Iglesia en camino

Semanario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz (España)

E-Mail: iglenca@archimeridabadajoz.org

Número 739. 4 de enero de 2009

Director: Juan José Montes


Temas de la semana

Cerca de un millón de personas participan en el encuentro de las familias celebrado en Madrid

El Papa hace un llamamiento a combatir la pobreza como camino para conseguir la paz

Vivir la Navidad de manera auténtica

Un grupo de niños de Campanario recauda fondos para Cáritas

Benedicto XVI irá a Tierra Santa, previsiblemente, en Mayo

Escuela de padres: Carta de los Reyes Magos a los padres

El Papa hace balance del 2008

Nuestro patrimonio: Montijo (V)

Entrevista al misionero diocesano Manuel Vélez


Actualidad

Mensaje de Benedicto XVI con motivo de la Jornada Mundial de la Paz

En él, entre otras cosas, el Santo Padre recuerda que la pobreza es una de las causas principales de la violencia en el mundo

1 También en este año nuevo que comienza, deseo hacer llegar a todos mis mejores deseos de paz, e invitar con este Mensaje a reflexionar sobre el tema: Combatir la pobreza, construir la paz. Mi venerado predecesor Juan Pablo II, en el Mensaje para la Jornada Mundial de la Paz de 1993, subrayó ya las repercusiones negativas que la situación de pobreza de poblaciones enteras acaba teniendo sobre la paz. En efecto, la pobreza se encuentra frecuentemente entre los factores que favorecen o agravan los conflictos, incluidas la contiendas armadas. Estas últimas alimentan a su vez trágicas situaciones de penuria. "Se constata y se hace cada vez más grave en el mundo ­escribió Juan Pablo II­ otra seria amenaza para la paz: muchas personas, es más, poblaciones enteras viven hoy en condiciones de extrema pobreza. La desigualdad entre ricos y pobres se ha hecho más evidente, incluso en las naciones más desarrolladas económicamente. Se trata de un problema que se plantea a la conciencia de la humanidad, puesto que las condiciones en que se encuentra un gran número de personas son tales que ofenden su dignidad innata y comprometen, por consiguiente, el auténtico y armónico progreso de la comunidad mundial" .

2 En este cuadro, combatir la pobreza implica considerar atentamente el fenómeno complejo de la globalización. Esta consideración es importante ya desde el punto de vista metodológico, pues invita a tener en cuenta el fruto de las investigaciones realizadas por los economistas y sociólogos sobre tantos aspectos de la pobreza. Pero la referencia a la globalización debería abarcar también la dimensión espiritual y moral, instando a mirar a los pobres desde la perspectiva de que todos comparten un único proyecto divino, el de la vocación de construir una sola familia en la que todos ­personas, pueblos y naciones­ se comporten siguiendo los principios de fraternidad y responsabilidad.

En dicha perspectiva se ha de tener una visión amplia y articulada de la pobreza. Si ésta fuese únicamente material, las ciencias sociales, que nos ayudan a medir los fenómenos basándose sobre todo en datos de tipo cuantitativo, serían suficientes para iluminar sus principales características. Sin embargo, sabemos que hay pobrezas inmateriales, que no son consecuencia directa y automática de carencias materiales. Por ejemplo, en las sociedades ricas y desarrolladas existen fenómenos de marginación, pobreza relacional, moral y espiritual: se trata de personas desorientadas interiormente, aquejadas por formas diversas de malestar a pesar de su bienestar económico. Pienso, por una parte, en el llamado "subdesarrollo moral" y, por otra, en las consecuencias negativas del "superdesarrollo". Tampoco olvido que, en las sociedades definidas como "pobres", el crecimiento económico se ve frecuentemente entorpecido por impedimentos culturales, que no permiten utilizar adecuadamente los recursos. De todos modos, es verdad que cualquier forma de pobreza no asumida libremente tiene su raíz en la falta de respeto por la dignidad trascendente de la persona humana. Cuando no se considera al hombre en su vocación integral, y no se respetan las exigencias de una verdadera "ecología humana" , se desencadenan también dinámicas perversas de pobreza, como se pone claramente de manifiesto en algunos aspectos en los cuales me detendré brevemente.

Pobreza e implicaciones morales

3 La pobreza se pone a menudo en relación con el crecimiento demográfico. Consiguientemente, se están llevando a cabo campañas para reducir la natalidad en el ámbito internacional, incluso con métodos que no respetan la dignidad de la mujer ni el derecho de los cónyuges a elegir responsablemente el número de hijos y, lo que es más grave aún, frecuentemente ni siquiera respetan el derecho a la vida. El exterminio de millones de niños no nacidos en nombre de la lucha contra la pobreza es, en realidad, la eliminación de los seres humanos más pobres. A esto se opone el hecho de que, en 1981, aproximadamente el 40% de la población mundial estaba por debajo del umbral de la pobreza absoluta, mientras que hoy este porcentaje se ha reducido sustancialmente a la mitad y numerosas poblaciones, caracterizadas, por lo demás, por un notable incremento demográfico, han salido de la pobreza. El dato apenas mencionado muestra claramente que habría recursos para resolver el problema de la indigencia, incluso con un crecimiento de la población. Tampoco hay que olvidar que, desde el final de la Segunda Guerra Mundial hasta hoy, la población de la tierra ha crecido en cuatro mil millones y, en buena parte, este fenómeno se produce en países que han aparecido recientemente en el escenario internacional como nuevas potencias económicas, y han obtenido un rápido desarrollo precisamente gracias al elevado número de sus habitantes. Además, entre las naciones más avanzadas, las que tienen un mayor índice de natalidad disfrutan de mejor potencial para el desarrollo. En otros términos, la población se está confirmando como una riqueza y no como un factor de pobreza.

4 Otro aspecto que preocupa son las enfermedades pandémicas, como por ejemplo, la malaria, la tuberculosis y el sida que, en la medida en que afectan a los sectores productivos de la población, tienen una gran influencia en el deterioro de las condiciones generales del país. Los intentos de frenar las consecuencias de estas enfermedades en la población no siempre logran resultados significativos. Además, los países aquejados de dichas pandemias, a la hora de contrarrestarlas, sufren los chantajes de quienes condicionan las ayudas económicas a la puesta en práctica de políticas contrarias a la vida. Es difícil combatir sobre todo el sida, causa dramática de pobreza, si no se afrontan los problemas morales con los que está relacionada la difusión del virus. Es preciso, ante todo, emprender campañas que eduquen especialmente a los jóvenes a una sexualidad plenamente concorde con la dignidad de la persona; hay iniciativas en este sentido que ya han dado resultados significativos, haciendo disminuir la propagación del virus. Además, se requiere también que se pongan a disposición de las naciones pobres las medicinas y tratamientos necesarios; esto exige fomentar decididamente la investigación médica y las innovaciones terapéuticas, y aplicar con flexibilidad, cuando sea necesario, las reglas internacionales sobre la propiedad intelectual, con el fin de garantizar a todos la necesaria atención sanitaria de base.

5 Un tercer aspecto en que se ha de poner atención en los programas de lucha contra la pobreza, y que muestra su intrínseca dimensión moral, es la pobreza de los niños. Cuando la pobreza afecta a una familia, los niños son las víctimas más vulnerables: casi la mitad de quienes viven en la pobreza absoluta son niños. Considerar la pobreza poniéndose de parte de los niños impulsa a estimar como prioritarios los objetivos que los conciernen más directamente como, por ejemplo, el cuidado de las madres, la tarea educativa, el acceso a las vacunas, a las curas médicas y al agua potable, la salvaguardia del medio ambiente y, sobre todo, el compromiso en la defensa de la familia y de la estabilidad de las relaciones en su interior. Cuando la familia se debilita, los daños recaen inevitablemente sobre los niños. Donde no se tutela la dignidad de la mujer y de la madre, los más afectados son principalmente los hijos.

6 Un cuarto aspecto que merece particular atención desde el punto de vista moral es la relación entre el desarme y el desarrollo. Es preocupante la magnitud global del gasto militar en la actualidad. Como ya he tenido ocasión de subrayar, "los ingentes recursos materiales y humanos empleados en gastos militares y en armamentos se sustraen a los proyectos de desarrollo de los pueblos, especialmente de los más pobres y necesitados de ayuda. Y esto va contra lo que afirma la misma Carta de las Naciones Unidas, que compromete a la comunidad internacional, y a los Estados en particular, a "promover el establecimiento y el mantenimiento de la paz y de la seguridad internacional con el mínimo dispendio de los recursos humanos y económicos mundiales en armamentos" (art. 26)" .

Este estado de cosas, en vez de facilitar, entorpece seriamente la consecución de los grandes objetivos de desarrollo de la comunidad internacional. Además, un incremento excesivo del gasto militar corre el riesgo de acelerar la carrera de armamentos, que provoca bolsas de subdesarrollo y de desesperación, transformándose así, paradójicamente, en factor de inestabilidad, tensión y conflictos. Como afirmó sabiamente mi venerado Predecesor Pablo VI, "el desarrollo es el nuevo nombre de la paz" . Por tanto, los Estados están llamados a una seria reflexión sobre los motivos más profundos de los conflictos, a menudo avivados por la injusticia, y a afrontarlos con una valiente autocrítica. Si se alcanzara una mejora de las relaciones, sería posible reducir los gastos en armamentos. Los recursos ahorrados se podrían destinar a proyectos de desarrollo de las personas y de los pueblos más pobres y necesitados: los esfuerzos prodigados en este sentido son un compromiso por la paz dentro de la familia humana.

7 Un quinto aspecto de la lucha contra la pobreza material se refiere a la actual crisis alimentaria, que pone en peligro la satisfacción de las necesidades básicas. Esta crisis se caracteriza no tanto por la insuficiencia de alimentos, sino por las dificultades para obtenerlos y por fenómenos especulativos y, por tanto, por la falta de un entramado de instituciones políticas y económicas capaces de afrontar las necesidades y emergencias. La malnutrición puede provocar también graves daños psicofísicos a la población, privando a las personas de la energía necesaria para salir, sin una ayuda especial, de su estado de pobreza. Esto contribuye a ampliar la magnitud de las desigualdades, provocando reacciones que pueden llegar a ser violentas. Todos los datos sobre el crecimiento de la pobreza relativa en los últimos decenios indican un aumento de la diferencia entre ricos y pobres. Sin duda, las causas principales de este fenómeno son, por una parte, el cambio tecnológico, cuyos beneficios se concentran en el nivel más alto de la distribución de la renta y, por otra, la evolución de los precios de los productos industriales, que aumentan mucho más rápidamente que los precios de los productos agrícolas y de las materias primas que poseen los países más pobres. Resulta así que la mayor parte de la población de los países más pobres sufre una doble marginación, beneficios más bajos y precios más altos.

Lucha contra la pobreza y solidaridad global

8 Una de las vías maestras para construir la paz es una globalización que tienda a los intereses de la gran familia humana . Sin embargo, para guiar la globalización se necesita una fuerte solidaridad global , tanto entre países ricos y países pobres, como dentro de cada país, aunque sea rico. Es preciso un "código ético común" , cuyas normas no sean sólo fruto de acuerdos, sino que estén arraigadas en la ley natural inscrita por el Creador en la conciencia de todo ser humano (cf. Rm 2,14-15). Cada uno de nosotros ¿no siente acaso en lo recóndito de su conciencia la llamada a dar su propia contribución al bien común y a la paz social? La globalización abate ciertas barreras, pero esto no significa que no se puedan construir otras nuevas; acerca los pueblos, pero la proximidad en el espacio y en el tiempo no crea de suyo las condiciones para una comunión verdadera y una auténtica paz. La marginación de los pobres del planeta sólo puede encontrar instrumentos válidos de emancipación en la globalización si todo hombre se siente personalmente herido por las injusticias que hay en el mundo y por las violaciones de los derechos humanos vinculadas a ellas. La Iglesia, que es "signo e instrumento de la íntima unión con Dios y de la unidad de todo el género humano" , continuará ofreciendo su aportación para que se superen las injusticias e incomprensiones, y se llegue a construir un mundo más pacífico y solidario.

9 En el campo del comercio internacional y de las transacciones financieras, se están produciendo procesos que permiten integrar positivamente las economías, contribuyendo a la mejora de las condiciones generales; pero existen también procesos en sentido opuesto, que dividen y marginan a los pueblos, creando peligrosas premisas para conflictos y guerras. En los decenios sucesivos a la Segunda Guerra Mundial, el comercio internacional de bienes y servicios ha crecido con extraordinaria rapidez, con un dinamismo sin precedentes en la historia. Gran parte del comercio mundial se ha centrado en los países de antigua industrialización, a los que se han añadido de modo significativo muchos países emergentes, que han adquirido una cierta relevancia. Sin embargo, hay otros países de renta baja que siguen estando gravemente marginados respecto a los flujos comerciales. Su crecimiento se ha resentido por la rápida disminución de los precios de las materias primas registrada en las últimas décadas, que constituyen la casi totalidad de sus exportaciones. En estos países, la mayoría africanos, la dependencia de las exportaciones de las materias primas sigue siendo un fuerte factor de riesgo. Quisiera renovar un llamamiento para que todos los países tengan las mismas posibilidades de acceso al mercado mundial, evitando exclusiones y marginaciones

10 Se puede hacer una reflexión parecida sobre las finanzas, que atañe a uno de los aspectos principales del fenómeno de la globalización, gracias al desarrollo de la electrónica y a las políticas de liberalización de los flujos de dinero entre los diversos países. La función objetivamente más importante de las finanzas, el sostener a largo plazo la posibilidad de inversiones y, por tanto, el desarrollo, se manifiesta hoy muy frágil: se resiente de los efectos negativos de un sistema de intercambios financieros ­en el plano nacional y global­ basado en una lógica a muy corto plazo, que busca el incremento del valor de las actividades financieras y se concentra en la gestión técnica de las diversas formas de riesgo. La reciente crisis demuestra también que la actividad financiera está guiada a veces por criterios meramente autorrefenciales, sin consideración del bien común a largo plazo. La reducción de los objetivos de los operadores financieros globales a un brevísimo plazo de tiempo reduce la capacidad de las finanzas para desempeñar su función de puente entre el presente y el futuro, con vistas a sostener la creación de nuevas oportunidades de producción y de trabajo a largo plazo. Una finanza restringida al corto o cortísimo plazo llega a ser peligrosa para todos, también para quien logra beneficiarse de ella durante las fases de euforia financiera .

11 De todo esto se desprende que la lucha contra la pobreza requiere una cooperación tanto en el plano económico como en el jurídico que permita a la comunidad internacional, y en particular a los países pobres, descubrir y poner en práctica soluciones coordinadas para afrontar dichos problemas, estableciendo un marco jurídico eficaz para la economía. Exige también incentivos para crear instituciones eficientes y participativas, así como ayudas para luchar contra la criminalidad y promover una cultura de la legalidad. Por otro lado, es innegable que las políticas marcadamente asistencialistas están en el origen de muchos fracasos en la ayuda a los países pobres. Parece que, actualmente, el verdadero proyecto a medio y largo plazo sea el invertir en la formación de las personas y en desarrollar de manera integrada una cultura de la iniciativa. Si bien las actividades económicas necesitan un contexto favorable para su desarrollo, esto no significa que se deba distraer la atención de los problemas del beneficio. Aunque se haya subrayado oportunamente que el aumento de la renta per capita no puede ser el fin absoluto de la acción político-económica, no se ha de olvidar, sin embargo, que ésta representa un instrumento importante para alcanzar el objetivo de la lucha contra el hambre y la pobreza absoluta. Desde este punto de vista, no hay que hacerse ilusiones pensando que una política de pura redistribución de la riqueza existente resuelva el problema de manera definitiva. En efecto, el valor de la riqueza en una economía moderna depende de manera determinante de la capacidad de crear rédito presente y futuro. Por eso, la creación de valor resulta un vínculo ineludible, que se debe tener en cuenta si se quiere luchar de modo eficaz y duradero contra la pobreza material.

12 Finalmente, situar a los pobres en el primer puesto comporta que se les dé un espacio adecuado para una correcta lógica económica por parte de los agentes del mercado internacional, una correcta lógica política por parte de los responsables institucionales y una correcta lógica participativa capaz de valorizar la sociedad civil local e internacional. Los organismos internacionales mismos reconocen hoy la valía y la ventaja de las iniciativas económicas de la sociedad civil o de las administraciones locales para promover la emancipación y la inclusión en la sociedad de las capas de población que a menudo se encuentran por debajo del umbral de la pobreza extrema y a las que, al mismo tiempo, difícilmente pueden llegar las ayudas oficiales. La historia del desarrollo económico del siglo XX enseña cómo buenas políticas de desarrollo se han confiado a la responsabilidad de los hombres y a la creación de sinergias positivas entre mercados, sociedad civil y Estados. En particular, la sociedad civil asume un papel crucial en el proceso de desarrollo, ya que el desarrollo es esencialmente un fenómeno cultural y la cultura nace y se desarrolla en el ámbito de la sociedad civil .

13 Como ya afirmó mi venerado Predecesor Juan Pablo II, la globalización "se presenta con una marcada nota de ambivalencia" y, por tanto, ha de ser regida con prudente sabiduría. De esta sabiduría, forma parte el tener en cuenta en primer lugar las exigencias de los pobres de la tierra, superando el escándalo de la desproporción existente entre los problemas de la pobreza y las medidas que los hombres adoptan para afrontarlos. La desproporción es de orden cultural y político, así como espiritual y moral. En efecto, se limita a menudo a las causas superficiales e instrumentales de la pobreza, sin referirse a las que están en el corazón humano, como la avidez y la estrechez de miras. Los problemas del desarrollo, de las ayudas y de la cooperación internacional se afrontan a veces como meras cuestiones técnicas, que se agotan en establecer estructuras, poner a punto acuerdos sobre precios y cuotas, en asignar subvenciones anónimas, sin que las personas se involucren verdaderamente. En cambio, la lucha contra la pobreza necesita hombres y mujeres que vivan en profundidad la fraternidad y sean capaces de acompañar a las personas, familias y comunidades en el camino de un auténtico desarrollo humano.

14 En la Encíclica Centesimus annus, Juan Pablo II advirtió sobre la necesidad de "abandonar una mentalidad que considera a los pobres ­personas y pueblos­ como un fardo o como molestos e importunos, ávidos de consumir lo que los otros han producido". "Los pobres ­escribe­ exigen el derecho de participar y gozar de los bienes materiales y de hacer fructificar su capacidad de trabajo, creando así un mundo más justo y más próspero para todos". En el mundo global actual, aparece con mayor claridad que solamente se construye la paz si se asegura la posibilidad de un crecimiento razonable. En efecto, las tergiversaciones de los sistemas injustos antes o después pasan factura a todos. Por tanto, únicamente la necedad puede inducir a construir una casa dorada, pero rodeada del desierto o la degradación. Por sí sola, la globalización es incapaz de construir la paz, más aún, genera en muchos casos divisiones y conflictos. La globalización pone de manifiesto más bien una necesidad: la de estar orientada hacia un objetivo de profunda solidaridad, que tienda al bien de todos y cada uno. En este sentido, hay que verla como una ocasión propicia para realizar algo importante en la lucha contra la pobreza y para poner a disposición de la justicia y la paz recursos hasta ahora impensables. [...]

 

La Parra y Santa Marta

Un grupo de jóvenes reflexionan sobre la Navidad

El conventual franciscano de Fuente del Maestre acogió a un grupo de jóvenes pertenecientes a la Pastoral Juvenil de las Parroquias de La Parra y Santa Marta que participaron, acompañados de sus animadores y sacerdotes, en una convivencia en la que se reflexionó sobre la vivencia de una auténtica Navidad.

A través de diferentes actividades como oraciones, reflexiones por grupos e individuales, celebraciones y la Eucaristía, los participantes en este encuentro llegaron a la conclusión de que el joven cristiano debe ser "pesebre de Dios", que esté presente en sus ambientes y realidades

Al inicio del nuevo año

Por su parte, las Parroquias de Fuente del Maestre y la de San Pedro Apóstol de Montijo también realizan este tipo de convivencia durante los primeros días del nuevo año. Esta convivencia tiene lugar en la Sierra de Gredos.

 

Campanario

Cáritas edita un disco navideño

La Cáritas parroquial de Campanario ha organizado una serie de actividades con motivo de la Navidad, y en colaboración con el Ayuntamiento de esta localidad. Entre ellas destaca la edición y venta de un CD titulado "Navidad Solidaria".

Este disco, grabado por un grupo de 20 alumnos de la Escuela Municipal de Música de esta localidad, contiene un popurrí de villancicos populares y uno titulado "Huele a Navidad", obra de Manuel Reyes, profesor de guitarra de esta escuela.

Otras actividades

Otras de las actividades realizadas por la Cáritas parroquial durante estas fechas han sido la venta de dulces tradicionales realizados por las mujeres del taller de costura y pintura, y la recogida de alimentos para el centro de transeúntes Padre Cristóbal, de Mérida, y un asilo de Cáceres, gracias a la ayuda prestada por los grupos de jóvenes de confirmación.

 

Excursión a Madrid

Un grupo de 45 chicos y chicas, entre 9 y 14 años, de la parroquia de la Garrovilla, acompañados por sus catequistas y el sacerdote Valeriano Domínguez, han viajado hasta Madrid para visitar el Congreso de los Diputados, el Cristo de Medinaceli, el estadio Santiago Bernabeu, además de recorrer algunas de las principales calles de la capital española. Esta excursión supone el cierre al primer trimestre de catequesis en esta parroquia.

 

Fue el primer párroco de San Gregorio Ostiense, de Montijo

Fallece el sacerdote diocesano Pedro Gragera Gómez

El 19 de diciembre fallecía el sacerdote diocesano Pedro Gragera Gómez, con 82 años, quien fue el primer párroco de la parroquia de San Gregorio Ostiense de Montijo, de donde era natural.

Tras su ordenación sacerdotal fue coadjutor en las parroquias de La Candelaria de Zafra y de la de Segura de León, y de la parroquia de San Pedro Apóstol de Montijo. En 1974 se hizo cargo de la parroquia de San Gregorio Ostiense en Montijo, de la que ha sido párroco hasta su jubilación hace unos años. Desde entonces, atendía la comunidad de religiosas clarisas de esta localidad.

Don Pedro, como era popularmente conocido, fue además profesor en el instituto Vegas Bajas y cofundador y director de la Coral de Montijo, desde 1980 hasta 1994.


España/Mundo

La familia es transmisora de la fe y pequeña iglesia doméstica, según la CEE

Cerca de un millón de personas de toda España asisten en Madrid al Encuentro de las Familias

El pasado domingo, 28 de diciembre, la Iglesia celebraba la fiesta de la Sagrada Familia. Este año, con el lema "La familia, escuela de humanidad y transmisora de fe", muy unida al sexto encuentro mundial de las familias que se celebrará en México del 14 al 18 de enero.

Con motivo de esta jornada, los obispos de la Subcomisión para la Familia y la Defensa de la Vida han hecho pública una nota en la que presentan "a la familia como morada donde el hombre aprende a ser hombre". Es, por tanto, "el lugar en el cual se desarrolla la primera y más fundamental ecología humana", y recuerdan que en la familia "el hombre es amado por sí mismo y no por la rentabilidad de lo que hace".

Misión de la familia

Los obispos afirman en esta nota que "la misión de acoger y acompañar la vida es una labor permanente de la familia". En esta ocasión, centran su mirada en las familias afectadas por la actual crisis económica en la que nos encontramos inmersos. "Es en el hogar familiar -según los obispos- donde, frente a la posesión de muchos bienes materiales inducida por un consumismo desmedido, aprendemos lo que es verdaderamente importante: el amor".

La Subcomisión para la Familia y la Defensa de la Vida hace referencia en este mensaje a las anunciadas reformas legislativas sobre el aborto y la eutanasia. En él piden "que toda madre encuentre en su hogar, en la Iglesia y en la sociedad la ayuda necesaria para tener y cuidar a sus hijos" y que en "en la comunidad cristiana se encuentre la razón para vivir y seguir esperando". Así mismo, afirman que la familia es la transmisora de la fe, como pequeña iglesia doméstica. En ella "se descubre la fe como una verdad en la que hay que creer, celebrar y vivir".

Misa por las familias

Y para celebrar la Festividad de la Sagrada Familia cerca de un millón de personas, según la organización, llegados desde todos los puntos de España, se congregaron en la madrileña Plaza de Colón para celebrar la Eucaristía.

Durante la homilía el cardenal arzobispo de Madrid, monseñor Antonio María Rouco Varela, aseguró que los niños "necesitan del amor de un padre y de una madre para poder ser engendrados, traídos al mundo, criados y educados conforme a la dignidad de las personas, llamadas a ser hijos de Dios". Insistió, además, en que la familia tiene que ser "una comunidad indisoluble de amor y de vida".

En referencia al día de los Santos Inocentes, el arzobispo de Madrid aprovechó para denunciar "la crueldad del aborto", que a su juicio, es "una de las lacras más terribles de nuestro tiempo tan orgulloso de sí mismo y de su progreso". "Ellos son los nuevos santos inocentes de la época contemporánea", aseveró.

El Papa Benedicto XVI, como ya sucediera el año pasado, mandó desde el Vaticano y en el marco del Ángelus, un mensaje de aliento a las familias congregadas en Madrid. Desde el balcón de la Plaza de San Pedro de Roma el Papa invitó a las familias a que no dejen que "los lazos del amor se desvirtúen". Además, recordó que la familia es "una gracia de Dios y deja traslucir lo que Él mismo es: amor".

Redacción/Agencias

 

El Papa prepara su peregrinación a Tierra Santa

Benedicto XVI, que está previsto que peregrine a Tierra Santa el próximo mes de mayo, dedicó, durante la misa del Gallo de Nochebuena, un pasaje de su homilía al pueblo de Belén y al país "en el que Jesús ha vivido y que tanto ha amado". "Roguemos para que allí se haga la paz. Que cesen el odio y la violencia. Que se abra el camino de la comprensión recíproca, se produzca una apertura de los corazones que abra las fronteras", exhortó. "Que la luz divina de Belén se difunda en Tierra Santa, donde el horizonte parece volverse a oscurecer para israelíes y palestinos", afirmó Benedicto XVI.

Zenit


Análisis

Balance del 2008

Benedicto XVI repasó, antes de concluir el año, los acontecimientos que se han desarrollado en el 2008

Qué significativas y agradables son para los cristianos estas palabras: ¡Feliz Navidad!

Para nosotros, el nacimiento de Jesucristo, verdadero Dios y verdadero hombre, supone el inicio de una etapa nueva en la historia de la humanidad. Una etapa en la que ya puede privar el amor sobre la discordia y el perdón sobre el rencor. Una etapa en que, sabiéndonos hermanos unos de otros por obra del Hijo de Dios hecho Hombre, podemos y debemos reconocer la fraternidad universal que nos une desde el origen, y que nos llama a la acogida mutua por encima de todo olvido y marginación.

La Navidad nos recuerda que Dios ha entrado en la historia y nos ha llamado a construir el hombre nuevo, y a renovar el mundo con la ayuda del Señor.

El Nacimiento de Jesucristo nos enseña hasta qué punto ama Dios al hombre, y cuánto desea imbuirnos del estilo de su amor.

La Navidad inaugura la mejor escuela de amor, de entrega y de servicio entre nosotros. Siguiendo a Jesucristo podemos desterrar el odio, la guerra, el terrorismo, cualquier forma de violencia y las injustas desigualdades entre las personas y entre los pueblos.

El Niño Dios, que no encontró posada en donde nacer, viene a darnos la preciosa lección de la esencial igualdad entre las personas, desde el primer instante de su concepción hasta su muerte natural, sin distinción de sexo, raza, edad, salud, estado y capacidades personales. Dios nos ha creado a todos y ha entregado su vida por la salvación de todos.

El nacimiento de Jesús en el Portal de Belén, y su muerte en el patíbulo de la cruz, han hecho que la humanidad pueda ser una gran familia junto a Dios Padre que nos quiere a todos con amor infinito, y nos ha señalado la gloria junto a Él como la herencia para los que le aman. La Navidad nos habla de sencillez y de entrega personal y gratuita en favor de los más necesitados, cualquiera que sea su carencia material o espiritual. Y esta llamada tiene especial relieve en los tiempos de crisis económica y de trabajo que estamos viviendo. Esta celebración navideña nos compromete, pues, muy directamente, exigiéndonos gestos concretos de caridad que se manifiestan en el desprendimiento generoso a favor de los más desprotegidos.

Jesús viene al mundo que él nos regaló, para enseñarnos a valorar y a buscar la Vida que no acaba; la Vida que trasciende y supera todo cuanto en esta tierra podamos imaginar y desear; la Vida que Él nos trae como participación de su misma Vida.

La Navidad es la puerta por la que la humanidad entera puede acceder a la más profunda transformación de las personas y de la sociedad. Por eso nos convoca a la reflexión acerca de cual es nuestro lugar de apostolado y de colaboración activa en la transformación del mundo.

Sin embargo, a pesar de que han transcurrido 2000 años desde que se inició esta nueva y definitiva etapa, siguen abundando en el mundo trágicas muestras del pecado que producen los más graves problemas y contradicciones con que podemos encontrarnos. La explicación es muy sencilla: Dios nos ha creado por amor; y, desde su amor infinito no puede negar la libertad a quienes ha creado a su imagen y semejanza. La forma como utilizamos la libertad, vence al mal o le da curso entre nosotros. Por eso la Navidad nos urge a revisar el uso que hacemos del inmenso don de Dios que es la libertad, y del respeto que tenemos con la libertad ajena.

La Navidad nos convoca a disfrutar y aprender en la cercanía de Dios. Él es para nosotros la fuente de todo bien y el auxilio en todas las debilidades. Por eso la Navidad nos recuerda la necesidad que tenemos de acercarnos al Señor escuchando su palabra, dialogando con Él en la oración y participando en los santos Sacramentos.

Queridos fieles cristianos: al ofreceros estas reflexiones como felicitación navideña, os deseo que alcancéis y disfrutéis cuantos dones y posibilidades nos ha traído el Señor desde que vino a compartir con nosotros nuestra misma humanidad, y a entregar su vida para la salvación del mundo.

Os recuerdo especialmente las palabras del Señor: "Sin mí no podéis hacer nada". Y os invito a poner en el Hijo de Dios hecho hombre el centro de vuestra vida. Sólo de este modo la Navidad será, verdaderamente, un impulso hacia la renovación universal.

A todos, cristianos o no, deseo con esta felicitación, que vean realizadas sus buenas ilusiones, y que encuentren en sus más allegados y en quienes tienen la misión de velar por el desarrollo y el orden social, toda la ayuda necesaria para vivir de acuerdo con su dignidad personal inalienable.

Os invito a renovar la ilusión y la esperanza en la progresiva superación de las actitudes y comportamientos contrarios a la verdad, a la honestidad, a la justicia, al amor, y a la paz. Éstos son los integrantes imprescindibles para lograr el mundo mejor que todos deseamos.

 

Este mundo nuestro

Reyes genuinos

Acabamos de iniciar el año dos mil nueve y nos encontramos en un par de días con la fiesta de la manifestación del Señor, la solemnidad de la Epifanía, el darse a conocer a todas las personas que quieran aceptarlo en su vida.

En nuestra tradición hispana está muy considerado este día como la fiesta de los Reyes Magos, con la cabalgata previa el día cinco de enero en la mayoría de nuestros pueblos. Desde aquí animo a mantener y potenciar esta realidad como algo con raigambre en el pueblo cristiano y que puede estimularnos a ser muy generosos sobre todo con los más pequeños, los niños, los más débiles, los más pobres de nuestra sociedad.

La actual crisis económica, concomitante con otra crisis de auténticos valores humanos y cristianos, que ha obligado a muchos a disminuir gastos en estas navidades que estamos finalizando, podemos aprovecharla como un estímulo para redescubrir el verdadero significado de la Navidad: su valor espiritual, la sencillez, el calor familiar y de los afectos, como nos señalaba en Papa en los albores de estas fiestas.

El Papa nos ha pedido a todos los cristianos que la Navidad "nos haga personas que no piensen sólo en sí mismas, sino que se abran a las expectativas y necesidades de los hermanos".

¡Qué bien han entendido esto y lo han practicado, entre otros, quienes atienden los dos comedores que existen en la ciudad de Badajoz para paliar en parte el hambre de pan que, en número mayor que otros años, están padeciendo personas como usted y como yo con rostro humano en los que aparece la misma faz del Señor que se identifica con ellos, como Él enuncia "porque tuve hambre y me disteis de comer"

Las Hijas de la Caridad y los PP. Paúles con un espléndido plantel de voluntarios realizan calladamente esta labor a veces cargando económicamente ellos mismos con los gastos cuanto las ayudas no son suficientes. ¡Qué buenos Reyes celebraríamos dando de comer al hambriento y de beber al sediento! Que lo practiquemos así y lo enseñemos a los más pequeños y no los atiborremos de todo, cuando tantos necesitan tanto. Si lo intentamos hacer estemos seguros que tendremos unos Reyes espléndidos.

Sebastián González González
Vicario General

 

Editorial

La noche mágica de Magos

La Noche de Reyes es una de las pocas del año, por no decir la única, que tiene la capacidad de crear una realidad paralela asentada en la confidencia entre mayores y la ingenuidad de los niños. La complicidad de unos y la inocencia de otros tienen como resultado esas miradas de asombro, de ilusión, de alegría, de satisfacción, de confianza ...

Sin pretenderlo por ninguna de las dos partes, la generosidad de los padres es recompensada con creces por la satisfacción de los niños al ver sus caras cuando desfilan ante ellos carros y carrozas, que adquieren múltiples formas según el pueblo o la ciudad, pero con el común denominador de los personajes que aparecen en los pasajes bíblicos cuando narran la manifestación de Dios al mundo hecho niño.

Además de los sentimientos que esta fiesta deja en todos, los mayores podemos aprovechar para explicar a los niños algo de Historia Sagrada, cuya expresión en esta tradición provoca, a decir de los psicólogos, un gran beneficio psíquico al estimular de forma única los sueños y las ilusiones.


Iglesia y familia

Escuela de Padres

Carta de los Reyes Magos a los padres (Enviada por el Rey Baltasar)

Queridos padres:

Melchor, Gaspar y el que os escribe, Baltasar, flipamos con vosotros. Hemos recibido miles de cartas de vuestros hijos e hijas pidiéndonos todo tipo de juguetes y cacharros. Estáis atiborrando a los niños de cosas superfluas, de regalos inútiles que dejarán abandonados en cualquier rincón en cuanto pase el primer calentón de la novedad. Permitidnos que os recordemos los regalos que realmente necesitan vuestros hijos.

En primer lugar, lo más importante que necesitan los niños es AMOR. Debéis achucharlos, besarlos, abrazarlos, acariciarlos. Y todo ello sin medida. Sin amor los niños no pueden crecer ni madurar; pero, cuidado: no confundáis amor con sensiblería barata; amor no significa consentirlo todo, satisfacer todos los caprichos o dejarse chantajear por sus pataletas. Eso sería malcriarlos. Amar significa también establecer límites, enseñarles a distinguir lo que está bien y lo que no, lo que se puede y debe hacer en cada momento y lo que no se puede consentir. Amar también es castigar cuando es preciso.

La segunda cosa que necesitan vuestros hijos es EDUCACIÓN. Esa es la mejor herencia que podéis dejarles. Hay que enseñarles a comportarse en cada circunstancia. Tenéis que decirles cómo deben comer, cómo usar los cubiertos, cómo vestir o cómo hablar en cada ocasión. Y, sobre todo, debéis enseñarles a respetar a los demás, y eso implica que aprendan a cuidar el trato con los adultos y, especialmente, con sus profesores: a ver si desterramos de una vez esa falsa idea de que todos somos iguales. Todos somos iguales ante la ley y poco más. No es lo mismo tratar con el Rey o con un obispo que con un amigo de juegos; y eso hay que enseñárselo a los niños pequeños; igual que deben aprender que la porquería no se tira al suelo, o que no se debe escupir ni blasfemar.

Las normas de urbanidad y buena educación debéis enseñarlas en casa. Vuestra responsabilidad no la podéis delegar en nadie. Y para educarlos correctamente se empieza predicando con el ejemplo: los padres sois el ejemplo que seguirán vuestros hijos.

No lo olvidéis. Debéis enseñarles también que su futuro depende de ellos mismos y de su ESFUERZO; y que los sueños sólo se consiguen a base de sacrificio. Porque las cosas importantes de la vida nadie se las va a regalar. Por eso tenéis el deber de educar su voluntad, para que sepan cuáles son sus obligaciones y las cumplan en cada momento. Tenéis que inculcarles que en la vida hay que hacer cosas que, muchas veces, no nos apetecen ni nos gustan, pero que son necesarias. Lo bueno no siempre es lo que nos gusta, y lo bueno (estudiar, por ejemplo) hay que hacerlo, aunque suponga un esfuerzo. Por supuesto, también tenéis que recompensarles por el trabajo bien hecho. Y para ello no siempre es necesario vaciar la cartera. A veces, una felicitación cariñosa, un abrazo o un "estoy muy orgulloso de tÍ",vale más que todo el oro del mundo.

Muchos de vosotros tenéis uno o dos hijos como mucho, por eso, ellos, a veces, se creen el ombligo del universo. Tenéis que hacerles ver que no están solos en el mundo, que hay otros muchos niños, no tan afortunados como ellos, con los que deben ser solidarios. La SOLIDARIDAD es la mejor escuela de la vida de vuestros hijos y en ella vosotros deberíais ser sus mejores maestros.

También tenéis la obligación de explicarles a vuestros hijos para qué los habéis traído al mundo, qué sentido tienen sus vidas, porque si no pueden pensar que el sentido de la vida es solamente divertirse, beber, las drogas, el sexo, comprar.....y poco más. A nosotros el sentido nos lo indicó una estrella, que nos llevó hasta Belén y allí descubrimos al NIÑO-DIOS, que desde entonces es el que ha dado sentido a nuestras vidas. El es el que hace posible que desde hace tantos años sigamos visitando vuestras casas, sin desfallecer. Sin Ël no lo podríamos conseguir. ¿Habéis descubierto ya vuestra estrella? Sin ella, todo lo que os hemos dicho anteriormente es más difícil de conseguir.

¡Ah!, se me olvidaba, muchos de vosotros nos habéis preguntado qué les podéis regalar a vuestros hijos este año. Gaspar, Melchor y yo lo hemos hablado y hemos llegado a la conclusión que el mejor regalo que les podéis hacer es un poco más de vuestras personas y de vuestro TIEMPO. Ellos lo agradecerán algún día. Y, si no, ¿qué importa? A fin de cuentas habréis cumplido con vuestra obligación de padres, ya que es una de las cosas más importantes y bonitas que puede hacer alguien en este mundo. Y eso llenará vuestras vidas de felicidad y sentido.

Atentamente, Gaspar, Melchor, y, en su nombre, Baltasar.

¡Feliz Navidad!

José Teófilo Martín Losada
Presidente de la Asociación Internacional del Teléfono de la Esperanza en Extremadura
teomartin@telefonodelaesperanza.org

 

Libros

100 oraciones de Cartujos

La vida silenciosa de las Cartujas despierta la curiosidad de muchas personas por saber qué se esconde tras sus muros impenetrables e, inmediatamente, se desborda la imaginación pensando esto o aquello. Pero queda siempre un reducto de incomprensión porque sabemos que hay algo que se nos escapa.

Cuando nos informamos sobre el modo de vida de estos ermitaños nos impresiona su austeridad y su silencio. También el saber que es una orden que nunca ha sido reformada, permaneciendo fiel a la inspiración y carisma de san Bruno, su fundador. Todo lo que sabemos de ellos, aunque nos da una idea de su vida, no consigue apaciguar nuestra curiosidad, antes bien, la azuza a la búsqueda de nuevos detalles y explicaciones.

Para el alma sensible y atenta, muchos de los enigmas, y el centro de todos ellos, encuentran alguna explicación en este bello libro que nos traslada al núcleo de la mística cartujana. Los cartujos se retiran a una vida de soledad. La mortificación a que someten su cuerpo y la dura disciplina se ordena a un fin sublime: el encuentro con Dios. Su horario está organizado de manera que se privilegia el tiempo de oración, de verdadero diálogo del hombre con Dios. Y en ese diálogo, los cartujos tienen presente a toda la Iglesia y al mundo todo.

En este volumen se han ordenado las oraciones en cinco apartados: a Dios Padre, a Dios Hijo, a Dios Espíritu Santo, a Santa María y a los santos propios de la orden. En todas ellas se percibe la huella del amor, de un amor no improvisado sino grabado profundamente en el corazón. Están extraídas de la tradición cartujana, de sus autores más señalados (muchos de ellos desconocidos para nosotros, y otros no, como el gran Dionisio).

Nos sorprende ver cómo el alma se inflama de amor hacia Dios. Todo, desde lo más normal como puede ser ver una casa hermosa, es puesto en relación con la Fuente de la vida. A través de este libro podemos nosotros gozarnos de la riqueza cartujana y, también, alimentar nuestra espiritualidad para que, cada vez más, se centre en el Único necesario.

David Amado.
Forumlibertas.com

Vamos al cine

Bolt

La compra de Pixar Animation por Walt Disney Pictures, y la consiguiente ascensión de los creadores de Pixar -liderados por John Lasseter- a los puestos directivos de la división de dibujos animados de Disney, puede alargar durante décadas la actual edad de oro del cine de animación. Esta unión se inició con una notable película en 3D de Disney -Descubriendo a los Robinsons- y dos obras maestras de Pixar -Ratatouille y Wall-E-, y ahora se consolida con Bolt, otro filme excelente, surgido esta vez como proyecto en 3D de Disney.

Asentada en una sólida premisa narrativa -similar a la de El Show de Truman-, Bolt desarrolla una inquietante crisis de identidad, que recuerda a la que sufría Buzz Lightyear en Toy Story. Y, a partir de ella, lanza una durísima crítica al negocio televisivo y a los representantes de actores, dominados en el filme por un materialismo economicista y deshumanizado, en el que no caben los escrúpulos morales.

De todas formas, más allá de ese lúcido alegato, Bolt ofrece una emotiva apología de la amistad, la lealtad, la valentía, la responsabilidad social, el trabajo bien hecho, la capacidad de sacrificio, que cautiva al espectador de principio a fin. Porque, además de muy bien escrito, se hace realidad a través de una animación 3D de altísima calidad, impresionante en su ritmo narrativo, sorprendente en su riqueza gestual y muy mejorada en cuanto a los movimientos de los personajes más realistas.

Con todo lo dicho, queda claro que los aficionados a la animación van a disfrutar de lo lindo en los próximos años, gracias a la capacidad taquillera de las divertidas comedias de DreamWorks y a las lecciones magistrales de buen cine del dúo Disney-Pixar, Pixar-Disney, tanto monta, monta tanto.

www.cinemanet.info

 

De web en web

Vídeo de reyes

Lo más curioso de www.navidadessorprendentes.com  es que es una campaña publicitaria de una conocida marca de juguetes, que ha jugado (nunca mejor dicho) de manera maravillosa y extraordinaria con las expectativas navideñas de los niños, para marcar donde termina la ilusión y donde comienza el estúpido manejo comercial de estos días. En otras palabras, ha enmarcado lo educativo del pre-regalo y manejado positivamente el mensaje. Digno de ser visitado por padres y familiares con niños menores de más o menos 8 años. Y los que no, seguro que os encantará también. Yo me he enviado mi vídeo

Casimiro Muñoz


Celebrar la fe

Celebramos II Domingo después de Navidad

Libro del Eclesiástico 24, 1-2. 8-12

La sabiduría se alaba a sí misma, se gloría en medio de su pueblo, abre la boca en la asamblea del Altísimo y se gloría delante de sus Potestades. En medio de su pueblo será ensalzada, y admirada en la congregación plena de los santos; recibirá alabanzas de la muchedumbre de los escogidos y será bendita entre los benditos.

El Creador del universo me ordenó, el Creador estableció mi morada:

­Habita en Jacob, sea Israel tu heredad.

Desde el principio, antes de los siglos me creó, y no cesaré jamás. En la santa morada, en su presencia, ofrecí culto y en Sión me establecí; en la ciudad escogida me hizo descansar, en Jerusalén reside mi poder.

Eché raíces entre un pueblo glorioso, en la porción del Señor, en su heredad, y resido en la congregación plena de lo santos.

Salmo 147, 12-13. 14-15. 19-20

R. La Palabra se hizo carne y acampó entre nosotros.

Glorifica al Señor, Jerusalén; / alaba a tu Dios, Sión: / que ha reforzado los cerrojos de tus puertas, / y ha bendecido a tus hijos dentro de ti. R.

 

Carta de san Pablo a los Efesios 1, 3-6. 15-18

Bendito sea el Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos ha bendecido en la persona de Cristo con toda clase de bienes espirituales y celestiales.

Él nos eligió en la persona de Cristo, por pura iniciativa suya, a ser sus hijos, para que la gloria de su gracia que tan generosa nos ha concedido en su querido Hijo redunde en alabanza suya.

Por eso yo, que he oído hablar de vuestra fe en Señor Jesús, el Padre de la gloria, os dé espíritu de sabiduría y revelación para conocerlo. Ilumine los ojos de vuestro corazón, para que comprendáis cuál es la esperanza a la que os llama y cuál la riqueza de gloria que da en herencia a los santos.

 

Evangelio según san Juan 1, 1-18

En principio ya existía la Palabra, y la Palabra estaba junto a Dios, y la Palabra era Dios. La Palabra en el principio estaba junto a Dios. Por medio de la Palabra se hizo todo, y sin ella no se hizo nada de lo que se ha hecho. En la Palabra había vida, y la vida era la luz de los hombres. La luz brilla en la tiniebla, y la tiniebla no la recibió.

Surgió un hombre enviado por Dios, que se llamaba Juan: éste venía como testigo, para dar testimonio de la luz, para que por él todos vinieran a la fe. No era él la luz, sino testigo de la luz.

La Palabra era la luz verdadera, que alumbra a todo hombre. Al mundo vino y en el mundo estaba; el mundo se hizo por medio de ella, y el mundo no la conoció. Vino a su casa y los suyos no la recibieron.

Pero a cuantos la recibieron, les da poder para ser hijos de Dios, si creen en su nombre. Éstos no han nacido de sangre, ni de amor carnal, ni de amor humano, sino de Dios.

Y la Palabra se hizo carne, y acampó entre nosotros, y hemos contemplado su gloria: gloria propia del Hijo único del Padre, lleno de gracia y de verdad.

Juan da testimonio de él y grita diciendo:

-Éste es de quien dije: "El que viene detrás de mí pasa delante de mí, porque existía antes que yo".

Pues de su plenitud todos hemos recibido, gracia tras gracia. Porque la Ley se dio por medio de Moisés, la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo. A Dios nadie lo ha visto jamás: el Hijo único, que está en el seno del Padre, es quien lo ha dado a conocer.

 

Lecturas bíblicas para los días de la semana

 5, lunes: 1 Jn 3, 11-21; Jn 1, 43-51.
 6, martes: Is 60, 1-6; Ef 3, 2-3a. 5-6; Mt 2, 1-12.
 7, miércoles: 1 Jn 3, 22-4, 6; Mt 4, 12-17. 23-25.
 8, jueves: 1 Jn 4, 7-10; Mc 6, 34-44.
 9, viernes: 1 Jn 4, 11-18; Mc 6, 45-52.
10, sábado: 1 Jn 4, 19 - 5, 4; Mt 4, 14-22.
11, domingo: Is 42, 1-4. 6-7; Hch 10, 34-38; Mc 1, 7-11.

 

La liturgia...paso a paso

El esplendor de tu luz

La liturgia de este día levanta el vuelo para presentar la Encarnación de Dios no con el ropaje propio de las narraciones de los evangelios sinópticos que tan bien han cuajado en la plasticidad de tantos belenes que, desde nuestros hogares hasta las catedrales y parroquias, pasando por muchas plazas de nuestros pueblos, la han anunciado al pueblo sencillo y a nuestros niños, sino con las categorías teológicas y salvíficas que tiene dicho Misterio. Ya en la primera oración se levanta el vuelo: "Dios poderoso y eterno, luz de los que en ti creen, que la tierra se llene de tu gloria y que te reconozcan los pueblos por el esplendor de tu luz".

Si nos adentramos en la segunda lectura, nos damos de bruces con unos textos en los que las palabras se agolpan para expresar los infinitos beneficios que nos ha traído a los hombre la realidad de que el Unigénito del Padre se haya hecho hombre y Primogénito de la nueva creación. Ya desde ese momento el ser hombre, nacer de mujer, lleva consigo la marca de Cristo y una apertura hacia Dios que sería impensable sin el conocimiento de este Misterio.

San Pablo, consecuentemente, transforma el anuncio de la Encarnación en una acción de gracias: "Bendito sea Dios... que nos ha bendecido en la persona de Cristo... Él nos eligió en la persona de Cristo, antes de crear el mundo para que fuéramos santos....Él nos ha destinado en la persona de Cristo, por pura iniciativa suya, a ser sus hijos".

El evangelio nos presenta el vuelo parabólico en el que san Juan se adentra para presentarnos el misterio de la Encarnación partiendo del seno de la Santísima Trinidad hasta llevarnos a la estremecedora realidad de que "la Palabra se hizo carne y acampó entre nosotros" y que esa cercanía está abierta al encuentro que sólo depende de que lo aceptemos.

Antonio Luis Martínez

 

El Santo de la semana

8 de enero: San Severino (+482)

Se desconoce el lugar y la fecha de su nacimiento. Pero como dijo Severino a su biógrafo, "poco importan los orígenes de la persona en su camino hacia Dios".

En su intento de buscar la perfección cristiana se retiró a la vida eremítica en un desierto de Oriente. Aunque a mediados del siglo V, a raíz de la muerte de Atila, llamado el "azote de Dios" dejó su retiro eremítico para estar junto a los que habían quedado abatidos por los ataques de los bárbaros hunos.

Su presencia en tierras bávaras y húngaras era un testimonio de paz, aplacó a los violentos, convirtió a los infieles, fundó monasterios e impartió instrucción religiosa. Su palabra era una invitación a la penitencia y a la conversión.

Eugipio, su discípulo y biógrafo, da testimonio de que el Señor reafirmaba con signos y prodigios la labor evangelizadora y civilizadora de Severino.

A Severino se le ha considerado abad porque se vio rodeado de un grupo de cristianos que optaron por la vida cenobítica y lo tuvieron como maestro en su vida espiritual.

San Severino murió en la antigua provincia romana del Nórico (en la actualidad, Austria) el 8 de enero del año 482, murió rodeado de sus monjes dirigiéndoles paternales exhortaciones de despedida y recitando el último salmo: "Alabad al Señor en su templo".

En el año 488 invadieron y saquearon su monasterio y los monjes huyeron llevando los restos de San Severino cerca de Nápoles donde estuvieron depositados durante nueve siglos y después de sucesivos traslados, desde principios del siglo XIX sus restos son venerados en Fratta Maggiore.

Feliz año 2009, esperemos que según los augurios de los expertos en economía no sea un año tan "severo" y se quede en un año un poco "severino".

Gonzalo Encinas Casado

 

Dichos y preguntas

¿Quiénes fueron los Reyes Magos?

El término 'magos' (magoi) que aparece en Mt 2, 1 se refiere a lo que en la antigüedad se denominaba 'sabios'; en este caso fueron hombres sabios que vinieron 'del Este' (Mt 2, 1), lo cual puede ser una referencia a Arabia, Mesopotamia o algún lugar más al este de Palestina. El hecho de que fueran guiados por una estrella (2, 2) sugiere que fueron instruidos en astrología o en la ciencia de la navegación y en el cálculo del tiempo por medio de las configuraciones estelares. Esto se refuerza con las investigaciones hechas por G. Messina, según las cuales la palabra 'mago' parece derivarse de la forma persa 'maga', don, que es la revelación del Sabio del Señor (Magda) anunciada primeramente a Zoroastro. Y de aquí también el llamarse 'magu' y 'mogu': participadores del don. Mago, pues, viene a ser discípulo de Zoroastro.

Antes del siglo VI ningún autor afirma expresamente que fueran reyes, salvo, quizá Tertuliano que sugirió que se trataba de 'casi reyes' ('fere reges': cf. Adv. Jud., 9 and Adv. Marc., III.13), y esto se hizo popular por interpretar así la referencia al Salmo 72, 10 (los reyes de la tierra se postrarán y le ofrecerán sus dones) que parece estar implícita en el relato de San Mateo. El arte los presenta como reyes ya desde el siglo VIII, mientras que en las pinturas de las catacumbas de Santa Priscila, de comienzo del siglo II-IV, los representa sólo como nobles persas.

El Nuevo Testamento calla sobre el número y su pretendida realeza. Fue Orígenes quien por ver primera propuso que fueran tres magos en razón de los tres dones ofrecidos al niño (cf. Mt 2, 11).

A partir del siglo VIII recibirán nombres, con algunas variaciones (los primeros fueron Bithisarea, Melchior y Gathaspa). Los hoy corrientes Gaspar, Melchor y Baltasar, se los da, en el siglo IX, el historiador Agnello, en su obra 'Pontificalis Ecclesiae Ravennatis'. Ya en la Edad Media fueron incluso venerados como santos. Y también la escena de los magos adorando al Niño Jesús se convirtió en tema favorito en el arte de los bajorrelieves, miniaturas y vitrales.

P. Miguel Ángel Fuentes, I.V.E.
www.teologoresponde.com.ar


Última

Entrevista a Manuel Vélez, misionero diocesano en Perú

Viviendo la Navidad en tierras andinas

Seguro que alguna vez se ha preguntado si la Navidad se celebra de igual manera en todos los lugares del mundo. En esta entrevista conoceremos de la mano de Manuel Vélez Álvarez, misionero diocesano en Perú, cómo se vive la Navidad en Leymebamba, diócesis de Chachapoyas.

¿Cómo se celebra la Navidad en Leymebamba?

La Navidad se celebra allí de una forma muy distinta. El día más importante para un peruano de los Andes es Nochebuena, en la que se celebra la típica Misa del Gallo, al igual que aquí. Pero el resto de fiestas allí no tienen relevancia de ningún tipo. Por ejemplo, aquí es tradicional la fiesta de Reyes, el 6 de enero, allí, en cambio, ése es un día lectivo. A nivel litúrgico se celebra la bajada de Reyes, como dicen los peruanos, pero no hay ese trajín de regalos como en España.

La Navidad en Perú es una fiesta con una religiosidad mucho más marcada que aquí y se vive de una manera más sencilla. La comida típica en Nochebuena es el pollo frito, porque es lo que tenemos en casa. Fuera del pollo frito, del arroz y de la patata no hay ninguna otra cosa.

Nuestra cultura occidental ha devaluado tanto la Navidad que ha quedado como una época de luces y de consumo...

-La causa no es sólo de tipo cultural sino también está en la identidad europea, que es distinto del sudamericano. A nosotros nos domina la razón, la lógica y el cálculo. Sin embargo, el peruano es más sentimental, todo lo vive a nivel profundo, a nivel personal, dejándose llevar por los sentimientos y el afecto. La religiosidad viene dada por su propia naturaleza. Nosotros nos planteamos la religión desde el punto de vista científico, el razonamiento, el dogma y teología.

Ellos hacen de la Navidad una fiesta que nace de dentro, no hay tanto alboroto ni adorno como aquí.

También por desgracia la situación económica no les permite vivir la Navidad de otra manera.

Es completamente distinto. Allí hicimos el año pasado un concurso de belenes peruanos, muy diferentes de los españoles. Ellos hacen su Portal de Belén en casa, salen al bosque y recortan ramas de árboles, hacen una pequeña cuevita en casa con hojas y ramitas naturales. En esta cueva ponen la figura de San José, la Virgen y el Niño Jesús, lo ponen en alto, y a partir de ahí en escalones descendentes van colocando distintas figuritas de animales -la vaca, el buey, el perro y todo lo que se les ocurre- mirando al centro de la existencia, el nacimiento de Jesús. En uno de los belenes habían colocado, entre los animalitos, hasta un tanque de EE.UU., con la bandera incluida, también mirando al Niño Jesús.

¿Ese carácter de sencillez se vive también en la religiosidad?

Hace un año el obispo de Chachapoyas me nombró asesor diocesano de la Renovación Carismática, esto me ha dado la oportunidad de conocer muchas comunidades. Un ejemplo del carácter peruano es el siguiente: nosotros queríamos hacer unos encuentros de oración mensuales para los 30 pueblos de la parroquia, los sábados por la mañana, para lo cual teníamos que movilizar a la gente para que dejaran el campo, su ganado y su quehacer diario y venirse al encuentro de oración; las razones que yo encontraba para motivarlos eran razones teológicas -la importancia de la oración, de la adoración al Santísimo, de la comunidad,...- y no convencí a nadie. Un sacerdote de la Renovación Carismática se puso en medio de la gente y le dijo: "Vuestra huerta, ¿de quién es? La gente contestaba: pues de Diosito. Pues entonces un sábado al mes dejadlo para que Él lo cuide y vosotros os venís al encuentro de oración". A partir de esa reflexión tenemos a 300 ó 400 personas reunidas un sábado al mes en oración, muchos caminan 3-4 horas a la ida y otras tantas a la vuelta. Ésta es su religiosidad: más por lo que ellos viven, que por los razonamientos.

El concepto de parroquia allí, con 30 pueblos, difiere mucho del de aquí, ¿no?

Es abismal. No es sólo la religiosidad y la motivación que ellos tienen sino también lo que significa Dios para ellos. Él es alguien esencial en sus vida y si hay que abandonar una cosa, convencidos que Dios la cuida, pues ellos la abandonan y dejan que Dios haga lo que tenga que hacer. Todo, gracias al valor que ellos le dan al encuentro humano y a la presencia de Dios en sus vidas. Redacción

Redacción

 

Patrimonio cultural de nuestra Iglesia

Montijo (V)

Mi personal afecto e interés por las ermitas y santuarios marianos de la Baja Extremadura me incitan a ofrecer a los lectores algunas referencias sobre la de Nuestra Señora de Barbaño, advocación y devoción que el historiador emeritense Moreno de Vargas (1633) quiere retrotraer a tiempos visigodos, aunque para nosotros, analizadas las leyendas que se ciernen sobre diversas imágenes medievales, basta para dar cuenta del origen de muchas de ellas y de sus santuarios el avance reconquistador del siglo XIII. Así lo hemos justificado en el caso de la Virgen del Ara de Fuente del Arco o en la de Carrión de Alburquerque, afectas en su entorno, ciertamente, por abundantes restos arqueológicos de la romanidad tardía y época visigoda.

Es cierto que en 1605 los Visitadores santiaguistas nos describen la imagen primitiva de Nuestra Señora de Barbaño, a la sazón de bulto entero, como "muy pequeña y muy antigua". Sin embargo las primeras fuentes documentales sobre la ermita no son anteriores a 1556; momento en el que su construcción, iniciada en 1553, sólo contaba con la capilla mayor, cuya techumbre era de madera de pino y caña, más la mitad del cuerpo de la nave de la iglesia, que se iba se va haciendo, por lo que se manda "que se continúe la obra hasta que se acabe el dinero, como va començada". De ahí que en 1605 se nos describa ya como "un cuerpo de iglesia todo de ladrillo y cantería ... y delante de la puerta, por donde se entra en la dicha ermita entre el poniente y regañón tiene un portal grande en el qual ay çinco arcos de ladrillo, los tres en la delantera y los dos a los lados (...). El cuerpo de la dicha ermita y capilla está sobre dos arcos de ladrillo (...). La capilla [mayor] ... es más angosta que el dicho cuerpo".

Más de cien años habrán de transcurrir para contar con nueva documentación sobre la ermita, en la que ya se nos avisa de la ampliación espacial que supuso otra nave, del lado de la epístola, denominada entonces "capilla del Santísimo Cristo", a la que ahora accedemos por los dos arcos que se abren en el muro correspondiente de la nave principal. En efecto, en junio de 1736 el carpintero emeritense José García de la Buelga se compromete a hacer, por nueve mil reales de vellón, en el cuerpo de la iglesia un artesonado de madera de Castilla, "con sus tirantes y cúpula moldada con cogollo de talla ... y en la capilla del Santísimo Cristo, que es una nave derecha, su doblado, a cinta de saetinno con su clavazón y tejado, y en el arco de la capilla mayor, una reja de palo torneado con su cercha y escudo de talla pintado de colores...".

Luego vendrá, sin que podamos precisar fechas exactas, la sustitución de la madera por las bóvedas (media naranja para la capilla mayor, bóveda de cañón con lunetos sobre arco fajón en los dos tramos de la nave principal, bóvedas de aristas en los tres pequeños tramos de la nave lateral), lo que pudo tener lugar, como precisa Iglesias Unión (Historia, Religión y Fe en Nuestra Señora de Barbaño, 1999), en la obligada reedificación de 1813, pasada que fue la francesada. De la segunda mitad de nuestro siglo XX, todo un acierto plástico, es ya el precioso porche delantero, de arcos de medio punto sobre recias columnas de granito.

Francisco Tejada Vizuete


Han dicho...

Benedicto XVI:

"Todo hombre, toda sociedad necesita una cultura abierta a la dimensión antropológica, moral y espiritual de la existencia".

Federico Lombardi S.I., director de la Oficina de Información de la Santa Sede:

"La misma esencia del cristianismo, el anuncio de Cristo, rostro de Dios, muestra la necesidad de evangelizar con las imágenes, y por tanto también con el vídeo y la televisión".

Raniero Cantalamessa, predicador de la Casa Pontificia:

"Nosotros, como decía san Francisco, concebimos a Cristo cuando lo amamos con sincero corazón y con conciencia recta, y lo damos a luz cuando realizamos obras santas que lo manifiestan al mundo".

Cardenal Antonio Cañizares, nuevo Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos:

"Creo que es un error cuando algunos tratan de cercenar a la Iglesia. Que se escuche a la Iglesia: me gustaría oír hablar a muchos de nuestros políticos de los derechos humanos como lo hace el Papa".

Agencias


Noticias de América latina

http://www.aciprensa


Return to Camino