1948.

Los Sumos Pontífices han expresado en numerosas ocasiones el aprecio de la Iglesia católica por el gran valor de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Pablo VI, en su visita a las Naciones Unidas, el 4 de octubre de 1965, después de mostrar su convencimiento de que "la ONU representa el camino obligado de la civilización moderna y de la paz mundial", se expresaba así frente a los Representantes de las Naciones: "Lo que vosotros proclamáis aquí son los derechos y los deberes fundamentales del hombre, su dignidad y libertad y, ante todo, la libertad religiosa".

Juan Pablo II se dirigió en dos ocasiones a la Asamblea General de las Naciones Unidas. En la primera, el 2 de octubre de 1979, a propósito de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, afirmó que este documento "es una piedra miliar en el largo y difícil camino del género humano".

En su segunda visita, el 5 de octubre de 1995, Juan Pablo II, recordó que: "existen realmente unos derechos humanos universales, enraizados en la naturaleza de la persona, en los cuáles se reflejan las exigencias objetivas e imprescindibles de una ley moral universal. Lejos de ser afirmaciones abstractas, estos derechos nos dicen más bien algo importante sobre la vida concreta de cada hombre y de cada grupo social. Nos recuerdan también que no vivimos en un mundo irracional o sin sentido, sino que, por el contrario, hay una lógica moral que ilumina la existencia humana y hace posible el diálogo entre los hombres y entre los pueblos".

El Santo Padre Benedicto XVI, dirigiéndose a la Asamblea General de las Naciones Unidas, recordando expresamente el 60° Aniversario de la Declaración Universal, tras señalar que "tiene el mérito de haber permitido confluir en un núcleo fundamental de valores y, por tanto, de derechos, a diferentes culturas, expresiones jurídicas y modelos institucionales", nos recuerda que "los derechos humanos son presentados cada vez más como el lenguaje común y el sustrato ético de las relaciones internacionales. Al mismo tiempo, la universalidad, la indivisibilidad y la interdependencia de los derechos humanos sirven como garantía para la salvaguardia de la dignidad humana. Sin embargo, es evidente que los derechos reconocidos y enunciados en la Declaración se aplican a cada uno en virtud del origen común de la persona, la cual sigue siendo el punto más alto del designio creador de Dios para el mundo y la historia. Estos derechos se basan en la ley natural inscrita en el corazón del hombre y presente en las diferentes culturas y civilizaciones. Arrancar los derechos humanos de este contexto significaría restringir su ámbito y ceder a una concepción relativista, según la cual el sentido y la interpretación de los derechos podrían variar, negando su universalidad en nombre de los diferentes contextos culturales, políticos, sociales e incluso religiosos".

La Iglesia Católica, que "en virtud del Evangelio que se le ha confiado, proclama los derechos del hombre y reconoce y estima en mucho el dinamismo de la época actual, que está promoviendo por todas partes tales derechos", ha visto en la Declaración, conforme al Magisterio pontificio, un "signo de los tiempos", considerándola "un paso importante en el camino hacia la organización jurídico-política de la comunidad mundial."

Declaración Universal de los Derechos Humanos

Las grandes preocupaciones en el mundo tras el final de la segunda guerra mundial, con las gravísimas consecuencias de todos conocidas, supusieron un punto de inflexión en la conciencia de las Naciones y en nuestra historia reciente. Su fruto se materializó en San Francisco (Estados Unidos), con la firma de la Carta de la Organización de las Naciones Unidas, el 5 de agosto de 1945, que formuló el principio de una promoción o protección internacional de los derechos humanos y las libertades fundamentales. Tres años más tarde, el 10 de diciembre de 1948, fruto de un intenso trabajo, propiciado por las circunstancias y los desastres a que la guerra había llevado a los pueblos europeos del siglo XX, se aprobó la Declaración Universal, con el respaldo de la inmensa mayoría de los 58 países que entonces configuraban este Organismo internacional.

Todo hombre vive de un entramado de sueños y realidades. Todos aspiran hoy a una vida donde reine la paz y la justicia. Cuando defienden un derecho no mendigan un favor, reclaman lo que les es debido por el solo hecho de ser hombre. Por eso se llaman derechos naturales, innatos, inviolables e inalienables, valores inscritos en el ser humano. Por esta significación profunda y por su radicación en el ser humano, los derechos humanos son anteriores y superiores a todos los derechos positivos. De aquí que el poder público quede sometido, a su vez, al orden moral, en el cual se insertan los derechos del hombre.

Esta Declaración representa la expresión escrita de las bases en que se fundamenta el Derecho de las naciones, las leyes de la humanidad y los dictados de la conciencia pública adaptados al espíritu del Tercer milenio. Los problemas han dejado de ser nacionales y las soluciones justas han de esperarse también internacionalizadas. Todo esto supone un progreso de la humanidad y, en tal sentido, la Declaración se ha convertido en un referente universal de justicia a escala planetaria.

En el acto organizado por el Pontificio Consejo "Justicia y Paz" en el 60º Aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el Santo Padre Benedicto XVI[4], después de recordar que este documento "constituye aún hoy un altísimo punto de referencia del diálogo intercultural sobre la libertad y los derechos humanos", insistió que, "en última instancia, los derechos humanos están fundados en Dios Creador, el cual dio a cada uno la inteligencia y la libertad. Si se prescinde de esta sólida base étíca, los derechos humanos son frágiles porque carecen de fundamento sólido".

La celebración del 60° Aniversario de la Declaración constituye, por consiguiente, una ocasión para verificar en qué medida los ideales aceptados por la mayor parte de la comunidad de las Naciones de 1948, son respetados hoy en las diversas legislaciones nacionales y, más aún, en la conciencia de los individuos y de las colectividades.

Ley natural

Cuando el Magisterio de la Iglesia habla de los derechos humanos no se olvida de fundarlos en Dios, fuente y garantía de todos los derechos, ni tampoco se olvida de enraizarlos en la ley natural. La fuente de los derechos no es nunca un consenso humano, por notable que sea. Benedicto XVI, en el Mensaje para la Jornada Mundial de la Paz 2007, enseña que "El reconocimiento y el respeto de la ley natural son también hoy la gran base para el diálogo entre los creyentes de las diversas religiones, así como entre los creyentes e incluso los no creyentes". La ley natural interpela nuestra razón y nuestra libertad, porque ella misma es fruto de verdad y de libertad: la verdad y la libertad de Dios. La sociedad tiene necesidad de reglas acordes con la naturaleza humana, pero también tiene necesidad de relaciones fraternas.

No bastaría una interpretación positivista que redujera la justicia a legalidad, y entendiera así los derechos humanos como resultado exclusivo de medidas legislativas. Benedicto XVI insistió en esta misma idea en el acto organizado por el Pontificio Consejo "Justicia y Paz", al que nos hemos referido con anterioridad, señalando que "la ley natural, inscrita por Dios en la conciencia humana, es un común denominador a todos los hombres y a todos los pueblos; es una guía universal que todos pueden conocer. Sobre esa base todos pueden entenderse".

Continúa la próxima semana

 

Este mundo nuestro

Madre

Ante la sugerencia de una joven madre me he animado a escribir estas líneas, que comparto con ustedes semanalmente, sobre ellas (las madres) que siempre han sido, son y serán la expresión y manifestación más genuina del auténtico amor,

Observen ustedes conmigo la realidad de una madre que es digna de tal nombre cómo se desenvuelve sin ruido pero con una influencia positiva sin medida. En esta semana pasada, sin ir más lejos, hablaba conmigo una madre que lo fue siendo soltera. No se puede usted imaginar con qué pasión hablaba de su hijo y, sin proponérselo, manifestaba una fortaleza que, en su día, puso al límite para con su hijo, una vez engendrado, quererlo con todo su ser, sacarlo adelante y verlo hoy "hecho un hombre" con una complicidad materno-filial irrepetible.

Y usted, madre que lucha, goza y sufre con su esposo, desde su matrimonio bien constituido ­ y por la Iglesia, sí señor - desde el amor, por educar, en todas las dimensiones a sus hijos, ayudar a los abuelos y echar una mano en otras instituciones al servicio de los demás, sin ruido pero con perseverancia. ¡Ánimo! Que vosotras podéis cambiar a mejor la sociedad con vuestra autenticidad, desde la familia, desde vuestra maternidad, vivida contra viento y marea. La fuerza de una madre es inconmesurable, desde al amor.

¿Y cuándo las madres se ponen muy mayores, se nos imposibilitan físicamente, cuando hay que "hacerles de todo", cuando sólo dan amor y son sensibles a una caricia, a un detalle de cariño que tú le das y ella te lo devuelve con creces? Bendita maternidad de ida y vuelta, de amor a los hijos y de éstos hacia la madre. No hagamos bueno aquello de que "una madre es para cien hijos y cien hijos no son para una madre".

Despertemos en nosotros lo más genuino que tenemos de amor, lo más auténtico de lo que es y representa ser madre, y estaremos mejorándonos y mejorando ¡de qué modo! la sociedad en la que vivimos. Un pedagogo como mucho influye vitalmente en un alumno, una madre influye en todos sus hijos, ¡qué gran mejoría para la sociedad si han sido educados en la autenticidad del amor, la entrega y el servicio! Enhorabuena, madres, no os canséis de serlo y gracias por vuestra maternidad.

Sebastián González González
Vicario General


Iglesia y familia

Escuela de Padres

Laicos y laicistas

Laicos somos todos los fieles cristianos, excepto los sacerdotes y religiosos (Constitución Lumen Gentium, 31). No se puede confundir con el término "laicista", que designa a las personas que de una manera u otra están en contra de la Iglesia, presionando para que todo símbolo religioso (especialmente si es católico) desaparezca de la escena pública.

Esta presión se observa a diario en los medios de comunicación, en conversaciones con amigos, con conocidos. A veces pretenden revestir los ataques con un sutil envoltorio en el que se incluyen todas las religiones (circula la opinión de que éstas son el origen de las guerras y los conflictos). Pero a poco que desarrollan el tema, sale a relucir el objetivo final, que no es otro que el de la Iglesia católica, pues suelen tener en común el rechazo solemne y radical de cuanto signifique Iglesia, eclesiásticos, etc.

Piedra de escándalo

En cierto modo esto debería darnos la medida de que la Iglesia sigue proclamando con fidelidad el Evangelio: piedra de escándalo, como el Señor, su Fundador. Lo que pasa es que se hace duro escuchar cosas que se dicen sin el adecuado contraste, opiniones mordaces que critican sin aportar nada más que ironía muchas veces ignorante.

La verdad es que no es una exageración decir que en general los cristianos recibimos una gran tanda de reproches. Algunos, ante esta situación, se desalientan. Otros, más temerarios, entran en disputa. Yo creo que la solución no pasa ni por la anuencia pública, actitud resignada exclusivamente a lo íntimo, ni en entrar al trapo en una estéril e interminable discusión.

Veamos qué planteamiento propongo en estas breves líneas.

Realmente es posible vencer al Mal. El Maligno está herido de muerte y golpea con sus últimas y aparentemente poderosas armas. Él lo sabe, porque el Señor ya dictaminó: "Yo he vencido al Mundo" (Jn 16, 33). Pero estos días el temporal arrecia fuertemente en todos los ámbitos: en el propio cuando somos tentados por la multitud de cosas que el mundo nos ofrece; en lo social, desde la pequeña y aparentemente insignificante mentira hasta la entrega sin más en brazos de lo socialmente correcto; en el mundo de los medios de comunicación y ocio, cuando exponen constantemente situaciones límite que ponen a prueba nuestra capacidad de respuesta valerosa y coherente con nuestra fe y ofrecen razones que con frecuencia nos parecen, por irrefutables, castillos inexpugnables. Podríamos traer muchos ejemplos: casos sobre el "derecho" al aborto y la eutanasia; complejas situaciones del campo de la medicina y bioética, un mundo donde se baten a diario excelentes profesionales cristianos. Y no digamos lo que tienen que luchar nuestros hijos si hemos tenido la gracia de transmitirles la fe: ellos sufren, por mantener sus opiniones y comportamiento íntegros, en el colegio, en la calle; tal vez también entre sus amigos.

"Las consecuencias más dramáticas de la ausencia de Dios en el horizonte humano, se producen en el terreno de los comportamientos humanos cuando la libertad humana, en vez de buscar y adherirse a la verdad objetiva, con frecuencia viene a convertirse en instancia autónoma arbitraria, que decide lo que es bueno en función de intereses individuales y egoístas", decía S.S. Juan Pablo II a los obispos de Valladolid y Valencia en 1991. Aquí está la clave para entender lo que está sucediendo. El hombre se quiere hacer a sí mismo, con independencia de Dios, que poca falta le hace: ya tiene su dios, su máxima instancia: el poder, las leyes, que deciden y aprueban qué es lo bueno y qué es lo malo, según el momento.

Solución

La solución pasa, sin ningún tipo de excusa, por la santidad de vida. Obispos santos, sacerdotes y religiosos santos, laicos santos. No veo otro camino.

Una sugerencia final: leed las autobiografías de los nuevos conversos. Maurice Caillet (Yo fui masón), André Frossard (¿Hay otro mundo?), Tatiana Góricheva (Hablar de Dios resulta peligroso). Testigos que actualizan hoy lo que le sucedió a Saulo camino de Damasco. Obras ricas en testimonios rotundos porque en un momento de su historia personal, se encontraron cara a cara con el Señor de la Historia, todo misericordia, que les dice: "Estoy ante tu puerta y te llamo ¡No temas, soy Yo!".

Juan Santiago Garrido Moreno
Padre de familia
jsgarmor07@gmail.com

 

Televisión

Becarios y ética periodística

En las últimas semanas seguro que habrán oído hablar del lío que ha ocasionado Wyoming en su programa El Intermedio, que se emite en la Sexta, seguido de las opiniones emitidas en la cadena Intereconomía. En su programa crearon un "cebo", es decir un vídeo falso, en el que Wyoming denigraba a una becaria de su programa. Este vídeo fue tomado como verdadero (sin contrastarlo), lo que trajo fuertes críticas hacia el showman. Después, en El Intermedio, se emitió el vídeo en su totalidad donde se mostraba que todo era falso con el objeto de "colársela" a sus rivales mediáticos de Intereconomía.

González Urbaneja, presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), criticó duramente las maneras del humorista por "utilizar la trampa y el engaño", así como el comportamiento de los tertulianos de Intereconomía. Según él, "no se puede engañar a la gente" y "con comportamientos así, sólo se entra en una dinámica que conduce al desprestigio de todos".

Desde mi humilde opinión, el error de Wyoming fue partir, como hacen algunos medios, de que "todo vale" si es para conseguir audiencia. Y así fue, consiguieron los índices de audiencia más altos hasta ese momento y este hecho les ha dado a ambas cadenas bastante publicidad. Pues no, creemos que no todo vale, ni tan siquiera para criticar esa mala praxis que en demasiadas ocasiones sucede en los medios. Menos aún cuando se utiliza la figura de los becarios, presentes en todo tipo de empresas, pero muy extendidos en los medios de comunicación y, dicho sea de paso, frecuentemente explotados y en muchos casos sin remuneración o sin que se acredite su trabajo.

El pasado lunes, ante las críticas recibidas por la APM y otros, el Gran Wyoming decidió someterse en su programa al juicio del público. Numerosos "testigos" fueron llamados a declarar, entrevistas a pie de calle y finalmente, tras el alegato final del "acusado", el veredicto en el que los espectadores exoneraban de toda culpa al cómico. En su alegato decía: "a veces, el periodismo huele mal". Pues bien, a eso habría que añadir lo ya mencionado, que no todo vale para conseguir audiencia, ni tan siquiera para hacer reír,

Javier Trabadela Robles
Profesor Facultad Comunicación Audiovisual UEX
jtrarob@unex.es

 

Vamos al cine

Siete almas

El director italiano Gabriele Muccino se traslada a la Meca del cine para afrontar un complejo drama protagonizado por Will Smith y escrito por el guionista televisivo Grant Nieporte. Ben es un inspector de Hacienda que parece tener una heterodoxa costumbre: investiga la vida privada de los morosos, y si considera que son buenas personas les condona la deuda. Detrás de esta conducta ilícita está el peso de una culpa pasada y el deseo de tranquilizar la conciencia.

Este drama de ritmo lento e irregular, de sobreabundancia de primeros planos y con el referente inequívoco de films como Babel o Crash, se mueve por un terreno ambiguo pero interesante. Por un lado habla de la conciencia de culpa y de la necesidad de redención, pero por otro, el protagonista se erige como Dios justiciero que decide cómo se redime su mal y quién es digno de la gracia salvadora. Lo que ocurre es que Ben tiene misericordia con todos menos consigo mismo, y ese es el gran problema de esta película.

No obstante el film puede verse como una parábola cristiana de la Gracia. El sacrificio de quien entrega su vida voluntariamente para salvar a los que ama. La película tiene momentos muy brillantes y conmovedores, otros más artificiales y pretenciosos. Aún así se confirma algo que ya sabíamos: Will Smith es un buen actor dramático y no sólo un cómico. Las subtramas protagonizadas por Rosario Dawson y Woody Harrelson son lo mejor de este inquietante film.

Juan Orellana
www.pantalla90.es

De web en web

Kolbe

Nos hemos acostumbrado, bueno, al menos yo, a deshabilitar las ventanas emergentes en los navegadores. La verdad es que si no llega a quitar el "deshabillitador", me hubiese perdido una de las mejores webs que he visto, y no lo digo por el diseño (hay que tener en cuenta que son publicitarios), porque tiende a ser un poco lioso moverse por la web. En fin, http://www.fundkolbe.org es una web de publicitarios que quieren dar a conocer el mensaje, anunciarlo, de una manera moderna y, naturalmente, a la manera de la publicidad más en boga. No nos la podemos perder. Además, sugieren y ofrecen cómo publicitar anuncios que normalmente encontramos en parroquias o locales parroquiales, para oración, encuentros, catequesis

Casimiro Muñoz


Celebrar la fe

Celebramos el VI domingo del Tiempo Ordinario

Libro del Levítico 13, 1-2. 44-46

El Señor dijo a Moisés y a Aarón: "Cuando alguno tenga una inflamación, una erupción, una mancha en la piel y se le produzca la lepra, será llevado ante el sacerdote Aarón o cualquiera de sus hijos sacerdotes. Se trata de un hombre con lepra: es impuro. El sacerdote lo declarará impuro de lepra en la cabeza.

El que haya sido declarado enfermo de lepra andará harapiento y despeinado, con la barba tapada y gritando: "¡Impuro, impuro!" mientras le dure la lepra, seguirá impuro; vivirá solo y tendrá su morada fuera del campamento".

 

Salmo 31, 1-2. 5. 11

R. Tú eres mi refugio; me rodeas de cantos de liberación.

Dichoso el que está absuelto de su culpa,

a quien le han sepultado su pecado;

dichoso el hombre a quien el Señor

no le apunta el delito.

Había pecado, lo reconocí,

no te encubrí mi delito;

propuse: "Confesaré al Señor mi culpa",

y tú perdonaste mi culpa y mi pecado.

Alegraos, justos, y gozad con el Señor;

aclamadlo, los de corazón sincero.

 

Carta 1ª de S. Pablo a los Corintios 10, 31-11,1

Hermanos: Cuando comáis, bebáis o hagáis cualquier otra cosa, hacedlo todo para gloria de Dios.

No deis motivo de escándalo a los judíos, ni a los griegos, ni a la Iglesia de Dios.

Por mi parte, yo procuro contentar en todo a todos, no buscando mi propio bien, sino el de ellos, para que todos se salven.

Seguid mi ejemplo como yo sigo el de Cristo.

 

Evangelio según san Marcos 1, 40-45

En aquel tiempo, se acercó a Jesús un leproso, suplicándole de rodillas:

- Si quieres, puedes limpiarme.

Sintiendo lástima, extendió la mano y lo tocó diciendo:

- Quiero: queda limpio.

La lepra se le quitó inmediatamente y quedó limpio. Él lo despidió encargándole severamente:

- No se lo digas a nadie; pero para que conste, ve a presentarte al sacerdote y ofrece por tu purificación lo que mandó Moisés.

Pero cuando se fue, empezó a divulgar el hecho con grandes ponderaciones, de modo que Jesús ya no podía entrar abiertamente en ningún pueblo; se quedaba fuera, en descampado; y aun así acudían a Él de todas partes.

 

Lecturas bíblicas para los días de la semana

16, lunes: Gn 4, 1-15; Mc 8, 11-13.
17, martes: Gn 6, 5-8; 7, 1-5. 10; Mc 8, 14-21.
18, miércoles: Gn 8, 6-13; Mc 8, 22-26.
19, jueves: Gn 9, 1-13; Mc 8, 27-33.
20, viernes: Gn 11, 1-9; Mc 8, 34 - 9, 1.
21, sábado: Hb 11, 1-7; Mc 9, 2-13.
22, domingo: Is 43, 18-19. 21-22. 24-25; 2Co 1, 18-22; Mc 2, 1-12.

 

La liturgia...paso a paso

Mi roca y mi baluarte

No es tan original la época que nos ha tocado vivir. Cualquier libro que trate de situarnos en el contexto en el que vivieron generaciones anteriores a la nuestra nos dirá las calamidades y las estrecheces en las que vivieron los hombres y más de una comunidad cristiana.

Si nos adentramos en la literatura religiosa como los sermones y homilías de los santos más insignes de los siglos pasados es reiterativo el tema de la situación angustiosa que vivían en la respectiva época sus conciudadanos y las dificultades que encontraba la propia Iglesia en su misión de predicar el Evangelio y mantener la fe y la esperanza en sus respectivas comunidades cristianas.

Está claro que no somos una excepción histórica los cristianos de nuestra época y que todos los muros que intentan impedir tanto la misión de la Iglesia como nuestra personal aventura de ser cristianos en el siglo XXI es una realidad que hemos de asumir como parte de nuestro peculiar modo de interpretar el destino humano desde la luz que nos llega de la Palabra de Dios. Este es el riesgo personal de cada cristiano y el de la Iglesia como Madre y Guía de la humanidad.

Los textos que nos ofrece la misa de este domingo nos ayudan a encajar las dificultades que encastramos en nuestro buen propósito de ser cristiano: ya en el canto de entrada cantaremos al Señor "Tú eres mi roca y mi baluarte" y el Salmo responsorial nos hará confesar "Tú eres mi refugio".

Qué bien dramatiza la esperanza que nos ha de alentar la escena evangélica en la que el leproso suplica: "Si quieres, puedes limpiarme" y la acogida de Jesús que le responde y nos dice a cada uno de nosotros: "Quiero, queda limpio". Y para que no nos quedemos en puro angelismo san Pablo nos amonesta: "seguid mi ejemplo, como yo sigo el de Cristo".

Antonio Luis Martínez

 

El Santo de la semana

19 de febrero: San Benito de Liébana (s. VIII)

Nació en Liébana, de familia noble asturiana. Hizo estudios eclesiásticos especializándose en Sagrada Escritura. Tomó el hábito en el monasterio de San Martín de Liébana que a partir del siglo XII se llamó de Santo Toribio de Liébana. Fue ordenado sacerdote.

Junto con el obispo de Osma, San Eterio, luchó contra la herejía adopcionista que afirmaba que Cristo era sólo hijo adoptivo del Padre. Dicha herejía fue propagada en España por Elipando, obispo de Toledo, quien publicó una carta que fue contestada por Beato y Eterio.

Aquella herejía adopcionista parecía una invasión de los musulmanes puesto que para los adopcionistas Cristo era como un simple profeta, un elegido de Dios, algo así como lo que representaba Mahoma para los seguidores de Alá.

El emperador Carlomagno reunió un concilio en Frankfurt donde se condenó dicha herejía. Después, Elipando reunió un concilio en Toledo donde se arrepintió de su herejía, pidió perdón y se reconcilió con la Iglesia.

San Beato dedica a Eterio su obra "Comentario al Apocalipsis" donde plantea la inminencia del fin del mundo. Esta obra fue copiada, ilustrada y miniada y fue muy leída y comentada en los monasterios de los siglos IX, X y XI.

Escribió también el "Tratado Apologético" contra el adopcionismo. Ahí aparece un himno litúrgico donde se invoca a Santiago como cabeza y patrón de España.

Los códices con bellísimas miniaturas de sus obras ­llamados Beatos- son considerados como una de las joyas de nuestra literatura medieval.

Parece ser que los últimos años de su vida los pasó en el monasterio de Valcavado, donde murió hacia el año 798. Se le profesa gran devoción en Cantabria y en Asturias. Desde su muerte es venerado como santo. En algunos calendarios aparece su fiesta el 28 de noviembre.

Gonzalo Encinas Casado

 

Dichos y preguntas

¿Cuál es hoy el papel de las cofradías?

El domingo celebramos el XVI Encuentro de Cofradías y Hermandades en Jerez de los Caballeros. Dio comienzo con la Eucaristía presidida por el Sr. Arzobispo en la Iglesia Parroquial de Santa María, de donde pasaron al cine Balboa. D. Santiago García Aracil desarrolló la ponencia del Encuentro, hubo otras intervenciones. La Banda Municipal interpretó algunas marchas procesionales. El Encuentro finalizó con la comida, a esta asistieron cuatrocientas cincuenta y siete comensales.

El mundo cofrade está cada día tomando más consciencia de su pertenencia a la Iglesia, y son muchos los que desde sus Cofradías o Hermandades viven este ser Iglesia.

Como agrupaciones eclesiales, es hoy el más numeroso, y la finalidad de éstas se explicitan en Código de Derecho Canónico (Cn. 298, 1): 1) fomentar una vida cristiana más perfecta, 2) promover el culto público, o la doctrina cristiana, y 3) realizar otras actividades de apostolado, como las iniciativas para la evangelización, el ejercicio de obras de piedad o de caridad, y la animación con espíritu cristiano del orden temporal.

Dado que la finalidad de la Iglesia es evangelizar, las cofradías tienen un compromiso muy serio de anunciar a Jesucristo y su Evangelio. Sus procesiones no se pueden contentar con ser una manifestación de arte, que en muchos casos lo son, sino una manifestación pública de fe en Jesucristo y en todo el Misterio cristiano.

Muchos de los cofrades están comprometidos con sus Parroquias y con la Diócesis, pero las Cofradías tienen aún un gran reto de trabajo apostólico dentro y fuera de ellas. Son y pueden ser un gran instrumento de Evangelización en el mundo de hoy.

Pedro María Rodríguez Gallego
Delegado Episcopal para las Hermandades y Cofradías


Última

Monseñor Gianfranco Ravasi

"Es necesario un "encuentro de fronteras" entre la fe y la ciencia

La Gregoriana organizará un Congreso sobre la teoría de la evolución

En 2009, se celebran los 150 años desde que Charles Darwin escribiera "El origen de las especies", obra fundamental de la Biología evolucionista. A raíz de recientes descubrimientos científicos rele- vantes, la teoría de la evolución biológica merece una atenta y seria reconsideración, tanto desde el punto de vista científico como desde una perspectiva filosófica y teológica, evitando las posturas ideológicas que con frecuencia han dominado el debate.

Con esta convicción, y con el intento más general de promover una correcta y fecunda relación dialéctica entre Ciencia, Filosofía y Teología, se celebra en Roma, del 3 al 7 de marzo, el congreso internacional "La evolución biológica: hechos y teorías", organizado por la Universidad Pontificia Gregoriana, dentro del proyecto STOQ, y bajo el patrocinio del Consejo Pontificio para la Cultura.

Este congreso, que se ha presentado en rueda de prensa esta semana, responde a la exigencia de "restablecer el diálogo entre ciencia y fe, porque ninguna de las dos puede agotar el misterio sobre el ser humano y sobre el universo", según ha explicado Monseñor Gianfranco Ravasi, presidente del Consejo Pontificio para la Cultura.

Encuentro en las fronteras

Monseñor Ravasi, en una entrevista concedida a la agencia de noticias Zenit, explicaba que el Consejo Pontificio por él presidido patrocina este evento por dos razones. "Una se refiere a las funciones del propio Consejo que, teniendo como propia enseña la cultura, la considera en la forma actual. La cultura no es sólo la dimensión artística, intelectual, humanística, sino que tiene en cuenta muchas disciplinas que tienen hoy resonancias dentro de la experiencia social y humana, como parte del interés mismo de la cultura. La segunda razón atañe al hecho de que la dimensión científica "provocó" con frecuencia en los últimos tiempos a la dimensión religiosa; por tanto la confrontación entre fe y ciencia se ha convertido en una de las confrontaciones más agudas y delicadas. Por este motivo es indispensable, sobre todo, volver a construir un encuentro en las fronteras. Es decir, el científico debe empezar a mirar más allá, empezar a ver el horizonte de la Filosofía y la Teología, arrancando de su mente la convicción de que estamos en presencia de un resto arqueológico, de un paleolítico intelectual remoto, contrario a la fuerza de la ciencia; por otra parte, el teólogo y el filósofo deben lograr mirar al campo del científico sin temer siempre que haya personas que quieren construir nuevos monstruos, rompiendo todo vínculo, todo perímetro, propio de la humanidad".

Este congreso se dividirá en 9 sesiones, en las que se expondrán "los hechos esenciales sobre la teoría de la evolución relacionados con la paleontología y la biología molecular; el estudio científico de los mecanismos de la evolución, qué dice la ciencia sobre el origen del ser humano; las grandes cuestiones antropológicas relacionadas con la evolución, las implicaciones racionales de la teoría, tanto en campo epistemológico, como metafísico o de la filosofía de la naturaleza. Por ultimo, habrá dos sesiones teológicas que estudiarán la evolución desde el punto de vista de la fe cristiana, partiendo de una correcta exégesis de los textos de la Biblia que tratan de la creación, además de la recepción de la teoría por parte de la Iglesia", según ha explicado Marc Leclerc, S.I., profesor de Filosofía de la Naturaleza de la Gregoriana y director del Congreso.

Y es que "desde la perspectiva de la teología cristiana, evolución biológica y creación no se excluyen en absoluto. (...) Ninguno de los mecanismos evolutivos se opone a la afirmación de que Dios haya 'querido', es decir 'creado', al ser humano. Ni siquiera se oponen los numerosos eventos aleatorios a lo largo del lento desarrollo de la vida, a condición de que el recurso al caso sea una simple lectura científica de los fenómenos, incapaz de negar la esfera de los fines", como ha explicado Giuseppe Tanzella-Nitti, profesor de Teología Fundamental de la Pontificia Universidad de la Santa Cruz, para quien "el congreso representa una ocasión de encuentro entre científicos, filósofos y teólogos en torno a los temas fundamentales planteados por la evolución biológica -que se asume y discute como un hecho, más allá de cualquier razonable duda- para profundizar en sus manifestaciones y mecanismos causales, además de analizar el alcance y la calidad de las teorías explicativas propuestas hasta la fecha".

Redacción/Agencias

 

Patrimonio cultural de nuestra Iglesia

Montemolín (IV)

De los muy numerosos retablos que se conservan en la parroquial de Montemolín llama particularmente nuestra atención el dedicado a la mejicana Virgen de Guadalupe, cuya arquitectura abandona los recargados adornos del barroco tardío, para ofrecernos con mayor la claridad compositiva sus principales elementos tectónicos. Así sucede desde el sotabanco hasta el copete que corona al retablo, cerrado por molduras curvilíneas; movimiento que se aplica también a la mesa de altar, en cuyo centro se dispone espejo oval acogido por finos tallos vegetales.

Sobre cuatro pedestales o resaltos del banco se alzan las columnas corintias, de fuste liso con pequeños adornos, que se requieren para la distribución de su único cuerpo en tres calles, de las que la central resulta de mayor anchura y altura, por alcanzar el ático el penacho curvilíneo sobre la caja acristalada en la que se protege la pintura de la Virgen. Se eleva sobre la cornisa el citado copete, iniciado por los arranques de un frontón curvo, disponiéndose en su centro un marco de medio punto con la pintura de la Santísima Trinidad, coronado por una tarja vegetal con el anagrama de la salutación angélica. Escoltan al retablo dos alones de perfil ondulante, de los que brotan sendas cabezas de querubes con sus alas. Parcialmente dorado, se policroma el resto de las superficies, dotándose de labores geométricas los tableros de las calles laterales en la que, sobre sus respectivas peanas, se colocan una imágenes de anterior factura a la del retablo: la de la Virgen Candelaria y la de San Francisco.

Anónimo el correcta trabajo, que -sospechamos- pudo deberse al entallador llerenense Lorenzo Vega, uno de los artistas bajoextremeños más empeñados en seguir los dictados de la Real Academia en aquellos momentos, ajustando su obra a lo que "en el día se usa", contamos, al menos, con la cronología aproximada del mismo, gracias a la leyenda que discurre por el banco y la mesa de altar: "Este Retablo se hizo y doró por Dn. Francisco Muñoz Navarro p[resbíte]ro, a espensas de su tío Dn. José Navarro del Corro, becino de la ciudad de México. Año de 1787". La leyenda, por tanto, nos ofrece también el nombre del mecenas de esta obra destinada a servir de marco a la pintura de Nuestra Señora de Guadalupe.

Enviada por el citado mecenas desde México, en este caso conocemos al pintor de tan delicada efigie, copia de la guadalupana, a la que el artista pudo examinar bien de cerca, por haber formado parte de una comisión encargada de examinar el estado de la pintura original. En efecto, leemos en el propio lienzo: verdadero Retrato, tocado al original de la milagrosísima imagen de Nuestra Señora de Guadalupe, que se venera en su Real Colegiata de México, aparecida a un indio llamado Juan Diego, en doze de diciembre de 1531, a los diez años de la conquista de Nueva España. Fran[cis]co Anttonio Valle pinxit. Mexici, juli 4, anno 1782. Innecesario la descripción de la misma, llamamos la atención sobre las cuatro conocidas escenas de la aparición de Nuestra Señora a Juan Diego: acompañado por un ángel es conducido a presencia de la Virgen; ésta le indica que suba al monte por flores, donde brotaron milagrosamente; Juan Diego se las ofrece a la Virgen y ésta las remite al arzobispo en se señal y evidencia de su parición.

Francisco Tejada Vizuete


Han dicho...

Benedicto XVI:

"El peligro del consumismo y del hedonismo, junto con la falta de principios morales sólidos que orientan la vida de los simples ciudadanos, debilita la estructura de la sociedad y de la familia. Por eso, nunca está de más insistir en la urgencia de una sólida formación moral en todos los niveles, incluido en el ámbito político, frente a las constantes amenazas de las ideologías materialistas aún existentes, y en particular, la tentación de la corrupción en la gestión del dinero público y privado. Para ello, el cristianismo puede proporcionar una válida contribución".

"Es necesario afirmar con vigor la absoluta y suprema dignidad de toda vida humana. No cambia, con el transcurso del tiempo, la enseñanza que la Iglesia proclama incesantemente: la vida humana es bella y debe vivirse en plenitud también cuando es débil y está envuelta en el misterio del sufrimiento"

Alicia Latorre, presidenta de la Federación Provida de España:

"El progreso no es quitar de en medio a los débiles, no es decidir quién debe o no morir. Es progreso valorar y ayudar a todos los miembros de la sociedad, especialmente a los más débiles y buscar siempre soluciones a los problemas".

Agencias


Noticias de América latina

http://www.aciprensa


Return to Camino