Iglesia en camino

Semanario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz (España)

E-Mail: iglenca@archimeridabadajoz.org

Número 787. 17 de enero de 2010

Director: Juan José Montes


Temas de la semana

Más de 130 sacerdotes diocesanos participan en el tradicional encuentro con el Arzobispo

Ante la migración, la Iglesia diocesana tiene que dar prioridad a la acogida

Del 18 al 25 de enero se celebra la Semana de oración por la unidad de los cristianos

El Arzobispo escribe una carta a los responsables de la preparación de los niños para la primera comunión

Escritos episcopales: ¿Ingenua imaginación o probada experiencia?

Pastoral Juvenil concreta acciones para el próximo encuentro diocesano de jóvenes

Escuela de padres: Propósitos año nuevo

Envío de ayuda urgente a Haití

El Papa pide el desarme nuclear progresivo


Actualidad

Encuentro de los sacerdotes con el Arzobispo

Homenaje a los presbíteros que celebran sus bodas de oro y plata sacerdotales

El pasado jueves, 7 de enero, se desarrolló en el colegio San José de Villafranca de los Barros, la XXX Convivencia del Presbiterio de Mérida-Badajoz entre sí y con su Arzobispo.

Más de 130 sacerdotes diocesanos participaron en este encuentro que comenzó con una Eucaristía presidida por Monseñor Santiago García Aracil, arzobispo de Mérida-Badajoz, quien en la homilía recordó el valor del sacerdocio y la alegría de servir al Señor con el ministerio.

Recuerdos

Tras la celebración eucarística se homenajeó a los sacerdotes que durante este año cumplen sus bodas de oro y plata sacerdotales. En 2010 son cinco los presbíteros que celebran 50 años en el sacerdocio: Miguel Rico Herrero, Pedro Alcántara Núñez, Pedro Macarro Rodríguez, Ramón Conde Porras y Antonio Paniagua Ruiz, éstos dos últimos asistieron a este homenaje y recibieron una insignia por este aniversario. Además, Antonio Paniagua recordó los momentos más significativos vividos en estos cincuenta años y, de manera especial, su paso por el Seminario.

Junto a ellos estaba Casimiro Muñoz Murillo, sacerdote que durante este año celebra sus bodas de plata sacerdotales, que también hizo un repaso por estos 25 años de servicio a la Diócesis.

Este acto dio paso a la comida, en el transcurso de la cual se hizo entrega a los sacerdotes de los libros escritos por el Arzobispo en el 2009, del mensaje de los Obispos a los sacerdotes con motivo del Año Sacerdotal y del libro “Tu palabra me da vida”, escrito por Antonio García Moreno, presbítero de Mérida-Badajoz y profesor emérito del seminario pacense y de la Universidad de Navarra.     

 

35.315 personas extranjeras residen en Extremadura

Los menores inmigrantes, protagonistas de la Jornada del Emigrante y del Refugiado

Este domingo, 17 de enero, la Iglesia celebra la Jornada Mundial del Emigrante y del Refugiado, una inmejorable ocasión, como apuntan los Delegados episcopales para las Migraciones, Diego Muñoz y Inmaculada Sánchez, “para que, a la luz de la fe, reflexionemos sobre una realidad que nos llama a educar los hábitos y convertir los corazones para liberar de sus opresiones a los que más sufren”.

El lema de este año es “Los menores inmigrantes y los refugiados: hoy acogemos, mañana compartimos”, con él Benedicto XVI quiere invitar a todos los cristianos “a tomar conciencia del desafío social y pastoral que plantea la condición de los menores emigrantes y refugiados”. El Papa, en su mensaje con motivo de esta jornada, pide que se “dedique la debida atención a los emigrantes menores de edad, que necesitan un ambiente social que permita y favorezca su desarrollo físico, cultural, espiritual y moral”.

Ley de Extranjería

La emigración es un fenómeno global muy presente en nuestra sociedad actual. En el 2009 el Parlamento español aprobó la Reforma de la Ley de Extranjería. Los obispos de la Comisión Episcopal de Migraciones, en su mensaje con motivo de esta jornada, ven “con preocupación las nuevas dificultades planteadas por la Ley”, entre las que destaca los impedimentos puestos al derecho de reagrupación familiar.

Comunidad abierta

En la actualidad, en Extremadura residen 35.315 personas extranjeras, de las cuales el 61% está en la provincia de Badajoz.

La Delegación para Migraciones de la Diócesis apunta a la acogida como la tarea fundamental que la iglesia local debe jugar ante el hecho migratorio. Los inmigrantes “han de sentirse aceptados, respetados [...] han de percibir una comunidad cristiana que les abre las puertas. En lo práctico supone que se incorporan a nuestras celebraciones, a la dinámica de la pastoral, a nuestros movimientos”, apuntan Diego Muñoz e Inmaculada Sánchez.

Desde la Delegación para las Migraciones se invita a los cristianos, no sólo a acogerlos en sus comunidades, sino también a “escuchar las peculiaridades de sus celebraciones”, incorporándolas a las nuestras.

 

El 70% de los habitantes del planeta viven bajo severas restricciones religiosas

Un estudio revela que la libertad de culto está severamente amenazada en el mundo. El Pew Research, institución estadounidense que realiza análisis sociales, políticos, religiosos y de tendencias, ha publicado el estudio Restricciones globales en la religión que analiza el estado de la libertad religiosa en el mundo.

El estudio parte de la denuncia de las Naciones Unidas y de numerosas organizaciones internacionales que han constatado la falta de libertad religiosa que se extiende por los cinco continentes.

La investigación sobre el estado de la libertad de la religión en el mundo encuentra que 64 naciones -cerca de la mitad de los países en el mundo- tienen restricciones muy altas en cuanto a la libertad de credo. Entre esos países, algunos de los más restrictivos son muy populosos: casi el 70% de los habitantes del mundo, casi siete mil millones de personas, viven en esos países. Esas hostilidades contra la religión son, sobre todo, contra las minorías religiosas.

Mismas hostilidades, diferentes orígenes

“Algunas restricciones resultan de acciones gubernamentales, de políticas y de leyes -explica el estudio-. Otros resultan de actos hostiles de particulares, de las organizaciones y de los grupos sociales”. Los niveles más altos de restricciones se observan en Arabia Saudita, Pakistán e Irán. Se trata de lugares donde el gobierno y la sociedad imponen a la vez límites a las creencias religiosas y a su práctica.

Las políticas del gobierno y las hostilidades sociales no se mueven siempre en tándem: Vietnam y China, por ejemplo, protagonizan altas restricciones por parte del gobierno en cuanto a la práctica religiosa, pero están en el sector moderado o bajo en cuanto a las hostilidades sociales. Nigeria y Bangladesh siguen el modelo opuesto: alto en hostilidades sociales pero moderado en términos de acciones gubernamentales.

América, la menos restrictiva

Entre todas las regiones, destaca la región del Noreste de África, que aglutina la mayoría de restricciones tanto por parte de los gobiernos como de la sociedad en cuanto a la religión. Contrariamente a este hecho, América es la región menos restrictiva en ambas medidas.

Entre los países más populosos del mundo Irán, Egipto, Indonesia, Pakistán e India destacan por tener restricciones sociales y políticas, mientras que Brasil, Japón, Estados Unidos, Italia, Sudáfrica y el Reino Unido son los países con menos.

La religión perseguida

El estudio analiza 198 países representando más de 99,5% de la población de mundo. En 75 gobiernos nacionales o locales de los países (el 38%) se observaron esfuerzos de grupos religiosos o de individuos para persuadir a otros a unirse a su fe. En 178 países (el 90%), los grupos religiosos deben registrarse oficialmente, en 117 de esos países (el 59%) los requisitos del registro dieron lugar a problemas graves o a la discriminación absoluta. En 126 países (el 64%), esta discriminación implicó violencia física y en 17 países el terrorismo religioso causó muertes.

Según el artículo 18 de la declaración universal de 1948 sobre los Derechos Humanos, uno de los documentos fundacionales de la ONU, “cada uno tiene el derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad para cambiar su religión o creencia”.           

ForumLibertas.com

 

 “Se ha avanzado mucho en el terreno ecuménico en sus diversas formas”

Afirma el Delegado para las Relaciones Interconfesionales en la Semana de oración por la unidad de los cristianos

Del 18 al 25 de enero, Fiesta de la Conversión de san Pablo, se celebra la Semana de oración por la unidad de los cristianos este año bajo el lema “Vosotros sois testigos de todo esto”. Según José Antonio Salguero, Delegado Episcopal para las Relaciones Interconfesionales, “el capítulo 24 de san Lucas -para que el mundo crea en Jesús, el Enviado del Padre- presenta este año cómo deben trabajar los cristianos que oran por la unidad de los cristianos”.

Avanzar en la comunión

Salguero afirma que “los cristianos hemos sido enviados a ser testigos de la Buena Noticia, con la plural riqueza de dones del Espíritu. Hemos de reconocer y agradecer lo mucho que se ha hecho en el terreno ecuménico en sus diversas formas: espiritual, doctrinal, cooperación en el campo social, en la misión,...”.

La Semana de oración por la unidad de los cristianos está marcada por la celebración del centenario de la Conferencia misionera de Edimburgo, hito importante en el avance ecuménico y, por ello, se ha encomendado, en esta ocasión, a las Iglesias Cristianas de Escocia la preparación del material que se ha enviado a las parroquias.

El Delegado Episcopal para las Relaciones Interconfesionales invita a todos los cristianos a orar por la unidad de los cristianos, especialmente en esta Semana, “para que el Espíritu nos ayude a avanzar en la comunión, tan esencial para la eficacia en la misión de anunciar a Jesucristo de forma creíble”.

 

En una carta a los responsables de los niños

El Arzobispo recuerda la importancia de la preparación de los niños de primera comunión

Esta semana veía la luz la carta que el Arzobispo de Mérida-Badajoz, monseñor Santiago García Aracil, ha dirigido a todos los que tienen una responsabilidad directa en la educación cristiana de los niños que reciben la Primera Comunión.

Según han explicado los responsables de la Delegación episcopal para la Catequesis, “la carta parte de una ilusión, la que cada año obra el Señor en cada grupo de niños, y el pensar en el inmenso bien que se puede hacer a esas criaturas ayudándoles en la debida preparación, en la solemne celebración y en un cuidado seguimiento posterior; y de una preocupación, la separación entre el clima claramente cristiano fomentado en la catequesis y el ambiente excesivamente materializado que domina en el seno de muchas familias, y que afecta notablemente a los niños.

El Arzobispo hace un repaso por los aspectos más importante que rodean este acontecimiento. Desde cómo ayudar a aquellos niños que proceden de familias con poca formación cristiana a por qué este sacramento se recibe en edad tan temprana.

Domingo, día de la celebración

Además, Monseñor García Aracil recuerda la necesidad de una buena preparación de los niños y presta especial atención a los niños con alguna deficiencia considerable requiriendo para ellos una atención singular para que puedan alcanzar lo fundamental de los conocimientos.

Monseñor García Aracil apunta que el día más adecuado para dicha celebración es el Domingo, en el que la Iglesia celebra el día del Señor y recuerda que los padres deberían acompañar a los niños en la asistencia a la Eucaristía durante el proceso y después de recibir dicho sacramento.

Punto de partida

En la tercera parte, de las cuatro que compone la carta, hace referencia a algunos puntos de especial interés como el lugar donde ha de celebrarse la Primera Comunión.

El Arzobispo, antes de concluir la carta, recuerda que la Primera Comunión es punto de partida.

Desde la Delegación Episcopal para la Catequesis se han preparado unos guiones para que esta carta sea reflexionada por sacerdotes, catequistas, padres y profesores de religión.

 

Reunión de la Delegación para la Pastoral Juvenil

La Delegación para la Pastoral Juvenil se ha reunido para revisar lo trabajado en este curso pastoral y programar el próximo curso. En ella, además, se han concretado acciones para el encuentro que se celebrará el 13 de marzo, y para el cual ya se ha enviado el material previo de trabajo a las parroquias que lo han solicitado.

 

Encuentro de monaguillos por Vicarías

Durante el segundo trimestre las cinco Vicarías de la Diócesis celebrarán un encuentro de monaguillos previo al encuentro diocesano que se desarrollará el 29 de mayo en el Seminario.

Cada Vicaría ha preparado este encuentro de manera diferente, aunque todas coinciden en tener momentos de oración y un tema a trabajar en una catequesis para promover la vocación sacerdotal. Este encuentro está abierto a niños entre 9 y 11.

Por otro lado, la Delegación para la Pastoral Vocacional pretende realizar una convivencia para jóvenes que se planteen su vocación al ministerio sacerdotal al comienzo del tercer trimestre.

 

Ángeles para La Asunción y Santa Engracia

Jóvenes de las parroquias de La Asunción y Santa Engracia, en Badajoz, han celebrado una convivencia en la ermita de Barbaño, enmarcada dentro del proceso de la Misión Parroquial que estas parroquias están desarrollando conjuntamente. En la convivencia, animada por el Equipo Claretiano de Evangelización Misionera, los jóvenes reflexionaron sobre cómo ser “ángeles”, mensajeros de la Buena Noticia. Además, hubo espacio para orar y compartir. La convivencia finalizó con la celebración de la Eucaristía.

 

Salvaleón envía 4.000 euros a Perú

Un año más, de manera espontánea, y a pesar de la crisis económica, un grupo de cristianos de Salvaleón ha entregado al párroco Manuel Jesús Cintas más de 4.000 euros que se han enviado a Perú, concretamente a Cañete, lugar en el que se encuentra el misionero diocesano Fernando Cintas, que lleva más de 25 años trabajando en aquella zona.

Por otro lado, Cáritas parroquial de Salvaleón ha organizado un año más la Campaña del Kilo, en la que se ha recogido cerca de 1.000 kilos de alimentos. Todo lo recogido ha sido entregado a las Hijas de la Caridad, que cuentan con un comedor social en Badajoz.                                                                                                                  

 

La cofradía de Chandavila visita el Asilo

El pasado 6 de enero, Epifanía del Señor, miembros de la cofradía de Ntra. Sra. de los Dolores de Chandavila, de La Codosera, visitaron el asilo de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados, en Badajoz, acompañados por el grupo “El Brezo, de la misma localidad. Allí entregaron a los ancianos roscones de reyes e interpretaron varios villancicos.

 

Agenda

Jornada para laicos

La Delegación Episcopal para la Coordinación de Movimientos y Asociaciones celebra, el 6 de febrero, la Jornada de Formación para laicos. Será en el Colegio Salesiano “Ramón Izquierdo”, de Badajoz.

 

Encuentro de Cofradías

El 7 de febrero se celebrará el Encuentro de Hermandades y Cofradías en Alange, al que asistirá el Arzobispo de Mérida-Badajoz. El plazo de inscripción finaliza el 25 de enero.

 

Trabajo en Cáritas

Cáritas Diocesana necesita cubrir dos plazas para su Programa de Empleo y de Animación Comunitaria. Las titulaciones requeridas son: Psicología o cualquiera relacionada con las Ciencias Sociales. Los interesados pueden enviar el currículum antes del 29 de enero a la siguientes dirección: Avda. Antonio Masa, 13 bajo, 06005 (Badajoz) o a secretaria.cdmeba@caritas.es.


España/Mundo

La defensa de la creación, clave del discurso de Benedicto XVI al cuerpo diplomático

Además ha pedido un desarme nuclear progresivo

El papa Benedicto XVI ha mantenido, esta semana, su tradicional encuentro con el Cuerpo Diplomático acreditado ante la Santa Sede. En su discurso, el Santo Padre se refirió al tema de la defensa de la creación, explicando que ésta es inseparable de la defensa de la dignidad humana y que es una “exigencia moral, puesto que la naturaleza manifiesta un designio de amor y de verdad que nos precede y que viene de Dios”.

Tras denunciar que la actual crisis económica global ha sido originada por “la vigente mentalidad egoísta y materialista, que no tiene en cuenta los límites inherentes a toda criatura”, el Santo Padre resaltó que esta manera de ver las cosas también afecta a la ecología. El Papa recordó que “la negación de Dios desfigura la libertad de la persona humana, y devasta también la creación. Por consiguiente, la salvaguardia de la creación no responde primariamente a una exigencia estética, sino más bien a una exigencia moral, puesto que la naturaleza manifiesta un designio de amor y de verdad que nos precede y que viene de Dios”.

Desarme nuclear

El Papa también expresó su particular preocupación por “la producción y exportación de armas” que actualmente “contribuye a perpetuar conflictos y violencias” especialmente en África. Así mismo, Benedicto XVI alentó a que “en la Conferencia de examen del Tratado de no proliferación de armas nucleares, que tendrá lugar el próximo mes de mayo en Nueva York, se tomen decisiones eficaces con vistas a un desarme progresivo, que tienda a liberar el planeta de armas nucleares”.

“En esta solemne ocasión, dijo el Papa, quisiera renovar el llamamiento que hice el 1 de enero, en la oración del Ángelus, a todos los que pertenecen a cualquier grupo armado, para que abandonen el camino de la violencia y abran sus corazones al gozo de la paz”, añadió.

Justicia y solidaridad

“Las graves violencias que acabo de evocar –prosiguió el Papa– unidas a las plagas de la pobreza y el hambre, así como a las catástrofes naturales y a la destrucción del medio ambiente, hacen que aumente el número de personas que abandonan sus propias tierras. Frente a dicho éxodo, deseo exhortar a las Autoridades civiles implicadas de un modo u otro a trabajar con justicia, solidaridad y clarividencia”.

Laicismo positivo

El Papa lamentó que “en ciertos países, sobre todo occidentales, se difunda en ámbitos políticos y culturales, así como en los medios de comunicación social, un sentimiento de escasa consideración y a veces de hostilidad, por no decir de menosprecio, hacia la religión, en particular la religión cristiana”.

“Es evidente que si se considera el relativismo como un elemento constitutivo esencial de la democracia se corre el riesgo de concebir la laicidad sólo en términos de exclusión o, más exactamente, de rechazo de la importancia social del hecho religioso”, observó.

Según Benedicto XVI, esta forma de concebir la sociedad “crea confrontación y división, hiere la paz, perturba la ecología humana y, rechazando por principio actitudes diferentes a la suya, se convierte en un callejón sin salida”.

Señaló, por tanto, la urgencia de “definir una laicidad positiva, abierta, y que, fundada en una justa autonomía del orden temporal y del orden espiritual, favorezca una sana colaboración y un espíritu de responsabilidad compartida”.  

Redacción/Agencias

 

El Nuncio del Papa en España ha presentado sus cartas credenciales al Rey Don Juan Carlos

El Nuncio Apostólico en España y Andorra, Monseñor Renzo Fratini, presentó esta semana sus cartas credenciales ante Su Majestad el Rey Juan Carlos. Monseñor Fratini, que además es el decano del cuerpo diplomático acreditado en España, las presentó junto con los embajadores de Eslovaquia, Panamá, Reino Unido, Austria, Alemania y Ghana.

Con este acto, España reconoce oficialmente las actividades que el Nuncio desempeñará en los próximos años en representación del Papa. Fratini, que llegó a España el pasado 20 de octubre, ha realizado de momento algunas apariciones públicas como la Misa de la Almudena, la apertura de la Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española o la apertura de la Puerta Santa en Santiago de Compostela.

El nuevo representante de la Santa Sede en España nació en Macerata (Italia) el 25 de abril de 1944, ingresó en 1974 en el servicio diplomático del Vaticano y, antes de llegar a Madrid, fue Nuncio Apostólico en Pakistán, Indonesia, Timor Oriental y Nigeria.

SIC

 

Cáritas y Manos Unidas abren cuentas para el envío de ayuda urgente a Haití

Nada más conocerse la noticia del devastador terremoto que el martes sacudió con extremada violencia la región más occidental de Haití, Manos Unidas y Cáritas han abierto cuentas para recoger aportaciones destinadas a paliar los graves daños que ha causado el seísmo, sobre todo en Puerto Príncipe, convertida, ahora, en ruinas y polvo.

Al cierre de nuestra edición, las pocas noticias que llegan desde Haití, el país más pobre del hemisferio occidental, no dan lugar a la esperanza. Algunas fuentes hablan de miles de muertos y desaparecidos y los daños materiales son inconmensurables.

Para colaborar con estas instituciones se han habilitado los teléfonos 902 33 99 99, puesto en marcha por Cáritas, y el 91 308 20 20, de Manos Unidas. Además se pueden hacer ingresos en las oficinas de las principales entidades financieras poniendo como referencia “emergencia Haití”.

Redacción

 

El Papa nombra a Monseñor Joan Píris miembro del Consejo Pontificio de las Comunicaciones Sociales

El papa Benedicto XVI ha nombrado miembro del Consejo Pontificio de las Comunicaciones Sociales a Monseñor Joan Píris Frígola, obispo de Lleida y actual presidente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social de la Conferencia Episcopal Española.

Este Consejo Pontificio, como organismo de la Santa Sede, tiene como principal función suscitar y sostener la acción de la Iglesia y de los fieles en las múltiples formas de la comunicación social.

También trata de que la acción de los medios de comunicación católicos se corresponda realmente con la propia índole y función. Por último, entre sus encargos está favorecer la relación con las asociaciones católicas que operan en el campo de las comunicaciones sociales.

Para este mismo Consejo, el Papa ha nombrado como nuevos miembros a Monseñor Thomas Christopher Collins, arzobispo de Toronto (Canadá); a Monseñor Francis Xavier Kriengsak Kovithavanij, arzobispo de Bangkok (Tailandia); a Monseñor Béchara Raï, obispo de Jbeil, Byblos de los Maronitas (Líbano); y a Monseñor Héctor Luis Gutiérrez Pabón, obispo de Engativa (Colombia).

También pertenecen a este Consejo Pontificio el cardenal Rouco Varela, arzobispo de Madrid y presidente de la Conferencia Episcopal Española, y el sacerdote diocesano de Mérida-Badajoz, José María Gil Tamayo.                        

SIC


Análisis

Escritos episcopales

¿Ingenua imaginación o probada experiencia?

Pasaron las fiestas navideñas. El Belén, delicia de los niños, el árbol de Navidad cada vez más presente en los hogares cristianos, y los adornos que dan a las calles y a los hogares un clima festivo y entrañable acorde con el misterio que celebrábamos, ceden el paso a la vida ordinaria, laboriosa, agitada por las preocupaciones y los quehaceres cotidianos.

Los Colegios vuelven al ajetreo propio del ejercicio académico. Y en las aulas de educación infantil, sobre la alfombra en la que juegan los más pequeños, brilla el atractivo colorido de los juguetes que constituyen la delicia de los niños. En los juegos, su fantasía da vida  a lo inanimado. Su imaginación vierte realidad sobre lo que no es más que una figura inerte.

Mirando a los niños mientras juegan me vienen a la mente algunas preguntas que seguramente se harán muchas personas al contemplar las celebraciones litúrgicas y piadosas de los cristianos a lo largo del año. ¿Será que los creyentes viven los hechos religiosos anclados psicológicamente en una infancia espiritual y entienden como realidad lo que es fruto de su imaginación ilusionada? ¿Acaso los cristianos, influidos por fantasiosas narraciones bíblicas, conceden en su mente carta de auténtica verdad a los hechos trascendentes que la razón no puede probar y que escapan a la experiencia humana? ¿Puede, acaso, ser verdad la existencia de un Dios Uno y Trino a la vez? ¿Es creíble, para una mente lógica, la encarnación de un Dios infinito en la naturaleza humana, limitada, pecadora y contingente? ¿Puede admitirse, sin escándalo racional, la presencia de Jesucristo en la Eucaristía, el perdón de los pecados por la absolución del sacerdote, el diálogo con Dios en la oración, y tantas otras cosas más que constituyen el credo de los cristianos?

El fundamento de las creencias

Es cierto que muchos se preguntan si todo esto, que no entienden y que forma parte de la cultura y de la vida popular en occidente, es fruto de la imaginación o de una extraña experiencia que los cristianos pretenden haber vivido y que resulta imposible de comprender.

Los cristianos sabemos muy bien que ni la imaginación ni la experiencia son el fundamento de cuanto sorprende a muchos, y que constituye, a la vez, la esencia de la vida inaugurada por Jesucristo, que da sentido a nuestra existencia.

El fundamento de nuestras creencias y celebraciones es la revelación del Señor que ha ido llegando a las gentes de muchas formas a lo largo de los tiempos y que alcanzó su plenitud en Jesucristo. Él es la Palabra viva de Dios, el camino, la verdad y la vida de los que creen en su Evangelio, en lo que Él nos ha enseñado con su predicación y con su testimonio de vida. Esa revelación ha sido recibida por los Apóstoles directamente de Jesucristo, guardada fielmente por la Iglesia, y difundida ininterrumpidamente por su acción misionera a través de los tiempos

El paso desde la revelación de Jesucristo a la incorporación de esas verdades y comportamientos en la vida de los cristianos no es fruto de la caprichosa o ingenua imaginación de cada uno, ni de una arrebatadora e interesada propaganda eclesiástica que ha dominado la psicología de las gentes. Ese paso es, también, obra de Dios. Ese paso es posible sólo porque hemos recibido el don de la fe que nos permite llamar Padre a Dios, y que nos introduce en el Misterio del amor divino capaz de ganar la mente y el corazón de los creyentes. El don divino de la fe nos permite conocer, en verdad, lo que nuestra inteligencia no alcanza a descubrir ni a comprender.

La fe nos ayuda a descubrir el verdadero sentido que, en la mente de Dios Creador y Señor, tienen la vida y la muerte, lo que nos acontece y cuanto somos y tenemos; porque todo es obra de Dios en nosotros, y está ordenado, mediando siempre nuestra libertad, al verdadero desarrollo de las personas y de los pueblos, y a la plenitud que se alcanza en la eternidad a la que estamos llamados desde la creación.

Cuidar la fe

Pero la fe no es un don que actúa en nosotros automática e indefectiblemente desde que la recibimos. La fe es una virtud. Y toda virtud es un hábito bien ordenado que requiere esmerado cultivo y recta ordenación a lo largo de la vida. De lo contrario podría caer en desastrosas deformaciones como son, por ejemplo, la superstición, la magia, o la creencia en determinadas falsedades fruto de la tendencia a dominar a Dios con oraciones, promesas, sacrificios y extrañas ofrendas.

La fe, durante el proceso de nuestra vida que transcurre a la intemperie del mundo, puede sufrir influencias que desfiguren su genuino perfil y que desorienten, al menos en parte, su sentido y función, si cabe hablar así.

La fe ha de ser cuidada como cuidamos los sentidos por los que llega a nosotros la realidad en la que vivimos, las personas, la naturaleza, los acontecimientos, etc.

La fe embarga toda la persona porque, al obrar en nosotros, nos dispone plenamente ante el Señor en actitud de permanente y plena fidelidad. Al menos ése debe ser el objetivo principal en el cultivo del don de la fe. 

La fe no es un resorte añadido a nuestra naturaleza que actúa cuando se ha de conectar con la trascendencia. La fe necesita un limpio ejercicio de  nuestra libertad.  Por tanto requiere nuestra aportación consciente y decidida; de modo que, con el don de Dios y nuestra colaboración, se construye la verdadera virtud que es un hábito pretendido y no una rutina que nos avasalla inconscientemente.

La fe nos ayuda a entendernos a nosotros mismos como integrados en la trascendencia, puesto que fuimos elevados por Dios al orden sobrenatural desde el momento mismo de la creación. Más todavía: desde el Bautismo, somos hijos adoptivos de Dios, miembros de su Pueblo Santo que es la Iglesia, y herederos de su gloria por toda la eternidad.

Si la fe requiere cuidado, y embarga a toda la persona, ha de ser cultivada desde todas las dimensiones que integran la riqueza humana. La razón, la capacidad de aprender, el acercamiento al Señor por la oración y por los sacramentos, la atención a la Iglesia fundada por Jesucristo y que es nuestra madre en el orden de la Gracia, la ayuda mutua fundada en la fraternidad y en la comunión eclesial, la atención a los más necesitados porque son imagen privilegiada de Cristo en quienes ha de volcarse el amor que de Dios hemos recibido, etc.

Debo añadir que, siendo la fe un obsequio de Dios, merece siempre un cuidado exquisito y constante. Pero dadas las tergiversaciones y manipulaciones que sufren en estos tiempos el Evangelio y la Doctrina de la Iglesia, y teniendo en cuenta otras dificultades de diverso orden que encontramos para proclamar y exponer la verdad cristiana y para adoptar los comportamientos correspondientes, el cuidado de la fe se hace, si cabe, más urgente e imprescindible. Por ello, al concluir las fiestas navideñas, que nos ponen ante el Misterio de Dios, hecho Hombre en las purísimas entrañas de la santísima Virgen María, quiero hacer una llamada, como Pastor de la Archidiócesis, para que activemos y aprovechemos todos los recursos con que contamos para el cultivo de la fe.

La formación

Es cada vez más necesario adquirir formación cristiana. Sobre esto no me cansaré de insistir. Corremos el peligro de vivir de tradiciones no bien entendidas, o de costumbres no suficientemente interiorizadas. Es frecuente ente nosotros un conocimiento superficial de las verdades cristianas de las que no se ha logrado entender por qué y cómo han de modelar la propia conducta. Abundan quienes, sin culpa suya, han recibido una formación anecdótica, de verdades inconexas entre sí. Por tanto, no cuentan con la visión conjunta de la enseñanza evangélica y se encuentran sin apoyo y sin luz ante determinadas circunstancias de la vida especialmente complejas y difíciles. Esto se nota sobre todo cuando hay que responder a preguntas de los hijos, de los niños y jóvenes en la catequesis, y en el proceso de una conversación con amigos sobre cuestiones delicadas.

Es muy importante cultivar el hábito de oración para frecuentar la escucha y el diálogo con el Señor. No podemos abandonar o relativizar la participación en los Sacramentos, ni permitir la dejadez que impide nuestra integración viva en la Comunidad eclesial, y para vivir el amor al prójimo. Éste es el quehacer ordinario de todo cristiano a lo largo del año que ahora acabamos de comenzar. Tomemos en serio el aprovechamiento de la gracia que nos ha deparado la celebración de la Navidad.

Que el Señor bendiga los esfuerzos de todos en el imprescindible quehacer de cultivar el don precioso de la fe.

Santiago García Aracil.
Arzobispo de Mérida-Badajoz

 

Este mundo nuestro

“Mojarse”

Quienes se acercan sin prejuicios a la labor de la Iglesia, sin reticencias ni forofismos, saben ver la labor que muchos de sus miembros realizan “mojándose” sin ruidos ni alharacas pero con eficacia y compromiso, en relación a otras personas, tengan la misma religión o no, la misma cultura o no, bien convencidos quienes realizan esta labor de que en el mundo sólo existe una raza, la raza de los hijos de Dios.

La auténtica coherencia cristiana nos lleva a tomar en serio a toda persona humana, máxime al que está a nuestro lado cada día y sufre las consecuencias de tantas y tantas injusticias, cuando no enfermedades y situaciones límites que hoy llamamos, no sé por qué, “complicadas”, consecuencia de la  crisis mundial que viene de lejos.

Y quiero referirme a este servicio, a este “mojarse” más genuino de la Iglesia, recogiendo expresiones manifestadas por escrito por nadie sospechoso como Don Luís María Ansón, miembro de la Real Academia Española, insigne y bien valorado comunicador, profesional de la palabra como pocos. En el primer semestre del año que hemos finalizado expresaba, entre otras cosas lo siguiente: “allí donde hay un hospital dedicado al Sida, lo mismo en África que en Asia o Iberoamérica, también en Europa, son monjas y curas católicos los que están a pie de cama para atender a los enfermos.

He recorrido en trabajo profesional más de cien países. En las leproserías de todo el mundo, en los asilos de ancianos terminales, en los hospitales para enfermos infecciosos, sólo se encuentra uno con misioneras y misioneros católicos. Derraman su amor sobre los leprosos, los sidosos, los enfermos terminales, los ancianos sin techo, los desfavorecidos y desamparados.

Aún más, todos los profesionales del periodismo sabemos que cuando estalla una tragedia del tipo que sea en el Tercer Mundo, encontraremos información certera en la misionera o el misionero españoles, que ejercen su ministerio en los lugares más miserables. Nunca fallan, ésa es la realidad. Obras son amores. Ésa es la diferencia entre los que vociferan y los que derraman cariño y atenciones”. ¡Qué cunda el ejemplo para cada uno de nosotros allá donde desarrollemos nuestro ser y actuar! 

Sebastián González González
Vicario General


Iglesia y familia

Escuela de Padres

Propósitos año nuevo

Cada año que pasa en nuestras vidas, como decía la canción de Mecano, nos ponemos de acuerdo para celebrar que un año acaba y otro empieza. Cuando estaba a punto de comenzar el 2010 lance mis deseos al aire, pensando que éstos tienen que convertirse en propósitos, es decir que yo ponga de mi parte para que se puedan conseguir. Y no me refiero a esos tradicionalistas: perder peso, dejar de fumar, etc., sino a aquellos  que nos implican un cambio para nuestra vida.

Es tal el valor de la vida que ya va siendo hora de despertar la esperanza, de alimentar nuestros corazones con savia nueva, porque si algo es nuevo es porque no se ha estrenado, no ha comenzado. Quizás sea éste el momento para estrenar, para cambiar, para abrir puertas, para saber qué se puede si dejamos atrás nuestros miedos, nuestras preocupaciones y fomentamos nuestra autoconfianza.

Aprender a liberarse

Más allá de las circunstancias que nos rodean aprendamos a liberarnos de nuestras eternas quejas, de echarle la culpa al vecino de lo mal que va este mundo nuestro o de lo que nos sucede. Incurrimos en esto último cuando nos dejamos llevar por la inercia y la rutina. Así les comento que en unos de sus viajes a España el psiquiatra español Luis Rojas Marcos comenta la siguiente anécdota: sentado al lado de una señora en el avión, ésta le preguntó a dónde viajaba; el psiquiatra le respondió que a España, ésta le dijo que España estaba fatal, que había mucho terrorismo, mucho maltratador..., a lo que el psiquiatra le replicó: ¿señora conoce a algún terrorista o maltratador? ¿Alguien de su entorno lo es?... y así la señora tomó conciencia de que sólo estaba hablando por hablar pues no conocía a nadie con estas características.

Empezar por nosotros

Es cierto que lo negativo se cuela en nuestras vidas de la manera más sutil, que a modo de voz interna nos intenta convencer que somos insignificantes para poder cambiar las cosas. Pero, ¿por qué no empezar por nosotros? Quizá sea también la hora de mirarnos con una mayor benevolencia, de marcarnos nuestros pequeños objetivos. De mirar lo que quiero cambiar de mí mismo, lo que quiero dejar y conservar y lo que tengo que aprender a aceptar y así pensar: ¿qué puedo hacer para mejorar?

Desde luego lo importante es no amontonarse, y al menos detenerme en un principio en algo que me cueste un poquito menos, dedicar un ratito a saber cómo llevarlo a cabo para que no permanezca en nuestra cabeza a modo de preocupación, tal que de esa manera, en vez de ayudarnos, nos produzca el efecto contrario. Y, por su puesto lo fundamental, marcarse un plazo para llevarlo a la práctica.

Si es cierto que año nuevo es vida nueva, vamos a vivirla como un autentico regalo que quizá esos Magos de Oriente dejaron en nuestras casas confiando en que nosotros nos alegraríamos al recibirla, porque “no importa que no esperemos nada de la vida, sino que la vida espere algo de nosotros”. Mucho ánimo pues tenemos un año con mucho trabajo por delante. ¡Feliz 2010!

María del Carmen González Rivas
Psicóloga
mcarmengr@hotmail.com

 

Libros

“Las secuelas del divorcio”

Un libro de CEU Ediciones que rompe el silenciamiento impuesto a los estudios sociológicos sobre las secuelas del divorcio en los hijos

Ya sea por falta de profundización en el tema o por la acción de un sesgo ideológico en torno a esta cuestión, lo cierto es que en España son prácticamente desconocidos los datos que la sociología empírica constata acerca de los efectos del divorcio sobre los hijos. Salvar esta laguna documental e interpretar lo que los datos revelan sobre el tema es lo que propone el libro ‘Las secuelas del divorcio. Los efectos sobre los hijos de la sociología empírica’, editado por CEU Ediciones.

En él, los autores, un matrimonio compuesto por la profesora de la Universidad Pompeu Fabra, Anna Garriga, y el profesor de la Universidad Abat Oliba CEU, Jorge Martínez Lucena desarrollan el tema del estudio con el que fueron premiados en la II Edición de los Premios Balbuena de la Rosa-CEU, organizados por el Instituto de Estudios de la Familia de la Universidad CEU San Pablo y el Estudio Legal Pérez-Alhama.

Garriga y Lucena recorren sistemáticamente en la obra la profusa documentación que las sociologías inglesa, americana y escandinava han elaborado sobre el tema del divorcio y sus consecuencias. Se trata de recapitular lo que hoy se puede decir sobre los efectos del divorcio. A partir de las evidencias estadísticas, se adentran en las complicaciones adicionales que pueden sufrir los hijos por el hecho de que sus padres estén divorciados.

Apartado de todo maximalismo, la obra pretende exponer una realidad que opera cada vez con más fuerza en la sociedad y que requiere la atención de todos, sobre todo en los planos psicológico y afectivo.

En este sentido, es significativo el análisis comparativo que la obra realiza de los rendimientos académicos de los hijos de padres divorciados en relación con el de aquellos alumnos de padres casados. Asimismo, estos dos investigadores profundizan en el divorcio como posible origen de cierto tipo de depresiones y de problemas de autoestima, así como de carencias latentes susceptibles de manifestarse años más tarde, llegada ya la edad adulta.

Finalmente, lo que el libro encierra es una interpelación a los poderes públicos y a la sociedad misma a que se consideren en conciencia las consecuencias del divorcio y a que éste no se plantee como la única alternativa ante los problemas conyugales.

Por otra parte, la obra se comprende a sí misma como el ariete necesario para incorporar otro prisma a un aspecto de la sociología, como es el de la reflexión sobre la realidad del divorcio, que presenta una gran uniformidad ideológica.

Forumlibertas.com

 

Vamos al cine

Avatar

James Cameron lo ha vuelto a hacer. Marcó una nueva era en los efectos especiales con las increíbles transformaciones por ordenador del T1000 en Terminator 2: El juicio final, luego propició un fenómeno social con Titanic, donde utilizó todas las técnicas de efectos especiales existentes en la industria de ese momento, desde maquetas a especialistas generados por ordenador y réplicas de escenarios a escala real. Ahora es la tecnología 3D con la que de nuevo vuelve a deslumbrar al mundo en Avatar (2009).

En el planeta Pandora una gran corporación terrestre ambiciona la explotación de una mina sobre la que habita un clan de indígenas Na’Vi. Para echarlos del lugar cuenta con un ejército de mercenarios, por si hay que usar la fuerza, pero primero intentan la vía diplomática mediante un proyecto científico denominado Avatar, que consiste en generar seres genéticamente híbridos entre humanos y alienígenas, de forma que cada científico controla su propio avatar a distancia y los utilizan para acercarse amistosamente a la tribu y ganarse su confianza.

El diseño del planeta tiene una clara inspiración en el mundo acuático pero llevado a tierra firme, fruto de las investigaciones que del medio submarino ha venido realizando Cameron para sus distintos proyectos, desde Abyss, pasando por Titanic hasta los documentales para Imax y televisión que ha realizado en los últimos años.

En definitiva Avatar es una película de aventuras a la antigua usanza con un envoltorio tecnológico de última generación tan aparatoso como fascinante, que transporta al espectador a un nuevo mundo fantástico haciendo creíble lo irreal. Así es la magia del cine.

Ramón Ramos.
CinemaNet

 

De web en web

Oikoumene

Se acerca la Semana de oración por la unidad de los cristianos, y lo mejor que podemos hacer desde aquí es recomendar www.oikoumene.org , en la que se nos presenta un intento cibernético por acercarnos los unos a los otros, los que formamos parte del único rebaño del Pastor. El Consejo Mundial de las Iglesias intenta con esta Web la unidad que pedía el propio Cristo, “para que el mundo crea”. Oikoumene nos puede también ayudar a entender este movimiento maravilloso, ecumenismo, que esperemos llegue un día a que todos seamos uno, en un solo rebaño, con un solo pastor. Mientras, oremos en esta semana que viene.

Casimiro Muñoz Murillo
Dtor. del Dpto. de Internet


Celebrar la fe

Celebramos el II domingo del T. O.

Libro de Isaías 62, 1-5

Por amor de Sión no callaré, por amor de Jerusalén no descansaré, hasta que rompa la aurora de su justicia, y su salvación llamee como antorcha. 

Los pueblos verán tu justicia, y los reyes tu gloria; te pondrán un nombre nuevo, pronunciado por la boca del Señor. 

Serás corona fúlgida en la mano del Señor y diadema real en la palma de tu Dios. 

Ya no te llamarán “Abandonada”, ni a tu tierra “Devastada”; a ti te llamarán “Mi favorita”, y a tu tierra “Desposada”, porque el Señor te prefiere a ti, y tu tierra tendrá marido. 

Como un joven se casa con su novia, así te desposa el que te construyó; la alegría que encuentra el marido con su esposa, la encontrará tu Dios contigo.

 

Salmo 95, 1-2a. 2b-3. 7-8a. 9-10a y c

R. Contad las maravillas del Señor a todas las naciones. 

 

Cantad al Señor un cántico nuevo, cantad al Señor, toda la tierra; cantad al Señor, bendecid su nombre. R. 

 

1ª carta de san Pablo a los Corintios 12, 4-11

Hermanos: 

Hay diversidad de dones, pero un mismo Espíritu; hay diversidad de ministerios, pero un mismo Señor; y hay diversidad de funciones, pero un mismo Dios que obra todo en todos. 

En cada uno se manifiesta el Espíritu para el bien común. 

Y así uno recibe del Espíritu el hablar con sabiduría; otro, el hablar con inteligencia, según el mismo Espíritu. 

Hay quien, por el mismo Espíritu, recibe el don de la fe; y otro, por el mismo Espíritu, don de curar. A éste le han concedido hacer milagros; a aquel, profetizar. A otro, distinguir los buenos y malos espíritus. A uno, la diversidad de lenguas; a otro, el don de interpretarlas. 

El mismo y único Espíritu obra todo esto, repartiendo a cada uno en particular como a él le parece.

 

Evangelio según san Juan 2, 1-11

En aquel tiempo, había una boda en Caná de Galilea, y la madre de Jesús estaba allí. Jesús y sus discípulos estaban también invitados a la boda. 

Faltó el vino, y la madre de Jesús le dijo: “No les queda vino”. 

Jesús le contestó: “Mujer, déjame, todavía no ha llegado mi hora”. 

Su madre dijo a los sirvientes: “Haced lo que él diga”. 

Había allí colocadas seis tinajas de piedra, para las purificaciones de los judíos, de unos cien litros cada una. 

Jesús les dijo: “Llenad las tinajas de agua”. 

Y las llenaron hasta arriba. 

Entonces les mandó: “Sacad ahora y llevádselo al mayordomo”.

Ellos se lo llevaron.

El mayordomo probó el agua convertida en vino sin saber de dónde venía (los sirvientes sí lo sabían, pues habían sacado el agua), y entonces llamó al novio y le dijo: “Todo el mundo pone primero el vino bueno y, cuando ya están bebidos, el peor; tú, en cambio, has guardado el vino bueno hasta ahora”. Así, en Caná de Galilea, Jesús comenzó sus signos, manifestó su gloria y creció la fe de sus discípulos en él. 

 

Lecturas bíblicas para los días de la semana:

18, lunes: 1S 15, 16-23; Mc 2, 18-22.
19, martes: 1S 16, 1-13; Mc 2, 23-28
20, miércoles: 1S 17, 32-33.37.40-51; Mc 3, 1-6.
21, jueves: 1S 18, 6-9; 19, 1-7; Mc 3, 7-12.
22, viernes: 1S 24, 3-21; Mc 3,
13-19.
23, sábado: 2S 1, 1-4. 11-12. 19. 23-27; Mc 3, 20-21.
24, domingo: Ne 8,2-4a.5-6.8-10; 1Co 12,12-30; Lc 1,1-4; 4,14-21

 

La liturgia... paso a paso

Tiempo ordinario

Comenzamos este domingo lo que la liturgia de la Iglesia llama “Tiempo ordinario”, en realidad el más extenso, pues ocupa la mayor parte del Año litúrgico, sumando un total de treinta y cuatro semanas. Se puede considerar como el tiempo en el que la Iglesia, como Madre y valiéndose la Palabra y de la Eucaristía que le ha entregado Cristo, se responsabiliza de mantener viva la memoria y la presencia de Cristo y, a la vez, alimenta la fe, la esperanza y la caridad en nosotros.

Y toda esta tarea maternal de la Iglesia tiene como espacio y lugar privilegiados la misa dominical, que es tan indispensable para mantener la vida cristiana que es obligatoria, bajo pecado mortal, para todos los que no tengan un motivo grave que le impida la asistencia a su celebración.

Como sabemos, por ser memorial de su Resurrección, el domingo es el “Día del Señor” y se nos invita en ese día a un encuentro especial con Él para alimentar con su santidad y gracia divina nuestra existencia de hijos de Dios. Como siempre, los textos del domingo nos presentan a la Iglesia como madre solícita y atenta que pide las realidades sobrenaturales que necesitamos para seguimiento de Cristo.

“Escucha paternalmente la oración de tu pueblo y haz que los días de nuestra vida se fundamente en tu paz”, reza la oración colecta.

“Concédenos participar dignamente en estos misterios, pues cada vez que celebramos este memorial del sacrificio de Cristo se realiza la obra de nuestra redención”, pedimos en la segunda oración.

Y después de comulgar suplicamos: “Derrama, Señor, sobre nosotros tu espíritu de caridad para que, alimentados con el mismo pan del cielo, permanezcamos unidos en el mismo amor”.

Antonio Luis Martínez

 

El Santo de la semana

20 de enero: San Fabián (+250)

Se desconoce el lugar y la fecha de su nacimiento. Aunque parece ser que nació en Roma.

En el año 236, desde su condición de laico, fue llamado al pontificado para suceder al papa Antero en la sede de san Pedro en Roma. Eran los años en que los cristianos gozaron de una relativa calma y aparente libertad religiosa en la que no se molestaba a los seguidores de la doctrina de Cristo.

Lo poco que sabemos de su pontificado es lo que nos dicen de él san Cipriano, san Jerónimo y el historiador Eusebio de Cesarea y aquello que consta en el Catálogo Liberiano y en el Liber Pontificalis.

Esa temporada de paz permitió que Fabián pudiera organizar la diócesis romana en siete zonas regidas por siete diáconos, ayudados por siete subdiáconos y siete historiadores regionales encargados de redactar  las actas de los mártires, cuidó los cementerios, especialmente el de san Calixto y envió obispos y misioneros para la evangelización de las Galias.

Durante su pontificado hubo controversias teológicas que fueron incubando lo que terminó siendo en el pontificado siguiente el cisma de Novaciano.

Fue Fabián el pontífice que mandó que el Jueves Santo fuese quemado y renovado el santo Crisma.

El 20 de enero del año 250 murió mártir en la persecución bajo el emperador Decio. San Cipriano, al hacer el elogio de su martirio, afirma que “fue un varón excelente, ejemplo de fe y virtud que dejó el testimonio de haber regido la Iglesia de modo irreprochable e ilustre”.

Su cuerpo fue sepultado en las catacumbas de san Calixto, en la vía Apia de Roma en el año 250. Su cuerpo fue trasladado después a la iglesia de San Sebastián, donde fue encontrado su sepulcro en 1915.

Gonzalo Encinas Casado

 

Dichos y preguntas

¿Desde cuándo se reserva el Santísimo Sacramento en el Sagrario?

En el canon 13 del I Concilio de Nicea (325) se establecía que los penitentes próximos a morir no debían, según una antigua y canónica disciplina, ser privados del viático eucarístico. Esto nos permite concluir que el uso de conservar la Eucaristía en las iglesias debía remontarse a una edad bastante remota.

Sabemos que las especies eucarísticas se conservaban, pero, ¿dónde? Las primeras noticias son de las llamadas Constitutiones Apostolicas, las cuales amonestan a los diáconos a llevar el sobrante de las especies consagradas (ambas especies) durante la Misa, a un local a propósito, llamado Pastoforio (de “pastos” = tálamo, es decir, el tálamo o lecho nupcial preparado para el Esposo Jesucristo, como explica san Jerónimo), que en Oriente se ubicaba al costado sur del altar. En Occidente se denominó secretarium o sacrarium, y tenían sus llaves los diáconos, a los que, desde los primeros tiempos de la Iglesia, competía la administración de la Eucaristía. En dichos locales, la Eucaristía, envuelta en un cofrecito o pequeña arca, o también en un blanco lino, estaba dentro de un armario (conditorium) y éste fue el primer tabernáculo o sagrario, y por el local en donde se ubicaba dio origen al nombre de la “sacristía”.

Después del año 1000, se distinguen varios sistemas de custodia del Santísimo Sacramento: la sacristía, a la que nos hemos referido; el propitiatorium o cofrecito sobre la parte posterior del altar, y que contenía la píxide eucarística (precursor de los modernos sagrarios); el tabernáculo mural, es el más difundido a partir del siglo XIII, sobre todo en Italia y Alemania, por ser el más práctico y seguro; las edícolas del Sacramento, o construcciones altas cercanas al altar, iluminadas, en las que se reservaba el Santísimo en un vaso transparente, resguardado por una reja metálica; el tabernáculo altar, última fase antes del Concilio Vaticano II.

Padre Jon M. de Arza, IVE
http://www.teologoresponde.com.ar


Última

Peio Sánchez, Director de la Semana Cine Espiritual

Las 10 mejores películas de “cine espiritual” del 2009

Como cada año el director de la “Semana de Cine Espiritual” ofrece su valoración de las diez mejores películas del año que ha terminado desde el punto de vista espiritual. Esta semana las traemos a Iglesia en camino pues, como indica el propio Peio Sánchez, “nos parece hoy imprescindible elegir bien lo que vemos para ser mejores personas. Y creemos que este tipo de cine invita a profundizar en los grandes interrogantes, propone una mirada abierta al misterio de Dios y nos incita a ser mejores”.

1. Gran Torino

Clint Eastwood es uno de los grandes maestros que en los últimos años hemos señalado, y probablemente señalaremos, como una de las filmografías de más interés espiritual. En Gran Torino ha sabido contar una historia sencilla con una enorme fuerza dramática, planteando temas espirituales de calado como el sentido del perdón, la redención como sacrificio o el camino de conversión. La experiencia con el público nos permite afirmar que es una película que llega profundamente a los jóvenes y a los adultos. Y desde el punto de vista cristiano no solamente presenta una imagen positiva de la Iglesia, representada en el padre Janovich, sino que también ofrece una poderosa imagen crística en las decisiones finales del protagonista.

2. Amazing Grace

A pesar de un estreno lamentable (por el escaso número de copias, la rapidez de su paso por cartelera y la oferta únicamente en versión original subtitulada), nos encontramos con una de las películas más importantes desde el punto de vista espiritual de este año. Este homenaje a William Wiberforce -un parlamentario de la Cámara de los Comunes, que dedicó, desde su juventud, su actividad política a la lucha contra la esclavitud y las injusticias sociales- se nos presenta con una magnífica puesta en escena y una serie de actuaciones excepcionales en la tradición del mejor cine británico. Marcada profundamente por la perspectiva social cristiana es una película imprescindible para conocer la fuerza ética del Evangelio y su herencia en nuestra cultura.

3. Katyn

Sobrecogedora película del maestro polaco Andrezej Wajda, con la que ha querido sellar su amplia y significativa filmografía. Este testamento fílmico trata del genocidio de Katyn perpetrado por el comunismo soviético en 1940 y que afectó personalmente al director, ya que su padre era uno de los 20.000 oficiales y ciudadanos polacos asesinados. Narrada desde la perspectiva de los supervivientes, especialmente mujeres, es un himno a la reconciliación desde la memoria que busca la verdad. La fe católica se muestra con intensidad en distintos momentos pero de forma más contundente en los últimos minutos. Así el último plano es un icono que no conviene olvidar y menos enterrar. Lástima que, también en este caso, el público se mueva más por la publicidad manipuladora que por la elección del buen cine.

4. Slumdog Millionaire

Esta sí que ha sido una película de éxito entre el gran público, a lo que sin duda ha contribuido que arrasara en los Oscar, llevándose ocho estatuillas. El director Danny Boyle, de formación y convicciones cristianas, ha sabido contar una dura historia sobre la superación desde la miseria hasta la victoria. Narrada como un cuento de hadas, sigue la historia de tres muchachos que nacen en las barracas de Calcuta y que verán cómo triunfa la bondad y el amor más allá de la injusticia y la violencia. Con un formato innovador, un ritmo trepidante y el cruce de tres tiempos, la historia nos presenta una intriga que mueve al espectador a la esperanza y que invita a reconocer la presencia de la Providencia que acompaña los acontecimientos, respetando la libertad pero alentando la bondad.

5. The Visitor

Es la historia de una visita de gracia en la que se ve envuelto un oscuro profesor universitario, genialmente interpretado por Richard Jenkins, que tras quedar viudo vive en el sinsentido y al que le cambiará la vida su encuentro con Tarek. Este sirio que lleva la percusión en su corazón representa la alegría y las ganas de vivir que le faltan al protagonista. En este itinerario de transformación veremos cómo crece en él la sensibilidad y el compromiso, la capacidad de amar y el ejercicio responsable de la libertad. Una película que, además, es un grito contra la injusticia de las leyes de inmigración y que plantea como a veces la sorpresa de la bondad nos puede venir de los otros más lejanos, de los que no son de nuestra misma cultura. Una película imprescindible de buen cine, contado con precisión y hondura antropológica.

6. La caja de Pandora

La enfermedad de Alzheimer de la abuela abrirá la caja de Pandora de una familia que vive en la orilla de la infelicidad. Como si una maldición cayera sobre ellos la anciana, una genial Tsilla Chelton de 89 años, desaparece de casa. Con esta fuga comienza un periplo hacia la verdad que les implicará a todos ellos, cuando han de acudir a una aldea de montaña en la costa del Mar Negro. La lucidez de la demencia, la verdad de los locos, no logrará doblegar el desvarío de los que están instalados en la comodidad o en el fracaso; pero sí logrará mover a los que sienten que la vida va mucho más allá y que siempre están dispuestos a subir a una montaña, aunque ya la fuerzas sean escasas. Una alianza donde los más viejos transmiten la esperanza a los más jóvenes.

7. Despedidas

Daigo, un violonchelista en paro, descubre su vocación cuando abandona Tokio con Mika, su mujer, y acude a la ciudad y casa donde vivió su infancia. Un proceso lento y sorprendente le convertirá en un especialista en el nôkan, ritual mortuorio japonés que supone una rememoración del difunto desde el acto de embalsamamiento. En su aprendizaje se irán cruzando una serie de historias de reconciliación de los vivos con los muertos e irá, poco a poco, abriendo su propia historia a un camino de pacificación. La película nos llegará a emocionar y nos permite contemplar la muerte con una perspectiva distinta que supone una autentificación de la vida y una llamada a asumirla aceptando su dramatismo, pero desde una confianza dispuesta a reconocer que estamos en buenas manos.

8. El curioso caso de Benjamin Button

Basada en un relato corto de F. Scott Fitzgerald trata de la vida singular de Benjamín: un extraño bebé que nace siendo anciano y que con el paso del tiempo terminará convirtiéndose en un bebé. Está construida como la confesión de una madre a su hija sobre su verdadero padre, cuando se acerca el huracán Katrina y la muerte de la anciana. Este extraño personaje con un cuerpo que crece a la inversa, que tiene un espíritu que madura de una forma distinta y que también tendrá que amar a Daisy -su fiel y verdadero único amor- de una forma distinta aunque no por ello imposible. La película puede ser un comentario al Eclesiastés donde, desde la perspectiva del final, se descubre una mejor orientación del recorrido. Cuando ya se ha experimentado la decrepitud del final se valora aquella fe que reconociendo que “todo es vanidad”, sabe que la vejez no es para débiles.

9. El erizo

Adaptación del famoso libro de Muriel Barbery La elegancia del erizo, supone el primer largometraje de la directora francesa Mona Achache. Basada en el contraste de dos personajes: por una parte, una niña con un rico e inteligente mundo interior; por otra parte, la portera del número 7 de la calle Grenelle, una mujer descuidada y un tanto huraña. Pero ambas tendrán un secreto que saldrá a la luz con la llegada de Kakuro Ozu, un elegante viudo japonés. Esta revelación nos servirá de disculpa para comprender el secreto profundo de las personas y como, a veces, lo esencial no está en las apariencias. Marcada por referencias culturales y filosóficas la película es una invitación a vivir amando para superar el tedio del vacío ambiental. No perder de vista la actuación sobresaliente de Josiane Balasko y la banda sonora de Gabriel Yared.

10. Frozen River

Historia sobre la resistencia y la amistad de dos mujeres que comienzan enfrentadas pero que tramarán un profundo lazo de solidaridad que tiene como origen común una maternidad trascendida y el deseo de amar incluso por encima de sus fuerzas. Dirigida por Courtney Hunt, a pesar de lo inhóspito de la naturaleza –representada en el río helado que da título a la película- nos presenta a los personajes con gran veracidad, con una destacada actuación de Melissa Leo y una perfecta réplica de la desconocida Misty Upham. La dureza y la desolación a la que nos enfrentan las imágenes nos permitirá encontrar en el alma de las protagonistas una generosidad desmedida que devuelve la confianza en el ser humano, incluso en las situaciones de soledad y límite a las que se enfrentan.                         

Cinemanet.info

 

Patrimonio cultural de nuestra Iglesia

Segura de León (II)

Segura de León cuenta con dos joyas de ermitas, la de Nuestra Señora de la Asunción y la de la Virgen de los Remedios, donde se encuentra el afamado “Cristo de la Reja”. La primera de dichas ermitas pertenece a los años finales del siglo XV o principios del siglo XVI y está estrechamente relacionada con el estilo arquitectónico de época de los Reyes Católicos en el momento de la toma de Granada.

La segunda ermita, conocida con el nombre de Virgen de los Remedios, es una imponente casa al más puro estilo rural de inicios del siglo XV que, derribada, fue vuelta a construir en el año 1673, según consta en una inscripción, ya costeada por los vecinos de Segura y el capital de Cristóbal de Figueroa, alcalde mayor en aquellos momentos y Comendador del castillo.

Nuestra Señora de los Remedios es abrir los ojos a la belleza de un retablo barroco como pocos podemos ver en imaginería, dorado y entablamiento, dentro del más puro estilo barroco bajoextremeño que comenzaría a levantar tales artefactos a mediados del siglo XVIII, dorado y pintado ya en 1792. Albergó imágenes como las de san Juan Bautista y San Isidro a la derecha. Oyola Fernández afirma que fueron trasladadas con el Cristo de la Reja. Destaca de dicho retablo el camarín donde aparece la imagen titular, de candelero o vestir como era usual en la época, y que tantos y ricos estudios ha dado en la Baja Extremadura dentro de la piedad y Religiosidad popular enclavada con la festividad de la Virgen de los Remedios en cuyo honor se encienden candelas el segundo lunes después de la Pascua de Resurrección.

Pablo Iglesias Aunión
Licenciado en Historia


Noticias de América latina

http://www.aciprensa

 


Return to Camino